Está en la página 1de 238
eC mia To Rts esis essere kei anol PVresceiisialice la Werte ae UE UetB acne ened a4 Phere Seen eect aio eke Magoo Lee ely mundial en Pee ete nen eM res sre c site Ucn oot circuito mundial. No en vano su estilo agresivo y directo, sin ioe aa Cord eel (ese et ceive me Clemo} Pieeuc eer met eMC mE excampedn mundial Mikhail Tal, Shirov ha emprendido con este meticuloso trabajo cu segundo libro de partidas comentadas. En esta obra, Shirev aborda su épocaWe Pe ACen Coa eee nr ae ee CCE nS Penne eee tere cr oem te wa cis estilo, antes ‘explosivo' y ahora mas ‘universal’. Como decia el Gran Maestro ruso PCR meat cece oN Rr Senr ies ee eee Ilo Belie cae) Pe eee aoe ene a Renae ecu iaureado Fuego en el Tablero (Ediciones Tutor), libro que fuvo una gran acogida 2 Poe nua ae t=] eRe Rs CRP ec eeu cco OM Moss peer eet acre nien cr irre enc ek tina Bese eee te theese ue nu ore etl ee eee cc umeeeceec reece ke co aaa Cn oni aon aca) REMC OR en tee seu erence Ceti Leica g eter emer (mn Ne tre Ne Sta emote Peper eae ha CR ici Re rem ona Ree ee eee nena Rae kolo entered Meh Rosia Ree eur tates oi Fare A Les ou Ceca floss Pes ame cto ae nd || 609-2627 -3 || i | i=telicsle tse Paleo 1 emu eR LEA I Dae ege Baia ete UC Disefios: JM Parapar Webmaster y Maquetacion: Arturo Glez. ee Mas informacién de la editorial en http://editorialchessy.com GM ALEXEI SHIROV «FUEGO EN EL TABLERO II» (1997-2004) Préximos Libros de la Editorial Chessy: Iossif Dorfman: «El Método en Ajedrez» Keres: «4 x 25 (Fischer, Spassky,Korchnoi,Larsen)» A.Romero y Am.Gonzélez: «Problemas de Estrategia» Garcia Luque y Rafael Custodio: «Refranes y Ajedrez» EDITORIAL CHESSY http://www.editorialchessy.com ESCUELA SHIROV ONLINE http://www.shirovonline.com GM ALEXEI SHIROV EDITORIAL CHESSY http://www.editorialchessy.com Teléfono: 985 78 34 81 webmaster@editorialchessy.com Todos los derechos reservados Disefios: José Manuel Parapar 1.S.B.N: 84-609-2627-3 Depdsito Legal: As-4361-2004 Impresién: FIRMA, S.L Impreso en Espafia EDITORIAL CHESSY Director General: Alexei Shirov Director de Publicaciones: Alfonso Romero Holmes Coordinador: Amador Gonzdlez de la Nava Webmaster y Maquetacién: Arturo Gonzalez Pruneda Prélogo Autor La Creatividad en Ajedrez Biografia (1997-2004) Capitulo 1: Capitulo Capitulo Capitulo Capitulo Capitulo Capitulo Capitulo Capitulo 10: Capitulo 11: Capitulo 12: Capitulo 13: Capitulo 14: Capitulo 15: Capitulo 16: Capitulo 17: Capitulo 18: Capitulo 19 Capitulo 20 Capitulo 21 Capitulo 22 Capitulo 23 Capitulo 24 Capitulo 25 2: 3: 4: S: Capitulo 6: San Segundo ce 8: E Teske Short Kramnik Yussupow Short Salov Akopian Kramnik Topalov Kramnik Karpov Kramnik Markowsky Korneev Ftacnik Hracek Reinderman : Van Wely : Ljubojevic : Topalov : Short : Stohl : Topalov : Bacrot 13 23 27 30 33 39 43 45 49 54 57 61 65 71 76 80 83 87 90 95 99 101 106 110 113 118 INDICE Capitulo 26: Capitulo 27: Capitulo 28: Capitulo 29: Capitulo 30: Capitulo 31: Capitulo 32: Capitulo 33: Capitulo 34: Capitulo 35: Capitulo 36: Capitulo 37: Capitulo 38: Capitulo 39: Capitulo 40: Capitulo 41: Capitulo 42: Capitulo 43: Capitulo 44: Capitulo 45: Capitulo 46: Capitulo 47: Capitulo 48: Capitulo 49: Capitulo 50: Akopian Rublevsky Bauer Bareev Grischuk Grischuk iket Grischuk Topalov Fedorov Agrest Gyimesi Ponomariov Ponomariov Topalov Van Wely Dreev Radjabov Atalik Hracek Topalov Radjabov Kasparov Atalik Bologan Tablas de Torneos Indice de Jugadores Indice de Aperturas 124 128 131 134 137 142 149 154 157 161 164 169 172 175 180 184 189 193 197 201 205 208 215 220 224 229 237 238 a > + 2 A a o: xe SIMBOLOS jaque jaque mate jugada muy fuerte buena jugada jugada interesante jugada dudosa jugada mala grave error las blancas estan ganando clara ventaja blanca ligera ventaja blanca posicion igualada posicién poco clara ligera ventaja negra clara ventaja negra las negras estan ganando compensacién por el material victoria de las blancas tablas victoria de las negras mejor es con ataque con iniciativa contrajuego con idea de jugada Unica zugzwang peor es apuros de tiempo punto débil PROLOGO Han pasado casi 8 afios desde la publicacién de mi primer libro ‘Fuego en el tablero’. Unos ajios bastante convulsos — tanto para mi como para el ajedrez en general -. Han llegado cam- bios, buenos y malos: cambios en el control de tiempo, en el formato de los campeonatos oficiales, en el sistema del Campeonato del Mundo, y lo peor de todo, la forma de los ajedrecistas de ver las cosas — hay mucho mas materialismo y menos respeto a las cues- tiones éticas y morales, que antes prevale- cian -. Recuerdo que durante todos estos ajfios, so- bre todo cuando pude conseguir éxitos im- portantes, tenia muchas ganas de escribir la continuacién de mi primer libro, y siempre debia abandonar la idea — tan dificil era con- centrarse en aspectos puramente ajedrecis- ticos — para no empezar a convertir mi libro en un arma arrojadiza con demasiada ‘tinta poli tica’. Afortunadamente, en el verano del afio pasado pude convencerme de que era el mo- mento adecuado para empezar otra vez a ana- lizar mis mejores partidas — y gracias, en par- te, a un largo periodo de tiempo del que dis- puse en el transcurso de dos tomneos -. Analizando las partidas quedé realmente fas- cinado al encontrar nuevas ideas y profundi- zar en las variantes, y entonces me senti tana gusto como durante la preparacién del primer libro, de manera que la meta principal estaba conseguida. Pero tuve que luchar contra el tiempo, porque algunos andlisis han resulta- do tan extensos (por ejemplo, los de la partida con Karpoy, que tardaron varios dias en que- dar perfilados) que mi siguiente torneo se iba acercando con mas y mas rapidez. Tomé la decisién de intentar no estropear mi forma de- portiva y avanzar en el libro poco a poco, mien- tras aprovechaba para jugar y preparar. No todos los torneos fueron exitosos (ya sufri tam- bién algo parecido durante mi primer libro), mucha energia se consumia al hacer varias actividades a la vez, tales como la apertura de la Escuela interactiva ‘ShirovOnline’, pero cuando en mayo de este afio gané en Sarajevo me convenci a mi mismo de que te- nia que ‘conseguir una victoria muy especial’ también en este otro apartado. Y ahora, por fin, puedo presumir de que la segunda colec- cin de mis mejores partidas esta terminada ZEn qué sentido puedo comparar este traba- jo con el det libro anterior? Recuerdo que an- tes no me gustaba indicar qué lineas estaban sugeridas por el ordenador, pero en nuestros tiempos es imposible evitarlo. Los programas de ajedrez estan tan avanzados que cuando uno quiere descubrir la verdad es necesario analizar con la ayuda de éstos. Al mismo tiem- po, me senti algo sorprendido ‘compitiendo’ con el cerebro artificial, porque muchas ideas mias me parecen mejores que las sugeren- cias de Fritz. Lo gracioso es que para com- probarlo... jjtuve que utilizar igualmente el pro- grama Fritz!! Espero haber contribuido de esta forma a disminuir la cantidad de posibles erro- res, aunque por desgracia los comentarios han llegado a ser mas técnicos y menos creativos que antes. Hoy en dia, simplemente no me gusta ofrecer una evaluacién ‘clara’ si yo mismo no estoy seguro de ella. Anterior- mente, los ‘humanos' habiamos jugado al aje- drez con unas reglas estratégicas muy gene- rales, y ahora intentamos profundizarlo todo segin nuestras posibilidades. Al contrario que con mis andlisis, no he pre- tendido ‘avanzar’ el método de eleccién de mis partidas para este libro, de forma que ofezco ideas y sacrificios poco habituales, ata- ques modélicos y finales muy finos, momen- tos memorables y dolorosos, tal como en el libro ‘Fuego en el Tablero’ editado en 1996, aunque por supuesto, mi juego desde enton- ces ha ido desarrollandose progresivamente. Solamente el lector podré decir si disfruta mas de mis partidas mas recientes o de las mas antiguas, pero si quiere sumergirse otra vez en el Universo del Ajedrez Emocionante, en- tonces no queda ninguna duda de que éste, mi nuevo libro, es para él. Alexei Shirov LA CREATIVIDAD EN EL AJEDREZ No es sencillo definir en qué consiste el aje- drez y en qué categoria podemos incluirlo. Considerandosele un deporte mental también tiene elementos artisticos y cientificos. Su re- lacién con la ‘Ciencia’ puede ser una descrip- cién demasiado general, asi que me gustaria estrechar un poco su conexién argumentan- do que para mi el ajedrez es en primer lugar un ejercicio de légica y, algunas veces, inclu- so de matematicas. Ain asi, a menudo es muy dificil encontrar una solucién matematica (0 incluso légica) en ajedrez: eso sucede cuan- do las cosas pueden llegar a ser irracionales y uno puede conseguir espacio para la creati- vidad -. La creatividad en ajedrez es comparada fre- cuentemente con la creatividad en arte, pero suelo estar en desacuerdo con esto. La re- glas de ajedrez son estrictas — no se puede inventar lo que quieras, ni tampoco puedes sobrepasar las 64 casillas de! ajedrez -; sin embargo, todavia puedes hacer increibles descubrimientos con estos medios limitados, y, de repente, las cosas parecen tan poco usua- les entonces que uno puede olvidar facilmen- te que las combinaciones surgen de estrictas limitaciones... El sentimiento estético llega a ser tan fuerte que uno percibe la ilusion de un arte que no tiene fin, hasta que regresas a la partida, limitada por sus 64 casillas. Durante mi carrera profesional he llevado a cabo un numero razonable de interesantes descubrimientos en ajedrez, que me hicieron sentir orgulloso de mi condicién de ajedrecista. Creo que basicamente puedo dis- tinguir entre dos tipos de creatividad en aje- drez 1. Creatividad ‘en casa’: Cuando encuen- tras nuevas ideas durante tu preparacién téc- nica para el préximo match de ajedrez. Una Preparacion técnica puede ser también para un rival especifico 0 simplemente un intento general de mejorar tus conocimientos. Es la via mas comun de crear en ajedrez, porque trabajas con calma. Algunas veces la ‘creati- vidad casera’ puede ser compartida con otra gente ~ prestas atencion a una idea sugerida por otro ajedrecista o incluso por un ordena- dor, y haces el maximo esfuerzo para hacer funcionar la idea ~ 2.- Creatividad sobre el tablero: Cuando jue- gas una partida de torneo y el tiempo avanza tiendes a elegir tus jugadas de acuerdo a co- nocimientos generales y los caminos pre-es- tablecidos de tu pensamiento légico. Sin em- bargo, algunas veces hay que ampliar tus pun- tos de mira mas alld de los marcos de referen- cia, salir de la jaula de tu conocimiento y pen- sar menos racionalmente. Todavia estas es- trictamente limitado por las restricciones im- puestas por las reglas del ajedrez, pero no puedes absorber la partida entera, es dema- siado grande, asi que terminas empleando tu intuicion asociativa. Y algunas veces una bri- llante (iy matematicamente correcta!) solucin llega como resultado de ello. En mi practica experimenté dos momentos especialmente memorables de estas dos ti- pos de creatividad. Como curiosa coinciden- cia, mi oponente en estas dos partidas era el mismo: el billgaro Veselin Topalov, que no es solamente uno de los grandes maestros mas fuertes del mundo, sino también un ajedrecista muy combativo y creativo. La historia que voy a empezar a relatar tiene su origen a princi- pios del afio 2000 cuando estaba preparan- dome en casa para uno de los torneos mas importantes de mi carrera, que iba a tener tu- gar en Linares (Jaén), unas tres semanas mas tarde. Durante mi preparacién me di cuenta de que algunos de mis rivales podian emplear la Defensa Sveshnikov (las formas mas habi- tuales de abrir una partida de ajedrez usual- mente reciben el nombre de famosos jugado- res que la introdujeron en la practica magis- 8 LA CREATIVIDAD EN EL AJEDREZ tral) y con idea de sorprender decidi preparar una continuacién muy antigua y aguda, que fue practicamente olvidada al maximo nivel durante los afios 90. Al disponerme a estudiar esta vieja linea llegué a la siguiente posicién critica en los andlisis: Uno puede apreciar que las blancas tienen desventaja material (las negras tienen dos aifiles por un caballo), pero sus