Está en la página 1de 18

1

TRIBUNAL CALIFICADOR
28-ENERO-2021

DE ELECCIONES
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

EN LO PRINCIPAL: RECLAMA DE RESOLUCIÓN QUE RECHAZA CANDIDATURA; PRIMER OTROSÍ:


ACOMPAÑA DOCUMENTOS; SEGUNDO OTROSÍ: SOLICITA OFICIOS; TERCER OTROSÍ: SOLICITA
VISTA DE LA CAUSA: CUARTO OTROSÍ: PATROCINIO Y PODER.

S.J. DEL TRIBUNAL CALIFICADOR DE ELECCIONES

MARÍA ALEJANDRA SEPÚLVEDA PEÑARANDA​, periodista, cédula de identidad 11.415.656-6,

con domicilio en Rinconada El Salto 955, Dpto 1402, comuna de Huechuraba, a US.

respetuosamente digo:

Que por la presente, vengo en deducir reclamación contra la Resolución Núm. O-27 del Servicio

Electoral de fecha 21 de enero de 2021, publicada en el Diario Oficial el día 23 del mismo mes,

que acepta y rechaza candidaturas al cargo de Convencional Constituyente declaradas por

partidos políticos, pactos entre partidos políticos, listas entre independientes e independientes

fuera de lista; y en particular por el rechazo de mi candidatura declarada para el cargo de

convencional constituyente en el Distrito Nº11, por las razones de hecho y de derecho que

expondré, solicitando se ordene al Servicio Electoral aceptar la declaración de mi candidatura e

inscribirla en el Registro Especial correspondiente.

ANTECEDENTES PREVIOS

Con fecha 10 de enero de 2021, y conforme a las disposiciones constitucionales y legales que

rigen la Elección de Miembros de la Convención Constitucional, convocada por Decreto Exento


2
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

1.886 del Ministerio del Interior, publicada en el Diario Oficial el pasado sábado 28 de

noviembre de 2020, concurrí junto a Milan Marcos Ivelic Kusanovic, Carola Patricia Fredes

Tolorza, Claudio Marcelo Guzman Fernandez Del Rio, Carolina Beatriz Contreras Dupre, Felipe

Alberto Elias Vera Peñaloza, y Pablo Enrique Carrasco Villablanca, al Servicio Electoral, a

declarar la lista de candidatos y candidatas independientes “INDEPENDIENTES POR LA NUEVA

CONSTITUCIÓN”, para lo cual hicimos ingreso de todos los documentos requeridos por la

legislación.

Con anterioridad a esa declaración, en los primeros días de diciembre de 2020, y haciendo uso

del sistema informático dispuesto por el Servicio Electoral para formar el expediente de

declaración de candidatura y recoger patrocinios para candidaturas independientes, realicé el

trámite de “habilitación” requerido por dicho servicio, habiendo sido aprobada mi inscripción

como “pre-candidata” independiente a la Convención Constitucional el día 10 de diciembre de

2020, sin reparo alguno. Con ello, el Servicio Electoral había validado por medio de un acto

jurídico, aunque fuere preliminar, mi natural comprensión y entendimiento en cuanto a

haberme presentado como candidata independiente, sin afiliación a partido político alguno.

Cabe mencionar que el procedimiento de habilitación y de patrocinio en línea, inédito en la

historia electoral de Chile, era exclusivo para ciudadanos y ciudadanas independientes de

partidos políticos, y fue diseñado por el Servicio Electoral con un sistema de “postulación” a

través de mensaje de correo electrónico, el cual era revisado a nivel de direcciones regionales

de dicho servicio, para luego incorporar los nombres de estos pre-candidatos y pre-candidatas a

una nómina que permitía a ciudadanos independientes del respectivo distrito, otorgar su

patrocinio, firmando electrónicamente con el sistema de Clave Única, conforme a la ley.


3
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

Como consecuencia de ese proceso, durante aproximadamente un mes en que el sistema se

encontró disponible, reuní el patrocinio de 3914 electores y electoras del Distrito 11, que

apoyaron mi voluntad de participar en la elección de convencionales constituyentes en calidad

de ciudadana independiente.

