Está en la página 1de 7

Archivo Universitario de Salamanca.

Apuntes tomados del libro El Archivo histórico


de la Universidad de Salamanca. Agustín Vivas Moreno. Gijón: Ediciones Trea,
2003.

I. Archivo Histórico Antiguo o Archivo Secreto


Documentación fundacional; constituciones, privilegios y bulas pontificias;
Estatutos, provisiones, cédulas y privilegios reales; títulos de propiedad y
escrituras de rentas; censos y ejecutorias: documentos que regulan los múltiples
aspectos de la vida universitaria. Hay disposiciones que ordenan la custodia de
documentos desde 1422. Alrededor de 1769 el Archivo lo situamos en la hoy
sala de manuscritos e incunables. En el siglo XIX, los documentos—como la
Universidad salmantina en su globalidad—corrieron grave peligro de perderse
de no ser por la preocupación el rector don Tomás Belestá les prestó, logrando
su conservación. La supresión de instituciones universitarias, y, en
consecuencia, la desaparición de las actividades y procedimientos
administrativos condujo a un abandono singular de la documentación. Sólo a
mediados de siglo, la institución quiso poner orden al desarreglado archivo. La
sección histórica se instala desde 1855 en lo que fue capilla del Hospital del
Estudio. En 1916, todavía se encontraba el Archivo en la capilla. Hacía los
años 40, el Archivo Secreto, ya unificado al resto de las diversas procedencias,
sería trasladado al sitio que hoy ocupa, junto con las estanterías y las pinturas.

II. Secretaría del Estudio o Archivo Universitario Administrativo


Documentación generada en el devenir natural de la labor docente y
discente. Libros de claustros, libros de matrícula, de probanzas de cursos y
bachilleramientos, de juramentos y licenciamientos, doctoramientos y
magisterios, procesos de cátedras, expedientes de alumnos, etc. En ellas está
recogida fundamentalmente la historia de la institución. La documentación
con anterioridad a 1540 es escasa. En el siglo XIX, los documentos
quedaron unificados a los ya analizados en la primera procedencia.

III. Colegios suprimidos


En Salamanca, Colegios Mayores y Colegios Menores. Los mayores son
centros que becaban a estudiantes pobres en una especie de internado, que
atendían a todas sus necesidades materiales, ya fueran físicas o estrictamente
académicas… Son verdaderos centros de poder, para el modelo clásico
universitario salmantino. Con las reformas carolinas de 1771, y por
supuesto, con las medidas liberales decimonónicas, perderán su influencia y
con ello, el crédito par al obtención de cargos y honores.
1) el de San Bartolomé, creado en 1401 por Diego de Anaya
2) el de Cuenca, provisto en 1500 por Diego Ramírez de Villaescusa
3) el de Oviedo, fundado en 1517 por Diego de Muros
4) el del Arzobispo, concebido en 1521 por Alonso de Fonseca y Acevedo.

Los numerosos Colegios menores, desempeñarán también una función


importante. Unos son religiosos—órdenes monásticas, canónigos regulares,
órdenes mendicantes y redención de cautivos, clérigos regulares y
congregaciones religiosas, y órdenes militares—y otros seculares. Su
presencia consta en los libros de matricula desde el curso 1546-7 al de 1844-
1845.
En 1803, la documentación colegial fue centralizada en el Colegio del
Arzobispo. Luego, se confiscaron algunos de los libros más insólitos y
esmerados para engrosar los fondos de la Biblioteca Real. Después más
libros tuvieron como destino la biblioteca del Seminario de Nobles. Por
último, en 1804, se recibe una orden que obligaba a trasladar el resto de la
documentación al Archivo de Simancas. Para costear el transporte, se
autoriza a vender determinados libros de la Biblioteca. El traslado se realiza
en 1806, aunque no de forma completa.
Tras la invasión francesa de 1808, se intentó la vuelta de la
documentación a Salamanca, que estaba ya en muy mal estado. El tiempo
pasa, los colegios vuelven a ser suprimidos, desmembrándose de nuevo parte
de la documentación. Varias disposiciones de 1846 y 1847 ordenan la
agregación de toda documentación colegial a los depósitos universitarios.
Todo se ubicó en el Colegio de la Magdalena, en las proximidades de San
Agustín, en el sitio que hoy ocupa San Bartolomé. El inventario de dicha
documentación se conserva en el AUSA. Los papeles de los Colegios
Mayores y Menores pasaron al Archivo Universitario hacia 1860. En 1878
más peripecias… otra parte de la documentación fue enviada al Archivo
Central de Alcalá.

