Está en la página 1de 8

UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN MARTIN

FACULTAD DE INGENIERIA AGROINDUSTRIAL

NOMBRE: JORGE LUIS GUERRA TAPULLIMA

DOCENTE: EPIFANIO EFRAIN MARTINEZ MENA

CURSO: QUIMICA DE LOS ALIMENTOS

TEMA: MINERALES

CICLO: IV

TARAPOTO – PERU
2018
MINERALES

Los minerales son sustancias inorgánicas distribuidas ampliamente por la


naturaleza y presentes también en los alimentos. Son componentes
esenciales para el ser humano, ya que no somos capaces de
sintetizarlos en nuestro organismo a partir de otros compuestos y
debemos tomarlos del exterior a través de la alimentación, con el objetivo
de que nuestro organismo funcione correctamente. Se encuentran en
nuestro cuerpo formando parte de diversas estructuras como dientes,
huesos, sangre, etcétera.
Los minerales que se consideran esenciales en nutrición suman un total
de 26. En este artículo vamos a detallar los que mayor necesidad de
consumo tienen y los mejor conocidos: calcio, fósforo, magnesio, sodio,
potasio, hierro, cinc, yodo, cobre, manganeso y Además de estos, hay
otros muchos como el cobalto o el estaño con importantes acciones en la
maduración de los glóbulos rojos; el vanadio, que contribuye al
metabolismo de las grasas; el níquel, relacionado con hormonas; o el
silicio, necesario para el crecimiento y renovación de los huesos.

TIPOS DE MINERALES

Los minerales pueden dividirse en macrominerales y oligoelementos:

Macrominerales:

En la dieta normal, los macrominerales son aquellos que el organismo


necesita en cantidades más grandes. En este grupo se incluyen el calcio,
fósforo, magnesio, potasio, azufre, cloro y sodio.

CALCIO
Uno de los responsables en la formación de los dientes y de los huesos,
están presentes fundamentalmente en los lácteos y los derivados lácteos.
Además, también podemos encontrar el calcio en hortalizas de hojas verdes,
como el repollo, el brócoli, la col rizada, los nabos o la berza común, el
salmón, las sardinas, frutos secos como las almendras o las semillas de
girasol y legumbres secas, entre otros productos.
MAGNESIO
Uno de los macroelementos que participa en la actividad de muchas
enzimas, se puede encontrar principalmente en vegetales, en frutas como el
albaricoque o en frutos secos, uno de los grupos de alimentos que más
magnesio contienen. Además, las legumbres, los cereales o el tofu son una
gran fuente de magnesio.
Fósforo 
Es otro de los macroelementos que participa en la formación de los dientes y
los huesos junto con el calcio. Se puede obtener principalmente en productos
proteícos como la carne y la leche. Otros alimentos que lo contiene son los
cereales y el pan integral.
POTASIO
Participa en la comunicación entre los nervios y los músculos. Principalmente
puede obtenerse de verduras como las espinacas, de las uvas o las moras,
de las zanahorias, los plátanos, las patatas y las naranjas.
 Azufre
Participa en la síntesis del colágeno e interviene en el metabolismo de los
lípidos, entre otras funciones. El queso, las legumbres, la cebolla, el ajo, los
frutos secos, la carne roja y las legumbres son los alimentos que contienen
este macrominera.
CLORO
Ayuda a mantener el equilibrio de los líquidos corporales. La principal
fuente de la que lo obtiene el ser humano es de la sal de cocina y de
verduras como las algas marinas o la lechuga. Los tomates, las aceitunas,
el centeno y el apio son algunos de los alimentos que también contienen
niveles altos de apio.
SODIO
Ayuda en las funciones de los nervios y los músculos y junto con el cloro, en
el mantenimiento del equilibrio de los líquidos corporales. La mayor fuente de
sodio es el cloruro de sodio, más conocido como sal común.
 
Oligoelementos

Respecto a los oligoelementos, estos son los minerales que el


organismo sólo requiere en pequeñas cantidades. Los principales
oligoelementos son: hierro, manganeso, cobre, selenio, yodo, cobalto, cinc y
flúor. Tanto la falta de estos minerales, como su exceso pueden tener
consecuencias muy graves para la salud.
 
HIERRO
Participa en el transporte de oxígeno y su déficit puede provocar anemia. Se
encuentra principalmente en la carne roja, las legumbres, el salmón, el atún,
las frutas deshidratadas, los huevos, las ostras o los cereales, entre otros
alimentos.
MAGNESIO
Es imprescindible para el buen funcionamiento del organismo. Las nueces, el
té, las legumbres, las semillas, las verduras de hoja verde y los cereales
integrales son la principal fuente natural de este oligoelemento.
COBRE
Este mineral se puede obtener del marisco, las legumbres, las nueces, las
patatas, las verduras de hoja verde y las frutas deshidratadas, entre otros.
Selenio
Participa en actividades como la reproducción la regulación de la hormona
tiroidea. Al igual que otros oligoelementos, está disponible en la carne, la
leche y sus derivados, el pan y los cereales y el marisco.

