Está en la página 1de 24

TRABAJO FINAL

BARRIO GALÁN – MANIZALES

MARÍA CAMILA GIRALDO VALENCIA 211626475

YESICA FERNANDA GRAJALES OSPINA 211625988

CRISTIAN CAMILO TOVAR SOTO 211624447

JOSÉ ALEXÁNDER PARUMA

GEOGRAFÍA DEL RIESGO

UNIVERSIDAD DE CALDAS

MANIZALES, 2019
CONTENIDO

1. Introducción
2. Objetivos
 Generales
 Específicos
3. Lugar de estudio, barrio Galán
4. Zonificación de Amenazas
5. Vulnerabilidades
6. Gestión de Riesgo
7. Análisis
8. Conclusiones
9. Anexos
10. Webgrafía y Bibliografía
OBJETIVOS

General:

Observar, categorizar y analizar a partir del estudio del riesgo, las amenazas,
vulnerabilidades y normativas bajo las que se establece el barrio Galán de la
ciudad de Manizales, con el fin de desarrollar un estudio más profundo que
permita concluir si se presenta o no un correcto proceso de intervención por
parte de entidades correspondientes.

Específicos:

1. Reconocer y zonificar amenazas, riesgos y vulnerabilidades presentes en el


barrio Galán.
2. Indagar a través de geo-portales información geográfica a partir de mapas; que
guíen al reconocimiento de dichas amenazas.
3. Crear mapas que desde la percepción de los investigadores permitan evidenciar
la dinámica de las amenazas, teniendo en cuenta hechos históricos y recientes.
4. Formular cuestionamientos para los habitantes sobre su percepción del riesgo
en el sector y su conocimiento del mismo.
5. Relacionar las vulnerabilidades con las amenazas a partir de entidades
correspondientes y sus respectivas normativas sobre la gestión del riesgo.
INTRODUCCIÓN

Cuando se habita en una ciudad, la calidad de vida se encuentra articulada por la


implementación de políticas públicas en cuanto a desarrollo y mejoría del territorio,
afectando de manera negativa o positiva a las personas que a diario se desenvuelven
en estos espacios. Por ello, leer los contextos de vida partiendo desde una percepción
lejana tiende a ser una tarea compleja, puesto que será a través de la experiencia de
los mismos habitantes que se puedan comprender las condiciones socioculturales,
físicas y en su efecto vulnerables a las que se atienen a diario, lo que permite la
creación de la gestión de riesgo que facilite la constitución de la calidad de vida en toda
su magnitud.

En ese sentido, el presente informe corresponde al proceso de observación llevado a


cabo en un recorrido por el barrio Galán en la ciudad de Manizales, con el fin de
establecer aspectos sobre la gestión del riesgo, vulnerabilidad o amenazas que se
presentan en la zona. Partiendo, para esto, desde la información obtenida a través de
geo portales de la Alcaldía de Manizales, el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) y
bibliografía conexa con la temática a trabajar; además del propio testimonio de los
habitantes del barrio, con el que se hace posible un mejor análisis de la percepción del
riesgo y al mismo tiempo, contraponer dichos resultados, con lo estudiado por parte de
los encargados del desarrollo del presente escrito.
LUGAR DE ESTUDIO

BARRIO GALÁN- MANIZALES, CALDAS

Para el presente trabajo se toma como referencia el barrio Galán, de la ciudad de


Manizales, que se enmarca en la comuna San José (antes comuna 2), de la cual hacen
parte siete barrios más (Asís, La Avanzada, Colón, Las Delicias, Estrada, San Ignacio y
San José)y de la que se sabe desde un contexto histórico-geográfico, que a finales
del siglo XIX, se caracterizaba por ser un terreno abrupto, debido a las pequeñas pero
profundas quebradas que la atravesaban y algunas que aun hoy lo hacen; aguas que
bajaban desde el centro de la ciudad como la quebrada del Mico hacia el norte, para
luego caudalosa precipitarse hasta donde está la actual Plaza de Mercado y
desembocar torrentosa en la Quebrada Olivares. Se conoce también que, este sector
toma su nombre con el inicio de la construcción de la iglesia homónima en 1902.