IV. Audiencia Escolástica


El maestrescuela, canciller, cancelario o escolástico era el representante
simbólico del poder pontificio en la institución universitaria, con poder de
amonestar, castigar y excomulgar. Su jurisdicción fue mantenida hasta la
supresión de la jurisdicción en 1832.

Arreglo del archivo de 1854


A caballo entre el plan Pidal de 1845 y el plan Moyano de 1857, por el que la
universidad liberal quedará definitivamente asentada. Salamanca, símbolo del Antiguo
Régimen, dejará de ser la universidad modelo de la Monarquía Hispánica, y Madrid
quedará convertido en la primera universidad del centralismo liberal. El rector queda
convertido en un cargo designado por el ministerio correspondiente. La financiación ya
no depende de los diezmos, sino es costeado por quienes reciben la instrucción,
complementado por el presupuesto de Instrucción Pública.

La Biblioteca Universitaria pasa por un periodo afortunado. Con nuevo salón, realizado
en la segunda mitad del siglo XVIII, la biblioteca se agrandeció. Durante la primera
mitad del siglo XIX, sus fondos se ven acrecentados gracias a la incorporación de parte
de la biblioteca del convento de San Esteban. Ingresan muchos libros, además de
manuscritos de Boecio, Vitoria, Báñez, Melchor Cano, Sotomayor, Herrera, etc. De
procedencia colegial, más de cien volúmenes y legajos de Papeles Varios.

Apuntes del curso “Música y desamortizaciones” Univ. Salamanca.

1767- 12,000 libros llegaron del Colegio Real (Univ. Pontificia) (supresión de los
Jesuitas).

Los libros enviados a la Biblioteca Real, originarios de los Colegios Mayores, en parte
devueltos en la época de Franco.
De las desamortizaciones de Mendizábal, llegaría poco. Algo de Hospedería, La
Merced, bastante de Dominicos.

Jesuitas: De mi comunicación del Congreso de El Escorial:

En cuanto al modelo legislativo de incautación de los bienes de interés

artístico, debemos remitirnos a la Pragmática Sanción de Carlos III de 1767 1 y el

tratamiento de los bienes de la Compañía de Jesús.

El patrimonio musical en la expulsión de los jesuitas en 1767

[…]

El modelo para la enajenación de los bienes había sido esencialmente

establecido en las disposiciones que afectaron a los bienes de los jesuitas a partir de la

expulsión de 1767.2 Después de la expulsión de los miembros, una serie de Real

provisiones dictaminaron el inventario, estudio e incautación de las bibliotecas,

archivos, alhajas y toda la correspondencia secreta de la Compañía. Antonio Ponz,

célebre por su libro Viaje de España...3 fue el encargado, a propuesta del primer pintor

de cámara, Rafael Mengs, de seleccionar los cuadros con mérito suficiente de ser

conservados.4 En el caso de las bibliotecas, (casi siempre poseedoras de algunos

tratados musicales, de ahí radica su interés para nosotros) una cédula real de 23 de

