Está en la página 1de 48

ANÁLISIS DE LA MARCA DE CAÍN Y SUS DESCENDIENTES

GÉNESIS CAPITULO 4: 13-15

Pasaje mal traducido y pésimamente interpretado:

“13.- Y dijo Caín a Jehová: Grande es mi castigo para ser soportado. 14.- He
aquí me echas hoy de la tierra, y de tu presencia me esconderé, y seré
errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare,
me matará. 15.- Y le respondió Jehová: Ciertamente cualquiera que matare
a Caín, siete veces será castigado. Entonces Jehová puso señal en Caín,
para que no lo matase cualquiera que le hallara”. (Reina Valera de 1960).

Otras traducciones de la Torá, hablan de “Quien mate a Caín será castigado


siete veces”, pero esta afirmación no puede ser la interpretación, pues sería
una injusticia de Hashem, aplicar un castigo en desproporción a la falta.

TEXTO CORRECTO Y BIEN DEFINIDO.

13.- “Caín le dijo al Eterno: ¿Acaso mi iniquidad es demasiado grande como


para soportarla?”.
14.- “He aquí que Tú me has echado este día de la faz de la tierra. De Tu
presencia deberé ocultarme. Me convertiré en un vagabundo, un errante en
la tierra. ¡Todo el que me encuentre me matará!”.
15.- “Y le respondió Jehová: Por lo tanto, todo el que asesine a Caín antes de
que pasen siete generaciones será castigado. Entonces Jehová puso señal en
Caín para que nadie que lo encontrase lo asesinare”. (Torá de Daniel Ben
Itzjak).

1
Otra versión de la Torá refiriéndose al versiculo15 afirma:

15.- “Le dijo Hashem: Por eso, el que mate a Caín será castigado. Se
tomará venganza contra Caín, en la séptima generación. Hashem puso una
señal en Caín para que quien lo halle no lo mate”. (Torát Emet de Reuven
Sigal).

LAS 7 GENERACIONES A PARTIR DE CAÍN:

*Caín.
*Enoc.
*Irad.
*Mehujael.
*Metusael.
*Lamec. (Nace la Poligamia).
*Con Ada su mujer: (Jabal y Jubal).
*Con Zila su mujer: (Tubal-Caín y Naamá).

LA SEÑAL: DIVERSAS OPINIONES.

1. Creció desproporcionadamente. Un gigante de casi 4 metros.


2. Le salió vello poblado para todo su cuerpo hasta cubrirlo totalmente.
3. Su rostro se desfiguró completamente y producía temor.
4. Le apareció un gran cuerno en medio de su frente.
5. Le salieron pústulas y granos en el rostro que lo afeaban.
6. Su piel cambió de color: Se volvió negra.
7. Le nació un tercer ojo en el centro de su frente entre sus cejas.
8. Dios imprimió una letra de su nombre en la frente de Caín.
9. Le entregó un perro grande para que lo guiara y Caín le siguiera.
10. Le crecieron sus dientes hasta arrastrarlos por el suelo y raer tierra.
11. Caminaba encorvado y en cuatro. Las palmas de las manos y plantas
de sus pies le quedaron blancas.
12. Tenía un olor pestilente. Los buitres le seguían y los seres humanos
se escondían cuando se presagiaba su llegada. Olía a Muerto.

2
“Este versículo ha sido objeto de interpretaciones muy variadas por los
exégetas de Israel. Desde aquellos que interpretaron este signo como signo
físico en su cuerpo, hasta aquellos que dijeron que este signo hace alusión a
la orientación que prodigará a Caín para que, a pesar de lo errático de su
camino, pueda encontrar algún rumbo. Esto último equivaldría a que Dios
desarraigó de él sus temores y eso habría sido el SIGNO y la prueba de que
la Palabra de Dios se cumplirá y Caín no será muerto por nadie, como dice
nuestro versículo”. (Torá de Marcos Edery).

“Incitado a pecar por el demonio de los celos, este hombre acaba de darse
cuenta que lo ha perdido todo por culpa de su propio crimen. En realidad el
no siente haber servido mal a Dios y haber matado a su hermano, sino el
haberse causado a sí mismo un daño irreparable, como lo admite a
continuación: “Mi pecado es demasiado grande para ser perdonado”. (La
Voz de La Torá I, de Munk).

“La señal de Caín no es un estigma infamante, sino una marca que le


protege como a miembro de un clan que ejecuta con rigor la venganza de
sangre”. (Nueva Biblia de Jerusalén. Comentario página 18).

“Fuere lo que fuere, simboliza la separación del hombre de Dios”. (A. R. M.).

“No hay consenso establecido sobre el significado original y el simbolismo


de la maldición y la marca de Caín. Dado que el nombre Caín (o Cayin en
hebreo, es la base de la palabra kenita (“Ceneo” patronímico de Cayin en
hebreo), algunos investigadores han especulado que la historia y maldición
de Caín puede haber surgido en origen, como una condena y oposición al
pueblo de los kenitas.

Sin embargo, por lo general, en la Biblia los kenitas son descritos en


términos favorables y parecen haber tenido una influencia importante en
los comienzos de la religión hebrea, por lo que la maldición no parece estar
justificada sobre ellos.

Tampoco existe un consenso claro sobre lo que podría ser la “marca de


Caín”.

3
La palabra OWTH del Génesis, ha sido comúnmente traducida como marca,
pero también podría significar una señal, una profecía, una advertencia o
un recuerdo. En la Torá, esa misma palabra se utiliza 79 veces para describir
las estrellas como señales y profecías.

El arco iris en el texto bíblico es el “OWTH” (señal) del fin del Diluvio, así
como la circuncisión de Abraham o los milagros realizados por Moisés ante
el faraón. De esta forma en la Biblia sólo se afirma de forma explícita que la
función de la marca era una señal o advertencia, no la forma que tenía la
marca en sí.

Aquellos que interpretan que la señal de Caín es un signo físico no están de


acuerdo. Históricamente algunos cristianos racistas de América y Europa a
menudo asumieron que la “MARCA DE CAÍN” era la piel negra, y que los
descendientes de Caín eran negros y seguían bajo la maldición.

Aceptando la teoría de que Dios había maldecido a las personas negras,


algunos han utilizado la maldición de Caín como una justificación bíblica
para el racismo. Estas interpretaciones raciales y étnicas de la maldición y
la marca han sido progresivamente abandonadas incluso por los teólogos
más conservadores desde mediados del siglo XX, aunque la teoría sigue
siendo sostenida por grupos supremacistas cristianos”. (Wikipedia org.)

Otros pueblos y minorías han sido acusados de pertenecer a la raza de Caín,


como los Agotes de Navarra o los Gitanos, debido a su naturaleza nómada,
que se dice, la heredaron de la maldición de Caín.

Algunos investigadores, de las primeras interpretaciones de la Biblia en el


Cristianismo Sirio, combinaban la maldición y la marca de Caín, para decir
que: “la maldición tornó la piel blanca en negra y que al sentirse rechazado
“su rostro se ensombreció” y que el cambio de color de la piel de Caín se
hizo permanente”.
Efrén el sirio (306-378) afirma que: “Abel era brillante como la luz, pero su
asesino (Caín) era oscuro como la oscuridad”.

4
En el cristianismo armenio, en el llamado “Libro de Adán” está escrito: “Y el
Señor estaba enfurecido con Caín. Tocó el rostro de Caín con lluvia, que se
ennegreció como carbón, y su rostro se quedó negro”.
El libro irlandés SALTAIR NA RANN (El Salterio en Verso, 988) nos muestra al
Arcángel Gabriel anunciando a Adán, que: “El oscuro e irresponsable Caín
va a matar a Abel”.
Según la mística católica Anne Emmerich: “Los descendientes se hicieron
cada vez más oscuros. Los hijos de Cam, hijo de Noé, eran más morenos que
los de Shem. Las razas más nobles son siempre de color más claro. Quienes
heredaron la terrible marca de Caín engendraban hijos con la misma marca,
y a medida que su corrupción se incrementaba, la marca también se
incrementó hasta cubrir todo el cuerpo y la gente se volvió cada vez más
oscura de piel. Pero al principio no existía gente completamente negra, las
personas se volvieron negras progresivamente”.
El Zohar, texto judío, afirma que la marca de Caín era la letra hebrea WAV.
La maldición de Caín ha sido utilizada como explicación para las tonalidades
de piel oscura de los pueblos de diversas zonas del continente africano, y
como justificación del racismo y la esclavitud, así como de la prohibición del
matrimonio interracial.
Estas implicaciones raciales, están estrechamente vinculadas, con las
consecuencias de la maldición de Cam, con una utilización histórica mucho
más extensa, y que a menudo se ha combinado con la teoría de la maldición
de Caín, así como con la maldición de Esaú.
Una de las primeras referencias a la marca de Caín en el contexto de las
modernas teorías raciales se encuentra en un poema de Phillips Wheatley,
una esclava negra, que escribió en 1773: “Recordad cristianos, los negros
son negros como Caín, que sean salvados y se unan al tren de los ángeles”.
A finales del siglo XX se produjo un creciente rechazo entre las principales
corrientes cristianas, contra el uso de la maldición de Caín, en cuestiones de
corte racial.

5
La mayoría de los cristianos también citan referencias bíblicas que refutan
ésta doctrina, incluyendo una en el Libro de los Números en la que Miriam y
Aarón hablan contra Moisés por haberse casado con una mujer etíope y
Dios castigó a Miriam con la lepra, precisamente por haber murmurado en
contra de la relación marital de Moisés con una mujer negra, demostrando
con ello, que no rechazó la escogencia del siervo.

“María y Aarón hablaron contra Moisés a causa de la mujer cusita que


había tomado; porque él había tomado mujer etíope”. (Números 12: 1).

“Entonces la ira de Jehová se encendió contra ellos y se fue. Y la nube se


apartó del Tabernáculo y he aquí que María estaba leprosa como la nieve
y miró Aarón a María y he aquí que estaba leprosa”. (Números 12: 9-10)

Entre los argumentos cristianos contra la discriminación racial, apoyados en


la maldición de Caín se encuentran los siguientes:
1.- El pasaje del Génesis sobre la maldición de Caín, no menciona que fuera
transmitida a sus descendientes.
2.- El efecto de la maldición de la tierra que afectó a Caín no se transmitió a
los negros, que como todos los pueblos, están en la libertad de practicar o
no la agricultura.
3.- En la Biblia no se menciona, que Tzipporah mujer de Moisés; el Patriarca
Job; la Reina de Saba; Ebed-Melech; Tirharkah, Tesorero etíope de la Reina
Candace; hayan heredado de Caín, maldición alguna. Eran negros.
4.- Hagar la sierva y madre de Ismael, algunos egipcios y otros personajes
negros que aparecen en La Torá, tampoco heredaron de Caín, la maldición,
y tratándose de algo tan importante, debía de haber sido mencionado.
5.- El cristianismo surgió hace 2.000 años, los primeros documentos del
cristianismo primitivo no mencionan que los negros hayan sido malditos.

6
6.- Ningún manuscrito de los primeros jerarcas cristianos del período,
defiende la exclusión o el rechazo de negros, etíopes (denominación griega
para los negros) o kushitas (denominación egipcia).
7.- Las interpretaciones racistas de las sagradas escrituras no existían antes
de la colonización europea. Estas –probablemente- fueron añadidas por
ideologías etnocéntricas asentadas en la mentalidad occidental.
8.- Estas ideologías influyeron en la Reforma Protestante y los movimientos
cristianos derivados.

Querer interpretar objetivamente, que la marca de Caín, significó cambio


de color en la piel de toda una generación posterior, requeriría la existencia
de pasajes bíblicos que lo sostuvieran y no existe ninguno.

