Está en la página 1de 4

UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA Y A DISTANCIA

ESCUELA DE CIENCIAS SOCIALES ARTES Y HUMANIDADES


PROGRAMA DE PSICOLOGÍA
CURSO PSICOFISIOLÓGICA
FICHA BIBLIOGRÁFICA

No. De lectura: 0 0 3

Nombre de quien realiza la ficha: Yirleza Borja Mena


Fecha de realización: 19/10/2020

1. Título de la lectura: Emoción


2. Autor principal: Eva Laura García Gonzales
3. Otros autores:
4. Nombre del editor: Grupo editorial patria
5. Año de edición: 2010
6. Año de publicación: 2014
7. Ciudad: México
8. Fecha de consulta:
9. Otros datos que considere importantes:

10. Bibliografía en normas APA:


García, G.E.L. (2014). Psicología general (3ª. ed.). Capítulo 6, página 150 a163. México, D.F.
MX: Larousse – Grupo Editorial Patricia. Recuperado de
http://bibliotecavirtual.unad.edu.co:2077/Lib/unadsp/reader.action?
ppg=148&docID=11046624&tm=1481412234028

Palabras claves: Motivación, emoción, neo córtex, Amígdala, sistema autónomo, expresión facial,
teoría psicoanalítica, experiencia, estímulos, memoria, aprendizaje.

Tesis central: Cuando nos referimos de la emoción, hablamos también de la motivación, las dos
generan fuerte influencia una sobre la otra, el cuerpo reacciona de forma innata y el organismo
interpreta, las emociones generan cambios fisiológicos, expresiones faciales y corporales. Las
emociones son universales y la gestualidad al expresarlas en el rostro también lo es, dentro de las
emociones básicas principales encontramos la ira, el miedo, la tristeza, la alegría y el desagrado.

11. RESUMEN
Emoción: La motivación y la emoción están íntimamente relacionadas; las emociones son indicadores
del potencial motivacional que pueden estar representadas por tres elementos: la activación del
sistema nervioso autónomo, que provoca cambios drásticos en las vísceras; el comportamiento
expresivo según las expresiones facial y corporal; y la experiencia o conciencia subjetiva de la
situación, que se refiere a la cognición básica en la que el sujeto reporta agrado o desagrado.

los elementos de las emociones que casi todos los teóricos aceptan son:
a) Cambios fisiológicos de excitación o inhibición notables.
b) Sentimientos de agrado o desagrado.
c) Conductas expresivas de la emoción tanto en cara como en el resto del cuerpo.
d) Conciencia clara y posibilidad de evaluación de la experiencia.
e) Influencias y consecuencias ambientales.

Para los científicos con orientación biológica, la emoción es una reacción física o fisiológica que sirve al
organismo como mecanismo de supervivencia, en el que el objetivo es despertar al cuerpo para la
defensa o huida y deprimir o inhibir las respuestas fisiológicas para dar oportunidad al organismo de
recuperarse.
Las emociones son estresantes e implican un desgaste físico, psicológico y conductual. Aprender a
controlar nuestras emociones, el manejo del estrés y las presiones de la vida. Cosa difícil, pero no
imposible, porque las reacciones fisiológicas tienden a ser reflejadas y controladas automáticamente
por el sistema nervioso autónomo, que está conectado a la mayor parte de las glándulas y a muchos
músculos del cuerpo.

Bases Biológicas de la Emoción: para comprender el gran poder de las emociones y la causa del
frecuente conflicto existente entre los sentimientos y la razón, debemos considerar la forma en que
ha evolucionado el cerebro. La región más primitiva del cerebro es el tronco encefálico, que regula las
funciones vitales básicas, como la respiración o el metabolismo, y lo compartimos con todas aquellas
especies que sólo disponen de un rudimentario sistema nervioso. De este cerebro primitivo
emergieron los centros emocionales que, millones de años más tarde, dieron lugar al cerebro
pensante: el neocórtex o corteza cerebral reciente. El hecho de que el cerebro emocional sea muy
anterior al racional y que éste sea una derivación de aquél, revela con claridad las auténticas relacione
existentes entre el pensamiento y el sentimiento. El neocórtex permite un aumento de la sutileza y la
complejidad de la vida emocional, aunque no gobierna la totalidad de la vida emocional porque, en
estos asuntos, delega su cometido en el sistema límbico, que confiere a los centros de la emoción un
poder extraordinario para influir en el funcionamiento global del cerebro, incluyendo los centros del
pensamiento.
La sede de las Emociones:
La amígdala está especializada en las cuestiones emocionales y es una estructura límbica muy ligada a
los procesos del aprendizaje y la memoria. Constituye una especie de depósito de la memoria
emocional. Existen ciertas reacciones y recuerdos emocionales que tienen lugar sin darnos cuenta.
Algunas creencias y opiniones son recuerdos emocionales que se almacenan en la amígdala. El
hipocampo registra los hechos puros y la amígdala es la encargada de registrar el clima emocional que
acompaña estos hechos. El hipocampo es una estructura fundamental para reconocer un rostro como
el de su pareja, pero es la amígdala la que le agrega el clima emocional que la acompaña. Esto significa
que el cerebro dispone de dos sistemas de registro, uno para los hechos ordinarios y otro para los
recuerdos con una intensa carga emocional.