1
Pragmática Sancion de su Majestad en fuerza de ley para el extrañamiento de estos Reynos á los
Regulares de la Compañia, ocupación de sus Temporalidades, y prohibicion de su restablecimiento en
tiempo alguno, con las demás precauciones que expresa. Madrid 1767.
2
Después de la expulsión de los jesuitas en 1767, Carlos IV les permite regresar, transitoriamente, por
Real Orden de 1798; para volver a efectuar su expulsión en 1801. En 1815, se restituyen, para ser
suprimidos de nuevo en 1818. Restituidos entre 1820-23 durante el Trienio Liberal, después del cual
continúan hasta su extinción en 1835.
3
PONZ, A., Viaje de España, en que se da noticia de las cosas mas apreciables y dignas de saberse.
Madrid 1787. Ed. Casto María del Rivero, Vol. I, Madrid 1988. El libro de Ponz, junto con el de Ceán,
(CEÁN BERMÚDEZ, Juan Agustín. Diccionario histórico de los más ilustres profesores de las bellas
artes en España., 6 Vols., 1800) también fue utilizado, después de la disolución de la comisión asesora en
la cual supuestamente Goya se negó a participar, en la requisición de cuadros de los conventos en 1809.
4
Los cuadros seleccionados fueron enviados a Madrid y almacenados durante algunos años en el Colegio
Imperial, pasándose a formar parte, en tiempos de la desamortización de Mendizábal, del Museo de la
Trinidad en Madrid. Algunos de los cuadros aún permanecen a la Academia de Bellas Artes de San
Fernando. Datos de 1809 indican que se almacenaron más de 1.500 cuadros en el convento del Rosario y
en San Francisco el Grande.
abril dictaba la agregación de los libros que se hallaban en las Casas de la Compañía a

las Universidades, en los pueblos dónde los hubiese, y el nombramiento, por parte del

Claustro, de “Diputados” para encargarse del inventariado de las librerías. 5 En el caso

del Colegio Complutense de Alcalá de Henares, los libros permanecieron en la

Universidad de Alcalá hasta que ésta fue trasladada a Madrid en 1836. (En 1822, la

Universidad Central de Madrid había sido inaugurada en la capilla de los Reales

Estudios de San Isidro, en la calle Toledo. Asimismo, el convento del Noviciado de los

jesuitas, de la calle de San Bernardo, fue cedido a la Universidad Central.) Actualmente

en la biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid, se pueden encontrar libros

con la inscripción “collegii complutensis societs lib”, o “de la libreria de la Compª de

Jesús de Alcalá”. 6 Un juego de cada libro duplicado del Colegio de Alcalá también fue

enviado, por petición de Lorenzana, Arzobispo de Toledo, a la biblioteca que se estaba

formando allí, abierta al público.7

En el caso de Salamanca, la mayor parte de los libros impresos y de documentos

manuscritos incautados del Colegio Real fue asignada a la Universidad de Salamanca,

reservando algunos libros útiles para el estudio a los estudiantes del Colegio de San

Patricio de Nobles Irlandeses, e otros a los alumnos del Convictorio Carolino y al

Seminario Conciliar, establecido en el magnífico edificio incautado y cuyos documentos

actualmente forman parte del Archivo y biblioteca de la Universidad Pontificia. De los

más de 12.000 volúmenes y ejemplares procedentes de los jesuitas de Salamanca, llevan

consignada por lo general en la portada: Bibliotheca Salmantini Collegii Regalis

5
BECEDAS GONZÁLEZ, M., <<Noticias sobre la biblioteca del Colegio Real de la Compañía de Jesús
de Salamanca>>, en Estudios históricos salmantinos, Salamanca (1999) 511-512. Cf. Colección general
de las providencias hasta aquí tomadas por el Gobierno sobre el estrañamiento y ocupación de
temporalidades de los Regulares de la Compañía..., Madrid 1767.
6
DIEGO PAREJA, L. M. de, La expulsión de los Jesuitas de Alcalá de Henares en 1767 y vicisitudes de
sus propiedades hasta su regreso en 1827, Alcalá de Henares 1997, p. 77, Cf. Archivo General de
Simancas (AGS), Gracia y Justicia, Leg. 684.
7
Ibid.
Societatis Jesu; o Es de la Compañía de Jesús y de su librería.8 De las disposiciones

legales que trataron la incautación de los bienes de los jesuitas de Salamanca,

conocemos la existencia de una Instrucción de lo que deberán executar los

Comisionados para el estrañamiento y ocupación de bienes y haciendas de los jesuitas