El barrio Galán ha sido un barrio que en sus inicios no fue reconocido como tal, en
primera instancia se había identificado como una invasión de las personas que por
motivos económicos no pudieron establecerse en otros lugares de la ciudad, pero que,
sin embargo, con el transcurso del tiempo, el aumento de la población y la

Ubicación de la comuna San José en Manizales. Tomado de:


https://es.wikipedia.org/wiki/San_Jos%C3%A9_(Manizales)
consolidación de certificados de las casas comunales se ha reconocido como hasta
hoy, con su nombramiento oficial, Galán.

Según la reseña histórica elaborada por German Cantor Vargas, ex asistente técnico
de la Secretaria de Planeación Municipal, este sector que fue de gran importancia para
la historia y conformación de Manizales, en lugar de lograr un progreso económico,
poco a poco se fue hundiendo en el desamparo, en la indiferencia y en el olvido,
terminando por ser la zona con más problemas sociales de la ciudad. Con un alto
índice de violencia intrafamiliar, una alta tasa de desempleo, analfabetismo,
drogadicción y prostitución. Su estratificación social comprende los estratos 1 y 2. La
Comuna San José es acosada por el desempleo, esto hace que sus habitantes
subsistan, en una gran mayoría, gracias a la economía informal. No obstante, cabe
resaltar los esfuerzos que ha hecho la administración municipal para el rescate socio-
económico de sus habitantes, y para la preservaci6n del patrimonio arquitectónico del
barrio anteriormente mencionado.

Por otra parte, desde la revisión que desarrolla Cantor, resalta que es importante
señalar que no posee un futuro urbanístico, puesto que carece de zonas de expansión
y el resultado de esto son problemas de ordenamiento urbano. Existen muy pocas
zonas verdes, campos deportivos y de recreación; cuenta con algunos colegios y
escuelas (específicamente con una escuela primaria) que apenas suple las
necesidades de la población estudiantil.

Vista satelital barrio Galán, Manizales. Tomado de:


https://www.google.com.co/maps/place/Cai+Galan+Manizales/@5.0717319,75.5113905,930m/data=!3m1!1e3!4m5!
3m4!1s0x8e476fee23e8a635:0x197beb8ecd2a9833!8m2!3d5.0718067!4d-75.5119484
Mapa topográfico, barrio Galán, Tomado de: http://es-co.topographic-map.com/places/Manizales-
508676/

ZONIFICACIÓN DE LAS AMENAZAS

Para empezar a identificar las amenazas del sector estudiado, en primera instancia se
debe recordar que una amenaza se define como la probabilidad de que ocurra un
evento catastrófico ya sea de origen natural o en su efecto tecnológico, en un área y un
tiempo determinado.

Aclarado esto, fue necesario reconocer factores a partir de la geografía física que
dieran cuenta de la topografía del terreno en el que se encuentra el barrio, ubicado
entre 1990 y 2040 msnm, siendo esta una zona de altas pendientes y de difícil acceso,
tal como se puede evidenciar en el mapa anterior, por otro lado, los aspectos
geológicos tienen gran incidencia al igual que los meteorológicos, evidenciado por
fenómenos asociados a la alta sismicidad, los deslizamientos, los incendios y las
erupciones volcánicas, así mismo aspectos antrópicos o culturales, problemática que
se ha dado a razón del mal uso de suelo y los altos índices de pobreza,
categorizándose estas, cómo amenazas naturales.
Al iniciar un rastreo virtual sobre información del barrio Galán, el buscador arroja
múltiples resultados con información dirigida primordialmente a noticias que permiten
comprobar con hechos las menciones que desarrolla German Cantor Vargas en su
reseña: homicidios, suicidios, capturas por venta de estupefacientes, desalojos,
derrumbes, deslizamientos, incendios, entre otros sucesos, que enmarcan un complejo
Cartografía Temática del POT Urbano del Riesgo del Barrio Galán. Tomado de:
grupo de problemáticas en la zona.
http://sig.manizales.gov.co/app/Consulta%20Cartografia%20POT%20Urbano%202018%20WEB/

Cartografía Temática del POT Urbano del Barrio Galán. Tomado de:
http://sig.manizales.gov.co/app/Consulta%20Cartografia%20POT%20Urbano%202018%20WEB/

