Está en la página 1de 4

CAPITULO 4. MERCADO FINANCIERO Y ECONOMICO HONDUREÑO.

Instrumentos financieros con que cuentan el mercado hondureño


 Títulos Valores del Estado
Son aquellos que emite el Gobierno de la República o sus entidades
autónomas o descentralizadas, y el Banco Central de Honduras (BCH).
Independientemente del canal por medio del cual fueren adquiridos, éstos son
instrumentos que se consideran de menor riesgo para el inversionista.
En la actualidad son tres los tipos de Títulos Valores del Estado transados
en el mercado bursátil:
Letras BCH
(antes conocidas como Certificados de Absorción Monetaria)
Bonos BCH
Bonos Gobierno de Honduras (Bonos GDH)
Las principales colocaciones de estos instrumentos son manejadas en
Letras GDH y Bonos GDH, mediante la Subasta Pública de Títulos Valores del
Estado que realiza el BCH cada dos semanas los días lunes, o el día hábil
siguiente, en los casos de días feriados.
Asimismo, se realizan subastas extraordinarias cuando las condiciones
macroeconómicas del país lo demandan.
Estos títulos valores se representan por medio de anotación en cuenta en el
registro del Emisor que se lleva en el Banco Central de Honduras, y se negocian y
custodian en la Central Depositaria de Valores del Banco Central (DV-BCH).
Letras BCH

(Antes conocidos como Certificados de Absorción Monetaria)