En el libro de Jeremías 13:23 se diferencia entre el color de piel y las marcas


en la piel, lo que refuta que la marca de Caín fuera la piel negra:

"¿Puede el etíope cambiar de piel o el leopardo de manchas?"

“Algunos proponen que la marca era una cicatriz, o algún tipo de tatuaje.
En cualquier caso, la naturaleza precisa de la marca no es el foco del pasaje.
De cierta manera me gusta pensar que todos tenemos en potencia la marca
de Caín, que al final, en mi particular punto de vista, no es más que todos
los miedos y sus resultados materializados en acciones y pensamientos
atroces que peligran la vida y la esencia misma del ser humano y es decisión
propia dejar que aflore o no, y en cuanto a lo citado en la sagrada Biblia no
podría asegurar a ciencia cierta si necesitamos creer textualmente en ello,
pero estoy convencido, que algo debemos de aprender de esto. Muchos
Padres de la Iglesia católica, creen que esta señal fue un continuo temblor
en todo el cuerpo acompañado de un semblante horrible, que daba a
conocer la agitación de su conciencia”. (De ERICK MEJIA).

Sin apartarnos del tema central de este artículo, permítanme reseñar otros
pasajes referentes a Caín: Su entorno, su esposa, sus hijos y su muerte.

7
LA MUJER DE CAÍN: ¿CUÁL ES SU GENUINA PROCEDENCIA?

“Aunque no se mencionan los nombres, Adán y Eva tuvieron hijos e hijas


(Génesis 5:4). No se dice cuándo nacieron, ni cuántos eran. Considerando su
tiempo tan largo de vida, tenían la facultad para tener muchos hijos. El
historiador Josefo escribió: El número de los hijos de Adán, según lo dice la
antigua tradición, fue de 33 hijos y 23 hijas”.

Muchos pudieron haber nacido en los primeros 130 años, antes de que
naciera Set (Génesis 5:3). De donde, la mayoría de los teólogos concluyen
que Caín tomó su mujer y salió errante por la tierra. Caín no fue a tierra de
Nod a buscar esposa, él había salido con su mujer y cuando dice que la
conoció, se refiere a que tuvo relaciones sexuales, no se trata de conocerla
textualmente.

También, hay una teoría sobre hijas que produjo la unión de Adán y Eva,
proveniente de la exclamación que hiciese Eva al dar a luz a Caín:

“Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo:
Por voluntad de Jehová he adquirido varón”. (Génesis 4:1)

Algunos quieren significar que Eva había tenido hembra y exclama alegría
por tener un varón; además sugieren que el castigo de multiplicar el dolor
de su preñez era signo de que ya había experimentado preñez antes de
tener a Caín, porque no se puede multiplicar a partir de cero. Pero esto no
deja de ser una simple teoría, porque necesariamente no tienen que ser
arregladas así las cosas. A propósito: ¿Quién le ayudó a construir la ciudad
que nombró Enoc, de donde salió esa tecnología?”. (De Robert Durango).

“Nod es el antiguo nombre de Persia. Desde tiempo imprecisable esta


región estaba habitada y existían construcciones. Suplicamos a nuestros
lectores lleven sus investigaciones al respecto más allá de la Biblia. Véase
Diccionario Arameo y sobre todo la obra del gran erudito George M. Lamsa,
comentador Asirio”. (La Peshita de José L. Hernández, Página 8 del Libro de Moshe).

8
Ni siquiera sabemos su nombre, sin embargo debatieron acerca de ella en
un proceso judicial y en diversas conferencias teológicas universitarias. Fue
mencionada en las películas La Herencia del Viento 1 y Contacto 2 y ha sido
tema de conversación en todos los países del mundo por cientos de años.

Los escépticos de la Biblia han usado a la esposa de Caín una y otra vez,
para desacreditar el libro de Génesis como un registro fidedigno de la
historia e inferir que es simple mitología.

Lamentablemente, la mayoría de los cristianos no han sabido responder


adecuadamente a esta pregunta. Como resultado, el mundo les ve como
incapaces para defender la autoridad de las Escrituras y por consiguiente de
la fe cristiana.

En el histórico proceso judicial de Scopes en 1.924, en el Estado de


Tennessee, Estados Unidos, William Jennings Bryan, el fiscal acusador que
defendía la fe cristiana, no pudo contestar la pregunta que el abogado de
ACLU (American Civil Liberties Unión), Clarence Darrow le hizo acerca del
origen de la esposa de Caín. Consideremos el siguiente dialogo, extractado
de las notas del proceso judicial, cuando fue interrogado Bryan por Darrow:

P - ¿Has descubierto de donde Caín obtuvo su esposa?


R - No, señor; eso se lo dejo a los agnósticos.
P - ¿Nunca has tratado de descubrirlo?
R - Nunca he intentado descubrir.
P - ¿Nunca has intentado descubrir?
R - No.
P - La Biblia dice que él tuvo esposa, ¿verdad? ¿Había otras personas en la
tierra en ese tiempo?
R - No puedo decir.
P - No puedes decir. ¿Nunca te interesó?
R - Nunca me interesó.

9
P - ¿No hay información de que otras personas existieran, pero Caín tomó
una esposa?
R - Eso es lo que la Biblia dice.
P - ¿De dónde salió ella, no sabes?
R – No sé.

La prensa mundial estaba concentrada en este juicio y lo que oyeron ha


afectado al Cristianismo hasta el día de hoy:

¡Los cristianos no pueden ni saben defender el registro bíblico!

Este mismo ejemplo fue tomado por Carl Sagan en su libro Contacto 2 (que
estuvo en la lista de los libros más vendidos según el New York Times) y fue
usado en la película del mismo nombre basada en esta obra.

En el libro leemos el relato de Ellie, un personaje de ficción, acerca de cómo


ella no pudo obtener respuestas de la esposa de un pastor, quien era la
líder de un grupo de estudio de la iglesia.

Ellie nunca antes había leído seriamente la Biblia. Así que, durante el fin de
semana precedente a la primera clase, ella leyó lo que parecían ser las
partes más importantes del Antiguo Testamento, mientras trataba de
mantener una mente abierta.

Ella reconoció en seguida que había dos relatos diferentes y mutuamente


contradictorios de la Creación y tuvo problemas para deducir exactamente,
con quien se había casado Caín.

Sagan astutamente, mencionó varias preguntas comunes (incluyendo a la


esposa de Caín), que frecuentemente son dirigidas a los cristianos en un
esfuerzo por “demostrar”, que la Biblia supuestamente está llena de
contradicciones y que no puede ser defendida.

¡La verdad es que, la mayoría de los cristianos probablemente no podrían


contestar esas preguntas!

10
Sin embargo, hay respuestas. Claras, contundentes y conforme la Biblia.

Pero, las iglesias cristianas tienen una carencia absoluta en la enseñanza de


apologética, especialmente con respecto al libro de Génesis, la mayoría de
los creyentes en las congregaciones no están en verdad… “. . . preparados
para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os
demande razón de la esperanza que hay en vosotros”. (1 Pedro 3: 15).

UNA POSIBILIDAD: ¿LA HERMANA CONVERTIDA EN ESPOSA?

Leamos a Abril Shalim: “Si nos acercamos a las Escrituras, sin perjuicios
personales u otras ideas extra-bíblicas, entonces regresaríamos al principio,
cuando había solamente la primera generación, y obviamente, los
hermanos tendrían que casarse con sus hermanas o de otra manera no
habría más generaciones. No se nos dice cuando Caín se casó o detalles de
otros matrimonios e hijos, entre los hijos de Adán y Eva, pero podemos decir
con toda seguridad que la esposa de Caín era su hermana o una parienta
cercana.

Muchas personas inmediatamente rechazan la conclusión de que los hijos e


hijas de Adán y Eva se casaron apelando a la ley que prohibía el matrimonio
entre hermanos y hermanas. Algunos dirían que no deberías casarte con un
pariente. En realidad, si no te casaras con un pariente, no te casarías con un
ser humano. Una esposa está emparentada con su esposo incluso antes de
casarse, debido a que todas las personas son descendientes de Adán y Eva.
Todos tenemos la misma sangre. Esta ley que prohibía el matrimonio entre
parientes cercanos no fue dada sino hasta el tiempo de Moisés. (Levítico
capítulo 18).

Con tal de que el matrimonio fuera entre un hombre y una mujer para toda
la vida, no había desobediencia originalmente a la ley de Dios, cuando
parientes cercanos, incluso hermanos y hermanas se casaban entre sí.
Recuerda que Abraham se casó con su media hermana (Génesis 20:12). La
ley de Dios prohibió tales matrimonios, pero eso fue cuatrocientos años
después en el tiempo de Moisés.

11
“Y a la verdad también es mi hermana, hija de mi padre, más no hija de
mi madre, y la tomé por mujer”. (Génesis 20: 12).

Hoy no está permitido por las leyes seculares y religiosas, el matrimonio ni


tener hijos entre hermanos y hermanas.

Ahora, es verdad que existe mayor riesgo de que los hijos de una unión
entre hermanos nazcan con deformidades. De hecho, mientras más cercana
sea la relación de parentesco entre la pareja, mayor será la probabilidad de
que sus descendientes sean deformes. Cualquier persona puede entender
fácilmente esto sin necesidad de entrar en detalles técnicos.

De manera inversa, mientras más lejana sea la relación de parentesco entre


una y otro, la probabilidad de que tengan hijos con deformidades y errores
genéticos es improbable. Sin embargo, esta realidad de nuestros días no se
aplicó a Adán y Eva. Cuando las primeras dos personas fueron creadas, eran
perfectas. Cada cosa que Dios hizo fue “buena en gran manera” (Génesis
1:31). Eso significa que sus genes eran perfectos. ¡No tenían errores!

Caín estuvo en la primera generación de hijos nacidos provenientes de una


perfección recibida del cielo. Él, como también sus hermanos y hermanas,
no habrían recibido virtualmente genes imperfectos de Adán y Eva, ya que
los efectos del pecado y la maldición habrían sido mínimos al comienzo. En
ese contexto, un hermano y una hermana podrían haberse casado, sin
ningún riesgo potencial de producir una descendencia con deformidades.

Por el tiempo de Moisés, alrededor de 2,500 años más tarde, errores


degenerativos se habrían acumulado en tal cantidad, que fue necesario que
Dios emitiera leyes prohibiendo el matrimonio entre hermanos y parientes
cercanos, tal como lo señala Levítico 18. Además, para aquél entonces
había la suficiente cantidad de personas en la tierra, por lo que ya no había
razón alguna para el matrimonio entre parientes cercanos.

12
En total, parecen haber tres razones interconectadas para la emisión de
leyes, prohibiendo el matrimonio entre parientes cercanos.

1. Como ya hemos considerado, había la necesidad de protegerlos en contra


del creciente riesgo potencial de producir descendencia con deformaciones.

2. Las leyes de Dios fueron instrumentales para mantener a la nación Judía


fuerte, saludable y dentro de los propósitos de Dios.

3. Estas leyes fueron un medio para guardar a los individuos, la estructura


de la familia y de la sociedad en su conjunto. El daño psicológico causado
por relaciones incestuosas no debería ser minimizado.

Una de las razones por la que muchos cristianos no pueden responder la


pregunta acerca de la esposa de Caín, es que tienden a observar el mundo
de hoy, conforme los problemas que estarían asociados con matrimonios
entre parientes, y no en el registro claro que Dios nos ha dado. Tratan de
interpretar Génesis desde nuestra presente situación, en vez de comprender
la verdadera historia bíblica del mundo y los cambios que han ocurrido por
causa del pecado. Su cosmovisión no está construida sobre las Escrituras
sino en el pensamiento secular acerca de la Biblia, por lo tanto están
cegados a respuestas simples. Génesis es el registro de Dios quien estuvo
presente mientras la historia ocurría. Es la Palabra de Uno que conoce todo
y es Testigo digno de toda confianza, de los sucesos del pasado. Si la
evolución es verdadera la ciencia tiene un gran problema para explicar,
como pudo un hombre evolucionar por medio de mutaciones (errores)
debido a que ese proceso habría dado lugar a que cada hijo naciera con
deformaciones. El solo hecho de que las personas tengan una descendencia
que no presenta severas deformaciones es un testimonio para la creación,
no para la evolución”.