Cartografía Temática del POT Urbano Amenazas del Barrio Galán. Tomado de:
http://sig.manizales.gov.co/app/Consulta%20Cartografia%20POT%20Urbano%202018%20WEB/

Cartografía Temática del POT Urbano, Riesgos del Barrio Galán. Tomado de:
Ahora bien, de acuerdo a los mapas que se han anexado con anterioridad, se puede
evidenciar que el sector cuenta con niveles muy altos, altos y medios, tanto de
amenazas como de riesgos; puesto que se encuentra ubicado en un lugar muy
montañoso y cercano a la Quebrada Olivares, a pesar de esto, no es muy detallada la
información que brinda el geo portal, por tal motivo, nos dimos la labor de recorrer el
barrio e identificar allí los tipos de amenazas que prevalecen y son más evidentes, para
más claridad se puede mostrar conforme al siguiente mapa:

En el mapa se puede reconocer que existen diferentes tipos de amenazas, dentro de


las cuales la primera es la sísmica y volcánica, es más general y abarca en su totalidad
al municipio de Manizales, a razón del Nevado del Ruíz que es aledaño a la ciudad, se
considera amenaza puesto que se encuentra relacionada con la infraestructura de las
viviendas, siendo estas de bahareque, guadua y una que otra de cemento, estando
muy propensas a destruirse en caso de sismo o erupción volcánica y a generar de igual
manera una amenaza por incendios, en segunda instancia, el barrio se encuentra
ubicado en medio de montañas y laderas muy pendientes, propensas a deslizamiento a
causa de la erosión del terreno. La amenaza antrópica se relaciona directamente con la
calle que va del puente Olivares hacía el centro, la cual cruza todo el barrio y que las
personas que allí viven no le prestan atención al tránsito vehicular constante de motos,
carros y busetas, cosa que les da la autoridad según ellos de caminar sin desmedida
por la mitad de la calle, y sin dejar de lado los riesgos sociales que han llevado a
muchas personas a la muerte y a muchas otras a tener topofobia del lugar. Además de
este, también existe amenaza por vertimiento de olores, el barrio se encuentra ubicado
al frente del relleno sanitario y que por motivos de destrucción y distribución de las
basuras los olores de metano son en ocasiones muy altos.

Dentro del Plan de Ordenamiento territorial, conforme a la Ley 388 de 1997, se


encuentran los principios que establecen el ordenamiento territorial en Colombia,
definiendo los conceptos y los términos por los cuales se debe efectuar el POT, con
base en la formulación de planes de ordenamiento para la planificación y el desarrollo
territorial. Para que la información sea más clara, se toman elementos ambientales y de
deterioro que puedan ocasionar desastres en caso de un fenómeno natural peligroso
que ponga en riesgo la vida de las personas de los sectores tal como se puede
encontrar en el Numeral 2 del artículo 1º: “[son objetivos del desarrollo territorial:]
"2. El establecimiento de los mecanismos que permitan al municipio, en ejercicio de su
autonomía, promover el ordenamiento de su territorio, el uso equitativo y racional del
suelo, la preservación y defensa del patrimonio ecológico y cultural localizado en su
ámbito territorial y la prevención de desastres en asentamientos de alto riesgo, así
como la ejecución de acciones urbanísticas eficientes". Numeral 4 del Artículo 3º [son
fines del ordenamiento territorial:] Mejorar la seguridad de los asentamientos
humanos ante los riesgos naturales". Numerales 5 y 11 del Artículo 8º [son acciones
urbanísticas:] "5. Determinar las zonas no urbanizables que presenten riesgos para la
localización de asentamientos humanos, por amenazas naturales, o que de otra forma
presenten condiciones insalubres para la vivienda" y "11. Localizar las áreas críticas de
recuperación y control para la prevención de desastres, así como las áreas con fines de
conservación y recuperación paisajística". Además de lo anterior, se hace necesario
primeramente identificar los asentamientos humanos que se encuentran ubicados en
zonas con alto riesgo y de esta manera promover una reubicación, puesto que es
fundamental hacer énfasis en el buen manejo y control de las zonas que presentan
riesgos y que se encuentran ocupadas por personas.

