Está en la página 1de 11

Análisis Situación Problema

Evaluación Final

Por:

Dora Milena Rivera Ramos – 1.085.265.960

Ingrid Marcela Castillo Ruiz - Código: 1.030.552.123

Jaime Alexander Ojeda Daza – Código: 87.028.615

Johana Eraso –Código: 1.004.542.999

Lid Marinela Guerrero – Código: 59. 833.691

Presentado a:

Claudia Cecilia Murcia

Acción Psicosocial y Contexto Jurídico 403030_56

Universidad Nacional Abierta y a Distancia-UNAD

Escuela de Ciencias Sociales Artes y Humanidades - ECSAH

Programa Psicología

Pasto, Mayo 2018


2

Contenido

Introducción.....................................................................................................................................3

Caso Seleccionado...........................................................................................................................4

Esquema Grupal...............................................................................................................................8

Conclusiones....................................................................................................................................9

Bibliografía....................................................................................................................................10
3

Introducción

A partir del presente documento, se expone la importancia de aplicar métodos alternativos de

solución de conflictos, donde uno de los objetivos principales es permitir la reconstrucción del

tejido social, a través del diálogo como estrategia básica para dar fin al conflicto central,

teniendo como beneficios la celeridad en el proceso y el descongestionamiento de los estrados

judiciales. Por tanto, se presenta una de las estrategias de los MASC: la conciliación, dentro de

una problemática en el contexto familiar, ya que se establece como la mejor opción para el caso

expuesto, porque si bien es cierto se trata de un tercero que interviene, son los propios

involucrados en el conflicto, los que lo resuelven, generando un pacífico y extendido efecto de

buen entendimiento entre los extremos discrepantes; permitiendo la solución pacífica.

A medida que se lea la sustentación textual se podrá identificar el caso expuesto del conflicto

de la familia X, donde se identifican las desavenencias entra las partes, de igual manera se

pueden dilucidar los principios de la conciliación como mecanismo alternativo para la solución

de conflictos en el contexto familiar. En este orden de ideas, también es importante mencionar en

el derecho de familia se exige como requisito de procedibilidad la conciliación, desde la

implementación de la Ley 640 de 2001 “Por la cual se modifican normas relativas a la

conciliación y se dictan otras disposiciones”. Finalmente, se permite conocer el resultado del

ejercicio profesional del psicólogo jurídico en el acto conciliatorio de los problemas familiares

que se abordan constantemente, en este caso en la comisaría de familia; sentando como base el

rol del psicólogo en este contexto, quien permite favorecer las actitudes de las partes hacia la

negociación, contener estados de ánimo y comportamientos disruptivos durante la conciliación,


4

ofrecer alternativas para resolver el conflicto, colaborar para que las partes generen el acuerdo

que contribuya a una relación de paz.

Caso Seleccionado

Contexto Familiar

El señor A es un empresario independiente de 35 años, quien se ha dedicado a su trabajo

tiempo completo para el sustento familiar y su crecimiento económico. La señora K, es una

mujer de 29 años quien trabaja medio tiempo (en las mañanas) como empleada de un almacén y

se dedica al cuidado y crianza de sus hijos, compartiendo con ellos en las horas de la tarde y

fines de semana.

Después de 9 años de matrimonio, la señora K y el señor A se encuentran atravesando hace

varios meses, dificultades al interior de su hogar. Se conoce del caso que no hay antecedentes de

violencia intrafamiliar, el señor A manifiesta que ya no es viable la convivencia con la esposa; y

a su vez, la señora K afirma que la relación se deterioró después de una infidelidad por parte del

señor A hace un par de años.

El señor A abandonó el núcleo familiar hace tres meses e interpuso una solicitud de custodia

de sus dos hijos (de 5 y 8 años) ante la comisaría de familia, argumentando que él tiene la

capacidad económica para solventar los gastos de los menores. La señora K no se entera de la

situación, hasta que le llega la citación para asistir a la comisaría y llevar a cabo el respectivo

proceso, donde ella manifiesta que esto no es viable, que sus hijos deben permanecer con ella,

teniendo en cuenta que es ella quien lleva el rol de cuidadora.


