Está en la página 1de 8

Mecanismos de acción hormonal.

Acción endocrina: la hormona es sintetizada por un órgano, tejido o célula que la libera a la
circulación, a través de la cual viaja hasta su tejido diana, que puede estar ubicado en un
punto alejado del organismo.
Acción paracrina: la hormona es secretada por una célula al medio intersticial y actúa sobre
una célula que se encuentra en la proximidad y que es diferente a la que la ha producido.
Acción autocrina: una célula es a la vez productora y diana de la hormona (en este tipo se
pueden incluir células vecinas del mismo tipo celular).
Acción yuxtacrina: la hormona no es secretada, sino que es expuesta en la membrana
celular para ser reconocida por otra célula.

Principales tipos de hormonas


Aunque existen numerosas moléculas con actividad hormonal, químicamente se
pueden clasificar en cuatro grandes grupos:

las hormonas peptídicas y proteicas, que incluyen desde tripéptidos, como la TRH
(tiroliberina),

hasta glucoproteínas de estructura compleja, como la TSH (tirotropina); l

as hormonas derivadas de la tirosina (hormonas tiroideas y catecolaminas);

y dentro de las hormonas lipídicas, las hormonas esteroideas, que se sintetizan a


partir del colesterol (glucocorticoides, mineralocorticoides, hormonas sexuales y la
vitamina D) y los eicosanoides.

Peptídicas Lipídicas

Derivados de aminoácidos

Péptidos y Tiroideas Catecolamina Eicosanoide Esteroides


proteínas s s
Precursor mRNA- Tirosina Ácido Colesterol
proteolisis de araquidónico
prohormona
Secreción Vesículas Directa Directa Directa
Circulación Libre Unida a Libre Libre  *
Unida a
proteínas proteínas
Vida media Minutos Horas-día Pocos Pocos Minutos-
minutos minutos  *
horas
Receptor Membrana Intracelular Membrana Membrana Intracelular
Señalizació Segundos Regulación de Segundos Segundos Regulación
n mensajeros la mensajeros mensajero de la
Peptídicas Lipídicas

Derivados de aminoácidos

Péptidos y Tiroideas Catecolamina Eicosanoide Esteroides


proteínas s s
transcripción s transcripció
n
Efecto Rápido, no Lento, Rápido, no Rápido Lento,
duradero duradero duradero (casi duradero
siempre
autocrino o
paracrino)
Catabolismo Internalizació Desyodación Oxidación y Oxidación Conjugación
n y proteolisis eliminación intracelular y
de los eliminación
derivados
Ejemplo TSH, insulina T 3 y T 4 Adrenalina PGE2 Estriol,
cortisol,
vitamina D

Metabolismo de las hormonas

hormonas polipeptídicas son degradadas por proteasas en los lisosomas de las células
donde actúan, y los aminoácidos obtenidos son reutilizados para la síntesis de nuevas
proteínas o bien eliminados.

hormonas, como la oxitocina, la vasopresina, la insulina o la somatostatina contienen


enlaces disulfuro en su estructura, por lo que en su catabolismo participan la reductasa de
enlaces disulfuro peptídicos dependiente de glutatión y la cisteína aminopeptidasa , que
permiten la liberación de una de las cisteínas que conforman el enlace.

Las hormonas esteroideas o las derivadas de aminoácidos, como las catecolaminas,


tienen rutas específicas de degradación y posterior eliminación de los productos derivados
del mismo.

MECANISMO DE CONTROL

La liberación basal de la hormona, que generalmente es muy baja.


Otras moléculas que pueden activar o inhibir el eje. Generalmente, el efecto final
secretor es el efecto neto de las señales estimuladoras e inhibidoras de la
secreción.

Ritmos circadianos controlados por el SNC, como ocurre con el cortisol, cuya


secreción se modula por el sueño, siendo su concentración máxima a primera
hora de la mañana.

Estrés : en los ejes controlados por el SNC se produce una potente respuesta,
bien activadora o bien inhibidora de la secreción, ante situaciones de estrés. Así
por ejemplo, la ansiedad o el estrés inhiben la secreción de hormonas sexuales,
mientras que activan la de cortisol. 