El POT define a los asentamientos humanos localizados en suelo urbano y que se


caracterizan por ser zonas de riesgo como: “Asentamientos humanos ubicados en
zonas de riesgo en suelo urbano, con indicación de su respectivo tratamiento y forma
de intervención”. Dentro de esta perspectiva, cabe la ubicación de acuerdo a comunas,
barrios específicos, delimitación y tratamientos de intervención, allí se puede encontrar
la Comuna San José 2, con el Barrio Galán con una delimitación descrita de esta
manera: “Ladera izquierda de la quebrada Olivares, a ambos costados de la calle 31;
desde la carrera 16 hasta la carrera 5 A, barrio Holanda, sectores de los barrios San
Vicente de Paul, en la margen derecha de la calle 31; San Ignacio, en la ladera que
limita con el barrio Galán, a ambos lados de la calle 30 entre carreras 10 y 12; La
Avanzada, desde la carrera 8 hasta la carrera 11 entre calles 27 y 28, incluyendo el
sector conocido como el camino del Medio, prolongándose a lo largo de la carrera 8
hasta donde ésta confluye en la calle 31, continuando sobre la margen izquierda de
ésta última hasta la parte final del barrio Holanda, involucrando un sector de la ladera
entre la carrera 5 A y la quebrada Olivares”, y que requieren de una intervención a todo
el barrio.

VULNERABILIDADES

En cuanto a vulnerabilidades se refiere, el barrio Galán en general –desde la


observación llevada a cabo- y la percepción que tienen los habitantes de este lugar, se
permite evidenciar el desconocimiento que tiene gran parte de la población sobre los
factores de riesgo y amenazas presentes en el lugar, ya que, su distribución espacial
se ha hecho de una manera arbitraria y la población, con el paso del tiempo se ha
establecido en lugares donde son inteligibles amenazas de diferentes tipos; sumado a
eso, el material para la construcción utilizado en muchas de estas viviendas es de baja
calidad, empleado de forma errónea y no muy resistente, propenso a amenazas por
incendio, deslizamiento o sísmicas.

Teniendo en cuenta eso, otro aspecto influyente es la falta de información y de


acompañamiento por parte de las entidades municipales encargadas de la gestión del
riego; lo que genera que en este barrio la condiciones para la prevención de amenazas
sea escasa, por esto, muchos de los habitantes del lugar no se percatan de riesgo que
pueden vivir al no tomar en cuenta o no tener conocimiento de las amenazas
presentes, ya que muchas de las personas son escépticas en lo que se refiere a estos
temas. Los habitantes del sector, solo tienen como objetivo tener un espacio donde
establecerse, para dar continuidad a sus vidas, por tanto, las condiciones sociales del
barrio Galán se convierten en un determinante para que la población no tenga en
cuenta algunos tipos de amenaza o riesgo latente.

La carencia de centros de salud y de educación influyen directamente en la


Nivel de escolaridad, en términos porcentuales, Tomado de: https://www.researchgate.net/figure/Porcentaje-de-estudiantes-
vulnerabilidad de los habitantes del barrio, ya que no permite promover, difundir y
segun-la-comuna-Analizando-la-distribucion-geoespacial-de-los_fig8_303854182

enseñar los planes para la gestión del riesgo que se encuentran establecidos en el
POT de la ciudad. Lo que conlleva a que los organismos de socorro y las entidades
municipales no produzcan un acompañamiento o seguimiento efectivo a esta zona.

En varias entrevistas realizadas en el lugar, algunas personas que se establecen allí


