Está en la página 1de 6

MATERIA : RECURSO DE PROTECCION - PR16

PROCEDIMIENTO : ESPECIAL

RECURRENTE : MARÍA CRISTINA GÓMEZ AEDO

RUT : 9.464.425-9

ABOGADO RECURRENTE 1 : NICOLÁS ALBERTO LEAL SEPÚLVEDA

RUT : 17.754.614-3

ABOGADO RECURRENTE 2 : EDUARDO ARMANDO GARCIA RAMOS

RUT : 16.783.159-1

RECURRIDO : ISAPRE CONSALUD S.A

RUT : 96.856.780-2

REPRESENTANTE LEGAL : MARCELO NOEL DUTILH LABBE

PLAN ACTUAL : 0,89 UF

PLAN ADECUADO : 0,94 UF

PORCENTAJE ALZA : 6,1 %

ILUSTRÍSIMA CORTE DE APELACIONES DE VALPARAÍSO

EN LO PRINCIPAL: Recurre de Protección; PRIMER OTROSÍ: Acompaña


Documentos; SEGUNDO OTROSÍ: Orden de No Innovar; TERCER OTROSÍ: Téngase
presente.

NICOLÁS ALBERTO LEAL SEPÚLVEDA, abogado, chileno, soltero, cédula


nacional de identidad número 17.754.614-3 y EDUARDO ARMANDO GARCIA
RAMOS, chileno, soltero, abogado, habilitado para el ejercicio de la profesión, cédula de
identidad número 16.783.159-1, en nombre de MARÍA CRISTINA GÓMEZ AEDO,
chileno, trabajador, cédula de Identidad número 9.464.425-9, con domicilio en Las Heras
número 346, comuna de Valparaíso, a US.I., respetuosamente digo:

Que, estando dentro del plazo señalado en el Nº 1 del Auto Acordado sobre
Tramitación y Fallo del Recurso de Protección de las Garantías Constitucionales, de vengo
en recurrir de protección en contra de la ISAPRE CONSALUD S.A., RUT 96.856.780-2,
representada legalmente por don MARCELO NOEL DUTILH LABBE, RUT 7.743.448-8,
ignoro profesión, ambos domiciliados en Pedro Fontova número 6650, comuna de
Huechuraba, Región Metropolitana, en razón de haber incurrido en el acto arbitrario e
ilegal, consistente en incrementar de forma unilateral y sin fundamento legal, el valor del
plan de salud, atentando por tanto las garantías constitucionales protegidas por el artículo
19 de nuestra carta fundamental, y más en específico en los numerales 9 inciso final y 24 de
este mismo artículo, esto es, el derecho a elegir el sistema de salud al que desee acogerse,
sea éste estatal o privado, y el derecho de propiedad en sus diversas especies sobre toda
clase de bienes corporales o incorporales.

Lo anterior es así, puesto que con la adecuación que la recurrida pretende realizar
del plan, este se vería incrementado en su valor en un 6,1 %, por tanto vengo en solicitar
a Usía Ilustrísima, que se restablezca el imperio del derecho y por ende se deje sin efecto la
aludida adecuación, manteniendo el valor original del plan de salud, que se denomina
“PLAN ESENCIAL PAREJA 1B”, ello sin perjuicio del cambio en dicha denominación
en un futuro, todo lo anterior, según las consideraciones de hecho y de derecho, que a
continuación expongo:

