Está en la página 1de 2

Universidad Distrital Francisco José de Caldas

Maestría en Investigación Social Interdisciplinar


Camilo Beltrán Gaviria
Yeison Andrés González González
Sindy Yineth Loaiza Moreno
Seminario en teorías sociales contemporáneas

Síntesis de “La institucionalización de las ciencias sociales: su trascendencia social y política”

El texto de Edmund Burke, presenta los procesos por los cuales se lleva a cabo la
institucionalización de las Ciencias Sociales y políticas, visto desde la sociología en Francia durante
1880 – 1925. Se divide en tres apartados, con los cuales el autor busca demostrar su
planteamiento.

El primer apartado se relaciona con la institucionalización de las ciencias sociales y política, en


donde se analiza ¿Cómo se constituyen las disciplinas?; el segundo plantea una división
establecida en la sociología, en una coyuntura donde el caso de la escuela de Durkheim, va a
impactar en dicha forma de concebir la sociología, allí se trabaja la aparición de la sociología del
Islam, respondiendo a la pregunta ¿Cómo imponen su autoridad las disciplinas? Y finalmente con
el tercer apartado se examina la crisis de autoridad que afecta a las disciplinas, dando respuesta a
¿Cómo declinan las disciplinas?

Para iniciar, se evidencia que la institucionalización de las CCSS, pasa por un proceso en el cual
cada autor privilegia su genealogía intelectual, y donde la conexión entre cadenas de autoridad,
resulta ser un papel determinante en la descalificación de aquellos que deseen implantar una
nueva teoría, en la medida que se evidencia debilidad en la tradición intelectual, debido a que esta
se impone como una característica fundamental entre los círculos académicos. Así, se plantea el
nacimiento de las disciplinas, como una lucha desde diferentes perspectivas, en la cual la
búsqueda por ventajas intelectuales y políticas esta presente.

Para demostrar lo anterior, el autor presenta la consolidación de la escuela de Durkheim (1880-


1914), presentando el contexto en el cual la sociología toma auge y reconociendo que el
nombrado sociólogo propone la transformación de contenidos y programas curriculares en las
universidades. La consolidación de dicha escuela se enmarca entre unas dinámicas de poder, en
las cuales la pertenencia a prestigiosos círculos académicos, el respaldo de directivos y el
establecimiento de revistas, en este caso L´année sociologique fortalecen la imposición de saber.

En cuanto al segundo apartado, Burke plantea que la sociología en Francia excluía a todos aquellos
estudios sociológicos que se centraban en el análisis colonial. Dicha división lleva a que se de paso
a la sociología del islam, la cual ideológicamente era fuerte, pero intelectualmente, según el autor,
era débil; dicha situación llevó a que se establecieran discursos políticos poderosos que
trascienden la esfera social. Así, la sociología se bifurca entre durhkemianos y etnólogos, estos
últimos se encargaran del impulso de la sociología colonial.

En este análisis de la organización islámica, el autor hace evidentes tres corrientes históricas,
enmarcadas en la experiencia argelina de colonización, donde se denota la presencia de los
Bureaux árabes, aficionados civiles y académicos franceses. Estos análisis, permiten evidenciar que
el establecimiento de discursos de poder y los procesos de institucionalización son dados desde el
colonialismo francés, como se evidencia con el estudio de temas islámicos dados desde el
orientalismo, los cuales Burké define como estudios racistas, que reducen la civilización islámica a
textos orientalistas en donde la máxima de que todo lo que “puede conocerse, puede
controlarse”, es la que prima.

En cuanto al último apartado, Burké plantea su posición en torno a cómo entender la relación
entre la institucionalización de las CCSS, las consecuencias del discurso y los hechos de cambio;
para explicar esto, lo plantea desde la crisis de autoridad de las disciplinas, en donde la concepción
de autoridad dada por Foucault y Said no es completa, según el autor, porque no prestan especial
atención en el ir y venir que se presenta entre sujeto y objeto (Interrogador e interrogado), lo cual
implica una relación dialéctica, enmarcada en la complejidad. Para ello plantea el análisis realizado
por Cohen, en torno al diccionario sanscrito inglés; la crisis del orientalismo y el debate que
plantea Derek Freeman frente a los postulados de Margaret Mead. Esto, con el fin de explicar que
dichas contradicciones y formas de resistencia frente a lo establecido, hacen parte de una
complicada, pero necesaria reacomodación de las disciplinas.

Finalmente el autor concluye su postura, haciendo referencia a la forma mediante la cual se crean,
imponen e institucionaliza la autoridad de los discursos frente a determinadas disciplinas, en
donde la inmersión de factores intelectuales y políticos, determinan la validez de una postura
intelectual.

Burke, Edmund (1984). La institucionalización de las ciencias sociales: su trascendencia social y


política. En: Epistemología de las ciencias sociales. Unesco. Vol. XXXVI. No. 4, pp: 679-690.

También podría gustarte