El sistema nervioso autónomo funciona en forma coordinada con sus dos subsistemas, el simpático y
el parasimpático para controlar las funciones corporales. Cuando se necesita activar, excitar o
despertar al cuerpo, el sistema simpático se acelera y el parasimpático actúa lentamente; cuando se
necesita inhibir o relajarse, sucede lo contrario. La acción conjunta de los dos sistemas permite
responder apropiadamente a los desafíos físicos y psicológicos que se afrontan.

Teorías de la emoción:
James Lange, las reacciones corporales causan los sentimientos que son las reacciones psicológicas a
los cambios fisiológicos que han ocurrido. Para James, las reacciones corporales causan los
sentimientos.
Cannon Bard, es inadmisible el punto de vista anterior, ya que considera que aún las personas que por
accidente o enfermedad han perdido la capacidad de utilizar los sistemas simpático y parasimpático,
siguen sintiendo emociones y presentan conductas emotivas. Para ellos, los cambios fisiológicos
relacionados con la emoción ocurren después que los sentimientos y conductas se han iniciado y no
antes de éstos.
Charles Darwin, se basó en las expresiones faciales quien sugirió que la expresión facial de las
emociones era un mecanismo innato que sirve a los animales para comunicar sus estados
emocionales.
S. S. Tomkins, modificó esta idea al afirmar que sólo los músculos faciales responden innatamente a
ciertos tipos de situaciones emocionales. Este autor demostró que las expresiones faciales son
similares en todo el mundo para expresar miedo, ira, tristeza, alegría o enojo y que no se usan para
comunicar estados internos, sino que son reacciones a un grupo de estímulos. Para él, la
retroalimentación que dan los músculos desencadena tanto la excitación autónoma como los
sentimientos o expresiones subjetivas relacionadas con la emoción. Estas respuestas musculares
deben estar codificadas y contenidas en los genes. El cuerpo reacciona en forma innata y el organismo
interpreta estas respuestas innatas como emociones.
Sigmund Freud – teoría psicoanalítica, creía que se nace con dos impulsos muy poderosos: Eros y
Tanatos, que existen en el inconsciente y las emociones son su expresión, las cuales se desarrollan a
través de la experiencia y las pasiones internas de estos impulsos. La diferencia fundamental de las
emociones y los impulsos primitivos es la experiencia. Conforme se madura, se asocian ciertos tipos
de sensaciones de placer o displacer con objetos y situaciones especiales.
El punto de vista freudiano ha sido considerado como la teoría de la energía, porque supone que el
cuerpo genera continuamente energía psíquica llamada libido, que es la fuerza motivadora que
impulsa a todos nuestros pensamientos, sentimientos y conductas. La represión de la energía libidinal
origina, casi siempre, tensión, angustia y estados emocionales negativos; además, se acumula hasta
que una parte logra escapar a través de los sueños, las fantasías, lapsus linguae, etc., pero la mejor
manera es a través de la catarsis que implica la expresión abierta de los sentimientos reprimidos.
La teoría cognoscitiva de la emoción de Plutchic se interesa por el aspecto cognoscitivo, lo
consciente, racional y explicativo de las experiencias funcionales. Se apega a Darwin en el sentido de
que las emociones tienen un significado evolutivo; sin embargo, considera que son interpretaciones
conscientes de lo que sucede al individuo cuando responde emocionalmente. Para este autor, cuando
se atraviesa por una crisis emocional, se evalúa la experiencia y luego se construye una estimación
cognoscitiva de lo que ha sucedido.
Considera que las emociones son bipolares y se presenta por pares de miembros opuestos. A través
del tiempo, los reflejos emocionales innatos, como excitación-depresión y acercamiento-evitación, se
convierten en estimaciones conscientes como enojo-miedo, aceptación-disgusto y anticipación-
sorpresa.
Daniel Goleman, La inteligencia emocional es la capacidad para reconocer sentimientos propios y
ajenos, y la habilidad para manejarlos. Este autor estima que la inteligencia emocional puede
organizarse en cinco capacidades: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos,
reconocerlos, crear la propia motivación y gestionar las relaciones.

12. Principales conclusiones


Las emociones se nos produce una activación que nos proporciona la energía necesaria para
responder, rápidamente, a un estímulo que atente a nuestro bienestar físico o psicológico,
permitiendo así, nuestra supervivencia.

La emoción surge cuando la persona reacciona de manera subjetiva al ambiente, generando así un
estado afectivo que va acompañado de cambios físicos puesto que las emociones pueden causar
reacciones fisiológicas.

13. Reflexión que desde la formación como Psicólogo (a) le genera el contenido de la lectura
Las emociones son la forma en que las personas reflejan sus sentimientos y en este sentido, su
manejo, puede o no ser una herramienta para enfrentar diversas situaciones. Hay momentos en la
vida que podemos llegar a sentirnos como en una montaña rusa de emociones y esta sensación no
siempre es agradable, pues implica inestabilidad emocional, lo que conlleva incluso a un desgaste
físico.

17. Preguntas al texto/ preguntas sin resolver/ inquietudes/ vacíos de información


¿Cuál es la diferencia entre la motivación y la emoción?