Está en la página 1de 2

PERIODO PRECLÁSICO

El Período Preclásico (2000 AC al año 250) es una etapa cronológica de la


Civilización Maya, la cual ocurrió en Mesoamérica. Se dio el invento de la
cerámica y comienza en ese momento una agricultura floreciente (Diccionario
Histórico Biográfico, 2004).

Durante este período se asentaron y se crearon las sociedades y pueblos,


antecesores de los indígenas contemporáneos de Guatemala, que habitaban parte
de la extensa región llamada Mesoamérica. Para su mejor comprensión ha sido
dividido en Período Preclásico Temprano -2000AC a 800AC-, Período Preclásico
Medio -800AC a 400AC- y Período Preclásico Tardío -400AC a 250- (Diccionario
Histórico Biográfico, 2004).

Este período fue una unidad cultural que se extendía entre el valle central de
México y el litoral del Pacífico en Costa Rica. Se ignora cómo se llamaban
aquellos habitantes y qué lenguas hablaban, pero se conoce que tenían una
cultura semejante, adoraban a los mismos dioses, y eran agricultores que
cultivaban maíz, frijol, calabazas, cacao. Para esto último utilizaban
“sembradores”, es decir, estacas o macanas puntiagudas, con las que horadaban
el suelo para depositar las semillas de sus plantas (Diccionario Histórico
Biográfico, 2004).

Aquellos hombres ya elaboraban objetos de arcilla -ollas, tinajas, comales, y hasta


ídolos que representaban a sus dioses-. También fabricaban utensilios de piedra,
tales como metates con los que amasaban el maíz, de la misma manera en que
todavía se hace en la actualidad. Asimismo, tallaban puntas de pedernal y
obsidiana para sus lanzas. Tenían telares primitivos y tejían mantas y vestidos de
algodón o de fibra de henequén (Diccionario Histórico Biográfico, 2004).

PERIODO CLÁSICO

El período Clásico es la época ubicada cronológicamente entre los años 300 y 900
de nuestra era. Se dice que este período consolidó el urbanismo en el Nuevo
Mundo. Hubo importantes avances artísticos, arquitectónicos monumentales, en
escritura, matemáticas y calendario.

Durante el período Clásico, la civilización se desarrolló en la Costa Sur, el


Altiplano, las Tierras Bajas de Petén y varios otros lugares en el país. El Clásico
se distingue por el uso extensivo de información y sistemas simbólicos. Además
de los monumentos con la serie inicial, también se observan construcciones de
techos de edificios basados en el arco como soporte. Los sacerdotes fueron los
líderes y tuvieron bastante influencia en todos los habitantes de las ciudades y la
teocracia maya se mantuvo.

PERIODO POSCLÁSICO

El Período Posclásico es la última etapa del desarrollo independiente de la


civilización mesoamericana. Como los otros periodos de la cronología
mesoamericana, el inicio de este período varía en el tiempo, aunque se suele
señalar la caída de las ciudades-Estado del Epiclásico del centro de Mesoamérica
como el principio del Posclásico.

Por esto se concluyó con el abandono de las grandes ciudades de "metrópolis",


como Monte Albán en Oaxaca o las ciudades mayas de las Tierras Altas. Por otra
parte, el Norte de Mesoamérica fue escenario de un desastre ecológico producto
de prolongadas sequías, que implicó el abandono completo de esa región. Ante
estos hechos, las migraciones fueron un fenómeno que marcó el inicio del
Posclásico. Estos cambios sociales que marcaron a las sociedades
mesoamericanas ocurrieron entre los siglos VIII y X.

Mesoamérica y Centroamérica en el siglo XVI antes de la llegada de los


españoles.

El final del Posclásico ocurrió con la llegada de los españoles hacia la segunda
década del siglo XVI. A partir de entonces ocurrió un proceso de transculturación
que remodeló las culturas indígenas y sentó las bases de las culturas mestizas de
México y Centroamérica.