Está en la página 1de 4

Nombre:

Daryl R. Méndez De Los Santos


Asignatura:
Lengua Española
Matricula:
A00135780
Maestra:
Andrea C. Rodríguez Guante
Fecha:
22/12/2020
Actividad a Realizar:

Para la correcta elaboración de la carpeta sigue las siguientes instrucciones:

1. Lee compresivamente el contenido del recurso titulado “Niveles de la Lengua”.

2. Investiga en diferentes fuentes del Internet revistas ilustradas, periódicos, libros, entre otros,
textos con intenciones comunicativas diversas:

Identifica dos textos de diferentes tipos y niveles de lengua.


Cópielos y organizarlos según los tipos y niveles de la lengua, justificando cada caso a partir de las
características que lo definen.
Las características pueden ser descritas al lado o debajo de cada texto seleccionado según el tipo y
nivel de la lengua que pretende ilustrar.
3. Identifica en los textos seleccionados, la función que desempeña la lengua. Justifica tu respuesta.

Texto 1

-Los otros días dando una vuerta emparejé con una amiga mía que es de un pueblo de Sevilla y la
Mari me dijo, chiquilla, que dezaztre lo de ezos pueblos.
-¿Qué pueblos? -le pregunté yo.
- Ezo, los de la riada, que manera de lluver como arrazaba a las perzonas y a los chirimbolos, y yo
le contezté, si es una pena, pobre gente, sobre tó los que han muerto. Y mira los sin verguenzaz que
se dedican a zaquear las cazaz- me dijo la Mari
-Quita pallá, ezoz son enemigoz de lo ajeno- le dije yo.

Este primer texto su nivel de lengua es vulgar, y la función que desempeña la lengua es una función
expresiva y emotiva, porque el escritor o emisor se dirige hacia una expresión directa de la actitud
del sujeto con referencia a aquello de lo cual está hablando.

La lengua es vulgar, leyendo el texto nos damos cuenta que el escritor tiene un léxico muy reducido,
el nivel de lengua usual es la rural.

Palabras como: Vuerta, dezaztre, esos, lluver, palla, entre otras palabras, a simple vista aparte de
que están mal escritas por ende también mal empleada, característica de una lengua sin mucha
diversidad.

Puedo decir que estas personas que participaron de este texto no eran cultas.

Daryl Rafael Méndez De Los Santos A00135780


Texto 2

Era verano de 2010. Estábamos en Torrevieja unos colegas, mi piba y el menda.


Todo iba de buti, estaban siendo unas vacaciones geniales.
Una noche salimos a dar un chompi y decidimos ir al casino a probar suerte a ver si asín ganábamos
algo de pasta o nos íbamos sin nada.
La verdad que nos salió bastante bien la cosa, empezamos a ganar dinero, solo estuvimos una hora
y media allí, suficiente para llenarnos los bolsillos.
Entonces escuchamos que la banda empezó a decir que llovía mazo. Mi peña y yo no hicimos
mucho caso, el tema es que cuando salimos del casino, contentos, por haber ganado bastante dinero,
nos dimos cuenta de que había llovido que flipas, en ese momento ya no llovía, pero estaban las
calles a tope de agua.
Cogimos el buga y nos dirigimos a mi queli despacio, claro, porque el agua, en algunos puntos,
llegaba a media rueda del coche. Despacito y con buena letra llegamos a una rotonda, allí se
empeoró todo.
Estaban todas las salidas de la rotonda cortadas, excepto la que se dirigía a mi queli, exclamé yo
que iba conduciendo, ¡hoy es nuestro día de suerte! Pensando inocente de mí, que podíamos llegar
a casa. Tomé la salida y a doscientos metros empezó a subir el nivel del agua, y a subir, subía cada
metro que recorríamos, subía más y más, pero ¿qué voy a hacer si ya estaba en mitad de la movida?
El agua ya estaba por encima del capó de mi carro, cuando de repente este se para y nos deja tirados
en mitad de aquel enorme charlo, mi reacción fue inmediata, me tenía que bajar para sacar como
fuera de allí el coche, la puerta no podía abrirla porque se metía el agua dentro del coche, así que
bajé la ventanilla lo justo para poder salir y cuando puse los pies en el suelo, el agua me llegaba
por encima de la cintura, el cielo relampagueando, las alcantarillas tirando agua hacia arriba porque
no podían tragar más agua, un coche de maderos entre otros, estaba allí en mi misma situación,
cogí y empecé a empujar el coche, y al ver que se movía, se bajó mi gente, todos por la ventana y
empujamos el coche hasta sacarlo de allí. Aquello parecía el fin del mundo. Coches por todos los
lados tirados, parques, garajes, casas, todo inundado, la verdad que impactó mucho.
Llamamos a la grúa, e imaginaros el percal, dos horas o más hasta que llegó, había una saturación
increíble, las grúas, bomberos y la pasma no daban abasto, por suerte para mis colegas y para mí,
solo quedó en una anécdota y cinco mil pavos de reparación que pagó el Consorcio. Eso sí, llegamos
a casa caladitos, y llenos de barro.

Jorge Gutierrez
10 DE OCTUBRE DE 2012
(BASADA EN HECHOS REALES)

Este texto por una parte está escrito en un nivel coloquial porque emplea palabras como peña,
banda, queli, ir de buti...Hay algún vulgarismo como asín. Pero conforme avanza el texto se va
volviendo más literario. Se consigue así un buen efecto, hay suspenso en la narración de la
inundación. El resultado es un buen texto literario.

Daryl Rafael Méndez De Los Santos A00135780


En este texto vemos palabras interesantes y que denota diversidad en la lengua como: percal,
charlo, anécdota, relampagueando, entre otras, vemos cierto léxico básico, fonética eliminativa, uso
de términos comunes. En general uso simple para la comunicación diaria.

Puedo decir que las personas que participaron de este texto usaron una función de la lengua
expresiva, el escritor trata de comunicar y expresar lo que le paso.

Daryl Rafael Méndez De Los Santos A00135780

También podría gustarte