Está en la página 1de 9

EL ROBO:

es un delito contra el patrimonio, consistente en el apoderamiento de bienes ajenos de otras


personas de manera fraudulenta, empleando para ello fuerza en las cosas o bien violencia o
intimidación en las personas. Son precisamente estas dos modalidades de ejecución de la
conducta las que la diferencia del hurto, que exige únicamente el acto de apoderamiento.

CARACTERISTAS Y ELEMENTOS DE ROBO:

ELEMENTOS DEL DELITO DE ROBO: Para calificar el tipo penal lo


primero que hay que hacer es establecer si en la conducta desplegada por el
avente o sujeto activo, están presentes los elementos constitutivos del robo,
que en definitiva son los que le dan su naturaleza específica.

En el caso del robo los elementos constitutivos del mismo en sentido


general son cuatro:

1.     La acción de apoderarse de un bien


2.     El Apoderamiento ilegítimo mediante el uso de la fuerza o amenaza  
3.     Sobre cosa mueble
4.     La Ajenidad de la cosa
5.     El Valor de la cosa

La acción de apoderarse de un bien: representa el mismo concepto en


todos los delitos de carácter patrimonial, apoderarse es sinónimo de
adueñarse, es decir, lograr de algún modo sustraer una cosa mueble de la
esfera jurídica de un dueño o poseedor, en el caso del delito de Robo, el
agente emplea el uso de la fuerza sobre el objeto o la amenaza y hasta el
ataque físico para alcanzar su objetivo de despojar a su víctima de sus
pertenencias.

El apoderamiento ilegitimo: consiste en la sustracción de una cosa


mueble mediante el uso de la fuerza o la amenaza sin que exista el
consentimiento del dueño, es decir, el apoderamiento arbitrario de lo ajeno
se logra mediante la coacción que puede estar representado por el
sometimiento de la víctima mediante el uso de la fuerza física o al
establecer una amenaza de infringir un mal suficiente que permita vencer la
voluntad de protección de los bienes y se produzca la entrega al
delincuente.

 
La Cosa mueble: será lo que pueden ser llevado o transportado. En
principio, las cosas susceptibles de robo son aquellos objetos corpóreos o
tangibles, que debe tener un valor o gozar de apreciación personal o mejor
dicho que se ostente un derecho sobre ellos. El objeto del delito es una cosa
mueble ajena, respecto a ello el artículo 531 y siguiente del Código Civil,
establece que son bienes muebles los objetos materiales susceptibles de
apropiación. También debe indicarse que para el derecho penal el
significado de cosa mueble es más amplio, puede no solamente comprender
los muebles por su carácter representativo y, en algunos casos, las cosas
muebles por su naturaleza. El derecho penal determina el carácter de
mueble de una cosa atendiendo a su "transportabilidad" o movilidad, es
decir, si una cosa puede ser transportada para el derecho penal es "mueble".

La Ajenidad de la cosa: La cosa debe ser ajena, aspecto que implica un


requisito negativo ya que no le pertenece a quien la roba, como también
uno positivo pues la cosa pertenece a alguien quien de alguna manera tiene
que demostrar su titularidad.

El Valor de la cosa: representa la utilidad dada y el valor económico de


intercambio de una cosa mueble establecido en un momento determinado.
En el proceso es requerido el justiprecio, que será realizado por un perito o
experto, sobre el valor de la cosa robada. El valor es el elemento necesario
que justifica la apreciación proporcional del bien mueble y determina la
naturaleza y cuantía del daño causado.

ESTRUCTURA TÍPICA: pretende establecer el análisis de la norma


penal en cuanto a la composición del tipo penal del Robo establecido en el
artículo 455 del Código Penal, dentro de las peculiaridades que determinó
el legislador en la construcción normativa respecto a la forma básica y
complementaria. 

