Está en la página 1de 226

provided Centro Cristiano de Apologética Bíblica 2021

El Gran Misterio del Rapto


Arno Froese

-------------------------------------------------------
Edición Digital presentada por
Centro Cristiano de Apologética Bíblica – CCAB © 2021
Apologetics Center © 2021
Este libro no está vinculado con los propietarios del copyright.
Solo para uso personal. Prohibida su venta o utilización comercial,
por lo que rogamos, adquirir la obra impresa.
-----------------------------------------------------------
Este libro está dedicado a la Iglesia de Jesucristo en todo el mundo.
Su objetivo es contribuir a una mejor comprensión del consejo de Dios para
los hombres, basado en las Escrituras.
El autor no se beneficia a través de regalías del producto de la venta de este
libro. Todos los fondos recibidos se reinvierten para el avance del Evangelio.
El Gran Misterio del Rapto
Arno Froese

¿Enseña realmente la Biblia que debemos esperar el comienzo de la Gran


Tribulación? ¿Hay alguna evidencia en las Escrituras que nos advierta que nos
preparemos para la venida del Anticristo? Usando la Biblia como su fuente,
encontrará las respuestas a estas y muchas otras preguntas sobre el Rapto de la
Iglesia.
El Gran Misterio del Rapto es un examen exhaustivo de las palabras y los
versos que respaldan lo que será un hecho sin precedentes. El autor cita
referencias de las Escrituras que, en términos inequívocos, apuntan a un evento
específicamente diseñado para aquellos que creen.
Un evento que deberíamos estar esperando y buscando con gran
anticipación.
Si bien la Biblia no identifica específicamente la hora exacta en que se
llevará a cabo este evento, se nos exhorta repetidamente a esperar con gozosa
esperanza la venida de nuestro Salvador.
El Gran Misterio del Rapto se presenta en un formato de estudio de
palabras bíblicas. Cada palabra o verso relacionado con el Rapto de la Iglesia se
disecciona de tal manera que demuestre que la doctrina del Rapto se enseña en
las Escrituras.
Las palabras y los términos que pueden parecer irrelevantes o sin
importancia cobran vida en esta obra bíblica de apologética cristiana. Todos
hemos leído 1 Tesalonicenses 4:16-18 y 1 Corintios 15:51-54 cientos de veces,
pero ¿hemos pasado por alto las palabras y frases importantes en lugar de
examinar su profundidad?
Descubra por qué el Señor mismo descenderá del cielo. En 1 Corintios
15:52 se habla de la "última trompeta de Dios", pero ¿cuándo fue la "primera
trompeta de Dios"? ¿Cuál es el "misterio" del que habla Pablo? ¿Cuál es la
diferencia entre la "trompeta de Dios" y la "última trompeta de Dios" ¿Qué punto
de vista escatológico se ajusta a toda la Escritura?
Independientemente, estos términos pueden parecer insignificantes; sin
embargo, colectivamente, estas palabras dicen mucho. El Gran Misterio del Rapto
es una labor de amor diseñada para edificar a aquellos en la Iglesia de Jesucristo
que esperan ansiosamente el regreso del Señor. Al mismo tiempo, es un trabajo
académico que convencerá incluso a los escépticos. " Cuando estas cosas
comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención
está cerca." Lucas 21:28
TABLA DE CONTENIDO

PREFACIO

INTRODUCCIÓN

CAPÍTULO 1- La Realidad del Rapto


CAPITULO 2 - Israel: La Señal Segura del Rapto
CAPÍTULO 3 - El Señor Mismo Descenderá del Cielo
CAPÍTULO 4 - Con Voz de Arcángel
CAPÍTULO 5 - Con Trompeta de Dios
CAPÍTULO 6 - Los Muertos En Cristo se Levantarán Primero
CAPÍTULO 7 - Entonces Nosotros que Estamos Vivos
CAPÍTULO 8 - Israel: El Principio de la Iglesia
CAPÍTULO 9 - El Confort del Rapto
CAPÍTULO 10 - El Significado del Número Dieciocho
CAPÍTULO 11 - ¿Cuál es la Iglesia Real de Jesucristo?
CAPITULO 12 - La Venida del Señor
CAPITULO 13 - Israel y Paz
CAPITULO 14 - Sombras Proféticas del Rapto
CAPITULO 15 - La Última Batalla de los Creyentes

CONCLUSIÓN
PREFACIO

por HAL LINDSEY

Este libro es una voz articulada basada en la Biblia que destaca el evento
más importante en la historia de la Iglesia. Muy apropiadamente, Arno Froese ha
titulado este trabajo, El Gran Misterio del Rapto.
Pablo, en su carta a los Corintios, escribió lo siguiente: "He aquí, os digo un
misterio". La revelación de este apóstol, y de otros autores inspirados por el
Espíritu Santo, descubre el "misterio" del Rapto y se puede encontrar en todas
las páginas de este examen completo.
Es evidente que el autor ha invertido innumerables horas e investigación
exhaustiva en este estudio bíblico integral para revelar el misterio de este gran
evento sin precedentes.
Arno Froese también expone la confusión asociada con la doctrina del
Rapto. ¿El resultado? Una exposición clara de la mayor esperanza de los
cristianos a lo largo de los siglos: ¡la inminencia de la venida de Jesús!
Que el Señor, por su gracia, agregue su bendición a la lectura de este notable
libro.

Hal Lindsey
INTRODUCCIÓN
El libro que está a punto de leer, El gran misterio del rapto, ha sido mi proyecto
en curso durante muchos años. No era mi intención inicial escribir este libro
cuando comencé a estudiar este importante tema. Pero durante los años, había
preparado muchos mensajes y finalmente decidí organizar el material en forma
de libro.
Prácticamente todos los eruditos y teólogos de la Biblia están de acuerdo en
que la venida de Jesús fue profetizada en el Antiguo Testamento. Los eruditos
judíos en particular han buscado en el Antiguo Testamento durante miles de
años. Descubrieron que el tan esperado Mesías llevaría a Israel a su gloria
suprema como lo profetizó Moisés: "Porque tú eres un pueblo santo para Jehová
tu Dios, y el Señor te ha elegido para ser un pueblo peculiar para sí mismo, sobre
todas las naciones que están sobre la tierra " (Deuteronomio 14:2). Los judíos del
Antiguo Pacto y la Iglesia del Nuevo Pacto están de acuerdo en que tal profecía
aún no se ha cumplido.
Moisés, asimismo, escribió las palabras que Dios le dio con respecto al
Mesías venidero: "Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará
Jehová tu Dios; a él oiréis;”. Deuteronomio 18:15). Estas palabras fueron simples
de entender; un profeta vendría a Israel proclamando las palabras de Dios, y
establecería a Israel en el líder indiscutible de todas las naciones del mundo.
Sin embargo, estudios posteriores revelaron una gran controversia,
particularmente en Isaías 53. En esta sección de la Escritura, el Mesías no es
representado como el Rey sino como una persona rechazada por la gente y
ejecutada vergonzosamente como un hombre inocente.
Se hizo cada vez más difícil para muchos eruditos judíos evitar reconocer al
Mesías como el Cordero del sacrificio. Los detalles de su vida, crucifixión y
muerte están claramente dados. Así surgió la pregunta: "¿Cómo puede el Mesías
llevar a Israel a la gloria y convertirse simultáneamente en una persona
despreciada y rechazada para ser conducida como un cordero a la matanza?" Con
estos hechos en mente, reconocemos claramente que Jesús debe venir en dos
etapas. Primero en morir por los pecados de la humanidad como el inocente
sacrificio del Cordero, estableciendo el Nuevo Pacto, como se profetizó en
Jeremías 31:31, "He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo
pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá.". Luego, regresar con gran poder
y gloria para cumplir la promesa original que resultará en que el Señor gobierne
a las naciones con una vara de hierro, elevando a Israel como la nación suprema
en el planeta Tierra.
Una mirada más cercana a la Segunda Venida en el Nuevo Testamento
también revela dos venidas. Después de su ascensión al cielo, leemos de dos
hombres vestidos de blanco que les dicen a los discípulos: "... los cuales también
les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús,
que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo."
(Hechos 1:11). Este fue un mensaje celestial con la seguridad de que Jesús
volvería a la tierra, más específicamente al Monte de los Olivos, el lugar exacto
desde el que se fue, para cumplir esta profecía. Zacarías 14:4 confirma esto: "... Y
se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente
de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el
oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se
apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur. ..." Esta es la segunda venida
de Cristo.
Era bastante natural para los discípulos judíos suponer que Jesús regresaría
literal y físicamente al Monte de los Olivos en cualquier momento para establecer
el reino de Dios en la tierra de Israel. Justo antes de ascender, le preguntaron:
"Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás
el reino a Israel en este tiempo?" (Hechos 1:6). Jesús respondió: "... Y les dijo: No
os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola
potestad; " (Versículo 7). Él les dice que esperen el poder del Espíritu Santo, que
proclamen el Evangelio en Jerusalén, Judea, Samaria y en las partes más externas
de la tierra.
Cuando estudiamos los versículos relacionados con la Segunda Venida,
debemos notar que es imposible que Jesús venga a menos que la luz del mundo
se quite primero de la tierra. Esa es la primera fase de la Segunda Venida,
generalmente conocida como el Rapto.
Jesús reveló parte de este misterio a sus discípulos, "Pero yo os digo la
verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no
vendría a vosotros; más si me fuere, os lo enviaré. ..." (Juan 16:7). Este intercambio
tuvo que tener lugar. Jesús ascendió al cielo para que el Consolador, el Espíritu
Santo, viniera y "... esté con vosotros [los discípulos] para siempre " (Juan 14:16).
Esto abre nuestra comprensión a un misterio aún más revelado; a saber, que
Jesús tuvo que partir para que viniera el Consolador. Es lógico pensar que Jesús
no puede regresar a la tierra a menos que el Consolador permanezca fuera del
camino.
En 2 Tesalonicenses 2, el apóstol Pablo, inspirado por el Espíritu Santo,
habla de dos eventos: "la venida de nuestro Señor Jesucristo", que describe la
Segunda Venida, y "nuestra reunión con él" que describe el Rapto. Es vital notar
las diferencias muy distintas entre los dos. En el primer caso, Jesús literal y
físicamente regresará al Monte de los Olivos. En el segundo caso, estaremos
reunidos con Él, lo que significa que iremos a Él.
Los primeros cuatro versículos de 2 Tesalonicenses 2 han creado mucha
confusión entre los creyentes debido a su incapacidad para distinguir entre estos
dos eventos. Decepcionado, Pablo preguntó: "¿No os acordáis que cuando yo
estaba todavía con vosotros, os decía esto? " (versículo 5). Luego hizo una
observación muy clara que revelaba claramente el elemento obstaculizador, el
Consolador permanente en la Iglesia. El Espíritu Santo debe ser quitado del
camino para que el impío sea expuesto, "Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene,
a fin de que a su debido tiempo se manifieste. Porque ya está en acción el misterio
de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea
quitado de en medio." (versículos 6-7).
Tanto los eruditos como los estudiantes entienden que los días de la Gran
Tribulación serán el período de tiempo más horrendo que el mundo haya
experimentado. Esto se confirma varias veces en el Antiguo y Nuevo Testamento.
Jesús mismo hizo esta declaración con respecto a esos días, "... porque habrá
entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta
ahora, ni la habrá. " (Mateo 24:21). Lógicamente, debería surgir la pregunta:" Si
es obra de la oscuridad, ¿cómo puede tener lugar esta horrenda tribulación
mientras la luz aún está ¿presente? "La luz y la oscuridad son mutuamente
excluyentes. La luz es más fuerte que la oscuridad. No importa cuán débil sea la
luz, la oscuridad siempre estará expuesta y la luz prevalecerá.
Jesús le dijo a la Iglesia: "Vosotros sois la luz del mundo". Por supuesto, esa
declaración se aplica solo a los creyentes nacidos de nuevo. Por lo tanto, es
absolutamente imposible que comience la Gran Tribulación a menos que la luz
se haya quitado del camino.
En repetidas ocasiones afirmo a lo largo de este libro que el Rapto de la
Iglesia es la verdadera razón de la próxima Gran Tribulación. Una vez que la luz
se ha sacado del mundo, la oscuridad puede funcionar sin obstáculos y el engaño
se desenfrenará a nivel mundial.
Además, en la primera fase de la Segunda Venida, Jesús no viene a nosotros;
nosotros vamos a Él. El lugar de reunión se describe claramente en 1
Tesalonicenses 4:17, "Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado,
seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el
aire, y así estaremos siempre con el Señor." Nos acercamos al Señor; nosotros
venimos a Él. Lo encontramos en el aire; No nos va a encontrar en el Monte de
los Olivos.
La enseñanza del Rapto Pretribulacional se vuelve inequívocamente clara
en la Biblia cuando se ve desde este ángulo. El siguiente versículo dice: "Por tanto,
alentaos los unos a los otros con estas palabras." (versículo 18). ¿A qué tipo de
consuelo se refiere Pablo? ¿El consuelo de la próxima Gran Tribulación? ¿El
consuelo de la venida del anticristo? ¿El consuelo de la ira de Dios en la tierra?
Creo que cada pregunta se responde categóricamente con un rotundo "No". Por
casi 2,000 años, el consuelo de la Iglesia es la promesa de que Jesús podría venir
hoy.
En resumen, encontramos que en toda la Biblia se nos aconseja esperar y
estar listos para su venida en cualquier momento. Esto es reforzado por el Señor
mismo cuando dijo: "Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo
del Hombre vendrá a la hora que no pensáis." (Mateo 24:44). Las teorías previas
a la ira, a la tribulación media y al rapto posterior a la tribulación son
fundamentalmente defectuosas porque en los tres casos no tenemos que esperar
a que Jesús venga hoy. Nos vemos obligados a esperar primero la mitad de la
Gran Tribulación, o el tiempo indefinido de la Pre-Ira. Y, en el caso de la teoría
Post-Tribulacional, primero debemos esperar a que termine la Gran Tribulación.
En cada caso, no tenemos que esperar a que Jesús venga hoy. Creo que todo
cristiano estaría de acuerdo en que esto es una violación contraria a la clara
enseñanza de la Palabra de Dios ...
"Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al
Salvador, al Señor Jesucristo; " (Filipenses 3:20).
"... esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo; " (1 Corintios 1:7).
"... y esperar de los cielos a su Hijo..." (1 Tesalonicenses 1:10).
" aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de
nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo," (Tito 2:13).
" así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de
muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los
que le esperan." (Hebreos 9:28).
" y vosotros sed semejantes a hombres que aguardan a que su señor regrese
de las bodas, para que cuando llegue y llame, le abran en seguida. " (Lucas 12:36).
La conclusión es: ¿A quién estás esperando hoy? Si estás esperando a Jesús,
estás en el campo bíblico, crees en la inminencia de la venida de Jesús. Cualquier
otra espera, como acabamos de ver, es contraria a la Escritura.
CAPÍTULO 1

LA REALIDAD DEL RAPTO


"He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos
transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta;
porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y
nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista
de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible
se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad,
entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria."
(1 Corintios 15:51-54)

El pasaje anterior es una descripción del Rapto. Sin embargo, la palabra


"rapto" no se encuentra en la Biblia. Posteriormente, algunos han hecho
afirmaciones de que el Rapto es una invención del hombre y, por lo tanto, no es
bíblico. En este capítulo, mostraremos que el Rapto es una realidad claramente
enseñada en la Biblia y que podemos esperar que este evento climático para la
Iglesia tenga lugar en cualquier momento.
El hecho de que la palabra "rapto" no aparezca en nuestra Biblia no significa
que no se enseñe. Por ejemplo, la palabra "trinidad" tampoco se encuentra en
nuestra Biblia, pero la trinidad es inequívocamente evidente en las Escrituras.
De hecho, los primeros tres versículos de nuestra Biblia prueban la existencia de
un Dios Triuno:
Génesis 1:1- Dios el Padre: "En el principio creó Dios los cielos y la tierra.".
Génesis 1:2 - Dios Espíritu Santo: "Y la tierra estaba desordenada y vacía, y
las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la
faz de las aguas.".
Génesis 1:3 - Dios la Palabra [Hijo]: "Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. ". La
Palabra es el Hijo de Dios que se hizo carne. En el Nuevo Testamento, leemos:
"Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu
Santo; y estos tres son uno. " (1 Juan 5:7).

Nuestra Transfiguración
En 1 Corintios 15, Pablo escribió sobre personas que no todos "dormirán";
en otras palabras, no morirán. Esas personas serán cambiadas y llevadas a la
presencia de Dios en un abrir y cerrar de ojos. Este proceso de cambio, o
traducción del creyente, es necesario; de lo contrario, el Rapto no es un evento
para aquellos que están vivos en ese momento. Este cambio debe tener lugar
porque la Biblia dice que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios.
Podemos determinar con certeza que tal evento nunca ha tenido lugar en la
historia de la Iglesia. El versículo 54 resalta este hecho cuando dice: "... entonces
se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. ". ¿Es esto
cierto para nosotros hoy? La respuesta obviamente es no." Durante los últimos
2.000 años, miembros de la Iglesia han muerto. Millones de santos ya han pasado
por el valle de la sombra de la muerte. Si el Señor retrasa su venida este año, aún
más de nosotros experimentaremos la muerte física. La Biblia dice que "al
hombre le es dado que muera una vez..." Sin embargo, 1 Corintios 15:54 establece
claramente que la muerte será tragada en la victoria. Eso, tenemos que admitirlo,
aún no ha ocurrido, pero tendrá lugar en el momento del Rapto.
Además, el Rapto es el cumplimiento de la victoria de Cristo para Su Iglesia
sobre la muerte. Pablo escribió a la iglesia de Corinto con respecto al Rapto en 1
Corintios 15:54, " Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto
mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está
escrita: Sorbida es la muerte en victoria.". Solo en ese punto, cuando hemos
asumido la incorrupción y la inmortalidad, se ha cumplido la Palabra profética:
"Sorbida es la muerte en victoria.".

Doctrina Tradicional
En los últimos años, la doctrina del rapto, como se establece en la Biblia, ha
causado muchas controversias dentro de la Iglesia. De ninguna manera eso
debería desanimarnos de estudiar el tema y tratar de responder la pregunta
importante: "¿el uno será tomado, y el otro será dejado. ?"
La respuesta no se encuentra en nuestro intelecto o nuestro conocimiento
de hebreo y griego; debemos buscar la respuesta en las Escrituras.
Por supuesto, esto es más fácil decirlo que hacerlo. Miles, sino millones de
creyentes en el Señor Jesucristo buscan las Escrituras a diario, pero no
Todos llegan a la misma conclusión. Cada uno de nosotros se ve afectado en
cierta medida por maestros, predicadores, universidades, programas de radio y
televisión, libros, iglesias y denominaciones.
A menudo llegamos a ciertas conclusiones debido a nuestros antecedentes.
Solo en los Estados Unidos, cientos de miles de pastores predican cada semana,
la mayoría de ellos usando la Biblia como base. Sin embargo, cada nuevo mensaje
debe revelar algo que no había sido comprendido previamente por aquellos que
lo escuchaban.
Creo que estará de acuerdo en que cada uno de nosotros que hemos leído
nuestra Biblia una y otra vez hemos llegado a un versículo en un momento u otro
que nunca antes habíamos notado. A menudo nos asombra la profundidad de la
misma. Experimenté esto en el mar de Galilea en Israel. Considerado como el
centro del ministerio de Cristo, este lugar es muy importante para los cristianos.
Al escuchar a todos los guías turísticos que hemos tenido a lo largo de los años,
conozco los lugares físicos importantes, incluido el lugar donde Jesús predicó,
curó a los enfermos, expulsó a los demonios y le dijo a Peter que bajara la red al
otro lado de la suya. barco.
Otro lugar especial en Israel es donde Jesús predicó el Sermón del Monte.
He visto varios lugares que parecen anfiteatros que pueden acomodar a una gran
cantidad de personas. Jesús podría, de hecho, haber estado hablando desde las
costas de Galilea para que todos pudieran escuchar. Un guía turístico nos lo
demostró. Se paró cerca del lago, hablando con una voz normal, y fácilmente
pudimos escucharlo a 100-150 metros (300-450 pies) de distancia.
Un año, un hermano mayor me llevó a un lado y me dijo: "Arno, Jesús no
estaba predicando a las multitudes; estaba predicando a los discípulos". Cuando
le pedí que me mostrara dónde decía, en la Biblia, él leyó Mateo 5:1-2, "... Viendo
la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos. Y abriendo
su boca les enseñaba, diciendo: ... ''. Esta simple declaración me sorprendió.
Después de todos estos años, me di cuenta de que había estado siguiendo la
tradición en lugar de la simple Palabra de Dios.
Jesús dejó a la multitud y subió a la montaña con sus discípulos. Esta
revelación fue sorprendente pero refrescante. Había leído ese pasaje muchas
veces, pero solo ahora entendía a quién le estaba hablando el Señor. No se dirigía
a las multitudes; Él estaba enseñando a su círculo íntimo cercano, a sus apóstoles.
Una vez más, esta lección me mostró lo importante que es no solo leer la
Escritura, sino escuchar a otros que leen la preciosa Palabra de Dios. Debemos
permitir que el Espíritu Santo cautive nuestras mentes y corazones para que
podamos entender la profundidad del mensaje en las palabras.
En otra ocasión, un abogado le preguntó a Jesús: "Maestro, ¿qué debo hacer
para heredar la vida eterna?" (Lucas 10:25). Jesús respondió haciendo otra
pregunta: "... ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees?" (versículo 26). Observe que
Jesús no solo preguntó qué estaba escrito en la Ley, sino "¿cómo lees?" Es cómo
leemos las Escrituras lo que nos pone bajo la convicción de ciertas enseñanzas.
Desde el comienzo de mi servicio en el ministerio en 1968, he conocido a
personas de todos los ámbitos de la vida, incluidas personas de diferentes
denominaciones, antecedentes y educación. La mayoría de estos creyentes de la
Biblia, que no tienen relación entre sí, reconocen la verdad en la enseñanza del
Rapto. Con eso en mente, ahora discutiremos la realidad del Rapto, destacando
seis puntos importantes:
1) ¿Qué es el Rapto?
2) ¿Cómo tendrá lugar el Rapto?
3) ¿Por qué es necesario el Rapto?
4) ¿Quién será Raptado?
5) ¿Cuándo tendrá lugar el Rapto?
6) ¿Cómo podemos estar listos para el Rapto?

1) ¿Qué Es el Rapto?
El Rapto es el cumplimiento de la oración del Señor en Juan 17:24: " Padre,
aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo,
para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la
fundación del mundo. ". Este versículo expresa claramente el deseo del Señor de
unirse con Su Iglesia. Sabemos por las Escrituras que cuando un creyente muere,
él está inmediatamente en la presencia del Señor. El apóstol Pablo testificó
claramente: " ausentes del cuerpo, y presentes al Señor." (2 Corintios 5:8).
Pero si todos los cristianos tuvieran que morir para entrar en la presencia
del Señor, entonces la Iglesia ciertamente no reflejaría al Señor Jesucristo, quien
se levantó de entre los muertos y ascendió victoriosamente al Cielo. Por lo tanto,
debe tener lugar una resurrección corporal de la Iglesia. La Iglesia es el cuerpo
de Jesucristo, y Él es la cabeza. Es imposible separar la cabeza del cuerpo.
Es la voluntad clara y expresa del Señor que los suyos, a quienes ha
comprado con su preciosa sangre, estén en su presencia para que finalmente
puedan contemplar su gloria.
El Rapto es nuestra transformación a la imagen de Aquel que fue
transformado antes que nosotros: " Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no
se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste,
seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. "(1 Juan 3:2). Por lo
tanto, podemos proclamar con confianza que el Rapto cumple la profecía
bíblica.
Somos los "hijos de Dios" pero no somos como Él. No hemos sido traducidos
a su imagen; en este momento NO estamos "... como Él es". Eso está por venir.
Además de cumplir la profecía bíblica, el Rapto también requiere la
expulsión de Satanás del cielo, " Después hubo una gran batalla en el cielo:
Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus
ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue
lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás,
el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron
arrojados con él. " (Apocalipsis 12:7-9).
Después del Rapto de la Iglesia, Satanás es arrojado sobre la tierra para
tener un día de campo con la humanidad porque la luz ha sido "quitada del
camino". Revelación 12:12 resume el contraste entre estos dos grupos, " Por lo
cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y
del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene
poco tiempo. ".

2) ¿Cómo Tendrá Lugar el Rapto?


El Rapto tendrá lugar en "un abrir y cerrar de ojos". En otras palabras,
sucederá instantáneamente y sin previo aviso. Ninguna campaña publicitaria,
cobertura de noticias o anuncios especiales precederán al Rapto.
Por esa razón, es de suma importancia que aprendamos a diferenciar entre
nuestro Rapto y el Rapto de los judíos. Seremos raptados verticalmente, desde la
tierra hasta el cielo. Los judíos serán raptados horizontalmente, desde los cuatro
rincones de la tierra hasta Israel. Nuestro lugar de encuentro se describe
claramente en 1 Tesalonicenses 4:17 como, "... en el aire ...." El destino del rapto
st

judío será la tierra de Israel. Dios les ha dado una promesa incondicional que les
volverá a su tierra, "Y sabrán que yo soy Jehová su Dios, cuando después de
haberlos llevado al cautiverio entre las naciones, los reúna sobre su tierra, sin dejar
allí a ninguno de ellos. " (Ezequiel 39:28).

El Rapto Vertical
Para no confundir los dos éxtasis, debemos discutir sus diferencias a la luz
de los versículos que respaldan su existencia. El rapto de la Iglesia se describe en
1 Corintios 15:51-53,
" He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos
transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta;
porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y
nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista
de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. ". En 1° Tesalonicenses
4:16-17 leemos: " Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel,
y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán
primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos
arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así
estaremos siempre con el Señor. ". En realidad, esta no es una descripción muy
detallada para un evento tan importante. Creo que es por eso que Paul escribe
que nos va a mostrar "... un misterio".
El Rapto Horizontal
Mateo 24:31 describe el rapto horizontal de los judíos. "Y enviará a sus
ángeles con un gran sonido de trompeta, y reunirán a sus elegidos de los cuatro
vientos, de un extremo del cielo al otro". En este contexto, Jesús le está hablando
a su pueblo, los judíos, no a la Iglesia. En Mateo 24, encontramos una referencia
geográfica que no se aplica a la Iglesia: "Entonces los que estén en Judea huyan a
las montañas" (versículo 16). Esto no puede aplicarse a la Iglesia porque la
mayoría de los cristianos viven fuera de Israel, lo que les hace imposible huir a
las montañas de Judea. Además, el versículo 20 menciona el "día de reposo", que
se dio exclusivamente al pueblo judío, como se confirma en Éxodo 31:17: " Señal
es para siempre entre mí y los hijos de Israel; ... ''. Al comparar el dos, encontramos
características contrastantes distintas que nos permiten diferenciar entre los
dos.
En el Rapto de la Iglesia, "el Señor mismo descenderá del cielo". Sin embargo,
Mateo 24:31 dice: "... enviará a sus ángeles". Cuando Jesús viene por la Iglesia,
viene con la "voz de arcángel" y con "trompeta de Dios". Cuando viene por Israel,
viene con "una trompeta". Estas vívidas descripciones revelan la diferencia entre
los dos raptos: uno exclusivamente para la Iglesia y el otro exclusivamente para
los judíos. Uno conducirá a las nubes en los cielos; el otro conducirá a Jerusalén.
¿Por qué es necesario que los judíos vayan a Jerusalén? La Escritura no se
cumpliría de otra manera. La Biblia deja en claro que los judíos mirarán a Aquel
a quien traspasaron. El regreso de los judíos a la tierra de Israel es algo que
estamos presenciando hoy y es parte del proceso de cumplimiento de la profecía
bíblica. Su clímax llegará cuando todo el remanente esté de vuelta en la tierra de
sus padres. Todos serán llevados a la tierra de Israel; nadie se quedará atrás.

¿Una Trompeta O la Trompeta de Dios?


Notamos que Israel se reunirá con "una trompeta" y la Iglesia con la
"trompeta de Dios". Investiguemos las diferencias específicas entre los dos. En 1
Corintios 15:52 se afirma que el Rapto de la Iglesia tendrá lugar "a la final
trompeta". Primera Tesalonicenses 4:16 identifica esto como la "trompeta de
Dios".
Este triunfo no debe confundirse con ninguno de los otros triunfos
mencionados en las Escrituras, como los triunfos de los ángeles, los triunfos de
los sacerdotes, los triunfos de la guerra y los triunfos de la paz, o las trompetas
del libro de Apocalipsis que anuncian terribles juicios sobre el mundo. Estamos
tratando aquí con "la final trompeta de Dios". Si estamos esperando la "última
trompeta" de Dios, ¿cuándo ocurrió la "primera trompeta" de Dios?
La Primer Trompeta de Dios
Éxodo 19:16 nos ofrece evidencia de la primera trompeta de Dios,
"Aconteció que al tercer día, cuando vino la mañana, vinieron truenos y
relámpagos, y espesa nube sobre el monte, y sonido de trompeta muy fuerte; y se
estremeció todo el pueblo que estaba en el campamento. ". RV 1977. Observe las
palabras "voz" y "trompeta". Podemos buscar las Escrituras desde el Génesis
hasta el Apocalipsis y no encontraremos la presencia del Señor identificada por
la "voz de una trompeta" en ningún contexto que no sea la reunión de Israel para
recibir la Ley, y la reunión de la Iglesia para unirse con el legislador.
Para establecer aún más la identidad de la voz, la trompeta y Dios, tenga en
cuenta lo siguiente: " El sonido de la trompeta iba aumentando en extremo; Moisés
hablaba, y Dios le respondía con voz tronante. " RV 1977 (Éxodo 19:19).
El propósito de este evento fue reunir a Su pueblo para escuchar la "Palabra
de Dios". No hay evidencia en las Escrituras de que alguien más haya escuchado
el sonido de la primera trompeta de Dios. Creo que podemos suponer que solo
aquellos en el campamento de Israel lo escucharon. De hecho, Hebreos 12:19
corrobora esta afirmación: " al sonido de la trompeta, y a la voz que hablaba, la
cual los que la oyeron rogaron que no se les hablase más, ".
De la misma manera, la última trompeta de Dios pasará desapercibida para
el mundo y será escuchada solo por aquellos que tienen un oído espiritual
interno: creyentes nacidos de nuevo. ¡El último triunfo de Dios reunirá a su
pueblo celestial para recibir la Palabra que se hizo carne!
Observamos un puntero profético a la resurrección de nuestro Señor Jesús
en Éxodo 19:11, "y estén preparados para el día tercero, porque al tercer día
Jehová descenderá a ojos de todo el pueblo sobre el monte de Sinaí. ". (Éxodo
19:11). El tercer día es de tremenda importancia porque nuestro Señor se
levantó ese día. Algunos creen erróneamente que se levantó después del tercer
día; sin embargo, dos discípulos testifican en la tarde del tercer día: " Pero
nosotros esperábamos que él era el que había de redimir a Israel; y ahora, además
de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido. " (Lucas 24:21).
¿Te das cuenta de que nos acercamos al tercer día? Para el Señor, mil años
son como un día, y un día es como mil años. ¡Nuestro Señor se ha ido por casi
"dos días" y se acerca el "tercer día"!

3) ¿Por Qué Es el Rapto Necesario?


Destacaremos cinco puntos importantes para responder a esta pregunta:
a) El Rapto es necesario para permitir que el pecado alcance su culminación.
La Iglesia es la luz del mundo, por lo tanto, con la Iglesia (luz) desaparecida, el
pecado puede desarrollar plenamente su potencial de maldad.
Cuando Dios hizo su pacto con Abraham con respecto a la tierra prometida,
dijo: " Y en la cuarta generación volverán acá; porque aún no ha llegado a su colmo
la maldad del amorreo hasta aquí." (Génesis 15:16). Dios es justo No podía
castigar a los amorreos porque su medida de pecado aún no se había cumplido.
Después de haber alcanzado ese límite, Dios usó a Israel como una herramienta
de juicio para destruir a esa nación.
Dios no puede enviar un juicio destructivo sobre el mundo porque la medida
del pecado aún no se ha cumplido. El cumplimiento del pecado que alcanza su
clímax ahora se ve obstaculizado porque la luz del mundo permanece en el
mundo. La iglesia es el obstáculo; cuando se elimine ese obstáculo, el pecado
alcanzará su pico profetizado.
Algunos pueden objetar y decir: "El mundo está en un desastre terrible; la
gente es tan pecaminosa, corrupta e inmoral. Dios no puede permitir que esto
continúe". No hay duda de que el mal ha aumentado como se profetizó en 2
Timoteo 3:13, " mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor,
engañando y siendo engañados. ". Pero para ver el clímax del mal, debemos mirar
la Escritura que describe el tiempo en que la Iglesia se fue.
Después de que se abre el sexto sello, leemos: " Y los reyes de la tierra, y los
grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se
escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y
a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado
sobre el trono, y de la ira del Cordero; " (Apocalipsis 6:15-16). Incluso cuando se
enfrentan a amenazas tan terribles y a la promesa de la próxima destrucción, no
encuentran lugar para el arrepentimiento. En cambio, hacen un vano intento de
esconderse de la ira del Cordero.
Apocalipsis 9:20-21 dice: " Y los otros hombres que no fueron muertos con
estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de
adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de
madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar; y no se arrepintieron de sus
homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos". Incluso
después de que un tercio de la población mundial es asesinada, estas personas
aún no encuentran lugar en sus corazones para el arrepentimiento.
Sin embargo, lo peor está por venir. Apocalipsis 9:9-11 describe el juicio más
horrendo sobre la humanidad: " tenían corazas como corazas de hierro; el ruido
de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la
batalla; tenían colas como de escorpiones, y también aguijones; y en sus colas
tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses. Y tienen por rey sobre
ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión. ".
Además del hecho de que se negaron a arrepentirse, también blasfemaron el
nombre de Dios.
b) El Rapto de la Iglesia es necesario para permitir que el Anticristo, que es
el producto más elevado de la oscuridad, sea revelado. No puede tomar el lugar
que le corresponde hasta que la Iglesia haya sido retirada de este mundo. El
príncipe de las tinieblas no puede desarrollar completamente su plan diabólico
mientras la "luz del mundo" está presente. Jesús dijo: "Vosotros sois la luz del
mundo". Entonces la oscuridad solo puede operar cuando está oculta de la luz.

Cuando habla a la iglesia en Tesalónica acerca de la venida del Señor


Jesucristo a la tierra y nuestra "reunión con Él", el apóstol Pablo identifica
claramente el elemento que obstaculiza. ¿Qué puede obstaculizar la oscuridad?
Es el Espíritu Santo dentro de la Iglesia quien está reteniendo la revelación del
Anticristo, " Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay
quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio."
(2 Tesalonicenses 2:7)

El Espíritu Santo convence al mundo de pecado, ilumina la oscuridad y


habita en el creyente. Jesús testifica: "... Y yo rogaré al Padre, y os dará otro
Consolador, para que esté con vosotros para siempre: " (Juan 14:16).
Pocos cristianos se dan cuenta del increíble significado de nacer de nuevo:
¡Somos la morada del Espíritu Santo! El misterio de la iniquidad nunca puede
desarrollar completamente su trabajo de oscuridad mientras haya solo una
chispa de luz presente en la tierra.
Seguramente, nadie puede argumentar que el misterio de la iniquidad ya
está en acción. Es muy evidente, especialmente en nuestros días cuando vemos
que el mundo entero se aleja del Dios Viviente y se vuelve hacia ellos mismos.
Desde este punto de vista, nos damos cuenta de que es una necesidad absoluta
que primero nos saquemos del camino.
c) El rapto de la Iglesia es necesario para iniciar el lanzamiento de Satanás
del cielo. Algunos pueden preguntar: "¿Cómo sabes que Satanás está en el cielo?"
Para responder eso, pasamos a Apocalipsis 12:10, que dice: “… Entonces oí una
gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de
nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador
de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. ". ¿A
quién está acusando Satanás? No está acusando a Israel, ni al mundo, sino a los
"hermanos" que son redimidos por la sangre salvadora del Cordero. Viven en la
tierra en su tabernáculo de carne y hueso. Aunque estos "hermanos" nacen de
nuevo como creyentes, no obstante, están sujetos al pecado.
Somos redimidos del poder y la culpa del pecado, pero no de la presencia
del pecado. En el momento en que usted y yo cometemos un pecado, quedamos
bajo el juicio de la Escritura: "El que peca es del diablo". Como resultado, Satanás
tiene derecho a estar delante de Dios y acusarnos. Sin embargo, cuando
reconocemos nuestro pecado y se lo confesamos al Señor, nuestro Sumo
Sacerdote se presenta ante Dios defendiéndonos de las afirmaciones de Satanás
que dice en efecto: "He comprado a esta persona con mi sangre, ha confesado su
pecado; ¡por lo tanto, es perdonado, pagado en su totalidad! " Nuestro abogado
en el Cielo, nuestro Sumo Sacerdote, intercede por nosotros.
d) El rapto es necesario porque la Palabra de Dios debe cumplirse. Cuando
el apóstol Pablo escribió a los corintios, reveló el misterio del rapto: " Y cuando
esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de
inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la
muerte en victoria." (1 Corintios 15:54). Aunque Jesús derrotó los poderes de
Satanás y de la muerte, en la cruz del Calvario, Su victoria sobre la muerte no ha
sido transferida a su cuerpo, la Iglesia. Nosotros, como cualquier otra persona,
debemos morir.
Durante dos milenios, los santos han muerto y han sido enterrados, sin
haber sido traducidos. Están esperando la plenitud del cuerpo para que toda la
Iglesia pueda ser elevada en "un abrir y cerrar de ojos" y encontrarse con su Señor
en el aire. La profecía, "... entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida
es la muerte en victoria.", solo puede cumplirse cuando el cuerpo está unido con
la cabeza, el mismo Señor Jesús.
e) El Rapto es necesario para que podamos volver a juzgar al mundo. En su
carta a los corintios, Pablo escribió: "¿No sabéis que los santos juzgarán al
mundo?" (1 Corintios 6:2). En este punto, es imposible para nosotros juzgar al
mundo porque tenemos prohibido juzgar: " Así que, no juzguéis nada antes de
tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas,
y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su
alabanza de Dios. " (1 Corintios 4:5). Además, debido a que todavía estamos en
nuestra carne y sangre pecaminosas, nuestro juicio se considera imperfecto y no
implementaría la justicia de Dios. Incluso un pecador salvado por gracia no
puede juzgar con rectitud. Por cierto, esta es una confirmación adicional que
expone el vano intento de algunos creyentes de instalar un gobierno justo en
nuestra nación. Tal promesa no nos ha sido dada y cualquier intento, sin
importar cuán bien intencionado, esté destinado a fracasar.

4) ¿Quién Será Raptado?


La Biblia deja sin lugar a dudas claro que solo los que pertenecen a la Iglesia
de Jesucristo serán raptados. El apóstol Pablo no se arrepintió de las palabras
cuando escribió a los Tesalonicenses: " Luego nosotros los que vivimos, ..." (1
Tesalonicenses 4:17). No especificó un cierto grupo dentro de la Iglesia, o un
número seleccionado de entre la Iglesia; él simplemente dijo "nosotros".
Encontramos más aclaraciones cuando leemos todo el versículo: " Luego
nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados
juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos
siempre con el Señor.".
En el capítulo 2 veremos la distinción entre el mundo (aquellos que se
quedan atrás) y nosotros, (la Iglesia de Jesucristo) se declara explícitamente en
los siguientes versículos, "que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá
sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no
escaparán. " (1 Tesalonicenses 5:3). Tenga en cuenta que se usan las palabras
"ellos”. Tome nota específica de cómo se dirige a la Iglesia con las palabras
“nosotros" y “vosotros”; "Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que
aquel día os sorprenda como ladrón. Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos
del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los
demás, sino velemos y seamos sobrios. " (1Tesalonicenses 5:4-6).
El rapto de la Iglesia no se basa en nuestro nivel de santidad o servicio al
Señor; más bien, se basa únicamente en la voluntad del Señor. Él quiere que
estemos en su presencia. El poder de su resurrección nos llevará a su presencia.
Todos los que nacen de nuevo del Espíritu de Dios serán raptados.
Sin embargo, en este punto, es importante mencionar que no todos los que
afirman haber nacido de nuevo son verdaderos cristianos. Aquí es donde
Satanás, el gran imitador y padre de mentiras, trabaja tan desesperadamente,
especialmente en estos últimos tiempos. "engañando y siendo engañados. ..." se
está cumpliendo en todo el mundo. Los hombres se niegan a reconocer el poder
victorioso de nuestro Señor Jesucristo. Lamentablemente, tenemos que admitir
que el diablo tiene bastante éxito en causar una gran confusión incluso dentro de
la Iglesia. Sin embargo, aquellos que tienen sus corazones puestos y
fundamentados en Jesús, y que están esperando su regreso, serán arrebatados
porque verdaderamente han nacido de nuevo.

Debes Nacer de Nuevo


El Rapto es la obra exclusiva de nuestro Señor Jesucristo que demuestra el
poder de Su resurrección en Su cuerpo. Por lo tanto, todos los creyentes nacidos
de nuevo deben ser raptados ya que nosotros constituimos el cuerpo de Cristo.
La Escritura no declara que el Rapto es nuestra recompensa o herencia.
Seguramente si hubiera otros requisitos previos además de haber nacido de
nuevo, Pablo habría escrito "los que están listos" o "los que han alcanzado el
estándar espiritual". Pero ese no es el caso. Pablo habla específicamente en 1
Corintios 15 sobre "el misterio" cuando dice: "... no todos dormiremos, pero todos
seremos transformados".
Es de gran importancia que te pruebes a ti mismo ante el semblante del
Señor para ver si realmente eres un hijo de Dios. No confíe en las experiencias
que haya tenido. Las respuestas a la oración, las curaciones milagrosas, los dones
espirituales sobrenaturales o incluso los cambios morales en su vida no
constituyen necesariamente una regeneración. En realidad, puede haber tenido
una experiencia emocional en lugar del arrepentimiento genuino que conduce a
la salvación a través de la fe en Jesucristo.

5) ¿Cuándo Tendrá Lugar el Rapto?


Debemos enfatizar fuertemente que toda especulación con respecto al
momento del Rapto es fundamentalmente errónea. Se han equivocado
abiertamente en el pasado y continuarán siéndolo en el futuro, porque la Biblia
dice claramente: "Vosotros, pues, también, estad preparados, porque a la hora que
no penséis, el Hijo del Hombre vendrá." (Lucas 12:40)

Ajuste de Fecha
Los que han intentado determinar la fecha del regreso del Señor han hecho
mucho daño. Todos estos "fechadores" han sido falsos profetas. Indudablemente,
esos "profetas" han hecho un gran daño a la proclamación de la Palabra profética.
En 1988, Edgar Whisenant escribió un libro titulado, "88 razones por las que
el rapto podría tener lugar en 1988". El libro estaba bien escrito e investigado por
expertos, pero también estaba completamente equivocado. Durante ese tiempo,
nuestra oficina en Midnight Call Ministry se inundó con llamadas telefónicas de
creyentes que preguntaban por nuestra posición sobre tal predicción. Mi
respuesta siguió siendo la misma: "¡Jesús vendrá a una hora cuando pensamos
que no!" En 1989, Whisenant escribió un libro de seguimiento, "89 razones por
las cuales el rapto podría tener lugar en 1989". Considero que tal especulación es
un insulto a nuestro Señor.
El mayor problema con cualquier predicción es que señalar una fecha
elimina el elemento sorpresa. A lo largo de la Biblia, leemos sobre la necesidad
de estar listos en cualquier momento. Por lo tanto, si alguien predice que el Señor
vendrá en cinco días, eso significa que no tengo que esperarlo hoy o mañana
porque vendrá el quinto día. Tal enseñanza viola los principios de la Sagrada
Escritura y, por lo tanto, debe ser rechazada en su totalidad.
Recuerdo la historia de un anciano rabino en Jerusalén que fue
interrumpido por un joven estudiante un día que con entusiasmo exclamó que
había descubierto en las Escrituras el día de la llegada del Mesías. Este joven dijo:
"El Mesías vendrá el sábado". El viejo rabino respondió: "Hijo, no te creo porque
estoy esperando que venga hoy".
Aunque enfatizamos la enseñanza bíblica del Rapto que tiene lugar en
cualquier momento, es necesario establecer nuestra posición con respecto al
elemento del tiempo y las diferentes opiniones que rodean el Rapto. Aunque los
argumentos válidos distinguen la tribulación media y el rapto previo a la ira,
considero que estos son fundamentalmente uno y lo mismo. La conclusión es que
todas las teorías violan las Escrituras al quitar el elemento sorpresa y, por lo
tanto, las rechazo por completo.

Rapto a Mitad de la Tribulación?


Si alguien me preguntara si el Rapto podría tener lugar en medio de la
Tribulación, mi respuesta sería "no". La tribulación es provocada por la ausencia
de la Iglesia. La Iglesia es la luz del mundo y la obra engañosa de Satanás no
puede alcanzar su punto más alto con la Iglesia presente. La teoría de la
Tribulación Media, viola las Escrituras con respecto al elemento sorpresa. Está
escrito en la Palabra de Dios, por lo tanto, no podemos eliminarlo. Para creer en
el Rapto de la Tribulación Media debemos ignorar las muchas Escrituras que
apoyan un Rapto Pre-Tribulación, incluyendo Tito 2:13, "aguardando la
esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y
Salvador Jesucristo, ". La creencia en un rapto a mitad de la tribu prohíbe que
esperemos a que Jesús venga hoy. En realidad, estaríamos esperando el
comienzo de la tribulación y la aparición del anticristo. Tal enseñanza es
contraria a la Palabra de Dios. ¡No encontraremos ninguna advertencia en la
Biblia que sugiera que deberíamos estar buscando la próxima Tribulación y el
Anticristo!

¿Rapto Post-Tribulación?
¿Qué pasa con la posibilidad de que el Rapto tenga lugar después de la Gran
Tribulación? A tal pregunta, doy un rotundo "¡No!" Este escenario no solo es
contrario a las Escrituras, sino que sería físicamente imposible porque nadie
quedaría en éxtasis.
Pasajes de las Escrituras como Apocalipsis 13:15 ilustran que la existencia
de creyentes sería imposible. La "otra bestia", o el falso profeta, "... Y se le permitió
infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar
a todo el que no la adorase. ". Cuando se enfrenta a una alternativa, un creyente
nacido de nuevo nunca negará a su Señor al inclinarse ante la imagen de la bestia
y adorarla.
Si bien es natural preguntar: "¿No habría muchos temerosos de perder la
vida y negarles al Señor y adorar la imagen de la bestia?" Estoy convencido de
que ese no es el caso. En tiempos de gran necesidad y persecución severa, el
Señor da la gracia necesaria para que Sus santos den sus vidas por Él. Hay una
amplia evidencia de esto en las Escrituras, así como innumerables ejemplos de
los mártires a lo largo de la historia del cristianismo que respaldan este hecho.
Por lo tanto, este es un debate inútil porque ya hemos visto que la Gran
Tribulación no puede tener lugar a menos que la Iglesia sea eliminada. Solo la
ausencia de la Iglesia puede iniciar el comienzo de la Gran Tribulación.
Además, es importante señalar que la Gran Tribulación no puede comenzar
instantáneamente en un día. La preparación para la Gran Tribulación comenzó
cuando la Iglesia nació en Jerusalén en Pentecostés. A partir de entonces, la
rivalidad entre los poderes de la oscuridad y los poderes de la luz ha resultado
en la gran persecución de los cristianos a lo largo de los siglos. No solo la Iglesia
ha sido perseguida por el gobierno romano, y recientemente durante el reinado
del comunismo, sino que la persecución consecutiva más larga de cristianos ha
tenido lugar bajo la autoridad política y religiosa de la Iglesia Católica.
Sin embargo, lo que quiero destacar es la preparación para la Gran
Tribulación. Estas cosas no pueden pasar de la noche a la mañana; necesitan
estar preparados y, como ya he dicho, esta preparación ha continuado durante
casi 2,000 años. Desde el restablecimiento del estado de Israel, hemos visto
innumerables señales que apuntan a la preparación para la Gran Tribulación.
Asumir que la Gran Tribulación es un momento en que el Anticristo
gobernará y se opondrá brutalmente a los cristianos en particular y obligará a la
gente del mundo a inclinarse ante su autoridad es un error que a menudo se
comete. Basado en la Palabra profética, todo esto se logrará mediante el engaño.
Cuando eres engañado, piensas que tienes razón cuando de hecho estás
equivocado. Incluso irá tan lejos como para luchar por sus derechos porque se
somete voluntaria y voluntariamente al engaño. Satanás viene "... inicuo cuyo
advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios
mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no
recibieron el amor de la verdad para ser salvos." (2 Tesalonicenses 2:9-10) Como
resultado, la Biblia continúa:
"... Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, "
(versículo 11).

6) ¿Cómo Podemos estar Listos para el Rapto?


Para estar listo para el Rapto, debes nacer de nuevo. Sin regeneración,
permanecerás en la oscuridad, sin esperanza, y perdido por toda la eternidad.
Juan 3:36 testifica el hecho: "El que cree en el Hijo tiene vida eterna; y el que no
cree en el Hijo no verá la vida; pero la ira de Dios permanece sobre él". Es muy
simple; La persona sin Cristo está en tinieblas y no verá la vida. A Nicodemo, el
fariseo religioso, Jesús le dice: "... De cierto, de cierto te digo que, a menos que un
hombre nazca de nuevo, no puede ver el reino de Dios". Por lo tanto, si no naces de
nuevo, te quedarás atrás.
Esta puede ser tu última oportunidad de venir a Jesús pidiendo perdón por
tus pecados y recibir la vida eterna. Convertirse en un creyente en Jesús es así de
simple. Creer que Él es el Hijo de Dios que derramó Su sangre en la cruz del
Calvario por tu pecado te garantiza la vida eterna. Le insto a tomar esta decisión
hoy, incluso en este mismo momento. No puedo ayudarte a hacer esto, ni tu
pastor ni nadie más; necesitas venir personalmente a Jesús y pedirle que te salve
de tus pecados. El Hijo de Dios garantiza: "Al que viene a mí, de ninguna manera
lo echaré".

¿Realmente has Nacido de Nuevo?


Desafortunadamente, el término "renacimiento" se ha popularizado tanto
que a menudo las personas no entienden su significado completo. ¿Cómo puedes
estar seguro de que naces de nuevo? Tomemos, por ejemplo, un bebé recién
nacido. ¿Qué hace él primero?
1) ¡Él llora! Del mismo modo, cuando nazcas de nuevo, comenzarás a clamar
a Dios. Comenzarás a rezar. Tras la conversión del apóstol Pablo, leemos en
Hechos 9:11, "... Saulo de Tarso: porque he aquí, él ora ".
2) Entonces el bebé come porque tiene hambre. Usted, como hijo de Dios,
tendrá hambre de la Palabra de Dios, que es esencialmente alimento espiritual.
No lo harás porque tienes que hacerlo, sino porque quieres.
3) el bebé aprende a escuchar. Comenzarás a prestar atención a la Palabra
de Dios y a tomar en serio Sus mandamientos.
4) El bebé busca compañerismo. Esta beca es esencial para ti. Es importante
que te vuelvas activo en una iglesia local donde sirvas al Señor en comunión con
otros creyentes.
5) A medida que el bebé crece, se vuelve cohibido. Tú también te volverás
consciente del hecho de que eres un pecador salvado por la gracia y continuarás
buscando la verdad cada vez más. La oración de Pablo fue: "a fin de conocerle, y
el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser
semejante a él en su muerte, " (Filipenses 3:10).
6) A medida que el niño crece hasta la adolescencia, comienza a mirar hacia
el futuro. Como una persona nacida de nuevo, querrás estudiar la Palabra
profética, que habla del futuro. Dios nos invita a "preguntadme por las cosas por
venir".
7) Cuando el niño se convierte en adulto, se vuelve independiente y se
esfuerza por alcanzar las metas que se propone. Como cristianos, nuestra meta
es Su venida, porque Él es nuestro principio y fin, el autor de nuestra salvación.
Desearlo es solo natural.
1 Corintios 1:7 confirma: "de tal manera que nada os falta en ningún don,
esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo; ". En otras palabras, este
regalo de esperarlo debe ser una realidad en tu vida.

Espera a Jesús
A medida que envejecemos, comenzamos a darnos cuenta de que nuestro
tiempo en la tierra es limitado. Como resultado, experimentamos un mayor
deseo de la venida del Señor. Muchos pasajes de las Escrituras atestiguan este
hecho, "aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de
nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, " (Tito 2:13). Como se dijo
anteriormente, este versículo apoya nuestra búsqueda del Rapto.
Hebreos 9:28 refuerza esto al decir: "así también Cristo fue ofrecido una sola
vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación
con el pecado, para salvar a los que le esperan.".
No solo debemos mirar, sino también "... y esperar de los cielos a su Hijo, al
cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera." (1
Tesalonicenses 1:10). Este versículo apoya el Rapto Pre-Tribulación; Somos
liberados de la ira venidera.
Mientras miramos y esperamos, también se nos indica que seamos
pacientes. Santiago advierte urgentemente que debemos: "Por tanto, hermanos,
tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el
precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia
temprana y la tardía. Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros
corazones; porque la venida del Señor se acerca. " (Santiago 5:7-8). Esta paciencia
que debemos demostrar mientras lo miramos y esperamos a Él nos da la fuerza
y el coraje adicional para perseverar, aumentando cada vez más en su trabajo a
medida que pasan los días.

Aumentando en Su Obra
Cuando el apóstol Pablo escribió a los corintios sobre el Rapto, concluyó con
una advertencia importante: "Así que, hermanos míos amados, estad firmes y
constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en
el Señor no es en vano." (1 Corintios 15:58). Al escribir a los Tesalonicenses sobre
el Rapto, Pablo dijo: "conforte vuestros corazones, y os confirme en toda buena
palabra y obra." (2 Tesalonicenses 2:17). En 1 Tesalonicenses 4:18, concluye la
descripción del Rapto con: "Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas
palabras.".
Es mi oración sincera que el Señor te consuele con la esperanza de Su venida
y, como resultado, aumentarás en la obra del Señor en estos últimos tiempos.
Cuánto tiempo nos queda, nadie lo sabe; sin embargo, en base a los desarrollos
en Israel y el mundo, reconocemos que las etapas finales de los últimos tiempos
están a la mano. Por lo tanto, "... por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis
hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día
de la tentación en el desierto, " (Hebreos 3:7-8). Humíllate ante Su semblante y
pídele que te dé la gracia necesaria para estar listo para Él en cualquier momento.
CAPITULO 2

ISRAEL: LA SEÑAL SEGURA DEL RAPTO


"Vosotros, pues, también, estad preparados, porque a la hora que no
penséis, el Hijo del Hombre vendrá." (Lucas 12:40).

Este único verso corto pone fin a cualquier intento de buscar una señal
para el próximo Rapto. Jesús dice claramente que vendrá " a la hora que no
penséis ". Si no hay señales de este evento venidero, entonces ¿por qué titulamos
este capítulo, "Israel: la señal segura del rapto?" Simplemente porque tenemos
un signo indirecto que indica, por un lado, que Dios está preparando un
reemplazo para la Iglesia y, por otro, la finalización de la Iglesia.
Todos los lectores de la Biblia saben que Israel es el pueblo elegido de Dios
en la tierra. También sabemos que Israel rechazó al Mesías. Como resultado, Dios
dejó a Israel a un lado y no la usó como su instrumento de juicio, luz y salvación.
Tenga en cuenta que usé las palabras "dejado de lado", no "rechazado" o
"reemplazado". La Iglesia, principalmente de entre los gentiles, es el órgano de
salvación de Dios en la tierra hoy. El mensaje de la Iglesia es "ven a Jesús y sé
salvo ", un mensaje que ha sido proclamado por casi 2,000 años.
Basado en la clara enseñanza del Antiguo Pacto, sabemos que Dios le
prometió a Su pueblo un Nuevo Pacto. Los profetas explicaron los detalles de ese
pacto y fue establecido por el Señor Jesucristo. Sin embargo, y esto es
extremadamente importante para que lo comprendamos, el Nuevo Pacto no
incluye promesas físicas, geográficas, políticas o materiales. Claramente, tales
promesas fueron dadas al pueblo de Israel bajo el Antiguo Pacto.

¿Una Doble Luz del Mundo?


Dios prometió que Israel daría luz a todas las naciones del mundo. Como ese
no ha sido el caso en el pasado, podemos estar seguros de que Israel será
restaurado a sus límites originales para cumplir esta profecía. Finalmente, los
judíos tendrán que tomar una posición de liderazgo aquí en la tierra.
Deuteronomio 14:2 dice: "Porque eres pueblo santo a Jehová tu Dios, y Jehová te
ha escogido para que le seas un pueblo único de entre todos los pueblos que están
sobre la tierra."
Esto presenta un problema: se espera que dos grupos de personas sean
ligeros para el mundo.
Por lo tanto, la pregunta que primero debemos responder es: "¿Es Israel una
luz para los gentiles en nuestros días?" Absolutamente no. Hablando
espiritualmente, Israel está en la oscuridad. No puedes ser una luz para los
demás si estás en la oscuridad tú mismo. En realidad, el apóstol Pablo,
escribiendo a los romanos, dice: "Así que en cuanto al evangelio, son enemigos (los
judíos) por causa de vosotros; ..." Pero de ninguna manera este hecho anula la
promesa eterna de Dios de que Israel será una luz para los gentiles: “dice: Poco
es para mí que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob, y para que
restaures el remanente de Israel; también te di por luz de las naciones, para que
seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra. " (Isaías 49:6). Por lo tanto,
tenemos absoluta seguridad de que Israel se está convirtiendo en una luz para el
mundo aún por venir.
Jesús le dijo a la Iglesia: "Vosotros sois la luz del mundo". Durante casi 2.000
años, la Iglesia ha sido la portadora de la luz, la antorcha de Dios. La Iglesia ha
proporcionado luz a los que están en la oscuridad. El Espíritu Santo ha
condenado a millones de almas por su pecado y han sido agregados al "reino de
la luz".
Es importante enfatizar en este punto que no somos una luz para el mundo
colectivamente, sino individualmente. Ni las Escrituras ni la historia de la iglesia
hablan de una nación entera siendo salvada al mismo tiempo. Eso nunca ha
sucedido ni sucederá en el mundo de los gentiles. Dicho esto, nos damos cuenta
de que hay dos tareas involucradas en ser una luz para el mundo: la Iglesia para
el individuo e Israel para las naciones.
Entendemos que la luz del mundo es el Señor Jesucristo. Su luz, que irradia
de los creyentes, llega al corazón de los pecadores. Este mismo Jesús también ha
prometido que la Iglesia debería estar en su presencia. Por lo tanto, nuestra tarea
de ser portadores de luz en este mundo es solo por un tiempo limitado. Comenzó
el día de Pentecostés y continuará hasta nuestra partida, el día de nuestro Rapto.
El mundo en ese momento experimentará la oscuridad. Ya no habrá ningún
elemento que obstaculice las obras engañosas de Satanás, el padre de las
mentiras.
¿Cuándo se completará nuestra tarea? Cuando el último de entre los gentiles
se agrega a la Iglesia. Entonces seremos raptados en la presencia del Señor.
¿Cuándo cumplirá Israel su llamado a ser la luz del mundo? Cuando la
restauración espiritual de Israel ha tenido lugar.

Israel debe ser Completamente Restaurado


Históricamente, ha sido imposible que Israel nazca como nación desde que
los judíos se dispersaron por todo el mundo. No podrían regresar a la tierra de
Israel porque no habrían podido sobrevivir en una tierra considerada como un
desierto. Por lo tanto, Dios hizo los preparativos necesarios para que cuando los
judíos volvieran a la tierra de Israel, no solo pudieran alimentarse, sino que se
convertirían en un factor dominante en esa parte del mundo.
De manera similar, el Señor Jesús aseguró a su Iglesia que haría preparativos
para nosotros: "No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en
mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera
dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare
lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros
también estéis. “(Juan 14:1-3). En el caso de Israel, el Señor Dios preparó la tierra
para el pueblo: "Mas vosotros, oh montes de Israel, daréis vuestras ramas, y
llevaréis vuestro fruto para mi pueblo Israel; porque cerca están para venir. "
(Ezequiel 36:8). Es bastante fascinante leer en el versículo 4 de Ezequiel 36 los
detalles.
describiendo toda la tierra de Israel, "por tanto, montes de Israel, oíd palabra
de Jehová el Señor: Así ha dicho Jehová el Señor a los montes y a los collados, a los
arroyos y a los valles, a las ruinas y asolamientos y a las ciudades desamparadas,
que fueron puestas por botín y escarnio de las otras naciones alrededor; ".
Recuerde, la tierra estaba desolada y abandonada, y en realidad se convirtió en
una "burla al residuo de los paganos que están alrededor". Esto, mis amigos, es
una realidad que la historia reciente puede probar sin lugar a dudas.
Desde el renacimiento del estado político de Israel en mayo de 1948, este
país se ha convertido en el cumplimiento de la profecía bíblica, un milagro a los
ojos de todos aquellos que se han tomado el tiempo de analizar honestamente a
la gente y la tierra. Por lo tanto, el hecho de que los judíos regresen a Israel, estén
construyendo una nación moderna y progresista y se hayan convertido en una
potencia en el Medio Oriente muestra claramente que el comienzo de Israel
señala el fin de la Iglesia.

Israel: la Señal del Rapto


Continuamos ahora mirando este signo de Rapto a la Iglesia.
"Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos
estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en Moisés fueron
bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el mismo alimento espiritual, y
todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que
los seguía, y la roca era Cristo. Pero de los más de ellos no se agradó Dios; por lo
cual quedaron postrados en el desierto. Mas estas cosas sucedieron como ejemplos
para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. " (1
Corintios 10:1-6). Preste atención específica a la advertencia, "estas cosas
sucedieron como ejemplos".
Si quiere saber cómo comportarse, caminar y trabajar como cristiano, lea
las pautas; lee el mensaje de Dios a la Iglesia. Preste atención a lo que está
diciendo: " Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: Se sentó el
pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar. Ni forniquemos, como algunos de
ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil. Ni tentemos al Señor, como
también algunos de ellos le tentaron, y perecieron por las serpientes. Ni murmuréis,
como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por el destructor. Y estas cosas les
acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a
quienes han alcanzado los fines de los siglos. Así que, el que piensa estar firme, mire
que no caiga." (1 Corintios 10:7-12).
No necesitas un doctorado. en teología para entender estas sencillas
instrucciones, "Sin idolatría, sin fornicación, sin tentar a Cristo, sin murmurar".
¿Por qué no? Porque eres una persona elegida, un miembro de una nación
especial, una persona que debería ser una luz en un mundo que se está
oscureciendo espiritualmente.

Ejemplo para la Vida Cristiana


Otro pasaje importante del Nuevo Testamento se relaciona con nuestra
peregrinación hacia el Cielo: " Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de
vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; antes
exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que
ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. Porque somos hechos
participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza
del principio, entre tanto que se dice: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros
corazones, como en la provocación. ¿Quiénes fueron los que, habiendo oído, le
provocaron? ¿No fueron todos los que salieron de Egipto por mano de Moisés? ¿Y
con quiénes estuvo él disgustado cuarenta años? ¿No fue con los que pecaron, cuyos
cuerpos cayeron en el desierto? ¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo,
sino a aquellos que desobedecieron? Y vemos que no pudieron entrar a causa de
incredulidad.? (Hebreos 3:12-19).
¡Antes de continuar, debemos aclarar que este pasaje no enseña que
nosotros, como creyentes, debemos esforzarnos, trabajar o esperar entrar al
Cielo! La Biblia deja perfectamente claro que somos salvos por gracia, no por
obras. ¡Jesús lo pagó todo, todo lo que le debemos!
Los versículos aquí deberían ayudarnos a reconocer el signo seguro del
Rapto.
¿Por qué Israel No obtuvo la Salvación?
Israel tenía la Ley, que se usaba solo para identificar el pecado. Por lo tanto,
no se hizo provisión para la salvación eterna. Se ofreció la oportunidad para que
Israel "entre", pero solo se podría obtener si creyeran. Sin embargo, no podían
creer porque no tenían un sumo sacerdote para ayudarlos con su incredulidad.
Necesitaban un sumo sacerdote que no tuviera pecado.
No podían "entrar" porque no tenían un sacrificio perfecto. A lo sumo, la
sangre de todos los animales sacrificados durante el tiempo de la Ley podría
encubrir sus pecados, ¡pero nunca los quitaría! "porque la sangre de los toros y de
los machos cabríos no puede quitar los pecados." (Hebreos 10:4).
Israel no pudo "entrar" porque en ese momento el Nuevo Pacto no había
sido perfeccionado; El eterno autor de la salvación no había sido perfeccionado.
Leemos estas palabras en la carta a los hebreos: " y habiendo sido perfeccionado,
vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen; " (Hebreos 5:9).
A menudo me sorprende el por qué algunos queridos hermanos tratan
desesperadamente de cumplir la Ley del Antiguo Pacto, que Israel no pudo
cumplir, un pacto que se rompió. Por esa razón, Dios produjo el Nuevo Pacto, que
solo pudo hacerse efectivo mediante el sacrificio sin pecado de Jesús en la cruz
del Calvario. La simple fe en el Señor Jesucristo hace que cada creyente participe
plenamente en ese pacto eterno.
Otro elemento importante responde a nuestra pregunta de por qué Israel
aún no ha logrado la salvación. Se trata de la Iglesia de Jesucristo: "... Después fue
Bernabé a Tarso para buscar a Saulo; y hallándole, le trajo a Antioquía. Y se
congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los
discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía. ..." (Romanos
11:25-26). Israel no puede salvarse a menos y hasta que la Iglesia de Jesucristo
sea removida.

La Ley No puede Salvar


Como hemos dicho anteriormente, la Ley se usó para identificar el pecado.
La Biblia explica en términos inequívocos que la salvación no se obtiene a través
del cumplimiento de la Ley:
" No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por
demás murió Cristo. " (Gálatas 2:21).
" ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar
por la carne?" (Gálatas 3:3).
" De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis
caído. " (Gálatas 5: 4).
" ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de
él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado. " (Romanos 3:20).
El apóstol Pablo hizo la siguiente pregunta en Gálatas 3:19, "¿Entonces, ¿para
qué sirve la ley? La respuesta: "Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta
que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa; ...'' Esto nuevamente deja
perfectamente claro que la Ley no puede salvar, y se usó solo para identificar el
pecado hasta que llegó la semilla. ¡La SIMIENTE es el Señor Jesucristo, que
derramó Su sangre en la cruz del Calvario para quitar el pecado de aquellos que
creen que Su sangre es capaz de hacer exactamente eso!
La Ley fue el grito de Dios a Israel y al mundo diciendo en efecto:
"Escúchame, ven a mí, obedéceme, para que entiendas que te he preparado la
salvación".
La Palabra de Dios todavía es válida; todavía puedes venir a Él y obedecerle.
Cuando creas en Dios, el Creador del cielo y de la tierra, serás guiado hacia Aquel
que creó todo y perfeccionó la salvación.
Primera de Pedro 1:19-20 declara: "sino con la sangre preciosa de Cristo,
como de un cordero sin mancha y sin contaminación, ya destinado desde antes de
la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de
vosotros,". Dios ordenó la salvación "antes de la fundación del mundo".
Mucho antes de hacer el pacto con Abraham, Isaac, Jacob y los hijos de Israel,
Dios sabía cómo lograría la salvación para la humanidad perdida.
Cuando llegó el momento, eligió a Israel y les dio la Ley para que pudieran
reconocer el pecado y su salvación. Si bien la Ley se le dio directamente a Israel,
se le dio indirectamente a todo el mundo. " Para que sea conocido en la tierra tu
camino, En todas las naciones tu salvación. Te alaben los pueblos, oh Dios;
Todos los pueblos te alaben. Alégrense y gócense las naciones, Porque juzgarás los
pueblos con equidad, Y pastorearás las naciones en la tierra. Selah" (Salmo 67:2 -
4). La diferencia única entre el Antiguo y el Nuevo Pacto se hace visible en Israel
y en la Iglesia.
Te animo a que leas todo el libro de Hebreos para comprender mejor la
gloria indescriptible de la salvación realizada por nuestro Señor Jesucristo.
En este lado del cielo, sin embargo, la clave siempre fue, siempre es y
siempre será la nación de Israel.