Son títulos denominados “cero cupones”, o sea que él título no incorpora
una tasa nominal de interés, es por ello que su adquisición se realiza por medio de
un descuento de su valor nominal, el cual representa el rendimiento en la
transacción.
El comprador obtiene dicho rendimiento al vencer el instrumento. Los
plazos de estos instrumentos oscilan entre 90 y 364 días, mismos que los define el
BCH al momento de anunciar la Subasta; el BCH utiliza las Letras con fines de
estabilización monetaria, los coloca cuando el objetivo es restringir liquidez en la
economía, y los retira cuando busca inyectar liquidez y con ello reactivar la misma.
El producto de las colocaciones de las Letras debe quedar depositado en
una cuenta especial en el BCH, y no puede ser destinado a ningún otro fin distinto
del pago de estos instrumentos a su vencimiento.
Bonos BCH
Son instrumentos emitidos por el Banco Central de Honduras con fines de
estabilización monetaria (se inició su uso en octubre del 2016), los coloca cuando
el objetivo es restringir liquidez en la economía, y los retira cuando busca inyectar
liquidez y con ello reactivar la misma.
El producto de las colocaciones de los Bonos debe quedar depositado en
una cuenta especial en el BCH, y no puede ser destinado a ningún otro fin distinto
del pago de estos instrumentos a su vencimiento; son valores estandarizados
emitidos a plazos de 2 años, con pago de cupones (intereses) semestrales.
El atractivo principal para algunos inversionistas del sector financiero
hondureño es que este instrumento les permite cubrir los requerimientos de
inversiones obligatorias establecido por el BCH.
Letras Gobierno de Honduras (Letras GDH) y Bonos Gobierno de
Honduras (Bonos GDH)
Son instrumentos cuyo objetivo es financiar las necesidades del Gobierno
Central por medio de la Secretaria de Finanzas, estas necesidades pueden ser
para financiar el gasto público o inversiones de capital que ejecuta el Estado;
estas emisiones son administradas por el BCH.
Las Letras y Bonos se distribuyen en tres tipos de emisiones con las
siguientes características: Letras hasta 1 año plazo tipo cero cupón; Bonos a 3, 5,
7 y 10 años amortizados al vencimiento y con tasa de interés según las
condiciones de mercado, pagaderas en forma semestral.
 Evolución de la economía del país
En la primera década del siglo XXI, Honduras se convirtió en el tercer
mayor exportador de textiles a los Estados Unidos después de China y México. Un
gran porcentaje de las exportaciones hondureñas, son dirigidas a los Estados
Unidos, el cual es su principal socio comercial.
El gobierno lleva a cabo proyectos para promover y expandir el sector
industrial, diversificar la agricultura, mejorar los medios de transporte y desarrollar
proyectos hidroeléctricos.
A pesar de los altos niveles de desempleo e inflación del 5%, en los últimos
años la economía hondureña ha demostrado un crecimiento sostenido anual de un
5%.
Con la firma del Tratado de Libre Comercio entre los Estados Unidos de
América, Centro América y la República Dominicana (CAFTA), y más
recientemente Canadá, se espera mucha más inversión extranjera y mayor
crecimiento económico.
En el período 1990/2003, el valor de las exportaciones registró un
crecimiento anual de 3.3%. Durante este período se observaron dos tendencias:
La primera (período 1990/1998) cuando la economía registró un crecimiento
anual de 8.3%
Y la segunda (periodo 1999/2003) en el cual se registró una caída anual de
1,8% debido a las secuelas del impacto que dejó el huracán Mitch a su paso por
Honduras. Así como la caída de los precios internacionales del café uno de los
soportes de la economía hondureña.
Las importaciones por otro lado crecieron en 10 % durante este periodo,
principalmente por las nuevas políticas de liberación de la economía. Estas
políticas generaron el crecimiento del consumo, asimismo el proceso de inversión.
Desde 2004 hasta el 2007, el PIB real en Honduras creció a más del 6% por
año. Durante el 2006 y 2007 las tasas de crecimiento del PIB fueron más altas de
lo que habían sido durante los cuatro años anteriores, con Honduras a la cabeza
de los países centroamericanos con la excepción de Costa Rica. En el 2008 la
expansión desaceleró, pero aun así creció en 4% en términos reales, la cual fue la
tasa más alta de la región. En la segunda mitad de 2008, la economía mundial
entró en su peor recesión en más de 60 años, lo que repercutió gravemente en la
economía hondureña. La crisis política que terminó en la destitución del
presidente, José Manuel Zelaya Rosales agravó aún más la situación y Honduras
experimentó un decrecimiento en su economía (-2%).
El país actualmente se ve afectado por la pandemia que a nivel mundial se
desarrolla, nuestra economía se ve afectada por el cierre de empresas que ha
provocado mucho desempleo, suspensión temporal de empleados, esto afecta
definitivamente nuestro producto interno bruto, así como el poder adquisitivo de
cada uno de los hondureños.
 Evolución de la economía del sector que opera la empresa.
Pero podemos observar que un negocio como un supermercado es el
que tiene un mayor futuro de crecimiento ya que los alimentos de primera
necesidad siempre serán necesarios para el diario vivir de las personas,
convirtiendo al supermercado en un lugar de primera necesidad para la población
de nuestra ciudad.

La tendencia futura de los supermercados está evolucionando con gran


rapidez y aceptación por los consumidores, de realizar sus compras por medios de
plataformas electrónicas, redes sociales y sistemas de mensajería (WhatsApp) así
como inclusión de servicio a domicilio entre otros.

Actualmente en nuestra ciudad varias empresas que se dedicaban a otro


rubro están optando por reinventarse e incursionar en el ámbito de los
supermercados ya que se ha observado que, desde cualquier punto de vista, los
supermercados son altamente rentables.

Lo positivo que está pasando en la industria de los supermercados es el


volumen de ventas que este tipo de empresas están teniendo a pesar de la crisis
económica que se está pasando. Lo negativo será la gran cantidad de abarroterías
y bodegas que actualmente se están aperturando en la ciudad. La gran
oportunidad que se tendría es que se atendería a la clase media baja y se tendría
un mejor acceso a nuestros productos por la ubicación que se tendrá y las
alianzas estratégicas que se podrán dar. La amenaza seria las nuevas empresas
que se están reinventando para convertirse en supermercados como es el caso de
tiendas El Compadre que ahora está convirtiendo es supermercado y varias
ferreterías que venden productos de la canasta básica como la Mundial y El
Jordán y a su vez están acaparando una parte del mercado de este rubro.