Está en la página 1de 6

Indira

El pensamiento de A. Comte.

Comte afirma que únicamente la ciencia positiva o positivismo podrá


hallar las leyes que gobiernan no sólo la naturaleza, sino nuestra propia
historia social, entendida como la sucesión y el progreso de determinados
momentos históricos llamados estados sociales.

La ley de los tres estados y la idea de progreso


Según Comte el pensamiento humano ha pasado por tres estados: 1) el
teológico (en que los fenómenos se explican, por la intervención de
fuerzas sobrenaturales), 2) el metafísico (los fenómenos se explican por
la intervención de fuerzas abstractas), y 3) el positivo (en el cual los
hombres renuncian a explicar la esencia íntima de los fenómenos y se
limitan a encontrar sus leyes).
Características de la filosofía positiva
El término positivo hace referencia a lo real, es decir, lo fenoménico dado
al sujeto. Lo real se opone a todo tipo de esencialismo. desechando la
búsqueda de propiedades ocultas características de los primeros estados.

Lo positivo tiene como características el ser útil, cierto, preciso,


constructivo y relativo (no relativista) en el sentido de no aceptar ningún
absoluto.

Angélica

Clasificación de las ciencias

Si la aparición del estado positivo se correlaciona con la mayoría de


edad social e intelectual de la humanidad, esto se debe a la desaparición
del espíritu metafísico como una evolución natural hacia el estado idóneo
de la razón que traerá consigo el orden y la reorganizaciónsocial. Se trata
de una total "regeneración" que viene determinada por el progresivo
desarrollo de las ciencias que, según Comte, han seguido cursos y ritmos
distintos, siendo la más retrasada la física social.

La filosofía positiva hace un intento de clasificación de las ciencias,


concebidas unitariamente como ramas de un tronco común que,
evolutivamente, forman un continuo en el que el desarrollo de cada una
establece las bases de la ciencia siguiente.
Comte clasifica las ciencias en cinco fundamentales: astronomía, física,
química, fisiología y física social o sociología. Rechaza como ciencia a la
psicología y a la economía y concibe a las matemáticas más como un
método e instrumento previo que como ciencia teórica.

La finalidad de las ciencias es el control y el dominio de la naturaleza y la


sociedad. La búsqueda de relaciones estables entre los fenómenos deriva
en la construcción de leyes que permiten predecir el futuro: paso previo a
todo control.

Derivada de la fisiología, la sociología, como culminación del


espíritu positivo, se dedicará al estudio de los fenómenos sociales y de
sus leyes como camino para explicar la evolución de la humanidad y
favorecer un progreso controlado de la sociedad que excluya todo posible
cambio o revolución incontrolada.

Es en este punto donde aflora con toda su fuerza la intención


conservadora y reaccionaria de la filosofía de Comte. Su apoyo a la
dictadura de Napoleón III, así como sus ideas de control de la opinión
pública y de defensa a la propiedad privada y de concentración del capital
le han convertido en un adversario de la democracia y en un partidario de
los regímenes autoritarios. La dictadura del mexicano Porfirio Díaz utilizó
el positivismo como justificación teórica de su política. Estos hechos han
producido que la paternidad de Comte respecto a la sociología y
el positivismo haya sido reconocida a regañadientes.

POSITIVISMO:

Doctrina iniciada por Auguste Comte (francés) en el siglo XIX.

Identifica 3 fases en la historia intelectual de la humanidad que fueron


cambiando a medida que adquiría mayores conocimientos científicos.

