Documento entregado a Diputados de la Asamblea Nacional

Caracas, 29 de Enero de 2011 CIUDADANOS DIPUTADOS DE LA ASAMBLEA NACIONAL REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA SU DESPACHO.

Ante todo reciban un cordial saludo, y nuestras felicitaciones por su triunfo electoral, deseándoles el mayor de los éxitos en esta misión que le fue encomendada por el noble pueblo venezolano. Nosotros, los Jubilados y Pensionados de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura del Estado Mérida, nos dirigimos a usted, muy respetuosamente, con el firme propósito que eleven ante la Asamblea Nacional la difícil situación que confrontamos los Jubilados y Pensionados del Poder Judicial Venezolano, y con ellos todo su personal activo, cuyos números ascienden aproximadamente a unos 8000 Jubilados y Pensionados; y 28000 trabajadores activos. Es inevitable comenzar señalando que la desmejora y el deterioro de nuestra calidad de vida, cada día es mayor y más notable. Apenas iniciamos el año 2011, la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM), propicia tales desmejoras con una actitud abierta y claramente demostrativa de su nefastas intenciones, pues incumple reiteradamente sus obligaciones para con los Jubilados y Pensionados, Trabajadores Tribunalicios activos y administrativos, al no respetar los acuerdos ni lo establecido en la Contratación Colectiva, violando descaradamente nuestros derechos, beneficios y demás logros obtenidos a través de muchos años de lucha gremial. Se olvida la DEM que los derechos y beneficios que hemos alcanzado constituyen la justa y legal retribución al enorme esfuerzo laboral realizado al servicio de la Administración de Justicia, por parte de quienes obtuvimos el Beneficio de Jubilación o fuimos incapacitados por enfermedades profesionales adquiridas con motivo de nuestras funciones o agravadas por ellas. Ha sido tal el irrespeto y gravemente pisoteados nuestros beneficios que a continuación pasamos a explicarlos, de la siguiente manera: 1.- Nuestro derecho a la Contratación Colectiva, debió materializarse desde el 08 de Junio del año 2007. Ello ha sido objeto
1

de numerosas trabas y subterfugios por los órganos del Poder Público Nacional vinculados a su tramitación, pese a que los órganos sindicales reconocidos por la Dirección Ejecutiva de la Magistratura, han realizado y cumplido con los trámites exigidos por la Ley y por esos mismos órganos. Al respecto la Organización Internacional del Trabajo emitió un informe en el año 2010 donde se deja constancia de tal situación. Por estas circunstancias la discusión y firma de la III Contratación Colectiva se encuentra paralizada y gracias a ello se pretende justificar la expoliación de nuestros derechos y conquistas laborales. 2.- Durante los tres (3) años anteriores: 2008, 2009 y 2010 no hemos percibido aumento salarial alguno, ni por vía de contrato colectivo ni por vía de los Decretos Presidenciales. Esta situación, violatoria de nuestros derechos humanos, coloca a la enorme mayoría de los Jubilados y Pensionados de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura, al igual que a los funcionarios activos, en el sendero del empobrecimiento y al mismo tiempo del deterioro constante de nuestro derecho a la alimentación y a una buena salud, al no poder sufragar sus costos, dado el pírrico salario que devengamos actualmente y ante una inflación que se lo come sin haberlo recibido, siendo que para finales del 2010 la inflación se ubicaba entre las más altas del mundo con un índice del 27 %. 3.- Las autoridades del órgano patronal pretenden olvidar que los Jubilados y Pensionados de la DEM no podemos vivir dignamente con sueldos que datan de casi cuatro años, y que obviamente se encuentran reducidos en su poder adquisitivo en un 50% respecto al año 2007; 4.- Recientemente el 29 de septiembre 2010, la DEM pagó un irrisorio aumento salarial de apenas un 10%, sin que los sueldos de la mayoría de los funcionarios antes nombrados llegarán a superará los 2000 Bs. F. Este aumento unilateral acordado por la DEM es una clara demostración de su alejamiento, irrespeto y desconocimiento al Contrato Colectivo, el cual prevé mejores condiciones y beneficios, no solo en materia salarial sino laboral y otros aspectos socioeconómicos para sus trabajadores, y para sus jubilados y pensionados. 5.- A la fecha la DEM, pese a todas las gestiones realizadas por los órganos sindicales, no ha cumplido con el pago de la recurrencia del 30 % de incremento de sueldo lineal en los 132 días adicionales de Aguinaldos, aprobado a partir del primero de mayo del 2008.-

