Está en la página 1de 109

FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

PLANIFICACIÓN DE UNA TEMPORADA EN PERÍODO


DE ESPECIALIZACIÓN:
MACROCICLO COMPETITIVO I

Salva Cambray Castillo


Entrenador Nacional de Fútbol
Entrenador de Fútbol base de la UE LLeida

Joel Jové Martí


Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte
Diplomado en Fisioterapia
Entrenador de Fútbol Nivel II

En nuestro caso, todos los macrociclos de tipo competitivo, comprenden 6


semanas de entrenamiento (aunque éste hecho puede variar ligeramente en base a la
situación en el calendario de los días festivos y los periodos de vacaciones, que en pocos
casos se pasan por alto en las escuelas y clubes de fútbol base). Por otra parte, igual que
pasaba con el macrociclo preparatorio, engloban tres mesociclos (los correspondientes al
modelo ATR). Como ya se ha dicho, el modelo ATR es similar al ciclo anual, pero en
miniatura. De este hecho ineludible, pues, podemos deducir los objetivos parciales a los
que se pretende llegar a cada uno de ellos. La idea es alcanzar los máximos niveles de
forma al final de cada 'bloque ATR' (es decir, al acabar el mesociclo de realización) y
mantenerla el más alto posible durante el resto de mesociclos.

La ubicación temporal de cada uno de los macrociclos, es la siguiente:

. M. COMPETITIVO I: del 9 de octubre al 19 de noviembre (6 semanas y 6


partidos de liga).
. M. COMPETITIVO II: del 20 de noviembre al 30 de diciembre (6 semanas y 5
partidos de liga).
. M. COMPETITIVO III: del 8 de enero al 18 de febrero (6 semanas y 6 partidos
de liga).
. M. COMPETITIVO IV: del 19 de febrero al 1 de abril (6 semanas y 6 partidos
de liga).
. M. COMPETITIVO V: del 2 de abril al 13 de mayo (6 semanas y 4 partidos de
liga).

Para cada uno de los mesociclos que conforman los diferentes macrociclos
competitivos (I, II, III, IV y V), se repiten los objetivos, cargas, volúmenes y medios de
entrenamiento que se describen en el artículo “FÚTBOL BASE. PLANIFICACIÓN REAL DE
UNA TEMPORADA EN PERIODO DE ESPECIALIZACIÓN: ESTUDIO DE LOS FACTORES
PREDETERMINANTES DEL CICLO DE ENTRENAMIENTOS” incluido en el Número 40 de Fútbol
Cuadernos Técnicos.

3
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

4
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

MARTES 10 DE OCTUBRE - SEMANA 9 - MICROCICLO DE CARGA


MATERIAL NECESARIO conos, pivotes, picas, cinta métrica, software TVREF, ordenador portátil y altavoces.
OBJETIVOS TÈC-TÁCTICOS ø
Valorar el trabajo hecho hasta el momento, evaluando las carencias físicas de los
OBJETIVOS FÍSICOS jugadores para modificar, si ocurre, el devenir de la planificación posterior.
CALENTAMIENTO (15’)
DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÁFICA
3' de carrera continua en torno al terreno de juego + 2' Durante las pausas y los
movilidad articular con desplazamiento en espacio estiramientos, aprovechamos para
reducido. comentar a los jugadores la
. Estiramientos dinámicos + estáticos 3'. naturaleza de los entrenamientos de
. Activación 1: Dos jugadores llevando la pelota a las la semana en curso: inicio del
manos, tienen que intentar tocar a algún compañero, no periodo competitivo (a nivel de
vale tirar la pelota. Los tocados pasan a perseguir (cambio planificación física) y, por lo tanto,
de rol). Espacio aproximado de 20x20. Podemos aumentar retorno a los ejercicios de larga
el número de jugadores perseguidores. duración e intensidades moderadas.
. Estiramientos estáticos 3'.
PARTE PRINCIPAL (20’)
TEST BANGSBO (resistencia a la velocidad)
. Material necesario: 11 pivotes, 6 picas, cinta métrica, hoja de evaluación, lápiz, 2 cronómetros y pulsòmetros

TVREF (resistencia específica fútbol)


. Material necesario: 14 pivotes, cinta métrica, hoja de evaluación, lápiz, ordenador portátil con altavoces, software TVREF v 1.0.

TESTS OPCIONALES - Flexibilidad (flexión profunda del cuerpo), deten vertical o Sargento y prueba de fuerza tren superior (lanzamiento de
pelota medicinal en parado y desde detrás la nuca).

REQUISITOS
. Jugadores descansados (48 h previas al test sin ejercicio físico intenso).
. Asegurar la comprensión de los tests por parte de los jugadores y hacer algún pase de prueba.
. Realizar las pruebas con botas de fútbol y sobre el terreno de juego donde se entrena y se juegan partidos (buscando especificidad y
transferencia a la competición).
. Calentamiento previo y vuelta a la calma final.
*És importantísimo que los jugadores que no estén realizando las pruebas, permanezcan haciendo una actividad de intensidad moderada
manteniendo la temperatura corporal alcanzada durante el calentamiento. También serán buenos los estiramientos continuos.
VUELTA A LA CALMA (10’)
. Carrera continua durante 4' con parejas o individualmente tocando o conduciendo la pelota.
. Trabajo de estiramientos activos durante 5' incidiendo en los grupos musculares trabajados durante la sesión + soltura y relajación.

5
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

MIÉRCOLES 11 DE OCTUBRE - SEMANA 9 - MICROCICLO DE CARGA


MATERIAL NECESARIO Pelotas, conos, petos, porterías de fútbol 7.
OBJETIVOS TÈC-TÁCTICOS Trabajo táctico específico.
OBJETIVOS FÍSICOS Trabajo aeróbico de capacidad y potencia.
CALENTAMIENTO (15’)
DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÁFICA
5' de carrera continua en torno al terreno de juego + 2' movilidad
articular con desplazamiento (desde cuello hasta tobillos). Como podemos ver iniciamos ya
. Estiramientos dinámicos y activos 3'. desde el calentamiento un tipo de
. Activación (8): Juegan dos equipos enfrentados. La pelota se trabajo con mucho volumen, con
lleva a las manos, pero sólo se puede pasar con los pies. Para bajas intensidades y largas
hacer un punto, se tiene que bloquear con las manos, hacer un duraciones. Corremos series de 5'
pase dentro de la zona de puntos, después hacer un pase fuera de nada más empezar y hacemos
la zona. Sólo se puede robar la pelota interceptando un pase, es una activación donde ya podemos
decir, no vale robar la pelota de las manos del contrario. hablar de trabajo aeróbico.
. Estiramientos estáticos 3'.
PARTE PRINCIPAL (35’)
CÀRGA
DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÀFICA
TRABAJO

Repeticiones: 1 En el propio campo de juego Toques libres. El gol sólo será válido
Duración: 10' realizamos una conservación de cuando haya existido conducción
ininterrumpidos pelota enfrentando 2 equipos de igual para atravesar la línea imaginaria
Descanso: 0 número de jugadores. entre los dos pivotes. Conseguido el
Intensidad: 80% (165 Espacio: Medio campo. gol, se tiene que pasar la pelota a
ppm con variaciones en Objetivo: intentar hacer gol, otro compañero. Es decir: GOL =
función del momento conduciendo la pelota entre las entrar en conducción + pasar a
de juego) diferentes porterías existentes. compañero.

CÀRGA
DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÀFICA
TRABAJO
Hacemos 3 grupos. Cada grupo se reparte
en una estación en la que permanecerá 5'
Repeticiones: 1 a ininterrumpidos. Al acabar, se cambiará de Los porteros harán la estación de
cada estación. estación hasta haber pasado por las 4. abdominales-lumbares la vez que no
Duración: 5' Las estaciones son las siguientes: haya ningún grupo en la zona de
Descansos: 1' 1. - Fartleck en torno al terreno de juego: partido donde están ellos todo el rato.
para cambiar de cambios de ritmo como se indica a la repr. . Vigilar la organización de manera
estación. gráfica.- 2. - Complementarios (2 series de que se alterne trabajo fuerte (partido
T 'total aprox.: 25' abdominales normales y laterales + y fartleck) con suave (abdominales y
. lumbares).- 3. - Partido con 2 porterías de tenis).
fútbol 7 dentro del aria con porteros. Mucho
chute. - 4. - Fútbol-tenis.

PARTE FINAL (30’)


CÀRGA
DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÀFICA
TRABAJO
Partido tema con trabajo táctico de pressing de lado (a Es bueno hacer referencias
todo el campo). Dividimos el campo en tres franjas teóricas en pizarra en relación
(banda-central-banda) y jugamos partido 7x7 con las en el pressing y en aquello que
Tiempo total: 30' siguientes normas: se pretende.
Intensidad: De - Obligación de pasar por banda un mínimo de dos . Buen ejercicio en el que vale
partido veces antes de hacer gol (nos aseguramos que la la pena insistir. No obstante,
pelota pase por el lugar donde trabajaremos el hay bastantes normas y
pressing). limitaciones con respecto al
- Máximo 2 toques en carril central y mínimo 2 toques juego normal de fútbol de
en bandas (facilitamos el trabajo de pressing porque el manera que costará que,
jugador de lado no podrá jugar nunca al primer toque). enseguida, los jugadores
- En el carril central, no se puede robar pelota de los asuman las normas aunque, si
pies del rival, es decir, sólo se puede interceptar pases lo repetimos, saldrá cada vez
(obligamos a presionar cuando la pelota esté, y además mejor.
trabajamos los conceptos de cortar línea de paso y
buena ocupación de los espacios)
VUELTA A LA CALMA (10’)
. Carrera continua suave durante 4' por parejas y con pelota (pases, conducciones ...).
. Trabajo de estiramientos activos durante 4' incidiendo en los grupos musculares trabajados durante la sesión + soltura y relajación.

6
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

VIERNES 13 DE OCTUBRE - SEMANA 9 - MICROCICLO DE CARGA


MATERIAL NECESARIO Pelotas, petos, conos.
OBJETIVOS TÈC-TÁCTICOS Contraataque, centro y remate
OBJETIVOS FÍSICOS Trabajo abdominal, Flexibilidad y velocidad de desplazamiento.
CALENTAMIENTO (15’)
DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÁFICA

. 2' de carrera continua en torno al terreno de


juego + 2' movilidad articular con desplazamiento
Activación 2: Por parejas y libremente por todo el
(desde cuello hasta tobillos).
espacio, diferentes elementos técnicos de paso,
. Estiramientos estáticos y dinámicos 3'.
control, etc. 3' sin cesar de correr y acabando con
. Activación 1 (5): Todos los jugadores por
1x1.
parejas y cogidos de la mano. Hacemos 2
. Estiramientos estáticos 2'. Los movimientos
equipos. Un equipo juega contra el otro en un
siempre serán suaves y de gran recorrido articular.
partido normal con los pies, sin porteros, y no
. En la activación, si vemos poco dinamismo
pudiendo soltar la mano del compañero en
podemos introducir una segunda pelota.
ningún caso.
. Estiramientos estáticos 2'

PARTE PRINCIPAL (65’)


CÀRGA TRABAJO DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÀFICA
Ejercicio de fútbol reducido: nos organizamos en 3 . Buscar calidad (espacios
campos. En el campo central se juega 4x4 con 2 cortos de tiempo y utilización
porteros. En los campos laterales se juega un 2x2. del marcador como estímulo
Cada 4' se cambia de campo de la siguiente motivante).
Repeticiones: 3 manera: . ¡¡¡Pedir muchos chutes a
Duración: 4' - En el campo central, de los 4 perdedores, 2 van a portería a los jugadores que
Descansos: 2'30'' un campo lateral y 2 en el otro. Los ganadores se atacan sobre el portero!!!
Intensidad: 180 ppm quedan, . Estiramientos entre
Tiempo total: 20' - En los campos laterales, los 2 ganadores de cada repeticiones.
campo hacen un equipo de 4 y van al campo central. . Tres repeticiones de manera
Los perdedores se quedan. que todos jueguen contra
todos..
CÀRGA TRABAJO DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÀFICA
Trabajo de rondos 6:2 con combinación del número de Trabajo distendido y
toques. Establecemos series como las de los ejemplos que divertido.
se muestran para trabajar la atención y concentración: . Los primeros minutos hay
Tiempo total: 10' - Ejemplo 1: por orden de jugadores que tocan la pelota: 1 muchas confusiones.
toque - 2 toques - 3 toques - 2 toques - 1 toque - 2 toques - 3 Dejamos jugar y pasados
toques ... unos minutos los jugadores
- Ejemplo 2: 1 toque - 2 toques - 1 toque - 2 toques - etc.. ya se adaptan a las normas.
CÀRGA TRABAJO DESCRIPCIÓN CONSIGNAS
Duración total: 20' PARTIDO: . No especifico el aspecto táctico a introducir.
Descanso: 2' -3' por 1º) Partido tema donde mediante espacios o normas busco un aspecto táctico También es un buen momento para el trabajo de
cambio de campo, concreto a trabajar. 10'. estrategia. Hiciera lo que creas más oportuno en
estirar y dar consignas. 2º) Partido normal. 10'. base a las necesidades propias del equipo.
PARTE FINAL (10’)
CÀRGA TRABAJO DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÀFICA
. Ataques por banda: Grupos de 6 jugadores y los
porteros en la portería. 4 jugadores dentro de un
recuadro de 15x15 a la altura de medio campo y 2
jugadores en las bandas como en el dibujo. Se
juega un 2x2 dentro del recuadro hasta que el
. Pedir buena actitud en el
entrenador silba (no hacer más de 1'30'' de juego)
Tiempo total: 10' remate y en la defensa.
momento en qué ya no se podrá robar la pelota y
Descanso: 0 . Precisión en el centro (no
en qué el poseedor hará un pase largo en el
tenemos oposición!!).
extremo a una de las dos bandas para acabar con
un centro y remate en la portería en la qué habrá un
3x2 (superioridad atacante) ya que se habrá
incorporado también el jugador del lado al que no
se ha enviado el pase.
VUELTA A LA CALMA (10’)
Carrera continua durante 2'.- Trabajo de estiramientos activos durante 5' incidiendo en los grupos musculares trabajados durante la sesión + soltura y
relajación.

7
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

MARTES 17 DE OCTUBRE - SEMANA 10 - MICROCICLO DE IMPACTO I


MATERIAL NECESARIO Pelotas, petos, conos, 2 colchonetas, picas, 5 vallas, portería fútbol 7 y pivotes.
OBJETIVOS TÈC-TÁCTICOS Tiro en portería, trabajo táctico específico.
OBJETIVOS FÍSICOS Potencia aeróbica, Capacidad resistencia a la fuerza explosiva.
CALENTAMIENTO (25’)
DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÁFICA
. 3' de carrera continua suave + 2' movilidad articular con
desplazamiento., sin cesar de correr y en espacio pequeño.
. Estiramientos dinámicos y estáticos 3'.
. Activación 1 (10): Terreno de juego de 30x40. Juego tricolor.
3x3' (tres series de 4 cambiando de roles). Hacemos tres
equipos de 6 jugadores. Uno de los tres, juega de apoyo por Aprovechamos las pausas y los
fuera (ver dibujo). Se juega con la mano (no vale ni botar ni estiramientos para comentar la
correr con la pelota). El punto se consigue jugando con los naturaleza del entrenamiento y de la
'apoyos' y que éstos te la devuelvan con la cabeza. Si se cae al semana que es de IMPACTO I y por
suelo o es interceptada, no se contabiliza punto. Si se le lo tanto continúa presentando un
devuelve al mismo jugador que le ha pasado no cuenta punto predominio de ejercicios de larga
aunque la pelota continúa en posesión de este equipo. duración e intensidad moderada.
. Estiramientos estáticos 2'.
. Activación 2 (3): Libremente por todo el espacio, diferentes
elementos técnicos de paso, control, etc. sin cesar de correr, por
parejas y acabando con acciones de 1x1, 2x2 o (2x2)+1. - .
Estiramientos estáticos 2'.

PARTE PRINCIPAL (30’)


CÀRGA
DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÀFICA
TRABAJO
JUGADORES DE CAMPO (Ejercicio de pot. aeróbica): Importantísimo:
conservación de pelota en ¾ de campo entre 2 equipos de pelotas
igual número de jugadores en que cada equipo defiende y preparadas en
ataca 6 porterías (las 3 porterías centrales son comunes, es los lados para
decir, atacan y defienden los dos equipos). Gol mediante dar continuidad
Repeticiones: 3 conducción. No hay cambio de posesión después de gol. No al juego al
Duración: 4' podemos hacer 2 goles seguidos en la misma portería. cuidado de uno
Descansos: 1' PORTEROS: trabajarán por separado con ejercicios de
de los
resistencia a la fuerza explosiva (ya que en el último ejercicio
Intensidad aprox.: entrenadores.
de la parte principal estarán fijas a la portería). Trabajarán
80% (165 ppm) con sobre rectas con skippings, vallas, etc. de trabajo de fuerza . Si sólo tenemos
oscilaciones. explosiva alternado con acciones propias de portero como el medio campo
Tiempo total: 15' . pase con la mano, bloqueos o rechaces. Ejemplo: 25 también nos
abdominales + pase largo con la mano al entrenador situado puede servir
al final de la recta + 3 saltos laterales sobre valla baja + como espacio.
skipping + 3 saltos frontales en pies juntos sobre valla media + . Los porteros
3 saltos en amplitud + 2 pelotas fáciles que se tendrán que trabajarán con el
blocar + 1 pelota más difícil para una estirada otro entrenador.
CÀRGA
DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÀFICA
TRABAJO
Trabajo de rondos: 4 jugadores sería y 1 Intensidad y calidad de ejecución.
Tiempo total: 10' dentro. Jugar a 1 toque, 2 toques . Pelotas preparadas para dar
obligados, etc. continuidad.
CÀRGA
DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÀFICA
TRABAJO
Capacidad de resistencia a la fuerza explosiva: Circuito de
cierta longitud donde introducimos toda una serie de
obstáculos/elementos para el trabajo de fuerza explosiva
Cambio de rol
(picas, aros, vallas, etc.), introducimos la pelota y acabamos
después de cada
con tiro en portería. Propuesta:
Repeticiones: 8 (4 repetición. Lo
- Por parejas, uno trabaja y el otro acompaña (recuperando y
trabajando + 4 que trabajaba
dando pelota al compañero que trabaja).
acompañador) pasa a
- Iniciamos cada vez haciendo 25 abdominales o lumbares y
T 'total aprox.: 20' . acompañar
después: - 3 saltos laterales + pase largo al compañero +
(permitiendo
slalom sin pelota + pared con compañero + saltos en amplitud
recuperación)
+ pared + salto frontal + salto lateral + pared + carrera atrás +
pared + 2 saltos frontales + pared + skipping + 3 paredes +
chute.
PARTE FINAL (15’)
. Tiempo exclusivo para el trabajo táctico.
VUELTA A LA CALMA (10’)
3' de carrera continua en torno al terreno de juego (los jugadores).
. Trabajo de estiramientos activos durante 5' incidiendo en los grupos musculares trabajados durante la sesión + soltura y relajación.

8
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

MIÉRCOLES 18 DE OCTUBRE - SEMANA 10 - MICROCICLO DE IMPACTO I


MATERIAL NECESARIO Pelotas, conos, petos, pivotes, 10 colchonetas, picas.
OBJETIVOS TÈC-TÁCTICOS Centro, remate, trabajo táctico específico.
OBJETIVOS FÍSICOS Capacidad aeróbica, resistencia competitiva.
CALENTAMIENTO (25’)
DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÁFICA

. 4' de carrera continua + movilidad articular con desplazamiento y


en espacio pequeño (siendo suave y de gran recorrido articular).
. 3' Estiramientos dinámicos y estáticos.
. Activación 1 (4): Por parejas 1 pelota y, libremente con carrera y
sin cesar, hacer diferentes acciones técnicas de menos a más A la activación 1: recordar que
intensidad acabando esprintando con pequeñas salidas con pases durante los 4' que dura, no
en el espacio o acciones de 1x1. pararemos nunca de correr.
. 2' Estiramientos estáticos. . A la activación 2: Los que
. Activación 2 (10 aprox.): En espacio de 30x40 colocamos dos atacan se organizan
equipos de 6. Por fuera, a la espera, otro equipo de 6. Uno de los intentando buscar situaciones
dos equipos empieza en posesión de 3 pelotas que intentarán de superioridad numérica y
conservar el máximo de tiempo que puedan a partir de la señal de continuamente se hablan
inicio (lo cronometraremos). Vamos rotando equipos de manera (mucha comunicación!!). Es un
que el equipo que esperaba pasa a atacar; el que atacaba a ejercicio bastante intenso.
defender; y el que defendía a descansar. 3 rondas. Al final los
perdedores hacen 50 abdominales, los 2os hacen 25 y los 1os
recogen material.
. 3' Estiramientos estáticos.

PARTE PRINCIPAL (45’)


CÀRGA TRABAJO DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÀFICA

Trabajo de capacidad aeróbica en forma Recordamos que el trabajo de


de acción combinativa+complementarios: acción combinatoria, no es más
Dividimos el grupo en 2 que trabajarán que uno sustitutivo de la carrera
por separado: continua. ¡Cómo se ve en el dibujo,
una vez acabada la acción hará
Grupo A: Acción combinatoria sin cesar falta ir, TROTANDO!!, a recoger la
Repeticiones: 1 de nunca de correr: portero en la portería y pelota y volver al sitio. Vemos,
acción combinatoria y grupos de 3. Acción combinatoria además, que hay una zona de
1 de abdominales cualquiera de centro y remate en que carrera continua antes de la salida
Duración: 11' sale de 3 en 3 y donde se asegure no para qué los jugadores que lleguen
ininterrumpidos de parar nunca de correr en los 10' que dura antes de que sus compañeros de
acción combinatoria y la actividad. Ejemplo: pase largo del grupo en la zona puedan ir
11' de trabajo entrenador a B que controla y deja a A. A trotando sin cesar nunca hasta el
complementario. hace un cambio de orientación a C que momento de salir (silbato del
Descansos: 2' conducirá para ganar línea de fondo y entrenador).
estirando centrar para B. Leer 'consignas'!! . Para un mejor trabajo de portero,
Tiempo total: 25' . Grupo B: Complementarios: durante 11', además, colocaremos al
hacer 2 series de los siguientes ejercicios entrenador o ayudante en la frontal
(lentos y bien ejecutados): abdominales del área con pelotas para realizar
superiores, inferiores, lumbares, oblicuos un tiro a portería en cada
(25), medio squat con compañero a repetición. Es decir: final acción
caballo y gemelos con compañero a combinatoria (centro y remate) +
caballo (15 repeticiones). tiro a puerta del entrenador.
. Estirar al acabar cada bloque.
CÀRGA TRABAJO DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÀFICA
. Rondos: 4x1. Alternamos juego a 1 toque y a 2
toques obligados. Cada vez que un jugador pasa . ¡Intensidad!
Tiempo total: 10' por el medio tiene 1 punto. Al acabar el ejercicio . Pelotas preparadas para
sumamos los puntos. 1 punto = 10 abdominales. asegurar continuidad.

PARTE FINAL (8’)


30': Partido tema enfocado al retraso de fatiga (para el juego el mínimo posible. Trabajamos, por otra parte con ciertas normas (limitar
número de toques, zonas diferentes, etc) buscando un objetivo táctico concreto.

VUELTA A LA CALMA (10’)


. 4' de carrera continua.
. Estiramientos activos durante 4' incidiendo en los grupos musculares trabajados durante la sesión + soltura y relajación.

9
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

VIERNES 20 DE OCTUBRE - SEMANA 10 - MICROCICLO DE IMPACTO I


MATERIAL NECESARIO Pelotas, petos, conos, tres juegos de fútbol-tenis, colchonetas.
OBJETIVOS TÈC-TÁCTICOS Compendio técnico general, tiro a portería, circulación rápida de pelota.
OBJETIVOS FÍSICOS Velocidad de desplazamiento/potencia láctica.
CALENTAMIENTO (20’)
DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÁFICA
3' de carrera continua + 2' de movilidad articular con
desplazamiento. - . 3' Estiramientos dinámicos y estáticos.
. Activación (10): Tennis-cono. Repartimos el grupo en los tres
Calentamiento suave con
campos de fútbol tenis montados. A cada campo: 2 equipos de
alto componente lúdico
igual número de jugadores (equipos de 3). Se trata de cambiar
enfocado simplemente a
de campo después de cada golpeo (golpeo+cambio de campo
entrar en calor.
...). Se cuentan los errores. El equipo con menos errores es el
ganador.
. 2' Estiramientos estáticos.
PARTE PRINCIPAL (35’)
CÀRGA
DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÀFICA
TRABAJO
Ejercicio que tenemos que considerar como una . Una vez se haya
activación (el calentamiento ha sido muy suave): conseguido un doble apoyo,
. 'Juego del doble apoyo': Dos equipos se enfrentan si conseguimos uno tercero
Repeticiones: 2 en un espacio rectangular dividido en dos zonas de seguido, ya valdrá 1 punto y
Duración: 4' paso y juego y una zona central sólo de juego. En así paulatinamente.
Descansos: 1'30'' cada 'fondo' de los sitios estrechos hay un portero . Explicamos bien la
entre repeticiones y que tiene dos toques y que continuará el juego con el mecánica del juego y nos
al final. equipo que le pasará la pelota. El objetivo es llegar a aseguramos de qué todo el
Tiempo total: 12' . apoyar a un portero y a continuación con el que hay mundo lo haya entendido.
en el lado contrario sin perder la posesión de la . Estirar al acabar!!
pelota. Los pasos de punto o apoyo tienen que hacer
dentro de las zonas próximas a los porteros.
CÀRGA
DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÀFICA
TRABAJO
Hacemos un campo como el de la representación gráfica. Podemos cambiar
Ponemos a 2 porteros en la portería y 1 centrador fijo. Con el resto centrador (hombre
de jugadores hacemos 2 grupos de 8 de los cuales uno trabaja y de lado, extremo o
los otros hacen abdominales. El otro grupo de 8 realiza el ejercicio jugador que chute
en el campo: habitualmente los
- Azules atacan en la portería donde se hacen los centros y córneres).
encarnados en la otra. También cambiar
- 2 azules fijas a zona de remate y 1 azul defendiendo a medio de lado. Porteros
campo. - 2 rojos defendiendo remate y 1 azul en posición atacante cambian
T 'total aprox.: 25' en 1/2 campo.- 2 jugadores esperan al lado (1 azul y 1rojo) y van posiciones.
Intensidad: máxima alternándose con los jugadores que están a medio campo (1 . ¿Quién hace
jugada cada uno). más goles?
Evolución del ejercicio: El centrador hace un centro. Los 2 azules . Después de 10
intentan rematar y los 2 rojos defienden el posible remate. La jugadas cambio de
jugada se tiene que seguir (después de rechazo de la defensa o roles defiende-
pase del portero, hagan o no gol) haciendo llegar la pelota al ataque. Al acabar,
jugador rojo de medio campo que atacará después de hacer 1x1 quien hace
sobre la otra portería (si azul roba acaba él). Se irán haciendo abdominal pasa a l
centros sucesivos hasta un total de 10 jugadas. Los 2 jugadores de campo y
medio campo van cambiando cada vez (una vez sí, una no). viceversa.
PARTE FINAL (15’)
CÀRGA
DESCRIPCIÓN CONSIGNAS REPRESENTACIÓN GRÀFICA
TRABAJO
Ejercicio que requiera un alto componente de . Importante no superar los
velocidad/potencia así como de actitud e intensidad. Propongo tres toques de pelota fuera
el siguiente: del recuadro antes de tirar a
. Trabajamos en 2 grupos por separado. Cada grupo: un portería (también lo
recuadro de 8x8, la mitad de los jugadores de campo, un podemos reducir a 2
Repeticiones: 8
entrenador con pelotas y 1 portero defendiendo una portería. toques).
Descansos:
Desarrollo: entrenador tira pelota dividida dentro del recuadro . El jugador que ha tirado a
completos
donde habrá 2 jugadores que pugnarán por la pelota. El primero portería recogerá la pelota
Intensidad: 100 %.
que la toque dos veces (2 contactos seguidos) saldrá a máxima para dejarla al lado del
Tiempo total: 15' .
velocidad hacia la portería y sin superar nunca los tres toques entrenador y volver a la fila.
fuera del recuadro, intentará marcar. El jugador que no ha . Al menos unos 35 metros
conseguido hacerse con la pelota continuará dentro del entre el límite del recuadro y
recuadro y entrará uno de nuevo de la fila (nueva situación de la portería.
puga 1x1).
VUELTA A LA CALMA (15’)
. 5' Lanzamientos de falta directa o penal (todos los jugadores o sólo los especialistas según cómo lo veas más conveniente).
. Carrera continua 2'. - Estiramientos activos durante 8' incidiendo en los grupos musculares trabajados + soltura y relajación.

10
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

EL SISTEMA 1-4-2-3-1
LA PRÁCTICA EN LAS ETAPAS FORMATIVAS

Juan Mercé Cervera


Profesor Titular de Escuela Universitaria,
Departamento de Educación Física y Deportiva,
Universidad de Valencia.

Luis Tomás Ródenas Cuenca


Licenciado en Educación Física, Maestría y Rendimiento en Fútbol,
Universidad de Valencia.

Carlos Doménech Monforte


Licenciado en Educación Física, Maestría y Rendimiento en Fútbol,
Universidad de Valencia

1.- LA PRÁCTICA EN LAS ETAPAS FORMATIVAS.


El buen equipo de fútbol es aquel que sabe cuando marcar al hombre y cuando
debe cubrir el espacio, al hombre, cuando la situación es favorable, es decir, cuando hay
superioridad numérica en la zona de conflicto y al espacio cuando la situación es
desfavorable, es decir, cuando nuestro equipo se encuentra en inferioridad numérica en
la fase defensiva.

Partiendo de esta premisa, vamos a fundamentar desde el punto de vista práctico


todas las situaciones básicas por las que debe pasar cualquier jugador defensor para
tener un buen perfil defensivo. A la hora de aplicar una correcta enseñanza-aprendizaje
en el entrenamiento en las etapas formativas, tomaremos como premisa las situaciones
tácticas que pueden plantearnos desde la perspectiva individual, grupal y colectiva o de
equipo.

2. TÁCTICA INDIVIDUAL.
Entre las muchas definiciones que hacen diversos autores sobre la táctica
individual, destacamos la de Bauer, G. (1994), donde dice que son “acciones tanto en
ataque como en defensa, realizadas por un solo jugador, planificadas y con el objetivo de
resolver con éxito situaciones de juego”. En nuestra opinión, para poder aprender los
instrumentos necesarios y asimilar el trabajo de la defensa en zona, lo más adecuado
será partir de situaciones defensivas de 1x1.

Para poder defender en zona es importante saber como atacar al jugador en


posesión del balón, previniendo ser superado por el adversario, para poder permitir el
repliegue de los compañeros hasta la zona de defensa. También es importantísimo saber
cerrar el campo visual del jugador en posesión del balón situándose en el perfil del pase
en profundidad.

Por eso, es importante realizar situaciones de 1x1; donde el defensor debe


encarar rápidamente al jugador adversario en posesión del balón; observando en primer
lugar como tiene colocados sus pies; lo que le a de permitir poder reaccionar
rápidamente cuando adopta la posición de un pie más avanzado que el otro.

De esta forma, habrá un lado débil y otro fuerte. Si el jugador nos supera por el
lado débil, tendrá muy difícil recuperar la posición defensivo, mientras que si es

11
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

superado por el lado fuerte, podrá acelerar rápidamente, debido a una tracción mayor
entre el pie y el suelo, en relación a la dirección de la carrera, (Caneda, R. 1999).

A continuación, vamos a plantear situaciones prácticas donde expliquemos la


forma de realizar correctamente esa táctica individual, mediante temporizaciones,
entradas y diferentes movimientos que se pueden aplicar a la hora de realizar una
correcta cobertura individual. En todos los ejercicios, el defensor debe obligar al
poseedor del balón a dominarlo o transportarlo con la pierna menos hábil por medio del
manejo de los perfiles.

Temporización

- El jugador atacante (a rayas) conduce el balón, mientras que el jugador defensor


(negro) temporiza en posición defensiva. Intentando llevar al adversario hacia el
espacio exterior.

Temporización hacia la banda.

- El jugador defensor (negro), realiza un pase al jugador atacante (a rayas) para


después, si ha realizado un mal control, “acosarle” y si ha realizado un buen
control, temporizar.

“Acoso” o temporización.

- El jugador en posesión del balón (a rayas), conduce el balón 2 m.


aproximadamente y luego realiza un pase al compañero. El jugador defensor
(negro), temporiza en función de la situación del poseedor del balón, manejando
ambos perfiles dependiendo de donde se encuentre el balón.

Temporización en función del balón.

12
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

Entrada

1. Dentro de un espacio reducido de 15x15m., se sitúan cinco jugadores atacantes


(a rayas) conduciendo un balón cada uno, el jugador defensor (negro), debe
quitar la posesión del balón a todos los jugadores atacantes en el menor tiempo
posible,

15m

Entradas.

2. Al borde del área grande, se sitúan seis jugadores (a rayas), cada uno con balón
de la siguiente manera: dos en las zonas laterales y cuatro en la zona central,
cada uno con un número respectivo. El entrenador dice el número de cualquiera
de ellos, el jugador deberá realizar la entrada inmediatamente para evitar el gol.
Juego de alta intensidad, se cronometra el tiempo. Todos pasan por la situación
del defensor así como por las distintas posiciones del jugador con balón,

2 3!!! 4 5

Los números.

3. TÁCTICA GRUPAL
Mercé, J. (2007), la define como “las acciones tanto en ataque como en defensa,
realizadas por una sola línea, planificadas y con el objetivo de resolver con éxito
situaciones de juego”. Seguidamente plantearemos distintas situaciones de juego donde
aplicaremos una correcta enseñanza-aprendizaje de la defensa zonal empleando distintas
orientación defensivas.

Coberturas

1. En un espacio reducido (10x10m.) los jugadores en posesión del balón (a rayas),


realizan pases entre sí consecutivamente. Los defensores (negros) realizarán las

13
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

pertinentes basculaciones esperando que uno de los dos atacantes realice un mal
control, en ese momento, el defensor más próximo al balón realizará la entrada,
mientras que su compañero en defensa, estará situado en una posición ventajosa
para que si es desbordado pueda realizar la pertinente cobertura.

10m

Cobertura.

2. En un espacio reducido (10x10m.) dividido en dos zonas verticales, juegan dos


contra dos, en fase defensiva no se puede invadir zona contraria, en fase ofensiva
los movimientos son libres.

10m

Cobertura y basculaciones.

3. En espacio reducido dividido en cuatro zonas iguales de 25x25m, se juega un 4x4,


y dentro de cada zona 1x1. El jugador defensor (negro) no puede invadir ninguna
zona, excepto la del compañero del cuadrante del lado si es desbordado para
realizar la cobertura, en fase ofensiva los movimientos son libres. (Intercambio
de roles en función de la posesión del balón).

1x1.

4. Los jugadores atacantes (a rayas) se pasan lateralmente el balón, mientras tanto


los jugadores defensores (negros), temporizan hacia el jugador que esta en
posesión del balón, saliendo al poseedor, cuando éste entre en su zona de
influencia, cerrando posibles ángulos de pases, orientando la línea defensiva, y

14
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

achicando espacios al adversario, estando en disposición para una posible


cobertura.

Cerrar ángulos.

5. Se colocan cuatro conos a una distancia de cinco metros entre cada uno de ellos,
asignando un número que corresponde al jugador que esta colocado enfrente, el
entrenador dirá un número y los jugadores realizan movimientos defensivos
correspondientes a los aspectos referidos en el apartado anterior. Estos mismo
movimientos podemos realizarlos aplicando colores en vez de números.