posibilidades de ataque (ver por ejemplo la amenaza de mate al rey negro con la dama blanca) son bastante prometedoras. Esta posicién no era nueva en la teoria ajedrecistica cuando la es- tudié, y una de las posibles continuaciones de las negras que realmente me preocupa- ban era 15...Wxc7. La idea es sencilla: al sacrificar su dama por los dos caballos blancos las negras_esperan dar seguridad a su rey y utilizar en el futuro la fuerza de sus tres piezas menores contra la dama blanca. Capturan la dama con el caba- llo parece ser la Unica continuacién razona- ble y uno suele considerar y hacer esas juga- das automaticamente, no sdlo en un torneo, sino también durante la preparacién casera. Por supuesto, yo no era una excepcién y al principio estuve analizando conjuntamente con mi entrenador las consecuencias de esa captura. Después de unas tres horas de tra- bajo renuncié a toda la idea de intentar esta linea con blancas, ya que el juego negro pa- recia muy bueno en las variantes resultantes. Todo sucedié durante nuestro almuerzo. Mi entrenador y yo fuimos a la cocina para pre- parar un poco de comida y llenamos nuestros vasos con una buena cerveza. Aunque esta- ba relajado me mantuve pensando en la posi- cién. Y sélo un poco de cerveza fue suficiente para darse cuenta de que las blancas no es- taban obligadas a tomar la dama, jtambién habia otras ideas en la posicién! El trabajo en esta linea ya ‘enterrada’ empezé de nuevo con esta original idea y un afio y medio des- pués (no tres semanas después, como fue pla- neado originalmente — tal es el destino de las ideas nacidas en casa -) pude jugar finalmen- te mi idea en partida de torneo. La idea que me vino a la mente con la ayuda de cerveza era 16.c3!! iNo capturamos la dama pero en su lugar ata- camos la torre! Antes de esta partida sdlo se habia empleado la linea 16.Qxc7 &xc7 LA CREATIVIDAD EN EL AJEDREZ 9 17. Wh5 Bxe4 18.Wxf7+ £e7 Uno puede comprender mas tarde por qué queria insistir en esta posicién, La partida continu 16...xe4 17.WhS #8 18.Axc7 &xc7 19. Wxt7+ Le7 Alcanzar esta posicién era la clave de la idea blanca. Dado que las negras no querian re- nunciar a su torre en las dos siguientes juga- das (hubiera permitido a las blancas un ata- que muy fuerte), el blanco fue forzado final- mente a capturar su dama. Pero si compara- mos esta posicién con la del diagrama ante- rior, podemos apreciar que el pen blanco esta situado en c3 en lugar de en c2. Esta peque- fia diferencia (el pedn en c3 controla la impor- tante casilla d4 a tiro del caballo negro) se demostré suficiente para ganar la partida mas adelante. jLa idea habia funcionado! Como ya he mencionado, la mayoria de las brillantes ideas de ajedrez nacen en casa, en una tranquila atmésfera. Cuando juegas la partida de torneo sueles estar mas concentra- do, pero también mas tenso y quiza también més mecanizado. Basicamente tu demuestras la preparacién casera al principio de la parti- da e intentas explotar tu técnica general de ajedrez en una fase mas tardia, Entonces bus- cas la mejor continuacién o la mejor solucion practica dependiendo de lo complicada que sea la posicién y el tiempo disponible para pensar: puedes optar bien por planes estraté- gicos o simplemente guiarte por cdlculos me- canicos. En la partida que mostraré seguidamente tuve la suerte necesaria para disponer de algun tiempo cuando llegé la posicién critica, de for- ma que pude tomarme mi tiempo. Bien, la posicién parecia bastante sencilla dado que sélo habia en el tablero dos piezas piezas menores, si exceptuamos a los reyes. Sin embargo, la simplicidad a menudo resulta engafiosa. Llegué a la conclusién de que cual- quier solucién ordinaria llevaria al empate, como suele ser el caso con alfiles de diferente color, De todas formas, tenia dos peones de mas y sentia que...jdebia haber algo mas! Aun asi, todos los intentos fueron en vano: de nue- vo vi que las continuaciones normales lleva- rian a las tablas. Las blancas simplemente si- tuarian su rey en la casilla e3 y neutralizarian los intentos ganadores de las negras con sol- vencia. Mientras corria implacablemente mi 10 LA CREATIVIDAD EN EL AJEDREZ tiempo, me preguntaba si debia resignarme. Creo que a creatividad real llega cuando do- minas la habilidad de conectar diferentes epi- sodios de tu propia experiencia personal y tu percepcién, que a primera vista no parecen estar directamente relacionados. Cuando es- tas presionado por el tiempo, es a veces ne- cesario ampliar las dimensiones de tu trabajo cerebral desde la logica basada en el conoci- miento, en el denominado ‘nivel de asocia- cién’. Y entonces la solucién deberia llegar... 47...h3!! Como ya he mencionado antes, los caminos ‘normales' hubieran conducido al empate. Pe: 47.,,.2e4 48.93 f5 49.12 Y el rey negro no puede alcanzar la casilla e4, asi que el rey blanco consigue llegar a la ca- silla vital e3. Con el objetivo de alcanzar la decisiva casilla e4..., jlas negras deben sacri- ficar primero su alfil! 48.gxh3 [48.812 {5 49.s8e3 &xg2 dejaria a las blancas sin peon y sin esperanzas, pero ahora las negras pue- den conseguir su meta] 48.215 49.:bf2 ted y Topalov tuvo que abandonar después de unas jugadas mds. El rey ayuda a los peones negros en su carrera hacia la coronacién La idea de dar el alfil con el fin de obtener el tiempo necesario parece bastante ldgica y sencilla de encontrar cuando ya se ha juga- do, pero no hay programa de ordenador que demostrara ser lo suficientemente competen- te para encontrar esta solucién. Me gustaria pensar que ningun otro ajedrecista humano, en la historia del ajedrez, podria ser capaz de encontrarla bajo estas mismas condiciones, pero quién sabe, quizé el sueco Ulf Andersson seria capaz de aceptar el desafio. Supongo que este préximo diagrama deberia explicar todo... LA CREATIVIDAD EN EL AJEDREZ i Esta posicién, de repente, vino a mi mente cuando estaba jugando contra Topalov. En la partida contra Andersson, disputada casi sie: te afios antes, resulté ser victima de una fasci nante idea que implicaba el sacrificio de alfil: 44... 2xh4! 45.exh4 215 46.493 bed 47.12 ed3 M2 El rey negro centralizado y los peones domi- nan la posicién completamente. Tuve que abandonar rapidamente. Siete afios es mucho tiempo y no estoy ha- blando sélo sobre memoria humana. Mi &h3 recordaba verdaderamente al &xh4 de Andersson, pero atin asi era una posicién di- ferente y no exactamente la misma idea, ya que Topalov ni siquiera tenia un peén en h3, como yo tenia en la partida con Ulf (en hd). De cualquier forma, la asociacién resulta to- davia muy fuerte y mi elevada concentracin (siempre necesaria para tener una buena ac- tuacién en ajedrez) hizo el resto. Mi conclusién sobre los ejemplos menciona- dos y rescatados de mi practica de torneos es bastante sencilla: en ajedrez, como en cual- quier otro campo, necesitas ir mas alla de tus conocimientos (cuantos mas elevados sean éstos mas lejos puedes llegar!) y ahi es don- de empieza la creatividad Alexei Shirov, Riga 2001. 13 LA LUCHA SIN LIMITES (1997-2004) Leyendo las ultimas lineas de mi obra ante- rior, finalizada en 1996, me detengo en la si- guiente frase: “Ahora que este libro esta final- mente terminado (jrealmente me llevé mucho tiempo escribirlo!) espero que se produzca mi verdadero regreso”. Trato de recordar adén- de queria regresar hace ocho afios y veo que hay algo que nunca cambia en mi — cuando por alguna razén mis resultados empeoran, siempre ansio volver al maximo nivel posible de juego -. Escribir el libro esta bien pero ju- gar... jes mas interesante! Y ahora, antes de volver a prepararme para el préximo torneo, quiero reflexionar un poco sobre este periodo tan importante. Cuando di por concluide aquel texto, en julio de 1996, intenté entregar el libro a la editorial, pero al final los andlisis tecnicos de mis parti- das no pudieron ser terminados hasta noviem- bre del mismo ajio y mis resultados siguieron siendo bastante inestables. Recuerdo haber jugado en septiembre-octubre muchas parti- das interesantes en la Olimpiada de Yerevan y en el Torneo de Tilburg (los torneos que clausuran ‘Fuego en el Tablero |’), pero algu- nas estpidas derrotas me impidieron lograr unos resultados realmente buenos. De esta forma, tuve que bajar realmente el telon de mi primer libro y empezar a pensar cémo mejo- rar mi ajedrez. Aunque me ajusté bastante bien a los ‘cam- bios informaticos’, sacando las ultimas nove- dades de Internet y analizando con ‘Fritz’ las posiciones actuales, también vi muy claramen- te que los programas todavia no ayudaban mucho a inventar nuevas ideas y conceptos en las aperturas, Se necesitaba mas contacto ‘humano’ y eso no era tan facil de arreglar, viviendo con mi familia en Tarragona, una ciu- dad ajedrecisticamente bastante aislada. Ade- mas de eso, muchos amigos mios todavia no estaban acostumbrados a utilizar la red para intercambiar ideas y andlisis. Por eso utilicé cualquier oportunidad para tener una sesion de entrenamiento con jugadores; aparte de Zigurds Lanka, Jordi Magem y Mijail Rychagov, con quienes mantuve una estrecha relacion ajedrecistica durante muchos afios, puedo nombrar a Henrik Teske, Daniel Fridman, Kevin Spraggett y Alexander Cherniaev, que me ayudaron en algunas ocasiones puntua- les, Cuando analizaba con otros ajedrecistas siempre intentaba comprobar cualquier idea que me pareciera interesante, con el ordena- dor, y profundizarla al maximo, algo que no se podia hacer unos pocos ajios antes. Por su- puesto, un trabajo asi consumia tiempo, y re- cuerdo una vez a Teske decir “eres un fanati- co", a lo que tuve que responder que sélo me encontraba asi al lado de otros ajedrecistas, ya que en mi casa era mucho mas perezoso. Curiosamente, dias después de esta conver- sacién tuve que jugar contra ‘este oponente’, en la partida que abre el presente libro. En un principio, en los torneos seguia con cier- ta inestabilidad, combinando buenas partidas con errores increibles como, por ejemplo, col- garme la dama en las dos primeras rondas de Groninga 1996, y encima en... ;posiciones con ventaja! Y cuando fracasé en Linares 1997, empatando en el ultimo puesto, resultaba f- cil volver a ser pesimista. Algunas partidas las jugué bien, pero el resultado... Asi que cuan- do fui a un pequefio Torneo Magistral de cate- goria 16, en Ter Apel, no tenia muchas espe- ranzas, aunque también sentia que los me- ses de trabajo serio tenian que dar sus frutos. Y de repente, gané el torneo, jcon 4 puntos en 5 partidas! Mi proxima cita era Dos Herma- nas, practicamente de super elite, y otra vez empecé mal. Por eso el resultado final (50%) resulté vital para volver a lograr confianza en mi mismo, Cuando un mes después empaté en el primer puesto con Topalov en Madrid, ya pensaba que todavia lo podia hacer mejor, lo que sdlo unos meses antes era imposible de imaginar. Parecia que salia de la crisis, pero entonces ocurrié otro tipo de problema, con el que los profesionales acostumbramos a enfrentaros 14 LA LUCHA SIN LIMITES (1997-2004) bastante a menudo. El torneo de Madrid aca- b6 en mayo y antes del Cerrado en Tilburg yo no tenia otras buenas invitaciones, asi que tuve que pasar mas de cuatro meses sin jugar una partida de ritmo clasico. Entonces decidi prepararme mas a largo plazo, sobre todo para el Mundial en Groninga (en diciembre de 1997), que por primera vez se disputaba por Sistema de Eliminatorias, de forma que debi mentalizarme para los posibles desempates en ajedrez rapido. Por consiguiente, tomé parte en algunos torneos de semi-rapidas en Espajia y comprendi que mi manera de pen- sar en Ajedrez era un poquito lenta. Cuando fui a Tilburg me senti algo desconcentrado y con poca frescura, por eso mi juego suftié otro pequefio fracaso — sola- mente hice 5 puntos en 11 partidas -, tres pun- tos menos que Kasparov, Kramnik y Svidler, y encima perdiendo contra estos tres jugado- res. Mi estado deportivo, de cara al Mundial, volvia a ser critico de nuevo - y la buena pre- paracidn tedrica no ayudaba a disminuir el numero de errores en otras fases del juego -. Después de Tilburg empecé a trabajar de for- ma permanente con el GM estonio Mijail Rychagov, y este