Retroalimentación negativa : el efecto provocado por una hormona actúa


inhibiendo la secreción de aquellas hormonas y factores que estimularon su
producción ( fig. 28.3 ). A través de este mecanismo, que es uno de los más
importantes de regulación de los ejes endocrinos, se consiguen amortiguar las
fluctuaciones y se favorece la homeostasis del sistema, evitando elevaciones
descompensadas de la hormona final del eje.

Inactivación y/o eliminación de la hormona, a través de su metabolismo.

Hormonas de la neurohipófisis: vasopresina (ADH) y


oxitocina
La oxitocina y la vasopresina (hormona antidiurética o ADH) son sintetizadas por
neuronas del hipotálamo

La oxitocina se secreta en respuesta a la succión del pezón, estimulando la


contracción de la mama durante la lactancia. Además, la oxitocina aumenta las
contracciones uterinas durante el parto. En humanos no se conocen alteraciones
asociadas con la hipersecreción o hiposecreción de esta hormona.

La función principal de la ADH es regular el metabolismo hídrico del organismo. Su


órgano diana es el riñón, en donde, a través de un mecanismo que implica
formación de AMPc y activación de proteína quinasa A (PKA, de Protein Kinase
A ) (v. cap. 29 ) estimula la reabsorción de agua en la porción final de la nefrona. 

Factor inhibidor de la secreción de prolactina:


dopamina
La prolactina (PRL)  se encuentra bajo un control predominantemente inhibitorio. El factor
hipotalámico que inhibe su secreción es la dopamina producida por neuronas
dopaminérgicas tuberoinfundibulares, a través de su unión a los receptores D2 que
inhiben a la adenilato ciclasa.

Prolactina
La PRL es una proteína de 22 kDa homóloga a la GH. Su principal función en
humanos es estimular, antes del parto, la síntesis de las proteínas de la leche en
la glándula mamaria.

Hormonas hipotalámicas reguladoras de la secreción


de la hormona del crecimiento
La GHRH ( Growth Hormone Releasing Hormone ) o somatoliberina es un péptido
de 44 aminoácidos (AA) que se sintetiza en forma de prohormona de 108 AA, en
los núcleos ventromedial y arcuado del hipotálamo. En las células somatotropas
de la hipófisis estimula la síntesis y secreción de la hormona del crecimiento (GH,
de Growth Hormone ) a través de su unión a receptores que activan a la adenilato
ciclasa .

La GHIH ( growth hormone inhibiting hormone) o somatostatina se sintetiza


también en forma de prohormona con 116 AA. A partir de ella se producen dos
péptidos activos, uno de 14 AA y otro de 28 AA. La somatostatina posee
receptores acoplados a proteínas G inhibidoras (G i ), que inhiben a la adenilato
ciclasa y que, además de localizarse en el cerebro, también se encuentran en
otros órganos, por lo que inhibe la secreción de diferentes hormonas. A nivel
hipofisario, la somatostatina inhibe la secreción de GH y TSH, a nivel pancreático
la de insulina y glucagón, y a nivel gástrico la de gastrina.

Hormona del crecimiento (GH)


La GH ( growth hormone ) o somatocrinina es una proteína

que se libera en respuesta al balance entre la somatoliberina y la somatostatina, por lo


que tiene un control muy fino de liberación en el que también participan otras hormonas y
metabolitos. Así, la glucosa inhibe y los aminoácidos activan la secreción de GH. 
La GH tiene numerosos efectos. Sus efectos directos en el tejido adiposo, músculo e
hígado como hormona anabólica incluyen la regulación del metabolismo glucídico,
proteico y lipídico ( fig. 28.6 ). Entre otros, la GH estimula la lipolisis, la gluconeogénesis
hepática y la síntesis de proteínas en el músculo; además, la GH induce un deterioro en la
respuesta tisular a la insulina, todo lo cual favorece una menor utilización de glucosa por
los tejidos periféricos. En cuanto a los efectos indirectos de la GH, se encuentran
mediados por su acción hepática induciendo la síntesis y secreción de las
somatomedinas.

