Está en la página 1de 5

ENSAYO

LA INFLACION EN COLOMBIA ACTUALMENTE

YIRETH CAROLINA BARBOSA QUEVEDO


GRADO 11.1

LICENCIADA
OLGA PEÑARANDA

COLEGIO INMANUEL KANT


AGOSTO/2020
ENSAYO SOBRE LA INFLACION EN COLOMBIA
¿PORQUE SE DEBE TENER EN CUENTA LA INFLACIÓN EN COLOMBIA
ACTUALMENTE?
Para poder contestar esta pregunta, se debe analizar primero el término inflación,
es una palabra que se presta para múltiples significados, inflar puede ser el de hacer
crecer algún objeto indeterminado hasta el punto de reventar si es posible.
Cuando se habla de inflación en términos económicos se refiere directamente a los
precios y su comportamiento ¿Luego los precios cómo se deben comportar? cuando
el hombre decidió que el intercambio o trueque de productos no era equitativo por
lógica, se ingenió la manera de ponerles valor a los bienes, ya no se podía
intercambiar una vaca por un bulto de tomates, cada objeto tenía su valor estipulado
en metales preciosos (oro, plata, etc.) se facilitó más el comercio. Al pasar el tiempo
surge otro inconveniente el oro era muy incómodo para transportar y se opta por
utilizar casas o lugares en donde guardarlos, los cuales se convirtieron en lo que
hoy se conoce como bancos y el oro sirvió como respaldo al papel moneda o billetes;
la responsabilidad de emitirlos les correspondió a los de la República.
Emitir es la palabra indicada para hablar sobre la función tan importante que sólo
se le designa al Banco Central de cualquier país y se debe tener en cuenta cuánto
dinero es necesario para sostener la economía local en equilibrio, es decir, que ni
falte, ni sobre dinero en el comercio. Prosiguiendo con la inflación o costo vida se
resalta el papel de los bienes y su característica variable en este análisis, los que
cambian de acuerdo con dos situaciones: la escasez y la abundancia. En la primera
alcanzan precios altos y en la segunda llega a tener bajos; la demanda y la oferta
fluctúan ante esos dos fenómenos, lo que representa un juego comercial entre el
vendedor y el consumidor en donde el valor es el mayor atractivo.
Cuando en una economía existe una emisión alta de dinero circulante va generar
que los precios de los bienes y servicios también suban porque hay en ella recursos
con que adquirir, un ejemplo más práctico es lo que sucede en nuestro pueblo Tadó
que tiene como principal actividad la minería, cuando las minas están dando
resultados positivos se observa gran cantidad de dinero en el comercio aunque
parte de los precios de la canasta familiar se mantienen estables, su consumo
aumenta y también los arriendos y los demás servicios, en economías pequeñas
estos cambios tan significativos generan que se desborde el gasto y los precios
tiendan a incrementarse y los pobladores paguen cifras altísimas por bienes que no
representan mayor valor.
La inflación ocurre cuando sobre el valor de los bienes y servicios no se tienen
ningún control y mantienen su tendencia a subir, por este motivo los gobiernos
instauran las políticas del precio mínimo y el máximo como forma de intervención
en el mercado y proteger los intereses del consumidor y del productor.
Esta dinámica de los precios y el dinero circulante es el rompe cabezas de los
economistas expertos, históricamente se cuenta que han existido inflaciones en
donde el costo del producto cambia hasta tres veces o más en un día como ocurrió
al final de los 80s y principio de los 90s en el Perú.
Es tan delicado este tema de la inflación en los países en vías de desarrollo que
tienen economías tan inestables y dependientes de las exportaciones de productos
del sector primario que su precio en el mercado está dado por la cantidad que logre
posicionar en el mercado internacional ; ello origina que los ingresos no satisfagan
en su totalidad las necesidades económicas para sostener la marcha hacia un
desarrollo sostenible y genera tasas altas de desempleo que afectan sobre todo el
ingreso de las familias y el consumo de bienes y servicios, por tanto la demanda se
deprime.
Colombia es un país en vía de desarrollo que goza de una posición estratégica en
el continente, con una serie de recursos naturales que representan un gran futuro
para la economía nacional, más la canasta familiar es un indicador que nos muestra
cómo están los precios de los artículos de primera necesidad y su comportamiento
dado en espacios de tiempo, de acuerdo con esta información se toman decisiones
y se busca sostener en condiciones de equilibrio de la economía.
Las diferentes problemáticas de índole social que ha vivido Colombia en los últimos
30 años y el ingreso a la economía de divisas que no estaban contempladas en los
presupuestos del estado, generó que en las ciudades más importantes del país se
incrementara el costo de la vida y se hiciera casi insostenible los precios por
cualquier bien o servicio para las clases menos favorecidas, que son los que sufren
con mayor rigor los embates de la economía.
La decisión en 1990 del cambio de modelo económico, lo que se conoce como
apertura obligó al país a enfrentar a nuestros productos contra los de otros naciones
en condiciones desiguales, pues, la mediana y la micro empresa no estaban
preparadas en materia tecnológica para competir con otras empresas de mejor
desempeño y calidad.
Muchas tuvieron que cerrar, la quiebra fue inminente, una nueva cultura hacía su
aparición en el país, la del consumo con nuevos y sofisticados productos en el
mercado, se desbordó la adquisición de artículos de lujo y variados bienes y
