Está en la página 1de 2

“VALOR Y CONFIANZA”

INSTITUTO MORELOS
Lic. en Educación Preescolar Turno Matutino
C.C.T. 09PNP0037K
136 años educando a la niñez y juventud.

SECUENCIA DIDÁCTICA
La secuencia didáctica se define como una sucesión ordenada de actividades relacionadas
entre sí, que tienen por objetivo instruir los conocimientos determinados y establecidos para
el cumplimiento de las actividades o en su caso de los contenidos generalizados.

Para formar parte de una secuencia didáctica es necesario que se lleve a cabo una serie de
pasos, el seguimiento y cumplimiento de estos. En caso de que no se realice de esta manera,
no será identificado como secuencia didáctica si no como una actividad aislada de
actividades. La secuencia didáctica, es de suma importancia ya que involucra la realización
de la sucesión de actividades de aprendizaje que con la intervención del docente se
estructurarán y que se pondrán en marcha para el desarrollo en los alumnos de ciertas
competencias establecidas.
El uso de secuencias didácticas es determinante para el proceso de enseñanza – aprendizaje,
ya que ofrece una manera objetiva, sistemática y en forma de la implementación de
conocimientos en los estudiantes.
La secuencia didáctica es el resultado de establecer una serie de actividades de aprendizaje
que tengan un orden interno entre sí, con ello se parte de la intención docente de recuperar
aquellas nociones previas que tienen los estudiantes sobre un hecho, vincularlo a
situaciones problemáticas y de contextos reales con el fin de que la información que a la
que va acceder el estudiante en el desarrollo de la secuencia sea significativa, esto es tenga
sentido y pueda abrir un proceso de aprendizaje.

La estructura de la secuencia se integra con dos elementos que se realizan de manera


paralela: la secuencia de las actividades para el aprendizaje y la evaluación para el
aprendizaje inscrita en esas mismas actividades. Por cuestiones de forma, presentamos las
dos líneas como paralelas, cuando en su desarrollo en el aula ambos elementos aprendizaje
y evaluación están profundamente imbricados. Detectar una dificultad o una posibilidad de
aprendizaje, permite reorganizar el avance de una secuencia, mientras que los resultados de
una actividad de aprendizaje, los productos, trabajos o tareas que el alumno realiza
constituyen elementos de evaluación.

Se puede iniciar con una reflexión vinculada a las actividades para el aprendizaje, pero
desde el principio de la secuencia es necesario tener claridad de las actividades de
evaluación para el aprendizaje, incluso es importante lograr una visión integral de las
evidencias de aprendizaje, superar la perspectiva, pero sobre todo reconociendo que los
principios trabajo por problemas y perspectiva centrada en el aprendizaje. La etapa de
cierre corresponde a la evaluación sumativa, cuyo objetivo central es la valoración del logro
de los aprendizajes. Esta evaluación puede llevarse a cabo a partir de las evidencias
reunidas a lo largo de la secuencia didáctica, considerando el resultado o producto final, y
su análisis permite obtener un juicio.