1!!! 2 3 4

5m

Orientación defensiva.

6. El jugador atacante (a rayas), conduce el balón intentando ocupar alguno de los


seis conos, los jugadores defensores (negros), deben moverse sincronizadamente
hacia el cono más próximo dejando libre los conos mas alejados al jugador
atacante (a rayas), seis conos en total, siempre quedan libres dos conos.

Movimiento grupal.

7. En la frontal del área se sitúan cinco jugadores atacantes (a rayas) contra cuatro
defensores (negros). Los defensas centrales defienden la portería grande,
mientras los laterales defienden la portería pequeña de su correspondiente lado.
Los atacantes tienen toques libres. Cuando el ataque se produce por el centro,

15
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

uno de los dos centrales sale hacia el balón y el lateral de ese lado junto con el
otro central y el lateral más alejado cierran la posible línea de pase, realizando
la pertinente cobertura el más próximo al jugador que sale. Cuando el ataque se
produce por una de las bandas se producirán situaciones de uno contra uno más
la ayuda del central de su lado, estando atento por si es desbordado, para
realizar la ayuda.

Movimientos defensivos.

4. TÁCTICA DE EQUIPO O COLECTIVA


En último lugar, hacemos mención a la táctica colectiva o de equipo, (Bauer, G.
1994), la define como “acciones tanto en ataque como en defensa, realizadas por dos o
más líneas, planificadas y con el objetivo de resolver con éxito situaciones de juego”. A
la hora de realizar la práctica, se tendrán en cuenta una serie de movimientos
estereotipados cumpliendo las premisas a realizar dentro del sistema 1.4.2-3.1.,
enfocando el trabajo en los siguientes puntos:

- Pressing en bloque y ángulos de entrada del balón.


- Reducción de espacios entre jugadores de la misma línea, (lado fuerte – lado
débil).
- Reducción de espacios entre líneas.
- Coberturas normales y recíprocas sobre una línea y sobre diferentes líneas.
- Movimientos colectivos que favorezcan las entradas, anticipaciones e
interceptaciones, que nos van a ayudar a una mejor salida en el
contraataque.
- Cerrar ángulos ante la llegada de balones por el centro, orientación
defensiva cuando se produzca por las bandas, mediante basculación, pressing
y recuperación.
1. Seis jugadores defensores (negros) más el portero, juegan contra ocho jugadores
atacantes (a rayas). Los jugadores negros defienden la portería grande formando
dos líneas, una de cuatro defensas y otra con los dos mediocentros (1.4.2.),
realizando movimientos defensivos zonales, según la situación que el juego
requiera, vistos anteriormente. Si recuperan el balón pueden atacar las porterías
pequeñas colocadas en frente.

16
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

Movimiento colectivo.

2. En la frontal del área se sitúan cuatro jugadores atacantes (a rayas) contra cuatro
jugadores defensores (negros) más un jugador comodín que siempre irá con el
equipo que esté en posesión del balón. Los defensores intentarán presionar en
bloque, reduciendo espacios, atentos a realizar las coberturas e intentando
mantener el balón alejado del área, impidiendo que los atacantes realicen seis
pases consecutivos entre ellos, de lo contrario todos ellos podrán introducirse en
el área y solo podrán defender los dos defensas centrales, provocando situaciones
de cuatro contra dos, debido a que el comodín permanecerá fuera del área.

Pressing en bloque.

3. Se realiza en campo completo con dos equipos de once jugadores, se dividirá el


terreno de juego en tres zonas:
- Zona 1: zona de inicio.
- Zona 2: zona de canalización.
- Zona 3: zona de finalización.
- El equipo atacante (a rayas), realiza movimientos libres tanto en defensa
como en ataque. El equipo negro, en defensa, realiza movimientos en bloque
hacia la zona mas próxima, si consiguen recuperar la posesión del balón no
podrán salir de la zona donde quedaron, y si se produce la pérdida de balón
deberán de volver a situarse en la posición de partida. Los movimientos en
ataque son libres y en defensa son fijos. Se pretende que la línea defensiva
quede siempre dentro de una misma zona, igual que la línea de medios.

17
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

- Como sabréis la línea defensiva es la que marca las pautas del juego, que en
este caso, hemos tomado como referencia al equipo negro.

Zona de inicio

Zona de canalización

Zona de finalización

Distribución de los jugadores.

18
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

LEYENDA

LIBRO MATERIAL JUEGOS


Balón

Portero

Atacante

Defensor

Comodín

Movimiento jugador

Conos marcadores

Conos porterías

Portería reglamentaria

Miniportería

Vigilancia

Movimiento del balón (pase)

Movimiento del jugador sin balón

Movimiento del jugador con balón


(conducción,…)

Tiro a gol o remate

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.
- Accame, F. (1995) Fútbol en zona. Madrid: Ed. Gymnos
- Aguado Gil, M. (2003) “Importancia de las acciones a balón parado en el fútbol de hoy”.Rev.
Training Fútbol, 131, pág 22-27., J
- Antic, R. (2007) “Importancia de las acciones a balón parado”. Rev. Training Fútbol, 131, pág
22-27.
- Antón J. L. (1994). Balonmano. Metodología y alto rendimiento. Madrid: Gymnos
- Aranda, R. y Mercé, J. (2001). “Hacia una concepción unitaria del proceso estratégico en
fútbol”. Cuadernos técnicos, 19: 64-70. Sevilla: Wanceulen S.L.
- Bangsbo, J y Peitersen, B. (2002). Fútbol: Jugar en defensa. Barcelona: Hispano- Europea.
- Ballesteros, J., Lago, C., Rey, E. (2007) “Relevancia de las acciones a balón parado sobre los
resultados en el mundial de 2006”. Rev. Training Fútbol, 134, pág 40-46.
- Barea, A. (2004). “El pressing de ataque para el sistema de juego 1.4.2-3.1.”. Rev. Training
Fútbol, 99, pág 18-29.

19
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

- Bauer, G. (1994). Fútbol: entrenamiento de la técnica, de la táctica y de la condición física.


Barcelona: Hispano-Europea.
- Bonizzoni, L (1988). Pressing store. Roma: Societá Stampa Sportiva.
- Caneda, R. (1999). La zona en el fútbol. Sevilla: Wanceulen S.L
- Cano Romero (1999) “Estructura básica del pressing bajo el sistema 1.4.2-3.1.”.Rev. Training
Fútbol, 38. 18-29
- Cappa Polchi, A. (1997) Achique de espacios” Rev. Training Fútbol, 19.
- Castelo, J.F. (1999) Fútbol estructura y dinámica del juego”. Barcelona: Hispano-Europea
- Cuadrado Pino (2001) “Entrevista táctica a Francisco ‘Pacho’ Maturana”. Rev. Training Fútbol,
69, pág 8-15.
- Cuadrado Pino (2004). “Principios fundamentales del juego”. Rev. Training-Fútbol, 105 pág
16-29.
- Couto Lago, A. (2002) “Aspectos colaterales en el diseño y elaboración de un sistema de
juego”. Rev. Training-Fútbol, 71 pág 16-21.
- Csanádi, A (1969) El Fútbol: técnica. Táctica y sistemas de juego. Preparación física.
Entrenamiento. Barcelona: Planeta
- Devís, J y Peiró, C. (1997). Nuevas perspectivas curriculares en educación física: la salud y los
juegos modificados.
- Ferrández, J. (1996). Fútbol. Entrenamiento físico basado en la táctica y la estrategia. Madrid:
Gymnos
- Floro, B. (2005). “Bases en el desarrollo del sistema defensivo zonal”. Rev. Training-Fútbol,
115 pág 18-21.
- Fraile A. y Agudo, F. (1999). “Acciones tácticas defensivas del fútbol y su entrenamiento”
www.tácticasdefutbol.com
- Gómez, M. (1999) “Desarrollo y finalización de las acciones ofensivas, análisis comparativo
USA’ 94 – Francia’ 98 y liga española 98/99”. Rev. Digital Educación Física y Deportes, año 4,
17
- Galeote, F. (2003) Perfeccionamiento táctico individual defensivo”. Sevilla. Wanceulen. S. L.
- Hasler, H. (1987). “Importancia del juego en la enseñanza del fútbol”. Rev. Mancolin, 8, vol 44
115 pág 4-8.
- Herráez, B. (2003). “Aspectos teórico-prácticos del entrenamiento de las acciones a balón
parado”. Rev. Efedeportes.com. Revista digital.
- Ibáñez Godoy, S. y Pino Ortega, J. (1997) “Criterios para la elaboración de los sistemas de
juego en los deportes de equipo”. Rev. Red, Tomo XI, Nº 3, pág. 17-34
- Lillo, J y Cuadrado Pino, J. (2007) “Nuestra entrevista en el mes: conversación sobre el
fútbol”. Rev. Training-Fútbol, 135 pág 8-19.
- Lillo, J., Domínguez, I. (2006) “Fundamentos generales del ataque”. Rev. Training-Fútbol, 130,
pág 18-29.
- Lillo, J., Domínguez, I. (2006) “Cultura táctica y fundamentos generales de la defensa”. Rev.
Training-Fútbol, 127 pág 18-29.
- Lillo, J. (2004) “Origen planteamiento y desarrollo del sistema 1.4.2-3.1.”. Rev. Training-
Fútbol, 103- Pág 16-21.
- Lillo, J. (2000) “Consideraciones de aplicación al entrenamiento de la táctica”. Rev. Training-
Fútbol, 47- Pág 8-13.
- Lotina, M., Domínguez, E. (2006) “Las transiciones defensa-ataque y ataque-defensa”. Rev.
Training Fútbol, 120, pág 14-25.
- Martínez Haro, J., Castro Gomero, I. (2006) “El contraataque y el ataque rápido”. Rev.
Training Fútbol, 122, pág 16-29.
- Martínez Haro, J. y Castro Gomero, I. (2006) “El contraataque y el ataque rápido”. Rev.
Training Fútbol, 119, pág 30-37.
- Cuadrado Pino (2001) “Entrevista táctica a Francisco “Pacho” Maturana”. Rev. Training Fútbol,
69, pág 8-15.
- Menotti, C.L. (1988) “Elección de las jugadas en las zonas”. Rev. Sport Za Rubezhom, 8 – Pág
10-11.
- Menotti, C.L. (1986). Fútbol sin trampa. Barcelona: Muchnick
- Mercé, J. (2007) “Apuntes de la asignatura de táctica y sistemas de juego”. Curso de Técnicos
Deportivos- Nivel III

20
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

- Mercé, J (2006) “Apuntes de la asignatura de táctica y sistemas de juego”. Curso de Técnicos


Deportivos- Nivel II
- Mercé, J. Aranda, R. Brizuela, G. (2004). “El entrenamiento de fuerza en el fútbol mediante
actividades integradas”. Cuadernos técnicos, 29: 5-13. Sevilla: Wanceulen S.L.
- Mercé, J. Aranda, R. (2003). “Estructura y entrenamiento del marcaje zonal en el fútbol
base”. Cuadernos técnicos, 25: 5-11. Sevilla: Wanceulen S.L.
- Mercé, J. (2001). Fútbol: los sistemas de juego. Sistema 1.4.4.2. Sevilla: Wanceulen S.L
- Mercé, J (2000). “La táctica de la defensa en zona y su cultura”. Cuadernos técnicos, 15: 3-17.
Sevilla: Wanceulen S.L.
- Moreno, M. et al. (1996). Táctica Sistemas de Juego: nivel III. Madrid. R.F.E.F. Escuela
Nacional.
- Pino y Cimarro (1997). Análisis táctico del fuera de juego. Sevilla: Wanceulen S. L.
- Pérez, S y Sánchez, F. (2005) “Sistema 1.4.2-3.1. Fundamentos defensivos”. Rev. Cuadernos
Técnicos, 34, pág, 27-36
- Peseiro, J. (2006). “Conceptos sobre la organización ofensiva y defensiva”. Rev. Training-
Fútbol, 129, pág, 16-25.
- Tassara, H (1967). Fútbol simplemente. San Jose: Antonio Lehmann.
- Teodorescu, L. (1984) Problemas de teoría y metodología nos desportos colectivos. Lisboa:
Livros horizonte.
- Simón y Reeves, (1997), Fichas de fútbol: jugadas a balón parado. Barcelona: Hispano-
Europea.
- Vales, A., Sambale, J., Areces, A. (2002). ”Directrices metodológicas para el entrenamiento
del portero de fútbol en etapas de alto rendimiento: Aspectos físicos condicionales”. Rev.
Training-Fútbol, 77, pág, 16-25.
- Valdano (1997). Los cuadernos de Valdano. Madrid: Aguilar.
- Von Clausewitz (1984). De la guerra. .Madrid: Ministerio de defensa.
- Yagüe, J.M. (2005). “El ataque y la defensa en las acciones a balón parado”. Rev. Training-
Fútbol, 108, pág, 16-27.
- Zamora, J y Etxarri, M. (2003). Manual de fútbol: Desarrollo de los conceptos tácticos en
diferentes sistemas de juego. Madrid: Esteban Sanz
- Zeeb, G. (1994) Manual de entrenamiento de fútbol. Planificación y realización de 144
programas de entrenamiento. Barcelona : Paidotribo

21
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

22
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

SISTEMAS TÁCTICOS EN EL FÚTBOL:


EL SISTEMA 1-4-5-1 Y SUS VARIANTES

Juan Manuel Gallardo Rabadán


Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte
Diplomado en Educación Física

EL SISTEMA 4-5-1 Y SUS VARIANTES


Este Sistema de juego tiene su origen en el 1-4-4-2, al retrasar a uno de los dos
delanteros a la línea de centro de campo, de forma estable, con la intención de reforzar
esa zona, en especial al enfrentarse a rivales superiores. Se consigue un reparto del
terreno más racional, unos esfuerzos menores para defender y más posibilidades de
contraataque.

Ha sido muy utilizado en los países nórdicos, como Noruega y Suecia, siendo su
desarrollo distinto en España, con diferentes aplicaciones que iremos analizando a lo
largo de las fichas siguientes. En concreto, empezaremos a analizar el sistema “puro” 4-
5-1.

1. NOMBRE DEL SISTEMA: 4-5-1


DEFINICIÓN

Originariamente, el 4-5-1 es el sistema más defensivo de los que disponen una


línea de 4 defensas. Como sistema de los denominados puros, podría considerarse una
evolución del 4-4-2, en el que uno de los delanteros retrasa su posición a la línea de
medios.

La disposición final sería:


- 1 Portero.
- 4 Defensas (2 laterales y 2 centrales)
- 5 Medios (1 pivote “defensivo”, 2 mediocentros y 2 jugadores de banda).
- 1 Delantero.

REPRESENTACIÓN GRÁFICA

23
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

ACCIONES EN ATAQUE

Portero: Como ya hemos dicho en anteriores ocasiones, el portero juega un papel


fundamental a la hora de comenzar la acción de ataque. Con esta disposición táctica en
la que no hay extremos puros y un solo delantero, debe intentar que el balón salga
jugado desde su posición.

Defensas: El equilibrio que ofrecen los jugadores del medio del campo, facilitan
las incorporaciones de los jugadores más retrasados. Los laterales subirán
alternativamente y por sorpresa al ataque, cuando las circunstancias lo aconsejen; por su
parte los centrales se incorporarán en jugadas a balón parado y en acciones de
contraataque, siempre que uno de los jugadores de medios le pueda realizar, sin
problema, la cobertura oportuna.

Medios: La disposición de la línea de medios, supuestamente “defensiva”, facilita


enormemente las incorporaciones al ataque de cualquiera de los jugadores de dichas
posiciones. El pivote defensivo, dependiendo se sus características, se incorporará en
jugadas a balón parada (si posee un buen juego aéreo o su envergadura en “importante”)
o de lo contrario, sus acciones ofensivas se basarán en algún contraataque esporádico
aprovechando su gran condición física (características esta, indispensable para el jugador
que ocupe esta posición). Los mediocentros si que podrán subir con más libertad al
ataque, pero siempre intentando hacerlo de manera alternativa. Deberán poseer un buen
golpeo a distancia y técnica aceptable. Por su parte, los jugadores de banda, de
características determinadas (rápidos, con desborde, buena condición física) serán los
encargados de llevar el peso en las acciones de ataque, ya sea con entradas por las
bandas, o posicionándose dentro del área como segundo delantero cuando la jugada vaya
por banda contraria.

Delantero: El delantero deberá ser el “rematador” por excelencia, pudiendo ser


corpulento y rematador o bien, “menudito” y habilidoso. Será la referencia de sus
compañeros y siempre jugará entre los centrales, intentando no caer a banda
excesivamente.

ACCIONES EN DEFENSA

Portero: Encargado fundamentalmente de que el equipo contrario no consiga su


objetivo máximo, el GOL, se encargará de corregir los posibles errores tácticos de sus
compañeros.

Defensas: La línea defensiva, al estar resguardada por un buen número de


jugadores de medios, podrán realizar marcajes tanto zonales como al hombre. Los
laterales se ocuparán de los extremos contrarios mientras que los centrales marcarán a
los jugadores más adelantados del equipo contrario. Los cuatro, volviendo a depender de
sus características generales, podrán colocar la línea defensiva más o menos adelantada.
Por naturaleza suele estar más bien retrasada.

Medios: edundando, diremos que los centrocampistas son el equilibrio


fundamental del equipo. El pivote marcará al jugador que juegue entre líneas (si lo
hubiera), o se encargará de hacer las coberturas a cualquiera de los mediocentros que
estén desubicados. Los mediocentros se encargarán de que la línea de creación
adversaria no franquee su línea de medios, marcando si fuera necesario a los jugadores
que estén en dicha posición. También harán las coberturas oportunas a los jugadores de
banda que se hayan quedado descolgados o fuera de su posición. De los 3 jugadores que
hemos analizado, tanto el pivote defensivo como, por lo menos, uno de los dos
mediocentros, deberán ser jugadores de enorme capacidad física. Los jugadores de
banda taparán las posibles subidas de los laterales y le harán la cobertura al lateral si
éste se incorpora al ataque.

24
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

Delantero: Su misión defensiva se basará en que los centrales no puedan sacar


con comodidad el balón desde atrás. Si fuera necesario o el equipo contrario jugara con
un pivote (organizador), el delantero buscará tapar las líneas de pase de los
centrales/laterales con el pivote.

VENTAJAS DEL SISTEMA

- Gran número de jugadores en la zona de balón (disposición racional de los


jugadores).
- Pocos espacios para los jugadores del equipo rival.
- Sistema defensivo pero que puede llegar a sumar numerosos efectivos en el
ataque.
- Un error de un compañero es subsanable por otro jugador en un corto período de
tiempo.

INCONVENIENTES DEL SISTEMA

- Se necesitan hacer muchos pases en corto para llegar a posiciones más


adelantadas.
- Al ser originariamente defensivo, al recuperar el balón, hay que recorrer muchos
metros hasta el área rival.
- Es muy difícil hacer una presión coordinada o fructífera en posiciones
adelantadas.

LA CLAVE

Este sistema, en el cual todos los jugadores tienen siempre cerca un compañero
que le puede resguardar su posición, es más fácil de defenderlo que atacarlo. Aún así, un
sistema que mezcle la disposición de varios jugadores entre líneas y como mínimo, el
mismo número de jugadores en la línea de medios, sería una alternativa factible para
jugarles. Por eso, el sistema que nosotros recomendamos es:

Sistema 4-2-3-1

2. VARIANTE 1ª. SISTEMA 4-1-4-1


NOMBRE DEL SISTEMA: 4-1-4-1

DEFINICIÓN

El sistema de juego 4-1-4-1, es una variante muy sencilla y bastante similar del 4-
5-1. En él, la única modificación visible respecto al sistema de origen, es el
posicionamiento “CLARO” de un pivote defensivo, que hace las veces de ORGANIZADOR.

Las posiciones serían:


- 1 Portero.
- 4 Defensas (2 laterales y 2 centrales)
- 5 Medios (1 pivote “organizador”, 2 mediocentros y 2 jugadores de banda).
- 1 Delantero

25
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

REPRESENTACIÓN GRÁFICA

ACCIONES EN ATAQUE

Portero: Como ya hemos dicho en anteriores ocasiones, el portero juega un papel


fundamental a la hora de comenzar la acción de ataque. Con esta disposición táctica en
la que no hay extremos puros y un solo delantero, debe intentar que el balón salga
jugado desde su posición.

Defensas: El equilibrio que ofrecen los jugadores del medio del campo, facilitan
las incorporaciones de los jugadores más retrasados. Los laterales subirán
alternativamente y por sorpresa al ataque, cuando las circunstancias lo aconsejen; por su
parte los centrales se incorporarán en jugadas a balón parado y en acciones de
contraataque, siempre que uno de los jugadores de medios le pueda realizar, sin
problema, la cobertura oportuna.

Medios: La disposición de la línea de medios, supuestamente “defensiva”, facilita


enormemente las incorporaciones al ataque de cualquiera de los jugadores de dichas
posiciones. El pivote defensivo, dependiendo se sus características, se incorporará en
jugadas a balón parada (si posee un buen juego aéreo o su envergadura en
“importante”); también será el encargado principal de comenzar todas las jugadas de
ataque, repartiendo juego tanto a los mediocentros como a los jugadores de banda. Los
mediocentros si que podrán subir con más libertad al ataque, pero siempre intentando
hacerlo de manera alternativa. Deberán poseer un buen golpeo a distancia y técnica
aceptable. Por su parte, los jugadores de banda, de características determinadas
(rápidos, con desborde, buena condición física) serán los encargados de llevar el peso en
las acciones de ataque, ya sea con entradas por las bandas, o posicionándose dentro del
área como segundo delantero cuando la jugada vaya por banda contraria.

Delanteros: El delantero deberá ser el “rematador” por excelencia, pudiendo ser


corpulento y rematador o bien, “menudito” y habilidoso. Será la referencia de sus
compañeros y siempre jugará entre los centrales, intentando no caer a banda
excesivamente.

ACCIONES EN DEFENSA

Portero: Encargado fundamentalmente de que el equipo contrario no consiga su


objetivo máximo, el GOL, se encargará de corregir los posibles errores tácticos de sus
compañeros.

Defensas: La línea defensiva, se posicionará siempre en línea, siendo los laterales


los que se ocuparán de los extremos contrarios, mientras que los centrales marcarán a
los jugadores más adelantados del equipo contrario. Los cuatro, volviendo a depender de
sus características generales, podrán colocar la línea defensiva más o menos adelantada.

26
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

Medios: Redundando, diremos que los centrocampistas son el equilibrio


fundamental del equipo. El pivote marcará al jugador que juegue entre líneas (si lo
hubiera), o se encargará de hacer las coberturas a cualquiera de los mediocentros que
estén desubicados. También caerá a bandas para tapar las posibles superioridades contra
el lateral. Los mediocentros se encargarán de que la línea de creación adversaria no
franquee su línea de medios, marcando si fuera necesario a los jugadores que estén en
dicha posición. También harán las coberturas oportunas a los jugadores de banda que se
hayan quedado descolgados o fuera de su posición. De los 3 jugadores que hemos
analizado, tanto el pivote defensivo como, por lo menos, uno de los dos mediocentros,
deberán ser jugadores de enorme capacidad física. Los jugadores de banda taparán las
posibles subidas de los laterales y le harán la cobertura al lateral si éste se incorpora al
ataque.

Delanteros: Su misión defensiva se basará en que los centrales no puedan sacar


con comodidad el balón desde atrás. Si fuera necesario o el equipo contrario jugara con
un pivote (organizador), el delantero buscará tapar las líneas de pase de los
centrales/laterales con el pivote.

VENTAJAS DEL SISTEMA

- Gran número de jugadores en la zona de balón (disposición racional de los


jugadores).
- Pocos espacios para los jugadores del equipo rival.
- Sistema defensivo pero que puede llegar a sumar numerosos efectivos en el
ataque.
- Un error de un compañero es subsanable por otro jugador en un corto período de
tiempo.

INCONVENIENTES DEL SISTEMA

- Se necesitan hacer muchos pases en corto para llegar a posiciones más


adelantadas.
- Al ser originariamente defensivo, al recuperar el balón, hay que recorrer muchos
metros hasta el área rival.
- Es muy difícil hacer una presión coordinada o fructífera en posiciones
adelantadas.

LA CLAVE

Este sistema, en el cual todos los jugadores tienen siempre cerca un compañero
que le puede resguardar su posición, es más fácil de defenderlo que atacarlo. Aún así, la
posición “clara” del pivote defensivo, hace que un solo jugador entre líneas no pueda
parar las acometidas de varios jugadores contrarios, por lo que para contrarrestar esta
variante del 4-1-4-1, repetimos el sistema que utilizamos en contra del 4-5-1:

Sistema 4-2-3-1

27
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

3. VARIANTE 2ª. SISTEMA 4-2-3-1


NOMBRE DEL SISTEMA: 4-2-3-1

DEFINICIÓN

El 4-2-3-1, se puede denominar como una variante “ofensiva” del sistema de


juego 4-5-1. En ella, la posición retrasada de los pivotes o mediocentros y la más
adelantada de los otros 3 jugadores de medios, es lo más destacable de este sistema
novedoso.

En él, se reparten las siguientes posiciones:


- 1 Portero.
- 4 Defensas (2 centrales y 2 laterales)
- 5 Medios (2 mediocentros, 2 de banda o extremos y 1 mediapunta).
- 1 Delantero.

REPRESENTACIÓN GRÁFICA

ACCIONES EN ATAQUE

Portero: Es pieza fundamental a la hora de comenzar el ataque (en contra de lo


que muchos piensan), ya que sus envíos largos y precisos hacia los delanteros o los
extremos, permiten realizar contraataques letales frente a la portería contraria.

Defensas: Los laterales efectuarán desmarques de ruptura con los extremos y


desdoblamientos y permutas constantes. La gran ventaja con el resto de los compañeros
es que no disponen de marcajes por parte del adversario, lo que les otorga un papel
principal como peligro por las bandas. Los centrales, tras recuperación de pelota,
pueden incorporarse al ataque de forma rápida y eficaz. Para ello, estos centrales
deberán poseer gran zancada y buena visión del juego (para saber si es posible o no
sumarse a la jugada ofensiva), con fundamentos técnicos y buenos en el juego aéreo
(suben a rematar saques de esquina y faltas laterales.

Medios: Los dos mediocentros tienen la posibilidad de incorporarse al ataque por


el centro alternativamente. Lógicamente deben ser jugadores con una gran capacidad
física y bien dotados técnicamente, con buena visión de juego y un buen golpeo de balón.
Constantemente realizarán apoyos y ayudas a los compañeros. Los dos extremos deben
situarse lo más abiertos posibles en el terreno de juego. Desde esa posición efectuarán
rápidos desmarques y apoyos con el resto de los compañeros. A la hora de atacar tienen
libertad de movimientos. El mediapunta (defensivo) juega siempre entre líneas, lo que le
permite sorprender al rival, encarando a los defensas con el balón controlado. Los
desmarques, apoyos y ayudas constantes, deben estar presentes en su juego.

28
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

Normalmente este papel lo desempeña el jugador más desequilibrante del equipo dotado
de una gran técnica.

Delantero: Juega el papel de finalizador de las jugadas. Desmarques, apoyos,


regates y lanzamientos a portería son sus principales acciones. Puede ser de
características diversas; así, podemos contar con el “típico” jugador bajito pero muy
rápido o habilidoso, o bien, uno corpulento y gran rematador tanto con el pie como con
la cabeza.

ACCIONES EN DEFENSA

Portero: Será el encargado de evitar que nos marquen gol. También, intentará
corregir las posiciones de sus jugadores y se situará ligeramente adelantado para cortar
cualquier acción peligrosa del equipo contrario.

Defensas: Los laterales al igual que los centrales actuarán en línea y con una
defensa en zona. Marcarán al contrario que entre dentro de su zona y le seguirán hasta
que acabe la jugada, sobre todo, si al que marcan posee el balón. Realizarán coberturas
y permutas con los centrales. Estos últimos, marcarán estrechamente al jugador más
adelantado del conjunto rival y al igual que los laterales, efectuarán basculaciones y
coberturas a los laterales.

Medios: Los dos mediocentros intentarán frenar a la segunda línea de creación


del equipo rival mediante marcajes, entradas y anticipaciones. También realizarán
coberturas a los extremos y serán los encargados de controlar a los posibles jugadores
que jueguen entre líneas. Si alguno de los centrales se incorporara al ataque, uno de
ellos ocuparía su posición. Es importantísimo que estos dos jugadores posean una
capacidad física enorme. Los extremos serán los encargados de frenar la subida de los
laterales contrarios. Realizarán las coberturas a sus laterales. El mediapunta se
encargará de neutralizar el juego de la primera línea de creación del conjunto
adversario. También, mediante ayudas permanentes, colaborará con los dos
mediocentros.

Delantero: El punta será el primero en defender, presionando a los centrales para


que no jueguen la pelota con comodidad, al igual que al portero cuando éste intente
jugar el balón con los pies.

VENTAJAS DEL SISTEMA

- Sistema que mantiene activos a todos los jugadores, ya que todos se sienten
partícipes tanto en ataque como en defensa.
- Es una variante táctica muy ofensiva del 4-5-1 “puro”.
- Hay una distribución racional y lógica en el terreno de juego.
- Facilita la recuperación de balón, la posesión y el mantenimiento del mismo
cuando se haya en nuestro poder.

INCONVENIENTES DEL SISTEMA

- La enorme participación de todos los miembros del equipo, puede suponer un


peligro a la hora de defender, si no se realizan las acciones justas y necesarias.
- Supone un gran esfuerzo físico de determinados jugadores.

LA CLAVE

Este sistema, al ser de los más equilibrados tácticamente, podría ser


contrarrestado o bien, con un sistema de juego similar, ya que el mediapunta se
encargaría de que el equipo contrario no jugará el balón con tranquilidad, o por el
contrario, con un sistema 4-4-2 (4-4+1-1) en el que tendríamos mayor presencia en el

29
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

centro del campo y seguiríamos teniendo a alguien encargado de romper el juego de los
mediocentros rivales.

4-4+1-1 (mediapunta defensivo)

4. VARIANTE 3ª. SISTEMA 4-3-2-1


NOMBRE DEL SISTEMA: 4-3-2-1

DEFINICIÓN

El 4-3-2-1, supone una mínima variante del sistema puro (4-5-1) por lo que su
explicación es bastante similar. El origen de la variante es la posición mas adelantada de
los jugadores de banda, convirtiéndose casi en extremos a la hora de atacar.

Su disposición final será:


- 1 Portero
- 4 Defensas (2 centrales y 2 laterales).
- 5 Medios (3 mediocentros, 2 jugadores de banda/extremos).
- 1 Delantero.

REPRESENTACIÓN GRÁFICA

ACCIONES EN ATAQUE

Portero: Como ya hemos dicho en anteriores ocasiones, el portero juega un papel


fundamental a la hora de comenzar la acción de ataque. Con esta disposición táctica en
la que no hay extremos puros y un solo delantero, debe intentar que el balón salga
jugado desde su posición.

Defensas: El equilibrio que ofrecen los jugadores del medio del campo, facilitan
las incorporaciones de los jugadores más retrasados. Los laterales subirán
alternativamente y por sorpresa al ataque, cuando las circunstancias lo aconsejen; por su
parte los centrales se incorporarán en jugadas a balón parado y en acciones de
contraataque, siempre que uno de los jugadores de medios le pueda realizar, sin
problema, la cobertura oportuna.

30
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

Medios: Aquí es donde se produce el cambio más significativo del sistema


respecto al 4-5-1. Mientras que en ese sistema, uno de los mediocentros era el
organizador y se posicionaba como pivote defensivo, aquí los 3 mediocentros,
caracterizados por una buena técnica y movilidad constante, deberán ser los encargados
de comenzar la jugada indistintamente, es decir, posicionalmente se colocarán como
aparece en el dibujo, pero cualquiera de los 3 puede estar en esas posiciones durante el
partido, confundiendo constantemente a los medios rivales. De igual manera, los 3
mediocentros se incorporarán al ataque alternativamente, no haciéndolo bajo ningún
concepto los 3 a la vez. Respecto a los jugadores de banda, deben ser los actores
principales de las jugadas ofensivas. Rápidos, habilidosos y de buen disparo, deben ser
sus características, incorporándose o bien desde la banda o como un segundo delantero.

Delantero: Será el más estático de los jugadores de su equipo en funciones


defensivas. Debe ser la referencia y el jugador que aguante todos los balones a la espera
de los compañeros que se sumen al ataque. Puesto que en ataque, los jugadores de
banda se convierten en extremos, el punta nunca debe caer a banda y tiene que
caracterizarse por ser fuerte, gran rematador y de técnica aceptable.

ACCIONES EN DEFENSA

Portero: Encargado fundamentalmente de que el equipo contrario no consiga su


objetivo máximo, el GOL, se encargará de corregir los posibles errores tácticos de sus
compañeros.

Defensas: La línea defensiva, al estar resguardada por un buen número de


jugadores de medios, podrán realizar marcajes tanto zonales como al hombre. Los
laterales se ocuparán de los extremos contrarios mientras que los centrales marcarán a
los jugadores más adelantados del equipo contrario. Los cuatro, volviendo a depender de
sus características generales, podrán colocar la línea defensiva más o menos adelantada.
Por naturaleza suele estar más bien retrasada.

Medios: Los mediocentros deben ser los que rompan el juego rival. A la hora de
defender, estos jugadores ocuparán o bien una posición más o menos fija, o tendrán una
marca que hacer, para así, no cambiar de posición constantemente y crear la confusión
entre sus propios jugadores. En jugadas de contraataque rival y al quedarse nuestros
extremos en posiciones adelantadas, debe caer uno de ellos a banda para cerrar las
subidas de los laterales contrarios, ocupando los otros dos las posiciones más centradas.
Los jugadores de banda taparán las incorporaciones de los laterales, pero obligando al
lateral, por su posición adelantada, a quedarse en posiciones muy defensivas.

Delantero: El punta fijará a los centrales y se moverá constantemente como un


mediapunta en tareas defensivas, para que el pivote u organizador rival, no mueva con
facilidad la pelota. Será también el encargado de empezar la presión, si así se indicara
(siempre en bloque).

VENTAJAS DEL SISTEMA

- Ocupación de espacios más completa.


- Los 3 mediocentros dan equilibrio tanto en ataque como en defensa, pudiendo
hacer todo tipo de ayudas a cualquiera de sus compañeros.
- Hay un mayor número de jugadores que llegan al área rival.
- Obliga a mantener siempre a los 3-4 defensores contrarios.

INCONVENIENTES DEL SISTEMA

- Sigue dejando un hueco entre las líneas de defensa y de medios.


- Un simple error de colocación a la hora de defender, puede ocasionar una acción
de muchísimo peligro.

31
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

- Si alguno de los jugadores de banda no es generoso en el esfuerzo, puede


desequilibrarse el centro del campo con suma facilidad.

LA CLAVE

Este sistema puede suponer una forma de jugar algo más equilibrada que otras
variantes del 4-51, ya sea por la posición de los mediocentros (dispuestos a hacer ayudas
o permutas constantes) o bien por el gran número de jugadores que se acumula por
cualquier espacio del campo. Aún así, el espacio entre líneas puede marcar la diferencia
para contrarrestar este sistema, sin descuidar, claro está, el gran número de jugadores
que se acumulan en el centro del campo. Por ello, nuestra alternativa a este sistema es:

Sistema 4-3-1+2

5. VARIANTE 4ª. SISTEMA 4-4-1-1


NOMBRE DEL SISTEMA: 4-4-1-1

DEFINICIÓN

Esta variante del 4-5-1, supone una alternativa algo más ofensiva.
Posicionalmente, el único cambio que permite dicha variación, es la de reconvertir al
pivote defensivo, en mediapunta defensivo, es decir, darle más funciones ofensivas que
las que tenía anteriormente.