Promesas Físicas y Espirituales


Como se mencionó al comienzo de este capítulo, Israel es el mayor signo del
tiempo del fin para la Iglesia. Son los destinatarios de las promesas físicas,
geográficas, políticas y materiales de Dios. Por otro lado, la Iglesia solo tiene
promesas espirituales.
Por lo tanto, es un vano intento afirmar que ciertas naciones tienen
promesas especiales porque se supone que son cristianos. Es una pérdida de
tiempo, energía y finanzas tener alguna participación en el establecimiento de un
gobierno político "cristiano" en la tierra. Todos los gobiernos están bajo la
jurisdicción del diablo, quien es el dios de este mundo y el príncipe de las
tinieblas. Recuerde, sin embargo, que estamos en el mundo, pero no del mundo.
Hemos recibido instrucciones claras de estar sujetos al gobierno que Dios ha
establecido en cada país. Jesús fue obediente durante su corta vida en la tierra de
Israel, que fue ocupada por las fuerzas extranjeras de Roma.

El Templo de los Gentiles


Otro signo seguro del Rapto se ilustra en el templo físico y espiritual.
Leemos lo siguiente con respecto al templo espiritual:
" vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y
sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio
de Jesucristo. " (1 Pedro 2:5). Con cada nuevo miembro agregado a la Iglesia a
través del renacimiento, el templo espiritual se convierte en una habitación
perfecta de Dios.
Con eso en mente, podríamos preguntar cuándo se completará ese templo.
Para que el templo espiritual se complete, Hechos 15:14 debe cumplirse, "... Dios
visitó por primera vez a los gentiles, para tomar de ellos pueblo para su nombre.".
En el momento en que se agregue la última "piedra viva" a este templo espiritual,
la selección se completará. En ese momento, todo el templo, que es la Iglesia de
Jesucristo, será arrebatado a la presencia del Señor.
Es importante enfatizar aquí que la construcción del templo es obra del
Señor, lo cual Jesús afirma al decir: "Edificaré mi iglesia". Como Jesús es perfecto,
podemos estar seguros de que Su Iglesia también es perfecta, sin mancha ni
arruga.
Esto puede asustar a algunos de ustedes porque se ven obligados a confesar
que, a la luz de los requisitos bíblicos para la santidad, han fallado muchas veces.
Incluso en este momento debes confesar que no alcanzas la santidad que Dios
quiere ver en ti. Si ese es el caso, entonces sea valiente, porque el Señor busca a
aquellos que son conscientes de sus fallas y defectos.
Naturalmente, uno podría preguntarse: "Si solo se usan las 'piedras vivas'
perfectas como material de construcción en la habitación espiritual de Dios,
¿cómo puedo agregarle un fracaso? La respuesta es que usted, la persona, en
carne y hueso, no participará en la gloriosa construcción del templo espiritual;
pero tú, la persona nacida de Dios, la persona nueva, perfecta, sin pecado, santa
e inmaculada participará. ¿Cómo? Porque es la obra de Dios. Primera de Juan 3:9
aclara este punto cuando dice: " Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el
pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es
nacido de Dios.".
Sin embargo, tu fracaso mientras estés en la tierra afectará tu recompensa.
De hecho, 1 Corintios 3:14-15 dice: " Si permaneciere la obra de alguno que
sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá
pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.".
En resumen, es evidente que el templo espiritual de Dios, tomado
principalmente de entre los gentiles que se han convertido en "piedras vivas", es
perfecto y sin mancha.
Ahora dirigimos nuestra atención al templo físico, el construido en piedra
en Jerusalén. El arquitecto de ese templo es Dios, el Creador del cielo y la tierra.
Le pasó el plano celestial a Moisés, quien a su vez construyó el tabernáculo. Más
tarde, Salomón recibió instrucciones claras.
en cuanto a cómo construir este glorioso templo físico en el Monte Moriah
en Jerusalén.

El Templo de Piedra
Lo que es tan notable, y lo que considero un milagro tecnológico, es el hecho
de que este templo fue prefabricado. Además, este templo no fue construido por
los hijos de Israel, sino por los gentiles. En 2da Crónicas 2:17-18 leemos: " Y contó
Salomón todos los hombres extranjeros que había en la tierra de Israel, después de
haberlos ya contado David su padre, y fueron hallados ciento cincuenta y tres mil
seiscientos. Y señaló de ellos setenta mil para llevar cargas, y ochenta mil canteros
en la montaña, y tres mil seiscientos por capataces para hacer trabajar al pueblo. ".
Estos "extraños" hicieron el trabajo real en la fabricación de este glorioso templo
en Jerusalén.
Como somos ciudadanos de la Jerusalén celestial, es lógico pensar que el
cumplimiento de estar en Su presencia requeriría que fuéramos raptados al
Cielo.
Lo más fascinante de este maravilloso templo es que cuando tuvo lugar la
asamblea, ya era demasiado tarde para hacer modificaciones. "Y cuando se edificó
la casa, la fabricaron de piedras que traían ya acabadas, de tal manera que cuando
la edificaban, ni martillos ni hachas se oyeron en la casa, ni ningún otro
instrumento de hierro." (1 Reyes 6:7). ¡Este es un logro increíble sin precedentes
en la historia!
A los 14 años, me convertí en un aprendiz de capa de ladrillo y he acumulado
mucha experiencia en la construcción a lo largo de los años. Nunca he visto ni
oído hablar de materiales prefabricados que encajen tan perfectamente que no
se requieran alteraciones adicionales. A todos los efectos prácticos, es
prácticamente imposible. Pero este templo fue construido perfectamente por los
gentiles para la gloria de Israel y la gloria del Dios de Israel. Cuando se completó
y dedicó el templo, 2 Crónicas 7:1 informa: "Cuando Salomón acabó de orar,
descendió fuego de los cielos, y consumió el holocausto y las víctimas; y la gloria de
Jehová llenó la casa."
Cuando se complete el templo espiritual, se llevará a cabo el Rapto. Todas
las iglesias, denominaciones, ministerios, editoriales, ministerios de televisión,
estaciones de radio y organizaciones misioneras se quedarán atrás; solo las
"piedras vivas" serán arrebatadas en un abrir y cerrar de ojos.

Una Voz desde 1910


Nuestros antepasados buscaron diligentemente señales de los últimos
tiempos. Los estudiosos de la Biblia en los años 1600, 1700 e incluso en el 1800
buscaron fielmente señales que indicaran que los judíos estaban regresando a la
tierra de sus padres. Charles Spurgeon, uno de los grandes predicadores de este
siglo, conocía bien la Biblia y estudiaba el Antiguo Testamento en particular. En
1910, hizo las siguientes declaraciones con respecto a Ezequiel 36 y 37:
El significado de nuestro texto, tal como lo abre el contexto, es más evidente,
si las palabras significan algo, primero, que habrá una restauración política de
los judíos a su propia tierra y a su propia nacionalidad; y luego, en segundo lugar,
hay en el texto, y en el contexto, una declaración muy clara, de que habrá una
restauración espiritual, una conversión de hecho, de las tribus de Israel.
Deben tener una prosperidad nacional que los haga famosos; No, tan
gloriosos serán que Egipto, Tiro y Grecia y Roma olvidarán su gloria en el mayor
esplendor del trono de David. Si hay significado en las palabras, este debe ser el
significado de este capítulo.
Nunca deseo aprender el arte de arrancar el significado de Dios de sus
propias palabras. Si hay algo claro y claro, el sentido literal y el significado de
este pasaje deben ser evidentes de que tanto las dos como las diez tribus de Israel
deben ser restauradas en su propia tierra, y que un rey debe gobernarlas.
Que aprendamos de la misma manera a nunca tomar la Palabra de Dios a la
ligera ni interpretarla para que se ajuste a nuestro tiempo. En cambio, deje que
la Palabra de Dios hable a nuestros corazones para que podamos entender las
señales de los tiempos.
CAPÍTULO 3

EL SEÑOR MISMO DESCENDERÁ DEL CIELO


Este capítulo es el primero de una serie de cinco que trata principalmente
del versículo:
"Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con
trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán
primero. "' (1 Tesalonicenses 4:16).

En esta serie, examinaremos la singularidad del único evento mencionado


en la Escritura donde millones de personas de todo el mundo serán traducidas
instantáneamente y raptadas en la presencia del Señor.
Es de gran importancia que comprendamos completamente de qué se trata
el Rapto, por lo tanto, no me disculpo por usar ciertos pasajes repetidamente o
volver a analizar eventos que apoyan esta enseñanza desde diferentes
perspectivas. Recuerdo los escritos del apóstol Pablo a los filipenses: "Por lo
demás, hermanos, gozaos en el Señor. A mí no me es molesto el escribiros las
mismas cosas, y para vosotros es seguro. " (Filipenses 3:1). Lutero traduce este
versículo como: "Que siempre te escriba lo mismo no me molesta porque te lleva a
una seguridad más profunda".

El Señor Mismo
Debido a su inmenso significado, destacaremos el punto de que el Señor "Él
mismo" vendrá. Para ilustrar este punto, considere lo siguiente: cuando se invita
al jefe de estado de cualquier nación a una función que puede no ser importante
para la nación o para el jefe de estado, a menudo envía un representante. Por
ejemplo, si el ministro de finanzas de Suiza viniera a Washington DC, el
Presidente tendría poco o ningún propósito para conocerlo personalmente
porque el visitante representaría solo una pequeña parte del gobierno de Suiza.
El presidente probablemente enviaría un representante para reunirse con dicho
ministro. Sin embargo, si el Presidente de Rusia, el Primer Ministro de Gran
Bretaña o el Canciller de Alemania vinieran, el Presidente reconocería la
importancia de tal visita y le daría la máxima prioridad a reunirse con el
dignatario.

El Criado Romano Enfermo


Para enfatizar aún más este punto, usaremos el evento descrito en Lucas 7:
"... Y el siervo de un centurión, a quien éste quería mucho, estaba enfermo y a punto
de morir. Cuando el centurión oyó hablar de Jesús, le envió unos ancianos de los
judíos, rogándole que viniese y sanase a su siervo. Y ellos vinieron a Jesús y le
rogaron con solicitud, diciéndole: Es digno de que le concedas esto; porque ama a
nuestra nación, y nos edificó una sinagoga. Y Jesús fue con ellos. Pero cuando ya no
estaban lejos de la casa, el centurión envió a él unos amigos, diciéndole: Señor, no
te molestes, pues no soy digno de que entres bajo mi techo; por lo que ni aun me tuve
por digno de venir a ti; pero di la palabra, y mi siervo será sano. Porque también
yo soy hombre puesto bajo autoridad, y tengo soldados bajo mis órdenes; y digo a
éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. " (versículos
2-8).
Este centurión romano reconoció claramente la posición del Señor Jesús. Es
evidente a partir de este pasaje que la relación entre los judíos y los romanos,
particularmente este hombre, estaba bien establecida y era amigable. Los judíos
dijeron: " ama a nuestra nación" y "nos ha construido una sinagoga". Este
centurión no solo era un hombre poderoso que servía en el ejército del imperio
romano, sino que también tenía medios financieros suficientes para contribuir a
los judíos en el sentido de que les construyó una sinagoga.
Todo lo que el centurión preguntaba era que Jesús simplemente "dijera en
una palabra". En otras palabras, "¡Ordena a la enfermedad que se vaya para que
el criado se cure!" Esta declaración asombró incluso al Señor mismo,
"Al oír esto, Jesús se maravilló de él, y volviéndose, dijo a la gente que le seguía:
Os digo que ni aun en Israel he hallado tanta fe. " (Lucas 7:9)
A medida que continuamos leyendo este pasaje, encontramos que Jesús no
solo "dijo en una palabra", sino que fue personalmente a sanar al sirviente, "Y al
regresar a casa los que habían sido enviados, hallaron sano al siervo que había
estado enfermo." (Lucas 7:10).

Dios Habla a los Hombres


Al exponer en nuestro mensaje, "El Señor mismo descenderá desde el cielo"
en relación con el rapto, vamos a ver ocho ocasiones diferentes en la Biblia que
ilustran el significado de Dios mismo directamente en contacto con el hombre.
• La torre de Babel
• Abraham mi amigo
• Isaac se encuentra con su novia
• Moisés pide la presencia de Dios
• Elijah quiere ver a Dios
• Ezequiel cumple con los atributos de Dios
• Dios visto en la carne
• El Señor mismo descenderá
La Torre de Babel
En Génesis 11, leemos el informe de muchas personas que se reúnen en un
lugar, hablan un idioma e intentan solidificar su unión en la construcción de una
ciudad con una torre "cuya cúspide llegue al cielo".
Este es el comienzo del intento vano e incesante del hombre de unificarse
fuera del plan ya establecido de Dios.
Hay muchas opiniones diferentes entre los teólogos sobre si las personas
que construyeron la Torre de Babel realmente creían que podían llegar a este
lugar indefinible llamado "cielo", o si se dirigían hacia esa dirección para
construir una vía espiritual hacia Dios. Estoy de acuerdo con esta última teoría
porque estas personas eran obviamente muy inteligentes, tenían un gran
conocimiento matemático y estaban bien educados en ciencia y arquitectura, con
una experiencia significativa en la construcción. Creo que debemos tomar esto
literalmente. Su objetivo era "alcanzar el cielo", lo que significaba que querían
construir una religión que alcanzara a su propio dios imaginado.
Durante la actividad de la última Babilonia, también conocida como
"Misterio Babilonia", nuevamente vemos la unificación de las naciones del
mundo: "Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a
la bestia." (Apocalipsis 17:13)
En el caso de la Torre de Babel, la presencia de Dios bajó
para ver "... la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres. "
(Génesis 11: 5). El resultado fue más de lo que habían esperado los constructores.
Las Escrituras dicen: "... allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde
allí los esparció sobre la faz de toda la tierra. " (versículo 9).
¿Por qué estaba el Señor en contra de la unidad? Después de todo, si las
personas se unen de manera pacífica, como lo hicieron en la Torre de Babel, para
construir una ciudad, crear un sistema económico y político que sea obviamente
democrático, y garantizar la paz y la prosperidad para todas las personas, ¿cómo
puede eso estar mal?
Es incorrecto porque antes de la fundación del mundo, Dios ordenó que
traería a su Hijo unigénito, sacrificándolo en la cruz del Calvario. Unificaría al
hombre con Dios: "... Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo..." (2
Corintios 5:19). El Calvario fue donde el Señor Jesús derramó Su sangre para el
perdón del pecado y, por lo tanto, creó un nuevo pueblo que tendría la capacidad
de comprender la intención de Dios. La unidad es genuina solo si está establecida
en la Palabra de Dios.
A lo largo de la historia, y en todas las religiones, el hombre siempre ha
intentado alcanzar a Dios. Dios, sin embargo, no decretó que el hombre alcanzara
a Dios desde la tierra, sino que envió a su Hijo del cielo a la tierra, bajando hacia
el hombre.
Recalcamos que la construcción de la Torre de Babel fue tan importante que
el Señor mismo bajó para presenciar la manifestación de su imaginación por
parte del hombre, "... Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre..." (Génesis
11:5)

Abrahán; Mi amigo
Por medio de Abraham, Dios dio a luz una nación; de esa nación vino Jesús,
el Mesías de Israel y el Salvador del mundo.
Dios le habló a Abraham muchas veces a lo largo de su vida. Las
características únicas de Abraham incluyeron el hecho de que obedeció a Dios
instantáneamente y sin reservas.
A través de Abraham, Dios demostraría su intención de salvar a la
humanidad, como es evidente en el siguiente pasaje: "... Y dijo: Toma ahora tu
hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en
holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.” (Génesis 22:2). En ninguna
parte leemos, o implica que Abraham dudó o discutió el asunto con su esposa o
los líderes de su hogar. En cambio, leemos en el siguiente versículo: "Y Abraham
se levantó muy de mañana ..." (Versículo 3).
Las Escrituras no revelan si Dios bajó para hablar con Abraham o si apareció
de una manera sobrenatural, como fue el caso de Moisés.
El contacto audible entre Dios y Abraham fue evidente; Abraham le creyó a
Dios y le fue contado como justicia. La relación íntima entre Dios y Abraham se
expresa claramente en Isaías 41:8, "Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a
quien yo escogí, descendencia de Abraham mi amigo.". Esto se confirma más tarde
en Santiago 2:23, "Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le
fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.". El mismo Señor era amigo
de Abraham.

Isaac Conoce a su Novia


Ahora veremos un evento en el que las Escrituras no demuestran que el
Señor mismo desciende para encontrarse con el hombre, sino que ilustra de
manera única la reunión del Señor y su novia.
El evento comienza en Génesis 24, "Era Abraham ya viejo, y bien avanzado
en años; y Jehová había bendecido a Abraham en todo." (versículo 1) Llamó a su
sirviente, que debemos suponer que era Eleazer, aunque el nombre del sirviente
no se menciona durante todo el evento. Esto debería recordarnos al Espíritu
Santo (también sin nombre) que fue enviado por el Padre para cortejar a una
novia para su Hijo.
Abraham envió a su sirviente a buscar una novia para su hijo Isaac. Es
fascinante cómo este siervo sin nombre confiaba totalmente en el Dios de
Abraham, "... Y dijo: Oh Jehová, Dios de mi señor Abraham, dame, te ruego, el tener
hoy buen encuentro, y haz misericordia con mi señor Abraham. " (versículo 12).
Mediante la fe simple y la obediencia total, el sirviente fue al lugar correcto en el
momento correcto, donde la persona correcta estaba ocupada haciendo las cosas
correctas.
La respuesta a la oración de los sirvientes se vio antes de que él terminara
de orar: "Y aconteció que antes que él acabase de hablar, he aquí Rebeca,"
(versículo 15). Ella cumplió con los requisitos, " ... Y la doncella era de aspecto muy
hermoso, virgen, a la que varón no había conocido; la cual descendió a la fuente, y
llenó su cántaro, y se volvía. …" (versículo 16).
Aquí recordamos las palabras que Pablo usó para dirigirse a los corintios:
"Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para
presentaros como una virgen pura a Cristo. " (2 Corintios 11:2), y Efesios 5:27
confirma: "a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese
mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.".

Dispuesto a Servir
Volviendo a nuestro texto en Génesis 24, vemos que esta novia virgen
demuestra algunas características raras. Ella no es perezosa ni vacilante, pero
está ansiosa por servir; ella tiene el corazón de un sirviente. Leemos en el
versículo 18 que " y se dio prisa "; y en el versículo 20, "... Y se dio prisa, y vació su
cántaro en la pila, y corrió otra vez al pozo para sacar agua, y sacó para todos sus
camellos. ..."
¿No se nos aconseja estar ansiosos y abundar en la obra del Señor hasta que
Él venga? Romanos 12:1 nos advierte lo siguiente: " Así que, hermanos, os ruego
por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo,
santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. ".

Los Dones
Después de que el sirviente se acercó a ella, la novia recibió regalos de él, "
Y cuando los camellos acabaron de beber, le dio el hombre un pendiente de oro que
pesaba medio siclo, y dos brazaletes que pesaban diez," (versículo 22).
¿Qué regalo recibimos en el momento en que confiamos en la Palabra que
hemos escuchado? " En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad,
el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el
Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la
redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria." (Efesios 1:13-14).
En el momento en que nacemos de nuevo, recibimos el depósito de nuestra
posesión eterna. Esta es la "garantía de nuestra herencia".
La palabra "serio" todavía se usa en algunas transacciones comerciales hoy
en día. Por ejemplo, se requiere una cierta cantidad de dinero como depósito
para comprar una casa. Al entregar el depósito al vendedor, estamos expresando
que estamos dispuestos a comprar esa casa. Esta es una garantía entre el
comprador y el vendedor de que nadie más puede comprar la propiedad.
Rebekah no estaba en posesión de Isaac, pero ya había recibido la "garantía
de la posesión futura". ¿Cómo se aplica eso a la Iglesia? "Porque, como sabéis, no
habéis sido redimidos con cosas corruptables, como plata y oro, de vuestra vana
conversación recibida por la tradición de vuestros padres; sino con la preciosa
sangre de Cristo, como la de un cordero sin mancha y sin mancha: que en verdad
fue predestinado antes de la fundación del mundo, pero se manifestó en estos
últimos tiempos para ti " (1 Pedro 1:18-20).

Alegría de la salvación
La novia estaba llena de anticipación, esperando ansiosamente lo que estaba
por venir. Después de que el sirviente le explicó a Rebekah por qué había venido,
leemos lo siguiente en Génesis 24:28-29, "Y la damisela corrió y les contó estas
cosas de la casa de su madre. Y Rebekah tenía un hermano, y se llamaba Labán: y
Labán corrió hacia el hombre, hacia el pozo ". ¿No es fascinante ver el entusiasmo
de esta joven virgen? La novia no caminó, no envió un mensajero, o simplemente
dijo: "Iré cuando lo haga". Pero dos veces leemos que ella "corrió".
¿Cuál fue su mensaje? "Y sucedió que cuando vio el arete y las pulseras en las
manos de su hermana, y oyó las palabras de Rebeca su hermana, diciendo: Así me
habló el hombre; que vino al hombre; y he aquí, se paró junto a los camellos en el
pozo " (Génesis 24:30).
Este es uno de las primeras señales de una persona que nace de nuevo del
Espíritu de Dios: corre y les cuenta a todos. Él testifica que ha encontrado a Jesús,
el Novio, el Salvador, el Señor.
Esta notable historia fue reportada a toda la familia. Como resultado, Labán
respondió: "... La cosa procede del Señor: no podemos hablarte malo ni bueno"
(versículo 50). La novia tomó una decisión; ella se ajustaba a todos los requisitos
del novio desconocido. Toda la familia se convirtió en testigo: "Y el criado sacó
joyas de plata y joyas de oro y vestidos, y se las dio a Rebeca: también le dio a su
hermano y a su madre cosas preciosas" (versículo 53).
Los dones que el Espíritu Santo le da al creyente en el momento del
renacimiento son innegables: "Pero el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz,
paciencia, mansedumbre, bondad, fe, mansedumbre, templanza: contra ellos no
hay ley " (Gálatas 5: 22-23). En efecto, nos convertimos en epístolas vivas leídas
por todos los hombres, según las Escrituras.

Separación De Familia
Después de los testimonios iniciales y la comunión llegó el momento de la
separación. La familia de la novia pidió: " ... Que la damisela permanezca con
nosotros unos días, al menos diez; después de eso ella irá" (versículo 55). Sin
embargo, el siervo estaba decidido a cumplir su tarea, "... No me impidas, ya que
el SEÑOR ha prosperado mi camino; envíame lejos para que pueda ir a mi amo"
(versículo 56).
Ahora, había llegado el momento de pagar el precio. La separación familiar
nunca es fácil. "... Llamaremos a la damisela, y le preguntaremos por su boca. Y
llamaron a Rebekah, y le dijeron: ¿Te irás con este hombre? ... " Obviamente, era
un excelente, muy unido, confiado y amoroso. familia. Sin embargo, ya era hora
de dejar ir a su amada Rebekah. Rebekah tenía que confiar en el criado sin
nombre que la guiaría en un largo viaje al lugar donde se encontraría con el novio
que nunca había visto. ¿Cuál fue su respuesta? "... iré" (versículo 58).
El Dr. Wim Malgo, fundador de Midnight Call, escribió sobre este tema hace
muchos años e ilustró cómo los familiares de la novia se pueden comparar con
Israel hoy. Solo la verdadera Iglesia (todos los creyentes nacidos de nuevo) es la
verdadera amiga de Israel. Aunque Israel está cegado por nuestro bien, estamos
orgánicamente conectados a Israel, "para que los gentiles sean coherederos, y del
mismo cuerpo y participantes de su promesa en Cristo por el evangelio" (Efesios 3:
6). En este punto, es posible que Israel no nos reconozca oficialmente, pero de
alguna manera sienten que somos parte de Israel. Estamos sacando vida de las
raíces del buen olivo: Israel. Por lo tanto, la mayor tragedia ocurrirá en Israel en
el momento en que la novia sea retirada.

Nueva ciudadanía
La "conversión" de Rebekah fue real. Tenía que hacer la separación de
"carne y sangre" para seguir la guía del siervo sin nombre (Espíritu Santo) al
novio desconocido. Al rastrear la ruta de Rebekah hasta su novio en un mapa,
notará que sus viajes la llevaron por el desierto.
Nosotros, como creyentes, estamos caminando por el "desierto de las
naciones". Puede que seamos ciudadanos del país en el que nacemos o que
hayamos aceptado la naturalización, pero nuestra verdadera ciudadanía está en
el cielo. Efesios 2: 6 aclara esto: "Y nos levantó juntos, y nos hizo sentarnos juntos
en lugares celestiales en Cristo Jesús". Este pensamiento se refuerza en Filipenses
3:20, "Porque nuestra conversación es en el cielo; desde donde también buscamos
al Salvador, el Señor Jesucristo".
Rebekah tuvo que decir adiós y dejar todo atrás, sin saber si alguna vez
volvería a ver a su familia. Ella simplemente
"... siguió al hombre: y el criado tomó a Rebeca y se fue" (Versículo 61).

El novio
Ahora Isaac entra en escena, "... Isaac salió a meditar en el campo al final del
día: y alzó los ojos, vio y, he aquí, venían los camellos" (versículo 63).
Jesús, el gran Sumo Sacerdote y único mediador entre Dios y el hombre, es
también nuestro intercesor; Él está buscando a su novia "en el evento".
No debe haber ninguna duda en nuestras mentes de que hemos llegado a "la
eventualidad" en nuestros días, ya que el mundo se está desarrollando
precisamente de acuerdo con la Palabra profética.
Las naciones se están convirtiendo en una, la democracia marcha
victoriosamente en todo el mundo y nuestra economía está tan integrada que
cada nación depende de la otra. Además, la unificación de la religión está
aumentando hasta el punto en que se construyó la Torre de Babel.
Los cristianos que se aferran a la verdadera Palabra de Dios experimentarán
una creciente soledad en estos días. Esta es una señal importante. Pero la mayor
señal que muestra que estamos en "el evento" es la resurrección de la nación de
Israel. Rara vez pasa un día sin algún titular que proclame noticias sobre Israel y
Jerusalén.

Enfoque del novio


En el momento en que Rebekah vio a Isaac, se bajó del camello y caminó.
Rebekah preguntó al criado: "¿Qué hombre es este que camina por el campo para
recibirnos?" El criado respondió: " ... es mi amo". Guiada por el Espíritu Santo, la
novia buscó reconocer al novio. Cuando lo identificó, "... se quitó el velo y se cubrió
(Génesis 24:65). Ella fue la que se ocultó o aisló.
Del mismo modo, esta es nuestra posición hoy; Estamos siendo aislados. La
Iglesia, en general, se está volviendo como el mundo y el mundo como la Iglesia.
El cristianismo se ha convertido en " Iglesianismo."
No hemos visto a Jesús; solo lo conocemos y lo vemos a través de Su Palabra,
tal como en el caso de Rebekah, la palabra del siervo fue suficiente. El apóstol
Pedro dijo: "Al que no has visto, amas; en quien, aunque ahora no lo veas, creyendo,
te regocijas con gozo indescriptible y lleno de gloria" (1 Pedro 1:8). Aquellos que
afirman ser cristianos y no miran y esperan la venida del Señor deben
preguntarse seriamente si han nacido de nuevo del Espíritu de Dios. La Biblia
dice: "Así que una vez se le ofreció a Cristo llevar los pecados de muchos; y a los que
lo buscan se les aparecerá por segunda vez sin pecado para salvación" (Hebreos
9:28).

Moisés busca a Dios mismo


Una de las figuras más significativas en la historia de Israel es, sin duda,
Moisés, también conocido como el Legislador. Moisés nació destinado a morir en
el río de Egipto como un israelita. Por la gracia y la provisión de Dios, creció en
la casa de Faraón, pero luego fue dejado de lado durante cuarenta años mientras
realizaba un trabajo insignificante como pastor, hasta que conoció a Dios.
Recordamos el primer encuentro de Moisés con Dios en la zarza ardiente,
"Además dijo: Yo soy el Dios de tu padre, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac
y el Dios de Jacob. Y Moisés escondió su rostro, porque tenía miedo de mirar a Dios"
(Éxodo 3:6). Finalmente, Moisés sacó a los hijos de Israel de la esclavitud en
Egipto a través del desierto hacia la Tierra Prometida.

Becerro de oro
En el camino, Dios preparó a las personas y les dio su Ley. Mientras Moisés
estuvo en la presencia de Dios en la montaña durante cuarenta días y noches, el
pueblo de Israel rápidamente se apartó del mandamiento del Dios viviente y se
hizo una imagen de oro, un becerro fundido, y dijo: "... Estos son tus dioses, oh
Israel, que te sacó de la tierra de Egipto " (Éxodo 32:4).
El relato continúa: "Y el Señor dijo a Moisés: Ve, desciende; porque tu pueblo,
que sacaste de la tierra de Egipto, se ha corrompido". Vemos en este versículo que
el Señor se había separado de su pueblo y su obra de redención, porque Él dice:
"Por tu (tu) pueblo, que tú (tú) sacaste de la tierra de Egipto". De repente, todas
las grandes cosas que Moisés había presenciado: los grandes milagros, la
dirección de Dios, las diez plagas sobre Egipto y la separación milagrosa del agua,
parecían irrelevantes debido a la desobediencia de los hijos de Israel en la base
del Monte Sinaí.
Dios reconoció el intento de Moisés de interceder, pero dijo: "... déjame en
paz, para que mi ira se caliente contra ellos y pueda consumirlos ..." (versículo 10).
A pesar de la ira de Dios, Moisés no se rindió. Sabía que sin Dios no podía
hacer nada.
Como resultado, comenzó a buscar el favor de Dios, basado en sus promesas.
Como cuestión de hecho, que en realidad contradice el Señor, "Y Moisés oró
en presencia de Jehová su Dios, y dijo: Señor, ¿por qué se encenderá tu furor de cera
contra tu pueblo, que tú sacaste de la tierra de Egipto con gran poder y con mano
poderosa? (Éxodo 32:11).
Moisés estaba diciendo en efecto: "No son mi pueblo, son tu pueblo; yo no
los saqué de Egipto; tú los sacaste de Egipto". Entonces Moisés le recuerda al
Señor: "¿Por qué deberían hablar los egipcios y decir: Por maldad los sacó, ¿para
matarlos en las montañas y consumirlos de la faz de la tierra? Aléjate de tu ira
feroz y arrepiéntete de este mal contra tu pueblo. Acuérdate de Abraham, Isaac e
Israel, tus siervos, a quienes confiaste por ti mismo, y les dije: Multiplicaré tu
simiente como las estrellas del cielo, y toda esta tierra que tengo. Yo hablaré de tu
descendencia, y la heredarán para siempre " (Éxodo 32:12-13).

No un ángel ... sino su presencia


Después de que Moisés rogó al Señor, recibió el perdón por su pueblo. El
Señor dijo: "Por lo tanto, ahora ve, guía al pueblo al lugar del cual te he hablado;
he aquí, mi ángel irá delante de ti ..." (Éxodo 32:34). Esta es una victoria de oración
para Moisés; estaba espiritualmente alerta y reconoció en la promesa del Señor
de que enviaría un ángel delante de ellos. Dios le dijo a Moisés: "... no subiré en
medio de ti; porque tú eres un pueblo de cuello rígido, para que no te consuma en
el camino" (Éxodo 33:3).
De nuevo, Moisés no se rindió. Sabía que la presencia del Señor era
absolutamente esencial; era la única forma en que Israel podía proceder. Moisés
continuó orando, "Ahora, por lo tanto, te ruego, si he encontrado gracia ante tus
ojos, muéstrame ahora tu camino, para que pueda conocerte, para que pueda
encontrar gracia ante tus ojos: y considera que esta nación es tuya. gente " (Éxodo
33:13).
Dios respondió, "Mi presencia irá contigo, y te daré ti reposo" (verso 14).
También vemos una confirmación de la necesidad absoluta de la presencia del
Señor con su pueblo, "... si tu presencia no va conmigo, no nos lleves arriba"
(versículo 15).
Después de que Moisés había logrado una victoria de oración tan grande,
incluso hasta el punto de ofrecerse a sí mismo como sacrificio, "Sin embargo,
ahora, si perdonas su pecado; y si no, me borras, te ruego, de tu libro que has escrito
" (Éxodo 32:32), el Señor gentilmente le dio a Moisés una seguridad adicional, "
... porque has hallado gracia ante mis ojos, y yo te conozco por tu nombre " (Éxodo
33:17).
Moisés salió victorioso. Podría haberse relajado y disfrutar de la bendición,
pero continuó: "... te ruego, muéstrame tu gloria". Sabemos por el versículo 11
que "el Señor habló a Moisés cara a cara, como un hombre habla a su demonio ..."
Moisés no estaba satisfecho con hablar cara a cara con Dios; él quería ver su
rostro. El Señor Dios respondió: "... No puedes ver mi rostro, porque nadie me verá
y vivirá" (versículo 20).
Entonces Moisés fue colocado en la hendidura de la roca donde experimentó
el paso de la gloria de Dios, "... el Señor dijo: He aquí, hay un lugar junto a mí, y te
pararás sobre una roca:
Y será que pase mi gloria pasa el por, que pondrá a ti en una hendidura de la
roca, y te cubra con mi mano hasta que haya pasado: Y quitaré mi mano, y verás
mis partes posteriores: pero no se verá mi rostro " (versículos 21-23).

Elías se encuentra con el Señor Dios


Durante un tiempo de la mayor apostasía, Elías fue el profeta en Israel a
través del cual el Señor revelaría Sus poderosas obras. Acababa de desafiar a
todo Israel, incluidos 450 profetas de Baal y 400 profetas de los bosques, y ganó
victoriosamente.
Además, Elías desafió a Israel: "... ¿Cuánto tiempo pasarán entre dos
opiniones? Si el Señor es Dios, síganlo; pero si Baal, síganlo ..." (1 Reyes 18:21). El
resultado fue que el fuego descendió del cielo y "... la gente lo vio, se postraron
sobre sus rostros: y dijeron: Jehová, él es el Dios; Jehová, él es el Dios" (versículo
39). ¡Esta fue una victoria indiscutible!
Sin embargo, en el capítulo 19, vemos a un hombre desanimado, derrotado
y asustado huyendo de Jezabel. Cuando llegó al desierto, la Biblia nos dice: "... se
pidió a sí mismo que muriera; y dijo: Es suficiente; ahora, Señor, quítame la vida,
porque no soy mejor que mis padres. "'(1 Reyes 19:4).
Dios no se rindió con Elías: "... él dijo: Sal, y párate en el monte delante del
SEÑOR. Y, he aquí, el SEÑOR pasó, y un fuerte y fuerte viento rasgó las montañas, y
rompió en pedazos las rocas delante de Jehová; pero Jehová no estaba en el viento;
y después del viento un terremoto; pero Jehová no estaba en el terremoto:
Y después del terremoto un incendio; pero el SEÑOR no estaba en el fuego: y
después del fuego una voz apacible y apacible " (1 Reyes 19:11-12). ¡Elías tuvo
que ser llevado de regreso a la Palabra de Dios! Reconoció que el Señor no estaba
en el fuerte viento que rompió las rocas en pedazos, ni estuvo en el terremoto ni
en el incendio. Pero cuando Elijah escuchó la "voz apacible y apacible", se
envolvió la cara con el manto, salió y se paró en el entrando en la cueva. Y he aquí,
le llegó una voz y le dijo: "¿Qué haces aquí, Elías?" (Versículo 13). Me sorprende
cuán casualmente habló el Señor a su siervo, tal como hablamos con los
miembros de nuestra familia o amigos cercanos, "¿Qué estás haciendo?" O, como
dice la generación más joven, "¿Qué pasa?" Elijah tuvo que convertirse en un ser
humano normal, "con los pies en la tierra", como dicen.
El Señor Dios realmente ignoró la súplica de Elías, sus excusas, que repite
dos veces en los versículos 10 y 14, "... He estado muy celoso por el Señor Dios de
los ejércitos: porque los hijos de Israel han abandonado tu pacto, derribado tus
altares, y mataste a tus profetas con la espada; y yo, aun yo solo, me quedo; y ellos
buscan mi vida, para quitarla ".
El Señor pareció no darse cuenta del problema de Elijah y dijo: "...
Ve, regresa en tu camino al desierto de Damasco ... " (versículo 15).
Elijah tenía varios trabajos importantes que hacer: ungió al Rey Hazael
sobre Siria, ungió a su sucesor Eliseo y, sobre todo, tuvo que estar preparado
para el Rapto.
Cuando Elías cruzó el Jordán con su sucesor, Eliseo, leemos en 2 Reyes 2:11,
"Y sucedió, mientras ellos continuaban y hablaban, que, he aquí, apareció un carro
de fuego y caballos de fuego, y los separó a ambos en pedazos; y Elías subió por un
torbellino al cielo ".

Eliseo solo
Eliseo se quedó solo en el lado este del Jordán después del rapto de Elías. "Y
Eliseo lo vio, y él gritó: Mi padre, mi padre, el carro de Israel y sus jinetes. Y no lo
vio más. Y tomó agarre su propia ropa y alquilela en dos pedazos. Tomó también el
manto de Elías que se le cayó, y regresó, y se paró a la orilla del Jordán; y tomó el
manto de Elías que se le cayó. e hirió las aguas, y dijo: ¿Dónde está el Señor Dios de
Elías? Y cuando él también hirió las aguas, se separaron de aquí para allá: y Eliseo
se acercó " (versículos 12-14).
Tenga en cuenta que no pregunta: "¿Dónde está el ángel de Elías?" sino más
bien, "¿Dónde está el SEÑOR Dios de Elías?" Elijah había hecho su trabajo y el
Señor lo sacó de este mundo al Cielo sin que tuviera que probar la muerte. En el
caso de Elías, Dios desvió temporalmente la Palabra, "... Está establecido que los
hombres mueran una vez ..." (Hebreos 9:27). Más adelante en la historia, leemos
que fueron Elijah y Moses quienes aparecieron en el Monte de la Transfiguración
con nuestro Señor Jesús, hablando con él acerca de su muerte.

Ezequiel describe los atributos de Dios


Casi 600 años antes del nacimiento de Cristo, Ezequiel nos dio este informe:
"... se abrieron los cielos y vi visiones de Dios" (Ezequiel 1:1). En 48 capítulos, el
profeta nos da una descripción asombrosamente detallada sobre el futuro de
Israel, el Medio Oriente y el mundo. Testificó, como acabamos de leer, que "vio
visiones de Dios".
Antes de continuar, enfaticemos que este profeta fue un cautivo en la tierra
de los caldeos. No podía ir al templo, Jerusalén estaba en ruinas y la tierra de
Israel estaba muy lejos. No podía aferrarse a nada tangible en relación con la
Palabra o la obra de Dios.
Fue diferente en el caso de Elijah y Moses. El tabernáculo de Dios, el templo
de Dios existió. Ezequiel, que estaba en cautiverio, no tenía nada; por lo tanto,
Dios abrió los cielos para poder ver.

Criaturas peculiares
¿Qué vio Ezequiel? Una visión que estaba fuera de este mundo. Era algo que
no se puede analizar ni comprender completamente con nuestro intelecto
limitado. "... miré y, he aquí, un torbellino salió del norte, una gran nube, y un fuego
que se desplegó y un resplandor lo rodeó, y de en medio de él como el color del
ámbar, del en medio del fuego. También de en medio de él salió la semejanza de
cuatro criaturas vivientes. Y esta era su apariencia; tenían la semejanza de un
hombre. Y cada uno tenía cuatro caras, y cada uno tenía cuatro alas. Y sus pies eran
pies rectos, y la planta de sus pies era como la planta del pie de un becerro, y
brillaban como el color del latón bruñido. Y tenían las manos de un hombre debajo
de las alas en sus cuatro lados; y cuatro tenían sus caras y sus alas. Sus alas estaban
unidas entre sí; no giraban cuando iban; iban cada uno hacia adelante "
(versículos 4-9).
Ni siquiera puedo intentar explicar la extraña y peculiar visión de estas
"criaturas".
Continuando en el versículo 10, leemos: "En cuanto a la semejanza de sus
rostros, los cuatro tenían la cara de un hombre y la cara de un león, en el lado
derecho: y los cuatro tenían la cara de un buey a la izquierda lado; los cuatro
también tenían la cara de un águila ". Esta visión del Antiguo Testamento forma
una conexión con el Nuevo Testamento, donde leemos en Apocalipsis 4: 7-8, "Y
la primera bestia era como un león, y la segunda bestia como un ternero, y la
tercera bestia tenía una cara como un hombre, y la cuarta bestia era como un
águila voladora. Y las cuatro bestias tenían cada una seis alas alrededor de él; y
estaban llenos de ojos dentro; y no descansaban día y noche, diciendo: Santo, santo,
santo, SEÑOR Dios Todopoderoso, que era, y es, y está por venir ".
Después de leer Apocalipsis 4 y Ezequiel 1, tengo pocas dudas de que ambos
profetas vieron lo mismo: la gloria y los atributos de Dios.
Ezequiel vio por primera vez la cara de un hombre, el Mesías venidero
prometido, que saldría de la tribu de Judá. Apocalipsis 5:5 dice: "Y uno de los
ancianos me dijo: No llores: he aquí, el León de la tribu de Judá, la Raíz de David ha
prevalecido para abrir el libro y soltar los siete sellos del mismo". En el buey, vio el
sacrificio, y en el águila, la ascensión del Señor.
La sucesión es diferente para John. Primero vio al León de la Tribu de Judá,
que ilustra la victoria absoluta. Luego vio un ternero en lugar de un buey,
señalando la pureza e inocencia del sacrificio. El tercer atributo es el Hijo del
hombre, que es el Hijo de Dios, el Señor.
Jesucristo. Y finalmente, el águila simboliza la ascensión y el regreso del Hijo
del hombre.
En respuesta a la pregunta de los discípulos sobre el fin de los tiempos, Jesús
dice, entre otras cosas, "Porque, así como el rayo sale del este y brilla hasta el oeste,
así también será la venida del Hijo del Hombre. Porque Dondequiera que esté el
cadáver, allí se juntarán las águilas " (Mateo 24:27-28). En Lucas 17:37, los
discípulos le preguntan: "¿Dónde, Señor?" Jesús responde: "... Donde sea que esté
el cuerpo, allí se juntarán las águilas". Indudablemente, esta referencia está
dirigida a la Iglesia porque en el momento del Rapto, ¡ascenderemos y estaremos
con Él para siempre!

La gloria de dios
Ezequiel entra en detalles al describir una actividad bastante extraña: "Y se
dirigieron a todos: a donde iba el espíritu, iban; y no se volvieron cuando se fueron.
Y las criaturas vivientes corrieron y regresaron como la aparición de un destello de
relámpagos. Ahora, mientras contemplaba a las criaturas vivientes, contemple una
rueda sobre la tierra junto a las criaturas vivientes, con sus cuatro caras. La
apariencia de las ruedas y su trabajo era del color de un berilo: y cuatro tenían una
sola semejanza.: y su apariencia y su trabajo eran como una rueda en medio de una
rueda. Cuando iban, iban sobre sus cuatro lados: y no giraban cuando iban. En
cuanto a sus anillos, estaban tan altos que eran espantosos, y sus anillos estaban
llenos de ojos alrededor de ellos cuatro. Y cuando las criaturas vivientes fueron, las
ruedas pasaron junto a ellos; y cuando las criaturas vivientes fueron levantadas de
la tierra, las ruedas fueron levantadas " (Ezequiel 1:12,14-19).
Estos versículos a menudo han sido mal utilizados; incluso Hollywood se ha
subido al carro proclamando que estos objetos extraños son platillos voladores
del espacio exterior.
¿Qué sabemos realmente sobre ellos? Bueno, tengo que confesar, nada más
que lo que está escrito. Según mi entendimiento, el versículo 28b es la
conclusión: "Esta fue la apariencia de la gloria de Jehová".
Tomemos un momento para resumir lo que hemos aprendido hasta ahora:
• El Señor bajó para ver la Torre de Babel.
• Abraham le habló a Dios como amigo.
• Isaac demostró la hermosa imagen de la novia presentada al novio.
• Moisés habló con Dios cara a cara.
• Elijah vio al "Señor pasar".
• Ezequiel vio la semejanza de la gloria de Dios.
Dios visto en la carne
El mayor misterio ordenado antes de la fundación del mundo, sin duda, fue
la Palabra de Dios que se hizo carne.
El Evangelio de Juan testifica: "... el Verbo se hizo carne, y habitó entre
nosotros (y vimos su gloria, la gloria del unigénito del Padre), lleno de gracia y de
verdad" (Juan 1:14)
El apóstol Pablo refuerza esta afirmación en 1 Timoteo 3:16, "Y sin
controversia es grande el misterio de la piedad: Dios se manifestó en la carne,
justificado en el Espíritu, visto de los ángeles, predicado a los gentiles, creído en el
mundo, recibido en la gloria ". Qué maravilloso misterio: ¡Dios manifestado en
carne! Esta fue la gran sorpresa escondida desde la fundación del mundo: Dios
se hizo hombre.

Él vendrá a sí mismo
La participación personal del Señor en su plan de redención ha sido
ilustrada en los siete puntos anteriores. Ahora volvemos al comienzo de nuestro
estudio en 1 Tesalonicenses 4:16, "Porque el Señor mismo descenderá del cielo
con un grito, con la voz del arcángel y con la trompeta de Dios: y los muertos en
Cristo levantarse primero ".
Para evitar conflictos y posibles confusiones, hacemos una referencia
cruzada de este versículo con el capítulo profético frecuentemente citado y
fascinante del libro de Mateo. En Mateo 24, el Señor repite la palabra "deberá"
aproximadamente 59 veces. Si queremos saber el futuro, el Señor ya nos ha dicho
lo que "será". Mateo 24:31 describe claramente "un" rapto, pero no "el" Rapto de
su Iglesia", y enviará a sus ángeles con un gran sonido de trompeta, y reunirán a
sus elegidos de los cuatro vientos, de uno fin del cielo para el otro ". Nos
referiremos a este versículo nuevamente en capítulos posteriores, pero es
importante señalar que en este versículo el Señor no vendrá "Él mismo"; más
bien, Él "enviará a sus ángeles".

¿Quiénes son los elegidos?


¿Qué se supone que deben hacer estos ángeles? Deben reunir a "sus elegidos
de los cuatro vientos". ¿Quiénes, entonces, son sus elegidos? Por supuesto, todos
estaríamos de acuerdo en que los elegidos comprenden la Iglesia. De hecho, la
palabra "elegir" significa "llamado" o "ser elegido".
En relación con Israel, Santiago exclamó en Hechos 15:14, "... Dios al
principio visitó a los gentiles, para sacar de ellos un pueblo por su nombre".
Indudablemente esta es una elección entre los gentiles; Sin embargo, no
podemos negar que Israel fue elegido primero.
Cuando el Señor Dios le habló a Faraón a través de Moisés, Él dijo: "... Israel
es mi hijo, incluso mi primogénito" (Éxodo 4:22). Esa declaración fue hecha
incondicionalmente. Esto es tan cierto hoy como lo fue hace casi 3.500 años. No
podemos pasar por alto las declaraciones de Dios con respecto a su pueblo
elegido, "Porque tú eres un pueblo santo para el Señor tu Dios, y el Señor te ha
elegido para ser un pueblo peculiar para sí mismo, sobre todas las naciones que
están sobre la tierra" (Deuteronomio 14:2). ¿Acaso 1st Chronicles 16:13 no nos
dice lo mismo? "Oh simiente de Israel su siervo, hijos de Jacob, sus elegidos".
Apoyamos la posición especial de Israel con estos versículos adicionales: "Porque
el Señor ha elegido a Jacob para sí mismo, e Israel por su tesoro peculiar" (Salmos
135:4).
"Pero tú, Israel, eres mi siervo, Jacob a quien he elegido, la simiente de
Abraham mi demonio" (Isaías 41:8).
"Y ahora escucha, oh Jacob, mi siervo; e Israel, a quien he elegido" (Isaías
44:1).
Por lo tanto, cuando preguntamos: "¿Quiénes son los elegidos?",
Encontramos la respuesta en Isaías 45:4: "Por amor de mi siervo Jacob, e Israel,
mi elegido, incluso te he llamado por tu nombre; te he llamado por tu nombre,
aunque no me hayas conocido ".

La naturaleza de Jacob
Varias veces el Señor, por boca de los profetas, incluye el nombre "Jacob". El
nombre "Jacob" en realidad significa "engañador" o " suplantador ". En Génesis
32: 27-28 Jacob recibe su nuevo nombre: "Y él (Dios) le dijo: ¿Cuál es tu nombre?
Y él dijo: Jacob. Y él dijo: Tu nombre no se llamará más Jacob, sino Israel: porque
como príncipe tienes poder con Dios y con los hombres, y has prevalecido ". Qué
sorprendente que Dios diga: "Tu nombre no se llamará más Jacob, sino Israel ..."
Sin embargo, a lo largo de la Biblia, ¡vemos una y otra vez la aparición del antiguo
nombre "Jacob"! ¿Por qué? ¡Porque Jacob aún no ha nacido de nuevo! Hasta este
mismo día, Israel se opone al Evangelio. El apóstol Pablo escribe: "En cuanto al
evangelio, son enemigos por tu bien; pero al tocar la elección, son amados por el
bien de los padres" (Romanos 11:28). Los judíos son enemigos del evangelio.

A través de Grace Alone


La pregunta que debería venir automáticamente a mi mente es: "¿Cómo
pueden estas personas, que son enemigas del Evangelio y que han rechazado a
su Mesías gritar " Su sangre sobre nosotros y nuestros hijos, ' ser los elegidos? "La
respuesta es la lo mismo y se aplica a todos los que han sido salvos por medio del
Señor Jesucristo: ¡Gracia!
Nunca debemos olvidar que Cristo murió por nosotros mientras aún éramos
pecadores. Elogió su amor hacia nosotros mientras estábamos perdidos, sin
esperanza y sin Dios.
¿Se salvará Israel de una manera diferente? No. ¿Tienen que tratar de
cumplir la Ley y ser buenas personas para ser salvos? No. Si tales requisitos se
aplicaran, estarían ganando su salvación y la gracia sería invalidada. Como
resultado, habría dos estándares de salvación: un concepto contrario a lo que la
Biblia enseña, porque Jesús dijo claramente: "Nadie viene al Padre sino por mí".
Por lo tanto, la gracia del Señor Jesús será derramada sobre Su pueblo Israel tal
como el profeta proclamó: " ... Derramaré sobre la casa de David y sobre los
habitantes de Jerusalén, el espíritu de gracia y de súplicas; y mirarán a mí, a quien
traspasaron, y llorarán por él, como uno llora por su único hijo, y estarán
amargados por él, como uno que está amargado por su primogénito " (Zacarías
12:10).

Los judíos volverán


Nuevamente, preguntamos: "¿Cómo pueden los judíos mirar a Jesús a quien
traspasaron si todavía están dispersos entre los cuatro rincones de la tierra?" Es
imposible para mí predecir cómo actuarán los judíos en el futuro. Pero en este
momento, considerando el hecho de que el Israel moderno ha existido desde
1948, hay judíos que residen en países ricos como Europa y América sin
intenciones de regresar a la tierra de Israel.
Sin embargo, Dios nos dice claramente a través de Sus profetas que, en
última instancia, cada judío volverá a la tierra de Israel. Por ejemplo, Ezequiel
39:28 dice: "Entonces sabrán que yo soy el Señor su Dios, que los llevó a la
cautividad entre los paganos; pero los he reunido en su propia tierra, y no he dejado
ninguno de ellos. más allá ".
Vuelva a leer la última parte de ese versículo: "no tienen ninguno de ellos
izquierda más allá". El mensaje es que no habrá judíos entre los gentiles.
De ahí la pregunta: "¿Cómo llegarán los judíos a Israel?" "Él enviará a sus
ángeles con un gran sonido de trompeta y reunirá a sus elegidos de los cuatro
vientos; de un extremo del cielo al otro" (Mateo 24:31).

La higuera
Inmediatamente después de esta declaración, el Señor habló con respecto a
la higuera: "Ahora aprende una parábola de la higuera; cuando su rama aún está
tierna y saca hojas, sabéis que el verano está cerca" (Mateo 24:32). Sabemos que
la higuera simboliza a Israel bajo la Ley. Es importante notar que el Señor no dice
"cuando la higuera produce frutos", sino cuando "produce hojas". Al comprender
esto, nos damos cuenta de que cuando el hombre pecó por primera vez, usó las
hojas de la higuera para cubrir su desnudez y ocultar su pecado; A Israel nunca
se le quitó el pecado.
La Biblia dice que es imposible que la sangre de toros y cabras quite el
pecado. A través de la Ley y el servicio sacrificial, el pecado de Israel fue
encubierto, no eliminado.
Desde 1948, la higuera se ha convertido en una realidad, y de hecho está
brotando hojas. Esto se ejemplifica vívidamente en su gobierno, donde el partido
religioso tiene una gran autoridad. La aerolínea nacional de Israel, El Al, tuvo que
dejar de volar en sábado debido a la ley que prohíbe trabajar ese día. Están
produciendo "hojas", no "frutos". Todavía
Las Escrituras explican que según la Ley, ninguna carne será justificada.
Entonces, ¿cómo producirá Israel "fruto"? ¡Por gracia!
También es significativo que el último milagro del Señor antes de la
crucifixión fue la maldición de la higuera: " ... al ver una higuera lejos de tener
hojas, vino, si por casualidad podría encontrar algo al respecto: y cuando llegó a
no encontró nada más que hojas, porque el tiempo de los higos aún no había
llegado. Y Jesús respondió y le dijo: Ningún hombre coma de ti en lo sucesivo para
siempre. Y sus discípulos lo oyeron " (Marcos 11:13-14). En el versículo 21 leemos:
"Y llamando Pedro al recuerdo, le dijo: Maestro, he aquí, la higuera que maldijiste
se marchitó". La higuera murió y durante casi 2,000 años Israel no estuvo en
ninguna parte del mapa. La higuera no dará fruto, pero las hojas volverán a
brotar, como hemos leído en Mateo 24:32, "... cuando su rama aún está tierna y
produce hojas, sabéis que el verano está cerca".
Espero que estas ilustraciones nos ayuden a comprender que nuestro Señor
Jesús debe venir, Él mismo, a encontrarse con Su Novia. Él no vendrá a la tierra,
pero lo encontraremos en las nubes del cielo.
Después de la Cena de las Bodas del Cordero, Él regresará a Israel, y Sus pies
se pararán en el Monte de los Olivos. Israel experimentará la salvación nacional
y las naciones del mundo serán juzgadas.
CAPÍTULO 4

CON VOZ DE ARCÁNGEL


"Porque el Señor mismo descenderá del cielo con un grito, con la voz del
arcángel y con la trompeta de Dios: y los muertos en Cristo resucitarán primero"
(1 Tesalonicenses 4:16).
Después de haber observado con detenimiento el primer caso, "el Señor
mismo descenderá del cielo", y la iluminación de alto ocho puntos que confirman
que el Señor mismo debe venir, ahora nos dirigimos nuestra atención a las
palabras "con voz de mando, con voz del arcángel ".
Si el "grito" pertenece al Señor mismo o al arcángel no está claro en este
versículo. Lutero traduce la frase como "con un comando de campo". Otras
traducciones confirman esto, aunque la palabra "gritar" está algo poco
enfatizada en la traducción de King James. En cualquier caso, la fuente del "grito"
no es el problema. En este estudio, queremos revelar el significado más profundo
de la "voz del arcángel". Los siguientes cinco puntos aclararán su identidad,
propósito y resultado.

• ¿Quién es el arcángel?
• La relación de Israel con la Iglesia.
• La diferencia entre Michael y Gabriel
• El gran opositor: Satanás y sus ángeles
• La voz significa principio y fin

1) ¿Quién es Michael el Arcángel?


En la traducción de King James, Michael es el único ser que lleva el título de
"arcángel". En el idioma alemán, Biblisches Namen Lexikon, el Dr. Abraham
Meister también identifica a Gabriel como un arcángel basado en su oficio y
función. (El Dr. Meister, quien se fue a casa para estar con el Señor hace muchos
años, fue un gran erudito griego y hebreo que investigó cuidadosamente más de
3,500 nombres bíblicos y sus significados).
Entonces, ¿quién es Michael? Su nombre significa "¿Quién es como Dios?"
En el libro de Daniel, se le llama "Michael, uno de los principales príncipes". Por
cierto, esto indica que él no es el único sino obviamente uno de los demás (Daniel
10:13). En Daniel diez y veintiuna, que se identifica como "Miguel vuestro
príncipe" que se ha demostrado en Daniel 12:1, "Y en aquel tiempo se levantará
Miguel, el gran príncipe que está en pie para los hijos de tu pueblo ...." Estos
versículos dejan indudablemente claro que Miguel el arcángel, el gran príncipe,
puede ser considerado el guardián del pueblo terrenal de Dios: Israel.

El arcángel y Moisés
Solo una vez en la Biblia encontramos un nombre adjunto al título de
arcángel. En Judas 9 leemos: "Sin embargo, Miguel el arcángel, cuando se enfrentó
con el diablo que disputó sobre el cuerpo de Moisés, no trató de acusarlo, sino que
dijo: El Señor te reprenda". Este verso se refiere al cuerpo de Moisés, considerado
la mayor figura israelí en el Antiguo Testamento. Al parecer, el cuerpo es muy
importante. En este caso, el diablo se enfrentó a un gran problema. Podría
reclamar legítimamente el cuerpo de Moisés, porque la carne y la sangre no
pueden heredar el reino de Dios, sin embargo, Michael el arcángel se le opuso.
Para entender esto, primero debemos darnos cuenta de que algo especial
ocurrió aquí. Moisés no murió como resultado del pecado, que, por supuesto, es
natural. Todos tenemos una cita con la muerte a menos que el Señor venga
primero. Más bien, la muerte de Moisés fue por un decreto especial de Dios
mismo. Los informes de la Biblia, "Y Moisés fue unos ciento veinte años cuando
murió; sus ojos nunca se oscurecieron, ni perdió su vigor" (Deuteronomio 34:7).
Obviamente, podría haber vivido muchos años más, todavía era fuerte y bueno.
Por esta razón, Michael el arcángel interfirió, diciéndole al diablo en efecto: "Este
es un caso especial; no puedes tener el cuerpo de Moisés".
Es notable darse cuenta de que Michael disputó el diablo sobre el cuerpo de
Moisés, pero no condenó al diablo en su propio poder o derecho. Él dijo: "... el
Señor te reprendió". A la luz de esto, debemos ser cautelosos con la práctica
bastante popular en estos últimos días para "reprender al diablo". Nunca olvides
que el diablo tiene un derecho legítimo a nuestros cuerpos porque somos
pecadores, a pesar de que somos salvos. Se ha infligido un daño inimaginable a
muchas almas preciosas que se han encargado de "luchar contra el diablo" y
"expulsar demonios". Michael, el poderoso arcángel no se atreve a una
confrontación directa con el demonio; lo deja en manos del Dios eterno que juzga
con rectitud. Siento que es necesario revaluar nuestra posición como creyentes.
No hemos sido llamados a atacar al diablo, pensando que tenemos el poder
dentro de nosotros mismos para destruir al malvado, sino que debemos darnos
cuenta de lo que Santiago 4: 7 dice: "... Resiste al diablo, y él huirá de ti. ". Note
también la estrategia de Pablo para oponerse al diablo (Efesios 5). La palabra
"pararse" se usa cuatro veces en los versículos 1, 13 y 14. " Paramos " en la
victoria ya lograda del Calvario, y cuando "paramos" en ese territorio, el enemigo
viene, pero no encuentra nada.
El cuerpo de Moisés fue protegido para un propósito especial. Más tarde
aparecería en el Monte de la Transfiguración, acompañado por Elijah, para
hablar con Jesús acerca de su muerte, "Y he aquí, hablaron con él dos hombres,
que eran Moisés y Elías: quienes aparecieron en gloria y hablaron de su muerte.
que él debe lograr en Jerusalén "' (Lucas 9:30-31).

2) la relación de Israel Para la Iglesia


A veces tendemos a simplificar demasiado la Biblia al decir que el Antiguo
Testamento es para los judíos y el Nuevo Testamento para los cristianos. Es
cierto que los judíos todavía no consideran el Nuevo Testamento como parte de
su Escritura. A lo sumo, se refieren a ella como la Biblia "cristiana".
Durante los años 80 ofrecimos varios libros de "Gloria", incluyendo Gloria
de Jerusalén y Gloria de Tierra Santa. En 1990, siguieron dos libros más: La Gloria
del Antiguo Testamento y La Gloria del Nuevo Testamento. Mientras estaba en
Israel visité a Shlomo Gaffni, el editor de estos libros. Le pregunté por qué los dos
libros, La gloria de lo viejo
Testament y The Glory of the New Testament no estaban a la venta en las
librerías judías de Jerusalén. Explicó que estos libros dieron el mismo pie que el
Antiguo y el Nuevo Testamento. Muchos grupos judíos ortodoxos se ofendieron
y boicotearon la venta de los libros.

La primera iglesia era judía


La Iglesia de Jesucristo fue fundada en Jerusalén por judíos, para judíos, y
consistía exclusivamente de judíos. La Biblia, tanto el Antiguo como el Nuevo
Testamento, es un libro judío escrito por judíos para judíos. Sin embargo, la
Escritura nos dice claramente que, durante el tiempo de los gentiles, el judío, en
particular, sería ciego a la realidad del Salvador, el Mesías de Israel, el Señor
Jesucristo. Esto se confirma en Romanos 11:28: "En cuanto al evangelio, son
enemigos por tu bien: pero al tocar la elección, son amados por el bien de los
padres".
En lo que respecta a los judíos en general, es importante entender que no
ven diferencias entre la " iglesia " y el cristianismo, o entre aquellos que por
tradición y nacimiento pertenecen a una religión cristiana, y aquellos que
pertenecen a la Iglesia de Jesucristo a través de la regeneración.
A lo largo de los siglos, los judíos han sufrido dolorosamente una severa
persecución bajo los auspicios de la " iglesia ". Fueron asesinados por los
romanos y sufrieron a través de la Inquisición española. No hay un solo país en
la faz de la tierra en el que no hayan experimentado oposición, persecución e
incluso la muerte. El genocidio más horrendo de todos los tiempos tuvo lugar en
Alemania bajo el reinado de Adolf Hitler, un católico profeso que frecuentemente
citaba las Escrituras y condimentaba sus discursos con consignas basadas en la
Biblia. Desde la perspectiva judía, incluso Adolf Hitler era un "cristiano".

Los cristianos reconocen a los judíos


Desde una perspectiva histórica, los judíos siempre se han opuesto
diametralmente a todo lo que es cristiano. Parece haber una brecha insalvable
entre los dos. En el otro extremo del espectro, la relación con Israel y los judíos
es diferente en el cristianismo creyente en la Biblia.
En Romanos 11, el apóstol Pablo le recuerda a la iglesia gentil sus raíces. En
el versículo 13, Pablo identifica al grupo al que se dirige: "Os hablo a ustedes,
gentiles". Él revela que Israel todavía existe, y lo compara con un olivo, "... si
algunas de las ramas se rompen, y tú, siendo un olivo silvestre, eres injertado entre
ellas, y con ellas participas de raíz y la rica savia del olivo;. jactes contra las ramas
pero si te jactas, tú has tenido hijos. no la raíz, sino la raíz a ti dirás entonces, las
ramas fueron desgajadas para que yo fuera injertado. Bien; por incredulidad
fueron quebrantados, y tú te mantienes firme por la fe. No seas de mente alta, sino
temor: porque si Dios no escatimó las ramas naturales, ten cuidado para que no te
perdone a ti " (Romanos 11:17-21). Pablo explica claramente en el versículo 24
que Israel resucitará, "Porque si fueras cortado del olivo que es salvaje por
naturaleza, e injertado contrario a la naturaleza en un buen olivo: cuánto más
serán estos, que serán las ramas naturales, se injertan en su propio olivo? La Iglesia
a menudo ha pasado por alto la garantía incondicional de Dios de la existencia
perpetua de Israel. En ese momento, la Iglesia en su conjunto estaba cometiendo
el mismo error que el mundo hace hoy: "Solo creo en lo que veo".

El futuro de Israel
Desde el punto de vista de Dios, no hay dudas sobre la existencia de Israel,
a pesar del hecho de que no fueron una nación durante 2.000 años.
Escucha las palabras del profeta Jeremías, "Así dice el Señor, que da el sol
para luz del día, y las leyes de la luna y de las estrellas para luz de la noche, que
reparte el mar cuando las olas del mismo rugido "El Señor de los ejércitos es su
nombre. Si esas ordenanzas se apartan de mí antes, dice Jehová, entonces la
simiente de Israel también dejará de ser una nación delante de mí para siempre "
(Jeremías 31:35-36). Uno no puede simplemente acabar con Israel. ¡Es la
creación de Dios y lo que Dios crea es eterno! Por lo tanto, no repitamos el error
de suponer que Israel ha perdido su posición como elegida de Dios. Ella no fue
reemplazada por la Iglesia; Este tipo de "teología de reemplazo" ha sido la madre
de muchas herejías.
Por supuesto, es cierto que Israel rechazó al Mesías, pero Dios nunca
rechazó a Israel. En cambio, puso temporalmente a Israel a un lado en su plan de
salvación que ordenó antes de la fundación del mundo.

Límite de tiempo de la iglesia


Volviendo a nuestro texto en Romanos 11, encontramos un límite de tiempo,
o dispensación para la Iglesia, "Porque no quisiera, hermanos, que ignoren este
misterio, para que no sean sabios en sus propios conceptos; esa ceguera en parte le
sucede a Israel, hasta que venga la plenitud de los gentiles "(Romanos 11:25). El
apóstol Pablo señala que este es un misterio del cual no debemos ser ignorantes,
de lo contrario, nos engañaríamos a nosotros mismos. La ceguera es por el bien
de los gentiles "Hasta que entre la plenitud de los gentiles".

Evangelio a los gentiles


Por esta razón, apoyamos continuamente la urgencia de predicar el
Evangelio a todas las personas en todas partes para que la plenitud de los
gentiles pueda llegar pronto. La Iglesia es un intermedio en el plan eterno de
salvación de Dios con su pueblo Israel. Esto estaba oculto desde el principio. Los
apóstoles ni siquiera entendieron completamente este gran misterio. Efesios
5:32 dice: " Este es un gran misterio: pero hablo acerca de Cristo y la iglesia". La
Iglesia primitiva no comprendía completamente que Dios sacaría primero a un
pueblo de entre los gentiles por Su nombre.
Incluso después de que Jesús derrotó a los poderes de las tinieblas en la cruz
del Calvario, gritó "Está terminado"; fue enterrado; surgió el tercer día; y
caminaron entre Sus discípulos, todavía no entendían: "Cuando se juntaron, le
preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este momento?"
(Hechos 1: 6). Los discípulos tenían mentes unidireccionales; Querían que Israel
fuera un reino independiente con todas sus glorias anteriores. Conocían las
Escrituras y esperaban la resurrección inmediata del reino de Israel. Lo único
que podían entender eran los "buenos días". Dios, sin embargo, no mira hacia
atrás a las viejas glorias, sino que nos dice que hará "todas las cosas nuevas".
Se les ordenó a los discípulos que esperaran hasta que viniera el Espíritu
Santo, "... yo envío la promesa de mi Padre sobre ustedes: pero permanezcan en la
ciudad de Jerusalén, hasta que sean investidos con poder de lo alto " (Lucas 24:49)
Entonces debían ser "testigos para mí tanto en Jerusalén, como en toda Judea,
y en Samaria, y hasta lo más profundo de la tierra" (Hechos 1:8). Esta es una
instrucción muy clara; El principio es Jerusalén y el fin son las partes más
externas del mundo. El Evangelio literalmente se ha ido de Jerusalén hasta los
confines de la tierra. Por esa razón, creo que la Iglesia tiene poco éxito cuando
trata de seguir este mandato en la dirección opuesta, es decir, predicar el
Evangelio a Israel y esperar una conversión masiva de judíos.

