Está en la página 1de 6

CONSEJERÍA LABORAL

DEFINICIONES

La consejería es una forma de comunicación interpersonal y es una de las estrategias


para apoyar el cambio de comportamiento; tiene como propósito identificar qué necesitan
hacer las personas para mejorar alguna práctica, y a partir de ello brindar las mejores
recomendaciones, considerando la realidad de su entorno (USAID, 2012).

Consiste en escuchar y entender cómo se sienten y qué hacen las personas, para
brindar opciones y promover un cambio de comportamiento. Se centra en la persona, sus
prácticas actuales y sus necesidades; busca producir un cambio no sólo de conocimientos sino
de prácticas.

Según los autores Hackney y Cormier (2009) nos hablan que la consejería se trata de
una relación interpersonal entre personas que busca ayuda y la otra el afán de ayudar y que
tiene la facultad o el adiestramiento requerido (Rosado, 2011).

La consejería se refiere en establecer una relación de ayuda enfocado en las


necesidades de soporte psicosocial de las personas, también se basa en una manera de
acompañamiento psicológico y social que brota en un espacio de dificultad o crisis que
necesita un apoyo especifico (Millán, 2019).

AUTORES

Carl Rogers – Consejería centrada en la persona

Carl Rogers, plantea que “la consejería busca lograr un reencuentro de la persona con sus
capacidades, sus fuerzas y su potencial existente”. Así, la consejería buscaría facilitar este
proceso no centrándose en los problemas, sino que a través de los aspectos afectivos y las
vivencias de la persona. Se intenta trabajar con la percepción del mundo del cliente a través
de la empatía como principal medio, “renunciando a toda pretensión de realidad objetiva y
haciendo abstracciones de su propio universo de referencia si perder contacto con él”
(Guzmán, 2013).

Rogers seleccionó los pensamientos que consideró centrales para el abordaje integral del ser
humano, y comenzó así a definir un nuevo tipo de abordaje en el desarrollo interpersonal: el
Enfoque Centrado en la Persona. El concepto central de esta orientación es el del “self’ o
concepto de “sí mismo” que hace referencia a “las ideas y percepciones propias del individuo
respecto a sus experiencias personales y aspiraciones” (el autoconcepto, la autoimagen)
(Atlantic International University, s.f.).

La consejería aborda varias perspectivas como el ambiente, las características personales y la


constelación familiar. Los tres elementos ya nombrados son de suma importancia en la
instrucción de la consejería ocupacional, ya que a esta se la define como una intervención o
un proceso estructurado que consiste en el transcurso de ayudar a las personas a tomar
ventaja de su entrenamiento educacional de la mano con las oportunidades ocupacionales
disponibles (Amorós, 2012).

Como finalidad ayudar a los clientes a concienciar sobre sus opciones y alentarlos a
examinar sus alternativas, así como asistirlos sobre las diferentes interpretaciones de la
información que pueden ir obteniendo de su entorno, de su experiencia individual para así
lograr encontrar su vocación (Amorós, 2012).

En los Estados Unidos, Charles Gelso (2001) indica en su Counseling que la Consejería
Psicológica debe estar enfocada en la perspectiva filosófica y estructural de la disciplina.
Nuestra fortaleza es trabajar con la persona y el mejoramiento de su ambiente, con un fuerte
componente de compromiso hacia la prevención, asuntos vocacionales y una aproximación
científica de la psicología basada en la diversidad cultural y nacional (Rivera, 2011).

