Está en la página 1de 2

Karla Edith Rivera Cabal 1151

El “espíritu capitalista” es un concepto muy complicado de explicar compuesta de diferentes


eslabones que incluyen una individualidad histórica para conformar todo este concepto, en
este también se representa un fenómeno, se puede considerar que se articula en nexos
genéticos con matices individuales como ya se dijo antes.

Se destacan algunas de las características que se pueden mencionar para entender mejor el
concepto, la primera es que el tiempo es dinero, no debes gastar dinero mientras desperdicias
el tiempo que podrías usar para adquirir más, también que el crédito es dinero, pero solo si se
usa de una buena manera y se sabe invertir de una manera correcta, señala al dinero como
fecundo y provechoso y como ya se dijo antes solo si se sabe administrar e invertir de una
manera correcta.
Dentro de todas las especificaciones podemos ver de igual manera que la puntualidad y la
rectitud son indispensables para las empresas modernas además de mantener el dinero en
constante circulación por mas poco que sea, es muy importante decir que nunca se deben
olvidar pagar las deudas para evitar que se hagan más grandes cada vez.

Se resalta que este concepto se conoce principalmente como una ética especifica en donde la
prudencia de la actividad es muy importante además de ser adaptando en las sociedades como
un “ethos” para el capitalismo moderno. En el texto se hace referencia a la diferencia entre el
espíritu que el capitalismo buscaba explicar y el que buscaba explicar Franklin.

Franklin habla de las virtudes necesarias, pero dice que basta con simularlas por lo que deja
expuesta la hipocresía en sus virtudes solo para una utilidad. Beneficiarse no es algo bueno
para satisfacer las necesidades propias si no que debe ser una meta de vida y usar otros
métodos. El actual sistema capitalista que se maneja abarca muchos aspectos y esta presente
desde que se les imponen a las personas una conducta económica que educa y origina a
individuos que se necesita para un buen funcionamiento. Se habla de los lugares en los que
aun no se utilizan estas practicas y se menciona que es debido a las diferencias entre el espíritu
capitalista y el precapitalista.

El espíritu del capitalismo moderno se puede entender mejor como un fenómeno de masas en
el que es importante racionar el capital y tener una organización de trabajo racional para poder
regir la actividad económica. Los empresarios en la actualidad usan el salario a destajo, es
Karla Edith Rivera Cabal 1151

decir en base a la cantidad de productos que genera el trabajador en vez de pagar por el
tiempo empelado para así se tenga un rendimiento máximo.

El enemigo principal del capitalismo es el “tradicionalismo” este se puede observar claramente


en que la aspiración de una persona no es adquirir mayores riquezas si no obtener solo lo
necesario para sus necesidades básicas. A pesar de esto hay algunas actividades económicas
que pueden ejercerse por métodos capitalistas pero orientados hacia un espíritu tradicionalista.
El capitalismo necesita de una población mayoritaria para que pueda usar a mas individuos
por un costo poco estimado, aunque es importante resaltar que el trabajo barato no debe
confundirse con salario inferior ya que este último da consecuencias contrarias a lo que se
busca. En la actualidad el capitalismo se encuentra en un punto muy alto por lo que no tiene
dificultades para adquirir trabajadores, sobre todo en países que ya se han industrializado,
aunque es necesario contar con un colaborador que ayude en los comienzos de su
establecimiento.

Se menciona que Sombart durante las investigaciones que hizo sobre el surgimiento del
capitalismo se pueden encontrar características especiales como lo es satisfacer lo necesario
y el lucro, pero esto puede tener aun un aire tradicionalista sobre todo cuando se usa el capital
con la intención pura de lucrar, aunque esto es casi una regla general a través del tiempo. En
la actualidad se puede explicar el espíritu del capitalismo como consecuencia de la adaptación
que ha sucedido en estos años además ya no es necesario tomar en consideración a los
poderes religiosos.

En conclusión, se puede decir que se puede tomar al espíritu capitalista como una evolución
del racionalismo debido a la manera en la que se enfrenta a los problemas que se pueden dar
en la vida.