Está en la página 1de 3

Victoria Penagos Salas

Universidad Javeriana
Historia Social de la Comunicación.

RESEÑA: REDES Y CIVILIZACIONES EN EL MUNDO ANTIGUO: 3500 a. e. v – 200


e.v

Redes y civilizaciones en el mundo antiguo es el tercer capítulo del libro las redes humanas,
obra literaria del autor John Robert McNeill junto con su padre William H. McNeill ambos
escritores e historiadores. Publicado por primera vez en diciembre del año 2003 por la
editorial W.W Norton & Company de Nueva York.
368 paginas de sobre la historia de las primeras civilizaciones, pero el enfoque estará
concentrado en 47 páginas, con más precisión, en el capitulo número tres.

El autor abre el comienzo con datos importantes sobre lo que significa ser una civilización.
Relaciones con forasteros, intercambio de bienes y servicios, rentas, impuestos, etc. Una
vez establecidos estos conceptos bases el autor dirige al lector a la cultura sumeria.
Que alcanzó su grandeza en primer lugar por su importante sistema fluvial el Tigris –
Éufrates, ¿se ha dado cuenta usted que las capitales más importantes del mundo cuentan
con un sistema portuario? ¿coincidencia? No lo creo.
Y que interesante porque estos primeros encuentros entre forasteros, mercaderes, entre
otros son indicio clave de relaciones a partir de la comunicación porque existía una
generalidad de signos tales como el intercambio y el dinero.

Además, las ciudades sumerias estaban compuestas por un grupo de ciudadanos que
cultivaban tierras de regadío y dirigían unidades domésticas trabajadoras entre familiares y
algunos esclavos importados. Estos ciudadanos eran personas muy importantes puesto que,
junto con los sacerdotes, administraban las ciudades.
Es que la construcción de diques y canales no era tarea fácil, las ciudades empezaban a
crecer e incluso se necesitaba la ayuda de forasteros que observaron esto como una
oportunidad empresaria. Llevar agua desde los ríos hasta los campos en el momento y la
cantidad precisa era una tarea que requería un nivel avanzado de cooperación.

Aquí se despliega una idea importante: la tecnología y el ingenio con la que contaba esta
población. Sus productos tales como el paño de lana, armas y herramientas sofisticadas,
cerámicas con diseños exquisitos… Construcción de templos magníficos con el fin de
garantizar el favor de los dioses… Canales, piques, arados y barcos de vela. Todos estos
son elementos importantísimos para la nueva forma de sociedad que implica dar el salto a
la civilización. Mucho más grande que todo esto es el nivel de coordinación de ideas
colectivas que cada individuo creía con todo su ser y disponía su vida ante ellas.

Por supuesto esto significaba progreso, donde los autores relatan de manera muy clara y
específica mediante las comparaciones con las sociedades de la estepa euroasiática. Lo que
conduce a una pregunta muy importante, ¿por qué los sumerios obtuvieron semejantes
avances a comparación del resto de poblaciones alrededor del mundo en aquella época?
Con los conocimientos reunidos hasta ahora resulta evidente la respuesta.
El contacto que se llevaba entre esta comunidad era absurdo, claro que las ventajas
militares, la agricultura, sistemas fluviales eran significativas, pero en Eurasia también
tenían sus fuertes tales como el ganado vacuno y los caballos. ¿por qué unos explotan sus
recursos más que otros? De hecho, este capítulo menciona que los barcos eran más antiguos
que los sumerios y muy probablemente los carros y arados también se inventaron en otra
parte del mundo, pero aun así fueron los sumerios quienes les dieron mayor uso. Podría
decirse que el autor lo menciona de manera implícita por ejemplo cuando dice que el
contacto entre los centros urbanos y las comunidades lejanas se multiplicaron y eso condujo
al desarrollo de artículos de lujo que se convirtieron en símbolo de la posición social de las
élites locales distinguiéndose así de la gente común. La organización social era
estructurada lo que quiere decir que en la jerarquía la cabeza transmitía una orden y se
acataba por el cuerpo. La creencia del mito de que los dioses estaban acompañándolos
vigorosos y dichosos por su impulso económico, social y cultural era un motor
imprescindible para el éxito de esta sociedad.

También el hecho de que incluso protegían la caravana de los mercaderes ajenos a sus
tierras demuestra un nivel de mentalidad exageradamente avanzado a comparación de sus
sociedades vecinas.