1. Teológica: Da explicaciones simples de los fenómenos naturales como la


lluvia, el trueno, la fertilidad o el viento creando dioses para explicarlos
(Dios de la lluvia, Dios del trueno, etc.).
2. Metafísica: Todo lo que ocurre se debe a fuerzas naturales o esencias y se
realizan ritos para que pase tal o cual cosa (danza de la lluvia, sacrificio
de un animal, ritos religiosos, etc.) llamando así la atención de los dioses.
Busca respuesta al cómo suceden las cosas.
3. Positiva: El nombre positivo deriva de lo que el ser humano hace y crea,
no es Dios. Es cuando llega a una estructura científica de la mente
buscando las causas de los fenómenos con la razón a través de la
experimentación, la observación y la experiencia para descubrir las leyes
científicas que regulan sus relaciones. Busca respuesta al por qué suceden
las cosas. La razón es considerada como la única fuente de conocimiento
de la realidad y ésta se expresa en el conocimiento científico. Con la razón
y las ciencias es posible el progreso indefinido de la sociedad pero, para
que se produzca, debe existir el orden social. Para ello es necesario evitar
todo tipo de conflictos sociales.

El positivismo afirma que en la realidad existe un orden único que tiende al


progreso indefinido de la sociedad. Todo lo que ocurre responde a ese orden
natural que hay que descubrir, conocer y aceptar. Así, el ser humano no es el
constructor de la realidad social, propone una suerte de inmovilismo social, de
orden social descartando la problematización.

En la teoría del conocimiento positivista, el conocimiento ya está dado, elaborado


y terminado no permitiéndose la problematización; por ello niega la intervención
del sujeto en su construcción. Va de lo simple a lo complejo y así se
desaprovechan métodos de estudio como la dialéctica, la deducción, la
problematización, etc..

El sujeto que aprende se mantiene pasivo y se aprende acumulando


memorísticamente los hechos ya ocurridos (datos). Así, el método basado en la
memorización fue (y sigue siendo) el más utilizado.

La educación con base positivista persigue conseguir un individuo inflexible, de


mentalidad cerrada, individualista y a-crítico. No permite la formulación de
explicaciones que requieran un examen crítico y generalizaciones fundamentadas
en juicios críticos.

Los estudios sociales, desde una óptica positivista...

• Describen la totalidad de las acciones pasadas de los seres humanos


partiendo de la observación y enumeración de todos los documentos y
hechos en forma lineal y cronológica.
• No analizan la totalidad ni la cotidianeidad.
• No hay propuestas para seleccionar información ya que todos los hechos
son singulares e individuales, no busca comprender, sólo describir lo
sucedido en un orden inalterable y sin conexión ni relación entre los
hechos de la política, la economía, la sociedad y las manifestaciones
culturales.
• Todo aparece atomizado, desconectado. El conocimiento es absolutizado y
no permite la interdisciplinariedad al presentar la realidad como una
enunciación taxativa de hechos y cosas.
• No tienen en cuenta la simultaneidad en la evolución de las distintas
sociedades.
• Todo se describe basado en un determinismo de tipo causal o culturalista,
derivado de los enfoques centrados en los legados culturales.

Mayli.
Desde el positivismo surgieron 2 teorías psicológicas aplicadas a la educación:

ENFOQUE EPISTÉMICO POSITIVISTA


Teoría de la
TEORÍA Teoría de la Gestalt
conducta
Sujeto biológico Sujeto de la
de la conducta conciencia o de la
percepción
Actúa en el medio,
recibe un estímulo En su interacción con
y responde con el medio se orienta en
SUJETO
una conducta que función de lo que
es observable. observa/percibe de la
situación total y de las
relaciones que
descubre entre las
partes y el todo.
Es una caja negra la Es concebido como un
cual no se puede campo
observar. cognitivo/significativo
total organizado y
reestructurado
permanentemente por la
percepción (Gestalt) o
como un espacio vital
EL APARATO
constituido por regiones-
PSÍQUICO
metas (que la persona
quiere alcanzar o evitar).
La conducta es el
resultado de tensiones y
conflictos originados por
el intento de alcanzar
determinadas regiones y
alejarse de otras.
APRENDIZAJE Se da por descarte Se produce a partir de
de las conductas situaciones
erróneas y el problemáticas que
condicionamiento de tensionan y motivan al
las respuestas que sujeto a actuar para
se quieren obtener resolverlas. La
de los alumnos. Para percepción de la
ello la metodología situación en su totalidad
didáctica se basa en permite descubrir las
la repetición o relaciones entre las
memorización. distintas partes y el
todo, lo cual conduce a
Los métodos de la reestructuración del
educación tradicional campo
perceptivo/cognitivo, a
están basados en la comprensión del
esta teoría. problema y al camino
que lleva a la meta
(solucionar la situación
como objetivo).

