Está en la página 1de 64

8

FEBRERO / 2011
BOGOTÁ, COLOMBIA ISSN- 2215-8332

Régimen político y discurso La “tercera vía” de Juan Manuel


Santos: Otro camino para el desenvolvimiento del fascismo y del
neocolonialismo · La política internacional: entre la realidad y el
gatopardismo Izquierda en debate Razones para la esperanza: El debate
necesario · Más allá del consenso. La maniobra de jugar afuera y barajar
adentro Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014 Falsedades retóricas
y falacias teóricas del nuevo neoliberalismo en Colombia. Crecimiento y
convergencia regional · ¿Prosperidad para todos? La llamada convergencia
regional · Agricultura y prosperidad democrática · Política para un
campo sin campesinos Neoliberalismo rampante Ley del primer
empleo y salario mínimo Capitalismo en crisis Deberíamos discutir la
pobreza Editorial Tragedia invernal y estrategia de acumulación
Jairo Estrada Álvarez Director
Jesús Gualdrón Sandoval Jefe de redacción

Álvaro Vásquez del Real, Daniel Libreros Caicedo, César Giraldo Giraldo, Frank
Molano Camargo, Jorge Gantiva Silva, María Teresa Cifuentes Traslaviña, Nelson
Fajardo Marulanda, Patricia Ariza, Ricardo Sánchez Ángel, Sergio De Zubiría
Samper, Víctor Manuel Moncayo Cruz Consejo editorial

Beatriz Stolowicz (México), Julio Gambina (Argentina), Ricardo Antunes (Brasil),


Antonio Elías (Uruguay) Consejo asesor internacional

Tatianna Castillo Reyes Diseño y diagramación

Espacio Crítico Ediciones


Todo el contenido de Publicación auspiciada por Espacio Crítico Centro de Estudios
esta publicación puede www.espaciocritico.com
reproducirse libremente,
conservando sus créditos.
ISSN-2215-8332
Nº 8, Febrero de 2011. Bogotá, Colombia
LA “TerCerA VíA” De JUAn MAnUeL SAnToS: oTro CAMino PArA eL
Régimen político y discurso
DeSenVoLViMienTo DeL FASCiSMo y DeL neoCoLoniALiSMo Frank
Molano Camargo 4
LA PoLíTiCA inTernACionAL,
enTre LA reALiDAD y eL gAToPArDiSMo Ricardo Sánchez Ángel 10

rAZoneS PArA LA eSPerAnZA: eL DebATe neCeSArio Jaime


Izquierda en debate

Caycedo Turriago 14
MáS ALLá DeL ConSenSo. LA MAniobrA De JUgAr AFUerA y
bArAJAr ADenTro Jorge Gantiva Silva 20
Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014

FALSeDADeS reTóriCAS y FALACiAS TeóriCAS DeL


nUeVo neoLiberALiSMo en CoLoMbiA. CreCiMienTo y
ConVergenCiA regionAL José Francisco
Puello-Socarrás 26
¿ProSPeriDAD PArA ToDoS? LA LLAMADA
ConVergenCiA regionAL Edwin Martínez 32
AgriCULTUrA y ProSPeriDAD DeMoCráTiCA Jairo Jurado
Estrada 38
PoLíTiCA PArA Un CAMPo Sin CAMPeSinoS Freddy
Ordóñez 44

Ley De PriMer eMPLeo y SALArio MíniMo Daniel


Neoliberalismo rampante

Libreros Caicedo 52

DeberíAMoS DiSCUTir LA PobreZA


Capitalismo en crisis

Immanuel Wallerstein Traducción de José


Francisco Puello-Socarrás 58

TrAgeDiA inVernAL y
Editorial

eSTrATegiA De ACUMULACión
Jairo Estrada Álvarez 62
La “tercera vía” de Juan
Manuel Santos:
Otro camino para el
desenvolvimiento del fascismo
y del neocolonialismo

L os dos extremos en el análisis de la izquierda acerca


de la caracterización del gobierno de Santos están
representados por el MOIR con el argumento de que “Santos es
Uribe III, con maquillaje” y por el PTC, que dice que “el enemigo
Frank Molano principal es el uribismo” y que, por tanto, se deben apoyar las
CaMargo
“propuestas democráticas” del santismo. Ambas posturas ofrecen
Docente de argumentos valiosos, pero pecan de unilateralidad analítica.
Ciencias Sociales Este escrito, por su parte, caracteriza, a partir del documento
Universidad
Distrital – FJC “Bases del Plan Nacional de Desarrollo Prosperidad para todos
2010 – 2014”, la concepción ideológico-política del nuevo régimen,
teniendo en cuenta dos aspectos fundamentales: el contexto
internacional, marcado por la profundización de la crisis económica
mundial y la situación del bloque dominante colombiano.

“El contexto histórico que enmarca este Plan Nacional


de Desarrollo es diferente al de otras administraciones.
Estamos frente a un optimismo auténtico en nuestro futuro,
una confianza incomparable en las potencialidades del país
y una imagen en el exterior que es claramente positiva. De
ser percibidos en el mundo como un Estado fallido pasamos

_4 Volver a contenido
Mosquera, Cundinamarca. 1 103 hectáreas de dos veredas cubiertas
por las aguas del río Bogotá, cuando se abrió un boquete de 25
metros en la barrera que frenaba la entrada de la corriente.

a convertirnos en una economía emergente, atractiva El régimen de Santos


para la inversión y para el turismo. Formamos parte no es ni la negación
además, desde hace poco, de un selecto grupo de absoluta del uribismo
naciones –los Civets1 – percibidas en el planeta como ni su continuidad
economías con grandes expectativas de crecimiento natural. Se trata de un
para las próximas décadas, y adicionalmente hemos nuevo periodo en el
iniciado el proceso para ingresar a la OCDE, algo desarrollo del proyecto
impensable hace tan solo unos años”. hegemónico de la gran
“El éxito de las estrategias incluidas en cada uno de burguesía colombiana.
estos ejes dependerá de la efectividad de la ejecución
de las entidades del Estado, pero también del papel crucial que jugarán el
sector privado y la sociedad civil. El Estado es quien despeja el camino –fija
las reglas de juego y dirime los conflictos–, pero el sector privado es quien
lo construye y lo recorre”.
“… el objetivo es establecer un gobierno de Tercera Vía que se resume en un
principio fundamental: el mercado hasta donde sea posible y el Estado hasta
donde sea necesario. Un gobierno que prioriza las políticas que consiguen
los mayores resultados sociales, independientemente de su origen político”.

1 Civets: Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía, Sudáfrica.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Régimen político y discurso

Volver a contenido
En consecuencia los aspectos claves a discutir son:
• Contexto histórico internacional, caracterizado por la crisis económica,
• Contexto nacional de optimismo y pugna en el bloque dominante y
• Gobierno de Tercera Vía, cuyo principio fundamental es mercado hasta donde
sea posible y Estado hasta donde sea necesario.

El contexto internacional marcado por la Crisis económica mundial


El sistema imperialista enfrenta desde 2008 una nueva crisis económica, duradera y
cada vez más profunda, que ha pasado de la crisis inmobiliaria norteamericana a la crisis
de endeudamiento en varios países europeos y avanza a nuevas regiones del planeta.
Esta crisis evidencia que se agudizan las contradicciones del sistema imperialista: la
pugna entre potencias; las pugnas entre megamonopolios y Estados; la lucha entre
amplias masas populares y los Estados y los megamonopolios, y la pugna entre los
pueblos de las naciones oprimidas y sus Estados.
Esto indica que el viejo esquema mundial de una única superpotencia hegemónica
está cediendo paso no sólo a la triada imperialista (EE.UU., Europa y Japón), sino a nuevas
potencias imperialistas, como Rusia y China, y a subpotencias regionales, como India y
Brasil, que, no obstante, aún no logran romper los lazos de la dominación extranjera,
así como a nuevos dinamismos en varias naciones dependientes, que los economistas
burgueses denominan economías emergentes.
La lucha por el control de mercados y zonas ricas en recursos estratégicos vuelve
a poner en la arena mundial la tendencia a la guerra, al tiempo que las burguesías de
los diferentes países aspiran a sacar el mejor provecho cambiando lealtades, buscando
alianzas nuevas e implementando políticas para que los costos de la crisis sean pagados
por los pueblos del mundo (desempleo, precarización laboral, reducción del gasto
público, fascismo y racismo).

El contexto nacional: unidad y pugna en las clases dominantes


El régimen de Santos no es ni la negación absoluta del uribismo ni su continuidad
natural. Se trata de un nuevo periodo en el desarrollo del proyecto hegemónico de
la gran burguesía colombiana. Uribe viabilizó el desarrollo capitalista, afianzó las
relaciones de dependencia con los megamonopolios imperialistas como palanca para
el crecimiento económico, aun a costa de la “desinstitucionalización” del Estado gracias
a su alianza visceral con el paramilitarismo. Cumplió, pues, sin escrúpulos la tarea

_6 Volver a contenido
Desbordamiento Canal del
Dique. Su cota más alta alcanzó
los 1800 cm3 por segundo
entrando a la zona rural.

encomendada. Pero la gran burguesía y los megamonopolios Ahora se plantea


imperialistas requieren de “instituciones fuertes” para que el libre mercado
aprovechar las posibilidades de un mercado mundial que puro no lleva a un
exige, sin cuestionar las estructuras neocoloniales, un nuevo crecimiento óptimo
marco de alianzas estratégicas. mundial de bienes y
Las clases dominantes le apuestan al régimen de Unidad servicios, por lo que la
Nacional, pues este propone vincular a sectores gran burgueses economía internacional
(la gente de bien) opuestos a Uribe: el Partido Liberal, Cambio y nacional requiere de
Radical y los Verdes, y a sectores de burgueses nacionales instituciones nacionales
arribistas, como Angelino Garzón, Navarro Wolf, Gustavo Petro e internacionales fuertes
y otros, garantizando estabilidad para que la ganancia esté y con capacidad de
al mando. Por eso, todos los gremios y grupos económicos orientar los vacios
saludan entusiastas el nuevo régimen para viabilizar, formalizar del libre mercado. A
y sacarle la mayor rentabilidad a los logros uribistas, pero hasta esto es a lo que se le
donde sea posible sin Uribe. Si bien, en este momento lo que llama Tercera Vía.
predomina en el gobierno de Unidad Nacional es la colusión,
cabe la posibilidad que los uribistas –paramilitares, testaferros, advenedizos,
emergentes del campo y la ciudad–, al verse desplazados de sus cuotas de poder,
busquen una retoma, al estilo uribista, del campo perdido.

Gobierno de tercera vía: fascismo de otro modo


El historiador inglés Eric Hobsbawn caracterizó esta tendencia política
internacional como la reacomodación burguesa a la crisis económica mundial
abierta en la segunda mitad de la década de 1990 (La muerte del neoliberalismo,
2000). Teóricos neoliberales como G. Soros, Paul Krugman y Jagdish Bhagwati
plantean un ajuste al neoliberalismo con políticas heterodoxas, como el control
de cambios. No obstante, aclara Hobsbawn, no se trata de una vuelta a la
socialdemocracia y al Estado de Bienestar, por cuanto la economía global capitalista
imposibilita la democracia social en marcos nacionales al reducir la capacidad de
los gobiernos a maniobrar con un modesto excedente fiscal sin alterar la estabilidad
macroeconómica, condición indispensable de la prosperidad capitalista.
Ahora se plantea que el libre mercado puro no lleva a un crecimiento óptimo
mundial de bienes y servicios, por lo que la economía internacional y nacional
requiere de instituciones nacionales e internacionales fuertes y con capacidad de

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Régimen político y discurso

Volver a contenido
Todas las propuestas orientar los vacios del libre mercado. A esto es a lo que se le
de Tercera Vía que se llama Tercera Vía
han implementado En América Latina, varios gobiernos y teóricos se han
en Europa y América declarando de Tercera Vía, desde Lula en Brasil, hasta Lagos
Latina han desplegado en Chile y Alán García en Perú: todos coinciden en que la tarea
una intensa estrategia del Estado es intervenir para salvar a los empresarios ante la
de cooptación y imposibilidad de acabar con la desigualdad y la exclusión
neutralización del social. La Tercera Vía se viene reuniendo regionalmente desde
movimiento popular, el año 2000. El llamado “Consenso de Buenos Aires” hace
atrayendo a parte de parte de esta corriente.
sus líderes y poniendo Santos propuso estas tesis al Partido Liberal en su escrito
una doble agenda. sobre la Tercera Vía de 1999, luego, acorde con el principio
filosófico por excelencia de esta corriente, el pragmatismo,
guardó sus tesis y se unió al fascismo uribista, y, ahora, una
vez cosechado el apoyo de Uribe, desempolva sus argumentos.
Pero, no hay que llamarse a engaños, la Tercera Vía a la
colombiana es una modalidad de fascismo.
El estudioso del fascismo en América Latina, Federico
Finchelstein, plantea en su libro Fascismo trasatlántico
(2010) que el fascismo es un fenómeno global del que las
corrientes fascistas de América Latina no han sido receptoras
pasivas, sino que reapropian el proyecto y lo reinventan
como “instrumento sagrado para modernizar la nación”. En
el caso colombiano, las clases dominantes han tenido una
vieja tradición fascista y, en los últimos 30 años, han aplicado
un proyecto fascista como vía para el desarrollo capitalista,
cuya expresión más reciente está en las tres tareas uribistas:
seguridad democrática, confianza inversionista y cohesión
social. La corriente uribista es la del “fascismo ordinario”,
con ideología de terrateniente mafioso. Ahora el fascismo
de Santos, bajo el nombre de Tercera Vía, busca mantener el

_8 Volver a contenido
Gramalote, Santander. Los 3.000 habitantes en su casco urbano, dominados por el pánico,
huyeron hacia Cúcuta, Santiago y El Zulia para salvar sus vidas ante la amenaza de una
avalancha que empezó a anunciarse agrietando las calles de la población (donde colapsaron 290
viviendas) y la carretera que los une con Cúcuta. En minutos, el Cerro de la Cruz se desplomó.

carácter autoritario de la sociedad y el Estado para ampliar la acumulación capitalista,


lo que es a todas luces evidente en propuestas como la Reforma Constitucional para
eliminar en nombre de la macroeconomía, las ordenes del FMI y el sagrado derecho
de la “sostenibilidad fiscal”, los derechos económicos y sociales de la Constitución de
1991, que ya han sido menguados en estos 20 años. Además, el desangre a que ha sido
sometido el pueblo colombiano por la política contrainsurgente militar y paramilitar no
se ha detenido, así los grandes medios, no le den relevancia a estos asuntos.
La versión fascista de Santos es más sofisticada, fortalece la institucionalidad
estatal para viabilizar el mercado a favor de los grupos monopólicos criollos e
imperialistas, introduce una visión pragmática, “pragmatismo con valores”, distinta al
fanatismo anticomunista de Uribe. Santos revisita la idea fascista de “ni capitalismo
ni comunismo”, y la propone acorde con los tiempos: “ni estatismo puro ni mercado
puro”, una mezcla de corporativismo, liberalismo y socialdemocracia. A cambio de la
caridad en la política social y del gamonalismo clientelar en los cargos públicos que
estableció Uribe, Santos promueve la tecnocracia y la oportunidad de negocio ante
todas las decisiones públicas; hasta el desastre social generado por el invierno se
convierte en tema de búsqueda de ganancias.