2

6.- Desde Diciembre del Año 2009 se adeuda a todo el personal, el equivalente a cuarenta y ocho (48) días de salario integral como parte del Bono Especial de 132 días de Fin de Año 2009. 7.- Desde Diciembre del Año 2010 se adeuda a todo el personal el Bono Especial de 132 días de Fin de Año 2010. 8.- Desde Enero 2010 la DEM redujo en forma arbitraria e inconsulta el beneficio de 2.500 Bs.F para Medicamentos y por evento, a solo 500 Bs.F., afectando severamente a un numeroso grupo de funcionarios y jubilados con serios quebrantos de salud y tratamientos médicos permanentes. 9.- A partir del primero de octubre del dos mil diez (01-10-2010) la DEM también en forma unilateral suprimió el excelente servicio que venia prestando SEGUROS BANESCO en H.C.M, sustituyéndolo por algo que llamó FONDO AUTO ADMINISTRADO DE SALUD (FASDEM), el cual inició sus servicios adoleciendo del servicio de Farmacia en algunos estados del país, lo que obliga desde entonces a los trabajadores activos, jubilados y pensionados a trasladarse a otras ciudades, en otros estados del país, a retirar los medicamentos ordenados por sus médicos tratantes. Además en este aspecto FASDEM presenta a esta fecha, graves RETRASOS en el pago de reembolsos a los trabajadores y a clínicas por motivo de HCM, desde el año 2010 y mantiene suspendida la entrega de las órdenes para retirar en las farmacias los medicamentos. 10.- El terrorismo laboral, figura ésta con que la Dirección Ejecutiva de la Magistratura persigue a los sindicalistas y trabajadores, sumado a la pseudo declaratoria de que todos los funcionarios y empleados son de confianza o de libre nombramiento y remoción, ha servido para despidos o destituciones de trabajadores cuyo único pecado ha sido reclamar sus derechos. 11.- En el mes de Noviembre 2010, se nos canceló un 5% de los aguinaldos, fraccionamiento que jamás había ocurrido, pues a decir de algunos, no había dinero para cancelar nuestros aguinaldos. Posteriormente, el 30-11-2010 la Asamblea Nacional aprobó un crédito dizque de “emergencia” y sorprendentemente al día siguiente 01-122010, se nos canceló el 25 % restante de nuestros deteriorados aguinaldos, pero no se canceló el Bono Especial de 132 días, ni los 48 días del 2009. 12.- Las cláusulas del Contrato Colectivo han sido violentadas en un altísimo porcentaje, pues entres otras se irrespetan e incumplen y se transgreden la estabilidad e inamovilidad laboral, los ascensos, la
3

profesionalización, los años de servicio y los méritos. Los trabajadores pese a sus esfuerzos por hacer carrera judicial, no son retribuidos conforme a la normativa contractual. 13.- La Dirección Ejecutiva de la Magistratura, a finales del mes de diciembre 2010, acordó en forma unilateral el pagó al personal activo, por jornada laboral no trabajada, el equivalente de 2.585,00 Bs.F, en cestatickets, excluyendo de este beneficio a todo el personal Jubilado y Pensionado, acción esta que consideramos altamente irrespetuosa. 14.- La DEM hace caso omiso al enorme pasivo laboral que esta generando al negarse a discutir el III Contrato Colectivo. Ante este nefasto panorama, debemos precisar que la Asamblea Nacional ha aprobado para el Poder Judicial en los últimos tres años los presupuestos correspondientes así como créditos adicionales, para que pudiera cubrir todas sus obligaciones con los trabajadores judiciales. En este sentido el Presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, informó mediante Oficio CPF-EXT Nº 1334 de fecha 11-01-2010, que al Tribunal Supremo de Justicia se le había aprobado en fecha 10-06-2009 un Crédito Adicional por un monto de Bs. 481.016.932,04 para pago de incremento salarial, bonificación de fin de año y otros conceptos, pero extrañamente en el Año 2009 no hubo aumento salarial y dejaron de cancelar 48 días de salario integral correspondiente al Bono de 132 días de ese año, afectando severamente los aguinaldos que correspondían a los trabajadores y dejando en evidencia su irrespeto e incumplimiento a los acuerdos suscritos en tal materia. Posteriormente para finales del año 2010 la DEM recibió un nuevo crédito adicional y tampoco se hizo efectivo el pago del Bono Especial de 132 días de salario integral, ni de otras deudas. Por todo ello consideramos que el ataque de este Organismo contra la masa trabajadora, jubilada y pensionada, es perverso y muy dañino. Un gran número de Jubilados y Pensionados, como personas de la tercera edad se encuentran afectados severamente por esta política de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura, y que es reiterada constantemente. Y nos preguntamos: ¿Perderemos nuestros derechos y beneficios adquiridos y alcanzados a través de años de lucha, persecuciones, despidos y suspensiones arbitrarias, laudos arbitrales, etc., pese a que existe un Contrato Colectivo que los garantiza, siendo que el objetivo era alcanzar mejores condiciones de vida, para
4