cambio me ayudé a subir muchos peldafios el nivel de mi preparacion teérica. Antes, con Zigurds Lanka, también te- nia muchisimas ideas en las aperturas, sobre todo en la Espafiola, Siciliana e India de Rey, pero debo a Mijail que me ayudara a formar un repertorio mas completo. Recuerdo que en noviembre de 1997 le invité a acudir a mi apar- tamento en Riga, por primera vez, y después de seis horas analizando la Najdorf, él toda- via no me dejaba ir a dormir, argumentando que.. jfaltaban por analizar otras aperturas! En la primera ronda de Belgrado, mi siguiente torneo, gané a Gelfand con blancas, ‘practi- camente’ obedeciendo a nuestros andlisis. La lista de éxitos deportivos conseguidos con la ayuda de Mijail es innumerable y va desde Belgrado, en 1997, hasta Moscii (el match Rusia-Resto de! Mundo) en 2002, en total, casi cinco afios. Curiosamente, en los ultimos dos afios tengo mas éxitos cuando voy solo a los torneos, pero el trabajo hecho con él sigue dando sus frutos. Durante los afios de andlisis, Mijail y yo des- cubrimos tantas novedades teéricas que pre- fiero darles un espacio independiente en mi siguiente libro, que trataré de una seleccién tematica en todas las aperturas. Creo que es especialmente importante que un entrenador pueda trabajar en lineas magistrales en todas las aperturas, incluso las que no estén en su repertorio directo. En el Campeonato Mundial no pude pasar de la quinta ronda, perdiendo con Anand, pero valoré el resultado como satisfactorio porque me adapté a la nueva formula de knock-out bastante bien. Pero cémo ganar a la gente de primerisima fila como Anand? Habia que trabajar y trabajar. En enero de 1998 empecé mal el torneo de Wijk aan Zee, con sdlo 1,5 puntos de las cua- tro primeras rondas, después de omitir una continuacién ganadora contra Karpov, a quien de hecho todavia no habia derrotado nunca en ritmo clasico. Después de aquella partida di un paseo ‘nocturno’ bastante largo por la playa del Mar Nérdico, preguntandome cémo podia por fin empezar a puntuar, ya que mi juego parecia suficientemente fuerte y creativo. Ahora ya no recuerdo a qué conclu- sion exacta llegué en aquel paseo, pero la partida con Kramnik del dia siguiente me dio una buena respuesta. Desde ese momento empezé una buena racha, aunque estropea- ra un poco mi torneo de Wijk aan Zee al per- der con Saloy, y finalicé tercero con 7,5 pun- tos de 13. Pude haberlo hecho mejor. La préxima cita era Linares y me preparé con- cienzudamente para el torneo, uno de los mejores en la historia, ya que los siete partici- pantes eran también los siete mejores en el ranking mundial. El gran maestro israeli Emil Sutovsky estuvo conmigo antes y durante el torneo, mientras que Mijail Rychagov vino también para las tltimas siete rondas. En el torneo de Linares me sucedié de todo: el ‘pesimismo’ al perder en primera ronda con Anand, el ‘optimismo' después de ganar bue- nas partidas a Ivanchuk, Topalov y Svidler, y empatar con Kramnik, Kasparov y con Anand en la segunda vuelta, el ‘realismo’ al perder LA LUCHA SIN LIMITES (1997-2004) 15 mi segunda partida con Ivanchuk en una po- sicién casi ganadora, la ‘euforia total’ al ga- nar contra Topalov y Kramnik y el ‘regreso a la tierra’ al perder con Svidler y empatar con Kasparov, finalizando segundo tras Anand. Desde luego ha sido hasta la fecha e! mejor torneo de partidas ‘lentas’ de mi vida. Por desgracia, que no se me olvidara en vida, mi ‘regreso a la tierra’ fue parcial, porque a pesar de mis principios, pero influido por uno de mis dos entrenadores en Linares, acepté la propuesta del fraudulento organizador Luis Rentero Sudrez (entonces Presidente del WCC, World Chess Council, una organizacin creada por Kasparov) para disputar un match con Kramnik, dos meses y medio después, en Cazorla (Jaén, cerca de Linares), para deter- minar al retador de Kasparov. Lo normal era que el match fuera jugado por Anand, pero por alguna razén él se neg6, y la propuesta me llegé a mi. Al final pensé que mi segundo puesto en el torneo de los mejores del mundo se podia considerar como un motivo de peso para disputar el referido campeonato oficioso del mundo, pero hoy en dia tengo clarisimo que los criterios deportivos tienen que ser muy estrictos y anunciados con antelacién. Ante- riormente Linares no estaba previsto como torneo clasificatorio. A pesar de que considero la aceptacién del match contra Kramnik un grave error, tampo- co estan exentos de culpa los Sres. Rentero, Kasparov y Kramnik, por lo que luego me han hecho, cada uno por separado. Pero entonces, en marzo de 1998, yo no po- dia saber qué iba a suceder, y por el momento mi meta era muy clara: prepararme para el match con Kramnik, de la mejor manera posi: ble. Aunque Kramnik era en este momento el segundo jugador mundial, segin el ranking ELO, estimaba que mis opciones eran bas- tante buenas, sobre todo porque mi score per- sonal contra Vladimir era positivo. Pensaba que neutralizando a ventaja de Kramnik en la preparacién tedrica podria superarle en el medio juego y en el final. Casi al terminar Linares, empezaba el torneo tradicional de partidas rapidas y ‘ciegas' ‘Melody Amber’, y acudi a Ménaco con Mijail Rychagov. Alli in- mediatamente empezamos a planificar la es- trategia del match con Kramnik, caminando por el paseo maritimo después de cada parti- da. Decidimos ampliar el equipo de entrena- dores, invitando también a Lembit Olly a Valeri Saloy, y ademas saqué de la chistera un buen ‘truco’ de cara a la preparacién del encuentro. La eleccién de la Defensa Grunfeld me pare- cid muy interesante para el match con Kramnik, y por eso decidi jugar solamente la India de Rey en Ménaco. Gracias al empate -con ven- taja para mi-, contra Kramnik y mi victoria con- tra Van Wely en la ultima ronda, la India de Rey parecia mi apertura principal y la mejor preparada de todas. Luego, Kramnik recono- cid que la preparé muchisimo para Cazorla, mientras que yo ya la habia descartado por completo. ‘Como siempre’ empecé mal, pero es curioso que aunque no realizara una preparacién es- pecifica para las partidas, el torneo de Ména- co también resulté un gran éxito, ya que al final logré empatar el primer puesto con Kramnik, por delante de Ivanchuk, Anand y Karpoy, entre otros. Todo indicaba que mi for- ma podria incluso mejorar de cara a Cazorla, y decidi hacer un entrenamiento en Riga con Rychagov y Oll durante un mes. Nunca en mi vida tomé el ajedrez tan en serio. Valeri Salov no me ayudé en la preparacion, pero sus con- sejos durante el match fueron importantisimos, ya que su propia experiencia en los Matches de Candidatos de 1994-1995 estaba bastan- te fresca todavia EI match empezé a finales de mayo y todo fue mas 0 menos como estaba previsto. Mi equi- po de entrenadores (Salov, Oll, Sutovsky y Rychagov) trabajaron a tope todos los dias, y aunque yo no conseguia mucha ventaja con las piezas blancas (jera dificil refutar la Petrov!), pude crear algunos problemas prac- ticos en la cuarta partida, y acabé ganando un final muy largo. Con negras adopté la defen- sa Grunfeld y no tuve muchos problemas en las dos primeras partidas. Solamente su la quinta, pero cuando logré salvarme en una posicién delicada, ya sentia muy cerca la vic- toria final. El match estaba previsto a diez par- tidas y recuerdo que en la octava tomé una 16 LA LUCHA SIN LIMITES (1997-2004) decisién curiosa — decidi no arriesgar nada con una variante muy pacifica (5.262 en la Petroff) porque con tablas le exigia a Kramnik intentar ganar la novena partida a cualquier precio. Y si Kramnik lo hubiera logrado, en- tonces todavia hubiera podido luchar por la victoria, con las piezas blancas, jen la partida final! Pero no resulté necesario, ya que pude ganar la novena a pesar de pasar unos mo- mentos delicados después de la apertura. Tras ganar el match, no cobré ningun premio, pero ‘aseguraba’ el match contra Kasparov, con una bolsa de dos millones de délares..., Equé mas se puede pedir? Pero una avalan- cha de sucesos inesperados iba a producirse en poco tiempo... Cuando volvi a mi casa en Tarragona, la en- contré vacia. La relacién familiar ya no estaba bien durante los ultimos afios (suele pasar cuando el deporte absorbe todo) pero, de to- dos modos, el cambio fue drastico, El mismo dia me enteré también que la cuenta bancaria mas importante habia sido limpiada por mi ya ex-mujer. El proceso de divorcio siempre es duro, sobre todo cuando una nifia (mi hija Natalia), de cuatro afios de edad, estaba en medio. Enci ma me sentia totalmente novato con los siste- mas legales en Espafia, porque unos dos-tres afios de adopcién de una nueva nacionali- dad no es lo mismo que vivir toda la vida en el mismo lugar. Recuerdo que me parecié total- mente absurdo que un divorcio no se consi- guiera antes de un afio, una vez firmado el convenio de la separacién conyugal. Por eso intenté acelerar el proceso al maximo, acep- tando unas condiciones poco favorables. Por supuesto, debi olvidarme por completo del ajedrez durante una temporada, y en estas circunstancias hubiera sido una buena idea cancelar mi participacién en el torneo de Dortmund, que se tenia que jugar en Junio- Julio de 1998. Pero, a veces, es muy dificil no cumplir tus obligaciones firmadas Ir a Dortmund fue un grave error, ya que hu- biera sido mejor intentar llegar a un acuerdo con los organizadores, a cualquier coste. Du- rante el torneo estaba muy desconcentrado y, al mismo tiempo, estresado. EI nivel de los mejores jugadores del mundo es tan alto que no te perdonan ningun momento de debilidad y van a por ti. Acabé con 2,5 puntos en 9 par- tidas, a pesar de jugar bien algunas ‘fases’ de mis partidas, y finalicé en ultimo lugar. Las revistas de ajedrez enseguida aprovecharon esta actuacién y la tildaron con un expresivo ‘Kramnik arriba (ya que gané el torneo), Shirov abajo’. Mis peores sospechas de que el resul- tado de Cazorla podia ser ‘reclamado’ llega- ron a confirmarse dos afios mas tarde, des- afortunadamente. En la seleccién de partidas el lector podra apreciar cémo me sentia mas 0 menos entre torneo y torneo, luchando contra mi mala for- ma y esperando la ‘confirmacién’ de mi match con Kasparoy, que originalmente se debia ju- gar en Sevilla en noviembre de 1998. Tam- bién intenté prepararme a conciencia, con lo dura que era aquella situacién, y en este caso estuve ayudado por el GM armenio Vladimir Akopian, que un afio mas tarde consiguié un triunfo muy importante en Las Vegas, quedan- do subcampeén del Mundo. Poco a poco em- pecé a recuperar la mejor forma. Durante el torneo de Polanica Zdroj, en agos- to, me llam6 Luis Rentero y me sorprendio con la insélita noticia de que mi match con Kasparov en Sevilla quedaba cancelado, y no se ofrecia ninguna altemnativa en unas condi- ciones similares. Cuando le dije que enton- ces me debia pagar 200 mil délares de com- pensacién segiin el contrato firmado en mar- Zo, Su respuesta fue que podia comerse aquel contrato y que no pensaba compensar nada Por supuesto, desde aquella conversacion nunca saludé a ese hombre, pero curiosamen- te él recuperé su prestigio en los medios de comunicacién muy pronto, tal vez porque hoy en dia la memoria humana es muy corta. En ese momento, me senti como en un infier- no. Primero, unas conversaciones con gente cercana a Kasparov sobre nuestro match en California, con una bolsa de un millén de dé- lares en vez de dos. Parecia que se podia acordar jugar el match bajo ese compromiso. Pero entonces recibi un fax de otro de los miembros de esa asociacién fraudulenta, el LA LUCHA SIN LIMITES (1997-2004) 17 vice-presidente de la WCC Dr. William Wirth, indicando que California también quedaba cancelada. Intenté conseguir que el match se jugara en Barcelona con el apoyo de la Generalitat, pero entonces (en octubre de 1998, solamente cuatro meses después de Cazorla), Kasparov anuncié publicamente que ya iba a buscar a otro retador. De mis derechos, nada. Asi terminé mi aventura con ‘el Campeonato Mundial oficioso' que, de he- cho, luego estuvo reconocido por la FIDE como oficial durante el ‘cisma de Praga 2002’, cuan- do el ‘campeén’ ya era Kramnik. No creo que una violacién tan fuerte de