El conflicto gentil en la iglesia


Al principio, hubo una controversia sobre los gentiles pertenecientes a la
Iglesia. En Hechos 15, leemos que "... Pablo y Bernabé no tuvieron poca disensión
y disputa con ellos ..." ("verso 2) ¿Por qué? Porque estos judíos no comprendieron
completamente el Evangelio de la gracia, sino que primero trataron de convertir
a los gentiles al judaísmo. Ellos enseñaron, "... excepto que ustedes (los gentiles)
sean circuncidados a la manera de Moisés, no podrán ser salvos" (versículo 1).
Para resolver este conflicto, se celebró un consejo apostólico en Jerusalén.
"Y cuando hubo muchas disputas, Pedro se levantó y les dijo: Hombres y
hermanos, sabéis que hace un buen tiempo Dios eligió entre nosotros, que los
gentiles por mi boca oyeran la palabra del evangelio: y cree. Y Dios, que conoce los
corazones, les dio testimonio, dándoles el Espíritu Santo, tal como lo hizo con
nosotros; y no puso diferencia entre nosotros y ellos, purificando sus corazones por
fe. Ahora, por lo tanto, ¿por qué tentar a Dios? poner un yugo sobre el cuello de los
discípulos, que ni nuestros padres ni nosotros pudimos soportar? Pero creemos que
por la gracia del Señor Jesucristo seremos salvos, así como ellos " (Hechos 15:7-
11)
Es significativo que el apóstol Pedro pronunció estas palabras porque fue el
primero en reconocer que Jesús era el Hijo de Dios. Basado en la confesión de
Pedro, Jesús dijo: " ... Yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca
edificaré mi iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella" (Mateo
16:18). Hacemos hincapié en que la declaración de nuestro Señor no tiene
absolutamente ninguna relación con el establecimiento hecho por el hombre del
sistema papal romano, ni con ninguna entidad eclesiástica nacional o
internacional.
La salvación siempre fue y siempre será "del judío", como lo declaró el
mismo Señor Jesús. En ninguna parte de la Biblia leemos que el Señor da
preferencia a cierta ciudad o país fuera de Israel.
Por lo tanto, cualquier grupo que afirme ser el sucesor exclusivo y
privilegiado del apóstol Pedro, o que afirme que son los dispensadores
exclusivos de salvación, puede ser etiquetado legítimamente como un culto
anticristiano.
Después de que Peter había hablado, "... todas las multitudes guardaron
silencio". Bernabé y Pablo dieron afirmación sobre los gentiles.
La profecía resuelve el conflicto
James confirmó este testimonio cuando declaró: "Simeón ha declarado cómo
Dios visitó por primera vez a los gentiles, para quitarles un pueblo por su nombre.
Y esto concuerda con las palabras de los profetas; como está escrito, Después de
esto Regresaré y volveré a construir el tabernáculo de David, que está caído; y
volveré a construir sus ruinas, y lo levantaré " (Hechos 15:14-16). Aquí vemos la
autoridad del apóstol Pedro, porque fue el primero en predicar el Evangelio a los
judíos, a los samaritanos medio judíos y a los gentiles. También fue el primero a
través del cual el Señor realizó milagros, incluida la resurrección de los muertos,
para demostrar el cumplimiento de la profecía. James ahora respalda lo que
Simon (Peter) había declarado se basa en la Palabra profética.
Según tengo entendido, el levantamiento del tabernáculo caído de David es
la identidad nacional de Israel. Esto no tiene relación con el tabernáculo en forma
de tienda que David construyó para albergar el Arca del Pacto. Para establecer
este punto, nos volvemos a Salmo 78: 67-68, ' 'Y desechó el tabernáculo de José, y
elegimos no a la tribu de Efraín: Pero escogió la tribu de Judá, el monte de Sion, al
cual amó ". En otra, es decir, la identidad nacional [tabernáculo] no se encontrará
en José o Efraín, sino en Judá. Como resultado, los israelíes son judíos y solo los
judíos pueden convertirse en israelíes de forma instantánea y automática en el
momento en que regresan a la Tierra Prometida.
Volviendo a nuestras Biblias al libro de Amós del Antiguo Testamento, el
profeta escribe: "Para que posean el remanente de Edom y de todos los paganos,
que son llamados por mi nombre, dice el Señor que hace esto" (Amós 9:12) Este
versículo se refiere proféticamente a la inclusión de los gentiles, "que son
llamados por mi nombre".

Misterio de la iglesia
El plan de Dios tanto para su pueblo como para los gentiles era un misterio
desconocido para Israel, los apóstoles y los profetas; incluso los ángeles no lo
sabían. El testimonio de Pedro dice lo siguiente: "De la salvación que los profetas
han investigado y buscado diligentemente, que profetizaron de la gracia que
debería venir a ustedes: buscando qué, o qué tipo de tiempo significó el Espíritu de
Cristo que estaba en ellos, cuando testificó de antemano los sufrimientos de Cristo,
y la gloria que debería seguir. A quienes se les reveló, que no a sí mismos, sino a
nosotros ellos ministraron las cosas, que ahora les han informado los que han
predicado el evangelio a usted con el Espíritu Santo enviado desde el cielo, en lo
que los ángeles desean mirar. Por lo tanto, ceñir los lomos de su mente, estar sobrio
y esperar hasta el final por la gracia que le será traída en la revelación de Jesucristo
" (1 Pedro 1:10-13).
La desesperanza de los gentiles
Estoy completamente convencido de que la mayoría de nosotros que somos
salvos por gracia de entre los gentiles no comprendemos completamente la
desesperanza de nuestra situación antes de convertirnos en cristianos. El apóstol
Pablo explica a los efesios: "Por lo tanto, recuerden que ustedes en el pasado
fueron gentiles en la carne, a quienes se llama incircuncisión por lo que se llama la
circuncisión en la carne hecha por las manos; que en ese tiempo estaban sin Cristo,
ser extranjeros de la comunidad de Israel y extraños de los pactos de la promesa,
sin esperanza y sin Dios en el mundo " (Efesios 2:11-12). Piénselo: "sin esperanza"
y "sin Dios". ¿Podría algo ser peor que eso? Gracias a Dios que no es así como
termina. "Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que a veces estabas lejos, la sangre
de Cristo los hizo cercanos" (Efesios 2:13).
De hecho, "Este es un gran misterio: pero hablo acerca de Cristo y la iglesia"
(Efesios 5:32).

La esperanza de los gentiles


En este punto, debemos enfatizar que los gentiles, nacidos de nuevo del
Espíritu de Dios, son los que se dirigen por el apóstol Pablo, porque él dice: "Yo
Pablo, prisionero de Jesucristo para ustedes gentiles" (Efesios 3:1). También
revela algunas maravillosas noticias en el versículo 6: "Que los gentiles deben ser
coherederos, y del mismo cuerpo y participantes de su promesa en Cristo por el
evangelio". Para los romanos, este mismo apóstol confirma el cumplimiento de
la profecía bíblica para los gentiles: "Ahora digo que Jesucristo fue un ministro de
la circuncisión para la verdad de Dios, para confirmar las promesas hechas a los
padres: y para que los gentiles glorifiquen a Dios por su misericordia; como está
escrito: Por esto Porque te confesaré entre los gentiles, y cantaré a tu nombre. Y
otra vez dice: Alégrate, gentiles, con su pueblo. Y otra vez, alabad al Señor, todos
los gentiles, y alabadle, todos los pueblos. otra vez, Isaías dice, No será la raíz de
Jessé, y el que se levantará a regir los gentiles; en él se la confianza gentiles"
(Romanos 15:8-12). Por lo tanto, los gentiles tienen un deber hacia Israel, "los ha
complacido en verdad; y sus deudores son. Porque si los gentiles se han hecho
partícipes de sus cosas espirituales, su deber es también ministrarles en cosas
carnales" (Romanos 15:27). Estos pocos versículos deberían validar el hecho de
que, aunque Israel y la Iglesia siguen siendo dos entidades distintas, están
orgánicamente unidos porque ambos participan del olivo.

La unidad orgánica de judíos y cristianos


A menudo se usa mal otro versículo y debe aclararse: "No hay judío ni griego,
no hay vínculo ni libertad, no hay hombre ni mujer: porque todos sois uno en Cristo
Jesús" (Gálatas 3:28). La Iglesia está compuesta por judíos y gentiles; Los dos se
han convertido en uno. En un nivel espiritual no hay distinción entre judío y
gentil.
Sin embargo, esto no elimina la identidad física de un judío que es judío y un
griego que es griego, lo cual es evidente en la declaración, "no hay ni hombre ni
mujer". Cada uno de nosotros puede dar fe de que en el momento en que nacimos
de nuevo del Espíritu de Dios, continuamos siendo lo que éramos: hombre o
mujer. Esto prueba además que la unidad espiritual en Cristo Jesús es lo que se
quiere decir aquí y de ninguna manera indica que un judío ya no es judío.

3) La diferencia entre Michael y Gabriel


Ya hemos determinado que Michael se identifica con el título "arcángel". Si
Gabriel es un arcángel no está claro. Algunos estudiosos afirman que Dios tiene
tres arcángeles: Michael, Gabriel y Lucifer, cada uno responsable de un tercio de
la estructura de poder celestial. Esta interpretación se desarrolló sobre la base
de Apocalipsis 12: 4, "Y su cola atrajo la tercera parte de las estrellas del cielo, y
las arrojó a la tierra ..." Por lo tanto, se supone que Lucifer, en su caída estado,
tenía el poder de atraer un tercio de los ángeles del cielo a la tierra. Si ese es el
caso, entonces Lucifer debe haber sido uno de los más grandes, presumiblemente
un arcángel. Aunque esta teoría suena fascinante, no puedo encontrar suficiente
evidencia bíblica para apoyar Como la Escritura identifica claramente a Miguel
como un arcángel, no nos ocuparemos de la especulación.
El libro de Daniel presenta los contrastes entre Michael y Gabriel: "Y sucedió
que cuando yo, incluso yo Daniel, había visto la visión, y buscado el significado,
entonces, he aquí, estaba ante mí como la aparición de un hombre. Y escuché la voz
de un hombre entre las orillas de Ula , que llamó y dijo: Gabriel, haz que este hombre
entienda la visión " (Daniel 8:15-16). Daniel acababa de ver una visión sobre el
fin de los tiempos. Se le había mostrado todo el futuro de la estructura de poder
gentil. Luego buscó la interpretación ansiosa por entender lo que acababa de ver.
Luego leemos, "allí estaba ante mí como la apariencia de un hombre". No se da
más información sobre este "hombre" que no sea lo que leemos en el siguiente
verso. Un mandamiento decía: "Gabriel, haz que este hombre entienda la visión".
Gabriel, identificado simplemente como un ángel en el Nuevo Testamento, le
explicó a Daniel lo que acababa de ver. La interpretación se refiere
principalmente a la estructura de poder gentil de principio a fin. Llegará al clímax
con el poder del Anticristo, que "también se enfrentará al Príncipe de los príncipes;
pero él (el Anticristo) será quebrantado sin mano" (Daniel 8:25).
La tarea de Gabriel es transmitir a Daniel, que era judío, lo que sucederá con
el mundo gentil.
Debemos enfatizar aquí que se dan términos generales para diferenciar
entre las diversas estructuras de poder del mundo gentil.
Según Daniel 7:1, en el momento de la visión, Daniel estaba sirviendo,
"Belsasar rey de Babilonia". Daniel 8:20 identifica el carnero con los dos cuernos
como el próximo imperio mundial gentil, "... los reyes de Media y Persia".
Continuando en el versículo 21, "la cabra áspera" se identifica como "el rey de
Grecia ". Sigue una descripción detallada de la regla gentil final.

El anticristo
En Daniel 8:23, Daniel recibe una visión más profunda del último reino que
producirá el "rey de semblante feroz", el Anticristo. Sorprendentemente, aunque
esta persona tiene un "semblante feroz", aparentemente es muy inteligente
porque tiene el poder de "comprender frases oscuras". Siguiendo en los versículos
24 y 25 leemos: "Y su poder será poderoso, pero no por su propio poder: y destruirá
maravillosamente, y prosperará, y practicará, y destruirá al pueblo poderoso y
santo. Y a través de su política también hará prosperar el oficio en su mano; y se
engrandecerá en su corazón, y por la paz destruirá a muchos: también se levantará
contra el Príncipe de los príncipes; pero será quebrado sin mano ".
Indudablemente, estos versículos hablan del Anticristo porque su poder no es el
suyo. Además, estos versículos corresponden precisamente a la descripción del
Anticristo en Apocalipsis 13, donde leemos que recibe poder del dragón. Por lo
tanto, reconocemos que él no es un poder en sí mismo, pero su éxito se atribuye
al poder del propio Satanás.
Observe que, como resultado de su éxito, "destruirá maravillosamente". Su
victoria abrumará incluso al pueblo de Dios, Israel, porque "él destruirá al pueblo
poderoso y santo". Parece que nada se interpondrá en su camino; él será un
ganador, "Y a través de su política también hará prosperar el arte en su mano ..."
Su victoria no vendrá por un acto de guerra, sino "por la paz". Esto nunca podría
suceder a menos que gobernara una democracia impulsada por el pueblo.
No debemos olvidar que el Señor Jesús no fue crucificado por los medios de
una dictadura sino por el funcionamiento de una democracia. La autoridad
religiosa, junto con el pueblo, exigió la crucifixión de Jesús; Fue ejecutado por las
manos del gobierno legal de Roma.
En el Evangelio de Marcos vemos a la democracia en acción, "... Pilato,
dispuesto a contentar al pueblo, les soltó a Barrabás y entregó a Jesús, cuando lo
azotó, para que fuera crucificado" (Marcos 15:15). ¡Jesús fue asesinado sin
oposición!
Jesús no tuvo que luchar contra el inicuo ni tendrá que luchar contra él al
final. "Pero él (el Anticristo) será quebrantado sin mano". Vemos claramente que
el trabajo de la fuerza oscura imitará a Jesús hasta el final.
Me parece sorprendente que los poderes de los gentiles que culminan en el
Anticristo no necesiten ser destruidos por la guerra. Jesús, el Príncipe de la Luz,
no necesitará pelear para ganar la guerra; Lo logró cuando gritó en la cruz del
Calvario: "Está terminado". "El Señor consumirá (al Anticristo) con el espíritu de
su boca, y destruirá con el resplandor de su venida" (2 Tesalonicenses 2:8).
Gabriel tuvo que transmitir este mensaje a Daniel para que pudiera
escribirlo y tendríamos un registro de él hasta este día.

Medo - Imperio Persa


"En el primer año de Darío, hijo de Asuero, de la simiente de los medos, que fue
hecho rey sobre el reino de los caldeos" (Daniel 9:1).
Después de recibir una revelación tan maravillosa, Daniel todavía no estaba
satisfecho. Algo faltaba. Entendió la secuencia de los imperios mundiales
gentiles, que culminó con la gobernación del Anticristo, pero no pudo ver nada
acerca de su propio pueblo, los judíos, particularmente en relación con Jerusalén.
En el versículo 2 leemos: "En el primer año de su reinado, Daniel entendió por los
libros el número de años, de los cuales la palabra del Señor vino al profeta Jeremías,
que cumpliría setenta años en las desolaciones de Jerusalén. " Más que cualquier
otra cosa en la mente de Daniel estaba su amada patria, Israel, y la gloriosa
ciudad de Jerusalén.

Confesión de pecado
Daniel hizo lo correcto; comenzó a ayunar y rezar. Además, confesó los
pecados de su pueblo, Israel y los suyos. Es bastante sorprendente que Daniel no
se quejara de la situación en la que se había encontrado. Después de todo, no fue
su culpa. Era solo un joven cuando Jerusalén fue destruida y fue llevado al
cautiverio por el rey Nabucodonosor. Seguramente podría haber rezado:
"Nuestros padres han pecado y han hecho mal; cometieron mucho mal". Esto
habría sido bastante normal, pero leemos todo lo contrario; Daniel se identificó
con los pecados de su pueblo al decir: "Hemos pecado"; "Nos hemos rebelado
contra él"; "Tampoco hemos obedecido la voz del Señor nuestro Dios"; y "Hemos
pecado contra él".
Concluyó su oración confesando sus propios pecados: "Y mientras hablaba,
oraba y confesaba mi pecado y el pecado de mi pueblo Israel, y presentaba mi
súplica ante el SEÑOR mi Dios por la montaña sagrada de mi Dios; sí, mientras
hablaba en oración, incluso el hombre Gabriel, a quien había visto en la visión al
principio, al volar rápidamente, me conmovió sobre la hora de la ofrenda
vespertina. Y él me informó y habló conmigo. y dije: Daniel, ahora he salido para
darte destreza y comprensión. Al comienzo de tus súplicas surgió el mandamiento,
y he venido a mostrarte, porque eres muy amado; por lo tanto, comprende el asunto
y considera la visión " (Daniel 9:20-23). Observe que Gabriel no se llama ángel o
arcángel en este versículo sino "el hombre Gabriel".

El Mesías que viene


Daniel recibió una visión adicional que explicaba el futuro de Jerusalén, la
venida del Mesías, la muerte del Mesías, el establecimiento de un pacto falso y la
ruptura del pacto, lo que resultaría en "la difusión de abominaciones" (versículo
27). Al leer estos pocos capítulos, particularmente los capítulos 8-11, sentimos
que, aunque el corazón de Daniel estaba con su pueblo, país y ciudad, las visiones
que recibió se referían principalmente a las naciones gentiles.

Imperio mundial gentil


"En el tercer año de Ciro, rey de Persia" (Daniel 10:1), Daniel explicó que
"estaba de luto tres semanas completas" (versículo 2). La dedicación de Daniel a
su Dios es incuestionable. No solo rezaba rutinariamente, decía "Amén" y seguía
con sus asuntos; Él deseaba conocer los caminos de Dios. ¿No había sido
suficiente lo que ya había experimentado? Después de todo, él era el único en el
gran reino babilónico que podía interpretar el sueño de Nabucodonosor. Había
sido exaltado al gobernador jefe de toda la provincia de Babilonia.
Daniel también había interpretado la escritura en la pared para Belsasar, y
su interpretación se cumplió.
Darius, el próximo rey, lo había promovido como uno de los tres presidentes
de todo su imperio mundial.
Fue arrojado al foso de los leones debido a su fe y Dios le mostró toda la
historia de los imperios mundiales gentiles.
Todavía no satisfecho, Daniel quería más: estaba preocupado por Jerusalén,
la tierra de Israel y su pueblo. Sin embargo, Dios le dio solo una visión limitada
de la restauración del pueblo de Israel.
Podemos preguntarnos por qué Daniel pidió más. Creo que Daniel quería
saber más sobre el próximo Mesías. En cambio, recibió revelación detallada
adicional sobre el imperio gentil final y el Anticristo.
En respuesta a su oración extendida, leemos: "Entonces levanté mis ojos y
miré, y vi a cierto hombre vestido de lino, cuyos lomos estaban ceñidos con oro fino
de Uphaz: su cuerpo también era como el berilo, y su cara como la aparición de un
rayo, y sus ojos como
lámparas de fuego, y sus brazos y sus pies tienen el color del bronce pulido, y
la voz de sus palabras como la voz de una multitud " (Daniel 10:5-6). Cuando
comparamos esta descripción con Apocalipsis 2, donde el El Señor Jesús se
reveló a Juan, notamos que esta es la aparición del "Alfa y Omega, el primero y el
último". "Sus ojos como lámparas de fuego y sus brazos y pies como latón pulido y
la voz de sus palabras como una voz de una multitud. " Apocalipsis 1:17 describió
la reacción de Juan, " Y cuando lo vi, caí a sus pies como muerto. Y puso su mano
derecha sobre mí, diciéndome: No temas; Soy el primero y el último ". La reacción
de Daniel a su visión es similar a la de John: cuando él " vio esta gran visión ... no
quedó fuerza en mí: porque mi belleza se convirtió en corrupción en mí y no retuve
fuerza ... entonces estaba en un sueño profundo en mi cara, y mi cara hacia el suelo
... Y, he aquí, una mano me tocó ... y él dijo ... No temas, Daniel " (Daniel 10:8 -12).

Conflicto invisible
El conflicto invisible entre los poderes de las tinieblas y los poderes de la luz
se reveló a Daniel: "Y él me dijo: ¡Oh, Daniel, un hombre muy amado! Entiende las
palabras que te digo y mantente erguido, porque para ti soy Ahora envié. Y cuando
él me había dicho esta palabra, me puse de pie temblando. Luego me dijo: Daniel,
no temas, porque desde el primer día que pusiste tu corazón para entender y
castigarte ante tu Dios, tus palabras fueron escuchadas, y yo he venido por tus
palabras. Pero el príncipe del reino de Persia me resistió veinte días: pero, he aquí,
Miguel, uno de los principales príncipes, vino a ayudarme y me quedé allí. con los
reyes de Persia " (Daniel 10:11-13). ¿Quién es el "príncipe del reino de Persia"? Del
texto, obviamente, no era un hombre de carne y hueso, sino parte de la estructura
de poder de la oscuridad.
Siempre debemos tener en cuenta que nuestro planeta está gobernado por
el dios de este mundo, el príncipe de las tinieblas. Él ha reclamado a cada alma
humana en esta tierra: "Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria
de Dios". El príncipe de las tinieblas podría resistir correctamente al mensajero
de Dios que le llevó el mensaje a Daniel sobre el fin de los imperios mundiales
gentiles.
En el capítulo 10, Gabriel no se identifica como el mensajero, pero
suponemos que lo es porque los capítulos 8 y 9 indican que Gabriel realmente le
habló el mensaje a Daniel en Daniel 10:11, "... 0 Daniel, un hombre muy amado" y
el versículo 19, "... Oh hombre muy amado". En cualquier caso, sabemos que
Gabriel explicó la visión a Daniel con respecto a los gentiles. Por otro lado,
Michael indudablemente es un arcángel que representa a los hijos de Israel. El
ángel dice: " Pero yo te mostraré lo que está señalado en las Escrituras de la verdad:
y no hay quien me guarde en estas cosas, sino Miguel tu príncipe" (Daniel 10:21).
Oposición gentil
Claramente, los gentiles, gobernados por los poderes de las tinieblas, se
oponen a la revelación de la Palabra profética. Este poderoso mensajero celestial
que fue enviado a Daniel después de haber rezado durante tres semanas se vio
obstaculizado por el mensaje del príncipe del reino de Persia. Sin embargo, ese
no fue el final, porque el mensajero también reveló el futuro inmediato, "...
cuando salga, he aquí que vendrá el príncipe de Grecia " (Daniel 10:20).
Ahora deberíamos entender mejor por qué el Señor mismo vendrá con la
voz del arcángel. En el momento en que la Iglesia sea quitada del camino, la
oscuridad total cubrirá la tierra, e Israel, en su condición inconversa, estará
indefenso y en gran peligro. Por lo tanto, Michael tendrá que intervenir a favor
de los hijos de Israel, "Y en aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que
está en pie para los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue ya
que había una nación hasta ese mismo tiempo, y en ese momento tu pueblo será
entregado, cada uno que se encuentre escrito en el libro " (Daniel 12:1).

4) El Gran Opositor; Satanás y sus ángeles


Como hijos de Dios, hacemos bien en confirmar que ya no pertenecemos al
reino de las tinieblas. Pablo escribió: "Vosotros sois todos los hijos de la luz y los
hijos del día: no somos de la noche ni de la oscuridad" (1 Tesalonicenses 5:5).
Esto nos lleva a un punto muy importante: nuestra asociación terrenal con
nuestra nación. Durante mis muchos años de ministerio, a menudo he conocido
cristianos sinceros que han sido nacionalistas fanáticos. Desafortunadamente, se
encuentran en todo el mundo. De alguna manera, estos queridos cristianos están
tratando desesperadamente de ser identificados a nivel nacional, e ignoran el
hecho de que no importa a qué nación pertenezcan, todos están bajo la
jurisdicción de Satanás, el príncipe del poder del aire, el dios de este mundo.
La Biblia no distingue entre capitalista o comunista, nacionalista o nazi,
socialista o dictadura. Desde una perspectiva bíblica, todos son gentiles; por eso
son todos iguales. Solo un reino fue establecido y ordenado por Dios: Israel, a
través del cual Él dio a luz la Iglesia de Jesucristo. Todas las demás naciones, no
importa cuán bueno o malo sea, caen en la otra categoría: el mundo gentil.
Debemos aprender a entender que nuestra batalla no es contra carne y hueso,
nacionalidades, sistemas políticos o leyes morales, estamos en guerra contra el
mundo invisible.

Nuestra verdadera batalla


En la carta de Pablo a los efesios, escribió: "Porque no luchamos contra la
carne y la sangre, sino contra los principados, contra los poderes, contra los
gobernantes de las tinieblas de este mundo, contra la maldad espiritual en los
lugares altos" (Efesios 6:12). Lutero tradujo la última oración como: "Con los
espíritus malignos debajo del cielo". Sí, estamos en guerra, pero alabado sea Dios,
la victoria ya es nuestra.
En realidad, ya no tenemos que luchar contra Satanás para obtener la
victoria. Si ese fuera el caso, perderíamos la guerra. Nuestro Señor Jesucristo ya
logró la victoria. El Dr. Wim Malgo dijo una vez: "Nuestra mayor pelea en la vida
es no pelear". Entonces, ¿qué debemos hacer? Note con mucho cuidado que bajo
la inspiración del Espíritu Santo, el apóstol Pablo usó repetidamente la palabra
"estar de pie". Por ejemplo, "ese ojo puede resistir las artimañas del diablo"
(versículo 11). "... para que puedan resistir en el día malo, y habiendo hecho todo
lo posible, pararse" (versículo 13). "Párate, pues, con tus lomos ceñidos con la
verdad, y con el pectoral de la justicia" (versículo 14).
Cuando el diablo venga y te acuse de ser una criatura miserable, un pecador
habitual y un fracaso, no estés en desacuerdo ni te defiendas. Solo párate. Cuando
sus compañeros de trabajo se burlen de usted, no trate de desquitarse. Solo
párate. Cuando te acusen falsamente, no te defiendas. Solo párate. Recuerde, la
batalla terminó, la guerra se ganó; ¡Jesús lo pagó todo, todo lo que le debemos!

Miguel contra el dragón


Apocalipsis 12 presenta la historia del pasado, presente y futuro de Israel
en pocas palabras. "Y apareció una gran maravilla en el cielo: una mujer vestida
con el sol y la luna bajo sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas: Y
ella estaba embarazada y lloraba, en el parto, y dolía por ser entregada. Y apareció
otra maravilla en el cielo; y he aquí un gran dragón rojo, que tenía siete cabezas y
diez cuernos, y siete coronas sobre sus cabezas. Y su cola atrajo la tercera parte de
las estrellas del cielo, y las arrojó a la tierra y el dragón se paró frente a la mujer
que estaba lista para ser entregada, para devorar a su hijo tan pronto como
naciera " (versículos 1-4). La "mujer" mencionada en este versículo es Israel. La
salvación es de los judíos. Las doce estrellas en su corona son las doce tribus de
los hijos de Israel y los doce apóstoles del Cordero. El dragón, la vieja serpiente
llamada el diablo y Satanás, tenía todas las intenciones de "devorar a su hijo tan
pronto como naciera".
Mientras los hijos de Israel todavía estaban en Egipto, el dragón incitó al
faraón a "devorar" a los hijos de Israel tan pronto como nacieran.
Cuando nació Jesús, el rey Herodes quería deshacerse del rey recién nacido,
por lo que envió a sus secuaces a Belén para matar a todos los niños varones
menores de dos años. Durante miles de años, muchas naciones, reinos y poderes
han intentado destruir a los judíos; sin embargo, todos han fallado y continuarán
fallando.
Petra: ¿El escondite?
Este "hombre-niño" finalmente gobernará a todas las naciones con una vara
de hierro. ¿Dónde está este "hombre-niño" ahora? "... Su hijo fue atrapado ante
Dios y su trono" (Apocalipsis 12:5). Desde ese momento, Israel se dispersó en el
"desierto" de las naciones del mundo. Continuando en el versículo 6, leemos: "...
la mujer huyó al desierto, donde tiene un lugar preparado por Dios, para que la
alimenten allí mil doscientos sesenta días". Aquí se nos da un número preciso de
días, "mil doscientos sesenta días" (versículo 6). Tenga en cuenta que solo faltan
17 días para 3 1/2 años.
La interpretación general es que Israel escapará al desierto de Petra en
Jordania durante 3 años y medio, la segunda mitad de la tribulación de siete años.
He visto el lugar que algunos estudiosos creen que será el escondite de
Israel: Petra, en la tierra de Jordania. Si ese es el caso, entonces los judíos tendrán
que aprender a vivir como habitantes de cuevas. En Petra, prácticamente no hay
agua, electricidad, alcantarillado, viviendas, hospitales, estaciones de policía,
aeropuertos, carreteras, estaciones de servicio u otros elementos esenciales a los
que el hombre moderno está acostumbrado. Además, Petra es un lugar
increíblemente peligroso. Cuando el hombre usaba caballos, flechas y espadas
como su principal fuente de armamento, Petra habría servido como defensa
natural contra el ataque. Sin embargo, en nuestros días, es una trampa mortal
porque incluso con armas relativamente simples, los enemigos podrían
bombardearla desde afuera sin que las personas en el interior tengan la
oportunidad de defenderse.
Al considerar hacia dónde escapará Israel, miramos la Biblia, que nos dice
que "ella [Israel] tiene un lugar preparado por Dios". Después de mucho estudio
sobre este tema, he concluido que el "lugar preparado de Dios" no es otro que la
tierra de Israel, que fue un "desierto" durante casi 2,000 años.
¿Puedo sugerir que, en algún lugar del desierto de Israel, Dios establecerá
milagrosamente un lugar de refugio para su pueblo perseguido de tal manera
que no podamos describirlo? Recuerde, la Biblia dice que incluso los ángeles
desean ver las cosas que Dios ha preparado para los que lo aman. "¿Cómo podría
ser eso, cuando Israel no ama a Dios?" Es cierto que una gran parte de la
población israelí es impía, y el Nuevo Testamento dice que son enemigos por el
bien del evangelio. Por lo tanto, para responder esa pregunta, pregúntese:
"¿Amaba a Dios antes de que Él me amara?" Por supuesto no. Cristo murió por
nosotros cuando aún éramos pecadores. En otras palabras, éramos brutales,
tercos, enemigos y enemigos de Dios, pero a pesar de nuestra condición, Dios nos
amaba. ¿Es demasiado esperar que Dios ame a su pueblo elegido a quien llama
"Mi primer amor" de la misma manera que ama a los gentiles?
Sabemos que la aparición física del Señor en el Monte de los Olivos marcará
el comienzo del fin de la Gran Tribulación. los
La Biblia nos dice que verán a Aquel a quien traspasaron. Como se discutió
anteriormente, eso significa que los judíos tendrían que estar en la tierra de
Israel, particularmente en Jerusalén, cuando Jesús regrese. Si todos escaparon a
la tierra del Jordán y se esconden en Petra, obviamente no podrían estar
presentes cuando el Señor regresó al Monte de los Olivos. Por lo tanto, no veo
otra solución que los judíos que huyen a un desierto como el desierto de Judea o
el Negev, donde Dios milagrosamente les ha preparado un lugar.

Guerra en el cielo
En el libro divinamente inspirado de Apocalipsis, Juan escribe sobre un gran
conflicto, una guerra en el cielo, "Y hubo guerra en el cielo: Miguel y sus ángeles
lucharon contra el dragón; y el dragón luchó y sus ángeles" (Apocalipsis 12:7)
Nuevamente vemos a Michael en acción. ¿Por qué está luchando contra el
dragón? Porque ya no tiene derecho a ningún lugar en el cielo. La novia ahora es
raptada al cielo.
Cuando la Iglesia es raptada al cielo, Satanás pierde su trabajo como
acusador de los hermanos porque no queda nadie a quien acusar. No hay razón
para que él acuse al mundo porque lo posee; Sus ocupantes son los hijos de las
tinieblas que siguen los pasos del príncipe de este mundo.
Puede ser importante señalar aquí que "Cielo" es mucho más de lo que
nuestro intelecto limitado puede comprender. Por ejemplo, el apóstol Pablo
testificó que estaba "... atrapado en el tercer cielo" (2 Corintios 12:2). En este
contexto particular, "Cielo" no significa "en presencia de la gloria de Dios". Vimos
en Efesios 6:12 que los poderes de las tinieblas tienen su "maldad espiritual" en
lugares altos, lo que Lutero traduce como "el espíritu maligno debajo del cielo".
Creo que podemos decir con certeza que la tierra, incluidos todos los que la
habitan, está gobernada por Satanás. Él tiene autoridad que será quebrantada
cuando Jesús venga en las nubes para el rapto de sus santos. En ese momento,
Satanás es arrojado del cielo a la tierra.

La iglesia universal
Es imposible estimar la cantidad de personas que serán raptadas. Durante
2.000 años, el Evangelio se ha proclamado en todo el mundo y millones de
personas han depositado su confianza en el Señor Jesucristo y se han convertido
en creyentes. Para la iglesia en Roma, el apóstol Pablo escribió: "... se habla de tu
fe en todo el mundo" (Romanos 1:8). A los Tesalonicenses, escribió: "Porque de
ustedes sonaron la palabra del Señor no solo en Macedonia y Acaya, sino también
en todos los lugares donde su fe hacia Dios se extiende en el extranjero ..." (1
Tesalonicenses 1:8). Incluso al comienzo de la Iglesia, la fe en Jesús se extendió
por todo el mundo conocido.
Satanás tiene un reclamo sobre nosotros antes del Rapto porque estamos
sujetos a la ley del pecado y la muerte. Pero ahora, la Iglesia de Jesús está en el
cielo, donde se está celebrando una gran celebración: "Y escuché una gran voz
que decía en el cielo: Ahora es la salvación y la fortaleza y el reino de nuestro Dios
y el poder de su Cristo ..." (Apocalipsis 12:10). Ni siquiera podemos imaginar la
alegría, la gloria y la felicidad que se experimentarán en los cielos cuando Satanás
y sus ángeles sean expulsados.
Continuando en el versículo 10, leemos: "... porque el acusador de nuestros
hermanos es abatido, lo que los acusó ante nuestro Dios día y noche". ¡Satanás ha
perdido su trabajo! Cada uno de nosotros a quien tenía derecho a acusar ahora
ha sido traducido a la imagen del Hijo amado; Nuestros viejos cuerpos quedan
atrás. En ese momento, la profecía, "He aquí, hago nuevas todas las cosas" se hará
realidad.
La Biblia muestra una clara diferencia entre los que están en el cielo y los
que quedan en la tierra. "Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay
de los moradores de la tierra y del mar! Porque el diablo ha descendido a vosotros
con gran ira, porque él sabe que tiene poco tiempo" (Apocalipsis 12:12). El diablo
sabe que solo tiene poco tiempo, siete años para ser precisos. Sin embargo, ¡el
mundo se ha estado preparando para él desde el nacimiento de la Iglesia y
continúa haciéndolo hasta el día de hoy!
El desarrollo de las naciones gentiles, particularmente desde el nacimiento
de la Iglesia, a veces ha tenido como objetivo lograr la paz en la tierra y la buena
voluntad hacia los hombres a través de su propia iniciativa. Si tuviéramos que
comparar nuestro tiempo con el de hace 100, 500, 1,000 o incluso 2,000 años,
tendríamos que confesar que las condiciones en las que vivimos son mejores
ahora que nunca.

Anticristo contra Israel


Acabamos de leer que el que engaña al mundo entero fue rechazado y llegó
para encontrar todo preparado para él. Hay, sin embargo, un obstáculo: el judío.
Israel será una "espina en la carne" del Anticristo. Aunque los primeros 3 años y
medio de la tribulación parecerán ser una época de prosperidad, paz y seguridad
sin precedentes, los 3 años y medio restantes serán evidencia de que los judíos
son diferentes. Son las únicas personas en la historia que son diversas de todas
las personas en la tierra. Satanás intentará cambiar eso. Al principio parecerá
que tiene éxito, pero cuando se pierda toda esperanza para los judíos, Jesús
aparecerá en el Monte de los Olivos.
5) La voz significa el principio y el fin
La "voz del arcángel" significará el fin de la Iglesia en la tierra. En ese mismo
momento, la Iglesia será llevada al cielo. La "voz del arcángel" proclamará que la
plenitud de los gentiles ha entrado y que la era de la Iglesia ha terminado.
La "voz del arcángel" también marca el comienzo de la salvación de Israel.
Sin lugar a dudas, este evento asombroso, la venida de nuestro Señor en las
nubes del cielo con un grito con la voz del arcángel, se ocultará del mundo.
Existen varias teorías por las cuales el mundo podría explicar la
desaparición de tantas personas. Hay varios artículos, libros y videos disponibles
sobre el tema del Rapto; Algunas cuentas son fascinantes. Sin embargo, toda
nuestra interpretación se basa principalmente en la especulación. Debido a que
este será un evento histórico de una sola vez, es imposible para nosotros
imaginar cómo reaccionarán los que se quedaron atrás.
Mi teoría es que el mundo será feliz porque el éxito de la sociedad mundial
habrá alcanzado un punto tan alto que la predicación del Evangelio,
particularmente la inminencia del Rapto, se descartará en gran medida como una
teoría aplicable solo a algunos " fanáticos ". El mundo experimentará un nuevo
comienzo que abrumará el espíritu y el alma del hombre hasta tal punto que con
gusto creerá en el trabajo engañoso del poder de la oscuridad.

Dios permite que el Anticristo


En 2 Tesalonicenses 2:9-10 dice: "Incluso él, cuya venida es después de la
obra de Satanás con todo poder y señales y maravillas mentirosas. Y con todo el
engaño de la injusticia en los que perecen; porque no recibieron el amor de la
verdad, para que puedan ser salvados ". Creemos en la verdad o creemos en una
mentira. Posteriormente, somos salvos o perdidos.
Durante 2.000 años, Dios en su misericordia ha retenido el juicio y ha
permitido que se proclame en todo el mundo el mensaje de que "Jesús salva y
volverá". Sin embargo, el hombre se ha negado a creer esta simple verdad, y ha
optado por creer en las señales y maravillas mentirosas. Por lo tanto, Dios
confirma la obra del Anticristo: "Y por esta razón, Dios les enviará una falsa
ilusión, para que crean en una mentira" (2 Tesalonicenses 2:11).
¿Cómo reaccionarán los que quedan atrás? Primero Tesalonicenses 5:3
informa: "Porque cuando digan: paz y seguridad; entonces la destrucción
repentina viene sobre ellos, como una aflicción sobre una mujer con un hijo; y no
escaparán". El nuevo sistema global disfrutará de un éxito que nunca se ha
experimentado. No se le puede decir a la gente que hay paz cuando no la hay.
Recuerde, en ese momento, el mundo entero estará unido. Hoy se puede acceder
instantáneamente a información sobre cualquier área del mundo. El sistema
anticristo establecerá una sociedad tremenda que dice: "Paz y seguridad".
La gran verdad, sin embargo, es que no hay paz ni seguridad fuera del Señor
Jesucristo. Es por eso que como creyentes podemos consolarnos con la realidad
viva de que esta paz y seguridad ya ha sido establecida eternamente por el Señor
Jesucristo. "Porque Dios no nos ha designado para ira, sino para obtener salvación
por nuestro Señor Jesucristo" (1 Tesalonicenses 5:9). En vista de esta maravillosa
esperanza, leemos esta advertencia: "Y el mismo Dios de la paz los santifica por
completo; y le pido a Dios que todo su espíritu, alma y cuerpo sean preservados sin
mancha hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo" (versículo 23).
CAPÍTULO 5

CON TROMPETA DE DIOS


"Porque el Señor mismo descenderá del cielo con un grito, con la voz del
arcángel y con la trompeta de Dios: y los muertos en Cristo resucitarán primero"
(1 Tesalonicenses 4:16).

En este capítulo, continuamos nuestro estudio sobre el versículo anterior al


ocuparnos principalmente de "la trompeta de Dios". En la versión King James, el
"último triunfo" se encuentra en 1 Corintios 15:51-52 donde el apóstol Pablo,
inspirado por el Espíritu Santo, habla sobre los eventos del Rapto, "He aquí, te
muestro un misterio; nosotros No todos dormiremos, pero todos seremos
transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la última
trompeta: porque sonará la trompeta, y los muertos serán resucitados
incorruptibles, y seremos transformados ". Este triunfo se conoce como el
"triunfo de Dios".
Este triunfo de Dios se identifica como "el último triunfo". Tener esto en
cuenta nos ayudará a comprender mejor la singularidad de la última trompeta
de Dios en comparación con todas las otras trompetas mencionadas en la Biblia.

¿Qué es un triunfo?
Un triunfo es un instrumento fabricado a partir de una variedad de metales
diseñados para amplificar el sonido. Durante la historia temprana, el triunfo fue
un medio efectivo de comunicación.
Hoy, nuestros medios de comunicación son las trompetas. Los trompetistas
modernos pueden proclamar instantáneamente mensajes en todo el mundo.
Desafortunadamente, los trompetistas en nuestros días a menudo envían
mensajes confusos. Si constantemente prestáramos atención a los medios de
comunicación, tendríamos que cambiar nuestros hábitos con frecuencia. Por
ejemplo, una vez nos advirtieron del peligro de comer mantequilla y huevos;
informes recientes nos dicen que estos alimentos ahora son buenos para nuestra
salud.
Las bolsas de aire instaladas en automóviles nuevos se anunciaron
inicialmente como la máxima precaución de seguridad; ahora los fabricantes de
automóviles ofrecen a los consumidores la opción de apagar el dispositivo de
airbag debido al peligro de que la bolsa matara a los niños pequeños.
Por cada reclamo presentado en los medios, hay docenas de contra
reclamos. El debate y la confusión continúa, particularmente en lo que respecta
a la política.

Trompetas diferentes
La primera mención de una trompeta en la Biblia fue cuando los hijos de
Israel se reunieron en el monte. Sinaí y Dios le dieron a Moisés los Diez
Mandamientos. Esta trompeta es importante porque no se relaciona con las otras
trompetas mencionadas más adelante.
Éxodo 19 habla del pueblo de Dios reuniéndose para escuchar su mandato.
Aparentemente, la trompeta que la gente escuchó no fue una trompeta
hecha por el hombre, sino como veremos, fue la trompeta de Dios.

Trompeta de jubileo
"Y contarás siete sábados de años para ti, siete veces siete años; y el espacio de
los siete sábados de años será para ti cuarenta y nueve años. Entonces harás sonar
la trompeta del jubileo en el décimo día del séptimo mes, en el día de la expiación,
harás sonar la trompeta por toda tu tierra, y santificarás el quincuagésimo año, y
proclamarás la libertad en toda la tierra a todos sus habitantes: será un jubileo
para ti; y volveréis a cada hombre a su posesión, y volveréis a cada hombre a su
familia " (Levítico 25:8-10).
Estas trompetas fueron tocadas para iniciar la libertad de las personas
esclavizadas.
Este sistema fue ordenado por Dios para que todos los israelitas tuvieran la
misma oportunidad de tener éxito en su sociedad y tendrían una segunda
oportunidad si fallaban la primera vez. Además, disminuiría significativamente
el sistema de monopolio.
Es fascinante leer cómo Dios está preocupado por cada uno de su pueblo,
brindando la oportunidad para que sus hijos se recuperen.
Leamos las instrucciones que recibieron los hijos de Israel: "La tierra no se
venderá para siempre: porque la tierra es mía; porque sois extraños y extranjeros
conmigo. Y en toda la tierra de vuestra posesión concederéis una redención por la
tierra. Si tu hermano se ha vuelto pobre y ha vendido algo de su posesión, y si alguno
de sus parientes viene a redimirlo, entonces redimirá lo que vendió su hermano. Y
si el hombre no tiene ninguno para redimirlo, y él mismo podrá redimirlo; luego,
que cuente los años de su venta, y restaure el excedente al hombre a quien lo vendió,
para que pueda volver a su posesión " (Levítico 25:23-27).
Este pasaje demuestra la intención de perdón de Dios. Es su deseo de
perdonar; Enseña a su pueblo elegido, Israel, a perdonarse unos a otros.
Perdón Cuarenta y Nueve
Más adelante en la historia, cuando la Palabra de Dios se hizo carne y habitó
entre nosotros, Jesús predicó el perdón: "Mirad por vosotros: si tu hermano peca
contra ti, repréndele; y si se arrepiente., Perdonarlo Y si ofenden contra ti siete
veces en un día, y siete veces en un día vuelve a ti, diciendo: Me arrepiento; lo
perdonarás "(Lucas 17:3-4).
Cuando Pedro le preguntó al Señor: "... ¿con qué frecuencia pecará mi
hermano contra mí y lo perdonaré hasta siete veces?" (Mateo 18:21), el Señor
respondió: "No te digo hasta siete, sino hasta setenta veces siete" (versículo 22).
El perdón ya no era obligatorio después del año 49; ¡en cambio, el Señor
proclamó el perdón instantáneo durante los 49 años de esclavitud!
En una nota personal, ¿han sido perdonados tus pecados? Si no, ¡ven a Jesús!
Él está en el negocio de perdonar el pecado. Juan testificó
"He aquí el Cordero de Dios, que quita los pecados del mundo".
Sin el perdón que resulta en la salvación, no hay fundamento para una
sociedad sostenible.
El perdón es la base del mensaje de la Biblia. Cuando el hombre cayó en
pecado, Dios pronunció juicio, pero al mismo tiempo incluyó una promesa de
perdón: "Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente
suya; te herirá la cabeza y te lastimarás el talón". (Génesis 3:15).
Estas trompetas de jubileo, sonadas cada 50 años, abrieron la puerta al
perdón de las deudas y la restauración de las tierras familiares. Sin embargo,
estas trompetas no deben confundirse con la "trompeta de Dios".

Trompetas de plata
En el capítulo 10 de Números se nos presentan dos trompetas especiales
hechas de plata. El sonido de estas trompetas envió un mensaje claro a los
israelitas. Cuando escucharon estos triunfos, sabían que debían reunirse para
escuchar la Palabra de Dios o prepararse para la partida. "Y el Señor habló a
Moisés, diciendo: Haz thee dos trompetas de plata; de obra de has de ellos hacen:
que tú seas usarlos para la convocatoria de la congregación, y para hacer mover
los campamentos Y cuando ellos. soplar con ellos, toda la asamblea se reunirá a ti
a la puerta del tabernáculo de la congregación. Y si soplan con una sola trompeta,
entonces los príncipes que son cabezas de los miles de Israel, se reunirán a ti. si
suenas una alarma, entonces los campamentos que se encuentran en las partes
orientales avanzarán. Cuando suenes una alarma por segunda vez, entonces los
campamentos que se encuentran en el lado sur emprenderán su viaje: harán sonar
una alarma para sus viajes. pero cuando la congregación se reunió, tocaréis, mas
no con sonido de alarma y los hijos de Aarón, los sacerdotes, tocarán las trompetas;
y os será por estatuto para siempre a través de sus generaciones. Y si van a la
guerra en su tierra ag en el enemigo que te oprime, entonces tocarás la alarma con
las trompetas; y serás recordado delante de Jehová tu Dios, y serás salvo de tus
enemigos. También en el día de tu alegría, y en tus días solemnes, y en los comienzos
de tus meses, tocarás las trompetas sobre tus holocaustos y sobre los sacrificios de
tus ofrendas de paz; para que sean para ti en memoria de tu Dios: Yo soy el Señor
tu Dios " (Números 10:1-10).
Estas trompetas sirvieron como un sistema de comunicación para el pueblo
de Israel, pero no constituyeron la trompeta de Dios.

La fiesta de las trompetas


Leemos lo siguiente en Números 29: 1: "Y en el séptimo mes, el primer día del
mes, tendréis una santa convocación; no haréis ningún trabajo servil: es un día de
tocar las trompetas para ustedes. "
Notamos en este versículo que se anunció una ocasión especial al tocar las
trompetas, pero nuevamente, no fueron la trompeta de Dios.
El Diccionario Bíblico de Unger describe la fiesta de las trompetas: "La Fiesta
de la Luna Nueva, que cayó en el séptimo mes, de Tishri. Esto difería de los
festivales ordinarios de la luna nueva debido al significado simbólico del séptimo
o mes sabático y, en parte, tal vez porque marcó el comienzo del año civil. Este
mes se distinguió sobre todos los otros meses del año por la multitud de
ordenanzas relacionadas con él, el primer día consagrado al descanso sagrado y
el empleo espiritual, el décimo es el día de la expiación, mientras que el
decimoquinto comienza la fiesta de los tabernáculos ".
Esta era una trompeta especial usada para ocasiones especiales, pero no era
la trompeta de Dios.

Trompetas De Cuerno De Carnero


Es importante para nosotros señalar que varias de las trompetas utilizadas
en el juicio de Jericó, incluida la trompeta de los sacerdotes y la trompeta de la
guerra, eran trompetas hechas de cuerno de carnero, no de metal. "Y el Señor dijo
a Josué: Mira, he entregado en tus manos a Jericó, y al rey de la misma, y a los
valientes valientes. Y rodearás la ciudad, todos los hombres de guerra, y darás
vueltas alrededor de la ciudad una vez. Harás así seis días. Y siete sacerdotes
llevarán delante del arca siete trompetas de cuernos de carnero: y el séptimo día
vencerás la ciudad siete veces, y los sacerdotes tocarán las trompetas. Y sucederá,
que cuando hagan una larga explosión con el cuerno de carnero, y cuando escuchen
el sonido de la trompeta, toda la gente gritará con un gran grito; y el muro de la
ciudad se derrumbará, y la gente ascenderá cada hombre directamente delante de
él " (Josué 6: 2-5). La trompeta de cuerno de carnero era idéntica a las utilizadas
por Ehud, Gedeón y Joab como señales para la gente en sus guerras.
Dados los ejemplos anteriores, es claro ver que las trompetas sonaron en
diferentes ocasiones y para muchos propósitos: guerra, asamblea, advertencias
y anuncios para días santos. Cada una de estas, así como otras trompetas que no
se han mencionado, tenían un propósito distinto. Las personas que los
escucharon sabían lo que querían decir.

Una trompeta incierta


El apóstol Pablo se refirió al sonido de una trompeta en relación con la
predicación del Evangelio. En 1 Corintios 14, se enfocó en la práctica, o en
realidad, en el mal uso de hablar en lenguas en la iglesia en relación con la
profecía.
Inspirado por el Espíritu Santo, declaró que la Palabra profética debería
tener preeminencia porque, "... el que profetiza habla al hombre para edificación,
exhortación y consuelo". La simplicidad de las palabras habladas inteligibles hace
que las personas escuchen el Evangelio, respondan a él y nazcan de nuevo a
través del Espíritu de Dios.
La tarea principal de la Iglesia, y la única forma de cumplir Su mandato es:
"Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura" (Marcos 16:15).
La confusión creada en la iglesia de Corinto había amortiguado el claro
llamado en respuesta al mandato de Dios. Así, Pablo escribe en 1 Corintios 14:8,
"Porque si la trompeta da un sonido incierto, ¿quién se preparará para la batalla?"

Interpretando la trompeta
No solo se usaron trompetas en Israel, sino que los gentiles también estaban
familiarizados con el uso de trompetas en relación con las guerras.
Cuando se tocaron las dos trompetas de plata, el sonido se dirigió a un grupo
específico (como vimos en Números 10) y significaba que la congregación debía
reunirse en el tabernáculo.
Cuando se tocaba una trompeta, solo se reunían los príncipes y los líderes
de Israel. Cuando sonó la alarma de trompeta, la parte este del campamento tuvo
que avanzar primero.
¿Te imaginas lo que hubiera pasado si la gente no hubiera escuchado
atentamente el sonido de las trompetas, o si los trompetistas no hicieran sonar
las notas adecuadas? Un caos total y una catástrofe podrían haber caído sobre el
pueblo de Israel.
Consideremos qué significan esas prácticas en el ámbito cristiano. ¡Un
sonido distintivo de la trompeta en relación con la predicación del Evangelio es
absolutamente esencial! Independientemente de lo que hagamos, o de cualquier
oficio que el Señor nos haya llamado, si el sonido de la "trompeta", que es el
Evangelio de la salvación, no es nuestro objetivo final, entonces somos culpables
de emitir "un sonido incierto".

Trompetas celestiales
Ahora que sabemos qué es un triunfo, así como su propósito y uso, echemos
un vistazo más de cerca a las trompetas celestiales.
En el último libro de la Biblia, los primeros tres capítulos de Apocalipsis
abordan siete iglesias en Asia Menor. Estas iglesias representan lo que creo que
son todas las iglesias a lo largo de la dispensación de la era de la Iglesia.
Creo esto porque después de dirigirse a cada iglesia local, Juan declara: "El
que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias" (Apocalipsis 3:22). Eso
significa que las advertencias y / o alabanzas pronunciadas a cada una de las
siete iglesias se aplican a todas las iglesias en todo momento.
El capítulo 4 comienza: "Después de esto miré, y he aquí, se abrió una puerta
en el cielo: y la primera voz que escuché fue como una trompeta que hablaba
conmigo; que decía: Sube acá, y mostraré te cosas que deben ser de aquí en
adelante " (versículo 1). En este contexto, la trompeta no es un instrumento de
comunicación, pero la trompeta misma dice: "... una trompeta que habla conmigo
..." ¿Qué dijo la trompeta? "... Ven aquí, y te mostraré cosas que deben ser de aquí
en adelante".
Esta "trompeta parlante" difiere de las otras trompetas sobre las que hemos
leído en el Antiguo Testamento porque no fue construida por el hombre; ¡está en
el cielo!
En los capítulos cuarto y quinto de Apocalipsis, Juan se enfrentó con los
atributos indescriptibles de Dios. Los siguientes dos capítulos muestran los
juicios que vendrán sobre la tierra a medida que se rompan cada uno de los siete
sellos del libro. Como resultado, tendrán lugar catástrofes devastadoras.

Siete ángeles y siete trompetas


La apertura de los siete sellos inicia la aparición de siete ángeles, "Y vi a los
siete ángeles que estaban delante de Dios; y a ellos se les dieron siete trompetas"
(Apocalipsis 8: ). Estos siete ángeles tocan sus trompetas, uno a la vez, del
primero al último.
Apocalipsis 8 y 9 ilustran el resultado de tocar las primeras seis trompetas.
Estos juicios destructivos no resultan en arrepentimiento, de hecho, sucede todo
lo contrario: "Ni se arrepintieron de sus asesinatos, ni de sus brujerías, ni de su
fornicación, ni de sus robos" (Apocalipsis 9:21).
Todavía falta el séptimo ángel con la séptima trompeta. Antes de que este
juicio destructivo final venga a la tierra, " ... otro poderoso ángel bajó del cielo,
vestido con una nube: y un arco iris estaba sobre su cabeza, y su rostro era como el
sol, y sus pies como pilares. offire " (Apocalipsis 10:1).
Casi se puede sentir el clímax que se revela en Apocalipsis 10:7: "Pero en los
días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a sonar, el misterio de Dios
debe ser terminado, tal como ha declarado a sus siervos los profetas ".

Los dos olivos


Antes de que la Biblia nos cuente el evento que sigue al sonido de la séptima
trompeta por el séptimo ángel, se nos informa sobre el futuro de Jerusalén y su
templo. A continuación, se encuentra la descripción de los dos testigos, a quienes
también se les llama los "dos olivos". Este es el último testimonio de Dios en la
tierra específicamente para Jerusalén. Estos dos hombres profetizarán en la
ciudad de Jerusalén y estarán equipados con el poder único de cerrar los cielos
para que no llueva y conviertan el agua en sangre. Solo cuando hayan terminado
su testimonio, la bestia hará la guerra contra ellos y los matará.
Tras su muerte, se llevará a cabo una "fiesta de Navidad" internacional, "Y
los que moran en la tierra se regocijarán por ellos, se alegrarán y se enviarán
regalos unos a otros, porque estos dos profetas atormentaron a los que moraron en
la tierra " (Apocalipsis 11:10).
¿Cómo pudieron estos dos hombres "atormentar" al mundo entero? Ya se
han mencionado las dos condiciones: 1) no llueve, lo que significa el final de la
mayor parte de la vida en la tierra, y 2) la transformación del agua en sangre, que
tendría el mismo resultado. Creo que este "tormento" incluye algo más: la
verdad. La verdad duele. Las personas serán engañadas hasta tal punto que
creerán deliberada y alegremente la mentira del Anticristo. ¡Estarán
equivocados! Estos dos profetas proclamarán que no puede haber verdadera paz
en la tierra hasta que venga el Príncipe de la Paz, el Señor Jesucristo. Ese mensaje,
sin embargo, vendrá en flagrante oposición al Nuevo Orden Mundial. Debemos
tener en cuenta que, en ese momento, este nuevo sistema global tendrá tanto
éxito que no se tolerará la oposición. De hecho, ¡será impensable!

La resurrección de los dos testigos


Al final de estos tres días y medio, el Espíritu de Dios entrará en los cuerpos
muertos de los dos testigos y se pararán a la vista de los medios de comunicación
del mundo. Como resultado, "... un gran temor cayó sobre ellos que los vieron".
Entonces, escuchamos una gran voz, "¡Ven aquí!" (Apocalipsis 11:12).
Sin lugar a dudas, esta es la misma voz que escuchó Juan en el capítulo 4,
donde testificó: "... una trompeta que habla conmigo; que dijo: Ven acá ..." El poder
de la resurrección es el mismo; Es el poder que ha derrotado a la muerte y al
infierno.

La Séptima Trompeta
Después de todos estos eventos, leemos en Apocalipsis 11:15-17: "Y sonó el
séptimo ángel; y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos de este
mundo se han convertido en los reinos de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará
por los siglos de los siglos. Y los veinticuatro ancianos, que estaban sentados
delante de Dios en sus asientos, se postraron sobre sus rostros y adoraron a Dios,
diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, que eres y fuiste y está por
venir, porque has tomado tu gran poder y has reinado ".
Este versículo refuerza el poder absoluto del Señor y su última victoria
visible sobre toda oposición.

La Final Trompeta
En este punto, debemos aclarar algunos malentendidos que prevalecen hoy
en la Iglesia. Estamos preocupados por el evento del Rapto, así que leamos
nuevamente 1 ° Corintios 15:51 -52, "He aquí, te muestro un misterio; No todos
dormiremos, pero todos seremos transformados, En un momento, en en un abrir y
cerrar de ojos, a la última trompeta: porque sonará la trompeta, y los muertos
serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados ".
La conclusión a la que algunos han llegado ha sido que el Rapto tendrá lugar
"en el último triunfo". Por lo tanto, todo lo que tendríamos que hacer es buscar la
última trompeta en el libro de Apocalipsis para determinar el tiempo del Rapto.
Sin embargo, el lector cuidadoso ya ha notado que las trompetas mencionadas
en Apocalipsis no son lo mismo que la "última trompeta de Dios" sobre la que ya
hemos leído tanto.
Además, debemos reiterar que esta "última trompeta de Dios" no es la
trompeta descrita en Mateo 24:31, "Y enviará a sus ángeles con un gran sonido de
trompeta, y reunirán a sus elegidos de los cuatro vientos”, de un extremo del cielo
al otro ". Esto es simplemente "un gran sonido de trompeta ", no relacionado con
las trompetas en el Antiguo Testamento que hemos discutido, o las trompetas
que acabamos de leer en el libro de Apocalipsis. Tampoco es idéntico al último
triunfo de Dios.
La trompeta para Israel
La trompeta mencionada en Mateo 24 sirve para reunir a Sus elegidos de los
cuatro rincones de la tierra y se relaciona con la profecía de Isaías. Más de 700
años antes del nacimiento de Cristo, Isaías, inspirado por el Espíritu Santo,
escribió: "Y sucederá en ese día, que se tocará la gran trompeta, y vendrán los que
estaban listos para perecer en la tierra de Asiria y los marginados en la tierra de
Egipto, y adorarán al SEÑOR en el monte santo de Jerusalén " (Isaías 27:13). Esta
trompeta señala claramente la reunión de los hijos de Israel en la Tierra
Prometida.
Debemos agregar que el cumplimiento de la reunión de los exiliados es
vehementemente opuesto por el espíritu del Anticristo. Su política establece, en
efecto, "¡Bajo ninguna circunstancia se debe cumplir la Palabra profética!" Por lo
tanto, el espíritu de Satanás, que guía a los líderes políticos del mundo de manera
unida, ¡se opone al cumplimiento de la profecía bíblica!
Dios le dio a los judíos la tierra prometida desde el río Éufrates hasta el río
de Egipto y ha ordenado a Jerusalén como la capital de la nación judía.
Ninguna nación en la tierra está de acuerdo con la Escritura. ¡Vemos, una
vez más, la absoluta fiabilidad de la Palabra profética, que establece tan
claramente que todas las naciones del mundo se opondrán a Jerusalén!
Otra referencia a la reunión de los exiliados y la defensa de Sión se encuentra
en Zacarías 9:14, "Y se verá al SEÑOR sobre ellos, y su flecha saldrá como un rayo;
y el Señor DIOS tocará la trompeta, e irá con torbellinos del sur ".
En este caso, leemos que "el Señor Dios tocará la trompeta". Según mi
comprensión de la Biblia, esto nunca ha ocurrido antes. En las etapas finales de
la Gran Tribulación, cuando parece inútil que Israel continúe su existencia y los
judíos hayan llegado al final de su capacidad intelectual e ingenio, ¡el Señor
intervendrá sobrenaturalmente, resultando en la conversión de todo Israel!

Israel y el rapto
En el Salmo 47 encontramos una descripción sorprendente de la
restauración de Israel, el establecimiento del reino de paz de mil años y el Rapto
de la Iglesia: "O aplaudan, todos ustedes; griten a Dios con la voz del triunfo.
Porque el Señor más alto es terrible; él es un gran Rey sobre toda la tierra. Él
someterá al pueblo debajo de nosotros, y a las naciones debajo de nuestros pies. Él
elegirá nuestra herencia para nosotros, la excelencia de Jacob a quien amaba.
Selah. Dios ha subido con un grito, el Señor con el sonido de una trompeta. Cante
alabanzas a Dios, cante alabanzas: cante alabanzas a nuestro Rey, cante
alabanzas. Porque Dios es el Rey de toda la tierra: cante alabanzas con
entendimiento. Dios reina sobre los paganos: Dios se sienta en el trono de su
santidad. Los príncipes del pueblo se reúnen, incluso el pueblo del Dios de Abraham:
porque los escudos de la tierra pertenecen a Dios: él está muy exaltado " (Salmo
47: 1-9). Este salmo, dirigido al "músico principal, un salmo para los hijos de Coré
", se ocupa principalmente de la victoria de Dios sobre las naciones y la salvación
de los hijos de su pueblo, "Jacob, a quien amaba".
En el versículo 2, leemos que el Señor "es un gran Rey sobre toda la tierra"
porque "Él someterá ... a las naciones". Debe usar la fuerza para poner fin a la gran
rebelión de todas las naciones del mundo.

La esposa del cordero


En el versículo 8 vemos claramente que Él reina sobre los paganos debido a
su santidad. Sin embargo, en medio de este salmo leemos "Dios ha subido con un
grito, el Señor con el sonido de una trompeta". Cuando leí que Él había "subido",
me pregunté: "¿No debería bajar?"
La victoria para Israel será cuando el Señor regrese a la tierra y Sus pies se
paren sobre el Monte de los Olivos. ¿Por qué entonces dice que Dios ha "subido"?
Creo que esto se refiere al Rapto.
El Señor no puede regresar a la tierra para salvar a Israel a menos que su
cuerpo, la Iglesia, también conocida como la "novia del Cordero", sea tomada. No
puedes tener el novio en el cielo sin la novia. Fue a preparar un lugar para
nosotros y prometió que volverá para que estemos donde estamos, tal como
leemos en Juan 17:23: "Yo en ellos y tú en mí, para que ellos [la Iglesia] puedan
hacerse perfecto en uno ... ''
Debemos tener en cuenta que Dios no habita en templos construidos por
manos. Desde que Cristo cumplió su obra sacrificial en la cruz del Calvario, ahora
habita en los corazones de millones de personas que lo han aceptado como su
Salvador. El apóstol Pedro escribió sobre esto en 1 Pedro 2: 5: "También vosotros,
como piedras vivas, se edifica una casa espiritual, un santo sacerdocio, para ofrecer
sacrificios espirituales, aceptables para Dios por Jesucristo". Como ya no hay un
templo visible en la tierra, el templo espiritual que consiste en "piedras vivas" se
está construyendo actualmente. Cuando la última "piedra viva" de entre los
gentiles se agrega a este templo, se completará y debe ser removida desde la
Tierra.

El Salmo del Rapto


Este salmo para los hijos de Coré identifica al Señor, el grito y el sonido de
la trompeta. Permítanme resumir este salmo 47: En los primeros tres versículos,
el Lord King es el gobernante de un mundo opuesto. Él trae salvación a Israel en
el versículo 4. Las naciones se vuelven obedientes a su gobierno en los versículos
6-8. La simiente de Abraham se identifica como el centro de la acción de Dios en
la tierra en el versículo 9. Sin embargo, en medio de este salmo, dice: "Dios ha
subido con un grito ... con el sonido de una trompeta".

La gloria en el monte de los olivos


Ezequiel el profeta también describió la partida y el regreso de la gloria de
Dios. "Y la gloria de Jehová subió de en medio de la ciudad, y se paró sobre la
montaña que está en el lado oriental de la ciudad" (Ezequiel 11:23).
Jesús salió de la ciudad de Jerusalén hacia el Monte de los Olivos ubicado en
el lado este de la ciudad. Desde allí ascendió al cielo, por lo tanto, " subió la gloria
del Señor".
Esto corresponde precisamente con el testimonio de Hechos 1:9-11,
"Y cuando hubo hablado estas cosas, mientras lo miraban, fue levantado; y
una nube lo recibió fuera de su vista. Y mientras miraban con rapidez hacia el cielo
mientras él subía, he aquí, dos hombres los pararon con ropa blanca. "Lo cual
también dijo:" Hombres de Galilea, ¿por qué están mirando al cielo? Este mismo
Jesús, que es levantado de ustedes al cielo, vendrá de la misma manera que lo han
visto ir al cielo ".
¿Dónde estaban los discípulos cuando esto ocurrió? Encontramos nuestra
respuesta en el versículo 12: "Luego regresaron a Jerusalén desde el monte
llamado Olivet, que es desde Jerusalén un viaje de día de reposo ". ¡Del Monte de
los Olivos partió la Gloria de Israel y al Monte de los Olivos volverá la Gloria de
Israel!
Ezequiel hace el siguiente comentario con respecto a su regreso: "Después
me llevó a la puerta, incluso la puerta que mira hacia el este: Y he aquí, la gloria
del Dios de Israel vino del camino del este: y su voz era como el ruido de muchas
aguas, y la tierra brilló con su gloria " (Ezequiel 43: 1-2). Esto describe el glorioso
regreso del Señor a la tierra para la redención de su pueblo Israel, y para juzgar
a las naciones.
Además, esto cumplirá la profecía de Zacarías de hace cientos de años: "Así
dice el SEÑOR de los ejércitos; estaba celoso de Sión con grandes celos, y estaba
celoso de ella con gran furia. Así dice el Señor; he vuelto a Sión y morará en medio
de Jerusalén; y Jerusalén será llamada ciudad de verdad; y el monte de Jehová de
los ejércitos, el monte santo " (Zacarías 8:2-3).
Hoy, las naciones del mundo están tratando de cargarse con Jerusalén; sin
embargo, la Biblia dice: "... en ese día haré de Jerusalén una piedra pesada para
todas las personas: todos los que se carguen con ella serán cortados en pedazos,
aunque todas las personas de la tierra se juntarán contra ella" (Zacarías 12:3).
El primer y último triunfo
En este punto de nuestro estudio, hemos establecido que el Rapto tendrá
lugar en el "último triunfo de Dios". Este triunfo de Dios no está aislado del Señor
porque Él descenderá del Cielo mismo con un grito y con la voz del arcángel. No
se pueden separar. En el momento en que la Iglesia se reúna en su hogar celestial,
Israel habrá perdido a su único amigo verdadero. Los cristianos nacidos de
nuevo en todo el mundo están orando por Israel y por la paz de Jerusalén.
Consolan a Israel sobre la base de Isaías 40, pero cuando se produzca el Rapto,
ese consuelo desaparecerá e Israel se mantendrá solo.
Israel, en su mayor parte, no reconoce ni reconoce a la Iglesia. No pueden,
porque la Iglesia no es una organización o denominación. Más bien, consiste
exclusivamente en creyentes nacidos de nuevo en todo el mundo. Por lo tanto, a
todos los efectos prácticos, la Iglesia no tiene identidad geográfica.
Por esa razón, Israel intenta desesperadamente aferrarse a una iglesia
organizada, literal y física. El Vaticano, gobernado por el Papa, encarna la
organización religiosa más grande y poderosa del mundo.
Cristianos e Israel publicaron un artículo titulado "El Vaticano" en su edición
de invierno de 1997.
El 10 de abril de 1997, el segundo enviado de Israel a la Santa Sede, el
embajador Aharon López, presentó sus credenciales al Papa Juan Pablo II en el
Vaticano. El primer embajador, que recientemente completó su turno de servicio,
fue el Sr. Shmuel Hadass.
En su discurso de aceptación de las credenciales del nuevo embajador, el
Papa describió el acuerdo fundamental entre la Santa Sede e Israel, firmado en
diciembre de 1993, como "un paso importante en el proceso continuo de
normalización que hemos emprendido".
Se refirió al acuerdo legal, que posteriormente será ratificado por el
Gobierno de Israel como "un instrumento jurídico más importante para la vida
de la Iglesia Católica en Israel y para los fieles católicos que son ciudadanos
israelíes".
El embajador López dijo que parte de su tarea era "construir una base para
la convivencia y los puntos de encuentro en el camino hacia un diálogo fructífero
entre la Iglesia Católica y el pueblo judío".
En un gesto muy inusual, el Papa Juan Pablo II realizó el 7 de julio el rito del
bautismo en Zaki Farhud, un bebé nacido en una familia católica árabe en Israel.
La familia Farhud había solicitado la ayuda de la Embajada de Israel ante la
Santa Sede para organizar el evento, luego de dos tragedias anteriores que
habían afectado a la familia: la muerte del hermano mayor de Zaki, una rara
enfermedad de la piel y la pérdida de un embrión durante el embarazo.
El rito se realizó en la capilla privada del Papa y asistieron dos funcionarios
papales de alto rango, dos monjes franciscanos de Hong Kong, varias monjas y
miembros de la familia Farhud. También estuvo presente una delegación de la
Embajada de Israel en la Santa Sede, encabezada por el Embajador Aharon López
(a pedido especial de la ceremonia se trasladó desde el sábado, el sábado judío,
hasta el lunes).
Israel otorga gran importancia a todas y cada una de las palabras amistosas
del Papa y su organización.
Debemos recordar que Israel es un enemigo del Evangelio, de acuerdo con
Romanos 11:28, "En cuanto al evangelio, son enemigos por tu bien: pero al tocar
la elección, son amados por el bien de los padres". Por lo tanto, se aferran
irremediablemente a cualquier apoyo religioso con credenciales diplomáticas. El
Vaticano cuenta con el respaldo de una infraestructura organizacional muy
impresionante, fortalecida y respaldada por hermosos edificios y objetos
invaluables en sus numerosos museos. El Vaticano es una fuente de realidad muy
tangible.
La verdadera Iglesia, como ya mencioné, no está oficialmente reconocida
por Israel, aunque durante las muchas veces que he estado en Israel, he notado
que se está produciendo un cierto vínculo entre los israelíes y los verdaderos
cristianos renacidos. Sin embargo, su objetivo principal es estar en buenos
términos con el Vaticano, que tiene una gran influencia en todo el mundo.
Por lo tanto, cuando ocurra el Rapto, Israel entrará en un período de mayor
peligro que hayan encontrado en toda su historia.