Las posiciones se repartirían así:


- 1 Portero.
- 4 Defensas (2 laterales y 2 centrales)
- 5 Medios (2 mediocentros, 2 jugadores de banda y 1 mediapunta defensivo).
- 1 Delantero.

REPRESENTACIÓN GRÁFICA

32
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

ACCIONES EN ATAQUE

Portero: El portero juega un papel fundamental a la hora de comenzar la acción


de ataque. Con esta disposición táctica, el portero debe intentar que el balón salga
jugado desde su posición.

Defensas: Esta variante del 4-5-1 ofrece algo menos de equilibrio en el centro del
campo. Pese a ello, los laterales subirán alternativamente y por sorpresa al ataque,
cuando las circunstancias lo aconsejen; por su parte los centrales se incorporarán en
jugadas a balón parado y casualmente, tras recuperación, se sumarán al ataque en
contraataque. Es muy importante que estas acciones en las que el central se incorpora a
tareas ofensivas, la acción finalice (disparo a puerta) para que pueda recuperar
fácilmente su posición.

Medios: El “supuesto” menor equilibrio de este sistema en la línea de medios,


provoca que, en primer lugar, los mediocentros sean los encargados de comenzar todas
las acciones de ataque, ayudándose o bien en los jugadores de banda, o en el
mediapunta. Sus incorporaciones serán alternativas. Deberán ser jugadores de gran
capacidad física y buena técnica. En cuanto a los jugadores de banda, estos deberán ser
rápidos, habilidosos y/o técnicamente excelentes, ya que o bien, tendrán que desbordar
al lateral rival, o tendrán que colgar balones perfectos al punta. Por su parte, y a su vez,
el jugador que hace que exista esta variante, el mediapunta, debe ser el “pasador
final”, es decir, entrando constantemente en juego y un poco más liberado de las tareas
defensivas, surtirá de balones tanto a los puntas como a los jugadores de banda. Su
posición entre líneas y en constante movimiento deberá dificultar su marcaje.

Delantero: Goleador por naturaleza, tratará de convertir en tanto cualquier balón


que le llegue, o bien al pie (regateando y finalizando) o a la cabeza (colgado desde
cualquiera de las bandas). Sus características dependerán de lo que el entrenador busque
en cada momento. Puede ser habilidoso con el balón o bien corpulento y buen
rematador.

ACCIONES EN DEFENSA

Portero: Corregirá cualquier error táctico que puedan cometer sus compañeros;
hablará constantemente para que sepan donde está en cada momento el jugador que
tienen que marcar cada uno de os defensas y, sobre todo, evitarán los goles del equipo
contrario.

Defensas: La línea defensiva siempre posicionada en línea, podrá realizar marcaje


al hombre o marcaje en zona, teniendo especial cuidado en el jugador rival que se
posicione entre líneas (si lo hubiera). Los laterales marcarán a los jugadores de banda
contraria y los centrales, a los delanteros (o delantero). Si sólo hubiera uno, un central
marcará y el otro se colocará ligeramente detrás para acudir a los fallos de sus
compañeros.

Medios: Los centrocampistas serán los encargados de frenar las acometidas


rivales, intentando que los medios rivales no contacten con los delanteros. Los
mediocentros, marcarán a los medios rivales e intentarán que no muevan con fluidez la
pelota; los jugadores de banda, algo más cerrados que en anteriores sistemas (a no
tener 3 mediocentros o 2 y un pivote), taparán las subidas de los laterales y ayudarán a
sus medios si algún rival más se adhiriera al centro del campo. El mediapunta será el que
apoye a los mediocentros en tareas defensivas e intentará que el organizador rival, no
entre en contacto con la pelota.

Delantero: Como en anteriores sistemas pero ahora con la ayuda de un


mediapunta, se colocará entre los centrales para que estos no puedan salir jugando desde
atrás.

33
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

VENTAJAS DEL SISTEMA

- Mayor ocupación espacial del terreno de juego.


- Gran número de jugadores en el centro del campo.
- Fácil incorporación de jugadores al ataque desde posiciones más retrasadas.
- Mejora el juego ofensivo entre líneas al desorientar a las defensas rivales.

INCONVENIENTES DEL SISTEMA

- Dificultades a la hora de defender a un jugador rival entre líneas.


- En ataque, la falta de llegada de los jugadores de medios, pueda hacer que el
delantero se encuentre muy sólo ante la defensa adversaria.
- Si el punta no posee un buen juego “de espaldas” para retener el balón el mayor
tiempo posible, los jugadores de medios no podrán incorporarse con garantías al
ataque.

LA CLAVE

El 4-4+1-1, vuelve a mejorar, si cabe, en el aspecto ofensivo, pero vuelve a


desguarnecer la defensa con un equilibrio relativo defensa-centro del campo. El
posicionamiento en línea de los mediocentros, facilitaría la labor de un mediapunta
contrario, por lo que un sistema con el mismo número de medios, pero con un pivote y un
mediapunta, podría contrarrestar con garantías al sistema analizado. Así, nosotros hemos
elegido como alternativa:

Sistema 4-3-2-1 (con el mediocentro más retrasado y los interiores más cerrados)

BIBLIOGRAFÍA
- AMADO, COBO, OIARTZABAL y ZINKUNEGI. “Proceso de enseñanza-aprendizaje en el fútbol”. Diputación
foral de Guipúzcoa. 2003
- ALVÁREZ, Msc. Alain. “Estrategia táctica y técnica: definiciones, características y ejemplos de los
controvertidos términos”. http://www.efdeportes.com/ Revista Digital - Buenos Aires - Año 9 - N° 60 -
Mayo de 2003.
- HERRÁEZ, Bernabé. “Sistemas habituales en el fútbol 11”. www.entrenadores.info. 2002.
- LOVRINCEVICH, Christian. “Análisis de la evolución de los sistemas de juego en el fútbol”.
http://www.efdeportes.com/ Revista Digital - Buenos Aires - 8. Nº 53. 2002.
- RIERA, J. “Estategía, táctica y técnicas deportivas” en “APUNTS: EDUCACION FISICA Y DEPORTES”. INEFC
(Instituto Nacional de Educación Física de Cataluña). Nº 39. 1995.
- SAMPEDRO, Javier. “Fundamentos de Táctica Deportiva”. Editorial Gymnos. Madrid. España. 1999

COLABORADORES
• JUAN GALLARDO GONZÁLEZ: Secretario y coordinador de actividades deportivas en la
Escuela Municipal de Fútbol Base de Ciudad Real.
• MARIA DE LAS CRUCES GUTIÉRREZ TORRES: Diplomada de Magisterio en la especialidad de
Educación Física (Universidad de Castilla La Mancha) y Licenciada en Ciencias de la
Actividad Física y del Deporte (Universidad Autónoma de Madrid).
• JUAN R. SALVADORES CANEDO: Entrenador de Nivel Nacional (Técnico Deportivo Superior),
Máster Profesional en Entrenamiento de Fútbol y Máster Universitario en Psicología de la
Actividad Física y el Deporte.
• JUAN FRANCISCO HERNÁNDEZ NAVARRO: Entrenador Nacional de Fútbol.
• IMANOL NUÑEZ ENRÍQUEZ: Técnico-monitor de Fútbol Base.
• JAVIER HERNÁNDEZ PALOMARES: Entrenador Nacional de fútbol y monitor de fútbol base.
• JAVIER GALANTE: Director Técnico.
• FRANCISCO IVÁN SERRANO NAVARRO: Ex-jugador de fútbol amateur.

34
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

FÚTBOL BASE. PLANIFICACIÓN REAL DE UNA


TEMPORADA EN PERÍODO DE ESPECIALIZACIÓN:
CONTENIDOS TÉCNICO-TÁCTICOS Y FÍSICOS Y
PROPUESTA DE PLANIFICACIÓN

Salva Cambray Castillo


Entrenador Nacional de Fútbol
Entrenador de Fútbol base de la UE LLeida

Joel Jové Martí


Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte
Diplomado en Fisioterapia
Entrenador de Fútbol Nivel II

1. CONTENIDOS TÉCNICO-TÁCTICOS DE ENTRENAMIENTO


No es la finalidad de ésta obra profundizar en aspectos específicos y propios de la
técnica y la táctica del deporte del fútbol dado que en el mercado ya existe un buen
número de publicaciones que se refieren de manera detallada y concreta a los diferentes
elementos técnicos (sus características, sus formas de trabajo, etc.) y a todo el
entramado táctico que rodea este deporte (sistemas de juego, tipo de defensas y
ataques, etc.). Así pues, para profundizar en todo este abanico de aspectos nos
remitimos a autores como Conde, M., Alonso A., Zamora J. o Etxarri M. En este capítulo 3
sólo hacemos una aproximación rápida a los aspectos más relevantes de la técnica y la
táctica que el técnico tendrá en cuenta a la hora de afrontar una planificación de un
equipo de fútbol base.

3.1. SISTEMA DE JUEGO

Sabemos del gran abanico de posibilidades de qué dispone el entrenador a la hora


de situar a los jugadores sobre el terreno de juego en el momento del partido. Todos los
sistemas de juego presentan unas características lo bastante definidas y diferentes las
unas de las otras y, por lo tanto, la elección del sistema que acabaremos utilizando,
requerirá de un análisis previo de factores bien diversos que van desde las características
propias del equipo con que contamos hasta la competición y rivales con que nos
encontraremos o, por qué no, de nuestros gustos personales (de nuestra filosofía de
juego).

Dos autores que comentan de manera lo bastante acertada las generalidades de


cada sistema de juego son los técnicos vascos Mikel Etxarri y Jesús Zamora en su obra
"Manual de Fútbol. Desarrollo de Conceptos Tàcticos en diferentes Sistemas de Juego"
(Librerías Deportivas Esteban Sanz, 2003). A esta obra nos remitimos.

Así pues, habiendo analizado la situación particular en que nos encontramos con
el fin de escoger, acto seguido, 'nuestro' sistema de juego, lo que nos quedará prever
(planificar) es la manera cómo lo entrenaremos, la metodología que utilizaremos. Al
respecto, comentamos los principales aspectos metodológicos del trabajo de cariz táctico
que a nivel de sistemas de juego creemos más interesantes para las etapas formativas de
los jóvenes futbolistas. A pesar de que preferentemente (básicamente por la falta de
tiempo) proponemos trabajar la técnica y la táctica en base a situaciones de partido

35
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

(partidos de entrenamiento, amistosos, etc.) también contemplamos otros tipos de


trabajos:

a) Trabajos por líneas (marcaje zonal, mixto...).


b) Trabajo por lugares específicos (a modo de acciones combinatorias o auto-
matismos).
c) Trabajo de recordatorio táctico general (comentarios orales o en pizarra de cariz
teórico en concepto de recordatorio). Connotaciones cortas y claras.
d) Trabajo de contextualización (superioridad atacante, superioridad defensiva,
handicaps,...).

Periodización/Ubicación Temporal. A nivel general, podemos decir que el trabajo


de los sistemas de juego y de todo el entramado tècnico-tàctico general puede ser
trabajado cualquier día de la semana (siempre y cuando respetamos las cargas físicas de
cada sesión). En una visión general de la temporada, podríamos hablar de una mayor
concentración de trabajo táctico durante la segunda mitad de la pre-temporada e inicio
de la temporada (etapa básica de asimilación de los conceptos tècnico-tàcticos).

3.2. ORGANIZACIÓN DEL EQUIPO Y FORMA DE JUGAR

Dejando ya de lado el sistema de juego, aquí nos referiremos, en términos


generales, a los recursos tácticos sobre los cuales hace falta trabajar e incidir de manera
específica a lo largo de la temporada.

a) Táctica ofensiva o de ataque

A nivel ofensivo, y nuevamente teniendo en cuenta los puntos fuertes y las


debilidades del global de jugadores de que se dispone, se apostará por un tipo de ataque
u otro (posicional, combinativo, directo, por las bandas, etc).

- En este apartado incluiremos el trabajo de aspectos como:


- Circulación rápida y constante de pelota (mediante, por ejemplo, partidos tema,
conservación o mantenimiento, con o sin límites de toques).
- Movilidad constante de los jugadores con ayudas permanentes, búsqueda de
espacios libres (también su creación y ocupación), y creación de superioridad
numérica.
- Amplitud y profundidad.
- Cambios de ritmo.
- Etc.

También en este punto haremos incidencia en las zonas del campo por donde
conducir los ataques. Así, podremos hablar de la utilización de las bandas (ej: partidos
tema con límite de toques en los carriles centrales) o del avance por los carriles
centrales.

b) Táctica defensiva

El tipo de marcaje con que hay que trabajar en fútbol base en etapas de
especialización tiene que ser, ineludiblemente, de tipo zonal (responsabilidad de cada
jugador sobre una zona del campo y sobre los jugadores contrarios que penetren) aunque
en contadas ocasiones, podemos usar otros tipos de defensas (marcaje al hombre, etc.).
Dentro de esta defensa zonal, a nivel de entrenamientos, se incidirá en:

- Comunicación entre los diferentes componentes del equipo (especialmente entre


los que ocupan zonas "vecinas"), recordando que uno de los puntos débiles de la
defensa de tipo zonal son los espacios compartidos entre zonas que llevan a con-
fusión entre defensores si se olvida el aspecto comunicativo.
- Marcajes estrictos en las zonas. Si el rival está cerca de nuestra portería, este
hecho se intensifica.

36
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

- Perfeccionamiento de los fundamentos defensivos (ya que si no se dominan, la


zona pierde su eficacia).

Y, además: concentración, análisis continuado del juego y responsabilidad.


Organizaciones defensivas: Para profundizar en todo el abanico de aspectos que
nos ofrece este apartado (tipo de repliegues, pressing, etc.) nos remitimos, nuevamente
a autores de referencia como Conde M. o Alonso A.

Hacemos un inciso en el pressing dado que constatamos que se trata de uno de


los aspectos defensivos más trabajados a nivel formativo. No comentamos el abanico de
posibilidades que tenemos con respecto a maneras y tipo de pressings (nuevamente nos
basaremos en las características de nuestro equipo para definirnos por una u otra opción)
pero si que señalamos los medios de entrenamiento que creemos más acertados para el
trabajo en cuestión. Se centran, primordialmente, en 2 maneras o formas de trabajo:

a) Juegos de conservación de pelota con objetivos específicos de pressing


(presión al hombre con pelota, cortar líneas de paso, ocupación racional de los espacios,
distancias y, sobre todo: actitud defensiva para recuperar la pelota).

b) Partidos tema y situaciones simplificadas de juego real (por líneas, etc.)


donde, además de los anteriores aspectos, se pueden trabajar los movimientos
específicos del pressing colectivo.

c) Transiciones

. Defensa-ataque: pensamos que hay que trabajarlo en la siguiente dirección:


asegurar el primer pase después de la recuperación (pase fácil para asegurar la posesión)
si no se trata de una situación muy evidente con posibilidades por sorpresa o de lanzar el
contraataque.

. Ataque-defensa: en este caso, proponemos que el/los jugador/es más próximo a


la pelota presione/n para evitar la salida rápido y fácil del rival temporizando para
esperar el repliegue del resto de compañeros. En esta línea se pueden trabajar, también,
las faltas nombradas "tácticas".

3.3. AUTOMATISMOS

En fútbol base, daremos una importancia relativa a los automatismos


(principalmente, por la carencia de tiempo) y priorizaremos otros aspectos del
entrenamiento. No obstante, aunque no podremos insistir demasiado en estos tipos de
trabajos, si que podemos hacer una aproximación por dotar a los jugadores de soluciones
ante situaciones concretas del juego (por ejemplo, una salida en largo ante el pressing de
ataque del equipo rival).

Aprovechamos la ocasión para hacer alguna referencia metodológica en relación a


esta clase de trabajos, poco comunes, pero interesantes de ir introduciendo
paulatinamente en etapas de especialización. Para la asimilación de un automatismo
creemos que lo más acertado es trabajar en base a medios como: circuitos y acciones
combinatorias, situaciones con hándicap o partidos y juegos tema. Por lo tanto, como
vemos, siempre se tratará de mecanismos de trabajo integrados dentro de apartados
técnicos, tácticos o físicos.

Otros aspectos a considerar al pretender la asimilación de un automatismo por


parte del grupo que dirigimos, serían:

- Confeccionar ejercicios en forma de ruedas que permitan a los jugadores una


adaptación a las funciones a realizar y a los esfuerzos físicos que éstos plantean
(permitiendo que se trabaje a la posición).
- Introducción progresiva de adversarios.

37
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

- Incluir finalización (pensamos que es un trabajo de repeticiones y se puede


convertir en monótono).
- Trabajar por las dos bandas.

Por otra parte, en su aplicación, el entrenador puede hacer incidencia en:

- Timming en la acción de los jugadores (gesto correcto en el momento oportuno).


- Velocidad de percepción y ejecución de la acción.
- Variación del ritmo de las acciones (de rápido a lento y, sobre todo, de lento a
rápido).
- Intensidad (en ciertas ocasiones, exigir la intensidad propia de las situaciones de
partido).

Ubicación temporal dentro de la semana. La ubicación en que pensamos que es


más acertado incluir los automatismos es los días previos a partido (aprovechando su
posibilidad de integración dentro del trabajo de velocidad) o a cualquiera de las otras
sesiones que conforman el microciclo de entrenamiento si los trabajamos dentro de
situaciones de juego real (partidos o juegos tema).

3.4. JUGADAS DE ESTRATEGIA

Del hecho ineludible de qué gran parte de los goles, en el fútbol, llegan a balón
parado (diversos estudios hablan de un 30%) consideramos las acciones de estrategia
como uno de los elementos más importantes en el entrenamiento del fútbol, ya desde
categorías inferiores. Así pues, el preparador de todo equipo, esta vez sí, colocará la
estrategia en un lugar preferente de su planificación anual.

Así, insistiremos sin excepción en todo el gran abanico de posibilidades


estratégicas que el deporte del fútbol da: libres (directos e indirectos) en diferentes
ubicaciones del campo, córners, penaltis o saques de banda, iniciales y de portería. En
algunos casos insistiremos en las jugadas, de manera particular, en el transcurso de las
sesiones de entrenamientos y sobre el terreno de juego y en otros casos sencillamente
nos referiremos oralmente o haremos breves comentarios o indicaciones. En este sentido,
la falta de tiempo o la posible buena capacidad de los jugadores para desarrollarse
favorablemente en este tipo de jugadas sin necesidad de un trabajo específico previo nos
determinará en buena manera el grado de insistencia que tendremos que tener.

Metodológicamente, señalamos las siguientes premisas:

- Primero, se procurará inculcar una 'cultura' y un 'ambiente' propicio para el trabajo


estratégico, buscando conseguir que el jugador crea en el trabajo de estrategia, y
que la considere importante, útil, válida, eficaz.
- Se destinará el viernes como día específico de la semana para trabajar la
estrategia como ‘bloque de trabajo’ (dejando abierta la posibilidad a cambios
puntuales: cambios de día o semana en que no se trabajará la estrategia). Otros
días, se puede trabajar como 'recordatorio'. El tiempo que se destinará no superará
los 10-20 minutos.
- Dentro de la sesión, se ubicará en la parte principal (el jugador ya está calentado y
psicológicamente preparado). Al Inicio supondría cierta pérdida de tiempo
(requiere un buen calentamiento) y en la parte final el jugador está cansado a
nivel físico y psicológico.
- En la aplicación práctica del trabajo, se exigirá un nivel alto de concentración-
actitud.
- Preferentemente se trabajará con integración dentro de un circuito; siendo el
trabajo de estrategia (una jugada o una parte de ésta), uno de las postas que lo
integrarán. Ésta irá siempre bajo la supervisión directa del entrenador.

38
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

- Además, se tendrá mucho en cuenta que:


• La calidad técnica (especialmente la del lanzador) será la responsable del
nivel de ejecución.
• El entrenamiento con repeticiones es la base del rendimiento.
• En las faltas, utilizaremos la 'valla metálica' de que disponemos como
"barrera" y en ningún caso a los jugadores (es desmotivante, jugador
parado, disputas...).
• También en las faltas, utilizaremos estrategias como acercar la barrera
1-3 metros para aumentar la dificultad de la acción y 'afinar' más la
ejecución. Es, además, con lo que nos encontraremos durante la
competición real.

En otra línea de cosas, hay que comentar que sería propicio alcanzar un buen
dominio de todas las acciones de estrategia que se quieren trabajar, antes de empezar el
segundo mes de competición, es decir, durante la pre-temporada y el primer mes de
competición. A modo de porcentajes, lo expresamos, esquemáticamente, de la siguiente
manera:

NOTA: Durante la temporada, los equipos harán un trabajo de perfeccionamiento


(en función del rival, del momento del equipo, etc.). Se procurará mantener, mejorar o
en último caso, incorporar nuevas jugadas.

Exponemos, acto seguido, una posibilidad de aplicación del trabajo de estrategia


en el entrenamiento, a modo de 'pasos':

- El primer día de trabajo de estrategia y antes del inicio de la sesión, entrega de


una hoja de apoyo donde se muestra el gráfico de las acciones a realizar con una
breve explicación.
- En cada sesión de entrenamiento en que se trabaje la estrategia como 'bloque':
• Explicación teórica clara (1).
• Trabajo sin adversarios y a baja velocidad (4).
• Trabajo sin adversarios (o adversarios pasivos) a velocidad real (10).
• Trabajo con situación real de juego (en partidos de entrenamiento,
amistosos...).

No hay que decir, que las jugadas concretas sobre las cuales se trabajará, se
decidirán, otra vez, a partir del análisis de las características específicas de los
jugadores.

La estrategia defensiva. La mayoría de los puntos comentados hasta el


momento, se refieren a los aspectos ofensivos del trabajo de estrategia. El aspecto
defensivo, evidentemente, también se tendrá que trabajar sobre todo en córners y libres
directos e indirectos donde se contemple la posibilidad de jugadas de estrategia del
equipo rival. Para el efecto, creemos que lo más idóneo es utilizar un marcaje mixto
donde la mayoría de jugadores marquen al hombre (emparejándose por alturas, etc.)
mientras el resto tapan determinadas zonas. Convendrá no olvidar ningún aspecto y
asignar funciones concretas a los jugadores (teniendo en cuenta sus características) en
base a cada situación concreta: quién se ocupa de los marcajes, quién se pone en la
barrera si hay, quién se coloca en zona de rechazo o quién permanece en posición de
vigilancia.

3.5. PREPARACIÓN ESPECÍFICA DEL PORTERO

Sin profundizar exhaustivamente, lo que pretendemos en este apartado es


repasar los factores más destacados que se tienen en cuenta a la hora de planificar el
entrenamiento del portero de fútbol base.

39
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

No hay que decir que la posición de portero presenta unas características muy
diferentes a las del resto de componentes de un equipo y que, por lo tanto, requiere un
entrenamiento y, a su vez, una planificación adaptada a esta especificidad.

Disponer, en cada equipo, de un técnico que se ocupe de esta parcela es utópico


en prácticamente la totalidad de casos, pero lo que hacen muchas escuelas y clubes de
fútbol base con una estructura más o menos compleja es disponer de un técnico
especialista en el apartado de porteros y destinar un día a la semana al entrenamiento
individualizado de estos especialistas. Creemos que es la fórmula más interesante y a la
que tendrían que aspirar todos los clubes. En cualquier caso, este hecho no nos hará
olvidar la preparación del portero y, tal como hemos hecho con todo el equipo en
general, trabajaremos en base a unos objetivos y diseñaremos las sesiones y las tareas
pensando, también, en la figura del portero.

Objetivos del trabajo con porteros. A nivel general, y tomando como referencia
las indicaciones que Batanea F. J. (2002) hace del entrenamiento integrado del portero
de fútbol, podemos nombrar a los siguientes puntos como objetivos específicos que hay
que trabajar:

Capacidades Físicas Aspectos Aspectos Aspectos


Condicionales Coordinativas Técnicos Tácticos Psicológicos

Valentía y
decisión
Defensa del 1x1
Blocajes Juego de Fuerza
Desvíos posición psicológica

Rechaces Organizador y Equilibrio


coordinador de Comunicación
Resistencia Coordinación Prolongaciones
la defensa
Saques Seguridad
Flexibilidad Agilidad Recolocación
Relanzamiento Determinación
Velocidad Habilidad del bloque
Cierre de ángulos defensivo Confianza
Fuerza Equilibrio
(posicionamiento) Iniciador del Agresividad
Salidas ataque Compañerismo
Controles y pases Dominio- Orden y
(cesiones) autoridad del método
área de penalty
Espíritu de
sacrificio

Metodología de entrenamiento. A nivel general podemos decir que, igualmente


que en el resto de planificación, será adecuado optar por una metodología de trabajo
interrelacionada. Así, para cada una de las capacidades físicas será adecuado establecer
trabajos con interrelación técnica o tècnico-tàctica. Algunos ejemplos, se detallan en la
tabla de la página siguiente.

Una mención aparte, merecen las diferentes manifestaciones de la fuerza (sobre


todo explosiva de tren superior e inferior) para las cuales habrá que utilizar, a menudo,
una metodología no integrada y un trabajo mucho más analítico. Para este tipo de
trabajo, en la mayoría de los casos se tendrá que recurrir a repeticiones de recorridos
con obstáculos (saltos a pies juntos sobre vallas, saltos máximos, skippings, etc.) o
trabajos con pesas, en qué los porteros trabajarán aparte del grupo.

Microciclo tipo de entrenamiento. En el diseño de un microciclo de entrena-


miento del portero, los aspectos técnicos y tácticos a trabajar para cada sesión se irán
alternando buscando pasar por todo el compendio de aspectos existentes pero haciendo
incidencia en los puntos débiles de cada uno de los porteros.

40
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

FUERZA Y VELOCIDAD
Interrelación . Circuitos donde se trabajan aspectos técnicos, tácticos o físicos
tècnica acabando con tiro en portería.
· Situaciones de 1x1, 2x1, 2x2... con finalización.
Interrelación
. Series de contraataques con finalización.
tec-tac.
. Defensa del 1 x 1.
RESISTENCIA
· Circuitos por postas en las que se tienen que ejecutar diferentes
Interrelación
acciones técnicas.
tècnica
. Conservación junto con los jugadores.
Interrelación
· Partidos tema en espacio reducido.
tec-tac.
CAPACIDADES COORDINATIVAS
Interrelación · Cualquier ejercicio para trabajar una capacidad coordinativa y
tècnica acto seguido, ejecutar una acción técnica.

Acto seguido, a modo de ejemplo, se muestra un 'microciclo tipo' dónde se


indican los diferentes aspectos físicos a trabajar y una aproximación al nivel de la carga
con que se trabaja.

DIA SEMANA CONTENIDOS - OBJETIVOS CARGA


· Regeneración (carrera continua y flexibilidad).
. Fuerza y velocidad con interrelación técnica
LUNES . Resistencia con interrelación técnica 1-4
. Capacidades coordinativas
. Flexibilidad
MARTES 0
· Trabajo específico de partido (trabajo físico-
técnico-táctico).
. Resistencia con interrelación técnico-táctica.
MIÉRCOLES 3-4
. Fuerza explosiva (separado: grupo porteros/grupo
jugadores).
. Flexibilidad
JUEVES 0
· Fuerza con interrelación técnico-táctica.
. Velocidad (gestual y de reacción) con interrelación
VIERNES 1-2
técnico-táctica.
· Agilidad, coordinación y habilidad.
· Trabajo físico-técnico-táctico-psicológico propio
SÁBADO 5
del partido.

Señalar, finalmente, que el trabajo psicológico siempre tendrá que estar


presente en función de la situación del entrenamiento y la interrelación de la misma. Se
ha contemplado como importante, además, la necesidad de hacer mención a los porteros
de su trabajo (igual que se hace con el resto del equipo: hablarle de los aspectos que se
trabajan, de la planificación que se seguirá, de como va el trabajo que se va realizando o
de su evolución y progresión).

2. CONTENIDOS FÍSICOS DE ENTRENAMIENTO

Para jugar a buen nivel, en el fútbol como en todo deporte, hay que tener en
cuenta una buena cantidad de requisitos fisiológicos. La combinación de éstos en un
jugador es la que nos determinará su perfil físico (muy variable de un futbolista en otro)
y la adecuación de este perfil a los requisitos propios del fútbol decidirá de manera clave
su rendimiento Así Pues, las características fisiológicas pueden variar mucho entre

41
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

jugadores pero podemos, sin ningún problema, generalizar sobre las características
físicas de los futbolistas (aquéllas sobre las cuales habrá que incidir). Breves y claras
referencias al respeto, las podemos encontrar a un buen número de publicaciones:
"Fútbol. Manual de las ciencias del entrenamiento "(Ekblom B., 1999) o "Entrenamiento
de la condición física en el fútbol" (Bangsbo J., 1998), entre otros. Nosotros, lo
resumimos con esta frase: "Es probable que los principales factores que deciden los
ritmos (tiempo) de los movimientos, apoyados por un buen desarrollo de la fuerza
muscular, la coordinación motora y los mecanismos de transporte de oxígeno, unidos a la
toma de decisión, sean las claves del "éxito" en el fútbol" (Reilly T., 1999). Vemos, acto
seguido, cómo enfocaríamos el entrenamiento de todos estos factores.

2.1. PROPUESTA EN TORNO AL ENTRENAMIENTO DE LAS CUALIDADES FÍSICAS


ESPECÍFICAS

En este apartado detallamos los criterios temporales (momento de la temporada)


y los métodos de entrenamiento que proponemos utilizar para cada una de las cualidades
físicas específicas del fútbol. Para la clasificación de las capacidades en cuestión, nos
hemos basado en autores diversos: Gilles Cometti i Manu Lapuente (fuerza) y Jens
Bangsbo (resistencia y velocidad). De todo, proponemos, acto seguido, el siguiente
compendio de cualidades físicas específicas derivadas de cada una de las cualidades
físicas básicas (resistencia, velocidad, fuerza y flexibilidad).

RESISTENCIA
AERÒBICA ANAERÒBICA
De Baja Capacidad Potència ESPECIAL COMPETITIVA Capacidad Potencia
Intensidad Aeròbica Aeròbica Làctica Làctica

FUERZA
RESISTENCIA A LA FUERZA ESPECÍFICA
GENERAL Ràpida Ràpida INTERMITENTE
Explosiva Làctica Mixta Tècnica Secuencial

VELOCIDAD FLEXIBILIDAD

REACCIÓN DESPLAZAMIENTO MOVILIDAD ARTICULAR ELASTICIDAD

Así pues, todas las capacidades físicas específicas del fútbol que se han tenido en
cuenta han sido: resistencia aeróbica de baja intensidad, capacidad aeróbica, potencia
aeróbica, capacidad anaeróbica láctica, potencia anaeróbica láctica, resistencia especial,
resistencia competitiva, fuerza general, resistencia a la fuerza explosiva, resistencia a la
fuerza rápida mixta, resistencia a la fuerza rápida láctica, fuerza específica técnica,
fuerza específica secuencial, fuerza intermitente, velocidad de reacción, velocidad de
desplazamiento, movilidad articular y elasticidad. En total, 18 capacidades.

1. Resistencia Aeróbica de Baja Intensidad (o de recuperación)

. Métodos de entrenamiento: Ejercicios de tipo regenerativo (de recuperación


activa) que permitan una aceleración de los procesos de recuperación: carrera continua
suave; rondos; fútbol-tenis; ejercicios de habilidad con pelota, etc. (con intensidades
inferiores al 60% y evitando acciones máximas como el tiro o la pasada larga).

. Ubicación Temporal: En los microciclos de regeneración como parte principal de


las sesiones y durante todo el año al acabar cada entrenamiento (siempre, al final de
cada sesión, carrera continua suave en torno al terreno de juego).

42
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

2. Capacidad Aeróbica

. Métodos de entrenamiento: Carrera continua a ritmo constante; conservación


de pelota en espacios grandes; acciones combinativas y encadenamientos de acciones
técnicas sin oposición (interrelación físico-técnico); movimientos y evoluciones del
equipo sobre todo el campo de juego sin oposición para sistematizar acciones colectivas
(interrelación físico-táctico); juegos de calentamiento de duración media-larga, etc. (15
minutos continuos o 5 con series fraccionadas e intensidades del 80%).

. Ubicación Temporal: La etapa más importante donde llevar a cabo este tipo de
trabajo es la primera parte de la temporada (mesociclo acumulativo o subperiodo
general). Se introducirán, igualmente, trabajos de capacidad aeróbica, durante todos los
mesociclos acumulativos (a excepción hecha de los viernes de cada microciclo, es decir,
uno o dos días antes de competer).

3. Potencia Aeróbica

. Métodos de entrenamiento: Carrera continua a ritmo rápido; trabajos


intermitentes de cambios de ritmo (por ejemplo, todas las posibles variantes con
intervalos de 15 y 30 segundos); sistemas fraccionados con distancias a recurrir de entre
500 y 1000 metros; acciones combinativas y encadenamientos de acciones técnicas sin y
con oposición (interrelación físico-técnico); conservación de pelota y partidos de
entrenamiento (interrelación física-técnica-táctica) las reglas, espacios y tiempos de los
cuales nos permitan mantener los latidos cardiacos dentro de los parámetros que marcan
este tipo de trabajo (90% o 180 ppm y posibilidades diversas con respecto a intervalos de
tiempo y repeticiones: 2 o 3 series con 4 a 6 repeticiones de 3 a 8 minutos y recupe-
raciones de 2 a 3 minutos entre repeticiones y de 4 a 5 minutos entre series; o 1 o 2
series de 10 repeticiones de 15 a 30 segundos de duración con recuperaciones de 35 a 45
segundos entre repeticiones y de 2 a 3 minutos entre series).

. Ubicación Temporal: Por sus características, es un trabajo que se puede ubicar


en casi todas las sesiones de entrenamiento de la temporada (exceptuando entrena-
mientos previos a la disputa de partidos). Tendrá, sin embargo, un valor más destacado
en los mesociclos acumulativos y transformadores (especialmente en los microciclos de
impacto I e II). Es un trabajo, dentro de la sesión, de parte principal o final.

4. Capacidad Anaeróbica Láctica

. Métodos de entrenamiento: Trabajos analíticos de carrera (intermitente o


fraccionados) sobre distancias aproximadas a los 300-500 metros; situaciones jugadas de
intensidad submáxima en forma de partidos reducidos (1x1,2x2, 3x3, 2x2+1, etc.) o
conservación sobre diferentes objetivos de marca como gol de cabeza, conducción, 10
pasos, con portero o sin, sobre una o varias porterías, etc. (interrelación tècnico-tàctica-
física). Todo, siguiendo los parámetros pertinentes (de 2 a 10 repeticiones de duración de
entre 30 segundos y 2 minutos, a intensidad submáxima y recuperaciones iguales al
tiempo de trabajo).

. Ubicación Temporal: Situamos el trabajo de capacidad láctica, en todos los


mesocicles de transformación y realización (competitivos y de pre-temporada). Este
trabajo, sin embargo, cobra una importancia especial en los microciclos de activación.
Dentro de éstos, e igual que las capacidades anteriores, evitaremos trabajar la capacidad
en cuestión en días directamente previos a partidos de competición. Dentro de la sesión
de entrenamiento, lo ubicaremos en la parte principal.

5. Potencia Anaeróbica Láctica

. Métodos de entrenamiento: Trabajos analíticos de carrera (intermitente o


fraccionados) sobre distancias aproximadas de 150-250 metros; recorridos con y sin
pelota con realización de diferentes acciones propias del juego (chut, pasada, saltos,

43
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

zancadas, zig-zags, etc.) a máxima intensidad; disputas de pelota 1x1, 1x1x1 o 2x2 con
finalización en portería y asegurando tiempo de trabajo bastante largo (interrelación
física-técnica). Los parámetros a seguir en cualesquiera de los casos son: 1 o 2 series de 2
a 10 repeticiones de 20 a 40 segundos de tiempo de trabajo y recuperaciones 5 veces
superiores al tiempo de trabajo. Intensidades máximas.