Como cuestión previa a realizar estos actos, y atendiendo a la sugerencia de personas con las

cuales compartí la formación de un movimiento de independientes, semanas antes de realizar

esta postulación, utilicé el sistema de consulta en línea del Servel, para verificar el

cumplimiento de todos los requisitos para ser candidata. Como era de esperar, dado que nunca

he formado parte de partido político alguno, el sistema electrónico confirmó que para mi

nombre y número de cédula de identidad, no registraba militancia en partido político.

Así, me resultó perfectamente coherente que mi postulación al sistema de formación de

expediente de candidatura y patrocinios en línea fuera aceptada sin observación alguna, ya que

me presentaba como una ciudadana independiente y no había militado nunca en un partido

político.

Por todo lo anterior, he recibido con total sorpresa e incredulidad la resolución que por esta

presentación vengo en reclamar que, con fecha 21 de enero de 2021, ha tenido por rechazada

la declaración de mi candidatura, fundada en la causal de haber sido la candidata

“DECLARAD(A) COMO INDEPENDIENTE, PERO REGISTRA AFILIACIÓN EN PARTIDO POLÍTICO

DENTRO DEL PLAZO LEGAL. ART. 5 INCISO 6º, LEY Nº 18.700. DISPOSICIÓN TRIGÉSIMA SEXTA

TRANSITORIA, CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LA REPÚBLICA.”


4
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

Fundo la reclamación, por tanto, en el error que, de buena o mala fe, necesariamente ha

cometido un partido político, de registrar mis datos como si fuera militante, sin mi

conocimiento ni consentimiento; y que al haber informado de ello al Servicio Electoral, ha

acarreado el rechazo de mi candidatura, con el perjuicio anímico y reputacional que me ha

significado, además de la vulneración de mi derecho constitucional a participar en una elección

popular, así como a mi libertad personal para decidir pertenecer a una agrupación política.

LOS HECHOS

Como se ha señalado en los párrafos anteriores, la resolución Núm. O-27 del Servicio Electoral,

que acepta y rechaza candidaturas al cargo de Convencional Constituyente declaradas por

partidos políticos, pactos entre partidos políticos, listas entre independientes e independientes

fuera de lista, de fecha 21 de enero de 2021, publicada en el Diario Oficial el día 23 del mismo

mes; tuvo por rechazada mi candidatura por la causal: ​“DECLARAD(A) COMO INDEPENDIENTE,

PERO REGISTRA AFILIACIÓN EN PARTIDO POLÍTICO DENTRO DEL PLAZO LEGAL. ART. 5 INCISO 6º,

LEY Nº 18.700. DISPOSICIÓN TRIGÉSIMA SEXTA TRANSITORIA, CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LA

REPÚBLICA.”

Lo anterior quiere decir que, de acuerdo a la información con que cuenta el Servicio Electoral,

mi nombre y cédula de identidad estuvieron registrados como si tuviera militancia en un

partido político, en supuesta contravención a lo establecido en la disposición transitoria 36º de

la Constitución Política de la República, que señala que “​los candidatos independientes a

convencional constituyente, vayan o no en lista de independientes o asociados a un partido


5
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

político; (…) no podrán haber estado afiliados a un partido político dentro del lapso

comprendido entre el 26 de octubre de 2019 hasta el vencimiento del plazo para declarar

candidaturas.”

El rechazo de mi candidatura es erróneo, injusto, y vulnera mis derechos, por cuando ​nunca he

consentido en ingresar a militar a un partido político, cualquiera este sea.

En los días que han seguido al rechazo de mi candidatura, he llevado adelante averiguaciones

ante el Servicio Electoral, indagando respecto de los antecedentes que se habrían tenido en

consideración para fundar dicha resolución. Por la premura que requiere reunir antecedentes

para, primero, entender por qué se había producido el rechazo y, segundo, fundamentar el

presente reclamo, estas averiguaciones han sido verbales, sin embargo, la información

obtenida resulta consistente para sostener que el Servicio Electoral recibió en algún momento

entre los años 1988 y el inicio del período de refichaje de partidos políticos del año 2016, de

parte del partido Renovación Nacional, información respecto a que yo había ingresado a militar

a dicha tienda política.