El hilo rojo de la comunicación. Del mito a la organización social, de la organización social


a la cooperación, de esta al nacimiento de más conceptos abstractos como el impuesto y la
renta, de estos conceptos entonces luego los recursos para la explotación minera y viajes
para conseguir otros materiales… Es en verdad una red que conecta todo, nada se queda por
fuera. Un efecto dominó en bucle.

Esto no es todo, aún tenemos dos ejemplos increíbles de civilización para solidificar aun
mas el hecho de que la comunicación sea el pilar más del progreso. Otros sistemas fluviales
importantísimos eran los del Nilo y el Indo. A partir de estos dos se formó lo que los
autores llaman “La gran red metropolitana”.

Las ciudades del Indo eran maestras innatas en el arte de manipular el agua. Sabían como
destilarla y convertirla en agua potable; magia pura. Tuvieron el primer sistema de
alcantarillado.

Por otro lado, el Nilo contenía unas ventajas geográficas magnificas que el faraón usaba a
su favor para repartir alimentos y recaudar impuestos para la creación de pirámides además
de la fuerza laboral para la construcción de estas. El alcance resulta esplendido, llegar a
tantas personas para cumplir los deseos de un solo individuo sin hacer preguntas. ¿Cómo?
Bajo el mismo motor de los sumerios: los ciudadanos creían firmemente que el faraón era
la encarnación de uno de sus dioses.
Con las leves inundaciones que se presentaban dejando por fuera la necesidad de canales,
no resultaba loco pensar que Egipto estaba bendecido. Gracias a esta particularidad los
egipcios llevaron a cabo el regadío de cuenca, el agua excedente regresaba al rio lo que
impedía la acumulación de sal que ese sí era el caso de los sumerios. También los grandes
desiertos estaban a su favor para la defensa de tierras. Esto, aunque dificultaba al mismo
tiempo la comunicación con otras sociedades, no era ningún impedimento hasta hoy en día
se observan cualidades egipcias en muchas partes de áfrica.
Si nos dejamos llevar a otras zonas como China volvemos a recalcar la unidad del pueblo
mediante deidades, esta población un poco más organizadas ya que dividían lo divino y
espiritual de lo político y militar. No era una división abrupta pero cada cosa tenía su lugar
por decirlo coloquialmente. Al principio las ciudades de esta zona geográfica se
conformaban por la atracción de extranjeros lejanos a estas tierras, otro enorme indicio de
comunicación, por ende, cooperación clave y reflejo en el caso de los sumerios.

Para asentar la importancia de las grandes colectividades la metalurgia del hierro es un


excelente ejemplo. Por primera vez las mayorías rurales se interesaron en mantener los
intercambios con mineros, fundidores y mercaderes que suministraban a los herreros el
metal para la creación de herramientas. Rápidamente el hierro fue todo un éxito, regiones
del norte de Europa y áfrica empezaron a diseñar estrategias para acortar distancias. Esto
tiene por consecuencia: Expansión cultural. Así mismo se mencionan muchos otros casos
que optaré por dejar vírgenes al futuro lector.

Pero para cumplir finalmente con la teoría comunicativa con énfasis en los mitos religiosos
resulta imposible dejar por fuera las religiones comunitarias trasladables. Porque
originariamente cada cultura tenia sus propios dioses, nótese el nivel de expansión
comunicativa que ahora hablamos de uniformidad religiosa que incluso hasta hoy en día se
refleja en el cristianismo. Una nueva forma que sobrepasa la dimensión de territorio.

El capítulo profundiza aún mas con la civilización india (de nuevo encontramos un sistema
ligado al mito de divinidad), también las civilizaciones griegas y romanas (una vez mas
mitos/dioses y no solo se queda ahí también profundiza en aspectos de población, entorno y
enfermedad. Sobretodo como esta ultima es capaz de arrebatarlo todo. Aún así el ser
humano resurge desde el comienzo y utiliza las mismas herramientas de sus origines para
volver a cultivar comunidad.

Una lectura muy interesante puesto que la información que contiene es tan detallada que
permite un número amplio de desarrollo de hipótesis y teorías, el hilo de conectividad no
desaparece a medida de que se avanza si no que se flexibiliza tal y como sucede con
nuestro lenguaje humano.

También podría gustarte