. Ubicación Temporal: Se trata de un trabajo propio de mesociclos realizadores,


es decir, de microciclos competitivos o de activación.

6. Resistencia Especial

. Métodos de entrenamiento: A caballo entre el entrenamiento aeróbico y


anaeróbico. Se utilizarán como método único de trabajo, situaciones de partidos
reducidos (generalmente 5x5 o 4x4 sobre dos porterías con portero y en espacios de un
cuarto de campo de fútbol).

. Ubicación Temporal: Especialmente importante en el periodo competitivo, será


un trabajo propio de las partes principales de las diferentes sesiones de los microciclos
de impacto II y de activación. Aun con eso, se introducirá, a menudo, en cualquier
microciclo del periodo competitivo (por la alta especificidad de este tipo de trabajo).

7. Resistencia Competitiva

. Métodos de entrenamiento: Partidos de entrenamiento a tres cuartos de campo


o a todo el campo, así como partidos amistosos.

. Ubicación Temporal: Trabajos propios de mesociclos de realización. Igual que el


anterior, sin embargo, por su especificidad, puede ser introducido a cualesquiera de los
microciclos del periodo competitivo.

8. Fuerza General

. Métodos de entrenamiento: Trabajos de recorridos cortos con sobrecargas


(llevar a caballo, a brazos, etc.), trabajo por repeticiones con pesas, trabajos
abdominales y lumbares (complementarios). Todo organizado, generalmente, en forma
de estaciones (a cada estación un trabajo diferente) donde se intercalan, además,
situaciones jugadas con pelota. También se integran ejercicios de fuerza general como
primera parte a realizar antes de las acciones técnicas con pelota (antes de una acción
combinatoria, etc.).

. Ubicación Temporal: Trabajo englobado, generalmente, dentro de partes


principales de sesiones de acumulación (ya sea del periodo competitivo o de la pre-
temporada).

9. Resistencia a la Fuerza Explosiva

. Métodos de entrenamiento: Trabajos de recorridos de distancias medias-largas


con intercalación sucesiva de diferentes ejercicios de fuerza explosiva (saltos de vallas,
skippings, amplitudes de zancada, etc.). Generalmente se introducirán algunos gestos
técnicos con pelota (muy puntuales y que no superen el segundo de tiempo: pase,
cabeceo, etc., es decir, que no supongan recuperación) y se acabará con centro o tiro a
puerta. Normalmente será un trabajo hecho por parejas en que uno acompañará
(recuperará) yendo cediendo la pelota para la realización de los gestos técnicos del
compañero que hará el trabajo de fuerza. Por lo tanto, tiempo de trabajo igual a tiempo
de recuperación.

. Ubicación Temporal: El trabajo de resistencia a la fuerza explosiva, se


concentrará, básicamente en los mesociclos de acumulación (tanto del periodo
preparatorio como del competitivo).

44
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

10. Resistencia a la Fuerza Rápida Mixta

. Métodos de entrenamiento: El método de entrenamiento utilizado para este


tipo de trabajos se basa en la alternancia de juegos mixtas (ej: partido 4x4) con
situaciones de fuerza explosiva (de duración igual a una cuarta parte del juego mixto) y
una fase de estiramientos (igualmente, de duración igual a una cuarta parte del juego
mixto).

. Ubicación Temporal: Especialmente importante en el periodo competitivo, será


un trabajo propio de las partes principales de las diferentes sesiones de los microciclos
de impacto II y de activación.

11. Resistencia a la Fuerza Rápida Láctica

. Métodos de entrenamiento: Alternancia de una situación jugada de tipo láctica


(como por ejemplo un fútbol reducido 2x2) con un trabajo de fuerza rápida y unos
estiramientos (de duración igual al 'juego láctico'). Tiempos de trabajo propios de
ejercicios lácticos.

. Ubicación Temporal: Igual que en los trabajos de capacidad láctica, trabajamos


la fuerza rápida láctica en todos los mesociclos de transformación y realización
(competitivos y de pre-temporada) cobrando una importancia especial en los microciclos
de activación. Dentro de éstos, evitaremos trabajar la capacidad en cuestión en días
directamente previos a partidos de competición. Dentro de la sesión de entrenamiento,
lo ubicaremos en la parte principal.

12. Fuerza Específica Técnica

. Métodos de entrenamiento: Repeticiones de recorridos a distancias cortas donde


se alternan situaciones de fuerza con sobrecarga, un ejercicio dinámico de fuerza y una
acción técnica (ejercicio de carga + dinámico + acción técnica). Las recuperaciones entre
repeticiones serán completas.

. Ubicación Temporal: Se trabajará durante cualquier día de los microciclos


competitivos y, en algunos casos, de activación.

13. Fuerza Específica Secuencial

. Métodos de entrenamiento: Recorridos con alternancia de situaciones cortas de


fuerza (de 3 a 10 segundos para trabajo con mediocampistas y de 3 a 5 segundos para los
puntas) con situaciones de recuperación con pelota y de duración entre 10 y 15 segundos
para medios y entre 20 y 25 segundos para delanteros (esfuerzos similares a la
competición). Generalmente, acabamos con tiro en portería (ej: 5 squats con compañero
en espalda + trotar 15 metros + 4 saltos de valla con salida sobre 5 metros + 6 pasos
cortos + 5 cabeceos con salto tocando la tierra antes de cada salto + conducción con zig-
zag + tiro en puerta).

. Ubicación Temporal: Se trata de un trabajo muy específico pero con un nivel de


carga superior al anterior. Se ubicarán, igualmente en microciclos competitivos y de
activación. Evitaremos trabajarlo en días anteriores a partidos de competición.

14. Fuerza Intermitente

. Métodos de entrenamiento: alternancia de situaciones con trabajo de fuerza de


diferentes tipos (=trabajo) con situaciones recuperativas mediante trabajos tácticos
(=recuperación). Todo bajo diferentes posibilidades temporales (15-15/20-20/10-20/15-
30) y parámetros de 6'-15 de duración total con de 2 a 5 series y recuperaciones de 7 a 10
minutos entre series.

45
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

. Ubicación Temporal: En los mesociclos acumulativos o, en menor medida, en los


transformadores. Dentro del microciclo, en el miércoles o martes.

15. Velocidad de Reacción

. Métodos de entrenamiento: Juegos de velocidad de reacción con y sin pelota,


con finalización con y sin tiro en portería, (interrelación físico-tècnica) y ante estímulos
diversos (simples o complejas y visuales, táctiles o auditivos).

. Ubicación Temporal: El último día de los microciclos con presencia de partido


de competición en la parte principal o en la fase final del calentamiento.

16. Velocidad de Desplazamiento

. Métodos de entrenamiento: Carreras de relevos con o sin elota; juegos con y sin
pelota, con salidas sobre distancias cortas; acciones combinativas (interrelación físico-
tècnica); disputas 1x1 sobre distancias cortas finalizando con tiro en portería.

. Ubicación Temporal: El último día de los microciclos con presencia de partido


de competición en la parte principal o en la fase final del calentamiento.

17. Movilidad Articular

. Métodos de entrenamiento: Ruedas, oleadas y organizaciones libres con


movilización de todas las articulaciones del cuerpo desde cuello hasta tobillos.

. Ubicación Temporal: Durante toda la temporada y sin excepción, en todas las


sesiones de entrenamiento (en la primera fase de los calentamientos).

18. Elasticidad

. Métodos de entrenamiento: Estiramientos activos de los diferentes músculos


implicados en los ejercicios que se va trabajando, estiramientos dinámicos (en el
calentamiento, para preparar la musculatura para el trabajo posterior) y FNP
(Facilitación Neuromuscular Propioceptiva: estiramiento máximo + contracción +
estiramiento máximo) generalmente en la fase de vuelta a la calma de la sesión.
Estiramientos individuales o por parejas.

. Ubicación Temporal: Durante toda la temporada y sin excepción, a todas las


sesiones de entrenamiento (entre ejercicios y, de manera especial, al acabar cada
entrenamiento).

* NOTA: La ubicación temporal de cada una de las capacidades físicas a lo largo


de la temporada no puede ser tomada como una cosa rígida ya que la detección de
carencias en cualesquiera de las capacidades descritas supondrá la necesidad de trabajar
la capacidad en cuestión sea cuál sea el momento de la temporada (siempre y cuando
respetamos la lógica propia de la teoría del entrenamiento). Recordamos los principios
de flexibilidad de toda planificación del entrenamiento!!

2.2. VALORACIÓN DE LA CARGA DE TRABAJO A LO LARGO DE LA TEMPORADA

La valoración de la carga de entrenamiento a lo largo de la temporada y dentro


de cada uno de los ciclos de planificación, nos vendrá dada por el análisis de la carga de
trabajo aplicada a cada una de las sesiones de entrenamiento. Ésta, se valora en base a
consideraciones de observación relativas a la intensidad, la duración, los objetivos físicos
y los métodos de trabajo utilizados y depende directamente de las alteraciones en el
SNC, los depósitos de energía o la fatiga local en los músculos activados. En base a estos
preceptos, se pueden clasificar las sesiones de la siguiente manera:

46
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

a) Sesión/jornada de descanso (nivel de carga 0): Referida a días de descanso


(sin entrenamiento).
b) Sesión de recuperación (nivel de carga 1): Carga pequeña de entrenamiento
que permitirá una recuperación total post-sesión inferior a las 12 horas. El
objetivo será la recuperación psico-física. Las capacidades físicas más
comúnmente trabajadas en este tipo de sesiones serán la capacidad aeróbica
o la velocidad (de reacción, gestual o desplazamiento).
c) Sesión de mantenimiento (nivel de carga 2): Con carga media de
entrenamiento, perseguirá un objetivo de mantenimiento de la forma
deportiva adquirida por el jugador. Su recuperación total está prevista entre
las 12 y las 24 horas después de la actividad. A nivel de capacidades físicas,
trabajaremos la potencia aeróbica, la fuerza resistencia, explosiva y general
y las diferentes manifestaciones de la velocidad.
d) Sesión de desarrollo de carga importante (nivel de carga 3): Recuperación
entre las 24 y 48 horas después de la sesión y objetivo de mejorar la
condición física mediante cargas relativamente altas. Se puede trabajar gran
variedad de cualidades físicas a nivel de resistencia (capacidad láctica,
potencia aeróbica, resistencia a la velocidad o a la fuerza), fuerza
(explosiva, dirigida, general, relativa...) y velocidad (de desplazamiento y
reacción).
e) Sesión de desarrollo de carga grande (nivel de carga 4): La recuperación
total después de la sesión está entre las 48 y 72 horas. El objetivo es la
mejora de la condición física con cargas de trabajo altas. En el seno de este
tipo de sesiones, trabajaremos todo tipo de resistencias lácticas, alácticas y
especiales, así como diversas manifestaciones de fuerza (resistencia, rápida,
explosiva, dirigida o especial).
f) Sesión de desarrollo de carga extrema (nivel de carga 5): El objetivo es la
mejora de la condición física mediante una carga muy alta o extrema. Es el
nivel de carga que asignamos a un partido de competición. La recuperación
después de este tipo de sesiones supera las 72 horas. Se trabajan todo tipo
de capacidades especiales y competitivas.

2.3. SISTEMAS DE CONTROL DE LA CARGA

Para qué la preparación física de los jugadores sea la adecuada y podamos


distribuir correctamente las cargas de entrenamiento, intercalando momentos de
recuperación (evitando sobreentrenamientos), modificando el planning inicial de trabajo,
y, en definitiva, optimizando el entrenamiento, resulta evidente la importancia de
conocer, en todo momento, el estado de forma de cada jugador. Para el efecto,
proponemos una serie de medios de recogida de información relativa a los diferentes
componentes de la plantilla y a su nivel de fatiga. Es el que muchos autores, llaman
"monitorización del entrenamiento".

En la mayoría de casos, el grado de monitorización (de valoración funcional de los


parámetros fisiológicos que intervienen en el rendimiento) vendrá estrechamente
determinado y limitado por el factor económico. Evidentemente, la estructura de la
mayoría de escuelas no permitirá incluir los medios más objetivos (pruebas de
laboratorio) y nos tendremos que limitar a pruebas periódicas de campo y medios de
control de carácter subjetivo. Con este supuesto proponemos trabajar centrándonos,
básicamente, en los siguientes medios:

. A nivel diario:

a) Registro de la frecuencia cardiaca: mediante pulsòmetros podremos determinar,


objetivamente, la intensidad en que diversos jugadores realizan un trabajo
concreto de entrenamiento y tener una idea aproximada del trabajo realizado por

47
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

todo el grupo. Este hecho se tiene que convertir en especialmente importante


teniendo en cuenta que la mayoría de ejercicios que creemos que se tienen que
proponer a nivel de fútbol base, son de tipo integral. Así, podemos determinar si
las tareas en cuestión se adecuan a los parámetros y objetivos físicos prefijados; y
permitiremos, de esta manera, las pertinentes modificaciones a nivel de espacio,
normas, tiempo de trabajo, etc.
b) Observación directa y sistemática de los técnicos: A pesar de ser el medio más
subjetivo, no dejará nunca tener un valor importantísimo. La tarea de observación
desde un talante evaluador (tanto a nivel de entrenamientos como de partidos),
ocurrirá un instrumento que tendrá que ir más allá del aspecto físico atendido qué
nos proporcionará, al mismo tiempo, datos a nivel técnico, táctico, psicológico o
social. Tenemos que evitar, eso sí, que éste sea el único medio que utilizamos.
c) Hojas de auto-registro: En ellas, el jugador anotará los comportamientos realizados
antes, durante y después del entrenamiento que influyen en su rendimiento. De
esta manera, el jugador observa, registra y auto-refuerza sus respuestas a nivel
psicológico (grado de atención prestada al entrenamiento, etc.) y de preparación
biológica (horas de sueño, etc).

. A nivel periódico:

d) Tests de campo: Consiste en el registro de parámetros fisiológicos y funcionales


durante el esfuerzo en el mismo terreno de juego, con la finalidad de obtener
información sobre la capacidad funcional de los jugadores o sobre la participación
de las diferentes vías metabólicas (Rodríguez y Aragonés, 1992).
e) Valoración antropométrica: Al menos, semanalmente, es bueno controlar el peso
de todos los jugadores. La información que recojamos nos puede servir para
detectar la fatiga, (la pérdida descontrolada es un síntoma) y será un medio eficaz
de motivación para los futbolistas (se sentirán observados y controlados en el buen
sentido de la palabra). De manera más periódica, y si disponemos de los recursos
necesarios, se puede realizar (coincidiendo con los tests de campo) una valoración
antropométrica más exhaustiva determinante: peso, talla y porcentaje de grasa
corporal (a cargo del médico del club).
f) Entrevistas con los jugadores: De manera esporádica es interesante realizar
entrevistas de carácter particular con los diferentes componentes del equipo para
recoger información (subjetiva) de todos los aspectos relacionados con el
funcionamiento de la temporada. También los referidos al nivel de fatiga, carga y
metodología de entrenamiento. En este punto, interesarse por aspectos
extradeportivos relativos a los jugadores (estudios, familia, etc.) también puede
ser una cuestión a tener positivamente en cuenta.

3. TESTS DE CAMPOS/TEST FÍSICOS


Entre las razones que cita el Doctor Jens Bangsbo en su libro "Entrenamiento de
la Condición Física en el Fútbol" (Ed. Paidotribo, Barcelona 1998) para justificar la
realización de tests físicos a los jugadores hemos considerado prioritarias, las siguientes:

- Estudiar el efecto del programa de entrenamiento sobre el futbolista.


- Dar a los jugadores (y en los propios técnicos), resultados objetivos del
proceso de entrenamiento que se está siguiendo.

Partiendo de estas premisas, se ha creído que toda planificación exige (para ser
correcta) conocer, a intervalos de tiempos constantes, el estado de forma concreto de
los futbolistas que integran la plantilla.

48
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

La revisión de la literatura existente referente a los tests de condición física en


futbolistas muestra una amplia gama de protocolos que pueden ser utilizados para valorar
diferentes cualidades, pero nos encontramos con que a menudo, aparte de no ser
específicos, se convierten en largos y monótonos para el jugador o requieren la
utilización de más de una sesión de entrenamiento o de material caro y excesivamente
complejo. La selección de tests que proponemos trata de huir de estos preceptos y se
adapta perfectamente a las características propias del fútbol base.

3.1. SELECCIÓN DE LOS TESTS

La elección de las pruebas se ha realizado teniendo en cuenta el hecho ineludible


de que la información que nos dan los tests tiene que ser aplicable al rendimiento
específico del futbolista y, por lo tanto, se ha procurado valorar los factores más
importantes que influyen en el rendimiento deportivo de un jugador de fútbol escogiendo
tests de condición física que tengan la máxima especificidad y transferencia al juego real
de fútbol (al partido). Todo se ha llevado a cabo habiendo considerado una serie de
factores de:

a) Fiabilidad test-retest: nivel de reproductibilidad con respecto a las condiciones en


que se administra la prueba (temperatura, horario, estado del terreno de juego,
indumentaria del jugador...).

b) Facilidad: nivel técnico de los jugadores, tiempo y material disponible, etc. (Paul
Balsom, 'Manual de ciencias del entrenamiento. Fútbol', Ed. Paidotribo, Barcelona
1999).

El modelo de tests para el cual hemos acabado optando como una propuesta de
aplicación en el campo del fútbol base, valora cuatro componentes físicos básicos del
rendimiento: la resistencia específica del fútbol, la velocidad y, en otra línea, la
potencia de salto (eminentemente específica del fútbol) y la flexibilidad (por su
importancia real y la poca consideración que tienen los jugadores respecto a ella).
También será interesante tomar medidas antropométricas.

Por diversos motivos, hemos obviado la fuerza de tren superior. Con respecto a la
fuerza abdominal, aunque se trabaja en buena manera durante las sesiones de
entrenamiento, no se ha creído un factor básico de rendimiento del fútbol sino una
medida de prevención de lesiones; y con respecto a la fuerza de extremidades
superiores, sólo se ha considerado específica del fútbol a nivel de especialistas (porteros
para los cuales sería interesante realizar pruebas a nivel específico; y sacadores de banda
a quienes habría que hacer la prueba de lanzamiento de pelota medicinal de 5 kg desde
la nuca).

Resistencia Aeròbica (TVREF)


Res. Específica del fútbol
Velocidad (Test de Sprint)

Fuerza Capacidad de Salto T. de Sergent


PERFIL FÍSICO
Flexibilidad Flexión Profunda de Cos
Antropometría Talla, peso y grasa cutánea

3.2. REQUISITOS GENERALES

Para asegurar la fiabilidad de los tests. Habrá que garantizar el cumplimiento de


algunos requisitos generales (Bangsbo, 1998):

- Jugadores descansados (48 horas previas al test, sin ejercicio físico intenso)
- Realización de un calentamiento completo antes de iniciar las pruebas.

49
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

- Haber informado claramente a los jugadores sobre como ejecutar el test y


asegurarnos que lo han comprendido. También habrá que informar sobre los objetivos
del test en cuestión.
- Material adecuado y en condiciones, que no dificulten la operatividad de la prueba.
- Haber realizado anteriormente los tests (los resultados de una primera ejecución no
son fiables por la falta de adaptación de los jugadores a las exigencias del tets.

Además, las pruebas deben ser realizadas con botas de fútbol y sobre el terreno
de juego donde se entrena y se juegan los partidos (buscando especificidad y
transferencia a la competición).

3.3. METODOLOGÍA Y EXPLICACIÓN DETALLADA

La ejecución de la batería de tests propuesta se puede llevar a cabo en una sola


sesión de entrenamiento. Los jugadores estarán previamente informados de la naturaleza
de la sesión en cuestión y, como ya se ha comentado, se requerirá un buen calentamiento
previo (15-20). Durante los tiempos de espera en que los jugadores no estén ejecutando
alguna de las pruebas, será interesante que permanezcan a la espera activa, tocando
pelota o realizando estiramientos.

Explicamos, acto seguido, las pruebas en los suyo orden preferible de ejecución:

a) Antropometría: Irá a cargo del médico del club que tomará mediciones relativas al
peso, talla y 6 pliegues cutáneos (tricipital, subescapular, supraespinal, abdominal,
muslo y pierna). El material utilizado por el doctor consistirá en una báscula, un
tallímetro y un compás de pliegues cutáneos.
b) Test de sprint (Bangsbo, 1998): La velocidad, no aconsejamos valorarla como tal,
mediante tests clásicos de carrera sobre 20 - 100 m. sin fatiga previa, en línea recta
(test de los 20 m., test de los 50 m., etc.) sino que, con este test, tratamos de
buscar la máxima especificidad dado que se trabaja la velocidad con un cierto grado
de fatiga y sobre un recorrido con cambios de dirección (como en el juego real de
fútbol). Teniendo en cuenta el gráfico que se adjunta, la ejecución del test consiste
al realizar 7 repeticiones del circuito en que se tendrá que esprintar desde A hasta B
a lo largo de las líneas marcadas y realizar carrera continua de baja intensidad
durante 25 segundos desde B hasta C. Habrá que registrar la duración de cada sprint.
Obtendremos tres resultados: mejor tiempo (duración del sprint más rápido), tiempo
medio o capacidad para realizar varios sprint dentro de un breve periodo de tiempo
durante un partido (media del tiempo de los siete sprint) y el tiempo de fatiga o
manera cómo queda afectado el rendimiento de un jugador por las repeticiones
previas de ejercicios de alta intensidad (diferencia entre el tiempo más lento y el
más rápido). En esta prueba, los jugadores podrán realizar un par de ensayos de un
esfuerzo del 80-90% entre A y B dándoles tiempo para que asimilen la mejor técnica
posible de paso entre las picas y el ritmo requerido para correr de B a C en 25
segundos. Para el test, se utilizarán dos jueces: uno a A (da la salida y controla la
zona de recuperación B-C indicando el tiempo) y el otro en B que registra los tiempos
de los sprints.

Representación Gráfica "Test de Sprint"

50
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

c) Test de flexibilidad (flexión profunda del cuerpo): Esta prueba mide globalmente la
flexibilidad y elasticidad de articulaciones y músculos. Para la realización del test, se
necesita un sencillo aparato como lo que se indica en la figura. El jugador a controlar
se coloca de pie y descalzo sobre el aparato, con los pies en el lugar correspondiente
y flexionando todo el cuerpo y llevando los brazos hacia atrás entre las piernas,
arrastrará el cursor de la regla. Evitaremos compensaciones.

d) Prueba de Sergent: La fuerza de tren inferior (importando en el juego de fútbol) se


ha realizado mediante la prueba de Sergent o deten vertical (capacidad de salto
vertical). Ésta, a pesar de sus limitaciones, se ha considerado la mejor opción ya que,
en la mayoría de casos, la falta de recursos económicos y materiales no nos permitirá
asumir mejores opciones de tests de fuerza como las alturas progresivas o batería de
saltos con plataforma de contacto; o isométrico máximo o cargas progresivas con
isocontrol (Manuel Lapuente, 2002). Para su ejecución, el jugador se colocará de pies
firmes con el brazo más próximo a una pared en que se noten claramente las marcas
a efectuar. Con la punta de los dedos de la mano del brazo estirado, que estarán
impregnados de yeso, hará una marca lo más alto que pueda. A continuación, se
separará unos 20 cm. de la pared y flexionando las piernas hará un salto con el fin de
intentar hacer una nueva marca de yeso por encima del anterior. Lógicamente, el
salto se producirá por la extensión de las piernas previamente flexionadas. La marca
a anotar será la distancia entre las dos marcas de yeso que el jugador habrá
señalado. Se permitirán dos intentos a cada jugador anotando el mejor de lo dos.
f) Test de resistencia específica del fútbol - TVREF versión 1.0: Consta de un circuito de
14 balizas, situadas a una distancia de 10 m. entre ellas y describiendo un recorrido
sinuoso como lo que se indica en la figura.

Salida y
llegada

El futbolista tiene que correr de una baliza en otra a una velocidad controlada
por medio de señales acústicas (bips) que tienen que coincidir con la posición del jugador
al lado de la baliza, considerándose que el test ha finalizado en el momento que el
jugador no llega a tiempo en dos balizas sucesivas. El ritmo inicial del test es de 18 "bips"
por minuto, lo cual corresponde a una velocidad de 10,8 km/h, y se va incrementando en
0,6 km/h cada 280 m. (2 vueltas en el circuito de la figura 5). El test es discontinuo, con
paradas de 30 segundos al finalizar cada periodo (2 vueltas o 280 m.), y recuperando
durante las paradas de forma pasiva, colocado de pie al lado de la baliza de
salida/llegada. Para controlar los ritmos del test habrá que utilizar el software TVREF - v
1.0 instalado en un ordenador portátil situado en el centro del círculo desde donde se
emiten los "bips" con la ayuda de amplificadores externos.

51
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

Para tener un indicador de frecuencia cardiaca, uno de los futbolistas tendrá


colocado un monitor de ritmo cardíaco Polar S410 o superiores (si se puede, colocaremos
pulsòmetros a todos los jugadores). Para qué todos los jugadores puedan realizar la
prueba de manera simultánea, cada uno se coloca en una baliza diferente (máximo de 2
jugadores por baliza) y con el receptor/monitor "a cero" (y con la función de grabación de
datos de frecuencia cardiaca cada 5 segundos). A partir de este momento conectará el
cronómetro de memoria cuando el evaluador lo indique. Se empezará el test con el
primer "bip" emitido por el ordenador.

2.7. PERIODIZACIÓN DE LOS TESTS

Proponemos aplicar los diferentes tests de campo descritos 4 veces a lo largo de


la temporada con el objetivo de observar el efecto de cambio que ha producido el
entrenamiento en los jugadores en los periodos de tiempo más destacados del ciclo
anual.

. Primer control: Principio de los entrenamientos (4a-5a sesión). De 5 a 10 días después


del inicio de los entrenamientos. Además, de evaluar el estado de forma que los
jugadores presentan al inicio de los entrenamientos valoraremos la adaptación
anatòmico-fisiològica de los jugadores a estas primeras cargas de entrenamiento
después del largo periodo de transición. No haremos las pruebas a las primeras
sesiones para evitar lesiones (el cuerpo todavía no estaría preparado para someterse
a estímulos excesivamente intensos). Tendremos en cuenta, como en todos los casos
posteriores, que se haya descansado los 2 días anteriores.
. Segundo control: Al acabar la pre-temporada con el objetivo de valorar el trabajo
hecho hasta el momento, evaluando las carencias físicas del equipo y modificando, si
procede, el devenir de la planificación posterior.
. Tercer control: A media temporada, antes del "macrociclo transitorio I" (vacaciones
de Navidad). Nuevamente, podremos modificar o redireccionar la planificación si los
resultados obtenidos son por debajo de los esperados.
. Cuarto control: Antes del último macrociclo. Con este control determinaremos el
estado de forma general de la plantilla para afrontar la parte final de la competición
y podremos hacer una valoración final y global del trabajo llevado a cabo durante el
año.

52
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

PROPUESTA DE PLANIFICACIÓN

FACTORES PREDETERMINANTES

Club de referencia dentro del panorama futbolístico catalán, con un primer equipo que acostumbra
CLUB U.E. Lleida a oscilar entre la 2ª división A y la 2ª B, y el fútbol base más destacado de la provincia con equipos a
todas las categorías más elevadas del fútbol catalán).
A la espera de Ciudad Deportiva, los equipos se entrenan en las instalaciones municipales del barrio
de Gardeny (barrio periférico de la ciudad de LLeida). Dispone de un campo de fútbol de césped
INSTALACIONES Gardeny artificial de nueva generación aunque no presenta ningún gimnasio ni zona cubierta para entrenar
en días de lluvia. Para los entrenamientos, sólo se dispondrá de todo el campo, un día a la semana
(el resto de días sólo se podrá hacer uso de medio campo de fútbol).
20 pelotas, 20 petos de dos colores diferentes, juego de señas o “conos” (30-40) con variedad de
colores, 16 pivotes, 10 picas, 20 colchonetas, 8 pelotas medicinales de 5 kg., 10 vallas regulables en
RECURSOS MATERIALES altura, 6 picas clavables+cintas multiusos (= 3 juegos de fútbol-tenis u otros usos), valla artificial
Material de entrenamiento
para la práctica de libres directos, 2 pulsòmetros o monitores de ritmo cardíaco, pesas (diversos
juegos de barras, barras y discos de diferentes pesos), banco sueco, 2 cuerdas, 1 cronómetro y 1
báscula.
De intervención continuada Entrenador y preparador físico.
RECURSOS HUMANOS
(Tècnicos) De Entrenador de porteros (un entrenamiento semanal) y, además, delegado de equipo los días de
intervención puntual partido y disponibilidad de médico de club a lo largo de toda la temporada.
15 y 16 años en la mayoría de los casos (categoría juvenil).
Edad/etapa formativa
Etapa de especialización y perfeccionamiento
EL EQUIPO Caract. de los jugadores A grandes rasgos y en relación a la categoría: complexión física débil y nivel técnico-táctico elevado.
Composición Plantilla 18 jugadores de campo + 2 porteros.
Participación en la Liga Juvenil Nacional Catalana (Grupo 1). La disputan 15 equipos, se inicia la
primera semana de octubre y se acaba el 15 de mayo en un total de 28 jornadas jugadas, en la
Calendario de Competiciones
CONDICIONANTES mayoría de los casos, en el domingo. El día de cada partido lo podemos ver en ‘Calendario General
TEMPORALES de la Temporada’.
Asistencia y horarios 3 días semanales (martes, miércoles y viernes).
de entrenamientos De 20.30h a 22.00 h.

Objetivos Formativos Culminación del proceso de formación del jugador.

OBJECTIVOS DEL EQUIPO Objetivos de Rendimiento Mantener la categoría.


Otros
'Sacar jugadores' para el Juvenil A (División de Honor) y para el primer equipo.
objetivos

53
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

ESTUDIO DE LOS CICLOS DE ENTRENAMIENTO

Todos los aspectos relacionados con los ciclos de entrenamiento y su periodización quedan detallados en el Capítulo 2 de "Primera Parte: Marco
Teórico". A modo de resumen, adjuntamos esta tabla donde se visualiza, de manera general, la ubicación de los diferentes periodos de entrenamiento
dentro del ciclo anual.

PREPARATORIO
MACROCICLO COMPETITIVO I COMPETITIVO II COMPETITIVO III COMPETITIVO IV COMPETITIVO V
(PRETEMPORADA)

MESOCICLO A T R A T R A T R A T R A T R A T R

MICROCICLO

CARGA
CARGA
CARGA
CARGA
CARGA
CARGA
CARGA

AJUSTE
IMPACTO I
IMPACTO I
IMPACTO I
IMPACTO I
IMPACTO I
IMPACTO I

IMPACTO II
IMPACTO II
IMPACTO II
IMPACTO II
IMPACTO II
IMPACTO II

ACTIVACIÓN
ACTIVACIÓN
ACTIVACIÓN
ACTIVACIÓN
ACTIVACIÓN
ACTIVACIÓN
ACTIVACIÓN
ACTIVACIÓN
ACTIVACIÓN
ACTIVACIÓN
ACTIVACIÓN

CONSERVADOR TRANSITORIO

COMPETICIÓN
COMPETICIÓN
COMPETICIÓN
COMPETICIÓN
COMPETICIÓN
COMPETICIÓN

RECUPERADOR
NÚMERO
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39
SEMANA

MES AGOSTO SEPTIEMBRE OCTUBRE NOVIEMBRE DICIEMBRE ENERO FEBRERO MARZO ABRIL MAYO

CONTENIDOS TÈCNICO-TÀCTICOS Y FÍSICOS DE ENTRENAMIENTO

Para los contenidos tanto físicos como técnico-tácticos de entrenamiento así como para los tests de campo, se han seguido las premisas detalladas en
"Primera Parte: Marco Teórico" (capítulos 3, 4 y 5 respectivamente).

54
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

BIBLIOGRAFÍA
- Alvarez del Villar C., 'La Preparación Física del Fútbol Basada en el Atletismo', Editorial
Gymnos, Madrid 1983.
- Aguado M., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 19, Planificación de una pretemporada
para juveniles y equipos de 3ª división, Sevilla, 2001.
- Aguado M., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 21, Desarrollo de la fuerza con
entrenamientos integrados, Sevilla, 2002.
- Armenta F. y Morente A., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 2, Planificación y
periodización de la preparación física del futbolista, Sevilla, 1995.
- Bangsbo J., 'Entrenamiento de la condición física en el fútbol', Editorial Paidotribo, Barcelona
1998.
- Bruggmann B., '100 ejercicios y juegos para el portero de fútbol. Entrenamiento y preparación
física específica', Editorial Hispano Europea, Barcelona 1999.
- Campos J. y Cervera V.R., 'Teoría y Planificación del Entrenamiento Deportivo', Editorial
Paidotribo, Barcelona, 2001.
- Campos M.A. y García F., Revista futbol training, Núm 75, Planificación de la pretemporada en
un equipo de fútbol profesional, Valladolid, 2002.
- Cano O., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 18, Actividades significativas para el
entrenamiento: situaciones de baja, media y alta intensidad, Sevilla, 2001.
- Cano O., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 19, Metodología global y estructurada: hacia
una nueva prespectiva del entrenamiento, Sevilla, 2001.
- Cañizares J.M., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 5, La velocidad de reacción en el
fútbol: Fundamentación y propuesta para su entrenamiento, Sevilla, 1996.
- Cañizares J.M., 'Futbol. Fichas para el entrenamiento de la velocidad y agilidad', editorial
Wanceulen, Sevilla 1997.
- Cañizares J.M., 'Fútbol. Fichas para el entrenamiento de la fuerza', Editorial Wanceulen,
Sevilla 1997.
- Cascallana C., 'Nuevos sistemas de preparación física en fútbol. Juvenil', Editorial Gymnos,
Madrid 1998.
- Cascallana C., 'Nuevos sistemas de preparación física en fútbol. Entrenamientos Especiales',
Editorial Gymnos, Madrid 2002.
- Cometti G., 'Fútbol y musculación', Editorial Inde, Barcelona 1993.
- Cometti G., 'La Preparación Física en Fútbol', Editorial Paidotribo, Barcelona 2002.
- Cuadrado J., Revista fútbol training, Núm 4, Planificación Contemporánea y Planificación Mixta
del Entrenamiento en el Futbol, Valladolid, 1996.
- Cuadrado J., Revista fútbol training, Núm. 42, Propuesta práctica de cuantificación y control
de la carga de entrenamiento en el fútbol, Valladolid, 1999.
- Domínguez E. y Patiño D., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 5, La estructura energética
y condicional del Fútbol (I): Tipos de esfuerzo y su desarrollo en competición, Sevilla, 1996.
- Ekblom B., 'Futbol. Manual de las ciencias del entrenamiento', Editorial Paidotribo, Barcelona
1999.
- Fernández Pombo M., Revista Fútbol Training Núm. 18, Estructura del entrenamiento de la
fuerza a lo largo de la temporada en el futbol, Valladolid, 1997.
- García Manso J.M., 'Planificación del Entrenamiento Deportivo', Editorial Gymnos, Madrid,
1996.
- García T., Cuevas R. y Domínguez S., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 24,
Planificación, metodología y control del entrenamiento de fuerza específica en fútbol, Sevilla,
2002.
- González L. y López F., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 24, El megaciclo del futbolista,
Sevilla, 2002.
- Jiménez R., Revista Fútbol training, Núm. 26, Tests de campo en el fútbol, Valladolid,
Valladolid, 1998.
- Kasani L., 'Entrenamiento de fútbol', Editorial Agonos, 1993.
- Lago C., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 18, El entrenamiento de la resistencia en el fútbol,
Sevilla, 2001.

55
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

- Lapuente M., El Entrenamiento de la fuerza en deportes colectivos, inefc Lleida, 2002.