El detalle de tal información, al que no he tenido acceso, sólo es conocido por las 2 instituciones

mencionadas, de manera que, en el segundo otrosí del presente escrito, se solicita a este

Excelentísimo Tribunal que oficie a ambas, de manera que puedan aportar antecedentes que

esclarezcan este error.

Las averiguaciones emprendidas me han permitido conocer, asimismo, que en el mes de abril

del año 2020, el partido Renovación Nacional procedió a desafiliar de oficio a más de 70 mil

personas que, habiendo formado parte de sus registro de militantes, no habían manifestado
6
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

voluntad de mantener tal calidad a través del refichaje y se consideró, por lo tanto, no cumplían

las condiciones para ser reconocidos como militantes de Renovación Nacional.

Puede colegirse, por tanto, que desde algún momento que desconozco, hasta el mes de abril de

2020 fui, sin mi consentimiento, y sin haber sido siquiera informada, sin nunca recibir

comunicación alguna al respecto, ni haber participado en actividad partidaria de ninguna clase,

supuesta militante de Renovación Nacional, partido en el que, insisto, jamás realicé actividad

partidaria alguna, no voté en elecciones internas o primarias, no pagué cuotas, no postulé a

cargos ni tampoco participé de campañas de sus candidatos, por cuanto no sabía ni había

aceptado en momento alguno tener algún vínculo con dicho partido.

Esta eventual inclusión en los registros de militante constituye, por lo bajo, un craso error; y

podría ser consecuencia de acciones ilegales a través de las cuales se abusó de mis datos

personales sin mi conocimiento, o que eventualmente podrían configurar una falsificación, sea

de los documentos propios del partido político en cuestión, o incluso de mi firma, si es que

dicha forma de identificación hubiera sido requerida en el acto simulado por el cual se me tuvo

como militante.

Para mayor gravedad, esta inclusión como militante en los registros de un partido político,

constituye un perjuicio gravísimo para mi persona, por cuando me impide realizar mi voluntad

de participar como candidata en la elección de miembros de la Convención Constitucional,

vulnerando derechos que me garantiza la Constitución Política de la República como persona, a

asociarme con libertad a cualquier asociación, sin ser obligada a hacerlo; y como ciudadana, en

mi derecho a optar por cargos de elección popular.


7
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

La inclusión sin mi voluntad como militante a los registros de un partido político me perjudica,

con certeza, en la actualidad, sin embargo tiene la potencialidad de haberme perjudicado

anteriormente, sin que yo llegara a enterarme de cómo podía influir en mi vida esta condición

de militante de partido político que me era desconocida. Como periodista que ejerció la

profesión en medios de comunicación durante años, ha sido importante en mi trayectoria

mantener posiciones que garanticen mi independencia y eviten cualquier conflicto de interés,

siendo la militancia en un partido totalmente contraria a ese propósito personal y profesional.

Enterarme súbitamente que por 30 años habría sido militante de un partido, y que en calidad

de tal se puede haber puesto en duda mi imparcialidad profesional o se me podrían haber

cerrado oportunidades laborales, me resulta no sólo sorpresivo, sino también de sumo

agraviante.

Los últimos 10 años de mi ejercicio profesional los he vivido como Directora Ejecutiva de una

organización sin fines de lucro que realiza acciones en favor de mujeres del más amplio

espectro político, velando por la igualdad de género desde una perspectiva que busca no

asociarse a posiciones políticas contingentes, sino por el contrario, tiene por objeto incidir en

tomadores de decisiones de distintas posiciones políticas o líneas ideológicas. Haber realizado

este trabajo siendo militante de un partido político, afiliación que pudo haber sido conocida por

algunos de ellos, aún siendo ignorada y no deseada por mí, podría haber llevado a quien

ignorara mi convicción de actuación desde la independencia política, a restar credibilidad a las

posiciones defendidas en favor de los fines de la Fundación a la que he representado.