Con fecha 31 de Diciembre de 2019, la Isapre despachó una carta emitida por don
Harald Chutney Vallejos, la cual me comunica que han decidido aumentar de manera
unilateral el precio base de su plan de salud 0,94 UF sin expresión alguna de causa válida,
de manera unilateral y sin fundamento alguno, solo sosteniendo la recurrida que existen
factores que hacen aplicar un proceso de adecuación, pero no explica el porqué de dichos
factores de manera convincente, ni como ello se materializa realmente en la necesidad de
aumentar el costo del plan. Se hace presente que el ajuste del Plan de Salud equivale a un
6,1 % suma que se considera excesiva. Además, me pone en la disyuntiva de allanarme a
aceptar otro plan de salud de mayor valor y menor cobertura, lo cual significa admitir una
fuerte disminución de los beneficios pactados, o bien, poner fin a al contrato de salud, todo
lo cual importa una privación, perturbación y amenaza al legítimo ejercicio de las garantías
constitucionales contempladas en el artículo 19 número 9 inciso final, y artículo 24 ambos
de la Constitución Política de la República. El valor antes mencionado se hará efectivo a
contar desde Abril del 2020, por tanto, me encuentro dentro del plazo legal, ya que existe
una amenaza a las garantías previamente señaladas.

En cuanto al alza, se señala en la carta que se acompaña, que el contrato de salud


“PLAN PRIMERO LIBRE ELECCION A” tendrá un aumento en su valor base de un
6,1 %, (precio base de 0,89 UF a 0,94 UF), lo cual se traduce en un incremento de 0,05 UF
mensuales.

La adecuación se realiza sin expresión alguna de causa válida ni causa probada al


respecto, solo sostienen la recurrida que existen factores que hacen aplicar un proceso de
adecuación, pero no explica el porqué de dichos factores de manera convincente, ni como
ello se materializa realmente en la necesidad de aumentar el costo del plan, a mayor
abundamiento la condición como cotizante no ha variado en lo más mínimo, por lo que no
hace procedente el alza que pretende la ISAPRE a costa del cotizante.

El contrato de salud suscrito por las partes establece la posibilidad de revisar el


contrato una vez transcurrido doce meses desde su suscripción o cumplidos sucesivos
periodos anuales, que no importen discriminación entre los afiliados. Sin embargo, ella ha
ocurrido infringiendo las normas del contrato.

Si bien el artículo 33 de la Ley 18.933 dispone que las partes podrán convenir
libremente el otorgamiento, forma, modalidad y condiciones de las prestaciones y
beneficios de salud, en el hecho el contrato de salud es un contrato de adhesión, puesto que
las Isapres ofrecen a los usuarios las estipulaciones que conforman los distintos planes a los
que éstos
deben limitarse a aherir en su totalidad, sin discusión. Por tal razón, la ley se ha
preocupado de reglamentar las estipulaciones mínimas de estos contratos con el fin de
proteger la parte débil del mismo, el usuario, por lo que no obstante autorizar a estas
instituciones para efectuar la revisión anual de los contratos, limita tal facultad en los
términos establecidos en el numerado artículo 33. El referido cuadro informado por la
Isapre, se consigna que en base a un alza promedio definida por la misma Isapre,
correspondería un aumento del plan base, cantidad a la cual se llega, elevando el precio del
plan de salud según algo que ellos arbitrariamente han fijado, sin explicar como y porqué se
alza más allá del IPC, por lo que carece de parámetros objetivos y racionales. Por último, y
para el caso que no quisiera verme afectado por el alza señalada, se me ofrece un plan
alternativo, notoriamente inferior a mi plan de salud actualmente vigente, agregando que
también puedo elegir otro plan, que claramente será más caro o de menor calidad.

El contrato de salud, al igual que cualquier contrato, requiere el concurso de la


voluntas de ambas partes. Para que la voluntad del cotizante pueda estimarse valida es
menester que ella sea libre, lo que no ocurre, como lo señala la Superintendencia de Isapres,
cuando respecto del cotizante, por razones de edad o por la ocurrencia antecedentes de
salud suyos o de alguno de sus beneficiarios, el mayor riesgo médico de que aquello se
deriva, impide o restringe, significa definitivamente la posibilidad de contraer con otra
institución de salud provisional un plan de salud en reemplazo de aquel cuya adecuación se
impugna. En tales casos el cotizante se vería obligado a aceptar tal adecuación para no
verse en los hechos, expulsado del sistema privado de salud. Lo señalado configura una
situación de cautivar al interior de la Isapre a que se está afiliado, condición ante la cual no
puede entenderse, a priori, equitativa, ni prudente, la validación de una adecuación
propuesta a quien no es libre de rechazarla.