CLASIFICACIÓN DE LA CONSEJERÍA
La definición del término consejería es la comparación y común oposición entre ésta y la
psicoterapia. Por ejemplo, González cuando define la consejería hace hincapié en que ésta no
es una psicoterapia. Asimismo, según la OPS (2005) la consejería “se centra en problemas de
comportamiento específicos o en desafíos en el desarrollo normal de la vida más que en
cambios de personalidad o el manejo de enfermedades mentales o patologías severas”.
Consejería de apoyo
En este tipo de consejería se proporciona una ayuda y guía temporal a quien está transitando
por una situación de crisis, mientras la persona en cuestión encuentra la forma de manejar las
situaciones de la vida con mayor eficacia. (Ardila, 1998)
Consejería individual
La consejería individual es adecuada para personas con dificultades emocionales, o con
conflictos que les cueste resolver, se trabajan los temas de preocupación, y se buscan posibles
soluciones, por medio de las técnicas de intervención.
Puede manejar un enfoque que se centra en la psicoterapia, la cual tiene como objetivo el
cambio de pensamientos, sentimientos y conductas, por medio de una relación basada en el
diálogo honesto y respetuoso entre un terapeuta y su cliente.
Aquí se pone particular atención a las definiciones, creencias, contextos y procesos que
son construidos tanto dentro como entre las personas y que afectan al bienestar psicológico de
las mismas. (Ardila, 1998)
Tiene como objetivos:
· Promover el fortalecimiento psíquico y emocional de la persona, para afrontar la
vida en forma más saludable.
· Permitir mayor comprensión y conocimiento de sí mismo, de su entorno y de las
relaciones que establece con éste.
· Lograr cambios positivos en distintas áreas de la vida y resolver problemas.
Consejería grupal
Los pioneros del movimiento de trabajo grupal fueron J. L. Moreno (psicodrama), y Kurt
Lewin (teoría de campo) en los años 1920- 30´s.
En 1973 la Asociación de Consejería Americana crea una división especial para la
consejería grupal llamada Asociación de Especialistas en Trabajo Grupal, ASGW (por sus
siglas en inglés). En estos grupos se busca facilitar la resolución de problemas de vida
utilizando el apoyo interpersonal y las destrezas sociales, permitiendo vislumbrar diversos
escenarios gracias a las experiencias compartidas por sus miembros.
Entonces, la consejería individual se dirige a una sola persona con el objetivo de
“encaminarlo a aceptarse y utilizar estrategias adecuadas para la resolución de conflictos que
se le presentan en la vida cotidiana durante un periodo de tiempo específico” (Salazar et al.,
2012, p. 10) mientras que la consejería grupal se dirige a un grupo de persona y consta de un
conjunto de acciones que buscan guiar “hacia el autoconocimiento, la autocomprensión, el
establecimiento de valores dentro del grupo, el desarrollo de habilidades sociales y facilitar la
resolución de problemas de la vida diaria, utilizando apoyo interpersonal y destrezas
aprendidas en la convivencia grupal” (Salazar et al., p.10).
Consejería espiritual
Busca proporcionar un sentido interno de seguridad y bienestar basado en una energía o
fuerza superior que persiste a pesar de las situaciones externas o de las tensiones de la vida,
por medio del amor, del gozo, de la paz, de la paciencia, de la benignidad, la bondad, la fe y
la templanza. (Collins, 1992)
Consejería informativa/preventiva
Es a través de ella que se proporciona la información pertinente sobre la salud integral del
individuo para facilitar la toma de decisiones. Al tener un mayor conocimiento de las
opciones que puede tomar la persona es capaz de prever diversas situaciones, educando antes
de que ocurra un evento. Se trata de proveer las herramientas adecuadas de manera que al
llegar el momento o etapa de vida se aplique el conocimiento adquirido. (Ardilla, 1998)
Consejería familiar
Está destinada a las familias que presentan factores de riesgo como violencia intrafamiliar,
adicciones, relaciones mal sanas, problemas de salud o sociales. Aquí se busca apoyar a sus
integrantes en el desarrollo de sus habilidades y destrezas para que asuman y compartan la
responsabilidad del autocuidado de cada uno de sus integrantes y del grupo en general.
Dentro de los beneficios que tiene se encuentran:
· Reconocimiento de sus recursos tanto internos como externos.
· Fortalecimiento del trabajo en equipo.
· Autogestión, es decir, que cada integrante sepa lo que debe hacer y lo lleve a cabo,
lo cual permitirá una mejor administración del tiempo y mayor participación familiar.
· Acciones correctivas y preventivas en la resolución de problemas.
· Tomar sus propias decisiones y actuar con base a ellas.
· Evaluar las consecuencias de sus acciones.
Si bien existen ciertos obstáculos para tomar una consejería, cómo el tiempo, la falta de
interés, la disposición o el seguimiento, este tipo de consejería es una herramienta que
permite el crecimiento y desarrollo de cada uno de los miembros de la familia. (Ardila, 1998)
Consejería educativa
La mayor parte de las conductas humanas son aprendidas: aprendemos a hablar, a pensar, a
llevar a cabo las pautas de comportamiento que nos permiten llevar una vida en sociedad.
La consejería educativa al estar tan íntimamente relacionada con el proceso de
aprendizaje, busca estimular el desarrollo de un modelo de personalidad factible de formar en
todos los educandos, estimulando en el alumno el conocimiento y aceptación de sí mismo, la
construcción de valores, actitudes y hábitos positivos que fortalezcan su trabajo escolar y su
formación integral a través de una metodología de estudio y trabajo apropiado para las
exigencias de la carrera y el fomento de actividades participativas y habilidades que faciliten
su integración al entorno escolar y sociocultural.
Tiene como objetivos:
· Incentivar al alumno a permanecer en la escuela y obtener un mayor
aprovechamiento académico.
· Forjar un sentido de autonomía en todas las etapas de su vida.
· Facilitar:
o El proceso de decisión vocacional.
o La obtención de ayudas económicas para estudios.