- López A., ' Fútbol: Planificación del Entrenamiento para Juveniles de Élite', Editorial
Wanceulen, Sevilla 1997.
- López I., López M. y Romero C., Revista futbol training, Núm 77, Medidas de recuperación
básicas aplicadas al futbol, Valladolid, 2002.
- López J., 'Fútbol. 175 fichas de entrenamiento para Séniors', Editorial Deportiva Wanceulen,
Sevilla, 2002.
- López J., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 19, Tareas integradas para la mejora de las
acciones técnicas, tácticas y físicas , Sevilla, 2001.
- López J., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 20, Planificación del entrenamiento para
toda la temporada de un equipo senior, Sevilla, 2001.
- López J., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 21, Entrenamiento del tiro a puerta a través
del método global, Sevilla, 2002.
- López J., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 21, Propuesta de organización interna de la
sesión de entrenamiento en juveniles: diseño y ejemplificaciones, Sevilla, 2002.
- Manzano I., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 1, Aplicación del pulsómetro en el
entrenamiento, Sevilla, 1995.
- Mañas V., Slamerón J.Mª. y Martín M., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 24,
Cuantificación del entrenamiento de un equipo de futbol semi-professional en base a la
frecuencia cardíaca, Sevilla, 2002.
- Mañas V., Marín F., Rodríguez M. y Martín M., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 24,
Modelos de planificación en los deportes de equipo: revisión y propuesta práctica de un
microciclo tipo de competición, Sevilla, 2002.
- · Mercé C. y Aranda R., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 21, Dosificación en el Fútbol
de élite de las cargas de entrenamiento, Sevilla, 2002.
- Molina F.J., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 24, La preparación física del portero.
Propuesta de entrenamiento integrado, Sevilla, 2002.
- Morcillo J.A., Romero E. y Utrilla P.M., Revista Futbol training, Núm. 43, Monitorización del
entrenamiento y empleo de medios de recuperación para la mejora del rendimiento del
futbolista, Valladolid, 1999.
- Moreno M. y cols., Táctica, Estrategia y Sistemas de Juego. Nivel - II, Real Federación Española
de Futbol, Madrid, 1996.
- Moreno M. y cols., Teoria y Práctica del Entrenamiento Deportivo, Nivel -II, Real Federación
Española de Futbol, Madrid, 1996.
- Moreno M. y cols., Metodologia de la Enseñanza y Entrenamiento Deportivo aplicada al Futbol,
Nivel -I, Real Federación Española de Futbol, Madrid, 1999.
- Moreno M. y cols., Metodologia de la Enseñanza y Entrenamiento Deportivo aplicada al Futbol,
Nivel -II, Real Federación Española de Futbol, Madrid, 1996.
- Morente A., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 5, Planificación del entrenamiento anual
para juveniles de máxima Categoría Nacional, Sevilla, 1996.
- Norris M.Ch., 'La guía completa de los estiramientos', Editorial Paidotribo, Barcelona, 2001.
- Popov A.V. y Godik M.A., 'La preparación del futbolista', Editorial Paidotribo, Barcelona 1993.
- Pons M., 'Teoria y Práctica del Entrenamiento', Comité Asturiano de entrenadores de fútbol,
Escuela Asturiana de entrenadores de fútbol, 1991.
- Portugal M.A., 'Medios de Entrenamiento con balón', Editorial Gymnos, Madrid 2001.
- Romero E., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 9, Análisis cualitativo y cuantitativo del
esfuerzo en competición del futbolista, Sevilla, 1997.
- Romero E., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 9, Determinación de los objetivos y
métodos de entrenamiento en función de los sistemas energéticos utilizados en el fútbol
actual, Sevilla, 1997.
- Rosado A., 'La preparación física en el Fútbol para jóvenes de 14 a 16 años. Cadete y Juvenil',
Editorial Gymnos, Madrid 1999.
- Ruiz Alonso J.M., 'El Entrenamiento de la Fuerza en el Futbol', Editorial Agonos, Lleida, 2001.
- Seirul·lo P., Revista futbol tecnic.com, Núm. 1, Àrea de interrelación, 2002.
- Seirul·lo P., Revista futbol training, Núm 45, Criterios Modernos de Entrenamiento en el Futbol,
Valladolid, 1999.
- Sneyers J., 'Futbol. Preparación Física Moderna', Editorial Hispano Europea, Barcelona.

56
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

- Vanierschot M., Programa de entrenamiento de fútbol anual, Editorial Paidotribo, Barcelona


1993.
- Vázquez Folgueira S., 1022 ejercicios de ataque en futbol, Editorial Paidotribo, Barcelona,
2001.
- Vázquez Folgueira S., 1111 ejercicios del portero de futbol, Editorial Paidotribo, Barcelona,
1995.
- Vázquez Folgueira S., 1010 ejercicios de defensa en futbol, Editorial Paidotribo, Barcelona,
1994.
- Vicente E., Material Tesi Doctoral, Inefc Lleida, 1996
- Wanceulen A., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 9, Juegos para el entrenamiento de la
posesión de balón y su recuperación, Sevilla, 1997.
- Wanceulen A., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 2, El entrenamiento físico-técnico:
trabajo práctico para el desarrollo de la resistencia específica, Sevilla, 1995.
- Wilmore J. H. y Costill D. L., ' Fisiología del Esfuerzo y del Deporte', Editorial Paidotribo,
Barcelona, 2000.
- Yagüe JMª, ‘Futbol. De la Planificación Integral de la Temporada a la Sesión de
Entrenamiento’, 2003.
- Yagüe JMª. y Sánchez J., Revista Fútbol Cuadernos Técnicos Núm. 24, El trabajo aeróbico en el futbol,
Sevilla, 2002.
- Yagüe JMª. y Sánchez J., Revista futbol training, Núm 82, El Entrenamiento Anaeróbico Láctico
del Futbolista, Valladolid, 2002.
- Zamora J. y Etxarri M., ‘Manual de Futbol. Desarrollo de conceptos tácticos en diferentes
sistemas de juego’, Librerias Deportivas Esteban Sanz, Madrid, 2003.

57
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

58
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

JUEGOS EN SUPERIORIDAD NUMÉRICA PARA


EL ENTRENAMIENTO INTEGRADO DE LAS
ACCIONES COMBINATIVAS EN EL FÚTBOL

Javier López López


Entrenador Nacional de Fútbol

Javier Alberto Bernal Ruiz


Diplomado en Educación Física

Antonio Wanceulen Moreno


Entrenador Nacional de Fútbol
Técnico de la Etapa de Iniciación y Desarrollo de la Cantera del Real Betis Balompié

José Francisco Wanceulen Moreno


Entrenador de Fútbol
Licenciado en Psicología
Técnico de la Etapa de Iniciación y Desarrollo de la Cantera del Real Betis Balompié

CONCEPTO:
• Son todas aquellas acciones técnicas entre dos o más jugadores de un mismo equipo.
Las combinaciones se presentan como el mejor medio para mantener la posesión del
balón, progresar en el juego y finalizar las acciones de ataque.

CLASES DE ACCIONES COMBINATIVAS:


• Acciones combinativas para la temporización: Son todas aquellas acciones
combinativas realizadas con el objetivo de no perder la posesión del balón.
• Acciones combinativas para la progresión en el juego: Son todas aquellas acciones
combinativas realizadas con el objetivo de acercarnos a la portería adversaria.
• Acciones combinativas para el gol: Son todas aquellas acciones combinativas
realizadas para buscar el gol.

ASPECTOS A TENER EN CUENTA PARA UNAS BUENAS ACCIIONES


COMBINATIVAS:
• Qué jugador tiene la posesión del balón.
• Movimiento de los jugadores que no se encuentran en la posesión del balón.
• Accion técnica más propicia, tanto del jugador que envía el balón como del jugador
que lo controla.

LAS ACCIONES COMBINATIVAS Y SU ENTRENAMIENTO:


• Entrenaremos acciones combinativas para la mejora de los tres clases de las mismas.
• El objetivo táctico del equipo atacante será el de progresar en el juego y la
finalización.

59
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

- Duración: 4 x 10’
- Descripción: Juego 11:11 + 2 comodines que van con el equipo que
ACTIVIDAD ataca. El equipo en posesión del balón tiene que dar diez pases seguidos
en campo contrario para poder finalizar. Se juega libre de toques y con la
Nº 1 norma del fuera de juego.
- Objetivo: Mejorar el juego combinativo contra un adversario que
defiende de ataque replegado.

- Duración: 4 x 10’
- Descripción: Juego 11:11 + 2 comodines que van con el equipo que
ataca. Se delimita en el campo una zona central (ver gráfico). El equipo
ACTIVIDAD en posesión del balón para poder finalizar tiene que dar diez pases
Nº 2 seguidos en el interior de la zona central. Se juega libre de toques y con
la norma del fuera de juego.
- Objetivo: Mejora del juego combinativo de ataque contra un adversario
que defiende plegado.

60
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

- Duración: 4 x 10’
- Descripción: Juego 11:11 + 2 comodines que van con el equipo que
ACTIVIDAD ataca. –El equipo en posesión del balón tiene que dar diez pases seguidos
en campo propio para poder finalizar. Se juega libre de toques y con la
Nº 3 norma del fuera de juego.
- Objetivo: Mejora del juego combinativo contra un adversario que
defiende avanzado.

- Duración: 4 x 10’
- Descripción: Juego 11:11 + 2 comodines que van con el equipo que
ACTIVIDAD ataca. El equipo en posesión del balón tiene que dar diez pases seguidos
Nº 4 para poder finalizar. Se juega libre de toques y con la norma del fuera de
juego.
- Objetivo: Mejora del juego combinativo de ataque.

61
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

- Duración: 4 x 10’
- Descripción: Juego 11:11 + 2 comodines que van con el equipo que
ACTIVIDAD ataca. El equipo en posesión del balón se le prohíbe dar más de tres
Nº 5 pases seguidos entre los componentes de una misma línea. Se juega libre
de toques y con la norma del fuera de juego.
- Objetivo: Mejora del juego combinativo e interrelación entre las líneas.

- Duración: 4 x 10’
- Descripción: Juego 11:11 + 2 comodines que van con el equipo que
ataca. Se delimitan dos líneas marcadas de 30cm. de ancho situadas a
ACTIVIDAD 20cm. de la línea de fondo (ver gráfico). Al equipo en posesión del balón
Nº 6 no se les permiten realizar jugadas a través de estas líneas lo que les
obligará a jugar por las zonas laterales. Se juega libre de toques y con la
norma del fuera de juego.
- Objetivo: Mejora del juego combinativo por las bandas.

62
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

- Duración: 4 x 10’
- Descripción: Juego 11:11 + 2 comodines que van con el equipo que
ACTIVIDAD ataca. Se delimitan dos zonas laterales marcadas (ver gráfico). El equipo
en posesión del balón para poder finalizar tiene que hacer pasar el balón
Nº 7 por las dos zonas laterales antes de poder finalizar. Se juega libre de
toques y con la norma del fuera de juego.
- Objetivo: Mejora del juego combinativo por las bandas.

- Duración: 4 x 10’
- Descripción: Juego 11:11 + 2 comodines que van con el equipo que
ACTIVIDAD ataca. Se colocan cuatro porterías de10m. de ancho situadas a 20m. de la
línea de fondo (ver gráfico). El equipo en posesión del balón para poder
Nº 8 finalizar tiene que realizar una jugada a través de alguna de las
porterías. Se juega libre de toques y con la norma del fuera de juego.
- Objetivo: Mejora del juego combinativo por las bandas.

63
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

- Duración: 4 x 10’
- Descripción: Juego 11:11 +2 comodines que van con el equipo que ataca.
ACTIVIDAD Se colocan en el campo cuatro porterías laterales de 10m. situadas a
15m. de la línea de fondo (ver gráfico). El equipo en posesión del balón
Nº 9 para poder finalizar tiene que realizar una jugada a través de alguna de
las porterías. Se juega libre de toques y con la norma del fuera de juego.
- Objetivo: Mejora del juego combinativo por las bandas.

- Duración: 4 x 10’
- Descripción: Juego 11:11 + 2 comodines que van con el equipo que
ACTIVIDAD ataca. Se colocan en el campo cuatro zonas marcadas de 10m. x 10m.
(ver gráfico).El equipo en posesión del balón sólo puede finalizar si el
Nº 10 balón procede de una de las marcadas. Se juega libre de toques y con la
norma del fuera de juego.
- Objetivo: Mejora del juego combinativo por las bandas.

64
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

MODELOS DE PLANIFICACIÓN DEPORTIVA


EN JÓVENES

Dr. D. Isidoro Hornillos Baz


Doctor en Ciencias de la Act. Física y el Deporte
Master de Alto Rendimiento Deportivo
Docente de maestría en atletismo del INEF de la Universidad de La Coruña
Exatleta olímpico en velocidad y relevos

Dra. Dª. Ángela Lera Navarro


Doctora en Educación Física
Profesora Titular de la Universidad de La Coruña
Máster en Psicología de la Actividad Física y del Deporte.
Exdeportisa internacional

D. Víctor Arufe Giráldez


Licenciado en Ciencias de la Act. Física y el Deporte
Postgrado de Experto en Entrenamiento Deportivo
Doctorando en Investigación y Deporte

1. INTRODUCCIÓN
A través de esta exposición se pretende describir las pautas generales que deben,
presidir los modelos de planificación deportiva diseñados para jóvenes practicantes.
Debido a la enorme diversidad de situaciones deportivas centraremos la atención en los
aspectos y problemáticas comunes a la mayoría de las disciplinas deportivas.

Pero es preciso matizar previamente que durante la juventud existen diferentes


etapas en el desarrollo biológico que coinciden con distintas fases del entrenamiento
deportivo, desde una perspectiva general: la iniciación (prepubertad), la tecnificación
(pubescencia) y la especialización (adolescencia). Posteriormente, el grado de madurez
se asocia al alto rendimiento deportivo. No obstante, existen disciplinas de
especialización temprana, que siguen otro ritmo distinto, como la gimnasia deportiva,
gimnasia rítmica o el patinaje artístico.

En la actualidad se dispone de una información mucho más rigurosa sobre las


respuestas fisiológicas y conductas psicopedagógicas de los jóvenes, lo cual permite
actuar metodológicamente con una menor carga empírica y un mayor rigor científico.
Hasta un pasado relativamente reciente la planificación deportiva se basaba de manera
prioritaria en la propia experiencia del entrenador, quién aplicaba el proceso de ensayo-
error y algunos principios lógicos. En la actualidad las deducciones empíricas siguen
teniendo el mismo valor, sin embargo las decisiones deben apoyarse en criterios más
objetivos y científicos.

No obstante, todavía es preciso investigar con mayor profundidad en las


repercusiones que el entrenamiento o la práctica deportiva regular tiene en las etapas de
formación, ya que probablemente sea una de las áreas peor documentadas. No hay que
olvidar, tal y como indica Tschiene (1992), que no existe una concepción global precisa
de los principios de entrenamiento que podemos aplicar al deporte de los niños y
adolescentes.

65
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

Es preciso reflexionar, inicialmente, sobre la gran cantidad de casos de jóvenes


deportistas, con una aparente y brillante proyección de futuro que, bien por
agotamiento deportivo o por otros motivos complejos, provocan abandonos prematuros,
ya sean temporales o definitivos, o que no llegan a alcanzar las metas previstas. Estos
abandonos o distanciamientos de la práctica no siempre son consecuencia de una relación
conflictiva del joven con el mundo del deporte o de un desinterés por el mismo Puig
(1996), sino el resultado de las enormes posibilidades que tiene la juventud en la
actualidad para ocupar su tiempo libre, lo que origina un interés a veces también
transitorio por otra determinada actividad.

Pero, al margen de estas consideraciones, tampoco se pueden ocultar errores de


cálculo de los entrenadores o responsables técnicos, quizás por no conocer lo
suficientemente bien las peculiaridades y rasgos de los niños deportistas, o bien por no
respetar de manera apropiada las diferentes fases de formación, buscando rendimientos
prematuros. Un error en la actuación metodológica que afecte a un deportista mayor, ya
formado, tiene unas repercusiones negativas en su rendimiento que fácilmente se
manifiestan, ya que la relación causa-efecto puede ser inmediata; pero en el caso de los
deportistas jóvenes, las consecuencias pueden ser mucho más graves, no solamente
hipotecando su futuro deportivo o cuestionándolo, sino poniendo en riesgo su salud.

Analizar e investigar con rigurosidad el agotamiento deportivo infantil, a nivel de


demandas físicas y psicológicas, así como las formas de prevenir estos estados es una de
las cuestiones necesarias y urgentes del deporte moderno. Tristemente los interrogantes
existentes sobre la cuestión superan con claridad las respuestas científicas.

El rendimiento deportivo en cualquier disciplina responde a una serie de


condicionantes o variables de muy diversa índole. La responsabilidad principal del
entrenador recae sobre el desarrollo y control de las capacidades físicas, técnicas y
tácticas, si bien debe procurar la integración en su grupo de otros especialistas como
fisiólogos, dietéticos, psicólogos, masajistas, etc. que afronten las otras vertientes del
rendimiento deportivo. De cualquier forma, aspectos como el entorno familiar del atleta,
su situación laboral o académica, su ambición, capacidad de trabajo, entre otros,
también deben ser considerados por el técnico a la hora de diseñar una planificación
individualizada.

Los principales apartados que permiten explicar, de forma cronológica, el


proceso seguido sobre la planificación y programación del entrenamiento y competición,
desde una perspectiva general, ya que son comunes a cualquier especialidad deportiva,
son los siguientes:
1. Análisis de la especialidad deportiva.
2. Diagnóstico del nivel actual de rendimiento y entrenamiento.
3. Determinación de objetivos.
4. Programación del entrenamiento y competición.
5. Realización del entrenamiento y competición.
6. Controles de entrenamiento y competición.
7. Análisis del proceso y posibles correcciones

Durante la presente exposición se desarrollarán los aspectos más importantes de


cada uno de los apartados, considerando que la planificación estará dirigida a
poblaciones de jóvenes deportistas. En cualquier caso, se deberán cumplir las siguientes
premisas:
• La necesidad de planificar a largo plazo.
• Asegurar un entrenamiento saludable
• Respetar las fases sensibles del organismo
• Adaptar las cargas al grado de maduración biológica
• Iniciar la especialización tras una formación polifacética
• Aplicar modelos, según las anteriores variables

66
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

2. ANÁLISIS DEL DEPORTE


Representa un aspecto básico en la planificación deportiva. En este apartado se
consideran aquellos aspectos más importantes que afectan a la disciplina deportiva a
nivel de aspectos biomecánicos que afectan a la disciplina; los aspectos fisiológicos, tales
como fuentes energéticas protagonistas en cada una de los deportes, recuperación y
supercompensación de las fuentes bioenergéticas, fisiología muscular y nerviosa.
También los aspectos anatómicos, como los grupos musculares implicados en cada fase;
sus principales características; su entrenabilidad… etc. Sin embargo, en deportistas
jóvenes aparece el histórico debate entre el grado de preparación general y especial que
hay que realizar en su formación deportiva.

INICIAR LA ESPECIALIZACIÓN TRAS UNA FORMACIÓN POLIFACÉTICA

El proceso de planificación deportiva es largo y complejo, ya que requiere


manejar y considerar gran cantidad de factores de diversos ámbitos. Uno de los
principales problemas al que el entrenador tiene que enfrentarse es determinar la carga
que debe utilizar con los jóvenes, en función de su edad y grado de madurez. La
tendencia que a veces se observa en el deporte es la de entrenar más tiempo, más
intenso y en edades cada vez más tempranas. Esta realidad estimula el eterno debate
entre la especialización prematura y la formación multifacética. En cualquier caso, los
riesgos también son cada vez más evidentes cuando se superan los límites fisiológicos o
psicológicos de los practicantes, generando alteraciones imprevisibles en su futuro
deportivo y personal. Aparece entonces el agotamiento deportivo.

PARTES GRADO DE PREPARACION PAR A DIRECCIONES DE


EDAD
DE LA PLP ESPECIALIZACION LA COMPETITIVIDAD ENTRENAMIENTO
Todas las disciplinas Multilateral pero
Prepara-
con cierta similitud, Absolutamente adaptada a las
10-14 ción
ajustadas a la edad. innecesaria. exigencias de todas
básica
Polideportividad. las disciplinas.
Prepara- Introducción de la
Especialización en un Nivel funcional del
ción preparación a la
grupo de disciplinas grupo de disciplinas.
15-18 avanzada competición.
Especialización en la
Introducción de la Nivel funcional de la
utilización de una
preparación especial. especialización.
disciplina.
Entrena-
Especialización
miento de Mejora de la
completa en la
competi- Preparación especial especialización
utilización de la
19-20 ción para para la utilización de funcional específica
disciplina en
deporte la disciplina. para resultados
entrenamiento y
de alto máximos.
competición.
nivel

Tabla 1. Proceso de especialización gradual en diferentes modalidades de los jóvenes


atletas. (PLP: Planificación a Largo Plazo); (tomada de Navarro, 1.994).

Una de las fases básicas en el proceso de preparación deportiva a largo plazo se


refiere al desarrollo multilateral que permita crear las bases para una posterior y
adecuada transición hacia la especialización. Por ello la multilateralidad representa una
de las claves del trabajo diseñado a largo plazo. La base de la pirámide, que por analogía
debe considerarse como el fundamento de cualquier programa de entrenamiento,
consiste en el desarrollo multilateral (Navarro, 1.994). No obstante, hay que tener en
cuenta que un máximo de ofertas multilaterales (ejercicios de muchos tipos de deportes
para los más jóvenes no es la garantía para lograr un máximo progreso deportivo

67
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

(Tschiene, 1.988). En el caso del atletismo existe una gran coincidencia en manifestar
que durante el período de preparación básica (Navarro, 1.994), dentro de una
planificación a largo plazo, el atleta debe de practicar varias disciplinas, con el fin de
efectuar un proceso de especialización gradual.

Alto
rendimiento

Desarrollo
multilateral

Desarrollo
multilateral

Ilustración 1. Proceso a largo plazo, adaptado a la especificidad del entrenamiento


(Bompa, 2005)

La filosofía del entrenamiento queda de manifiesto en la tabla siguiente (Bompa,


2005), al comparar las variables de la especialización temprana y de un trabajo
multilateral.

Especialización temprana Programa multilateral


- Mejora rápida del rendimiento
- Mejor rendimiento alcanzado a los
- Mejora del rendimiento más lenta.
15-16 años debido a adaptaciones
- Mejor rendimiento a partir de los 18
rápidas.
años, la edad de la madurez
- Inconsistencia en el rendimiento en
psicológica y fisiológica.
las competiciones.
- Consistencia en el rendimiento en
- A la edad de los 18 años muchos
competición
deportistas se “quemarán” y dejarán
- Vida deportiva más larga
el deporte.
- Pocas lesiones
- Propensión a lesiones debido a una
adaptación forzada.

Es de vital importancia adecuar el volumen de trabajo y sus contenidos,


propiciando un desarrollo multilateral a las etapas de preparación a largo plazo, según las
diferentes fases deportivas (ver tabla de (Tschiene, 1.985).

ETAPAS DE PREPARACION
AÑOS VOLUMEN
DEPORTIVA A LARGO PLAZO
Inicio de la especialización deportiva 10-14 años 45-50%
Especialización avanzada 15-18 años 70-80%
Primera fase de las prestaciones de
>19 años 100%
nivel
Tabla 2. Fases de formación y preparación deportiva; (tomada de Tschiene, 1.985)

68
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

Partiendo de la base de la gran diversidad de situaciones deportivas generalizadas


que existen, un modelo general que relaciona el trabajo especializado con el desarrollo
multilateral se indica en el siguiente gráfico (Bompa 2005). Los efectos del trabajo
general se mantendrán durante más tiempo, aunque el rendimiento inicial sea menos
acusado.

Porcentaje de la
actividad
Entrenamiento especializado
Desarrollo multilateral

60% 40% 20% 80%

6 8 10 12 14 16 18 20 22 24 26 28

Edad

Ilustración 2. Relación entre el desarrollo multilateral y la preparación especializada,


según las edades del deportista (Bompa, 2005)

TRABAJO GENERAL

SEMANAS MESES AÑOS

TRABAJO ESPECIAL

SEMANAS MESES AÑOS

Ilustración 3. Efecto de la preparación general y especial en el tiempo

Un sector relevante de entrenadores defiende la conveniencia de fomentar las


escuelas deportivas de niños que practican y dominan 3 ó 4 especialidades deportivas a la
vez. Ver ejemplo de la distribución del trabajo en la tabla siguiente, seguido en la
antigua República Democrática Alemana.

69
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

FORMACION GENERAL
10-11 años: 40%

DEPORTES CONDICION
BALON FISICA GENERAL
GIMNASIA
42% 43%
15%

FORMACION ESPECIFICA
10-11 años: 60%

CARRERAS SALTOS LANZAMIEN.


45% 25% 30%

SPRINT, DISTANC.
VALLAS Y LARGAS
RELEVOS
60% 40%

TECNICA CONDICION TECNICA CONDICION TECNICA CONDICION


FISICA FISICA FISICA
40% 60% 40% 60% 40% 60%

Ilustración 4. Ejemplo de distribución de cargas en una Escuela Deportiva de Atletismo


en la antigua República Democrática Alemana.

Puede apreciarse la importancia que debe concederse a una formación


polifacética. Se distinguen dos tipos de preparación física (general y específica), cuyas
características respectivas se indican en la tabla 3.

RASGOS DE LA PREPARACIÓN FÍSICA


GENERAL ESPECÍFICA
1. Cardiorrespiratoria. 1. Neuromuscular.
2. Desarrolla principalmente la 2. Desarrolla principalmente la
resistencia aeróbica, flexibilidad, resistencia anaeróbica, potencia,
fuerza y coordinación. velocidad.
3. Actúan muchos músculos. 3. Actúan músculos localizados.
4. Variedad de actividades. 4. Ejercicios específicos.
5. Poca y media intensidad. 5. Media y alta intensidad.
6. Mayor importancia al volumen. 6. Menor importancia al volumen
7. Recuperación rápida 7. Recuperación más lenta.
8. Fundamental para los que
8. Fundamental para los iniciados
empiezan
9. Recuperación rápida 9. Recuperación más lenta.
10. Rapidez de adaptación 10. Adaptación más lenta
11. Exclusiva de un solo deporte o
11. Sirve para todos los deportes.
especialidad

Tabla 3. Aspectos básicos de los rasgos de la preparación física general y específica.

3. DIAGNOSTICO DEL NIVEL ACTUAL DEL JOVEN DEPORTISTA


Este apartado representa el primer paso práctico al que debe enfrentarse el
entrenador y consiste en la valoración del estado del atleta mediante la realización de
los oportunos tests clínicos, físicos o condicionales y técnicos.

70
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

Valoración funcional o clínica

La primera preocupación que debe solventar el entrenador es la de asegurarse de


que su joven atleta dispone de los suficientes niveles de salud para someterse a un
proceso continuado de entrenamiento y competición. En este caso, serán los
profesionales de la medicina los que establezcan las oportunas valoraciones. En el
supuesto de que el atleta exprese posibles descompensaciones musculares deberán ser
tratadas y corregidas de manera prioritaria.

Los tests clínicos de laboratorio suponen una ayuda relevante hacia el


entrenador, ya que, desde la perspectiva anatómico, fisiológica y funcional, contribuyen
decisivamente a conocer con más detalle las respuestas fisiológicas de los jóvenes, lo
cual permitirá diseñar con más realismo el trabajo individualizado. Por añadidura,
representan un instrumento muy valioso para seguir avanzando en un mejor conocimiento
científico de cada modalidad deportiva. Por dicho motivo, la valoración funcional, a
través de las correspondientes pruebas de esfuerzo así como las genéricas que detecten
su "nivel de salud" deben suponer una constante en la planificación deportiva de cada
temporada. En este sentido, la contribución de los profesionales de la medicina deportiva
es también indispensable en la planificación y programación del entrenamiento y
competición.

Valoración de la condición física

Al margen de la consideración de algunos entrenadores que sostienen que "el


mejor test para un atleta es competir en su prueba", lo cierto es que cada técnico debe
seleccionar una batería específica que cuantifique con la mayor precisión posible los
aspectos que condicionan el rendimiento, desde una perspectiva más analítica que la que
ofrece la competición, en la que se manifiestan muchas cosas (globalidad). En el caso de
los deportistas jóvenes esta parte de la planificación recobra un especial interés para
poder detectar a posibles talentos deportivos.

Valoración técnica

Es importante detectar los posibles errores técnicos que pueda tener un joven
deportista para aprovechar las fases sensibles del aprendizaje y poder corregirlos o
minimizarlos al máximo. Se supone que el entrenador está perfectamente cualificado
para detectar estas incorrecciones técnicas, para lo cual debe conocer en profundidad el
modelo. Hoy día es fácil poder efectuar una grabación de vídeo de cada uno de los
deportistas, lo cual va a permitir al entrenador efectuar un análisis riguroso de cada
situación. Es importante que, al margen de que se filmen sesiones de entrenamiento
también se hagan extensivas a la propia competición. Esto permite contrarrestar los
problemas surgidos de la observación directa. El hecho de poder analizar fotograma a
fotograma ofrece unas informaciones muy relevantes al entrenador.

También es interesante utilizar modelos de observación técnica ya que ayudan a


precisar el error y centrarlo en la parte específica de la carrera. Para ello, el entrenador
debe construir sus propias planillas. Dentro de los niveles técnicos que es preciso dominar
por parte del deportista, no solamente hay que hacer mención a las técnicas específicas
(modelos), sino también a los diferentes ejercicios que debe efectuar el deportista en el
entrenamiento.

4. DETERMINACIÓN DE OBJETIVOS (A LARGO PLAZO)


Los principales objetivos se centran en los parámetros fundamentales que se
deben desarrollar en cada especialidad deportiva. Tal y como se indicó anteriormente los
objetivos en el entrenamiento con jóvenes deportistas deben establecerse a largo plazo.
Sin embargo también es importante intentar prolongar el mayor tiempo posible (años de
práctica deportiva) el máximo rendimiento del deportista.

71
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

Por consiguiente, los objetivos incidirán sobre los aspectos condicionales,


coordinativos y cognitivos de los atletas. En otro orden de cosas, los objetivos deben
plantearse a corto, medio y largo plazo, lo que permitirá al entrenador diseñar una
estrategia individualizada para cada deportista, en función de su edad, motivación,
capacidades, etc. Por otra parte, la determinación de objetivos debe realizarse dentro
de cada una de las áreas que condicionan el rendimiento deportivo:

• Objetivos en la preparación técnica


• Objetivos en la preparación física
• Objetivos en la preparación táctica
• Objetivos en la preparación psicológica
• Objetivos en la preparación biológica

LA NECESIDAD DE PLANIFICAR A LARGO PLAZO CON DEPORTISTAS JÓVENES

Existe coincidencia generalizada en que el proceso de planificación del entrena-


miento con jóvenes debe realizarse a largo plazo. Los programas de entrenamiento
desarrollados en la infancia y adolescencia deben propiciar que el deportista alcance las
cotas más altas de rendimiento futuro. Lo importante no es llegar antes sino llegar lo más
lejos posible. Durante los últimos años se ha podido comprobar con mayor precisión que el
acceso al máximo rendimiento deportivo requiere ya desde las etapas de formación
deportiva unas bases sólidas para ello. Por dicho motivo, es preciso no acelerar las etapas
antes de tiempo y evitar la anticipación de los resultados prematuros. Un modelo de
entrenamiento deportivo con jóvenes debe respetar este requisito.

La planificación del entrenamiento con niños debe de tener en cuenta además


algunos factores que muchas veces son ignorados y que van a tener importantes
consecuencias en el resultado final:

• La evolución tecnomotriz de capacidades y destrezas que son la base del la optimiza-


ción del rendimiento.
• Los factores de ejecución (fuerza, velocidad, flexibilidad, resistencia) como funda-
mento general psicomotriz.
• Las capacidades coordinativas como amplia base de actuación motriz.
• La motivación como mecanismo regulador dirigido por los intereses y actitud del
joven deportista.
• La lógica y comprensión mental que ayuda a integrar la actividad deportiva dentro
del marco de evolución y educación personal.
• La autonomía que le ayude a encontrarse a si mismo y su propia identidad.

El modelo básico de planificación deportiva con jóvenes debe propiciar un


adecuado desarrollo general de los deportistas, que permita la prevención de trastornos
ortopédicos por malas posturas o debilidades posturales y favorezca que, en función de
su talento y capacidad de trabajo, alcancen las mejores prestaciones deportivas en el
momento oportuno, sin precipitar los acontecimientos. El objetivo no debe responder a
un incremento demasiado rápido del rendimiento deportivo, a pesar de que pudiera ser
posible, ya que, al margen de los efectos sobre la salud del practicante, tendría poca
duración puesto que pronto se presentaría una sobresaturación por el deporte

No debemos olvidar que el cuerpo humano está preparado para ser entrenado a
cualquier edad, si bien con diferente eficiencia (Nadori, 1.987). Pero tampoco es menos
cierto que, en ocasiones, el temor del entrenador a “pasarse” puede situarle en el otro
lado de la moneda, de tal manera que se imposibilita el aprovechamiento de las
potencialidades de sus deportistas a largo plazo, al expresar una conducta de inhibición a
la hora de solicitar esfuerzos físicos apropiados.

72
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

Hay que evitar que los modelos de entrenamiento de los adultos, aunque sean
eficaces para éstos, sean transferidos a las poblaciones de jóvenes deportistas, ya que
tristemente es un error habitual en entrenadores poco formados. El objetivo fundamental
debe dirigirse a preparar a lo largo de los años al deportista para que se adapte a los
parámetros de entrenamiento característicos de la etapa de máxima realización de sus
posibilidades. De nada sirve intentar que esta realización se haga efectiva antes de
tiempo a base de copiar los métodos de entrenamiento de deportistas de edad y nivel
superior.

Este entrenamiento forzado puede permitir que el deportista tenga éxito en


competiciones en categorías menores (infantiles, cadetes, juveniles…) pero difícilmente
este espejismo podrá mantenerse y se estará hipotecando su futuro deportivo en la edad
adulta. El deportista joven, que utiliza en su entrenamiento unos estímulos muy duros, se
adapta a estos medios y gasta las capacidades de su organismo en crecimiento
(Platonov, 1.992).

Si se analizan las tablas que reflejan datos estadísticos genéricos sobre el tiempo
que transcurre desde que comienza la práctica habitual del entrenamiento de un
determinado deporte hasta que se alcanzan los máximos resultados, se comprueba
fácilmente que son necesarios, al menos una década de trabajo continuado (ver tabla
siguiente). Y en algunas determinadas especialidades, más de 15 años.

Sin embargo, debido a la gran cantidad de abandonos prematuros, muchos


jóvenes jamás alcanzarán la edad necesaria para obtener sus máximos resultados
posibles. En la actualidad, los entrenadores que trabajan con poblaciones juveniles
sufren los desencantos de comprobar cómo deportistas con excelentes posibilidades de
rendimiento futuro se alejan de la práctica deportiva.