CARACTERISTAS: Tipos y grados de robo Otras cuestiones clave en los casos de


robo son: qué tipo de bienes se robaron y cuánto valía el bien en realidad. Esto
determina la categoría o el grado de los cargos por robo que un acusado podría
enfrentar. Muchas jurisdicciones crean grados de los delitos de robo. Por ejemplo, un
robo de tercer grado podría ser un delito menor que implica un bien con un valor
relativamente bajo en el mercado. Por otra parte, un robo de primer grado podría ser
clasificado como un delito grave por bienes robados con un valor por encima de un
límite establecido por la ley. Como alternativa, algunos estados categorizan un robo (o
delitos conexos) como “menor” o “calificado”. Robo menor Los robos menores o
“petit” ocurren típicamente cuando alguien roba un bien con un valor por debajo del
especificado por la ley. El monto por el que un robo se clasifica como “menor” varía
según la jurisdicción, pero un par de ejemplos serían bienes con un valor menor de
$1.000 o $500. Los robos menores generalmente se clasifican como delitos
relativamente leves, también conocidos como delitos menores. Robo calificado El robo
calificado, en cambio, se produce cuando el bien robado vale más que el límite de los
robos menores. Normalmente se utiliza el valor de mercado del bien al momento en que
es robado para determinar su valor a los fines de cargos menores o robo. El robo
calificado o las violaciones comparables, tales como hurto calificado, se clasifican como
delitos graves en todos los estados. Esta es la categoría más grave de los delitos y puede
tener consecuencias graves para las personas declaradas culpables de tales delitos.
Categorías adicionales de robo Las jurisdicciones pueden crear clases o categorías de
robo para abordar un tipo particularmente problemático de robo. Probablemente, el
ejemplo más conocido es el “robo calificado de automóvil”. Por lo general, estos tipos
de robos más estrechamente categorizados reciben castigos más duros que los robos
comparables estándar. Hable hoy con un abogado calificado en Ley Criminal Este
artículo pretende ser útil e informativo, pero los asuntos legales pueden llegar a ser
complicados y estresantes. Un abogado calificado en ley criminal puede atender a sus
necesidades legales particulares, explicar la ley y representarlo en la corte. Dé el primer
paso ahora y póngase en contacto con un abogado calificado en ley criminal cerca suyo
para hablar sobre su situación jurídica particular.

APODERAMIENTO:

Un apoderamiento, también denominado poder, permite que otra persona actúe en tu


nombre. En el trading, esto significa que puede hacerse cargo de tus cuentas de
inversión.

Un apoderamiento o poder es aquel que se utiliza, sobre todo, cuando uno está
incapacitado, por cualquier motivo, y necesita que otra persona se ocupe de todos sus
asuntos financieros.

Un apoderamiento o poder, en el trading, sin embargo, es lo que utilizan los


administradores de carteras de inversión y los brókers para llevar a cabo determinadas
acciones en representación de sus clientes. Entre estas acciones destacan la ejecución de
operaciones, la autorización de pagos y cobros y actuar como apoderado en
determinados documentos.

EL NO CONSENTIMIENTO Y LA VIOLENCIA:

El consentimiento nace de un sentimiento de motivación. En lugar de buscar un “no”,


asegúrate de recibir un “sí” activo.

Si tu pareja acepta, pero transmite preocupación o inseguridad, no hay consentimiento.

“No”, “no lo sé” o un silencio no son sinónimos de consentimiento.


Dado libremente

El consentimiento se debe dar sin presiones. No es correcto engañar, forzar o amenazar a


alguien para que diga que sí. Nadie puede dar su consentimiento si está inconsciente o en un
estado mental alterado, por ejemplo, bajo los efectos del alcohol o las drogas.

MODUS OPERANDI:

La expresión modus operandi (que en latín significa «modo de obrar») se refiere en general a
la manera de proceder de una persona o de un grupo de personas. Es de uso frecuente en
español y en otras lenguas. Puede utilizarse en numerosos contextos: organizacional, logístico,
profesional, científico y criminal.

FRECUENTES EN EL ROBO:

Robo por rotura de cerradura

El ingreso a través de puertas o ventanas es, por el general, la primera opción de todos los
ladrones que quieren acceder a un hogar o negocio.

En este sentido, es importante prestar atención a signos extraños en buzones, porteros,


ventanas o puertas de la vivienda, ya que podrían ser indicios de que un intruso intentó
ingresar.

Si este fuera el caso, conviene llamar a la policia y borrar las marcas hasta que no quede rastro.

Además, es aconsejable revisar el nivel de seguridad de las cerraduras y evaluar la necesidad


de reforzar esa área mediante una cerradura más resistente, o a través de la instalación de
sensores de aperturas y movimiento.

