Está en la página 1de 7

UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL CIBAO

(UCATECI)

Integrantes:
Auri E. Marmolejos (2018-1150)
Karina Vargas (2018-1210)

Asignatura:
Arquitectura y Paisaje

Facilitador@:
Inmaculada Féliz

Tema:
El Diseño del paisaje:
Principios y Elementos del Diseño del Paisaje

Fecha de entrega:
Jueves, 05/11/2020
7. PRINCIPIOS DE DISEÑO

Hay una gran diferencia entre herramientas de diseño y sus principios, el


primero abarca los elementos que componen la composición como el color,
línea, forma, textura y escala, pues son herramientas que se utilizan en
combinaciones para ajustar el diseño. Ahora bien, los principios de diseño
hacen referencia a la forma en la que utilizamos esos componente, estos
interactúan para producir el diseño previsto. Entre ellos encontramos:

La unidad: se obtiene con el uso eficaz de los componentes en un


diseño para expresar una idea principal a través de un estilo coherente. La
Unidad se destaca por la consistencia de carácter entre las unidades en el
paisaje creando armonía. Todo lo seleccionado para un paisaje debe
complementar el esquema central y debe, sobre todo, servir a un propósito
funcional.

El balance: se refiere al equilibrio o la igualdad de la atracción visual.


Este es simétrico cuando se logra que uno de los lados del diseño es una
imagen de espejo del otro lado con una clara línea divisoria entre las dos
partes. El equilibrio asimétrico utiliza diferentes formas, colores y texturas para
obtener el equilibrio de la atracción visual. Estas composiciones opuestas sobre
cualquier lado del eje central crean igual atracción.

Asimetrico Simétrico

La transición: es el cambio gradual. Se logra con la disposición de los objetos


de diferentes texturas, formas, o tamaños en un orden secuencial lógico. Un
número ilimitado de esquemas existen mediante la combinación de elementos
de varios tamaños, formas, texturas y colores para crear transición. Recuerde,
la transición se refiere a la perspectiva de 3 dimensiones de la composición, y
no sólo a la vista plana o facial.
La Proporción: se refiere al tamaño de las partes del diseño
relacionadas entre ellas y al diseño como un todo, en el diseño del paisaje por
lo general se relaciona con las personas y sus actividades. La relación del
tamaño apropiado de los componentes en un diseño puede plantear un
problema para el diseñador que considera este principio de forma rutinaria en
procesos de pensamiento sistemático.

Un roble grande puede ser complementario


a un edificio de oficinas, pero puede
minimizar una vivienda individual.

El Ritmo: se logra cuando los elementos del diseño crean una


sensación de movimiento que conduce el ojo del espectador a través de, o
incluso más allá del área diseñada. Herramientas como esquemas de color,
línea y forma pueden ser repetidas para alcanzar el ritmo en el diseño del
paisaje. El ritmo reduce la confusión en el diseño.

Las líneas rectas fortalecen el enfoque visual comparado con líneas curvas

La Focalización: implica la conducción visual de la observación hacia


un distintivo por la colocación de éste en el punto de fuga entre la radial o
líneas próximas. El ojo del espectador se ve obligado rápidamente a lo largo de
líneas rectas a un punto focal. Las líneas de focalización más débiles o fluidas
son deseables en el paisaje residencial. La transición de las plantas u otro
objetos a lo largo de estas líneas puede fortalecer o debilitar la focalización.
La repetición: se refiere a la utilización repetida de características como
las plantas con idéntica forma, línea, textura y/o color. El exceso de repetición
crea monotonía, pero cuando se utiliza de manera efectiva puede conducir a
ritmo, focalización o énfasis.

La sencillez: va mano a mano con la repetición y se puede lograr por la


eliminación de detalles innecesarios. Demasiada variedad o detalle crea
confusión de percepción. La simplicidad es la reducción de un diseño a su
forma más simple, funcional, que evita el costo y mantenimiento innecesario.

8. PASOS DEL PROCESO DE DISEÑO

a. Análisis del sitio y realización de inventario

Es esencial un estudio completo de la propiedad del cliente. El plano del


terreno le ayudará en la organización de la información para el análisis del sitio.
Un minucioso análisis del sitio le puede ahorrar tiempo y dinero, en este debe
tenerse en cuenta la vegetación existente, factores naturales y características,
puntos de vista, niveles de ruido, la colocación de servicios públicos, las
servidumbres / líneas de construcción y los elementos arquitectónicos
principales de la casa. Luego de ver las condiciones del lugar se toman en
cuentan los recursos necesarios, los costos, equipos y maquinarias que se
resumen en un inventario.

b. Determinación de las necesidades

El usuario determina las necesidades, el paisaje debe ser una extensión


de lo que quiere, debe ser funcional y proporcionar un espacio para sus
actividades. Antes que el diseñador pueda crear un ambiente así, el
conocimiento de ciertas características del usuario es esencial y este se logra
al realizarle preguntas que determinen sus deseos.
c. Creación de diagramas funcionales

Son determinaciones sistemáticas de los análisis hechos que organiza la


forma de los elementos asignándole una tarea en la zona ocupada. Está
basado en los objetivos del diseño y establecer el tipo de plan general. Sigue el
plan de necesidades, considerar las modificaciones al terreno, determinar el
flujo de tráfico, acceso, desarrollar la forma de las plantaciones y especificar el
material vegetal.

d. Desarrollo de planes de diseño conceptual

Esta etapa busca realizar formas creativas en base a las necesidades


que hay que suplir. Crea un plan, bosquejo o idea que organiza de forma
general las áreas a trabajar dando una noción o métodos de como se realizará
el paisaje sintetizando así una relación entre las ideas planteadas y la manera
en la que se volverán realidad. Estos pueden ser demostrados en planos,
modelos y maquetas que dan paso a una lista de opciones que pueden ser
seleccionadas por el usuario o diseñador.

e) Diseño del plan de diseño o propuesta final

Comprende la etapa donde todo lo planteado se pasa en limpio, ya esta


parte contiene las decisiones finales aceptadas por el usuario y formalizadas en
los documentos que daten sus formas y características para asi llevar a cabo
su realización.
Conclusión

Toda la información aprendida nos demuestra que, para crear una

extensión funcional, estéticamente agradable del habitar interior hacia el

exterior el paisajismo combina elementos del arte y la ciencia, pues el propósito

inicial de diseño del paisaje es combinar la tecnología humana que crea

construcciones con el entorno natural. Esta mezcla concluye en un espacio

agradable que suple las necesidades de los usuarios.

Sin duda alguna para lograr trabajar hacia un diseño del paisaje

deseable, el paisajista debe tener conocimiento de los elementos del arte y

principios de diseño incorporando los conceptos necesarios que le ayuden a

conseguir el punto medio entre lo natural y artificial. La arquitectura y paisajes

nos ofrece los fundamentos para aprovechar dichas condiciones que se

convierten en un capital para la mejoría de la vida. Diseñar espacios

adecuados es una tarea que abarca conocer el fin de mismo, embarcándonos

en un viaje donde se toman en cuenta las necesidades de los usuarios para

aprovechar los recursos presentes que se materializan en un paisaje que debe

conectarse directamente con quienes los rodean.


Bibliografías

Laurie, M. (1983). Introducción a la arquitectura del paisaje.

Dewayne L (2014) Principios Básicos del Paisajismo. Recobrado del

sitio web: http://www.arquitecturatropical.org/EDITORIAL/documents/BASIC%20PRINCIPLES

%20LANDSCAPE%20DESIGN.pdf