La pregunta que inmediatamente aflora es: ¿Una hermana de Caín y Abel,


hubiese aceptado recibir también el castigo y junto a su marido, errar por
una tierra agreste y desconocida? Estamos seguros que no. Además NUNCA
apoyaría la muerte y asesinato de su otro hermano a manos de Caín.

13
¿QUÉ SIGNIFICA EL TEMOR DE CAÍN, EXPRESADO AL SEÑOR?

Esta porción fue tomada textualmente de “Análisis de las dos Creaciones”,


que puede ser consultada en nuestra página web.

“A la primera creación Dios le ordenó “Llenad la tierra y sojuzgadla y tened


dominio sobre los peces del mar, las aves de los cielos y en todas las bestias
que se mueven sobre la tierra”. (Génesis 1:28). Les entregó TODA LA TIERRA
y no puso límites a su movilización.

Para la segunda creación, Dios especifica claramente los límites por los
cuales se han de movilizar y les ordena permanecer en un solo lugar: EDÉN.
Tácitamente está prohibido moverse hacia otros lugares fuera del Huerto
de Edén. Por eso cuando son expulsados, Dios ordena que aquel lugar sea
guardado por Querubines. (Génesis 3: 23 y 24).

La pregunta es: ¿Qué hay afuera, que Dios, debe protegerlos e impedirles
que salgan del hábitat en donde los ha colocado? ¿Quiénes son capaces
de poner en peligro esta nueva creación? ¿Qué o quiénes tienen instinto y
carácter violento para intimidar a este nuevo hombre? Otra pregunta:
¿Quienes quedaron dentro del huerto y El Señor no los quiere exponer al
contacto con los expulsados? ¿Protege un lugar con Ángeles Querubines?
¿O protege a quienes están dentro y hacen parte de Adán y Eva?

¿No es el mismo temor que experimentó CAÍN cuando fuera expulsado del
lugar en donde habitaba con sus padres y hermanos: “He aquí me echas hoy
de la tierra y de tu presencia me esconderé y seré errante y extranjero en la
tierra y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará” (Gén. 4:14)?
¿Este pánico del homicida inteligente primario tiene una razón de ser? ¿Los
que aún viven de la primera creación, capaces de alterar, destruir y matar?
¿O los que nacieron dentro de Edén y que podrían vengarse de su crimen?

¿Es acaso un temor paranoico o delirante de Caín?

14
TAN CIERTO ES, que existen otros seres vivientes, ajenos a Adán, que Dios
manifiesta prudentemente: “Ciertamente cualquiera que matare a Caín,
será castigado. Entonces Jehová puso señal en Caín para que no lo matase
cualquiera que le hallara”. (Génesis 4:15).

¿QUIÉN ES CUALQUIERA? La marca o señal, tuvo que ser tan acorde a los
tiempos que se estaban viviendo, que impidió que esta primera generación
de vivientes lo matare o los que vivían en el huerto lo hicieran. ¿Cuál fue la
marca o señal que tranquilizó a Caín?”.

EL CUMPLIMIENTO DE LA SANCIÓN: (Lamec mata a Caín y a Tubal-Caín).

“Lemej tomó para sí dos mujeres: Una se llamaba Ada y el nombre de la


segunda era Tzila. Ada dio a luz a Yaval; él fue el padre de los que viven
en tiendas y tienden ganado. El nombre de su hermano era Yuval; él fue
el padre de los que tocan la lira y el caramillo. Tzila también ella dio a luz
a Tuval-Caín, que fue el forjador de los instrumentos de cobre y hierro. Y
la hermana de Tuval-Caín fue Naamá”. (Génesis 4: 19-22).

“En aquella época, la costumbre para el hombre era que tuviese dos
mujeres. La primera esposa estaba destinada a tener hijos a fin de que el
hombre tuviese un heredero. Pero, puesto que tener hijos debilita a la mujer
y le disminuye la belleza, ello reducía el placer del hombre. Ya que el placer
era de suprema importancia para ellos, el hombre tomaba una segunda
esposa, la cual ingería una poción que la hacía estéril. Esta esposa vestía
bellísimas prendas y permanecía de continuo junto a su marido. A la otra
mujer, que le daba los hijos, se la mantenía oculta; tan pronto como su
periodo de tener hijos había ya finalizado, se la desechaba. A pesar de que
Lemej era el más grande de toda esta gente, incluso él, tomó dos esposas.
Tzila bebió la poción esterilizante pero no surtió efecto. En consecuencia
ambas tuvieron hijos. Por ello la Torá declara que “Tzila también dio a luz”.
La palabra “También” implica que fue algo inusual para ella”.

15
“Surgió entonces una disputa entre Lamec y sus dos mujeres, y éstas se
separaron de él. Para ello hubo dos razones. La primera está relacionado
con el principio general, de que Dios hace que el castigo se corresponda con
el crimen. Por lo tanto, le había dicho a Caín: “Has matado a Abel, y con ello
has destruido los cuatro linajes que habrían descendido de él, si continuase
vivo. Por consiguiente, la tierra “abrirá su boca” y devorará a cuatro de tus
descendientes: Enoc, Irad, Mehujael y Metusael”.

A Caín se le dio muerte 130 años después, de que había sido decretado, que
fuese “un errante y vagabundo”. Así fue como ocurrió:

“Aún después, de que Lamec había quedado totalmente ciego, él salía todos
los días de cacería. Su hijo más joven, Tubal-Caín, lo guiaba. Cuando se
localizaba a un animal, su hijo lo ayudaba a apuntar la flecha y el arco. Tan
bien coordinados estaban, que las flechas de Lamec acertaban y mataban a
la presa, a pesar de que estaba ciego. Un día que estaban en el campo, Caín
se aproximó a cierta distancia. Pensando que era un animal Tubal-Caín
apuntó a él, el arco de su padre, y Lamec disparó una flecha y mató a Caín.
Cuando se encaminaron a recobrar el cadáver Tubal-Caín le dijo a su padre:

“Este no es un animal; ¡es un ser humano! Pero en medio de su frente tiene


un gran cuerno”. “Comprendiendo al momento que había dado muerte a su
propio progenitor, Lemej comenzó a golpearse los puños uno con otro. La
cabeza de Tuval-Caín accidentalmente se interpuso y Lemej lo mató por
error de un solo golpe. Ahora había dos muertos: Caín y Tuval-Caín. Lemej
dijo: “A un hombre he matado por mi herida y a un niño por mi confusión”.
Por ello cuando las mujeres de Lemej oyeron acerca de esto, se separaron
de él.

La segunda razón para su separación, fue que ellas sabían que el linaje de
Caín estaba destinado a ser exterminado después de siete generaciones, tal
como Dios lo había decretado. Para entonces ya habían pasado las siete
generaciones y por consiguiente las mujeres de Lemej ya no querían estar
con él”. (Texto del Meam Lo´ez del Rabbi Yaakov Culi, páginas 297 y 298).

16
PLANTEAMIENTOS DE DIOS PARA CAÍN.

“Entonces Adonay dijo a Caín: ¿Por qué te has irritado, y por qué ha
decaído tu semblante? ¿No es cierto que si obrases bien, podrías erguir tú
frente? Y si no obrases bien, el pecado yacerá a la puerta. Y a ti estará
sujeto su deseo, más tú podrás regir sobre él”. (Génesis 4: 6-7). (La Voz de
la Toráh I. Rabino E. Munk).

"Si
Ahhaces
I). bien, ¿no serás aceptado? Y si no haces bien, el pecado yace a la
puerta y te codicia, pero tú debes dominarlo." (La Biblia de las Américas).

"¿No es cierto que si obras bien podrás alzarlo? Mas, si no obras bien, a la
puerta está el pecado acechando como fiera que te codicia, y a quien tienes
que dominar." (Biblia de Jerusalén).

"¿No hay acaso un alivio si tú haces bien?"

“Este versículo presenta ciertas dificultades lingüísticas que han inducido a


unos comentaristas modernos, a pensar que el error de un copista cambió el
texto original hebreo.

Los rabinos trataron de explicarlo arguyendo que la ofrenda de Caín fue


rechazada porque no había seguido con exactitud las normas que
regulaban los sacrificios y que con el tiempo constituirían el ritual levítico.
Pero el contraste obvio entre los resultados de "hacer bien" y de "no hacer
bien", elimina la necesidad de una explicación tal.

La primera cláusula dice literalmente: "¿No hay acaso un alivio si tú haces


bien?" ¿Qué se aliviaría? ¿La carga de la culpa, o el semblante?

La expresión "levantar el rostro" como equivalente de "estar gozoso o ser


inocente" es común en hebreo: (Job 11: 15; 22: 26; 2 Sam. 2: 22), y aparece
aquí en una forma abreviada, como un complemento de la declaración
precedente de que había decaído el rostro de Caín.

17
Dios quería que Caín entendiera que si enmendaba su conducta y vivía de
acuerdo con los preceptos divinos, ya no habría razón para que el Eterno
mostrara su desagrado, y por lo tanto el rostro de Caín no tendría
necesidad de manifestar ira y desengaño. Sin embargo, si no cambiaba, si
continuaba en la senda del mal, el pecado lo abrumaría.

La expresión "el pecado está a la puerta" (asechando como una fiera) es


probablemente un dicho proverbial. (1 Pedro. 5: 8).

Algunos sugieren que la palabra hebrea traducida aquí "pecado", jatta'th,


debiera traducirse "ofrenda por el pecado", tal como se lo hace casi en la
mitad de los pasajes donde aparece en el A.T. (ver por ejemplo Exo. 30: 10;
Lev. 4: 32; Núm. 7: 16, 22; etc.; cf. Ose. 4: 8; Heb. 9: 28; 2 Cor. 5: 21).

Si así fuera, Dios habría dicho a Caín: "Si tú fueras inocente, tu ofrenda sería
aceptable como una ofrenda de gratitud, ¿acaso no lo sería? Y cuando tú
pecas, ¿no hay acaso una ofrenda para el pecado siempre a mano?"

A TI SERÁ SU DESEO: Esto no se puede referir a que Abel tuviera un "deseo"


hacia su hermano mayor en el mismo sentido en que Eva lo tuvo hacia su
esposo, es decir, aceptar su supremacía. Una explicación tal parecería
discordar con el contexto y con los principios divinos.

Si se personifica al pecado como un animal feroz que está asechando a Caín,


sería apropiado continuar la comparación traduciéndola tal como está en la
Biblia de Jerusalén: "A la puerta está el pecado, como fiera que te codicia, y
a quien tienes que dominar".

Tocaba a Caín escoger. Si obedecía los requerimientos de Dios, gozaría su


favor. Pero si persistía en su transgresión, no tendría ningún fundamento
para quejarse al ser rechazado por el Señor”. (L. Ashtray).

El Rabino E. Munk dice: “El enojo y el desaliento no pueden llevar al hombre


por el camino de la recuperación moral. No te abandones a la cólera que
enturbia la claridad de tu mente y empaña tu dignidad”.

18
Continúa diciendo: “El versículo expresa la idea de que la regeneración
moral está supeditada al mejoramiento de la conducta. El texto tanájico
formula aquí de una manera sumamente concisa la lección eterna que es la
base de toda moral: Que la salvación del hombre depende exclusivamente
de él mismo. Si obra bien, se elevará; si obra mal, la tentación del pecado le
acechará, aunque siempre será capaz de triunfar sobre él”.