las reglas haya ocurrido alguna otra vez en la historia del de- porte. Volviendo a los afios 1998 -1999, tuve que seguir vaciando mis cuentas bancarias. Uno de mis analistas de Cazorla, el GM Emil Sutovsky, insistié en que le pagara no sélo los, honorarios por su trabajo en el propio match, sino también la prima especial que le prometi tanto a él como a mis otros analistas en caso de ‘vencer’ en Cazorla, sin darle importancia a los problemas para celebrar el match contra Kasparov. Es otro ejemplo de la actitud mer- cant tipica de la gente contempordnea, aun- que afortunadamente este fuerte Gran Maes- tro israeli es uno de los pocos jugadores a los, que no deseo saludar mds. La vida seria terri- ble en caso contrario. Asi, rotas la familia, las finanzas y los dere- chos deportivos, empecé una nueva vida. Gra- cias a la amistad que me seguia uniendo con Valeri Salov y Mijail Rychagov pude tranquili- zarme con mas 0 menos rapidez, y seguir tra- bajando en mi ajedrez, mas por placer que por otra cosa. En noviembre de 1998 ya pude mostrar los primeros sintomas de mi recupe- racién de juego en el match contra el gran maestro checo Zbynek Hracek, ganandole en Ostrava por 5 a 1. En enero de 1999 volvi a ganar a Kramnik en Belgrado, en la Copa de Europa de Clubes, donde mi equipo ‘Polonia’ de Varsovia (en el cual jugaron también Oll, Rozentalis, Gdanski, Macieja y B.Socko) gané a ‘AgroUniversal’ de Belgrado, encabezado por jKramnik, Anand, Beliavsky y Gelfand! Desafortunadamente sélo logramos el subcampeonato, perdiendo la final contra el equipo de Van Wely, Timman, Adams y otros Después de Belgrado acudi directamente a Wijk aan Zee y alli Kramnik se vengd. Como también perdi con Kasparov (la peor partida en afios, en aquel momento era absolutamen- te imposible concentrarme jugando contra él), mi resultado final fue algo modesto, pero tam- poco un fracaso (7 de 13 y la partida con Reinderman, que merecié ser incluida en este libro). Después tuve otra serie de éxitos — 2° empatado en Ménaco (con Topalov, por de- rds de Kramnik y por delante de Anand y el resto de la fuerte némina, casi igual al afio anterior), después 2° empatado con Bareev en Sarajevo, tras Kasparov, pero delante de Adams, Leko y otros, y finalmente el match con Judit Polgar en Praga, en Julio, donde s6lo cedi medio punto en seis partidas. Curio- samente he decidido no incluir las partidas de este match en esta coleccién de partidas, por- que las victorias obedecieron mas a una bue- na preparacién tedrica que a una buena con- cepcién general, de forma que considero mas apropiado incluirlas en mi proximo libro, ‘Fue- go ene! Tablero Ill. “Por qué dije «finalmente el match con Polgar»? Simplemente porque despues de la Ultima partida de Praga mi ELO aleanzo un registro record en mi carrera ( mas de 2760) y si yo no hubiera ido a Las Vegas, el tercer puesto en la préxima lista de ELO hubiera estado garantizado. éPero cémo no ira Las Vegas, otro Campeo- nato Mundial oficial, y por tanto otra opcién real de conseguir el titulo? Anand y Morozevich no acudieron por algunas razones, y Kramnik y yo estébamos considerados os maximos favoritos. Pero no fue mi torneo. Primero, en segunda ronda, perdi la primera partida con blancas contra Ivan Sokoloy, y milagrosamente gané la segunda con negras y después el des- empate. Cuando no pude evitar el play-off contra el brasilefio Gilberto Milos comprendi que mi forma estaba muy lejos de lo desea- ble. Sin embargo, logré imponerme en este match y después gané de forma muy extrafia a Nigel Short. Ya estaba en la quinta ronda y tuve que jugar contra el GM rumano Liviu- Dieter Nisipeanu, quien habia mostrado un 18 LA LUCHA SIN LIMITES (1997-2004) gran nivel en Las Vegas, pero no era todavia demasiado conocido. La primera partida aca- bé con unas tablas relativamente rapidas, mientras que en la segunda, con blancas, ju- gue la ‘ultra aguda’ 3.e5 Lif5 4.Ac3 en la Caro- Kann, y logré una fuerte iniciativa por el peon sacrificado. Sin embargo, Nisipeanu mantuvo la calma, se defendié con precision y, en un momento dado, yo debi optar por una linea de tablas mas 0 menos forzadas. Nunca voy a entender por qué elegi otra continuacion muy arriesgada, que finalmente me llevé a la de- rrota y a la eliminacién directa. Creo que con las tablas hubiera tenido mejores opciones en el desempate, ya que he ganado muchos desempates en los Mundiales, pero la victoria de Nisipeanu fue, por supuesto totalmente fa. Curiosamente Kramnik fue elimina- do en la misma fase (quinta ronda), pero no perdid ELO, lo que le ayudé a mantener el tercer puesto en el ranking Mundial, al ceder yo 12 puntos. Aunque en Las Vegas estuve probablemente més cerca del titulo Mundial que nunca en mi carrera, lo tomé y sigo tomandomelo con cal- ma, porque no se puede comparar una derro- ta deportiva con un juego ‘fuera del tablero’. Simplemente decidi que habia que esperar otra oportunidad. Mi vida privada también cambié algo, porque durante la Olimpiada de 1998 en Elista co- menzé un romance con una jugadora polaca, la futura gran maestra femenina Marta Zielinska. La relacién no duré mucho, menos de dos afios, pero cuando el 7 de Noviembre de 1999 nacié mi segunda hija Maria, com- prendi que combinar el juego al maximo nivel con las obligaciones de padre iba a ser cada vez mas dificil. Mi juego volvié al terreno de la inestabilidad, y el éxito en el Campeonato de Europa de selecciones nacionales -en Batumi-, con Espafia (6 de 8, lo que me permi- tid alcanzar el ELO oficial mas alto en mi vida -2751) fue seguido por un par de extrafias de- rrotas en la Bundesliga, y un resultado medio- cre en Linares (torneo que acepté jugar con la promesa de que Rentero no iba a tener nada que ver con el mismo, pero atin asi me costé concentrarme bien), 4,5 de 10 después de col- garme una pieza en posicién de tablas muer- tas con Kasparov (jugando con negras), y des- aprovechar contra el mismo rival la ventaja de la apertura en la segunda vuelta, algo que sucedié igualmente en mi partida con blan- cas contra Peter Leko. Fue especialmente doloroso quedar de nuevo detras de Kramnik, porque esta vez el resultado de Linares 2000 se utilizé para ‘justificar’ el match Kramnik- Kasparov, que posiblemente ya se queria or- ganizar directamente en 1998, aunque sin contar con un fuerte obstaculo, Como todos sabemos, el match fue jugado en octubre-no- viembre de 2000 y termind con la victoria de Kramnik después de unas partidas un poco extrafias: por ejemplo, una derrota de Kasparov en 25 jugadas, o su posterior oferta de tablas en la jugada 13, cuando llevaba las piezas blancas y la situacién en el match era desesperada. Desde entonces Kramnik esta reconocido como ‘campedn del mundo’, pero afortunadamente todavia hay. gente que no entiende cémo es posible. Después de Linares fui otra vez a Monaco, donde como siempre jugaban Anand y Kramnik entre otros, y consegui un éxito toda- via mas grande que en el afio 1998 y 1999: esta vez quedé primero en solitario, Pero ten- go que reconocer que la suerte estuvo mas. de mi lado que en la otras dos ocasiones an- teriores, asi que no puedo estar muy contento con mi juego. Lo mismo sucedié en el torneo de semi-rapidas de Paris, un mes mas tarde, que también gané. De forma que cuando fui a Sarajevo en mayo, me sentia muy bien arma- do otra vez, y tenia muchas ganas de vencer en un torneo donde también jugaba Kasparov. Estuve liderando hasta la pentltima ronda, pero la derrota con el siempre peligroso Sergei Movsesian me impidié el triunfo. El resultado final ( 8 puntos de 11) en un torneo de catego- ria 19 era muy bueno, pero como solamente empaté el 2°-3r puesto con Adams no quedé demasiado contento, ya que Kasparov consi- guid medio punto mas. Después del torneo, Kasparov manifestaba que “/o que menos de- seaba era que Shirov ganara el torneo, por- que entonces reclamaria otra vez sus dere- chos". Sin comentarios. Poco después de Sarajevo pude ganar tam- bién el torneo cuadrangular de Mérida, pero LA LUCHA SIN LIMITES (1997-2004) 19 durante el resto del verano mi juego empeoré otra vez. Sin embargo, en el torneo de Polanica Zdroj, en agosto, jugué razonablemente, con mi ‘habitual’ segundo-tercer puesto (6 de 9), empatado con van Wely y por detras de Boris Gelfand. Hice muchas novedades interesan- tes en las aperturas, asi que pido al lector que tenga paciencia hasta que salga ‘Fuego en el tablero Ill’, que sera muy pronto. Inmediata- mente después del torneo de Polanica me marché de Polonia, donde vivi varias tempo- radas durante el ultimo afio y medio, y por el momento fijé otra vez mi residencia no oficial en Riga, mi ciudad natal, aunque con el pasa- porte espajiol, lo que me hacia sentir un poco raro (*). Esta vez no tuve que firmar ningun papel oficial de divorcio, ya que no me casé, pero por supuesto dejar a mi hija -muy peque- fia- en Polonia no era muy agradable. Toda- via no sé si voy a poder ser buen padre para ella, pero por lo menos no he renunciado nun- ca a mis obligaciones En Riga, antes de todo, empecé a preparar- me para el Mundial que se iba a celebrar en noviembre-diciembre en Nueva Delhi. Aparte de estudiar aperturas y hacer un fuerte entre- namiento fisico (afortunadamente, en Riga siempre he vivido al lado de un bosque, que me permitia correr a gusto), me tuve que mentalizar bien psicolégicamente y, sobre todo, evitar que los nuevos cambios me afec- taran. Decidi también no repetir el ‘error Nisipeanu’ y no asustarme ante posibles desempates en los préximos encuentros por el sistema de eliminatorias. Mi vida matrimonial dio un cambio decisivo en la Olimpiada de Estambul, cuando me cru- cé en el camino de Victoria Cmilyte. En Nueva Delhi, que empez6 una semana después de Estambul, ya tuvimos muy claro que ibamos a ser una familia. Victoria me ayudé mucho a mantener un equilibrio, antes de que alcan- zara la final, y antes de partir para Teheran le hice una propuesta formal, que fue aceptada. Desafortunadamente mi euforia estaba un poco perjudicada por Anand, que me gané la final en Teheran con demasiada facilidad, pero... ino me senti perdedor del todo! Llegar a la final del Campeonato Mundial oficial te- nia un gran significado para mi. Esta vez si ‘cumpli’ con los desempates, haciendo 1-1 contra Onischuk, M.Gurevich, Gelfand y Bareev en el ritmo clasico. Rychagov (quien jugé en Nueva Delhi también, cayendo en el desempate contra Etienne Bacrot en primera ronda) y Jordi Magem (a quien contraté espe- cialmente para Nueva Delhi, pero después para otros torneos también) trabajaban como locos -yo también llegué a dormir cinco horas diarias-, y antes de los desempates siempre tenia preparadas unas mejoras importantes en las lineas jugadas en las partidas ‘lentas’ Entonces, mis rivales sorprendentemente caian en nuestra preparaci6n. Asi, el siglo XX terminé muy bien para mi. En Wijk aan Zee de 2001, que se jugé como siempre en enero, mostré casi el mejor aje- drez de mi vida al principio del torneo, consi- guiendo 6,5 puntos en las primeras ocho ron- das, pero fracasé en la parte final y de esta manera perdi la oportunidad histérica de ga- nar un torneo donde participaban tanto Kasparov, Anand como Kramnik. Y creo que después de este torneo volvi a ser menos com- petitivo, porque la vida no puede centrarse en una sola cosa durante tantos afios. Encima Kasparov empezé a crearme mas problemas, que no merecen mencionarse en estas pagi- nas, pero me dieron ganas de dejar de inten- tar luchar con todas mis fuerzas ante un table- To, sobre todo contra él, De todas formas, pude superar esas emociones negativas este mis- mo ajio, logrando dos tablas muy interesan- tes contra Kasparov en Linares de 2004. En el afio 2001, el numero de torneos donde participé aumenté notablemente, quizd por- que siendo dos veces subcampeén mundial empecé a tener muchas invitaciones y ofertas interesantes. Normalmente conseguia mas éxitos contra los jugadores menos fuertes, pero hubo algunas excepciones, como mis victo- rias contra Topalov en la semifinal del torneo de Leén de junio, y en la cuarta ronda del Campeonato Mundial, en Mosct, a finales de este afio. En los dos casos, al ganar a Veselin