cuentan cómo ciertas partes del barrio se encuentran en una zona con visible amenaza
de deslizamiento, por lo que los habitantes de estas viviendas deberían desalojar para
prevenir cualquier tipo de desastre, pero las condiciones económicas impiden que las
personas puedan cumplir con un buen ejercicio ante la prevención del riesgo. Se
informa también que, por parte de la Alcaldía se han prometido subsidio a las familias
con el objetivo de desalojar las viviendas, pero después de años de promesas aún no
termina por concluirse esta situación.
Por otra parte, el macro proyecto San José que involucra al barrio Galán y que
posteriormente será tratado con mayor profundidad, pretende hacer la compra de la
mayoría de viviendas que allí se ubican para mejorar la “calidad” de vida de las
personas, pero los habitantes se niegan a vender sus propiedades, así sean muy
notorias las amenazas presentes, debido a un arraigo por el lugar.
En el contexto en el que se encuentra el barrio Galán, el grado de vulnerabilidad es
alto, entendiendo que la mayoría de las personas que se establecen allí, no están en la
capacidad para anticiparse, resistir o hacer frente a cualquier eventualidad de riesgo
que se presente, ya sea de tipo natural o antrópica, por consiguiente, la capacidad de
resiliencia que tienen estos habitantes va a estar en un nivel bajo por las condiciones
sociales, económicas y culturales que se evidencian en el lugar. Entendiendo así que
los habitantes no poseen una visión multi-amenaza, produciendo que se cree un
descuido colectivo frente a otras amenazas latentes, que pueden repercutir
directamente en sus vidas.

Línea de pobreza, Manizales, Tomado de: http://www.ccmpc.org.co/ccm/contenidos/244/Diagnostico%20socioeconomico


%20y%20del%20mercado%20del%20trabajo%20de%20Manizales%20(2011).pdf
Las políticas de prevención y mitigación son nulas en el sector, ya que no se cuenta
con señalización de seguridad pertinente, ni un sistema de información para la
ciudadanía, como lo son los puntos de encuentro, las rutas de evacuación, lo avisos de
zona inestable, riesgo de incendio; además, no cuentan con herramientas que faciliten
el apoyo por parte de organismos de socorro para la atención de cualquier
eventualidad.

GESTIÓN DE RIESGO

“La gestión del riesgo, es un proceso social orientado a la formulación, ejecución,


seguimiento y evaluación de políticas, estrategias, planes, programas, regulaciones,
instrumentos, medidas y acciones permanentes para el conocimiento y la reducción del
riesgo y para el manejo de desastres, con el propósito explícito de contribuir a la
seguridad, el bienestar, la calidad de vida de las personas y al desarrollo sostenible”
(Ley 1523 de 2012)

En lectura del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) 2017-2031 de Manizales, se


encuentra que, en cuanto a la gestión de riesgo del municipio, existen políticas basadas
en el conocimiento del territorio en relación con las amenazas y las áreas de posible
afectación, integrándolas correctamente en la planificación territorial, para así tomar las
acciones necesarias posibilitando que esta no se convierta en un límite para el
desarrollo general del municipio. Esto, a través de la adopción de estrategias y medidas
para la evaluación del riesgo, encaminadas a evitar o neutralizar la amenaza y al
mismo tiempo la vulnerabilidad, con el fin de mejorar el espacio y aumentar las
condiciones de resistencia y resiliencia, para promover la ocupación segura y
sostenible del territorio.
Por otro lado, como objetivo de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de
Desastres (UNGRD), se establece atender a un desarrollo sostenible y coordinar el
funcionamiento y el desarrollo continuo del sistema nacional para la prevención y
atención de desastres (SNPAD), con el fin de establecer una cobertura en cuanto a
prevención, por medio de un proceso educativo con la comunidad, atención, en caso de
presentarse una situación de emergencia, respuesta efectiva para atenderla y
recuperación como parte del proceso.
En ese sentido, el barrio Galán visto desde la perspectiva teórica, es un foco para
evidenciar situaciones de riesgo y el contexto en el que se establece su población,
genera un nexo entre lo que es la vulnerabilidad y la presencia de alto riesgo,
acrecentando la incapacidad o desconocimientos que tienen los habitantes, para
responder de acuerdo a lo establecido en la normativa. Por consiguiente, han surgido
proyectos que procuran hacer cumplir lo que se indica, en manos de la Alcaldía de
Manizales y la Empresa de Renovación Urbana (ERUM) que pretenden la
implementación del Macro Proyecto San José, con el fin de habilitar suelo para
viviendas de interés social y prioritario, proveer redes de servicio público domiciliario y
redes viales de integración regional, urbana, zonal y local.
Es así como se define El macro proyecto de Interés Social Nacional : “se constituye,
entonces, en el Programa de Renovación Urbana que ha sido concebido para inducir el
proceso de renovación , regeneración y recuperación del Centro Norte de la ciudad, a
partir de la confluencia de la inversión pública y la inversión privada en proyectos
estudiados e instrumentados, que cumplan con la doble condición de contribuir al
mejoramiento funcional, social y ambiental de áreas de influencia correspondientes, y
ser técnica y financieramente viables. Las acciones emprendidas por la Administración
Municipal, asociadas a la recuperación ambiental de laderas de alto riesgo, dentro de
las cuales se destaca el Proyecto de Reasentamiento de Vivienda Social, se
constituyen en intervención estratégica.” (MACROPROYECTO COMUNA SAN JOSÉ).
Cabe hacer énfasis que la comuna se encuentra constituida por los barrios San José,
La Avanzada, Las Delicias, Colón, Asís, Galán, San Ignacio, San Vicente de Paúl, El
Tachuelo, también hacen parte del área los barrios: Santa Helena, Fundadores y
Centro, los cuales constituyen el fin último del proyecto.