Y termina su análisis: “Esta doctrina tan racional y tan humana se opone al


dogma del pecado original como a la teoría materialista del determinismo y
al fatalismo nihilista. No hay aquí ninguna alusión a la recompensa del más
allá, ni al purgatorio o infierno, que altere la pureza del imperativo moral;
ninguna doctrina teológica viene tampoco a limitar la universalidad del
ideal ético”. (La Voz de la Toráh, página 47 del Libro I).

Rabí Yehudáh, cuando el Emperador Antonio le preguntó, “Si la tendencia


al mal empezaba a manifestarse en el hombre al momento de la concepción
o a partir del nacimiento”, le contestó: “A partir de la concepción”. Antonio
le objetó que el embrión, impulsado por dicha tendencia, procuraría de
inmediato salir del seno materno. El Rabí asintió y añadió que “el pecado
está agazapado a la puerta, es decir a la salida del seno materno”.

En el mismo orden de ideas, Rabí Simlái enseña que “Antes de llegar al


mundo, el niño está impregnado de toda la Ciencia Divina, pero que, en el
momento de su nacimiento “un ángel le da un toque en los labios y le
ordena que lo olvide todo”. (Niddáh 30b).

OTRA HIPÓTESIS DEL NACIMIENTO DE CAÍN.

La historia de Caín se muestra igualmente interesante pues está vinculada


directamente con el sacrificio, la sangre, la inmortalidad y como si no
bastara, con LILITH. Graves y Patai señalan que algunos textos hablan sobre
el demonio Samael disfrazado como serpiente, quien tras haber hecho que
el hombre comiera del árbol de la Ciencia engendró a Caín con Eva. De ese
modo, contaminó toda la descendencia habida de la posterior unión de Eva
y Adán.

19
También hablan sobre los celos de Samael ante la imagen de Eva y Adán en
al acto sexual disfrutando su relación sin la menor vergüenza. Siendo así,
Samael esperó a que Adán yaciera con Eva y se quedase dormido y en aquel
momento tomó su lugar. Eva se entregó a él y concibió a Caín.

Permítanme trasladar literalmente la opinión escrita de Robert Graves y


Raphael Patai. (Los Mitos Hebreos. p. 83. Editorial Alianza España. 2001).

“Como el rostro del infante Caín tenía un brillo angelical, Eva supo que
Adán no había sido el padre y, en su inocencia exclamó: “¡He adquirido un
varón con el favor de Yahveh!”.

“Otros explican el nombre de Caín diciendo que nada más nacer se puso en
pie, salió corriendo y regresó con una espiga de trigo que dio a su mamá;
entonces ella le llamó Caín que significa “tallo”. Después Eva dio a luz a un
segundo hijo, a quien llamó Abel, que quiere decir “soplo” o según otros,
“pena”, previniendo su pronta muerte. Esa revelación la tuvo en un sueño:
veía a Caín bebiendo la sangre de Abel y rechazando su apenada súplica de
que le dejara unas pocas gotas. Cuando Eva contó a Adán su sueño, él le
dijo: “Debemos separar a nuestros hijos”. En consecuencia, Caín creció
como agricultor y Abel como Pastor; y cada uno vivía en su propia choza”.

La famosa escena del fratricidio de Caín y Abel es ampliamente conocida, y


mencionada en el Antiguo Testamento. “Y aconteció andando el tiempo,
que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Y Abel trajo
también los primogénitos de sus ovejas, y de su grosura. Y miró Jehová con
agrado a Abel y a su ofrenda; Mas no miró propicio a Caín y a la ofrenda
suya. E irritóse Caín en gran manera y decayó su semblante”.

“Muchas versiones señalan que Abel fue asesinado por la envidia y celos de
Caín, otras indican que fue por la repartición de tierras, por odio contra un
dios injusto, por contraer nupcias cada uno con la hermana gemela del otro,
o finalmente porque ¿qué mejor ofrenda podía recibir Dios sino era a su
mejor adorador sacrificado?”

20
“Nadie antes había contemplado lo maravilloso que podía haber resultado
el sacrificio de Abel, no su asesinato. Tal vez sea el resultado de la visión
que nos han enseñado a contemplar la muerte como un final y no como una
ofrenda de la cual se puede aprender, como un sacrificio de amor a Dios.
Cabe preguntarnos ¿Por qué Dios no castigó con la muerte al asesino de su
hijo más noble y querido? La maldición que Jehová dejó caer sobre Caín fue,
según el Antiguo Testamento, que la tierra no volvería a dar su fuerza por
haber absorbido la sangre de Abel, condenándolo a estar extranjero y un
errante a donde fuese, marcándolo con una señal en la frente para que
aquel que lo encontrara no lo pudiera matar.

De esta forma Caín fue hacia el oriente del Edén a habitar la tierra de Nod
donde conoció a su mujer con quien tuvo descendencia. Dios infringió a Caín
siete castigos peores que la muerte, a saber: Un cuerno vergonzoso que
crecía de su frente; el grito “¡Fratricida!” que resonaba por los valles y
montañas; una parálisis que le hacía agitarse como una hoja de álamo; un
hambre voraz que nunca se saciaba; la decepción de todos sus deseos; una
perpetua falta de sueño y la orden de que ningún hombre debía ofrecerle
amistad ni matarle. Habría que preguntarnos ¿por qué a Adán y a Eva los
maldijo quitándoles la inmortalidad y a Caín defendiéndolo de la muerte?
Tras el nacimiento de su primogénito Henoc, Dios permitió a Caín descansar
de su vida de errante y vagabundo y construir una ciudad llamada Henoc
honrando la ocasión.

Finalmente, queda por resolver una duda: ¿Con qué mujer pudo tener
descendencia Caín si estaba expulsado de Edén? Había una primera Eva que
al ser creada frente Adán le generó asco y tuvo que ser escondida, esa
podría ser quizás una respuesta. La otra opción que queda es Lilith, lo cual
no parece tan disparatado puesto que ambos fueron expulsados de Edén
escapando a la muerte pero no a la desgracia eterna.

Al nacer Caín nació al mismo tiempo Lebhudha su hermana gemela superior


en belleza y Qelimat hermana de Abel que nació al mismo tiempo y era
supremamente hermosa.

21
La versión cuenta que Caín rechazó a Qelimat para casarse con su gemela
Lebhudha y Satanás le indujo a matar a Abel por el bien de su hermana.

Como podemos ver esta pareja constituye parte importante dentro de


nuestra mitología judeocristiana puesto que su función no solamente es la
de mostrar el castigo al rebelde, sino también la de la revelación de un
orden que refleja la iniquidad de un sistema patriarcal y mitológico que
justifica la represión de un género, edad, grupo racial o posición social.

Nuestra civilización necesita que incorporemos estas figuras cuanto antes,


puesto que su expulsión simboliza la negación de nuestras facetas oscuras
que, mientras sigan escondidas y sin incorporación a la psiquis, van a seguir
manifestándose a través de la violencia, enfermedad, la destrucción y el
caos que reina en nuestros días. Es menester que comencemos a cambiar
nuestra fragmentada manera de percibir a los demás y a nosotros mismos.

Ha llegado la hora de quitarle su marca a Caín y de extraer del exilio a Lilith


para hacer una sociedad más completa, que de expresión a todo aquél que
decida manifestarse”. (Tom Kiserath).

OTRA VERSIÓN DE LAS ESPOSAS DE CAÍN Y ABEL.

“La Biblia no registra a quién Caín y Abel desposaron, ni indica si alguna


mujer estaba disponible como pareja matrimonial. Sin embargo, el libro de
Jubileos (4: 1 y 4: 9) explica que Eva tuvo una hija, Awan que Caín tomó
como una esposa. Del mismo modo, Set tomó a su hermana Azura, como su
esposa (4: 11) y su hijo, Enós, se casó con su hermana Noam (4: 13). Esta
tendencia continuó con su hijo Kenan, que se casó con su hermana
Mu'aleleth (4: 14). La primera unión de un descendiente de Adán con
alguien que no sea una hermana, es del hijo de Kenan, Mahalalel, que se
casó con Dinah, la hija de su primo. (4: 15). A partir de este momento no
hubo más matrimonios con hermanas. La tradición rabínica dice que las
hermanas nacieron al mismo tiempo que Caín y Abel. Conforme a Yevamot
62a, cada niño nació con una hermana gemela.

22
Mientras que Génesis Rabbah (22: 3), también relata que Caín tenía una
hermana gemela y que Abel nació junto a dos hermanas idénticas. Según el
Sanhedrin 58b. Muchas otras fuentes rabínicas, sostienen que Caín y Abel se
casaron con sus hermanas. (Génesis Rabbah 22: 7) explica que una pelea
entre Caín y Abel sobre la tercera hermana llevó al asesinato de Abel.
En este caso, los jubileos y la tradición rabínica coinciden, en que Caín se
casó con su hermana, ya que no había otra opción disponible. Sin embargo,
Jubileos continúa esta tendencia para otras generaciones, algo que no se
encuentra en la tradición rabínica. Se consideraba que este tipo de uniones
estaba limitado a los hijos de Adán, porque no había otra alternativa.
No es inusual que el nacimiento de las hijas no sea mencionado en la Biblia,
se hizo para que las mujeres no fueran nombradas, por razón de su cercanía
sanguínea con los varones. En su mayor parte, la genealogía y las listas
lógicas incluyen sólo los varones. También no es raro que los Jubileos solo lo
hagan con las esposas de personalidades bíblicas; una de las características
de los Jubileos es el gran número de nombres propios que suministra, sobre
todo de mujeres”. (Comentario tomado de la Traducción etiópica del libro
de los Jubileos, del Blog Biblia Apócrifa).

MI OPINIÓN PERSONAL: LA VERDADERA SEÑAL.


“Antes de acusarme de loco, blasfemo o hereje, le pediría digiera bien esta
información, y analice detenidamente las pruebas bíblicas que sugiero para
comprobar la verdad de todo esto. Muy pronto las puertas de la percepción
serán abiertas y descubrirá que los seres celestiales de la Biblia, no son
aquello que le han contado y entenderá porque en la arqueología sumeria,
egipcia o maya, la serpiente tenía un papel fundamental. No le pido que
crea en esto, ni intento convencerlo, solamente le rogaría que no descarte
la actividad paranormal de este universo, y no diga que algo está escrito en
la Biblia solo en "sentido espiritual".
Hay cosas que son imposibles de comprender, pero no se preocupe, Jesús
sabía que esto sucedería. En Juan 3: 12 nos advirtió: "Si os he dicho cosas
terrenas, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?".

23
APOCALIPSIS 20:1-2: "Y vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave
del abismo y una gran cadena en su mano. Prendió al dragón, la serpiente
antigua, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por mil años”.

Marcos 4: 22: "no hay nada oculto que no haya de ser manifestado".

1ª. Corintios 4: 5: “Así que no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que
venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas”.

En el original la palabra realmente usada en Génesis 3:13 fue, «seducida» lo


que nos permite identificar la verdadera transgresión de Eva: Se trata pues
de acto sexual. Partiendo de esa base debemos medir la dimensión correcta
de la sanción que Dios infringió a la serpiente y a la mujer. Así podremos
identificar claramente las consecuencias heredadas del castigo.

Producto de su pecado, Eva concibió de la serpiente y luego de Adán. Por lo


tanto Caín y Abel eran gemelos. La Biblia dice: “El hombre conoció a Eva su
mujer; y ella concibió, y dio a luz a Caín; y ella dijo: He adquirido varón por
Jehová. Y OTRA VEZ dio a luz a su hermano Abel. Y Abel apacentaba el
ganado, y Caín araba la tierra”. (Génesis 4:1-2)”.