¿Dónde estaba el primer triunfo?


Hemos tratado el hecho de que 1 Corintios 15:51-52 habla de la "última
trompeta de Dios", y hemos visto que esta trompeta no se puede comparar con
las otras trompetas mencionadas en el Antiguo y Nuevo Testamento.
Por lo tanto, la siguiente pregunta lógica es: "¿Dónde fue el primer triunfo
de Dios?" Para responder esto, primero debemos hacer la pregunta: "¿Por qué
viene el Señor con un grito, con la voz del arcángel y con la trompeta de Dios?"
Creo que todos sabemos la respuesta: el Verbo se hizo carne, habitó en la tierra,
cumplió Su tarea, murió en la cruz del Calvario, se levantó al tercer día, fue visto
por muchos testigos, ascendió al Cielo y regresará para recoger los Suyos. a sí
mismo. Jesús ahora recibirá el fruto de la Palabra. Posteriormente, debemos
buscar un
evento en la historia de Israel donde Dios reúne a su pueblo para recibir su
Palabra.
En Éxodo 19, leemos que Israel llegó al desierto de Sinaí, después de su
éxodo victorioso de Egipto en el tercer mes de su partida.
Note que Moisés, un hombre de Dios, necesitaba dirección. Él subió para
encontrarse con el Señor, quien le dio instrucciones claras: "... Así dirás a la casa
de Jacob, y dirás a los hijos de Israel; Viste lo que hice a los egipcios, y cómo te
desnudo en alas de águila, y te traje a mí mismo. Ahora, por lo tanto, si obedeces mi
voz y guardas mi pacto, entonces serás un tesoro peculiar para mí sobre todas las
personas: porque toda la tierra es mía: y serás para mí un reino de sacerdotes y
una nación santa. Estas son las palabras que hablarás a los hijos de Israel " ‘(Éxodo
19:3-6).
Este es un simple asunto de Dios diciéndole a Israel, en efecto, "Mira, esto es
lo que hice por ti. ¿Estás dispuesto a creer y seguir mis mandamientos?"
Moisés, el siervo fiel, presentó esto al pueblo: "Y Moisés vino y llamó a los
ancianos del pueblo, y puso delante de ellos todas estas palabras que el SEÑOR le
ordenó" (versículo 7).
¿Cómo reaccionaron ellos? "... todo el pueblo respondió a la vez, y dijeron:
Todo lo que Jehová ha dicho haremos. Y Moisés devolvió las palabras del pueblo a
Jehová" (versículo 8). Israel había prometido colectivamente que harían todo lo
que el Señor le había dicho a Moisés.
El Señor Dios tomó en serio esta promesa y le dijo a Moisés: "He aquí, yo
vengo a ti en una nube espesa, para que la gente escuche cuando hablo contigo y te
crea para siempre ..." (Versículo 9). Este fue un primer histórico; se escuchó la voz
audible del Creador Eterno, el Dios del cielo y de la tierra, el Dios de Abraham,
Isaac y Jacob.

Santificación de tres días


Moisés recibió las siguientes instrucciones: "... Ve al pueblo, y santifícalos hoy
y mañana, y deja que laven sus ropas, y prepárate para el tercer día: para el tercer
día el SEÑOR descenderá a la vista de toda la gente en el monte Sinaí " (versículos
10-11). La gente tenía que estar lista el "tercer día". Tendrían que prepararse en
dos días, y al tercer día, el Señor les hablaría.
Esta profecía extendida apunta a la Iglesia. Como se mencionó
anteriormente, un día con el Señor es como mil años y mil años es como un día.
Nuestro Señor se fue hace dos días (casi 2000 años) y nos acercamos
rápidamente al tercer día. ¿Qué pasará en este "tercer día"? ¿Escucharemos al
Señor mismo que viene con un grito que dice: "Ven acá?"
Volvamos al Monte Sinaí: "Y sucedió que, al tercer día de la mañana, hubo
truenos y relámpagos, y una nube espesa sobre el monte, y la voz de la trompeta
muy fuerte; para que toda la gente que estaba en el campamento tembló
"(versículo 16).
¡Interesante! En la mañana del tercer día, la gente escuchó "la voz de la
trompeta". Esta misteriosa trompeta parlante es la "primera trompeta de Dios".
¿Cómo lo sabemos? Porque es la única "trompeta que habla" y es idéntica a la
"última trompeta de Dios" que se encuentra en el Nuevo Testamento. Hebreos
12:19 confirma el hecho de que se trataba de trompeta, hablando, "y el sonido de
la trompeta, ya la voz de las palabras, lo que la voz que oyeron rogaron que la
palabra no se debe hablar con ellos nunca más."
¿Cuál fue el resultado del sonido de esta trompeta? "La gente ... tembló ..."
Tenían todas las razones del mundo para temblar porque todavía estaban en su
pecado. ¡Imagínese, un Dios santo que se encuentra con un grupo de personas
cargadas de pecado! Como se mencionó en un capítulo anterior, durante los
tiempos del Antiguo Testamento, los pecados no fueron perdonados, solo fueron
encubiertos. La sangre de un cordero que los salvó del ángel de la muerte en
Egipto cubrió sus pecados, pero no los quitó. La remisión completa del pecado
ocurrió aproximadamente 1.500 años después cuando Jesús vino y Juan dijo: "He
aquí el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo".
Por lo tanto, es bastante natural que la gente tuviera miedo y temblara en
los huesos.
Esto debería ayudarnos a comprender que es necesario que seamos
cambiados, y solo en nuestros cuerpos traducidos seremos raptados en la
presencia del Señor.
Israel no fue traducido; todavía estaban en su naturaleza pecaminosa. Sin
embargo, fueron especialmente elegidos por Dios basados en su misericordia. La
sangre de los animales sacrificados fue suficiente para cubrir temporalmente sus
pecados para que pudieran encontrarse con el Dios Viviente. Esos sacrificios, sin
embargo, fueron un presagio del sacrificio final y completamente suficiente del
Cordero en el Calvario.

Encontrando a Dios
Esto debe haber sido una experiencia abrumadora para ellos: 'Y Moisés sacó
a la gente del campamento para encontrarse con Dios; y se pararon en la parte
inferior del monte. Y el monte Sinaí estaba completamente en humo, porque el
SEÑOR descendió sobre él en fuego; y su humo ascendió como el humo de un horno,
y todo el monte tembló mucho " (versículos 17-18).
La gente no solo tembló, sino que también experimentó un "terremoto de
montaña". No había duda en la mente de nadie de que esta era la obra del Dios
Viviente; La voz de la trompeta que hablaba era clara y audible. ¡Sabían que
estaban en presencia de un Dios santo y justo!
Los primeros pecadores
Esta inconfundible voz de Dios también fue escuchada por dos pecadores:
nuestros padres originales, Adán y Eva. "... Adán y su esposa se escondieron de la
presencia de Jehová Dios entre los árboles del jardín" (Génesis 3: 8). Tenían una
razón para esconderse de la presencia de Dios porque el pecado había entrado
en sus vidas.
El hombre pecador y un Dios santo no pueden tener comunión. Son
entidades separadas y mutuamente excluyentes. Dios es perfecto, por lo tanto, el
pecado no puede estar delante de un Dios santo y Dios no puede tolerar al
hombre pecador. En el caso de Adán y Eva, sabemos que Dios les dio una promesa
del redentor que los salvaría de sus pecados.

La unicidad de Israel
Escuchar la voz de Dios y vivir fue extraordinario. En su resumen, Moisés
amplificó la importancia de Israel, revelando así la singularidad del pueblo
escogido de Dios: "¿Alguna vez la gente escuchó la voz de Dios que hablaba en
medio del fuego, como has oído, y viviste?" (Deuteronomio 4:33).
"... He aquí, el SEÑOR nuestro Dios nos ha mostrado su gloria y su grandeza, y
hemos escuchado su voz en medio del fuego: hemos visto hoy que Dios habla con el
hombre, y vive " (Deuteronomio 5:24).
"Porque ¿quién hay de toda carne, que ha escuchado la voz del Dios viviente
hablando en medio del fuego, como nosotros, y vivió?" (Deuteronomio 5:26).
Este triple énfasis en el significado de escuchar la palabra de Dios de manera
audible debería establecer claramente la posición única de Israel como pueblo
elegido.
De vuelta en Sinaí, leemos: "Y cuando la voz de la trompeta sonó larga y creció
más y más fuerte, Moisés habló, y Dios le respondió con una voz" (Éxodo 19). En
este verso vemos la "voz de la trompeta" identificada nuevamente. Esta es la
primera trompeta de Dios. Su propósito era reunir a su pueblo para recibir la
Palabra.
¡En el Nuevo Testamento, que habla de la gente del Nuevo Pacto, leemos en
1 Tesalonicenses 4:16 acerca de la Palabra que se hizo carne, reuniendo a Su
pueblo celestial en su hogar celestial!
Es importante señalar que cuando la Iglesia sea raptada en su hogar celestial
por su Novio celestial, ya no pertenecerá a la tierra. En ese mismo momento, se
llevará a cabo una traducción; nuestros cuerpos mortales serán transformados
en inmortalidad.
Moisés el amigo de Dios
Otro punto importante que discutiremos al final de este capítulo es el hecho
de que Moisés no experimentó este cambio, pero apareció en la Transfiguración,
directamente en presencia del Señor con Elías.
La Biblia nos dice que habló con Moisés en persona, como leemos en Éxodo
33:11, "... el Señor habló a Moisés cara a cara, como un hombre habla a su amigo
..." De entre los elegidos de Dios pueblo, Dios llamó a Moisés como representante.
Esta posición especial fue enfatizada por Dios durante una pelea familiar
cuando la hermana de Moisés, Miriam, y su hermano Aarón hablaron en contra
de él. Leemos de su queja: "... ¿Acaso el Señor habló solo por Moisés? ¿No habló él
también por nosotros? Y el Señor lo oyó" (Números 12:2).
¿Cómo respondió el Señor? "Y el SEÑOR bajó en la columna de la nube, y se
paró en la puerta del tabernáculo, y llamó a Aarón y Miriam; y ambos salieron. Y él
dijo: Escucha ahora mis palabras: Si hay un profeta entre ustedes, L el Señor se
dará a conocer a él en una visión, y le hablará en un sueño. Mi siervo Moisés no es
así, quien es fiel en toda mi casa. Con él hablaré boca a boca, incluso
aparentemente, y no en discursos oscuros, y verá la semejanza del Señor: ¿por qué
entonces no temiste hablar en contra de mi siervo Moisés? (versículos 5-8).
Moisés creyó a Dios y actuó de acuerdo con su voluntad. Que el Señor
conceda que muchos de nosotros seamos como Moisés, y busquemos el consejo
y el semblante del Señor, en donde yace el secreto de una vida bendecida y
victoriosa.
CAPÍTULO 6

LOS MUERTOS EN CRISTO RESUCITARÁN PRIMERO


"Porque el Señor mismo descenderá del cielo con un grito, con la voz del
arcángel y con la trompeta de Dios: y los muertos en Cristo resucitarán primero"
(1 Tesalonicenses 4:16).

La pregunta, "¿Por qué los muertos en Cristo resucitarán primero?" se responde


con una simple declaración: "Han estado esperando más". Por supuesto, eso no
es todo, como veremos en este capítulo.
En primer lugar, los muertos en Cristo han sido llevados un paso más cerca
del Señor al beber la copa de la muerte física. Si los muertos en Cristo resucitan
primero, eso hace que "nosotros los que estamos vivos" duremos.
Sin embargo, esta sucesión pertenece al mismo gran evento, el Rapto de la
Iglesia.
En capítulos anteriores, vimos los detalles que rodearon la venida del Señor
por sí mismo, con la "voz del arcángel" y con la "trompeta de Dios"; sin embargo,
todas estas características se incorporan en un evento.
La Biblia deja muy claro el calendario cuando dice en 1 Corintios 15:52: "En
un momento, en un abrir y cerrar de ojos ..." Una serie de traducciones diferentes
nos dan una idea un poco más de lo que esto " parpadeo de un ojo " significa.
Luther lo tradujo: "De repente, en un abrir y cerrar de ojos".
Otra traducción enfatiza la palabra, "instantáneamente".
Una traducción al idioma holandés dice: "En un momento indivisible ".
Y un libro que he leído describe el Rapto con las palabras, "En un átomo de
tiempo". Después de años de estudio, no puedo creer que el Rapto tenga lugar
por etapas, como sugieren algunos.
Algunos eruditos han usado Mateo 27:52-53 como una comparación con el
evento Rapto. "Y se abrieron las tumbas; y muchos cuerpos de los santos que
dormían se levantaron, y salieron de las tumbas después de su resurrección, y
entraron en la ciudad santa, y se aparecieron a muchos". Por lo tanto, algunos
teorizan que los muertos en Cristo resucitarán primero para aparecer en la tierra
y prepararse para el Rapto venidero. No comparto ese punto de vista debido al
énfasis distintivo puesto en el marco de tiempo, "En un momento, en un abrir y
cerrar de ojos".
Si bien el evento de Mateo 27 muestra el poder de la resurrección de nuestro
Señor que afecta a los santos del Antiguo Testamento que ya estaban muertos,
leemos claramente "muchos cuerpos", lo que significa "no todos los cuerpos".
Entiendo que solo aquellos santos del Antiguo Testamento resucitaron y estaban
listos para resucitar. Sin lugar a dudas, eran un grupo especial. Entonces
preguntamos: "¿Qué pasa con el resto de los santos?" Primero debemos aclarar
la frase "que durmió". Esto no significa que estaban en un estado de inconsciencia
porque este versículo se refiere específicamente a "los cuerpos", no al espíritu o
alma, que es inmortal. Creo en el texto que recibieron sus cuerpos glorificados
en ese mismo momento.

El poder de resurrección de nuestro Señor


El poder iniciador de esta traducción fue, por supuesto, el poder de
resurrección de nuestro Señor. Todos sabemos que apareció en el mismo cuerpo
que tenía antes de su muerte. Los discípulos lo reconocieron, al igual que muchas
otras personas.
El apóstol Pablo más tarde escribe sobre el Señor resucitado y confirma en
1 Corintios 15:5-8, "... que fue visto de Cefas, luego de los doce: después de eso, fue
visto de más de quinientos hermanos a la vez; de los cuales la mayor parte
permanece hasta el presente, pero algunos se han quedado dormidos. Después de
eso, fue visto de James; luego de todos los apóstoles. Y por último, de mí también,
como de uno nacido fuera de plazo. ".
La resurrección del Señor es un evento importante en la historia de
salvación de Dios. Cuando Jesús se levantó victoriosamente al tercer día, leemos:
"... he aquí, hubo un gran terremoto: porque el ángel del Señor descendió del cielo,
y vino y retiró la piedra de la puerta ..." (Mateo 28: 2). ¡Ese fue un evento
estremecedor! El poder de esa resurrección causó el despertar y la posterior
traducción de los cuerpos de algunos de los santos.

El deseo de Pablo Para resurrección


La mayor parte de nuestra instrucción neotestamentaria fue escrita por el
apóstol Pablo. Al escribir a los filipenses, enfatizó su posición en la carne:
"Circuncidado al octavo día, de la población de Israel, de la tribu de Benjamín, un
hebreo de los hebreos; como tocando la ley, un fariseo" (Filipenses 3: 5) Con
respecto a la ley, dice en el versículo 6, "irreprensible".
¡De hecho, Paul tenía algo de qué presumir! Provenía del linaje de Israel, de
la tribu de Benjamín, la primera tribu que se integró en la tribu real de Judá.
Era un hebreo genuino; y en lo que respecta a la ley, era un fariseo, alguien
que realmente tomaba en serio la Palabra de Dios, la estudiaba, meditaba y la
defendía ferozmente.
Sin embargo, al comparar su posición, herencia, nacionalidad, familia y
religión con su posición en Cristo, él dice: "Sí, sin duda, y cuento todas las cosas
menos la pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor: por
quien yo he sufrido la pérdida de todas las cosas, y las cuento menos estiércol, para
que yo pueda ganar a Cristo " (Filipenses 3:8). Pablo tenía un solo objetivo:
agradar a Cristo, seguirlo y sufrir por él.
En general, oramos para que el Señor nos bendiga, nos guarde, nos proteja
y nos dé buena salud para vivir cómodamente. No el apóstol Pablo. Escuche su
oración en el versículo 10: "Para que yo pueda conocerlo, y el poder de su
resurrección, y la comunión de sus sufrimientos, se hagan conformables hasta su
muerte". Estaba orando para integrarse en la comunidad de "Su sufrimiento",
incluso hasta la "muerte".
¿Por qué Pablo estaba tan interesado en sufrir con Cristo y experimentar la
muerte? Él nos da la razón en Filipenses 3:11, "Si de algún modo pudiera alcanzar
la resurrección de los muertos". Muchos han especulado que Pablo expresó esta
extraña meta de "lograr la resurrección de los muertos". ¿No todos experimentan
la resurrección? Por supuesto, todos los que se salvan a través de Jesús
participan en la primera resurrección. La última resurrección resultará en cada
alma que haya vivido para estar de pie ante el Gran Trono Blanco del juicio. En
ese trono, no hay Jesús, ni Cordero, ni sangre, y resulta en la segunda muerte, que
es eterna. ¿Qué es esta resurrección que Pablo deseaba alcanzar? Durante el
La Convención de Christian Booksellers de 1999 en Orlando, Florida, le
pregunté a mi amigo, el Dr. Moody Adams, sobre este asunto. Él gentilmente me
proporcionó su respuesta:
Unión con cristo
Filipenses 3:10-15, "para que yo pueda conocerlo, y el poder de su
resurrección, y la comunión de sus sufrimientos, se hagan conformes a su muerte;
si de alguna manera pudiera alcanzar la resurrección de los muertos. No como si
ya hubiera alcanzado, cualquiera de los dos ya era perfecto: pero sigo después, si
es que puedo aprehender aquello por lo cual también soy aprehendido de Cristo
Jesús. Hermanos, no considero que haya aprehendido: pero esto es lo que hago,
olvidando las cosas que están detrás, y extendiendo las manos a las que están antes,
me acerco a la marca para el premio del alto llamamiento de Dios en Cristo Jesús.
Por lo tanto, seamos tan perfectos como seamos perfectos: y si de alguna manera
os parece de otra manera, Dios te revelará incluso esto ".

El Objetivo De La Vida De Pablo


La gran ambición de Pablo era "Que yo lo conozca". Lome Sanny, el fundador
de los Navegadores, llamó a estas las cinco mejores palabras de la Biblia. William
Barclay dice: "Es importante tener en cuenta el verbo que usa para saber ... Es la
experiencia personal de otra persona. Podemos ver la profundidad de esta
palabra a partir de un hecho del uso del Antiguo Testamento. El Antiguo
Testamento usa "saber" sobre las relaciones sexuales ... (Génesis 4:1). En hebreo
el verbo es "yada" y en griego se traduce por " ginoskein ". Este verbo indica el
conocimiento más íntimo de otra persona. No es El objetivo de Pablo es conocer
a Cristo, pero conocerlo personalmente ". (William Barclay, The Daily Study Bible
Series, Filipenses, p.63).
Luego, Pablo dice, en el versículo 14, " Ipress hacia la marca", repitiendo que
este es el objetivo de su vida. El tema central de las cartas de Pablo fue "unión
con Cristo", o hacerse uno con Él. Él discute cuatro aspectos de esto
repetidamente:
Romanos 6:1-7, "¿Qué diremos entonces? ¿Continuaremos en pecado, para
que la gracia abunde? Dios no lo quiera. ¿Cómo nosotros, que estamos muertos al
pecado, viviremos más tiempo allí? No sabéis que tantos de nosotros, como fuimos
bautizados en Jesucristo, ¿fuimos bautizados en su muerte? Sabiendo esto, que
nuestro viejo hombre es crucificado con él, que el cuerpo del pecado podría ser
destruido, que en adelante no deberíamos servir al pecado. Porque el que está
muerto es liberado del pecado ".
¡Pablo nos insta a "saber" que fuimos crucificados con Él! Romanos 6:11, "De
la misma manera, consideraos también vosotros mismos muertos al pecado, pero
vivos para Dios por medio de Jesucristo nuestro Señor".
Pablo también nos insta a "considerar" que esto sea cierto. Que morimos en
la cruz. El pecado no molesta a un hombre muerto.

2. Unión con Cristo en entierro


"Por lo tanto, somos sepultados con él por el bautismo en la muerte: que así
como Cristo resucitó de la muerte por la gloria del Padre, así también debemos
caminar en una nueva vida. Porque si hemos sido plantados juntos en la semejanza
de su muerte, también seremos semejantes a su resurrección "(versículos 4-5).
El bautismo es un símbolo de lo que estamos creyendo. Morimos en Cristo y
fuimos enterrados con Él. Nada es más repugnante que un cadáver.
Espiritualmente, nada es más repugnante que una persona que muestra su
muerte al pecado: su justicia. No es suficiente morir para pecar; También
debemos ser enterrados y fuera de la vista del público, sin jactarse de nuestra
justicia.

3. Criado con Cristo


Efesios 2:5-6, "Aun cuando estábamos muertos en pecados, nos ha vivificado
junto con Cristo (por gracia sois salvos) y nos ha levantado juntos".
Aquí, en una carta que contiene las verdades espirituales más profundas,
Pablo habla de la unión con Cristo en la resurrección. Él lo declara como un hecho
histórico: fuimos criados con Él. En Filipenses 3:10 él quiere saber el poder de la
resurrección a la que tiene derecho; crecer en la fe a través del sufrimiento hasta
que experimente el poder al que tienen derecho todos los creyentes: el poder de
la resurrección. Una vez más, debemos saber que este es un hecho histórico y al
reconocerlo o creer que es cierto, llegamos a experimentar ese poder.

4. Sentados con Cristo en el cielo


Efesios 2:6, " ... y nos hizo sentarnos juntos en lugares celestiales en Cristo
Jesús".
Es razonable creer que Pablo no estaba hablando de lograr la resurrección
corporal que viene en el Rapto en Filipenses 3:13. Era bastante obvio que no
había muerto y, por lo tanto, no podría haber sido criado corporalmente.
También es razonable creer que él estaba hablando de la resurrección espiritual
que tiene lugar cuando descubrimos la "unión", que morimos y fuimos
resucitados con Cristo y por fe reclamamos el poder de la resurrección. El
argumento aquí es que él dice que Cristo (en tiempo pasado) nos hizo sentarnos
en lugares celestiales. Obviamente, esto no está hablando de una presencia física
en el trono. Pero cuando conocemos la verdad de la "unión" y reconocemos que
es verdad, puedes decir, como dijo Lutero, que cuando descubrimos la unión con
Cristo podemos mirar a Jesús en el trono y decir: "Yo soy ese Cristo" y Él puede
mirarnos y decir "Yo soy ese pecador".
De nuevo, Pablo alude a la unión en Colosenses 3:1-4, "Si luego resucitaste
con Cristo, busca las cosas que están arriba, donde Cristo se sienta a la diestra de
Dios. Pon tu afecto en las cosas de arriba, no en las de arriba. la tierra. Porque estáis
muertos, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, que es
nuestra vida, aparecerá, también apareceréis con él en gloria ". Él dice que
estamos escondidos con Cristo en Dios.
La unión es algo que no se puede entender. Es algo que debe ser aceptado
por la fe.
Escribo sobre estas cosas, pero no las he "comprendido" en mi experiencia.
Oh Dios, que podría tomar mi posición cada mañana como alguien que ya había
muerto, enterrado, resucitado y sentado a la diestra del Padre "en mi Salvador
Jesús". Presiono sobre este objetivo. -Asociación Evangelística Moody Adams,
7/99
Cinco puntos importantes
Para comprender mejor nuestro mensaje "Y los muertos en Cristo
resucitarán primero", debemos considerar cinco puntos importantes:
• ¿Qué significa la palabra "resurrección"?
• La resurrección óctuple en nuestra Biblia.
• La resurrección como cumplimiento de la profecía.
• La primera y segunda resurrección.
• La restauración resurrección.

1) ¿Qué significa "resurrección"?


En términos simples, la palabra "resurrección" significa ir de la muerte a la
vida. Obviamente, esto debe estar precedido por el cambio de la vida a la muerte.
La resurrección revierte ese proceso.
La resurrección de los muertos es esencial para la doctrina cristiana, y se
ocupa principalmente de la resurrección de nuestro Señor. Más tarde, veremos
diferentes tipos de resurrecciones; sin embargo, ninguno de ellos se compara con
la resurrección del Señor Jesucristo porque la suya es la primicia de la
resurrección a la vida eterna.
Debemos resaltar la inversión de la muerte a la vida eterna. Cuando el
apóstol Pablo escribió a los corintios sobre el rapto en 1 Corintios 15: 12-14,
enfatizó específicamente la necesidad absoluta de la resurrección del Señor
Jesucristo. "Ahora, si se predica a Cristo que resucitó de entre los muertos, ¿cómo
dicen algunos de ustedes que no hay resurrección de los muertos? Pero si no hay
resurrección de los muertos, entonces Cristo no resucitó; y si Cristo no resucitó,
entonces nuestra predicación es vana, y tu fe también es vana ". El punto de Pablo
es muy claro. Sin la resurrección de Cristo, la predicación del Evangelio es
inválida; Además, nuestra fe es en vano.
Somos salvos por la fe, no basada únicamente en la muerte de Cristo mismo,
sino por el hecho bíblico de que Él resucitó victoriosamente de la muerte al tercer
día, ascendió al Cielo y por Su promesa,
¡Viene de nuevo! No podemos dividir este evento y creer solo partes de él.
El evento pertenece en su totalidad. Los componentes que componen la
resurrección se pueden identificar en este orden: vida, muerte, resurrección,
ascensión y retorno.
Pablo continúa: "... somos testigos falsos de Dios; porque hemos testificado de
Dios que resucitó a Cristo: a quien no resucitó, si es que los muertos no resucitan.
Porque si los muertos no resucitan, entonces Cristo no resucitó: y si Cristo no
resucitó, su fe es vana; todavía están en sus pecados " (versículos 15-17).
Sin la resurrección de Cristo, no habría salvación:
"Todavía estás en tus pecados".
Igualmente, no tendríamos esperanza de resurrección si Cristo no hubiera
resucitado de la muerte. Posteriormente, sin la resurrección de los muertos en
Cristo, nosotros que estamos vivos no podríamos ser atrapados en el Rapto, y "...
también los que durmieron en Cristo perecieron" (versículo 18).
La fe en el rapto es un requisito para el rapto. Primero Tesalonicenses 4:14
dice: "Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con él
a los que duermen en Jesús". Observe la palabra "si". Esta es una revelación clara
de que aquellos que no creen en la resurrección física del Señor Jesús en realidad
no son creyentes. Como resultado, no serán raptados.

Cristo: las primicias


Pablo rechaza la teoría que prevalece en la iglesia de Corinto con respecto a
la no resurrección y confirma la realidad absoluta de la resurrección de Cristo:
"Pero ahora Cristo resucitó de entre los muertos y se convirtió en las primicias de
los que durmieron. Porque desde que el hombre vino a la muerte, por el hombre
vino también la resurrección de los muertos. Porque como en Adán todos mueren,
así también en Cristo todos serán vivificados. Pero cada hombre en su propio orden:
Cristo, las primicias; después, los que son de Cristo en su venida " ( 1 Corintios 15:
20-23).
En este pasaje, Pablo identifica a Cristo como "las primicias " dos veces. Esto
es significativo porque ninguna de las otras resurrecciones documentadas en la
Biblia pertenecía a las " primicias ". Más importante aún, la resurrección del
Señor es la que conduce a la vida eterna.
Esto aborda un punto crucial con respecto a Hebreos 9:27, que dice: "... está
establecido que los hombres mueran una vez, pero después de esto el juicio".
Obviamente, esto no se aplica a aquellos que murieron antes de que el plan de
salvación de Dios fuera establecido y cumplido por medio del Señor Jesucristo.
Por ejemplo, Moisés murió en la tierra de Moab y fue enterrado por Dios. Sin
embargo, aproximadamente 1,500 años después, apareció en el Monte de la
Transfiguración con Elijah y hablaron con el Señor Jesús sobre su muerte en la
cruz del Calvario.
Por lo tanto, cuando Apocalipsis 11 habla de los dos testigos, también
conocidos como "los dos olivos" y "dos candeleros" que tienen el poder de "...
cerrar el cielo, que no llueva ... y tener poder sobre las aguas para convertirlos en
sangre y herir la tierra con todas las plagas, tan a menudo como lo harán "
(Apocalipsis 11: 6), entonces no tengo ningún problema en creer que serán Elijah
y Moses. Dios le dio a Elías el poder de cerrar los cielos, y a Moisés el poder de
convertir el agua en sangre.

Resurrección nacional de Israel


Ezequiel documenta una resurrección especial que no pertenece a la
resurrección de las primicias. Es la resurrección nacional de Israel.
"La mano del SEÑOR estaba sobre mí, y me llevó en el espíritu del SEÑOR, y me
puso en medio del valle que estaba lleno de huesos, y me hizo pasar por ellos; y he
aquí, había muchos en el valle abierto, y he aquí que estaban muy secos. Y él me
dijo: Hijo de hombre, ¿pueden vivir estos huesos? Y respondí: Oh Señor Dios, tú lo
sabes " (Ezequiel 37:1 -3).
Es útil entender que en el capítulo anterior el Señor causó la resurrección
de la tierra. Por ejemplo, leemos: "Por lo tanto, montañas de Israel, oigan la
palabra del Señor DIOS; así dice el Señor DIOS a las montañas, y a las colinas, a los
ríos, y a los valles, a los desiertos desolados, y a las ciudades abandonadas, que se
convirtieron en presa y burla del residuo de los paganos que están alrededor "
(Ezequiel 36:4).
¿Cuál es la razón de la resurrección de la tierra? Encontramos la respuesta
en el versículo 8: "Pero vosotros, montañas de Israel, arrancarás tus ramas y darás
tu fruto a mi pueblo de Israel, porque están a punto de venir". Si los judíos hubieran
regresado a la tierra de Israel, un desierto, no podrían existir porque no había
comida. Alguien ha dicho que un país puede funcionar sin políticos, un ejército o
una fuerza policial, pero no puede funcionar sin agricultores. La gente debe
comer y la comida viene del suelo. Por esa razón, el Señor habla a la tierra de
Israel para resucitarla a la productividad. Hoy, no es ningún secreto que Israel es
un país líder en tecnología de riego, particularmente riego por goteo. Israel
produce lo suficiente para alimentarse, así como mucho para exportar.

Resurrección nacional
La identidad nacional también tuvo que resucitar. A todos los efectos
prácticos, esto era prácticamente imposible porque los judíos estaban dispersos
por toda la faz de la tierra.
Parecía que dondequiera que se establecieran siempre se enfrentaban a la
opresión y la persecución. Donde se les ha permitido permanecer, se han
convertido en parte del paisaje de la nación en la que vivieron. En Europa se han
convertido en judíos europeos; en África se han convertido en judíos africanos;
en Asia se han convertido en judíos asiáticos; y en América, los judíos
estadounidenses. A pesar de las dificultades, han seguido siendo judíos; Un
vínculo invisible los ha mantenido juntos. Este vínculo se centra en la Biblia, su
herencia. La Biblia ha sido el único cordón de unidad que une a los judíos en toda
la diáspora.
Debemos magnificar el hecho de que esto es totalmente único. Por ejemplo,
aproximadamente 40 millones de europeos emigraron a América, pero
perdieron su herencia en una o dos generaciones.
Mi esposa y yo nacimos en Alemania y nuestros hijos nacieron en los
Estados Unidos. Aunque hablan alemán, es poco probable que nuestros nietos lo
hagan. Como resultado, dentro de dos generaciones, nuestro patrimonio se
borrará por completo. Ese no ha sido el caso con los judíos;
2000 años después de la diáspora, siguen siendo judíos.
Eso plantea la pregunta: "¿Cómo es posible que estos judíos, que son tan
diversos con sus idiomas, culturas, mentalidades y niveles de civilización,
regresen a la tierra y se conviertan en una nación?"
Antes de que se fundara el estado de Israel, muchos antropólogos
importantes predijeron que tomaría cientos de años para que Israel se
convirtiera en una nación de un solo pueblo.
Durante una conferencia de profecía de 1974 en Israel, el profesor Pinchas
E. Lapide hizo la siguiente declaración:
En 1949, un año después del establecimiento del estado, ya habíamos tenido
que dar la bienvenida a judíos de 112 países. Digo que TENÍA que hacerlo porque
ninguno quería esperar y muchos no tenían hogar. Durante ese año, un grupo de
antropólogos de América y Escandinavia nos visitaron.
¡Para los antropólogos y también los arqueólogos, Israel es realmente un
paraíso! En ninguna parte tienen lugar tales procesos antropológicos y
sociológicos con tanta velocidad y en tal dispersión y entre nacionalidades tan
variadas, en un área de tierra tan pequeña como en Israel.
Estos antropólogos visitaron nuestra tierra durante ocho meses. Estuve
presente en su cena de despedida en Jerusalén a fines de 1949. El líder del grupo
(un experto muy conocido cuyo nombre no revelaré) dijo: 'Damas y caballeros,
estamos muy impresionados por su nuevo estado, pero Una cosa debe tener en
cuenta: todavía no ha logrado una persona. No eres una nación Tienes una
mezcla de personas de más de 112 países diferentes, son inmigrantes, para
moldearlos en una unidad nacional tomará al menos uno o dos siglos ''.
Cuando vio la mirada de decepción en todos nuestros rostros, trató de
consolarnos diciendo: "Mira, provienen de América. Tengo un fondo sueco, pero
mi gran gran abuela ya había nacido en Estados Unidos. Pero, no obstante, que
celebrar todo el Fiestas suecas en nuestro hogar en Mississippi. Les damos a
nuestros hijos nombres suecos. Hablamos sueco con nuestros padres y abuelos
y nos consideramos suecos-estadounidenses. Ni siquiera tienen la nacionalidad
israelí, entonces, ¿cómo pueden esperar nuevos inmigrantes para adaptarse a
algo que ni siquiera existe? En resumen: si logras llegar a ser israelí a fines del
siglo XXI puedes ser feliz, pero ciertamente no antes ".
A fines de 1972, muchos de estos mismos expertos visitaron Israel
nuevamente para hacer un "examen de seguimiento". Fueron al mismo kibutz y
a los mismos pueblos y suburbios. Después de dos meses, concluyeron, contra
todas sus expectativas, que esta mezcla de naciones que representan los cinco
continentes, 112 países, docenas de culturas, lenguas y civilizaciones que tenían
algo en común para empezar, tenía ahora, en 25 años cortos, sido moldeado en
una nación no solo psicológica sino también demográfica.
Durante la discusión con estos caballeros después de la cena, dijimos:
"Quizás Nasser tuvo algo que ver con eso", a lo que el hombre mencionado
respondió: "Eso bien podría ser. Nada une a personas y tipos diferentes más
rápidamente que un peligro común desde el exterior.
No me sorprendería si en el futuro, Abdul Nasser, quien falleció, ya no sea
descrito como el archienemigo de Israel, sino como uno de los arquitectos del
estado judío. Seguramente se revolvería en su tumba si escuchara algo así.
Pero creo que se podría decir que, bíblicamente hablando, este Nasser a
menudo me recuerda una reencarnación de Balaam, el profeta gentil que quiso
maldecir a Israel tres veces, incluso recibió dinero por maldecir a Israel, y aun
así bendijo a Israel tres veces.
Sospecho que el Sr. Nasser hizo algo similar, aunque probablemente sea
demasiado pronto para poder analizar teológicamente la parte de Nasser. Pero
ya no puedo pensar en él como un enemigo ".
(Llamada de medianoche, septiembre de 1974, págs. 10-11).
La resurrección nacional de Israel es el tema de la visión de los huesos secos.
La imposibilidad se revela en Ezequiel 37:11, "Entonces él me dijo: Hijo de
hombre, estos huesos son toda la casa de Israel: he aquí, dicen: Nuestros huesos
están secos, y nuestra esperanza se ha perdido: estamos cortados para nuestras
partes ".
Seguramente, no tenían esperanza cuando fueron pastoreados como ovejas
para la matanza en la Alemania nazi de Hitler.
Incluso después de la guerra, su situación era desesperada. Mientras
intentaban desesperadamente regresar a la tierra de sus padres, la poderosa
armada británica los obligó a retroceder.
Sin embargo, a pesar de estas probabilidades aparentemente imposibles,
Israel sobrevivió y se ha convertido en una nación. Hubiera sido natural suponer
que los judíos, que soñaban con la unidad, nunca la verían debido a su cultura
diversa. Sin embargo, ese asunto también fue atendido por el Señor,
"Diles: Así ha dicho el Señor Dios: He aquí, tomaré el palo de José, que está en
la mano de Efraín, y las tribus de Israel sus compañeros, y los pondré con él, incluso
con el palo de Judá. , y hazlos un palo, y serán uno en mi mano " (Ezequiel 37:19).
Vinieron de prácticamente todas las naciones del mundo, pero se convirtieron
en "... una nación en la tierra sobre las montañas de Israel ..." (versículo 22).
Así, vemos el milagro de la resurrección de la nación de Israel. Sin embargo,
aún queda más por venir, "... y un rey será rey para todos ellos; y no serán más dos
naciones, ni se dividirán en dos reinos nunca más" (versículo 22b). Ese es el futuro
de Israel.
La resurrección invierte el proceso de la muerte a la vida.
2) Las ocho resurrecciones en la Biblia
En el Antiguo Testamento, tres resurrecciones simbolizan proféticamente la
triple resurrección de Israel. En el Nuevo Testamento, cinco resurrecciones dan
testimonio de los cinco imperios mundiales gentiles.

Resurrección Uno
En 1 Reyes 17, leemos acerca de que Elías el profeta fue enviado a una viuda
gentil en la ciudad de Sarepta. Elijah encontró a esta señora y a su hijo en extrema
pobreza y listos para renunciar a la vida. En respuesta a la solicitud de Elijah de
un poco de agua y un poco de pan, la viuda dijo: " ... Estoy recogiendo dos palos,
para que pueda entrar y vestirlo para mí y mi hijo, para que podamos comerlo y
morir". (1er Reyes 17:12). Aquí vemos un paralelo de Israel en la tierra
extranjera de Egipto, esclavizado bajo la extrema pobreza sin esperanza para el
futuro y listo para perecer.
En esta situación desesperada, apareció Elijah. A través de él, se alivió su
pobreza. ¡Pero algo peor que la pobreza sucedió después! El hijo de la viuda
murió.
Vemos otro paralelo de las muchas madres que perdieron a sus hijos en la
tierra extranjera de Egipto debido al decreto del faraón de que todos los niños
varones se ahogarán en el Nilo.
En el caso de la viuda de Sarepta, había un remedio, un "redentor", el
hombre de Dios. Lloró a su Señor y como resultado, "... el alma del niño volvió a
entrar en él, y revivió. Y Elijah tomó al niño, lo sacó de la cámara y lo llevó a la casa.
su madre: y Elías dijo: Mira, tu hijo vive. Y la mujer le dijo a Elías: Ahora sé que eres
hombre de Dios, y que la palabra del Señor en tu boca es verdad " (1 Reyes 17:22-
24). Qué gloriosa imagen profética del futuro de Israel: el gran Hijo, el Mesías,
que estaba muerto ahora vive para siempre y volverá a Israel.

Resurrección dos
Encontramos evidencia de la segunda resurrección en 2 Reyes 4: 9-10; solo
que esta vez no era una pobre viuda gentil, sino una rica mujer israelí.
El profeta en este caso es Eliseo, el sucesor de Elías.
Esta mujer religiosa acomodada le preguntó a su esposo: "... Miren ahora,
percibo que este es un santo hombre de Dios, que pasa por nosotros continuamente.
Hagamos una pequeña cámara, te ruego, en la pared; y coloquemos para él allí una
cama, una mesa, un taburete y un candelero: y cuando él venga a nosotros, se
volverá allí "" (versículos 9-10).
Tal habitación de invitados solo podría ser construida por aquellos que
estaban económicamente bien. En este pasaje, Eliseo recibió todos los favores de
la pareja de sunamita.
Esto debería recordarnos la segunda dispersión de Israel y el posterior
regreso de la tierra de Babilonia. Cuando regresaron a Jerusalén, no eran pobres,
sino que estaban cargados con las riquezas del reino de Persia. Regresaron bajo
la autoridad del gobierno que instruyó a todos a ayudar a los judíos en su regreso.
Pero entonces la tragedia golpeó a la casa de los sunamitas, "Y cuando el niño
creció, cayó en un día, que salió con su padre a los segadores. Y le dijo a su padre:
Mi cabeza, mi cabeza. Y él dijo a un muchacho, llévelo a su madre. Y cuando lo tomó
y lo llevó a su madre, se sentó de rodillas hasta el mediodía y luego murió " (2 Reyes
4:18-20). Y he aquí, Eliseo, el hombre de Dios estaba allí, quien, por el poder de
Dios, invirtió el ciclo de la muerte a la vida " ... Así que la llamó. Y cuando ella vino
a él, dijo: Toma a tu hijo. Entonces ella entró, y cayó a sus pies, se inclinó al suelo,
tomó a su hijo y salió " (2 Reyes 4:36-37). Esta segunda resurrección es paralela
al regreso de Israel a Jerusalén y la resurrección del templo destruido.

Resurrección Tres
"Y Eliseo murió, y lo enterraron. Y las bandas de los moabitas invadieron la
tierra a principios de año. Y sucedió, mientras enterraban a un hombre, que, he
aquí, vieron a una banda de hombres; y echaron al hombre en el sepulcro de Eliseo:
y cuando el hombre fue decepcionado y tocó los huesos de Eliseo, revivió y se puso
de pie " (2 Reyes 13:20-21).
Esta asombrosa resurrección ocurrió después de que Eliseo había muerto.
Estuvo marcado por la desesperanza extrema para Israel. No tuvieron tiempo de
preparar un funeral apropiado para este hombre sin nombre. De hecho, ni
siquiera habían cerrado la tumba donde fue enterrado el gran profeta Eliseo.
En ese mismo momento, se acercaba el peligro. Una banda de moabitas vino
a saquear y destruir. Esto se sumó a su desesperanza, tragedia, sufrimiento y
pérdida de vidas. Pero en el momento en que dejaron a este hombre en el pozo
abierto con el cadáver de Eliseo, el hombre se puso de pie. ¡Se levantó de entre
los muertos!
Esta tercera resurrección en el Antiguo Testamento simboliza la
desesperada situación de Israel antes y durante su tercer y último regreso a la
Tierra Prometida, lo que resultó en el establecimiento del estado de Israel en
1948.
Debemos recordar que los judíos estaban siendo asesinados por millones y
sus enemigos los oprimían sin piedad. Además, los colonos árabes dentro de la
tierra de Israel también tenían la intención de arrojar a todos los judíos al
Mediterráneo. Las naciones árabes se unieron contra el estado recién fundado y
proclamaron que terminarían el intento de establecer el estado de Israel. A pesar
de todas las probabilidades, Israel surgió de la tumba. Hoy, Israel es una nación
poderosa, vibrante y próspera en el Medio Oriente, para envidia de las naciones
árabes circundantes.
La muerte de Eliseo ilustra la gravedad de la época porque Eliseo era un
profeta, y con su muerte la Palabra profética fue silenciada. Eso es exactamente
lo que les sucedió a los judíos durante casi 2,000 años. No escucharon ninguna
palabra de profecía, y no tenían esperanza de ser devueltos a la tierra de Israel.
Pero de repente, en el epítome de su sufrimiento después de que
aproximadamente seis millones de judíos fueron asesinados a sangre fría,
comenzó la resurrección de su nación.
La resurrección de estas personas refleja las tres veces que los judíos
regresaron a su tierra: 1) de Egipto a la tierra de la leche y la miel; 2) de
Babilonia; y 3) del mundo entero.

Resurrección Cuatro
La primera resurrección en el Nuevo Testamento se describe en Mateo 9. Se
refería a una niña de doce años y su única hija. "Pero cuando la gente fue expuesta,
él entró y la tomó de la mano, y la criada se levantó" (Mateo 9:25).
Esta resurrección nos recuerda al Imperio de Babilonia, el primer y mejor
poder gentil representado por la cabeza de oro. En esta resurrección, vemos a
una joven dependiente de su madre de la misma manera en que Israel fue
cuidado por el rey de Babilonia.

Resurrección Cinco
Esta resurrección involucró a un joven, "Ahora, cuando se acercó a la puerta
de la ciudad, he aquí, se llevó a cabo a un hombre muerto, el único hijo de su madre,
y ella era viuda: y mucha gente de la ciudad era con ella " (Lucas 7:12).
En esta cuenta, vemos a una madre dependiente de su hijo. Sin el apoyo de
este joven, la madre, que era viuda, estaría condenada a vivir una existencia
exigua. Sin embargo, Jesús, quien es la vida eterna, entró en escena. "Y cuando el
Señor la vio, tuvo compasión de ella, y le dijo: No llores. Y él vino y tocó el féretro; y
los que lo dieron a luz se detuvieron. Y él dijo: Joven, te digo: Levántate. Y el que
estaba muerto se incorporó y comenzó a hablar. Y lo entregó a su madre "
(versículos 13-15).
Hoy, es posible que no nos demos cuenta de la magnitud de la situación de
esta madre viuda. La muerte de su hijo la dejaría sola. Ella no encajaría
adecuadamente en la sociedad porque el jefe de su familia se había ido. Todo lo
que tenía era la esperanza de que su hijo se casara, tuviera hijos y estableciera
un hogar en el que pudiera encontrar protección y sustento por el resto de su
vida.
Este evento traza paralelos al Imperio Medo- Persa. Durante el reinado de
Asuero, Amán entró en escena y amenazó con la aniquilación del pueblo judío.
Esa amenaza eliminó la esperanza de Israel de regresar a la Tierra Prometida
algún día y restablecer su antigua gloria. Pero luego vino un "salvador",
Mardoqueo, que confiaba en el Dios de Israel. El luto de los judíos se convirtió en
alegría. Durante ese tiempo, los judíos se establecieron en la Diáspora y fueron
bastante prósperos. De los libros de Esther y Daniel, ¡vemos que los judíos
alcanzan una posición tan poderosa que incluso los gentiles deseaban
convertirse en judíos! La evidencia de esto se registra en Ester 8:17, "Y en cada
provincia, y en cada ciudad, sin importar el mandamiento del rey y su decreto, los
judíos tuvieron gozo y alegría, un banquete y un buen día. Y mucha gente de la
tierra se convirtieron en judíos, porque el temor de los judíos cayó sobre ellos ".

Resurrección Seis
Resurrection six no concierne a una niña dependiente de su madre, o un
joven en quien una madre había puesto su esperanza. Involucró a Lázaro, un
adulto independiente que era amado por su familia inmediata y aparentemente
tenía muchos amigos.
La hermana de María testificó a Jesús: "... Señor, si hubieras estado aquí, mi
hermano no hubiera muerto" (Juan 11:21).
Marta incluso parecía oponerse a la interferencia de Jesús, porque ella
también creía que era demasiado tarde, "... Señor, a estas alturas él apesta: porque
ha estado muerto cuatro días" (Juan 11:39).
Jesús levantó los ojos, agradeció a su Padre, y luego, "... cuando hubo hablado
así, lloró a gran voz: ¡Lázaro, ven fuera! Y el que estaba muerto salió, atado de pies
y manos con ropa grave: y su rostro estaba atado con una servilleta. Jesús les dijo:
Desatadlo, y dejadlo ir " (Juan 11:43-44).
Esta resurrección es paralela al Imperio griego. Los judíos estaban de vuelta
en su tierra, el templo fue reconstruido, pero ahora había una amenaza de Grecia.
Este nuevo imperio feroz había conquistado el mundo conocido.
en muy poco tiempo Israel había sido un "adulto" pero había muerto, sin
esperanza de resurrección porque había estado "muerto cuatro días". Habían
pasado cuatro mil años desde que Adán y Eva habían caído en pecado. Habían
estado esclavizados hasta la muerte sin esperanza de vida espiritual hasta que
sucedió lo que parecía imposible, "los muertos salieron" a la vida. El imperio
griego pereció; pero Israel se quedó.
Resurrección Siete
"Ahora había en Joppa un cierto discípulo llamado Tabitha, que por
interpretación se llama Dorcas: esta mujer estaba llena de buenas obras y limosnas
que hizo. Y sucedió en esos días, que estaba enferma y murió; quien cuando se
lavaron, la acostaron en una cámara superior "(Hechos 9:36-37).
En ese momento, Roma gobernaba el mundo conocido. La actividad de
Dorcas demuestra el Imperio Romano, que produjo el reino más glorioso. "Esta
mujer estaba llena de buenas obras". Ella había hecho "abrigos y prendas de
vestir". Seguramente, esto simboliza las riquezas y la prosperidad del Imperio
Romano.
También es significativo que este evento ocurriera en Joppa, que es hoy Tel
Aviv. La fortaleza romana estaba en la costa de Israel desde Jope hasta Cesarea.
Aunque Jerusalén era la capital, la estructura de poder político, militar y
económico se desarrolló en la costa en la época romana, Jerusalén era solo una
capital religiosa.
Por cierto, este también es el caso hoy. Jerusalén es la capital del estado
judío, pero las embajadas de las naciones del mundo se encuentran en Tel Aviv,
no en Jerusalén.
Cuando leemos la historia de Dorcas y su resurrección, encontramos una
profecía velada de la resurrección del Imperio Romano que está en proceso de
restablecerse en nuestros días.
Esta resurrección tuvo lugar de la siguiente manera: "Pero Pedro los sacó a
todos, se arrodilló y oró; y volviéndolo hacia el cuerpo dijo: Tabita, levántate. Y ella
abrió los ojos: y cuando vio a Pedro, se sentó arriba. Y él le dio la mano y la levantó,
y cuando llamó a los santos y las viudas, la presentó viva. Y se supo en todo Jope; y
muchos creyeron en el Señor " (Hechos 9:40-42)
Como resultado de la resurrección de Dorcas, "muchos creyeron en el Señor".
Del mismo modo, nuestra resurrección / rapto resultará en la salvación de
144,000 en Israel que se convertirán en los heraldos del Señor.

Resurrección Ocho
"Y el primer día de la semana, cuando los discípulos se juntaron para partir el
pan, Pablo les predicó, listos para partir al día siguiente; y continuó su discurso
hasta la medianoche. Y había muchas luces en la cámara superior, donde se
reunieron y se sentó en una ventana un cierto joven llamado Eutico, que cayó en un
sueño profundo: y mientras Pablo predicaba durante mucho tiempo, se hundió en
el sueño, se cayó del tercer desván y fue llevado muerto Y Pablo bajó, y cayó sobre
él, y abrazándolo le dijo: No te preocupes, porque su vida está en él. Cuando subió
de nuevo, partió el pan, comió y habló un buen rato. hasta el amanecer, así que él
se fue. Y dieron vida al joven, y no se sintieron un poco consolados "(Hechos 20:7-
12).
El apóstol Pablo predicó hasta la medianoche. El joven llamado Eutico se
durmió y cayó por la ventana a su muerte. Me parece significativo que Paul dijo:
"No se preocupen, porque su vida está en él". ¿Por qué? Porque el Imperio Romano
nunca desapareció por completo; Siempre ha estado presente. Prácticamente
todas las naciones occidentales se basan en la ley romana hasta nuestros días.
Hoy, por primera vez, podemos ver claramente que el Imperio Romano no está
muerto, sino que "la vida está en él".
Durante siglos, los estudiosos han buscado ansiosamente una explicación
adecuada para la resurrección del Imperio Romano. Esta búsqueda nunca se ha
completado ya que falta un ingrediente clave: la resurrección de la nación de
Israel.
Los estudiosos serios que leyeron al profeta Daniel se dieron cuenta de que
la estructura de poder bajo la cual Jesús fue crucificado debe reinar nuevamente
cuando regrese.
Comparar los desarrollos históricos y políticos con la Palabra profética
nunca llegó a ninguna conclusión porque Israel tuvo que convertirse primero en
una nación nuevamente. A todos los efectos prácticos, eso parecía imposible.
Incluso a principios de la década de 1900, no había posibilidad de que los
judíos volvieran a la tierra de Israel para establecer una nación.
Debemos agregar que la resurrección de Eutico tuvo lugar fuera de Israel en
el Imperio Romano, lo que indica que el restablecimiento del Imperio Romano
no tendrá lugar en Israel, ni a través de Israel. Se desarrollará de forma
independiente, y solo más tarde se le agregará Israel.

Resurrección corporal
El Señor Jesucristo es "las primicias de los que durmieron". Él es el primero
que se levantó de entre los muertos y vive para siempre.
Le siguen "los que durmieron". En 1 Corintios 15:23 nos da la orden: "Pero
cada uno en su propio orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo en su
venida". Esto incluye a todos los que están en Cristo, que le pertenecen y que son
salvos en base a su sangre derramada.
Esta declaración adicional demuestra que los muertos en Cristo deben
resucitar primero porque sus almas espirituales ya están en la presencia del
Señor sin sus cuerpos glorificados. Tenga en cuenta que el cuerpo glorificado solo
puede lograrse a través de la resurrección del viejo cuerpo. Por esa razón,
creemos incondicionalmente en la resurrección física del Señor.
Cuando Jesús resucitó de entre los muertos, sus propios discípulos no
pudieron comprender, ya que la Biblia informa que "no creyeron" y "... ni les
creyeron" (Marcos 16:11,13).
Cuando Jesús apareció en medio de ellos y dijo: "... la paz sea con ustedes"
(Lucas 24:36), no pudieron concebir la realidad de la resurrección física, "...
estaban aterrorizados y asustados, y supusieron que había visto un espíritu
"(versículo 37). Jesús tuvo que tratar a Sus discípulos como uno trata a los niños
pequeños, "... ¿Por qué están preocupados? ¿Y por qué surgen pensamientos en sus
corazones? He aquí mis manos y mis pies, que soy yo mismo: manipúlenme y vean;
porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que tengo yo. Y cuando hubo
dicho esto, les mostró las manos y los pies " (versículos 38-40).
Jesús enfatizó específicamente que Él no era un espíritu, "... porque un
espíritu no tiene carne ni huesos ..." Se levantó corporal, físicamente, y cuando se
levantó, fue trasladado instantáneamente a Su cuerpo glorificado.
Pero incluso un milagro tan abrumador no llevó a los discípulos a creer,
porque la Biblia dice: "... aunque todavía no creían por alegría, y se preguntaban
..." (versículo 41). Jesús tuvo que hacer algo muy natural para convencerlos, por
lo que preguntó: " ... ¿Tienes aquí carne?" Este acto demostró que había surgido
corporalmente: "Y le dieron un trozo de pescado asado y un panal. Y él lo tomó y
comió delante de ellos" (versículos 42-43).

Resurrección es cumplimiento
Ahora viene la parte importante: Jesús guió a sus discípulos a la Palabra
profética. Sabía que los milagros que vemos y oímos no necesariamente
conducen a una fe viva ". Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, mientras
aún estaba contigo, que todas las cosas deben cumplirse, lo cual fueron escritos en
la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. Entonces les abrió el entendimiento,
para que comprendiesen las Escrituras, y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario
que el Cristo sufrir y resucitar de la muerte al tercer día "'(Lucas 24:44-46).
La resurrección es un cumplimiento de la profecía bíblica y este
cumplimiento continuará hasta que haya logrado todas las cosas, "El último
enemigo que será destruido es la muerte" (1 Corintios 15:26). La muerte será
destruida cuando se complete su cuerpo. ¿Cuándo ocurrirá eso? Cuando el último
se agrega a la Iglesia. Solo entonces puede ocurrir el Rapto: "Entonces, cuando
este corruptible se haya vestido de incorrupción, y este mortal se haya vestido de
inmortalidad, entonces se cumplirá el dicho escrito: Muerte es tragada en victoria.
Oh muerte, ¿Dónde está tu aguijón? ¿Oh sepulcro, dónde está tu victoria? (1
Corintios 15:54-55).
La primera y segunda resurrección
No podemos enfatizar lo suficiente que no hay salvación fuera del Señor
Jesucristo. Él dijo claramente: "Nadie viene al Padre sino por mí". Él es la puerta,
es el camino, es la verdad, es la luz y es la vida. Eso significa que todas las
personas en todo momento que se salvarán ante la Iglesia y después de la Iglesia
se salvarán solo a través de la sangre derramada del Cordero de Dios.
Cuando John escribió el libro de Apocalipsis, dijo que se le había ordenado
al Cielo: "Sube acá". Luego describió los eventos del futuro. Aunque estos eventos
se describen desde una perspectiva celestial, son una realidad actual. En el cielo,
no hay pasado ni futuro; Todas las cosas están eternamente presentes.

Digno es el cordero
Justo antes de que se abran los siete sellos, aprendemos en Apocalipsis 5
que nadie es digno de abrir el libro, excepto el León de la tribu de Judá.
La razón está relacionada en Apocalipsis 5:9: "Y cantaron una nueva canción,
diciendo: Tú eres digno de tomar el libro y abrir sus sellos: porque fuiste asesinado
y nos has redimido a Dios con tu sangre. de cada parentela, y lengua, y gente, y
nación ". No hay otra salvación; ¡Somos salvos por la sangre del Cordero!
Además, en Apocalipsis 7: 9 leemos: "Después de esto, vi, y he aquí, una gran
multitud, que ningún hombre podía contar, de todas las naciones y familias, y
personas, y lenguas, se pararon frente al trono, y antes el Cordero, vestido con
túnicas blancas y palmas en sus manos ". ¿Quiénes son esas personas? "... Estos
son los que salieron de la gran tribulación, y lavaron sus vestiduras y las pusieron
blancas en la sangre del Cordero" (versículo 14).
Todos los creyentes de todos los tiempos que han confiado en el Señor y son
salvos por toda la eternidad pertenecen a la primera resurrección,
"Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección ..."
(Apocalipsis 20: 6). La primera resurrección anula el poder de la muerte, "... en
tal la segunda muerte no tiene poder ..." (versículo 6).

La ultima resurrección
La última resurrección se describe en los últimos versículos de este capítulo,
"Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y se abrieron los
libros; y se abrió otro libro, que es el libro de la vida: y los muertos fueron juzgados
por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó
los muertos que estaban en él; y la muerte y el infierno entregaron a los muertos
que estaban en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el
infierno fueron arrojados al lago. de fuego. Esta es la segunda muerte " (versículos
12-14). La gracia no está incluida en esta última resurrección. Ni el Cordero ni el
Hijo de Dios están presentes, solo el Gran Trono Blanco donde todos estarán ante
Dios.
Estas almas han rechazado la oferta gratuita de salvación de Dios en
Jesucristo, y ahora están separadas de la salvación eterna para siempre, "Y el que
no se halló inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego" (Apocalipsis
20:15).
No solo estas personas perdidas están separadas de la salvación, sino que
también son atormentadas para siempre porque son arrojadas al mismo lugar
que el demonio, "Y el demonio que los engañó fue arrojado al lago de fuego y
azufre, donde la bestia y el el falso profeta son, y serán atormentados día y noche
por los siglos de los siglos " (Apocalipsis 20:10).
Algunos se han opuesto a esta verdad y han dicho: "Dios es amor y no
permitiría un lugar de tormento por toda la eternidad". No entiendo cómo se les
ocurre esta idea, porque si bien es cierto que Dios es amor, también es justo. Por
lo tanto, si la Biblia dice "por los siglos de los siglos", eso debe significar la
eternidad. De lo contrario, "por los siglos de los siglos" en relación con nuestra
propia salvación no es eterna. Debemos rechazar tales teorías porque solo
pueden llevarnos por mal camino. En el momento del rapto, estaremos en su
presencia "... y así estaremos siempre con el Señor". Esa palabra, " siempre"
significa exactamente lo que dice.

La Restauración Resurrección
Hemos visto en varios casos que la resurrección restaura la vida. La
resurrección de la que estamos hablando abarca mucho más que la vida humana.
Jesús, quien es la primicia de entre los muertos, es también el autor de todas
las cosas. El Evangelio de Juan comienza con las palabras: "En el principio estaba
la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. Lo mismo estaba en
el principio con Dios. Todas las cosas fueron hechas por él; y sin él fue no cualquier
cosa que ha sido hecho" (Juan 1:1-3). Porque en Él habita corporalmente la
Deidad, tiene que restaurar todas las cosas.
En relación con el Rapto, 1 Corintios 15:24-28 dice: "Luego vendrá el fin,
cuando él habrá entregado el reino a Dios, incluso el Padre; cuando habrá puesto
todas las reglas y toda autoridad y poder. Porque él debe reinar, hasta que haya
puesto a todos los enemigos debajo de sus pies. El último enemigo que será
destruido es la muerte. Porque él ha puesto todas las cosas debajo de sus pies. Pero
cuando dice que todas las cosas están debajo de él, es evidente que él está
exceptuado, lo que puso todas las cosas debajo de él. Y cuando todas las cosas le
sean sometidas, entonces también el Hijo mismo estará sujeto al que puso todas las
cosas debajo de él, para que Dios sea todo en todos ". Esta es la restauración
completa y final.
El Hijo ha completado todas las tareas y ahora está sujeto a Dios el Padre,
"para que Dios sea todo en todos". De esto nos damos cuenta de que no solo los
muertos en Cristo resucitarán primero, seguidos de "nosotros que estamos vivos",
sino que el mundo que dejamos atrás también será restaurado.

Restauración de todas las criaturas


En su carta a los romanos, el apóstol Pablo revela algunas verdades
significativas, a veces pasadas por alto, "Porque la sincera expectativa de la
criatura espera la manifestación de los hijos de Dios. Porque la criatura fue
sometida a la vanidad, no voluntariamente, sino por razón de el
quien ha sometido lo mismo con esperanza, porque la criatura misma también
será liberada de la esclavitud de la corrupción a la gloriosa libertad de los hijos de
Dios. Porque sabemos que toda la creación gime y de parto en el dolor juntos hasta
ahora. Y no solo ellos, sino también nosotros, que tenemos las primicias del Espíritu,
incluso nosotros mismos gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la
adopción, a saber, la redención de nuestro cuerpo "(Romanos 8:19-23).
En este pasaje vemos el resultado de nuestra resurrección, la restauración
y la liberación de las criaturas de la esclavitud de la corrupción. Participarán en
"la gloriosa libertad de los hijos de Dios".
Esto solo puede suceder después de que nos quiten del camino; entonces el
mal puede progresar sin obstáculos, hasta que se alcanza el clímax del mal. En
ese punto, el Señor regresará física y literalmente a la tierra de Israel para salvar
a Su pueblo y confrontar los poderes de las tinieblas, "... a quien el Señor
consumirá con el espíritu de su boca, y destruirá con el brillo de su venida "[2
Tesalonicenses 2: 8). Por lo tanto, la resurrección restaura todas las cosas. No
solo devuelve al hombre a la imagen del Hijo amado, sino que Israel, el mundo
animal, y finalmente, un nuevo Cielo y una nueva tierra surgirán, "Y vi un cielo
nuevo y una tierra nueva: porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y ya
no había mar. Y yo Juan vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía de
Dios del cielo, preparada como una novia adornada para su esposo " (Apocalipsis
21:1-2).
CAPÍTULO 7

ENTONCES NOSOTROS QUE ESTAMOS VIVOS


"Porque el Señor mismo descenderá del cielo con un grito, con la voz del
arcángel y con la trompeta de Dios; y los muertos en Cristo resucitarán primero:
luego nosotros, los que vivimos y quedaremos, seremos arrebatados juntamente
con ellos. en las nubes, para encontrarnos con el Señor en el aire: y así estaremos
siempre con el Señor "(1 Tesalonicenses 4:16-17).

¡Un estímulo tremendo! Nos encontraremos con el Señor y luego estaremos con
Él para siempre. Esta es una enseñanza fundamental en las Sagradas Escrituras.
Alguien dijo una vez: "La Biblia se puede resumir con una palabra: ¡Ven!" Esto
debería recordarnos la invitación del Señor: "Venid a mí, todos los que estáis
trabajados y cargados, y yo os haré descansar " (Mateo 11:28). El siguiente
versículo de nuestra Biblia dice: "... Seguramente vengo pronto, Amén. Aun así,
ven, Señor Jesús" (Apocalipsis 22:20). Los que han aceptado su invitación ahora
desean su venida, que se expresa en toda la Biblia.

Durante casi 2,000 años, los creyentes en Cristo han anhelado la experiencia
descrita en los versículos anteriores. Este evento único y único en la Iglesia de
Jesucristo aún no ha sucedido. Antes y durante este evento, que tendrá lugar de
repente, y sin previo aviso, los medios de comunicación permanecerán en
silencio. Sin embargo, tratarán de evocar rápidamente una explicación para este
hecho poco después. A juzgar por la industria de medios y entretenimiento de
hoy, podemos imaginar que inventarán alguna explicación.
Varias novelas y películas han intentado explicar esta desaparición
profetizada de un grupo de personas preseleccionado. Un libro describe
alienígenas del espacio exterior que invaden el planeta Tierra para eliminar los
que no cooperan con el nuevo sistema universal y transportarlos a un lugar de
para reprogramar. Lamentablemente, tales ideas se expresan cada vez más en
nuestros días. Cuando se produzca el Rapto, aquellos que se hayan quedado atrás
aceptarán fácilmente la eliminación de millones de "cristianos fanáticos y
creyentes en la Biblia".
Es dudoso que los medios de comunicación reconozcan lo que realmente
sucedió porque muchos versículos en las Escrituras indican que la apostasía, o
un alejamiento de la fe en el Dios Viviente, correrá desenfrenada. Basado en la
sucesión de eventos en el libro de Apocalipsis, el reconocimiento de la verdad y
el arrepentimiento subsiguiente serán prácticamente inexistentes.
Los siguientes versículos indican que los que se quedan quedarán
impenitentes. "Y los reyes de la tierra, y los grandes hombres, y los hombres ricos,
y los capitanes principales, y los hombres poderosos, y cada siervo, y cada hombre
libre, se escondieron en las guaridas y en las rocas de las montañas; Y dijo a las
montañas y rocas: Cae sobre
nosotros, y escóndenos del rostro del que se sienta en el trono, y de la ira del
Cordero " (Apocalipsis 6:15-16); " Y el resto de los hombres que no fueron
asesinados por estas plagas pero no se arrepintieron ni de las obras de sus manos,
para que no adoren a los demonios, ni a los ídolos de oro, plata, bronce, piedra y
madera, que ni pueden ver, ni oír, ni caminar: ni se arrepintieron de sus asesinatos,
ni de sus brujerías, ni de su fornicación, ni de sus robos " (Apocalipsis 9:20-21); y
Apocalipsis 16:11, " Y blasfemaron al Dios del cielo por sus dolores y sus llagas, y
no se arrepintieron de sus andanzas."