servicios de empresas extranjeras expertas en generar otras necesidades en la
población y cautivar así la atención de clientes potenciales, la apertura económica
fue más que un nuevo modelo transformó a las futuras generaciones en otros
individuos de modos de pensar distintos donde sólo tiene valor el dinero porque
compra todo lo que se vende.
El índice de precios al consumidor que tiene como finalidad determinar la condición
de los costos teniendo en cuenta la canasta familiar, es una herramienta de los
especialistas para tomar decisiones respecto a cómo mantener la inflación en un
nivel bajo.
La inflación baja tiene como consecuencia positiva que la economía puede utilizar
mejor sus recursos, promoviendo la producción y eliminando la incertidumbre en los
mercados, la inversión se reactiva a largo plazo, así mismo mejora las condiciones
de vida de las clases menos favorecidas o populares luego los precios, la inversión
y el empleo mantienen su tendencia a subir.
En Colombia la inflación baja se debe a una disminución del consumo de las familias
y al comportamiento estable del precio de los alimentos, esta condición hace que
en este momento se puede invertir y así generar empleos.
La generación de nuevos empleos en la estructura económica del país, se convierte
en el mayor objetivo de las políticas económicas del gobierno, la caída paulatina del
agro por lo fenómenos sociales de violencia que inundan los centros urbanos de
población desplazada que engrosan los cordones de miseria, esta problemática de
inestabilidad que nos caracteriza se presenta como un factor negativo que no
permite un crecimiento sostenible y que de una vez por todas Colombia demuestre
sus verdaderos alcances en materia de desarrollo económico.
La crisis económica que afronta el mundo desde finales del 2007 en los países
desarrollados que ocasionó le quiebra para las grandes empresas de todos los
sectores de la economía, dibujaba un panorama oscuro para los naciones latino
americanas entre ellas Colombia, aunque su efecto se sintió , nuestra economía
resistió, se disminuyó el crecimiento, pero pudo haber sido de mayores
consecuencias, la inflación se mantuvo baja por las políticas recesivas que se
tomaron como precaución ante el panorama, las familias recortaron sus gastos los
esfuerzos del gobierno para que los productos de primera necesidad se mantengan
estables y no caigan en la especulación característica común de una crisis
económica.
El aumento en los grandes centros urbanos de la economía informal o rebusque
hace pensar que el desempleo en el país es el problema más notorio, cada vez es
mayor el número de personas económicamente activas que no tienen un empleo y
que recurren a modos poco tradicionales para ganarse la vida, la situación es
alarmante las familias pierden poder adquisitivo y viven en condiciones más difíciles.
La falta de empleo se suma al deterioro de las relaciones diplomáticas con los
naciones vecinas que influyen negativamente en la balanza comercial, simplemente
disminuyen las exportaciones generando más desempleo, la caída en los precios
de los productos tradicionales de exportación como el café tiene a los productores
del grano con pérdidas y deudas que el gobierno debe intervenir para condonar y
subsidiar la próxima cosecha.
Con esta situación de una inflación baja que puede ser una fortaleza para encontrar
el rumbo y sacar al país del subdesarrollo, se sabe que mientras las personas no
tengan con que comprar permanecerá en condiciones deprimentes aumentará el
desempleo, se tapa la cabeza y se descubre los pies.
Qué bueno sería ver a Colombia gozando de una situación económica y política
privilegiada lejos de todos los problemas que la agobian, con buena educación,
salud en donde no se margine a las personas y el trabajo sea un derecho y una
obligación cumplida a cabalidad, seria utópico faltaría mucho trecho para llegar a un
escenario tan fantástico, tocaría reinventar el país, y para ese objeto se debe de
apoyar la educación, el modelo constructivista en donde se brinda una orientación
liberadora, no sólo para que sea empleado, sino empresario líder de la comunidad.
La inflación anual de Colombia se ubicó en 1,97% en julio de 2020, cifra inferior al
3,79% registrado en el mismo lapso del 2019. La inflación anual no estaba por
debajo del 2% desde diciembre de 2013 cuando se ubicó en 1,94%.
La baja demanda y las afectaciones al comercio causadas por la pandemia del
coronavirus, han sido dos de los principales factores que han hecho que la inflación
caiga en lo que va del 2020.
Según el Dane, la inflación anual en julio del 2020 fue de 1,97%, cifra inferior a la
meta del Banco de la República que es del 3%. De hecho, el equipo técnico del
emisor colombiano ya proyecta que el indicador terminará el año entre el 1% y 2%.
El rango de inflación del emisor colombiano es del 2% al 4%.
Los cambios propuestos para medir la inflación en Colombia, La baja inflación le ha
dado espacio al Banco de la República para que rebaje su tasa de política monetaria
a mínimos históricos de 2,25%.

Siete de las 12 divisiones de gasto mostraron variaciones positivas, siendo salud y


restaurantes y hoteles los que más aportaron al indicador. De otro lado, alimentos y
bebidas no alcohólicas fue el grupo que más cayó en julio.

Según el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, el incremento en la inflación en julio
en comparación con junio se dio gracias a las medidas de reactivación económica
que ha venido implementando el Gobierno Nacional.