EDAD PARA
COMIENZO DE LA
EDAD DE ALCANZAR
DEPORTE PRACTICA DEL
ESPECIALIZACION MAXIMOS
DEPORTE
RESULTADOS
ATLETISMO 10 – 12 años 13 – 14 años 18 – 23 años
BALONCESTO 7 – 8 años 10 – 12 años 20 – 25 años
BOXEO 13 – 14 años 15 – 16 años 20 – 25 años
CICLISMO 14 – 15 años 16 – 17 años 21 – 24 años
SALTOS 6 – 7 años 8 – 10 años 18 – 22 años
ESGRIMA 7 – 8 años 10 – 12 años 20 – 25 años
PATINAJE ARTIST. 5 – 6 años 8 – 10 años 16 – 20 años
GIMNASIA: Mujeres 6 – 7 años 10 – 11 años 14 – 18 años
GIMNASIA: Hombres 6 – 7 años 12 – 14 años 18 – 24 años
REMO 12 – 14 años 16 – 18 años 22 – 24 años
ESQUI 6 – 7 años 10 – 11 años 20 – 24 años
FUTBOL 10 – 12 años 11 – 13 años 18 – 24 años
NATACION 3 – 7 años 10 – 12 años 16 – 18 años
TENIS 6 – 8 años 12 – 14 años 22 – 25 años
VOLEIBOL 11 – 12 años 14 – 15 años 20 – 25 años
HALTEROFILIA 11 – 13 años 15 – 16 años 21 – 28 años
LUCHA 13 – 14 años 15 – 16 años 24 – 28 años

Tabla 4. Edades estimativas de comienzo, especialización y consecución de máximos


rendimientos en algunos deportes: (tomada de Bompa, 1.983).

Sin embargo, esta realidad no debe provocar diseños erróneos en la planificación del
entrenamiento. El ciclo vital mas sintéticamente expresado, es el de nacer, crecer,
reproducir y morir. Durante este proceso, las etapas de la vida periodizables para el
entrenamiento se asocian a las de crecimiento y reproducción, que coinciden con la
juventud y la fase adulta.

73
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

Surge, de esta forma, el megaciclo, considerado como la unidad de trabajo más


prolongada dentro del diseño de la Periodización Deportiva, ya que comprende todas las
etapas de la vida del "homus-sportivus", utilizando el término de Cagigal, desde el
momento de la iniciación deportiva hasta el final de la practica deportiva.

Las bases biológicas del Síndrome General de Adaptación exigen muchos años de
trabajo continuado para que el ser humano optimice la capacidad de adaptación a la
naturaleza de los estímulos que reciba. Por ello debe ser planificada en todo su
megaciclo, teniendo en cuenta que esa planificación, lejos de estar “cerrada” en todo su
desarrollo, debe ser dinámica, fruto de la observación, análisis y respuestas concretas a
los problemas que vayan surgiendo. En este sentido, los objetivos del megaciclo se
resumen en (Alarcón, 2000):

• Formación y desarrollo del organismo.


• Aprendizaje de ejercicios generales y especiales.
• Aprendizaje de las técnicas.
• Desarrollo gradual de las cualidades físicas.
• Garantizar el grado de coordinación en situaciones de "stress".
• Educar las cualidades morales y volitivas.
• Calificar deportivamente al individuo.
• Capacitar en conocimientos sobre higiene, medicina y nutrición.
• Desarrollar la capacidad de control y equilibrio emocional.
• Orientar la madurez, la que implica toma de decisiones en situaciones
límites.

En cualquier caso el proceso de preparación deportiva a largo plazo, depende de


diversos factores. Entre ellos podemos citar a:

• La estructura de la actividad competitiva.


• Las leyes de formación de la maestría deportiva y de los procesos de
adaptación a los sistemas funcionales más importantes para cada
disciplina.
• Las particularidades individuales, sexuales, el ritmo de maduración,...
etc.

Estos factores van a determinar el tiempo necesario y la edad a la que se puede


alcanzar altos resultados que, como se aprecia en la tabla anterior, son variables según la
especialidad deportiva.

En las fases de entrenamiento de los jóvenes deportistas es imposible desarrollar


una estructura de planificación definida como en el caso de los adultos, ya que la
diversidad de objetivos, tareas y condiciones, así como las transformaciones que se
producen en el organismo del joven, debido a la evolución de sus procesos fisiológicos,
tienen una amplitud e importancia tales que no permiten construir ciclos de
entrenamiento plurianuales que repitan su estructura fundamental (Navarro, 1.994).

Algunas de las ventajas que proporciona la planificación deportiva son muy


claras. Entre las mismas podemos citar:

♦ Libera al entrenador para la resolución de tareas no previstas.


♦ Otorga una mayor seguridad al equipo de trabajo (se conoce aquello que se
pretende).
♦ Facilita un mayor control del proceso, es decir, hay menos cuestiones que no se
controlan.
♦ Permite rentabilizar el tiempo, el espacio y las condiciones materiales

Estas ideas deben de estar muy presentes en el pensamiento del entrenador, a la


hora de establecer un modelo de planificación deportiva con jóvenes a largo plazo. Sobre

74
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

esta cuestión, existen gran cantidad de ejemplos que demuestran cómo los programas de
entrenamiento periodizado provocan mayores ganancias de rendimiento

Son numerosos los factores que pueden condicionar la planificación deportiva en


los jóvenes. Algunos de ellos no están bajo el control del entrenador, pero es preciso que
el conocimiento, el estudio, la experiencia y la intuición, en relación al resto, permitan
aumentar el dominio del responsable técnico, evitando errores de cálculo o al menos
minimizarlos. Por encima de la perspectiva competitiva y de la búsqueda de rendimiento,
no se debe olvidar que las características de la relación que se establece entre
entrenador y el joven practicante obligan a que el técnico se convierta en un responsable
directo de la formación integral de ese niño como ser humano.

Gran cantidad de autores defienden esta postura de planificar a largo plazo en las
etapas de formación, hasta la consecución del máximo rendimiento. En cualquier caso,
siguiendo el modelo de Bompa (1983), la identificación de deportistas talento es un paso
previo para poder acceder al alto rendimiento deportivo.

ALTO
RENDIMIENTO

ENTRENAMIENTO
METODOLÓGICO
Y CIENTÍFICO

PLANIFICACIÓN
A LARGO PLAZO

IDENTIFICACIÓN
DE TALENTOS

Ilustración 5. Sistema secuencial del entrenamiento (Bompa, 1.983)

Por otra parte, el entrenador de jóvenes deberá incluir en su planificación


deportiva una serie de actuaciones que contribuirán a que reducir el alto grado de
abandonos prematuros en la actualidad. Siguiendo a Snyder (1996), las siguientes
orientaciones son válidas para que los jóvenes sigan practicando deporte:

9 Recompensar el éxito y el esfuerzo de los deportistas. Buscar también la


complicidad de los padres para evitar que se sobredimensionen los resultados
y valorar positivamente los avances que vayan consiguiendo sus hijos.
9 Responder con ánimos e instrucciones técnicas precisas cuando los
deportistas cometan un error (Cruz, 1987), matizando que un error no es un
fracaso. Hay que encontrar en cada actuación algo satisfactorio (Snyder,
1996), independientemente de los resultados.
9 Transmitir instrucciones técnicas de forma positiva, evitando las acciones
punitivas y el castigo, salvo que fuese estrictamente necesario (Cruz, 1987).
9 Asumir el rol de educador, estimulando en los jóvenes el fair play, tanto en
la victoria como en la derrota.
9 Establecer objetivos que puedan ser asociados a los progresos obtenidos. En
cualquier caso, los objetivos deberán ser realistas, al alcance de los

75
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

deportistas, y mantener una actitud clara ante ellos, inclusive sus familiares,
sobre sus posibilidades reales.
9 Hacer participe a los deportistas de la justificación y efectos que provocan en
sus organismos los diferentes tipos de entrenamiento para generar en éstos
una mayor motivación (Tejero, 2003).
9 Estimular otros aspectos y facetas sociales del deportista (estudios, trabajo,
inquietudes…) que deben propiciarle en su vida deportiva el equilibrio
necesario para que no se estanque y desmotive (Martin, 1997).

Un reciente estudio sobre abandonos de jóvenes nadadores españoles (Salguero,


Tuero, y Márquez, 2003), sobre 66 casos estudiados demuestra que la edad media del
abandono fue a los 18 años, respaldando otras investigaciones.

A esta edad, el comienzo de los estudios universitarios, que exigen una mayor
dedicación; el cambio (posible) de residencia para proseguir sus estudios y la falta de una
adecuada coordinación entre las estructuras deportivas y académicas, favorecen el
abandono de la práctica.

Pero existen muchos estudios que demuestran el rol tan relevante que tiene el
entrenador en el ámbito del abandono y/o motivación deportiva (Snyder, 1996a; 1996b;
Cruz, 1997). Asimismo, la pérdida de diversión también se considera un factor que
favorece la retirada, la elevada exigencia temporal y el tener “otras cosas que hacer”.

Desde una perspectiva general, se expone una secuencia cronológica de


planificación del entrenamiento a largo plazo basado en diversas fases (Seirul’lo, 1.994):

1. Práctica regular inespecífica (5-7 años).


2. Formación general polivalente (8-10 años)
3. Fase de preparación multilateral orientada (11 a 13 años)
4. Fase de la iniciación específica (14 a 16 años).
5. Fase de la especialización (17 a 19 años).
6. Fase del perfeccionamiento (20 a 23 años).
7. Fase de la estabilidad y alto rendimiento (24 a 28 años)
8. Fase de la conservación del rendimiento (29 a 34... años)
9. Fase de adaptación compensatoria a la reducción del rendimiento (35 a 38 años)
10. Fase de la readaptación funcional para el rendimiento no competitivo (30 a
41... años)

Con respecto a las fases de formación indicadas, correspondientes a las etapas


infantiles y juveniles, es preciso apuntar diversas consideraciones:

1. Es difícil determinar con exactitud la terminación de una etapa de


desarrollo y el inicio de otra. Aparte de ello, cada individuo se desarrolla
individualmente y tiene su propio "ritmo" de maduración.
2. A medida que transcurren las fases, la práctica atlética se convierte en
menos global y en más específica. Es decir, al principio tendrá más
importancia el trabajo polivalente (condicional y coordinativo).
3. Una parte importante de los objetivos propios de cada fase, deben
conseguirse en las clases de Educación Física, por lo que habrá que llevar
un control de lo que el niño hace en las mismas para coordinarlo
adecuadamente.

76
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

5. PROGRAMACIÓN DEL ENTRENAMIENTO


La denominación de los diferentes periodos que componen la programación del
entrenamiento deportivo suscita diversas diferencias entre algunos autores. Por ello es
positivo clarificar previamente esta cuestión. En la siguiente tabla se ofrece una relación
de términos, algunos idénticos y otros distintos, que definen periodos, desde los más
pequeños (sesión) a los de mayor duración (macrociclo).

AUTOR I II III IV V VI
Matveyev (1.977) Sesión Microciclo Mesociclo Fase Periodo Macrociclo
Ozolín (1.983) Sesión Microciclo Mesociclo Fase Periodo Macrociclo
Manno (1.990) Sesión Microciclo Mesociclo Fase Periodo Macrociclo
Harre (1.987) Sesión Microciclo Mesociclo Fase Período Ciclo
Weineck (1.988) Sesión Microciclo Mesociclo Fase Período Ciclo
Bompa (1.983) Sesión Microciclo Macrociclo Subfase Fase Mesociclo
Platonov (1.991) Sesión Microciclo Mesociclo Etapa Periodo Marcociclo
Verjoshanski (1.990) Sesión Microciclo Bloque -- --- Ciclo

Tabla 5. Distribución temporal de las diferentes partes de la programación del


entrenamiento según diversos autores. (De Fernando Navarro, 1994).

MACROCICLO: conjunto de diversos mesociclos que componen el periodo


preparatorio, de competiciones y de transición (posible)

Sesión

MESOCICLO: conjunto MICROCICLO: periodo de tiempo, habitualmente


.
de diversos microciclos, de una semana, integrado por diversas sesiones de
con objetivos concretos entrenamiento.

Ilustración 6. Distribución cronológica de las fases de mayor a menor duración de la


planificación del entrenamiento.

Al margen de estas diferencias terminológicas, lo realmente importante será


saber exactamente qué objetivos son precisos alcanzar en cada una de estas fases. La
propuesta que se formula por nuestra parte transcurre desde la unidad más básica hasta
la más extensa: sesión, microciclo, mesociclo y macrociclo. Su significado se indica a
continuación.

Al margen de los periodos indicados en la figura anterior existe el plan


plurianual o planificación que puede varias temporadas, especialmente válido para
jóvenes.

77
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

A medida que el deportista es más joven es preciso respetar los períodos de


descanso académico (Navidades, Semana Santa, verano) para provocar también un
descenso de las cargas deportivas. En la siguiente ilustración se ofrece un modelo de
preparación deportiva escolar adaptada del autor alemán Tschiene. No es especialmente
relevante adquirir altas cotas de forma, sino propiciar experiencias satisfactorias que
permitan la continuidad del joven en la práctica deportiva. Los resultados de las
competiciones no deben instrumentalizarse en ningún sentido.

VACACIONES SEMANA SANTA


INTENSIDAD
VACACIONES NAVIDADES VOLUMEN

VACACIONES VERANO
VACACIONES VERANO

COMPETICIONES

Ilustración 7: Modelo básico de programación para deportistas escolares.

El rendimiento deportivo no se puede manifestar a un nivel constante durante


toda la temporada, sino que describe una curva rítmica a causa de los procesos biológicos
y psicofísicos. Por dicho motivo en todos los deportes el entrenamiento se debe
estructurar en base a las fases del proceso de adaptación:

1. Aumento del nivel de entrenamiento (adaptación) durante varias semanas o meses.


2. Forma deportiva (capacidad máxima de trabajo) o fase de rendimiento relativa-
mente estable, la cuál debe de coincidir con la mayoría de las competiciones y en
especial con las más importantes.
3. Reducción del nivel de entrenamiento (readaptación) o descenso del
rendimiento del atleta.

La readaptación se entiende como "la pérdida de la capacidad máxima de trabajo


debido a la superación del límite de la capacidad de adaptación" (Verjoshansji, 1990).
Estos procesos de adaptación coinciden con:

1. Periodo de preparación: Cuyo objetivo es crear las bases para desarrollar la forma
deportiva, desde dos etapas o fases diferenciadas. En la primera fase existe un
predominio de la preparación general o condición general. En la segunda etapa
predominan más la preparación específica, en dónde disminuyen los volúmenes de
entrenamiento y se incrementa la intensidad del mismo.
2. Periodo de competiciones: En esta fase es preciso afinar la forma deportiva con la
participación en las competiciones regulares. La intensidad de los esfuerzos
realizados durante las competiciones estimula el desarrollo y la estabilización del
período de gran forma.
3. Periodo de transición: En este período se debe provocar la recuperación activa y
regeneración del deportista; Se produce un descenso de su forma física como
consecuencia de la regresión muy baja del volumen e intensidad del entrenamiento.
La práctica en este período de deportes complementarios a unos niveles moderados
contribuye no solamente a evitar un descenso exagerado de la capacidad de

78
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

rendimiento del atleta, sino también a provocar una recuperación activa. En la


actualidad la duración de este periodo tiende a acortarse.

En realidad estos periodos no significan que sean compartimentos cerrados ya que


en la fase de preparación, por ejemplo, también se efectúan competiciones. A través de
los años estas fases de evolución alcanzarán un nivel creciente de entrenamiento hasta
llegar al rendimiento máximo previsto.

En relación a las cargas con jóvenes, cuyo volumen e intensidad deberá ser
claramente inferior al utilizado en las poblaciones adultas, por lo que precisan también
objetivos propios.

Inicialmente, antes de los 12 años, los niños deportistas deben desarrollar una
formación física general polivalente, basada en el fomento de las capacidades
coordinativas, fuerza en general, resistencia de base y flexibilidad. También es preciso el
desarrollo de las técnicas básicas deportivas.

Cuando los niños no han desarrollado estas capacidades, ya que comienzan la


práctica deportiva más tarde de los 12 años, se aconseja:

- No comenzar la especialización demasiado temprano.


- Fomentar las capacidades coordinativas antes que un desarrollo intenso de las
condicionales.

INTERSECCIÓN DEBIDO AL ENTRENAMIENTO

CAPACIDADES DE CONDICIÓN FÍSICA


CAPACIDADES DE COORDINACIÓN

MÁXIMO DEBIDO
A LA MADURACIÓN
MÁXIMO DEBIDO BIOLÓGICA
A LA MADURACIÓN
BIOLÓGICA

CAPACIDADES CAPACIDADES
GENERALES DE TECNICAS DE CONDICIÓN
COORDINACIÓN FÍSICA

EDAD 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21

Ilustración 8: Evolución de las capacidades coordinativas y condicionales (Adaptado de


Grosser y col, 1989).

En relación a la posible preocupación por la forma deportiva, es preciso tener en


cuenta los siguientes principios:

¾ Si la velocidad de adquisición de la forma deportiva es muy intensa (se adquiere en


poco tiempo), más deprisa se pierde. La forma deportiva representa un estado que
permite al atleta responder de la mejor manera posible en el plano físico, técnico,
táctico y psíquico a las exigencias de la modalidad deportiva, durante un determinado
tiempo.
¾ Cuanto más tiempo se dedique a desarrollar la forma deportiva en el período
preparatorio, más tiempo se podrá mantenerla en el transcurso del período de
competiciones (dentro de unos límites que no provoquen saturación psíquica en los
atletas).
¾ Cuanto más corto sea el período preparatorio, más específica debe ser la preparación,
pero el efecto de las cargas durará menos tiempo. Por ello, es necesario en

79
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

determinadas fases de la época utilizar ejercicios más generales para evitar los estados
de acumulación del efecto de las cargas de gran intensidad (sobreentrenamiento).
¾ En caso de necesidad imperiosa de competir, cuanto menos tiempo se disponga para la
preparación de un atleta, más importancia adquieren los ejercicios especiales.
¾ Cuanto más tiempo se quiera mantener a un atleta en forma, menor podrá se el nivel
absoluto de forma conseguida.
¾ A medida que se está más alejado del periodo de competiciones, más se justifica un
trabajo separado de los diferentes componentes del entrenamiento (físico, técnico,
táctico y psicológico). Por el contrario, cuando se aproximan las competiciones, todos
estos componentes del entrenamiento deben ser realizados de una forma integrada.
¾ Cuanto más se pretende desarrollar de forma separada las cualidades físicas (fuerza,
velocidad, resistencia y flexibilidad), menor número de ejercicios específicos podremos
utilizar, con la consiguiente pérdida de transferencia a la competición.
¾ Una atención más importante al volumen de trabajo sobre la intensidad, conllevará un
alejamiento del nivel de forma de los atletas.
¾ Cuando se utilizan ejercicios de carácter general, también se aleja el estado de forma
deportiva, por lo que hay que realizarlos cuando las competiciones no están próximas.
¾ En los períodos en donde la intensidad es superior al volumen (entrenamientos más
cortos y más exigentes), existe un incremento o estabilización de la forma.
¾ En aquellas fases de construcción o reconstrucción de la forma deportiva, el volumen
debe prevalecer sobre la intensidad, utilizando ejercicios más generales. Durante los
períodos de mantenimiento de la forma, la intensidad sobrepasa al volumen y los
ejercicios deben ser específicos. Durante el deterioro de la forma deportiva, los atletas
podrán descansar algunos días y realizar descansos "activos" mediante la realización de
ejercicios de carácter general o prácticas de otros deportes.

En cualquier caso, para los niños de menos de 14 años la periodización deportiva


anual no es necesaria (Grosser y cols., 1989). Ellos se ponen rápidamente en forma.
Posteriormente, el desarrollo del rendimiento es preciso efectuarlo de acuerdo con esta
periodicidad de índole biológica, es decir, cada ciclo anual presenta unas estructuras
específicas de cargas y contenidos del entrenamiento, el cuál está condicionado por el
calendario de competiciones.

6. REALIZACIÓN DEL ENTRENAMIENTO Y COMPETICIÓN


ASEGURAR UN ENTRENAMIENTO SALUDABLE

Tal y como se indicó en la introducción, se deben establecer las pautas


necesarias para que el entrenamiento deportivo con jóvenes sea saludable. Una
programación inadecuada del entrenamiento deportivo con jóvenes puede derivar en
situaciones de riesgo para su salud. Existen gran cantidad de estudios que así lo
confirman. Según las investigaciones más recientes, la mitad de las lesiones que afectan
a deportistas infantiles son causadas por sobrecargas inadecuadas, es decir, por un
exceso de entrenamiento. En torno a esta cuestión, se considera que el grado de presión
ambiental ejercida sobre el niño es excesivo. La explicación parece centrarse en la
utilización de cargas fuertes, tanto a nivel de volumen como de intensidad.

El respetar los momentos de inicio, desarrollo, intensificación de las cargas,


según el estadío evolutivo del joven deportista será determinante para evitar problemas
de sobrecargas. La tabla 7 de Tschiene (1985) es aclaratoria sobre la cuestión También es
preciso adecuar la naturaleza de las cargas considerando los factores limitantes y el riesgo
de lesión que puede conllevar (tabla 8).

80
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

CAPACIDAD
PREESCOLAR PREPUBERAL PUBERAL POSTPUBERAL
MOTORA
VELOCIDAD INICIO + INICIO +
INICIO INTENSIFICACIÓN
REACCIÓN DESARROLLO INTENSIFICACIÓN
VELOCIDAD INICIO +
INICIO INTENSIFICACIÓN INTENSIFICACIÓN
MOVIMIEN. DESARROLLO
INICIO +
AERÓBICO INICIO DESARR. + INTENSIF. INTENSIFICACIÓN
DESARROLLO
ANAERÓBICO DESARR. +
INICIO INTENSIFICACIÓN INTENSIFICACIÓN
ALACT. INTENSIF.
ANAERÓBICO DESARR. +
INICIO
LATICO INTENS.
INICIO +
FUERZA RAPIDA DESARR. + INTENS. INTENSIFICACIÓN
DESARROLLO
FUERZA
INICIO DESARROLLO INTENSIFICACIÓN
RESISTENCIA
INICIO + DESARR. +
FUERZA MÁXIMA
DESARROLLO INTENS.
HIPERTROFIA DESARR. +
INICIO
MUSC. INTENS.
INICIO + DESARR. +
FLEXIBILIDAD INTENSIFICACIÓN INTENSIFICACIÓN
DESARRO. INTENS.
COORDI. INICIO + DESARR. +
INTENSIFICACIÓN INTENSIFICACIÓN
GENERAL DESARRO. INTENS.
COORDI. DESARR. +
INICIO INTENSIFICACIÓN INTENSIFICACIÓN
ESPECÍFICA INTENS.
ETAPAS EDUC.
INICIACIÓN DEPORTIVA GENERALIZADA ESPECIALIZACIÓN
DEPORTIVAS MOVIMIENTO

Tabla 6. Fases de formación y preparación deportiva; (tomada de Tschiene, 1.985)

Factores
Tipo de carga Duración Riesgo de lesión Utilización
limitantes
Entrenamiento Elementos
5 segundos Cartílago 0
fuerza contráctiles
Lesiones
Velocidad 15 segundos Fosfatos +
musculares
1 minuto Capacidad
Potencia
Anaeróbico > 50% glucolítica y Catabólica (+)
anaeróbica
Aeróbico > 50% fuerza máxima
1-5 minutos
Potencia
Anaeróbico
anaeróbica Capacidad Sistema
(50-30%) +
glucolítica vegetativo
Aeróbico
Ú (30-70%)
5-30 minutos
Anaeróbico
Solidez
Potencia aeróbica (20-10%) Tendones +(+)
locomotora
Aeróbico
(80-90%)
Coordinación - Neuromuscular - ++
Tendones y
Flexibilidad - Articulaciones ++
ligamentos

Tabla 7. Grado de utilidad de diferentes tipos de entrenamientos para jóvenes, según los
factores fisiológicos, morfológicos y riesgo de lesiones (De Keul, 1982, en Navarro, 2005)

81
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

Pero también existe un riesgo por sobrecarga, es decir por acciones repetidas
continuamente. Considerando la fragilidad articular, ligamentosa y ósea de los niños
estas lesiones son más problemáticas en ellos que en poblaciones adultas por el efecto
que pueden tener sobre el crecimiento óseo. Los riesgos pueden aumentar durante las
fases de máximo crecimiento. Por ello, los entrenadores de estos deportistas deben
analizar la evolución de las curvas de crecimiento y vigilar de forma especial a aquellos
atletas que estén experimentando un incremento muy pronunciado en su estatura, ya
que en estas etapas los riesgos aumentan. En general, las chicas experimentan su máximo
crecimiento a los 12 años y los chicos a los 14 años. Las zonas más vulnerables en las
poblaciones juveniles son rodilla, codo y tobillo, y en ellas se producen microtraumas con
facilidad.

En algunos deportes de moda, como el snowboard, se provocan 3 lesiones por cada


100 practicantes, las más relevantes en los tobillos, muñecas y hombros. Por ello se
aconseja que se adopten una serie de medidas previas, aparte de disponer del adecuado
equipo, como un acondicionamiento cardiovascular, muscular, articular… Tampoco se
puede olvidar los calentamientos inadecuados y ejecuciones incorrectas, como causas de
lesiones importantes.

También el grado distinto de maduración entre niños o jóvenes puede contribuir


a aumentar el riesgo de lesiones, por ejemplo cuando hay importantes diferencias de
estatura y peso entre niños de la misma edad y participan juntos en deportes de
contacto. Por ello, a medida que van desarrollándose y haciéndose más fuertes, el riesgo
de lesiones también se incrementa, por su mayor nivel de fuerza muscular.

Existe coincidencia en reconocer que el estado de agotamiento deportivo resulta


de de una compleja interacción de factores medioambientales, en los que se incluye un
stress crónico prolongado, y los propios rasgos del joven practicante. No debe tampoco
olvidarse la excesiva presión que algunos padres y entrenadores ejercen sobre los
jóvenes, llegando a crear una ansiedad por el triunfo a cualquier precio.

Sería preciso que los entrenadores de jóvenes deportistas, a través de la


aportación de la psicología deportiva, tuvieran la capacidad de identificar el perfil de los
practicantes excesivamente estresados. Estos jóvenes, suelen responder a un alto grado
de ansiedad competitiva; tienen una baja autoestima y unas expectativas de registros
personales bajos; se divierten poco con el deporte y tienen pocas satisfacciones,
preocupándose bastante del fracaso y del juicio de los adultos (Gould, 2006).

RESPETAR LAS FASES SENSIBLES DEL ORGANISMO

Gran cantidad de profesionales vinculados al mundo infantil coinciden en afirmar


que el desarrollo del niño no es un proceso que se rija por una progresión matemática,
sino que es heterocrono, es decir no todos los sistemas y las capacidades funcionales se
desarrollan al mismo tiempo y a la misma velocidad. Cada capacidad tiene una "fase
crítica o sensible" durante la cual el entrenamiento se vuelve sumamente eficaz. "Son
etapas relativamente cortas del período evolutivo en las que se pueden entrenar sólo
algunas cualidades" (Grosser et. al. 1.989). La totalidad de estas fases sensibles se
localiza temporalmente entre la niñez y la adolescencia, etapas básicas en la formación
deportiva.

Reforzando el anterior argumento, es preciso considerar que si se descuida el entrenamiento


y el estímulo adecuado de una cualidad en su fase sensible traerá como consecuencia un
déficit en el desarrollo potencial de esa capacidad en particular y de todas las prestaciones
motrices en general. Un entrenamiento posterior nunca podrá alcanzar los mismos resultados.
Además, el desarrollo de las distintas capacidades está interrelacionado de modo que la
mejora de una cualidad favorece o limita el desarrollo de las otras. Por ejemplo la mejora de
las capacidades coordinativas es requisito necesario para el desarrollo de la fuerza (Nadori,
1.987). Difícilmente si se ignora la existencia de las fases sensibles para el desarrollo de las

82
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

diferentes capacidades funcionales se podrá alcanzar altos niveles en las disciplinas que las
requieran.

Edad Curso
Año Etapa evolutiva estimada
oscilante académico
CHICAS CHICOS
BENJAMÍN 1º 7a8 2º Primaria
BENJAMÍN 2º 8a9 3º Primaria
ALEVÍN 1º 9 a 10 4º Primaria
ALEVÍN 2º 10 a 11 5º Primaria 1ª Fase puberal
INFANTIL 1º 11 a 12 6º Primaria 11/12 – 13/14
INFANTIL 2º 12 a 13 1º E.S.O. PUBESCENCIA 1ª Fase puberal 12/13
CADETE 1º 13 a 14 2º E.S.O. – 14/15
2ª Fase puberal PUBESCENCIA
CADETE 2º 14 a 15 3º E.S.O.
JUVENIL 1º 15 a 16 4º E.S.O. 13/14 – 17/18 2ª Fase puberal 14-15
ADOLESCENCIA años
JUVENIL 2º 16 a 17 1º Bachiller
JUNIOR 1º 17 a 18 2º Bachiller hasta 18-19
ADOLESCENCIA
EDAD ADULTA
JUNIOR 2º 18 a 19 Otros
Æ
Tabla 8: Edades correspondientes a las categorías atléticas oficiales en España, hasta la
júnior, y su equivalencia estimada al curso académico y grado evolutivo de maduración.

Tanto el desarrollo tanto de las capacidades coordinativas, como de los factores


de ejecución o capacidades condicionales deberá respetar las fases sensibles. El objetivo
general del entrenamiento debe adaptarse a los objetivos específicos de cada una de las
etapas del desarrollo del niño, desde los presupuestos iniciales en donde el entrenamiento
es inexistente, hasta la época de culminación de todo el proceso donde sólo un
entrenamiento especializado conseguirá el máximo rendimiento.

La entrenabilidad representa la influencia relativamente marcada mediante


estímulos exteriores ejercida sobre las capacidades motrices básicas y su rendimiento en
relación al sistema cardiovascular, la respiración y el metabolismo de los músculos
estimulados, igual que sobre componentes psicofísicos. (Erwin Hahn, 1.988). Por dicho
motivo, teniendo en cuenta que el nivel de entrenabilidad de las cualidades físicas esta
condicionado, en primer lugar, por el estado de madurez de las funciones físicas
implicadas en cada caso, se suscribe que el entrenamiento de jóvenes no debe ser un
entrenamiento de resultados.

Los niños no son adultos en miniatura. Sus organismos se encuentran sometidos


de forma dinámica a una serie de transformaciones anatómicas, fisiológicas y psicológicas
que lo hacen vulnerable a ciertos tipos o formas de entrenamientos de atletas adultos.
Por consiguiente es preciso adaptar el trabajo con los niños a sus propias características
evolutivas. En la tabla de la página siguiente se ofrece un ejemplo de cargas, según
edades.

Estas posibilidades orgánico-funcionales del niño son lo que justifica que una
parte muy significativa de los contenidos que integran las actividades docentes
(Educación Física) o las emanadas del deporte escolar o federativo (prácticas deportivas
regladas) se encuentren protagonizadas por una mayor atención hacia la esfera
coordinativa, antes del comienzo de la pubertad.

83
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

BENJ. ALEV. INF. CADETE JUVEN. JÚNIOR


8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19
SESIONES SEMANALES 2-3 2-3 2-3 2-3 3-4 3-4 4-5 4-5 5-6 5-6 6-7 6-7

VOLUMEN / SESIÓN (Min.) 60-80 60-80 90-120 90-120 120-150 120-150


ƃ * * * * ** ** ** ** *** *** *** ***
VELOCIDAD DE REACCIÓN
Ƃ * * * * ** ** ** ** *** *** *** ***
ƃ * * * * ** ** ** ** *** *** *** ***
VELOCIDAD FRECUENCIAL
Ƃ * * * * ** ** ** ** *** *** *** ***
ƃ * * * ** ** ** *** *** *** ***
VELOCIDAD GESTUAL
Ƃ * * ** ** ** *** *** *** *** ***
VELOCIDAD ƃ * * * * * ** ** ** *** *** *** ***
LOCOMOCIÓN
Ƃ * * * * ** ** ** *** *** *** *** ***
(ALACTICO)
ƃ * ** ** ** *** ***
FUERZA MAXIMA
Ƃ * * ** ** ** *** ***
ƃ * * * * * ** ** ** ** *** *** ***
FUERZA RAPIDA
Ƃ * * * * ** ** ** ** *** *** *** ***
ƃ * * * * ** ** *** ***
FUERZA RESISTENCIA
Ƃ * * ** ** ** *** *** ***
RESISTENCIA ƃ * ** ** ** ***
ANAERÓBICA LÁCTICA Ƃ * ** ** *** *** ***
ƃ * * * * ** ** ** ** *** *** *** ***
RESISTENCIA AERÓBICA
Ƃ * * * * ** ** ** ** *** *** *** ***
ƃ ** ** ** ** *** *** *** *** *** *** *** ***
MOVILIDAD ARTICULAR
Ƃ ** ** ** ** *** *** *** *** *** *** *** ***
Tabla 9. Distribución de cargas de condición física, según las fases sensibles y estado
evolutivo supuesto de los/as niños/as pertenecientes a las categorías oficiales atléticas
vigentes en España. (* Iniciación: 1-2 sesiones/semana; ** Desarrollo: 2-3
sesiones/semana; *** Entrenamiento habitual: 3-4 sesiones/semana.
(Isidoro Hornillos, 2005).

ADAPTAR LAS CARGAS AL GRADO DE MADURACIÓN BIOLÓGICA

Los programas de entrenamiento desarrollados en cada una de estas etapas


deben asociarse y diseñarse según el grado de maduración de cada individuo y no a su
edad exclusivamente cronológica, ya que puede haber diferencias significativas entre
niños de la misma edad aparente. En este sentido, son frecuentes los casos de jóvenes
adelantados en su nivel de maduración biológica que muestran en sus inicios
rendimientos deportivos espectaculares. Sin embargo existen muchos más ejemplos que
demuestran que los niños de maduración tardía obtienen los mejores resultados en el
futuro. Por consiguiente, es necesario no dejarse deslumbrar por este aparente talento
en las previsiones y expectativas de rendimiento futuro.

Sobre esta cuestión hay investigaciones que demuestran que los jóvenes de
maduración tardía tienden a lograr una altura ligeramente mayor y llegan a ser más
fuertes que los más adelantados, cuando llegan a la edad adulta (Carmichael, 1990).

Al abordar cada fase hay que considerar que no siempre la edad cronológica tiene
una exacta correlación con su maduración biológica. Existen individuos que maduran más
rápido que otros. Puede haber diferencias de tres años o más. Ello es de particular
importancia en el período puberal, es decir, en el período de la maduración sexual (12-15
años), el cual se caracteriza por una profunda reestructuración en la actividad de las
glándulas de secreción interna, en la regulación neurohumoral de las funciones, por
sensibles incrementos de las dimensiones totales del cuerpo (estatura, masa, etc.).

84
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

A esta edad puede cambiar provisionalmente las correlaciones de los parámetros


biodinámicos que determinan la coordinación de los movimientos y decelerarse los ritmos
de incremento de la capacidad de trabajo. Por ello en este período el pronóstico suele
ser dificultado. Así, a los 11-12 años, los cambios en la capacidad física de trabajo son
bastante estables, lo que permite realizar un pronóstico confiable. A los 13-16 años,
debido a que los cambios en la capacidad de trabajo son menos estables, el pronóstico
resulta menos seguro. (Volkov y Filin, 1.989).

En un grupo deportivo podemos encontrarnos niños con escaso desarrollo físico


con una edad biológica rezagada de la cronológica en 1-2 años. Contrariamente otros
casos de adolescentes con elevado desarrollo físico con una edad biológica que puede
aventajar a la "certificada" en 1-2 años. Podemos considerar tres referencias importantes
en torno a esta cuestión:

1. Desarrollo antropométrico, es decir, hay que analizar si se han producido


estirones o fases aceleradas de crecimiento, tanto en altura como en desarrollo
muscular.
2. Desarrollo hormonal. El organismo segrega en unos períodos determinados
una serie de hormonas que afectan al crecimiento. La aparición de los
caracteres sexuales secundarios como el cambio de voz, el crecimiento del bello
en la zona próxima a los genitales, el desarrollo de los pechos y la primera
menstruación son indicadores claros de estos hechos.
3. El grado de osificación. La maduración del nivel de desarrollo óseo, mediante
radiografías de la muñeca, puede determinar el nivel de crecimiento del niño y
pronosticar sus posibilidades.