(1 de marzo de 1767), o la Instrucción del modo en que deben hacer los Comisionados

los inventarios de los Papeles , muebles y efectos de los Regulares de la Compañía (7

de abril), y una carta circular (29 de julio), por la que se presenta el “metodo para

formar el Inventario de los papeles manuscritos” en la cual indica la separación en

“clases” de los distintos tipos de manuscritos.9

Todavía tenemos pocos datos relativos al asunto de los libros u objetos

relacionados con la música que pudiesen haber sido enajenados del proceso de

incautación de bienes jesuíticas, o incluso sobre la actividad musical de sus instituciones

y de sus músicos anterior a la supresión: Sí existen, sin embargo, algunos indicios:

-un inventario de bienes anotados en la entrega de la iglesia del Colegio de Alcalá:


“Cuatro libros manuales de coro” y “un cuerpo de breviario viejo”10. Se desconoce su
paradero, aunque deducimos que serían utilizados después en la Colegiata.

-la existencia, publicado por Louis Jambou, de libros de teoría musical, procedentes de
la Universidad de Alcalá, actualmente en la biblioteca de San Isidro de la Facultad de
Filosofía y Letras, y algunas otras facultades de la Universidad Complutense de Madrid;
así como algunos folios de cifra de guitarra del siglo XVIII y XIX en el Archivo
Histórico Nacional, sección Universidades.11

-noticias sobre libros de la biblioteca del Colegio Imperial de Madrid, que hoy se
encuentran dispersas entre la Universidad Complutense y la Real Academia de la
Historia.12

Sobre la actividad musical de los jesuitas y de sus instituciones anteriores a la

8
LLAMAS MARTÍNEZ, E., El archivo y la biblioteca de la Universidad Pontificia de Salamanca,
Salamanca 1990, pp. 26-27.
9
BECEDA GONZÁLEZ, M., loc. cit.
10
DIEGO PAREJA. L., La expulsión... Apéndice VII, p. 215.
11
JAMBOU, L., <<Alcalá de Henares>>, en Diccionario de la Música Española e Hispanoameriana,
Vol. I (1999) 218-224.
12
La Universidad Complutense a través de sus libros: 500 años de la Bula Cisneriana. El Colegio
Imperial de Madrid y los Reales Estudios de San Isidro [en línea]
http://www.ucm.es/BUCM/foa/exposiciones/01BulaCisneriana/511.htm [consultado 29-5-07].
supresión, (aparte de lo ya conocido sobre los teóricos Antonio Eximeno, 13 Esteban de

Arteaga,14 Juan Andrés15y otros):

-la existencia de datos, tomados de las respuestas generales del Catastro de Ensenada,
en la Colegiata Magistral de Alcalá (cuya vida musical estaba estrechamente ligada a la
del Colegio Mayor de San Ildefonso y la de la propia Universidad) de: “6 dignidades,
27 canónigos, 17 racioneros, 10 capellanes, mas un numero variable de ministros de
coro, infantes, monaguillos, seises, sacristanes y dependientes y tres parroquias.” 16 En
1788, existen en la Colegiata “6 Dignidades, 29 Canonigos, 18 Racioneros, 14
Capellanes, 1 Sacristan mayor, 2 menores, 10 Musicos, 1 pertiguero, 1 perrero, y 8
Monaguillos”.17

-nombres, proporcionados por Jambou, de algunos Maestros de Capilla de la Colegiata


desde 1525 hasta 1774, de algunos organistas, y de algunos capellanes cantores de la
iglesia-capilla de San Ildefonso, y nóminas de ministriles empleados por la
Universidad.18