8
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

Como puede entenderse, el perjuicio real que se produce actualmente al privarme de participar

en una elección como ciudadana independiente, se ve incrementado en magnitud imposible de

estimar, al mirar las múltiples instancias en que, a lo largo de 30 años, haber sido militante de

un partido político, sin querer serlo y sin siquiera saberlo, puede haber producido en mi vida y

mi carrera.

El perjuicio no termina ahí, sin embargo. Cierto es que el interés manifestado de ser candidata y

ser parte de la Convención Constitucional conlleva que sea perjudicada al rechazarse mi

participación; pero en las condiciones actuales, después de un período durante el cual me

presenté ante el electorado como pre-candidata, solicitando patrocinio de ciudadanos y

ciudadanas a través de una plataforma informática del mismo Servicio Electoral competente

para definir si una persona está habilitada o no para ser candidata, el rechazo de mi

candidatura causa un perjuicio a 3914 personas que me otorgaron su patrocinio, y que me

apoyaron justamente porque pretenden ser representados en la Convención Constitucional,

por personas independientes, como entendieron, y se les hizo entender desde el propio Servel,

que soy yo.

Finalmente, cabe hacer presente que durante los últimos meses, he trabajado e invertido

recursos personales y económicos en preparar una campaña para participar de la elección de

convencionales constituyentes como candidata independiente, con la convicción de que,

obteniendo los patrocinios ciudadanos pertinentes, lograría el objetivo de llegar a la cédula

electoral.
9
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

Mi convicción de ser ciudadana independiente se vio reforzada no sólo por el hecho de haber

obtenido la certificación de serlo de parte del sistema informático de Servel, sino porque

cuando solicité se me habilitara para recoger patrocinios como pre-candidata independiente, a

través del propio sitio web del Servel, mi solicitud fue aprobada sin cuestionamientos, acto

jurídico y resultado que interpreté como confirmación de estar presentando antecedentes que

daban cuenta de que estaba habilitada para ser candidata, o dicho de otra manera, de que

cumplía con los requisitos para serlo.

Tal ha sido la convicción interna con la que he levantado una candidatura como independiente,

asistiéndome la certeza, que ahora se me pretende desconocer contra mi conocimiento y

voluntad, de no tener compromiso alguno con partidos políticos, ni haberlo tenido a lo largo de

mi trayectoria personal y profesional.

Como es evidente, no está en mis capacidades el acreditar fehacientemente, a través de

documentos con que no cuento y que no pueden existir, los hechos negativos en que se

sostiene la presente reclamación, esto es, que nunca he consentido en formar parte de un

partido político. Por esta razón en uno de los otrosíes del presente escrito, se solicita a SSE

oficiar a Servel y al partido Renovación Nacional, para que aporten los documentos en virtud de

los cuales habría sido registrada como militante de dicho partido político, contra mi voluntad,

para poder revisar su autenticidad.

En definitiva, haya sido la militancia que se me ha atribuido un error o abuso de mis datos

personales, con buena o mala fe, es un hecho que la resolución que rechazó mi candidatura se

fundamenta en un antecedente falso y alejado absolutamente de la realidad, en la cual durante


10
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

toda mi vida, y también durante el período de 32 años en que supuestamente milité en un

partido, he sido una ciudadana independiente, que he conducido en mi vida personal,

profesional y política como tal, sin responder a compromiso o militancia alguna ni realizar

actividad asociada a algún partido político de ninguna clase.

EL DERECHO

Como se ha señalado anteriormente, la inscripción contraria a mi voluntad al registro de

militantes de un partido político, se ha realizado vulnerando mi derecho de libertad de

asociación, garantizado en el numeral 15º del Artículo 19º de la Constitución Política de la

República, habiéndose establecido una vinculación jurídica y política entre mi persona y un

partido político de manera no voluntaria, y sin mi conocimiento.

