Está en la página 1de 7

EN LO PRINCIPAL : Querella.

PRIMER OTROSÍ : Diligencias.


SEGUNDO OTROSÍ : Patrocinio y Poder.
TERCER OTROSÍ : Acompaña documentos
CUARTO OTROSÍ : Forma especial de notificación.

S. J. DE GARANTÍA DE SANTIAGO (3°)

VIOLETA ARRIAGADA PINTO, abogada, en representación judicial, según


consta en mandato que se acompaña en un otrosí de esta presentación, del
Ministro del Interior y Seguridad Pública, domiciliado en Teatinos N° 92, comuna y
ciudad de Santiago, en causa RUC 2100145261-1, RIT 762-2021 a V.S. con
respeto digo:

Que en mi calidad de representante judicial del Ministro del Interior y Seguridad


Pública, quien debe velar por el mantenimiento del orden y la seguridad pública en
el país, y de conformidad a lo dispuesto en el artículo 111 del Código Procesal
Penal, artículo 3° a), letra b), del Decreto con Fuerza de Ley Nº 7.912 deduzco
querella criminal en contra de NICOLAS ANDRES PIÑA PALOMERO, RUT
16.458.504-2, desconozco profesión u oficio y domicilio; y contra de todos quienes
resulten responsables como autores, cómplices o encubridores por el delito de
ARROJAR ARTEFACTO EXPLOSIVO Y/O INCENDIARIO, previsto y sancionado
en el 14-D de la ley de control de armas, HOMICIDIO FRUSTRADO A
CARABINERO DE CHILE EN ACTO DE SERVICIO, previsto y sancionado en el
artículo 416 del Código de Justicia Militar; y de cualquier otro ilícito que se
determine durante el transcurso de la investigación, en base a los argumentos de
hecho y de derecho que a continuación paso a exponer:

1
I. LOS HECHOS

La imputación que fundamenta la presente querella consiste en que el día 12


de febrero de 2020, siendo las 20:30 horas aproximadamente, personal de
Carabineros de dotación de diversas comisarías de la Prefectura Santiago Norte,
se encontraban al interior del vehículo policial con las siglas institucionales Z-7396
cumpliendo funciones de control de orden público, momento en el cual un grupo
indeterminado de sujetos comenzó a lanzar al carro policial diversos elementos,
destacando bombas incendiarias de fabricación artesanal, huyendo el personal
policial del móvil, el cual fue siniestrado en su totalidad.

En el contexto anterior, personal de Fuerzas Especializadas de Carabineros


identificó a uno de los sujetos que lanzó artefactos incendiarios, iniciando un
seguimiento a distancia, el cual culminó con su detención en calle Antonia López
de Bello con Bombero Núñez, de la comuna de Ñuñoa, a las 21:05 horas e
identificándolo como NICOLÁS ANDRÉS PIÑA PALOMERA, RUT 16.458.504-2.

II. EL DERECHO

Los hechos precedentemente descritos constituyen a juicio de este interviniente


en primer lugar al delito de ARROJO DE ARTEFACTO EXPLOSIVO Y/O
INCENDIARIO, ilícito previsto en el artículo 14 D de la Ley de Control de Armas,
que a continuación, paso a transcribir:

“Artículo 14 D.- El que colocare, enviare, activare, arrojare, detonare,


disparare o hiciere explosionar bombas o artefactos explosivos,
químicos, incendiarios, tóxicos, corrosivos o infecciosos en, desde o
hacia la vía pública, edificios públicos o de libre acceso al público, o
dentro de o en contra de medios de transporte público, instalaciones
sanitarias, de almacenamiento o transporte de combustibles, de instalaciones
de distribución o generación de energía eléctrica, portuarias, aeronáuticas o
ferroviarias, incluyendo las de trenes subterráneos, u otros lugares u objetos
semejantes, será sancionado con presidio mayor en su grado medio. La
misma pena se impondrá al que enviare cartas o encomiendas explosivas,
químicas, incendiarias, tóxicas, corrosivas o infecciosas de cualquier tipo.

2
Si las conductas descritas en el inciso precedente se realizaren en, desde
o hacia lugares u objetos distintos de los allí señalados, la pena será presidio
mayor en su grado mínimo.
Ejecutándose las conductas descritas en los incisos anteriores con
artefactos incendiarios, explosivos, tóxicos, corrosivos o infecciosos
cuyos componentes principales sean pequeñas cantidades de
combustibles u otros elementos químicos de libre venta al público y de
bajo poder expansivo, tales como las bombas molotov y otros
artefactos similares, se impondrá únicamente la pena de presidio menor
en su grado máximo, en el caso del inciso primero, y de presidio menor
en su grado medio, en el del inciso segundo.
Quien disparare injustificadamente un arma de fuego de las señaladas en
la letra b) del artículo 2º en, desde o hacia uno de los lugares mencionados
en el inciso primero será sancionado con la pena de presidio menor en su
grado máximo. Si lo hiciere en, desde o hacia uno de los lugares que indica
el inciso segundo, la pena será de presidio menor en su grado medio. Si el
arma disparada correspondiere a las señaladas en la letra a) del artículo 2º o
en el artículo 3º, se impondrá la pena inmediatamente superior en grado.”