La venida de dos fases


Otro verso crítico que acentúa este punto es 2 Tesalonicenses 2:1, que
comienza con la declaración: "Ahora les suplicamos, hermanos, por la venida de
nuestro Señor Jesucristo, y por nuestra reunión con él". Este versículo representa
dos eventos: la venida de nuestro Señor Jesucristo y nuestra reunión con él.
La venida de Jesucristo se identifica claramente como "el día de Cristo". Esto
no está hablando del rapto, sino del regreso literal del Señor Jesucristo a la tierra.
Al parecer, los creyentes durante el tiempo de Pablo estaban confundidos por
algunos falsos maestros que proclamaban que "el día de Cristo está cerca". Pablo
los corrige y escribe: "... porque ese día no vendrá, excepto que primero vendrá una
caída, y que el hombre de pecado sea revelado ..." (versículo 3). Pablo se refiere a
la revelación del Anticristo, que debe tener lugar antes del día de Cristo, no antes
del Rapto.
Sorprendentemente, pregunta: "¿Recuerdas que no, que, cuando aún estaba
contigo, te dije estas cosas?" (versículo 5). Note que Pablo invierte la dirección de
los acontecimientos, a continuación, revela la respuesta en los versículos 6-7, "Y
ahora vosotros sabéis lo que son escasos que se manifieste en su tiempo el misterio
de la iniquidad ya está en acción. Sólo que hay quien al presente lo detiene voluntad
dejemos, hasta que sea quitado del camino. Como resultado, la revelación del
Anticristo no puede tener lugar mientras la Iglesia permanezca en la tierra. El
Espíritu Santo, que habita en la Iglesia y dentro de cada creyente por la eternidad,
"debe ser tomado fuera del camino "Solo" ... entonces ese Malvado será revelado
... "
Su venida en el momento señalado
Cuando los medios de comunicación y los funcionarios del gobierno afirmen
que se ha eliminado el elemento que obstaculiza a una sociedad global, casi
estarán diciendo la verdad; sin embargo, habrán revertido los hechos. Los
salvados serán reunidos para el Señor y los perdidos serán dejados atrás, listos
para ser completamente engañados por los poderes de las tinieblas.
Además, el Rapto también avergonzará a todos los pronosticadores que
hayan intentado en vano calcular una fecha para el Rapto. Por lo tanto,
reforzamos el hecho indiscutible de que la venida del Señor por sus santos se
basa únicamente en su nombramiento. Cuando el Señor mismo descienda del
cielo, no consultará a nadie sobre cuándo llegará. Él no depende de nuestra
comprensión del cumplimiento de la Palabra profética, ni depende de la actitud
del mundo hacia la Iglesia o Israel. La venida del Señor se basará únicamente en
su propia resolución eterna.
Según mi comprensión de la Biblia, Israel estará tan sorprendido como el
resto del mundo. Este elemento de sorpresa hace que el Rapto sea tan
emocionante. Sabemos con absoluta certeza que sucederá; simplemente no
sabemos cuándo.

Un resumen
Antes de continuar con nuestro estudio, es vital destacar algunos puntos
clave de los capítulos anteriores.
• "El Señor mismo descenderá de Heaveri " es un evento único y único. En una
ocasión similar en las Escrituras, cuando "... el Señor bajó ..." "para ver la ciudad y
la torre, que los hijos de los hombres construyeron " (Génesis 11:5). Sin embargo,
este pasaje no especifica que "el Señor mismo" vino a ver la Torre de Babel y la
ciudad. El propósito de su venida en ese momento era determinar visiblemente
que la gente había traspasado sus intenciones con su imaginación. Como
resultado, leemos: "... el Señor dijo ... nada se les impedirá, lo que habían imaginado
hacer" (versículo 6). Para poner fin a su imaginación, determinó: "... bajemos y
confundamos su lenguaje, para que no entiendan el discurso del otro" (versículo
7).
La venida personal del Señor para el Rapto tiene un propósito
completamente diferente. Él vendrá a recibir a la Novia que compró con Su
propia sangre. No tengo dudas de que, en lugar de confundir los idiomas como lo
hizo durante la construcción de la Torre de Babel, nos unirá, para que nos
entendamos perfectamente mientras nos comunicamos en un idioma celestial.
• La "Voz del Arcángel" tampoco tiene precedentes. En ninguna otra parte de
las Escrituras leemos acerca del Señor mismo viniendo del cielo con la "voz del
arcángel". Además, hemos determinado que el arcángel sería Michael, quien
defenderá a los hijos de Israel. En el momento en que se produzca el Rapto, Israel
perderá su protección espiritual y estará expuesta al enemigo. Por lo tanto,
Michael tendrá que intervenir en su nombre: "... en aquel tiempo se levantará
Miguel, el gran príncipe que está en pie para los hijos de tu pueblo ..." (Daniel
12:1).
• "La trompeta de Dios" es otro hecho absolutamente único. Aprendimos que
esta "trompeta de Dios" no debe confundirse con ninguna de las otras trompetas
mencionadas en la Biblia. Debido a que es la "última trompeta de Dios”,
preguntamos acerca de la primera trompeta de Dios. Encontramos la respuesta
en Éxodo 19:16-19, que reveló que la trompeta es idéntica a la voz de Dios, que
era tan fuerte que las personas en el campamento no podían soportar el sonido.
Obviamente, esto ilustra que, en su estado pecaminoso, no pudieron enfrentar al
Dios Viviente cuando les habló directamente.
• "Los muertos en Cristo resucitarán primero" nos llevaron a la conclusión de
que esto es natural porque "los muertos en Cristo" habrán esperado más tiempo
la venida del Señor.
Es importante entender que la declaración, "Los muertos en Cristo
resucitarán primero", no está dirigida a todas las personas que han muerto; solo
aquellos que han muerto "en Cristo" resucitarán primero.

Dos tipos de muertos

1) Los que mueren sin fe


Más de 700 años antes del nacimiento de Cristo, Isaías habló de aquellos que
murieron sin fe en el sacrificio sustitutivo que se llevaría a cabo en la plenitud de
los tiempos a través de Jesús, el Hijo de Dios (Isaías 26). Los que rechazaron la fe
en la salvación profetizada por Dios fueron considerados de esta manera: "Están
muertos, no vivirán; han fallecido, no resucitarán; por lo tanto, los has visitado y
destruido, y has hecho que todos sus recuerdos perezcan" (Isaías 26:14).
Claramente, no hay esperanza para aquellos que se niegan a aceptar la expiación
provista por Dios; están perdidos por toda la eternidad. La Biblia no hace
ninguna provisión con respecto a una segunda oportunidad en tales casos.
La Iglesia Católica Romana enseña la existencia del purgatorio, que se
supone que purifica a los pecadores y los prepara para entrar al Cielo. Por el
contrario, la Palabra de Dios no hace tal promesa.
2) Los que viven por fe
El segundo tipo de "muertos" son aquellos que vivieron por fe. El versículo
19 dice: "Tus muertos vivirán, junto con mi cadáver se levantarán. Despiértate y
canta, moradores del polvo, porque tu rocío es como el rocío de las hierbas, y la
tierra arrojará a los muertos". Aquí vemos un contraste muy claro entre "Están
muertos, no vivirán" y "Tus muertos vivirán". Proféticamente hablando, esta es
una imagen del Rapto, durante el cual los muertos en Cristo resucitarán primero.
Primero Tesalonicenses 4:18 muestra claramente que el Rapto ha sido la
esperanza de la Iglesia desde el principio: "Por lo cual consuélate unos a otros con
estas palabras". A lo largo de los milenios, los creyentes en el Señor Jesucristo se
han consolado al saber que Cristo podría venir en cualquier momento. Piense en
aquellos que han sufrido terriblemente durante los tiempos de persecución,
particularmente bajo el gobierno romano y más tarde bajo la iglesia romana.
Aquellos creyentes que fueron condenados a muerte y preparados para morir
obtuvieron fuerzas al saber que Jesús podría venir en cualquier momento, y de
hecho, se sintieron muy consolados.

El primer rapto vivo


En la lista de genealogía bíblica, comenzando con Adán, leemos en Génesis
5:22-24, "Y Enoc caminó con Dios después de engendrar a Matusalén trescientos
años, y engendró hijos e hijas: Y todos los días de Enoc fueron trescientos sesenta y
cinco años: Y Enoc caminó con Dios; y él no estaba, porque Dios lo tomó ". ¡Qué
testimonio! Dos veces leemos que "Enoc caminó con Dios". Discutiremos Enoch
más adelante en este capítulo.
Proféticamente hablando, se nos recuerda a Efesios 2: 6: "Y nos levantó
juntos, y nos hizo sentarnos juntos en lugares celestiales en Cristo Jesús". Además,
leemos en Filipenses 3:20, "Porque nuestra conversación es en el cielo; desde
donde también buscamos al Salvador, el Señor Jesucristo". Lutero traduce la
primera oración con estas palabras: "Pero nuestro caminar está en el cielo ..."
Como nacidos de nuevo hijos de Dios, ya hemos sido traducidos espiritualmente,
por lo tanto, en base a los versículos anteriores, ya estamos en Su presencia.
Nunca debemos subestimar el hecho fundamental enseñado en las
Escrituras de que el Espíritu de Dios mora en nosotros: "Pero si el Espíritu del que
levantó a Jesús de entre los muertos mora en ti, el que levantó a Cristo de los
muertos también avivará a tu mortal cuerpos por su Espíritu que habita en ti
"(Romanos 8:11). Esto pertenece a los creyentes vivos. A todos los efectos
prácticos, estamos muertos en pecados y delitos. Pero en Cristo hemos muerto
con Él, como se proclama en Romanos 6: 6, "Sabiendo esto, que nuestro viejo
hombre está crucificado con él, que el cuerpo del pecado podría ser destruido, para
que en adelante no sirvamos al pecado". Nuestro cuerpo es solo el vehículo en el
que mora el Espíritu recién nacido.
Las denominaciones de la iglesia sirven como
andamios
Para el ojo inexperto, un sitio de construcción puede parecer un caos total.
En las primeras etapas de la construcción, una cerca generalmente rodea el sitio.
Más tarde, cuando el edificio real está en marcha, un andamio oculta la mayor
parte del trabajo de construcción, lo que hace que el proyecto se vea aún peor.
Sin embargo, cuando se completa el edificio, se retira el andamio, se retira la
basura y el paisaje rodea el edificio con arbustos, árboles, flores y césped. Al
finalizar, vemos el verdadero propósito de todas las infraestructuras
relacionadas con la finalización del proyecto. Entonces podremos disfrutar de la
belleza del nuevo edificio.
Esto ilustra el propósito de las infraestructuras organizativas de la Iglesia,
ya sean edificios de iglesias locales, organizaciones misioneras, sedes
confesionales o cualquier otra cosa. Prácticamente todas las organizaciones son
temporales y solo contienen la verdadera Iglesia de Jesucristo. Ya sabemos que
la Iglesia consiste exclusivamente en creyentes nacidos de nuevo. Sin embargo,
en el momento del Rapto, todas las cosas, incluidas nuestras infraestructuras
altamente sofisticadas, edificios, maquinaria y aparatos electrónicos se quedarán
atrás; solo los creyentes serán tomados.
Esta ilustración también debería señalar que nuestra carne y sangre, en las
cuales mora el Espíritu Santo durante el corto período de nuestra vida, no es lo
que cuenta. Nuestros cuerpos (hombre exterior) perecerán; deben ser
eliminados. Sin embargo, nuestro hombre interior, creado a través del nuevo
nacimiento, es lo importante.
Esto nos ayuda a entender la advertencia del apóstol Pablo en Romanos
8:13: "Porque si vivéis según la carne, moriréis; pero si por el Espíritu mortificas
las obras del cuerpo, vivirás".
Este puede ser un hecho muy difícil de aceptar, pero a todos los efectos
prácticos, nuestro cuerpo está muerto. Dicho esto, te pregunto: "¿Has muerto con
Cristo? ¿Aceptas la cruz personalmente?" Si su respuesta es "¡Sí!", Entonces
podrá caminar de manera similar a Cristo en todo momento. Cuando alguien te
ofende, no te hará daño; si te insultan no importará; cuando experimentas
injusticia extrema no te hará daño porque has aceptado la cruz a cambio de tu
vida. Estás "muerto en Cristo".
Ve a una funeraria e intenta insultar a una persona muerta. No habrá
defensa, ofensa ni reacción porque la persona está muerta. Los muertos no se
defienden.
El diablo, que es el padre de las mentiras, ha revertido esta doctrina bíblica
simple en la dirección opuesta. Satanás dice: "Debes reconocer tu autoestima,
desarrollar tu autoestima y considerarte extremadamente importante. Cuando
alguien te insulta, asegúrate de defenderte al máximo para preservar tu" buen
nombre ".

Anticristianismo
Esto es típico del espíritu del Anticristo, "Quien se opone y se exalta a sí
mismo por encima de todo lo que se llama Dios, o que es adorado; de modo que él
como Dios se sienta en el templo de Dios, mostrándose a sí mismo que él es Dios"
(2da. Tesalonicenses 2:4).
Daniel describe al Anticristo en el capítulo 11:36 con las siguientes palabras:
"Y el rey hará según su voluntad; y se exaltará a sí mismo, y se engrandecerá sobre
todo dios, y hablará cosas maravillosas contra el Dios de los dioses .... " Solo cuando
estamos espiritualmente alertas podemos reconocer claramente los caminos del
espíritu del Anticristo dentro de la Iglesia hoy.
El evangelio del Anticristo se predica con gran éxito en todo el mundo. En
2da. Timoteo 3:1-4 se nos da una descripción perfecta del cristianismo de los
últimos tiempos: "Esto también se sabe que en los últimos días vendrán tiempos
peligrosos. Porque los hombres serán amantes de sí mismos, codiciosos,
jactanciosos, orgullosos, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin
afecto natural, quebrantadores de tregua, falsos acusadores, incontinentes,
feroces, despreciadores de los que son buenos, traidores, embriagadores, de mente
alta, amantes de los placeres más que amantes de Dios. " Desde los púlpitos de
todo el mundo, se nos enseña a amarnos a nosotros mismos, sin embargo, la
Biblia identifica claramente a los que son "amantes de sí mismos" como
anticristianos. Al escribirle a su hijo espiritual Timoteo, el apóstol Pablo concluye
su descripción de los anticristianos con estas palabras: "Teniendo una forma de
piedad, pero negando el poder de la misma: de tal desvío" (2da. Timoteo 3:5).

Comunidad de sufrimiento
¿Cuál es este poder que están negando? No es otro que el poder de perdonar
pecados y el poder que nos permite vivir una vida santa en la presencia de Dios.
¿Qué poder niegan? El poder de la preciosa sangre de Jesús que limpia los
pecados del peor pecador y presenta a esa persona impecable ante el trono del
Padre. Es el mismo poder que hizo que el apóstol Pablo rezara esta oración: "Para
que yo lo conozca, y el poder de su resurrección, y la comunión de sus sufrimientos,
se hagan conformables hasta su muerte" (Filipenses 3:10).
Esta petición de oración se opone diametralmente a las tendencias de
nuestros días. Paul está orando para integrarse en "la comunión de su
sufrimiento". ¿Quién quiere sufrir? Seguramente nadie lo hace. Los boletines de
nuestra iglesia están llenos de peticiones de oración por los enfermos. ¿Por qué?
Porque no queremos sufrir. Es contrario a nuestra naturaleza, porque queremos
mimar la carne y servir a nuestros egos.
Debo aclararme para no ser malentendido. ¡Necesitamos orar unos por
otros más que nunca! Definitivamente debería ser la posición de la Iglesia que el
creyente puede venir y pedir oración. Sin embargo, tal oración no debe
obstaculizar la construcción espiritual de la Iglesia.
Pablo buscó al Señor en oración tres veces por una dolencia física no
especificada. Eso fue y es bastante normal; sin embargo, la respuesta a su oración
fue contraria a su pedido. Sin embargo, lo aceptó: "Mi gracia es suficiente".
Cuando Pablo oró para integrarse en la comunidad de su sufrimiento, estaba
hablando en un nivel mucho más alto. Ya no le importaba su cuerpo físico; él
quería estar más cerca de su Señor.
En el mundo de hoy, las batallas más grandes no se libran contra los
políticos, o contra las abominables prácticas de sodomía, aborto o crimen. La
mayor batalla se describe en Gálatas 5:17, "Porque la carne codicia contra el
Espíritu, y el Espíritu contra la carne: y estos son contrarios el uno al otro: para que
no puedan hacer lo que quisieran". ¿Quién está ganando la batalla en tu vida?
Si pudiéramos entender completamente que la Biblia enseña que la carne y
la sangre no pueden heredar el reino de Dios, entenderíamos mejor la oración de
Pablo. Nuestros cuerpos, en la carne, nunca son santificados y siempre
permanecerán bajo la maldición del pecado. Por lo tanto, nuestra tarea es
someter nuestros cuerpos físicos, con todos sus deseos, hábitos y pasiones, a la
guía del Espíritu. La Biblia dice: "... Camina en el Espíritu, y no cumplirás la lujuria
de la carne" (Gálatas 5:16).

Comunidad con la muerte


El apóstol Pablo da un paso más en su oración, "... siendo conformado hasta
su muerte" (Filipenses 3:10). Este hecho testifica que él, en términos prácticos,
aceptó la muerte de Cristo por sí mismo. Había terminado con su vida en la tierra;
Sabía que no había futuro para él en su cuerpo mortal.
Vivimos en nuestros cuerpos en esta tierra temporalmente, sin embargo,
dentro de estos tabernáculos perecederos habita lo que nace de nuevo del
Espíritu de Dios, y es eterno. Así, entendemos la relación contradictoria entre
carne y sangre y el Espíritu. Pablo testificó: "Porque estoy en un estrecho entre las
dos, deseo de partir y estar con Cristo;
lo cual es mucho mejor: no obstante, permanecer en la carne es más necesario
para ti " (Filipenses 1:23-24).

Enoc caminó con Dios


Hemos discutido lo que significa caminar con Dios, y como se mencionó
anteriormente, sabemos por la Biblia que Enoc hizo exactamente eso. Como
resultado, "no lo era, porque Dios lo tomó".
No solo Enoc "caminó con Dios", sino que creyó a Dios en la medida en que
Dios estaba complacido: "Por fe Enoc fue traducido para que no viera la muerte; y
no fue encontrado, porque Dios lo había traducido: porque antes de su traducción
tuvo este testimonio de que agradó a Dios " (Hebreos 11:5). Enoc no murió; La
Biblia testifica que él "no vio la muerte". En cambio, leemos tres veces que fue
"traducido". ¡Esto es precisamente lo que estamos esperando! La venida de
nuestro Señor por nosotros dará como resultado nuestra traducción.
¿Qué pasará en el momento de nuestra traducción? Ya no seremos cargados
con el "antiguo tabernáculo", nuestros cuerpos, que no están sujetos al Espíritu.
Por esa razón, Pablo se regocija, "aguardando la esperanza bienaventurada y la
manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesús Cristo" '(Tito 2:13).

Rapto de Enoc
Enoc demostró cómo debemos caminar con Dios. Su testimonio fue muy
claro: le creyó a Dios y, como resultado, el Señor se complació en él. Judas 14
confirma que Enoc profetizó acerca de la venida del Señor, " ... Enoc también, el
séptimo de Adán, profetizó de estos, diciendo: He aquí, el Señor viene con diez mil
de sus santos".
Claramente, esto no es una profecía de la venida del Señor con humildad,
nacido en un establo en Belén. Más bien viene "con diez mil de sus santos". Enoc,
por lo tanto, fue un profeta para los últimos tiempos. Antes de Abraham, Isaac,
Jacob e Israel, Enoc ya había hablado del regreso del Señor. Indudablemente, se
refería también al Rapto, porque el Señor no puede venir con los santos a menos
que primero venga por Sus santos, es decir, Su Iglesia. Enoc experimentó la
traducción de su cuerpo a la gloriosa imagen del Señor. Si no lo hubiera hecho,
no habría estado con Dios.
Cuando Enoc habló de la venida del Señor, como lo hicieron muchos profetas
en todo el Antiguo Testamento, mencionó las tres venidas de una sola vez: Su
primera venida en Belén cuando la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros;
Su segunda venida, que tendrá lugar en las nubes del aire para llamar a su Iglesia
comprada de sangre; y su tercera venida cuando sus pies se paran en el Monte
de los Olivos.
En ese momento, Él implementará la salvación para Israel y pronunciará
juicio sobre el mundo. El versículo 15 de Judas dice: "Ejecutar el juicio sobre todos
y convencer a todos los que son impíos entre ellos de todos sus actos impíos que han
cometido impíamente, y de todos sus discursos duros que los pecadores impíos han
hablado contra él". Ese versículo se refiere a la venida final del Señor con el
propósito de juicio. La palabra "todos" y "impíos" se mencionan cada uno cuatro
veces en este versículo. Este será el resultado de la Gran Tribulación cuando el
Señor mismo descienda sobre el Monte de los Olivos y cause un cambio sin
precedentes en Israel y la historia mundial.
Cuando Enoc habló sobre los últimos tiempos, incluyó la venida del Señor,
el Rapto. No debemos cometer el error de separar un evento del otro. La venida
del Señor es una, pero ocurre en tres etapas.

Ellos profetizarán
El libro de los Hechos ofrece un ejemplo bíblico del día en que la Iglesia nació
en Jerusalén. Pedro predicó al pueblo de Israel: "Pero esto es lo que habló el
profeta Joel; y sucederá en los últimos días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu
sobre toda carne; y vuestros hijos y vuestros hijos. tus hijas profetizarán, y tus
jóvenes verán visiones, y tus viejos soñarán sueños: y sobre mis siervos y sobre mis
siervas derramaré en aquellos días de mi Espíritu; y profetizarán: y mostraré
maravillas arriba en el cielo, y señales abajo en la tierra; sangre, fuego y vapor de
humo: el sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes de que venga ese
gran y notable día del Señor " (Hechos 2:16-20). Sin lugar a dudas, Peter está
destacando la profecía de Joel. Sin embargo, no se detiene con el versículo 18, "...
y profetizarán", sino que continúa mostrando eventos que tendrán lugar en las
etapas finales de los últimos tiempos, conocidos colectivamente como la Gran
Tribulación. Pedro, el día de Pentecostés, contó a sus oyentes lo que el profeta
había dicho, cómo se habían cumplido las partes y cómo terminaría todo. Eso es
un paquete de ofertas.

El rapto de Elías
El Rapto de Elías es un evento del cual podemos aprender mucho sobre
nuestro caminar con el Señor. Elijah trabajó en Israel cuando la gran apostasía
prevaleció en toda la tierra. Durante los primeros días de su ministerio, el rey
Acab y la malvada reina Jezabel gobernaron. Valientemente, Elías enfrentó al rey
Acab, los profetas de Baal y de todo Israel. En la cima del monte. Carmelo, los
desafió audazmente: " ... ¿Cuánto tiempo habrá entre dos opiniones? Si el SEÑOR
es Dios, síganlo; pero si Baal, síganlo. Y el pueblo no le respondió ni una palabra"
(1 Reyes 18: 21) Claramente Dios estaba del lado de Elías debido a la obediencia
de este hombre a Su Palabra. En el versículo 36, Elías oró: "... SEÑOR Dios de
Abraham, Isaac y de Israel, que se sepa hoy que eres Dios en Israel, que soy tu siervo
y que he hecho todas estas cosas. a tu palabra ". Como resultado de su oración, el
fuego bajó del cielo. No solo consumió los sacrificios quemados y la madera, sino
también las piedras, el polvo y el agua en la zanja. ¿Por qué el fuego de Dios
consumió todo esto? Porque era una obra de fe, "... ¡He hecho todas estas cosas en
tu palabra!" Debido a esta manifestación visible del poder de Dios, el pueblo
confesó: "... Jehová, él es el Dios; Jehová, él es el Dios" (versículo 39).
Lamentablemente, este milagro innegable por el poder de Dios no llevó al pueblo
al arrepentimiento; de hecho, ocurrió todo lo contrario: sus corazones se
endurecieron. No mostraron evidencia de avivamiento; ¡aparentemente todos
permanecieron igual!
A continuación, vemos al valiente Elijah corriendo por su vida desde la Reina
Jezabel. Sin embargo, por Su gracia, el Señor restauró a Elías, tanto espiritual
como físicamente, para continuar haciendo Su voluntad y proclamar el mensaje
de Dios a la gente.

Capilla para marinos


Second Kings 2 ofrece una descripción detallada del rapto de Elijah. Primero
leemos: "Y Elías dijo a Eliseo: Quédate aquí, te ruego; porque el SEÑOR me envió a
Betel. Y Eliseo le dijo: Como vive el SEÑOR, y como vive tu alma, no te dejaré.
Entonces bajaron a Betel " (versículo 2). Eliseo, el sucesor de Elías, se paró con el
profeta y fue con él a Betel. La palabra "Betel" significa "la casa de Dios".
Por cierto, ese es el fundamento de nuestra doctrina y fe, "la casa de Dios"
que se encuentra en la forma de los 66 libros que componen nuestra Biblia. Si
deseamos saber más sobre el pasado, el presente o el futuro, simplemente
necesitamos leer la preciosa Palabra de Dios. El Señor en realidad nos reta a
"pedirme cosas por venir".

Jericó
Después de Betel, "... Elías le dijo: Eliseo, quédate aquí, te ruego; porque el
SEÑOR me envió a Jericó. Y él dijo: Como vive el Señor, y como vive tu alma, no te
dejaré. Entonces vinieron a Jericó "(versículo 4). La ciudad de Jericó nos recuerda
el juicio. Dios instruyó a Israel a tomar esta ciudad y destruir todo dentro de sus
límites.
El juicio es algo por lo que nosotros, como creyentes individuales, debemos
pasar también. El Señor, por su Espíritu, continúa juzgándonos. La Biblia dice: "...
a través de muchas tribulaciones debemos entrar al reino de Dios" (Hechos 14:22).
Por lo tanto, nunca debemos sorprendernos cuando el Señor nos envía
dificultades, ya sean enfermedades, cargas no expresadas o incluso tragedias.
Siempre debemos recordar que estamos en la mano del Eterno, y sus promesas
se aplican a todos los hijos de Dios: "... sabemos que todas las cosas funcionan
juntas para bien para los que aman a Dios, para aquellos que son llamados según
su propósito " (Romanos 8:28).
Muchos de los queridos hijos de Dios están pasando por una profunda
angustia y confusión interna. A menudo han preguntado: "¿Por qué Señor, por
qué yo?" Sin embargo, el Señor en su amor guarda silencio y solo cuando todo
termine entenderemos que su mano de juicio fue usada contra nosotros debido
a su gran amor: "Por quien el Señor ama, castiga y azota a cada hijo que recibe ".
(Hebreos 12: 6).

Jordán
El siguiente paso de este viaje fue el Jordán: " ... Elías le dijo: Espera, te ruego,
aquí; porque el SEÑOR me ha enviado al Jordán. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu
alma. No te dejaré. Y los dos continuaron " (2 Reyes 2:6). Jordan también se
representa como la muerte. El río Jordán se vacía en el lago de la muerte, el Mar
Muerto. Cuando Elijah y Eliseo se acercaron al río Jordán, leemos: "Y cincuenta
hombres de los hijos de los profetas fueron y se pararon a ver de lejos; y los dos se
pararon junto al Jordán" (versículo 7). Es interesante que los hijos de los profetas
no vinieron, sino que solo observaron desde "lejos". A menudo me he preguntado
sobre el significado de esto y nunca he llegado a ninguna conclusión que no sea
la explicación que solía dar el Dr. Wim Malgo. Los hijos de los profetas presentan
proféticamente un cristianismo que confiesa creer en la Biblia, pero que no pone
en práctica la Palabra de Dios. No caminan con el Señor. Ellos dicen
"sí" a Jesús, "sí" a la salvación, "sí" a la verdad de la Biblia, pero cuando llega
el momento de arriesgar sus vidas, preferirían "ver desde lejos".
La historia del Rapto se desarrolla cuando el río Jordán se divide: "... los dos
se fueron a tierra seca" (versículo 8). Elijah y Elisha caminaron uno al lado del
otro hasta su destino. Entonces llegó el momento de su partida, "Y sucedió que
cuando se fueron, Elías dijo a Eliseo: Pregunta qué haré por ti, antes de que me
alejen de ti. Y Eliseo dijo: Te ruego, que una doble porción de tu espíritu esté sobre
mí. Y él dijo: Has pedido una cosa difícil: sin embargo, si me ves cuando me sea
quitado de ti, será así para ti; pero si no, no será así. sé así " (versículos 9-10).
Aunque esta no es una profecía directa, podemos concluir que es una profecía
indirecta que demuestra la Iglesia de Jesucristo representada por Elías e Israel
representada por Eliseo. La Iglesia será quitada del camino, pero Israel se
quedará atrás.
La Iglesia fue fundada cuando el Espíritu Santo fue derramado sobre los
discípulos que esperaban. Desde ese día en adelante, el Espíritu continúa
fluyendo en los vasos vacíos de los pecadores arrepentidos y continuará
haciéndolo hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles. Puede ser
significativo notar que, a pesar de casi 2,000 años de historia de la iglesia,
Realmente no podemos afirmar que hemos llegado al mundo entero con el
Evangelio. Con una población de 1.250 millones, China es predominantemente
atea, y la India, cuya población es de más de mil millones, es principalmente
hindú. Actualmente, más de mil millones de personas permanecen bajo el
dictado del papa en Roma, y hay casi mil millones de seguidores del Islam. Según
estas cifras, tenemos que admitir que la Iglesia apenas ha arañado la superficie.
Debemos recordar que es el Señor quien edifica su Iglesia. A pesar de las
probabilidades aparentemente imposibles, encontramos a aquellos que Él ha
redimido en todas las áreas del mundo. No hay una nación en la faz de la tierra
donde no haya cristianos. Por lo tanto, esta doble porción del espíritu de Elías
que vino sobre Eliseo aún no ha visto su mayor cumplimiento. La Palabra de Dios
saldrá de Jerusalén y la tierra se llenará del conocimiento del Señor.
Sin lugar a dudas, Israel todavía tiene que experimentar cosas poderosas sin
precedentes en la historia. A través de Israel, el Señor llenará al mundo con Su
preciosa Palabra.

Rapto por un torbellino


Finalmente llegamos al Rapto de Elías, "Y sucedió, mientras ellos seguían y
hablaban, que, he aquí, apareció un carro de fuego y caballos de fuego, y los separó
a ambos en pedazos; y Elías se fue arriba por un torbellino al cielo "(2 Reyes 2:11).
En lo que respecta a la Iglesia e Israel, esto definitivamente sucederá.
Aunque orgánicamente pertenezcamos juntos, nos separaremos. Echemos un
vistazo más de cerca a la unidad de Israel y la Iglesia.

El olivo
Israel, simbolizado por el olivo, nunca dejó de existir. Contrariamente a la
naturaleza, los gentiles fueron injertados, como Romanos 11:24 confirma:
"Porque si te cortaras del olivo que es salvaje por naturaleza, y si fueras
injertado contra la naturaleza en un buen olivo: ¿cuánto más serán estos, que son
las ramas naturales, injertados en su propio olivo?" Israel se mantendrá solo
cuando la Iglesia sea raptada. Por primera vez en la historia, se verán
amenazados con la integración de las naciones gentiles, como vemos en la
profecía de Daniel, "... mientras que viste hierro mezclado con miry clay, se
mezclarán con la simiente de los hombres: pero no se unirán entre sí, como el hierro
no se mezcla con la arcilla " (Daniel 2:43). Muy a menudo escuchamos sobre el
gran peligro que enfrenta Israel geográficamente. No solo tienen que lidiar con
el odio de los árabes, sino que los judíos han sufrido más persecución que
cualquier otra raza a lo largo de los siglos. Sin embargo, todas estas cosas
terribles palidecen en comparación con el mayor peligro que aún enfrentan: la
mezcla del "hierro con el barro" o la integración de los gentiles con los judíos.

Iglesia a ser separada


Este llamado a ser un pueblo peculiar también se aplica a la Iglesia. Escuche
las palabras del apóstol Pedro: "Pero vosotros sois una generación elegida, un
sacerdocio real, una nación santa, un pueblo peculiar; para que muestres las
alabanzas del que te ha llamado de las tinieblas a su luz maravillosa " ( 1 Pedro 2:
9). La clara diferencia entre Israel y la Iglesia radica en el hecho de que Israel
tiene un llamado nacional, "sobre todas las naciones" y tenemos un llamado
espiritual como "sacerdocio real" para dejar que Su luz brille en la oscuridad. El
peligro de mezclarse con el mundo es una fuerte advertencia para cada hijo de
Dios.
Me temo que cada vez es más difícil distinguir a los cristianos de los no
cristianos. Ambos hablan el mismo idioma, usan el nombre de Jesús, dicen creer
en la Biblia, construyen iglesias, proclaman el mensaje de Dios por la radio,
publican literatura, operan ministerios exitosos en la televisión e incluso envían
misioneros. Ambos hacen todo lo posible, pero uno es real y el otro es falso.

El falso evangelio
El apóstol Pablo nos advierte enfáticamente del falso Jesús que es predicado
por otro espíritu, que constituye otro evangelio y que es promovido por falsos
apóstoles y ministros de injusticia. Él escribe en 2 Corintios 11: 2, "Porque estoy
celoso de ti con celos piadosos: porque te he desposado con un esposo, para que
pueda presentarte como una virgen casta a Cristo". Luego explica: "Pero temo, no
sea que, por cualquier medio, como la serpiente engañó a Eva a través de su
sutileza, sus mentes se corrompan por la simplicidad que hay en Cristo. Porque si
el que viene predica a otro Jesús, a quien no tenemos predicado, o si recibís otro
espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado,
bien lo toleráis con él. Para supongo que no le iba en zaga los muy sumos apóstoles.
.. Para tal son falsos apóstoles, trabajadores engañosos, que se transforman en
apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se transforma en
un ángel de luz. Por lo tanto, no es gran cosa si sus ministros también se
transforman como ministros de justicia; cuyo fin serán según sus obras "
(versículos 3-5, 13-15). Solo aquellos que nacen de nuevo de Su Espíritu prestan
atención al claro llamado a separarse de las cosas del mundo. La verdadera
Iglesia está en el mundo, pero no del mundo y los miembros verdaderos oyen la
voz del único Pastor verdadero. Esos se mencionan en 1 Tesalonicenses 4:17,
"Entonces nosotros, los que vivimos y quedamos, seremos arrebatados junto con
ellos en las nubes, para encontrarnos con el Señor en el aire: y así estaremos
siempre con el Señor". Que el Señor, por su gracia, nos proteja a todos del engaño
de las obras de Satanás. A medida que nuestro tiempo en la tierra está llegando
rápidamente a su fin, "El que tiene oído, oiga lo que el espíritu dice a las iglesias".
CAPÍTULO 8

ISRAEL: EL PRINCIPIO DE LA IGLESIA

La iglesia e Israel
No es nuestra intención debatir las diversas interpretaciones sobre el Rapto
porque creemos que eso solo conduciría a una confusión adicional. El rapto es
una doctrina ortodoxa que no se puede negar. El propósito de este capítulo es
alentar a la Iglesia a creer en las palabras de Jesús: "No se turbe vuestro corazón:
creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas mansiones:
si no fuera así, Te lo habría dicho. Voy a preparar un lugar para ti. Y si voy y preparo
un lugar para ti, volveré y te recibiré para que donde yo esté, allí también puedas
estar " (Juan 14:1-3) ¡Por lo tanto, esperamos con alegría al Señor! El apóstol
Pablo advierte a los creyentes que "busquen esa bendita esperanza y la gloriosa
aparición del gran Dios y nuestro Salvador Jesucristo" (Tito 2:13).
Por lo tanto, según la Escritura, ¡creemos en la inminencia del Rapto!

¡La Biblia se refiere al Rapto como un "misterio"! Por esa razón nos negamos
a apoyar las muchas afirmaciones sensacionales que circulan entre los creyentes
acerca de nuevos descubrimientos sorprendentes que supuestamente "prueban"
que la Biblia es la Palabra absoluta de Dios. Debido a que la Biblia debe ser creída,
la verdad se basa en sus propios méritos. La verdad no necesita ni depende de
los llamados hechos científicos. La verdad que proclamamos es una persona; Se
llama Jesús. Él está en persona, la VERDAD.

La necesidad de la fe
La Biblia dice: "... el que viene a Dios debe creer que él es" (Hebreos 11:6).
Dios nos dio su Palabra y la creemos incondicionalmente. Si entendemos todo su
contenido o solo un poco no hace la diferencia. Descartamos categóricamente
todas las acusaciones de aquellos que critican la verdad de la Biblia debido a
nuestra propia capacidad humana limitada. En otras palabras, algunos afirman
que, dado que no se puede explicar humanamente algo, no existe. Tales
conclusiones son erróneas porque la Biblia dice: "Aunque no miramos las cosas
que se ven, sino las que no se ven: porque las cosas que se ven son temporales; pero
las que no se ven son eternas" (2do Corintios 4:18).
Incluso el apóstol Pedro tuvo que confesar que algunas de las cosas que
escribió Pablo eran difíciles de entender, "... así como nuestro querido hermano
Pablo también de acuerdo con la sabiduría que le ha escrito, como también en
todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; en las cuales hay algunas cosas
difíciles de entender ... " (2da Pedro 3:15b-16a).
Es bueno hacer preguntas sobre la Palabra de Dios. Indica que estamos
buscando y luchando por la verdad para que podamos comprender aún más los
maravillosos misterios de las profundidades de Dios. Pablo expresó esta
esperanza que proviene de la mayor comprensión de Su Palabra, con estas
palabras: "Los ojos de tu entendimiento se iluminan; para que sepáis cuál es la
esperanza de su llamado y cuáles son las riquezas de la gloria de su herencia en los
santos " (Efesios 1:18).
La escritura es absoluta; Es la Palabra de Dios.

Fe, no ciencia
Las Escrituras no pueden presentarse a los científicos para un estudio para
determinar su verdad. Dios ha rechazado el proceso intelectual de reconocerlo:
"Porque después de eso, en la sabiduría de Dios, el mundo por la sabiduría no
conoció a Dios, agradó a Dios por la necedad de la predicación para salvar a los
que creen" (1 Corintios 1:21). Él ha revelado la verdad a aquellos que creen,
independientemente de nuestro estado social o nivel educativo. Puede ser
humillante para algunos de nosotros darnos cuenta de que no somos tan
inteligentes después de todo. Como señala la Biblia, "... Dios ha elegido las cosas
necias del mundo para confundir a los sabios; y Dios ha elegido las cosas débiles del
mundo para confundir las cosas que son poderosas" (1 Corintios 1:27).
La Biblia es un libro de fe, y solo en la medida en que estemos dispuestos a
someter nuestro intelecto a la autoridad de las Sagradas Escrituras podemos
entender su mensaje. Hebreos 11: 1 dice: "Ahora la fe es la sustancia de las cosas
que se esperan, la evidencia de las cosas que no se ven". Este versículo habla en
términos científicos y legales: la fe es "sustancia" y "evidencia".
Por esta misma razón, es inútil discutir la doctrina del Rapto con aquellos
que niegan la autoridad absoluta de las Sagradas Escrituras. El apóstol Pablo
escribió a los Tesalonicenses en los términos más simples y enumeró una sola
condición cuando describió el Rapto venidero, "Porque si creemos que Jesús murió
y resucitó ..." (1 Tesalonicenses 4:14). Por lo tanto, si no creemos en la muerte y
resurrección de Jesús, no podemos nacer de nuevo. Como resultado, no seremos
raptados.
Israel: El Tiempo del Fin sesión
Cuando hablamos del Rapto, debemos darnos cuenta de que este no es un
evento aislado que concierne solo a la Iglesia de Jesucristo, ni es una doctrina
establecida solo en el Nuevo Testamento. Eso está lejos de la verdad. Notamos
en muchos pasajes, Romanos 11 en particular, que la Iglesia de Jesucristo
consiste principalmente en gentiles y en realidad es parte de Israel; Somos
orgánicamente uno. La Biblia claramente apoya la posición de los gentiles con las
siguientes palabras, "... fueron cortados del olivo que es salvaje por naturaleza, y
fueron injertados contrariamente a la naturaleza en un buen olivo: cuánto más
serán estos, que ser las ramas naturales, ser injertadas en su propio olivo?
(versículo 24). El versículo 17 da una aclaración adicional: "... tú, siendo un olivo
silvestre, fuiste injertado entre ellos, y con ellos compartimos la raíz y la gordura
del olivo".
Como el olivo representa a Israel, los gentiles que creen en Jesús se han
unido a Israel, haciéndonos uno. Cuando ocurra el Rapto, indudablemente
afectará a Israel, como veremos más adelante.
Esta unidad orgánica también se enfatiza en Efesios 2:12, "Que en ese tiempo
estaban sin Cristo, siendo extranjeros de la comunidad de Israel, y extraños de los
convenios de promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo". Y, por supuesto, no
debemos olvidar mencionar Efesios 3: 6, "Que los gentiles deben ser herederos, y
del mismo cuerpo y participantes de su promesa en Cristo por el evangelio". Por lo
tanto, si parte de la promesa se dirigió a la Iglesia de entre los gentiles, podemos
concluir que Israel debe ser el mayor signo de los últimos tiempos para la Iglesia
y que el Rapto está cerca. Con eso en mente, echemos un vistazo más de cerca a
Israel.

La separación de Israel desde Egipto


El Antiguo Testamento trata con el pueblo de Israel a quien Dios escogió
específicamente para establecer su reino en la tierra. Les dio la ley y los profetas.
Esta ley estaba destinada exclusivamente a los descendientes de Abraham, Isaac,
Jacob (más tarde llamado Israel) y los doce hijos que constituyeron las doce
tribus de Israel. Es evidente que Dios los eligió por separación. Fueron apartados
desde el principio cuando se convirtieron en una nación en Egipto para que no
se integraran y finalmente se convirtieran en egipcios.
Justo antes de que Israel saliera de Egipto, Dios dijo: " ... contra ninguno de
los hijos de Israel un perro no moverá su lengua, contra un hombre o una bestia:
para que sepan cómo el SEÑOR marca la diferencia entre los egipcios e Israel "
(Éxodo 11:7).
Israel: la herramienta de juicio de Dios
En muchos casos, Dios separó continuamente a Israel de las naciones con
las que ella entró en contacto. Cuando los israelitas entraron en la Tierra
Prometida, recibieron la clara instrucción de Dios de que deberían destruir todo
y que no deberían dejar un alma viva. El juicio de Dios ejecutado por Israel fue
todo incluido.
Dios les dio instrucciones y la razón por la cual esta separación era
necesaria: "Cuando el SEÑOR tu Dios te traiga a la tierra donde vayas a poseerla,
y expulse a muchas naciones delante de ti, los hititas y los giritas , y los Amorreos,
y los cananeos, y los ferezeos, y los heveos, y los jebuseos , siete naciones más
grandes y poderosas que tú; y cuando el SEÑOR tu Dios los entregue delante de ti;
los herirás y los destruirás por completo; no hagas pacto con ellos, ni les des
misericordia: ni harás matrimonios con ellos, ni darás tu hija a su hijo, ni tomarás
su hija con tu hijo, porque rechazarán que tu hijo me siga. para que sirvan a otros
dioses: así se encenderá la ira del Señor contra ti y te destruirá de repente "
(Deuteronomio 7:1-4).
Joshua más tarde advirtió a la gente que si no ejecutaban completamente
este mandamiento de Dios, aquellas naciones que quedaron vivas se convertirían
en una piedra de tropiezo para el pueblo de Israel.

Israel Para estar separado


Muy pocos parecen darse cuenta de que la unión de los judíos y los gentiles
viola claramente el orden de Dios. Según Deuteronomio 14: 2, Israel no puede
integrarse en las naciones del mundo, "Porque tú eres un pueblo santo para el
Señor tu Dios, y el Señor te ha elegido para ser un pueblo peculiar para sí mismo,
sobre todas las naciones que están sobre la tierra ". Antes de la muerte de Moisés,
bendijo a las doce tribus y se dirigió a Israel: "Feliz eres tú, Israel: ¿quién eres como
tú, oh pueblo salvado por Jehová, el escudo de tu ayuda, y quién es la espada de tu
excelencia?! y tus enemigos serán mentirosos para ti, y pisarás sus lugares altos "
(Deuteronomio 33:29). Dios separó a los judíos, "por encima de todas las demás
naciones". Son elegidos para el propósito de Dios. Si Satanás, el príncipe de este
mundo, que también se llama el dios de este mundo, logra mezclar a los judíos
con los gentiles, entonces puede erradicarlos, disolviéndolos en el océano de los
gentiles, arruinando las promesas de Dios. Sabemos por la Biblia que, al final,
Satanás no tendrá éxito. El Señor se encargará de que Israel se salve de este
terrible día venidero, la Gran Tribulación.
Israel fracasó Para Separar
Al leer el Antiguo Testamento, sabemos que Israel no cumplió por completo
este mandamiento de Dios. Mientras vivió Josué, la gente siguió las instrucciones
del Señor de destruir a sus enemigos. Sin embargo, después de la muerte de
Joshua, leemos una y otra vez en el libro de Jueces que las tribus de Israel no
expulsaron completamente a los enemigos de su territorio asignado. Llegamos a
esta conclusión en base a los siguientes ejemplos:
• Judá y Simeón "... no pudieron expulsar a los habitantes del valle ..." (Jueces
1:19).
• "Y los hijos de Benjamín no expulsaron a los jebuseos que habitaban
Jerusalén ..." Jueces 1:21)
• "Tampoco Manasés expulsó a los habitantes de Bethshean ..." (Jueces 1:27).
• "... cuando Israel era fuerte ... pusieron a los cananeos a tributar, y no los
expulsaron por completo" (Jueces 1:28).
Israel no pudo ejecutar el mandamiento de Dios. ¡Esto se ha trasladado al
problema actual en el Medio Oriente y no es más que el resultado de la
desobediencia de Israel, incluso hace miles de años! Israel se negó
deliberadamente a separarse de las naciones y ha permitido continuamente
cierto grado de integración.

Israel fracasó Para reciba el reino de Dios


En la plenitud de los tiempos, Jesús, el Hijo de Dios y el Mesías vinieron y
proclamaron que el reino de Dios estaba cerca. Finalmente, Israel tuvo la
oportunidad de ser una nación única por encima de todas las demás como un
testimonio visible para los paganos.
Juan el Bautista, el heraldo del Mesías venidero, proclamó:
"... Arrepiéntete, porque el reino de los cielos está cerca" (Mateo 3:2). Juan no
salió con esta declaración por iniciativa propia, sino que citó la Escritura
profética, "Porque este es el que habló el profeta Esaias, diciendo: La voz de alguien
que llora en el desierto, prepara el camino del Señor, endereza sus caminos "
(Mateo 3:3). Cuando Jesús fue bautizado por Juan, escuchamos la confirmación
del Padre celestial: "Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia" (Mateo
3:17).

La gran tentación
Para destruir el consejo de Dios, Satanás tienta al Hijo de Dios ofreciéndole
un reino falso y sustituto. Leemos: "... el diablo lo lleva a una montaña
extremadamente alta, y le muestra todos los reinos del mundo y la gloria de ellos"
(Mateo 4: 8). Jesús iba a venir y proclamar el reino de Dios, pero el diablo quería
traer su propio reino a través del mundo. A cada una de las tentaciones de
Satanás, Jesús citó las Escrituras, diciendo: "Está escrito". Jesús vino a cumplir la
Palabra profética. Sus obras no fueron producidas por él mismo por su propia
voluntad, sino que vino a hacer la voluntad del Padre.

Profecía cumplida
Es fascinante notar que todos estos eventos ocurrieron de acuerdo con la
Palabra profética, "... para que se cumpliera lo que el profeta habló del Señor ..."
(Mateo 1:22). Incluso las personas religiosas que en realidad no esperaron la
venida del Mesías tuvieron que confesar, "... porque así está escrito por el profeta"
(Mateo 2: 5). En el versículo 15 leemos: "... para que se cumpliera lo que el profeta
habló del Señor ..." Y en el versículo 17: "Entonces se cumplió lo que habló el
profeta Jeremías ..." Cuando sus padres se establecieron en Nazaret, leemos: "...
para que se cumpliera lo dicho por los profetas, se le llamará Nazareno" (versículo
23). Jesús vino a cumplir la perfecta voluntad de Dios el Padre. El Nuevo
Testamento testifica repetidamente de sus obras como el cumplimiento de la
profecía.
Los escribas, los fariseos y las otras autoridades religiosas deberían haber
reconocido que Jesús era el Mesías, pero no lo hicieron. ¿Por qué no? Porque la
profecía tenía que cumplirse. Mateo 13:14-15 atestigua que, "... en ellos se cumple
la profecía de Isaías, que dice: Al oír oiréis, y no entenderéis; y viendo
veréis, y no percibiréis: porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, y
sus oídos son sordos de oír, y han cerrado sus ojos; no sea que en cualquier momento
vean con sus ojos, y oigan con sus oídos, y entiendan con su corazón, y se conviertan,
y yo los sane. " El Príncipe de Paz, el Señor Jesucristo, estaba en medio de ellos.
¡Sin embargo, Israel tropezó y los judíos cayeron profundamente en la
incredulidad porque habían querido el reino y el rey en sus propios términos!

Israel aislado a través del juicio


Después de que los hijos de Israel se negaron a obedecer a Dios y guardar
Sus mandamientos, que los habrían separado de las naciones paganas que los
rodeaban, ¡Dios usó a las naciones como una herramienta de juicio para separar
a los judíos de su tierra y dispersarlos por todo el mundo!
Desde la destrucción del Templo por las fuerzas romanas en el año 70 DC,
los judíos han sido severamente perseguidos en todo el mundo.
Se han escrito volúmenes sobre el horrible sufrimiento del pueblo judío
durante el transcurso de los últimos 2.000 años.
Dios ordenó que se identificaran, aislaran y separaran claramente: no con el
propósito de ser únicos en un sentido positivo, sino a menudo por
discriminación, opresión e incluso muerte.

El nacimiento milagroso de Israel


Este siglo ha sido testigo de la mayor matanza en la historia del pueblo judío.
A través de la máquina de matar nazi de Hitler, más de seis millones de judíos
perecieron, no por ningún delito o maldad de su parte, sino simplemente porque
eran judíos. ¡Eran diferentes!
Es extremadamente difícil, si no imposible, entender por qué Dios permitió
un juicio tan horrible sobre su pueblo elegido. Muchos han hecho la pregunta sin
recibir una respuesta definitiva. Todo lo que sabemos es que Israel surgió
inmediatamente después del Holocausto y se convirtió en una nación. Las
horribles injusticias sufridas por el pueblo judío contribuyeron a la decisión de
las Naciones Unidas de otorgarles el derecho de establecer una patria en el
territorio nombrado por la Palestina Británica.
A principios de este siglo, los judíos y los árabes vivían juntos en relativa
armonía en Tierra Santa. Sin embargo, con la fundación del estado de Israel el 14
de mayo de 1948 y las guerras que siguieron como resultado, Israel se dividió de
sus vecinos árabes. La división de estos dos grupos hizo que el mundo presionara
a Israel para que se comprometiera con respecto a la coexistencia entre ellos y
los árabes palestinos.
Incluso hoy, Israel desea una convivencia pacífica con todos los árabes, y sin
duda, esta división se tratará de manera democrática para que algún día Israel
viva en paz con todos sus vecinos árabes. Sin embargo, debo enfatizar que esta
paz solo será temporal porque es una paz falsa.

Estado palestino y la paz que viene


Israel había ganado con éxito el territorio a través de la guerra, pero perdió
la mayor parte a través de la negociación. Al mirar un mapa que muestra los
territorios de los árabes palestinos dentro del territorio de Israel, debe darse
cuenta rápidamente de que dos naciones no pueden existir en este pequeño
pedazo
de bienes inmuebles. No puedes tener dos naciones diversas viviendo juntas
en paz y armonía. Aunque parezca imposible, se creará una paz negociada. La
Escritura profética indica claramente que Israel vivirá en paz temporalmente, y
esto se considerará milagroso.
Sabemos que la paz vendrá porque la Biblia declara: "Porque han curado
levemente el dolor de la hija de mi pueblo, diciendo: Paz, paz; cuando no hay paz"
(Jeremías 8:11). Israel hará las paces con los árabes y será llevado a una
federación con la nueva y final superpotencia gentil, la Unión Europea. Entonces,
por primera vez en la historia relativamente corta de Israel, una paz segura
parecerá que finalmente ha llegado.

El deseo de Israel para "Normalidad"


En el plano político, Israel ahora tiene relaciones diplomáticas con más
naciones que nunca. Se escuchan voces en todo Israel y en el mundo judío que
proclaman, en efecto, "Somos una nación normal".
En 1993, se estableció una relación diplomática entre Israel y el Vaticano,
que siempre ha sido un amargo enemigo del pueblo judío.
¿Por qué Roma se ha opuesto tan amargamente a los judíos durante tantos
años? Porque Roma se ha negado fundamentalmente a aceptar la autoridad de la
Escritura y ha enseñado que la iglesia romana ha REEMPLAZADO a Israel en el
plan de Dios. La iglesia romana afirmó ser el heredero de TODAS las promesas
de bendición de Dios; los judíos quedaron con las maldiciones. Esta ideología les
permitió justificar su viciosa persecución y asesinato de los judíos a lo largo de
la historia, bajo el pretexto de reclamar hacer la voluntad de Dios. Si bien Martín
Lutero rechazó muchas de las herejías de Roma, amplificó la actitud de Roma
hacia los judíos. Así, el protestantismo también fue infectado con el error
fundamental de Roma.

El peligro de la asimilación
Aunque los judíos vivían en medio de otras naciones, han logrado mantener
su identidad durante más de dos milenios, incluso cuando se enfrentan a la
persecución y la muerte. Hoy, por primera vez, comienzan a integrarse como
"personas normales" con todas las demás naciones del mundo. ¡Eso significa que
el mayor peligro no es necesariamente la posibilidad de ser aniquilado por las
potencias árabes, sino integrarse en la familia de naciones gentiles!
Esa es la política de prácticamente todos los políticos israelíes. Intentan
desesperadamente posicionar a Israel como una nación como cualquier otra.
Como resultado, Israel niega su llamado a ser un pueblo especial y elegido del
Señor.
Es importante señalar que la palabra "elegido" no necesariamente tiene una
connotación positiva. Los judíos han sufrido terriblemente como ninguna otra
gente porque son "elegidos" por Dios. Humanamente hablando, no podemos
culparlos por negarse a ser "elegidos".
Hoy, Israel desea ser identificado como parte del mundo, no separado del
mundo.
La democracia popular
El surgimiento global de una nueva filosofía proclama en voz alta: "¡Todas
las personas son iguales!" Con esta filosofía, se ha propuesto y promovido una
idea de que todos los países, incluido Israel, pueden obedecer la misma ley. ¡En
consecuencia, un gobierno mundial es una posibilidad muy realista para los
próximos días!
En el pasado, tal idea fue rechazada, pero debido a la economía global, las
finanzas y la religión de orientación ecuménica actual, la unidad mundial se está
convirtiendo en una realidad. La filosofía de tolerancia políticamente correcta de
hoy está uniendo los problemas existentes, haciendo que la idea de una
gobernanza global sea mucho más ampliamente aceptada.

La unicidad de Israel
Hacemos hincapié deliberadamente en la posición de Israel en relación con
la Iglesia y las naciones gentiles para que podamos entender por qué es necesario
en estos últimos tiempos esperar una intervención sobrenatural. Dios debe
cumplir su palabra; "Porque tú eres un pueblo santo a Jehová tu Dios, y Jehová te
ha escogido para serle un pueblo a peculiares, más que todos los pueblos que están
sobre la tierra" (Deuteronomio 14:2). ¿Cómo puede Dios hacer de Israel un
pueblo especial y elegido sobre todas las naciones del mundo si se espera que se
conviertan en uno con el mundo? Además, podemos preguntar: ¿Debería Israel
seguir su propio camino, separándose de las naciones del mundo? No lo creo.
Incluso si los judíos lo intentaran, no tendrían éxito porque la elección de Dios
no depende de las acciones de las personas. Depende exclusivamente de su
llamado, "... el Señor te ha elegido para ser un pueblo peculiar para sí mismo ..."
Ahora que estamos presenciando la integración de los judíos con las
naciones del mundo, nos vemos obligados a preguntar: "¿Cuánto tiempo pasará
hasta que Dios interfiera sobrenaturalmente para mantener la identidad
nacional de su pueblo elegido?" ¡Sigue leyendo!

Israel: el origen de la iglesia


Muchos lectores podrían preguntarse: "¿Israel tiene una relación directa
con la Iglesia y el Rapto?" La respuesta es "sí" porque Israel nos ha sido dado
como ejemplo. Por lo tanto, también debemos analizar a la Iglesia con respecto a
su posición elegida como una identidad separada, ¡usando a Israel como nuestro
patrón!
Pentecostés
Para comprender completamente la posición de la Iglesia, comenzamos con
el nacimiento de la Iglesia. Hechos 2 registra que aproximadamente 120 judíos
devotos "... estaban todos juntos en un solo lugar" (Hechos 2: 1). No hay duda de
que hubo una perfecta unidad entre este grupo. A medida que leemos, vemos que
"... repentinamente se escuchó un sonido del cielo como de un fuerte viento, y llenó
toda la casa donde estaban sentados. Y se les aparecieron lenguas hendidas como
de fuego, y se sentó sobre cada uno de ellos " (versículos 2-3). Esto documenta el
nacimiento de la Iglesia de Jesucristo, un evento único.

El espíritu permanente
Tal vez se pregunte si los discípulos ya eran creyentes en ese momento. La
respuesta es sí; sin embargo, no nacieron de nuevo del Espíritu de Dios. Lee lo
que Jesús dijo a sus discípulos acerca del Espíritu Santo, "el Espíritu de verdad, al
cual el mundo no puede recibir, porque no ve lo que no, ni knowth él: mas vosotros
le conocéis, porque él mora con vosotros, y estará en usted " (Juan 14:17). Darse
cuenta de
Jesús dice: "Porque él (el Espíritu) habita contigo". Antes del derramamiento
del Espíritu Santo en Pentecostés, el Espíritu Santo vino sobre una persona para
cumplir una determinada tarea. Así, el Espíritu Santo estaba con los discípulos,
pero no "en" ellos.
El versículo 17 revela que Él "estará en ti". ¡Esta palabra profética del Señor
Jesús a Sus discípulos se cumplió el día de Pentecostés!

¿Qué obras mayores?


Cuando entendemos el significado del renacimiento, la declaración que hizo
Jesús en Juan 14:12 comienza a tener sentido. "De cierto, de cierto os digo: El que
cree en mí, las obras que yo hago, él las hará también; y mayores que éstas hará,
porque yo voy al Padre". ¿Cómo es posible que hagamos "obras mayores" que las
que hizo el Señor? ¿Cuáles son estas obras que se supone que son tan geniales?
Obviamente deben superar la apertura de los ojos de los ciegos, los oídos de los
sordos, haciendo que los cojos caminen y resucitando a los muertos.
La respuesta es relativamente fácil cuando entendemos que estas personas
que fueron sanadas por el Señor, o resucitadas de entre los muertos, no
continuaron viviendo para siempre. Ya no están entre nosotros, tal como la Biblia
declara: "Está establecido para el hombre que muera una vez".
Cuando el Señor dijo que estaremos haciendo "grandes obras", ¡estaba
hablando del derramamiento del Espíritu Santo que llevaría al nuevo nacimiento,
resultando en que la persona renacida se convierta en una persona eterna! Al
predicar el Evangelio, las personas nacerán de nuevo. ¡Eso sí que es una obra
mayor! Esto, querido amigo, es nuestra responsabilidad dada por Dios. Ya sea
orando, yendo al campo misionero o dando, estamos predicando el Evangelio
liberador de nuestro Señor Jesucristo a las partes más externas de la tierra para
que muchos más nazcan de nuevo y se agreguen al reino de Dios.

La primera iglesia
La primera Iglesia era tan rara y tan segregada que no había dudas sobre su
identificación. Su singularidad se basaba en la perfecta unidad. Después de leer
los primeros capítulos del libro de los Hechos, he concluido que la Iglesia
primitiva creía en el establecimiento del reino visible de Dios en la tierra en
Israel en ese momento. Hechos 4:34 parece respaldar esto: "Tampoco hubo
ninguno de ellos que careciera de ellos: por más que los poseedores de tierras o
casas los vendieron, y trajeron los precios de las cosas que se vendieron". Por
supuesto, compartir posesiones no duró, como veremos más adelante.

¿Es la iglesia el reino de Dios en la tierra?


¿Cómo le gustaría unirse a una iglesia hoy que espera que venda todo lo que
tiene, sin importar cuánto, y que done todo a la iglesia? Pocos de nosotros
estaríamos dispuestos a hacerlo. También estoy convencido de que Dios tenía la
intención de establecer el reino de Dios en la tierra a través de la Iglesia en
Jerusalén en ese momento. Parecería natural que la Iglesia primitiva se esforzara
por establecer el reino de Dios en la tierra porque todos eran judíos que residían
en la tierra de Israel y, de hecho, esperaban el inminente regreso de Jesús.
Todos sabemos que esto no sucedió. De hecho, fue en contra de la voluntad
de Dios. Al establecer este nuevo sistema comunal para el
Iglesia, descuidaron obedecer el mandamiento del Señor de salir de
Jerusalén a Samaria y a las partes más remotas del mundo. Por lo tanto, la
persecución fue la herramienta que Dios usó para lograr que la primera Iglesia
obedeciera sus instrucciones. Esto es evidente en Hechos 8: 1, "... en ese momento
hubo una gran persecución contra la iglesia que estaba en Jerusalén; y todos
estaban dispersos en el extranjero ..."
Por esta razón, advertimos sobre los diversos grupos religiosos que
requieren que sus miembros entreguen todas sus posesiones mundanas a sus
líderes o la organización. Esto es completamente contrario a la intención de Dios
para el individuo. La Iglesia no está compuesta del reino de Dios en la tierra; no
tiene una promesa física, geográfica o política para hacerlo.
La iglesia original
Hechos 5 da cuenta de la Iglesia primitiva. Es evidente que la Iglesia estaba
perfectamente unida y el espíritu del juicio de Dios estaba presente. Veamos qué
ocurrió.
Ananías y su esposa Safira, dos miembros de la iglesia, actuaron
hipócritamente y fueron juzgados instantáneamente en presencia de la Iglesia.
Aquí está el informe: "Pero cierto hombre llamado Ananías, con Safira su esposa,
vendió una posesión. Y retuvo parte del precio, su esposa también estaba al tanto,
y trajo una cierta parte, y la puso a los apóstoles 'pies. Pero Pedro dijo: Ananías,
¿por qué Satanás llenó tu corazón para mentirle al Espíritu Santo y retener parte
del precio de la tierra? Mientras permaneció, ¿no era tuya? Y después de que fue
vendida, ¿No fue por tu propia fuerza? ¿Por qué has concebido esto en tu corazón?
No has mentido a los hombres, sino a Dios. Y Ananías, al oír estas palabras, se sintió
abatido y abandonó el fantasma. que escuchó estas cosas. Y los jóvenes se
levantaron, lo arrollaron, lo sacaron y lo enterraron. Y fue alrededor de tres horas
después, cuando su esposa, sin saber lo que había hecho, entró. Y Peter respondido
a ella, Tell me, ¿vendisteis el terreno en tanto? Y ella dijo: sí, en tanto. Entonces
Pedro le dijo: ¿Cómo es lo que habéis h ¿Han acordado juntos tentar al Espíritu del
Señor? he aquí, los pies de los que han sepultado a tu marido están a la puerta, y te
llevarán " (Hechos 5: 1-9).
Este evento ilustra que los apóstoles no tenían autoridad sobre la propiedad
privada. Cuando los creyentes renunciaron a sus posesiones, lo hicieron
voluntariamente. Es vital que ejerzamos discernimiento y precaución cuando
alguien intenta presionarnos sobre cómo administramos nuestra propiedad
privada, nuestras donaciones o incluso nuestros diezmos. Si bien se espera que
seamos buenos administradores, tenemos la libertad de hacer con nuestra
propiedad lo que queramos.

La iglesia segregada
El resultado de este acto de juicio se describe en el versículo 13: "Y del resto,
nadie se une a ellos, sino que la gente los magnifica". Estas palabras son muy
claras. La Iglesia de Jesucristo consistió exclusivamente en creyentes nacidos de
nuevo; nadie se atrevió a formar parte de este grupo. En ese momento, la Iglesia
era 100% identificable.
Como dije antes, no era la intención de Dios establecer una identidad
geográfica a través de la Iglesia, ni siquiera en Su ciudad de Jerusalén. Él le había
ordenado a la gente que saliera de Jerusalén, a Samaria y a las partes más
externas del mundo para predicar el Evangelio de Jesucristo a todas las personas.
Al principio, sin embargo, se convirtieron en un club exclusivo para que "la gente
los magnificara (la Iglesia)".

Segregación e infiltración
Hay una clara diferencia entre Israel y la Iglesia: Israel debía unirse como
un pueblo especial y peculiar, segregado del resto del mundo. Por otro lado, ¡la
Iglesia debía infiltrarse en todo el mundo, predicando en voz alta y clara que
Jesús salva y que vendrá otra vez!
Al principio, la Iglesia continuó creciendo. Hechos 6: 7 dice: "Y la palabra de
Dios aumentó; y el número de discípulos se multiplicó en Jerusalén grandemente; y
una gran compañía de los sacerdotes fueron obedientes a la fe". Jerusalén era la
ciudad santa para la Iglesia, pero el resto del mundo permaneció en la oscuridad.
Sabemos por el informe dado en los Hechos de los Apóstoles que a
continuación ocurrió una gran persecución. A partir de ese momento, los
primeros cristianos fueron perseguidos por sus enemigos a todos los rincones
de la tierra y predicaron el Evangelio donde quiera que fueran. ¡Dios cumplió Sus
intenciones a través de los enemigos de la Iglesia!
Habiendo llegado finalmente a Roma, el apóstol Pablo informó: "A todos los
que estén en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos: Gracia y paz de parte
de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. Primero, agradezco a mi Dios a través
de Jesucristo para todos ustedes, de que se habla de su fe en todo el mundo "
(Romanos 1: 7-8). ¡La persecución de la Iglesia encendió el fuego del Evangelio
para que abarcara al mundo!

Una santa nación


Durante casi 2,000 años, se ha proclamado la Palabra de Dios y se han
agregado millones a la Iglesia en todo el mundo. Israel es la manifestación visible
de la selección de Dios en la tierra. Sin embargo, la Iglesia está en el mundo, pero
no en el mundo; No es una organización sino un organismo vivo. En términos
bíblicos, es el cuerpo de Cristo.
La Iglesia no es una entidad visible, pero está en todas partes. Primero Pedro
2: 9 declara: " Pero sí, una generación elegida, un sacerdocio real, una nación
santa, un pueblo peculiar; para que muestres las alabanzas del que te ha llamado
de las tinieblas a su luz maravillosa ". La Iglesia no puede ser identificada a pesar
del hecho de que ella es una "nación santa"; Por otro lado, Israel puede ser
identificado.
Las universidades, colegios y seminarios están llenos de libros sobre la
historia de la Iglesia; Sin embargo, nadie puede explicar científicamente la Iglesia
de Jesucristo. Ningún límite geográfico, político o cultural identifica el alcance de
la Iglesia.

La iglesia en peligro de aniquilación


Debido a que la Iglesia no tiene parámetros terrenales y se compone de
miembros individuales que caminan entre personas de todas las razas y
nacionalidades, la Iglesia también está en peligro, al igual que Israel se está
uniendo con el mundo.
No es de extrañar que la Iglesia sea continuamente amonestada a no ser
parte de este mundo. Romanos 12:2 advierte: "... no te conformes con este mundo;
pero sé transformado por la renovación de tu mente, para que puedas probar lo
que es esa buena, aceptable y perfecta voluntad de Dios".
James también apoya esta afirmación cuando dice: ".. sabe No sabéis que la
amistad del mundo es enemistad con Dios cualquiera, pues, que quiera ser amigo
del mundo se constituye enemigo de Dios?" (Santiago 4:4). Juan nos advierte con
compasión: "No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama
al mundo, el amor del Padre no está en él, porque todo lo que está en el mundo, la
lujuria de la carne, y la lujuria de los ojos, y el orgullo de la vida, no es del Padre,
sino del mundo " (1 Juan 2:15-16). Claramente, estamos en el mundo, pero no del
mundo. Caminamos entre la gente de este mundo sin distinción física o visual
entre nosotros. Somos ciudadanos de todos los países de la faz de la tierra; ¡sin
embargo, somos diferentes! Como cristianos, no tenemos la promesa de un lugar
permanente en esta tierra porque estamos destinados al Cielo.
El peligro en que se encuentra la Iglesia reside en la posibilidad de
integrarse en el mundo, lo que es contrario a las instrucciones dadas en los
versículos que acabamos de leer.
En estos días, el espíritu de integración es tan fuerte que será prácticamente
imposible mantener nuestra identidad como cristianos. Por lo tanto, es
importante darse cuenta de que Dios debe interferir sobrenaturalmente al sacar
a toda la Iglesia de este mundo. Sucederá en un abrir y cerrar de ojos. Nos
dirigiremos hacia las nubes del cielo para encontrarnos con el Señor en el aire,
que es otra razón para el Rapto.
En su número de enero de 1996, The Berean Call destacó la amenaza de
integración:
El compromiso puede ser más difícil de resistir incluso que el pecado
sensual, y cada vez es más necesario comprometerse a retener el favor del
liderazgo evangélico de hoy. La misma corrección que requiere la Biblia ya no es
aceptable. Sin embargo, todo lo demás debe ser aceptado. El siguiente fax llegó
en este mismo momento del antiguo presentador de un programa de radio
cristiano: "Nuestro programa fue cancelado ... el 6 de octubre, en medio de una
tremenda protesta de los oyentes ... hace un par de semanas [mi reemplazo] hizo
un espectáculo sobre falsas enseñanzas ... Promise Keepers surgió [de una
persona que llamó], causó el aleteo habitual ... la gerencia lo arrastró para que se
vistiera y lo sacó del programa ... A los 30 años Pro en la transmisión, puedo ver
la transmisión 'cristiana' bloqueada en un formato religioso correcto ... y eso es
trágico para el cuerpo en su conjunto. El esfuerzo por aplastar la libertad de
expresión y el pensamiento es peor en los medios religiosos que en los laicos.
perdió la visión de la eternidad, y el cielo se ha convertido en el lugar al que todos
quieren ir, pero aún no.

