Está en la página 1de 4

ENCUESTA A PADRES DE FAMILIA

20
16
12
8
4
0 Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Después de haber tabulado y analizado los resultados de la encuesta a los padres de familia
se concluye lo siguiente:
El ítem número uno Cómo califica el trabajo del/la docente en el aula el 75% manifiesta
que la labor del profesor de su hija es muy bueno, lo que demuestra que los padres confían
en el profesionalismo y el buen desempeño con el cual nosotros realizamos nuestra labor
en el aula y fuera de ellas; por otro lado encontramos que un 15% consideran que nosotros
somos buenos al momento de desarrollar nuestras labores con sus hijas y el 10% es
regular. Lo que demuestra que un porcentaje alto de padres de familia consideran que
nuestro desempeño es confiable para la educación de sus hijas.
Al ítem Cómo considera la capacidad que tiene el/la docente para enseñar a las estudiantes.
Un 4 % afirma es muy bueno, mientras el 76% manifiesta que es bueno y el 14% afirman
que es regular mientras el 6% dicen que nuestra capacidad para la enseñanza es malo. Se
puede analizar que ciertos padres de familia no están conformes con nuestro desempeño en
la educación que les brindamos a sus hijas, a este aspecto se le debe dar mayor relevancia
para poder establecer cuáles son los factores e inquietudes para que esta población no esté
de acuerdo en nuestro capacidad en el proceso de enseñanza- aprendizaje, es por este
motivo que la participación de los padres en la educación de sus hijas es vital y de paso nos
facilita hacer una resignificación a nuestro rol como docentes.
Mientras el ítem Cómo analiza la relación que tiene el/la docente con su hija, el 80% de los
padres encuestados afirman que nuestro trato hacia sus hijas es muy bueno y el 20%
manifiesta que es bueno. Consideramos que los datos arrojados son vitales para nosotros
seguir resignificando nuestra relaciones con nuestras estudiantes y demuestra la ética y
calidad de seres humanos, además que la pedagogía debe ir a la par con el amor, respeto y
tolerancia hacia nuestros alumnos. Al trabajar con menores de edad nosotros como
docentes les debemos dar ejemplo con nuestras acciones y buen trato, el cual se verá
reflejado en los resultados académicos de los educandos.
El ítem Su hija considera importantes los procesos llevados por el/la docente. El 55%
afirman que es muy bueno, mientras el 20% dicen que es bueno y el 25% manifiesta que
es regular. Este último porcentaje se debe tener en consideración ya que puede ser una
causante del bajo desempeño académico de las estudiantes y se tendrá que consultar el
motivo por el cual no consideran importantes las distintas estrategias y procesos que
establecemos a la hora de transmitir conocimientos que les permitan interpretar y
comprender mejor nuestros procesos pedagógicos; pero por otro lado, observamos que un
porcentaje bastante alto están de acuerdo y valoran los esfuerzos de nuestro desempeño al
momento de generar procesos de enseñanza – aprendizaje en los educandos.
El ítem número cinco El/la docente brinda apoyo especial a los estudiantes para cumplir
con sus obligaciones escolares los resultados arrojados son los siguiente un 75% dicen que
el apoyo brindado por parte de nosotros es muy bueno y un 15% afirma que es bueno y para
finalizar el 10% es regular. Por consiguiente, analizamos que la gran mayoría de los padres
de familia ven en el docente el apoyo que brindamos y las estrategias encaminadas al
mejoramiento académico y de convivencia en sus niñas, en pro de su formación y
educación integral hijas.
Al ítem, Cómo considera la ayuda brindada por usted o alguien de su familia en las tareas
de sus hijas el 15% dicen que es muy bueno, mientras el 55% consideran que es bueno y el
10% dicen que es regular, en estos porcentajes vemos que la gran mayoría de los padres
encuestados les brindan apoyo, colaboración y se comprometen en las actividades escolares
de sus hijas; mientras el 25 % de los padres no reflejan un compromiso y un
acompañamiento en las actividades escolares de las niñas, que en ocasiones se observan
en los resultados académicos de ellas, esta situación se debe en ocasiones a que muchos de
los padres de familia carecen de una educación apta para poder colaborarles a sus hijas en
sus tareas.
Para concluir, el ítem Cómo califica la relación existente entre el padre de familia y el/ la
docente. Se asevera 8 % es muy buena, mientras el 72% dicen que es buena y un 20 %
consideran que es regular. Por tal motivo es fundamental establecer lazos de comunicación
entre los actores mencionados, con el fin de lograr mejores resultados en la educación
integral de las niñas y así resignificar, renovar las relaciones con los padres de familia que
son apáticos con la formación y educación de sus hijas.
ENCUESTA A ESTUDIANTES
40
30
20
10
0 Siempre
casi siempre
Casi nunca
Nunca