Ingresos por medianeras desprotegidas

Este es otro de los tipos de robos mas frecuentes que sufren los hogares, debido a que es un
punto de fácil acceso para los ladrones.

Son muchos los propietarios que normalmente desconfían y se sienten amenazados por las
medianeras que separa nuestra casa de otra.
En primer lugar, porque nuestro vecino podría no tener la misma preocupación en materia de
seguridad y, al no acudir a sistemas de seguridad y prevención, su hogar quedaría
desprotegido las 24 horas, aumentando los riesgos de la nuestra.

Otro escenario posible es cuando nuestra medianera es contigua a una obra en construcción.
Muchas obras carecen de niveles de seguridad, por lo que cualquier persona con intenciones
de robo podría ingresar al terreno.

La instalación de cámaras de seguridad es una gran opción para aumentar la seguridad en


nuestras medianeras.

Descuidos en el hogar

Otra de las causas de robo más comunes son ¡nuestras propias distracciones diarias!, que muy
bien son aprovechados por los ladrones.

En primer lugar, debemos saber que la ausencia en el hogar durante horas, días o semanas
siempre aumenta las probabilidades de sufrir un robo.

Si este fuera nuestro contexto, deberíamos implementar medidas de seguridad.

Otra distracción aún más grave es, por ejemplo, cuando nos olvidamos de cerrar una ventana o
una puerta.

Además, no contar con un sistema de iluminación preciso es un riesgo de seguridad. Otro


causa de robo frecuente es tener en los alrededores de la casa muchos arbustos o plantas.

Ambos casos son utilizados por los ladrones para esconderse y sorprendernos cuando menos
lo esperamos.

Como verás, existen varios tipos de robos, pero así también son fáciles de evitar.

Sólo hace falta identificar nuestras vulnerabilidades en materia de seguridad, estar atentos y
evaluar qué sistemas de seguridad y hábitos diarios podemos incorporar para estar protegido
todos los días.

Relación entre resistencia de la víctima y la fuerza impuesta por el victimario .


Planeación de un robo y elementos considerados:

Hay que reconocer el terreno donde se va a producir nuestro atraco: Ver donde están los
objetos que queremos robar, como se mueven los empleados, saber la posición de las
cámaras e intentar evitarlas.

Reconocimiento del personal enemigo

Una buena táctica para llevar el atraco con éxito es ir regularmente al sitio donde vamos a
llevar el atraco y entablar una relación con el personal. Así después nos zafaremos de
sospechas y nos servirá para ver que tan engañable es el enemigo. (Ojo, no abusar de esto, o
pueden empezar a sospechar de ti y estar mas atentos de tus movimiento)

Planear una coartada

Debes tener una coartada, lo más común es tener un amigo que diga “no, yo estaba con
él” pero eso no servirá, lo que deben conseguir es que alguien de una autoridad mayor que
crea que sabe donde estais. En algunos casos, el papel de esta autoridad puede ser tomado
por el mismo enemigo, para salir de toda sospecha.Otra idea, es que si tienes algún amigo o
familiar con autoridad (policia, empleado,….) y este acceda a ayudaros, es usarlo como
coartada

Planear ejecucción

Como entrarás, que dirás, cuando tomarás el objetivo, como te irás, como te
desaparecerás….. mentalizarte como vas a realizarlo el día del atraco y sobretodo, tener
varios planes de emergencia si no sale como es debido el plan

Debes saberlo todo y repasarlo una y otra vez en tu mente, no lo escribas y si lo haces,
quémalo. Asegurate, si vas con acompañantes, de que se sepan el plan perfectamente

2:EJECUCCIÓN
Ha llegado el momento de llevar a cabo el plan que tanto tiempo llevas meditando.
Seguramente la noche anterior no puedas dormir, de lo nervioso que estaras, y para eso,
tienes que saber controlar tus emociones porque te pueden pasar malas pasadas y
seguramente no quieras que eso ocurra, la verdad

Entrar

Tienes que entrar con naturalidad y tranquilidad, sin evitar llamar la atención. Intento ser
lo mas fluido posible y no actuar nervioso y hablar tartamudeando ni sudando. De ahí que
sea importante de que controles tus emociones.