Asimismo, los hechos antes indicados son calificables en el delito del artículo
416 del Código de Justicia Militar, que dispone los siguiente:

Art. 416 CJM: “El que matare a un carabinero que se encontrare en el


ejercicio de sus funciones será castigado con la pena de presidio mayor en
su grado máximo a presidio perpetuo calificado.”

Precisamente en el caso de lanzamiento o arrojo de artefactos explosivo y/o


incendiarios, tales como las bombas molotov, en un lugar público, genera sin
lugar a dudas un grave peligro para los ciudadanos que se encontraban en el
lugar; sumado a que los artefactos explosivos fueron lanzados directamente
al vehículo de Carabineros en servicio, poniendo en riesgo la vida, e
integridad física, de los mismos, quienes se encontraban desarrollan sus
labores de resguardar el orden y seguridad, con el fin de prevenir actos
violentos o delictivos, en cumplimiento de sus deberes legales y
constitucionales de garantizar.

III. LEGITIMACION ACTIVA

3
El artículo 111 inciso 3º del Código Procesal Penal dispone:

“Los órganos y servicios públicos solo podrán interponer querella cuando sus
respectivas leyes orgánicas les otorguen expresamente las potestades
correspondientes”.

De conformidad a lo dispuesto en el párrafo segundo del artículo 3° a) del Decreto


con Fuerza de Ley Nº 7.912, Ley Orgánica del Ministerio del Interior,
especialmente en su letra b), se faculta a esta autoridad, en cumplimiento de su
obligaciones dirigidas a la mantención de la seguridad, tranquilidad y orden
público, para deducir querellas criminales:

“b) cuando el o los hechos que revistan caracteres de delito,


considerados en conjunto con otros similares y próximos en el tiempo,
hubieren afectado la seguridad pública, generando en toda la población
o en un sector de ella el temor de ser víctima de delitos de la misma
especie”.

Los hechos denunciados revisten caracteres de delito y han alterado la seguridad


pública. En este sentido, cabe destacar que en la historia de la Ley 20.502, que
crea el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, se desarrollan las distintas
aristas acerca de cómo se comprende para el legislador el concepto de seguridad
pública. Por un lado, se entiende que dicho concepto tiene por finalidad la
disminución de la violencia, especialmente en aquellos casos constitutivos de
ilícitos de carácter penal; por otro, se destaca la importancia que tiene también
como protección al individuo, entendiendo este concepto como la legítima
expectativa de la población de que se protejan las condiciones básicas y garantías
mínimas para que el desarrollo humano, condición necesaria para que una
persona se pueda desenvolver en su vida de manera normal, sin el miedo a verse
vulnerada, permitiendo el ejercicio de los demás derechos y el funcionamiento de
la sociedad. En otras palabras, la seguridad pública apunta al conjunto esencial de
derechos fundamentales para que las personas puedan convivir sin miedo y
alcanzar su plenitud en la vida social, otorgando garantías suficientes frente al
riesgo y la amenaza, asegurando que se puede recurrir a los servicios policiales y
judiciales cuando alguno de sus derechos son vulnerados, lo que, finalmente,
legitima Ministerio del Interior y Seguridad Pública a intervenir y hacerse parte en
este tipo de hechos.

Como se observa, los hechos fundantes de la querella son de la mayor gravedad,


pues quien lanza un artefacto explosivo y/o incendiario no puede sino

4
representarse las consecuencias que ese actuar puede generar, pudiendo atentar
contra la vida, el bien jurídico que merece la más intensa protección de todo
nuestro ordenamiento jurídico.

Los hechos ocurrieron a plena luz del día, en la vía pública, en un contexto de
grave conmoción social, cuestión de público conocimiento. Además, el actuar del
imputado, puso en peligro no sólo a los funcionarios policiales, sino a todas las
personas que podrían estar en el lugar; Lo anterior supone un grave peligro para
la seguridad pública. Estos hechos afectaron al bien jurídico vida, que es aquel
que merece la más intensa protección de todo nuestro ordenamiento jurídico.
Pero, sin lugar a dudas en el caso particular del homicidio a Carabineros de Chile,
nos encontramos ante un delito pluriofensivo, pues de ello proviene el mayor
desvalor de la conducta. Se trata de un delito base (homicidio) calificado por una
particularidad del sujeto pasivo. El artículo 416 del Código de Justicia Militar,
implica también un mayor reforzamiento de la seguridad pública, pues en la
historia de la ley 20.064, que aumentó la pena para este ilícito, se señala que su
fundamento está en que la necesidad de contar con el personal suficiente y
técnicamente preparado, va directamente relacionado con disposiciones legales
que no solo tiendan a precaver conductas lesivas de que pueden ser objeto
cuando actúan en cumplimiento de sus funciones sino, además, 5 de sanciones
proporcionales al mal producido y bienes jurídicos afectados.”

