Está en la página 1de 3

Qué es Acondicionamiento físico:

El acondicionamiento físico es el desarrollo de capacidades condicionales y coordinativas para mejorar el


rendimiento físico a través del ejercicio.

El acondicionamiento físico es importante, ya que aumenta las capacidades físicas del individuo
ayudando a mantener un cuerpo saludable y más fuerte.

El acondicionamiento físico general es necesario para cualquier tipo de actividad física, ya que mejora el
rendimiento y mantiene el bienestar físico y mental.

El acondicionamiento físico se caracteriza por sus ejercicios de preparación y desarrollo de los siguientes
aspectos:

Resistencia: ayuda a soportar una mayor carga física por más tiempo retardando así la fatiga prematura.

Fuerza: mover y soportar más masa.

Flexoelasticidad: flexibilidad y elasticidad en los músculos y una mayor movilidad en las articulaciones
ayuda a protegerlos contra lesiones y ayudan a que tengan un mayor alcance de movimientos.

Velocidad: recorrer una distancia en una menor cantidad de tiempo.

Coordinación: necesario para moverse efectivamente.

Equilibrio: ligada a la coordinación, evita que el cuerpo pierda el control.

En educación física, los ejercicios de acondicionamiento físico deben ser guiados por un profesional para
evitar lesiones y ayudar al individuo a determinar su capacidad física actual en pro de una mejora
continua.

El calentamiento son los ejercicios previos a cualquier acondicionamiento físico. Los ejercicios de
flexibilidad son los más comunes y ayudan que los músculos se estiren evitando lesiones por falta de
elasticidad.

Acondicionar es un verbo que hace referencia a los intentos por disponer ciertas cosas o factores de una
manera para alcanzar una determinada condición. El acondicionamiento, por lo tanto, es dicho
procedimiento o las consecuencias de la disposición en cuestión.

Acondicionamiento físico

La física, por su parte, es una ciencia dedicada al análisis de las propiedades naturales que se encarga de
estudiar la materia, la energía y el tiempo. Como adjetivo, física o físico refieren a aquello vinculado con
el cuerpo.

Estas definiciones nos ayudan a entender la noción de acondicionamiento físico, que se asocia a la
preparación atlética de una persona. Puede decirse que el acondicionamiento físico es el estado de un
individuo en lo referente a sus capacidades deportivas.

El acondicionamiento, en este caso, consiste en preparar al cuerpo para que esté en buenas condiciones
y sea apto para la práctica de un deporte. Más allá de la intención competitiva, el acondicionamiento
físico contribuye a mejorar la salud y el bienestar del sujeto.

Si se trata de un deportista profesional, el acondicionamiento físico buscará que la persona incremente


su resistencia al cansancio, fortalezca sus músculos, gane velocidad y tenga mayor flexibilidad, entre
otras habilidades.

El acondicionamiento físico también incluye las actividades de calentamiento que preparan a la


musculatura para la práctica deportiva. Esto quiere decir que, antes de realizar actividad física, debemos
estirar los músculos y mover las articulaciones para evitar lesiones cuando hagamos esfuerzos.

Es importante destacar que, sin el acondicionamiento físico adecuado, ningún deportista puede
destacarse en la alta competencia. El talento no suele ser suficiente cuando alguien compite en
inferioridad de condiciones físicas.

Un concepto que a menudo se confunde con éste es el de entrenamiento. Sin embargo, cada uno tiene
particularidades que lo distinguen del otro, aunque es cierto que en algunos casos se solapan sus
significados. El entrenamiento suele definirse como una preparación en todos los aspectos necesarios
para desarrollar la práctica de un deporte haciendo un uso óptimo del cuerpo y la mente. En cada
actividad deportiva, los objetivos pueden ser diferentes, mientras que el acondicionamiento físico
fundamental es igual para todas ellas.

Acondicionamiento físicoClaro que en el camino hacia un buen estado de salud general, la disciplina en
el ejercicio y la relación con el cuerpo es un punto esencial, y esto nos acerca al concepto de
«entrenamiento» en cuanto a la rigidez que se vuelve necesaria para alcanzar buenos resultados. El
control de nuestra mente es la parte clave, que equilibra los esfuerzos físicos para que rindan al máximo;
por ejemplo, no darse un atracón luego de una sesión de gimnasia.

A grandes rasgos, existen varios consejos que pueden servirnos para llevar a cabo un buen
acondicionamiento físico, algunos de los cuales se listan a continuación:

* hacer más actividad física en general a lo largo de la semana. En este punto tenemos bastante libertad,
siempre que se trate de prácticas que nos lleven a invertir un valor energético mayor que el gasto
metabólico basal;

* enmarcar el ejercicio físico en una estructura, es decir en un programa que nos permita repetirlo con
una cierta periodicidad para evaluar y potenciar nuestro progreso. Por esta razón es que el
acondicionamiento físico se considera un proceso de tipo pedagógico y científico que puede conducirnos
hacia la elevación de la capacidad física;

* practicar algún deporte, para agregar un elemento social al proceso, esencial en el desarrollo mental.

Nótese que la actividad física va más allá del ejercicio, ya que también abarca cualquier acción o
conjunto de acciones que nos exijan el movimiento del cuerpo mientras trabajamos, jugamos o
realizamos las tareas de la casa, por ejemplo. Es responsabilidad de cada uno mantenerse activo para
gozar de una mejor salud.