Macroproyecto de Inversión Social San José, Tomado de: http://agenciadenoticias.unal.edu.co/detalle/article/proyecto-de-


la-comuna-san-jose-afecta-tradicion-de-sus-habitantes.html
Este, desde una perspectiva teórica, cargada de intereses económicos y políticos,
habla de mejorar la calidad de vida, identificando las realidades del contexto de
acuerdo a las condiciones socioculturales y físicas, desde lo ambiental, al estar ubicado
en fuertes pendientes ocupadas en su mayoría por asentamientos en estado crítico, se
hace necesaria la reubicación de las viviendas de las cuales 2000 han sido
reasentadas en los últimos años y faltan más de 1000 que se encuentran en proceso y
finalmente desde lo urbanístico, para tener una perspectiva más amena de la ciudad en
estos sectores. Por ahora lo que se ha hecho con el barrio Galán es concientizar a las
personas del riesgo y las amenazas que tiene en sí el mismo barrio.

Según la información de la OMPAD “Oficina Municipal para la Prevención y Atención de


Desastres “(2007), Se encuentran localizadas en zonas de alto riesgo no mitigable
aproximadamente 2.242 viviendas que hacen alusión de 10.492 habitantes, los cuales
serán reubicados en corto plazo.

En síntesis, desde lo conceptual existe todo un marco metodológico, estructurado


acorde a las necesidades del lugar, pero en la práctica se hace evidente que no se
lleva a totalidad, tanto por el incumplimiento de la normativa en cuanto a la educación y
la formación de la ciudadanía, como por la falta de interés o desconocimiento por parte
de ellos, lo que dificulta llevar a cabo un proceso asertivo para evitar o corregir peores
daños tanto físicos como psicológicos.

ANÁLISIS

A lo largo del tiempo, el Barrio Galán se ha considerado un espacio de estudio desde