-En cuanto a la Real iglesia de San Isidro de Madrid, el Colegio Imperial y el Seminario
de Nobles anterior a la supresión, existen datos parciales referentes a las festividades
organizadas por los alumnos del Colegio en el siglo XVII. Las noticias publicadas por

Saldoni amplia la información que tenemos sobre la vida musical de la Real Iglesia y
Colegio.19

-datos proporcionados por Simón Díaz sobre el currículo de estudios del Seminario de
Nobles en el siglo XVIII, que incluía, junto con las lenguas clásicas y modernas, las
matemáticas, la filosofía, las leyes y las ciencias, las asignaturas de esgrima, equitación,
“bayle” y música. En la clase de música, se enseñaba “el conocimiento de los
principios de la Música y del manejo del Violín, y su enseñanza está encargado un
célebre Maestro de la Capilla Real, y tiene á sus órdenes otros dos que enseñan lo que
manda el primero en hora y media de tiempo, que invierten con sus Discípulos.” 20 El
texto que se utilizó para la enseñanza musical en 1807 fue los Rudimentos de Música,

13
SANHUESA FONSECA, María. <<Eximeno Pujades, Antonio>>, en Diccionario de la Música
Española e Hispanoamericana. Vol. IV (1999) 847-855.
14
Autor de Le rivoluzioni del teatro musicale italiano dalla sua origine fino al presente, publicado en
Bolonia, Stamperia de Carlo Trenti, 3 vols. , 1783-85-88 (Venezia, seconda edizione accresciuta, variata e
correta dall´Autore, Stamperia di Carlo Palese, 3 vols., 1785-88). No se tradujo al castellano, aunque sí al
alemán y al francés. Cf. GALLEGO, A. La música en tiempos de Carlos III. Madrid 1988, pp. 218-219.
15
Publicó en Madrid en 1828 el libro titulado De origen y progresos de las operas o sea noticias
filarmónicas. GALLEGO, A. La música...p. 25. Para noticias sobre los tres jesuitas expulsados y sus
ideas estéticas, pp. 75-78.
16
DIEGO PAREJA, L. La expulsión... p. 47.
17
Guia del estado eclesiástico seglar y regular de España en particular y de toda la iglesia catolica en
general, para el año disiesto de 1788. Madrid 1788, p. 41.
18
JAMBOU, L. loc. cit.
19
SALDONI, B., Diccionario biográfico-bibliográfico de efemérides de músicos españoles. Ed. Jacinto
Torres, Madrid 1986, Vol. IV, p. 146. En 1777, Francisco Marcos y Navas, (Salmista de la iglesia, según
la antes citada Guía del Estado Eclesiástico de 1788) publica un tratado musical, en 5 tomos, titulado
Arte ó Compendio general del canto llano, canto figurado y canto de órgano, en método fácil, ilustrado
[...]Otra cita de Saldoni sitúa a José Inojes (Inoges en la Guía...) como capellán cantor. En 1828, el
presbítero D. Alejo Mercé de Fondevila es nombrado maestro de piano del Colegio Imperial, (de nuevo
dirigido por los jesuitas).
20
Ibid., p. 182.
del carmelita Fray Pedro Carreras Lanchares, obra dedicada a Godoy. 21 Mas tarde, a
principios del siglo XIX, se añade la enseñanza de Forte Piano.

-Datos sobre Maestros de Capilla, tomados del Catálogo de Villancicos de la


Biblioteca Nacional. De 1750, por ejemplo: “Villancicos que se han de cantar la
noche de Navidad en la Iglesia del Imperial Real Colegio de la Compañía de Jesús de
esta Corte”, y el mismo título, tanto en 1757 como en 1759, por “Pedro Durán,
Maestro de Capilla de dicho Colegio 22.

21
SIMÓN DÍAZ, J. Historia del Colegio Imperial de Madrid, Madrid 1959, p. 209.
22
VARIOS, Catálogo de villancicos y oratorios de la Biblioteca Nacional, siglos XVI-XIXI, Madrid 1990.

También podría gustarte