Está en la página 1de 8

Doctorado en Ciencias de la Educación

Fundamentos de Gestión de Calidad en Sistemas Educativos

Adriana Marcela Valencia Arboleda


adco17289

2.3. ENSAYO. “IMPLICACIONES DEL USO DE LA


GCT EN EDUCACIÓN”
Unidad 2 (semana 2)

María Isabel Bobadilla Domínguez


4 de agosto de 2019
INTRODUCCION

Los nuevos escenarios globales inciden directamente en todas las


organizaciones y las obligan a emprender rápidas transformaciones. La educación
no es la excepción, y, por esta razón, el sistema educativo enfrenta importantes
desafíos para dar respuestas oportunas a las nuevas necesidades de formación
de los ciudadanos para el siglo XXI.

El mayor desafío de Colombia es implementar un sistema educativo con


calidad, con más y mejores oportunidades educativas y orientadas
verdaderamente a proporcionar a cada persona una sólida formación general
entendiendo que las necesidades de aprendizaje se diversifican según los
contextos personales, sociales y económicos.

En los últimos años, la educación ha mejorado sustancialmente, sin


embargo, aún sigue siendo el problema principal en Colombia porque aunque la
educación estatal es gratuita la educación de la gran mayoría de las instituciones
es inadecuada, por eso, se debe seguir trabajando para que los programas se
vayan adecuando cada vez más a las necesidades reales de cada sociedad,
cubran la totalidad de la población y se brinde una formación sólida para que los
alumnos puedan continuar su desarrollo personal con autonomía e incentivar el
interés por aprender a lo largo de toda su vida.

Si se quiere hablar de una verdadera calidad educativa es necesario


mejorar los sistemas educativos, la calidad de los aprendizajes, promover a los
docentes a perfeccionar día a día sus metodologías de enseñanza y sobre todo
motivarlos a tomar consciencia de que la misión del maestro tiene un altísimo valor
estratégico para la sociedad así como para el crecimiento y la trascendencia de
cada ser humano.
ENSAYO: “IMPLICACIONES DEL USO DE LA GCT EN EDUCACIÓN”

El sistema de gestión de la calidad es un concepto que se trabaja no solo a


nivel empresarial sino también a nivel educativo.

Mencionar las implicaciones de CGT en educación, una de ellas demuestra


que las escuelas posen capacidad de mejorar desde dentro, pero será imposible
conseguirlo sin alguna intervención externa (Gimeno, 1988). En este punto, en las
escuelas de Colombia, resulta muy difícil por todas las tensiones que se dan
cuando se trata de verificar, medir, evaluar, pues la cultura organizacional no está
dispuesta a la intervención externa, excepto las Normales que por su sentido de
“maestros para formar maestros” requieren de una acreditación y unos pares
evaluadoras que medirán la calidad implementada.

De la misma manera, aún no se está convencido del éxito del GCT en el


sector privado, y si no es así ¿qué garantiza el éxito de su aplicación en lo
público? (Gento, 1996). Además, las políticas educativas de calidad, llegan a ser
formuladas por un grupo reducido de “expertos” perdiendo el sentido
democratización y consensuación de los diferentes sectores.

La Gestión de Calidad Total en Educación, en sintonía con la tecnocracia


actual de la educación, ha trazado unas metas que deben responder a estándares
internacionales, los cuales a su vez son lo que habilitan el desarrollo económico,
político y social de las naciones. En este sentido, la GCT cobra un valor importante
en la medida que se transformen todos los componentes de gestión del sistema
escolar y respondan a la Educación de calidad, entendiéndose como un Producto
de un trabajo consensuado que atiende los distintos intereses de las partes
involucradas en el campo educativo (UNESCO, 2014).
En consecuencia, se requiere de unos ejes de acción que se direccionan a
la infraestructura y equipamiento escolar, la formación inicial y continua de los
docentes y, el uso de las Tecnologías para la Educación (BID, 2014), contrastando
con la OCDE 2015 sobre las formación y evaluación docente como un procesos
formativos y de profesionales.

Las instituciones educativas sin un sistema de gestión de calidad,


generalmente, les falta direccionamiento y no tienen una cultura de calidad bien
definida, es decir, no saben cuál es su misión, visión y valores. En este tipo de
instituciones tampoco se observan políticas, estrategias, planes, programas ni
acciones que garanticen la satisfacción y superación de expectativas de la
comunidad educativa, condición que de alguna manera afecta el sentido de
pertenencia y la percepción general del clima laboral de la misma (Gento, 1996)..

Por el contrario, las instituciones que cuentan con un sistema de gestión de


calidad saben hacia dónde van, es decir, diseñan e implementar un PEI que los
orienta en su quehacer a corto, mediano y largo plazo.

Las directivas de una institución con un sistema de gestión de calidad son


capaces de tomar decisiones y saben qué hacer con los recursos con que cuentan
y los organizan de tal manera, que puedan cumplir con los resultados esperados
(Porras, 2013). Utilizan la información para tomar decisiones; por eso tienen
registros actualizados sobre aspectos, tales como: la asistencia de los estudiantes,
las causas de ausentismo, los resultados académicos, el uso efectivo del tiempo
escolar y de los recursos, el manejo de los problemas de convivencia y las
actividades que sus egresados están realizando para incentivar la excelencia y
promover el mejoramiento continuo.