Asimismo, hay que tener en cuenta en la edad cronológica si el joven atleta ha


nacido a finales de Diciembre o principios de Enero, ya que "oficialmente" hay un año de
diferencia pero, en realidad, pueden ser pocos días o semanas.

A veces los responsable técnico del joven podría limitar las posibilidades de los
deportistas, bien por un exceso de estimulación al someter al practicante a un trabajo
intenso e inapropiado, o bien, por defecto o descuido, al manifestar un desmedido
proteccionismo. Por ello es preciso identificar un modelo claro y personalizado de
planificación deportiva.

Hay también que considerar que el éxito del deporte competitivo no es una
consecuencia de lo que se hace en el momento sino también de lo que se haya hecho en
el pasado (Counsilman, Counsilman, 1991). En esta línea adquiere una gran importancia
el “efecto residual”, basado en que una amplia estimulación física y técnica recibida a
través del entrenamiento facilita la posibilidad de que pueda mantenerse durante
periodos posteriores un cierto grado de rendimiento, a pesar de que haya cesado la
estimulación recibida. Algunos efectos residuales se indican en la siguiente tabla:

Clasificación según
Modificación del estado de Tiempo de
Tipos los sistemas
entrenamiento desentrenamiento
interesados
Adaptación del esqueleto:
Sistema muscular y No se producen
modificaciones en huesos y
esquelético cambios apreciables
articulaciones
Notable adaptación somática
Efecto residual del
Sistema de los músculos, formación de
entrenamiento a largo Varios años
neuromuscular una topografía muscular
plazo
específica
Hipertrofia cardiaca:
Sistema cardio
dimensiones y volumen, Varios años
circulatorio
diámetros de las arterias

85
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

Clasificación según
Modificación del estado de Tiempo de
Tipos los sistemas
entrenamiento desentrenamiento
interesados
Aumento de la densidad de los
Sistema cardio
capilares, del volumen
circulatorio y Varios meses
cardiaco residual y de la
respiratorio
contracción sistólica
Efecto residual del
Mejora de la regulación del
entrenamiento a medio
trabajo muscular:
plazo
Sistema reclutamiento de las fibras,
Varios meses
neuromuscular diferenciación de la fuerza,
equilibrio muscular específico,
etc.
Elevación del umbral
Máxima eficiencia aneróbico, aumento de los
Algunas semanas
metabólica aeróbica enzimas aeróbicos del
glucógeno muscular
Aumento de la energía
transformada por la vía
Máxima eficiencia
anaeróbica-lactácida y Algunas semanas
Efecto residual del metabólica anaeróbica
glucolítica, capacidad y
entrenamiento a corto
potencia
plazo
Aumento de la fuerza
Sistema
muscular, fuerza explosiva y Algunas semanas
neuromuscular
dimensiones de los músculos
Aumento de la resistencia
Pocas semanas
muscular
Aumento de la movilidad
Pocas semanas
articular
Tabla 10: Efectos residuales del entrenamiento. Tipos, características y tiempo de
desentrenamiento (Issurin, Lustig (2004), adaptado por Navarro (2005).

En relación al calentamiento con jóvenes se les deberá enseñar un modelo


concreto, adaptado a cada una de las tareas a realizar en la sesión, considerando que
deberá ser siempre un proceso individual. Cada deportista requiere un proceso muy
personal que puede no coincidir con el resto de los atletas. Por dicho motivo, dentro de
los objetivos cognitivos del entrenamiento, se debe posibilitar al atleta, en especial en
las edades de formación deportiva, la suficiente información para que sepa en cada caso:

¾ Cuándo debe comenzar "su" calentamiento


¾ Cuál debe ser la rutina de ejercicios que mejor se adapte a sus características.
¾ El "ritmo" que debe imponer al calentamiento.
¾ Cuándo debe finalizar el mismo.
¾ Qué tiempo debe transcurrir desde que lo acaba hasta el comienzo de la competición o
entrenamiento.
¾ Qué debe de hacer, en caso de que la competición se retrase.
¾ Elegir la indumentaria más apropiada para efectuarlo en cada caso.
¾ Cómo conservar mejor los efectos si tiene que intervenir en otra competición en un
breve espacio de tiempo.
¾ Etc.

7. CONTROL DEL ENTRENAMIENTO Y COMPETICIÓN


Los objetivos básicos del control del entrenamiento son:

1. Registrar todos los datos reales (no siempre coinciden con los previstos) para cuantificar
con exactitud las cargas empleadas.
2. Analizar los efectos del entrenamiento a través de una serie de tests. Las competiciones
del período de especial (precompetitivo), en realidad, pueden considerarse como tests
que contemplan la suma de las capacidades condicionales, coordinativas y tácticas, es
decir representa un test complejo.

86
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

Cuando se pretende realizar un control sobre las cualidades físicas será suficiente
con que se repitan cada 4 o 5 semanas. En el caso de la coordinación (técnicas
específicas), será preciso que se realicen con una mayor frecuencia, prácticamente cada
pocos días. Ello es especialmente importante en el caso de los jóvenes deportistas.

En relación a las correcciones que pudieran afectar a la parte técnica, incluidos


los ejercicios de preparación condicional, normalmente se basan en las propias
observaciones subjetivas del entrenador. A veces se cometen errores al observar
secuencias deportivas muy rápidas a pesar de tener una contrastada experiencia. Por
consiguiente será preciso recurrir a una tecnología de medición que elimine la parte
subjetiva de la observación.

El proceso de información que el entrenador debe suministrar a los atletas para


corregir las anomalías debe realizarse durante y después de la ejecución. Según Grosser y
colab. (1989) este debe ser el proceso:

ƒ Información sincronizada o inmediata: durante o inmediatamente después de la


realización del movimiento.
ƒ Información rápida: poco después de acabar el ejercicio (después de unos 5 segundos
hasta 25-30 segundos), mientras perduren claros rasgos del movimiento en la memoria
(información propia).
ƒ Información tardía: fuera de la presencia, subjetivo-perceptiva del movimiento.

8. ANÁLISIS DEL PROCESO Y POSIBLES CORRECCIONES


El análisis representa una valoración objetiva entre el valor real (rendimiento
obtenido) y el previsto al principio de temporada (objetivos iniciales). Esta valoración
debe ser:

• Global, a nivel de todo el grupo de atletas o equipo deportivo.


• Individual, dirigida hacia cada uno de los miembros que conforman el grupo de
entrenamiento.

En el caso de detectar anomalías en el rendimiento de los atletas por una


deficiente preparación deportiva, como consecuencia de una programación errónea, ya
que también pueden existir otras muchas causas, es preciso rectificar el programa una
vez identificados exactamente los errores.

Lo importante con deportistas jóvenes es conseguir continuidad. Los abandonos


prematuros están al orden del día, a veces por recibir un exceso de presión ambiental
durante la temporada. No se debe instrumentalizar los resultados hacia ningún lado a
estas edades.

9. BIBLIOGRAFÍA
- Alarcón, Norberto. Periodización y Planificación del Entrenamiento Deportivo. Síntesis
Bibliográfica. PubliCE Standard. 19/03/2000. Pid: 95.
- Belloti, P. P.; Donatti, S. (1.983) L'organizzazione deli'alinamento. Societá Stampa Sportiva.
Roma.
- Belloti, P., Donatti, A.; Vittori, C. (1.978) Convección sobre la actividad deportiva juvenil.
Roma.
- Blazquez, D. (1986). Iniciación a los deportes de equipo. Martínez Roca. Barcelona.
- Boixados, M.; Cruz, J. (1995). Evaluación del fair play en futbolistas jóvenes. Revista de
Educación Física y Deportes, vol. 2, nº 3, pp. 13
- Bompa, T.O. (2005). Entrenamiento para jovens deportistas. Hispano Europea. Barcelona.
- Bompa, T.O. Theory and methodology of training. Dubuque, lowa: Kendall/Hunt Pb. Co. 1983.

87
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

- Bompa, Tudor O. Theory and Methodology of Training (1983): The Key to Athletic.
Performance. Dubuque, Iowa: Kendall/Hunt Publishing Company
- Borms, J. (1.985). A criança e o exercisio. Uma visâo global. Motricidade Humana, 1 (2): 21-38.
- Carmichael, D. (1990) The implicatións of research on sport programs for children. Sports, 11
aa82a9
- Counsilman, B.; Counsilm,an, J. (1991). The residual effects of training. Journal Swimming
Research, 7 (1), pp:5-12.
- Cruz, J. (1987). Aportacions a la iniciació esportiva. Apunts d'Educació Física, 9, 10-45.
- Giménez, F.J.; Sáenz-López, P. (2000). Aspectos teóricos y prácticos en la iniciación al
baloncesto. Diputación de Huelva.
- Gould, D., Feltz, D., Horn, T. y Weis, M. (1982a). Reasons for attrition in competitive youth
swimming. Journal of Sport Behavior, 5, 155-165.
- Gould, D., Feltz, D., Weiss, M. y Petlichkoff, L. (1982b). Participation motives in competitive
youth swimmers. V World Congress of Sport Psychology. Ontario, Canada.
- Grosser, M.; Bruggeman, P; Zintl, F. (1989) Alto rendimiento deportivo. Ediciones Martínez
Roca. Barcelona.
- Grosser, M.; Bruggeman, P; Zintl, F. (1989) Alto rendimiento deportivo. Ediciones Martínez
Roca. Barcelona.
- Grosser, M.; Neumaier, A. (1.986) Técnicas de Entrenamiento. Martínez Roca, Barcelona.
- Hahn, E. (1.988) Entrenamiento con niños. Ediciones Martínez Roca. Barcelona.
- Hornillos I. (1.996) El entorno de entrenamiento y la planificación a largo plazo de la
población atlética gallega; Revista INFOCOES, nº 0, 10-20.
- Hornillos I. (2005) El entrenamiento de la velocidad en las categorías inferiores. (Capítulo). En
Arufe, V. Nutrición, medicina y entrenamiento en el joven deportista Asociación Cultural
atlética gallega (2005).
- Hornillos, I.; Dopico, J. (1.998) Núcleos de iniciación y tecnificación atlética: un proyecto
gallego. En González et al. (1.998) VI Congreso Galego de Educación Física. Volumen II.
Universidade da Coruña.
- Hornillos, I.; Tuimil, J.L. (1.995) Las fases de formación atlética I, Revista Galicia Atlética, 1:
16-22.
- Hornillos, I.; Tuimil, J.L. (1.995ª) Las fases de formación atlética II, Revista Galicia Atlética, 2:
7-13.
- Hornillos, I; Tuimil, J.L. (1.994): Introducción al estudio de las habilidades atléticas básicas. La
Coruña. Instituto Nacional de Educación Física de Galicia. La Coruña.
- Issurin, V.B.; Kaverin, V.F. (1985) Planirovania i postroenie godovogo cikla podgotovki grebcob.
Grebnoj sport. Moscú.
- Keul, 1982, citado en Navarro (2005),
- Martens, R. et al. (1989). El entrenador. Hispano Europea. Barcelona.
- Martin, D. (1.980) Grundlagen der trainingshlehre (parte II). Schorndorf. (En Hahn, 1.988).
- Martin, D.E. (1997). Interscholastic sport participation: rehaznos for maintaning or terminating
participation. Journal of Sport Behavior, 20, 94-104.
- Mathews, D.K.; Fox, E.L. (1976) The physiological basis of physical education and athletics.
W.B. Saunders Co. Philadelphia.
- Matveev, L. (1965) Periodización del entrenamiento deportivo. Editorial Raduga. Moscú.
- Matveev, L. (1983) Fundamentos del entrenamiento deportivo. Editorial Raduga. Moscú.
- Moreno, F.J. (1998). El deporte escolar como labor intencionada de intervención
psicopedagógica y de aprendizaje. En RUIZ, F.
- Nadori, L. (1.987). El tiempo de construir. Revista de Entrenamiento Deportivo, vol I. 3: 24-27.
- Navarro, F. (1.994): Evolución de las capacidades físicas y su entrenamiento (Módulo). Centro
Olímpico de Estudios Superiores. Madrid.
- Navarro, F. (1991): Natación. Comité Olímpico Español. Madrid.
- Navarro, F. (1993): Metodología del entrenamiento para el desarrollo de la resistencia
(Módulo). Centro Olímpico de Estudios Superiores. Madrid.
- Navarro, F. (1998): Revista de Actualización en Ciencias del Deporte La estructura
convencional de planificación del entrenamiento versus la estructura contemporánea.

88
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

- Ozolin, N.: (1983) Sistema contemporáneo de/ entrenamiento deportivo. Científico-Técnica.


La Habana.
- Ozolin, N.: (1988) Sistema contemporáneo de/ entrenamiento deportivo. Científico-Técnica.
La Habana.
- Platonov, V. (1.992) As bases da preparación dos xoves deportistas: un sistema de preparación
deportiva alargo plazo. Secretaría Xeral para o Deporte. Santiago. Congreso Galego do Deporte e
da Educación Física.
- Puig, N. (1996). Joves i esport. Barcelona: Generalitat de Catalunya.
- Rius, J (1.989) Metodología del Atletismo. Paidotribo. Barcelona.
- Rousseau, J.J., (1.971): Emilio o la Educación. Barcelona. Bruguera
- Salguero, A., Tuero, C. y Márquez, S. (2003a). Adaptación española del Cuestionario de
Abandono en la Práctica Deportiva: validación y diferencias de género en jóvenes nadadores.
Lecturas: Educación Física y Deportes, Revista Digital, 56, http://www.efdeportes.com/
efd56/aband.htm. Consulta [01/03/04].
- Sánchez, F. (1984). Bases para una didáctica de la educación física y el deporte. Gymnos.
Madrid.
- Seirul’lo, F., (1.994) Modelos de la planificación y programación de la condición física en
deportes de equipo (Módulo). Centro Olímpico de Estudios Superiores, Madrid.
- Seirul-lo, F. (1993b): "Preparación física en deportes de equipo", Curso de Postgrado en
Preparación Física, A Coruña, inédito.
- Seirul-lo, F. (1994): Preparación física aplicada ós deportes colectivos. Balonmán, Santiago de
Compostela: Lea.
- Seirulo, F. (1998): "Preparación física en deportes de equipo", Curso de Postgrado en
Preparación Física, A Coruña, inédito.
- Snyder, R., (1996). "Why do kids quit?" Survey. http://www.usswim.org/coaches/recruit.htm.
Consulta [24/01/01].
- Tchiene, P. (1990) El estado actual de la teoria del entrenamiento, , Roma, Escuela de
deportes, 1990.
- Tejero, F. (2003). Charlas psicológicas: La Educación ayuda a la motivación.
http://www.wateronet.com/Articulos/Contenidos/la_educacion_ayuda_motivacion.html.
Consulta [17/12/03].
- Tschiene, P. (1.984) Il sistema deli'alienamento. Rivísta di Cultura sportiva, 1: 43-49.
- Tschiene, P. (1.992). Por una teoría del entrenamiento juvenil. Revista de entrenamiento
deportivo, VI (1), 13-22.
- Tschiene, P. La Prioritá dell’aspetto biologico nella teoria dell’allenamento. Rivista di Cultura
Sportiva - Scuola dello Sport, 10 (23):2-8, 1991.
- Tschiene. II sistema dell allenamento. Rivista di Cultura Sportiva 3 (1): 43-51. 1984.
- Verjoshanski, Y. (1990) Entrenamiento deportivo. Planificación y programación. Martínez Roca.
Barcelona.
- Volkov, V; Filin, V.(1.988) Selección Deportiva. Vneshtorgizdat. Moscú.
- Wein, H. (1995). Fútbol a la medida del niño. F.E.F. Madrid.
- Weineck, J., (1988) Biología do esporte. Editora Manole Ltda. Sao Paulo.
- Weineck, J., (1988) Entrenamiento óptimo. Editorial Hispano Europea. Barcelona.

89
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

90
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

EVOLUCIÓN DEL REGLAMENTO DE FÚTBOL,


¿HASTA DÓNDE?

Julen Castellano Paulis


Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte
Profesor del Departamento de Educación Física y Deporte en la Facultad de Ciencias de la
Actividad Física y el Deporte de la Universidad del País Vasco en Vitoria (Álava)

Víctor Martínez de Lafuente Iturrate


Exárbitro de fútbol
Instructor de Reglas de Juego en el Comité Alavés de Árbitros de Fútbol
Profesor de Reglas de Juego en la Escuela Alavesa de Entrenadores de Fútbol

1. INTRODUCCIÓN
Los orígenes del fútbol son inciertos tanto espacialmente como temporalmente1.
A pesar de que el fútbol moderno se inicia en el siglo XIX, los primeros antecedentes
debemos buscarlos muchos siglos antes. Algunos antropólogos como, Johan Jacob
Bachofen, han descubierto en zonas de Nueva Guinea pinturas rupestres en las que
aparecen grabados que reflejan escenas de un hombre persiguiendo e impulsando un
objeto redondo con los pies. Sin embargo debemos esperar algunos siglos para situar las
primeras manifestaciones del prefútbol en el extremo Oriente y, más concretamente, en
China y Japón; según la Enciclopedia Mundial del Fútbol (1982) la versión de Jules Rimet
es la más acertada (Mercé y Mundina, 2000). Esta evolución del juego esta íntimamente
ligada a la propia evolución de la sociedad, intereses y necesidades.

El juego estaba antes que el reglamento. Al fútbol como actividad cultural (Elias,
1992) comenzó a dársele forma, a delimitar su entorno atendiendo a la realidad
coyuntural. A partir de la observación de la actividad se fueron escribiendo en papel la
normativa que lo regulaba. Reflejo del juego las reglas del juego fueron creadas en la
universalidad, son muy sencillas, cualquiera puede ponerse a jugar: basta un elemento
esférico y dos equipos que lo disputen.

Desde que los árbitros fueron incluidos en la reglamentación en 1871 cómo un


elemento más a considerar en el juego, han sido punto de mira (muchas veces de crítica
desmedida) desde todos los sectores del fútbol. Cada vez son más numerosos los trabajos
que focalizan sus objeto de estudio en ellos, bien para conocer la carga externa o interna
que soportan (Asami, Togari & OACI, 1988; D’Ottavio & Castagna, 2002; Elissmann, 1994;
Harley, Tozer & Doust, 2002), bien para conocer el perfil físico (Harley, Banks & Doust,
2002) e incluso para interpretar las decisiones y sanciones que toman y aplican en los
partidos (Avanzini et Pfister, 1994; Boixados y Cruz, 1995; Guzmán, 1998; Nevill, Balmer
& Williams, 2002; Pfister, 1987; Pfister et Sabatier, 1994; Van Meerbeek, Van Gool &
Bollens, 1988), incluso diferenciando el tan comentado efecto ‘casa-fuera’.

1
Dentro de la temática de orígenes de fútbol, con el objetivo de evitar la reiteración de autores hemos optado
por no citarlas en el texto. Dichos trabajos se corresponden fundamentalmente con los autores: Dunning, 1994;
Goulstone, 2001; Harvey, 2005; Mercé y Mundana, 2000; Mirallas, 2004; Morris, 1982; Olivós, 1992 y 1997 y
Wahl, 1997, cuyas referencias completas pueden revisarse al final del capítulo.

91
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

En la actualidad existe un criterio muy generalizado respecto al inmovilismo en


las normas o reglas que lo rigen, aunque estudios como el de Palacios-Huerta (2004) o el
de Olivós (1992) nos muestran claremente los cambios estructurales del fútbol a lo largo
de los primeros 100 años de vida, entre otras cosas por los cambios en su normativa. El
inmovilismo del fútbol es una de las eternas discusiones que en multitud de reuniones,
tertulias, impresiones escritas se pone una y otra vez sobre la mesa intentando dar
respuesta a la necesidad o no de cambiar substancialmente las reglas del juego.

A lo largo de este capítulo vamos a poder comprobar que en realidad esta


aparente pasividad no se corresponde con la realidad sufrida por el reglamento del fútbol
durante todos sus años de existencia. Cambios más numerosos y radicales, en algunos
casos, en sus inicios hacia modificaciones menos profundas, más precisas y adaptadas a
las épocas, en otros, han hecho que el fútbol siga siendo el “deporte rey”. Desde los
primeros tiempos en los que se establecieron las primeras normas hasta la actualidad
prácticamente no ha habido año en el que no se hayan perfeccionado o actualizando a las
necesidades del momento, de los intereses sociales, de los avances médicos y
tecnológicos, de la propia evolución del juego, de las características de los deportistas y,
como no, de la trascendencia y repercusión del fútbol en el universo.

2. ANTIGUOS JUEGOS DE PELOTA


Para empezar a ver los primeros juegos de pelota con características similares,
sería necesario remontarse hasta las antiguas civilizaciones e imperios. Así, según algunas
teorías, la historia del fútbol podría comenzar en el antiguo Egipto, ya que durante el
siglo III a.C. se realizaba un juego de pelota como parte del rito de la fertilidad, en el
que se practicaba algo parecido al balonmano. Sin embargo en China ya se había
inventado la pelota de cuero un siglo antes.

Según la tradición el fútbol chino, el Tsu-chu, comenzó hace 5000 años en tiempo
del emperador amarillo. Tiene tres modalidades: a) representación consistente en
malabarismos con el balón practicados por un solo jugador. b) se practicaba con una
portería en medio y un equipo a cada lado. c) se jugaba con 6 porterías a cada extremo
del campo y dos equipos por partido. Parece ser el más parecido al practicado hoy en
día. Su normativa era muy simple, dentro de unos límites codificados de violencia.

Figura 1. Representación de Tsu-chu.

Parece que Japón también tiene su fútbol, el Kemari. Se ha encontrado


representado en un santuario sintoísta en la ciudad de Kioto. Se practica todavía en
alguna celebración, y consiste en exhibir la habilidad con el balón, donde impera la
máxima cortesía entre los contendientes.

En el Sudoeste Asiático, el sepack-trakaw, es un juego que precisa de gran


habilidad con la pelota y aún existe como juego de competición. Tiene sus propios
campeonatos mundiales.

92
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

También se encuentran antecedentes del fútbol en el Nuevo Continente. En


Asqaqtuck, una pintura muestra el juego de Inuik que se practicó durante cientos de años
en el norte de Canadá. Los Indios Araujanos de Chile lo llaman Pilimatum. En meso
América el Pok-A-Tok de los Mayas y en Norte América el Pasuckuakohowog también se
han encontrado restos de sus existencia. Cuando los conquistadores españoles llegaron al
Nuevo Mundo, los aztecas jugaban a este juego donde la pelota era de caucho. Los goles
se conseguían introduciendo el balón en pequeños anillos situados en los extremos del
campo, pero los jugadores sólo podían valerse de sus caderas para golpear el balón. El
juego de pelota maya se llamaba Ulamaliftick. Al noroeste de México también existió el
Ulama que era como una copia del fútbol americano primitivo.

La historia del fútbol continuaría en la Grecia clásica, donde incluso Homero llegó
a hacer alusión también a un juego de pelota, al que llamaban esfair o esferomagia
debido a la esfera hecha de vejiga de buey que se utilizaba en el mismo. Los primeros
vestigios del fútbol surgidos en Grecia fueron con motivo de las olimpiadas. Se practicaba un
deporte llamado Sfoeris Machis o Esfezomaquia, que se empleaba como entrenamiento para
endurecer a los soldados (Mercé y Mundina, 2000).

Carl Diem (1966) nos habla del juego practicado por los griegos denominado
Episkyros, que alcanzó su máxima notoriedad como espectáculo y como deporte. Una
reproducción de un texto griego constituye todo un esquema de su reglamento:

“El campo de juego está separado en dos mitades por una


línea central marcada con dos guijarros y queda limitado por dos
líneas de puerta paralelas a la línea central. La longitud es el doble
del alcance de un tiro normal de pelota. A una señal, ambos equipos
corren a partir de su línea de puerta hacia la pelota, colocada en el
centro. El que llega primero a ella intenta llevarla hacia el fondo del
campo contrario. Mediante tiro, carrera o acción combinada con
otros componentes del equipo (...). Queda vencedor el equipo que
consigue atravesar más veces con la pelota la línea de puerta
contraria”.

Figura 2. Estela funeraria de un atleta. Ethniko Archailogiko Mouseio Athinai – Museo


Nacional, Atenas, nº inv 873 (datos tomados de AAVV El deporte en la Grecia antigua.
Génesis del olimpismo Fund. La Caixa, Barcelona [ca. 1992].

Más tarde se desarrollo el Haspartum (“juego de pequeña pelota”). Es un juego


brutal que se desarrollo a partir del Episkyros. Era practicado por las legiones del imperio
romano. Los romanos llevaron hasta Britania su juego de pelota. Durante la de Edad
Media la historia del fútbol tuvo grandes altibajos y fue prohibido por su carácter violento
para más tarde ser adaptado y utilizado como deporte nacional en las islas británicas.

93
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

Figura 3. Jugadores jugando al Haspartum

Posteriormente esta historia pasa por el Imperio Romano y en la Edad Media tuvo
mucha fama entre diferentes caballeros y culturas: entre otras anécdotas se dice que
Ricardo Corazón de León llegó a proponer al caudillo musulmán Saladino, que dirimieran
sus diferencias sobre la propiedad de Jerusalén con un partido de pelota. Este mob
football, llamados también ‘juegos de muchedumbre’, habitualmente se jugaban con
número ilimitado de jugadores, con porterías separadas varios kilómetros y sin zona ancha.
Francia también tuvo su propio juego, Le Soule.

Figura 4. Ilustración del mob football y Le Soule.

Florencia es la cuna del “calcio” que parece basarse directamente en el juego


romano. Su puesta en escena se asemeja a la de un torneo medieval. Se jugaban en las
plazas de prueba, siendo la preferida la de Santa Croce (Florencia) que medía 137 x 50
metros. La plaza cubierta de arena se dividía en dos mitades, con áreas de balón
marcadas con una gran red. Existían líneas laterales que cuando se traspasaba con el
balón suponían saque para el equipo contrario. Las reglas eran sencillas pues se permitía
todo tipo de contacto (la brutalidad era el freno al individualismo y así nació el espíritu

94
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

de equipo). Cuando un equipo lograba tocar con el balón la red adversaria (tiro directo)
daba derecho a una cacia o tanto, y si el adversario desviaba el esférico, se sumaba
medio punto. Se podía jugar indistintamente con pies y manos, pero si el balón lanzado
con las manos sobrepasaba la cabeza del adversario se consideraba falta. Cada equipo
estaba configurado por 27 jugadores distribuidos de la siguiente manera: 3 datori
indietro o porteros, 4 datori innanzi o defensas, 5 sconciatori o medios y 15 innanzi o
corredores que equivalían a delanteros. Los partidos comenzaban con la caída del sol y
duraban hasta que este se escondiera. Papas y Reyes de la Edad Media lo prohibieron y
persiguieron hasta la excomunión.

Figura 5. Il calcio fiorentino in piazza Santa Croce a Firenze nel 1688. tomado de Pietro
di Lorenzo Bini (ed.), Memorie del calcio fiorentino tratte da diverse scritture e
dedicate all'altezze serenissime di Ferdinando Principe di Toscana e Violante Beatrice di
Baviera, Firenze, Stamperia di S.A.S. alla Condotta, [1688].

3. ORÍGENES DEL FÚTBOL MODERNO


Ya sobre 1815-1838 aparecen los primeros conatos del surgimiento del fútbol. Se
dice que la Universidad de Eton posee el más antiguo conjunto de reglas futbolísticas
conocidas. En 1846 se realizó el primer intento serio de consensuar y establecer un único
reglamento. Fue promovido por H. de Winton y J.C. Thring en la Universidad de
Cambridge. Llegaron a un acuerdo y formularon diez reglas conocidas como ‘las reglas de
Cambridge’ y que Thring describió como “el juego sencillo”. En 1948 se contempla el
golpe franco, que está recogido en las reglas de Cambridge. Sobre 1850 se conoce que el
fútbol se constituye por 12 a 15 jugadores. En 1851 aparece el primer balón relleno de
aire. En 1855 Se fundó el Sheffield Football Club, que disponía de reglas distintas a las de
Cambridge.

A principios del siglo XIX comenzó a practicarse en las escuelas públicas y de ahí
pasó a las universidades más importantes (Oxford, Cambridge) donde se escribieron las
primeras reglas (el primer reglamento de Cambridge se publicó en 1848) y en 1863 se
funda la Football Association, naciendo el denominado “juego moderno” o “fútbol
asociado”. El nombre ‘fútbol’ proviene de la palabra inglesa football, que significa ‘pie y
pelota’, por lo que también se le conoce como ‘balompié’ en diferentes regiones hispano
parlantes, en especial Centroamérica y Estados Unidos.

En la zona británica también se le conoce como soccer, que es una abreviatura


del término Association que se refería a la mencionada Football Association inglesa. El

95
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

uso de un término u otro dependían del estatus de la clase social en la que se practicaba;
así las clases altas jugaban al soccer en las escuelas privadas, mientras que las clases
trabajadoras jugaban al football en las escuelas públicas.

En España se comenzó a jugar al fútbol en la zona de la Minas de Riotinto


(Huelva). Así nació el primer equipo español, el “Huelva Recreación Club” en 1889,
formado exclusivamente por jugadores extranjeros; posteriormente se fundaron el
Palamós, el Águilas, el Athletic de Bilbao y el F.C. Barcelona. En 1902 se disputó la
primera competición oficial, la Copa del Rey Alfonso XIII, en la que Vizcaya ganó al
Barcelona en la final por 2-1.

Como ya hemos dicho anteriormente, en el año 1863 aparece en Londres, la


fundación de la Football Association, que se encuentra con un deporte a menudo violento
que se jugaba los días de fiesta en las ciudades y pueblos ingleses, y en el que se había
adoptado la filosofía del “todo vale” a la hora de conducir el balón hacia el objetivo
fijado.

Frustrados, los estudiantes de Cambridge trataron de unificar el reglamento en la


segunda mitad de la década de 1840, editando y unificando el primer reglamento como
ya hemos comentado anteriormente en 1848, para posteriormente en una ventosa
mañana de otoño, el 26 de octubre de 1863, en la taberna londinense de Freemason,
entre pintas, vasos de whisky, emparedados y trozos de tarta, 12 clubes y escuelas de la
zona de Londres se reunieron con la intención de sellar un código normativo para el
fútbol, se redactaron 14 reglas para un deporte que, en el siguiente siglo, rompería el
pequeño molde de sus orígenes ingleses. Fue aquí cuando se separaron definitivamente el
fútbol y el Rugby, aunque estos últimos no tuvieron identidad propia hasta que fundaron
la Rugby Football Unión en 1871 (Rugby School).

A pesar de la unificación del reglamento y de la creación de la Football


Association, las disputas persistieron durante el final de la década de 1870. Sin embargo
la International Football Association Board (IFAB) en 1882 vino a poner fin a las
discusiones, celebrando su primera reunión para velar por las reglas de Juego, el 2 de
junio de 1886, en la que al igual que hoy, se requería una mayoría del 75 por ciento de
los votos para la aprobación de una propuesta. En el año 1896 se edita la primera Carta
de Árbitros, con reglas y recomendaciones.

Una cinta entre los palos a 2,40 del suelo se implantó en 1865. Un año más tarde,
1966, se establece que la regla del fuera de juego debe cambiarse; tiene que haber al
menos tres oponentes entre el atacante y la portería en el momento en que el balón es
jugado.

Figura 6. Dibujo de fútbol moderno donde se puede apreciar que una cuerda marca la
limitación superior de las portarías.

96
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

En 1869 se instituyen los lanzamientos libres directos. Dos años más tarde, en
1871, los porteros son citados por primera vez en las reglas. Un poco más tarde los
porteros pueden utilizar las manos para defender su portería. En 1872 se determina por
primera vez el tamaño de balón (otros afirman que esto ocurrió en 1882). Fue el año
cuando se celebra el primer partido intercontinental. El golpe franco y el corner se
introdujeron en 1873. Un año más tarde se menciona por primera vez en el reglamento a
los árbitros y los jugadores utilizan por primera vez las espinilleras. Además este mismo
año se permite por primera vez la expulsión de un jugador del campo. En 1875 se cambia
la cuerda por un larguero (innovación del Sheffield). Dos años más tarde, en 1877, la
Federación de Fútbol inglesa y el Club Sheffield se ponen de acuerdo para crear un
código uniforme de las reglas. Un año más tarde (1878) se introduce el silbato para
controlar el juego y se celebró el primer partido con luz eléctrica.

Figura 7. Representación del partido disputado con luz eléctrica (Harvey, 2005)

Ya en la década de los 80 del siglo XIX, concretamente en 1881, el árbitro


quedaba autorizado a conceder un gol a favor de un equipo que estuviera atacando, se
encontrase en situación inmejorable de marcar y la defensa desbaratara esa acción
cometiendo una falta. Esto tan solo duró unos meses. En 1882 se instaura el lanzamiento
del saque de banda con las dos manos, y tres años más tarde, en 1885, se sanciona por
primera vez la existencia de profesionalismo. En 1886 el golpe franco indirecto se recoge
en el código de la Sheffield Association y se dispone que el saque inicial ha de hacerse
hacia adelante. Este mismo año las cuatro asociaciones británicas fundan la International
Football Association Board. Dos años más tarde, en 1888, se crea la liga inglesa, se
autorizan los futbolistas profesionales y los árbitros reciben plenos poderes en cuanto a la
dirección del juego.

En la década de los 90 se incluye un nuevo cambio en las porterías, para evitar


goles ‘fantasma’ se utilizan las redes por primera vez (1890). Además, apareció la
primera regla que hacia referencia a los árbitros y a los jueces de gol. En 1891 un árbitro
y dos linieres sustituyen a los antiguos árbitros (los jueces de gol que permanecían
sentados o de pie junto a las porterías para determinar si el balón había entrado o no, se
convirtieron en jueces de línea). Este año también se estableció una línea del área de
penalti a 11 metros, lo que permitió que naciera el penalti para sancionar todas las faltas
intencionadas cometidas a menos de 11 metros de la portería. Para el lanzamiento se
admitía que el portero estuviera a 5,50 metros (6 yardas) por delante de la línea de
meta.

Se daba por hecho que un caballero educado en los colegios públicos de la


Inglaterra victoriana jamás cometería una falta deliberadamente. Aunque la llegada del
profesionalismo en 1885 había servido para incrementar la presencia de la clase obrera,
la inclusión del penal (o, como fue llamado originalmente, el “golpe mortal”), fue más

97
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

probablemente una consecuencia del aumento de la competitividad y un compromiso con


la justicia. Se trataba de uno de los cambios espectaculares que experimentaron las
reglas de juego en ese año1891.

Los penales, naturalmente, tenían que ser indicados por alguien. Así tras una
propuesta de la Asociación Irlandesa, se autorizo la figura del árbitro en un terreno de
juego. En un principio, fielmente a sus orígenes de deporte entre caballeros, las disputas
se arreglaban entre los capitanes de equipo; pero conforme iba aumentando lo que
estaba en juego, también lo hacía el número de quejas.

Se empezó empleando dos árbitros, uno por equipo al que cada conjunto podía
reclamar. Pero no era la solución ideal, ya que las decisiones, algunas más favorables que
otras, sólo se producían tras varias reclamaciones y prolongados retrasos. También en el
año 1891 se hizo fija la figura del árbitro principal con plenos poderes para expulsar a los
jugadores, así como para conceder penales y faltas sin tener que atender a
reclamaciones.

Más tarde, en 1893, se decidió que el portero no podía ser cargado salvo si jugaba
el balón o hacia obstrucción al jugador que le cargó. Además se dispuso que, aunque el
tiempo del partido hubiera concluido, debería prolongarse, si alguno de los dos equipos
había sido sancionado con penalti, hasta consumar el mismo. Tres años más
transcurrieron (1896) hasta que el árbitro pudo sancionar una infracción por propia
iniciativa y sus decisiones son consideradas inapelables. Hasta ese momento, el árbitro
sólo podía intervenir en una infracción a requerimiento del equipo perjudicado. Este
mismo año el área de penalti y de meta quedan muy parecidas a como las conocemos hoy
en día. En 1898 las reglas de juego alcanzan la cifra moderna de 17), y en 1899 se
introduce el ascenso o descenso en la liga.