La serpiente tuvo descendientes a través de Caín. Dios le permitió vivir por


espacio de siete generaciones y no es de extrañar, pues los primeros seres
humanos vivían muchísimos años. “Y fueron todos los días que vivió Adán
novecientos treinta años y murió”. (Génesis 5: 5).

Caín es hijo de la serpiente. Abel y Set son los genuinos hijos de Adán.

Observemos con detenimiento, una situación mencionada en la Biblia: Caín,


gemelo con Abel, nació PRIMERO y luego de ser expulsado de la tierra en
donde habitaba con sus padres, se trasladó a Nod y allí tuvo descendencia:
“Y conoció Caín a su mujer, la cual concibió y dio a luz a Enoc”. (4: 17). A
partir del versículo 16 hasta el 24, del capítulo 4, del Libro de Génesis, se
nombran las siete generaciones de Caín.

Sabemos que por derecho de primogenitura y siempre y cuando, tuviera


descendencia, sería citado como cabeza de sus generaciones.

24
Absolutamente TODOS los que hacen parte de la extensa genealogía bíblica
y de la de Jesús, son mencionados indefectiblemente.

“Este es el libro de las generaciones de Adán. El día en que Dios creó al


hombre, a semejanza de Dios lo hizo. Y vivió Adán ciento treinta años, y
engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen y llamó su nombre
Set. Y después que engendró a Set, engendró hijos e hijas”. (Génesis 5: 1.3).

No se nombra a Caín y sus descendientes.

Atención: Cuando el texto dice A SU SEMEJANZA, conforme SU IMAGEN, se


está enfatizando, que SÍ ES, UN PRODUCTO GENUINO bajo la bendición del
Eterno. Que SET, sí proviene del semen de Adán. Que tiene sus genes y no
mutaciones cromosómicas.

El libro de Crónicas establece TODAS LAS GENERACIONES desde el comienzo


de la creación, pero extrañamente, las referentes a Adán no aluden a Caín:

“Adán, Set, Enós, Cainán, Mahalaleel, Jared…”. (1ª Crónicas 1: 1).

El evangelio de San Lucas, tampoco referencia a Caín y sus descendientes,


cuando nos presenta la genealogía de José, padre terrenal de Yeshua:

“Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años, hijo,


según se creía, de JOSÉ, hijo de Elí, hijo de Matat, hijo de Leví, hijo de
Melqui, hijo de Jana…hijo de Enós, hijo de Set, hijo de Adán e hijo de Dios”.
(Lucas 3: 23-38).

Palpablemente estamos observando, que quienes SON LEGÍTIMOS hijos de


Adán, son mencionados perfectamente en la historia bíblica.

Adán llamó a su mujer, EVA (Génesis 3:20): «... porque ella era la madre de
todos los vivientes».

¡Adán NO era el padre de todos los vivientes!

Génesis 3:15: “Y pondré enemistad entre ti y la mujer y entre tu simiente y


la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza y tú le herirás en el calcañar”.

25
Juan 8:44: “Vosotros sois de vuestro padre el diablo y los deseos de vuestro
padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio…”.

“No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué
causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas”.
(1 Juan 3: 12).

¡Dios nunca reconoció a Caín como hijo de Adán. Era del maligno!

Eva, estaba convencida que la llegada del varón mostraría la restauración


de su amistad con Dios, conforme la costumbre de bendecir al primogénito,
en la seguridad de que El Señor, necesariamente DEBÍA bendecir y aceptar
al nacido primero. Era el símbolo del perdón. (No fue así. Dios amó a Abel).

El arrepentimiento de Eva por su debilidad sexual, no conmovió al Señor y


de forma aleatoria, “le permitió que su hijo naciera”, como una respuesta
tacita y real, del rechazo de Dios a su pecado y para que experimentara en
su propio dolor las consecuencias futuras de esa relación contra natura.
“Pondré enemistad entre tu simiente y la simiente suya”.

Ella vería con sus propios ojos, el ataque alevoso y criminal del HIJO DEL
MALO, en contra del hijo bueno de Adán. Era una lección imborrable de que
todo lo que proviene del pecado, no tiene buen final. Había deseado un
hijo varón, para la restauración de la relación con Dios, pero ahora estaba
condenada a perder sus “dos primeros hijos terrenales y mortales”. (Tuvo
otros anteriormente dentro del Edén y son eternos). Cuando Dios se apiadó
de ella posteriormente, le permitió que naciera SET y luego de él, varones y
mujeres que cumplirían un ciclo de vida y luego morirían.

En ninguna parte de la Biblia, cuando se habla de los descendientes de


Adán, se menciona a Caín, ni tampoco aparece rotulado Abel, porque fue
asesinado antes de tener descendencia y a pesar de tener condiciones
especiales, fue procreado en momentos cruciales para Dios.

Pero Caín, sí tuvo descendencia de hijos e hijas.

26
Ésta línea genealógica, en las Escrituras NO APARECE, como perteneciente a
la descendencia de Adán. Es excluida abruptamente como demostración de
que no tiene correlación sanguínea con Adán.

Se les reconoce únicamente, como los hijos del maligno cuyo padre es el
diablo, que es la serpiente antigua. Estuvieron en la tierra, hasta la séptima
generación, cuando uno de ellos -de su propia sangre- MATÓ A CAÍN.

Nunca más las Sagradas Escrituras se refirieron a ellos.

Pero de su presencia posteriormente en la tierra, si hay evidencias bíblicas.

“[Sois de vuestro padre el diablo]. Respondieron y le dijeron: Nuestro padre


es Abraham. Jesús les dijo: Si fueseis hijos de Abraham, las obras de
Abraham haríais”. (Juan 8:39).

“! Serpientes, generación de víboras ¡ ¿Cómo escaparéis de la condenación


del infierno?”. (Mateo 23: 33).

“Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre


queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido
en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo
habla; porque es mentiroso, y padre de mentira”. (Juan (8:44).

“Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama


diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y
sus ángeles fueron arrojados con él”. (Apocalipsis 12:9).

El Señor sabía que a causa de la inmoralidad sexual entre Eva y la serpiente


antigua, surgiría una simiente maligna que iba pervertir la humanidad, por
lo tanto, Dios utilizó el agua para tratar de eliminarla, durante el diluvio.

La actividad sexual en el Huerto nos conduce a la respuesta lógica del juicio


implacable, no por comerse una manzana, sino por la más aberrante de las
situaciones edénicas, en la que la serpiente antigua lograría descendencia
en su idilio con Eva: El fruto de esta fornicación fue Caín.

27
Es el primogénito de una fecundación heteropaternal, en la que compartía
CONJUNTAMENTE con Abel, el vientre de Eva, pero A DIFERENCIA de Caín,
su padre, SÍ ERA ADÁN.

EL SECRETO DE UNA SANCIÓN LEGENDARIA.

“Entonces Jehová puso señal en Caín, para que no lo


matase cualquiera que le hallara”. (Génesis 4: 15).

El exegeta y comentarista Rashi (Rabí Shelomó Yitzjakí) explica las palabras:


“Por esto mismo, quien mate ahora a Caín, será castigado, pues sólo en la
séptima generación es cuando deberá ser castigado por matar a Abel. Por
eso se alude al hecho de que Lémej durante la séptima generación de Caín,
mató involuntariamente a éste y a su propio hijo Tuval-Caín”.

“Matad a viejos, jóvenes y vírgenes, niños y mujeres, hasta que no quede


ninguno; pero a todo aquel sobre el cual hubiere señal, no os acercaréis;
y comenzaréis por mi santuario. Comenzaron, desde los varones ancianos
que estaban delante del templo”. (Ezequiel 9: 6).

Esta porción, posterior a los eventos en Edén, nos permite descifrar la total
protección que el Eterno daba, a quienes decide salvaguardar de un ataque
inminente de otras criaturas o seres angelicales, enviados para la venganza
y la destrucción. Dios sabía que la naturaleza y todo el mundo espiritual
exigía una respuesta acorde al horrendo crimen de Cayin, por lo tanto se
hacía necesario mostrar a las Entidades Celestes, que el mejor castigo era,
la permanencia en la tierra de siete generaciones provenientes del criminal,
sin comunicación con Dios, hasta su exterminación, cuando se cumpliera la
sanción profética en el tiempo decretado. La marca sería recordada y vista,
por todos los que tuvieren contacto con sus descendientes.

28
Pero esa marca o señal sobre su cuerpo cumpliría triple función protectora:

1.- Impedía que los ángeles del cielo tomasen venganza en su contra, por
alterar la creación y entristecer al Eterno.

2.- Impedía que la primera generación eterna de los hijos de Adam y Havah,
que quedaron dentro del Edén, vengaran la muerte de Abel, su hermano.
(Los gigantes o héroes de la antigüedad. Los verdaderos hijos de Dios).

3.- Impedía que los restantes seres vivientes, que quedaron de la primera
creación y habitaban por fuera de la tierra de Edén, le hicieran daño. (Fue
considerado como uno más entre ellos y estaba marcado con un símbolo
que aceptaban, respetaban y temían sobremanera). Además fue instructor
para que tuviesen conocimiento en las artes y la construcción de viviendas.

“Si con esto no me oyereis, sino que procediereis conmigo en oposición,


yo procederé en contra de vosotros con ira y os castigaré aún siete veces
más por vuestros pecados”. (Levítico 26: 27-28).

“Y devuelve a nuestros vecinos siete veces en su seno, la afrenta con que


te han ofendido, oh Señor”. (Salmo 79: 12).

“Pero si es sorprendido, pagará siete veces; entregará todo el haber de su


casa”. (Proverbios 6: 31).

En la génesis de la creación, Satanás pervirtió la segunda generación de los


hijos de Adán y Eva (Los que ya no serían eternos, sino mortales), y su hijo
Caín fue condenado a errar en la tierra durante cientos de años, sin hallar
paz y reposo para su maldad. Por eso exclama: “Grande es mi castigo para
ser soportado. He aquí me echas hoy de la tierra y de tu presencia me
esconderé, y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que
cualquiera que me hallare, me matará”. (Génesis 4: 13-14).

29
Por consiguiente para el final de los tiempos, los que son herederos de la
maldad cainita, recibirán la misma marca o señal.

“Y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o


el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El
que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número
de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis”. (Apoc. 13: 17-18).

IMPORTANTE SUGERENCIA.
El querer hacer una lectura literal de la biblia, desconcierta a muchos de sus
lectores. No todo lo que se escribió en la Palabra, tiene un significado literal
e incluso profético. Esto significa que somos responsables de la búsqueda
de la real interpretación. Todos debemos caminar a luz de lo que tenemos.
Usted, la Biblia y el Espíritu Santo son prioridad en la interpretación.
No debemos dejarle esto a un comentarista, a menos que el Espíritu nos dé
testimonio de autenticidad que nos brinde la comprensión de los textos.
Debemos comparar sus divisiones de temas con las distintas traducciones.
La formación de párrafos no fue inspirada desde el principio, pero es la
clave perfecta para seguir el propósito del autor original, que es la base de
la interpretación.
Esteban Langton, arzobispo de Canterbury, que había sido gran canciller de
la Universidad de París, hizo la división del Antiguo y Nuevo Testamento en
capítulos, sobre el texto latino de la Vulgata de San Jerónimo, hacia el año
1226. De la Vulgata, pasó al texto de la Biblia hebrea, al texto griego del
Nuevo Testamento y a la versión griega del Antiguo Testamento. Estableció
una división en capítulos, más o menos iguales, muy similar al que tenemos
en nuestras Biblias impresas. Hacia el 1226, los libreros de París, introducen
estas divisiones en capítulos en el texto bíblico, dando lugar a la que se
conoce como la Biblia Parisina.
Desde entonces, esta división se hizo universal.