A partir de la encuesta aplicada a las estudiantes se recogieron los siguientes datos para analizar:

El ítem número uno El profesor dio a conocer el programa de la asignatura. Los temas, los
objetivos, contenidos, técnicas a utilizar y evaluación. El 90 % de las estudiantes manifiesta que
siempre se realiza, mientras el 10 % manifiesta que casi siempre. Lo anterior demuestra que al
desarrollar los contenidos temáticos lo primero que hacemos como docentes es dar a conocer el
cronograma de las actividades a desarrollar en nuestras estudiantes, lo que permite que ellas se
relacionen con temas antes de ser aplicados en el aula y favorece en proceso de enseñanza –
aprendizaje y por ente nuestra labor y desempeño.

El segundo ítem, El profesor consiguió mantener mi atención durante el desarrollo de las


actividades del período, el 75% de las estudiantes encuestadas afirman que siempre lo hacemos,
mientras el 25 % dice que casi siempre. Esto demuestra el compromiso de nosotros al momento
de la ejecución de los contenidos y la motivación que generamos en las estudiantes en su
formación integral el cual se ve reflejado en el enganchar a las niñas en su proceso enseñanza –
aprendizaje y repercute en mi mejoramiento y resignificación docente

El ítem tres, el profesor relaciona conceptos nuevos con otros ya aprendidos anteriormente, el 100%
de las niñas manifiestan que siempre antes de desarrollar un nuevo contenido nosotros hacemos una
relación con los presaberes de contenidos tanto de la misma asignatura como con otras que les
permitan analizar, interpretar y comprender estos temas y ver su posible transversalidad, con el fin
de construir un aprendizaje significativo en las estudiantes y a su vez favorecer nuestra labor como
docentes.
Por otro lado, el ítem las actividades y materiales para el desarrollo de la clase son adecuadas, el
20% manifiesta que siempre, mientras un 65% asevera que casi siempre, estos resultados reafirman
que como docentes estamos bien enfocados y comprometidos con nuestro quehacer docente, el cual
favorece los distintos procesos y practicas pedagógicas que realizamos en nuestras aulas en aras del
mejoramiento continuo tanto de las niñas como el de nosotros y el 15 % consideran que es regular
este tipo de población en ocasiones son las que más presentan dificultades al momento de la
comprensión de los temas y que se puede sospechar son las que no reciben colaboración
permanente en sus hogares por parte de sus padres.
El quinto Considera que el apoyo de tus padres en las tareas mejoraría tu rendimiento académico,
para este ítem los resultados arrojaron que el 70 % que siempre el apoyo en las tareas por parte de
los padres de familia es un a fuerte estrategia para el mejoramiento y rendimiento académico de
ellas y que se debe sensibilizar y socializar con los padres en la importancia de la ayuda,
compromiso y correlación que existe entre la escuela y la familia en cuanto la formación integral de
sus hijas.

El sexto Al desarrollar mis actividades le pido ayuda a mis padres, para comprender mejor el
tema visto en clase, el 55% manifiesta que siempre al realizar sus actividades les piden
ayuda a sus padres para el desarrollo de las mismas y el 18% dice que casi siempre,
mientras el 10% coinciden que casi nunca el cual se ve reflejado en los resultados, los
motivos es que muchos de ellos por su condición laboral no les queda tiempo poder
colaborarles en sus tareas y para concluir el 17 % expresan que nunca sus padres les
ayudan y están atentos en sus tareas por diferentes motivos, los cuales se podemos
argumentar que muchos de ellos no tienen un nivel intelectual que les permita una
colaboración permanente en el desarrollo de las actividades de sus hijas.
Por último, el séptimo ítem el profesor tienen un contacto permanente con mis padres de
familia los resultados proyectaron que el 25% dice siempre , mientras un 65% piensa que
casi siempre el profesor tiene un contacto con sus padres para informarles sobre su
evolución académica y un 10% indica que casi nunca , estos resultados evidencia que
nosotros como docentes estamos en constante contacto con los padres de familia, pero el
problema radica que muchos de estos padres por diferentes motivos son apáticos a las
citaciones que se les hacen para dar a conocer el proceso de enseñanza – aprendizaje de sus
hijas.