jugaba el préximo match contra Anand, y no ofrecia mucha resistencia. Pero, por supues- to, lo que mas alegria me dio de todo fue mi boda con Victoria, el 7 de agosto del afio 2001. Entre los ajedrecistas invitados estaban Mijail 20 LA LUCHA SIN LIMITES (1997-2004) Rychagov, Jordi Magem (el testigo) y Zigurds Lanka — los que me ayudaron en los momen- tos importantes de mi carrera-. Faltaba Vladimir Bagirov, quien desafortunadamente fallecié un afio antes en el torneo de Juvaskula (Finlandia) como un auténtico hidalgo del aje- drez. E13 de Febrero de 2002 nacié mi hijo Dmitry y menos de dos afios después, mi otro hijo Alexander. Por supuesto, en estas circunstan- cias es casi imposible jugar bien todos los tor- neos, porque el nivel de preparacién especifi- ca disminuye notablemente. Mi esposa tuvo que dejar de jugar casi por completo, aunque sus apariciones en los torneos oficiales feme- ninos seguian siendo exitosos. Y este servi- dor a veces podia ‘mostrar los dientes’ tam- bién; por ejemplo, en Ménaco, en marzo de 2002 (segundo tras Morozevich, delante de Anand y Kramnik), Praga en abril-mayo del mismo afio (llegando a las Semifinales cuan- do Kasparov y Kramnik ya estaban elimina- dos), y sobre todo en el encuentro de partidas semi-rapidas Rusia - Resto de Mundo, cele- brado en Moscii en septiembre de 2002. Sin- tigndome de etnia rusa tuve que jugar en el bando contrario, y pude sentirme especial- mente satisfecho con 7 puntos de 10 partidas, ganando a Kramnik (,cémo evitar mencionar- 1o?), aunque perdiendo con Kasparov (zcomo puede ser?) Enel afio 2002 también jugué el Campeonato de Espafia individual por prime- ra vez, y aunque no tuve ningun problema en llegar a la final (cediendo medio punto en sie- te partidas) alli me crucé con Paco Vallejo, el futuro del ajedrez espafiol y mundial. En ab- soluto me consideraba favorito en este en- cuentro, pero tal vez por mi experiencia en matches y con algo de suerte pude ganar esta Final por 2 a 0 y obtener un titulo que tiene un significado especial para mi — hasta la fecha ha sido mi nica participacién en los campeo- natos nacionales -. En el afio 2003 hice otro nuevo intento por regresar a la super elite, y con 7 de 13 en Wijk aan Zee, junto a la victoria en solitario en el torneo de categoria 15 en Reykiavik (7 de 9), pensé que estaba en el camino. Pero cuando fracasé en Ménaco y Dos Hermanas vi que la estabilidad que mostraba en los afios 1998- 2000 era dificil de recuperar. Sin embargo, el 1 de Enero de 2004 mantenia todavia la quin- ta posicién en la lista mundial, y cuando nacié Alexander enseguida gané el torneo de semi- rapidas en Tallinn (Memorial Paul Keres), que se jugaba el 3 y 4 de enero. De forma que fui alli casi directamente desde el hospital (entre Riga y Tallinn hay 300 kilometros y el nifio nacié a las 23.14 horas del dia 2 de enero). El primer dia debia jugar tres partidas, y aunque gané a Rychagov y Dreev, acabé perdiendo la tercera con Rozentalis. Pero al dia siguien- te, por la majiana, ya estaba mas descansado y gané bastante bien a Sulskis, Brodsky y Sveshnikov. Tenia un punto mas que Radjabov, pero él tenia blancas en la ultima ronda, con- tra mi, También logré jugar bien esta partida, y cuando Teimur me ofrecié el empate, sdlo lo acepté porque asi garantizaba la victoria en el torneo. Sin embargo, creo que este pequefio triunfo en Tallinn no me fue bien para el torneo de Wijk aan Zee, adonde fui unos dias después. Medio euférico pero también un poco cansa- do por las muchas novedades importantes que aparecieron en mi vida, no fui muy bien pre- parado. En las primeras seis rondas perdi dos partidas (contra Bareev y Anand) en posicio- nes técnicas de tablas, relativamente senci- lias, lo que casi nunca me habia ocurrido en mi carrera. Me recuperé un poco ganando a Timman e Ivan Sokoloy, pero en Ia ultima ron- da volvi a cometer el ‘error Nisipeanu’, por- que arriesgué innecesariamente contra Victor Bologan y perdi. En Linares de este afio suce- did al revés — empeceé bien, omitiendo la vic- toria contra Topalov en la tercera ronda, pero ganando a Radjabov en ia sexta -, y después ya me senti algo cansado. Tres derrotas y nin- guna victoria mas. Y los siguientes torneos - Monaco, la Liga Francesa, la Bundesliga - fueron también fracasos deportivos. Parecia que no tenia mas remedio que finali- zar este libro con unas notas del jugador del pasado, ése que sdlo es capaz de acordarse de su fuerza de los viejos tiempos. Mas 0 me- nos con estos sentimientos me fui a Sarajevo, que ya no es el torneo de super elite de hace afios, pero que todavia conserva la categoria XV-XVI. Curiosamente, mis resultados en LA LUCHA SIN LIMITES (1997-2004) 21 2002-2003 habian sido inferiores a los afios 1999-2000, cuando jugaban los mejores! A Sarajevo acudia por quinta vez, me he acos- tumbrado bien a la ciudad, y por consiguiente no tuve ningun problema en lograr una buena concentracién. Un poco de suerte y ... de re- pente muchos puntos, y asi el Magistral de 2004 pudo ser mio, Una semana mas tarde tuve otra porcién de suerte en las semi-rapi- das de Leén, imponiéndome en una alocada lucha contra Radjabov (decidida en el Blitz) y después contra Svidler, ganando las prime- ras dos partidas en posiciones medio deses- peradas, y finalizando con unos 3,5-0,5, un score que no tiene nada que ver con la rela- cién de las fuerzas. Desde las primeras elimi- natorias en Groninga 1997, las partidas semi- rapidas conforman una parte importante de la vida ajedrecistica, pero todavia se cometen errores graves. : Estuve finalizando este libro al mismo tiempo que terminaba el Campeonato Mundial de la FIDE en Tripoli, donde decidi no jugar. Y no s6lo yo, también Anand, Morozevich, Svidler, Ponomariov, Polgar, Gelfand — cada uno por razones diferentes-. No voy a hablar por parte de otros, pero mi razén principal es evidente: ‘los acuerdos de Praga’ de 2002, que se gestaron cuando finalizé aque! torneo donde yo, como el lector sabe, lo hice bastante bien Los acuerdos mas vergonzosos de Praga re- conocian a Kramnik como Campeén del Mun- do y daban a Kasparov el derecho a disputar un match directo contra el ganador de las eli- minatorias de la FIDE. Y ahora Kasparov tam- poco estaba en Tripoli, pero al contrario que Anand (quien hizo historia en los Campeona- tos de la FIDE), é! tranquilamente esperaba a que se clasificara un rival, con la unica dife- rencia respecto a 1998 que ahora Kasparov ya no es Campeén del Mundo. No sé, quiz Kasparov o Kramnik ganarian un Campeona- to del Mundo justo (y el sistema de eliminato- rias es muy justo para definir al ganador final, en mi opinion) si hubieran participado, pero mientras ellos sigan con sus eternos privile- gios yo no voy a intentar luchar mas por el Titulo Mundial. Pero, por supuesto, no es mi idea abandonar la lucha sin limites ~ la lucha por la perfeccién de mi juego, la lucha contra mi rival de mafiana, la lucha por la brillantez en ajedrez - El Autor PD: Cuando el libro ya estaba terminado mi camino se cruzé de nuevo con el de Anand ~ en un match al mejor de 8 partidas semirapidas, en la ciudad alemana de Mainz (agosto de 2004)-. Aunque el resultado final (5-3) en favor de Vishy no supone ningun momento de gloria para mi (ni mejor ni peor que antes), algunas buenas partidas que ana- lizaré para el proximo libro me hacen ser opti- mista (*) Ahora mismo mi vida se reparte entre mis tres lugares de residencia: Tarragona, Riga y Siauliai (Lituania), la ciudad natal de mi mu- jer) 23 1.- SHIROV, Alexei (2685) - TESKE, Henrik (2520) [B12] Budapest (Euro Cup), Noviembre 1996 “Antes de emplear esta idea en una partida, debia haberla analizado meticulosamente , y no quedar simplemente satisfecho con los andlisis post-mortem” Esta partida fue inmediatamente analizada después del torneo y publicada en varias revistas. Sin embargo, los comentarios fueron revisados varias veces cuando empecé a trabajar en este libro. Mis especiales agradecimientos a Henrik Teske por sus comentarios de la partida cuando casualmente vino a visitarme a Espafia, en septiembre de 2003. (AS: Esta partida se disputd cuando los clubes de Berlin (en el que yo habia jugado anteriormente) y Dresde apenas tenian algo que conseguir a nivel deportivo. Como circunstancia curiosa, debo sefialar que antes de ir a Budapest hice una corta sesién de entrenamiento en Dresde con Zigurds Lanka (que también jugaba con el equipo de esta ciudad alemana) y... imi rival ocasional en esta partida!. Afortunadamente no analizamos la Defensa Caro-Kann La partida que presento a continuacién tenia una cierta importancia tedrica en ese momento, porque introducia el camino para desafiar el esquema favorito de Karpov. Y aunque incluso Karpov consiguié encontrar la igualdad para las negras algun tiempo después, todavia me gusta esta partida en si misma] 1.e4 06 2.d4.d5 3.e5 £5 4.23 e6 5.2e2 De7 6.0-0 c5 El gran maestro aleman emplea la misma linea que Karpov jugé contra mi en Viena 1996. En esa partida_—_reflexioné durante aproximadamente veinte minutos en la séptima jugada, mientras que en esta ocasin mis siguientes jugadas me Hlevaron...jcasi una hora!. La linea, en realidad, necesita una gran precisién por parte de las blancas si quieren aspirar a conseguir ventaja en la apertura. T.dxe5 Contra Karpov jugué 7.¢4 y no consegui nada. 7... Dec6 8.203 Ad7 9.04 dxe4 10.243 10...8xe5 Hasta aqui todo era tedrico, pero esta légica captura resulta una novedad. El sendero conocido es 10...c3. IAS: Aunque durante {a partida esperaba 10...c3 y planeaba responderla con 11.b4!?, si no recuerdo mal, posteriormente mi rival admitié que habia rechazado 10...c3 debido una idea extraordinariamente fuerte, 11.Wb3! cxb2 12.2ad1, que él aprecié durante la partida. Cuando empezamos a analizar, nos parecia que las blancas estaban claramente mejor. Légicamente no mencioné esta idea en las, anotaciones, esperando que algun dia pudiera emplearla en una partida de torneo. Y la oportunidad lleg6 pronto. En mi siguiente 24 SHIROV - TESKE, Budapest 1996 partida con blancas, contra Karpov, en Ménaco 1997, la referida posicién aparecio en el tablero. Y 61 continué 12...b1W! 13.2xb1 Wc8 lo cual omiti por completo en mi preparacién. Debo admitir que debia haber prestado mas atencién a la idea de Henrik con posterioridad y no quedarme simplemente satisfecho con los andlisis post-mortem. De todas formas, logré reaccionar razonablemente bien: 14.¥#c3! y las negras todavia tienen que superar ciertas dificultades. La partida continué 14....axb1 15.Bxb1 @e7 16.24 [la sugerencia posterior de Teske, 16.2d2!? es también interesante, pero llegamos a la conclusién de que tras: A) 16...0-0 17.f4 b6! 18.cxb6 (18.Ae4?! Axc5 19.2xc5 bxc5 20.863 Dd4!=) 18... Dxb6 19.243 D4! 20.tb3 AGA5! Las negras estén bastante bien. B) No en cambio 16...Acxe5? 17.14 Dg6 (17...)c6 18.8xg7 B16 19.Wh6 &d4 20.15+-) 18.213 Bb8 19.c6 bxc6 20.Exb8 xbB 21.Wxg7* 16...Dxd4 17.Axd4 Dxc5 18.23 Kbs 19.Was 0-0 20.Wxa7 y aqui con 20...8d8! Karpov hubiera obtenido serias oportunidades de igualar, mientras que en la partida, después de 20...2a8 21,Wb6 Ba6 22.Wb5 We7 23.Bfc1 Bad 24.Wxb7 Wxb7 25.2xb7 Bd8 26.23 consegui obtener una razonable ventaja. El final de la historia fue tragico: cuando poco después mi posicién era completamente ganadora, empecé a liarme y al final no pude ni recordar donde estaban mis piezas, y...iperdi por tiempo!. Si, era una partida a ciegas. Después de todo debo concluir que 10...c3 es probablemente jugable, pero del mismo valor que la jugada escogida por el gran maestro aleman. 11.2xc5! iSolamente en este orden! La linea 11.2xc4 &xe3! 12.ad6+ A) 12...8f8 13.fxe3 Adxe5 14.Axe5 Axes 15.Wd4 Ac6 16.Wf4 deja a las blancas con una fuerte iniciativa por el peon. B) 12...sbe7! 13.Ax15+ exf5 14.Wd6+ wes 15.06 fxe6 16.Wxe6+ We7 17.Wxe7+ bxe7 18.fxe3 leva simplemente a un final equilibrado 11... Dxc5 12.2xc4 0-0 Las negras no pueden cambiar damas ahora, ya que tras 12...Wxd1 13.Bixd1 we7 14.act su posicién es extremadamente peligrosa. 