5

Por lo anterior, se propone desde la comisaría de familia llevar a cabo el proceso de

conciliación para resolver la situación de la familia en mención, por lo que se requiere que ambas

partes (señor A y señora K), se encuentren de acuerdo para iniciar el proceso.

Método Alternativo de Solución del Conflicto: La conciliación

Para el caso en estudio, vale mencionar que es necesario proponer a las partes involucradas,

Métodos Alternativos de Solución de Conflictos –MASC-, teniendo en cuenta que:

“son mecanismos establecidos por la comunidad o por la ley, para la solución pacífica de

conflictos, fuera del escenario judicial. Son diferentes posibilidades que tienen las personas

envueltas en una controversia para solucionarla sin la intervención de un juez, de forma

ágil, eficiente y eficaz, con plenos efectos legales; y permiten la reconstrucción del tejido

social, promueven el diálogo como estrategia básica para dar fin a la controversia, a partir

de un ejercicio activo, justo y sencillo que favorece la construcción de una cultura de paz”

(Hernández, 2011. p.375).

De esta manera, se procede después de que ambas partes acepten llevar a cabo el proceso en

mención, con el fin de que ambas partes ganen mediante la solución del mismo, evitado los

costos de un proceso judicial; así, se propone la conciliación, como MASC para la intervención

del caso, teniendo en cuenta que es un “mecanismo de resolución de conflictos a través del cual
6

dos o más personas gestionan por si mismas la solución de sus diferencias con la ayuda de un

tercero neutral y calificado denominado conciliador” (Art. 64 Ley 446 de 1998) (citado por

Hernández, 2011. p.379).

De acuerdo con la clasificación de los MASC, la conciliación pertenece a los

autocompositivos, donde esta clase de mecanismos alternativos de solución de conflictos “está

compuesta por aquellos medios en los cuales son las mismas partes las que resuelven sus

desavenencias, en ejercicio de la autonomía de su voluntad, ya sea de manera directa o con la

intervención de un tercero imparcial, que facilita la comunicación entre las partes, y la búsqueda

de soluciones al conflicto” (Ministerio del Interior y de Justicia, 2007). La conciliación sigue

siendo autocompositiva aun cuando en el proceso involucra a un tercero, ya que la solución final

siempre está en cabeza de las partes.

Por lo tanto, el proceso de conciliación del caso expuesto, se lleva a cabo en las instancias de

la comisaría de familia respectiva, que de acuerdo con Rodríguez (2006)

“es el escenario recientemente creado que da prioridad a la actividad conciliatoria como el

medio más eficaz para la solución de la problemática de familia y de menores; que trabajan

en la prevención y protección de la familia prestando colaboración inmediata a la

problemática familiar, para lo cual pueden adoptar las medidas por los procedimientos

indicados en la ley” (p.10).

Así, frente al caso expuesto Rodríguez (2006) también expone que con respecto a los asuntos

conciliables en materia de familia, se encuentra que “es conciliatoria toda cuestión que permita

transigir, desistir o acordar; así, la conciliación se puede intentar en el caso expuesto, de acuerdo

a lo estipulado por el Artículo 47 de la ley 23 de 1991, en el punto b): La custodia y cuidado


7

personal, visita y protección legal de los menores” (p.9), teniendo en cuenta, que éste es el

contenido de la solicitud del señor A.

De esta manera, frente al rol del psicólogo jurídico en el caso, se estipula que será apoyo en

el proceso de conciliación; antes, durante o después de la audiencia de conciliación, para

favorecer las actitudes de las partes hacia la negociación, para contener estados de ánimo y

comportamientos disruptivos durante la conciliación, para asesorar psicológicamente a las partes

y ayudarlas a evitar o a facilitar el trámite judicial (Tapias, sf.).