El reto principal para el campo popular


Todas las propuestas de Tercera Vía que se han implementado en Europa y
América Latina han desplegado una intensa estrategia de cooptación y neutralización
del movimiento popular, atrayendo a parte de sus líderes y poniendo una doble agenda,
tal como se observa en el caso colombiano: de un lado, el debate de temas de interés
social, Ley de Tierras y Ley de Víctimas, etc., y de otro, la agenda efectiva, que somete
y limita a las demás: Ley de Sostenibilidad Fiscal. En el peligroso juego a aprovechar
los espacios de debate, siempre y cuando no se ponga en riesgo la macroeconomía, se
produce la cooptación y el debilitamiento de la izquierda como proyecto alternativo de
país. De ahí que el reto principal a asumir en este periodo es hacer frente a la cooptación
santista y reconstruir el proyecto político alternativo de la izquierda colombiana.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Régimen político y discurso

Volver a contenido
La política internacional:
Entre la realidad y
el gatopardismo

L a política exterior del Estado colombiano se está


modulando desde el nuevo gobierno del presidente Juan
Manuel Santos y la canciller María Ángela Holguín en una dinámica
de cambio y continuidad en relación al gobierno de Álvaro Uribe.
La situación de Colombia era insostenible en el ámbito
internacional. Su enfrentamiento con Venezuela llegó hasta la
decisión de la guerra, lo cual no se produjo por no contar con
el visto bueno del gobierno de los Estados Unidos, tal como ha
sido confirmado por las revelaciones de Wikileaks. Con Ecuador el
riCardo SánChez repudio fue de la totalidad de Estados del continente a la invasión
ángel
del ejército colombiano a este país vecino en el 2008.
Doctor en Historia El deterioro se incrementó con Bolivia, Argentina, Brasil y
Profesor Nicaragua. Iniciativas en la región como la de Brasil de crear la
Universidad Nacional
UNASUR fueron mal vistas por el gobierno de Uribe Vélez y su
presencia fue solo protocolaria.
La mayoría de la comunidad internacional censuró la violación
de los derechos humanos en el país, los crímenes, la crisis
humanitaria de desplazados, la instauración de los métodos de
Estado policía, la parapolítica y la persecución al sindicalismo y la
oposición política.
La profundidad del aislamiento del gobierno del presidente
Uribe Vélez se puede resaltar en la paradoja de que al mismo
tiempo que era el favorito del gobierno imperial de la derecha de
George W. Bush, recibió la sanción moral-política del Congreso de
los Estados Unidos, al rechazar la aprobación del Tratado de Libre

_10 Volver a contenido


Destrucción vía las Palmas. Antioquia.

Comercio, señalando los crímenes a sindicalistas y toda clase La verdad monda


de violación de los derechos humanos. y lironda es que lo
Nunca en la historia de Colombia se había vivido una esencial de la política
situación de repudio a un gobierno en la arena internacional, internacional del
ni siquiera durante el cuatrienio del presidente Turbay Ayala. gobierno Santos está
Los movimientos de derechos humanos de la más disímil en la dirección de la
condición denunciaron el autoritarismo del presidencialismo Estrella Polar, de los
bonapartista del gobierno de Uribe. Internamente la resistencia lineamientos de los
al gobierno Uribe fue importante en estos aspectos. Estados Unidos.
Lo decisivo de la política internacional fue la Neo Respice
Polum, la servidumbre voluntaria a los Estados Unidos en la formulación de Bush
II de “guerra preventiva contra el terrorismo” y el apoyo a la invasión a Irak y
Afganistán para vergüenza de Colombia.
Así las cosas, el nuevo gobierno del presidente Santos, heredero y partícipe
de esa desastrosa gestión, decidió introducir cambios en búsqueda de superar el
aislamiento y relegitimar la presencia del Estado colombiano en la arena internacional.
Determinante en esta decisión fue el cambio de presidente en los Estados
Unidos en que el nuevo mandatario Barack Obama prometió un retorno al
multilateralismo en reemplazo del unilateralismo como una manera de enfrentar
el pantano de la presencia de Estados Unidos en Afganistán y en Irak. Además de
atender la creciente crisis económica doméstica e internacional.
Se restablecieron entonces las relaciones diplomáticas y comerciales con
Venezuela y Ecuador, en que todas las partes pusieron su cuota de sensatez y
realismo. La coexistencia de Estados de distinta orientación política es la perspectiva
que se debe consolidar y que los internacionalistas y demócratas hemos defendido.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Régimen político y discurso

Volver a contenido
Pero, el gobierno del presidente Santos acentuó con Las ventajas
petulancia su distancia de Bolivia y ha dejado en la inercia comparativas de
el conflicto con Nicaragua con una visión parroquial de los sumarse a procesos de
conflictos fronterizos. Una de las primeras decisiones del integración económica,
gobierno anterior fue el cierre de varias embajadas, entre de dinamizar los
ellas, la de Haití. Hace un año –a raíz de la destrucción de diálogos culturales, de
buena parte de la nación hermana– se anunció la ayuda plantearse la ciudadanía
de Colombia como parte de la solidaridad internacional. común latinoamericana
Una vez electo, el presidente Santos se reunió con el no están al rden del día.
mandatario Preval en visita a Haití y pidió en las Naciones
Unidas mantener el apoyo internacional. Todo en un marco retórico.
El nuevo gobierno debe dar el paso elemental de superar la sanción racista del
anterior y reanudar la presencia diplomática plena con la apertura de la Embajada
en Haití y una delegación educativa, cultural y de salud de alto nivel ojalá compuesta
por nuestros mejores profesionales afrocolombianos.
No es sumándonos al plan de reconstrucción neocolonial ni apoyando la
intervención militar de las Naciones Unidas ni legitimando elecciones fraudulentas
y gobiernos corruptos como se cumple con la dignidad para Haití. El propio
pueblo haitiano está repudiando la intervención de la Minustah y denunciando la
demagogia de la ayuda internacional.
Uno de los mayores problemas que afectan todo el derecho internacional
de la paz y la autodeterminación nacional lo constituye la agresión genocida del
Estado de Israel al pueblo y la nación Palestina. Es un exterminio de grandes y
graves consecuencias a la vida y la dignidad humana. El gobierno palestino ha
solicitado a la comunidad internacional el reconocimiento de un Estado palestino
y distintos países lo están haciendo. En América Latina Brasil, Argentina, Bolivia,
Ecuador, Venezuela, Cuba, Nicaragua. De manera significativa el gobierno de
derecha de Sebastián Piñera en Chile lo acaba de anunciar.
El gobierno colombiano por boca de su canciller María Ángela Holguín ha
declarado –en una singular interpretación de la postura de las Naciones Unidas–
que solo se reconocerá a Palestina como Estado independiente cuando se logre

_12 Volver a contenido


¿Llegarán alguna vez los
recursos necesarios para
retomar la vida dignamente?

la paz (El Tiempo, Enero 1 de 2011). Cuando es al revés: ¡Es En relación con la
el reconocimiento del Estado Palestino lo que constituye unidad de Nuestra
una contribución a la paz! Rectificar esta postura posibilita América, la aceptación
credibilidad al anunciado multilateralismo de Colombia. del orden internacional
La verdad monda y lironda es que lo esencial de la política vigente por parte del
internacional del gobierno Santos está en la dirección de la gobierno Santos no
Estrella Polar, de los lineamientos de los Estados Unidos. En el significa avances reales.
nuevo gobierno se mantiene la presencia militar norteamericana
bajo distintas modalidades. La articulación entre lo político y lo económico en las
relaciones internacionales de Colombia es tradicionalmente pronorteamericana. Así
sucedió en los últimos ocho años, y así lo promueve el actual gobierno. La presencia
del capital multinacional, estadounidense y europeo, domina amplios renglones de
la economía y se beneficia del comercio exterior. La deuda externa con las entidades
financieras succiona el presupuesto nacional (Ver El Enigma de la Deuda Externa, Revista
Izquierda, No. 6, noviembre 2010).
La política aperturista, globalizadora, de libre comercio, beneficia al capitalismo
extranjero y le da primacía a los intereses norteamericanos. El modelo de recolonización
en base a la explotación aurífera, minera, petrolera y del gas, de las grandes
plantaciones extractivas y de otros recursos consolida un cuadro de desnacionalización
de la sociedad colombiana.
En relación con la unidad de Nuestra América, la aceptación del orden internacional
vigente por parte del gobierno Santos no significa avances reales. Se destaca el
cambio de actitud frente a UNASUR, pero no hay nada que rectifique el libre comercio
desintegrador y neocolonial. Los pactos integradores como la Comunidad Andina de
Naciones (CAN) están anémicos, si no agónicos, y con el ALBA (Alternativa Bolivariana
para las Américas) no hay ningún acercamiento. Las ventajas comparativas de sumarse a
procesos de integración económica, de dinamizar los diálogos culturales, de plantearse
la ciudadanía común latinoamericana no están al orden del día.
Asuntos tan graves como el narcotráfico, que debe ser tratado en común por los países
andinos, México y otros para encontrar soluciones que superen las violencias, se eluden. Se
prefiere mantener la adopción de la política prohibicionista de los Estados Unidos.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Régimen político y discurso

Volver a contenido
Razones para
la esperanza: el
debate necesario

A
l culminar enero de 2011 se despeja el más probable
horizonte de sucesos en la vida colombiana para los
meses que siguen. Sus rasgos generales podrían
figurarse así:
Jaime CayCedo Turriago

Secretario General del PCC • El gobierno Santos se presenta en el marco continental como
Miembro del CE del PDA una versión contrainsurgente moderada que mejora sus lazos
Concejal de Bogotá con América Latina, consciente de que ni Colombia ni el resto
del continente entran en las prioridades de Washington en
este año.
• La diferenciación relativa en aspectos políticos –que no en el
conjunto de la política de clase y de seguridad– con Álvaro
Uribe deja traslucir que el régimen no persiste en la línea
aventurera anterior de apoyo al contraataque de la derecha a
los procesos democráticos latinoamericanos.
• En lo interno, es claro el énfasis de Santos en las
seudoreformas, la concentración de las regalías y ahora la
intervención a las CAR so pretexto de la emergencia invernal.
La cruda y perversa sostenibilidad fiscal pretende convertirse
en la columna vertebral del gasto social. El telón de fondo

_14 Volver a contenido


Carpas cerca a la carretera albergan algunas familias de campesinos y
trabajadores de la región damnificadas por el rompimiento del Canal del Dique.

de la crisis capitalista global se expresa en Colombia con el desempleo


general y juvenil más altos del hemisferio, según OIT y Cepal.
• Se reafirma la función mediatizadora y demagógica del Vicepresidente en
relación con las reivindicaciones sindicales y las relativas a los DDHH.
• El régimen persiste en el contraataque al Polo buscando su desarticulación
mediante el desprestigio en la mira de recuperar la administración de
Bogotá. La campaña es principalmente mediática pero se agrega a los
procesos de judicialización, espionajes, amenazas y asesinatos.
• Es probable que desde los primeros meses del año avance la convergencia
de los movimientos socioregionales y étnicos con el Polo y otros sectores
opositores e independientes sobre puntos clave de la lucha en torno a los
derechos de las víctimas, la restitución de tierras, los megaproyectos, el
salario, la salud, los derechos laborales y la sostenibilidad fiscal.
• Un tema esencial de la agenda democrática tendrá que ser el de las
liberaciones, los acuerdos humanitarios, el diálogo y la solución política.

El Polo reúne su dirección nacional el 4 y5 de febrero para definir sus líneas


de acción y sus propuestas para potenciar la movilización popular unitaria y
el proceso de elecciones locales del 30 de octubre. Bajo este marco general
de coyuntura queremos examinar dos problemas de extraordinaria actualidad
para la izquierda colombiana que encarna la oposición real al régimen y a

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Izquierda en debate

Volver a contenido
la mascarada santista, pero que, además, postula construir una alternativa
democrática, popular y avanzada al estado de cosas que martiriza a la inmensa
mayoría de la sociedad colombiana.

La vieja nueva guerra sucia de la derecha


Lo primero es el significado de la ofensiva de los aparatos ideológicos
y represivos del Estado contra el Polo. Para algunos, es simple paranoia
izquierdista, síntoma de debilidad y marginalidad. Sin embargo, la observación
cuidadosa muestra la impresionante parcialidad que expresan los medios junto
a la creciente lista de valores negativos agregados que califican y orientan
interpretaciones tendenciosas. En los últimos tiempos los temas de Bogotá,
la movilidad, la contratación y las denuncias sobre corrupción ocupan los
principales titulares. La condenación de los presuntos responsables no espera
los fallos de los organismos competentes. Los medios magnifican como héroes
o víctimas a los individuos en trance de abandonar el Polo y empeñados en
liquidarlo. Toda aclaración o postura que provenga de la dirección legítima
es descontextualizada con pinzas y sometida a la sospecha.
La burguesía en La conclusión que inducen al lector, escucha o televidente es:
Colombia ha patentado el Polo es corrupto, la izquierda también roba, se colectiviza y
un estilo terrorista generaliza la calificación a todas las fuerzas y personas vinculadas
de “decapitación” de a la organización indiferenciadamente como si se tratara de una
la oposición popular entidad mafiosa. Al mismo tiempo, se le exige al Polo expulsar
organizada, cuando al alcalde y a su hermano como si tal decisión heroica purificara
sospecha que puede automáticamente y sin consecuencias políticas la situación.
alcanzar la calidad La burguesía en Colombia ha patentado un estilo terrorista
de una oposición de “decapitación” de la oposición popular organizada, cuando
antisistémica con sospecha que puede alcanzar la calidad de una oposición
legitimidad de masas. antisistémica con legitimidad de masas. Coopta ofreciendo
Coopta ofreciendo dádivas y coopta matando. Y lo que no puede cooptar busca
dádivas y coopta eliminarlo. La mentalidad de los dominadores ha retrocedido al
matando. Y lo que no nivel del fascismo. Estamos bien lejos de la consigna minimalista
puede cooptar busca de López Pumarejo y López Michelsen de que los comunistas
eliminarlo. tenían derecho a “un lugar bajo el sol”. Aquí se busca desarticular

_16 Volver a contenido


Levantamiento de
escombros y búsqueda
de víctimas. Entidades
privadas, públicas y los
mismos habitantes de
la zona contribuyen

y disolver el Polo. No se atreven hoy a usar el viejo método que practicaron


contra la Unión Patriótica y el Partido Comunista. El desprestigio mundial del
Estado colombiano por las distintas formas de guerra sucia contra los dirigentes
populares y la lucha de las fuerzas democráticas para denunciarlo obligan a los
dueños actuales del poder a inventar nuevas formas.
Bogotá es el escenario de una disputa singular entre los representantes
del “partido del orden”: Santos y Uribe. El análisis táctico les aconseja crear
una bipolaridad ficticia, en la que solo pueden creer los ingenuos o los ilusos.
Ahora resulta que la verdadera oposición de Santos es Uribe. Que la alianza
de terratenientes, narcoparamilitares y transnacionales de la agrominería y el
petróleo que se ha parapetado en la ultraderecha uribista objete, con base
en la seguridad de los grandes privilegios, algunas medidas de indemnización
y restitución de tierras no califica como progresista al gobierno de Santos ni
como oposición democrática a los determinadores detrás de los escuadrones
de la muerte.