13.Wet! La Unica jugada que busca obtener algo. Si 13.6 Wb6 con posicién nivelada. SHIROV - TESKE, Budapest 1996 25 13...We7?! Después de la partida mi rival no estaba feliz con esta jugada, pero en realidad no parece mala. Veamos otras lineas: A) 13...Dd4 14.Dxd4 Wxd4 15.2d1+ B) 13...2d3 14.2xd3 Dxd3 15.We3t C) Me gusta menos 13...We7 14,.We3 d7 (14... Db4 15.Ad4+) 15.Bact+. IAS: En 1998, Karpov parecié encontrar finalmente la mejor alternativa para las negras: D) 13...2d3! 14.We3 WS! Que él emples contra Ivanchuk en Ménaco (ésta vez en una partida rapida, no en una partida a ciegas) y después de 15.Ad6 DdxeS 16.Rfd1 Axt3+ 17.xf3 We5 18.Wxe5 Qxe5 19.&xb7 Habs no tuvo ningun tipo de problemas. Asi que mi oponente estaba en lo cierto al quedar descontento con su eleccion 13...We7, aunque la verdad sobre la variante solamente se supo mucho después]. [AS2: Casi siete afios después de esta partida Henrik Teske admitia que debido a que habia omitido completamente 13.We1! tenia la impresion de que ya estaba mucho peor, y que esto probablemente le impidid encontrar el camino correcto]. 14.We3 14.2d1!? seria otra opcién interesante y me llev6 cierto tiempo decidir entre estas dos ideas. Me parece que tomé la decision correcta, aunque al intentar evitar la presin del tiempo todavia no podia prever todo lo que iba a suceder. El objetivo del juego blanco se concentra principalmente sobre los malos caballos negros y su debilidad de la casilla d6. 14...Had8 Me preocupaba ligeramente 14...Ae4 pero tras 15.2d3 Wc5 16.We2 las blancas mantienen una minima ventaja IAS: La evaluacion “minima ventaja” estaba probablemente basada en la variante: A) 16...d4 17.Dxd4 Wxdd 18.Zad1 Rac8 19.Dd6 Axd6 20.xf5 DxfS 21.Exds Dxd4. Las blancas tienen una dama de mas, pero dudo que puedan imponerse. B) 16...b5 17.243 @c3 18,bxc3 Wxa3 19.2xb5 Bac8 (0 bien 19...8fc8, que también parece bastante bueno para las negras)]. 15.006 {AS: Después de la referida partida de Ménaco, el siguiente intento de Karpov en esta variante fue meterse en esta misma posicién contra Huebner, en Dortmund 1997, y aqui Robert mostré una excelente mejora sobre mi juego en esta partida: 15.Bad1!, con ventaja blanca. De esta forma, Karpov jugé 13...2d3! iya en su tercer intento!. En cuanto a mi, 15.2\d6 no es definitivamente una jugada de la que deba sentirme orgulloso, pero como ya dije antes, estaba en peligro de apurarme de tiempo]. 15...b6? Un error grave, ya que las negras debilitan terriblemente la casilla 6. Tras 15...0d7! 16.xb7 Bb8 las negras estarian de nuevo en la partida, aunque todavia prefiero el juego blanco en la linea: 26 SHIROV - TESKE, Budapest 1996 A) 17.Mact Al) 17...Exb7 18.8xc6 Exb2 19.Bc7+ A2) 17...Dcxe5 18.0xe5 Axed (18...Hxb7 19.2c6 WI6 20.b3t) 19.Da5 16 (19...WI6 20.b32) 20.{4 Wb4 21.fxe5 Wxa5 22.exi6 A21) 22...Mxf6? 23.94 Rg6 24.¢h1 Wb6 25. Wi4+- A22) 22...Bxb2 23.fxg7+ A23) 22...gxf6 23.04% B) 17.d6!? es igualmente interesante. Por ejemplo 17...2dxeS 18.had1! (18.2xf5 exf52) 18...WI6 19.Bd2t 16.ab5I+ Db4 Ya es muy dificil dar a las negras un buen consejo, por ejemplo: A) 16... Wc7 17.2xc6 Wxc6 18.Ad4+ y el juego blanco es mas facil. B) 16...Dxe5 17.Dxf5 Dxf3+ 18.gxf3 WIE 19.b4! exf5 20.bxc5+ 17.Qd4! 2d3 1T...ig6 deberia perder, debido a 18.Wd2! a5 19.a3+-. 18.2xd3 Dexd3 19.f41+- Ahora las negras no pueden evitar, por mas tiempo, las pérdidas materiales. 19...16 Ofrecia una tenaz resistencia 19...Bxd6 20.exd6 Wxd6 pero el final al que se Hlegaria tras 21.a3 Bd8 22.axb4 Wxd4 23.Wxdd Exdd 24.8xa7 g6 25.Bd1 Bd5 26.93! debe estar perdido A) 26...Axf4 27.B11 De2+ 28.492 15 29.He1 Ad4 30.Bc1+- B) 26...@97 27.8b7 Axb4 28.8xd5 AxdS 29.8f2+-. 20.a3 Ahora todo es forzado 20...fxe5 21.fxe5 Dxes 21...Bxf1+ 22.8xf1 Dxes 23.Wxe5 Wxd6 24.Wxd6 Bxd6 25.0b5 Bd5 26.Ac7 Dd3 (26...Rd7 27.Dxe6+-) 27.Axd5 exd5 28.b4+- es desesperado. 22.Wxe5 22.Exf8+!? Wxi8 23.Axe6 Wxd6 24.0xd8 Abd3 25.Hd1! también ganaria, pero...gpor qué hacerlo mas complicado? 22...Wxd6 22...Bxf1+ 23.Exf1+- traspone a 21...Bxfl+ 23.Hx18+ dexf8 24.2x06+ dhe7 25.Wxg7+ y en vista de 25.Wxg7+ dxe6 26.e1+ f5 27.Wxh7+ S16 28.Rf1+ +- las negras abandonaron [1:0] 27 2.- SHIROV, Alexei (2685) - SHORT, Nigel (2695) [C68] Groningen, Diciembre 1996 “Aqui ya no podia recordar exactamente cémo transcurria la teoria, De forma que no resulta extrafio que pronto hiciera una novedad”. Era ya la segunda vez consecutiva que Nigel me permitia ganar su dama. Y la mia pudo hacer su ‘trabajo’ de nuevo, siendo la unica pieza presente, pero suficiente. [AS: Este comentario se refiere a la partida Shirov-Short, Yerevan (ol) 1996 que fue publicada en ‘Fuego en el Tablero’). 1.04 e5 2.Df3 Dc6 3.2b5 a6 4.2xc6 [AS: En ese momento, estaba trabajando en la variante del Cambio con Jordi Magem, y algunas de las ideas que encontramos fueron bastante buenas. Aun asi, nada podia hacerse contra algunos caminos de las negras para equilibrar el juego, y tuve que dejar de emplear esta variante en 1997]. 4...dxe6 5.0-0 Wd6 6.2)a3 bS 7.c3 5 8.Dc2 De7 Aqui ya no podia recordar exactamente cémo transcurria la teoria. No resulta extrafio que pronto sacara una novedad. 9.a4 &b7 10.axb5 axb5 11.2xa8+N 11.We2 c4! con juego poco claro, sucedié en De La Villa-Giorgadze, Aceimar 1995. Creo que lo que hice -cambiar torres y abrir el centro, mientras las negras no han terminado de desarrollarse -, es mas natural. 11...2xa8 12.d4 cxd4 13.cxd4 Axed 14.xe5 14.%e17! no era una buena idea debido a 14...Wc6! 1 15.2d3 15...2xd3? Ahora las blancas consiguen ventaja. Su posicion seria también prometedora en la linea 15...c6 A) 16.0e1 2xd3 17.Wxd3 #f7= las negras consiguen un tiempo mas para desarrollarse, comparandolo con la linea de la partida, dado que la torre blanca no es especialmente uti! enel. B) 16.2f4 Wd5 es también bueno C)16.Dc5 &xc2 17.Wxc2 Wxd4 y no veo nada concreto, mientras que por otro lado un pen 28 SHIROV - SHORT, Groningen 1996 es un peon IAS: Creo que las blancas deberian aspirar a las tablas tras 18.He1 Wed 19.Wxcd bxod 20.He4 porque de otra manera tienen un se- rio riesgo de quedarse con peén de menos sin compensacién. Como hemos comproba- do, no consegui un gran tratamiento en la apertura, pero al menos fui capaz de aprove- char el error de las negras}. 16.Wxd3 6 17,ad2! Al llevar la torre hasta territorio enemigo, las blancas consiguen realmente crear amena- zas peligrosas. 17...Dd5 18.2a1 IAS: Aqui podemos apreciar la diferencia entre 15...c6 y la partida. La actividad de la torre blanca se convierte en un factor decisivo}. 18...207 Después de 18...8f7 19.2a8! se hace literalmente imposible completar el desarrollo negro. 19.1a8+ 2d8 20.Wb3! 20...0-0? Un descuido tactico. Las negras debieron intentar algo mas, aunque su posicién seguiria siendo desagradable; por ejemplo: A) 20...&f7 21.Ba7+ Re7 (21...2¢7 22.93 Bc8 23.De3t) 22.He3 Be8 23.Axd5 Wxd5 24.Mixd5+ oxd5 25.41 de6 26.2b7+ B) O bien 20...d7 Las blancas deben ser precisas B1) Ganar un peén pero dar a las negras contrajuego, como en la linea 21.85 0-0 22.2xd8 Exd8 23.Wh3 &f7 24.8xd8 Wxd8 25.Wxh7 WaSls no resultaria aconsejable B2) 21.2b4! &f7 22.2c5 Be8 23.Ba7 &c7 24,.Qe3 Be6 25.93+ y las negras estan clavadas por todos lados. 24.2b4 Wi4 22.93 Welt 23.92 2e7 Todo es forzado. 23...Re8 24.4e3 Whi 25.Dxd5 We4+ 26.Wi3 Wxd5 27.Wxd5+ cxdd5 28.2a5 pierde mucho mas rapido 24.Ha1 Short debio haber infravalorado esta posibilidad cuando jug 20...0-0. Ahora sélo se necesita algo de técnica. Para estar seguro de mi mismo pensé durante media hora acerca de mi jugada 26, y creo que encontré el método ganador mas claro. 24...Wxat 25.xa1 &xb4 26.0c2! 2e7 26...d2 permite a las blancas penetrar con su dama: 27.Wd3 S01 28.W5 De7 (28....a.xb2 29,We6++-) 29.Wd7 S17 30.Ab4+- 27.De3 Bd8 28.We2! Las blancas no estan preocupadas por el SHIROV - SHORT, Groningen 1996 29 cambio de caballos, ya que un poco mas adelante pueden ‘ahogar’ al resto de las piezas negras. 28...2)xe3+ 28...Ab4 permitiria un fuerte ataque después de 29.Wed 218 30.We6+ wh8 31.A15+- 29.fxe3 Hd6 30.We4! 2f8 31.94! 31.We8 {5 hubiera sido un poco mas dificil para las blancas. 31...96 32.We8! $97 33.n4 c5 Esto facilita las cosas, pero las negras estaban perdidas irremediablemente: A) 33...2g8 34.813 g7 (34..f5 35.gxt5 gxf5 36.5814 BY6 37.seg5 seg7 38.Wa7+ +-) 35.se14 &g8 36.n5 gxhS 37.gxh5 wg7 38.e4 Exdd 39.h6+ seg 40.Weé++- B) 33...f5 34. We5++- 34.dxc5 Hd2+ 35.813 2xc5 36.g5!7 Por supuesto, 36.Wxb5+- hubiera ganado muy facilmente, pero habiendo revisado algunas variantes decidi ir derecho hacia el alfil 36...0d5 Short termina la funcién de forma divertida, ya que ahora se mete en red de mate Pero no habia manera de oponer resistencia. P.ej.: 36...2d3 37.gxf6+ bxi6 38.Wc6+ 0d6 39.sbe2+-; 36...b4 37.We6!+- 37.gxf6+ Sxf6 38.Wc6+ eS 39.e4 Bd3+ 40.che2 Re3+ 41.ed2 bd4?! Humor inglés. De lo contrario las negras pierden su alfil. 42.Wast [1:0] [Publicada en varias revistas] 30 3.- SHIROV, Alex 2690) - KRAMNIK, Vladimir (2740) [B66] Linares (8), Febrero 1997 “Al igual que contra Kasparov (Olimpiada 1996), Kramnik y yo no estébamos de acuerdo respecto a quién luchaba por conseguir las tablas”. IAS: Linares 1997 fue uno de los peores torneos de mi carrera, e incluso la Unica partida que gané (contra Topalov) tenia muchisimos errores por ambos bandos. Pero, al menos, algunos empates fueron interesantes. 1.04 c5 2.293 d6 3.d4 cxd4 4.Axd4 Df6 5.Dc3 Dc6 6.2g5 e6 7.Wd2 a6 8.0-0-0 h6 9.263 he7 10.f4 Axd4 11.2xd4 bS 12.b1 &b7 13.23 0-0 14,.e5 dxe5 15.fxe5 Dd7 16.De4 xed 17.axe4 Tan lejos, pero nada nuevo bajo el sol. Esta posicién ya se habia dado en la partida Ye Jiangchuan-Kramnik de la ultima Olimpiada. Tenia claro, sin embargo, que Kramnik mejoraria la linea en algun momento, dado que él decidié repetirla. La unica pregunta era édénde? Ahora tenemos la respuesta excelentes posibilidades, jugando b4. Estuve calculando todo esto _—durante aproximadamente una hora y entonces me di cuenta que ir a por la calidad era mi mejor opcién 18.fa7 Sin embargo, era también evidente que las negras conseguirian una gran compensacién y que Kramnik estaba familiarizado con la posicién. Afortunadamente tenia algo planeado. IAS: Medio afio después Kramnik jugé la misma linea contra Kasparov en Novgorod y este ultimo salié con un interesante sacrificio: 18.031? We7 19.4c2 17...Eb8! Esto es mucho més fuerte que 17...fc8, que permitié a las blancas organizar, sin prisa pero sin pausa, un ataque muy fuerte en la partida citada anteriormente. Ahora las blancas intentan completar su desarrollo con comodidad y cambiar alfiles. Si las blancas juegan c3 algun dia, las negras conseguiran Aqui Kramnik no tomé el peén y rapidamente quedé en inferioridad. Deberia pensar que la novedad de Kasparov es terriblemente fuerte, pero de hecho las consecuencias de la linea 19...2xe5 20.Bhe1 &d6 21.We2 son poco claras para mi. Veamos: A) 21... 16 22.We4 Bid8 23.Wh7+ 218 SHIROV - KRAMNIK, Linares 1997 31 B) 21...Ac4 22,Wd3 g6 23.xe6 Des! es también jugable_] 18...2xe5 19.Wc3! Después de 19.Wf4 Wc7 (por supuesto, no 19...2d6?? 20.c5+-) 20.2xb8 Exb8 las negras parecen tener buen juego a cambio de la calidad. 19...2d6 20.Wd4! De nuevo 20.8xb8 Wxb8 daria a las negras un juego muy cémodo, mientras que para las blancas no es tan facil prevenir amenazas tales como ...204 y ...£e5 20...2¢7 21.We5! Wc8 22.Bhet1! Esta era mi idea. Estoy intentando situar mis piezas tan bien como sea posible, antes de capturar la calidad. [AS: Ahora no afiadiria probablemente el signo de exclamacién a 22.he1 porque 22.93, empleada por Svidier contra lonov en el Campeonato de San Petersburgo -un poco después de esta partida-, parece mejor. Durante la partida me preocupaba 22...b7, pero ahora las blancas pueden continuar 23.he1! y el negro no puede mejorar su posicion tan facilmente. Probablemente las blancas mantienen ligeramente mejores opciones en esta linea, al igual que después de 22...c4 23.axb8 Wxb8 24.c3, tal como ocurrié en la partidal. 22.004 A 22...Rb7 planeaba responder 23.Wg1! y entonces capturar la calidad. 23.2xb8 Ahora ya no habia ninguna opcién, dado que mi primera intencién 23.b3? hubiera fallado en vista de 23...2b6. 23...Wxb8 24.93 Queria defender mis peones del flanco de rey, ya que pensaba que todavia estaba luchando Por la ventaja. Después de 24.