diferentes posturas tanto económicas, como políticas, sociales y culturales,
caracterizándose como un lugar con un asentamiento más bien posibilista, donde el
hombre ha transformado su entorno de acuerdo a sus necesidades y que a razón de
haberse constituido como una invasión en un principio, ya sea por comodidad
económica al no requerir de un alto gasto, se ha desarrollado como una zona marginal,
no constituida legal, ni adecuadamente para la permanencia de las personas, sin
embargo, los individuos que habitan allí, han despertado un amor hacia el lugar, o en
palabras técnicas, topofilia con el mismo, que independientemente de los diferentes
riesgos que se evidencien, ha hecho que perduren por años y tal vez hasta la muerte;
lo cual, de cierta forma, ha sido motivo para que se conviertan en seres incrédulos ante
la situación y que esto les impida el desplazamiento a otros barrios u otras ciudades en
pro de un mejor futuro.
Las condiciones sociales, económicas, culturales y físicas permiten asociar este barrio
con un historial negativo, tal como ya se ha mencionado. Un pasado cargado de
suicidios, homicidios, riñas, colapsos de viviendas, incendios, deslizamientos,
repercuten en la percepción negativa sobre este espacio; aspectos, que luego del
proceso de observación y discusión llevado a cabo en el mismo, permiten un contraste
con la información teórica obtenida de las diversas fuentes trabajadas, con lo cual es
posible desarrollar diferentes posturas frente a la posición de los habitantes frente al
espacio que ocupan, la poca o nula preocupación de las entidades gubernamentales
sobre las vidas humanas que allí habitan y el medio natural que repercute en contra de
todas las actividades que allí cobran vida.
En primer lugar, los habitantes del barrio Galán, dependiendo su ubicación en el
mismo, se consideran o no en riesgo; aquellos que habitan sobre la vía principal no
consideran que sus viviendas deban ser desalojadas o que sus vidas corran peligro,
por el simple hecho de que la vía está a sus pies o porque sus casas, a diferencia de
las otras si están construidas en cemento y bloque, hecho que puesto en
consideración, demanda igual atención, ya que sobre ellos se ubican las estructuras
más inestables en la montaña y hacia la parte inferior, se mantiene la continuación de
la misma, que da fin en la quebrada Olivares, por lo que hay amenaza latente de
deslizamiento. Por otra parte, para aquellas viviendas que están en medio de la
pendiente, es claro desde una perspectiva externa que las construcciones son débiles,
con materiales poco resistentes como esterilla, bahareque, tablas, guaduas o trozos de
madera; plásticos, telas o aluminio, lo que las hace más frágiles ante cualquier evento
o situación de desastre, sin embargo, para sus habitantes, más que espacios físicos,
son la sumatoria del esfuerzo, de arduo trabajo, lo que con dificultad han podido
obtener y que a pesar de pretender un poco más, las limitaciones económicas y
sociales, se convierten en un impedimento para ello; consideran por tanto que, pueden
llevar sus vidas sin complicaciones o haciendo caso omiso a las sugerencias por parte
de los organismos encargados de la gestión del riesgo en la ciudad.
En segundo lugar, en cuanto a las entidades gubernamentales y su relación con los
habitantes y el sector, se define que es débil, debido a la inexistencia de señalización
alguna que permita prever que es una zona de riesgo, con limitaciones de acceso o
que de algún modo facilite a los habitantes y/o visitantes a reconocer el lugar en el que
se encuentran. Así mismo, la poca interferencia por parte de los organismos
competentes, es muestra del arraigo de los habitantes por sus viviendas, ya que aun
sabiendo las implicaciones que podría traer el estar en esta zona, como no se ha
trabajado con ellos de manera directa, donde se establezca la gravedad de las posibles
situaciones, es inevitable que las personas se queden donde pudieron establecerse en
un inicio sin complicaciones. Sin embargo, otro aspecto relevante son las falsas
promesas sobre subsidios de apoyo para mejorar las construcciones o para la
reubicación de las familias, que se ha quedado en palabras, porque no se logra
constatar nada con ninguna de las dos partes, lo que permite inferir que, no hay
voluntad por parte de los habitantes, ni interés concreto por parte de entidades como la
Alcaldía de Manizales.
En tercer lugar, el medio natural es el aspecto de mayor relevancia, ya que bajo este,
se encuentran la mayor parte de las amenazas, un terreno con pendientes
preponderantes y abundante vegetación, que en sí, ya son impedimentos notorios para
la construcción; cultivos de café y plátano, que logran tomarse un espacio entre
algunas casas, para convertirse en un modo de abastecer a los mismos vecinos o para
la venta en el mercado y la quebrada Olivares, que debido a su contaminación, no es
una fuente de agua útil para los habitantes.
Por otra parte, desde una perspectiva ajena a la de los habitantes, las personas que
viven cerca al barrio, han creado, un imaginario de problemáticas, violencia, robos,
drogadicción y alcoholismo descarrilado que terminan en hechos trágicos con muertes
de por medio, además se ha asociado su relación con el puente Olivares y los
suicidios. Tantos aspectos que han ocasionado que las personas creen ideales
negativos, determinando cierta topofobia por el mismo, impidiendo así su tránsito por el
sector. Pero no todo es tan malo, este barrio “popular” también posee un ambiente
acogedor en épocas navideñas o festividades en las cuales los vecinos se reúnen para
decorar y celebrar y es así como desde la perspectiva del habitante, el barrio Galán no
es un riesgo latente, sino más bien pequeñas problemáticas con las cuales aprendieron
a convivir.
En síntesis, el objetivo principal recae en la intervención que se realiza sobre el sector.
Las entidades encargadas de la gestión del riesgo y desastre en la ciudad de
Manizales, deberían tener en cuenta un análisis detallado de la zona en que se
encuentra el barrio Galán, siendo este un barrio con una condición de pobreza alta, los
riesgos son mas latentes, por tanto, a través del análisis detallado poder identificar,
analizar y responder a todos aquello factores que generan un riesgo para los
habitantes de este lugar, así, generar un plan de acción que permita a futuro controlar
en gran medida las amenazas y velar por el beneficio de la comunidad. La estrategia
principal que se debe establecer en el barrio el Galán es disminuir el nivel tan bajo de
vulnerabilidad en el que se encuentra, esto, motivado por charlas sobre la prevención y
mitigación de desastres, los riesgos y las amenazas de este sitio, para que desde la
iniciativa de la misma comunidad se puedan tomar decisiones que permitan hacer
mucho más afectivo la prevención de estos temas que en nada benefician a un lugar.
En tanto las entidades encargadas realicen estas cuestiones oportunamente, será más
efectivo para que toda la comunidad lo entienda y se pueda interiorizar de una buena
manera y realizar una respuesta oportuna a cualquier evento.