Diferencia, ruptura y unidad: a qué herencia renunciar


Lo anterior nos lleva a un segundo problema: el de la legitimidad del Polo
de cara al pueblo y la necesidad de las rectificaciones que impone la gran
responsabilidad de ser una fuerza política significativa en la capital. Santos
y Uribe se confrontan en cuanto a candidatos a la alcaldía de Bogotá, pero
están totalmente identificados en el objetivo táctico y estratégico a la vez
de derrotar el Polo en Bogotá. Uribe trata de forzar al partido de la Unidad
Nacional a apoyar al precandidato del Partido Verde, lo que conlleva el estallido
de esta entidad política por la línea de su fractura congénita: el derechismo de
la corriente peñalosista entre los verdes.
El Polo no es una fuerza homogénea, proviene de experiencias políticas
diferentes, unas más que otras influidas por los vicios tradicionales de la
herencia bipartidista. Pero como proceso unitario en construcción no está
condenado a no reflexionar en torno a sus experiencias de gobierno reales,
repensar sus formas de actuar y rectificar su estilo.
Criticamos la tendencia de los gobernantes del Polo a no gobernar con
dirigentes, cuadros y técnicos de izquierda en el desarrollo de sus proyectos

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Izquierda en debate

Volver a contenido
Es preciso renunciar de gobierno; la tendencia a conciliar desde adentro del gobierno
a una herencia ajena local con los aparatos del control político tradicional y con los
al Polo, la herencia contratistas que absorben y monopolizan la mayor parte de los
de la vieja politiquería dineros del Estado como operadores de todas aquellas obras
de la derecha, de los públicas que el Estado ya no realiza porque las ha entregado a
negocios privados manos privadas en el marco de la reestructuración neoliberal
desde la política, de del Estado; la poca importancia a la organización del Polo a nivel
la complicidad con popular, a nivel local, a nivel de los espacios de intervención
el modelo neoliberal de base, más allá de los momentos electorales desde las
de privatización directrices de gobierno, precisamente por temor de que las
del Estado y la bases sociales del Polo se conviertan en fuerzas de presión
desaparición de lo para el cumplimiento de los objetivos democráticos planteados
público. programáticamente por el movimiento en el desarrollo de la lucha
por el gobierno. Y criticamos la deformación que consiste en usar
las responsabilidades en el Estado como parte central de los negocios privados, como un
medio de acumulación burocrática al amparo de las prerrogativas del poder, violentado el
verdadero interés general.
La propuesta de poder del Polo tiene que modificar sustancialmente estas conductas
equivocadas que desnaturalizan los objetivos transformadores de la lucha de la izquierda.
Sin esa rectificación esencial, el Polo defraudaría a su militancia y a sus seguidores más
esclarecidos y sacrificados, se alejaría del pueblo real y no sólo del que se identifica en el
voto y haría mucho más difícil la alianza con la nueva izquierda popular, proletaria, rural y
etnosocial que se está incorporando a la lucha activa.
La responsabilidad duramente ganada por el Polo de representar un proceso unitario
plural exige este cambio de enfoque. El futuro gobierno del Polo en Bogotá partirá de todo lo
ganado en los últimos ocho años de administración: los importantes avances en la educación
pública universalizada; la lucha contra el hambre en los comedores populares, los colegios y
entre las personas mayores; los logros en la salud, en promoción y prevención, en atención
básica, en salud al hogar; el apoyo a los vendedores ambulantes, el sistema integrado de
transporte y los pasos firmes hacia el desarrollo del Metro.
Pero no podría ocultar los errores y omisiones derivadas de un estilo de gobierno que
desconoce el colectivo de la organización, que se parcializa hacia el sector exclusivo del
gobernante, cuando el esfuerzo para alcanzar el triunfo fue tan plural como las fuerzas
que integran el Polo. Nada autoriza a privilegiar exclusivamente a los aliados vergonzantes
provenientes del partido liberal, que contribuyeron, ciertamente, pero no para avasallar a

_18 Volver a contenido


Los habitantes pobres que todo lo perdieron, no
pierden la esperanza de hallar a sus seres queridos.

La invitación a pensar, la fuerza dirigente. Y nada autoriza a entregar a las


a dialogar, a debatir, no corrientes contrarias de la coalición burocrática de
riñe con la fraternidad, gobierno cargos decisivos en la ejecución de las
el reconocimiento políticas públicas diseñadas desde el Polo.
y la camaradería El futuro gobierno del Polo exige una afirmación,
entre todos los y las pero también una clara diferenciación con lo
activistas que han anteriormente anotado. La unidad del Polo –en tanto
decidido permanecer, proceso unitario– reclama esa diferenciación que
defender y contribuir a puede desarrollarse en distintos grados, pero exige
fortalecer el Polo. una ruptura clara con un estilo de gobierno que ha
hecho crisis y que no le pertenece. En efecto, es
preciso renunciar a una herencia ajena al Polo, la herencia de la vieja politiquería
de la derecha, de los negocios privados desde la política, de la complicidad
con el modelo neoliberal de privatización del Estado y la desaparición de lo
público. La invitación a pensar, a dialogar, a debatir, no riñe con la fraternidad,
el reconocimiento y la camaradería entre todos los y las activistas que han
decidido permanecer, defender y contribuir a fortalecer el Polo. Esta misma
actitud es la requerida para la discusión franca con los aliados que comprendan
la importancia de forjar el instrumento político para el poder democrático que el
pueblo está urgiendo.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Izquierda en debate

Volver a contenido
Más allá del consenso.
La maniobra de jugar
afuera y barajar adentro

La lógica inercial del avestruz

2
011 será un año decisivo para la izquierda democrática.
Jorge ganTiva Silva El Polo Democrático Alternativo, inmerso en su lógica
inercial y en la obsesiva disputa de su aparato, no
Filósofo. Universidad logra vislumbrar una salida a su crisis. Lo peor de todo ha sido
Nacional de Colombia empecinarse en transitar un camino equivocado. Los dos bloques
Profesor Titular en conflicto tienen un punto en común de no retorno: coinciden en
Universidad del Tolima
disputarse el aparato del partido en un año crucial para la contienda
electoral, sin haber mediado ninguna discusión democrática en
sus bases, sin que su dirigencia haya mostrado sensibilidad ante
los interrogantes cruciales de su proyecto y de las demandas
ciudadanas y populares, y sin haber alcanzado niveles superiores
de unidad y organización que permitan obtener un consenso de
grado avanzado. Su creciente pérdida de credibilidad y deterioro
de su imagen pública no han estado acompañadas de un proceso
reorientación y reconstrucción de su propuesta. Algunos de sus
logros, como la acción parlamentaria, se ven opacados por la
precaria articulación con la deliberación pública, la movilización
de las comunidades y la ausencia de democracia participativa
como lo establecen el Ideario de Unidad.

_20 Volver a contenido


Instituciones educativas se convierten en
albergues para las familias afectadas.

Pretender saldar esta crisis por el procedimiento del consenso, es solo


una maniobra de una minoría que juega afuera en conexión con las opciones
del centrismo y que a la vez intenta disputar el aparato buscando barajar la
recomposición burocrática del poder interno. Esta es la intención que lidera
Petro afuera y la pretensión del grupo centrista que busca el consenso
internamente para recomponerse, toda vez que sus pocos parlamentarios
no pueden jugar afuera por la “Ley de bancadas”. A toda costa buscan
reacomodarse recurriendo al consenso, a la espera de nuevas circunstancias
externas en un escenario nacional e interno muy desfavorable. Los verdes de
Mockus y Peñaloza, por su parte, han sido reacios para admitirlos en momentos
en que aquellos siguen atascados en su política de centroderecha y éstos no
lograr “saltar la talanquera”.
Es interesante ver la manera cómo las formaciones políticas actúan en
sus crisis. Podría hacerse un parangón con el viejo proverbio: por su capacidad
de asumir las crisis los conoceréis, porque develan los esquemas mentales y
el tipo de cultura política. Desconocer una crisis es como hundir la cabeza en
la arena; desconocer la gravedad de esta crisis en particular, es sencillamente
defender un statu quo que a todas luces conduce al fracaso. Un partido en
crisis es un enfermo que requiere un tratamiento adecuado. Una suerte de
“santanderismo” inercial subyuga la conciencia de cierta dirigencia polista: se
encierra en la disputa del aparato, de sus recursos y de sus poderes simbólicos.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Izquierda en debate

Volver a contenido
Después de dos meses de penurias, la calle 9 con carrera
2 es el único sector seco en Campo de la Cruz.

Pese a la adopción de la “democracia participativa” como parámetro ideológico


y programático del partido –que suscitó un gran entusiasmo en el inolvidable
Maestro Fals Borda y en las regiones y bases–, todo parece evidenciar que
su comprensión y puesta en práctica sigue siendo todavía una promesa.
La indiferencia y la arrogancia han sido la respuesta dominante del grupo
mayoritario; y, en los sectores centristas, el chantaje y la maniobra operan
como jugada para recomponerse y ganar con “cara y sello”.

El consenso como maniobra


Lejos de considerar los elementos y grados del consenso como concepto
integral, los firmantes de la carta enviada al CEN del grupo petrista señalan
como principio lo que es solo un aspecto del ejercicio de la democracia, y no
propiamente el principal. El primer punto de sus reclamaciones plantea: “El
compromiso serio y explícito de respetar la regla del consenso en las decisiones
fundamentales del partido” (Carta al CEN, 20 de enero de 2011). A todas luces,
ni el consenso es la regla de oro de la democracia ni el Polo ha establecido
el consenso como regla fundamental para la toma de sus decisiones. Todo
evidencia que su propósito es hacer el doble juego antes las serias dificultades
políticas que vive este sector político. Necesitan jugar afuera con Petro y
su “Corriente Democrática” y maniobrar adentro para poder participar en la
recomposición burocrática, buscando solventar su doble vacío: hacia afuera
tienen un escenario complicado con los Verdes y son muy débiles como
fuerza independiente, y hacia dentro su espacio es reducido –además de ser
minoría–, y carecen de fuerza política y moral para dirigir el partido. “El Partido
promueve la democracia interna y el libre examen, busca el consenso entre
sus afiliados y afiliadas, y permite la libertad de tendencias alrededor de su
plataforma política”. (Estatutos, Art.2). La idea de la “búsqueda del consenso”,
admitiendo la diversidad de tendencias, es un proceso de construcción, sin
menoscabo de la toma de decisiones por la vía de la democracia participativa:
“En todas sus decisiones el Partido buscará el consenso o en su defecto, la

_22 Volver a contenido


¡Desolación es lo único que queda!

mayoría de votos entre los afiliados y afiliadas del respectivo En una bella
organismo”. (Art. 13. Subr. nuestro). En la democracia hacen expresión, Simón
parte de las decisiones tanto el consenso como la regla de la Rodríguez –el maestro
mayoría, indicando que la “correlación de fuerzas” y la coyuntura de Bolívar–, decía que
política las sobredetermina. En este caso, un grupo minoritario “la fuerza material
pretende echar mano de algo particular convirtiéndolo en algo está en la masa” y
universal para maniobrar en medio de sus limitaciones. “la fuerza moral en
El Polo plantea el “Reconocimiento y respeto de los el movimiento de la
derechos de las mayorías y de las minorías” (Art. 22.2). Sin masa”.
embargo, muchos de sus líderes y grupos han privilegiado
la política de “todo o nada”, como es el caso de Luis Eduardo
Garzón y de Petro, o de quienes, aferrados mayoritariamente al
aparato, han desestimado el principio fundante de la democracia
participativa. Las minorías han preferido retirarse y saltar al
vacío del centrismo; y las mayorías del aparato se han quedado
anquilosadas, defendiendo rígidamente el partido/maquinaria,
con poca iniciativa política, serias limitaciones organizativas y
cuestionamientos morales.
Rosa Luxemburgo advertía que se llega a la mayoría sobre la
base de la justeza del programa y de la táctica; y no al revés. Las
mayorías entonces no son sumas acomodaticias ni pragmáticas
sobre intereses particulares, sino cristalizaciones programáticas
que marcan el rumbo de una estrategia de transformación de la
sociedad. El consenso no parece ser la característica principal
de la democracia. Resulta sospechoso que el consesualismo
adopta la forma legitimante de los unanimismos, la uniformidad
y la ausencia de crítica y debate. El consenso aparece como un
momento de hegemonía en una situación determinada según la
“correlación de fuerzas” (Bobbio analiza la diversidad de grados
de consenso, las condiciones de la sociedad, los lineamientos

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Izquierda en debate

Volver a contenido
¡¿Y… ahora?!

ideológicos y programáticos y el sistema de reglas de juego) y deja de existir


cuando una de las partes rompe el pacto de las “creencias largamente
compartidas” y se separa de los “principios, valores y normas” acordados
y lo utiliza, como en este caso, para desafiar el poder del partido: dirección
nacional, consenso y sanción a la administración en Bogotá.
Conviene señalar la complejidad de los procesos de construcción de los
consensos en sociedades y formaciones políticas marcadas por el caudillismo,
la cultura autoritaria, el parlamentarismo y los esquemas mentales basados
en la exclusión, el silenciamiento, el espíritu vengativo y el transfuguismo. Es
claro entonces que resulta incompatible para la izquierda democrática como
proyecto alternativo la pretensión de defender la “unidad nacional” de Santos.

El ocaso del partido/maquinaria


La izquierda colombiana lleva en su historia un sinnúmero de experiencias
fallidas. Aunque parezca sorprendente la obsesiva fijación por los aparatos
partidarios y las formas de control burocrático, amén de su tradicional
transfuguismo, hace muy difícil hablar en sentido estricto de partidos políticos
modernos de la izquierda. Sigue operando la forma-partido como maquinaria
de control y como máquina de poder vertical, como agencia electoral y como
sistema de promoción clientelar y caudillista. Luego del fracaso del “socialismo
real” y de las transformaciones del capitalismo tardío, es difícil seguir rumiando
la tesis del partido/maquinaria. Lenin dice que el contenido de la política es lo
que define la organización. Hoy habría que decir que el tipo de organización
forma parte de las definiciones programáticas e ideológicas. Desde la AD-M19
hasta hoy han predominado el caudillismo y el aparatismo, en detrimento de
la forma-partido/movimiento que formuló sabiamente Orlando Fals Borda. En
modo alguno se trata de una organización social paralela al partido, tampoco
de la vieja práctica de la “correa de transmisión”. Ni sistema de ONGs ni
caudillismo ni parlamentarismo, como plantea el centrismo, ni verticalismo ni
aparatismo ni “correa de trasmisión”, como practica la izquierda tradicional.

