Está en la página 1de 2

Análisis de Suelos Se tendrá en cuenta el resultado de estudio de suelos para el tratamiento

óptimo de los suelos antes de la siembra. Ya se ha realizado un análisis inicial el cual arrojo los
siguientes resultados, sin embargo al inicio del proyecto se actualizará el estudio de suelos para
trabajar con indicadores actualizados: NITRÓGENO: Debe reforzarse mediante fertilización edáfica,
puesto que se encuentra en nivele medio a bajo. FOSFORO: Es indispensable para el buen
desarrollo radicular y normal desarrollo de la planta. En el resultado del análisis, se encuentra
extremadamente bajo, por lo tanto es necesario realizar aplicaciones de éste elemento en cada
fertilización. HIERRO Y MANGANESO: Son tóxicos para las plantas cuándo se presentan en exceso,
en el análisis de suelos se encuentran en niveles muy alto para el Manganeso y excesivo para el
Hierro. Por lo tanto, se planea realizar la recomiendación de la agrónoma Cristina Alzate de la
aplicación de Zeolita o Silicato de Magnesio en la presiembra, con el fin de neutralizar el efecto
tóxico del hierro y el Aluminio, además de favorecer la asimilación por la planta de los nutrientes
aplicados, puesto que favorece el intercambio catiónico de elementos en la solución del suelo. La
adición de Cal dolomita es suprimida, debido a que la aplicación de Zeolita o Silicato de Magnesio
contribuye a disminuir la acidez, además en el análisis se evidencia alto contenidos de Calcio y
Magnesio por lo tanto puede omitirse en la fertilización de establecimiento. Fertilización del suelo
Así como en los humanos, se requiere calidad en la alimentación para tener una vida sana, de la
misma forma sucede con todas las especies, incluidos los bovinos que necesitan pastos con todos
los nutrientes para garantizar la producción. De modo que en el proyecto se va a pensar primero
en sembrar y conservar pastos de calidad con el objetivo de tener animales más sanos que
pasarán a la leche y carne todos los nutrientes. El primer paso para determinar el correcto método
y fórmula de fertilización es la realización de un diagnóstico del suelo. Con esto se conseguirá
conocer el contenido de minerales, valor de acidez del suelo y porcentaje de materia orgánica. La
evaluación del suelo la hace un ingeniero agrónomo o técnico especialista para enviar a
laboratorio una muestra óptima del lote y una vez obtenidos los resultados detemrinar con que
minerales se debe suplir el suelo para brindar los nutrientes que hacen falta y evitar aportar los
minerales que estén altos. Eustorgia Méndez, profesional de gestión productiva y salud animal de
la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, en Magangué, Bolívar, explicó que la
fertilización ayuda a completar los minerales que se agotan en el suelo porque este no los fabrica
en su totalidad. También indicó que "las plantas requieren de 14 minerales, todos esenciales.
Están los elementos mayores: nitrógeno, fósforo, calcio, potasio, magnesio y azufre, y los
micronutrientes. Si los forrajes no los tiene en el balance adecuado, no tendrán calidad”. Para el
uso de fertilizantes en el proyecto se promoverá la fertilización orgánica como una alternativa
sostenible en la producción ganadera, ya que algunos sintéticos o químicos pueden llegar a
generar problemas ambientales, contaminación en el agua y en algunos casos efecto invernadero.
En adición, la fertilización química significa un gran incremento de los costos en la producción,
mientras que la orgánica, acompañada de especies arbóreas y de microorganismos como
bacterias, genera menos inversión y no causa daños al medio ambiente. Al implementar un
sistema de pastoreo rotacional en la finca, se logra que con periodos cortos de ocupación de los
animales, tanto sus heces como su orina contribuyan en el aporte de nutrientes, por ejemplo,
nitrógeno, lo que reducirá la opción de utilizar la fertilización química. Sin embargo en la primera
etapa de siembra cuando aún no se cuenta con los animales, se debe hacer uso de fertilización
química para garantizar la cantidad y disponibilidad de nutrientes tanto en el pasto como en el
forraje. Así que para tomar las mejores decisiones en cuanto a la fertilización se seguirán las
recomendacones de los técnicos y el estudio de suelos. Teniendo en cuenta que con una buena
fertilización se garantiza una buena producción de forrajes y con buenos forrajes hay buena
producción de leche y carne, por lo tanto es una inversión y un componente productivo ya aque
todo lo que se invierte en alimentar al suelo repercute en la rentabilidad de la explotación. En la
medida que la fertilización fortalece las pasturas, éstas mismas harán resistencia a las malezas, las
plagas o enfermedades porque se convierte en un organismo nutrido más tolerante a factores
externos. (SANTOS, 2014)

También podría gustarte