Hormona estimulante de la secreción de tirotropina


(TRH)
La TRH ( Thyrotropin Releasing Hormone ), o tiroliberina, es un tripéptido (pGlut-
His-Pro) sintetizado en el hipotálamo en forma de preprohormona que contiene
seis veces la secuencia de la TRH y ácido piroglutámico en uno de sus extremos 
Hormona estimuladora del tiroides (TSH)
La TSH ( Thyroid Stimulating Hormone ), o tirotropina, es una glucoproteína
tetramérica constituida por dos subunidades: la α (que es igual a la de las
gonadotropinas) y la β (que es la posee especificidad hormonal), unidas por
enlaces disulfuro.

El receptor de la TSH, localizado en el tiroides, es del grupo de los receptores


acoplados a proteínas G que activan a la adenilato ciclasa , y consecuentemente a
la proteína quinasa A , la cual controla prácticamente todos los pasos de la
síntesis y secreción de las hormonas tiroideas.

Las hormonas tiroideas


Las hormonas tiroideas, T 3 (3,3',5-triyodotirosina) y T 4 (3,3',5,5'- tetrayodotirosina
o tiroxina) son hormonas muy pequeñas formadas por tironina yodada ( fig. 28.7 B).
Su síntesis ( fig. 28.8 ) tiene lugar sobre la tiroglobulina, una proteína dimérica (660
kDa) formada en más de un 75% por residuos de tirosina, que se secreta a la luz
de los folículos donde es yodada.

Las hormonas tiroideas poseen receptores nucleares (v. cap. 29 ) que regulan la
transcripción de genes que participan en la diferenciación fetal y en el
metabolismo oxidativo. Entre otros efectos, las hormonas tiroideas aumentan el
metabolismo basal y la termogénesis.

Hormona estimulante de la corticotropina (CRH)


La CRH ( corticotropin releasing hormone ), o corticoliberina, es un péptido de 41
AA secretado por el núcleo paraventricular del hipotálamo. Su acción en las
células corticotropas de la adenohipófisis estimulando de la secreción de la ACTH
está mediada por receptores acoplados a proteínas G que activan la adenilato
ciclasa 

Hormona adrenocorticotropa (ACTH)


La ACTH ( Adrenocorticotropic Hormone ), o corticotropina, se sintetiza a partir de
una prohormona, la proopiomelanocortina (POMC)

Sus efectos en la corteza adrenal están mediados por proteínas G y adenilato


ciclasa , y son muy rápidos. De forma aguda, en minutos, induce la secreción del
cortisol, fundamentalmente por activación de la colesterol esterasa , mientras que
de forma crónica induce la expresión de los genes de las enzimas de la síntesis de
los esteroides adrenales. 
Su secreción se inhibe por retroalimentación negativa por el cortisol, tanto a nivel
hipofisario como hipotalámico, en donde disminuye la secreción de CRH.

Hormona estimulante de la secreción de


gonadotropinas (GnRH)
La GnRH lleva a cabo sus efectos a través de unión a receptores acoplados a
proteínas G, los cuales activan a la fosfolipasa C , activándose la ruta de los
fosfatidilinositoles. Esta unión inicia una cascada de señalización que concluye
con la secreción por las células gonadotropas de la hipófisis de FSH y LH, las
cuales modulan la secreción de las hormonas sexuales por las gónadas.

Gonadotropinas: FSH y LH
Las gonadotropinas FSH y LH y hCG ( human chorionic gonadrotropin ) son
hormonas glucoproteicas similares a la TSH (v. apartado 28.4.4.2 ). Las
gonadotropinas poseen receptores acoplados a proteínas G y su mecanismo de
acción implica la formación de AMPc y la activación de la PKA.

En el varón, la LH actúa sobre el testículo induciendo la síntesis y la secreción de


testosterona, mientras que la FSH induce la espermatogénesis y la síntesis de una
hormona glucoproteica denominada inhibina B, que inhibe la secreción de FSH por
la hipófisis ( fig. 28.11 ). La testosterona producida en respuesta a la LH regula la
espermatogénesis, y en algunos tejidos diana como la próstata o la piel, se
transforma en dihidrotestosterona, responsable de los caracteres sexuales
secundarios.

En la mujer, la secreción de las gonadotropinas está sujeta a un ciclo de unos 28


días, denominado ciclo menstrual (descrito en detalle en la fig. 28.12 A y B). En la
fase folicular, la FSH estimula la maduración del folículo ovárico y la secreción por
éste de estradiol.

