Está en la página 1de 3

Si posees alguna propiedad sin licencia de construcción y quieres legalizar tu

vivienda puedes dirigirte ante una Curaduría Urbana y solicitar una licencia de
reconocimiento.

Para poder obtener esta licencia debes cumplir una serie de requisitos que te
explicaremos a continuación:
El primer punto, a tener en cuenta, es que la edificación se haya concluido como
mínimo cinco (5) años antes de la solicitud de reconocimiento.

Se debe diligenciar el formulario único nacional para la solicitud de licencias y con


este debe ir:

-Copia del certificado de libertad y tradición.

-Copia del documento de identidad.

-Poder o autorización debidamente otorgado.

-Copia del documento o declaración privada del impuesto predial del último año en
relación con el -inmueble.

-Relación de la dirección de los predios colindantes el proyecto objeto de la


solicitud.

-Levantamiento arquitectónico de la construcción, debidamente firmado por un


arquitecto.

Además, debes contar con copia de un peritaje técnico que sirva para determinar
la estabilidad de la construcción y si es necesario realizar obras para la estabilidad
de la vivienda y disminuir la vulnerabilidad sísmica de la edificación.
Este debe ser firmado por un profesional matriculado y facultado para este fin,
quien se hará responsable legalmente de los resultados del estudio técnico.

Otro documento importante es la declaración de la antigüedad de la construcción.


Esta declaración se hará bajo la gravedad de juramento que se entenderá
prestada por la presentación de la solicitud.

Situaciones en las que no procede el reconocimiento de edificaciones:

1.Edificaciones en zonas de protección ambiental o en lugares donde el suelo es


clasificado de protección en el Plan de Ordenamiento Territorial. Recordemos que
las construcciones deben basarse en el POT de cada ciudad.

2.Las zonas declaradas como de alto riesgo no mitigable identificadas en el Plan


de Ordenamiento Territorial.

3.Los inmuebles de propiedad privada que ocupen total o parcialmente el espacio


público.

Por otro lado, los curadores urbanos deberán informar a las autoridades que
ejerzan el control urbanístico, a fin de que ellas adelanten los procedimientos e
impongan las sanciones del caso.

El trámite para la legalización de una construcción es el reconocimiento, según lo


establecido en el Decreto 1077 de 2015, articulo 2.2.6.4.1.1 “El reconocimiento de
edificaciones es la actuación por medio de la cual el curador urbano o la autoridad
municipal o distrital competente para expedir licencias de construcción, declara la
existencia de los desarrollos arquitectónicos que se ejecutaron sin obtener tales
licencias siempre y cuando cumplan con el uso previsto por las normas
urbanísticas vigentes y que la edificación se haya concluido como mínimo cinco
(5) años antes de la solicitud de reconocimiento.

En los actos de reconocimiento se establecerán, si es del caso, las obligaciones


para la adecuación o reforzamiento estructural de la edificación a las normas de
sismorresistencia que les sean aplicables en los términos de la Ley 400 de 1997,
sus decretos reglamentarios, o las normas que los adicionen, modifiquen o
sustituyan y el Reglamento Colombiano de Construcción Sismo resistente –NSR–
10, y la norma que lo adicione, modifique o sustituya…. Igualmente se podrán
expedir actos de reconocimiento a los predios que construyeron en contravención
de la licencia y están en la obligación de adecuarse al cumplimiento de las normas
urbanísticas, según lo determine el acto que imponga la sanción.”

los requisitos para el trámite corresponde a los documentos comunes a toda


solicitud más los documentos establecidos para el reconocimiento edificaciones
los cuales son:

Plano de levantamiento arquitectónico de la construcción existente firmados por


arquitecto responsable.
Declaración de la antigüedad de la construcción, que se entiende bajo la gravedad
de juramento (5 años mínimos).
Copia del peritaje técnico que determine la estabilidad de la construcción y
propuesta para las intervenciones y obras a realizar (firmado por profesional
matriculado y facultado).