Está en la página 1de 1

FARO

consultoría musical

Cada vez me convenzo más que la labor de un músico hoy en día va más allá

de solo componer, producir o interpretar. La digitalización de la música y los


avances tecnológicos en el presente han generado un cambio drástico en la velo-
cidad tanto de oferta como de demanda. Los tiempos cada día son más volátiles
y las cosas son más intangibles y perduran menos. No hay nada negativo que tenga
que ver con esto, por lo contrario, hoy la labor de un músico involucra muchas
otras actividades que hacen de este más productivo y eficaz en su desarrollo si
conoce y maneja juiciosamente su trabajo. Por estas razones, decidí emprender
un negocio que funcione a raíz de esta problemática. Quiero llevar a cabo una
agencia que pueda acompañar a los artistas en un proceso de alcanzar los objeti-
vos y metas que estos se propongan y trasladarlos hacia un caso de éxito.

¿Cómo lo haría? En primer lugar, en el caso que el cliente no esté presente en


el país, no hace falta la presencia personal de este en la agencia , virtualmen-
te junto a mi equipo me reuniré con el artista a conversar y preguntarle datos
claves para diagnosticar al artista y ser más objetivos con la estrategia que
se va a desarrollar.
Luego, según el plazo de los objetivos empezaremos a diseñar una estrategia seg-
mentada en todos los campos del sector por los que las metas y objetivos van
alineadas.
Todo esto concluye en un entregable, que sería un manual de instrucción para
que el artista pueda seguir el paso a paso teniendo en cuenta fechas, inversio-
nes y acciones que debería seguir para alcanzar las metas y objetivos esperados.
Todo esto mencionado, hace parte de mi propuesta de valor.

¿Cuanto cobro por este servicio? Al haber tanta velocidad en la oferta y deman-
da, muchos artistas necesitan sacar mucho material y saber promocionarse para
mantenerse vigentes. Muchos de estos, no tienen la capacidad económica para
pagar mes a mes un equipo de trabajo que se encargue de desarrollar y hacerle
seguimiento al proyecto. Me di cuenta también que estos sí pueden pagar un fee
por producción musical para grabar un material, es por eso que el modelo de
cobro a los artistas, vendría en calidad de un pago por el entregable. Este
pago, vendría siendo contemplado según: duración de la campaña, objetivos de
esta, proyección económica y aliados estratégicos asociados a la agencia.

¿A qué tipo de artista le vendo mi servicio? Por lo eficaz dentro de la toma de


decisiones, preferí trabajar con artistas solistas que se encuentren alrededor
de los géneros: indie, rock, r&b y hip-hop. Mi relación con el cliente va a ser
muy cercana, ya que necesito mucha información para crear una estrategia perso-
nalizada. Luego del entregable, sería una relación más puntual para evaluar el
proceso o asistir en caso sea necesario.

¿Cuáles serían mis recursos? El valor humano en primer lugar. Tendría un equipo
de trabajo especializado en cada una de las áreas del negocio musical. Tendría
una oficina, en la que se pueda respirar un trabajo en equipo, que se vea esté-
ticamente lúdica pero sin ser informal. Donde los artistas puedan sentirse có-
modos pero también seguros de que el servicio es profesional.

contacto@faro.com

También podría gustarte