¿Persecución o integración?
La mayor amenaza para la Iglesia de Jesucristo no será la persecución, como
muchos piensan, sino que será una invitación amistosa, tierna y pacífica para ser
parte de la gran iglesia global que abarcará todas las religiones del mundo.
Aprendamos de Israel, que, como hemos discutido, debe ser separado, santo
y no parte de este mundo. Del mismo modo, nosotros, la Iglesia de Jesucristo, no
debemos integrarnos en este mundo. El mundo entero, en lo que respecta a
economía, finanzas, política y religión, se está convirtiendo en uno. ¡No hay
escapatoria para la Iglesia excepto por el grito del arcángel y la trompeta de Dios
que nos llamará a nuestro hogar celestial!
En mi libro, Cómo la democracia elegirá al anticristo, he documentado
evidencia detallada sobre el engaño del mundo y la preparación para la próxima
Gran Tribulación.
En este punto, estamos viviendo el mejor momento de paz y prosperidad en
la historia moderna, particularmente en el mundo occidental. Yo, por mi parte,
disfruto de esta prosperidad, la libertad asociada a ella y el mayor poder para
obtener cosas materiales. Sin embargo, esta ventaja tiene un peligro oculto que
allana el camino para el ascenso y la gobernación del Anticristo. Por ejemplo,
¿cómo puede el Anticristo controlar económicamente el mundo entero si varias
naciones y sus respectivos negocios son controlados y operados
individualmente? No es posible. Hoy estamos viendo muchas empresas
fusionándose con otras empresas. Siempre me sorprende cuando leo el periódico
de cuántas grandes corporaciones están siendo tragadas por corporaciones
globales aún más grandes. Hace unos años, vimos a Chrysler, el fabricante de
automóviles estadounidense, fusionarse, o para ser más precisos, ser tragado por
la Corporación Mercedes. Este proceso es ventajoso para todos nosotros, pero
conducirá a un mundo global unido que en última instancia será controlado por
un hombre, la bestia llamada Anticristo.
Para reforzar nuestro punto, aquí hay un extracto de una carta que
recibimos de un lector de Midnight Call:
"Pareces apoyar la globalización en tus escritos y me sorprende que me des
cuenta de que no te opones".
Si esta carta hubiera sido escrita en el siglo XIX, habría sido totalmente
comprensible; Sin embargo, hoy, tal afirmación es completamente poco realista.
¿Soy un globalista? ¿Apoyo el globalismo? ¿Estoy a favor del Nuevo Orden
Mundial? ¡Mi respuesta es absoluta e incondicional "Sí"! ¿Por qué? Porque cada
persona, particularmente en el mundo desarrollado, es automáticamente,
incluso sin su pleno conocimiento, un globalista en todos los sentidos de la
palabra.
Para explicarlo más, permítame hacerle algunas preguntas: ¿Qué tipo de
automóvil conduce? ¿Se fabrica en los Estados Unidos, Japón, Alemania o Corea?
¡No necesita responder a esa pregunta porque TODOS los automóviles son
fabricados por fabricantes de automóviles mundiales!
Cuando compra en su supermercado local, a menos que sea una tienda
"Mom-and-Pop", está apoyando el globalismo. ¡Compras en el supermercado
más moderno porque quieres una mejor calidad a un precio más bajo! No estoy
tratando de ser ofensivo, ¡pero tú eres globalista!
¿Es posible la existencia de un mundo moderno fuera del globalismo?
¡Absolutamente no!
En los Estados Unidos, muchas filosofías políticas de "derecha" proponen la
independencia total de los Estados Unidos. Si uno está de acuerdo o no, el hecho
es que Estados Unidos no puede existir fuera de la comunidad global.
Un artículo en un número creciente de Midnight Call citaba un informe de
noticias que decía que cuatro de cada cinco nuevos empleos en los Estados
Unidos son creados por empresas extranjeras. Los países más asalariados del
mundo ahora están exportando sus empleos a los Estados Unidos. El globalismo
no va a apoderarse del mundo en un futuro lejano; ya lo ha hecho. De hecho, ya
estamos siendo integrados al Nuevo Orden Mundial.

Éxito global absoluto


Ya estamos comenzando a experimentar el nuevo sistema global que está
enriqueciendo a las naciones del mundo. Los que están excluidos del sistema,
como la Cuba comunista y la Corea del Norte comunista, están sufriendo
enormemente. El resto del mundo disfruta de una prosperidad creciente como
nunca antes se había experimentado. ¿Suena eso a Apocalipsis 18: 3, "... y los
mercaderes de la tierra se enriquecen con la abundancia de sus manjares"?
Cuanto más estudio la Palabra de Dios, más veo que el engaño, inducido por
el espíritu del Anticristo, no se logrará con armas de guerra. El hombre seguirá
deliberadamente los pasos del presidente del Nuevo Mundo con su sistema más
notable, exitoso, democrático y de libre empresa.
Dios autoproclamado
Sabemos por las Escrituras que el Anticristo se declarará a sí mismo como
Dios, sentado en el templo de Dios al mando de la adoración.
Esto no es para nada inusual. El mensaje popular que proclaman los
"maestros" de hoy es que el hombre puede convertirse en Dios. No sólo escuchar
esto de otras religiones, pero su venida nuestra de las bocas del “profesar” Iglesia
de Jesucristo, ¡así! Puede ser difícil de creer, pero muchos predicadores
proclaman tal herejía.
Esta nueva "teología", en la que los hombres pueden "convertirse" en Dios,
está encontrando terreno fértil en nuestros días. Aunque el hombre es creado a
imagen de Dios, en el fondo de su corazón sabe que hay un Dios vivo. Por lo tanto,
su conciencia estará particularmente molesta por el verdadero mensaje de estos
dos profetas que proclamarán en voz alta y clara que la paz, la prosperidad y la
seguridad que experimenta el mundo es solo temporal. ¡Esa es la verdadera
tortura!
Piense en los miles de millones de personas que habrán invertido sus vidas
en este maravilloso, exitoso y próspero sistema. Se les dijo que todo fue en vano.
Creo que ese será el verdadero "tormento" de la tribulación. Como resultado,
cuando todas las personas de todo el mundo presencian su muerte a través de la
televisión por satélite, la gente comenzará a alegrarse e intercambiar "regalos de
Navidad".
De manera similar, la integración de Israel no se detendrá hasta la repentina
aparición del Señor Jesucristo en el Monte de los Olivos.
La respuesta para la Iglesia es también el Señor Jesucristo, cuya aparición
repentina en las nubes del cielo evitará la integración total de la Iglesia en el
mundo.
Un artículo reciente en The Futurist proclama lo siguiente bajo el título "La
cara cambiante del protestantismo en Estados Unidos":
Esa "religión de los viejos tiempos" está haciendo un regreso en los Estados
Unidos, ya que la secularización del protestantismo principal está llevando a los
evangélicos conservadores a separarse de las iglesias establecidas y comenzar
nuevas sectas.
"Desde la Segunda Guerra Mundial, el movimiento evangélico conservador
extenso y poco organizado se ha convertido en el nuevo establecimiento, la
facción religiosa más grande en los Estados Unidos", según Richard N. Ostling,
escritor de religión para Associated Press. Las nuevas sectas evangélicas
protestantes están creciendo en membresía, mientras que las denominaciones
más antiguas han sufrido una disminución en la membresía desde la década de
1960.
"Sin entender esta gran división bipartidista en el protestantismo, hoy no se
puede entender la religión estadounidense", dice Ostling. "Los presbiterianos
conservadores tienen más en común con los luteranos conservadores que
cualquiera de los creyentes más liberales que llevan la misma etiqueta
denominacional".
Al igual que la sociedad europea anterior, la sociedad estadounidense se ha
secularizado a medida que avanzó económica y tecnológicamente. Pero a
diferencia de los europeos, los estadounidenses ahora están más "unidos" que
nunca: alrededor del 17% de los estadounidenses fueron "cubiertos" en el siglo
XVIII, aumentando al 37% en el siglo XIX, a alrededor del 50% a principios del
siglo XX, y a más del 60% actualmente según Ostling.
En lugar de hacer que Estados Unidos sea menos religioso, la secularización
que vino con el desarrollo se ha extendido a las iglesias protestantes. Estados
Unidos ahora tiene un "alto nivel de religiosidad", con una variedad más amplia
de sectas para elegir.
Si el movimiento evangélico tiene poder de permanencia es incierto. Como
señala Ostling, los evangélicos como grupo son más diversos que los protestantes
tradicionales, incluidas las facciones que van desde los "viejos fundamentalistas"
sumidos en sentimientos anticatólicos, antisemitas y racistas hasta los miembros
conservadores de las iglesias principales que son demasiado moderados para ser
llamados fundamentalistas. - y una gran variedad de creyentes en el medio.
Las personas más jóvenes en los Estados Unidos están redefiniendo la
religión como algo más interno o "espiritual", separándose de los conceptos
cristianos tradicionales, como la creencia en Jesús como el "salvador único de la
humanidad" o la idea de absolutos morales.
—El futurista, agosto-septiembre / 1999, p. 12
¿Cuál es el mensaje aquí? Simplemente pon; la Iglesia se está volviendo
mundana y el mundo se está volviendo más relacionado con la iglesia.
Los ministros del Evangelio a menudo le dicen al público que Estados
Unidos solía ser una "nación cristiana". Sin embargo, los documentos históricos
no respaldan tal afirmación. Durante el siglo en que se fundó este país, el 83% de
la población no tenía iglesia, hoy solo el 40% no tiene iglesia. Claramente, la
religión es ahora el statu quo aceptado para una sociedad moderna y como
resultado, el límite que una vez separó a los cristianos que nacen de nuevo y los
que simplemente "juegan a la iglesia" se está borrando. Eso demostrará ser la
mayor tragedia a medida que nos acercamos a la Gran Tribulación.
Para resumir, Israel y la Iglesia son dos entidades distintas; Israel tiene un
llamado terrenal y la Iglesia tiene un llamado celestial. Israel tiene una promesa
geográfica inconfundible de la que tendrán que reclamar posesión a su debido
tiempo. Por otro lado, a la Iglesia no se le ha dado tal promesa. ¡La Iglesia es una
"nación elegida" sin identidad política cuya tarea es ser una luz para el mundo y
proclamar que solo Jesús salva y que vendrá otra vez!
CAPÍTULO 9

EL CONSUELO DEL RAPTO

La Biblia describe claramente el evento del Rapto en 1 Tesalonicenses 4:13-


18, "Pero no quisiera que fueran ignorantes, hermanos, con respecto a los que están
dormidos, para que no se aflijan, como otros que no tienen esperanza. Porque si
creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con él a los que
duermen en Jesús. Por esto os decimos por la palabra del Señor, que nosotros que
estamos vivos y permanecemos hasta la venida del Señor no impedirá a los que
duermen, porque el Señor mismo descenderá del cielo con un grito, con la voz del
arcángel y con la trompeta de Dios; y los muertos en Cristo resucitarán primero:
luego los que estamos vivos y quedarán atrapados junto con ellos en las nubes, para
encontrarse con el Señor en el aire: y así estaremos siempre con el Señor. Por lo
tanto, consuélense unos a otros con estas palabras ". El apóstol Pablo enfatiza que
el mensaje es "... por la palabra del Señor". Concluye con una advertencia de que
" nos consolamos" con estas palabras.

El difunto evangelista John Woodhouse, quien dirigió nuestra conferencia


de profecía, cerraría las sesiones con las palabras: "Nos vemos aquí, allá o en el
aire". ¡Qué maravillosa manera de ser despedido! Eran palabras simples y, de
hecho, se "consolaban mutuamente".
Es muy fácil imaginar cuán necesario y reconfortante fue para los creyentes,
ser severamente perseguido al escuchar que el Señor podría venir en cualquier
momento. ¡Necesitaban ese tipo de consuelo porque sabían que el resultado era
su presencia en la presencia del Señor para siempre!
James E. Robinson escribió lo siguiente en su mensaje, "El rapto de la
iglesia", bajo el subtítulo "Tiempo del rapto:"
Debemos recordar que la Biblia enseña que las cartas del apóstol a las
iglesias del Nuevo Testamento fueron divinamente inspiradas. También
discutiremos lo que Jesucristo enseñó con respecto a su segunda venida. Esto se
hará respondiendo varias preguntas de la Palabra de Dios. Cada pregunta será
respondida usando al menos tres Escrituras diferentes.
1) ¿Los apóstoles creían y enseñaban que el Rapto sucedería en sus vidas?
2) ¿Esperaba el apóstol Pablo que el Rapto ocurriría antes de la Gran
Tribulación?
3) ¿Enseñaron Jesús y Pablo que la Iglesia escaparía de la Gran
Tribulación?
4) ¿Qué es la "ira de Dios" y el "día del Señor", y para quién está destinada?

La creencia de los discípulos sobre el regreso de Jesucristo


Los apóstoles pensaron que el regreso de Cristo era inminente. Webster
define la palabra "inminente" como lista para ocurrir en cualquier momento. Los
apóstoles esperaban plenamente que Jesús regresara en sus vidas. Estas citas del
Nuevo Testamento muestran esto muy claramente.
Peter: "... El fin de todas las cosas está a la mano ..." (1 Pedro 4:7)
John: "... Pequeños niños, es la última vez ..." (1 Juan 2:18)
James: "... la venida del Señor draweth cerca ..." (Santiago 5:8)
James: "... he aquí el juez está de pie delante de la puerta ..." (Santiago 5:9)
Pablo: ".. Maranata (ven Señor Jesús) ..." (1 Corintios 16:22)
Los apóstoles usaron repetidamente la palabra "nosotros" cuando
escribieron sobre el Rapto. Webster define la palabra "nosotros" como un grupo
de personas que me incluye. Su uso de la palabra "nosotros" indica que ellos
esperaban ser parte del cuerpo de Cristo que estaría vivo en el Rapto.
"... ahora, hijitos, permaneced en él; para que, cuando aparezca, tengamos
confianza y no nos avergoncemos ante él en su llegada". -1 Juan 2:28 "... sabemos
que, cuando él aparezca, seremos como él; porque lo veremos tal como es". -1 Juan
3: 2
En su segunda carta a la iglesia en Tesalónica, el apóstol Pablo declaró que
los cristianos, tanto vivos como muertos, serían "raptados" o "atrapados en las
nubes" al regreso de Cristo. Llamó a estos dos grupos, "nosotros que estamos
vivos" y "los que están dormidos". Paul siempre se incluyó en el grupo que estaría
vivo. Esto nuevamente indica que esperaba estar vivo en el Rapto. "... que están
vivos y permanecen hasta la venida del Señor no impedirán (precederán) a los que
están dormidos (los muertos en Cristo)" (1 Tesalonicenses 4:15).
"Luego nosotros los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente
con ellos (los muertos en Cristo) en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así
estaremos siempre con el Señor" (1 st Tesalonicenses 14:17)
"... No todos dormiremos, pero todos seremos transformados. En un momento,
en un abrir y cerrar de ojos, en el último triunfo: porque la trompeta sonará, y los
muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros ser cambiado." (1 Corintios
15:51-52).
De estos versículos, creo que es correcto decir que el apóstol Pablo creía en
el Rapto de la Iglesia antes de la tribulación. Los apóstoles sufrieron mucha
persecución y la mayoría de ellos fueron asesinados, pero también sabían que la
Gran Tribulación mencionada por Jesús en Mateo 24 y 25 no había ocurrido.
Profecías del Antiguo Testamento sobre el rapto
El Antiguo Testamento contiene varias profecías sobre el Rapto.
"Porque sé que mi redentor vive, y que se mantendrá en pie en el último día
sobre la tierra: y aunque después de mi piel los gusanos destruyan este cuerpo, en
mi carne veré a Dios" (Job 19:25-26).
"Tus muertos vivirán, junto con mi cadáver se levantarán. Despiértate y canta,
los moradores del polvo, porque tu rocío es como el rocío de las hierbas, y la tierra
echará a los muertos" (Isaías 26:19)
Ambos escritores del Antiguo Testamento vivieron cientos de años antes del
nacimiento de Jesús. A diferencia de los apóstoles, sabían que el Rapto no
ocurriría en sus vidas ". (Tomado de Timing of the Rapture por James E. Robinson,
lector de la revista Midnight Call)

Nuestra comodidad
Por lo tanto, debemos reconocer cuál es nuestra comodidad y dónde
podemos encontrarla. A Pablo le preocupa que, como creyentes, no debamos ser
"hermanos ignorantes". Debemos saber qué pasó con nuestros seres queridos
que murieron creyendo en Jesús. Mientras que aquellos que no creen en Cristo
no tienen absolutamente ninguna esperanza, nosotros sí tenemos esperanza.
Como resultado, no permanecemos en el dolor y la desesperanza, pero tenemos
consuelo. ¡Los que nos han precedido en el Señor ahora están en su presencia!
Pablo testifica: "Por la 1 de la mañana en un estrecho entre las dos, con el
deseo de partir y estar con Cristo; lo cual es mucho mejor" (Filipenses 1:23). Note
que él no dice "partir y dormir en Cristo" sino "... partir y estar con Cristo -"
Aquellos que creen en "dormir en el alma" probablemente estén muy incómodos
con este versículo.
Por lo tanto, si ya estamos en la presencia del Señor al morir, ¿por qué es
necesario que ocurra el Rapto? Esta es una pregunta frecuente y necesita una
explicación.

Trinidad del hombre


El hombre es una entidad trina que consiste en cuerpo, alma y espíritu. En
1 Tesalonicenses 5:23 se lee: "Y el mismo Dios de la paz los santifica por completo;
y le pido a Dios que todo su espíritu, alma y cuerpo sean preservados sin mancha
hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo".
Espíritu
El espíritu de un creyente nacido de nuevo nace del Espíritu de Dios. Es el
Espíritu de Dios que garantiza nuestra herencia de gloria, "que es la garantía de
nuestra herencia hasta la redención de la posesión comprada, para alabanza de su
gloria" (Efesios 1:14). Tenga en cuenta las palabras, "... el fervor de nuestra
herencia". Martín Lutero tradujo esto como "el depósito de nuestra herencia". ¡El
Espíritu que hemos recibido, que permanece con nosotros para siempre, nos
asegura que lo mejor está por venir!
Nuestros cuerpos y almas deben estar sujetos al Espíritu que es de Dios.
En Hebreos 4:12 leemos: "Porque la palabra de Dios es rápida, poderosa y
más aguda que cualquier espada de dos filos, penetrando hasta la división del alma
y el espíritu, y de las articulaciones y la médula, y es un discernidor de los
pensamientos e intenciones del corazón ". ¿Has notado que la Palabra de Dios
separa el alma del espíritu? Cuando nos convertimos en personas espirituales,
dividimos las cosas que hemos experimentado en nuestra alma de las que hemos
experimentado a través del espíritu que es de Dios.
Nuestro espíritu nacido de nuevo pertenece a Dios; es "el fervor de nuestra
herencia". El espíritu es de Dios y nosotros somos Su "... y el espíritu volverá a Dios
que lo dio" (Eclesiastés 12:7).
La Biblia también dice: "... el que es de Dios no peca ". Si aplicamos este
versículo a nosotros mismos sabiendo que pecamos, entonces podemos llegar a
la falsa conclusión de que aún somos hijos del diablo. Sin embargo, la Biblia dice
"... ahora sois hijos de Dios". ¡No podemos ser hijos del diablo e hijos de Dios! Esto
parece una contradicción, pero no lo es si "dividimos la Palabra de Dios"
correctamente. Cuando la Palabra dice: "El que es de Dios no peca ", no está
hablando de nuestra carne y sangre, sino de nuestro espíritu. Ahí reside nuestra
gran comodidad. Sabemos que la salvación realizada por el Señor Jesucristo en
la cruz del Calvario es eterna y perfecta porque es la obra de Dios y Él es desde
la eternidad hasta la eternidad. Debemos darnos cuenta de que mientras nuestra
carne y sangre perecen, nuestros espíritus recién nacidos son eternos.
Me temo que muchos "creyentes" en la cristiandad de hoy están siendo
descarriados por un espíritu falso que perciben a través de sus almas y no a
través del Espíritu de Dios. El Espíritu de Dios nunca contradice las Escrituras.
Por esa razón leemos esta fuerte advertencia en 1 Juan 4: 1: "Amados, no creas a
todos los espíritus, pero pruébalos si son de Dios; porque muchos falsos profetas
han salido al mundo".
Alma
El alma es parte del hombre trino que tanto científica como médicamente
no se puede identificar. Cada hombre, mujer y niño tiene uno. No podemos ir a
un médico y pedirle que remedie los problemas de nuestras almas. Un cirujano
no puede operar y reparar nuestras almas. El alma es la avenida por la cual nos
conectamos con el mundo visible; por lo tanto, el alma está sujeta a nuestra carne
y sangre. El alma controla nuestras emociones. El alma percibe la alegría y la
tristeza que nos permite llorar amargamente a veces y exaltar algunos de los
placeres de la vida en otros momentos. Sin embargo, lo que pertenece al alma no
debe confundirse con las cosas del Espíritu.

El gran conflicto
Las diferencias entre el alma y el espíritu de una persona pueden causar
conflictos dentro de la Iglesia de Jesucristo. Muchos pueden haber tenido una
conversión en su alma que nunca condujo al renacimiento del espíritu. Algunos
han experimentado respuestas milagrosas a las oraciones, incluida la
restauración física del cuerpo. Estas cosas no se relacionan necesariamente con
el espíritu y no deben considerarse una confirmación de espiritualidad o
regeneración.

Señales de mentira y maravillas


Al leer la literatura de budistas, musulmanes, hindúes y otros, con
frecuencia encontramos testimonios de grandes milagros, señales
sobrenaturales y curación del cuerpo. De hecho, creo que las herramientas que
Satanás está utilizando para engañar al mundo hoy son en forma de señales
mentirosos y maravillas. En 2 Tesalonicenses 2:9-10, leemos esta descripción del
Anticristo: "Incluso él, cuya venida es después de la obra de Satanás con todo poder
y señales y maravillas mentirosas, y con todo engaño de injusticia en los que
perecen; porque ellos no recibieron el amor de la verdad, para que puedan ser
salvos ".
Es importante que comprenda que, si alguien realiza un milagro, incluso
hecho en el nombre de Jesús, no es necesariamente un cristiano. Recuerde,
Satanás se transforma en un ángel de luz con el único propósito de engañar a las
multitudes para ocultar el verdadero camino a Cristo.
Una cualidad decisiva en la vida de un cristiano es el fruto del Espíritu.
El Señor Jesús dijo: "... por sus frutos los conoceréis" (Mateo 7:20).
Servicio de curación en tiempos bíblicos
¿Cómo, entonces, debemos lidiar con nuestras propias enfermedades
físicas? Santiago nos instruye acerca de la enfermedad física: "¿Hay alguno
enfermo entre ustedes? Que llame a los ancianos de la iglesia; y que oren por él,
ungiéndole con aceite en el nombre del Señor" (Santiago 5:14). ¿James está
diciendo: "Ve a un servicio de curación en la iglesia?" ¿Le da autoridad al pastor
de la iglesia para llamar a la persona enferma o hacer que venga a un altar para
ser sanado? No, no lo hace; sin embargo, ¡las instrucciones son claras! La persona
con la debilidad física debe llamar a los ancianos de la iglesia a rezar por él;
ungiéndole con aceite. Si seguimos estas sencillas instrucciones, evitaremos el
sensacionalismo promovido hoy por muchas denominaciones. Este tipo de
sensacionalismo es contrario a la verdad de la Escritura y conduce a un engaño
más profundo.

Cristianos falsos
De hecho, Jesús identifica a cierto grupo de personas que se parecen a los
cristianos, actúan como cristianos y hablan como cristianos, pero no son
cristianos. "No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos;
sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en
aquel día: Señor, Señor, si tenemos ¿No profetizó en tu nombre, y en tu nombre
echaron fuera demonios, y en tu nombre hicieron muchas obras maravillosas?
(Mateo 7: 21-22). Jesús no se refiere a los paganos que adoran a los ídolos, o están
involucrados en alguna religión extraña. Él está hablando de aquellos que, en el
nombre del Señor, hacen cosas poderosas como profetizar, expulsar demonios y
"muchas obras maravillosas". Pero Jesús rehúsa su testimonio, "... entonces les
profesaré, nunca te conocí: apártate de mí, vosotros que hacéis iniquidad" (Mateo
7:23).
Estos versículos son extremadamente serios. Debemos tomar el tiempo y
ejercer la energía para investigar nuestras propias vidas personales ante el
semblante del Señor para ver si estamos en la verdad o no.

Debe conocerte
Considera lo siguiente. Algunas personas han experimentado obras
asombrosas, pueden dar testimonio de grandes milagros y trabajar
ansiosamente por el Señor a quien creen que sirven en verdad y sinceridad. Sin
embargo, un día, cuando estén delante de Él, Él pronunciará las palabras: " Nunca
te conocí: apártate de mí, vosotros que trabajáis iniquidad". ¿Puedes permitirte
correr ese riesgo? ¡Esté absolutamente seguro de que Jesús lo conoce!
Tenga en cuenta que este pasaje no dice "nunca me conociste", sino "nunca
te conocí".
El Dr. John Ankerberg, orador en una de nuestras conferencias de profecía,
ha ilustrado este hecho de una manera muy impresionante que parafrasearé:
Muchos ciudadanos estadounidenses han tenido la oportunidad de participar en
un evento en el que un presidente fue el invitado de honor. Es costumbre que el
presidente se dé la mano con un gran número de personas, y cada uno tiene una
foto tomada. Digamos que estreché la mano del presidente. Con una imagen de
ese evento en mi mano, puedo decir: "Lo conozco; estreché su mano; lo vi; hablé
con él", lo cual sería una declaración veraz. Sin embargo, si le preguntaras al
Presidente si conocía a John Ankerberg, él diría "Nunca escuché de él, nunca
conocí al hombre". ¡Hay una clara diferencia entre que yo conozca al Presidente
y el Presidente que me conozca!
Si le preguntaras al ex presidente Bush si conocía a Dan Quayle, no dudaría
en responder afirmativamente. Conocería al señor Quayle porque trabajó con él
durante los cuatro años de su presidencia.
Por lo tanto, debes hacerte una pregunta urgente: ¿cómo puedes estar
seguro de que Jesús te conoce? ¡La respuesta solo se encuentra en Su Palabra!
"Los conoceremos por sus frutos ..." (Mateo 7:16).

Cuerpo
La tercera parte del hombre es su cuerpo; su carne y huesos El alma está de
acuerdo con el cuerpo. Mima el cuerpo y busca ventajas para la carne mientras
está aquí en la tierra. Como ya hemos visto, el espíritu es el factor divisorio en
relación con el alma y el espíritu. En lo que respecta a nuestros cuerpos, leemos
en Gálatas 5:16-17: "Esto digo, pues, andad en el Espíritu, y no cumpliréis la lujuria
de la carne. Porque la carne codicia contra el Espíritu, y el Espíritu contra la carne:
y estos son contrarios el uno al otro: para que no puedan hacer las cosas que harían
". ¿Has notado que la carne " codicia " contra el Espíritu? A la carne le encanta
enorgullecerse de ser "espiritual".
Lea más para identificar las obras de la carne, "Ahora las obras de la carne
son manifiestas, que son estas: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,
idolatría, brujería, odio, variación, emulaciones, ira, conflictos, sediciones, herejías,
envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes acerca de las cuales
os denuncio, como ya os he dicho en otro tiempo, que los que practican tales cosas
no deberá heredar el reino de Dios" (versos 19-21).
Es de gran importancia que el apóstol Pablo, inspirado por el Espíritu Santo,
nombrara dieciocho características de las obras de la carne. El fallecido Dr. Wim
Malgo solía usar estos versos para ilustrar el número 666. El número dieciocho
está compuesta por tres (el número que constituye el hombre trino) seis. ¡El
número del Anticristo, 666, es evidente en las obras de nuestra carne!
Dirigiéndose a su hijo espiritual Timoteo, Pablo habla de una profecía del
tiempo del fin: "Esto también sabe que en los últimos días vendrán tiempos
peligrosos" (2 Timoteo 3: 1). Nuevamente menciona dieciocho características de
los cristianos del tiempo del fin que he enumerado en tres grupos.
"Porque los hombres serán:
1) amantes de sí mismos, 2) codiciosos, 3) jactanciosos, 4) orgullosos, 5)
blasfemos, 6) desobedientes a los padres,
1) ingrato, 2) impío, 3) sin afecto natural, 4) rompe-treguas, 5) falsos
acusadores, 6) incontinente,
1) feroz, 2) desprecia a los que son buenos, 3) traidores, 4) embriagadores, 5)
de mente alta, 6) amantes de los placeres más que amantes de Dios " (versículos 2-
4).
Pablo resume a estas personas religiosas y las describe como: "Teniendo una
forma de piedad, pero negando su poder: de tal rechazo" (versículo 5). Tenga en
cuenta que tienen "... una forma de piedad ... '' Estas son las personas que creen
en Dios, no en ídolos, o en religiones extrañas. Parecen ser verdaderos creyentes
que pueden hablar el lenguaje del cristianismo, pero No tienes el Espíritu de Dios.
CAPÍTULO 10

EL SIGNIFICADO DEL NÚMERO DIECIOCHO

Yo creo que 2 Timoteo 3:2-4, que tratamos en el capítulo anterior, es muy


importante. Pablo enumeró 18 características de las tendencias pecaminosas en
la vida de los cristianos que "niegan el poder" de Dios. Necesitamos examinar
detalles adicionales sobre el número dieciocho. El Dr. Ed Vallowe, en su notable
libro, Biblical Mathematics, escribe sobre este número en la página 126:18 –

ESCLAVITUD
Dieciocho es el número que significa esclavitud. En Lucas 13:16, Jesús dijo:
"¿No debería esta mujer, ser hija de Abraham, a quien Satanás ha atado, he aquí,
estos dieciocho años, ser liberado de este vínculo en el día de reposo?" Jesús dijo:
"Cualquiera que cometa pecado es el siervo del pecado " (Juan 8:34). Hubo
dieciocho pecadores, o personas, que estaban en la esclavitud del pecado en
Lucas 13:4-5, "Aquellos dieciocho, sobre quienes cayó la torre en Siloé, y los
mataron, piensan que eran pecadores sobre todos los hombres que habitaban en?
Jerusalén os digo, Nay: pero, si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente ".

En dos ocasiones diferentes en el libro de Jueces, los hijos de Israel están


esclavizados por sus enemigos durante dieciocho años. "Entonces los hijos de
Israel sirvieron a Eglón, rey de Moab, dieciocho años" (Jueces 3:14). "Y la ira de
Jehová se encendió contra Israel, y los vendió en manos de los filisteos, y en manos
de los hijos de Amón. Y ese año irritaron y oprimieron a los hijos de Israel: dieciocho
años, todos los hijos de Israel que estaban al otro lado del Jordán en la tierra de los
amorreos, que está en Galaad " (Jueces 10:7-8). Esteban dijo: "Y Dios habló de esta
manera, que su simiente (la de Abraham) debería residir en una tierra extraña; y
que deberían llevarlos a la esclavitud, y suplicarles el mal cuatrocientos años"
(Hechos 7:6). Esteban cita de Génesis 15:13.
En el Antiguo Testamento, se habla de esclavitud en dieciocho lugares.
La quinta vez que aparece la palabra "esclavitud" es en Éxodo 6:5. El pacto
al que se hace referencia aquí fue el pacto hecho con Abraham, Isaac y Jacob (vs.
3). Según Génesis 15:17-18, Abraham ofreció cinco sacrificios el día que Dios hizo
el pacto con él. Romanos 4:13-16 declara que la promesa a Abraham y su
simiente fue a través de la justicia de la fe, y por fe, para que fuera por gracia.
Entonces, la quinta aparición de la palabra "esclavitud" es donde Dios dice que
recordó el pacto hecho con Abraham, y anunció su propósito de redimir a Israel
de la esclavitud.
El lector también verá que la décima mención de la esclavitud se encuentra
en Éxodo 20: 2. Lee ese versículo y el siguiente: "Yo soy el SEÑOR tu Dios, que te
saqué de la tierra de Egipto, de la casa de la esclavitud. No tendrás dioses ajenos
delante de mí".
Observe la palabra "esclavitud" en el primer mandamiento. Observe
también que es la décima vez que se menciona la esclavitud egipcia de Israel.
Pablo llama la ley del "yugo de esclavitud", " Tiesa, por tanto, en la libertad con
que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez con el yugo de esclavitud" (Gálatas
5:1).
Solo Dios podría haberlo arreglado para que la décima mención fuera
seguida por la primera palabra en los Diez Mandamientos (o ley), que se llama el
"yugo de la esclavitud".
El número trece representa un corazón y naturaleza rebelde, pecaminoso y
depravado. En Marcos 7:21-22, Jesús mencionó trece cosas malas que salen del
corazón del hombre. La decimotercera vez que se encuentra la palabra
"esclavitud" en la lista anterior está en Deuteronomio 8:14. Ese versículo
advierte a los israelitas que sus corazones no deben ser levantados, "Entonces tu
corazón sea elevado, y te olvides del Señor tu Dios, que te sacó de la tierra de Egipto,
de la casa de la esclavitud".
Entonces, el decimotercer uso de la palabra "esclavitud" es cuando se
advierte a Israel contra tener un corazón rebelde.
Considere la decimoséptima vez que la palabra "esclavitud" aparece en la
lista anterior, recordando que diecisiete significa victoria. En Josué 24:17, Josué
menciona la victoria de Israel sobre todos sus enemigos: "Para el Señor nuestro
Dios, él es el que nos sacó a nosotros y a nuestros padres de la tierra de Egipto, de
la casa de la esclavitud, y que hicieron esas grandes señales delante de nuestros
ojos, y nos ha guardado por todo el camino por donde hemos andado, y en todos los
pueblos por los que pasaban: y el Señor guiaban de delante de nosotros todo el
pueblo" (Josué 24:17-18).
Esto describe la victoria de Israel sobre todos sus enemigos, y ocurre en
relación con la decimoséptima vez que se menciona la esclavitud de Israel.
Nada menos que la sabiduría divina podría arreglar esto. Este número se
usa veintidós veces en la Biblia.
La decimoctava vez que la palabra "esclavitud" se encuentra en la lista
anterior está en Jueces 6:8, "Que el SEÑOR envió un profeta a los hijos de Israel,
que les dijo: Así ha dicho el SEÑOR Dios de Israel, te traje de Egipto y te sacó de la
casa de esclavitud ... Y te dijo: Yo soy el Señor tu Dios; no temas a los dioses de los
amorreos, en cuya tierra habitas; pero no has obedecido a mi voz " (versículo 10).
Cuando el profeta pronunció estas palabras, los israelitas estaban
esclavizados por los madianitas (Jueces 6:1-11). Esto es evidencia de que el
número dieciocho significa esclavitud. La decimoctava y última vez que se refiere
la esclavitud egipcia de Israel es cuando estaban esclavizados a los madianitas.
La decimoctava vez que se hace referencia a la esclavitud de Israel, que
estaba en este lugar, completa el número total de veces que se menciona su
esclavitud egipcia. Ahora lea Jueces 6: 1: "Los hijos de Israel hicieron lo malo ante
los ojos de Jehová; y Jehová los entregó en manos de Madián por siete años".
Dado que siete significa integridad, entonces el tiempo en que Israel estuvo
esclavizado a Madián, siete años, completó las dieciocho veces que se menciona
su esclavitud egipcia. Esta última referencia completó el número (dieciocho) que
significa esclavitud.
Además de la palabra "esclavitud" que se usa dieciocho veces con respecto
a la experiencia de Israel en Egipto, la palabra "esclavos" se usa cuatro veces.
Cuatro es el número para el hombre no salvo. Esto muestra que el hombre en la
carne está esclavizado al pecado (Gálatas 4:3 y Juan 8:34-36).
CAPÍTULO 11

¿CUÁL ES LA IGLESIA REAL DE JESUCRISTO?

Hemos notado que 1st Tesalonicenses 4 fue dirigido específicamente a la Iglesia.


Un requisito para el Rapto evidente en el versículo 14, "... si creemos que Jesús
murió y resucitó ..." Aquellos que no creen que Jesús murió y resucitó obviamente
no están esperando su venida en las nubes de El cielo porque no han nacido de
nuevo. Por lo tanto, debemos hacer dos preguntas: 1) "¿Cuál es la verdadera
Iglesia de Jesucristo?" y 2) "¿Quién es un verdadero cristiano?" Creo que estas
dos preguntas están justificadas en este punto y deben abordarse.

¿Qué denominación representa a la verdadera


iglesia?
Hoy en día se encuentran muchas denominaciones bajo el paraguas del
protestantismo, entre ellas: metodistas, presbiterianos, pentecostales, bautistas,
luteranos y muchos otros, todos los cuales se consideran la Iglesia de Jesucristo.
Esto presenta un problema ya que hay algunas diferencias evidentes entre la
doctrina y la teología de estas denominaciones cristianas. Una denominación
establece que todos los que se bautizan como bebés nacen automáticamente de
nuevo y, por lo tanto, son miembros de la Iglesia. Otros dicen que hay un segundo
bautismo especial del Espíritu Santo que debe ser experimentado para finalizar
nuestra salvación. Si debatiéramos este asunto con cada denominación, se
revelarían aún más declaraciones contradictorias y, como resultado, se
plantearían preguntas adicionales. ¿Cuál, entonces, es la Iglesia "real"?
La palabra "iglesia" ya no significa lo mismo que hace casi 2.000 años.
Cuando escuchamos la palabra "iglesia", pensamos en un edificio donde las
personas se reúnen una, dos, tres veces o más a la semana para compartir,
adorar, cantar y orar. Sin embargo, eso no califica a ningún grupo ■ de personas
o denominación para ser considerada la Iglesia de Jesucristo. ¿Quién comprende
entonces la verdadera Iglesia? La respuesta es bastante simple: Jesús dijo: "...
donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy entre ellos". ¡Esa es la
Iglesia de Jesucristo! Por lo tanto, cualquier iglesia local, denominación o grupo
de personas que afirman ser representantes exclusivos de la verdadera Iglesia
de Jesucristo en la tierra está fundamentalmente equivocada.
Aunque no es mi intención apuntar a la Iglesia Católica, es la denominación
más poderosa del mundo. Necesitamos entender que la estructura organizativa
de la Iglesia Católica reclama una jurisdicción absoluta sobre el cristianismo. El
Catecismo de la Iglesia Católica, publicado por Doubleday, dice esto en la página
243,
"... esta iglesia, constituida y organizada como una sociedad en este mundo
actual, subsiste (subsistió) en la Iglesia Católica, ... porque es solo a través de la
Iglesia Católica de Cristo, que es la ayuda universal para la salvación que la
plenitud de los medios de salvación se puede obtener ".
Este autoproclamado monopolio de la salvación se puede encontrar como la
creencia básica de todas las religiones falsas, ya sean mormones, lunares,
testigos de Jehová, adventistas u otros; Todos tienen un mensaje similar. "Somos
la autoridad absoluta en la religión cristiana y somos el camino".
En la página 239 leemos,
"Donde hay Cristo Jesús, allí está la Iglesia Católica", sin embargo, la Biblia
hace muy evidente que, "Donde dos o tres están reunidos en su nombre, allí estoy
yo entre ellos". Además, la Biblia deja perfectamente claro que hay muchas
iglesias, como las siete descritas en el libro de Apocalipsis, o varias iglesias
diferentes organizadas principalmente en los hogares de los creyentes. Por
ejemplo: "Del mismo modo, salude a la iglesia que está en su casa. Salude a mi
amado Epaenetus, que son las primicias de Acaya para Cristo" (Romanos 16: 5);
"Las iglesias de Asia te saludan. Aquila y Priscila te saludan mucho en el Señor, con
la iglesia que está en su casa" (1 Corintios 16:19); "Saludad a los hermanos que
están en Laodicea, y a Nymphas, y a la iglesia que está en su casa" (Colosenses
4:15); y "Y a nuestra amada Apphia y Archippus nuestro compañero soldado, y a
la iglesia en tu casa" (Filemón 2). Estos grupos de creyentes no eran responsables
ante la iglesia principal en Jerusalén, y ciertamente no ante Roma, sino solo ante
la Cabeza, el Señor Jesucristo.

La iglesia es un organismo
Si dos o tres creyentes nacidos de nuevo del Espíritu de Dios existen en
alguna iglesia local, entonces la verdadera Iglesia de Jesucristo se puede
encontrar dentro de ese edificio de iglesia en particular. En el momento en que
no se encuentran verdaderos creyentes en una iglesia, la Iglesia de Jesucristo no
está presente. Deben considerarse un club de cena, un lugar de entretenimiento
o un centro cultural, pero no la verdadera Iglesia.
Para ser organizados y obedecer las leyes de nuestro gobierno, debemos
estar registrados como iglesia. Necesitamos una infraestructura, programas,
personal, equipo e instalaciones adecuadas para funcionar. Sin embargo,
podemos tener todos los elementos esenciales enumerados anteriormente, y sin
embargo, no necesariamente representamos "la" Iglesia de Jesucristo.
La iglesia es su cuerpo
Efesios 1:23 se refiere a la Iglesia de Jesucristo como "Su cuerpo". Jesús es la
cabeza y nosotros somos los miembros. El capítulo 5:30 explica, además: "Porque
somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos". Observe que dice: "su
carne y sus huesos". Esto no puede aplicarse a los miembros vivos de Su Iglesia
porque nuestra composición terrenal no se describe como "carne y huesos" sino
"carne y sangre".
Jesús derramó Su sangre como pago completo por todos nuestros pecados.
Su carne y huesos fueron transformados en el momento de su resurrección. Él
testificó a sus discípulos incrédulos: "He aquí mis manos y mis pies, que soy yo
mismo: manipúlame y mira; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como me
ves a mí" (Lucas 24:39). Recuerde que cuando fue crucificado, sus huesos no se
rompieron. A través de su carne rota,
Abrió el camino al Lugar Santísimo, "Por un camino nuevo y vivo, que nos ha
consagrado, a través del velo, es decir, su carne" (Hebreos 10:20). ¡En el momento
del Rapto, y no antes, seremos traducidos instantáneamente a Su semejanza!
En 1 Corintios 12:12-13 se lee: "Porque como el cuerpo es uno, y tiene muchos
miembros, y todos los miembros de ese cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo:
así también es Cristo. Porque por un Espíritu somos todos bautizados en un solo
cuerpo, ya seamos judíos o gentiles, seamos esclavos o libres, y todos hemos sido
hechos para beber en un solo Espíritu ". Con base en estos hechos bíblicos,
podemos reconocer fácilmente que no existe una relación directa con ninguna
organización o denominación.
La verdadera Iglesia de Jesucristo es un movimiento vivo, un canal de
bendición desde el cual la Palabra de Dios se extiende hacia las partes más
externas del mundo. La evidencia de una iglesia próspera es donde crece la fe, y
su principal preocupación es predicar el Evangelio de Jesucristo.

La tarea de la iglesia
Los creyentes de todo el mundo, sin importar su nacionalidad, raza o color,
se han convertido en ciudadanos del Cielo: "Ahora, por lo tanto, ya no son extraños
y extranjeros, sino conciudadanos de los santos y de la familia de Dios" (Efesios
2:19). Nadie puede obtener esta ciudadanía privilegiada por ningún otro medio
que no sea confiar en Jesús solo como su Salvador personal.
Además, la responsabilidad exclusiva de construir la Iglesia no está en
manos de una denominación o comunidad, sino exactamente como
Jesús profetizó: "... edificaré mi iglesia ..." (Mateo 16:18). No solo es Jesús el
Creador, sino que es el fundamento de nuestra fe, "[Estamos] construidos sobre
el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Jesucristo mismo la piedra
angular principal " (Efesios 2:20). La Iglesia, compuesta por todos sus miembros
en todo el mundo, completará el templo espiritual de Dios, "en el cual todo el
edificio enmarcado en forma adecuada crece hasta un templo sagrado en el Señor:
en el cual ustedes también están construidos para una habitación de Dios a través
del espíritu " (versículos 21-22).

Iglesia invisible
Este gran misterio de la Iglesia de Jesucristo a menudo se malinterpreta
porque no hay pruebas visibles de la existencia de la Iglesia. No podemos
presentar una lista de miembros de todos los que verdaderamente han nacido
de nuevo. Tampoco podemos mostrar el progreso de este templo espiritual a
nadie. No es de extrañar que tantos teólogos liberales que han abandonado la fe
del Señor hablen de una iglesia mundial que necesita ser organizada y
manifestada visiblemente a través de varios movimientos como el Consejo
Mundial de Iglesias, el Movimiento Ecuménico o el Vaticano. Estos y muchos
otros movimientos y organizaciones que buscan la unidad no representan a la
Iglesia de Jesucristo.
El peligro del engaño no radica en lo obvio, sino que está camuflado, por lo
que a menudo se hace difícil analizar quién es la verdadera Iglesia.
Sería presuntuoso afirmar que cualquier denominación que pertenezca al
Movimiento Ecuménico es anticristiana, por lo tanto, no tiene miembros que
pertenezcan al cuerpo de Cristo. La fe salvadora en Jesús a menudo no se
reconoce porque está oculta en la confusión de la religión.
El Movimiento Ecuménico no solo está trabajando arduamente para unir
varias denominaciones de iglesias, sino que el espíritu visible de búsqueda de la
unidad de los últimos tiempos va mucho más allá.
Dave Hunt resumió cómo se producirá la unidad religiosa mundial:
Aunque la "ramera" es la Iglesia Católica, todas las religiones se reunirán
bajo el Vaticano. Ya estamos viendo líderes protestantes trabajando juntos con
la Iglesia Católica Romana y adoptando su ecumenismo. Un nuevo espíritu de
compromiso está barriendo la iglesia cristiana y todo el mundo religioso de hoy.
El respeto declarado del Papa por el budismo es llevado al siguiente paso por el
obispo episcopaliano de Newark John S. Spong, quien testifica:
"En el otoño de 1988, adoré a Dios en un templo budista. Mientras el olor a
incienso llenaba el aire, me arrodillé ante tres imágenes del Buda, sintiendo que
el humo podía llevar mis oraciones al cielo. Fue un momento sagrado para mí. ...
más allá de las palabras y credos que usa cada [religión], hay un poder divino que
nos une ...
No haré más intentos de convertir al budista, el judío, el hindú o el
musulmán. Estoy contento de aprender de ellos y caminar con ellos lado a lado
hacia el Dios que vive, creo, más allá de las imágenes que nos unen y nos ciegan
".
Tal 'unidad' prevalecerá entre todas las religiones bajo el Anticristo. Incluso
muchos 'Desayunos de oración' que reúnen a líderes políticos y religiosos en
todo Estados Unidos y siguen el modelo que comenzó en Washington DC,
originalmente concebido por los evangélicos como oportunidades para un claro
testimonio de Jesucristo, se han deteriorado en gran medida en plataformas
ecuménicas para la aceptación de todos. religiones Los 'grupos participantes' en
el desayuno anual de oración interreligiosa de Los Ángeles, por ejemplo, 'van
desde la Junta de Rabinos y el Consejo Budista de Sangha hasta la Iglesia
Ortodoxa Griega y la fe Bahai ' "
—Dave Hunt, Global Peace, páginas 129-130.
El Espíritu de Dios no tolera una mezcla de verdad y mentiras. El Espíritu
corresponde precisamente con la Palabra escrita. Cada vez que alguien dice tener
un mensaje especial de Dios, debemos verificar cuidadosamente ese mensaje
contra la Biblia. Incluso las declaraciones bien intencionadas a favor del
Evangelio no son necesariamente las obras del Espíritu Santo. En nuestros días,
muchos se enamorarán de prácticamente cualquier cosa que parezca espiritual
y esté libremente conectada a algún versículo en las Escrituras. Cuando se les
pregunta, los partidarios de estos falsos maestros dicen: "No puede ser del
diablo, están predicando el Evangelio del Señor Jesucristo".

Demonio en tiempo de oración


Para enfatizar este peligro, pasamos a Hechos 16:16, "Y sucedió que,
mientras íbamos a orar, una cierta damisela poseída con un espíritu de adivinación
se encontró con nosotros, lo que trajo a sus maestros muchas ganancias al decir
adivinanzas". Con este evento, es evidente que la infiltración del espíritu desde
abajo llega en nuestros momentos más íntimos, cuando los creyentes se unen y
se inclinan ante el semblante del Señor para arrojar sus cargas sobre Él durante
la oración.
Justo cuando este tiempo de oración estaba a punto de tener lugar, leemos
acerca de "cierta damisela poseída con un espíritu de adivinación". Después de
leer el siguiente versículo, encontramos que esta señora era "pro-Evangelio". Ella
estaba promoviendo al apóstol Pablo y el mensaje de salvación, "Lo mismo siguió
a Pablo y a nosotros, y lloró, diciendo: Estos hombres son los siervos de Dios más
elevado, que nos mostró el camino de salvación" (versículo 17). Bajo la apariencia
de evangelismo, mucho trabajo que se promueve hoy parece "cristiano", pero en
realidad es el trabajo del gran engañador.
Para el creyente promedio, esta situación debe haber sido difícil de
discernir. Aparentemente, esta damisela estaba decidida a anunciar las obras de
Paul y su compañero de servicio. Puedo imaginar fácilmente que hoy esa persona
tendría rápidamente una plataforma en televisión o radio porque estaba
promoviendo el Evangelio. Evidentemente, Paul permitió que esto sucediera
durante varios días, como vemos en el versículo 18, "... esto lo hizo muchos días".
Finalmente, "Pablo, afligido, se volvió y le dijo al espíritu: Te ordeno en el nombre
de Jesucristo que salgas de ella. Y salió a la misma hora". ¿Cómo sabía Paul que se
trataba de una voz desde abajo? Pablo recibió una visión espiritual porque su
vieja naturaleza, su carne, fue entregada a la muerte de Jesucristo. En Filipenses
1:21, testifica: "Porque para mí vivir es Cristo, y morir es ganancia".
Deberíamos aprender de este evento que no todas las cosas que parecen
buenas son cristianas, pero pueden ser las obras del gran engañador.
No es nuestra tarea buscar ansiosamente los errores que otros cristianos
puedan cometer e identificarlos como "obras de engaño" o incluso como la "obra
del diablo". Pocos siervos del Señor hoy tienen la autoridad y la capacidad de
identificar a ciertos "cristianos" que enseñan, predican y practican lo que es
contrario a la Biblia. En el caso de la damisela, ya hemos notado que Paul no actuó
instantáneamente, pero obviamente toleró sus obras, "muchos días". Por lo tanto,
vemos que saltar el arma tampoco es necesariamente una obra del Espíritu de
Dios.

Dispensación de la iglesia
Permítanme enfatizar el hecho de que la Iglesia, al contrario de Israel, tiene
un tiempo limitado. Para ser más precisos, nuestro tiempo se encuentra entre el
rechazo y la aceptación de Israel. Hoy, somos testigos de que Israel regresa a su
tierra donde han establecido una nación poderosa y próspera.
Pero hasta este día, Israel sigue ciego a su Mesías por nuestro bien, "En
cuanto al evangelio, ellos son enemigos por tu bien: pero al tocar la elección, son
amados por el bien de los padres" (Romanos 11:28).
Por primera vez en 2.000 años, Israel se ha convertido en una nación
soberana. Como creyentes, debemos reconocer esto como una gran señal del
tiempo del fin para que la Iglesia esté lista para el Rapto.
Es imposible para cualquiera negar la realidad de la nación israelí por más
tiempo, ni siquiera sus enemigos árabes. Este es un signo sin precedentes en la
historia, y un signo especial de los tiempos para la Iglesia. Jesús nos dijo: "...
Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza,
porque vuestra redención draweth cerca" (Lucas 21:28). ¡Él no nos está animando
necesariamente a estar alertas y a estar atentos a las señales de la Gran
Tribulación o la venida del Anticristo, sino a "mirar hacia arriba" para nuestra
redención y nuestro Redentor!
La Iglesia continúa creciendo y el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo está
siendo proclamado en las partes más externas del mundo. Los que creen en Él
nacen de nuevo y se convierten en piedras vivas en este templo espiritual. ¡En el
momento en que se agrega el último, la casa espiritual está completa y será
raptada en la presencia del Señor!

Luz del mundo


Otra tarea vital para la Iglesia es ser una luz en un mundo oscuro. Filipenses
2:15 dice: "Para que seáis irreprensibles e inofensivos, hijos de Dios, sin reprensión,
en medio de una nación torcida y perversa, en medio de la cual brillareis como luces
en el mundo".
Jesús dice: "Vosotros sois la luz del mundo" (Mateo 5:14). No debemos
malinterpretar esta importante declaración porque Jesús dijo de sí mismo: "Yo
soy la luz del mundo". Él es la última luz. Note que Él no dijo "tenéis la luz del
mundo" sino "sois la luz del mundo". Esta " luz" no es físicamente visible de
ninguna manera. En otras palabras, no podemos ver esta luz con nuestros ojos
físicos. Los medios de comunicación no pueden venir a nuestras iglesias e
informar sobre la luz que han visto. La luz a la que se refiere el Señor es un asunto
espiritual y solo puede entenderse espiritualmente. Solo cuando una persona
nace de nuevo puede ver la luz y, posteriormente, el futuro reino de Dios.
Juan 3: 3 hace esto muy claro, "... De cierto, de cierto te digo, Excepto un
hombre nazca de nuevo, no puede ver el reino de Dios."
Cuando Jesús caminó sobre la tierra, tanto amigos como enemigos
reconocieron quién era Él sin ninguna campaña publicitaria. No tenía
promotores, agentes de reservas, secretarios de prensa ni personal de medios.
Su ser irradió la gloria de Dios y tocó a los que estaban en la oscuridad porque
vieron la luz. Su luz expuso los pecados de aquellos con quienes entró en
contacto. Incluso los demonios gritaron: "... ¿Qué tenemos que ver contigo, Jesús,
Hijo de Dios?" (Mateo 8:29).

Fruto del Espíritu


Mi querido amigo, si naces de nuevo, eres ligero. No escondas la luz detrás
de tu propia carne y sangre. En otras palabras, no te coloques frente a la luz ya
que presumes de la gran persona que eres. Las obras de la carne, que ya hemos
identificado, son el elemento que impide que brille tu luz. ¡Examínate ante el
semblante de Dios para ver si tu luz está brillando o no!
¿Cómo puedes saber que tu luz está brillando? A través de la exhibición del
fruto del Espíritu, "Pero el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia,
mansedumbre, bondad, fe, mansedumbre, templanza: contra ellos no hay ley "
(Gálatas 5:22-23)

Nuestros trabajos
A menudo, nuestro problema es que revertimos Mateo 5:16, "Que tu luz
brille ante los hombres, para que puedan ver tus buenas obras, y glorifiquen a tu
Padre que está en los cielos". No debemos promover nuestras obras para el Señor
para nuestra gloria. Naturalmente nos gusta hacer eso. Jesús nos dice claramente
en el orden correcto que primero debemos "dejar que su luz brille". Hemos
mencionado que la luz es el "fruto del espíritu". Cuando las personas reconocen
esta luz, "ven tus buenas obras". Por lo tanto, no muestres tus buenas obras
porque obstaculizarás la luz: más bien, deja que el "fruto del espíritu" se muestre
permanentemente en tu vida para que los que están en la oscuridad y vean una
visión directa de la Palabra. como resultado, ellos "glorificarán a tu Padre que
está en el cielo".

La luz brilla mejor cuando está oscuro


Los creyentes con frecuencia se quejan de los tiempos terribles en que
vivimos y la oscuridad que se avecina en este mundo. Eso puede ser cierto, pero
recuerde, la luz brilla más en los lugares más oscuros. Para ilustrar este punto,
mira hacia arriba. No verá una estrella en el cielo durante el día, pero en la
oscuridad de la noche, ¡las estrellas brillan intensamente!
El profeta Isaías habló del contraste entre la oscuridad y la luz: 'Levántate,
brilla; porque ha venido tu luz, y la gloria del Señor ha nacido sobre ti. Porque he
aquí, las tinieblas cubrirán la tierra y las tinieblas del pueblo; pero el SEÑOR se
levantará sobre ti, y su gloria se verá sobre ti " (Isaías 60:1-2). Si bien esto se dirige
específicamente a los hijos de Israel, sabemos que espiritualmente también se
dirige a la Iglesia. Estos versículos no se han cumplido para Israel a nivel nacional
porque la gloria del Señor no se ve sobre Israel en este día.
Una "gran oscuridad" está cubriendo toda la tierra, una oscuridad a la
verdad del precioso Evangelio liberador de nuestro Señor Jesucristo.
Afortunadamente, esta oscuridad se ha eliminado de los ojos de millones de
personas que creen en el Señor Jesucristo. Cada uno de nosotros que cree ha
experimentado el cumplimiento de Isaías 60: 3, "... los gentiles vendrán a tu luz, y
los reyes al resplandor de tu resurrección".
La profecía de Isaías continúa en el próximo verso y aún no se ha cumplido
en toda su extensión. "Alza tus ojos alrededor, y mira: todos se juntan, vienen a ti:
tus hijos vendrán de lejos, y tus hijas serán cuidadas a tu lado" (Isaías 60: 4-5).
En resumen, la Iglesia de Jesucristo no puede identificarse con una
denominación, una iglesia local o un grupo de personas, sino que consiste
exclusivamente en creyentes nacidos de nuevo en el Señor Jesucristo. La Iglesia
no tiene una dirección, una nacionalidad o una identidad política. Nadie puede
determinar el número de sus miembros. Sin embargo, el
La iglesia es una realidad poderosa y viva que supera todo lo que es de este
mundo.
En los últimos años, hemos experimentado la revelación de la Iglesia detrás
de la antigua Cortina de Hierro. Si bien prácticamente nada de la Iglesia ha sido
visible en los países comunistas, de repente hemos visto una gran actividad en
los lugares más inesperados. Los creyentes se reúnen en comunión, alaban a
Dios, enseñan la Palabra y esperan la venida de Jesús. China, donde se han
tomado medidas extremadamente estrictas contra cualquier religión, nos ha
sorprendido especialmente cuando leemos que algunas estimaciones indican
que la Iglesia tiene más de 100 millones de almas. Nadie puede confirmar ese
número, pero sabemos que la Iglesia está viva y bien, incluso durante la mayor
opresión que el hombre haya visto. A medida que la verdadera Iglesia continúa
prosperando y creciendo diariamente, el Señor está agregando a aquellos que
creen en su cuerpo y cuando llegue la plenitud de los gentiles, llegará el momento
del rapto.
CAPITULO 12

LA VENIDA DEL SEÑOR


Hemos determinado que comprende la Iglesia y entendemos que estamos
hablando de toda la Iglesia, ahora vamos a explorar la "venida del Señor", que se
produce de una manera triple:

El siguiente esquema muestra la distinción entre cada venida:

• Primera venida
Su nacimiento en Belén.
• Segunda venida
Su llegada a las nubes del cielo para el rapto.
• Tercera venida
Su venida a Israel para rescatar a su pueblo y poner fin al gobierno del
Anticristo.

El regreso de Cristo, generalmente conocido como su segunda venida,


ocurrirá en una doble fase. Esto no es muy obvio en el Antiguo Testamento
porque los profetas vieron la venida de Jesús como uno. Solo cuando
combinamos sus visiones obtenemos una imagen detallada.
Usaremos Isaías 61:1-2 como nuestro ejemplo: "El espíritu del Señor Dios
está sobre mí; porque el Señor me ha ungido para predicar buenas nuevas a los
mansos; me ha enviado para atar a los quebrantados de corazón, para proclamar
libertad a los cautivos, y la apertura de la prisión a los que están obligados. A
proclamar el año aceptable del Señor, y el día de la venganza de nuestro Dios; para
consolar a todos los que lloran ". Esta declaración fue hecha aproximadamente
700 años antes de que Jesús naciera. Durante esos siete siglos, nadie afirmó ser
el ungido del Señor porque nadie podía cumplir los requisitos de ser capaz de "...
atar a los corazones rotos" o "proclamar la libertad a los cautivos". Esta profecía
solo pudo ser cumplida por Jesús.
En el cuarto capítulo de Lucas leemos: "El Espíritu del Señor está sobre mí,
porque me ha ungido para predicar el evangelio a los pobres; me ha enviado a
sanar a los quebrantados de corazón, a predicar la liberación a los cautivos, y a la
recuperación de vista para los ciegos, para poner en libertad a los heridos, para
predicar el año aceptable del Señor “(versículos 18-19). Observe que Jesús cierra
este pasaje con" ... el año aceptable del Señor. " Entonces el siguiente versículo
dice: " Y cerró el libro, se lo dio nuevamente al ministro y se sentó ... " Sin embargo,
Isaías continúa en el mismo aliento " ... Para proclamar el año aceptable del Señor,
y el día de la venganza de nuestro Dios ... " Así, vemos que los profetas del Antiguo
Testamento vieron la venida del Mesías como un evento. Sin embargo, Jesús
reveló claramente que este evento sería interrumpido por la gracia". .. el año
aceptable del Señor ".

Día de venganza
Los profetas proclamaron la venida del Mesías y dieron muchos detalles
sobre cómo iba a ser reconocido. Isaías habló de la Gran Tribulación como "el día
de la venganza", sin mencionar el tiempo de la Iglesia.
El Espíritu de Dios reveló al escritor que Jesús vendría y cumpliría esas
profecías en detalle. Él realmente predicaría la salvación a Israel y las naciones,
pero luego Isaías concluye con las palabras, "... el día de la venganza de nuestro
Dios ..." Eso no ocurrió en el tiempo de Jesús. Por lo tanto, es lógico pensar que
ocurriría un período de tiempo distinto entre el tiempo del "año aceptable del
Señor" y el "día de venganza de nuestro Dios".
Hoy, todavía estamos viviendo en "... el año aceptable del Señor ..." Jesús se
detuvo deliberadamente en ese punto. Cerró el libro y luego dijo algo notable: "...
Este día es esta escritura cumplida en sus oídos" (Lucas 4:21). Esta información
debería ser suficiente para mostrar que la venida de Jesús hace casi 2.000 años
no es la única. ¡Él vendrá otra vez!
Ya hemos leído las palabras del profeta Isaías, pero no hay nada malo en
leerlas de nuevo: "Levántate, resplandece, porque ha venido tu luz, y la gloria del
Señor ha nacido sobre ti. Porque, he aquí, la oscuridad cubrirá la tierra, y las
tinieblas del pueblo; pero el Señor se levantará sobre ti, y su gloria se verá sobre ti.
Y los gentiles vendrán a tu luz, y los reyes al resplandor de tu resurrección " (Isaías
60:1-3).
Estos tres versículos hacen una declaración poderosa pero simple: Israel vio
la luz. Sin embargo, el cumplimiento final de esa profecía no tuvo lugar, "... el
Señor se levantará sobre ti, y su gloria se verá sobre ti". Esto sin duda es en el
futuro.
Sabemos por la historia que los judíos eran las personas más perseguidas,
despreciadas y rechazadas y no se encuentra evidencia de que su gloria fuera
visible sobre ellos a nivel nacional. Israel rechazó al Mesías. Ellos gritaron: "...
¡Fuera con él ... crucifícalo!" Dijeron: "No tenemos más rey que César". Esta breve
declaración tiene un profundo significado. No son palabras vacías, pero son el
resultado de la continua rebelión contra el Dios vivo que se puede ver en el deseo
decidido de Israel de integrarse en las naciones del mundo incluso hoy. Veamos
la historia.
Israel pide igualdad
En la época de Samuel, Israel había solicitado colectivamente que un rey los
gobernara en lugar de Dios. Desearon ser iguales a las naciones vecinas. Leemos
en 1 Samuel 8:4-5, "Entonces todos los ancianos de Israel se reunieron, y vinieron
a Samuel a Ramá, y le dijeron: He aquí, eres viejo, y tus hijos no andan en tus
caminos: ahora haznos un rey para juzgarnos como todas las naciones ". Esta
intensa decisión no se reflejó en Samuel y sus hijos desobedientes, sino en el
rechazo democrático de Israel al liderazgo de Dios, quien le dijo a Samuel: " ... me
han rechazado, que no debería reinar sobre ellos" (versículo 7).
Después de que Samuel enumeró las desventajas de tener un rey que los
gobernara, leemos: "Sin embargo, la gente se negó a obedecer la voz de Samuel; y
dijeron: No; pero tendremos un rey sobre nosotros; para que también seamos como
todas las naciones, y que nuestro rey nos juzgue, y salga delante de nosotros, y pelee
nuestras batallas " (versículos 19-20).
Antes de que Samuel muriera, nuevamente testificó ante el pueblo y les
recordó su error: "... ustedes me dijeron: No; pero un rey reinará sobre nosotros:
cuando el SEÑOR tu Dios fuera tu rey" (1 Samuel 12:12) Debemos enfatizar este
evento porque marca la primera vez que Israel expresó su deseo de ser igual a
las naciones del mundo.
Esto tiene mucho que ver con el Rapto porque el Rapto finaliza la elección
del pueblo espiritual de Dios en la tierra y, por lo tanto, se relaciona con la
elección del pueblo celestial de Dios, la Iglesia.
Ya hemos tratado el tema de la separación y la integración y hemos
aprendido que la Iglesia, que consiste en creyentes nacidos de nuevo, debe estar
separada del mundo.
A través de la separación de los hijos de Israel, Dios dio a luz a su Hijo
unigénito, el Señor Jesucristo. Irónicamente, esta separación fue reconocida por
el profeta pagano Balaam. Él respondió a Balac, " ... he aquí, el pueblo morará solo,
y no será contado entre las naciones" (Números 23: 9). Hoy, este sigue siendo un
punto doloroso para Israel y el mundo. Nuestra sociedad moderna no tolera la
segregación e insiste en que nadie es especial. La igualdad es el evangelio de los
últimos tiempos y es "políticamente correcto" tratar a todas las naciones, razas
y religiones por igual.
Sin embargo, una nación es diferente: Israel. Ella, de hecho, no se contará
por igual con todas las naciones del mundo. En este punto, eso es exactamente lo
que quiere el Israel moderno; ella busca la igualdad y la obtendrá. Esto conducirá
a la integración más exitosa que el mundo haya visto. Pero es solo temporal.
Jesús condenado por el mundo
Cuando la primera iglesia fue perseguida, se pronunció una oración
significativa que expone la unión de Israel con las naciones: "Por una verdad
contra tu santo hijo Jesús, a quien has ungido, tanto Herodes como Poncio Pilato,
con los gentiles y los pueblos de Israel, se reunieron ' ' (Hechos 4:27). Los enemigos
de Cristo se enumeran como: Herodes, medio judío; Poncio Pilato, un romano;
los gentiles; e Israel. En un frente unido se opusieron al ¡Señor Jesucristo en su
primera venida!
Podemos imaginar fácilmente que, en la Segunda Venida de Cristo, las
naciones lo rechazarán como se profetizó. Las naciones gentiles, "... y el pueblo de
Israel se reunieron". Es imposible para Israel aceptar al Anticristo a menos que
alguien se presente como el verdadero Mesías de Israel.