YODO
Participa en la producción de las hormonas tiroideas y ejerce un papel
fundamental durante el embarazo. Las personas pueden obtenerlo de
pescado como el atún o el bacalao, del marisco, los lácteos, los cereales, la
sal común y algunas frutas y vegetales.
COBALTO
Actúa para estimular y conseguir el buen funcionamiento de los glóbulos
rojos. Se encuentra fundamentalmente en almejas, pescados, quesos, carne
roja, en cereales integrales, en frutas como las peras, las cerezas, las
legumbres y en frutos secos como las avellanas y las nueces, entre otros.
Cinc
Es uno de los oligoelementos que ayuda a que el sistema autoinmune
funcione de forma adecuada. Se encuentra principalmente en la carne del
cerdo y del cordero, en legumbres, levadura y las nueces. Las frutas y las
verduras no contienen tasas elevadas de este mineral.
Flúor
interviene en la formación y en el fortalecimiento de los huesos y los dientes.
Se encuentra en las aguas fluoradas, el té, el café, el pescado, el marisco y
en vegetales como las espinacas o la col.
IMPORTANCIA DE LOS MINERALES EN LA DIETA HUMANA

Los minerales son tan importantes como las vitaminas para lograr el
mantenimiento del cuerpo en perfecto estado de salud. Pero, como el organismo
no puede fabricarlos, debe utilizar las fuentes exteriores de los mismos, como son
los alimentos, los suplementos nutritivos, la respiración y la absorción a través de
la piel, para poder asegurar un adecuado suministro de ellos. Después de la
incorporación al organismo, los minerales no permanecen estáticos, sino que son
transportados a todo el cuerpo y eliminados por excreción.
Los minerales son elementos químicos que son imprescindibles para la actividad
de las células y conservar la salud.
El cuerpo humano está constituido por un 65% de agua, un 18% de proteínas, un
10% de lípidos, un 5% de glúcidos, y un 1% de minerales. Importantes también
por:
Controlar el metabolismo.
Conservar las funciones de los diversos tejidos.
PROPIEDADES QUÍMICAS Y FUNCIONALES

Cada uno de los minerales tiene propiedades que lo convierten en único e


irremplazable. A continuación se nombrara alguna de ellas de forma general.
 Regulan el equilibrio de los líquidos corporales.
 Contribuyen al proceso digestivo.
 Intervienen en el crecimiento celular.
 Participan en reacciones enzimáticos.
 Protegen los huesos, membranas, órganos.
 Participan en la transmisión de impulsos nerviosos.
 Mantienen el equilibrio energético en las neuronas.
 Aumentan la inmunidad.
 Aumentan el transporte de oxígeno.
 Estimulan la resistencia física.
 Actúan contra el estrés y la depresión.
Todas estas propiedades, determinan los beneficios que los minerales traen a la
salud en general. Consumir un buen aporte de vegetales, frutas, cereales
integrales, carnes, lácteos, ayudan a mantener este equilibrio tan necesario para
que el organismo funcione correctamente.
A continuación un cuadro con algunos minerales con sus funciones:

MINERALES FUNCIONES
ELEMENTOS PRINCIPALES
- Interviene en la síntesis de colágeno
Azufre - Forma parte de las vitaminas del grupo B
- Interviene en la coagulación sanguínea
- Forma parte de los aminoácidos azufrados por lo que es
constituyente de proteínas con distintas funciones
- Constituyente de huesos y dientes
Calcio - Interviene en la excitabilidad y contractilidad del músculo estriado,
tanto esquelético como cardiaco
- Interviene en la coagulación sanguínea
- Necesario para la transmisión del impulso nervioso
- Activador de algunos sistemas enzimáticos
- Mantiene la permeabilidad de las membranas celulares
- Fundamental en mecanismos intracelulares de comunicación
Cloro - Contribuye al mantenimiento de equilibrio ácido-base y del hídrico
y salino
- Constituyente de huesos y dientes
Fósforo - Contribuye al mantenimiento del equilibrio ácido-base
- Forma parte de ácidos nucleicos, algunos lípidos, proteínas e
hidratos de carbono
- Es necesario para la actividad de nervios y músculos
- Tiene un papel esencial en el almacenamiento y utilización de
energía (ATP, creatinfosfato)
- Constituyente de huesos y dientes
Magnesio - Contribuye al mantenimiento del equilibrio ácido-base e hídrico y
salino
- Necesario para la transmisión del impulso nervioso
- Activador de sistemas enzimáticos de procesos liberadores de
energía
- Necesario para el mantenimiento y funcionamiento del músculo
cardiaco
- Interviene en la relajación muscular
- Contribuye al mantenimiento del equilibrio ácido-base e hídrico y
Potasio salino
- Necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y
para la actividad muscular normal
- Contribuye al mantenimiento del equilibrio ácido-base e hídrico y
Sodio salino
- Necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y
para la irritabilidad normal de los músculos.
BIBLIOGRAFÍA

BADUI DERGAL, S. (2006). LAS PROTEÍNAS. En S. BADUI DERGAL, Química de los alimentos. Cuarta
edición (pág. 736). MEXICO: PEARSON EDUCACIÓN.

PLUS, C. (s.f.). CUIDATE PLUS. Obtenido de MINERALES:


http://www.cuidateplus.com/alimentacion/diccionario/minerales.html