30
Santos Pagnino (1541), judío, después dominico, originario de Luca, (Italia),
dedicó 25 años a su traducción de la Biblia, publicada en 1527, y fue el
primero en dividir el texto en versículos numerados. Se imprimió en Lyon.
Fue reimpresa varias veces y constituyó un punto de referencia entre los
humanistas de la época.
El impresor Roberto Estienne, realizó la actual división en versículos del
Nuevo Testamento en 1551. En 1555 hizo la edición latina de toda la Biblia.
Para los versículos del Antiguo Testamento hebreo tomó la división hecha
por Pagnino. Para los restantes libros del Antiguo Testamento, elaboró una
propia y empleó para el Nuevo, la que antes él mismo había realizado.
El recurso de dividir el texto bíblico en capítulos y versículos numerados
permite, desde entonces, encontrar inmediatamente un pasaje, sea cual
sea la puesta en página adoptada por la edición.
Es una herramienta fundamental para los investigadores, y permite que los
lectores tengan facilidad en la localización de referencias.
Por eso lo invitamos a que consulte a cientos de hombres sabios, prudentes
e inteligentes, que han dedicado su vida y su tiempo a registrar evidencias
escritas, de las revelaciones que Dios les ha permitido conocer, cuando se
han dispuesto a escudriñar las Escrituras. No todos tiene la capacidad para
hacerlo, por eso COMPARE lo que dice la Biblia con la opinión de cada uno.

No todos los judíos tiene la verdad y la razón, y no todos


los gentiles carecen de entendimiento y comprensión.

Partimos de la base de que ha debido ser una señal extraordinaria, para


que quienes la viesen o tuviesen contacto con Caín, supieran que no podían
hacerle daño, entremos a configurar los tiempos y la edad de la creación. Es
supremamente importante, entender que los judíos datan la creación a
partir del día uno: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”. Por esta
razón en el calendario que los rige, hoy 2.017, corresponde al año 5.777.

31
Cuando fueron creados Adán y Eva, YA NO EXISTIAN LAS GRANDES BESTIAS
ni los animales gigantes, ni los monstruos marinos, que aparecen en el día
quinto de la creación. Los judíos soslayan este tema, manifestando que han
debido estar en otro hábitat diferente al Edén.
Las evidencias arqueológicas y los fósiles hallados en diferentes capas de la
tierra, han señalado sin duda alguna, que todos estos animales, perecieron
hace muchísimos años. Todos los informes científicos fechan los eventos en
millones de años y mucho tiempo atrás de la fecha que, para el PRINCIPIO
DE LA CREACIÓN, nos entregan los estudiosos judíos de la Toráh.
Gracias al Eterno, algunos de los principales eruditos y exegetas de la Toráh,
han encontrado que el comienzo de la Creación, está ligado a la realidad de
la existencia de estos grandes saurios y por lo tanto, la tierra es más antigua
que la fecha entregada por el calendario judío. Agregan que la generación
inteligente procedente de Adán, si tiene este periodo de existencia.
“Los dinosaurios evolucionaron para la última parte del período Triásico,
conocido como la edad Ladiniense, hace unos 230 millones de años.
Florecieron a través del período Jurásico y finalmente se extinguieron a
finales del período Cretácico. Los restos fósiles encontrados en formaciones
rocosas de este período sugieren que los primeros dinosaurios fueron
depredadores bípedos pequeños. Los restos fósiles de otro dinosaurio que
data de hace 235 millones de años en Argentina tiene características físicas
similares a este dinosaurio primitivo”.

Esto implica, que antes de la CREACIÓN PARLANTE E INTELIGENTE DE ADÁN


hubo otra menos favorecida y de cuya existencia, HAY PRUEBAS FÓSILES
suficientes, que nos obliga a aceptar que TODA UNA GENERACIÓN anterior,
tiene sólo una velada referencia en el capítulo uno del Génesis.

Debido a que esta creación humanoide, no logró ascender en inteligencia y


razonamiento y sus limitadas habilidades de supervivencia fueron producto
del instinto, se extinguieron gradualmente por la inclemencia del tiempo y
las vicisitudes sufridas. Sobrevivieron unos pocos, cuando se mezclaron con
Caín y lograron aprender y asimilar la capacidad de construir y crear.

32
Para la época de la creación de Adám y Havah, en la parte externa de Edén,
por fuera de sus límites, habitaban rezagos de la generación primera, que
vivían en cavernas o a la intemperie y eran más pequeños que aquella otra
generación residente en ese paraje especial: El Edén.
Caín teme profundamente a estos hombres cavernícolas, diferentes y muy
valientes que viven en condiciones extremas y que cuando salga del terreno
protegido, podrían asaltarlo y asesinarlo. De ahí la preocupación y clamor
ante Dios:

¡“Cualquiera que me hallare me matará”!


Caín era de estatura más alta y fornida que estos individuos, pero conocía
perfectamente, que atacaban y dominaban a animales de mayor tamaño.
Su segundo GRAN PÁNICO se exterioriza cuando entiende, que sus “OTROS
hermanos”, los que nacieron PRIMERO DENTRO DE EDÉN y por consiguiente
tenían NATURALEZA ETERNA, están ofuscados y doloridos por el crimen en
contra de su hermano Hevel, y ellos, que tienen su estatura y corpulencia y
que a diferencia de él, NO PUEDEN MORIR, van a vengar el terrible dolor de
sus padres y ante ellos, SABE Y ENTIENDE que no tiene ventaja alguna.
En mi “Análisis de los Hijos de Dios”, usted amable lector, encontrará toda
la información y evidencia bíblica de la existencia de estos seres.
Resumiendo, debemos entender que Adán y Eva eran criaturas inteligentes,
y su actividad en el terreno Edénico, era acorde al conocimiento que Dios
les había proporcionado y traían en sus genes. Totalmente diferentes a esa
primera creación que no desarrolló el lenguaje para comunicarse, ni el arte
para construir viviendas, corrales, o lugares de protección.
Ahora bien, en las pinturas rupestres encontradas, que datan de tiempos
inmemoriales se han encontrado gráficos y símbolos de adoración y temor,
que nos permiten dilucidar el culto a entes alados o espirituales con marcas
específicas, que les producían reverencia.
Y entremos en materia.

33
1.- Dios debe plasmar y sellar de forma visible, la señal en la frente de Caín,
que aunque en la Palabra no se hace referencia al sitio posible, presumimos
que ha debido ser en su rostro.
2.- Debía ser un dibujo, emblema, cicatriz o tatuaje que sobresaliera y fuera
observado de inmediato. Esto representaba una marca imposible de borrar
y de enmascarar.
3.- Los ángeles, instruidos desde siempre al lado de Dios, sabrían que con
esa señal, se estaría rompiendo las normas del Tercer Cielo y la persona que
la llevase, no pertenecía a su estirpe, porque ya estaba condenada. Era el
emblema que usó Luzbel y sus ángeles, durante el periodo de la rebelión,
en sus escudos de guerra, cuando fueron expulsados de sus moradas en las
regiones celestiales.
4.- Los hermanos eternos de Caín, sabrían que al tomar venganza, deberían
salir del huerto protector y al hacerlo perderían su inmortalidad y su ciclo
de vida tendría una limitación de tiempo. Estaban advertidos de evitar el
contacto con quienes tuvieren esa señal permanente. Obviamente, tenían
relación directa con Dios y conocían la verdad de los sucesos en el cielo.
5.- Los sobrevivientes cavernícolas, sabrían que éste ser, marcado con un
símbolo familiar, alto, corpulento, inteligente y parlante, estaría sobre ellos
y los llevaría a crecer en conocimiento y sabiduría. De hecho, sabemos que
Caín construyó la ciudad de Enoc; enseñó la crianza de ganado y la hechura
de tiendas; elaboró instrumentos musicales como el arpa y la flauta; forjó
armas de ataque y defensa como el arco y la flecha y fue artífice de toda
obra de bronce y de hierro e incentivó la poligamia. (Génesis 4: 16-24).

Todo lo que hay en la tierra fue copiado del cielo. Dios utiliza, cuando
está creando cosas en la tierra, copia exacta de las que están en el cielo.
Obviamente para que haya una plena identificación y quienes las vean,
comprendan fácilmente lo que significan y su procedencia.

34
Por lo tanto, Dios debe utilizar UNA SEÑAL o UNA MARCA, copiada de los
elementos que estaban en el Tercer Cielo y obviamente, que fuera visible a
los ojos de toda la creación terrenal y sideral. Un distintivo que TODOS lo
pudiesen reconocer de inmediato, como maligno, oscuro y prohibido.

“Los cuales sirven a los que es figura y sombra de las cosas celestiales,
como se le advirtió a Moisés, cuando iba a erigir el tabernáculo
diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha
mostrado en el monte”. (Hebreos 8: 5).

“¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho?
Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol. ¿Hay algo de que
se pueda decir: He aquí esto es nuevo? No. Ya fue en los siglos que nos
han precedido”. (Eclesiastés 1: 9-10).

“Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que
pasó”. (Eclesiastés 3: 15).

“Conforme a todo lo que te voy a mostrar, el diseño del tabernáculo y el


diseño de todos sus utensilios, así lo haréis”. (Éxodo 25: 9). “Y alzarás el
tabernáculo conforme al modelo que te fue mostrado”. (Éxodo 26: 30).

“Y esta era la hechura del candelero, de oro labrado a martillo; desde su pie
hasta sus flores era labrado a martillo; conforme al modelo que Jehová
mostró a Moisés, así hizo el candelero”. (Números 8: 4).
“Tuvieron nuestros padres el tabernáculo del testimonio en el desierto,
como había ordenado Dios, cuando dijo a Moisés que lo hicieses conforme
al modelo que había visto”. (Hechos 7: 44).

35
El Rabino E. Munk, en los comentarios a Éxodo en la página 793, de La Voz
de la Toráh dice: “En esta visión sobre la montaña. Moshéh recibió además,
la revelación del profundo significado del Tabernáculo. El santuario de
abajo, se sitúa frente al de arriba y está construido a su imagen. Representa
el hogar de santidad sobre la tierra”.
“Y David dio a Salomón su hijo el plano del pórtico del templo y sus casas,
sus tesorerías, sus aposentos, sus cámaras y la casa del propiciatorio. Todas
estas cosas dijo David, me fueron trazadas por la mano de Jehová, que me
hizo entender todas las obras del diseño”. (1ª Crónicas 28: 11y 19).
¿Pero que MARCA O SEÑAL cumplía con todos estos propósitos?
Las marcas grabadas en la piel distinguían a las tribus y los clanes, y les
permitía establecer jerarquías. Los guerreros lo empleaban para intimidar.
Se tatuaban sus caras y cuerpos con figuras y dibujos para causar miedo y
espanto al enemigo. Marcaban a los de pésima reputación, significando la
vergüenza de contarlo entre sus miembros.

Los esclavos, prisioneros, delincuentes, ladrones, estafadores y prostitutas


en diferentes épocas y culturas también fueron marcados con inequívocas
señales, para que fueran reconocidos por los demás.
Era una marca de servidumbre espiritual hacia un dios o dioses y por lo
tanto la principal razón de su práctica. Sin duda este es el propósito más
poderoso del tatuaje.

Virtualmente todos en la tierra, sin considerar su religión o nacionalidad,


reconocen que existe una batalla entre las fuerzas del bien y del mal; una
lucha colosal entre la luz y las tinieblas; la verdad y el error; la opresión y la
libertad; lo bueno y lo malo y finalmente la vida y la muerte.

Las Religiones, así como la Biblia, enseñan que tras el velo tridimensional
del mundo físico que vemos, existe otro mundo espiritual que no podemos
ver. En ésta realidad invisible a nuestro alrededor, entre el héroe Supremo
y Justo, contra el villano atroz y maligno, nace la gran pregunta:

36
¿Quiénes son estos contendientes? ¿Cuándo comenzó esta crisis cósmica?
Este es el misterio más grande de todas las edades y la historia fascinante y
verdadera que jamás haya sido contada.