Asimismo, y también parte del catálogo de garantías fundamentales, se ha violado la

establecida en el Artículo 19º Nº 17, que asegura a todas las personas la admisión a todas las

funciones y empleos públicos, sin otros requisitos que los que imponen la Constitución y las

leyes, puesto que en el presente caso, se me está privando de la posibilidad de ser candidata y

potencialmente convencional constituyente, pese a cumplir con todos los requisitos legales y

constitucionales exigibles.

En cuanto ciudadana, el rechazo de la candidatura fundado en mi supuesta militancia, viola

también mi derecho establecido en el artículo 13 inc. 2° de la Constitución Política de la

República, que señala que: “La calidad de ciudadano otorga los derechos de sufragio, de optar a

cargos de elección popular y los demás que la Constitución o la ley confieran.”


11
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

La incorporación sin mi consentimiento al registro de militantes de un partido viola, por cierto,

las normas que dan forma a la regulación de los partidos políticos en Chile, partiendo por el

Artículo Nº 1 de su Ley Orgánica Nº 19.984, que los define como ​“asociaciones autónomas y

voluntarias (…), integradas por personas naturales que comparten unos mismos principios

ideológicos y políticos”.​ Nada de ello se cumple en este caso: no hay voluntad de afiliación, ni

tampoco comparto necesariamente los principios ideológicos y políticos de algún partido, razón

esta última que, entre otras, me lleva a perseverar en la voluntad que he tenido siempre de

permanecer como una ciudadana independiente, sin militancia política.

La voluntariedad de la militancia ha adquirido una mayor relevancia en años recientes, luego de

que, en una decisión legislativa desafortunada, entre los años 2016 y 2017, al reformar la ley de

partidos políticos, se resolviera que aquellas personas que, habiendo alguna vez tenido la

calidad de militantes, mantendrían dicha calidad, aunque sin derechos, cuando no manifestaran

la voluntad de continuar una vida de militancia activa a través del denominado “refichaje”.

Hecho conocido es que, por efecto de esta norma, cientos de miles de personas que tenían

militancia, se abstuvieron de revalidar su pertenencia, lo que les ha traído efectos negativos

posteriormente. Esto se ha transformado en un problema al punto que el Congreso debió,

recientemente, aprobar una modificación legal para revertir esa decisión, reconociendo la

decisión de no “reficharse” en un partido, como un acto que denota voluntad de no formar

parte de su militancia.

Este cambio normativo, que se encuentra en este momento en trámite de control en su

constitucionalidad por el Tribunal Constitucional, por Oficio N° 16.201 de la Cámara de

Diputados da cuenta de que nuestra legislación transita a reforzar la voluntariedad de la


12
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

militancia, reconociendo para todos los efectos legales como independientes, a quienes no se

hayan refichado en partidos políticos después de 2017. Siendo este el caso, resulta de toda

lógica que, si personas que fueron militantes de partidos políticos, afiliación que conocieron y

consintieron, serán reconocidas como independientes por el hecho de no renovar esa

manifestación de voluntad; yo que nunca consentí en ingresar a un partido, ni tuve

conocimiento del uso que se estaba haciendo de mis datos, sea reconocida también como

independiente, atendiendo a un principio de voluntariedad y también de realidad.

Más allá de los efectos que tiene la fundamentación del rechazo de mi candidatura sobre un

antecedente falso, es necesario establecer que la norma empleada para discriminar y descartar

mi candidatura es una norma especial, que busca proteger bienes jurídicos como la estabilidad

de los partidos políticos, limitando el libre flujo de personas entre partidos con propósitos de

mera conveniencia electoral, y evitando confundir al electorado.

Siendo tal propósito un objetivo razonable para el ordenamiento jurídico, al tratarse de una

norma que limita libertades personales, como las de afiliarse y desafiliarse libremente y

competir en elecciones; para proteger un interés de bien común e institucional, debe ser

aplicada de manera estricta para el cumplimiento de su propósito pues, de lo contrario, se

estarían limitando estas libertades personales, garantizadas en la Constitución, sin una

justificación suficiente.