CONCLUSIONES

 A través de los conocimientos adquiridos en la clase de Geografía del Riesgo, se


pudo hacer un análisis efectivo sobre el riesgo y las amenazas que se presentan
en el barrio Galán, permitiendo dar cuenta de las deficiencias en el lugar sobre la
gestión del riesgo y el alto grado de vulnerabilidad en que se encuentran los
habitantes.

 Se identificó en la realización de un trabajo en campo, que los habitantes de la


ciudad de Manizales y más exactamente del barrio Galán, no se encuentran
preparados para eventos de riesgo, ya que la generación de conciencia, el
desconocimiento y los pensamientos de las personas condicionan su actuar
frente a temas que no son tan ocurrentes en su entorno.

 Se hace evidente que los planes para la gestión del riesgo se encuentran
establecidos correctamente bajo la normativa predeterminada, pero al momento
de ser ejecutados en el barrio Galán se presentan limitantes que impiden un
proceso efectivo de ejecución del plan.

ANEXOS
Imágenes por Cristian Camilo Tovar Soto, en visita al barrio Galán
Imágenes por Yesica Fernanda Grajales, en visita al barrio Galán

WEBGRAFÍA

 REGLAMENTACIÓN POR RIESGO EN EL POT DE MANIZALES, Tomado de:


http://idea.manizales.unal.edu.co/sitios/gestion_riesgos/descargas/gestion/Regla
mentacion-POT.pdf
 GEODATA MANIZALES, Tomado de:
http://sig.manizales.gov.co/app/Consulta%20Cartografia%20POT%20Urbano
%202018%20WEB/
 EL RIESGO EN EL ORDENAMIENTO TERRITORIAL: DESARROLLO CON
TRANSFORMACIÓN, Tomado de:
http://manizales.gov.co/RecursosAlcaldia/201604011312508306.pdf
 PLAN DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL DE MANIZALES 2017-2031,
Tomado de: file:///C:/Users/user/Downloads/DTS%20GENERAL_POT
%20MANIZALES_08-05-2017_V.3.0_CONCEJO%20MUNICIPAL.pdf
 ERUM (EMPRESA DE RENOVACIÓN URBANA): “MACROPROYECTO SAN
JOSÉ”, Tomado de: http://erum.gov.co/Sitio-
Anterior/macroproyectosanjose.php
 LEY 1523 DE 2012: POLÍTICA NACIONAL DE GESTIÓN DEL RIESGO DE
DESASTRES, Tomado de:
http://www.ideam.gov.co/documents/24189/390483/11.+LEY+1523+DE+2012.pd
f/4e93527d-3bb8-4b53-b678-fbde8107d340?version=1.2
 UNIDAD NACIONAL PARA LA GESTIÓN DEL RIESGO DE DESASTRE,
Tomado de: http://portal.gestiondelriesgo.gov.co/Paginas/Objetivos.aspx

También podría gustarte