_24 Volver a contenido


Después de una larga vida de
trabajo, sólo quedan algunos
pocos enseres y la desesperanza

Así, el sentido de la En la resistencia contra la globalización neoliberal


democracia trasciende han surgido una diversidad de experiencias, muchas
el consensualismo de ellas con triunfos históricos y otras en procesos
y se apoya en el embrionarios. Bolivia es un referente obligado
protagonismo de por la forma como se asumió el reto del partido/
los sujetos y en la movimiento. La experiencia en Venezuela, Ecuador,
construcción colectiva Uruguay y Brasil revelan una gran tensión acerca
de sus reglas. He ahí de la forma/partido-maquinaria. El punto crucial es
la importancia de saber superar la burocratización de la política, la
desburocratizar la separación de la dirigencia respecto de la base y
crisis del partido y la sustitución de lo constituyente por lo constituido.
desparlamentarizar Se trata de impedir la clausura del proceso de
el rumbo de la interpelación recíproca entre la forma/partido
política. Se trata de y la sociedad, las comunidades y la ciudadanía.
devolverle la palabra Efectivamente el partido/maquinaria desmoviliza,
al sujeto y recuperar paraliza el pensamiento, mantiene alienado a los
la credibilidad de la oprimidos en la supuesta salvación de los “grandes
izquierda democrática, señores” y sus caudillos. Esta razón profundiza el
volcando la atención descreimiento de la política de izquierda y conduce
sobre los grandes al hastío y la desmoralización. En una bella expresión,
problemas nacionales. Simón Rodríguez –el maestro de Bolívar–, decía
que “la fuerza material está en la masa” y “la
fuerza moral en el movimiento de la masa”. Así, el sentido de la democracia
trasciende el consensualismo y se apoya en el protagonismo de los sujetos y en
la construcción colectiva de sus reglas. He ahí la importancia de desburocratizar
la crisis del partido y desparlamentarizar el rumbo de la política. Se trata
de devolverle la palabra al sujeto y recuperar la credibilidad de la izquierda
democrática, volcando la atención sobre los grandes problemas nacionales.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Izquierda en debate

Volver a contenido
Falsedades retóricas y
falacias teóricas del nuevo
neoliberalismo en Colombia.
Crecimiento y
convergencia regional
Un nuevo neoliberalismo en Colombia

L as bases del Plan de Desarrollo: Prosperidad Para


Todos: más empleo, menos pobreza y más seguridad,
bitácora de las políticas institucionales en el país durante el
José Francisco próximo cuatrienio, de entrada realiza un diagnóstico errado y
Puello-socarrás que sólo podría ser señalado de cándido o absurdamente cínico.
Se insiste en que “durante la última década el país cambio
UNSAM- de rumbo” y se exponen, entre un par adicional de datos,
CONICET-FISYP los “avances” registrados en términos del crecimiento
económico, los niveles de la inversión extranjera directa en el
país y las exportaciones. Pero, incluso manteniendo las cifras
oficiales, para nadie es un secreto que en la última década los
indicadores socioeconómicos colombianos exhibieron registros
preocupantes y los fingidos avances, cuando se colocan en
perspectiva comparada ya sea con los países de la región o con
el mundo, manifiestan una mediocridad meridiana. Los demás
números –especialmente, los sociales– y la realidad en este
terreno tampoco dejan mentir.
Los progresos –si es que los hubo, más allá de dos o
tres registros de alto impacto para el gran capital (y las

_26 Volver a contenido


Los grandes proyectos de infraestructura destruyen el medio ambiente en función de las
necesidades de la acumulación capitalista. Proyecto eléctrico de Sogamoso (Santander). Se
requiere represar el Río Sogamoso para construir un embalse de 7 590 hectáreas, cubriendo
la zona del bajo Sogamoso hasta su desembocadura en el Río Magdalena.
Imagen: http//: www.flickr.com/jjrestrepoa

transnacionales, sobre todo), pero de bajo impacto social (para las mayorías
cada vez más empobrecidas en Colombia)– fueron exiguos, y un análisis
serio y en conjunto de la economía colombiana revela grandes y graves
retrocesos.
Ya en diciembre de 2009, el diario económico oficialista Portafolio –de la
casa editorial El Tiempo y del hoy presidente Santos– resumía en un artículo
bien polémico “los avances” de la primera década del nuevo milenio en
materia social: “[…]los índices de pobreza del país son muy elevados, que el
desempleo es el más alto de América Latina, que el índice de desigualdad es
el mayor de la región, que la corrupción asoma su fea cara periódicamente o
que la violencia sigue dando zarpazos”1. Y a un año de ese editorial, las cosas
se han modificado muy poco.
Pero más allá de varias polémicas afirmaciones –en sentido estricto,
falsedades– que inundan el Plan (entre otros, el anuncio de conformar la
OCDE), hay que subrayar tres aspectos llamativos que hacen parte del corpus
de lineamientos del modelo santista y sus políticas para los siguientes años: 1)

1 “Una década con avances”, Portafolio (30 diciembre 2009). Cfr. “¿Una década con avances?
Respuesta a propósito de un editorial de Portafolio”, disponible en línea en:
www.colombiadesdeafuera.wordpress.com.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014

Volver a contenido
Hidroeléctrica de Urrá I. Departamento de Córdoba. Entre las características polémicas de
este proyecto se establece la inundación del 12% del Parque Nacional Natural Paramillo

el crecimiento y convergencia regional, 2) el emprendimiento y 3) el buen gobierno.


Estos lineamientos adquieren una visibilidad especial en tanto aparecen como punta
de lanza de los nuevos artificios retóricos (discursivos) y teóricos (aparentemente
‘técnicos’, pero, en realidad, profundamente ideológicos) tan novedosos como
determinantes para percatarse de la continuidad del modelo neoliberal en el país.
Sería preciso realizar algunos comentarios sobre el significado del primer
componente (convergencia y crecimiento) expuesto en el Plan, ya que en otras
oportunidades he analizado con relativa profundidad los relativos al emprendimiento
y el buen gobierno como nodos de la nueva retórica de una misma discursiva y
prácticas en el nuevo neoliberalismo2.

¿Convergencia y crecimiento?
Según el Plan, el enfoque regional es uno de los pilares para “reducir” los
desequilibrios sociales, “mejorar” la calidad de vida de la población, y “movilizar” las
capacidades de desarrollo endógeno, “aprovechando los efectos de vecindad y sus
externalidades positivas para alcanzar mayor crecimiento y competitividad regional.
Para ello se requiere definir incentivos en materia de localización de actividades
productivas y de asignación de inversiones y recursos, y aprovechar de manera
sostenible los recursos naturales” (p. 24).
¿Qué es lo que se propone esta combinación entre convergencia y crecimiento,
considerada ahora una novedad? ¿En qué consistiría este enfoque?
Las principales aproximaciones sobre la convergencia regional se fundamentan en
un amplio marco de enfoques neoclásicos de la teoría económica que desde hace
más de media década y en sus distintas versiones han venido generando variados
debates sobre el particular. En su conjunto, todas ellas gravitan en torno a una misma
concepción convencional del crecimiento y privilegian la preponderancia de las
fuerzas del mercado, sean éstas concebidas como libres y espontáneas (tal como
era defendido en el pasado por la ortodoxia neoliberal y el llamado “fundamentalismo
de mercado”), o también como lo defiende hoy y en medio de la crisis global la

2 Cfr. mi libro: Nueva Gramática del Neoliberalismo, disponible en línea en www.espaciocritico.com.


También: “Del Homo Œconomicus al Homo Redemptoris. Emprendimiento y Nuevo Neo-liberalismo”.
Otra Economía. Revista Latinoamericana de Economía Social y Solidaria (Polvorines: RILESS) Vol. 4, No. 6.
I semestre. ISSN 1851-4715.
Disponibles en línea: http://www.riless.org/otraeconomia.

_28 Volver a contenido


emergente heterodoxia del nuevo neoliberalismo que reserva La ilusión de la
el mismo rol a las fuerzas de mercado pero reguladas, es convergencia
decir, convocando la presencia –necesaria pero pasiva– del entonces resulta más
Estado y de las instituciones públicas, las cuales existen bien sospechosa
exclusivamente para compensar y corregir las inevitables y parecería ser la
fallas del mercado y de esta manera garantizar su ‘buen excusa perfecta,
funcionamiento’. entre otras, para
Estas teorías siempre han mantenido una particular seguir profundizando
desconfianza ante la posibilidad de la intervención activa el modelo en su fase
del Estado como vía para alcanzar el desarrollo (sea superior e insertar al
global, nacional, regional, local) y en clara oposición a país definitivamente
esa alternativa. La sugestiva frase con la que se sintetiza en la globalización
el Plan santista: “El mercado hasta donde sea posible, el neoliberal (con los
Estado hasta donde sea necesario” (p. 21) y la fórmula degradantes Tratados
que denominan Tercera Vía, entre otros, son síntomas por de Libre Comercio,
antonomasia de lo que acabamos de decir. empezando por los de
La visión ofrecida por el nuevo Plan de Desarrollo en los Estados Unidos
relación con este tópico implica decididamente una versión y el suscrito con la
neoliberal del crecimiento regional (endógeno), más allá Unión Europea), y
de que estas teorías se intenten presentar con una relativa no para regenerar
sofisticación que tiene por objeto ocultar la verdadera los niveles de vida
naturaleza de estos enfoques así como sus posibles efectos regionales ni mucho
y consecuencias. menos para instaurar
un crecimiento
¿Qué conclusiones se podrían desprender de una visión equilibrado de
como ésta? carácter nacional.

Un documento de la CEPAL-ILPES que explora el panorama contemporáneo de


las teorías de desarrollo, proporciona algunos elementos de juicio en torno a los
aspectos contemplados por el Plan. Dice, por ejemplo, el profesor Edgard Moncayo:
(…) por la lógica interna de los modelos de crecimiento endógeno [Nota:
como el que se defiende en el Plan], los teóricos de este enfoque, han seguido
cuestionando la validez de la evolución hacia la convergencia inducida solo por
las fuerzas de mercado (…) En síntesis, las teorías del crecimiento endógeno

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014

Volver a contenido
Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo. Departamento del Huila. Ubicado en la cuenca alta del Río Magdalena. El
origen de la obra, su naturaleza y el ejemplo de los daños causados —y nunca reparados— por Betania, han
creado un movimiento de protesta.

consideran que, de una forma u otra, los ricos tienden a ser más ricos como
consecuencia de los rendimientos crecientes de escala y que la convergencia
se circunscribe al club de los territorios que tienen la base de capital humano
suficiente para valerse de la tecnología moderna” (cursivas fuera del texto)3.

Pero a este diagnóstico no solo se accede teóricamente. También empíricamente.


Los estudios realizados por los mismos seguidores de estos enfoques encuentran
que bajo ellos, y en casos de la vida real, en Europa antes que alguna relación entre
convergencia y crecimiento regional se ha producido más bien una “polarización
entre regiones de altos niveles y bajos niveles de renta y una disminución del número
de regiones con renta intermedia”, con lo cual se ha venido generando una brecha
entre regiones muy ricas y otras muy pobres, en lo que se ha denominado los clubs
de convergencia (Baumol), situados en ambos espectros de renta (alta y baja).
En nuestro contexto latinoamericano la situación no es diferente. Los casos
estudiados –comenta Moncayo, entre ellos: Brasil, Perú, Chile y Colombia–
muestran retrocesos, con regiones ganadoras y otras perdedoras netas, además
del incremento (la mayoría de las veces, inusitado) de las disparidades entre las
regiones al interior de los países. Por lo tanto, antes que comprobarse algún tipo de
avance hacia la pretendida hipótesis de convergencia regional, las investigaciones
en general, falsean esta idea.
Según analistas fieles al neoliberalismo, como Jeffrey Sachs, la única manera
para entrar en “el club de la convergencia” sería adoptar políticas económicas
“apropiadas” y que, en lo fundamental, significarían: a) aumentar los niveles de
apertura internacional (desregulaciones y re-regulaciones favorables al capital
transnacional) y b) garantizar la protección de los derechos de propiedad (privados,
por supuesto, y que también coadyuvan en un ambiente “favorable” a lo primero).
Otros autores en la misma línea subrayan los impactos positivos de mejorar
la infraestructura social (instituciones y políticas públicas), un eufemismo que

3 Moncayo Jiménez, Edgard, “Evolución de los paradigmas y modelos interpretativos del desarrollo
regional”, Gestión Pública, No. 13, CEPAL-ILPES, 2001, p. 36.

_30 Volver a contenido


Si se quisiera avanzar nuevamente termina entrampado en la “necesidad” de
en un horizonte de favorecer la apertura internacional como la condición
mejoras, la verdadera sine qua non de la hipotética convergencia.
discusión sería instalar La ilusión de la convergencia entonces resulta más
el debate amplio bien sospechosa y parecería ser la excusa perfecta,
y necesario sobre entre otras, para seguir profundizando el modelo en
la transformación su fase superior e insertar al país definitivamente
radical del modelo en la globalización neoliberal (con los degradantes
de desarrolloTratados de Libre Comercio, empezando por los
económico y social, de los Estados Unidos y el suscrito con la Unión
desde luego y en Europea), y no para regenerar los niveles de vida
primer lugar, de corte regionales ni mucho menos para instaurar un
antineoliberal. Pero crecimiento equilibrado de carácter nacional.
los planteamientos Desde la evidencia empírica a nivel mundial y
que suma el Plan, también tomando en cuenta el desarrollo de estas
refuerzan la tozudez perspectivas teóricas, el profesor Moncayo concluye
de no virar el rumbo en su artículo: “En balance, de la aplicación de
y, con ello, avalar loslos distintos modelos de convergencia se extraen
lamentables resultados resultados contradictorios… desde la perspectiva de
–principalmente en el los modelos de crecimiento endógeno se predicen
terreno social– vistos procesos de polarización o de mantenimiento de los
por lo menos las desequilibrios…”4 .
últimas tres décadas Si se quisiera avanzar en un horizonte de mejoras,
bajo el neoliberalismo. la verdadera discusión sería instalar el debate amplio
y necesario sobre la transformación radical del
modelo de desarrollo económico y social, desde luego y en primer lugar, de
corte antineoliberal. Pero los planteamientos que suma el Plan, refuerzan la
tozudez de no virar el rumbo y, con ello, avalar los lamentables resultados
–principalmente en el terreno social– vistos por lo menos las últimas tres
décadas bajo el neoliberalismo. El Plan en este sentido debería ser honesta
y debidamente resubtitulado, intercambiando el orden de sus adjetivos, pues
sin duda lo que generará hacia adelante será más pobreza y menos empleo…
La historia más reciente no nos deja olvidar que en el marco del neoliberalismo
sencillamente no hay futuro. Ni en el viejo ni en este ‘nuevo neoliberalismo’.