Hormona paratiroidea (PTH)


La PTH es un polipéptido de 84 AA sintetizado en las células principales de las
glándulas paratiroides como una prepo-PTH. Ésta se degrada mediante proteolisis
a pro-PTH en el retículo endoplasmático, y a PTH en el aparato de Golgi y en las
vesículas secretoras, secretándose ya como hormona activa.

Este receptor se expresa en los osteoblastos y en los túbulos proximal y distal del
riñón, y en diversos órganos en desarrollo, en los que realiza una importante
función paracrina.

La función principal de la PTH es el mantenimiento de la calcemia. En el riñón, la


PTH estimula la reabsorción de Ca 2+ , en la rama ascendente del asa de Henle y
en el túbulo distal, e inhibe la reabsorción de Pi en el túbulo proximal. Además, la
PTH aumenta la producción y activación de la 1,25-(OH) 2 D, la cual incrementa la
absorción intestinal de calcio

Hormonas pancreáticas: insulina y glucagón


28.6.1
Insulina
La insulina es la principal hormona anabólica del organismo, ya que estimula la síntesis de
carbohidratos, lípidos y proteínas. La insulina es una hormona peptídica constituida por dos
péptidos: la cadena A y la cadena B, que se unen entre sí por enlaces disulfuro. 

La insulina se sintetiza por las células β de los islotes de Langerhans en forma de


precursor, la pre-proinsulina 

La insulina ejerce sus efectos a través de un receptor con actividad tirosina


quinasa, que está formado por dos subunidades α (sitios de unión a la hormona) y
dos β (poseen la actividad tirosina quinasa).

La insulina regula la homeostasis de la glucosa de forma coordinada con las


hormonas hiperglucemiantes, y por tanto antagónicas de la insulina, entre las que
se encuentran el glucagón, el cortisol, las catecolaminas, la hormona del
crecimiento y las hormonas tiroideas

Dado que es la principal hormona hipoglucemiante, su deficiencia conlleva


alteraciones metabólicas muy graves, que siempre cursan con hiperglucemia. Esta
enfermedad, conocida como diabetes mellitus, puede tener su origen en un déficit
de producción pancreática de insulina (tipo 1) o en la falta de respuesta tisular a la
hormona, fenómeno conocido como resistencia a la insulina (tipo 2).

Glucagón
El glucagón es una hormona peptídica de 29 AA, sintetizada por las células α de
los islotes de Langerhans del páncreas

Su órgano diana es el hígado, en el que induce un aumento de la secreción de


glucosa. Los efectos del glucagón en el metabolismo glucídico y lipídico, que se
resumen en la tabla 28.3 , se llevan a cabo a través de la unión a sus receptores
que son del grupo de los receptores acoplados a proteínas G que activan a
la adenilato ciclasa , induciendo un incremento intracelular del AMPc.

Hormonas del tejido adiposo: leptina


La leptina es una proteína de 146 AA (16 kDa) sintetizada como prohormona
principalmente por los adipocitos
Los niveles circulantes de leptina son directamente proporcionales a la masa del
tejido adiposo. De esta manera, informan al hipotálamo del contenido de
triacilgliceroles en el tejido adiposo, induciendo (si son bajos) o disminuyendo (si
son altos) el apetito.

28.8 Hormonas de la médula adrenal: catecolaminas


Las catecolaminas, adrenalina, noradrenalina y dopamina, son aminas biógenas
derivadas de la tirosina. Su nombre deriva de que todas ellas poseen un grupo
catecol (dihidroxifenilo). Las catecolaminas son tanto hormonas como
neurotransmisores

La adrenalina (también denominada epinefrina) y la noradrenalina (norepinefrina)


se sintetizan también por la médula adrenal, en una proporción 4:1
(adrenalina:noradrenalina), ejercen funciones clave en la regulación del
metabolismo y se las conoce como “hormonas de estrés”.

Su síntesis, que tiene lugar a través de las mismas reacciones en neuronas y


médula adrenal, y su catabolismo, neuronal o hepático.

La adrenalina y la noradrenalina ejercen sus funciones hormonales a través de


receptores acoplados a proteínas G, y entre ellas destacan el aumento de la
frecuencia cardíaca y la tensión arterial, la activación de la lipolisis del tejido
adiposo y el aumento de la glucemia (activan la glucogenólisis muscular y la
gluconeogénesis hepática).

También podría gustarte