disfrutar una vejez digna y con calidad de vida, bien merecida por haber entregado nuestro esfuerzo, estudio y dedicación durante muchos años al servicio del Estado? Es de precisar que el salario de los Jubilados y Pensionados del Poder Judicial se ha visto seriamente afectado en forma constante, en los últimos tiempos, pues primero se nos discrimina por parte de la dirección Ejecutiva de la Magistratura al establecer pagos inferiores de algunos emolumentos que por el mismo concepto se les efectúa a los activos, y en segundo lugar, también se nos discrimina respecto al resto de los funcionarios que laboran en los otros organismos del Sistema de Administración de Justicia, valga decir Fiscalía del Ministerio Público y Sistema Autónomo de la Defensa Pública, quienes gozan de mejores condiciones salariales. Finalmente, creemos oportuno expresar nuestra opinión en cuanto a la aplicación de la nueva Ley Orgánica de Emolumentos para los funcionarios de Alto Nivel de los organismos públicos. Este instrumento legal no prevé en forma expresa la regulación de los emolumentos que reciben aquellos funcionarios distintos a los allí señalados, sin embargo, la tradición legal administrativa ha consistido en que cada organismo público elabore su tabulador salarial conforme a la Ley Orgánica del Trabajo, Contrataciones Colectivas y otras leyes, estableciendo allí los sueldos y salarios de los trabajadores amparados por esas normativas legales, haciendo extensivo sus beneficios a los funcionarios de alto nivel. De continuar esta tradición, sin haber un pronunciamiento expreso del Tribunal Supremo de Justicia, que aclare la situación, se coloca en grave peligro los tabuladores salariales vigentes, y con ello los sueldos y salarios de todos los trabajadores, jubilados y pensionados del sector público, pues al hacerse los ajustes a los funcionarios de alto nivel el organismo correspondiente habría de ajustar, en efecto cascada, es decir hacia abajo, al resto de sus funcionarios, Lo lógico sería que se apruebe un tabulador propio y exclusivo para los funcionarios de alto nivel y se mantengan los tabuladores vigentes respecto al resto de los funcionarios y empleados de la administración pública en general, por aplicación del numeral 2 del artículo 1 de la referida ley. De otra parte, aplicar esta ley, inconstitucional por demás, sería contrario a los intereses de la nación y atenta contra el Salario Mínimo Vital previsto en nuestra Carta Magna, que se ajusta anualmente, pero que no garantiza la cesta básica.

5

Ciudadanos Diputados, es realmente preocupante que situaciones como éstas sigan ocurriendo en la Dirección Ejecutiva de la Magistratura en detrimento de los Jubilados y Pensionados del Poder Judicial, así como de los activos, sin que se tomen los correctivos necesarios y se detenga esta agresión. Por ello solicitamos se eleve a la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, nuestra problemática, así como del resto de todos los Jubilados y Pensionados del País, a fin de que se hagan los correctivos necesarios de tal modo que realmente se nos ampare en la salud, alimentación, seguridad, atención, y en todos aquellos otras condiciones que eleven nuestra calidad de vida, para que sea debidamente honrado el rol desempeñado por cada uno de los Jubilados y Pensionados de la República Bolivariana de Venezuela. Por los Jubilados y Pensionados de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura del Estado Mérida.

PABLO GUERRERO C.I. 5.565.945 MIGDALIA CASTRO C.I. 3.635.897 MARIA E. ORSINI C.I. 5.136.474 SONIA VALERO C.I. 5.890.430 ALIDA NARANJO C.I. 5.294.084 CARMEN M. RAMIREZ C.I. 4.319.640

6

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful