Está en la página 1de 3

HISTORIAS DE HIMNOS

ÉL ME SOSTENDRÁ

Título en inglés He will hold me fast

Letra 1906 Ada Ruth Habershon

Música 1906 Robert Harkness

Versión en español Vicente Mendoza

Texto bíblico Isaías 41:10

Robert Harkness era un conocido pianista cristiano. Trabajó con varios misioneros
viajando en campañas evangelísticas por Norteamérica y Europa.

Un día de 1906, durante una campaña en Toronto, Canadá, un joven recién convertido por
cuya alma había estado trabajando le expresó el temor a no ser capaz de mantenerse
firme. Harkness quiso mencionarle un himno para confortarlo pero no pudo recordar
ninguno. Uno o dos días después en una carta a la señorita Ada Habershon, de Londres, le
mencionó la necesidad de una canción que diera la seguridad definitiva de tener éxito en
la vida cristiana. Ada era una compositora británica quien escribió la letra de varios
himnos en inglés y en alemán. Las semanas pasaron y un par de meses más tarde durante
una gran campaña en Filadelfia, recibió un conjunto de siete cantos escritos por la
señorita Habershon. Mientras el Dr. Torrey predicaba su sermón una tarde, Robert se
ausentó de la predicación y se ocupó en escribir la música para los siete himnos. Uno de
estos era “El me sostendrá”. Esa misma noche fue cantando por primera vez por Chas. M.
Alexander ante una audiencia de 4,000 personas. Su éxito fue inmediato y ha seguido
siendo uno de los favoritos de las congregaciones. Ha sido traducido a muchos idiomas.

OH QUE AMIGO NOS ES CRISTO

El texto de este himno fue escrito por Joseph Scriven quien nació en Dublín, Irlanda en
1819. Fue maestro, tutor y predicador laico, recordado por sus contemporáneos por su
labor filantrópica a favor de los pobres y por su devoción religiosa. En 1845 estaba a punto
de contraer matrimonio,
pero la noche anterior de la celebración su novia sufrió un accidente fatal. Cruzaba a
caballo un puente sobre un río caudaloso, y el animal la arrojó a las aguas ahogándose a la
vista de su novio.

Sacudido por la tragedia, Scriven emigró a Canadá, afincándose primero en Toronto y


luego en Port Hope donde trabajó como tutor de numerosas familias.

Allí se enamoró de Eliza Roche y en 1854 estaban a punto de casarse cuando la novia cayó
enferma de un resfriado, que comprometió su salud y luego de 3 años de convalecencia,
falleció.

Scriven escribió en 1857 su famoso himno con la intención de consolar a su madre,


desesperada por la infelicidad de su hijo. El título original del himno fue “Pray without
ceasing” (Ora sin cesar) y no fue conocido hasta el año de su muerte en 1886. Una copia
fue descubierta casualmente por su médico de cabecera quien lo cuidaba en su lecho. Al
preguntarle como había escrito algo tan bello, Scriven respondió: “El Señor y yo lo hicimos
juntos”. El 10 de agosto de ese año, en circunstancias que no fueron aclaradas, Scriven,
enfermo y deprimido salió de su casa. A la medianoche su cuerpo fue descubierto sin vida
en un arroyo cercano.

Posteriormente el músico y abogado norteamericano Charles C. Converse (1832-1918), le


puso música en 1868 y lo renombró, transformándose en el himno que todos conocemos
y amamos

“What a Friend We Have in Jesús” (Oh que amigo no es cristo)

El poema que encontró su vecino decía:

¡Oh qué amigo nos es Cristo!


El llevó nuestro dolor,
Y nos manda que llevemos
Todo a Dios en oración.
¿Vive el hombre desprovisto
De paz, gozo y santo amor?
Esto es porque no llevamos
todo a Dios en oración.

Un buen versículo que acompaña a este poema se encuentra en 1ª de Pedro 5:7 "Echando


toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros."
NO VALGO POR MI POSESIÓN

Autores: Keith Getty, Kristyn Getty y Graham Kendrick

Compositores: Keith Getty, Kristyn Getty y Graham Kendrick

Título en inglés: My Worth is Not in What I Own

Basado en el versículo: 1 Corintios 6:19-20

YA PERTEZCO A CRISTO

AUTOR Norman J. Clayton

COMPOSITOR Norman J. Clayton