4 Ibídem, p. 37.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014

Volver a contenido
¿Prosperidad para todos?
La llamada
convergencia regional

E l desarrollo desigual y combinado es una de las


características del modo de producción capitalista,
que, sin embargo, bajo el capitalismo del subdesarrollo, en
la periferia, adquiere formas más visibles y traumáticas. No
edwin andrés sólo ocurre en los países de mayor atraso relativo; de este
Martínez fenómeno tampoco se escapan los países que conforman el
bloque BRIC. Por el contrario, el común denominador de Brasil,
Economista Rusia, India y China es la existencia de grandes disparidades
Profesor Universidad en el grado de desarrollo espacial-regional, así como profundas
La Gran Colombia
desigualdades de ingreso.
La teoría económica del desarrollo ligada al dogma neoliberal
tiene serios problemas a la hora de demostrar la convergencia
en el nivel de desarrollo, tanto entre países como al interior
de los mismos. La historia muestra que ni siquiera en los
periodos de significativo crecimiento económico de la periferia
ha existido un comportamiento que permita concluir que la
distancia entre los países desarrollados y subdesarrollados
tienda a reducirse. Es más, la brecha no solo permanece en
lo económico, también se traslada al plano cultural, político y
social. No ha sido suficiente para la convergencia que algunas

_32 Volver a contenido


Proyecto Hidroeléctrico Porce II, III , IV. Departamento de Antioquia. Se inundan 890
hectáreas captadas del Río Porce para nutrir la Central Hidroeléctrica de Porce II

capas sociales de la periferia desarrollen un patrón de imitación de la


sociedad de consumo norteamericana y europea.
En Colombia, el problema de las desigualdades regionales es una constante
histórica. La concentración de la producción, la tecnología, los ingresos, la
infraestructura y la productividad ha acompañado toda la vida republicana.
Hacia finales de los años cincuenta del siglo pasado se estableció el ejercicio
de la planeación como una obligación de los gobiernos de turno, gracias a
la creación del Departamento Nacional de Planeación. Sin embargo, sólo
hasta 1970, bajo el gobierno de Misael Pastrana, aparece el primer Plan de
Desarrollo. No obstante, ninguno de los planes presentados desde aquella
época ha logrado resolver el problema de las desigualdades regionales.
En el periodo histórico de la Industrialización por Sustitución de
Importaciones –definido desde el punto de vista del modelo de desarrollo
imperante– aunque se intentó promover políticas de industrialización,
productividad e infraestructura por fuera de los intereses de la división
internacional del trabajo y se privilegió el fortalecimiento del mercado
interno, los intereses económico-políticos de las regiones más importantes
del país predominaron sobre la necesidad de ejercer una planeación hacia la
convergencia, de modo que antes que promover una evolución simétrica de

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014

Volver a contenido
Proyecto las regiones, aquellas que ya presentaban un mayor grado de
Hidroeléctrico Porce.
El proyecto que se desarrollo y concentración resultaron más beneficiadas.
lleva a cabo para Posteriormente, con el ascenso del neoliberalismo de
Empresas Públicas
de Medellín, a través
la globalización, el ejercicio planificador se ha ajustado
de la firma Ingenieros plenamente a las necesidades de la división internacional del
Consultores, Ingetec,
se adelanta en una
trabajo, con sus rasgos sobreexplotadores y neocolonizadores.
de sus fases en la El resurgimiento de la economía minero-extractiva y el
UN en Manizales, por
medio del diseño del
fortalecimiento de las grandes plantaciones agroexportadoras
vertedero de excesos. son manifestaciones de este proceso. En este caso, la
planificación traslada la competencia desigual y salvaje del
mercado capitalista mundial hacia el interior del país, creando
claramente regiones ganadoras y perdedoras. Con este telón
de fondo, las disparidades regionales no desaparecen, sino que
se profundizan y complejizan aún más.
El Plan Nacional de Desarrollo Prosperidad Para Todos
2010-2014 (Ver: www.dnp.gov.co) se enmarca en el propósito
de profundizar el modelo minero-agroexportador, que fue
impulsado de manera entusiasta por el gobierno anterior de
Álvaro Uribe. La Visión 2010-2014 del PND actual es una
reedición de la Visión Colombia 2019 en la cual el gobierno
de Uribe plasmó los rasgos generales de lo que sería una
economía completamente entregada a las multinacionales y al
gran capital financiero nacional e internacional.
El documento que sustenta el PND, en su capítulo 2,
Convergencia y Desarrollo Regional, Caracterización, Dinámica
y Desafíos, presenta los elementos centrales de la estrategia del
gobierno Santos para abordar la cuestión regional como uno de
los pilares para alcanzar “prosperidad para todos”. Para este
propósito, el papel del Estado se enmarca en el eufemismo de
la “Tercera Vía”, que esconde la receta neoliberal: “El mercado
hasta donde sea posible y el Estado hasta donde sea necesario”

_34 Volver a contenido


(PND, p. 21). Y más adelante precisa: “el Estado es
El conjunto del quien despeja el camino –fija las reglas de juego
modelo de desarrollo y dirime los conflictos–, pero el sector privado es
plasmado en el quien lo construye y lo recorre”.
documento deja En base al cálculo de un indicador de capacidades
serias dudas sobre de desarrollo endógeno, el Plan divide al país en 6
las posibilidades de zonas. Con ello, establece cuáles son las diferencias
alcanzar niveles de en materia de productividad, infraestructura y
convergencia entre tecnología, entre otros factores. De allí plantea
las regiones. No existe lineamientos estratégicos para cada zona, de
coherencia entre el acuerdo con sus “potencialidades” de desarrollo
propósito de mitigar endógeno. Por ejemplo, mientras que en la zona
las desigualdades central el objetivo es fortalecer la infraestructura
regionales y promover logística, de comunicación, ciencia y tecnología,
el crecimiento a través en la zona Caribe e insular se hace énfasis en la
de las “locomotoras” creación de clústeres turísticos y en el desarrollo
de la economía de la industria minera-energética. Este último sector
minera, extractiva y se privilegia como eje transversal para lograr la
agroexportadora. convergencia regional
No obstante, el conjunto del modelo de desarrollo
plasmado en el documento deja serias dudas sobre las posibilidades de
alcanzar niveles de convergencia entre las regiones. No existe coherencia
entre el propósito de mitigar las desigualdades regionales y promover el
crecimiento a través de las “locomotoras” de la economía minera, extractiva
y agroexportadora.
Cuando se analiza el comportamiento en los últimos años de estos sectores
desnacionalizados, las conclusiones no parecen indicar que la convergencia
y el desarrollo regional se logren por esta vía. Por ejemplo, el periodo 2004-
20081 muestra que aquellas regiones donde hacen presencia sectores como

1 Estas conclusiones provienen del estudio: Florián, Jhon y Martínez, Edwin Andrés.
Desarrollo y Subdesarrollo. Aproximación al Estructuralismo Latinoamericano. Texto

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014

Volver a contenido
La conclusión el petróleo, la minería o las grandes plantaciones
es obvia: agroexportadoras presentan grandes brechas de productividad
en términos al interior de estas industrias. Este es el caso de Santander,
regionales, la Boyacá y varios departamentos de la Costa Atlántica. Para
prosperidad no la economía santandereana, solo un sector, el del petróleo,
será para todos. presenta niveles importantes de productividad, mientras que la
Será para las producción de alimentos y algunos bienes manufacturados son
zonas menos 80% menos productivos que el sector extractivo.
atrasadas del Al evaluar la productividad por departamentos se observa que
país y para Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca son los más productivos
aquellos sectores en casi todos los renglones de la industria, especialmente en la
industriales elaboración de productos alimenticios y bebidas, fabricación de
ligados al capital equipo y aparatos de radio y comunicaciones; así mismo, estas
multinacional que regiones son las que presentan mayor diversidad productiva.
no irrigan sus Caso contrario son los departamentos de la Costa Atlántica y
buenos resultados otros donde predominan los sectores extractivos. Mientras que
en materia de departamentos como el Valle del Cauca presenta un indicador
productividad de productividad relativa de 0.44 en la elaboración de alimentos
y desarrollo y bebidas2, en departamentos como Bolívar este indicador
tecnológico, sino llega apenas a 0,22, y en Sucre, La Guajira y Cesar es de 0,12,
que se comportan 0,05 y 0,01, respectivamente.
como enclaves Lo anterior significa que estos sectores definidos como
que no generan “locomotoras productivas” y “promotoras de la convergencia”
encadenamientos no han contribuido a la diversificación productiva ni siquiera en
productivos. las regiones donde hacen presencia. Dado que están destinados
al sector externo y su propiedad es principalmente extranjera3,

en proceso de publicación.
2 Este indicador va de 0, cuando la productividad es muy baja, a 1, para el nivel
más alto de productividad.
3 La inversión extranjera, que ha pasado de 2 000 millones a comienzos de la

_36 Volver a contenido


Proyecto de Trasvase del Río Manso. Departamento del Tolima. Ahora las
aguas del Río Manso se están aprovechando para aumentar la capacidad
de generación eléctrica en la Central Hidroeléctrica Miel I.

la elevada productividad que presentan no se traduce en el surgimiento


o consolidación de nuevos sectores industriales que permitan elevar el
nivel de desarrollo de estos departamentos. De modo que su papel como
“locomotoras” queda en entredicho.
Además, llama la atención que en el Plan de Desarrollo del gobierno
Santos, las inversiones destinadas a mejorar las capacidades tecnológicas y
la competitividad no estén elaboradas para lograr la convergencia regional.
Cuando se analizan las capacidades tecnológicas de los departamentos
colombianos, se encuentra que la creación de tecnología, la infraestructura
tecnológica y el desarrollo de capacidades humanas se concentran en
Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca. Mientras que en Bogotá el índice
de producción de patentes fue de 1 (en una escala que va de 0 a 1), en
departamentos como La Guajira, Córdoba, Putumayo, este indicador fue
inferior a 0,1. Caso similar ocurre al analizar variables como la cobertura
de Internet, la población en edad universitaria matriculada en cada región
o la media de años de escolaridad de la población mayor de 14 años. En
la propuesta del gobierno Santos se insiste en favorecer el desarrollo de la
competitividad de aquellas regiones más avanzadas en estos indicadores.
La conclusión es obvia: en términos regionales, la prosperidad no será
para todos. Será para las zonas menos atrasadas del país y para aquellos
sectores industriales ligados al capital multinacional que no irrigan sus
buenos resultados en materia de productividad y desarrollo tecnológico,
sino que se comportan como enclaves que no generan encadenamientos
productivos, profundizan el intercambio desigual en el plano externo y a
nivel interno y, en consecuencia, ahondan el rasgo más protuberante del
capitalismo del subdesarrollo: el desarrollo desigual y combinado.

década anterior hasta 10 000 millones en los últimos años, se concentra en estos sectores.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014

Volver a contenido
Agricultura y
prosperidad democrática
1. La agricultura en el Plan de la

E
“Prosperidad para todos”
n medio de las fosas comunes, los cementerios
clandestinos y de 6.6 millones de hectáreas
despojadas por la violencia, el gobierno de la Unidad Nacional
de Juan Manuel Santos no ahorra argumentos para resaltar las
supuestas bondades de la Ley de Tierras y de los lineamientos
Jairo arMando
Jurado estrada de Política Agropecuaria y Desarrollo Rural contenidos en las
Bases de su Plan Nacional de Desarrollo. Sin embargo, un
Economista análisis del tema sugiere varias dudas sobre su efectividad.
En primer lugar, el Plan deja sin perspectiva de solución tres
aspectos fundamentales que caracterizan el problema agrario
colombiano: la gran concentración de la tierra; los procesos
violentos de expropiación; y la generación de una población
“excedentaria”, que no se articula a los mercados urbanos,
fluyendo hacia la informalidad, las economías extractivas y los
eslabones primarios del narcotráfico.
Por otra parte, las metas del Plan no inciden positivamente en
la reducción de las desigualdades en el campo. El coeficiente
Gini del sector rural es del 0.86 (superior al promedio de
los países de América Latina y uno de los más altos del
mundo)1. Los indicadores de pobreza se han incrementado
considerablemente, mientras la pobreza urbana alcanzó el 40%,

1 Machado, Absalón. “La tierra y el desarrollo humano”. En: Hechos de Paz: La


tierra y el Desarrollo Humano. PNUD. Bogotá, 2010. p. 5. http://hechosdelcallejon.
pnudcolombia.org/hechos _ 57/La _ tierra _ y _ el _ desarrollo _ humano.pdf

_38 Volver a contenido


“El capital transnacional persigue con infinita voracidad los recursos mineros y energéticos del
planeta”: Drummond Company. Mina de Carbón La Loma - “Pribbenow”. Departamento del Cesar.
La multinacional ha desviado el Caño San Antonio para ampliar la explotación de carbón.

en el sector rural esta se elevó al 63%2. Estas desigualdades, derivadas de la


ausencia de una reforma agraria estructural, no tienen perspectivas reales de
solución, pues las metas del Plan se orientan más hacia el impulso de la gran
agricultura comercial y empresarial que hacia el fortalecimiento del principal
productor de alimentos en Colombia: la economía campesina.
El fortalecimiento de la gran agricultura comercial y empresarial tiene como
telón de fondo los cambios económicos registrados durante el último cuarto
del siglo XX, durante el cual se abandonaron los objetivos del desarrollo y la
modernización, al igual que los principios de la industrialización sustitutiva,
para reemplazarlos por un modelo de financiarización especulativa y
reprimarización de la economía3. En este contexto, el Plan implementa un
modelo de desarrollo rural agroindustrial basado en cultivos para exportación
y la producción de biocombustibles que arrastrará a Colombia a un escenario
de desabastecimiento alimentario y de reconversión productiva, generando
cambios sustanciales en la vocación agroalimentaria del país en beneficio de
las transnacionales y el latifundio.
La política sectorial gira, entonces, alrededor de “aumentar las escalas
de la producción bajo un enfoque de conglomerados productivos”4 y de
“involucrar a los pequeños productores en esquemas asociativos que

2 Valencia, Reina Lucia (coordinación periodística). Cuadernos tierra y justicia No. 11: El mandato
agrario vive 2002-2010. Instituto Latinoamericano para una Sociedad y un Derecho Alternativos
(ILSA). Bogotá, 2010. p. 2
3 Libreros, Daniel y Sarmiento, Libardo. “La hegemonía de la oligarquía finaciero-terrateniente
en Colombia”. En: Revista Espacio Crítico. No. 7, Julio-Diciembre. p. 5. http://localhost/
espaciocritico.com/articulos/rev07/n7 _ a11.htm
4 Departamento Nacional de Planeación. Bases del Plan Nacional de Desarrollo 2010 – 2014
Prosperidad para Todos. Bogotá, 2010. p. 186.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014

Volver a contenido
faciliten su incorporación en procesos de empresarización El Plan implementa un
y articulación con inversionistas privados”5. De igual modelo de desarrollo
manera, las metas del Plan se articulan con la Visión rural agroindustrial
Colombia 2019, donde se contempla un escenario de basado en cultivos
crecimiento del mercado transnacionalizado y la integración para exportación
del país al mundo a través de bloques económicos, con el y la producción de
falso argumento de que el mercado interno es demasiado biocombustibles que
pequeño para absorber el potencial de la producción arrastrará a Colombia
agropecuaria. a un escenario de
desabastecimiento
2. ¿A quién le sirve la política agropecuaria? alimentario y de
Ninguna iniciativa gubernamental ha permitido superar reconversión productiva,
los principales problemas asociados a la anacrónica generando cambios
estructura agraria que constituye la génesis del conflicto sustanciales en la
social y armado. Un balance histórico de la política agraria vocación agroalimentaria
en el último siglo muestra que las intenciones reformistas del país en beneficio
y liberales propuestas desde 1936 fueron desplazadas por de las transnacionales
cada nueva norma (hasta concluir en 1994 con la ley 160 y el latifundio.
y, actualmente, con el proyecto de Ley de Tierras), bajo la
lógica depredadora de la transformación del modelo de acumulación capitalista, de
los sucesivos ciclos de violencia impuestos por los diferentes regímenes políticos
y de un sistema gatopardista, “en donde todo cambia para que todo siga igual”6.
Así, la propuesta de Reforma agraria de los años 30 desembocó en la reacción
terrateniente y en la generalización de la violencia de los años cuarenta y cincuenta.
Más tarde, con el régimen frentenacionalista, se volvió a agitar la necesidad de la
reforma agraria con las leyes 135 de 1961 y 1ª de 1968, la cual sería desmontada en
1973 con el Acuerdo de Chicoral. Entre 1930 y 1975, en el marco del fortalecimiento
político de la burguesía industrial, el país tuvo un modelo de desarrollo basado
en el apoyo y la protección al sector moderno de la economía, que constituyó
un proceso de modernización violenta, de despojo y expulsión de los pequeños

5 Op, Cit. p. 186


6 Hernández, Luis Humberto. Política agraria colombiana: prefactualidad y escenarios hacia el 2019.
Ponencia presentada en la Universidad Javeriana. Bogotá 2006.

