Está en la página 1de 3

13 EL JUICIO FINAL.

Después de la segunda resurrección, se establecerá el juicio final.

Apocalipsis 20:11-15.
20:11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de
delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se
encontró para ellos. 20:12 Y vi a los muertos, grandes y
pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro
libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados
los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según
sus obras.
20:13 Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y
el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron
juzgados cada uno según sus obras. 20:14 Y la muerte y el Hades
fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. 
20:15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue
lanzado al lago de fuego.

A. Serán juzgados de acuerdo a sus obras. Apocalipsis 20:12.

20:12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante


Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el
cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por
las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.

B. Serán juzgados por la dureza de corazón. Romanos 2:5.

2:5 Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido,


atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la
revelación del justo juicio de Dios, 

C. Serán juzgados por no recibir el amor de la verdad. 2 Tes 2:10-11.

2:10 y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden,


por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser
salvos. 
2:11 Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que
crean la mentira, 
2:12 a fin de que sean condenados todos los que no creyeron
a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.

D. Se tomará en cuenta el grado de conciencia. Romanos 2:15.


2:15 mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones,
dando testimonio su conciencia, y acusándoles o
defendiéndoles sus razonamientos, 2:16 en el día en que Dios
juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme
a mi evangelio.

E. Se juzgarán todas las cosas ocultas.

Eclesiastés 12:14

12:14 Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con


toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.

Romanos 2:16.

2:16 en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos


de los hombres, conforme a mi evangelio.

F. Los que sean condenados serán lanzados al lago de fuego que es


la muerte segunda. Apocalipsis 11:15.

11:15 El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes


voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han
venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por
los siglos de los siglos.

Apo 21.8 Pero los cobardes, incrédulos, abominables,


asesinos, inmorales, hechiceros, idólatras y todos los
mentirosos tendrán su herencia en el lago que arde con fuego
y azufre, que es la muerte segunda.

G. En Gálatas 5:19-20 nos presenta una lista de las personas que


estarán en el juicio.

5:19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son:


adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,
5:20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras,
contiendas, disensiones, herejías, 
5:21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas
semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como
ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no
heredarán el reino de Dios. 
Inmediatamente que Dios destruye a los ejércitos de Satanás en la Batalla
de Gog y Magog Apocalipsis 20:7-9 y que los incrédulos sean juzgados en
el juicio del gran trono blanco Apocalipsis 20:11-15,

cielos nuevos y tierra nueva Apocalipsis 21.1-6;


2 Pedro 3:7-13,

3:7 pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados
por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio
y de la perdición de los hombres impíos. 3:8 Mas, oh amados, no
ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y
mil años como un día. 3:9 El Señor no retarda su promesa, según
algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con
nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos
procedan al arrepentimiento. 3:10 Pero el día del Señor vendrá
como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande
estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y
las obras que en ella hay serán quemadas. 3:11 Puesto que todas
estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros
andar en santa y piadosa manera de vivir, 3:12 esperando y
apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos,
encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo
quemados, se fundirán! 3:13 Pero nosotros esperamos, según sus
promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la
justicia.

Espera a los justos. Pero a los incrédulos, les espera una eternidad de
dolor, de separación y de angustia. Apocalipsis 20:15;

Mateo 25:41.
25:41 Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí,
malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. 

También podría gustarte