Está en la página 1de 3

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA

FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES


CARRERA DE MERCADOTECNIA

TEMA:

CAE 11
LEGO GROUP:

CONSTRUYENDO RELACIONES CON LOS CLIENTES, BLOQUE POR


BLOQUE.

FECHA DE ENTREGA:

JUEVES 29 /OCTUBRE /2020.

INTEGRANTE:

DOCENTE:
ING. PLAZA GUZMÁN JORGE JAVIER

ASIGNATURA:
FUNDAMENTOS DE MARKETING II

CURSO:
SEGUNDO MERCADOTECNIA “A” VESPERTINA.

MACHALA- EL ORO - ECUADOR


ANALISIS:
LEGO GROUP:

CONSTRUYENDO RELACIONES CON LOS CLIENTES, BLOQUE POR


BLOQUE.

A pesar de la diversificación de productos, el éxito de la compañía se basa en el brick


LEGO, que permite desarrollar innumerables juegos de construcción. Para que el cliente
sepa en todo momento cuál es el producto que está utilizando, cada brick (ladrillo)
LEGO lleva la marca de la compañía impresa. Christiansen, el hijo del fundador,
presentó las diez características fundamentales de su producto de nivel básico, como:
potencial de juego ilimitado, para varones y mujeres, divertido para cualquier edad, útil
para todo el año, promueve un juego sano y tranquilo. 

Aunque más elevados de precio que otros productos de construcción similares, la


calidad de sus productos y la originalidad de sus diseños hace que esta marca sea la
preferida por una gran parte del mercado, dispuesta a pagar ese precio por un producto
que marca unas diferencias cualitativas con respecto a su competencia.

La publicidad tradicional de LEGO se centró en las madres, potenciales compradores de


la marca. En sus anuncios transmitían las virtudes de la marca en el desarrollo de sus
hijos. Sin embargo, en 1970, la firma contrató a una gran agencia de publicidad
(TBWA). Su argumento era tan sencillo como genial: mientras delante de un clásico
hueco de ratón en una pared se iban sucediendo una tras otras diferentes construcciones
hechas con Lego, el locutor contaba la historia en primera persona del singular, como
narrada por la primera de esas construcciones, un ratón.

Durante mucho tiempo TLG se basó en la idea de “conservar la sencillez”. Desde el


comienzo ofrecía únicamente juegos básicos como bloques, vigas, puertas,
prácticamente con pocas o ningunas instrucciones. La filosofía era que estos juegos
estimularían la imaginación y la creatividad. No obstante, ese concepto cambió con el
mundo moderno, puesto que, los niños actuales se aburren con facilidad y están
expuestos a muchos más lugares con diferentes personajes y temas.

Ahora, TLG produce alrededor de 7000 piezas de construcción únicas cada año, así se
genera una compra de varios conjuntos LEGO para que los niños construyan desde un
camión de bomberos realista y un helicóptero de policía, hasta un robot que funciona.

Así pues, LEGO ha ido cambiando el 60 % del surtido básico de sus productos por año.

Además de esto, TLG usa sus bloques y los basa en películas, programas de televisión y
personajes populares.

Los juegos más temáticos y estructurados de TLG han aumentado mucho las ventas,
aunque no todos están encantados. Un observador de la industria señala: “lo que LEGO
pierde es lo que lo hace tan especial.
Con un juego menos estructurado y menos temático, los niños [pueden] empezar

de cero. Por ejemplo, el padre de dos niños reconoce que los juguetes LEGO han
cambiado desde que él era niño, pero piensa que conservan su inocencia. El hecho de
que “las piezas y los juegos sean mucho más divertidos que hace 30 años”, significa que
alejan a los niños de pasatiempos menos imaginativos. “En lugar de ver la televisión o
jugar en la computadora, los niños están construyendo algo, y construimos cosas juntos”