Como puede apreciarse del relato que se ha hecho precedentemente, la ignorancia absoluta en

la que estuve de mi falsa militancia por más de 30 años, implica que no he tomado decisión

alguna de afiliación o desafiliación (y mal podría haber adoptado esta última si no tenía ningún
13
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

conocimiento de una previa afiliación), ni menos que haya empleado el sistema para efectos de

una conveniencia electoral personal, por cuanto esta es la primera vez en que, por tratarse de

una elección especialísima en que se han mejorado las condiciones para poder competir como

independiente, he manifestado interés en asumir una candidatura, participando personalmente

de un proceso eleccionario.

La fundamentación falsa del rechazo, y la consecuente privación al ejercicio de mi derecho a

optar a un cargo público a través de una elección popular, contravienen el principio pro

participación, en virtud del cual la aplicación e interpretación de las normas debe orientarse

hacia la mayor participación de ciudadanos. Así lo ha entendido el el Excmo. Tribunal Calificador

de Elecciones al señalar (énfasis agregados): ​“… cualquier omisión en que incurran dichas

colectividades …., no pueden afectar a quienes legítimamente pretenden ejercer el derecho de

ser elegidos, como el de la generalidad de los ciudadanos a elegir, de un número adecuado de

candidatos, a las autoridades de elección popular.”

Y continúa: ​“Son los principios de participación ciudadana, como extensión de la soberanía

basados en el régimen democrático de gobierno, los que motivan a este tribunal a decidir en la

forma que se ha expresado, al considerar que se atiende en mayor medida al garantizar la

manifestación de voluntad de quienes se afilian o desafilian de los partidos políticos, el derecho

consagrado constitucional”. (Sentencia del Excmo. Tribunal Calificador de Elecciones Rol

78-2008).

La jurisprudencia reciente de este Excelentísimo Tribunal Calificador de Elecciones ha dado

lugar a reconocer la voluntad de una ciudadana como fuente principal para producir efectos en
14
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

su vinculación con un partido político, al expresar: ​“Que, este Tribunal llega a la convicción que

no es atribuible a la señora XXXX ni la desafiliación genérica realizada por el Partido Renovación

Nacional, ni las consecuencias de tal acto, por lo que no le afecta ningún impedimento para ser

considerada como candidata independiente. (…) Que, en concordancia con lo ya señalado, este

Tribunal en sentencias anteriores, verbigracia, el N°187-2008, ha razonado frente a esta misma

materia, señalando, que “debe atenderse a la expresa manifestación de voluntad de quienes se

afilian o desafilian de los partidos políticos” y, por ende, no a las actuaciones que realicen por

ellos los partidos políticos. En el mismo sentido se ha pronunciado este Tribunal en las causas

Roles N°77-2008 y N°79-2020.” (​ Sentencia del Excmo. Tribunal Calificador de Elecciones Rol

178-2020)

Conforme a dicha jurisprudencia, considero que resulta coherente ponderar, en una situación

que si bien no es igual, reviste similitudes en lo que se refiere a los efectos de actos que no han

considerado la voluntad de una ciudadana, que en mi caso puede y debe concluirse que soy y

he sido siempre una ciudadana independiente y que, por lo tanto, el rechazo de mi candidatura

es contrario a derecho.

Discusiones de características similares a la que me afecta se han dado en reiteradas ocasiones

ante SSE. Más allá de las características particulares de cada caso, hay elementos que son

comunes a las sentencias que los han resuelto, siendo uno de ellos el que el Excmo. Tribunal

Calificador de Elecciones ha entendido que debe privilegiarse la voluntad manifiesta, por sobre

realidades formales que pueden ser reflejo de insuficiencias o errores. Tales situaciones,

cuando se trata de candidaturas de independientes que serán presentadas por partidos

políticos o los pactos de los que estos forman parte, son con bastante facilidad y sorprendente
15
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

humildad, reconocidos por estos partidos como “errores involuntarios” lo que, por cierto,

refuerza el razonamiento de SSE en orden a que debe atenderse a la voluntad manifiesta, más

que a formalidades que, frecuentemente como se ha dicho y queda constancia al revisar la

jurisprudencia de este tribunal, están afectadas por errores cometidos por los partidos

políticos. (En este sentido, Sentencias de este Excmo. Tribunal Calificador de Elecciones Rol