_40 Volver a contenido


Trasvase Guarinó. Departamento de Caldas.
Al igual que el Trasvase del Río Manso, este
proyecto busca aumentar la capacidad de
generación hidroeléctrica de la Central La Miel,
a través de la construcción de varios túneles.

propietarios rurales: en el periodo que va de 1946 a 1958, 300 mil colombianos


fueron asesinados y hubo 2 millones desplazados7.
La estructura de la propiedad de la tierra en los años 60 y 70 presentó un
coeficiente Gini del 0.186 (de cada 100 hectáreas 81.6 eran de un solo dueño,
reflejo del problema de concentración de la propiedad, y donde la ganadería
ocupaba el 90.3% de la tierra)8. Para los años posteriores al Acuerdo de Chicoral,
el fenómeno de la concentración sigue el mismo comportamiento, el crecimiento
de las áreas de ganadería extensiva y de la gran propiedad se acompaña del
deterioro de la mediana y continua fragmentación de la pequeña.
En consonancia con las directrices internacionales, las políticas agrarias de
los 90 se dirigieron a la asignación de recursos de inversión, la reorganización y
relocalización de la producción y a la comercialización de alimentos y materias
primas para la producción de agrocombustibles, dando un giro a sus prioridades
en beneficio del sector empresarial y en desmedro de la mediana y pequeña
producción agrícola. El marco de esta orientación fue la ley 160 del 1994, a partir
de la cual la tierra entraba en el libre juego de oferta y demanda, acentuando su
tendencia a la monopolización: en 2002 las fincas con más de 500 hectáreas
controlaban el 61% de la superficie predial y pertenecían sólo al 0.4% de los
propietarios9.
En la última década, la Ley 791 de 2002 golpeó a los campesinos desplazados al
reducir los términos de la prescripción para facilitar a los usurpadores apoderarse
legalmente de las tierras. La ley 793 de 2002 eliminó las normas de la Ley 333
de 1996 que ordenaban entregar para reforma agraria, resguardos indígenas y
tierras colectivas de comunidades negras las tierras de extinción de dominio por
enriquecimiento ilícito. De otro lado, la Ley 685 de 2001 (Código de Minas) y la
legislación petrolera afectaron gravemente los derechos territoriales indígenas
y afrocolombianos. Esta legislación del despojo, garantizada por la violencia,

7 Libreros, Daniel y Sarmiento, Libardo. “La hegemonía de la oligarquía finaciero-terrateniente en


Colombia”. En: Revista Espacio Crítico. No. 7, Julio – Diciembre. p. 5. http://localhost/espaciocritico.
com/articulos/rev07/n7 _ a11.htm
8 Vargas, Alejo. “Sobre los conceptos de sistema y régimen político”. En: Notas sobre el estado y la
política. Almudena Editores. Bogotá 2001.
9 Fajardo, Darío. “Tierras, justicia y paz en Colombia”. En: Ensayos críticos No. 6. p. 53. http://www.
espaciocritico.com

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014

Volver a contenido
Esquema Trasvase Guarinó.
Departamento de Caldas.

continuó posteriormente con la Ley Forestal y el Estatuto Rural, declarados


inconstitucionales por la Corte Constitucional.
La expansión de la gran agricultura empresarial ha contado con generosos
recursos públicos, con el amparo legal frente a la obligación de usarlos, con
exenciones y con una reducida tributación de la tierra. El programa Agro
Ingreso Seguro, creado por la ley 1113 de 2007, otorgó en los primeros
dos meses de 2009, bajo una línea especial de crédito, 27 600 millones de
pesos, de los cuales una sola compañía, Palmeros del Pacífico Sur (ubicada
en Tumaco) recibió más dinero que todos los beneficiarios en cualquier
otro departamento del país, pues obtuvo 4 321
Mientras el Plan de millones (más del 15% de total). De igual forma,
Desarrollo impulsa tres empresas palmicultoras pertenecientes a
una estrategia la familia Sarmiento Angulo (Palmas Pororó,
de acumulación Palmas Sicarare, Palmas Tamacá) recibieron 3
capitalista basada en 950 millones (14,27% del total de los créditos).
hidrocarburos, minería Si se suman dos palmicultores más –Asociación
y agrocombustibles, de Agricultores Palma de Caunapí y Palmar El
el paramilitarismo Diamante–, los palmicultores recibieron casi el
y el régimen 40%de los dineros entregados10.
neocorporativista le El “giro de la política agropecuaria” de los
garantizan al capital últimos años no condujo a la recuperación
transnacional el control productiva, sino al posicionamiento económico y
territorial, abriendo el parapolítico del empresariado. La ampliación de
camino a una creciente las áreas sembradas con cultivos permanentes,
transnacionalización en contraposición con los temporales, generó
y desnacionalización niveles profundos de pobreza y de vulnerabilidad
de la economía, alimentaria. El desplazamiento forzado dejó al
en el marco de la 75% de los hogares desplazados por debajo de
acumulación flexible la línea de indigencia, en tanto que los niveles de
y la financiarización destrucción de la agricultura parcelaria alcanzados
del capital.

10 Lewin, Juan Esteban. “Palma ingreso seguro”. En: www. lasillavacia.com. Consultado 6 de
octubre de 2009.

_42 Volver a contenido


condujeron al país de la autosuficiencia a la dependencia El “giro de la política
de los mercados externos en cerca del 50%11. agropecuaria” de los
El gobierno estima en 2 millones el número de hectáreas últimos años no condujo
para la restitución de tierras; no obstante, la III Encuesta a la recuperación
de verificación de los derechos de la población desplazada productiva, sino al
calcula en 6.6 millones el número de hectáreas despojadas posicionamiento
entre 1980 y julio de 2010, y en 434 099 el número de económico y parapolítico
familias desplazadas. Junto a la Ley de Tierras, el Plan del empresariado.
de Santos activará la inversión privada en las áreas La ampliación de las
prioritarias de restitución (La Macarena, Buenaventura, áreas sembradas con
Montes de María, El Catatumbo, Sierra Nevada, Córdoba, cultivos permanentes,
Urabá, Chocó, Cauca, Nariño, Putumayo y Caquetá) y en contraposición
creará “Zonas de Desarrollo Agroempresarial”, donde con los temporales,
la mano de obra de los desplazados será incorporada generó niveles
a la producción de agrocombustibles y de agricultura profundos de pobreza
para la exportación mediante “alianzas estratégicas” o y de vulnerabilidad
“asociaciones productivas”, sin contrato de trabajo y alimentaria.
como supuestos “socios”.
Mientras el Plan de Desarrollo impulsa una estrategia de acumulación
capitalista basada en hidrocarburos, minería y agrocombustibles, el
paramilitarismo y el régimen neocorporativista le garantizan al capital
transnacional el control territorial, abriendo el camino a una creciente
transnacionalización y desnacionalización de la economía, en el marco de
la acumulación flexible y la financiarización del capital. El renovado interés
del gobierno de la Unidad Nacional en el tema agrario guarda estrecha
relación con la urgencia de los inversionistas que se encuentran detrás de los
negocios de los agrocombustibles y la minería por “aclarar” sus “derechos
de propiedad” sobre muchas de las expropiaciones violentas de tierra que de
tiempo atrás han patrocinado.

11 Fajardo, Darío. Tierras, justicia y paz en Colombia. En: Ensayos críticos No. 6. p. 53.
http://www.espaciocritico.com

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014

Volver a contenido
Política para un campo
sin campesinos

Finalizando el año 2010, el Departamento Nacional de


Planeación, DNP, dio a conocer el documento Bases
del Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014. Prosperidad para
Freddy ordóñez todos . En el texto se aborda la construcción de un modelo
1

de ruralidad pensado desde las lógicas del capital2. El


Investigador ILSA campo propuesto en el Plan Nacional de Desarrollo, PND, es
funcional al mercado, principalmente externo, recogiendo lo
hecho por Álvaro Uribe en sus dos gobiernos 3. El modelo de
ruralidad que expone el texto para estos cuatro años no es de
“reforma agraria”, tal como lo quiere hacer creer el Ministro
de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo, sino

1 Departamento Nacional de Planeación. Bases del Plan Nacional de Desarrollo


2010-2014. Prosperidad para todos. Más empleo, menos pobreza y más
seguridad. Bogotá: DNP, 2010. El apartado que se analiza en este artículo es
el numeral 2, “Agricultura y desarrollo rural”, del subcapítulo C, “Locomotoras
para el crecimiento y la generación de empleo”, contenido en el capítulo III
“Crecimiento sostenible y competitividad”. pp. 170 – 186.
2 Es decir desde la maximización de la ganancia, la optimización de costes y de
explotación de la mano de obra. Montagut Xavier y Vivas Esther. Del campo al
plato. Los circuitos de producción y distribución de alimentos. Barcelona: Icaria,
2009. p. 9.
3 Básicamente toma elementos de: Visión Colombia II Centenario: 2019;
Colombia país minero. Plan nacional para el desarrollo minero. Visión al año
2019; las agendas internas para la productividad y la competitividad y el Plan
Nacional de Desarrollo 2006-2010. Estado Comunitario: desarrollo para todos.

_44 Volver a contenido


Cetral Hidroeléctrica. Departamento de Antioquia. Desde 1932 se iniciaron los estudios para
revisar el potencial hidroeléctrico del Río Nare. En 1960 se firmo el contrato entre EEPPM y
el consorcio integral de Medellín. Debido a que la cabecera del Municipio el Peñol y parte de
Guatapé, quedaban inundadas por el embalse, se reubicaron 4.725 habitantes de la zona.

de descampesinización del campo, es decir, es el modelo de un campo


sin campesinos4.

¿De dónde viene y hacia dónde va el campo colombiano?


El campo ha sido el escenario de la confrontación armada y desde donde
ha salido el grueso de las más de cuatro millones de personas internamente
desplazadas, lo que va unido con el abandono forzado y el despojo de bienes,
presentándose, de un lado, el desplazamiento forzado y el despojo como
consecuencia del conflicto, y, por otro, el conflicto como consecuencia de
la necesidad de desplazar y despojar; es decir, en Colombia “no solo hay
desplazados porque hay guerra, sino especialmente hay guerra para que
haya desplazados”5.
El campesinado, los afrodescendientes y los indígenas han sido obligados
a abandonar 5,5 millones de hectáreas correspondientes a sus tierras y
territorios6, situación de la que han resultado beneficiados empresarios
nacionales y transnacionales, de la economía legal e ilegal y el mismo Estado.
Para el caso nacional, lo anterior ha sido llamado acumulación mediante

4 Es particularmente interesante que en el texto analizado únicamente se use tres veces la


palabra “campesino”.
5 Mondragón Héctor. La organización campesina en un ambiente de terror. Bogotá: ILSA, 2002. p. 5.
6 Corte Constitucional de Colombia. Auto 008 de 2009. MP. Manuel José Cepeda Espinoza.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014

Volver a contenido
Central Hidroeléctrica La Miel I. Departamento de Caldas.
Genera energía a partir de los ríos La Miel. Manso, Samaná Sur
y otras afluentes como los ríos Pensilvania, Tenerife, Moro y
Medina. Su construcción ha generado polémicas, ya que ha sido
necesario represar otros ríos para generar más energía.

la guerra7 y ha permitido configuraciones no campesinas


de lo rural, adecuando “el campo a la nueva interrelación
entre el latifundio especulativo y la inversión transnacional
en infraestructura, especialmente vías de comunicación e
industrias extractivas, agrícolas o forestales”8.
El campo sin campesinos se manifiesta en el ofrecimiento de
47 767 887 millones de hectáreas (casi la mitad del territorio
nacional) para exploración y explotación de petróleo en la Ronda
Colombia 2010, de los cuales se adjudicaron alrededor de 9,5
millones de hectáreas; el interés por duplicar la producción
nacional de carbón y de oro para el año 20199, y la proyección
de aumento de la totalidad del área potencial en palma africana
(3 273 282 Has.) y caña para etanol (3 891 221 Has.),
cultivos que se encuentran en 357 047 y 31 401 hectáreas,
respectivamente10; entre otras apuestas. Las anteriores cifras
deben obligatoriamente ser comparadas con las dos millones
de hectáreas, ofertadas por Santos para reparar a las víctimas
del desplazamiento y el despojo.

7 Mondragón Héctor. Acumulación mediante la guerra. En: Deslinde No 46.


Bogotá: Cedetrabajo, 2010. pp. 30-36.
8 Mondragón Héctor. La institucionalización del despojo. En: Etnias & Política
No. 8. Bogotá: CECOIN, 2008. p. 49.
9 Se duplicará producción minera al 2019, según el Ministerio de Minas y
Energía. En Portafolio. Disponible en: http://www.portafolio.com.co/economia/
economiahoy/ARTICULO-WEB-NOTA _ INTERIOR _ PORTA-7861758.html.
Se destacan dentro de los planes mineros, la implementación de proyectos de
extracción de carbón a cielo abierto en zonas como el Catatumbo (Norte de
Santander) y la solicitud de concesión de cuatro millones de hectáreas hecha
por la Anglo Gold Ashanti para extraer oro.
10 Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural. Biocombustibles. Disponible en:
http://www.minagricultura.gov.co/02componentes/05biocombustible.aspx

_46 Volver a contenido


Las bases del PND 2010 – 2014
Los planteamientos sobre lo agrario se centran en la necesidad de “políticas
integrales para el desarrollo rural orientadas a mejorar el acceso de los
hogares rurales a activos productivos y al mejoramiento de sus capacidades
para aprovechar estos activos, de forma que puedan superar su condición
de pobreza e integrarse en condiciones justas y competitivas al mercado”.
El texto inicia con un diagnóstico que da cuenta del atraso del sector rural
frente a otros sectores de la economía nacional, atraso que se incrementó,
según las cifras que expone el mismo documento, durante el gobierno Uribe.
Llama la atención la lectura capitalista con la que se plantean y analizan
las problemáticas identificadas en el documento para el campo11. De los
elementos expuestos en el diagnóstico, y que alimentan el debate sobre
las políticas agrarias en el país, son resaltables: (i) el silencio frente a los
18,1 millones de hectáreas carentes de vocación para uso ganadero, que
actualmente están siendo usadas con este fin; (ii) el reconocimiento hecho
a los altos costos de producción de cultivos, cuyo 40% va a dar a las manos
de las empresas productoras de fertilizantes, semillas y plaguicidas; (iii)
la evidencia, del elevado costo de producción en Colombia de los cultivos
“promisorios”, caso palma africana, sostenidos gracias al capitalismo
burocrático; (iv) el interés por incentivar la inversión y el riesgo financiero
entre los campesinos, y (v) el reconocimiento de las condiciones de pobreza
que viven los campesinos colombianos.
Eduardo Sarmiento, al hacer una lectura sobre la evolución del sector
agrario presentada en el diagnóstico, señala: “los fracasos se originaron en

11 Las cuales son: baja competitividad y productividad de algunos rubros que tienen una
contribución importante en el PIB sectorial; limitada disponibilidad de infraestructura para el
transporte y la comercialización de los productos agropecuarios; limitaciones para ampliar y
diversificar mercados y baja capacidad para enfrentar factores exógenos de corto plazo; y
dificultad de la población rural para desarrollar su potencial productivo

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014

Volver a contenido
El campesinado, los diagnósticos inspirados en el libre mercado y […] su
afrodescendientes mantenimiento conduc[e] a replicarlos”12.
y los indígenas En cuanto al enfoque de política, el PND considera
han sido obligados al sector agropecuario y rural como una locomotora
a abandonar 5,5 de crecimiento, partiendo de lo que sería un aumento
millones de hectáreas sostenido de la producción, por encima del promedio
correspondientes a sus nacional, lo cual es bastante paradójico, si se contempla
tierras y territorios, lo indicado en el mismo texto sobre la evolución sectorial.
situación de la que han El crecimiento estaría fundamentado en el aumento
resultado beneficiados en competitividad y productividad, lo que, desde
empresarios nacionales una lectura capitalista, se entiende como un uso no
y transnacionales, de la campesino de la tierra. Planeación, erradamente, asocia
economía legal e ilegal baja competitividad y productividad con agricultura
y el mismo Estado. campesina, por lo que propone transformar ésta a
agricultura capitalista, desconociendo que: (a) la finalidad
de la economía campesina no es la maximización de la
ganancia en el proceso de producción de alimentos, sino
la existencia, el desarrollo digno de las dimensiones de
la vida y el ejercicio de los derechos humanos; (b) entre
más pequeños son los predios mayor es el porcentaje de
éstos dedicado a producción agrícola, es decir, la parcela
campesina es productiva, el latifundio es improductivo13,
y (c) la participación de los campesinos en la producción
agrícola es del orden del 67%14.

