Está en la página 1de 1

UNA NUEVA OPORTUNIDAD DE VIDA POR EL COVID - 19

Como todos sabemos, uno de los temas más relevantes en estos momentos es la enfermedad del
coronavirus o COVID-19, debido a que este se propaga de forma muy rápida y fácil, pues es un
virus con muchas vías de transmisión. Esta y otras razones como la masividad de los medios de
comunicación que en ocasiones exageran o mal informan al espectador son las causantes del
pánico en la sociedad. Con este texto quiero que aprecien otras perspectivas sobre lo que ha
generado esta enfermedad.

No quiero hablar solo del lado negativo de esta pandemia, aunque sea inverosímil éste trajo
muchos beneficios para nuestro planeta. La primera noticia y la que más me impacto en estos
últimos días fue saber que en muchos países donde se estaba aplicando la cuarentena para evitar
la transmisión del virus, animales que normalmente no vemos como: cisnes, delfines, jabalíes,
pavos, entre otros, se tomaron de nuevo las calles, apropiándose de ecosistemas muy cercanos a
lo urbano; lo cual me causo mucha conmoción, pues aunque es algo evidentemente hermoso, me
hace pensar en lo mucho que hemos afectado la naturaleza y cuánto miedo nos tienen los
animales para no salir en un día normal con nosotros, ya que en el poco tiempo de cuarentena
donde el ser humano ha acatado el aislamiento voluntario hasta llegar al obligatorio, las
ciudades y sus alrededores no se ven afectadas con la minería indiscriminada, la tala de árboles,
la contaminación del agua y del aire. Se ven las ciudades despejadas, sin amenaza y sin
contaminación por tal razón las especies se han atrevido a volver.

Otra noticia que ha estado circulando ha sido que el coronavirus bajo la polución (contaminación)
en diferentes países, tomando como ejemplo a china pues debido al paro de actividad industrial se
ha podido observar una disminución de un 25% en emisiones de dióxido de carbono al medio
ambiente, lo cual equivale a una reducción global de un 6%.

Para concluir, no sabemos si estas mejoras en el medio ambiente sean solo temporales pero al
menos esta pandemia nos hace tomar conciencia sobre el mal que le estamos haciendo a nuestro
planeta. Por otro lado nos lleva a la reflexión de si debemos cambiar rutinas y formas de vivir, por
cuanto el ser humano se ha convertido en un ser egoísta, ególatra y superficial, donde tiene en
cuenta muy poco la parte espiritual y donde en la escala de valores prima el dinero y todo lo
material. Es hora de cambiar y generar un mundo donde interactuemos en beneficio del otro,
siempre pensado que no estamos solos y que el mundo lo construimos todos.