Pero para entender el origen del mal debemos viajar al pasado, a la primera
guerra en el universo, antes de que nuestro mundo existiera. Hubo batallas
y conflictos entre las creaciones perfectas de Dios en el paraíso celestial.

Apocalipsis 12: 7: “Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus
ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles;
pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue
lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y
satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus
ángeles fueron arrojados con él”.

Jueces 5: 20-21:“Desde los cielos pelearon las estrellas; desde sus órbitas
pelearon contra Sísara. Los barrió el torrente de Cisón, el antiguo torrente,
el torrente de Cisón. Marcha, oh alma mía, con poder”. (Canto de Débora).

El Rabino Otto Grisales Cañas, aporta el siguiente análisis: “Según el Libro


de Enoc, en los cielos, los ejércitos están divididos en compañías y legiones.
Todos tienen su propio distintivo en sus uniformes, escudos y sus banderas.
El primer escudo o emblema de guerra que utilizaron las huestes de Miguel
en el cielo fue “EL SELLO DE SALOMÓN”, hoy conocido como “LA ESTRELLA
DE DAVID”. Copia perfecta de este emblema le fue dado a David, quien a su
vez se lo entregó a su hijo Salomón, cuando Dios le ordenó trasladarle los
planos del templo y de todos los utensilios que le habían sido revelados y
trazados por Hashem, conforme el modelo que vio en el tercer cielo. Textos
que encontramos en el libro de Crónicas capítulo 28. Cuando Lucifer y sus
millones de ángeles fueron expulsados, cambiaron el emblema y adoptaron
otro parecido, como es habitual en el maligno, cuando trata de copiar todas
las cosas del Eterno. Por eso no es de extrañar el auge inusitado de los
hombres seguidores de satanás, que se esculpen en su cuerpo, todo tipo de
símbolos y marcas alusivas a la estrella de cinco puntas”.

37
La caída de Satanás del cielo está descrita en Isaías 14: 12-14 y Ezequiel 28:
12-18. Mientras que estos dos pasajes se refieren específicamente al rey de
Babilonia y al rey de Tiro, también aluden al poder espiritual que estaba
detrás de esos reyes: Satanás. Respecto a cuándo fue la caída de Lucifer,
estos pasajes describen por qué cayó, pero no dicen cuándo ocurrió. Lo que
sí sabemos es esto: Los ángeles fueron creados antes que la tierra (Job 38:
4-7). Satanás cayó derrotado antes de tentar a Adán y Eva en el jardín del
Edén (Génesis 3: 1-14). Por lo tanto, su caída debió haber ocurrido en algún
periodo después de que los ángeles fueron creados y antes de que él
tentara a Adán y Eva en el Edén. Ya fuera que la caída de Satanás ocurriera
pocos minutos, horas o días antes de que tentara a Adán y Eva en el jardín,
la Escritura no lo dice específicamente.

El libro de Job nos dice, que al menos por un tiempo, Satanás tenía acceso
al Cielo y al trono de Dios. “Un día vinieron a presentarse delante de Jehová
los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás. Y dijo Jehová a
Satanás: ¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo; De
rodear la tierra y de andar por ella.” (Job 1: 6-7). Aparentemente en ese
tiempo, Satanás aún se movía libremente entre el cielo y la tierra, hablando
directamente con Dios y respondiendo por sus actividades. Se desconoce en
qué momento El Señor suspendió este acceso, aunque estamos plenamente
convencidos, que cuando tuvo relaciones sexuales con Eva, cerró la puerta
de comunicación con Dios y no volvió a ingresar al tercer cielo.

EMBLEMAS DEL CIELO, PARA SEÑALES EN LA TIERRA.

Nadia Julien sostiene: “La estrella de David es un emblema del judaísmo, un


símbolo de paz y de equilibrio, que fue empleada en el pasado como un
talismán en las batallas libradas por los israelitas. Representada sobre el
escudo de los combatientes, la estrella de David cumplía entonces una
función protectora. Es a partir del medioevo que la estrella es denominada
Maguén David, expresión que significa “Escudo de David”. Remontándose
sus orígenes como símbolo hebreo a Tarento en el siglo III d.C.

38
El mismo fue incorporado siglos más tarde por la cultura judío árabe, donde
el símbolo recibió la denominación de "Sello de Salomón". Tal designación
lejos se encuentra de ser arbitraria, dado que —según el judaísmo y las
tradiciones propias del pueblo de Israel— tiene su fuente de inspiración en
el Cantar de los Cantares (que ambos atribuyen al rey Salomón).

Los dos triángulos entrelazados de la estrella israelita responden a un verso


bíblico particularmente apreciado en el judaísmo y que de un modo
simbólico expresa la íntima relación que existe entre Dios y la humanidad:
«Yo soy de mi amado, y mi amado es mío». Dicha connotación del amor
kenótico hizo que desde el siglo VII antes de la Era Común fuese un símbolo
usado por las novias (se han encontrado vestigios de collares y broches) de
territorios semitas dentro y fuera de Israel y Palestina. Considerando lo
expuesto, tampoco resulta arbitrario el que uno de los triángulos apunte
hacia arriba y el otro hacia abajo, ya que la relación aludida también
representa la unión entre el cielo y la tierra. Es precisamente debido a esto
último, que la estrella de David evoca simultáneamente el Pacto sellado
entre Dios y Abraham.”.

Además de ser empleado por el judaísmo, el hexagrama regular se hace


presente también en antiquísimas culturas del extremo oriente, tales como
la hindú y la china, en el Yantra y el Ching. En mándalas indoeuropeos que
exhiben la geometría mítica de los vedas y en el sintoísmo de los japoneses.

Independientemente o no, de que se lo comprenda como estrella de David,


el hexagrama regular se encuentra también presente en el cristianismo, el
budismo e incluso en el islamismo y en contextos aparentemente laicos.

Durante la rebelión de Bar Kojba en el siglo I, se desarrolló una nueva


tecnología para los escudos que utilizaban los rebeldes: Detrás del escudo
había dos triángulos entrelazados, que formaban un patrón hexagonal de
puntos de apoyo. El arquitecto Buckminster Fuller, mostró lo fuertes que
son los diseños basados en triángulos, al construir su cúpula geodésica.

39
Resumimos, que los emblemas usados por los ejércitos celestiales llevaban
en sus escudos y uniformes la ESTRELLA DE DAVID.

SATANÁS ADOPTA OTRA ESTRELLA: EL PENTÁCULO.

Cuando fueron derrotados los ejércitos enemigos, al mando de Lucifer y


cayeron a la tierra, adoptaron El pentáculo.

Es un símbolo muy antiguo, comúnmente relacionado con el satanismo, la


hechicería y la magia. Se dice que desde tiempos inmemoriales, apareció en
el arte rupestre del medio oriente en dibujos grabados en las paredes de las
cavernas, alusivos a una imagen alada que traía sobre su pecho este signo.
De acuerdo a los tratados de magia de la Edad Media, se le dio el nombre
de pentáculo a un sello mágico que se imprimió, sobre las páginas vírgenes
del pergamino hecho con la piel del macho cabrío.

Se dice que este sello tiene especial relación con las realidades invisibles,
con los mundos que existen más allá de nuestro entendimiento mortal. Se
trata de uno de los símbolos más antiguos de los que se tenga referencia y
conocimiento y está presente en toda la simbología de diversas corrientes
esotéricas.

Este símbolo se encontró rayado en las paredes de varias cuevas neolíticas,


y dibujado en Babilonia, donde marca los patrones del planeta Venus en sus
viajes. Obviamente antes de la creación de Adán y Eva.

40
En la ciudad de Ur de los Caldeos, en la Antigua Mesopotamia, era símbolo
de poder del gobernante. El Emperador Constantino I, usó el Pentáculo
invertido, junto con el símbolo chi-rho en su sello y amuleto.

En Grecia, era llamado Pentalpha, siendo geométricamente compuesto por


cinco aes. A diferencia de otras civilizaciones, los griegos no le atribuyeron
otros significados simbólicos a las letras del alfabeto, pero ciertos símbolos
fueron conectados con formas de letras Griegas o posiciones.

Para los gaianos, el Pentagrama invertido representaba el orden real de


equilibrio en el planeta Tierra. Manifestando que NO existe, ni un dios, ni
un "satán". Algunos utilizan la hipótesis de Gaia de James Lovelock, para
fundamentar pseudocientíficamente esta postura, que es asumida como la
"Verdad única total". Lo cual sindica al ser humano, responsable o culpable
por cada desequilibrio en el pentagrama.

Para los druidas, era el símbolo de la cabeza de su Dios. En Egipto, era el


símbolo de la “Matriz Subterránea”. Los celtas relacionaban el Pentagrama
a la Diosa Subterránea Morrigan. Los cristianos atribuyeron el Pentagrama
a los 5 Estigmas de Cristo. En el relato de Sir Gawain y el Caballero Verde, el
pentagrama estaba inscrito en letras de oro en su escudo, simbolizando las
cinco virtudes de los Caballeros: Generosidad, Cortesía, Castidad, Piedad y
Caballerosidad. En la Edad Media era símbolo de Verdad y una protección
contra los demonios. En la Inquisición, el pentagrama invertido simbolizaba
la Cabeza del Chivo.

El pentáculo además, es un símbolo precristiano relacionado con el culto a


la naturaleza. Los antiguos dividían al mundo en dos mitades: masculina y
femenina. Sus dioses y diosas actuaban para mantener un equilibrio en el
poder. El ying y el yang. Cuando lo masculino y lo femenino estaba en
equilibrio, había armonía en el mundo. Cuando no, reinaba el caos.

Dentro de los misterios de la Biblia se le relaciona con la manzana de Adán.


Es muy curioso que cuando cortas una manzana transversalmente por el
medio, aparece la estrella de 5 puntas, formada por sus semillas.

41
Precisamente, uno de los significados del pentáculo o pentagrama, es el
hombre y el demonio, el bien y el mal. Si se ve el pentáculo con una punta
hacia arriba, semeja a un hombre con los brazos extendidos y las piernas
separadas, siendo la punta superior, su cabeza. De esta forma se usa en los
rituales de magia blanca. Así es considerado dentro de los talismanes o
amuletos de buena suerte.

Pero, si colocas la estrella con dos puntas hacia arriba, semeja una de las
formas del demonio con dos cuernos hacia arriba y su barbilla debajo. Si de
interpretación de esoterismo y simbolismo se trata, aquí el misterio se
convierte en algo gráfico. De esta forma se le utiliza para ritos orientados
hacia el mal.

Es muy interesante dentro de las matemáticas, que en la construcción de


figuras geométricas con alto grado simétrico, llamados politopos regulares,
que originó Euclides; no se puedan hacer las estrellas mágicas, base de los
cálculos, con las estrellas de cinco puntas ni con menos. Solo a partir de las
estrellas de seis puntas o estrellas de David. Curioso en verdad.

Es otro de los misterios oscuros de la estrella de cinco puntas o pentáculo:


La impotencia de imitar las reales posibilidades de la Estrella de David.

Es diversas escuelas iniciáticas, conservadoras de los grandes misterios,


como los rosacruces y masones, se le confiere grandes cualidades.

Cuando Antón LaVey fundó la Iglesia de Satán, retoma este símbolo en su


sentido inverso, el que ha sido usado por siglos para la alta magia negra: El
pentagrama invertido, con el vértice hacia abajo.