Asalto

Actúa Rápido, calmado y no muy confiado. Si el robo consiste en que no te vean, se rápido
y hábil.

Si es un asalto, tienes que tener cómplices y todos muy claros de acuerdo a la


planificación, eliminar cámaras y ser lo más temerario.Ser muy coordinados

Huida

Teniendo ya el objetivo en tu poder, tratar de salir rápido, sin comprometer la misión


(todo esto ya tiene que haber estado planificado y con distintos planes por si el objetivo no
ha salido bién o como se esperaba

Se debe huir rápido y seguro.Evitar dejar testigos que te hayan visto

Desaparecer

Debes mezclarte, si usas un auto procura que sea un auto común, y debes eliminar en el
momento cualquier evidencia, y no dejar huellas. (incluyendo testigos) Después debes
asegurarte de no ser descubierto y si es así, tener un plan. En el caso de que hayas robado
dinero, intenta evitar hacer las transferencias de golpe, y hacerlo con cuidado de que las
autoridades no sospechen

MEDIOS DE COMISIÓN: VIOLENCIA FÍSICA O MORAL.


La violencia y la intimidación son hechos reprimidos tanto por el derecho penal como por el
derecho civil.

Se denomina violencia la coerción grave, irresistible e injusta ejercida sobre una persona
para determinarla contra su voluntad, a la realización de un acto jurídico. Asume dos
formas:

Violencia física o moral. La primera, también llamada fuerza, tiene lugar cuando la voluntad
se manifiesta bajo el imperio de una presión física irresistible.

La segunda o intimidación consiste en la amenaza de un sufrimiento futuro aunque


inminente.

En Roma el derecho pretoriano atribuía a la violencia física o moral una significación un


tanto distinta. La primera -vis absoluta- resultaba del empleo de un fuerza material que
reducía a la víctima a un estado pasivo, convertida en mero instrumento de la voluntad de
otro; destruia la voluntad, y por tanto el acto obrado carecía de existencia como acto
jurídico.

La violencia moral-vis compulsiva- en cambio, consistía en el temor actual de un mal


inminente: debilita la voluntad sin destruirla. El acto no era inexistente, pero como la
voluntad estaba viciada, se

Reconocía al sujeto el derecho a pedir la rescisión, independientemente de la acción de


daños y perjuicios. Se decía con una frase de los glosadores romanos que explicaba la
doctrina: “coactus voluit, sed tamen voluit”. Es decir, puesto ante dos males el coaccionado
optó por uno: la celebración del acto; pero si eligió consintió aunque imperfectamente.
Luego, el contrato existe, aunque es susceptible de anulación.

Esas distinciones han pasado más o menos desfiguradas al derecho moderno.

En Francia, la doctrina resta importancia a la diferenciación de violencia física o moral, pues


estima que en ambas hipótesis la voluntad se determina por el temor. Por otra parte es
doctrina corriente que los supuestos en que el agente sufre una presión material irresistible,
Ver Gr., Si es forzado a firmar llevado de la mano, y dirigido a pesar suyo, quedan al margen
de la nulidad prevista en el art. 1112 del código Napoleón; el contrato o acto no seria
simplemente nulo, sino inexistente. Tal la doctrina expuesta por Demolombe, larombiere,
Laurent, bufnoir, huc, demogue y Josserand.
El código civil argentino dispone “habrá falta de libertad en los agentes cuando se empleare
contra ellos una fuerza irresistible”.

Queda a criterio del juez determinar, según las circunstancias de hecho, si la violencia física
que se alega para pedir la nulidad de un acto era realmente irresistible.

AMENAZA INMINENTE O NO INMINENTE:

Un peligro inminente como “…cualquier condición o práctica en cualquier lugar de empleo


cuya naturaleza representa un peligro inmediato que se espera pueda causar la muerte o
una lesión física grave o donde la posibilidad inminente de dicho peligro puede eliminarse
mediante los procedimientos de aplicación que de otra manera nos brinda nuestra ley.

-El uso de fuerza letal debe corresponder a una amenaza letal inminente, que el artículo 7
define como el apuntar con un arma de fuego o amenazar con un arma punzocortante a un
agente de la autoridad, o a una víctima.

¿Recursos empleados con regularidad en la comisión de un robo, disfraces, ropa,


vehículo,armas?

También podría gustarte