De igual forma, la historia de la ley plantea “considerando el deber del Estado de


proporcionar los medios técnicos y jurídicos que conduzcan al pleno cumplimiento
del mandato constitucional conforme al cual Carabineros de Chile y la Policía de
Investigaciones deben dar eficacia al derecho, garantizar y mantener el orden
público, velar por la seguridad pública en todo el territorio del país, y cumplir las
demás funciones que le encomiendan la Constitución y las leyes, resulta imperioso
elevar las sanciones para aquellos casos en que Carabineros de Chile o la Policía
de Investigaciones, encontrándose en ejercicio de sus funciones, sean maltratados
de obra, con resultado de lesiones graves o muerte de tales funcionarios.”

De este modo, para poder resguardar la seguridad pública eficazmente, el Estado


requiere una protección especial para los funcionarios encargados de cumplir
dicha función. Por ello, la doctrina ha señalado que el tipo penal en cuestión
protege, además de la vida, el adecuado ejercicio de la función pública, de allí que
este delito afecta directamente la seguridad pública, especialmente en las
circunstancias que ocurrieron los hechos en cuestión.

5
Por otro lado, además de la afectación a la seguridad pública, la norma exige que
que los hechos considerados en conjunto con otros similares y próximos en el
tiempo generen temor en la población o un sector de ella. En relación a ello, cabe
mencionar la grave situación que se vive actualmente en el país, donde se han
producido ataques con artefactos explosivos e incendios en distintos lugares
públicos, donde las personas se reúnen a manifestarse pacíficamente, pudiendo
ser afectadas por estos actos, peligrando de esta manera la vida e integridad física
de todas estas personas, aumentando el temor en la población a ser víctima de
estos ilícitos.

Como se observa, el delito que motiva esta presentación es de suma gravedad,


especialmente porque el contexto en que ha sido cometido ha implicado un riesgo
para la comunidad. Los hechos afectan la seguridad pública, como lo requiere el
Decreto con Fuerza de Ley Nº 7.912, lo que nos legitima para intervenir en esta
causa.

POR TANTO, en virtud de lo expuesto y lo prescrito en el artículo 3° a),


letra b), del Decreto con Fuerza de Ley N° 7912, artículos 111 y siguientes del
Código Procesal Penal, y demás normas legales pertinentes,

A V.S. RESPETUOSAMENTE PIDO: tener por interpuesta querella criminal en


contra de NICOLAS ANDRES PIÑA PALOMERO, RUT 16.458.504-2,
desconozco profesión u oficio y domicilio; y contra de todos aquellos quienes
resulten responsables como autores, cómplices o encubridores del delito de
ARROJAR ARTEFACTO EXPLOSIVO Y/O INCENDIARIO, contemplado en el
artículo 14-D de la ley de control de armas; HOMICIDIO FRUSTRADO A
CARABINERO DE CHILE EN ACTO DE SERVICIO, previsto y sancionado en el
artículo 416 del Código de Justicia Militar; y de cualquier otro ilícito que se
determine durante el transcurso de la investigación, declararla admisible y remitirla
al Ministerio Público para su conocimiento y fines pertinentes de la investigación, a
fin de que se aplique a los querellados y a los responsables el máximo rigor que
contempla la ley penal en la materia, con costas.

PRIMER OTROSÍ: Solicito a V.S., tener presente la práctica de las siguientes


diligencias por parte del Ministerio Público:

1. Se despache Orden de Investigar a Carabineros de Chile para que realice


todas las diligencias conducentes al esclarecimiento de los hechos y, en

6
particular, la fijación fotográfica del sitio del suceso, un informe planimétrico
y la determinación de la existencia de cámaras de seguridad en el lugar, sin
perjuicio de las demás que se estimen pertinentes.
2. Se tome declaración ante el Ministerio Público a todos los testigos del
acontecimiento.
3. Se solicite al Laboratorio de Criminalística de Carabineros de Chile la
pericia del elemento incendiario arrojado.

SEGUNDO OTROSI: Solicito a V.S., tener presente que en mi calidad de


mandatario judicial vengo en asumir personalmente el patrocinio y poder en estos
autos.

TERCER OTROSÍ: Solicito a V.S. tener por acompañado los siguientes


documentos:

1. Copia autorizada del mandato judicial otorgado por don Rodrigo Delgado
Mocarquer, ante la Notaría Pública de don Juan Ricardo San Martín Urrejola, en
donde consta nuestra personería para actuar en este proceso, para efectos de
que sea incorporado a los registros del Tribunal, con el fin de ser tenido a la
vista en presentaciones futuras
2. Decreto Nº 499 del Ministerio del Interior y Seguridad Pública de fecha 04 de
noviembre de 2020, de nombramiento de don Rodrigo Delgado Mocarquer
como Ministro del Interior.

CUARTO OTROSI: Propongo a V.S., de acuerdo con el artículo 31 del Código


Procesal Penal, como forma especial de notificación de las citaciones y
resoluciones que se dicten en este proceso, a la siguiente dirección de correo
electrónico: notificaciones@interior.gob.cl.

Violeta Nicole Firmado digitalmente


por Violeta Nicole
Arriagada Arriagada Pinto
Fecha: 2021.02.13
Pinto 14:30:21 -03'00'

También podría gustarte