£.d3 las negras tendrian dos caminos para igualar. A) 24...2d6 25.Wd4 2e5 26.Wed 15 27.6 Dxb2 28.Wxeb+ dh 29.Wxe5 Wxed 30.Bxe5 ®xd1 31.2x15 He3= es suficiente. B) 24...B08 25.2xc4 (25.Wh5 &xh2 26.axc4 bxc4 27.Rd7 Wf45) 25...8a5 26.Wh5 Axet 27.2xe6 fxe6 28.Exe1 Wd6= IAS: Aqui podemos ver que en comparacién con la partida Svidler-lonoy, las blancas perdieron un tiempo con 22.Ehet, ya que la torre no hace un gran trabajo ahi, mientras que la jugada de pedn c3 seria muy util] 24...2e5 25.¢3 Ke8 26.We7 2 32 SHIROV - KRAMNIK, Linares 1997 Esto lleva a las tablas forzadas y debo admitir que omiti por completo la combinacién final en mis calculos previos. A) Yo esperaba sobre todo 26...@xb2!?, después de la cual debia elegir entre: AA) 27.8071? a4 28.Wxt7+ th8 29.801 Att) 29...Wb6 30.Wg6 Dxc3+ 31.Exc3 Wo1+ 32.b2 Wxh2+ 33.202 @xc3+ 34.dub3+- A12) Tampoco sirve 29...b4 30.Wg6 Axc3+ 31.8xc3 bxc3+ 32.dc2 Wb2+ 33.0bd1 02+ (33...Wat+ 34.62 Wxa2+ 35.e3+-) 34.8x02 Wre2+ 35.Wxe2 Bxc2 36.2x02+- 13) Pero si es posible, en cambio, 29...2e5! 30.Wg6 Dxe4 31.Wxe4 Hed (31...2xc3 32.Bxc3 Exc3 33,Wd4+-) 32.Wd3 S16 y su compensacién por la calidad parece razonable A2) 27.texb2 &xc3+ 28.b1 &xet 29.Hxett con oportunidades ligeramente mejores debido al fuerte alfi Debo también mencionar que las siguientes variantes no son completamente satisfactorias para las negras: B) 26....816 27.Wb7 b4 28.cxb4 Axb2 29.201 Ded 30.a4 B1) 30...2e7 31.Wxe7 Hc7 32.Wxc7 Wxc7 33.Hed1+- B2) 30...2g5 31.Wxb8 Ad2+ 32.a2 Exbs 33.7. 27.Wxb4 We7! Esta jugada fue una gran sorpresa para mi. Contaba con: A) 27...Axb2? 28.Wxb2 Wc7 29.We2 &xc3 30.Be2!+- B) 0 bien 27...Wxb4 28.cxb4 Axb2 (28...Rxb2 29.8¢2+) 29.&b7 EBb8 30.Rd7 cd 31.axa6 Exb4+ 32.dc2+ 28.Wb7 La unica jugada. 28...Da3+! Una bonita combinacién de tablas. 29.81 29.ha1 2)c2+ = es la misma historia. 29...2f4+! 30.gxf4 Wxf4+ 31.Rd2 ds 32.Bed1 De nuevo las blancas no tienen eleccién. 32.Qh7+? BhB 33.2d3 Dest 32...2ixd2 Evitando la Ultima pequefa trampa 32.2042? 33,We7+-. 33.xd2 Tablas debido al jaque perpetuo tras 33.Bxd2 WIt+ 34.201 Wi4+ 35.2a2=. [122112] [Publicada en varias revistas) 33 4.- SHIROV, Alexei (2690) - YUSSUPOW, Artur (2665) [C43] Ter Apel, Marzo 1997 “ Fue muy dificil escoger entre un final ligeramente mejor (sin riesgo) y unas grandes complicaciones. 10 a 1 a que yo elegirla la segunda opcién, pero IAS: En Ter Apel se organizé un pequefio torneo (sdlo seis participantes en una liga a una vuelta), unas semanas después de mi desastrosa performance en Linares, donde hice '-4’, asi que era importante coger de nuevo la confianza perdida. Gracias a esta partida consegui el primer puesto con 4 puntos de 5 partidas, asi que alcancé un nuevo primer puesto. Y la partida en si misma me dio una sensacién muy satisfactoria, al mismo tiempo. En ese momento la podia considerar, incluso, como la mejor de toda mi carrera. Aun asi, como suele suceder a menudo, ahora podia encontrar muchos errores en mis viejos andlisis (pienso que fueron realizados apresuradamente) y por consiguiente la partida ya dejé de resultar tan convincente para mi. Pero creo que, aun con con todas las, imprecisiones, esta partida merece estar en esta coleccién. A destacar es que un jugador de estilo clasico como Artur Yussupow jug con mucha imaginacién y creatividad, pero esta vez no funcioné de la mejor manera para él. 1.€4 e5 2.213 Df6 3.d4 Dxed 4.0.d3 d5 5.Dxe5 Ad6 6.0-0 0-0 7.c4 Acé 8.Dxc6 bxc6 9.c5 Be7 10.Ac3 ,€era realmente la decisién correcta?” Hasta este momento seguimos nuestra partida de la Bundesliga (Solingen 1996), pero aqui Yussupow se aleja de la continuacion adoptada entonces. 10.6517 Una idea que el propio Yussupow empleara contra Timman unos afios antes. La otra vez, Yussupow jugé contra mi 10....15, pero parece dar a las blancas una pequefia ventaja después de A) 11.13! Dxc3 12.bxc3 Qxd3 13.Wxd3t tal como ocurrié en una partida rapida Shirov- Huebner (Frankfurt 1996) [ AS: De hecho, analicé conjuntamente con Yussupow 11.131, después de nuestra partida en Solingen, y para nuestra sorpresa no resultaba tan facil para el negro conseguir un juego cémodo. Y en la partida rapida contra Huebner jugada apenas tres meses después pude demostrar mas o menos las ideas de las, blancas}. Continud 13.957! (13...a5¢ hubiera sido mas tenaz) 14.Wa6! &xc1 15.Baxci Wd7 16.Mfe1 Kfes 34 SHIROV - YUSSUPOW, Ter Apel 1997 Aqui forcé acontecimientos con 17.Exe8+ (17.h3!? hubiera sido probablemente mas preciso) 17...Bxe8 18.h3 y afortunadamente resulté todavia suficiente para mantener la ventaja. El resto de la partida estuvo influida por el control de tiempo (20 minutos + 5 segundos por jugada) pero de todas formas me gustaria ofrecer algunas jugadas mas: 18..n5 (18...We6 19.2h1 Wed 20.291 Wxc3 21.Wxc6+) 19.Wxa7 We7?! (19..We6 20.eh1 Wo6!t 421.Wxc7?! He2) 20.¢h1 Wes 21.291 Wxe3 22.Wxc7 Het? (22...Wxd4 23.Wxc6s; 22...He6 23.Wb8+ wh7 24.Wf4t) 23.Bxe1 Wxet+ 24.deh2+- Wat [si 24...Wd2 25.WeS! y ahora: At) 25...Wxa2 26.We8+ bh7 27.Wxt7+- 2) 25... g6 26.24 4 27.Wi6 Wet 28.Wd6 Wd2 29.25 Wxa5 30.Wxc6+- ] 25.Wxc6 Wxd4 26.Wdé! y las blancas se impusieron pronto. B) [AS: 11.Wc2 &g6! 12.0xe4 dred 13.2xe4 Wxd4 14.2x96 hxg6 15.2e3 Wd! 16.23 Wd con equilibrio, fue lo que sucedié en nuestro encuentro de la Bundesliga}. 11.3 Dg5 12.Wadl No slo doy el signo de exclamacién exactamente a esta jugada, sino también al plan entero, que fue encontrado sobre el tablero. Timman habia jugado 11.22 en vez de 11.13. 12...207 13.2f41N Esta es, formalmente, la innovacién. La practica habia sido testigo de la continuacién 13.04 Deb 14.4e3 a6 15.Wc2 g6x Spangenberg,H-Tempone,M Buenos Aires 1994, con victoria negra en la jugada 44. 13...216 14.Bae1 Deb!? Intentando refutar la validez de la idea blanca. De lo contrario, Yussupow deberia haber elegido la mas tranquila 14...247!72 15.2e5 Las blancas deben ser consecuentes con su plan. {No hay camino de regreso! 15...uxe5 16.2xe5 Wh4 AB 1 ke Yi, Le Hemos alcanzado una posicién critica, y aqui me sumergi en una profunda reflexion. Ahora fue muy dificil escoger entre dirigirme a un final ligeramente mejor (una especie de juego sin riesgo) y grandes complicaciones. Diez a uno a que yo elegiria la segunda opcién, pero ...,zera realmente la decision correcta? Si nos atenemos al resultado final, probablemente lo fue. 17.4412 Esto cambia el curso de la partida, muy espectacular, pero desde el punto de vista de {a ‘pureza’: A) 17.x{5 debe ser lo mas fuerte. Las negras entonces estan obligadas a jugar 17...2xf5! Veamos: A) 17,..Dxc5? 18.dxc5 Wxa4 19.2xh7+ &xh7 20.Dxade A2) 17...2xf5! 18.8xf5 Axc5 (18... Axd4? 19.25) 19.dxc5 Wxa4 20.2xa4 Oxf5 21.81! Eb8! 22.b3 Hb4!t con muy buenas SHIROV - YUSSUPOW, Ter Apel 1997 35 posibilidades de conseguir tablas, aunque las blancas mantienen opciones de victoria. Por otro lado, hubiera sido menos fuerte capturar el peén con la torre: B) Después de 17.0xf5 Wxd4+ (17...8xf5? 18.2x15 Dxd4 19.894! DFS 20.Axd5+-) 18.Wxd4 Dxd4 y la posicién estaria practicamente igualada. IAS: No hay ninguna duda de que hoy elegiria 17.4ixf5 e intentaria ganar el final, con muy buenas posibilidades practicas. Seis afios después y un tratamiento completamente diferente. Creo que Tal también ‘sufrid’ esta clase de evolucién en su estilo de juego, a lo largo de su carrera] 17...Dxf4 18.93 Dh3+ 19.deg2 Wh6 20.Dxd5 Otra posicién critica y ahora son las negras las que deben escoger entre muchas continuaciones diferentes. Yussupow se decanta hacia la jugada mas natural, pero resulta ser un error grave. 20...14? Echemos un vistazo a otras opciones. 20...Wd2+ seria otra jugada a tener en cuenta, pero entonces tras 21.e2 las negras deberian darse cuenta de que su mejor continuacién es 21...Hae8. La légica de las variantes que analicé después de 21.fe2 no es facil de explicar para mi, asi que ruego me permitan dar un buen ramillete de variantes para el veredicto de los lectores: A) 21...g5 22.xc7 Habs (22...hac8 23./2+- 3 22...f4? 23.Wod+ tehB 24.Bxg5+-) 23.812! B)21..14 B1) 22.4e7+? hs 23.Wd1 Wxb2 24.Wd3 Sigd-+ B2) 22.Dxf4 Dxid+ 23.9xf4 Uxt4 (23...Wxb2 24.Wb3+ Wxb3 25.axb3t) 24.Uxf4 Wxt4 25.Wb3+ bh8 26.We3 xe (26... 1/8 27.Wxt4 Bxf4 28.d5t) 27.Bxe3 Me8 28.Hxe8+ Oxe8 29.493 dg8 30.614 #17 31.he5 we7 32.b4t B3) 22. Wb4! {3+ (22...Wxb4 23. ixb4+) 23.Ext3 Wet 24.De7+ &h8 25.015 Babs 26.We4 Wxod 27.xc4 DgS 28.E12 B31) 28...g6 29.h4 Sxf5 30.hxg5 2h3+ 31.91 EXxf2 32.dxf2 Exb2+ 33.¢e3 Bb8 34.Be7+- B32) 28...2xf5 29.BexfS Bxf5 30.2xf5 Bxb2+ 31.011 h6 32.818+ bh7 33.n4+-; C) 21...Baes C1) 22.b4 Wxe2+ 23.Bxe2 Bxe2+ 24.sexh3 exd5> C2) 22.He7+ &hB C21) 23.xh3 y ahora: C211) 23...f4+ 24.92 94 (24...fxg3 26. Wa) 25.Wd1 {3+ 26.491 Wxe2 27.Exe2 txe2 28.8x{8+ Bxf8 29.Wet+- 212) 23...0f7! 24.092 Bixe7 25.5f2 Bxe5 26.dxe5 Wd5+ 27.213 Wxe5 C22) 23.Wd1! Wo5 24.Wo1! WI6 25.We3 14 26.gxf4 Axf4+ 27.eh12 36 SHIROV - YUSSUPOW, Ter Apel 1997 Hay mds jugadas a considerar en el movimiento vigésimo que merecen atencién: 20...deh87! 21.De3! (21.2xc7 Habax; 21.044 Oxi4+ 22.Bxf4 g5 23.812 f400) 21...g5 (21...f4 22.05 seria igual que en la partida) 22.0x15 Wh3+ 23,¢:g1+- Y probablemente el intento mas consistente: 20...Hae8 21.De7+ &hs D1)22.Wd1 f4 23.Hh5 13+ 24.Bxf3 Bxf3 25.2g6+ (25.8xh6 Bf2+ 26.tch1 gxh6 27.Wet shg7 28.We5+ 18s; 25.Wxi3 Wd2+ 26.262 Dg5 27. Wa3 Wxb2ee) 25... Wxg6 26.sixg6 E2+ 27.Gh1 gd 28.Uxh7+ bgB 29.8xe8 Bxd1 30.8xh3 213+ 31.91 Hg2+ 32.6f1 Bxb2 33.Bh4 Bxa2z D2) 22.Wc27! f4 23.&xh7 BA7!F D3) 22..2xf5! D31) 22...2xe7 D311) 23.Bxe77! Wd2+ 24.d2xh3 Exf5 25.2x15 (25.2x07 Wh6+ 26.92 Wa2+=) 25...2x15+ 26.94 Sxg4+ 27.093 (27.cexg4 Wo2+ 28.cf4 Wi2+=) D3111) 27...2d7 28.Re5! Wd3+ 29.012 Wd2+ 30.413 3112) 27...Wd3+ 28.dexg4 Wg6+ 29.413 WIE+ 30.tied Wxe7+ 31.bd3+ 3113) 27...ahn5! 28.8e5 Wd3+ 29.¢h4 Wt! 30.Exh5 Wid+ 31.43 Wi3+= D312) 23.2xd7! Bxft 24.dexft HA7+ 25.215 Bxf5+ 26.0xf5 (AS: un importantisimo momento para la evaluacién global de {a variante. Seis afios atras consideraba: 3121) 26...We3 la mejor posibilidad, pero entonces el final de damas 27.2xh3 Wf3+ 28.%e1 We3+ 29.¢d1 Wgi+ 30.c2 Wxh2+ 31.8¢3 Wxg3+ 32.0b4 Wxh3 33.Wxc6 We8 34.d5+ es casi ganador para las blancas} D3122) 26...WI6! 27.Wc2 g6 28.4eg2 Dg5 29.n4 [AS: da la impresién de que las negras pueden conseguir el empate en la linea que por alguna razén ni siquiera consideré en 1997 - D31221) 29...gxf5 30.hxg5 Wxd4 31.Wx15 (31.Wc3 Wxc3 32.bxc3 h6! 33.gxh6 ih7 34.3 exh6 35.sef4 Seg6=) 31... Wxb2+ 32.¢h3 Wxa2 33.WI6+ dg8 34.Wd8+ 2f7 35.Wxc7+ g6 36.Wxc6+ dxg5 37.Wd6 We2! y las blancas no pueden ganar]. D31222)29...07 30.he4 Wxd4 31.Axc6t IAS: una vez mas tengo que estar en desacuerdo con mi antigua valoracién. Las negras deberian tener suficiente juego para alcanzar el empate tras 31..He5, aunque 29...gxf5 era mas sencillo, por supuesto] [AS2: Tantas variantes con apenas explicaciones...;no es lo que normalmente me gustaria presentar a los lectores!. Y algunas lineas podrian haber sido omitidas Podemos sacar ahora algunas conclusiones generales? Permitanme intentarlo: 1.Gracias al creativo y no siempre juego perfecto de ambos oponentes la posicion despues de la jugada vigésima blanca se hizo extremadamente compleja, y muy dificil para una precisa evaluacién. 2. Cuando hay tantas variantes para calcular y tantas decisions que tomar, los jugadores ‘normalmente’ se quedan con poco tiempo. SHIROV - YUSSUPOW, Ter Apel 1997 En esta partida, tuve la suerte de jugar razonablemente rapido y parece que no cometi ningin error serio, mientras que mi rival fue menos afortunado con el reloj. Su jugada 20...f47! (una valoracién mas correcta que mi original ‘?” como veremos mas tarde) es el primer paso en Ia direccién equivocada, mientras que 20...Hae8! le hubiera asegurado probablemente la igualdad). 21.De7+ wh8 22.051 Ahora puedo confirmar que las blancas tienen ventaja. Era tentadora 22.8f5? pero perderia repentinamente después de 22....fxg3 23.hxg3 Q6 24.xd7 Wd2+ 25.