Está en la página 1de 2

La vida de contemplación en los compartían sus posesiones y llevaban una

monasterios vida de entrega a Dios.

El mundo de los monasterios se abre para la En el siglo VI san Benito creó una
vocación de muchos seres humanos, con comunidad, los benedictinos, y estableció
ello la vida de contemplación hacia Dios es reglas de convivencia que luego sirvieron
exquisita. Las vocaciones religiosas están a de base para otras congregaciones. Los
la luz de las mujeres y de los hombres, la seguidores de san Benito hacían tres
vida consagrada y las sociedades de vida promesas: abandonar todas sus posesiones
apostólica son lugares donde el silencio es personales (voto de pobreza), no mantener
una las primicias, el encuentro con Dios es relaciones sexuales (voto de castidad), y
directo y personal. seguir las reglas de la vida monástica
obedeciendo al abad (voto de obediencia).
La elección de la vida contemplativa
conlleva, sin duda, una gran renunciación. Vida monacal
Los religiosos deben someterse a un
régimen casi permanente de claustro, Juan Pablo II manifestó en el Monasterio de
silencio y oración. San Juan de Rila
Las exigencias que la vida monacal
varían según las es en virtud de la
comunidades. tradición
Deben pasar por un ininterrumpida de
largo proceso de santidad la que
discernimiento de la apoya y custodia
vocación, uno o dos con amor y fidelidad
años de noviciado y algunos elementos
esperar hasta diez de la vida cristiana,
para hacer la importantes también
profesión solemne, hoy en día para el
con los votos de ser humano: el
pobreza, castidad y obediencia. De esta monje es memoria evangélica para los
forma, pasa a ser miembros definitivos de la cristianos y para el mundo.
orden. Pero el llamado proceso de
formación permanente sigue durante toda la La vida cristiana es ante todo renuncia: al
vida. pecado, a la mundanidad, a los ídolos. En el
monacato esa renuncia se hace radical:
¿Qué es un monasterio? renuncia a la casa, a la familia, a la
profesión a los bienes terrenos en la
Originalmente un monasterio era la célula búsqueda incesante de los eternos, al amor
de un ermitaño o anacoreta. Los egoísta. La lucha espiritual es otro elemento
monasterios cristianos son también de la vida monástica que hoy es necesario
llamados: abadías, (regidas por un abad) y volver a aprender y proponer de nuevo a
prioratos, (regidos por un prior). La vida todos los cristianos. Se trata de un arte
comunal de un monasterio se denomina secreto e interior que el monje lleva a cabo
cenobitismo, en contraposición con la vida todos los días contra las tentaciones.
anacorética de un ermitaño. La palabra
"monasterio" procede del griego La oración de contemplación en los monjes
monasterion, de la raíz monos (= "uno
solo"), ya que originariamente todos los El monje se retira a la soledad, no para estar
monjes cristianos eran ermitaños. solo, sino para estar solo con Dios,
contemplarle, hablar con Él en un diálogo
La vida monástica para los cristianos ininterrumpido, si es posible; cifra su ideal
empezó poco tiempo después de la muerte en la «oración continua», la oración no es
de Jesús. Los primeros cristianos un monólogo, sino un diálogo, un diálogo
con Dios. Ahora bien, antes de hablar a
Dios, el monje debe escucharlo. ¿Y dónde director Phillip Groening obtuvo permiso
escuchar a Dios sino en las Escrituras? De para rodar dentro del monasterio sobre la
ahí que la lectura de los libros sagrados, sea vida de los monjes. Phillip vivió en el
una de las principales observancias de un monasterio y siguió a los monjes con su
monje. cámara. Se convirtió en parte del ritual, en
Los monjes leen la Biblia constantemente, parte de su vida cotidiana, como un monje
la aprenden de memoria, la recitan con sus más a caballo entre los antiguos ritos que
labios y así lo graban en su mente y su los cartujos practican y la vida moderna que
corazón, escrutan sus páginas y profundizan él conoce.
en ellas. Y llegan a poseerla tan bien, que
sus oraciones, aun las más íntimas y El film gano el premio al mejor
personales, están repletas de expresiones, documental 2006 de la academia europea de
ideas y sentimientos de la Escritura. cine.

El reflejo de la vida monacal llevado al El director de la película declaró ante la


cine: El Gran Silencio pregunta ¿Por qué se
decidió a hacer una
En el 2005 el director Philip película tan especial
Gröning llevó a la como El gran silencio,
cinematografía uno de los más sobre la vida cartujana?
grandes y mejores El cine es capaz de
documentales sobre la vida hablar de lo más
monacal: El Gran Silencio, sublime. El monasterio
una experiencia que va mucho es un lugar donde puedes
más allá de una sala de cine enfrentarte a ti mismo y
que exhibe el film, porque en a tus preguntas más
ella se muestra por primera profundas. Eso es lo que
vez el día a día dentro del yo he intentado hacer.
Grande Chartreuse, el Vivimos en un mundo en
monasterio de referencia en el que circula
los Alpes franceses de la información por doquier
legendaria orden de los –y de hecho mucha gente
Cartujos. Una película me pregunta por qué no
austera, cercana a la he contado en la película
meditación, al silencio, a la vida en estado la historia de los Cartujos– pero yo creo que
puro. Sin música excepto los cantos de los sobra información y lo que falta es la
monjes, sin entrevistas, sin comentarios, sin experiencia.
material adicional. Cambian las estaciones,
los elementos cotidianos se repiten. Una Lo que me ocurrió a mí es que nunca había
película que no representa un monasterio visto un lugar donde la gente fuera tan
sino que lo muestra. Una película sobre la alegre y tan libre, donde no existía el
presencia absoluta, sobre unos hombres que miedo. Porque nosotros vivimos en una
entregaron su vida a Dios en su forma más sociedad cuyo motor principal es el miedo.
pura: la contemplación. Se piensa que el motor es el deseo de los
bienes materiales, pero eso no es más que
En esta cinta se encuentra la esencia de la una forma de esconder el miedo que hay
vida monástica, de la contemplación, de la detrás. A mí me cambió ver en la Cartuja
vida ascética, del verdadero sentido una vida marcada, no por el miedo, sino por
profundo del silencio. Se trata de un film la confianza total en que la vida va a mejor.
espiritual para que el mundo se entere cómo
se vive la vida de contemplación en los Por: María Velázquez Dorantes /
monasterios. mvdorantes@yahoo.com.mx

Dieciséis años después de su primer


encuentro con el padre prior de la orden, el