Para ello, propone una


enseñanza activa en la
que el alumno debe ser
su propio constructor del
aprendizaje, ya que
puede plantearse
hipótesis y preguntas
para indagar acerca de
las posibles respuestas.

Toma en cuenta
únicamente la situación
actual percibida y no las
experiencias anteriores
del sujeto.
Manipulación del Orientar la conducta en
sujeto que aprende. base a relaciones que
PAPEL DEL
motiven al alumno a
DOCENTE
resolver situaciones
problemáticas.

El positivismo

Si bien se reconocen diversos antecedentes del positivismo, asociado


fundamentalmente a lo empírico, será en la segunda mitad del siglo XIX que el
mismo se consolida como un método científico pero también como una
concepción filosófica del mundo. El positivismo puede definirse, en términos
generales, como una postura filosófica de oposición al idealismo y rechazo de la
metafísica, basada en la creencia en los hechos o realidades concretas accesibles
a través de los sentidos. Acompaña el proceso de secularización y también el
industrialismo, y sustenta nociones fundantes del orden social del momento,
como las de orden y progreso.

La obra de Augusto Comte, Discours sur l’esprit positif, publicada en 1844,


sistematiza las características del positivismo del siglo XIX. En ella se establece
un sistema de conocimiento basado en tres aspectos básicos:

• Una filosofía de la historia, en la que distingue tres estadios: a) el


teológico, en el cual los fenómenos se explican por la potencia divina; b)
el metafísico, en el cual las causas de los fenómenos son ideas abstractas
o principios racionales; y c) el positivo, en el cual las hipótesis metafísicas
son reemplazadas por la investigación de los fenómenos orientados a
comprobar y establecer leyes de la experiencia.
• Una clasificación de las ciencias según su objeto.
• Una sociología o doctrina de la sociedad.

Como método científico, el positivismo establece un conjunto de premisas o


reglas básicas:

• La observación es la base de todo conocimiento. Y lo que puede conocerse


no es la esencia de las cosas, sino las relaciones o conexiones entre los
fenómenos observados. Esto lleva al estudio de los fenómenos, de lo que
es, renunciando a descubrir su origen o destino último (renuncia
metafísica).
• Esta observación es objetiva, es decir, independiente del sujeto que
conoce. La neutralidad y la objetividad serán aspiraciones o pretensiones
centrales del positivismo.
• El conocimiento de las relaciones debe llevar a la formulación de leyes que
den cuenta de las relaciones constantes que existen entre los fenómenos
observados.
• Las leyes así establecidas tienen como fin la previsión racional. Puesto que
ellas expresan un orden constante y necesario de los fenómenos
observados, permiten prever el comportamiento futuro.
• El establecimiento de leyes, por otra parte, no implica valoración. Los
juicios de valor, desde esta perspectiva, no tienen función cognitiva y
deben ser evitados.
• La inducción se establece como el método privilegiado por el positivismo:
partir de la observación sistemática y reiterada, y a través de la
comparación y clasificación, llegar a conclusiones generales que permitan
establecer leyes. Esto implica, también, que la mera acumulación de datos
no es suficiente, sino que se requiere que los mismos sean interpretados.

Como método científico, el positivismo tuvo un enorme potencial, en la medida


en que permitió profundizar la producción de conocimientos sobre la naturaleza,
posibilitando su manipulación y uso. El énfasis puesto en la observación de lo real
y la renuncia al idealismo y a los juicios de valor, además, fueron funcionales a
un orden social ya establecido, que no estaba interesado en reflexionar sobre sí
mismo sino en conocer mejor su funcionamiento, obteniendo con esto recursos o
herramientas de todo tipo que contribuyeran a su consolidación.