La incredulidad en la profecía
Se profetizó mucho en el Antiguo Testamento sobre el Mesías venidero. Sin
embargo, cuando llegó el momento del nacimiento de Jesús en la ciudad
profetizada de Belén en Judea, no se hicieron preparativos en Jerusalén para el
nacimiento del Rey. Solo se menciona que algunos gentiles del este vinieron a
Jerusalén para anunciar su nacimiento. "Ahora, cuando Jesús nació en Belén de
Judea en los días del rey Herodes, he aquí, vinieron sabios del este a Jerusalén"
(Mateo 2:1). Hicieron la pregunta correcta a las personas correctas en el lugar
correcto: "¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto su
estrella en el este y hemos venido a adorarlo" (versículo 2). El hecho de que
Jerusalén no estaba preparada y Jesús vino
inesperadamente para el mundo es evidente en el siguiente verso: "Cuando
Herodes el rey oyó estas cosas, se turbó, y toda Jerusalén con él" (versículo 3). ¿Qué
debía hacer el rey Herodes? Por escritos históricos, sabemos que era paranoico,
extremadamente temeroso y tomó precauciones excesivas para su seguridad.
Luego se enteró de estos extranjeros que venían de muy lejos para anunciar el
nacimiento de un nuevo Rey de los judíos. Naturalmente, Herodes encontró esto
intimidante porque era el rey de los judíos. Si hubiera nacido otro, Herodes ya no
sería rey.

Profecía cumplida, pero no creída


El rey llamó a sus consejeros: "Y cuando reunió a todos los principales
sacerdotes y escribas del pueblo, les exigió dónde debía nacer Cristo" (versículo 4).
Herodes preguntó a las personas adecuadas, porque conocían las Escrituras,
leían a los profetas y estudiaban la Palabra de Dios.
Recibió una respuesta inmediata: "... le dijeron: En Belén de Judea: porque así
está escrito por el profeta, y tú Belén, en la tierra de Judá, no eres el menor de los
príncipes de] Judá: porque de ti saldrá un gobernador que gobernará a mi pueblo
Israel " (versículos 5-6). Esto es tan claro como el día, el Rey nacido en Belén
debía gobernar a Israel.
Cuando continuamos leyendo sobre este evento, notamos algo muy extraño.
No hay ningún informe de los principales sacerdotes o escribas que van a Belén
para presenciar el cumplimiento de la profecía bíblica. Esto prueba que estos
"creyentes de la Biblia" captaron la Escritura profética intelectualmente pero no
tenían fe viva para producir acción.
Nuevamente, destacamos el hecho de que el cumplimiento tangible de la
profecía bíblica, el anuncio milagroso del nacimiento de Jesucristo y los señales
en la constelación celestial no produjeron fe viva, sino más bien incredulidad.

Creer que se requiere profecía


Aprovecho esta oportunidad una vez más para enfatizar que no importa
cuán grande sea su experiencia con el Señor, cuántas de sus oraciones han sido
respondidas, con qué frecuencia han sido sanados, cuántas declaraciones
proféticas proclama en la iglesia o con qué frecuencia tener el don de sanar a los
enfermos e incluso resucitar a los muertos, todo es insignificante en
comparación con la simple fe de que Jesús es quien dice ser.
Derramó Su sangre en la cruz del Calvario por nuestros pecados, fue
enterrado, se levantó al tercer día y ascendió al Cielo con el claro mensaje de que
Él vendrá nuevamente. Este conocimiento no proviene de ninguna experiencia
que hayamos tenido o de la capacitación en seminarios, ni podemos obtenerlo a
través de ningún otro proceso educativo. ¡Este conocimiento proviene de la
Palabra viva de Dios, la Biblia!

El siervo sufriente
El Nuevo Testamento describe el cumplimiento de Isaías 53 en detalle. Para
reforzar este hecho, leamos solo unos pocos versículos de este hermoso capítulo
mesiánico: "Es despreciado y rechazado por los hombres; un hombre triste y
familiarizado con el dolor: y nos escondimos como si fueran nuestros rostros de él;
fue despreciado y no lo estimamos. Seguramente él ha soportado nuestras penas y
llevado nuestras penas, sin embargo, lo consideramos herido, herido por Dios y
afligido. Pero fue herido por nuestras transgresiones, fue herido por nuestras
iniquidades: el castigo de nuestra paz estaba sobre él, y con sus llagas fuimos
nosotros curados " (Isaías 53:3-5).
No protestó: "Estaba oprimido, y estaba afligido, pero no abrió la boca: es
llevado como un cordero al matadero, y como una oveja ante sus esquiladores es
tonto, por lo que no abre la boca". (versículo 7).
Fue crucificado entre dos delincuentes y enterrado en la tumba de un
hombre rico, "e hizo su sepultura con los malvados, y con los ricos en su muerte;
porque no había hecho violencia, ni había ningún engaño en su boca" (versículo
9).
Fe en la palabra
Insulta a nuestro Señor cuando deseamos una confirmación especial o una
manifestación sobrenatural para validar las verdades de la Palabra escrita. Como
creyentes, podemos confiar completamente en cada detalle de la Biblia.
Cuando nos encontramos con lugares en las Escrituras que no entendemos,
o que pueden parecer contradictorios, podemos estar seguros de que Dios no
miente. Las Escrituras apoyan las Escrituras y es solo debido a nuestro intelecto
limitado que no podemos comprender las verdades más profundas presentadas
en la Biblia.
Jesús fue despreciado y rechazado en su primera venida. Derramando su
sangre, murió en la cruz del Calvario y se convirtió en "... el Cordero de Dios que
quita el pecado del mundo" (Juan 1:29).
Mientras Jesús estaba en la tierra, prometió que volvería, "... vendré otra vez
y te recibiré a mí mismo ..." (Juan 14: ), "... me iré y volveré a ti ... " (Juan 14:28).
Jesús desea estar con nosotros; ¡Nos compró con su propia sangre! Solo piense,
si realiza una compra, ¿no quiere el producto? ¿Cuánto más tiene nuestro Señor
Jesucristo, que nos amó tanto que dio su vida para poder recibirnos para sí
mismo? Lea su oración en Juan 17:24: "Padre, quiero que también ellos, a quienes
me has dado, estén conmigo donde yo estoy; para que vean la gloria que me has
dado, porque me has amado antes que la fundación del mundo ". El anuncio de su
regreso es indiscutiblemente claro en las Escrituras.

El rapto no es la última resurrección


La Iglesia de Jesucristo, compuesta por aquellos que murieron en Él y
aquellos que aún están vivos en el momento del Rapto, "... serán atrapados junto
con ellos en las nubes para encontrarse con el Señor en el aire ... " (1 Tesalonicenses
4:17). Esto no puede hacerse más claro, y no debe entenderse mal.
Sin embargo, algunos dicen que este versículo habla de la última
resurrección cuando todas las personas se pararán ante el trono blanco del
juicio. La Biblia no enseña que veremos a Jesús en el Gran Trono Blanco.
Apocalipsis 20:11 dice: "... vi un gran trono blanco, y al que estaba sentado en él,
de cuya faz huyeron la tierra y el cielo; y no se encontró lugar para ellos". Este es
el juicio final de todos aquellos que han rechazado la salvación en Jesucristo.
Incluso los muertos resucitarán, como lo indica el siguiente versículo: "Y vi
a los muertos, grandes y pequeños, pararse ante Dios ..." Una vez más, no hay
Cordero de Dios, ni gracia, ni más salvación, solo juicio. Ese será el momento más
horrible para aquellos que deben estar delante del trono de Dios.
Indudablemente sabrán que podrían haberse salvado, pero ahora se darán
cuenta de que es demasiado tarde; no hay escapatoria. El versículo 13 declara
categóricamente: "Y el mar entregó a los muertos que estaban en él; y la muerte y
el infierno entregaron a los muertos que estaban en ellos: y fueron juzgados cada
hombre según sus obras". Este juicio lleva a la condena. El resultado se describe
con las palabras, "Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es
la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al
lago offire " (versos 14-15)
La resurrección de la que leemos en 1 Tesalonicenses 4 no tiene relación
con la mencionada en Apocalipsis 20. La Iglesia "... será atrapada junto con ellos
en las nubes para encontrarse con el Señor en el aire: y así lo haremos siempre estar
con el Señor " (versículo 17).

¿Quiénes son los dos testigos?


Tengo entendido que Moisés y Elijah, dos grandes hombres de Israel,
cumplirán el oficio de los "dos olivos" y los "dos candeleros" mencionados en
Apocalipsis 11.
Elías era un siervo de Dios que cerró los cielos para que no lloviera. Moisés
levantó su vara y convirtió las aguas en sangre. Apocalipsis 11:5-6 dice, " ... si
alguno quiere hacerles daño, fuego procede de su boca, y devora a sus enemigos. Y
si alguno quiere hacerles daño, es necesario que él sea así muerto Estos tienen
poder para cerrar el cielo, que no llueva en los días de su profecía, y tener poder
sobre las aguas para convertirlas en sangre, y herir la tierra con todas las plagas,
tan a menudo como lo harán ". Por poder sobrenatural, estos dos testigos estarán
en Jerusalén testificando la verdad de Dios al mundo.
Durante ese tiempo, la Iglesia de Jesucristo, la luz de este mundo, estará en
la presencia del Señor. Israel permanecerá ciego, habiendo aceptado al Anticristo
como su redentor. Como resultado, Dios interferirá sobrenaturalmente, para
dejar un testimonio en la tierra al enviar a Moisés y a Elías como sus testigos.

Los profetas deben ser asesinados en Jerusalén


Sin embargo, leemos que estos dos profetas serán asesinados por la bestia
que se levanta del mar. Sus cuerpos yacerán abiertamente en las calles de
Jerusalén como testimonio contra el mundo. Apocalipsis 11:8 confirma esto al
informar: "... sus cadáveres yacerán en la calle de la gran ciudad, que
espiritualmente se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue
crucificado".
Jerusalén, la ciudad más glorificada, habrá experimentado una
transformación negativa. Ya no se la considerará la ciudad de la paz y la alegría
del Señor, sino que se la llamará "Sodoma y Egipto". Sodoma fue el epítome del
pecado contra el Señor debido a los sodomitas, o en los vernáculos homosexuales
de hoy, que gobernaron esa ciudad con su práctica exhibida públicamente, que
es una abominación al Señor.
Romanos 1:24 testifica: "Por lo cual Dios también los entregó a la inmundicia
por la lujuria de sus propios corazones, para deshonrar sus propios cuerpos entre
ellos".
Ser llamado "Egipto" le recordaría a Jerusalén la tierra de la esclavitud, lo
que proféticamente muestra que Israel entrará en la esclavitud de las naciones
gentiles. Esta vez, sin embargo, no será por la fuerza, sino voluntariamente,
porque Jesús profetizó que cuando otro venga en su nombre, lo recibirán.
El hecho de que estos dos grandes profetas morirán en Jerusalén nos
recuerda las palabras del Señor "... porque no puede ser que un profeta perezca de
Jerusalén" (Lucas 13:33). Elías no vio la muerte, pero fue raptado al Cielo, por lo
tanto, no murió en Jerusalén. Cruzó el río Jordán y luego ascendió al cielo fuera
de las fronteras de la tierra prometida. Ni Moisés ni Elías han cumplido Lucas
13:33 en el sentido de que no murieron en Jerusalén o en la Tierra Prometida.
Estos dos grandes profetas regresarán a Jerusalén, el centro del mundo,
donde morirán, pero resucitarán después de 3 1/2 días y ascenderán al Cielo.
Nuevamente, vemos el Rapto demostrado en la ciudad de Jerusalén.
Cuando estos dos profetas resuciten después de 3 1/2 días, serán raptados
en las nubes del cielo a la vista de todas las personas. Como resultado, ocurrirá
un gran terremoto y, "... el remanente se asustó y dio gloria al Dios del cielo"
(Apocalipsis 11:13). Posteriormente, el Rapto de los verdaderos profetas dará
como resultado un avivamiento entre "el remanente" que sin duda se refiere a
Israel, y le darán a Dios la gloria.
Por otro lado, cuando ocurre el Rapto de la Iglesia, no encontramos en la
Biblia ninguna indicación de que resultará en arrepentimiento o en la
glorificación de Dios. Sin embargo, creo que el "remanente" de los gentiles
dejados atrás, cuyos miembros de la familia han sido raptados, de hecho, tendrán
mucho miedo y muchos le darán a Dios la gloria y se convertirán.
El efecto del testimonio de estos dos testigos en Jerusalén apunta a la
preparación de Israel para el derramamiento del Espíritu de gracia y súplica en
la venida de Jesús.
No creyentes - No arrepentimiento
Veamos las diferentes reacciones a la interferencia sobrenatural de Dios
como se describe para nosotros en el libro de Apocalipsis. En la apertura del
sexto sello vemos que el hombre es totalmente impenitente. Comenzando en
Apocalipsis 6:15-16 leemos: "... los reyes de la tierra, y los grandes hombres, y los
hombres ricos, y los capitanes principales, y los hombres poderosos, y cada siervo,
y cada hombre libre, se escondieron en las guaridas y en las rocas de las montañas;
y dijeron a las montañas y a las rocas: " Caed sobre nosotros y escóndenos del rostro
del que está sentado en el trono, y de la ira del Cordero". ¡En lugar de arrepentirse,
tratan de esconderse de la ira del Cordero!
Después de que un tercio de la población mundial es asesinada, leemos en
Apocalipsis 9:20-21, "... el resto de los hombres que no fueron asesinados por estas
plagas, pero no se arrepintieron de las obras de sus manos, que deberían no adoren
demonios, ídolos de oro, plata, bronce, piedra y madera, que ni pueden ver, ni oír,
ni caminar: ni se arrepintieron de sus asesinatos, ni de sus brujerías, ni de su
fornicación, ni de sus robos ".
Cuando el cuarto y quinto ángel derraman sus frascos, oímos este
impactante testimonio: "... el cuarto ángel derramó su copa sobre el sol; y se le dio
poder para quemar a los hombres con fuego. Y los hombres fueron quemados con
gran calor". y blasfemó el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas: y se
arrepintieron de no darle gloria. Y el quinto ángel derramó su copa sobre el asiento
de la bestia; y su reino estaba lleno de tinieblas; y royeron sus lenguas por dolor, y
blasfemaron al Dios del cielo por sus dolores y llagas, y no se arrepintieron de sus
obras " (Apocalipsis 16:8-11). ¡En lugar de arrepentimiento hay blasfemia! Esto
debería haber sido suficiente para poner a todos de rodillas. Versos como este
no dejan lugar a la actitud burlona de aquellos que dicen: "Bueno, solo creo lo
que veo". Las personas a las que se hace referencia en Apocalipsis 16 ven la
evidencia indiscutible del Dios de la Creación con sus propios ojos, sin embargo,
todavía no encuentran espacio para el arrepentimiento o espacio para creer.

Miguel el arcángel
El libro de Daniel identifica específicamente el arcángel Miguel como del
lado de Israel, "Y en aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está en
pie para los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue ya que
había una nación hasta ese mismo tiempo, y en ese momento tu pueblo será
entregado, cada uno que se encuentre escrito en el libro " (Daniel 12:1). Este
versículo se refiere a la Gran Tribulación. Michael el arcángel está defendiendo a
Israel. Podemos imaginar que cuando ocurra el Rapto, el "grito" que se escuche
será la voz de Michael, porque vendrá en defensa de Israel.
Con la Iglesia desaparecida, no habrá más oraciones por Israel, lo que
resultará en una oscuridad total para ella. Por primera vez en la historia, los
judíos estarán en peligro de perder su identidad. Por lo tanto, es absolutamente
necesario que Michael entre en acción para esta gente porque la Iglesia se ha ido.
Es significativo notar que la acción de Michael en nombre de Israel no será
evidente desde el principio. Cuando la Iglesia sea raptada, los problemas de los
judíos apenas habrán comenzado. Después de que Israel haya aceptado al
Anticristo como su Mesías, deben continuar hasta el final de la tribulación de
siete años. . Solo entonces Israel experimentará la salvación.

El lugar de encuentro
Jesús no viene a la tierra en el momento del rapto. Eso solo sucederá cuando
los pies de Jesús estén literalmente sobre el Monte de los Olivos. Este evento se
cumplirá solo después de que tenga lugar el Rapto. De la misma manera que dejó
Israel, debe regresar a Israel.
Según los Hechos de los Apóstoles, cuando Jesús ascendió al cielo, los
discípulos levantaron la vista hacia el cielo. Dos hombres no identificados
vestidos de blanco dieron este mensaje: "... Ustedes, hombres de Galilea, ¿por qué
están mirando al cielo? Este mismo Jesús, que es llevado de ustedes al cielo, vendrá
de la misma manera que lo han visto. él vaya al cielo "(Hechos 1:11). Jesús volverá
físicamente al Monte de los Olivos para Israel tal como lo declararon los profetas:
"Y sus pies se pararán en ese día sobre el monte de los Olivos, que está delante de
Jerusalén al este, y el monte de los Olivos se partirá en el en medio de ella hacia el
este y hacia el oeste, y habrá un valle muy grande; y la mitad de la montaña se
trasladará hacia el norte, y la mitad hacia el sur " (Zacarías 14:4).
El lugar de reunión de la Iglesia con su Señor se describe muy claramente,
"... en las nubes para encontrarse con el Señor en el aire ..." Esta primera fase de la
Segunda Venida, que llamamos el Rapto, no es para Israel o el mundo; ¡es solo
para sus creyentes comprados con sangre, judíos y gentiles!

Dos categorías de éxtasis


El Rapto involucra dos categorías de creyentes: aquellos que ya han muerto
en el Señor y aquellos que aún están vivos en ese momento. Es esta gran
esperanza que la Iglesia de Jesucristo ha tenido durante muchos siglos: la
extracción y traducción repentinas de nuestros cuerpos que nos lleva a la
presencia del Señor.
La oración y el profundo anhelo del apóstol Pablo le dieron el consuelo:
"Porque nosotros, los que estamos en este tabernáculo, gemimos, somos agobiados:
no por eso estaríamos desnudos, sino vestidos, para que la mortalidad pueda ser
tragada de la vida" (2da. Corintios 5:4). ¡Tenía una esperanza viva de la realidad
del Rapto!
El apóstol Pablo también aceptó la posibilidad de que tendría que morir y
ser separado de su cuerpo físico, lo cual revela en 2 Corintios 5: 6: "Por lo tanto,
siempre tenemos confianza, sabiendo que, mientras estamos en casa en el cuerpo,
nosotros están ausentes del Señor ". En el versículo 8 él confiesa: "Confiamos, digo,
y estamos dispuestos a estar ausentes del cuerpo y estar presentes con el Señor".
Esta es una demostración de fe genuina, "... porque caminamos por fe, no por
vista". Desde el principio, su esperanza, y por asociación, la esperanza de la
Iglesia, fue la venida del Señor en las nubes del cielo. El temprano
Los cristianos estaban esperando que ocurriera el Rapto en cualquier
momento, tal como estamos hoy. Sin embargo, aceptaron por completo la
posibilidad de que tendrían que morir primero.

El cuerpo glorificado
¿Cuál es la diferencia entre morir ahora y estar en la presencia del Señor, o
no morir y ser raptado en la presencia del Señor? Ya hemos visto el deseo
expresado por Pablo en 2 Corintios 5: 4 de estar "... vestido, para que la
mortalidad pueda ser tragada de la vida". En otras palabras, hacer que su cuerpo
se traduzca instantáneamente a la semejanza de Su cuerpo glorioso, que los
creyentes deben recibir el momento del Rapto. Lea las palabras de Pablo:
"Porque en esto gemimos, deseando fervientemente vestirnos con nuestra casa que
es del cielo: si es así estando vestidos, no seremos descubiertos desnudos" (2
Corintios 5:2-3).
Para entender esto mejor, echemos un vistazo a uno de los misterios que la
Biblia revela en relación con el Rapto: "He aquí, te muestro un misterio; no todos
dormiremos, pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y
cerrar de ojos, a la última trompeta: porque la trompeta sonará, y los muertos
serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque este
corruptible debe vestirse de incorrupción, y este mortal debe vestirse de
inmortalidad " (1 Corintios 15:51-53). Esto tendrá lugar instantáneamente. Una
traducción holandesa dice "... en un momento inseparable de tiempo ..." En
palabras simples, esto significa que los cuerpos en los que ahora vivimos no
tienen promesa ni futuro en la tierra.

El conocimiento de la muerte trae sabiduría


Le ruego, querido lector, que reconozca que día a día nos estamos haciendo
mayores. Es posible que tenga más molestias y dolores y que algunas partes de
su cuerpo ya no funcionen como solían hacerlo. Si está en buena forma física,
puede descansar y asegurarse de que no dure. Por imposible que parezca, no se
desespere, pero regocíjese, porque el final de esta vida terrenal muy corta es el
comienzo de la eternidad. Hacemos bien en prestar atención a la advertencia que
se encuentra en el Salmo 90:12, "... enséñanos a contar nuestros días, para que
podamos aplicar nuestros corazones a la sabiduría". Cuando nuestra esperanza y
fe están ancladas de manera segura en Jesús y no en nuestras propias obras,
podemos regocijarnos con la plena seguridad de que lo mejor está por venir.

Gloria sin el cuerpo


Por esta razón, no debemos gastar demasiado tiempo o energía
promoviendo la curación del cuerpo. La Biblia dice "... está establecido que los
hombres mueran una vez, pero después de esto el juicio". Si bien el cuerpo es
importante, como hemos visto en el caso de Moisés, debemos entender que
nuestra carne y sangre son solo una parte de la capa externa que contiene a la
nueva persona. Todos los que han muerto en el Señor Jesús ya están en su
presencia sin sus cuerpos glorificados. Esto significa que no están "hechos
perfectos". Son salvos por toda la eternidad, están seguros para siempre y ya
están experimentando la gloria del Señor. Sin embargo, deben esperar hasta
recibir su cuerpo glorificado que tendrá lugar en el Rapto.
Recibir nuestros cuerpos glorificados también incluye a los santos del
Antiguo Testamento. Hebreos 11 es el capítulo de la fe que comienza con su
definición: "Ahora la fe es la sustancia de las cosas que se esperan, la evidencia de
las cosas que no se ven" (Hebreos 11:1). Seguido de la definición está el
testimonio de una gran hueste de santos que reclamó la victoria porque
creyeron.
El versículo 35 revela la diferencia entre la resurrección física a la vida y la
mejor resurrección a la vida eterna: "Las mujeres recibieron a sus muertos
resucitados a la vida otra vez, y otras fueron torturadas, sin aceptar la liberación;
para que pudieran obtener una mejor resurrección". Los dos últimos versículos
resumen su razón para esperar: "Y todos estos, habiendo obtenido un buen
informe por fe, no recibieron la promesa: Dios nos ha proporcionado algo mejor
para nosotros, que ellos sin nosotros no deberían ser perfectos" (Hebreos 11:39-
40). En términos simples, los santos no pueden ser traducidos hasta que el Novio
reciba a Su Novia: la Iglesia.

Lo mejor está por venir


Para aclarar aún más este asunto, leemos nuevamente en 1 Tesalonicenses
4:15, "Porque les decimos por la palabra del Señor, que nosotros que vivimos y
permanecemos hasta la venida del Señor no impediremos que duerman. " ¿Qué
significa "no evitar que duerman"? Lutero lo tradujo de esta manera: "No
avanzaremos (ni adelantaremos) a los que duermen". El versículo 16 concluye
con la siguiente declaración, "... los muertos en Cristo resucitarán primero". Han
estado esperando más tiempo que nosotros y serán los primeros en recibir sus
cuerpos glorificados.

Una advertencia
En este punto, debo expresarle una fuerte advertencia. Cuando ocurra el
Rapto, será demasiado tarde para que pertenezcas a la Iglesia. ¡Si no naces de
nuevo en ese momento, definitivamente te quedarás atrás! El Rapto es el
perfeccionamiento de la Novia de Cristo. Si te quedas atrás, será demasiado tarde
para pertenecer a la Iglesia.
El Dr. Wim Malgo utilizó este ejemplo: "Este cambio, la repentina
renovación, tendrá lugar tan rápido como la respuesta de una bombilla eléctrica
al funcionamiento de un interruptor que se enciende. De repente, ¡es luz! Solo un
momento antes, la bombilla se veía gris y deprimente, pero debido a que está
conectada a la fuente de alimentación y se acciona el interruptor, se transforma
instantáneamente. Esto se puede ver todas las noches en pueblos y ciudades de
todas partes, ya que miles y miles de pequeñas bombillas de vidrio se
transforman en un instantáneo cuando se acciona el interruptor. Esta es una
maravillosa ilustración de la transformación de los hijos de Dios cuando Jesús
venga ".
Todo lo que has hecho por Jesús hasta ese momento contará para la
eternidad. De la misma manera, ¡todo lo que has descuidado o pospuesto será
una pérdida para toda la eternidad!

No hay señales del tiempo final para el rapto


Ningún signo precederá al próximo Rapto. ¿Cuán vano es el intento del
hombre de pensar que puede elegir la mente del Dios Todopoderoso usando
teorías matemáticas para calcular el día del regreso del Señor? Muchos han sido
avergonzados en el pasado y se ha hecho un gran daño a la Iglesia de Jesucristo
porque algunos han tratado de "descubrir" la fecha exacta del Rapto.

Esperando por él solo


Prácticamente todos los cristianos que creen en la Biblia están de acuerdo
en que la Palabra de Dios nos advierte que estemos listos en cualquier momento.
Siendo ese el caso, cualquier declaración con respecto al momento del Rapto es
contraria a la Escritura. Si alguien nos dice que el Rapto tendrá lugar al principio,
a la mitad o incluso después de la Gran Tribulación, entonces lógicamente no
tendríamos que esperar al Señor hoy. Si se nos dice que esperemos a que suceda
algo más, como la tribulación o la aparición del Anticristo, nuestra prioridad
cambiará: no necesitamos esperar a Jesús porque algo más tendrá lugar primero.
Cuando transferimos esto al evento del Rapto, se vuelve extremadamente
peligroso porque ahora tendríamos que cambiar Tito 2:13 de "Buscando esa
bendita esperanza y la gloriosa aparición del gran Dios y nuestro Salvador
Jesucristo". a: "Buscando la venida de la Gran Tribulación y la aparición del
Anticristo". Si eso fuera cierto, tendríamos que esperar el comienzo de la
tribulación, o como se popularizó recientemente, el comienzo del período Pre-
ira.
Tal idea es extremadamente peligrosa y se opone diametralmente a la
enseñanza de la Sagrada Escritura.
Alguien puede oponerse a esto y decir: "¿No nos ha dado el Señor muchas señales
de que debemos tener en cuenta lo anterior a Su venida?" Si eso es verdad. Sin
embargo, estas señales se dieron para su venida física a la tierra, o para ser más
precisos, para Israel cuando venga al Monte de los Olivos. Se dirigía
específicamente al pueblo de Israel y les dio señales para notar. Cuando envió a
sus discípulos, Jesús les dijo que no fueran a los gentiles sino a la casa de Israel
porque se les prometió que el reino de Dios vendría a la tierra. En general, las
señales de la Biblia se dan al pueblo judío, ¡pero los judíos mismos son una señal
para nosotros!
El hecho de que Israel se convirtió en una nación en 1948, y se está estableciendo
hoy como uno de los centros de poder de Medio Oriente, indica que el tiempo se
está acercando. Debemos prestar atención a las palabras del Señor, más que
nunca, "... Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra
cabeza, porque vuestra redención draweth cerca" (Lucas 21:28).
CAPÍTULO 13

ISRAEL Y PAZ

Ya se han ocupado de la nación de Israel en relación con la Iglesia, pero es


igualmente importante para la historia moderna resumir brevemente de Israel.

Cuando los primeros pioneros judíos regresaron a la tierra de Israel a


comienzos de siglo, se enfrentaron con obstáculos insuperables. La tierra estaba
desierta y agrícolamente improductiva. A pesar de estas severas dificultades,
Israel renació como nación en 1948. Los judíos se defendieron con éxito contra
la abrumadora mayoría árabe durante los conflictos militares. Hoy en día, es casi
impensable que cualquier país árabe tome las armas e intente aniquilar a Israel.
Han aprendido por las malas que Israel es una realidad que llegó para quedarse.
Mientras tanto, una nueva generación nacida en la tierra de Israel ha
crecido. Esta generación ya no tiene el espíritu pionero determinado de los
primeros inmigrantes que pensaron que su llamado era restablecer las fronteras
bíblicas originales identificadas por Dios a sus antepasados. La nueva
generación, que también ha sufrido, y todavía está pagando un precio por su
libertad, considera prioritaria la posibilidad de una coexistencia pacífica con los
árabes.

Gentil contra Israel


Uno puede sentir fácilmente cómo el diablo trata tan desesperadamente de
obstaculizar la implementación de la Palabra profética de Dios. Desde el
principio, en Egipto, movió a Faraón para matar a todos los bebés varones. ¿Por
qué? ¡Para eliminar al pueblo elegido de Dios! Pero la desaparición de Faraón
ocurrió de la misma manera que había planeado destruir a Israel; el se ahogó.
Más adelante en la historia, Amán, otro hombre malvado, trató de eliminar
a toda la raza judía. Estaba colgado en la horca que había preparado para
Mardoqueo, el judío.
En la historia reciente, Adolf Hitler, un hombre diabólico, llegó a gobernar
el país centroeuropeo de Alemania y asesinó a más de 6 millones de judíos. ¿Por
qué? Porque sin los judíos, no habría Israel. Si no hubiera Israel, el Mesías no
podría regresar y, como resultado, Satanás podría establecer su propio reino de
paz de mil años.
Hitler también murió en el fuego, al igual que los judíos que asesinó en
Auschwitz, Dachau, Treblinka y los muchos otros campos de concentración que
estableció. Él tampoco logró aniquilar al pueblo judío.
Yasser Arafat y sus secuaces han luchado duramente durante mucho tiempo
contra la nación judía de Israel. Sin embargo, por primera vez, parece haber una
leve indicación de que, después de todo, puede lograrse la paz negociada. Sin
embargo, este progreso hacia la "paz" lleva a los judíos al período más peligroso
de toda su historia. Sus verdaderos enemigos ya no son "Faraones", " Hamans "
o " Hitlers " ... ¡ahora sus enemigos son las naciones del mundo!
Actualmente, el mejor aliado político de Israel son los Estados Unidos de
Estados Unidos, a pesar de que también están presionando a Israel
mediante el uso de la fuerza política y económica para obligarla a entregar áreas
de la Tierra Prometida a los colonos árabes y palestinos.
La política oficial de los Estados Unidos es que Israel debe mantener el
control de seguridad solo sobre partes de Judea y Samaria. Estados Unidos dice
que Jerusalén no debe estar bajo soberanía judía, sino que debe
internacionalizarse; parte de ella debería convertirse en la capital de un estado
palestino basado en los dictados del Vaticano.
Si el mejor amigo de Israel comienza a oprimirla a tal grado, ¿qué harán sus
enemigos?
Al final, hay buenas noticias; los judíos están regresando a la tierra de sus
padres y están estableciendo una nación enérgica y vibrante en el Medio Oriente.
Por lo tanto, se cumplirán promesas como Zacarías 12:10: "Y derramaré sobre la
casa de David, y sobre los habitantes de Jerusalén, el espíritu de gracia y de súplicas;
y me mirarán a quien traspasaron, y llorarán por él, como se lamenta uno por su
único hijo, y se amargarán por él, como quien llora por su primogénito ". Para los
Judios a contemplar a Aquel a quien traspasaron, es absolutamente necesario
que los Judios están de vuelta en Israel, en particular Jerusalén.

Israel o Palestina?
Mientras se escribía este libro, se entregaron varios pueblos y ciudades de
Judea y Samaria a los antiguos enemigos árabes de Israel: la OLP. Continúan las
negociaciones con Siria sobre la rendición de los Altos del Golán. La legitimación
del estado palestino propuesto se demostró a través de las elecciones de la OLP
en enero de 1996. Es importante entender que esto es solo el comienzo. Los
árabes no estarán contentos con una pequeña área de tierra dentro de la llamada
ex Cisjordania. Para cumplir sus sueños de un estado palestino, Israel tendrá que
entregar mucho más del territorio de la Tierra Prometida. El argumento anterior
de que Israel debe tener la tierra para la seguridad ya no se ve como un absoluto.
Con las armas modernas de hoy, la distancia ya no juega un papel importante, lo
que hace que tales argumentos sean relativamente insignificantes. Nadie desea
la paz más que los israelíes y el proceso de negociación que se está llevando a
cabo en este momento promete paz.

Jerusalén: la piedra de tropiezo


El siguiente gran paso es la ciudad de Jerusalén, que Israel ha jurado nunca
dividir. Sin embargo, los árabes igualmente reclaman a Jerusalén. Este
monumental problema no desaparecerá. Sin embargo, Israel continúa
prosperando y cualquier paz contribuirá más a su prosperidad. El proceso de
negociaciones continuará, y de acuerdo con nuestro entendimiento de la Palabra
profética, Jerusalén será incluida en las negociaciones.

La Unión Europea al rescate


Una gran entidad que surge hoy es la Unión Europea, en la cual Israel busca
desesperadamente la membresía. Esta unión política, económica, militar y
religiosa, una consecuencia del Tratado de Roma firmado en 1957 por Italia,
Francia, Alemania, Bélgica, Luxemburgo y los Países Bajos, promete unidad y
prosperidad con la paz. Solo en Europa vemos que se borran las fronteras y las
personas que viven en paz y prosperidad.

Tierra sin fronteras


Durante mi reciente viaje por Europa, me sorprendió la virtual inexistencia
de fronteras. De vez en cuando, los viajeros son interrogados en un cruce
fronterizo, pero en general, el tráfico fluye sin obstáculos a través de las fronteras
nacionales previamente aseguradas. Es bastante sorprendente cuando
comparamos esto con la frontera entre los Estados Unidos y Canadá, donde se
detienen los vehículos y se interroga a sus conductores. La frontera de Estados
Unidos hacia el sur también está fortificada a pesar del TLCAN y otros tratados
que se están trabajando actualmente.
Por otro lado, las fronteras de Europa se han desmantelado debido a la paz
imperante. Eso es exactamente lo que Israel necesita. Por lo tanto, cualquier
garantía de la Unión Europea que conduzca a una eventual membresía plena
para Israel en la UE incluiría una garantía de paz. Cuando esto ocurra, Israel
finalmente se sentirá seguro. A través del proceso de negociación, como ya
hemos mencionado, Israel se está integrando a las naciones del mundo.
En este momento, el único obstáculo que queda es la Iglesia de Jesucristo,
que el Señor dice que es "... la luz del mundo". Mientras la Iglesia esté presente en
la tierra, este poder oscuro y siniestro que funciona con señales y maravillas
mentirosas, éxito, prosperidad y paz no puede hacerse cargo por completo.
El día de cristo
Aunque ya hemos tratado con 2 Tesalonicenses 2, en relación con los
eventos del "día de Cristo" y nuestra "reunión con Él", siento la urgencia de volver
a mirar estos pasajes importantes, debido al hecho de que estamos viendo el
comienzo de "señales y maravillas mentirosas" en nuestros días.
La Iglesia, evidencia de la verdad de Dios, todavía está en la tierra; la
oscuridad no puede prevalecer porque la luz es más fuerte que la oscuridad.
Cuando el apóstol Pablo habló sobre la revelación del Anticristo en relación con
la venida del Señor en el Rapto, dijo: "Ahora les suplicamos, hermanos, por la
venida de nuestro Señor Jesucristo, y por nuestra reunión con él. Para que pronto
no te conmuevan, ni te turbes, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como de
nosotros, ya que el día de Cristo está cerca "(2 Tesalonicenses 2: 1-2). Pablo está
haciendo una distinción entre dos eventos: nuestra reunión con Él a través del
Rapto y el regreso del Señor, cuando Sus pies se paran en el Monte de los Olivos.
Aparentemente, durante el tiempo de Pablo, alguien le estaba enseñando a
la Iglesia que el "día de Cristo", o su venida al Monte de los Olivos en Israel, estaba
cerca. El apóstol respondió a este rumor diciéndole a la Iglesia que el Rapto aún
no había tenido lugar, por lo tanto, el "día de Cristo" estaba aún más lejos. Luego
reveló las condiciones para la revelación del hombre de pecado, el hijo de
perdición: el Anticristo.
La Biblia no nos deja en la oscuridad, pero da la razón por la cual el "día de
Cristo" no puede tener lugar. En 2 Tesalonicenses 2:6-7 leemos: "Y ahora sabéis
lo que retiene para que él pueda ser revelado en su tiempo. Porque el misterio de la
iniquidad ya funciona: solo el que ahora deja lo hará, hasta que sea tomado". fuera
del camino." Solo después de que la luz (la Iglesia de Jesucristo) sea quitada, la
iniquidad tendrá una mano libre. Satanás, es el dios de este mundo y también es
conocido como
El príncipe de las tinieblas. Solo en la oscuridad tendrá libre reinado para
hacer lo que quiera. La luz que permanece en la forma de la Iglesia habrá
desaparecido. Esa es la razón del "día de Cristo"; Su venida al Monte de los Olivos
para rescatar a Israel y poner fin al engañoso gobierno mundial y al Anticristo.
Para que Él venga para el "día de Cristo", sus santos deben estar con Él, como dice
la Biblia, "... el Señor viene con diez mil de sus santos" (Judas 1:14).

El gran engaño
Pablo describe la actividad del anticristo en términos muy precisos. Él es el
que "... se opone y se exalta a sí mismo por encima de todo lo que se llama Dios, o
que es adorado; de modo que él, como Dios, se sienta en el templo de Dios,
mostrándose a sí mismo que él es Dios" (2 Tesalonicenses 2:4) Esta es la misma
persona acerca de la cual el Señor profetizó: "... si otro viene en su propio nombre,
al que recibiréis" (Juan 5:43).
Hoy estamos presenciando una integración sistemática de las naciones del
mundo. Europa, como ya he mencionado, se está convirtiendo en uno. Los
Estados Unidos y Canadá, la potencia norteamericana, se están volviendo menos
importantes y tendrán que unirse cada vez más con Europa. "Unámonos" es el
grito desesperado de aquellos en Sudamérica. Mirando hacia el Lejano Oriente,
vemos que Asia se está convirtiendo en un poderoso bloque económico y África
visualiza su único futuro en la unidad.
Cada vez más, Israel está siendo aceptado, incluso por sus enemigos más
amargos, los árabes. La paz es más probable que nunca.

Sacrificio de animales
Después de apoyar a los judíos en su esfuerzo por reconstruir su templo y
permitirles restablecer el sacrificio de animales, presentándose a sí mismo como
el Mesías venidero, Israel será engañado por el Anticristo. Sin embargo, será
presionado por el mundo, específicamente por los grupos de derechos de los
animales, para pedir el fin de los sacrificios de animales. Como resultado "... hará
cesar el sacrificio y la ofrenda ..." (Daniel 9:27).
Hay mucha justificación para la protección de los animales, por lo que este
movimiento por los derechos de los animales se intensificará con el paso de los
días. Diariamente, escuchamos noticias sobre grupos de derechos de los
animales y su objetivo. Recientemente, un grupo estaba luchando por la igualdad
de derechos para los animales. Se dijo que, así como los padres tienen el deber
de no descuidar a sus hijos, los dueños de los animales tienen el deber de
proteger, nutrir y cuidar el bienestar de los animales.
A menudo, cuando escuchamos la palabra "Anticristo", cometemos el error
de pensar que todo lo que hace y defiende está en contra de Cristo. Sin embargo,
en realidad, el nombre "Anticristo" significa que él está en lugar de Cristo, un
imitador del Cristo real. Por su éxito, engañará al mundo entero haciéndole creer
que él es el Cristo.
En vista del desarrollo ecuménico en nuestros días, podemos entender que
Israel sobresaldrá como un pulgar dolorido cuando reinstituya los sacrificios de
animales. Algunos pueden objetar que "el Anticristo no va a escuchar a los grupos
de derechos de los animales porque él es el último dictador". Siento disentir. El
Anticristo será elegido democráticamente y será un líder devoto, muy querido y
respetado por la población mundial. La Biblia dice: "... todo el mundo se preguntó
por la bestia" (Apocalipsis 13: 3). La traducción amplificada dice: "... toda la tierra
fue tras la bestia con asombro y admiración". Esto no indica una expresión de
miedo, sino regocijo, lo cual se confirma en el versículo 4: "ellos [el mundo]
adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién es semejante a la bestia? ¿Quién puede hacer
la guerra contra él?"
La noción de que el Anticristo establece su dominio a través de una
dictadura brutal es un gran error. Escuchará atentamente a varios grupos de
personas tal como lo hacen los políticos de hoy.
Por supuesto, el Anticristo también se enfrentará a la oposición. Sin
embargo, basado en las Sagradas Escrituras, él es el último gobernante mundial
gentil, "... confirmará el pacto con muchos por una semana: y en medio de la
semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. " (Daniel 9:27).

Tribulación de Israel
Israel será presionada de una manera que nunca antes había
experimentado. Todo por lo que su gente ha trabajado, esperado y rezado va a
quedar en nada debido al poder abrumador del Anticristo y su gobierno mundial.
Por esta razón, Jesús debe llegar a poner fin al impío, "... entonces se revelará ese
impío, a quien el Señor consumirá con el espíritu de su boca, y destruirá con el
resplandor de su venida" (2 Tesalonicenses 2: 8).

Experiencia colocada por encima de la fe


Ahora llegamos a un punto muy importante en nuestro estudio: la
identificación de las avenidas que Satanás usa para engañar a la humanidad. Este
engaño está sucediendo en este momento y se está extendiendo incluso en la
Iglesia profesora de Jesucristo. He hablado con creyentes que han tenido
testimonios tan maravillosos, pero también creían que ciertas experiencias
habían superado su testimonio. He hablado con estas personas sobre la Biblia y
les mostré que sus experiencias milagrosas fueron insignificantes, tal vez incluso
cuestionables. Sin embargo, con absoluta determinación, se han pegado a sus
historias incluso si las Escrituras claramente no las confirmaron. Una persona
dijo una vez: "No puedo negar mi experiencia". Si bien es posible que no haya
negado su experiencia, seguramente negó su fe.
La Biblia enseña: "Aunque no miramos las cosas que se ven, sino las que no se
ven: porque las que se ven son temporales; pero las que no se ven son eternas" (2
Corintios 4:18) La confianza en los milagros y las experiencias es exactamente lo
que Satanás quiere. Él es el gran obrador de milagros, pero la Biblia lo expone y
revela: "... la obra de Satanás con todo poder, señales y maravillas mentirosas" (2
Tesalonicenses 2:9). Dicho esto, examínate a ti mismo; ¿Dónde se basa tu fe?
¿Está basado en milagros, curaciones, lenguas y experiencias físicas, o está
basado en el Señor invisible que se revela a través de Su Palabra? Por favor no
tome esto a la ligera; hace una diferencia eterna
Habrá un templo, un sacrificio y una autoridad que hará que cesen los
sacrificios. El mundo en general no solo honra, alaba, adora e incluso adora al
Anticristo, sino que se convertirá en el epítome del orgullo, "Sí, se magnificó
incluso al príncipe del anfitrión, y por él se llevó a cabo el sacrificio diario lejos, y el
lugar de su santuario fue derribado " (Daniel 8:11). Durante su autoexaltación,
Israel se dará cuenta de que este hombre no es el Mesías prometido, sino un
impostor.

Iglesia difiere Desde Israel


El gran error que se ha infiltrado en la Iglesia es su incapacidad para
distinguir entre Israel y la Iglesia. Israel es el pueblo de Dios en la tierra, mientras
que la Iglesia es el pueblo celestial de Dios. En el momento de escribir esto, la
Iglesia no está completa, por lo tanto, no puede estar en su lugar final; Cielo.
Todavía no estamos en casa, nuestro trabajo no está terminado, el Evangelio
todavía necesita salir a las partes más remotas del mundo. "Vete " sigue siendo
un comando válido. En cualquier momento se puede agregar el último de los
gentiles y la Iglesia de Jesucristo estará completa. ¡La plenitud de los gentiles
habrá entrado y tendrá lugar el Rapto!
El engaño de Satanás está camuflando las diferencias entre la Iglesia e Israel.
Toda la Biblia, incluido el Nuevo Testamento, es un libro judío. Sin embargo, toda
la Biblia es provechosa en todo momento para la Iglesia, "Toda la Escritura es
inspirada por Dios, y es provechosa para la doctrina, para la reprensión y la
corrección, para la instrucción en la justicia" (2 Timoteo 3:16).
Entendemos que el Antiguo Testamento fue dado específicamente al pueblo
de Israel para que aprendieran a ser obedientes al mandamiento de Dios y
reconocer al eterno, el Creador del cielo y de la tierra. En el Nuevo Testamento,
vemos el cumplimiento del Antiguo Testamento en detalle, todo teniendo lugar
en la tierra de Israel entre los judíos. Posteriormente, el Señor declaró clara y
enfáticamente: "... la salvación es de los judíos" (Juan 4:22). Los gentiles fueron
luego agregados a la Iglesia. Prácticamente todos los cultos y religiones falsas
enfatizan que Israel ha perdido su llamado original y que la Iglesia ha surgido
para reemplazarlo.

La iglesia no ha reemplazado a Israel


Tengo una Biblia antigua en la que cada capítulo está precedido por un par
de líneas que explican el contenido. Por ejemplo, Joel 3 comienza con estas
palabras: "El juicio de Dios contra los enemigos de su pueblo y su bendición sobre
la iglesia". Sin embargo, este capítulo describe un área geográfica como Judá y
Jerusalén. El versículo 2 habla de "todas las naciones" y menciona nuevamente
un área geográfica, "el valle de Josafat ". Además, enfatiza específicamente que
todas las naciones serán castigadas "por mi pueblo y mi herencia Israel". Al final,
encontramos la razón de un juicio tan terrible sobre las naciones cuando dice
que las naciones han "separado mi tierra". Es extremadamente difícil para
cualquiera explicar que "partí mi tierra" se refiere a la tierra de los cristianos. Los
cristianos pueden ser dueños de parcelas de tierra, pero la Biblia no prevé que
exista una nación cristiana. Cualquier intento de crear tal identidad está
destinado al fracaso porque en realidad sería anticristiano.
La conclusión de Joel 3 dice: "Pero Judá morará para siempre, y Jerusalén de
generación en generación. Porque limpiaré su sangre que no he limpiado: porque
el Señor mora en Sión" (Joel 3: 20-21). Nuevamente, vemos que Judá, Jerusalén y
Sión son mencionados, no cristianos. A pesar de esto, " Churchianity " afirma que
tales promesas son "su bendición para la Iglesia".
Cuando se trata de juicio, el título de mi vieja Biblia proclama "castigo a los
judíos pecaminosos". El gran engañador ha logrado infiltrarse en la Iglesia al
torcer las Escrituras inerrantes hasta el punto de la falsedad directa.

Israel; La raíz de la iglesia


Sabemos por Romanos 11:28 que los judíos son enemigos de Cristo,
"En cuanto al evangelio, son enemigos por tu bien: pero al tocar la elección,
son amados por el bien de los padres". Eso no cambia el hecho de que son el pueblo
elegido de Dios por la eternidad. Todo lo que tenemos proviene de Israel. El
apóstol Pablo enfatiza en Romanos 11:13: "Porque yo os hablo a los gentiles ..." y
nos advierte: "No te jactes de las ramas. Pero si te jactas, no serás la raíz, sino la
raíz de ti. diga entonces: Las ramas se partieron, para que yo pudiera ser injertado.
Bueno, por incredulidad se rompieron, y tú te mantienes firme por la fe. No tengas
la mente alta, sino el miedo: porque si Dios no escatimó las ramas naturales, presta
atención para que no te perdone, porque si te cortaras del olivo que es salvaje por
naturaleza, y si fueras injertado en contra de la naturaleza en un buen olivo:
¿cuánto más serán injertados estos, que son las ramas naturales? su propio olivo?
(Romanos 11:18-21,24).

Gentiles aceptados en la iglesia


A pesar del hecho de que al principio la Iglesia estaba compuesta de judíos,
James enfatizó que los gentiles ahora se han convertido en los primeros en
relación con la construcción de la Iglesia. Él confirmó esto citando la Palabra
profética.
Entendemos que la Iglesia no constituye el fin de Israel, sino que representa
un intermedio en el plan eterno de salvación de Dios para establecer el reino de
Dios en la tierra a través de Su pueblo.
¿Cuál fue el resultado del análisis del apóstol de los gentiles? Recibieron la
instrucción: "Por lo cual es mi sentencia, que no los molestemos, que de entre los
gentiles se vuelven a Dios: sino que les escribimos, que se abstengan de las
contaminaciones de los ídolos, y de la fornicación, y de las cosas estranguladas y de
sangre "'(Hechos 15:19-20).
Por lo tanto, es inútil comenzar a instruir a la Iglesia a observar ciertos días
o abstenerse de ciertos alimentos y bebidas porque la Iglesia no tiene tal ley.
Pablo escribió a los romanos: "Un hombre estima un día por encima de otro:
otro estima todos los días por igual. Que cada hombre sea completamente
persuadido en su propia mente" (Romanos 14:5). También hizo hincapié en este
punto a los Colosenses, "Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o
respecto de un Holyday o de la luna nueva, o de los sábados días" (Colosenses
2:16).
CAPITULO 14

SOMBRAS PROFÉTICAS DEL RAPTO

El apóstol Pedro hace una declaración profunda en 1 Pedro 2: 5: "También


vosotros, como piedras vivas, se edifica una casa espiritual, un santo sacerdocio,
para ofrecer sacrificios espirituales, aceptables para Dios por Jesucristo". Pedro
está describiendo a los creyentes como "piedras vivas": piedras usadas para
construir una casa espiritual.

Para construir una casa necesita piedras, ladrillos, bloques, madera, acero y
concreto. El destino final de todos estos materiales es ser usados para armar la
casa para que pueda ser ocupada.
A medida que avanza el trabajo, llega el día en que la última piedra se coloca
en las paredes de la casa y se termina. ¿Qué pasa entonces? ¡El dueño viene y
ocupa la casa!

Templo de Salomón hecho por gentiles


Ya hemos usado el templo de Salomón como templo espiritual, pero parece
necesario echar un segundo vistazo a la construcción del templo. A diferencia del
tabernáculo en el desierto que fue construido por los israelitas, el glorioso
templo que estaba en el monte. Moriah en Jerusalén fue prefabricada por
gentiles. Nos encontramos con el registro de este proyecto en 2da Crónicas 2:17-
18," ... Salomón todos los hombres extranjeros que estaban en la tierra de Israel,
después de la numeración con que David su padre les había numerado, y que se
encontraron un centenar de y cincuenta mil tres mil seiscientos. Y puso a sesenta y
diez mil de ellos como portadores de cargas, y cuatro mil a ser segadores en la
montaña, y tres mil seiscientos supervisores para poner a la gente a trabajar ". El
milagro de este templo prefabricado nunca deja de sorprenderme porque era
una obra maestra perfecta.
La maquinaria moderna de hoy en día fabrica todo tipo de productos para
que la gente promedio los arme. La mayoría de nosotros hemos comprado
muebles como un estante o un gabinete que necesitaba ser ensamblado.
Emocionado, lo trajimos a casa, lo sacamos de la caja, lo desenvolvimos y
miramos todas las partes. Después de leer cuidadosamente las instrucciones, lo
armamos. Sin embargo, a menudo nos decepcionó porque las partes no
encajaban perfectamente. Podríamos haber tenido que perforar un agujero extra
o agrandar uno existente. Si esa ha sido tu experiencia, no estás solo. Este tipo de
cosas pasan todos los días.
Durante mi tiempo en el negocio de la construcción, vi muchos componentes
del edificio que tuvieron que ser realineados. A veces, el concreto tenía que
romperse para permitir el paso de ciertas tuberías o cables; las paredes tuvieron
que ser removidas porque no estaban en el lugar correcto o porque los marcos
de las puertas prefabricadas no encajaban.
Sin embargo, cuando leemos sobre el montaje del templo en
Jerusalén, notamos que era absolutamente perfecta, "... la casa, cuando
estaba en construcción, fue construida de piedra preparada antes de ser llevada
allí: de modo que no se oyera martillo ni hacha ni ninguna herramienta de hierro
en la casa, mientras estaba en el edificio "(1 Reyes 6:7). A todos los efectos
prácticos, podemos decir que el templo construido en piedra en Jerusalén fue un
milagro tecnológico.

El templo espiritual estará terminado


Después de que se terminó el templo, se dedicó. Leemos esto en los capítulos
quinto y sexto de 2da Crónicas. Salomón oró extensamente y con detalles muy
precisos, luego siguió la respuesta de Dios en el capítulo 7: "Ahora que Salomón
había terminado de orar, el fuego descendió del cielo y consumió el holocausto y los
sacrificios; y la gloria del Señor llenó la casa. Y los sacerdotes no pudieron entrar
en la casa del Señor, porque la gloria del Señor había llenado la casa del Señor. Y
cuando todos los hijos de Israel vieron cómo descendió el fuego, y la gloria del Señor
sobre la casa, se postraron sobre sus rostros en el suelo sobre el pavimento, y
adoraron, y alabó al Señor, diciendo: para él es bueno, porque su amor persevere
para siempre " (versículos 1-3). Dios tomó posesión de su casa. Incluso el servicio
de los sacerdotes se volvió insignificante; La santidad del Señor había llenado el
templo.

Iglesia y mundo se parecen


Esta es una imagen maravillosa de la Iglesia de Jesucristo. En este momento,
somos insignificantes "piedras" en nuestro tabernáculo terrenal, sin embargo,
nada es evidente de la gloria de Dios que ya habita en nosotros.
En un aeropuerto, un centro comercial o una gran ciudad, pasan miles de
personas, ninguna de las cuales tiene características visibles que los identifiquen
como cristianos. Eso es porque todavía estamos en nuestros "viejos
tabernáculos" que no tienen promesa. Sin embargo, dentro de estos antiguos
tabernáculos se encuentran las "piedras" perfectas que encajarán perfectamente
en este nuevo y glorioso templo espiritual, pero permanecerán ocultas a todos
los ojos naturales.
En silencio, sin ningún tipo de gafas, y tampoco en función ni sin tener en
cuenta la estructura organizativa de la iglesia local, los ministerios y las
denominaciones cristianas, el Señor está edificando Su Iglesia, añadiendo a que
los que habían de ser salvos. En el momento en que se agrega la última "piedra"
al templo, "el fuego descenderá del cielo", es decir, Jesús aparecerá en las nubes
del cielo y nuestro viejo cuerpo natural será consumido y traducido en una
fracción de segundo. En un abrir y cerrar de ojos, de repente seremos
transformados en la semejanza de su cuerpo glorioso. ¡En ese instante,
reconoceremos la habitación perfecta, gloriosa y espiritual de Dios!

Necesidades proféticas del rapto


Si bien no hay señales directamente relacionadas con el Rapto, sí sabemos
que la reunión de la nación de Israel es una señal visible de que el tiempo está
cerca. En este momento, Israel sigue ciego y sigue siendo enemigo del Evangelio
por nuestro bien. Pero sabemos que Dios cumplirá cada promesa que le ha dado
a su pueblo. En el futuro cercano, reconocerán a Aquel a quien traspasaron.
El hecho de que este tiempo se acerca cada día, y que al menos siete años
deben estar entre el Rapto de la Iglesia y la salvación de Israel, nos damos cuenta
de que el tiempo se está acabando. ¿Estás listo?

Otro evangelio = otra iglesia


La gran preocupación del apóstol Pablo era la construcción del cuerpo de
Cristo. Lea sus palabras: "Porque estoy celoso de ti con celos piadosos: porque te
he desposado con un esposo, para que pueda presentarte como una casta virgen a
Cristo" (2 Corintios 11: 2). La preocupación de Pablo estaba justificada porque
muchos predicaban a otro Jesús. "Porque si el que viene predica a otro Jesús, a
quien no hemos predicado, o si recibes otro espíritu, que no has recibido, u otro
evangelio, que no has aceptado" (2 Corintios 11: 4). La falsa doctrina produce un
falso evangelio, un falso Jesús, falsos apóstoles, un falso ángel de luz y falsos
ministros de injusticia. Leamos esta importante declaración: "Porque tales son
falsos apóstoles, obreros engañosos, transformándose en apóstoles de Cristo. Y no
es maravilla; porque el mismo Satanás se transforma en un ángel de luz. Por lo
tanto, no es gran cosa si sus ministros también son transformados como ministros
de justicia; cuyo fin será según sus obras " (versículos 13-15).
Esta advertencia expone el hecho de que Satanás, con sus astutos
dispositivos, está imitando a la Iglesia de Jesucristo. ¿Cuál es su razón? ¡Para que
las personas no puedan distinguir entre lo falso y lo genuino! Jesús está
construyendo su Iglesia basada en la elección y la segregación; solo aquellos que
creen pueden convertirse en miembros genuinos. El diablo construye su iglesia
global a través de la integración; todos se vuelven uno en su religión.

Cuando La Iglesia será completa?


El hecho de que el Señor usara un edificio como ejemplo de la Iglesia nos
ayuda a comprender que el trabajo de sentar las bases se completó hace casi
2.000 años. El edificio ha estado en construcción desde entonces, y tengo la
convicción personal de que está casi terminado. Creo que el techo está en la casa,
los pintores están adentro y se están entregando los muebles. Por lo tanto, el
intento de levantar una Iglesia a semejanza de la original en Jerusalén no solo
está destinado al fracaso, sino que el gran imitador es la principal fuerza
impulsora detrás de tales ideas. ¡Satanás está construyendo otra iglesia, pero es
falsa!
Ya hemos visto cómo se construyó el templo de Salomón en el Antiguo
Testamento; fue perfecto. La iglesia de Jesucristo es perfecta. No debemos
permitirnos quedar atrapados por la imitación que se ofrece hoy. De la misma
manera que la presencia de la gloria de Dios llenó la casa, Dios tiene la intención
de que Su presencia llene Su Iglesia. Sin embargo, eso no puede ocurrir mientras
permanecemos en nuestra vieja naturaleza de carne y hueso. Por lo tanto, es
absolutamente necesario que tenga lugar el Rapto, y en ese momento
recibiremos nuestros cuerpos glorificados. La Iglesia constituye
simultáneamente la Novia de Cristo y la habitación perfecta de Dios en el
Espíritu.

Teología de reemplazo
Es significativo que repitamos nuestra advertencia para hacer una
distinción entre la Iglesia e Israel. En la edición de abril de 1995 de Pre-Trib
Perspectives, Thomas Ice citó lo siguiente de Arnold
Fruchtenbaum, Problemas en el dispensacionalismo :
Seis razones para apoyar la noción de que la Iglesia es una obra distinta en
la casa de Dios de su pueblo Israel.
1) La primera evidencia es el hecho de que la Iglesia nació en Pentecostés,
mientras que Israel había existido durante muchos siglos. Esto está respaldado
por "el uso del tiempo futuro en Mateo 16:18 que muestra que no existía en la
historia del evangelio". Dado que la Iglesia nacida en Pentecostés se llama el
"Cuerpo de Cristo" (Colosenses 1:18), y la entrada al cuerpo es a través del
"Bautismo del Espíritu" (1 Corintios 12:13), los judíos y los gentiles están unidos
a través de la Iglesia. Es evidente que la Iglesia comenzó en el Día de Pentecostés
ya que Hechos 1: 5 ve el bautismo del Espíritu como futuro, mientras que Hechos
10 lo vincula al pasado, específicamente a Pentecostés.
2) La segunda evidencia es que ciertos eventos en el ministerio del Mesías
fueron esenciales para el establecimiento de la Iglesia: la Iglesia no nace hasta
que ciertos eventos han tenido lugar. Estos eventos incluyen la resurrección y la
ascensión de Jesús para convertirse en cabeza de la Iglesia (Efesios 1:20-23). "La
Iglesia, con los creyentes como el cuerpo y Cristo como la cabeza, no existió hasta
después de que Cristo ascendió para convertirse en su cabeza. Y no pudo
convertirse en una entidad funcional hasta después de que el Espíritu Santo
proporcionó los dones espirituales necesarios" (Efesios 4:7-11).
3) La tercera evidencia es el carácter misterioso de la Iglesia. Un misterio en
la Biblia es una verdad oculta que no se revela hasta el Nuevo Testamento
(Efesios 3:3-5, 9; Colosenses 1:26-27). Fruchtenbaum enumera "cuatro
características definitorias de la Iglesia [que] se describen como un misterio.
(a) El concepto del cuerpo de los creyentes judíos y gentiles unidos en un
solo cuerpo se designa como un misterio en Efesios 3:1-12.
(b) La doctrina de Cristo que mora en cada creyente, el concepto de Cristo
en ti, se llama misterio en Colosenses 1:24-27.
(c) La Iglesia como la Novia de Cristo se llama misterio en Efesios 5: 22-32.
(d) El Rapto se llama misterio en 1 Corintios 15: 50-58. Estos cuatro
misterios describen cualidades que distinguen a la Iglesia de Israel.
4) La cuarta evidencia de que la Iglesia es distinta de Israel es la relación
única entre judíos y gentiles, llamada un nuevo hombre en Efesios 2:15. "Durante
la era actual de la iglesia, Dios está salvando un remanente de las dos entidades
anteriores (Israel y gentiles) y combinándolos en un tercer objeto nuevo: la
Iglesia. Esta unidad de judíos y gentiles en un solo hombre cubre solo la era de la
iglesia, desde Pentecostés hasta el Rapto, después de lo cual Dios restaurará a
Israel y completará su destino (Hch 15, 14-18). 1 Corintios 10:32 refleja tal
división cuando dice: "No ofendas ni a los judíos ni a los griegos ni a la Iglesia de
Dios".
5) La quinta evidencia para la distinción entre Israel y la Iglesia se encuentra
en Gálatas 6:16. Parece lógico ver 'la casa de Dios' (Gálatas 6:16) como judíos
creyentes en contraste con los judíos incrédulos llamados 'Israel según la carne'
(1 Corintios 10:18). Este pasaje no respalda la afirmación falsa de los teólogos de
reemplazo que afirman que Israel es suplantada por la Iglesia. En cambio, la
Biblia enseña que un remanente de Israel se combina con los gentiles elegidos
durante esta era para formar una entidad completamente nueva que el Nuevo
Testamento llama la Iglesia (Efesios 2).
La teología de reemplazo trata de enseñar que, debido a que los creyentes
gentiles son descritos como la "simiente de Abraham" (Gálatas 3:29), esto es
equivalente a decir que son Israel. Claramente este no es el caso. La descripción
de Pablo de los creyentes gentiles en Gálatas 3:29 simplemente significa que
participan en las bendiciones espirituales (de salvación), es decir, que vienen a
través de Israel (Romanos 15:27; 1 Corintios 9:11, 14). "Los que son la semilla
espiritual son participantes de las bendiciones espirituales judías, pero nunca se
dice que se conviertan en participantes de las promesas físicas, materiales o
nacionales". Por lo tanto, las promesas nacionales de Israel quedan intactas en
espera de un cumplimiento futuro.
6) En el libro de los Hechos, tanto Israel como la Iglesia existen
simultáneamente. El término Israel se usa veinte veces y ekklesia (iglesia)
diecinueve veces, pero los dos grupos siempre se mantienen distintos ".
Por lo tanto, el teólogo de reemplazo no tiene una base bíblica real para su
afirmación de que Israel y la Iglesia se han convertido en uno, o que la Iglesia ha
reemplazado a Israel como la fuente de la bendición de Dios y los judíos están
malditos para siempre por rechazar a Cristo.

El significado de la distinción
Si Israel y la Iglesia no se distinguen, entonces no hay base para ver un
futuro para Israel o para la Iglesia como un pueblo nuevo y único de Dios. Si Israel
y la Iglesia se fusionan en una sola entidad, las promesas del Antiguo Testamento
para Israel nunca se cumplirán. Los teólogos de reemplazo generalmente ven
estas promesas como cumplidas espiritualmente por la Iglesia. La fusión del
destino de Israel en la Iglesia no solo moldea en uno lo que las Escrituras
entienden como dos, sino que también elimina la necesidad de la futura
restauración de los elegidos originales de Dios para cumplir literalmente Su
promesa de que algún día serán la cabeza y la cabeza. no la cola, "... el Señor te
hará la cabeza, y no la cola; y tú estarás solo arriba, y no estarás abajo; si escuchas
los mandamientos del Señor tu Dios, que yo te ordeno este día, para observarlos y
hacerlos " (Deuteronomio 28:13).
Cuanto más ve el creyente el plan distinto para Israel y la Iglesia, más se da
cuenta de los dos llamamientos separados.
Una distinción entre Israel y la Iglesia, como se enseña en la Biblia,
proporciona una base de apoyo para el Rapto Pre-Trib. Aquellos que fusionan
estas dos entidades, o reemplazan a Israel con la Iglesia, no pueden apoyar
lógicamente los argumentos bíblicos para la posición Pre-Trib.

Antes de la fundación del mundo


Hacemos bien en entender que el acto expresado por nuestro Señor
Jesucristo en la cruz del Calvario con las palabras "... está terminado" fue un hecho
consumado desde la eternidad y para toda la eternidad. Pero tenía que cumplirse
en "... el cumplimiento del tiempo". Jesús fue antes de la fundación del mundo
porque es de la eternidad. En Juan 17:24, leemos: "... porque me amaste antes de
la fundación del mundo". Y Efesios 1 4 hace esta declaración: " ... nos ha elegido en
él antes de la fundación del mundo ..." Pedro confirma: "Quien en verdad fue
preordenado antes de la fundación del mundo, pero se manifestó en estas últimas
veces para ti " (1 Pedro 1:20).
Jesús vino en la plenitud de los tiempos y demostró su condición de Mesías
con gran poder, acompañado de señales y maravillas. Derrotó al diablo en la cruz
del Calvario, murió, fue enterrado, se levantó al tercer día y ascendió al Cielo.
¡Fue raptado! Con su rapto, se convirtió en la primicia de entre los muertos.

Victoria sobre la muerte


Si bien la victoria sobre la muerte ya se ha logrado, no es una realidad visible
en lo que respecta al cuerpo.
Todos los días, innumerables creyentes en el Señor Jesucristo mueren y son
enterrados, cumpliendo la Escritura, "... ausentes del cuerpo y ... presentes con el
Señor" (2 Corintios 5:8). Sin embargo, la victoria final visible sobre el último
enemigo, que es la muerte, no se ha cumplido, por lo que el Rapto es
absolutamente necesario.
En 1 Corintios 15:25-26 se lee: "Porque debe reinar, hasta que haya puesto a
todos los enemigos debajo de sus pies. El último enemigo que será destruido es la
muerte".
Para resolver este problema, el apóstol Pablo comienza el versículo 51 con
estas palabras: "He aquí, te muestro un misterio; no todos dormiremos, pero todos
seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, en la última
trompeta: porque la trompeta sonará, y los muertos serán resucitados
incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque este corruptible debe
vestirse de incorrupción, y este mortal debe vestirse de inmortalidad “ (1 Corintios
15:51-53) . El misterio comienza a revelarse a nosotros; Seremos cambiados.
Nuestro cuerpo mortal se traducirá en un glorioso cuerpo de inmortalidad.
El versículo 54 explica por qué esto es necesario: "Entonces, cuando este
corruptible se haya vestido de incorrupción, y este mortal se haya vestido de
inmortalidad, entonces se cumplirá el dicho que está escrito: la muerte es tragada
en la victoria". ¡Solo en el Rapto la muerte finalmente será derrotada por la
Iglesia! Triunfante, el siguiente verso exclama: "Oh muerte, ¿dónde está tu
aguijón? Oh sepulcro, ¿dónde está tu victoria?" (versículo 55).
En vista de este maravilloso cumplimiento profético que aún está por venir,
el apóstol Pablo advierte a los creyentes: "Por lo tanto, mis amados hermanos, sed
firmes, inamovibles , abundando siempre en la obra del Señor, ya que saben que su
trabajo no es en vano en el Señor " (versículo 58).
CAPÍTULO 15

LA ÚLTIMA BATALLA DE LOS CREYENTES


"La noche está muy avanzada, el día está cerca: desechemos las obras de las
tinieblas y vistámonos con la armadura de la luz" (Romanos 13:12).
"... Está establecido que los hombres mueran una vez, pero después de esto el
juicio" (Hebreos 9:27).

Estos dos versos resumen la última batalla para el creyente. Tal vez se pregunte
por qué sería necesaria una batalla si el Señor ya ha ganado. Creo que la
respuesta a esa pregunta es porque la luz y la oscuridad son mutuamente
excluyentes. Tenga en cuenta que la luz siempre es más fuerte que la oscuridad.
No importa cuán oscura sea la oscuridad porque cuando aparece la luz, la
oscuridad es derrotada instantáneamente y todo lo que la oscuridad intentó
ocultar queda expuesto. Solo en ausencia de luz la oscuridad es poderosa. Como
el Señor dijo: "Vosotros sois la luz del mundo", la oscuridad completa no puede
establecerse. Las obras de oscuridad están continuamente expuestas por nuestra
presencia.