Así mismo en la conciliación, el tercero puede ofrecer alternativas para resolver el conflicto,

su principal rol está en colaborar para que las partes generen, produzcan la “solución”, el

“acuerdo”, la “transformación”, que les permita un cambio en su relación tensa o agresiva a una

relación de paz. Esto requiere que las partes tengan claridad y conocimiento de lo que se va

generando en el proceso de la conciliación o mediación tras la participación del tercero; además,

el psicólogo jurídico facilita el diálogo, promueve fórmulas de acuerdo, procura soluciones

satisfactorias para ambas partes, facilita el acto jurídico, reconoce a las partes como sujetos con

capacidad jurídica, crea situaciones o relaciones jurídicas nuevas que beneficien a ambas partes

(Hernández, 2011. p.390, 391).

Por lo tanto, el conciliador se limita a presentar fórmulas para que las partes se avengan a

lograr la solución del conflicto y a presenciar y registrar el acuerdo a que han llegado estas; el

conciliador, por consiguiente, no es parte interesada en el conflicto y asume una posición neutral

(Ministerio del Interior y de Justicia, 2007, p.19).

Donde finalmente se espera que las partes involucradas en el caso, lleguen a un acuerdo

mutuo, donde el señor A y la señora K, salgan beneficiados y puedan brindar un contexto seguro
8

de educación a sus hijos, teniendo en cuenta sus derechos fundamentales, como el Derecho a la

vida, a la supervivencia y al desarrollo, Derecho a vivir en familia, Derecho a vivir en

condiciones de bienestar y a un sano desarrollo integral, Derecho a una vida libre de violencia y

a la integridad personal, Derecho a la protección de la salud y a la seguridad social, Derecho a la

educación, entre otros. Donde los acuerdos pactados, tengan la responsabilidad jurídica que el

proceso concierne, resaltando el compromiso y la responsabilidad de cumplimiento de las partes

involucradas.
9

Esquema Grupal

Link para su revisión: https://www.goconqr.com/es-ES/p/13913889-Caso-en-el-Contexto-Familiar-mind_maps


10

Conclusiones

Con el desarrollo del trabajo se llegó a la conclusión que la Psicología y el Derecho, tienen un

punto de encuentro que conlleva al surgimiento de la psicología jurídica; donde ambas

disciplinas contemplan como ciencias humanas, la conducta humana como su objeto de estudio,

donde la psicología centra su atención en las características del comportamiento y el derecho

centra su interés en la regulación del comportamiento, mediante las leyes que establecen la

conducta humana; de tal manera que ambas disciplinas trabajan desde sus epistemologías en el

mismo contexto, el judicial.

Finalmente, en el desarrollo de la actividad se puede reconocer la importancia de comprender

y apropiarse de las herramientas que brindan los métodos alternativos de solución de conflictos,

que permiten una alternativa pacífica de acuerdos de paz, mediante un caso expuesto de una

realidad del contexto familiar, donde se tuvo la posibilidad de analizar el paso a paso para la

solución del problema central, resaltando la valiosa labor del psicólogo jurídico.
11

Bibliografía

Hernández, A. (2011). Psicología jurídica iberoamericana. Recuperado de:

http://bibliotecavirtual.unad.edu.co:2077/lib/unadsp/reader.action?

ppg=26&docID=10995347&tm=1479911396830

LEY 640 DE 2001. (Enero 5). Diario Oficial No. 44.303 de 24 de enero de 2001. Por la cual se

modifican normas relativas a la conciliación y se dictan otras

http://www.secretariasenado.gov.co/senado/basedoc/ley_0640_2001.html

Ministerio del Interior y de Justicia (2007). Guía Institucional De Conciliación En Familia.

Recuperado de: http://www.udea.edu.co/wps/wcm/connect/udea/3b2e564d-80f9-49b6-

820e-4291ded39b62/GuiaInstitucionalDeConciliacionFamilia_MinJusticia.pdf?

MOD=AJPERES

Rodríguez, L. (2006). Mecanismos Alternativos De Resolución De Conflictos: El Rol Del

Psicólogo En La Conciliación. Recuperado de: http://aipj.co/publicaciones/func-

startdown/34/

Tapias, A. (sf). El Rol Del Psicólogo Jurídico En Los Juzgados De Familia De Bogotá.

Recuperado de: http://psicologiajuridica.org/psj14.html