¢xh3 Exf—+ y Fritz, en Pentium, puede justificar que no hay posibilidad alguna de evitar el ataque de mate de las negras. IAS: Fritz en Pentium 4 lo confirma, por supuesto. Pero el comentario “Las blancas tienen ventaja” después de 22.015 es demasiado severo] 22...Wig5 Después de que Yussupow hiciera esta jugada sélo le quedaban 2 minutos para llegar a la jugada 40. Sabiendo por experiencia que habia hecho muchas tonterias en este tipo de situaciones, esta vez intenté concentrarme, en primer lugar, en la parte ajedrecistica de! juego 22...Wg5 es probablemente ta mejor posibilidad practica, ya que 22....S2xt5 23. Bxt5! (23.2xf5? fxg3 24.hxg3 Dg5eo 425.8h1 Wi6) 23...Rae8 (23...2fb8 24.We2+) 24.Wd1lt es completamente lamentable para el negro. 23.0h4 Wh6 24.2651 Ahora el caballo de h4 protege bien al rey y el blanco puede tratar de capturar las piezas negras. [ AS: Si hubiera visto 25...95! en mis andlisis no diria “tratar de capturar las piezas negras’. Aun asi, 24.25 es un buen intento de victoria en el apuro de tiempo de mi rival, pues la Unica 37 otra opcién seria conformarse con la repeticién de jugadas después de 24.215 Wg5] 24...fxg3 Si 24...2xf5 25.Dxf5 Wg6 26.Wc2! Wo4 27. Wt [ AS: {Solo este es el error decisivol. A) 25...8xf5 26.Oxf5 WhS era también malo en vista de 27.Wd1 Wxd1 28.Bxd1 D2 (28..Dg5 29.Ae7+) 29.sex12 96 30.45: B) 25...95! fue encontrada, segun creo, por algin aficionado finlandés que envio una carta a New In Chess después de ver publicadas mis anotaciones, y...icasi iguala la partida! La mejor opcién de las blancas es ahora 26.Wd1 B1) 26.2677 gxhd y ahora: B11) 27.Exh7+ Wxh7 28.2xh7 Bxft 29.sbxf1 BIB +00 B12) 27.Bxd7 Exf5 28.0xf5 hxg3—+ B2) 26.S2xd7 Exft 27.dexft gxh4 28.oxh3 118+ 29.815 Exf5+ 30.xf5 hxg3 31.4 Wie 32.cbg2 Wred+ = B3) 26.Wd1 gxh4 27.2xd7 Dg5 28.94! y me gustaria pensar que el blanco esta ligeramente mejor, incluso aunque no esté completamente convencido de ello). 38 SHIROV - YUSSUPOW, Ter Apel 1997 26.2xd7 Wd2+ 27.exh3 Bxft 28.2xc6 Mats Durante la partida pensaba que debia tener la partida completamente ganada, y el unico problema era que estaba un poco escaso de tiempo. De hecho, todavia hay algunos trucos en la posicién 29.292 B1f2 Esto hace la tarea blanca mas sencilla. Sdlo después del debido post-mortem pudimos establecer la victoria blanca en lineas tales como: A) 29...21f7 30.Be8 g5 31.805 B16 32.0f3+- B) O bien 29...21f6 30.Wd7 g5 31.e7 Lhe 32.Wg4+- En ambos casos las negras, afortunadamente, . no tienen tiempo de ganar e! caballo ‘malo de las blancas. 30.Wd7 g5 31.He7 Wc2 32.2e417 Calculé los posibles jaques hasta el final y sali valientemente con mirey, sin darme cuenta de que 32.Wg4! Hg8 33.Weé Hgf8 34.We5+ ganaba enseguida 32...Hh2+ 33.0094 Exha+ Una bonita victoria fue encontrada por Fritz (AS 1997) después de 33...We2+ 34.013 (34.2xg5 Bg8+ 35.8f6+- es lo que probablemente hubiera jugado en la partida) 34...n5+ 35.8xg5 We3+ 36.696 98+ 37.1g7 Wxed+ 38.deh6 We3+ 39.g5+- 34.gxh4 We2+ 35.¢xg5 Hg8+ 35...h6+ 36.&xh6 We3+ 37.h5+- 36.16 En este momento cayé la bandera de Yussupow, pero de cualquier manera esta perdido. [1:0] [Publicada en varias revistas] 39 5.- SHIROV, Alexei (2690) - SHORT, Nigel (2690) [C66] Dos Hermanas, Abril 1997 “De nuevo observo una partida de hace muchos afios con un sentimiento extrafio. Tuve una prometedora posicién en la apertura, hice jugadas légicas, pero no consegui nada. Y durante seis afios no pude comprender... jpor qué!» Durante el torneo de Dos Hermanas parecia que iba a repetir mi desastrosa performance de 1995 (-5) 0 1996 (-3) ya que empecé con s6lo 1 punto de las 4 primeras partidas. Era completamente claro que esta ciudad, no muy alejada de Sevilla, no me inspiraba mucho para jugar bien al ajedrez. Pero entonces, en la ronda quinta consegui derrotar a Iilescas con alguna fortuna, hice dos tablas contra Gelfand y Kramnik, de forma que antes de la Ultima ronda tuve incluso la oportunidad de alcanzar el 50%, que no debia considerarse malo del todo en esas circunstancias. Pero todavia tenia que ganar esta definitiva ronda... 1.e4 e5 2.23 Ac6 3.2b5 DE 4.0-0 2e7 5.Eet d6 6.c3 Mas normal seria 6.04, por supuesto. 6...0-0 7.43 Este tranquilo tratamiento me lo recomendé el GM canadiense Kevin Spraggett, que me estaba ayudando en Dos Hermanas. Definitivamente contiene algun veneno, aunque apenas puede ser seriamente recomendado cuando alguien quiere luchar por conseguir ventaja en la apertura. Pero funcioné en esta partida, lo cual era lo mas importante. 7...a6 8.244 Dd7 No me gusta mucho esta jugada porque ahora las blancas consiguen un buen control sobre el centro. 8...294 seria mas natural. 9.04 O16 10.2¢2 Ab6 11.h3 2d7 12.b31N Por supuesto, durante la partida desconocia que esta jugada era una novedad. 12.8a3?! habia sido intentado antes, pero situar el caballo en una esquina del tablero no puede ser una decisién légica. 12...exd4 13.cxd4 Ab4 14.03 Axc2 15.Wxc2t ‘Aunque las blancas tenian que cambiar su affil por el caballo, estan todavia ligeramente mejor, porque las piezas negras no estan situadas muy armoniosamente y el centro también cuenta, por supuesto. 15...06 40 SHIROV - SHORT, Dos Hermanas 1997 Las negras intentan d6-d5. 16.837! Pienso que ahora preferiria 16.a4!? ya que permite al blanco ganar mds espacio y planea iguaimente responder a 16...45 17.e5.Re7 con 18.43! cambiando el ‘correcto’ alfil de las negras. 16...2e7 17.Had1 He8 18.4517 Abre el centro, después de Io cual la partida toma un caracter bastante agudo. Es una lastima que ahora el movimiento a2-a4 fuera ilegal porque no veia otra manera de mejorar mi posicién. 18...cxd5 19.exd5 28 20.Wd3 hé! No es malo para las negras esperar dado que los dos alfiles siempre seran una importante fuerza cuando el juego llegue a ser mas complejo. La inmediata 20...26 permitiria 21.Rxe8+ AxeB 22.Ae4 e7 23.hb2+ 21.De47! Quizé no debi forzar todavia los acontecimientos y, en su lugar, jugar primero 21.b4! Ahora las negras activan su alfil de casillas blancas, obtienen la casilla d7 para el caballo y el juego se puede considerar equilibrado. 21...2651 22.Wd4 £8! Es evidente que renunciar a la ventaja de los dos alfiles con 22...axe4? 23.Bxe4+ seria erroneo. 23.2g3 Bxe1+ 24.Bxe1 &h7! 25.Ah5 La posicién critica de la partida. Las blancas han hecho lo maximo que han podido para activar sus piezas, Crear amenazas y luchar lo posible para contrarrestar la ventaja de los dos alfiles. A pesar de ello, no es suficiente para obtener algo mas que la igualdad, pero ahora Short quiere hacerlo muy sencillo... 25...0d771 De hecho, tenia dos buenas oportunidades, la natural y aguda 25...2c2!? y la simple 25...6.96. Veamos: A) 25...c2 A1) 26.2b2? fallaria debido a 26...Axd5 27.Qxg7 Bxb2 28.An5 Hc2! 29.b4 Whe 30.2f6+ Lh8 31.Axh7+ Wxd4 32.Oxd4 Bed 33.Dx18 Exd4y ‘A2) Las blancas estan obligadas ahora a jugar 26.2b4! (gpor qué no haria esta jugada antes?) A21) 26...296 27.Dt4 Bxa2 28.Axg6 fxg6 29.He6 g5 30.203z A22) 26...Rxa2 27.203 A221) 27...2c2 28.2xg7 Bxc3 29.He8 We7 30.Dn5 Bet+ 31.¢h2 (5 32.Bxf8+! dexfB SHIROV - SHORT, Dos Hermanas 1997 41 33.Wh8+ S.g8 34.Wxh6+ see7 35.Wo7+ Sf7 36.Ag5+- A222) 27...16 28,Wo4 (28.247! Dd7 29.206 We8) 28...d7 29. He6wh8 30.Dxg7!> parecia bastante peligroso. A23) Sin embargo, tras 26...A\c8 es el blanco quien tiene que tener mucho cuidado. Probablemente no esta peor tras: 27.Wa4 (27.a4 De7) 27...2.96 28.44 De7 29.xg96 (29.2\h4 Wb6 30.Ahxg6 Wxf2+ 31.%eh2 @xg6 32.Oxg6 fxg6F ) 29...Dxg6 30.W15 (30.a3 6 30.24 igualmente conducen a un juego poco claro) 30...8xa2 31.Wb1 Bxf2 32.¢xf2 Wb6+ 33.e3 Wxb4 34.Wed- pero dudo que tuviera serias opciones ganadoras. Algunas veces uno no desea calcular nada y, en ese caso, las negras podian intentar: B) 25...{2.g6!? 26.\f4 2h7 y hablando de forma objetiva las blancas deberian repetir la posicién con 27.h5. Una vez mas observo una partida jugada hace muchos afios con un sentimiento extrafio. Tuve una prometedora posicién en la apertura, entonces realizo jugadas légicas pero no consigo nada en claro. E incluso peor, durante seis afios no pude comprender por qué. Hoy es evidente para mi que tanto 16.243 como mas tarde 21.e4 fueron erréneas y, por consiguiente, finalmente coloqué el signo 2" en estas jugadas. En su lugar, pude jugar de forma profilactica con 16.24 6 21.£b4 que serian mas del estilo de Tigran Petrosian. Las piezas negras, especialmente el caballo de b6 y el alfil de d7 serian menos activos que en la partida y las blancas tendrian el contro! de las acciones. Intentar atacar el rey enemigo es bueno, por supuesto, pero...iprevenir el juego de tu rival es a veces mejor! Volvamos a la partida. Gracias al deseo de Short de jugar un final inferior pude demostrar una razonable buena técnica y quedar finalmente satisfecho de todo. 26.2xd6! Wb6D 27..2xf8! No en cambio 27.Wxb6 @xb6 28.2x18 exis y las negras estan perfectamente. Aunque el blanco tenga un peén de mas tiene que ser muy rapido y exacto en su juego ya que de otra manera el activo alfil negro y la torre situada en la columna abierta “c’ tendran algo que decir. 29.d6! Bd8 30.8e7 Ac5 31.b47! Pero también debe de tenerse en cuenta el apuro de tiempo. La variante 31.Bo7! Rxd6 32.8c8+! we7 33.8xc5 Exd4 34.2xg7+ hubiera prometido mas opciones ganadoras. 3 ea! Por el momento, Short se esta defendiendo correctamente. Peor seria 31...Bxd6 32.bxc5 Bxd4 33.Exb7 Bcd 34.Hb8+ be7 35.2\xg7 A) 35...2xc5 36.0b7+ 8 37.De6+ fxe6 38.Bxh7s B) 35...2.g6! 36.0c8+ 32.xg7 Axd6? Pero aqui comete un error decisivo. 32...xd6 seria suficiente para las tablas, p.e: 33.Adf5 Ed1+ 34.¢h2 Dd6 42 SHIROV - SHORT, Dos Hermanas 1997 A) Quiza las negras omitieron que después de 35.847 Axf5 36.2xd1 dispondria de 36...2xg7!= liberando la casilla e4 para el alfil si las blancas desean jugar 2d7. B) 35.Be5 Dxf5 36.Dxf5 Hat=. 33.Rc7+ Ahora el blanco practicamente gana. Pero primero tiene que alcanzar el control de tiempo. 33...0b4 33...%96 34.Ade6+ fxe6 35.Axe6+ wes 36.Dxd8 &xd8 37.Be14 34.a3! DeB 35.Dxe8 dxe8 36.De2! Led 37.2g3 &c6 38.Af5 Rd1+ 39.¢h2 Rd2 40.¢g3 iNada se ha estropeado! Ahora, con una hora en el reloj, todo es mas agradable. 40...2d3+ 41.f3 Bxa3 42.Dxh6 2d5 42..Hb3 43.0xf7 Exb4 44.h4+- es también ganador para el blanco. 43.25! b5? Esto es ya pura desesperacion. También perdia de forma forzada: A) 43...2b3 44.h4! Bxb4 45.n5 2e6 46.2g7+ $18 47. Dxe6+ fxe6 48.N6 98 49.eh3! Bt (49...a5 50.94 a4 51.95+-) 50.g4!+- B) Pero tras 43...¢d8! 44.Hc5 Se6 las negras todavia podrian continuar. Ain asi, después de 45.h4# sus oportunidades de supervivencia serian minimas. Por ejemplo: 45...b6 46.2e5 a5 47.004. 44.n4+- Ahora el peén corona por si mismo. 44,..<¢08 45.2a7 a5 46.h5 2e4 47.cf4 axb4 48.h6 &xf5 49.c¢xf5 Hxa7 50.n7 Las negras abandonaron. [1:0] [Publicada en el Informator. Texto aftadido especialmente para este libro] 43 6.- SAN SEGUNDO, Pablo (2505) - SHIROV, Alexei (2690) [E90] Madrid (2), Mayo 1997 “cuando tienes dos opciones. tienes que elegir una! Y algunas veces no puedes explicar siquiera por qué prefieres una por encima de la otra” 1.04 Df6 2. D3 g6 3.c4 2g7 4. c3 0-0 5.e4 d6 6.h3 Incluso aunque este esquema pertenece al repertorio de Pablo, constituyé una sorpresa para mi, porque en esos dias normalmente jugaba la variante 6.2e2 e5 7.263 etc. 6...05 7.05 a5 Tres afios antes (también en este torneo de Madrid) opté por 7...a6 contra el propio San Segundo, ganando una loca y ridicula parti- da. Esta vez me senti algo més sdlido. 8.23 Dab 9.d2 9... Dd7I? Después de 9...c5 las blancas podrian evi- tar jugar el plan estandar g2-g4 y continuar 10.62 10.94 Ahora no es probablemente la mejor opcién. Mas ambiciosa seria 10.2ib3 b6 (10... Aac5!? 11. Qxc5 @xc5= era lo que yo queria hacer) 11.94 15 12.2034 Khalifman,A-Damljanovic,B Manila izt 1990, que terminé con victoria de las blancas en 57 jugadas. 1 dc 517N La inmediata 10...15 me parecia muy intere- sante también, pero cuando tienes dos opciones...itienes que elegir una! Y algunas veces no puedes explicar siquiera por qué prefieres una por encima de la otra, como en este caso. 11.237! ‘Aqui, esta jugada esta fuera de lugar. Las blan- cas deberian haber intentado algo como 41.2g1 Wh4 12.513 We7~ 11... Axb3 12.Wxb3 Wh4!F En este momento ya habia visto mi decimosexta jugada, y esperaba que mi rival no la considerara a tiempo. Una idea asi pa- rece muy natural solamente después de ser jugada 13.1917! ‘Seguramente era el momento de optar por al- guna defensa resistente como 13.Wd17 A 13...2h6 14,.Wd2.