En la década de los 90 (concretamente en 1901) el portero podía ser cargado


reglamentariamente fuera del área de meta y se amplió la línea del área de penalti a
16,45. Ya en 1902 aparecen las demarcaciones o líneas en el terreno de juego. Al
principio, naturalmente, no había ningún tipo de delimitación, pero con la introducción
de las reglas y de los estadios de fútbol específicos, llegaron las líneas blancas. Este
mismo año se modifican las áreas de puerta, haciéndolas rectangulares y aumentando sus
dimensiones. Se estableció, en este mismo año, que un penalti debe ser señalado si la
infracción se comete en el área, aun cuando el balón se encuentre en cualquier otra
parte del campo, aunque eso sí, se permite la ley de la ventaja en el penalti. Cuando se
creó el penal en 1891, y hasta 1902, no se lanzaba desde un punto, sino desde cualquier
lugar a lo largo de una línea que distaba unos 11 metros. La decisión de 1902 de conceder
un penal por una falta cometida dentro de un área de 18,90 metros desde la línea de gol
por 40,20 metros de ancho, hizo surgir tanto el área de castigo como el punto penal.
También se creo el área comúnmente conocida como área pequeña de 5,50 metros de
largo por 18,30 metros de ancho y pasados 35 años se crea la última pieza del
rompecabezas: la media luna frontal del área, para permitir al lanzador del penal tomar
carrerilla sin ser estorbado. Un año más tarde, en 1903, se establece el golpe franco
directo para sancionar unas manos y la ley de la ventaja se contempla de manera
implícita en la normativa.

El saque inicial exigía un punto central; el mantener a los jugadores a 10 metros


del saque de centro trajo consigo el circulo central; un campo con dos mitades implicaba
una línea medular: los saques de banda (con las dos manos desde 1882) se llevaron por
detrás de la línea de banda; los saques de fondo (1869) y los saques de esquina (1873)
sacaron a escena la línea de fondo y el ángulo del corner.

En 1900 el fútbol sigue siendo muy rudo, a pesar de lo cual estrenando el siglo XX
ya tiene una repercusión mundial. En todo el planeta nacían asociaciones y federaciones
de fútbol, y en mayo de 1904, la FIFA fue fundada en París, con cierto recelo en el Reino
Unido hacia la idea de un organismo mundial al frente del deporte cuyas reglas habían
creado ellos, y presidido por un francés Robert Guérin, pero esta incertidumbre quedó

98
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

borrada dos años después al ser nombrado presidente el inglés Daniel Burley, ex directivo
de la federación inglesa FA y que luchó por promover un reglamento futbolístico
unificado para todo el planeta.

Figura 8. El primer congreso de la FIFA fue realizado en Paris en 1904. El periodista


Frances Robert Guerin fue nombrado presidente. Guerin empezó a atraer nuevos
miembros y convenció a los ingleses para que ingresaran. El centro de operaciones de la
FIFA fue movido a Génova Suiza durante los años 30 del siglo pasado.

Después la normativa ha ido sufriendo numerosos cambios, así por ejemplo en


1905 los porteros deberían colocarse sobre la línea de la portería en el lanzamiento del
penalti. En 1907 se desautorizó a otras personas que no fueran los jugadores a hacer el
saque inicial. Respecto a la regla XI del reglamento se determinó que existiera fuera de
juego en la propia mitad de campo. Además se limita el uso de las manos a los porteros
únicamente al área de penalti (algunos autores afirman que esto ocurrió en 1912, hasta
entonces podían coger con las manos en campo propio). Un año más tarde, en 1908, se
admite el fútbol en los Juegos Olímpicos.

En 1910, los árbitros deben hacer distinción entre una acción intencionada o no
intencionada; en este segundo caso, no debe considerarse que exista ninguna infracción.
Tres años más tarde, en 1913, la distancia de la barrera con ocasión de un tiro libre se
amplia de 8 a 10 metros. En 1914 se considera que golpear intencionadamente a un
adversario es una falta contra el ‘fair play’. Cinco años después, en 1919, el árbitro viene
obligado a vestir una indumentaria que le permita distinguirse sin lugar a dudas del resto
de los jugadores.

En la década de los 20 del siglo XIX ocurrieron cambios importantes para el fútbol
que afectaron profundamente la forma de juego. Hasta llegar a la fecha de 1925 los
cambios que se propusieron no supusieron grandes alteraciones colectivas. Así en 1920 los
jugadores no podían incurrir en fuera de juego en un saque de banda. En 1924 se
establece que puede marcarse un gol de corner directo (lo que hoy en día se denomina
‘gol olímpico’. Esto fue debido a que en un partido Argentina - Uruguay de 1924, el
argentino Cesáreo Onzari marcó un gol directo de corner, el primero de la historia, que
sirvió para derrotar a los campeones olímpicos, Uruguay). Este mismo año se llegó al
acuerdo de que el árbitro pudiera detener el juego para atender a un jugador seriamente
lesionado. Además se decidió no penalizar al jugador que, aun hallándose en posición de
fuera de juego, no interviniese en la jugada. Se establece, además, como gol válido la
transformación de un penalti en el que el portero no estuviera sobre la línea de portería,
siempre y cuando se metiera gol. Al año siguiente se aprobó un cambio en la normativa
XI, la del fuera de juego, que cambió paulatinamente pero de manera substancial la
forma de situarse, defender y atacar, en definitiva, la forma de jugar al fútbol.

99
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

4. EN LA MODERNIDAD DEL FÚTBOL MODERNO


En las primeras modificaciones a las reglas que se hicieron en aquella taberna
londinense, la regla del fuera de juego marcaba que a un atacante se le declaraba en
fuera de juego si estaba situado por delante del tercer último defensor. A pesar de lo
insignificante que pueda parecer, en 1925, el cambio en el número de jugadores que
debían respetar los atacantes entre ellos y la portería adversaria, pasó de tres a dos
jugadores, representó otro cambio radical que propulsó el auge del fútbol. Menos
importante en ese año fue la obligación que se le impuso al jugador debiendo tener
ambos pies sobre la línea de banda al lanzar desde ella con las manos. En 1929, los
guardametas deben permanecer inmóviles en su línea de gol cuando se lanza un penalti.

En 1931 el guardameta puede realizar 4 pasos en vez de 2 con el balón en las


manos dentro de su área grande. En 1935 se lleva a cabo la introducción de dos árbitros,
pero se abandona la idea. Además ese mismo año se autoriza al árbitro a penalizar con un
tiro libre indirecto cualquier falta al fair play o juego limpio, de la naturaleza que fuera.
Cuatro años después, en 1939, el número fijo de jugadores titulares y suplentes pasa a
ser obligatorio. Las dos guerras mundiales apagaron un poco las cuestiones futbolísticas.

En 1951 se permite la utilización de un balón blanco. En1955 se utilizan por


primera vez los focos en un encuentro internacional. Habría que esperar hasta 1958 para
permitir la sustitución de jugadores por lesión (algunos autores apuntan a que esto no
ocurrió hasta 1965). La posibilidad del cambio por cualquier motivo (es decir por decisión
táctica del entrenador o cansancio) ocurrió un año después, en 1966 (otros autores
hablan de la posibilidad de que esto ocurriera en 1970). En esta década de los 60 todavía
los goles marcados por los defensas eran una excepción en el juego.

En 1970 se aprueba que en caso de empate de un torneo el vencedor se


dilucidase por medio de los penaltis y no por sorteo. En 1976 se crean las tarjetas
amarillas (amonestación) y rojas (expulsión) para uso del árbitro. El fútbol de
especialistas va dejando paso a la polivalencia del jugador, cada vez más completo,
aspecto que se acentúa a medida que pasan los años. En 1978 la regla 13, los tiros libres,
establece que un tiro libre concedido al equipo defensor, en su propia área de meta, se
podrá lanzar desde cualquier punto de la mitad del área de meta en la que se haya
concedido. En 1979, en esta misma regla, se establece que para distinguir entre un tiro
libre directo y un indirecto, en los indirectos, el árbitro levantará un brazo por encima de
la cabeza.

En 1980 la regla 12, faltas y mal comportamiento (faltas e incorrecciones), añade


una nueva infracción: escupir a un adversario, considerándolo como un acto violento.
También modifica la regla 13- los tiros libres, diciendo que al sacar un tiro libre del área
de penal propia, los adversarios deberán encontrarse al menos a 9,15 metros del balón y
permanecerán fuera del área penal hasta que se haya lanzado el balón fuera de dicha
área, y la misma norma para los saques de puerta.

En 1981 la regla 3, número de jugadores, establece que el jugador sustituido no


volverá a participar en el partido y que los jugadores suplentes están bajo la autoridad
del árbitro. También se establece que si un suplente entra en el terreno de juego sin
permiso del árbitro se le sancionara sacándolo del terreno de juego, amonestándolo o
expulsándolo, dependiendo de lo que haga, y el juego se reanudara con un balón a tierra,
(se modificó en el 2006 cambiando la reanudación del juego con libre indirecto en vez de
balón a tierra).

En 1982 la regla 12, faltas y mal comportamiento, se introduce la limitación de


los cuatro pasos para los porteros cuando tienen el balón en las manos.

En 1984 la regla 8, el inicio del juego, se establece el lugar donde se ejecuta un


balón a tierra, cuando esto ocurre en el área de meta; y en la regla 13, tiros libres, se

100
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

establece el lugar donde se debe ejecutar un tiro libre indirecto concedido al equipo
atacante en el área de meta contraria.

En 1986 la regla 14, el tiro penal, se modifica para puntualizar que el jugador que
efectúa el tiro penal deberá ser debidamente identificado. En la regla 3, número de
jugadores, la sustitución queda consumada cuando el sustituto entra en el terreno de
juego. Desde ese momento el sustituto se convierte en jugador y el jugador al que
sustituye deja de ser jugador.

En 1987 la regla 7, duración del juego, estipula que deberá complementarse cada
periodo para recuperar el tiempo que se haya perdido en las sustituciones, en el
transporte fuera del terreno de juego de los jugadores lesionados, por las perdidas de
tiempo o por cualquier otro motivo etc. La duración de estos complementos de tiempo
quedará a criterio del árbitro. La regla 14, tiros penales, determina que no se anulará un
gol en el que, antes de pasar entre los postes y por debajo del travesaño, el balón haya
tocado uno o ambos postes de meta, el travesaño o el guardameta, o cualquier
combinación de estos tres elementos, siempre y cuando no se cometa otra falta. En la
regla 15, el saque de banda, se determina que un saque de banda realizado desde una
posición diferente al punto por el que el balón haya traspasado la línea de banda se
considerará un saque de banda incorrecto.

En 1988 con relación a la regla 1 se toma la decisión de que los postes de meta
deberán ser de color blanco. En la regla 3, número de jugadores, se establece que en los
partidos de competición oficial sujeta a la Jurisdicción de la FIFA, confederaciones o
asociaciones nacionales etc. no se permitirá que un equipo utilice más de dos
sustituciones de entre un total de cinco sustitutos nombrados, (en la actualidad se
pueden utilizar tres sustituciones de entre un total de sustitutos nombrados, entre tres
hasta siete).

En 1990 la regla 4, el equipamiento de los jugadores, se introducen las


espinilleras o canilleras como obligatorio y de seguridad para la integridad física de los
jugadores. En la regla 11, el fuera de juego, se establece que un jugador que se
encuentre a la misma altura que el penúltimo jugador contrario o que los dos últimos
jugadores contrarios, no está en posición de fuera de juego. En la regla 12, faltas y mal
comportamiento, se estipula que si a juicio del árbitro, la clara oportunidad de marcar
un gol de un jugador que se encuentre en pleno avance hacia la meta contraria se
obstaculiza intencionadamente y físicamente, o por cualquier medio, es decir, mediante
una falta sancionable con un tiro libre (o penal), y por lo tanto se le impide al equipo del
jugador atacante la mencionada oportunidad de marcar un gol, el jugador que cometa la
falta será expulsado del terreno de juego por infracción grave.

En 1991 se amplía el punto anterior, tomando la decisión de que si, a juicio del
árbitro, un jugador, excepto el guardameta en su propia área penal, impide un gol o una
clara ocasión de gol del contrario, al tocar intencionadamente el balón con la mano, será
expulsado del terreno de juego por infracción grave.

En 1992 se hacen pequeñas puntualizaciones en la regla 4, el equipamiento de los


jugadores, y en la regla 5, el árbitro. Pero en este año se señala la prohibición a los
guardametas de tocar el balón con la mano, en cualquier ocasión en que un jugador de su
equipo se lo lance intencionadamente. Si, a pesar de esto, el guardameta toca el balón
con las manos, se le sancionará con la concesión al equipo contrario de un tiro libre
indirecto desde el lugar en que se haya producido la infracción. Con relación a la regla
13, tiros libres, se adopta que cualquier tiro libre concedido a un equipo defensor en su
propia área de meta se podrá efectuar desde cualquier punto del área de meta. El saque
de meta, regla 16, lo lanzará un jugador del equipo defensor desde cualquier punto del
área de meta.

101
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

En 1993 se señala en referencia al Área Técnica, quien puede transmitir


instrucciones técnicas a los jugadores y sobre el comportamiento del personal que ocupa
dicha área. También autoriza la figura del cuarto árbitro en competiciones de ámbito
nacional. En este año se aclara que un jugador puede pasar el balón a su propio
guardameta con la cabeza, el pecho, la rodilla, la espinilla. No obstante, si un jugador
utiliza deliberadamente, a juicio del árbitro, un ardid para burlar esa norma, ese jugador
será culpable de comportamiento impropio y será sancionado con un tiro libre indirecto.

En 1995 la regla 3, número de jugadores (tres sustituciones sin restricciones)


queda ajustada. En cualquier partido que se dispute en una competición oficial se puede
utilizar hasta un máximo de tres sustitutos. También se añade en la regla 7, La duración
del partido, que el tiempo de descanso tras la primera mitad de juego no deberá
sobrepasar los quince minutos. En la regla 11, el fuera de juego, aparece bien definido lo
que es la influencia en la jugada (implicado en juego activo):

a) Interfiriendo en el juego.
b) interfiriendo a un jugador contrario.
c) consiguiendo ventaja por estar en dicha posición.

En 1996 la regla 5, en la aplicación de la ventaja, se señala que si la ventaja


prevista no se materializa en ese momento, el árbitro sancionará la infracción
previamente cometida. La regla 6 cambia de denominación. Ahora es Árbitros Asistentes
(anteriormente denominada jueces de línea).

En 1997 se incluye la disposición de que en el equipamiento de los jugadores si se


utilizan pantalones térmicos, éstos deben ser del mismo color que el color principal de
los pantalones del uniforme. También se establece que cualquier jugador al que le sangre
una herida deberá abandonar el terreno de juego para recibir tratamiento; y en la regla
8, el inicio y la reanudación del juego, se dice que el equipo que gane el sorteo decidirá
qué meta atacará en la primera mitad del partido. El otro equipo efectuará el saque
inicial. “Se puede marcar un gol directamente desde el saque inicial”, “el balón entra en
juego en el momento en que se desplaza hacia delante al efectuar el saque inicial”. En
la regla 12, faltas y conducta antideportiva, la expresión “conducta antideportiva”
sustituye a la de “comportamiento impropio de caballeros” como infracción
amonestable. El no respetar la distancia requerida al reanudar el juego y el retrasar la
reanudación del mismo, se convierten en infracciones merecedoras de amonestación.
También se dispone, que el árbitro deberá decidir si el guardameta está perdiendo el
tiempo, en cuyo caso concederá un tiro libre indirecto en su contra, cuando éste
mantenga sujeto el balón durante más 5 ó 6 segundos. En la regla 14, el tiro penal, el
nuevo texto estipula “el guardameta permanecerá en su propia línea de meta, colocado
entre los postes de meta, mirando de frente al lanzador, hasta que se haya lanzado el
balón”. Se elimina la frase “sin mover los pies”, y que los jugadores que entren en el
área penal antes de que se haya lanzado el balón ya no recibirán ninguna amonestación
salvo reincidencia. En la regla 16, el saque de meta, “se puede marcar un gol
directamente desde un saque de meta”.

En 1998 las entradas por detrás que pongan en peligro la seguridad e integridad
física del contrario, deberán sancionarse como infracción grave con tarjeta roja.

En 1999 se incluye en la regla 12 la decisión de que toda simulación que se


realice en cualquier lugar del terreno de juego, cuya intención sea engañar al árbitro, se
sancionará como conducta antideportiva y por consiguiente con amonestación. En
referencia a la figura del cuarto árbitro, se le atribuye autoridad para comprobar el
equipamiento de los sustitutos, poder informar al árbitro del comportamiento
irresponsable de cualquiera que ocupe el área técnica, y se recomienda a las
asociaciones nacionales que designen a un cuarto árbitro para los partidos de primera
división.

102
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

En el 2000 se decide que en las áreas técnicas no puede haber publicidad dentro
de ella ni en el suelo. Tampoco se permite publicidad en el espacio comprendido entre la
línea de meta y las redes. En la regla 12 se estipula que el portero, dentro de su propia
área penal, si pasa más de seis segundo controlando el balón con las manos, se le
sancione con un tiro libre indirecto. También se permite el que los árbitros asistentes
puedan entrar en el campo de juego para ayudar a medir la distancia de 9,15 metros. En
lo referente a los tiros desde el punto de penal al final de un partido en el que se tenga
que lanzar tandas de penales para proclamar un vencedor, se dice que “cuando un equipo
llega al final de un partido con mayor cantidad de jugadores que el contrario, deberá
reducir el número de jugadores para igualarlo con el otro equipo, y comunicarle al
árbitro el nombre y el número de cada uno de los jugadores excluidos. Esta
responsabilidad recae en el capitán del equipo”. En referencia al cuarto árbitro, se dice
que deberá indicar al árbitro cuando se amoneste al jugador equivocado como resultado
de una confusión de identidades, o cuando no se haya expulsado a un jugador que ya
haya recibido un segunda amonestación, o cuando se incurra en una conducta violenta
fuera del campo visual del árbitro y de los árbitros asistentes.

En 2004 la regla 12, faltas e incorrecciones, actualmente dice que se amonestará


a un jugador en la celebración de un gol, si, en opinión del árbitro, efectúa gestos
provocadores, irrisorios o exaltados; si trepa a las vallas periféricas; si se quita la
camiseta por encima de su cabeza, o se cubre la cabeza con la camiseta, y por último, si
cubre su cabeza con una máscara o artículos similares. También en este mismo año se
establece que no se deberán mostrar tarjetas a los entrenadores y demás oficiales.

En 2005 la regla 15, saque de banda, se señala que todos los adversarios deberán
permanecer a una distancia que no sea inferior a 2 metros del lugar en que se efectúa el
saque de banda.

En 2006 en la regla 14, tiro penal, cuando el ejecutor del tiro o un compañero del
ejecutor del tiro infringe las reglas del juego, antes de que el balón este en juego, el
árbitro permitirá que continúe la jugada y si el balón acaba en gol, se repetirá el tiro, y
si el balón no acaba en gol, el árbitro interrumpirá el juego y reanudará el partido con un
tiro libre indirecto a favor del equipo defensor, a ejecutarse desde el lugar en donde se
cometió la infracción. En la regla 3, el número de jugadores, decía que si un sustituto
entra en el terreno de juego sin la autorización del árbitro, el juego se reanudaba con
balón a tierra, ahora la sanción es de tiro libre indirecto en el lugar donde se encontraba
el balón cuando se interrumpió el juego. En la regla 4, el equipamiento de los jugadores,
actualmente dice que los jugadores no deberán mostrar camisetas interiores con lemas o
publicidad y que el equipamiento básico obligatorio no deberá tener mensajes políticos,
religiosos o personales. En referencia al equipamiento básico obligatorio de un jugador,
que los elementos que lo componen deberán estar separados entre sí (para evitar algunas
uniformidades de algunos equipos, en las que la camiseta y el pantalón formaban un solo
cuerpo). También actualmente esta reglamentado, que en el área técnica, una persona
podrá impartir instrucciones tácticas, sin especificar que tenga que ser forzosamente el
entrenador.

6. REFLEXIONES FINALES Y PROPUESTAS DE FUTURO


Según los datos que maneja la FIFA en el año 2006, aproximadamente 265
millones de personas juegan al fútbol regularmente de manera profesional,
semiprofesional o amateur, considerando tanto a hombres, mujeres, jóvenes y niños.
Dicha cifra representa alrededor del 4 % de la población mundial. Si a esto añadimos a los
agentes implicados o afectados, y que están fuera de los terrenos de juego, la dimensión
que adquiere alcanza grados insospechados unas décadas atrás. Instituciones, agentes,
organizadores, patrocinadores, espectadores, periodistas, lectores, comentaristas,
escuchantes, fans, socios, medios de comunicación, derechos de televisión, páginas web,
quinielas, apuestas y un largísimo etcétera hacen de este deporte un movimiento de
masas.

103
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

Como hemos podido constatar la evolución del reglamento del Fútbol ha sido
prácticamente permanente, hay que tener presente que todos los años se edita una
versión de las reglas actualizadas, con las modificaciones acordadas en la sesión general
anual de la Internacional Football Association Board, que es el organismo competente
para esta labor celebra allá por los meses de febrero o marzo. Esto, indudablemente
obliga a estar permanentemente en un proceso de estudio y actualización. Seguro que
muchos de los jugadores (que probablemente no se hayan leído el reglamento) le podrían
sacar mucho partido al mismo en la línea que lo propone Velázquez (1999).

Somos partidarios de que el fútbol necesita un mejor conocimiento y estudio de


sus 17 reglas y de las posibles repercusiones que pudieran esperarse de las decisiones que
se tomen al respecto. Propuestas de cambio (Andreu, 1992; Mercier, 1993 y 1995 y
Quincoces y Bañales, 1992) las hay, pero no basta con proponerlas, hace falta un estudio
preciso de los efectos obtenidos a partir de su implantación. También es verdad que
ciertos efectos tardan en hacerse patentes lo que dificulta enormemente la toma de
decisiones posteriores.

Se habla mucho de elementos técnicos para corregir o solucionar jugadas o


situaciones de conflicto. Personalmente no lo vemos tan claro. La visión en cámara de
una jugada varía de forma notable dependiendo de la posición de la misma (ángulo de
visión). La cámara no describe la fuerza de la acción, cuestión ésta fundamental para
saber si esa falta es merecedora de amonestación, expulsión o simplemente es una falta
de sanción técnica, según se haya hecho la falta de manera imprudente (sin tarjeta),
temeraria (con tarjeta amarilla) o con el uso de fuerza excesiva (con tarjeta roja). En
este sentido es difícil apuntar innovaciones con cierto rigor y seriedad en un deporte con
tantos intereses, pues corremos el riesgo de caer en la osadía de los mediocres que se
creen conocedores profundos de algo tan complejo como es el juego del fútbol. Es la
Comisión de Árbitros la que aplica e interpreta las reglas del juego. Son ellos los que
pueden proponer las modificaciones pertinentes al Comité Ejecutivo. Sólo podemos
pedirles que sean sistemáticos y rigurosos en sus propuestas y que éstas estén
fundamentadas en estudios contrastados que faciliten la toma de decisiones. No vaya a
ser que ocurra lo que ha sucedido con el juego cuando después de la temporada 1995-96
en la que se cambió el cómputo de puntos por partido ganado (pasando de 2 a 3) con la
intención de favorecer el juego de ataque, y resulte que lo que haya generado sea un
aumento en el número de conductas defensivas, destructivas o de sabotaje una vez que
uno de los equipos consigue adelantarse en el marcador (Garicano & Palacios-Huerta,
2005) no habiendo favorecido el nº de goles marcados por partido. Vamos que se ha
logrado el efecto contrario, en cuanto uno de los dos equipos marca un gol ‘cierran la
persiana’.

Vemos más probable la introducción de algún elemento técnico que indique


cuando un balón ha traspasado la línea de meta en las porterías, esto sí resolvería una
situación importante, por la trascendencia de la jugada y nos daría una solución real a
una situación fundamental como es la validez de un gol o no. En esta línea, nos
encontramos como FIFA se encuentra en un proceso de búsqueda por medio de la
utilización y estudio de las nuevas tecnologías, para la mejora y resolución de situaciones
o jugadas de especial relevancia en los partidos. Esto parece que va para largo ya que en
su asamblea celebrada el 8 de marzo de 2008 en Gleneagles (Escocia), el International
Football Association Board (IFAB) ha decidido poner en suspenso la tecnología de la línea
de meta y detener las pruebas hasta nuevo aviso. La Comisión Estratégica de la FIFA, que
preside el presidente de la UEFA, Michel Platini, en su reunión del 9 de octubre de 2007,
trató numerosos asuntos de gran actualidad con respecto al futuro del fútbol, entre los
que se encontraban los programas de desarrollo de la FIFA en los asuntos del arbitraje y
el propósito de la FIFA de realizar dos experimentos en el Mundial de Clubes de Japón,
que se disputó del 7 al 16 de diciembre de 2007. Uno de ellos con la finalidad de evaluar
nuevamente el sistema de las compañías Adidas y Cairos en el ámbito de la tecnología de
línea de meta (chip en el balón). Y el otro consistente en contar con dos asistentes de
árbitros adicionales (jueces de gol) en los partidos de este torneo. El objetivo de ambos
es acabar con los llamados goles “fantasma”. También podríamos destacar la

104
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

inauguración del instituto IST de Leipzig que se convertirá en un centro de la FIFA para
pruebas de campos artificiales, como parte del FIFA Quality Concept para "Football Turf",
esto permitirá examinar y evaluar los campos artificiales candidatos a recibir el
certificado FIFA RECOMMENDED 1 STAR y el FIFA RECOMMENDED 2 STAR, o la
consolidación del programa Goal, con 25 proyectos en marcha.

Parece lógico suponer que la FIFA deberá aplicar la eficiencia tecnológica en


aquellas circunstancias donde los sentidos humanos no pueden llegar. Belda (2004) y
Gómez López (2004) lo constatan cuando afirman que el ojo humano no es capaz de
detectar la posición del fuera de juego en el fútbol. Tiene que atender a 5 estímulos que
no tienen porque coincidir en su campo visual, el desfase necesario traducido en metros
le hace tomar decisiones fuera del instante oportuno. La responsabilidad ahora es de la
sociedad, ¿queremos solucionar esto o no? Porque solución tecnológicamente hablando
existir existe.

La salud también es una temática donde están invirtiendo esfuerzo, aunque muy
orientada fundamentalmente a cuestiones del dopaje. En el apartado social parece que
se está empezando a realizar algún tipo de labor humanitaria, el programa “Football for
hope” puede ser una muestra de ello. Únicamente, dentro del apartado de desarrollos
técnicos, se realizan informes técnicos elaborados por el Grupo de Estudios Técnicos para
cada una de las competiciones de la FIFA que se han realizado desde 1979 hasta la
actualidad.

Somos conscientes que hemos dejado sin resolver la pregunta que nos hacíamos al
principio, ¿es necesario cambiar el reglamento? Tampoco era nuestra intención. Sólo
sabemos que cambiar ha ido cambiando con el paso de los años, y que cada uno de los
cambios, nuevas incorporaciones o matizaciones (dependiendo de la naturaleza del
mismo), ha provocado adaptaciones de jugadores y equipos. La respuesta es múltiple y
dependerá del ‘cristal con el que se mire’ el fútbol. Todo queda abierto, y los dirigentes
seguro que estarán pendientes de no hacerle perder al fútbol el lugar privilegiado que
ostenta.

7. REFERENCIAS
- Ager, D. (2003). Manual del árbitro de fútbol. Madrid: Editorial Tutor, S.A.
- Andreu, P. (1992). Fútbol profesional: ¿Deporte, espectáculo o válvula de escape? En I
Congreso Internacional: CIENCIA Y TÉCNICA DEL FÚTBOL. Madrid: Gymnos. 115-128.
- Artès, R. et Morlans, J.-P. (1998). Connaissence de l'activité football. Education Physique Et
Sport 1, 87, 7-9.
- Asami, T. , Togari, H. & Ohashi, J. (1988). Analysis of movement patterns of referees during
soccer matches. In T. Reilly, A. Lees, K. Davis and W.J. Murphy (Ed.), Science and Football I.
London: E. and F.N. Spon. 341-345.
- Avanzini, G. et Pfister, R. (1994). Le phénomène de l'arbitrage à domicilie en football: mythe
ou réalité? Science et motricité, 21, 48-52.
- Belda, F. (2004). Can de human eye detecta in offside position Turing a football match? BMJ,
329, 1470-1472.
- Boixados, M. y Cruz, J. (1995). Evaluación del Fairplay en futbolistas jóvenes. Revista Española
de Educación Física y Deportes, Vol. 2, 3, 13-25.
- Cachan, R. y Fernández, O. (1998). Deporte o religión: un análisis antropológico del fútbol
como fenómeno religioso. Apunts, 52, 10-16.
- D'Ottavio, S. D. & Castagna, C. (2002). Activity profile of top level soccer referees during
competitive matches. In W. Spinks, T. Reilly and A. Murphy (Ed.), Science and Football IV.
London and New York: Routledge. 151-156.
- D'Ottavio, S. D. & Castagna, C. (2002). Physiological aspects of soccer refereeing. In W. Spinks,
T. Reilly and A. Murphy (Ed.), Science and Football IV. London and New York: Routledge. 144-
150.
- Dufour, J. (1976). Le Football. Paris: Bornemann.

105
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

- Dunning, E. (1994). The history of football. In B. Ekblom (Ed.), Football (chapter 1). London:
An IOC Medical Commission Publication.
- Eissmann, H-J. (1994). The referee. In B. Ekblom (Ed.), Football (chapter 8). London: An IOC
Medical Commission Publication.
- Elias, N. (1992). La génesis del deporte como problema sociológico. En Elias, N. y Dunning, E.
(Ed.), Deporte y ocio en el proceso de civilización. Madrid: Fondo de Cultura Económica 157-
184.
- Elias, N. (1992). Un ensayo sobre deporte y la violencia. En Elias, N. y Dunning, E. (Ed.),
Deporte y ocio en el proceso de civilización. Madrid: Fondo de Cultura Económica 185-212.
- Elias, N. y Dunning, E. (1992). El fútbol en Gran Bretaña durante la Edad Media y comienzos de
la Edad Moderna. En Elias, N. y Dunning, E. (Ed.), Deporte y ocio en el proceso de civilización.
Madrid: Fondo de Cultura Económica 213-230.
- Garces de los Fayos, E., Reyes, S. y Olmedilla, A. (2000). Creación de un instrumento de
medida de Burnout en árbitros de fútbol. En I Congreso de la Asociación Española de Ciencias
del Deporte (volumen I). Cáceres: Facultad de Ciencias del Deporte. Universidad de
Extremadura. 315-322.
- García Campos, I. (1998). El fútbol. Madrid: Acento.
- Garicano, L. & Palacios-Huerta, I. (2005). Sabotage in Tournaments: Making the Beautiful Game
a Bit Less Beautiful. Center for Economic Policy Research Discussion Paper No. 5231,
September 2005. ISSN 0265-8003
- Gómez López, M. (2004). Limitaciones cognitivas del árbitro asistente en la aplicación del
fuera de juego: efecto del feedback. Tesis Doctoral: Universidad Politécnica de Madrid.
- González, A. (2000). Aspectos motivacionales del arbitraje y juicio deportivo. En I Congreso de
la Asociación Española de Ciencias del Deporte (volumen I). Cáceres: Facultad de Ciencias del
Deporte. Universidad de Extremadura. 323-330.
- Goulstone, J. (2001). Football’s Secret History. London: 3-2 books.
- Guzmán Ordóñez, M. (1998). La agresión en el deporte. El Entrenador Español, 77, 9-12.
- Harley, R. A., Banks, R. & Doust, J. (2002). The development and evaluation of a task specific
fitness test for association football referees. In W. Spinks, T. Reilly and A. Murphy (Ed.),
Science and Football IV. London and New York: Routledge. 76-80.
- Harley, R. A., Tozer, K. & Doust, J. (2002). An analysis of movement patterns and physiological
strain in relation to optimal positioning of Association Football referees. In W. Spinks, T. Reilly
and A. Murphy (Ed.), Science and Football IV. London and New York: Routledge. 137-143.
- Harvey, A. (2005). Football, the first hundred years: the untold story. London: Routledge
- Howe, D. y Scovell, B. (1991). Manual de fútbol. Barcelona: Martínez Roca.
- Mercé, J. y Mundina, J. (2000). La táctica en el fútbol: historia y evolución. Cádiz: Wanceulen.
- Mercier, J. (1993). Arbitrage: une nouvelle regle en football. Education Physique Et Sport, 239,
28-29.
- Mercier, J. (1995). Football: comment privilegier l'esprit offensif du jeu?. Education Physique
Et Sport, 255, 33-35.
- Mirallas, J. A. (2004). Antecendetes históricos. En F. Drobnic, J.M. González de Suso y J.L.
Martínez (Eds), Fútbol, bases científicas para un óptimo rendimiento. Madrid: Ergon 3-11.
- Morris, D. (1982). El deporte rey. Barcelona: Argos Vergara,S.A..
- Nevill, A. M., Balmer, N.J. & Williams, A.M. (2002). Can crowd reactions influence decisions in
favour of the home side?. In W. Spinks, T. Reilly and A. Murphy (Ed.), Science and Football IV.
London and New York: Routledge. 308-312.
- Olivós, R. (1992). Teoría del fútbol. Sevilla: Sand.
- Olivós, R. (1997). Fútbol: Análisis del juego. Sevilla: Wanceulen.
- Palacios-Huerta, I. (2004). Structural changes during a century of the world'most popular sport.
Statistical Methods & Applications, 13, 241-258.
- Pfister, R. (1987). Interactions adversives et fonction des joueurs dans la practique du football.
En Recherches en Activites Physiques et Sportives 2. Aix-Marseille II.: Centre de Recherche de
l'U.E.R.E.P.S.. 15-23.
- Pfister, R. et Sabatier, C. (1994). Las interacciones agresivas en la práctica deportiva de los
jóvenes. Enfance, 2-3,

106
FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41 EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN

- Quincoces, J. C. y Bañales, J.A. (1992). Innovación en la regla XI: Fuera de juego. Experiencia
práctica realizada en el XXXII Trofeo Boscos. Temporada 1988.89. Pamplona. En I Congreso
Internacional: CIENCIA Y TÉCNICA DEL FÚTBOL. Madrid: Gymnos. 129-138.
- Segurola, S. (1999). Fútbol y pasiones políticas. Madrid: Debate.
- Van Meerbeek, R., Van Gool, D. & Bollens, J. (1988). Analysis of the refereeing decisions
during the World Soccer Championship in 1986 in Mexico. In T. Reilly, A. Lees, K. Davis and
W.J. Murphy (Ed.), Science and Football I. London: E. and F.N. Spon. 377-384.
- Velázquez, J. J. (1999). El conocimiento de las reglas de juego como instrumento para la
mejora de los recursos técnicos y tácticos. Training Futbol, 36, 24-31.
- Wahl, A. (1997). Historia del fútbol, del juego al deporte. Barcelona: Ediciones B.

Páginas web de interés

http://es.fifa.com/aboutfifa/documentlibrary/laws.html

http://expertfootball.com/es/multitudinario.php

http://tripatlas.com/Football#Ancient%20games

http://www.davesfootballblog.com/post/2007/04/30/crimson-shrovetide/

http://www.jhwfineart.com/pages/exhibitionthumbnails/6.html

http://www.newsgd.com/culture/culturenews/200609150023.htm

107
EDITORIAL DEPORTIVA WANCEULEN FUTBOL: CUADERNOS TÉCNICO Nº 41

108

También podría gustarte