77–2008 y Rol 79-2008; así como del Primer Tribunal Electoral Metropolitano, de fecha 25 de

agosto de 2004)

POR TANTO​; de acuerdo a los fundamentos de hecho y derecho expuestos precedentemente, y

lo señalado en los Artículos 36º transitorio de la Constitución Política de la República; 13º, 19º

Nº15; y Nº17, de la misma carta fundamental, en la Ley Nº 18.700 Orgánica Constitucional

sobre Votaciones Populares y Escrutinios, Ley Nº 19.984, Orgánica de Partidos Políticos; y en la

Ley Nº 18.460 Orgánica del Tribunal Calificador de Elecciones, así como en el Auto Acordado

sobre funcionamiento y tramitación de las causas y asuntos que deben sustanciarse ante el

Tribunal Calificador de Elecciones;

SOLICITO A S.S. EXCELENTÍSIMA​.: Se sirva tener por interpuesta reclamación en contra de la

Resolución Núm. O-27 del Servicio Electoral de fecha 21 de enero de 2021, publicada en el

Diario Oficial el día 23 del mismo mes, la acoja a tramitación, y en definitiva deje sin efecto en

lo pertinente la mencionada resolución, ordenando la consiguiente aceptación e inscripción de

la candidatura a convencional constituyente por el Distrito 11, Región Metropolitana de

Santiago, en calidad de independiente, declarada por la lista ​Independientes por la Nueva


16
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

Constitución​, de doña ​MARÍA ALEJANDRA SEPÚLVEDA PEÑARANDA​, en el Registro Especial de

candidaturas para dichas elecciones.

PRIMER OTROSÍ: Por la presente, solicito a SSE tener presente que, para la más eficaz defensa

de mis derechos como candidata, haré uso de todos los medios de prueba que me entrega la

ley, y en este acto vengo en acompañar:

1.- Resolución Núm. O-27 del Servicio Electoral de fecha 21 de enero de 2021, publicada en el

Diario Oficial el día 23 del mismo mes.

2.- Captura de pantalla de sitio web de presentación de Alejandra Sepúlveda Peñaranda, con

mención: “Sí, soy independiente. No pertenezco a ningún partido político a ser independiente”.

3.- Copia de comunicación del Servicio Electoral, que informó a doña Alejandra Sepúlveda

Peñaranda, su habilitación como pre-candidata para recibir patrocinios, sin observación alguna

a la calidad de independiente declarada.

4.- Certificado emitido por el Servicio Electoral, que señala que no tengo afiliación a partido

político.

SEGUNDO OTROSÍ: Que vengo en solicitar a SSE. remitir oficios al Servicio Electoral, y al partido

Renovación Nacional, ordenando aportar a la presente causa, copia de los documentos que

obren en su poder, y que den cuenta de la manifestación de voluntad de María Alejandra

Sepúlveda Peñaranda de incorporarse como militante del mencionado partido político. En


17
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

subsidio, para el caso en que no existan en su poder documentos suficientes para acreditar esa

manifestación de voluntad, que así lo señalen de forma explícita, a través de sus representantes

autorizados.

TERCER OTROSÍ: Solicito a SSE que, conforme a lo establecido en el Artículo 49º del Auto

Acordado sobre funcionamiento y tramitación de las causas y asuntos que deben sustanciarse

ante el Tribunal Calificador de Elecciones, se sirva decretar el oír alegatos en esta causa, toda

vez que puede resultar necesario y útil realizar una exposición detallada de las circunstancias

que determinaron el rechazo de la candidatura.

CUARTO: ​Solicito a SSE. tener presente que vengo en designar abogado, y conferir patrocinio y

poder a don ​NICOLÁS MUÑOZ MONTES​, cédula de identidad 13.672.319-7, con domicilio en

Alcántara 200, oficina 401, Las Condes; y dirección electrónica ​nicolas.munoz@aylwinycia.cl​.


18
Firmado electrónicamente. CVE: 3F5691

CVE: 3F5691
Puede validar este documento en https://validador.firmaya.cl

También podría gustarte