12 Sarmiento Eduardo. Las locomotoras. En: El Espectador. Noviembre


20 de 2010. Disponible en: http://www.elespectador.com/columna-
235843-locomotoras.
13 Fajardo Montaña, Darío. Tierra, poder político y reformas agraria y
rural. Bogotá: ILSA, 2002. p. 4
14 ForeroJaime.Economíacampesina,pobreza,tierraydesplazamiento
en Colombia. En: Forero Jaime (Ed.). El campesino colombiano entre

_48 Volver a contenido


Triángulo del Tolima. Departamento del Tolima. Distrito de riego más importante del país, después
de Ranchería (Guajira). El proyecto capta las aguas del Río Saldaña, municipio de Coyaima.

Por otra parte, en el Plan se incluyen apoyos temporales para la superación


de barreras que impiden la competitividad, pero contrario a los apoyos
entregados a algunos sectores agroindustriales, como el de las flores y los
agrocombustibles, se señala la necesidad de implementar compromisos de
innovación verificables para “evitar” la “simple transferencia de ingresos de
la sociedad a ciertos grupos de particulares”15.
Para superar los “cuellos de botella” del sector, se proponen siete
lineamientos estratégicos: (1) incrementar la competitividad de la producción
agropecuaria; (2) promover los encadenamientos productivos y la agregación
de valor; (3) ampliar y diversificar los mercados agropecuarios externos
e internos; (4) promover esquemas de gestión del riesgo y mejorar las
condiciones para las inversiones en el campo; (5) mejorar la capacidad para
generar ingresos por parte de la población rural; (6) promover la equidad en el
desarrollo regional rural, y (7) adecuar la institucionalidad para el desarrollo
rural y la competitividad.
Los anteriores lineamientos dan lugar a las metas propuestas, dentro de
cuyos componentes se destaca para el debate sobre lo agrario y la expansión
del capitalismo en el campo lo siguiente:

• La mínima reducción planteada en el área sin vocación pecuaria


actualmente en uso (de 20 millones de hectáreas sólo se reducirían 4
millones cuatrocientas mil), lo que significa que se seguirá protegiendo
al latifundio ganadero.
• El aumento en área forestal entre el 2010 y el 2019, pasando de 369 203
a 1 394 343 hectáreas, lo que está asociado con el mercado de carbono
originado a partir de los mecanismos de mitigación de cambio climático

el protagonismo económico y el desconocimiento de la sociedad. Bogotá: Pontificia Universidad


Javeriana, 2010. p. 70.
15 Departamento Nacional de Planeación. Op. cit., p. 176. Estos grupos de particulares serían
campesinos o asociaciones de pequeños productores.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014

Volver a contenido
(que lucrará a sectores privados y generará
nuevos conflictos territoriales).
• El crecimiento mínimo en el área agrícola
propuesto para el periodo 2010-2014, el cual
pasa de 4 604 094 a 5 032 019 has, lo que
deja ver la continuidad en la importación de
alimentos y la no destinación agrícola del
1 500 000 has de baldíos a adjudicar en el
cuatrienio.
• El impulso al biocomercio y al aprovechamiento
de la biodiversidad, los que contarán con
instrumentos financieros para su incentivo
empresarial.
• La promoción de encadenamientos en
condiciones de desigualdad (empresarios
y campesinos) en las llamadas Zonas de
Desarrollo Empresarial lideradas por la
inversión privada y que pueden implicar la
transferencia de la propiedad por parte de los
pequeños productores.
• Ligado al punto anterior, se presentan las
estrategias para la formalización de la
propiedad y adjudicación de baldíos, las
cuales están pensadas como formas de
modernización del campo y de acceso a la
tierra, pero principalmente como formas de
acceder al mercado, a los servicios financieros
y de asegurar la inversión de la banca privada.
El gran ausente en el Plan es el tema de la
concentración de la propiedad de la tierra. Este
problema medular del campo colombiano apenas
es abordado al hablar de la redistribución de las
Triángulo del Tolima. Departamento
del Tolima. Fase del proyecto tierras resultantes de la extinción de dominio, lo que
en el municipio de Coyaima. representa un desconocimiento o un ocultamiento

_50 Volver a contenido


intencional de sus dimensiones. La concentración en El gran ausente en
la tenencia de la tierra se evidencia en un coeficiente el Plan es el tema de
de Gini cercano al 0,8 y en las cifras sobre propiedad: la concentración de
en el año 2000, las fincas menores de tres hectáreas la propiedad de la
correspondían al 1,7% de la superficie y pertenecían al tierra. Este problema
57,3% de los propietarios, mientras que para las fincas de medular del campo
más de 500 hectáreas estos porcentajes eran del 61,2% y colombiano apenas
el 0,4%, respectivamente16. El problema de la tierra no se es abordado al hablar
soluciona con la extinción de dominio de predios ligados de la redistribución
al narcotráfico17 ni con el ordenamiento de los derechos de las tierras
de propiedad ni con la conformación de Zonas de Reserva resultantes de la
Campesina funcionales a las inversiones en el campo del extinción de dominio,
gran capital. lo que representa
Al analizar el PND se mantiene la tesis de la redistribución un desconocimiento
de la tierra, de la reparación de las víctimas y de un o un ocultamiento
desarrollo rural que incluya al campesinado a sus formas intencional de sus
de tenencia y producción agraria. El movimiento campesino dimensiones.
y las organizaciones sociales tienen un importante papel
que jugar en este cuatrienio ante las políticas agrarias a
implementar, de lo contrario se consolidará el modelo de
campo sin campesinos.

16 Fajardo Montaña, Darío. Op. cit., p. 5.


17 Algunos estudios señalan que “la estructura de propiedad propiciada
por los narcotraficantes puede ser menos concentrada que la del
latifundio tradicional”. Kalmanovitz, Salomón y López Enciso, Enrique.
La agricultura colombiana en el siglo XX. Bogotá: Fondo de Cultura
Económica, 2006. p. 334.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014

Volver a contenido
Ley de primer empleo
y salario mínimo

a) Las recomendaciones de Domingo Cavallo y Rodrigo Botero

D
omingo Cavallo, uno de los asesores internacionales
Daniel libreros de mayor confianza de las Instituciones Financieras
Internacionales –IFIS– en Latinoamérica y quien tuvo
Profesor del
Departamento de responsabilidad política directa en el colapso económico del 2001
Ciencia Política en Argentina, y Rodrigo Botero ex Ministro de Hacienda y tecnócrata
Universidad identificado por su defensa a ultranza del neoliberalismo en el país, fueron
Nacional de contratados por el gobierno anterior para que diseñaran propuestas
Colombia frente al tema del desempleo. El gobierno de Santos le dio continuidad
a la asesoría y aceptó sus recomendaciones incorporándolas en la
llamada Ley de primer empleo1. La propuesta Cavallo-Botero incluía los
siguientes elementos:

1 El Documento de conclusiones de Cavallo y Botero fue publicado por


FEDESARROLLO en marzo de 2010 con el título “Incentivos al Empleo
Formal: Una Propuesta” en Internet. Un análisis complementario y
justificativo del anterior fue elaborado por Hugo López, funcionario del
Banco de la República de Medellín, y publicado igualmente en Internet
por FEDESARROLLO bajo el título, “Mercado Laboral, Informalidad e
Implicaciones de las Propuestas del Gobierno”, en Octubre del 2010. La

_52 Volver a contenido


El mundo es ancho y ajeno

• Aceptar que el desempleo es un problema estructural en el país y, en consecuencia,


convertirlo en el asunto central de la política económica.
• Cambiar los incentivos fiscales que operan mediante exenciones al capital por
exenciones tributarias al incremento de la nómina resultado de la formalización
de nuevos trabajadores. La fórmula diseñada fue la de eliminar la deducción
tributaria del 40% por inversión en activos fijos productivos compensándola con
“un crédito fiscal del 60 % de los impuestos pagados sobre el incremento real
en la masa salarial…”, además de que será “deducible el 60 % de todos los
impuestos pagados sobre la nómina salarial correspondiente a los trabajadores
ocupados que en el año base no estaban inscritos en la seguridad social, porque
estaban inactivos, desempleados o trabajando en la informalidad…”2.
Los autores demuestran con datos estadísticos que la suma de estas exenciones
es mayor al monto de la deducción por activos fijos y, por consiguiente, favorable en
términos de costos a cada empresario individual. Esto en el escenario microeconómico

ley de primer empleo aprobada en las sesiones ordinarias del segundo semestre del
2010 fue firmada por el gobierno el 29 de diciembre y publicitada como Ley 1429.
2 La deducción del 40% por inversión en activos fijos productivos ya fue eliminada
mediante la llamada “Reforma de Ingresos y Competitividad” aprobada por el Congreso
el 15 de diciembre pasado. El monto de esa deducción era cercano a los $4 billones
según el propio Ministro de Hacienda.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Neoliberalismo rampante

Volver a contenido
de las empresas. Pero la propuesta apunta a mayores resultados en la macroeconomía,
es decir, en el desarrollo de la acumulación de capital. Efectivamente, formalizar
desempleados significa incorporar integrantes del denominado “ejército de reserva”,
lo que presiona hacia abajo los salarios y, al mismo tiempo, aumenta la presencia de
“trabajo vivo frente a trabajo muerto”, beneficiando las ganancias del conjunto de
los capitalistas. Dicho en otros términos, reduce la composición orgánica de capital
aumentando la tasa de plusvalía3.
• Las sugerencias de Cavallo-Botero tienen un argumento transversal. Las
exenciones tributarias sobre la formalización de nuevos empleos interesan
a un número mayor de empresas –incluyendo las pequeñas y medianas–, en
las que es recurrente la ausencia de registros mercantiles, la evasión fiscal y
la contratación laboral informal. Adicionalmente, la formalización de nuevos
trabajadores aumenta las cotizaciones a la Seguridad Social.
• Aumentar en 20 puntos el impuesto de renta en las zonas francas para
estandarizar con el promedio nacional los incentivos de ese régimen especial
en lo relacionado con incrementos de nómina. Ello por cuanto “ese cambio en
el esquema de incentivos beneficiaría a las empresas que tienen mayor masa
salarial como proporción de la renta gravable…”4.

3 De hecho, esto ha operado en las últimas décadas en la actual fase de la globalización


neoliberal. Con la incorporación masiva de millones de trabajadores que habitan en
los países del anteriormente llamado “socialismo real” al mercado mundial del trabajo
durante la década de los noventa y con la posterior entrada de China en la OMC operó
una baja en el salario promedio internacional y una reducción de la compasión orgánica,
ambas favorables a la acumulación de capital. Ello, a pesar de la aplicación industrial
a gran escala de las invenciones de la “tercera revolución tecnológica”. Debe añadirse
que este incremento de la inversión en tecnología combinado con reducción de los
salarios y de la composición orgánica de capital, han posibilitado la captura por parte
de los grupos transnacionales de plusvalía absoluta y relativa. Cavallo-Botero hacen
propuestas en el marco de un país periférico que lejos de implementar desarrollos
tecnológicos transita hacia la “reprimarización” de la economía. Sus fórmulas llevarían a
un aumento de plusvalía absoluta.
4 Debe añadirse que esta fórmula, que confirma la tesis anterior, no eliminaría totalmente
las exenciones sobre el impuesto a la renta que operan en las zonas francas. Textualmente
dice el documento Cavallo–Botero, “El beneficio que en forma de reducción de la tasa

_54 Volver a contenido


Campaña Colombia Humanitaria.
La acción caritativa de la
población deviene en otra
forma de tributo social

b) El contenido de la ley de primer empleo


La Ley 1429 del 2010 ya es la ley de primer empleo, oficializada por
el gobierno el 29 de diciembre pasado. Allí se incluyeron el grueso de las
conclusiones del documento Cavallo-Botero. Fue dividida en dos apartes: el
primero focalizado en las pequeñas y medianas empresas y el segundo para
las empresas en general.
En el caso de las pequeñas y medianas empresas, el legislador las definió
como aquellas que cuentan con un número inferior a 50 trabajadores o con
un capital inferior a 5.000 salarios mínimos vigentes y, bajo la justificación de
incorporarla en el régimen legal empresarial y de incentivar la formalización
laboral de menores de 28 años, les otorgó:
• Una exención total del pago del impuesto de renta durante los dos primeros
años. A partir del tercero se abrirá una transición en la que pagarán el 25%
y luego subirán ese mismo monto por año hasta que lleguen a pagar la
totalidad del impuesto en el sexto año.
• Exención en el pago de rentas parafiscales utilizando la misma fórmula y
por el mismo período de las exenciones al impuesto a la renta.
• Deducciones tributarias en diversos períodos y en lo referente a matrícula
mercantil, retención en la fuente y renta presuntiva.
Para las empresas en general –y desconociendo las recomendaciones
de Cavallo-Botero sobre zonas francas–, la ley 1429 estipuló que por un
período de dos años “los empleadores que vinculen laboralmente nuevos
trabajadores con la condición de que devenguen menos de 1.5 salarios
mínimos mensuales legales vigentes, podrán tomar los aportes al SENA, ICBF
y Cajas de Compensación Familiar, así como el aporte en salud a la subcuenta
de solidaridad del Fosyga y el aporte al Fondo de Garantía de Pensión Mínima

en el impuesto sobre la renta otorga actualmente ese régimen se limitaría a 13


puntos: la tasa del impuesto a la renta baja del 33% a 20% y no a 15%...” Tampoco
están en discusión las normas que consagran una “soberanía corporativa” en
esas áreas que de excepcionales devinieron en normales.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Neoliberalismo rampante

Volver a contenido
Y el presupuesto para la
guerra es intocable?

correspondientes a los nuevos empleos, como descuento tributario para efectos de


la determinación del Impuesto sobre la Renta y complementarios…”5. Al descontar
las contribuciones parafiscales sobre nuevos empleos del impuesto a la renta se
traslada un costo interno de las empresas al conjunto de la sociedad bajo la forma
de una exención tributaria no explicitada. Exención ésta que se suma a otros tantos
descuentos a la renta en momentos en que se agudiza la crisis fiscal y en que faltan
pocos debates en el Congreso para aprobar la llamada ley de “sostenibilidad fiscal”
que será una férula en contra del gasto social.
Adicionalmente, esta definición de la ley 1429 abrirá una transición hacia la
reestructuración por edades de los trabajadores colombianos6. Indudablemente, al
premiar a las empresas que contraten nuevos asalariados menores de 28 años y con
un monto salarial inferior a salario mínimo y medio, bajo la justificación de que se le
están buscando salidas al desempleo juvenil, el más alto conforme a las estadísticas,
las empresas optaran por incorporar a esa franja de la población, en detrimento de la
población apta para laborar que tenga una edad diferente. Dos años son suficientes
para iniciar esa transición y lo más probable es que, tal y como ocurrió con la legislación
laboral anterior, cuando venza ese período los legisladores encontrarán argumentos
para alargar estos beneficios.

