Está en la página 1de 1

¿Quieres saber qué le sucede a este monstruo carismático?

Bueno, hoy está


extraño, confundido, abrumado... no sabe qué le pasa. Afortunadamente podemos
ayudarle, como la niña del libro: "Te has convertido en un desastre de emociones,
y todo mezclado no funciona bien"... "Si quieres, te ayudo a poner orden".

A partir de aquí, el monstruo, con la ayuda de la niña, comenzará a ordenar y


clasificar sus emociones. Identificando cada emoción con un color, encontraremos
una descripción de cada una de ellas. Por lo tanto, la primera será la alegría,
identificada con el color amarillo: es contagiosa, te hace reír, saltar, bailar, jugar...
cuando estás feliz, quieres compartir ese sentimiento con los demás.

Luego viene la tristeza, azul "con el mar". Te hace acurrucarte, quieres estar solo,
sin querer hacer nada.

Luego viene el turno de la ira, que identificaremos con rojo, porque es feroz como
el fuego. Te sientes enojado, se ha cometido una injusticia y quieres descargar la
ira en los demás.

El miedo continuará, negro. "Cuando tienes miedo, te vuelves pequeño e


insignificante... y crees que no puedes hacer lo que se te pide".

Y terminaremos con la calma, verde "como los árboles". "Cuando estás tranquilo,
respiras lenta y profundamente. Te sientes en paz".

Ahora tenemos todas nuestras emociones clasificadas, cada una tiene un color
diferente y su lugar, por lo que funcionan mucho mejor.

Pero, por un momento, esto no ha terminado, parece que nuestro monstruo tiene
una nueva emoción. "Y ahora ... ¿puedes saber qué te pasa?"