Está en la página 1de 2

Osobuco

El osobuco es un plato muy preciado de la cocina italiana, tanto cómo el risotto de


setas. Se trata de un guiso muy sabroso compuesto por jarretes de ternera sin
deshuesar, salsa de tomate, diferentes verduras y todo cocido en un fondo de caldo o
vino a fuego lento durante varias horas. Este corte de carne tiene tuétano, por eso
hace las delicias de los apasionados del tuétano que pueden mojarlo una vez
cocinado. Si tu también quieres probarlo, sigue nuestras recetas y verás que fácil es.

Puedes guarnicionar el osobuco con una menestra de verduras variadas o esta otra


receta de verduras. Y si te sobran verduras, puedes utilizarlas cómo relleno de
unas fajitas.

Osobuco de ternera
Dentro de los muchos cortes de carne con los que cuenta la ternera, con el jarrete, un
corte transversal de la zona del corvejón, se prepara uno de los platos más conocidos,
el osobuco, aunque no necesariamente se hace con esta carne, pero sí es ésta con la
que se hace este tradicional plato.

Os vamos a dar la receta del osobuco de ternera, un plato contundente que puede ser
acompañado de arroz o verduras como guarnición y que tiene un sabor excelente.

Para ello, necesitaréis estos ingredientes:

o 4 trozos de osobuco de ternera.


o 1 litro de caldo de carne.
o 2 tomates (mejor si están maduros)
o 2 zanahorias.
o 1 cebolla.
o 3 dientes de ajo.
o 2 hojas de laurel.
o 1/2 litro de vino tinto (mejor si es un vino con cuerpo como el Ribera de Duero)
o Harina.
o Nuez moscada.
o Aceite de oliva virgen extra.
o Romero y tomillo frescos.
o Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Modo de elaboración

Comenzaremos cortando los bordes de la carne para evitar que ésta se deforme al
cocerla. Una vez cortada la salpimentaremos y le echaremos un poco de nuez
moscada.

Enharinaremos todas las piezas y las pasaremos por la sartén con un chorro de aceite
de oliva y las dejaremos hasta que comiencen a dorarse. Después las reservaremos
en un plato con un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Mientras se hace, pelaremos la cebolla, la zanahoria y los ajos y lo picaremos todo en


trozos pequeños y lo echaremos a pochar en el mismo aceite (si hace falta echaremos
un poco más) y lo dejaremos hasta que la cebolla comience a quedarse transparente,
a fuego medio.

Pelaremos los tomates, quitaremos el pedúnculo y las semillas y lo agregaremos al


sofrito, dejando que se haga durante unos cinco minutos, momento en el que
agregaremos la carne y el vino tinto y dejaremos que comience a hervir, donde
salpimentaremos y añadiremos el laurel.

Subiremos la temperatura para que se vaya evaporando el alcohol y vamos


removiendo poco a poco para que se integren todos los ingredientes. Incorporaremos
el caldo de carne y lo dejamos que cueza a fuego medio durante dos horas, donde
tendremos que ir removiendo periódicamente para que no se pegue ningún
ingrediente.

Si queremos, al sacar la carne, podemos pasar la salsa por el chino o la batidora


hasta que quede como una crema, probamos de sal y rectificamos si es necesario,
aunque este paso se puede saltar.

Emplatamos la carne, napamos, ponemos una ramita de perejil por encima de la


carne y acompañamos de guarnición como verduras, patatas fritas o arroz.