5 Capítulo II, artículo 13 de la Ley 1429, primer párrafo.


6 Este argumento debe adicionarse con la comprobación estadística de que salvo la franja
de trabajadores que cuentan con educación superior, la mayoría de los asalariados en
el país pueden homogeneizarse en “competencias laborales estándares”. El diseño
pedagógico del Ministerio de Educación parte de ese hecho y concordante con ello
viene implementando una reestructuración del SENA, de los bachilleratos y de la
formación tecnológica que apunta a adecuar la formación laboral a esas necesidades
del mercado del trabajo, en detrimento de la universidad pública.

_56 Volver a contenido


La ley 1429 excluye a las Cooperativas de Trabajo Asociado de las
exenciones sobre el aumento de las nóminas, y el Ministerio de Protección
Social viene anunciando sanciones en contra de las empresas que las utilicen.
El cálculo de quienes redactaron la norma es el de que con el trabajo juvenil
barato que se obtendrá con esta normatividad se igualan los costos salariales
que actualmente ofrecen esas cooperativas. A este cálculo se suma una
necesidad política. Esta forma de contratación se encuentra por debajo de las
exigencias mínimas de la legislación laboral internacional (OIT) y han sido un
obstáculo para la firma del TLC con Estados Unidos y para la presentación del
país en los organismos internacionales.
En este nuevo esquema institucional, la congelación del salario mínimo es
un asunto decisivo y de largo plazo para los capitalistas. Expresa, a la manera de
camisa de fuerza, un techo salarial hacia la estandarización de costos laborales
en el mediano plazo. Esto explica la posición de los gremios empresariales
frente al tema en la llamada “mesa de concertación” con las centrales obreras
el mes anterior. La reciente alza del 4% reconocida por el gobierno no afecta
en absoluto esta tesis. Al reconocimiento oficial de que la inflación superó la
meta definida para el año anterior, debemos sumarle los efectos que acarreará
la crisis internacional de alimentos que ha empezado a evidenciarse. Contrario
al adormecimiento ciudadano que persigue la retórica gubernamental con este
pírrico aumento, urge el diseño de un plan de lucha en contra de esta nueva
contrareforma laboral.

Nº 8, Febrero de 2011 · Bogotá, Colombia Neoliberalismo rampante

Volver a contenido
¿Discutimos la pobreza?

A quince o veinte años de que el Consenso de


Washington dominara el discurso en el sistema-
mundo (aproximadamente entre 1975-1995), la pobreza ha
Immanuel WallersteIn sido una palabra tabú, incluso cuando aumentaba a pasos
agigantados. Todos decíamos que lo único que importaba
era el crecimiento económico, y que el único camino hacia él
estaba en dejar que prevaleciera el “mercado” sin ninguna
interferencia “estatista” – excepto, desde luego, la del
Fondo Monetario Internacional (FMI) y la del Tesoro de los
Estados Unidos.
* Traducción de Así nos lo ofreció el lema de la señora Thatcher en Gran
Puello-Socarrás
para la Revista Izquierda Bretaña, “No existe alternativa”, con lo cual se señalaba
(Colombia) y el blog www. que no había ninguna alternativa para ningún Estado que
zur2.wordpress.com del
texto original: Wallerstein,
no fuera los Estados Unidos y, supongo, el Reino Unido.
Immanuel, “¿Shall We Los países ignorantes del Sur Global simplemente tenían
Discuss Poverty?” que abandonar sus ingenuas pretensiones de controlar su
(Commentary No. 294,
1st December, 2010). propio destino. Si así lo hacían, algún día (pero, ¿quién diría
Copyright by Immanuel cuándo?) podrían ser recompensados con el crecimiento. Si
Wallerstein, distributed no, estarían (me atrevería a decir) condenados a la pobreza.
by Agence Global.
Los gloriosos días del Consenso de Washington hace
Agradecemos la autorización mucho terminaron. Para la mayoría de la gente en el Sur
personal del profesor Global las cosas no mejoraron –por el contrario–, y la rebelión
Wallerstein para la
divulgación de este artículo. estuvo a la orden del día. Los neo-zapatistas se sublevaron

_58 Volver a contenido


La Secretaría de Educación de Bolívar advierte que de sus 1 363 sedes escolares, 804
sufrieron algún daño y 88 están siendo utilizadas como albergues. Por eso, 100 mil
estudiantes no han comenzado clases y 14 mil docentes están a la espera de una solución.

en 1994 en Chiapas. Los movimientos sociales provocaron la interrupción de las


reuniones de la Organización Mundial del Comercio en 1999 (de las cuales nunca
se han recuperado). Y el Foro Social Mundial empezó su expansiva vida en Porto
Alegre en 2001.
Cuando en 1997 explotó la conocida crisis financiera en Asia, que causó
un gran daño económico en el Este y Sureste asiático y se propagó a Rusia,
Brasil y Argentina, el FMI sacó de sus bolsillos su trillado paquete de demandas
para esos países, en caso de que necesitaran de alguna ayuda. Malasia tuvo el
coraje de decir ‘no, gracias’, y se recuperó rápidamente. Argentina fue aún más
valiente, ofreciendo pagar sus deudas en aproximadamente 30 centavos por
dólar (o sea nada).
Indonesia, no obstante, dio el brazo a torcer, y tiempo después, la dictadura de
Suharto que parecía ser duradera y muy estable, fue abatida por un levantamiento
popular. Por ese entonces, ni más ni menos que Henry Kissinger le rugió al FMI,
lo cual dice ciertamente lo estúpido que puedes llegar a ser. Fue mucho más
importante para el capitalismo mundial mantener en el poder a un dictador
amigable en Indonesia que tener a un país siguiendo las reglas del Consenso de
Washington. En una memorable opinión editorial de 1998, Kissinger dijo que el
FMI está actuando “como un doctor especializado en sarampión [que] intenta
curar cada enfermedad con solo un remedio”.
El Banco Mundial primero y, posteriormente, el FMI, aprendieron la lección.
Forzar a los gobiernos a aceptar las fórmulas neoliberales como sus políticas (y
el precio a pagar por la asistencia financiera cuando sus presupuestos estatales

Nº 8, Febrero de 2010 · Bogotá, Colombia Capitalismo en crisis

Volver a contenido
La magnitud de la tragedia invernal encontró al país sin los adecuados mecanismos
de prevención, manejo y solución de esta clase de catástrofes naturales. Nada se ha
oído tampoco de la necesaria formulación de una política que solucione ese déficit,
el cual siempre se paga con la vida y el dolor de los más pobres y discriminados.

estuvieran a punto de desbaratarse) puede tener consecuencias políticas


desagradables. Resultó que, después de todo, existen alternativas: la
gente puede rebelarse.
Cuando la siguiente burbuja estalló y el mundo entró en lo que ahora es
referenciado como la crisis financiera de 2007 o 2008, el FMI llegó incluso
a estar más sintonizado con las masas inconformes que no lo conocían. Y,
como por arte de magia, el FMI descubrió la “pobreza”. Los del FMI no sólo
descubrieron la pobreza sino que se preparaban para proveer programas
para “reducir” el nivel de pobreza en el Sur Global. Vale la pena entender
su lógica.
El FMI publica una impecable revista trimestral denominada Finanzas
y Desarrollo. La publicación no está escrita para economistas profesionales,
sino para una amplia audiencia de formuladores de política, periodistas y
emprendedores. La edición de septiembre de 2010 contenía un artículo de
Rodney Ramcharan, cuyo su título lo dice todo: “La inequidad es insostenible”.
Rodney Ramcharan es un “economista de alto rango” del Departamento
para África en el FMI. Plantea –en la nueva línea del FMI– que “las políticas
económicas que se concentran solamente en las tasas de crecimiento
económico podrían resultar peligrosamente ingenuas”. En el Sur Global, los
altos niveles de inequidad pueden “limitar las mejoras en las inversiones de
capital humano y físico e incrementar posiblemente las presiones por una
redistribución ineficiente”. Pero aún peor, los altos niveles de inequidad “le
otorgan a los ricos una voz relativamente mayor frente a la mayoría menos
homogénea”. Y esto, a su vez, “puede desviar aún más la distribución del
ingreso y anquilosar el sistema político, llevando incluso al agravamiento
de las consecuencias políticas y económicas en el largo plazo”.

_60 Volver a contenido


Uno de los municipios más afectados en el sur del Atlántico es Campo
de la Cruz, que quedó totalmente inundado por la ruptura del Canal del
Dique. Su alcalde, Carlos Gutiérrez Cote, no ha asumido ninguna de las
gestiones en relación con la atención de los damnificados, razón por la
cual la Procuraduría abrió una investigación disciplinaria en su contra.

Parecería que finalmente el FMI hubiera escuchado a Kissinger. El FMI ha


tenido que preocuparse tanto de la plebe, especialmente en los países de
alta inequidad, como de sus élites, quienes también “retrasan” el progreso
ya que quieren mantener su dominio sobre el trabajo no calificado.
¿De repente el FMI se ha convertido en la voz de la izquierda mundial?
No seamos tontos. Lo que busca el FMI, así como los más sofisticados
capitalistas alrededor del mundo, es un sistema más estable en el cual
prevalezcan sus intereses de mercado. Ello requiere torcer los brazos de
las élites en el Sur Global (e inclusive en el Norte Global) para transferir un
poco de sus mal habidas ganancias hacia programas para la pobreza que
apaciguarán lo suficiente a los pobres, nunca antes tan extendidos, para
calmar sus ansías de rebelión.
Puede que sea demasiado tarde para que esta estrategia funcione.
Las caóticas fluctuaciones son demasiado grandes. Y la “insostenible
inequidad” está creciendo día a día. Pero el FMI y los intereses que éste
representa no van a dejar de intentarlo.

Nº 8, Febrero de 2010 · Bogotá, Colombia Capitalismo en crisis

Volver a contenido
Tragedia invernal y estrategia de acumulación
Jairo Estrada ÁlvarEz

L entamente van quedando en el olvido las dramáticas imágenes de lo que se ha


denominado en los medios de comunicación la tragedia invernal. Múltiples lugares
de la geografía rural y urbana y más de dos millones de afectados regresan a su normalidad:
a la pobreza extrema que reproduce una secular existencia humana precaria.
Las causas sistémicas de semejante situación, tales como la destrucción de las
condiciones socioambientales por la tendencia histórica de la acumulación capitalista, la
escandalosa concentración y centralización de la riqueza y del ingreso, la guerra social
impuesta por las clases dominantes o la ocupación del territorio que produce y reproduce
la marginalidad social, son soslayadas y, en lugar de ello, todo se presenta como fruto de
causas naturales.
Consecuente con una retórica que busca instalar la idea de la ruptura y el cambio
en medio de la continuidad, el gobierno de Santos intenta ahora erigirse en el mandato
de la reconstrucción. Se ha llegado al extremo de sugerir que podríamos estar frente a un
estadista, de esos que “pasan a la historia”, el Roosevelt colombiano. Y ese empeño –de
la misma forma que el anuncio oficial del fin de la violencia y el inicio del posconflicto– es
una empresa muy bien organizada y calculada, que cuenta además con la orquestación y
resonancia de los medios de comunicación.
Lejos del liberalismo social que pudo haber inspirado a Roosevelt en la búsqueda
de una salida capitalista de la crisis cercana al ideario keynesiano, la tercera vía de la
retórica santista representa más bien una profundización del proyecto político económico
del neoliberalismo. Es enorme la distancia entre el Mississipi y el Canal del Dique o entre la
Tennessee Valley Authority y el Fondo de Adaptación. El asunto no es solo de geografía o de
la organización institucional de la respuesta estatal. Se trata de la política.
Las medidas expedidas para enfrentar la situación de calamidad no tienen el carácter
de excepcionales, salvo contados casos. En realidad, se está frente a diseños de política que
encuadran dentro del conocido libreto del proyecto de acumulación capitalista. La tragedia
invernal y el drama de nuestros conciudadanos se están convirtiendo en otro negocio,
muy útil para la estrategia de alistamiento territorial en función de una reprimarización
financiarizada y de una transnacionalización extensa y profunda de la economía.
Veamos algunos de los atajos que habilita el paraguas de las medidas de excepción a
la política neoliberal:
1. Da continuidad al proyecto de privatización paulatina de Ecopetrol. La propiedad
estatal enajenada (10% del total) irá al Fondo de Adaptación.

_62 Volver a contenido


2. Acentúa un modelo de gerencia pública DATOS IMÁGENES Y ALGUNOS TEXTOS

que conjuga la mayor privatización de la Las imágenes y textos presentados


función pública con el favorecimiento del y editados en este número fueron
tomados de las siguientes fuentes:
negocio financiero (obras de infraestructura y
L a siLLa vacía
“megasoluciones” de vivienda). http://www.lasillavacia.com
3. Consolida lineamientos de política tributaria
Revista semana
en los que, al tiempo que se amplía la base http://www.semana.com
gravable, se generan nuevos alivios, por
eL espectadoR
ejemplo, en las zonas francas. La acción http://www.elespectador.com.co
caritativa de la población deviene además en
eL tiempo
otra forma de tributo social. http://www.eltiempo.com.co
4. Avanza en la precarización del trabajo; con
agencia de noticias Un
el argumento de estimular la generación http://www.agenciadenoticias.
unal.edu.co
de “empleo de emergencia”, elimina las
contribuciones parafiscales de esos empleos eL coLombiano
http://www.elcolombiano.com
temporales.
5. Propicia condiciones de redefinición del paisaje pResidencia de La RepúbLica
http://web.presidencia.gov.co/
social, en cuanto concede facultades para una
organización centralizada del territorio en isagen
http://www.isagen.com.co
función de la nueva geografía económica en
proceso de despliegue. señaL coLombia
canaL senaL coLombia en YoUtUbe.com
http://www.youtube.com/
user/senalcolombia
En suma, poco o nada para la población
afectada, pero avances significativos en la FLickR.com
http://flickr.com/oshacolombia
estrategia neoliberal del capital.
eL HeRaLdo
http://www.elheraldo.com.co

*Consultadas entre el 15 y
el 31 de enero de 2011

Todos los números de la publicación se pueden


consultar en www.espaciocritico.com