Los rectores que tienen un modelo organizativo orientado a la calidad


educativa, lideran las instituciones a que pertenecen, esmerándose por apoyar el
talento de los docentes, los motivan a diseñar las clases, las actividades
curriculares, las estrategias pedagógicas y las evaluaciones para que los
estudiantes tengan las oportunidades de aprender con interés y motivación.

Un docente interesado por la calidad educativa propicia el intercambio de


experiencias para lograr más y mejores aprendizajes, Arjona, A. G. G., Muñoz, E.
M., Foronda, C. M. M., & López, J. J. R. (2015). Tienen altas expectativas sobre
las capacidades de todos los estudiantes, es decir, comparte la idea de que todos
pueden aprender sin importar las condiciones sociales, culturales y económicas de
los educandos. Establece ambientes de aprendizaje adecuados, promueve el
desarrollo personal y hace uso apropiado de los recursos para la enseñanza y el
aprendizaje. Prepara a los estudiantes para que continúen los estudios
secundarios y obtengan buenas oportunidades laborales; ayudándolos a
adaptarse al nuevo contexto social que les espera.

Las directivas se cuidan de contratar maestros con las habilidades y


competencias que incentiven a los estudiantes a potenciar su crecimiento y
desarrollo.

La calidad educativa se mejora no solo seleccionando y formando a los docentes


sino también, si se invierte aún más en incorporar la tecnología en las escuelas y sobre todo
contando con el apoyo y el soporte técnico para establecer objetivos claros y acordes a las
necesidades de cada población Arjona, A. G. G., Muñoz, E. M., Foronda, C. M. M., &
López, J. J. R. (2015).

Si mejoramos los modelos con currículos y materiales pedagógicos de alta calidad,


si contamos con la infraestructura física, si hay un verdadero acompañamiento, formación a
los docentes y directivos docentes y sobre todo si los docentes alcanzan a evaluar el
aprendizaje de cada alumno, les establecen incentivos y metas de desempeño podríamos
hablar de una educación más competitiva.
Una institución educativa orientada a la excelencia es aquella que genera en los
empleados una cultura de calidad y un enfoque de procesos integrados orientados a la
satisfacción y superación de las expectativas de la toda la comunidad educativa, así mismo
desarrolla un proyecto educativo institucional fundamentado en el cumplimiento del marco
legal del sistema educativo colombiano, con acciones de mejoramiento continuo a nivel
pedagógico, académico y de convivencia que aseguren la satisfacción de los estudiantes y
padres de familia a través de un servicio educativo de excelente calidad.

CONCLUSIONES
Es importante construir con todos los actores un nuevo sistema que permita
mejorar los programas de formación y capacitación del profesorado para que sean
seres integrales y líderes de la educación con calidad.

Desarrollar los perfiles del profesorado para que no sólo se dediquen a


transmitir los conocimientos sino que transformen la docencia en una profesión de
verdaderos maestros.

Es importante definir políticas orientadas a asegurar la calidad de la


educación y establecer medidas de inspección y vigilancia para que lo que se
decrete se cumpla.

La calidad educativa se mejora cuando se observe de manera holística la


educación: infraestructura educativa, equipamiento escolar, contratación de
maestros de calidad, desempeño y formación docente.

La calidad educativa hay que diagnosticarla, evaluarla y mejorarla desde un


ámbito integral: formulación de políticas públicas, normas y procesos de calidad,
verificación del cumplimiento de las normas y mejoramiento de los modelos
pedagógicos.

Para aumentar la calidad educativa se tiene que lograr un nivel muy


superior de formación académica de rectores, estudiantes y docentes basado en
el desarrollo de las competencias.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Acuña, L.A., Mérida, Y. (2016) La calidad educativa desde el BID, OCDE y
Arjona, A. G. G., Muñoz, E. M., Foronda, C. M. M., & López, J. J. R. (2015).
Las implicaciones del Sistema Educativo Colombiano actual. Unaciencia, 8(15),
13-13.

BID, 2014, ¿Qué hace el BID en educación?, Publicaciones BID.


Recuperado de: http://publications.iadb.org/handle/11319/6831

Díaz J. M. (1999) La gestión de la calidad total: implicaciones organizativas.


Esic Market. Septiembre-Diciembre

Duarte, G. C. (1998). PROBLEMÁTICA EDUCATIVA EN COLOMBIA. EL


PAPEL DEL PROFESOR, LO QUE NOS COMPETE. Tecné Episteme y Didaxis
TED, (4).

Palacios, S. G. (1996). Instituciones educativas para la calidad total:


(configuración de un modelo organizativo). Editorial La Muralla.

Sacristán, J. G. (1988). El currículum: una reflexión sobre la práctica (Vol.


1). Madrid: Morata.

UNESCO, 2014, La crisis mundial del aprendizaje. Por qué todos los niños
merecen una educación de buena calidad. Recuperado de:
http://unesdoc.unesco.org/images/0022/002238/223826s.pdf

UNESCO. Universidad Autónoma de Chiapas. Recuperado de:


http://clepso.flacso.edu.mx/sites/default/files/memorias_2016/eje_9/9.1_calidad_ed
ucativa_desde_bid_ocde_unesco_acuna_merida.pdf (Enlaces a un sitio externo.)
Enlaces a un sitio externo.

También podría gustarte