Como lo señala el artículo 1545 del Código Civil, todo contrato legalmente
celebrado es una ley para los contratantes y no puede ser invalidado sino por
consentimiento mutuo o por causales legales. Que, además, en lo referente a los contratos
de salud, si bien la disposición legal citada por las partes, esto es, el artículo 38 de la Ley
18.933, permite a las Isapres adecuar sus precios, prestaciones convenidas y la naturaleza y
el monto de sus beneficios, dicho texto legal se convino al plantearse el legislador que
debía existir un mecanismo que permitiera corregir la inestabilidad generada por este tipo
de convenciones, ya que el tiempo se podrían producir variaciones en los costos de los
precios médicos imposibles de preveer, además de los cambios que puede afectar a la
economía de un país. Estas circunstancias quedaron consignadas en el informe de fecha 15
de noviembre de 1989, en la Comisión Conjunta del estudio proyecto de ley que crea la
Superintendencia de Instituciones de Salud Previsional (Pág. 12). En consecuencia, las
Isapres al adecuar los precios de un plan de salud deben justificar, detalladamente estas
circunstancias excepcionales que afectan los precios médicos, como asimismo, las alzas de
precios sufridas en los distintos rubros que inciden los costos de dichos planes.

El artículo 20 de la Constitución Política de la República establece que el recurso de


protección tiene por finalidad amparar a toda persona que por causas de actos u omisiones
arbitrarios o ilegales sufra privación, perturbación o amenaza en el legítimo ejercicio de sus
derechos y garantías. En ese sentido, el acto arbitrario e ilegal de la recurrida afecta, como
ya se señaló, los números 9 inciso final, y 24 del artículo 19 de la Constitución Política, por
lo que el presente recurso debe ser acogido a tramitación.

POR TANTO; En mérito de lo expuesto, normas citadas y de conformidad,


además, con lo previsto en el artículo 20 de la Constitución Política de la República y Auto
Acordado de la Excma. Corte Suprema sobre Tramitación del Recurso de Protección de
Garantías Constitucionales.

RUEGO a SS. ILUSTRÍSIMA, tener por interpuesto recurso de protección en


contra de ISAPRE CONSALUD S.A a consecuencia del acto arbitrario e ilegal
materializado por el alza unilateral del precio base del plan de salud, acogerlo a
tramitación, y en definitiva ordenar a la Isapre recurrida que mantenga el plan de salud
llamado PLAN PRIMERO LIBRE ELECCION A en las condiciones de cobertura y
precio vigentes en la actualidad, con expresa condenación en costas.

PRIMER OTROSÌ: Vengo en acompañar el siguiente documento:

- Copia simple de la CARTA DE ADECUACION, emitida por la recurrida , donde


se comunican las nuevas condiciones que pretende imponer.
POR TANTO; Sírvase US.I., tener por acompañado el documento.

SEGUNDO OTROSÍ: Solicitamos a Usía Ilustrísima se sirva decretar Orden de No


Innovar, en el sentido de que mientras se tramite este recurso la ISAPRE CONSALUD
S.A., deberá mantener las actuales condiciones del plan de Salud de la recurrida sin hacer
efectivo el cambio unilateral del precio que la recurrente pretende.

TERCER OTROSÍ: Ruego a V.S.I se tenga presente que en nuestra calidad de abogado
habilitados para el ejercicio de la profesión, patrocinaremos el presente recurso
compareciendo en representación de la recurrente, en mérito de lo dispuesto en el numeral
2° del Auto Acordado de la Excma. Corte Suprema, sobre tramitación y fallo del recurso de
protección.

POR TANTO: Solicito a US.I., tener presente lo indicado.