Es significativo recordar que la luz que expone la oscuridad no se logra


mediante "carne y sangre". Nunca se deje engañar por cristianos bien
intencionados que juegan a la política para exponer la oscuridad que existe en
nuestra tierra y, como resultado, sanar a nuestra sociedad. Nunca pasará. No se
promete en la Biblia y esos intentos son en realidad el trabajo del gran enemigo.
Algunos de ustedes se sorprenderán al leer tal declaración, pero según lo
que la Biblia enseña, estoy convencido de que es cierto. El Señor Jesús nos dijo
que su reino no era de este mundo; de lo contrario, sus discípulos pelearían. El
Señor Jesús mismo nació y vivió toda su vida bajo ocupación extranjera, pero
nunca levantó un dedo contra la autoridad política y militar de Roma. De hecho,
incluso respaldó el pago de impuestos al gobierno extranjero con su declaración:
"Da al César las cosas que son Césares".
Cuando seguimos la vida de Pablo y la vida de los otros apóstoles, también
vemos que no eran políticamente activos de ninguna manera, sino que estaban
consumidos por el deseo de predicar el Evangelio y seguir a Jesús hasta la
muerte.
Sus motivos pueden ser nobles en la lucha contra los diversos males de
nuestra sociedad. Pero si lo hace, recuerde que la Biblia no promete que tendrá
éxito. ¿Cómo entonces luchamos contra los poderes de la oscuridad?
Simplemente siendo y actuando como cristianos, dejando que el fruto del
Espíritu se muestre a través de nuestras vidas. Esa luz es mucho más fuerte que
cualquier poder político en el mundo. Luchar contra prácticas como el aborto, la
homosexualidad, el ateísmo y el abuso de drogas no producirá frutos para su
gloria, sino que nos enredará en los asuntos del mundo. Como resultado, nuestra
fuerza se desperdiciará en las cosas de este mundo.
Para que el trabajo de la oscuridad, incluido el engaño del mundo, llegue a
buen término, la luz debe eliminarse del planeta Tierra. Hasta que eso suceda,
somos portadores de luz, aunque permanecemos en nuestra carne y sangre
pecaminosas.
El hecho de que el apóstol nos advirtió que "desechemos las obras de las
tinieblas" indica claramente que, por naturaleza, los cristianos están en peligro
de participar en la obra de las tinieblas.
También revela que cuando nacemos de nuevo del Espíritu de Dios, no
estamos separados automáticamente de la oscuridad mientras estamos en
nuestra carne.
Pablo también habló del pecado que tan fácilmente nos acosa. En otras
palabras, los cristianos son capaces de cometer los mismos pecados que los niños
del mundo.
Somos redimidos del poder y la culpa del pecado; sin embargo, no somos
redimidos de la presencia del pecado. Posteriormente, nuestra última batalla se
basa en nuestra posición continua en oposición directa a la tentación y al pecado.
Nuestra posición en la fe determinará nuestra posición con respecto a las
recompensas que se otorgarán a aquellos que se han aferrado fielmente a su
Señor. Estamos fuertemente advertidos y recordados de esto en 2 Juan 1: 8,
"Miren a ustedes mismos, que no perdemos esas cosas que hemos forjado, sino
que recibimos una recompensa completa".

Podemos resumir este capítulo en cinco puntos:


1) Cuando la luz se convirtió en oscuridad
2) La batalla entre la luz y la oscuridad.
3) La batalla entre espíritu, alma y cuerpo.
4) La batalla contra el engaño
5) La batalla del silencio

1) Cuando la luz se convirtió en oscuridad


Isaías nos proporciona una visión de la profecía que miró hacia atrás en el
tiempo. Él nos mostró la historia de las tinieblas en el capítulo 14: 12-14, "¡Cómo
caíste del cielo, oh Lucifer, hijo de la mañana! ¡Cómo cortaste al suelo, lo que
debilitó a las naciones! Porque has dicho en tu corazón ascenderé al cielo, exaltaré
mi trono sobre las estrellas de Dios: me sentaré también en el monte de la
congregación, en los lados del norte: ascenderé sobre las alturas de las nubes; yo
será como el más alto ". Estos versículos describen el nacimiento de la oscuridad.
Lucifer, el "hijo de la mañana", era de hecho una excelente personalidad en
presencia de Dios. Solo la traducción de King James agrega la palabra 'Lucifer "
para no confundirlo con la única estrella brillante y matutina. La traducción
hebrea-inglesa dice: " ¡Cómo caíste del cielo, oh resplandor, hijo de la madrugada!
.. . " Lutero traduce este verso, " ¿Cómo te ha caído del cielo, oh hermosa estrella
de la mañana ... '' esta es una vívida descripción del nacimiento de pecado. Por
supuesto, es incomprensible para nosotros porque nuestro intelecto humano
limitado no puede comprender la terrible catástrofe que tuvo lugar en ese
momento.
Esta "estrella de la mañana", tan llena de luz, tan infinitamente hermosa y
gloriosa, concibió en su corazón el deseo de ser igual al Altísimo. Su auto
exaltación y orgullo se expresa claramente en el quíntuple "lo haré" de la estrella
caída citada en el pasaje de Isaías. El engaño nació en su corazón y causó su caída.
Como resultado, la luz se convirtió en oscuridad.

Caída de los ángeles


La calamidad de su pecado no se limitó a la "estrella de la mañana" porque
la Biblia informa que un tercio del ejército angelical también cayó en el engaño
de Satanás. Judas escribió acerca de estos ángeles en el versículo 6, "... los ángeles
que no conservaron su primer estado, sino que dejaron su propia habitación, los
reservó en cadenas eternas bajo la oscuridad para el juicio del gran día".
Apocalipsis 12: 4 confirma que un tercio de los habitantes angelicales del
cielo fueron arrojados a la tierra: "... su cola atrajo la tercera parte de las estrellas
del cielo, y las arrojó a la tierra: y el dragón se paró delante la mujer que estaba
lista para ser entregada, para devorar a su hijo tan pronto como naciera ". Los
ángeles caídos se convirtieron en ayudantes del diablo.
Lucifer, el líder de este ejército rebelde, se describe en Apocalipsis 12: 9 con
los siguientes títulos:
1) el gran dragón
2) esa vieja serpiente
3) el diablo
4) Satanás
"... el gran dragón fue arrojado, esa serpiente antigua, llamada el Diablo y
Satanás, que engaña al mundo entero: fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron
arrojados con él".
Posesión Demonio
Mateo 8: 28-29 informa que toda una legión de demonios que posee dos
hombres, "... cuando llegó al otro lado al país de los Gergesenes, allí lo encontraron
dos poseídos por demonios, que salían de las tumbas, excediendo feroz, para que
nadie pase por allí. Y he aquí, clamaron, diciendo: ¿Qué tenemos que ver contigo,
Jesús, hijo de Dios? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo?
La traducción de "demonios" es incorrecta porque solo hay un demonio
según Apocalipsis 12. La palabra correcta sería "demonios".
En el relato de Lucas de un hombre poseído por el demonio, leemos "... ¿has
venido aquí para atormentarnos antes de tiempo?" Así, los demonios sabían que
la venida de Jesús haría que fueran arrojados "a las profundidades". Sin embargo,
también sabían que no debería suceder durante la primera venida de Jesús en la
tierra, por lo tanto, su pregunta de protesta, "¿has venido ... antes de tiempo?"
Cuando Jesús le preguntó al demonio: "¿Cuál es tu nombre?" él respondió: "Legión
porque muchos demonios entraron en él".
La palabra "legión" en el ejército romano significaba una fuerza de entre tres
y seis mil hombres. Este hombre estaba poseído por entre tres y seis mil
demonios. ¿Te imaginas la cantidad de demonios que ahora están trabajando en
los niños de la oscuridad? Qué alentador para quienes conocen la Biblia y
¡Señor para saber que ha vencido todos los poderes de las tinieblas por toda
la eternidad!

Caída de animales
La caída de la "estrella de la mañana" también condujo a la caída de la
serpiente; un animal. En las primeras páginas de nuestra Biblia leemos sobre el
príncipe de las tinieblas trabajando duro. Ya había engañado a un tercio de la
hueste angelical; el siguiente paso fue el mundo animal recién creado, "Ahora la
serpiente era más sutil que cualquier bestia del campo que el Señor Dios había
hecho. Y le dijo a la mujer: Sí, Dios dijo: No comeréis de cada árbol del jardín?
(Génesis 3:1).
Podemos pensar que esta serpiente era el mismo diablo, lo que parece ser
reforzado por Apocalipsis 12: 9 donde dice "esa serpiente antigua". Sin embargo,
en ese capítulo recibimos información adicional que identifica claramente que se
habla del demonio. Tiene un título cuádruple: el gran dragón; la vieja serpiente;
El diablo y Satanás. La serpiente introducida en Génesis 3 no puede ser el
demonio porque está claramente identificado como una de las "bestias del campo
que el Señor ha hecho". Esta " serpiente" es parte del mundo animal creado por
Dios y no tiene relación directa con la "estrella de la mañana" caída. Ninguna
evidencia en las Escrituras indica que Satanás estaba en el Jardín del Edén en
forma de serpiente porque en Génesis 1:31 Dios llamó a su creación "muy buena".
Esta "serpiente del Génesis" se convirtió en compañera de la "serpiente antigua"
llamada el diablo.
Por lo tanto, me veo obligado a creer que esta serpiente era uno de los
muchos animales que Dios había creado. Observe que "la serpiente era más sutil
". Otra traducción dice, "más inteligente que los demás" y la nueva traducción JPS
hebreo-inglés dice "la bestia más astuta de todas". Basado en la interpretación de
estos versículos, la serpiente debe haber sido engañada por el diablo.
Además, cuando Adán cayó en pecado, el Señor pronunció juicio contra la
serpiente, "... el Señor Dios le dijo a la serpiente: Porque has hecho esto, eres
maldecido sobre todo ganado, y sobre toda bestia del campo; sobre iras tu panza,
y polvo comerás todos los días de tu vida " (Génesis 3:14). Este versículo deja
inequívocamente claro que la serpiente no era el diablo porque esta serpiente
estaba condenada a deslizarse sobre su vientre y comer polvo todos los días de
su vida. Esto revela que antes del juicio del Señor, la serpiente debe haber tenido
patas para caminar. Dios dijo: "... estás maldito sobre todo ganado, y sobre toda
bestia del campo ..." De modo que la serpiente es parte del reino animal de Dios;
no el mismo Satanás.

Maldición no completamente cumplida


Es significativo señalar que la última parte de la maldición, "... polvo comerás
..." aún no se ha cumplido.
En nuestra parte del mundo, tenemos una serie de serpientes, incluidas
serpientes de cascabel, bocas de algodón, cabezas de cobre y mocasines de agua.
Se alimentan de todo tipo de animales, como conejos, ratones, ratas, incluso
peces y ranas; No comen polvo.
Sin embargo, cuando Jesús regrese y establezca el reino de paz de mil años
en la tierra, el mundo animal será redimido de la esclavitud, como leemos en
Isaías 65:25, "El lobo y el cordero se alimentarán juntos, y el león come paja como
el becerro: y el polvo será la carne de la serpiente. No dañarán ni destruirán en todo
mi santo monte, dice el Señor ". Curiosamente, la serpiente comerá polvo en ese
momento.

La caída del hombre


El proceso de engaño continuó cuando la serpiente le hizo a Eva una
pregunta simple pero astuta, " ... Dios dijo: ¿No comerán de cada árbol del jardín?"
Casi puedes sentir que esta es una pregunta capciosa. La serpiente obviamente
estaba consciente del mandamiento que Dios había dado, así que comenzó con
una pregunta que sabía que conduciría a una discusión religiosa.
Eva lo corrigió de inmediato y dijo: "... Podemos comer del fruto de los árboles
del jardín: pero del fruto del árbol que está en medio del jardín, Dios ha dicho: No
comeréis de él. ni lo tocaréis, para que no mueras " (versículos 2-3). ¡La discusión
ecuménica estaba ahora en pleno apogeo!
Según el versículo anterior, observe que la mujer, ya atrapada en el primer
paso de la tentación, agregó algo al mandamiento de Dios: "... ni lo tocarán". Al
ver su oportunidad de oro, la serpiente, inspirada por Satanás, se dio cuenta de
que Eva estaba lista para un engaño completo.

La primera mentira
¿Cómo respondió Satanás? "... tus ojos serán abiertos, y seréis como dioses,
conociendo el bien y el mal" (versículo 5). Satanás le ofreció a Eva una posición
elevada: ser "como dios". Esto es exactamente lo que el diablo había pensado
originalmente para sí mismo; él quería ser como el Altísimo.
La serpiente, la compañera de trabajo del diablo, envolvió astutamente la
verdad en mentiras cuando dijo: "... Seguramente no morirás: porque Dios sabe
que el día que comas de ella, entonces se te abrirán los ojos y seréis como dioses,
conociendo el bien y el mal "(Génesis 3:4-5). Obviamente, la primera parte de la
declaración fue una mentira, "seguramente no morirás". Sin embargo, la segunda
parte es cierta, como se confirma en el versículo 22, "... el Señor Dios dijo: He aquí,
el hombre se ha convertido en uno de nosotros, para conocer el bien y el mal". La
serpiente no explicó lo que quería decir con "seguramente no morirás", pero
continuó describiendo los beneficios, sin mencionar por completo que las
consecuencias serían la muerte.
No es sorprendente ver que el evangelio de Satanás camuflado con el
Evangelio de salvación está siendo proclamado poderosamente en estas etapas
finales de los últimos tiempos. Los pecadores ya no se llaman pecadores. Nos
alienta amarnos a nosotros mismos y construir continuamente nuestra
autoestima, de lo contrario no estaremos a la altura de "quienes realmente
somos en Cristo". Este falso evangelio es muy destructivo y ha llegado a muchas
iglesias creyentes en la Biblia en nuestros días.

El querubín ungido caído


Ezequiel también nos echó un vistazo a la caída del querubín ungido en el
capítulo 28:11-15, "Además, la palabra del Señor vino a mí, diciendo: Hijo de
hombre, levanta un lamento sobre el rey de Tyrus , y dígale: Así ha dicho el Señor
Dios: Has vendido la suma, llena de sabiduría y perfecta en belleza. Has estado en
el Edén, el jardín de Dios; cada piedra preciosa era tu cubierta, el sardio, el topacio
y el diamante, el berilo, el ónice y el jaspe, el zafiro, la esmeralda, el carbunco y el
oro: la obra de tus tabrets y de tus pipas fue preparada en ti el día que fuiste creado.
Tú eres el querubín ungido que cubre; y yo te he puesto así: estabas sobre el santo
monte de Dios; caminaste arriba y abajo en medio de las piedras de fuego. Fuiste
perfecto en tus caminos desde el día en que fuiste creado, hasta la iniquidad fue
encontrado en ti ".
Si bien esta profecía se dirige directamente al rey de Tyrus, habla de la caída
de la "estrella de la mañana". ¿Cómo sabemos? Debido a que el rey de Tyrus
nunca fue "perfecto en belleza", ni fue "en Edén el jardín de Dios". Nunca fue "el
querubín ungido", ni sus pies tocaron "la montaña sagrada de Dios"; y
seguramente el rey de Tyrus nunca fue "perfecto en [sus] tus caminos". Esto habla
de la caída de Lucifer, ¡cuando la luz se convirtió en oscuridad!
A través de la maldad del rey Tyrus, el profeta vio al autor del pecado y
describió la caída del querubín ungido, el que se enorgulleció contra el Dios vivo:
"Tu corazón se enalteció por tu belleza, te has corrompido tu sabiduría en razón
de tu resplandor: te arrojaré a tierra, te pondré delante de reyes para que te vean
" (Ezequiel 28:17).

2) La batalla entre la luz y la oscuridad


Como mencionamos anteriormente, la luz es más fuerte que la oscuridad.
Como hijo de Dios, has recibido la Luz del mundo, el Señor Jesucristo. Los
poderes de la oscuridad se anulan cuando te quedas en el territorio de la luz.
Entonces, puedes exclamar con el Señor: "El mal viene y no encuentra nada en
mí".
Para ilustrar cómo la luz es más fuerte que la oscuridad, haga lo siguiente:
vaya al sótano de su casa u otro lugar oscuro en la noche cuando no hay luz.
Cuando te encuentras en un lugar así, literalmente no puedes ver tu mano frente
a tus ojos. Todo está completamente negro y no sabes lo que te espera en la
oscuridad.
Si no se mueve con cuidado, puede lastimarse, caerse sobre un objeto o
chocar con un instrumento peligroso. A todos los efectos prácticos, estás
completamente paralizado por la oscuridad. Cualquier movimiento que hagas
puede ser peligroso, incluso fatal.
Pero luego, en el mismo momento en que enciende la linterna, la oscuridad
es derrotada y puede reconocer claramente los objetos que podrían haberle
hecho daño en la oscuridad.

La luz falsificada
Lo mismo puede decirse de los no salvos que permanecen en la oscuridad,
sin saber a dónde van. Viven en el día a día, acercándose a la oscuridad eterna
donde no es posible la salvación.
Cualquier persona con un poco de sentido común sabe que no camina en un
lugar oscuro donde no puede ver. Podemos preguntarnos por qué la gente
camina en la oscuridad.
La respuesta es simple, pero triste; están siguiendo los pasos de una luz
falsificada. Segundo Corintios 11:14 advierte, "... no es maravilla; porque el mismo
Satanás se transforma en un ángel de luz".
¿Cómo puede una persona ver la luz? Jesús responde esa pregunta en
Juan 3: 3 cuando le habla a Nicodemo el fariseo, "... De cierto, de cierto te digo,
que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios". Por lo tanto, en el
momento en que una persona nace de nuevo del Espíritu de Dios, no solo ve su
entorno, sino que ve la eternidad, "el reino de Dios". Por fe ve esas cosas
maravillosas que están ocultas a los ojos de los niños del mundo.
El creyente no deambula sin rumbo en este mundo, sino que tiene la luz y
camina con determinación hacia la eternidad.
Esto se puede comparar con un barco en el mar, en busca del faro del faro.
Imagina al Señor, la Luz del mundo que llama a todos los que están perdidos en
la oscuridad del pecado para que vengan a Él. El operador del faro se regocija
cuando en el horizonte ve un pequeño destello de luz de un barco en la distancia
que es arrojado de un lado a otro por las olas. En el momento en que se establece
este contacto, el faro puede guiar con seguridad el barco de regreso al puerto. El
capitán del barco entiende las señales que le apuntan desde el faro, sigue las
instrucciones y finalmente llega a un lugar seguro. Nuestras vidas se pueden
comparar con esta ilustración. Estamos en el océano de la oscuridad sin
esperanza, perdidos por toda la eternidad. De repente, a lo lejos vemos la luz
parpadeante de nuestro faro celestial. En el momento en que clamamos por
ayuda, Jesús nos da su luz. A partir de ese momento, podemos comunicarnos con
Él directamente porque nuestra luz ahora se dirige hacia nuestro Faro celestial,
el Señor Jesús.
Estimado lector, si aún no ha recibido al Señor Jesús, no se demore más
porque puede ser su última oportunidad de ser salvo por toda la eternidad. La
alternativa es la oscuridad eterna, la separación de Dios, perderse para siempre.
La maravillosa verdad es que el cristiano camina hacia la eternidad con
plena seguridad de que el camino ha sido preparado, el precio pagado y la
garantía " nunca te dejaré ni te abandonaré" siempre es válida.

La segura palabra de profecía


Un cristiano nacido de nuevo no camina en la oscuridad, sino que usa la
segura palabra de profecía como su guía. "También tenemos una palabra de
profecía más segura; por lo cual harás bien en prestar atención, como a una luz
que brilla en un lugar oscuro, hasta el amanecer, y la estrella del día en tus
corazones" (2 Pedro 1:19)
El gran apóstol Pedro escribió estas palabras bajo la inspiración del Espíritu
Santo en un momento en que era consciente de que su vida pronto llegaría a su
fin. Él testificó en el versículo 14: "Sabiendo que en breve debo posponer este mi
tabernáculo, así como nuestro Señor Jesucristo me ha mostrado". Es significativo
que este apóstol enfatizara el hecho de que él había proclamado diligentemente
la inminencia del Rapto, "... el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo ..."
(versículo 16). Como resultado, Pedro proclamó valientemente la Palabra
profética, la venida de Jesús.
Muchos cristianos no se dan cuenta de que la Palabra de profecía culmina
en el regreso de Jesús y es parte del Evangelio liberador que debemos predicar a
todas las personas en todas partes.
Puedes sentir la urgencia con que Pedro confió la Palabra profética a la
Iglesia. No solo tenemos una "palabra de profecía más segura", sino que también
se nos advierte que "la prestemos atención". Debemos vigilar, estar alertas y ser
plenamente conscientes de los eventos que tienen lugar en nuestro tiempo que
apuntan a la venida del Señor.
Me di cuenta cuando me di cuenta de que Peter escribió: "... como una luz
que brilla en un lugar oscuro". Seguramente no se necesita mucha energía para
reconocer una luz en un lugar oscuro, porque la luz, no importa cuán débil sea,
se detecta fácilmente. La luz en sí misma no necesita exclamar: "¡Mira, esto es
luz!" La luz es tan poderosa que en realidad anula la oscuridad.

La luz expone la oscuridad


Esta luz de la que habla el apóstol es la luz que nos da una guía perfecta y
segura en medio de la conmoción y la oscuridad en este mundo. Cuando leemos
las noticias, escuchamos la radio o miramos televisión, estamos plagados de
tantas cosas negativas; terribles catástrofes, guerras y rumores de guerras,
miseria y tragedia. Nos ofrecen todo tipo de remedios, de los cuales ninguno
suele funcionar, ¡excepto la Luz del mundo! Pero en medio de la oscuridad
circundante en nuestra sociedad, tenemos la segura palabra de profecía: la Luz
que nos guía a través de la oscuridad.
Debemos recordar que la oscuridad no se borrará y será aún más poderosa
a medida que avance el tiempo del fin hasta que haya tanta oscuridad que incluso
los hijos de Dios corran el peligro de perder de vista la luz.
Es bastante obvio que Pedro no solo estaba hablando de la venida del Señor,
sino que estaba particularmente interesado en mostrarnos que el día también
debe amanecer en nuestros corazones. ¿Cómo se iluminan nuestros corazones?
¡Cuando "la estrella del día" se ha apoderado por completo de nuestro
tabernáculo terrenal y nos hemos rendido totalmente a Su voluntad y hacemos
Su voluntad!

La luz profética
La luz de la Palabra profética no se puede comparar con ninguna otra luz
como la luz del día. No hay diferencia entre lo salvado y lo perdido, lo bueno y lo
malo, porque nuestra luz del día es una fuerza penetrante que ilumina a todos
los hombres. La luz de la que estamos hablando es la Luz en la persona del Señor
Jesucristo.
Juan habló de esto cuando comenzó su relato del Evangelio y dijo: "En él
estaba la vida; y la vida era la luz de los hombres. Y la luz brilla en la oscuridad; y
la oscuridad no la comprendió" (Juan 1:4-5).
Esta luz brilla en la oscuridad, pero como acabamos de leer, la población en
general no lo reconoce. ¿Por qué es ese el caso? ¿No está disponible esta luz en
todas partes? La respuesta es sí, incluso más que nuestra luz del día, que solo se
vierte en la mitad del globo a la vez.
En el versículo 9, Juan deja muy claro que la Luz está allí para todos los
hombres: "Esa fue la verdadera Luz, que ilumina a cada hombre que viene al
mundo". Cada ser humano será confrontado con la Luz del mundo, porque "
ilumina a todo hombre que venga al mundo". Pero la gran tragedia es que "... la
oscuridad no lo comprendió" (Juan 1:5).

La luz que viene


Isaías vio la venida de esta Luz aproximadamente 750 años antes del
nacimiento de Cristo. Él escribió: "Las personas que caminaron en la oscuridad
han visto una gran luz: los que moran en la tierra de la sombra de la muerte, sobre
ellos ha brillado la luz" (Isaías 9:2).
El Nuevo Testamento habla del cumplimiento de esta profecía,
"Para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías, diciendo: La tierra de
Zabulón y la tierra de Neftalí, por el camino del mar, más allá del Jordán, Galilea
de los gentiles; la gente que estaba sentada en la oscuridad vio grande luz, y para
los que estaban sentados en la región y la sombra de la muerte, brota luz " (Mateo
4:14-16).
En este punto, es importante enfatizar la integración y participación de los
gentiles en la Luz prometida. Pablo nos informa lo siguiente en Romanos 15:9-
13, "... para que los gentiles glorifiquen a Dios por su misericordia; como está
escrito: Por esta causa te confesaré entre los gentiles, y cantaré a tu nombre. Y
nuevamente dice: Alégrate, gentiles, con su pueblo. Y otra vez, alaben al Señor,
todos ustedes, gentiles; y lo elogien, todos ustedes. Y otra vez, Isaías dice: Habrá una
raíz de Jesé, y él que se levantará para reinar sobre los gentiles; en él confiarán los
gentiles. Ahora, el Dios de la esperanza los llenará de todo gozo y paz al creer, para
que abunden en la esperanza, por el poder del Espíritu Santo ".

Necesitas luz
¿Está oscuro en tu vida? ¿Te molesta tu entorno? ¿Tu vida cotidiana está
dictada por circunstancias que aparentemente están fuera de tu control?
Entonces no estás permitiendo que la Palabra de profecía sea la luz de tu vida.
En otras palabras, realmente no estás esperando la venida de nuestro Señor
Jesús.
El apóstol Pablo reconoció el peligro de no esperar a Jesús y escribió a los
corintios: "Para que no se queden atrás sin esperar; esperando la venida de nuestro
Señor Jesucristo" (1 Corintios 1:7).
Este don de esperar su regreso es algo tan precioso que no tengo palabras
adecuadas para describirlo. Cuando lo esperamos, todo lo que nos oprime y nos
carga parece desvanecerse. Por lo tanto, hoy, comience a buscar la mejor manera,
la Palabra profética, la Palabra misma, el Señor Jesucristo, para que Él pueda
llenar su vida con el deseo indescriptible y alegre de esperarlo.

3) La batalla entre cuerpo, alma y espíritu


Todos conocemos los eventos del tiempo del fin que tienen lugar hoy en día,
como guerras y rumores de guerras, pestilencias, terremotos, hambrunas,
incluso señales en el sol, la luna y las estrellas, que causan gran conmoción y
perplejidad en la tierra. Todo lo que tenemos que hacer es leer el periódico,
escuchar la radio o ver las noticias en la televisión.
Estamos continuamente abrumados por las numerosas catástrofes que
están ocurriendo hoy, ya sean naturales, como tornados, inundaciones y sequías,
o causadas por la negligencia de los hombres, como accidentes de tráfico,
accidentes aéreos o incendios.
Podemos considerarlos como un lugar común a lo largo de los siglos. Estos
no están directamente relacionados con las batallas personales en las que
participamos a diario. Déjame aclarar que no estamos hablando de todos los
demás, solo de ti y de mí.

La carne debe ser derrotada


El apóstol Pablo confesó en Romanos 7:15: "Por lo que hago no permito: por
lo que quisiera, eso no lo hago; pero lo que odio, eso hago yo". Esto revela
claramente la batalla entre cuerpo, alma y espíritu. En el versículo 18 dijo:
"Porque sé que en mí (es decir, en mi carne) no mora nada bueno: porque la
voluntad está presente conmigo; pero no sé cómo realizar lo que es bueno". Esta
declaración expone la verdad sobre Pablo, quien no pensaba mucho en sí mismo,
pero sin embargo se enfrentó con su propia naturaleza pecaminosa.
Era plenamente consciente del hecho de que la persona regenerada dentro
de él era lo que realmente importaba. Pablo continuó: "Por el bien que quisiera,
no lo haría; pero el mal que no quisiera, lo hago. Ahora, si hago eso, no lo haría, ya
no soy yo quien lo hace, sino el pecado que mora en mí. "{versículos 19-20). Se dio
cuenta de que la carne nunca puede someterse completamente al Espíritu, y
como resultado, exclamó: "¡Oh, hombre miserable que soy! ¿Quién me librará del
cuerpo de esta muerte?" (versículo 24).
Este versículo deja perfectamente claro que no podemos servir a Dios con
nuestra carne. En otras palabras, no importa cuánto tratemos de agradar a Dios,
finalmente fallaremos. Naturalmente, debería surgir la pregunta: "¿Cómo
podemos servir a Dios si nos es imposible complacerlo en nuestro ser físico?"
¡Agradecemos a Dios sirviéndole en Espíritu y en verdad!

Adoración en espíritu y verdad


Cuando Jesús le habló a la mujer samaritana en el pozo, le dijo:
"Pero llega la hora, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al
Padre en espíritu y en verdad: porque el Padre busca que lo adoren" (Juan 4:23).
Esto fue en respuesta al intento de la mujer de llevar a Jesús a una discusión
ecuménica. Pero el Señor le respondió con la verdad de la Palabra profética, y
como resultado, ella tuvo que confesar: "... percibo que eres un profeta" (versículo
19).
En un intento de justificar sus comentarios, ella dijo: "Nuestros padres
adoraron en esta montaña; y ustedes dicen que en Jerusalén es el lugar donde los
hombres deberían adorar" (versículo 20). Jesús dejó muy claro que adorar a Dios
el Padre fuera de la verdad era imposible.
Dejó en claro que los gentiles estaban en la oscuridad total cuando dijo:
"Alabad, no sabéis qué ..." (versículo 22) y luego enfatizó que la adoración
verdadera solo puede surgir de la verdad "...
nos adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los Judios" (verso
22).

La espada de dos filos


Además, Hebreos 4:12 revela el camino hacia la libertad en Cristo a través
de la Palabra, "Porque la palabra de Dios es rápida, poderosa y más aguda que
cualquier espada de dos filos, penetrando hasta la división del alma y el espíritu, y
de las articulaciones y la médula, y es un discernidor de los pensamientos y las
intenciones del corazón ". ¿Quieres servir a Dios? Entonces la Palabra de Dios, la
más poderosa y más aguda de todas las espadas de dos filos, debe dividir tu alma
y tu espíritu.
No podemos adorar a Dios en el alma; La Palabra de Dios lo prohíbe. La
espada de dos filos no solo divide claramente el alma del espíritu, sino que
también es el "discernidor de los pensamientos y las intenciones del corazón". Solo
la Palabra de Dios nos revelará cuál es nuestro proceso de pensamiento e incluso
expondrá la verdadera intención de nuestros corazones.
Por esa razón, es urgente que estemos incondicionalmente de acuerdo con
la Palabra de Dios. En el momento en que nos desviamos de la Palabra escrita,
caemos entre los "ladrones". El resultado final es que no se crearán frutos para
la gloria del Señor Jesús.

Creyentes del alma


La declaración en Hebreos 4:12 también revela la tragedia de los últimos
tiempos de que millones de creyentes sirven al Señor en sus almas, no en sus
espíritus.
Una persona que basa su fe en el alma siempre depende de circunstancias
tangibles. Él es inseguro e inestable en todas sus formas y continuamente
necesita orientación sobrenatural, que por supuesto, es suministrada por los
poderes de la oscuridad. Además, anula el principio fundamental del evangelio
de la gracia; ¡Debemos caminar por fe, no por vista!
Una tragedia aún mayor es el hecho de que muchos se consideran cristianos
porque han tenido experiencias emocionales en sus almas. En realidad, sus
espíritus todavía están muertos en pecados y delitos. Qué desastre será para
aquellos cuando Jesús venga y todos los que no han nacido de nuevo del Espíritu
de Dios se queden atrás, a pesar de que pensaron que se habían convertido en
nuevas criaturas en Cristo.

Siete señales
Ciertas señales visibles tienen lugar en la vida del creyente que confirman y
hacen obvio si una persona ha nacido de nuevo del Espíritu de Dios. En su libro,
Siete señales de una persona nacida de nuevo, el Dr. Wim Malgo señala lo
siguiente:

• Una persona nacida de nuevo sabe que ha nacido de nuevo.


• La nueva vida se hace visible.
• Tiene un espíritu de oración.
• Tiene hambre de la Palabra de Dios.
• Sufrirá muchas adversidades.
• Tiene victoria sobre las tentaciones y el pecado.
• La persona verdaderamente nacida de nuevo espera con alegría y
expectación el regreso del Señor Jesús.
Si alguno de estas señales no es una realidad en su propia vida, entonces
debe hacerse una pregunta muy seria: "¿Realmente he nacido de nuevo?"

La lujuria de la carne
La última batalla del creyente consiste en el conflicto continuo entre el
Espíritu y la carne. A los Gálatas, el apóstol Pablo escribió: "Porque la carne
codicia contra el Espíritu, y el Espíritu contra la carne: y estos son contrarios el uno
al otro: para que no puedan hacer lo que quisieran" (Gálatas 5:17) En otras
palabras, debemos tener una victoria continua sobre las obras de la carne a
través del Espíritu. Estamos garantizados de esto en el versículo 16, "... Camina
en el Espíritu, y no cumplirás la lujuria de la carne".
¿Qué es la lujuria de la carne? Ya aprendimos en el capítulo nueve que Pablo
enumera 18 características que significan el resultado de las obras de la carne.
Recuerde que el número dieciocho se compone de tres conjuntos de seises, que
revelan la obra del espíritu del Anticristo.

Fruto Del Espiritu


Contrastando las obras de la carne, leemos acerca del fruto del Espíritu en
los siguientes versículos: "Pero el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia,
mansedumbre, bondad, fe, mansedumbre, templanza: en contra de esto hay sin ley
" (versículos 22-23).
¿No es significativo que en la lista de los frutos del Espíritu no haya indicios
de la presencia de orgullo, amor propio, autoestima y otras ideas falaces que se
promueven en los movimientos falsos del evangelio de hoy?
Recuerde que solo por el fruto del Espíritu el Señor nos reconocerá. No
importa cuán buenos seamos, o lo que hayamos logrado en nuestras vidas, o
cuánto hayamos dado a nuestras iglesias, misiones u otras organizaciones
benévolas. Esas cosas son buenas, pero no contarán cuando estemos delante del
Señor. Él dijo: "... por sus frutos los conoceréis" (Mateo 7:20).
Para ganar con éxito la victoria sobre nuestra última batalla, debemos
continuar manteniendo la victoria sobre nuestra carne en todo momento.
Cuando caminamos en el Espíritu, estamos parados en la Palabra de Dios
haciendo su voluntad. Como resultado, no cumpliremos la lujuria de la carne.
Conformémonos a 1 Tesalonicenses 5:23, "Y el mismo Dios de la paz los
santifica por completo; y le pido a Dios que todo su espíritu, alma y cuerpo sean
preservados sin mancha hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo".

4) La batalla contra el engaño


Sabemos por la Biblia que el pecado entró en el mundo debido al orgullo.
Satanás, el creador del pecado, engañó con éxito a un tercio de la hueste angelical,
el mundo animal y el hombre, la corona de Dios creada a su imagen.
El diablo es el dios de este mundo y gobierna supremo. Tiene un derecho
legítimo a todas las personas no salvas de la tierra.
La Biblia dice que todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios. Isaías 64: 6
confirma este hecho indiscutible con las palabras: "Pero todos somos algo
inmundo, y todas nuestras justicias son como trapos sucios; y todos nos
desvanecemos como una hoja; y nuestras iniquidades, como el viento, han tomado
nosotros lejos ".
Para probar aún más este punto y demostrar que no hay excepciones a la
regla, leemos Romanos 3:10, "... No hay justos, no, ninguno". El versículo 12
confirma: "Todos se han salido del camino, juntos se han vuelto no rentables; no
hay ninguno que haga el bien, no, ninguno".

Un escape
Alabado sea Dios por haber hecho un camino de escape. Solo un hombre ha
vivido sin pecado; Jesucristo, completamente Dios y completamente hombre,
que se sacrificó voluntariamente en la cruz del Calvario. Derramó Su sangre por
el pecado de todos los hombres para que cualquiera que venga a Él reciba el
perdón.
La única forma de escapar es a través de Aquel que dijo: "... Yo soy el camino,
la verdad y la vida: nadie viene al Padre sino por mí" (Juan 14:6). No hay término
medio, porque no hay otro nombre dado bajo el Cielo por el cual el hombre pueda
salvarse, y ese nombre es Jesús.

5) La batalla del silencio


Hemos explorado cuatro batallas importantes hasta ahora y ahora hemos
llegado a la última y más difícil: la batalla del silencio. Esta batalla es contraria a
todo lo que somos y se opone diametralmente a nuestro sentido de justicia,
nuestro deseo de justificarnos y nuestra inagotable necesidad de demostrar que
somos "alguien".
Comenzamos este tema leyendo del profeta Isaías en el capítulo
53:7: "Estaba oprimido y afligido, pero no abrió la boca: es llevado como un
cordero al matadero, y como una oveja ante sus esquiladores es tonto, por lo que
no abre la boca". Este es uno de los versos más impactantes de toda la Biblia. Dos
veces leemos que "no abrió la boca" ¡Jesús sufrió en silencio!
Por cierto, Isaías 53 es también el capítulo más difícil del Antiguo
Testamento para una persona judía que no cree que Jesús sea el Mesías. Isaías
53 es una documentación clara inspirada por el Espíritu Santo más de 700 años
antes del nacimiento de Cristo. Los rabinos judíos a menudo se niegan a leer este
capítulo en la sinagoga porque se lee como un guión sacado directamente del
juicio, condenación y crucifixión de Jesús del Nuevo Testamento.

El cordero silencioso
¿Quién fue este Cordero llevado a la matanza que no abrió Su boca? ¿Por qué
estaba aparentemente impotente ante sus verdugos? El versículo 8 responde a
esta pregunta maravillosamente, "... porque la transgresión de mi pueblo fue
golpeada". No importa si eres el erudito bíblico más erudito, o si eres cristiano o
judío; nadie puede tener otra identidad que no sea Jesucristo.
Algunas personas han dicho que este capítulo habla sobre el sufrimiento del
pueblo judío a lo largo de los siglos; sin embargo, el versículo 5 contradice esta
teoría cuando dice: "... el castigo de nuestra paz fue sobre él; y con su llaga fuimos
nosotros curados". ¿Qué hay del versículo 6? "... el Señor ha puesto sobre él la
iniquidad de todos nosotros". ¿O el versículo 8? "... por la transgresión de mi pueblo
fue golpeado". Estamos leyendo claramente sobre una persona, no un grupo de
personas. El versículo 9 identifica inequívocamente a esta persona como el Señor
Jesucristo, "... tampoco hubo ningún engaño en su boca".
Más tarde, el apóstol Pedro testificó: "El que no pecó, ni se halló engaño en su
boca" (1 Pedro 2:22). De manera muy precisa, Isaías 53 describe la obra, la vida
y la muerte del Cordero de Dios que fue sacrificado por los pecados del mundo.

Su tumba no era suya


Leemos de la proclamación en el versículo 9 que, "... hizo su sepultura con los
impíos". El Nuevo Testamento confirma que fue crucificado entre dos criminales.
Su cuerpo fue depositado en la tumba prestada de un hombre rico, José de
Arimatea, que corresponde con el relato de Isaías, "... con los ricos en su muerte".

Sin pecado
El versículo concluye: "... tampoco hubo ningún engaño en su boca". Mientras
confrontaba a sus enemigos, Jesús los desafió a encontrar cualquier pecado en su
vida. Nunca habló demasiado o muy poco. Dijo lo que tenía que decir e hizo lo
que tenía que hacerse. Era el hombre perfecto, que se convirtió en el sacrificio
perfecto por una humanidad imperfecta, corrupta y perdida.
Silencio ante sus acusadores
Cristo fue acusado injustamente por hombres malvados y testigos falsos. Sin
embargo, la Biblia dice: " Jesús mantuvo la paz" (Mateo 26:63). Se paró ante
Pilato, la autoridad romana que lo desafió,
"... ¿No respondes nada?" y "... Jesús todavía no respondió nada ..." (Marcos 15:
2,5).
En Lucas 23, leemos que el rey Herodes "cuestionó con él en muchas
palabras". ¿Cómo reaccionó Jesús? "... No le respondió nada" (versículo 9).
De hecho, fue llevado en silencio como un cordero a la matanza.

Intercesión por los pecadores


Cuando lo crucificaron, Jesús gritó: "... Padre, perdónalos, porque no saben lo
que hacen ..." Lucas 23:34).
Siete siglos antes de esa oración, Isaías dio los siguientes detalles: "... fue
contado con los transgresores; y descubrió el pecado de muchos, e intercedió por
los transgresores" (Isaías 53:12).

El más grande de todos los trabajos


Todos estamos familiarizados con las maravillosas obras que Jesús hizo
entre su pueblo y los milagros que demostró abiertamente al confirmarse a sí
mismo como el Mesías de Israel y el Salvador del mundo. La mayor de todas las
obras fue cuando el Hijo de Dios permaneció en silencio, cuando a través de las
manos del hombre malvado, fue clavado en la cruz donde murió.
Mateo describió su muerte de esta manera: "Jesús, cuando había llorado de
nuevo a gran voz, rindió el fantasma. Y, he aquí, el velo del templo se rasgó en dos
de arriba a abajo; y la tierra lo hizo terremoto, y las rocas se rompen " (Mateo 27:
50-51).
El trabajo que Jesús realizó cuando el Cordero sufriente silencioso tocó el
universo. La Biblia informa que la oscuridad cubrió la tierra desde la sexta hasta
la novena hora. En el momento en que murió, el velo en el Lugar Santísimo del
templo se rasgó de arriba a abajo, abriendo el camino a Dios a través de la muerte
de Jesús.
Las rocas de la tierra no pudieron mantener la paz, porque "la tierra tembló
y las rocas se rompieron". Estos eventos que sacudieron el mundo afectaron a los
que estaban esperando: "Ahora, cuando el centurión, y los que estaban con él,
observando a Jesús, vieron el terremoto, y las cosas que se hicieron, temieron
mucho, diciendo: En verdad, este era el Hijo de Dios " (Mateo 27:54).
Siguiendo a Jesús
El hecho de que Jesús no se defendió y permitió que hombres pecadores lo
llevaran a su muerte es algo que el mundo no comprende, y desafortunadamente,
muchos cristianos tampoco.
Para el cristiano promedio, es mucho más fácil luchar, defender sus
derechos, oponerse a los malvados, defender la verdad y dejar que otros sepan
lo que piensa. Pero eso, queridos amigos, es la batalla de la carne, que no tiene
ninguna promesa, y solo conducirá a la derrota.
Recuerdo las palabras que solía decir Wim Malgo: "La mayor pelea para un
cristiano es no pelear". Cuán verdaderas son estas palabras realmente.
Jesús fue antes que nosotros; Mostró el camino; Él caminó por el camino; y
terminó el camino en total obediencia a su Padre celestial. Se nos aconseja seguir
a Jesús.

La verdadera tarea de la iglesia


Por supuesto, es un gesto noble luchar por los derechos civiles o apoyar
causas morales. Nos sentimos injustamente justificados cuando vemos, por
ejemplo, cómo los sodomitas no solo exigen reconocimiento por sus prácticas,
sino que abiertamente exigen asistencia especial del público que paga impuestos.
Luchar contra tal inmoralidad es tan natural como una flor que necesita agua
para sobrevivir. Unirse a las líneas de piquete y marchas de protesta contra el
asesinato abominable de los no nacidos es sin duda algo bueno y noble.
Para oponerse a la propagación de la pornografía se necesita valor y se
espera de toda persona moral.
¿Qué hay de luchar por un gobierno justo? Seguramente nadie puede negar
que uno de los elementos más importantes en una sociedad civilizada funcional
es un gobierno honesto.
La inversión de tiempo y energía en cristianizar las leyes, los tribunales, los
gobiernos y las instituciones es sin duda encomiable.
Pero a la luz de estas buenas obras, debemos preguntarnos: "¿Es esta la
tarea de la Iglesia de Jesucristo?" Según los versículos que acabamos de leer, no
hay absolutamente ninguna evidencia de que Jesús haya planeado que sus
seguidores cambiaran el mundo moral, política o económicamente. ¿Por qué no?
Porque Él declaró específicamente "Mi Reino no es de este mundo". Su enfoque
era pescar hombres, llamando a aquellos que voluntariamente querían seguirlo,
porque Él es el Camino, la Verdad y la Vida.
Solo su reino cuenta
Aceptó el gobierno romano ocupacional de su país y, en lo que respecta a la
moral, nos dijo claramente que las cosas empeorarían.
Hemos citado parte de Juan 18:36, pero volvamos a leerlo: "Jesús respondió:
Mi reino no es de este mundo: si mi reino fuera de este mundo, entonces mis siervos
pelearían para que yo no fuera entregado al Judíos: pero ahora mi reino no es de
aquí ".
Jesús vino a traer salvación al hombre; El que cree en Él no perecerá, sino
que tendrá vida eterna. Él no rechaza a hombres y mujeres pecaminosos; porque
su intención original de establecer "en la tierra, paz, buena voluntad para con los
hombres" aún no se ha llevado a cabo.
En este versículo, Jesús enfatizó específicamente: "Pero ahora mi reino no es
de aquí". En ese momento, no vino a establecer su reino. Por lo tanto, cualquier
intento de la Iglesia de hacer una tarea que el Señor no nos haya confiado solo
conducirá en la dirección opuesta; ¡al establecimiento del reino del anticristo!

La batalla por el rey


Con el fin de obtener una mejor comprensión de nuestra batalla sin carne y
hueso, recurrimos a los ejemplos que se nos dan en 2do Reyes capítulo 2 y 2do
Crónicas capítulo 23 que describen un evento en la historia de Israel en el que
reinó el caos. El reino se dividió entre las diez tribus de Israel y dos tribus de
Judá. Tanto la casa de Israel como la casa de Judá habían caído en la idolatría que
resultó en un juicio severo.
En 2da Crónicas 22:3 leemos sobre el punto de inflexión en la historia de la
madre del rey Ocozías . Leemos, "... porque su madre era su consejera para hacer
malvadamente" (2da Crónicas 22:3). Este consejo malvado terminó en tragedia,
y finalmente en la muerte del rey.
La verdadera maldad de la madre del rey, Atalía, se reveló: "Pero cuando
Atalía, la madre de Ocozías vio que su hijo estaba muerto, ella se levantó y destruyó
toda la simiente real de la casa de Judá" (2 Crónicas 22:10). Es difícil imaginar tal
brutalidad teniendo lugar hoy en día que una madre asesinaría a todos los
descendientes de su familia para convertirse en reina.

Seguro en la casa de dios


Según el informe dado en 2da Crónicas 22:11-12, solo una persona fue
salvada de la casa real, "Pero Josabeat , la hija del rey, tomó a Joás hijo de Ocozías
, y lo robó de entre los hijos del rey que fueron asesinados, y lo pusieron a él y a su
enfermera en una habitación. Entonces Josafat, la hija del rey Joram, la esposa del
sacerdote Joiada , (porque era la hermana de Ocozías ), lo escondió de Atalía , para
que no lo matara. . Y estuvo con ellos escondido en la casa de Dios seis años: y Atalía
reinó sobre la tierra ".
La reina Atalía había solidificado su gobierno sobre Judá y parecía que no
había absolutamente ninguna posibilidad de que Joás se convirtiera en rey. Sin
embargo, la clave de su salvación fue que estaba "escondido en la casa de Dios".
Esa es una lección que debemos aprender en nuestro caminar diario con el
Señor. Mientras estemos escondidos en "la casa de Dios”, somos espiritualmente
intocables por el enemigo. ¿Qué significa estar en "la casa de Dios"? En pocas
palabras, cada vez que hagas lo que hagas, si lo haces en nombre y para la gloria
de Jesús, estás en "la casa de Dios". Si sus pensamientos están influenciados por
la deshonestidad, la lujuria de la carne y cosas por el estilo, entonces no está en
"la casa de Dios" y está en peligro extremo. El apóstol Pedro advirtió: "Sé sobrio,
vigila; porque tu adversario, el diablo, como un león rugiente, anda, buscando a
quién devorar" (1 Pedro 5:8).
¿Dónde podemos encontrar un lugar seguro para escondernos del diablo?
Jesús nos reveló ese refugio seguro cuando dijo: "Yo en ellos, y tú en mí, para que
sean perfectos en uno; y que el mundo sepa que me enviaste y que los has amado
como a ti me amaba " (Juan 17:23). Pregúntese: "¿Realmente amo a Jesús?" Si su
respuesta es sí, entonces está en territorio sagrado, "la casa de Dios", y el maligno
no puede acusarlo con éxito.
Cuanto más cerca estés de Él, más seguro estarás. Sin embargo, cuanto más
te alejes de Jesús, más te pondrás en peligro de ser devorado por el malvado, el
adversario, el diablo.

Joida: el sacerdote
Al leer el evento que tuvo lugar en el capítulo 23 de 2nd Chronicles, notamos
que Joida se ocupó de una estrategia para instalar al rey de Judá y prácticamente
ignoró a la reina Atalía.
Su plan fue presentado a los levitas, (los encargados del servicio del templo):
"Y ellos anduvieron por Judá, y reunieron a los levitas de todas las ciudades de Judá,
y al jefe de los padres de Israel, y vinieron a Jerusalén. Y toda la congregación hizo
un pacto con el rey en la casa de Dios. Y él les dijo: He aquí, el hijo del rey reinará,
como el Señor ha dicho de los hijos de David. Esto es lo que vosotros hacéis. hará;
una tercera parte de ustedes que entren en el día de reposo, de los sacerdotes y de
los levitas, serán porteros de las puertas; y una tercera parte estará en la casa de
los reyes; y una tercera parte en la puerta de la fundación: y todo el pueblo estará
en los atrios de la casa del Señor " (2da Crónicas 23:2-5).
No conspiración sino determinación
Este plan no incluye una conspiración o un ataque directo contra la reina
malvada, sino más bien un fortalecimiento de todo lo que pertenece al Señor.
No anunciaron sus intenciones ni sus planes a nadie,
"Pero ninguno entre en la casa del Señor, sino los sacerdotes, y los que
ministran de los levitas; entrarán, porque son santos; pero todo el pueblo guardará
la guardia del Señor" (versículo 6). El objetivo era proteger al rey basado en la
Palabra de Dios, "... el hijo del rey reinará como el Señor ha dicho de los hijos de
David".
Debemos tener en cuenta que Joida, el sacerdote, no dio órdenes de atacar
al enemigo ni de incluir las propiedades fuera de la casa de Dios en su estrategia
de defensa. Él claramente separó la iglesia y el estado, haciendo lo que Jesús
luego ordenó: "Da al César las cosas que son del César, y a Dios, las cosas que son
de Dios".
Además, se tomó muy en serio la defensa del rey,
"Además, el sacerdote Joiada entregó a los capitanes de cientos de lanzas,
escudos y escudos, que habían sido del rey David, que estaban en la casa de Dios. Y
apartó a todo el pueblo, cada uno con su arma en la mano, el lado derecho del
templo al lado izquierdo del templo, junto con el altar y el templo, con el rey
alrededor "" (versículos 9-10).

Nuestra batalla es Para Párese


Esta preparación debería recordarnos la advertencia del Nuevo Testamento
a: "Póngase toda la armadura de Dios, para que puedan resistir las artimañas del
diablo. Porque no luchamos contra carne y sangre, sino contra principados, contra
poderes, contra los gobernantes de las tinieblas de este mundo, contra la maldad
espiritual en los lugares altos. Por lo tanto, toma para ti toda la armadura de Dios,
para que puedas resistir en el mal día, y habiendo hecho todo, pararte, ceñidos tus
lomos con la verdad, y con el pectoral de la justicia; y calzados tus pies con la
preparación del evangelio de la paz; sobre todo, tomando el escudo de la fe , con el
cual podrás apagar todos los dardos ardientes de la malvado. Y toma el yelmo de
salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios " (Efesios 6:11-17).
Esta instrucción del Nuevo Testamento es idéntica a la que se encuentra en
el Antiguo Testamento revelada con la palabra "soporte". No debemos atacar los
poderes de las tinieblas, debemos permanecer en la fe basada en el Calvario.
Sin embargo, se nos advierte que seamos plenamente conscientes de la
intención de los principados de la oscuridad. Mientras permanezcamos en la Luz,
podremos identificar claramente las obras e intenciones del adversario.
Segundo Corintios 2:11 nos advierte: "No sea que Satanás se aproveche de
nosotros, porque no ignoramos sus artimañas".
Mientras continuemos parados en la Luz, la oscuridad no puede vencernos.
Debemos apoyarnos en la victoria ya realizada del Señor Jesús. Para estar de pie
correctamente, debemos estar preparados, ya que estamos tan claramente
instruidos en los versículos anteriores.
Volviendo a nuestro texto en Efesios, encontramos el contenido de la
verdadera batalla: "Orar siempre con toda oración y súplica en el Espíritu, y velar
por ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos" (Efesios 6:18).
Siempre que los poderes de la oscuridad intenten desanimarte u oprimirte,
mantente en la fe en el trabajo ya realizado en el Calvario. Puede oponerse a
todos y cada uno de los ataques del mundo de las tinieblas cuando cree
constantemente con todo su corazón que Jesús logró completamente la victoria
sobre el diablo cuando exclamó " ¡Está terminado!"
Solo con el atuendo espiritual adecuado eres capaz de resistir los dardos
ardientes del maligno. Cuando se vista con la armadura de Dios, podrá continuar
proclamando el Evangelio de la paz a las personas en todas partes; ya sea a través
de testimonios, la predicación de la Palabra, el envío de misioneros o la
distribución de tratados. Todas las cosas trabajan juntas para la construcción de
su Iglesia. Se nos aconseja continuar en oración para que el Evangelio del Señor
Jesucristo no se vea obstaculizado.

El rey instalado
En toda su preparación para instalar al rey, nunca vemos a Joida atacar a
nadie ni planear una invasión. Simplemente ignoró la realidad política de que
Atalía era la reina y que ella tenía poder sobre la vida y la muerte en el reino.
Todo lo que este fiel sacerdote tenía era la promesa de Dios de que un
descendiente de David debía ser rey.
Después de haber hecho todos los preparativos necesarios para la seguridad
del rey, "... sacaron al hijo del rey, y pusieron sobre él la corona, y le dieron el
testimonio, y lo hicieron rey. Y Joiada y sus hijos lo ungieron, y dijo: Dios salve al rey
" (2da Crónicas 23:11).
Estas personas arriesgan sus vidas por la verdad que proclama " Dios salve
al rey" o como dice el hebreo "Deja vivir al rey".

¡Jesús vive!
¡Qué mensaje tan tremendo tenemos que anunciar, "Jesús vive!" No
necesitamos temer a los enemigos; ni debemos temer al gobierno ni a quienes
desean eliminar el testimonio del Evangelio de Jesucristo.
Nuestra tarea es la misma que hace casi 2,000 años; para proclamar el
Evangelio, diciéndole a la gente en todas partes que la salvación está disponible
a través de la fe en el Señor Jesucristo. Murió por nuestros pecados, resucitó
victorioso al tercer día y regresará.
¡Este mensaje de salvación ha sido declarado por casi dos milenios, y un
número incontable de almas ha respondido al llamado y ahora anuncia la
realidad de la resurrección del Señor Jesucristo!

El enemigo expuesto
Lo que es tan notable de esta historia es que los sacerdotes que estaban
ocupándose de sus propios asuntos e ignorando las realidades políticas fueron
la clave para la exposición del enemigo, "Ahora, cuando Atalía escuchó el ruido de
la gente corriendo y alabando al rey, ella vino a El pueblo entró en la casa del Señor;
y ella miró y, he aquí, el rey se paró en su pilar al entrar, y los príncipes y las
trompetas del rey: y todo el pueblo de la tierra se regocijó y sonó con trompetas,
también los cantantes con instrumentos de música, y enseñados a cantar
alabanzas. Entonces Atalía alquiló su ropa y dijo: Traición, Traición " (2da
Crónicas 23:12-13). Aquí se demuestra que la luz era más fuerte que la oscuridad
y que el mal podía esconderse.
Al final, vemos que la victoria de la verdad fue una victoria total sobre las
fuerzas del enemigo y se informa que, "... toda la gente de la tierra se regocijó: y
la ciudad quedó en silencio, después de eso habían matado Atalía con la espada ".
¿Puedo aprovechar esta oportunidad, querido hijo de Dios, para recordarle
que su batalla no consiste en oponerse a los males que puede enfrentar, ya sea
en su propia casa, en el trabajo, en la escuela, en su gobierno o incluso En la
iglesia.
Cuando te has puesto toda la armadura de Dios, te vuelves intocable para
los poderes de las tinieblas y puedes cumplir el oficio al que el Señor te ha
llamado: "Orar siempre con toda oración y súplica en el Espíritu, y observarlo con
perseverancia y perseverancia. súplica para todos los santos " (Efesios 6:18).
CONCLUSIÓN
"Pusiste todas las cosas en sujeción debajo de sus pies. Porque al poner todo
en sujeción debajo de él, no dejó nada que no se le ponga debajo. Pero ahora no
vemos todavía todas las cosas puestas debajo de él. Pero vemos a Jesús, quien fue
hecho un poco más bajo que los ángeles por el sufrimiento de la muerte, coronado
de gloria y honor, para que por la gracia de Dios probara la muerte por cada
hombre, porque se convirtió en él, para quien son todas las cosas y por quienes son
todas las cosas, habiendo de llevar muchos hijos a la gloria, para hacer que el
capitán de su perfecta salvación por medio de sufrimientos Porque el que. santifica
y los que son santificados de uno son todos; por lo cual causa no se avergüenza de
llamarlos hermanos"(Hebreos 2:8-11).

Estos maravillosas palabras nos revelan que no sólo es Jesús, el autor y


consumador de nuestra fe, pero todas las cosas serán puestos bajo su sujeción.
¡Jesús, la Palabra viva de Dios, ha creado todas las cosas y "para quién son todas
las cosas y por quién son todas las cosas", incluida nuestra salvación perfecta! Es
literal y físicamente imposible para mí comprender completamente la última
línea de este versículo, "no le da vergüenza llamarlos hermanos". Sin embargo, mi
admisión no cambia el hecho de que realmente nos hemos convertido en Sus
hermanos, hijos de Dios. Somos tan parte de la familia de Dios que ninguna
familia terrenal puede compararse. La respuesta final a la oración del sumo
sacerdote del Señor aún no se ha cumplido: "Yo en ellos, y tú en mí, para que sean
perfectos en uno" (Juan 17:23).

Si nosotros, como creyentes, realizáramos solo una fracción de las cosas


gloriosas que Dios ha hecho por nosotros, no nos tomaríamos demasiado en
serio. Nos preocuparíamos mucho menos por las cosas que no podemos cambiar
y, mientras permanezcamos en la tierra, nuestras vidas estarán llenas. y
rebosante de la paz que sobrepasa todo entendimiento.
Quería transmitirles estas pocas palabras de aliento en mi conclusión de El
Gran Misterio del Rapto.
A lo largo de este estudio, establecimos algunos hechos indiscutibles con
respecto a la realidad del Rapto, hechos que no pueden ser movidos o eliminados
por ninguna interpretación. Jesús dijo que vendrá otra vez para llevarnos a sí
mismo. Para que eso suceda, primero tuvieron que ocurrir ciertos eventos en la
historia.
Nunca debemos ser tan ingenuos como para pensar que eventos tales como
el alboroto de las naciones, guerras y rumores de guerras, terremotos,
inundaciones, incendios, pestilencias y otros ocurren de manera coincidente. Eso
está lejos de la verdad porque estos fenómenos tienen un solo propósito: llamar
a un pueblo por su nombre. Dios no comete errores ni necesita disculparse. Sus
resoluciones son eternas porque Él es desde la eternidad hasta la eternidad.
Cuando comprendamos el plan de Dios para la humanidad, no deberíamos
tener muchas dificultades para comprender las palabras de Amós 3: 6, "... ¿habrá
maldad en una ciudad, y Jehová no lo haya hecho?" (Amós 3: 6). Cuando captamos
estas cosas espiritualmente, vemos que no tenemos que preocuparnos por los
eventos aterradores que tienen lugar en el mundo de hoy. En santa reverencia,
podemos cantar con el escritor de himnos: "Él tiene el mundo entero en sus
manos ..."

Llamando a su pueblo
Hemos discutido a fondo la relación entre Israel y la Iglesia. Dios eligió a
Abraham, de quien dio a luz una nación, Israel. Ella a su vez dio a luz al niño Jesús,
"... que gobernaría a todas las naciones con una vara de hierro" (Apocalipsis 10:
5). Jesús: Hijo de Dios e Hijo del hombre. En la cruz del Calvario, realizó la obra
redentora más grande de la historia cuando gritó: "Está terminado". Desde
entonces, el proceso de selección final ha ido progresando. De Israel y de todas
las naciones del mundo, Dios está reuniendo un nuevo pueblo, nacido de nuevo
de su Espíritu, para su reino celestial. Esta selección ya no se limita a Israel, que
recibió una clara promesa de territorio. Hoy, cualquiera que tenga oído para
escuchar puede responder al mensaje, creerlo y, como resultado, ser agregado a
la innumerable hueste de ciudadanos celestiales que comprende la Iglesia de
Jesucristo.
El proceso de selección se lleva a cabo desde el año 33 d. C. y se completará
cuando llegue la plenitud de los gentiles, momento en el cual tendrá lugar el
Rapto.
En la Biblia, Dios nos ha dado muchos ejemplos de su intención de salvar a
la humanidad. Un ejemplo fue la salvación de Noé y su familia. Solo aquellos que
entraron al arca por fe fueron salvados del diluvio. El mismo principio es válido
hoy; aquellos que entran al arca celestial por la puerta (Jesucristo) son salvos por
la eternidad.

Luz y oscuridad
Durante estos muchos siglos, Dios en su gracia no ha enviado un juicio
destructivo sobre los poderes de las tinieblas, pero ha permitido que las tinieblas
existan paralelas a la luz. Toda persona nacida en el planeta Tierra debe decidir
continuar en el camino de la oscuridad o venir a la Luz. Juan testifica de Jesús
cuando dice: "Esa fue la verdadera Luz, que ilumina a todo hombre que viene al
mundo" (Juan 1: 9). El trabajo de los hijos de la luz es ejemplificar el camino de la
Luz a los que están en la oscuridad, por eso Jesús dijo a su Iglesia: "vosotros sois
la luz del mundo". La oscuridad incluye todas las cosas en la tierra. Todo lo que
vemos, escuchamos o tocamos fuera del Evangelio está sujeto a la oscuridad.
Cada nación y cada gobierno en nuestro planeta está sujeto a la oscuridad. El dios
de este mundo, el príncipe de las tinieblas, gobierna la tierra, como se evidencia
en 2 Corintios 4: 3-4: "Pero si se oculta nuestro evangelio, se oculta a los que están
perdidos: en quienes el dios de este mundo ha cegado las mentes de los que no creen,
para que la luz del glorioso evangelio de Cristo, quien es la imagen de Dios, brille
sobre ellos ". Esta fuerza oscura no puede destruir a los hijos de la luz porque,
como lo ilustramos anteriormente en el libro, la luz es más fuerte que la
oscuridad. Sin embargo, Dios en su consejo ha determinado que la oscuridad
eventualmente cubrirá el mundo entero. Llegamos a la conclusión de que esto no
puede ocurrir mientras la Iglesia todavía está presente.

La gran tribulación
Los profetas tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, así como el
mismo Jesús, profetizaron que la Gran Tribulación vendría en el planeta Tierra y
que sería un tiempo como nunca antes se había experimentado, ni se repetirá. En
esos días de oscuridad, la humanidad creerá voluntariamente la gran mentira, la
mentira que prácticamente todos creen en todo el mundo. La mentira es que la
salvación se puede obtener a través del buen comportamiento y no depende de
ninguna forma particular de religión. Esta filosofía se acepta hoy como
"políticamente correcta". El éxito continuo del mundo en relación con la paz y la
prosperidad reforzará la creencia de la humanidad de que deberían centrarse en
sí mismos en lugar de en el Salvador. En 2 Tesalonicenses 2:9-10 dice: "Incluso
aquel, cuya venida es después de la obra de Satanás con todo poder y señales y
maravillas mentirosas, y con todo el engaño de la injusticia en los que perecen;
porque no recibieron el amor de la verdad, para que puedan ser salvados ". La
verdad es que el hombre no puede salvarse a sí mismo; el este perdido. No está
perdido por las malas acciones que pudo haber cometido, sino porque es un
pecador por nacimiento. A la pregunta, "¿Qué debes hacer para terminar en el
infierno?" la respuesta es nada! Todos desde el nacimiento están destinados al
infierno. Por esa razón, Dios el Padre envió a Jesús para que quien crea en Él no
perezca, sino que tenga vida eterna. Del mismo modo que una persona no tiene
que hacer nada particularmente malo para seguir siendo Hellhound, lo mismo se
aplica a una persona que quiere ir al Cielo, pero no tiene que hacer nada para
llegar más allá de creer. Prácticamente todas las religiones, incluida gran parte
del cristianismo, proclaman que el hombre debe trabajar para su salvación o al
menos contribuir con su parte para que pueda calificar. Ese es el gran engaño de
Satanás. Los que abrazan esa creencia no aman la verdad. Continuando en el
versículo 11, leemos, "por esta razón, Dios les enviará una falsa ilusión, para que
crean una mentira".
La gran contradicción de la actualidad es la existencia de la Iglesia. Dentro
de la Iglesia, hay una luz que se opone a la oscuridad. Mientras esta luz
permanezca en la Tierra, la Gran Tribulación, el epítome de la oscuridad, no
puede tener lugar. En el momento en que la Iglesia sea removida, la oscuridad
prevalecerá y la mentira será aceptada como verdad, lo cual ha sido abordado
clara y completamente en este libro.

El espíritu debe partir para que Jesús regrese


La salvación de Israel no puede tener lugar mientras la Iglesia esté presente
en la tierra. Encontramos apoyo de esto en la respuesta de Jesús a los discípulos,
" ... Es conveniente para usted que me vaya: porque si no me voy, el Consolador no
vendrá a ti; pero si me voy, te enviaré a ti " (Juan 16:7).
Claramente, Jesús decía que, si no se iba, el Consolador no vendría; pero
cuando partió, el Consolador realmente vendría.
Ahora esto tendrá lugar a la inversa. Jesús no puede regresar física y
literalmente a la tierra mientras el Consolador [el Espíritu Santo] permanezca en
la tierra.
¡El Consolador habita en el corazón del creyente! Por lo tanto, ¡es imposible
que Jesús regrese con Sus santos a menos que primero sean quitados para poder
regresar a la tierra con ellos!

¿Qué esperas para?


Permítame nuevamente preguntar: "¿Qué está esperando?" Si estás
esperando la Gran Tribulación, entonces no puedes estar esperando a Jesús. Si
estás esperando la aparición del Anticristo, entonces no puedes estar esperando
a Jesús. Si estás esperando tiempos mejores, paz y prosperidad, entonces no
puedes estar esperando a Jesús. Si no estás esperando a Jesús, no eres un hijo de
Dios.
Si no eres un hijo de Dios, en este punto deberías preguntarte: "¿Cómo
puedo convertirme en un hijo de Dios?" Es casi demasiado fácil ser verdad, ¡pero
es verdad! ¡Cree en el Señor Jesús y serás salvo! Justo después de haber leído las
últimas líneas de este libro, arrodíllate y confiesa a Dios que eres un pecador.
Admite que no puedes salvarte a ti mismo. Date cuenta de que necesitas
redención. Alguien más debe pagar por tus pecados; No puedes hacerlo tú
mismo. Si ese es el caso, estás en el camino correcto hacia la salvación. Puede
rezar una oración simple: "Querido Dios: me doy cuenta de que soy un pecador
y creo que Jesucristo pagó por mis pecados cuando murió en la cruz del Calvario,
derramando Su sangre como pago completo por mis pecados. Ahora
conscientemente y deliberadamente pídele a Jesús que me salve de mis pecados,
ven a mi corazón y hazme un hijo de Dios ". Cuando rezas sinceramente esto,
entonces la Escritura profética se cumplirá: "Al que viene a mí, de ninguna
manera lo echaré". Y la maravillosa promesa de Juan 3:36 se cumplirá
instantáneamente en tu vida: "¡El que cree en el Hijo tiene vida eterna!"
"Una documentación sorprendente sobre un tema inmensamente importante".
DR. DAVE BREESE
Presidente-C / imr / an Destiny, profesor-autor
"Un libro de esperanza que puede brindarle la alegría, la victoria y la fecundidad
para ser un gran servidor de Cristo".
Moody Adams
Evangelista, Profesor-Autor
"Finalmente, una simple respuesta realista al rapto 'misterioso' de la Iglesia".
PETER LALONDE
Autor-Productor Ejecutivo de Películas
"El Gran Misterio del Rapto es un intenso estudio bíblico diseñado para aclarar
la Palabra profética".
DR. ED HINDSON
Decano, Universidad de la Libertad
EL GRAN MISTERIO DEL RAPTO permite que la Biblia hable por sí misma, lo que
resulta en un enfoque claro e integral, eliminando el velo que rodea la doctrina
del Rapto.
La inevitable doctrina del regreso de Cristo nos ordena investigar el Gran
Misterio del Rapto.