Tomando esta última idea planteada, observamos otra característica de la consejería


ya expuesta por González (s.f.): la consejería puede ser individual o grupal. Salazar et al.
(2012) definen la consejería grupal como “un proceso colaborativo que facilita el progreso
psico-educativo de la persona hacia metas y objetivos comunes entre el grupo de iguales”

Bibliografía:

 Amorós, B. (2012). EXPERIENCIAS DEVIDA DE JOVENES PUERTORRIQUENOS


EN LA SELECCIÓN DE LA CARRERA DE MEDICINA; RETOS PARA LA
CONSEJERÍA OCUPACIONAL. Rio Piedras: ProQuest LLC.789 East Eisenhower
Parkway P.O. Box 1346.
https://search.proquest.com/openview/9c46dea3e8e3d0342b2c6e677e344682/1?pq-
origsite=gscholar&cbl=18750&diss=y
 Ardila, Rubén (1998). La psicología en América Latina, pasado, presente y futuro.
México: Siglo veintiuno editores, S.A de C.V.
 Atlantic International University. (s. f.). Antecedentes históricos de la consejería.
Sesión 2. Open Courses AIU. http://cursos.aiu.edu/HABILIDADES%20EN
%20CONSEJER%C3%8DA.html
 Collins, Gary (1992). Consejería Cristiana Efectiva. Michigan: Editorial Portavoz.
 González, C. (s.f.). Consejería familiar. Extraído el 05 de Abril, 2013 de
http://www.medicinadefamiliares.cl/Trabajos/consejeria.pdf
 Guazmán, I. (2013). Consejería: ¿Aporte o desafío al rol del psicólogo escolar?
Santiago de Chile: uchile.biblio3.url.edu.gt/Libros/2013/teo-per/13.pdf
 http://es.slideshare.net/Cesfamgarin/consejeria-familiar?related=1
 Millán, T. (2019). Consejería adolescente. Santiago, Chile
https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0370-
41062020000100010
 MONTERO, F. B. G. (2018). PARTICIPACIÓN DE LOS PADRES DE FAMILIA
EN EL PROCESO DE APRENDIZAJE DE SUS HIJAS.
http://scholar.googleusercontent.com/scholarq=cache:JW4hf2bVuT0J:scholar.google.
com/&hl=es&as_sdt=0,5
 Revista Psicología Cientifica.com. Volumen 16-Año 2014.

 Rivera, N. (2011). Apuntes históricos de la consejería psicológica: Una mirada al

desarrollo internacional a nuestra especialidad. Kálathos Revista Transdisciplinaria

Metro-Inter, 4(2), 5.

http://kalathos.metro.inter.edu/kalathos_mag/publications/archivo4_vol4_no2.pdf

 Rosado, M. (2011). Dimensiones y reflexiones en torno a la Consejería.


http://cie.uprrp.edu/cuaderno/download/numero_26/vol26_06_crosado.pdf
 Salazar et al. (2012). Manual técnicas de orientación y consejería grupal. Universidad
de Panamá, Facultad de Ciencias de la Educación, Departamento de Orientación
Educativa Y Profesional.
http://www.educapanama.edu.pa/sites/default/files/contenidos/pdf/_Manual-.pdf

También podría gustarte