42
El Baphomet, símbolo de la iglesia de satán, consta de tres elementos: la
estrella pentagonal (pentagrama) invertida, los símbolos colocados junto a
cada una de las puntas y el rostro de un macho cabrío. En el pentáculo
invertido, las tres puntas inferiores representan la negación de la "sagrada
trinidad" de los teólogos cristianos y las dos puntas superiores representan
la afirmación de los contrastes o paridades que equilibran el universo y la
vida: creación/destrucción; activo/pasivo; positivo/negativo; vida/muerte;
masculino/femenino; acción/reacción, etc. En resumidas cuentas presentan
la supremacía del deseo carnal y netamente físico, por encima de la
espiritualidad. En un pentagrama invertido se puede insertar la figura de la
cabeza del macho cabrío: las dos puntas superiores son los cuernos, las
puntas laterales son las orejas y la punta inferior es la barba, figura que es
reconocida como el signo del diablo para invocar males y espíritus.

Por consiguiente y siguiendo la línea trazada por Dios para señalar en


Caín, al infractor y primer asesino de la historia, tenemos lo siguiente:

1.- Sobre su frente quedó tatuada permanentemente, la estrella de cinco


puntas, como clara referencia al linaje satánico de dónde provenía. Desde
el tercer cielo, las normas establecían que ningún ser angelical o terrenal,
podía marcar o tatuar su cuerpo y el que lo hiciera era maldito. Al poner en
su frente este símbolo lo estaba repudiando eternamente.

“No haréis rasguños en vuestras cabezas, ni dañaréis la punta de vuestra


barba. Y no haréis rasguños en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis
en vosotros señal alguna. Yo Jehová”. (Levítico 19: 27-28).

“Hijos sois de Jehová vuestro Dios; no os sajaréis, ni os raparéis a causa de


muerto”. (Deuteronomio 14: 1).

“No harán circulo en su cabeza, ni raerán la punta de su barba, ni en su


carne harán rasguños”. (Levítico 21: 5). Queda demostrado que el tatuaje
es demoníaco e inherente al primer homicida y por eso Dios no quiere que
su pueblo se grabe nada en la piel. Prohibición de parecerse a Caín.

43
2.- Para quitarle la capacidad de “ver al Señor” debe cubrir su ojo espiritual.

“Y se levantó de mañana el que servía al varón de Dios, y he aquí el ejército


tenía sitiada la ciudad, con gente de a caballo y carros. Entonces su criado
le dijo: ¡Ah, señor mío! ¿Qué haremos? Eliseo le dijo: No tengas miedo,
porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos. Y
oró Eliseo y dijo: Te ruego, Oh Jehová, que abras sus ojos para que vea.
Entonces Jehová abrió los ojos del criado y miró; y he aquí que el monte
estaba lleno de gente de a caballo y carros de fuego alrededor de Eliseo”.
(2ª Reyes 6: 15-17).

Cuando Caín exclamó su temor a que “cualquiera que le hallare le mataría”,


estaba “mirando” en ese preciso instante, las huestes celestiales airadas
por su conducta y la furia de sus hermanos eternos al saber lo sucedido.

“Cuentan que Dios nos dio dos ojos con los que poder ver el mundo físico, y
un tercero, invisible, con el que poder ver el mundo etéreo. Según la
tradición védica, el sexto chakra, el Ajna chakra, es un importantísimo
centro de energía que se localiza en la frente, justo encima del entrecejo.
Pintarlo de rojo es una vieja tradición que simboliza la apertura mística del
ser y la capacidad de ver sin necesidad de utilizar los ojos. El tilaka suele de
color rojo o azafrán y se fabrica con polvo o pasta de sándalo, ceniza,
cúrcuma, arcilla, carbón y otras sustancias. Tradicionalmente, el tilaka es
utilizado por los hombres en celebraciones de carácter religioso. Su forma
dependerá del Dios al que profesen devoción. Quienes rinden culto al dios
Shiva llevan tres líneas horizontales blancas en la frente con un punto rojo
en el medio; mientras que los seguidores de Vishnu, llevan una marca
blanca en forma de U o V con una línea roja en su interior. Pero también
existe un tilaka que fusiona ambos símbolos, expresando la indisolubilidad
de las dos deidades. El color del pigmento del tilaka puede ser rojo,
amarillo, azafrán, blanco, gris o negro, en función del material con el que
está hecho. Los devotos de Lord Shiva suelen utilizar las cenizas sagradas
(Bhasma), los de Vishnu la pasta de sándalo (Chandan) y los de la diosa
Devi o Shakti el polvo de cúrcuma rojo (Kumkum)”. (Tomado de Wikipedia).

44
3.- Le brotó sobre su frente LEPRA que nunca sana, como recordatorio de lo
que hizo cuando sus ofrendas no fueron gratas al Señor y se enfureció hasta
matar a su hermano. Una forma evidente de cubrir su visión espiritual a los
mundos eternos del cosmos y al tercer cielo. El rey Uzías entró al templo de
Jehová para quemar incienso en el altar, como ofrenda suya, olvidando que
Dios ya había establecido la manera correcta de hacerlo. De idéntica forma
que Caín lo hizo desobedeciendo las normas del Eterno.

“Entonces Uzías, teniendo en la mano un incensario para ofrecer incienso,


se llenó de ira; y en su ira contra los sacerdotes, la lepra le brotó en la
frente, delante de los sacerdotes en la casa de Jehová, junto al altar del
incienso. Y le miró el sumo sacerdote Azarías y todos los sacerdotes y he
aquí la lepra estaba en su frente y le hicieron salir apresuradamente de
aquel lugar; y él también se dio prisa a salir, porque Jehová lo había herido.
Así el rey Uzías fue leproso hasta el día de su muerte y habitó leproso en
una casa apartada, por lo cual fue excluido de la casa de Dios”. (2ª Crónicas
26: 19-23).

“Oí una gran voz que decía desde el templo a los siete ángeles: Id y
derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios. Fue el primero, y
derramó su copa sobre la tierra y vino una úlcera maligna y pestilente sobre
los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su imagen”.
(Apocalipsis 16: 1-2).

45
“Y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen
reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie
que reciba la marca de su nombre en su frente o en su mano”. (Apocalipsis
14: 11).
Ahora bien, La primera mención de la estrella de cinco puntas en la Biblia y
en la literatura israelita, se encuentra en Amós 5: 26, cuando YAWEH dijo
airadamente a su gente:

"Más llevabais el tabernáculo de vuestro Moloch y Chiún, ídolos vuestros,


la estrella de vuestros dioses que os hicisteis”.

La “estrella" se refiere a Saturno; y tanto uno como lo otro eran objetos de


la adoración idólatra, ya que eran considerados dioses asirios. Las personas
que salieron de Egipto, junto con los hijos de Israel, llevaban esta estrella
consigo: “Partieron los hijos de Israel de Ramesés a Sucot, como seiscientos
mil hombres de a pie, sin contar las mujeres y los niños. También subió con
ellos grande multitud mixta, de toda clase de gentes”. (Éxodo 12: 37-38).

Como el obelisco, la estrella de cinco puntas era un ídolo egipcio usado en


adoración idólatra. En 922 a.C., cuando Salomón se casó con la hija de
Pharoah, éste se involucró en la adoración de ídolos egipcios y entró en la
práctica de la magia y la brujería. Construyó un altar a Ashtoreth y Moloch.
A partir de ese tiempo, la estrella de cinco puntas, fue el principal símbolo
de sacrificios humanos con ritos mágicos en círculos de brujería.

LA COPIA DE UN ANTICRISTO:

El odio irracional de Adolf Hitler en contra de los judíos, se hizo evidente


cuando ordenó “marcarlos” con la señal de la Estrella de David en su pecho.
En los guetos y en los campos de concentración, tatuándolos, robándoles la
identidad genuina, para convertirlos en un número infame y degradante,
sometidos a su dios terrenal. Conscientemente, por su conocimiento de los
textos sagrados, estaba mostrándoles que podía alterar un designio divino.

46
“La insignia amarilla o estrella amarilla era un trozo de tela concebido con
fines segregacionistas y discriminatorios. Entre 1.941 y 1.945, presentó
la apariencia de una estrella de David sobre un fondo amarillo y con la
palabra Jude ("judío") en Alemania nazi o Juif en la colaboracionista Francia
de Vichy o Jood en la Holanda ocupada por los nazis. Entre 1.939 y 1.944, la
insignia tuvo variantes también en lo que respecta a su forma: no siempre
fue la de un hexagrama regular, sino que a veces consistía en un parche de
color intenso, utilizado para identificar inmediatamente a los diferentes
grupos de judíos europeos, para deportarlos a los campos de exterminio.
Se introdujo en 1939 en Polonia en forma de brazalete, en Alemania como
estrella amarilla a partir del primero de septiembre de 1938; luego fue de
uso obligatorio en el resto de la Europa ocupada por los nazis. Los judíos
mayores de seis años de edad debían llevarla cosida a la ropa y de un modo
siempre visible en todo momento que estuviesen en espacios públicos. Se
pretendía que fuera una vergüenza ocasionada por el antisemitismo.
Históricamente en países islámicos y cristianos hubo épocas en que decretos
obligaban a los judíos a llevar insignias, sombreros o prendas de vestir para
distinguirlos y segregarlos del resto de los miembros del grupo mayoritario
del país. Obligatoria hacia fines de la Edad Media desde que la impuso el IV
Concilio de Letrán en 1215, la insignia amarilla fue reintroducida siete siglos
más tarde por el nazismo, en Cracovia el 23 de noviembre de 1939, su uso
volvió desde entonces a ser una vez más obligatorio para los miembros de
todas las comunidades judías en los territorios ocupados por los nazis”.

47
OTRA VERSIÓN DE LA MUERTE DE CAIN.
“La Biblia no nos dice cómo Caín murió, pero los registros del Jubileo acotan
lo siguiente: Su casa cayó sobre él, y murió en medio de las ruinas de su
casa. Y murió por las piedras, porque mató a Abel con una piedra, y con una
piedra fue asesinado por juicio justo. Por lo tanto, se ordena en las tablas
celestiales: “Con las armas con las que un hombre mata a su prójimo será
asesinado, lo herirán, así harán con él " (Jubileos 4: 31-32).
Esto está en desacuerdo con las enseñanzas rabínicas. TJ Sanhedrin 7:3 hace
una pregunta específicamente: "¿Puede ser que si el asesinato fue cometido
por espada, él es castigado por la espada y si con una vara, es castigado
con una vara? ", y luego procede a rechazar esta opinión. TB Sanhedrin 52b
también afirma que todos los asesinos son castigados por la espada. No
existe el concepto de que el asesino debe ser ejecutado de la misma manera
que cometió su crimen. Sin embargo, la idea de que Caín mató a Abel con
una piedra se encuentra en el Midrash. Génesis Rabá (22: 8) registra una
disputa entre R. Shim'on ben Gamliel y los Sabios en cuanto al tipo de arma
que Caín usó en contra de su hermano; la primera dice que era una caña, la
segunda que era una piedra. Sin embargo, los rabinos no tienen la tradición
de que Caín fue matado con una piedra, es decir, medida por medida, o que
los asesinos en general deben ser castigados de esta manera. Según la
tradición rabínica, Caín fue accidentalmente asesinado por su descendiente
Lemech mientras cazaba con un arco y flecha. Si bien la Toráh manifiesta
de un castigo por medida, una vida para una vida, ojo por ojo, diente por
diente, (Éxodo 21: 23-25), esto nunca fue entendido para extenderse a la
manera de dispensar justicia, para castigar en la misma manera exacta en
que se cometió el delito. Por esta razón, el enfoque de los Jubileos es
insostenible en el pensamiento rabínico. Sin embargo, la idea de que Caín
usó una piedra para matar a Abel, no plantea problemas halájicos y hasta
pueden parecer razonables, ya que combatieron en el campo (Gn 4: 8) y así
podría ser adoptado por los rabinos como una buena deducción”. (Tomado
de “Comentario a Jubileos” por Ismael Tarkuin).

48