Está en la página 1de 86

Moodle Para Docentes y Creación de Contenidos con

eXeLearning

Tema 0
EL TUTOR/FORMADOR ONLINE
0.1: Características Generales de la Formación y el Aprendizaje en Línea ..................... 4
Introducción..................................................................................................................... 4
Características de la formación tradicional .................................................................. 6
Los Orígenes de la Teleformación ................................................................................ 7
Características Generales de la Formación en Línea ............................................... 10
0.2: Funciones, Habilidades y Competencias del Tutor-Formador.................................. 16
Introducción................................................................................................................... 16
Funciones del Tutor-Formador .................................................................................... 17
Habilidades del Tutor/a-Formador/a ........................................................................... 23
Competencias de Tutor/a-Formador/a ....................................................................... 25
0.3: Métodos, Estrategias y Herramientas Tutoriales ....................................................... 30
Introducción................................................................................................................... 30
Métodos Tutoriales. El Plan de Acción Tutorial ......................................................... 31
Estrategias Tutoriales .................................................................................................. 37
Herramientas Tutoriales............................................................................................... 39
0.3.2. La Plataforma de Teleformación ......................................................................... 46
Características y Tipos................................................................................................. 46
Plataforma de Software Comercial ............................................................................. 48
Plataforma de Software Libre ...................................................................................... 50
0.4: Tutorización de Acciones Formativas en Línea ......................................................... 56
0.4.1. Programas y Herramientas Informáticas para Tutorizar al alumnado.............. 56
Introducción................................................................................................................... 56
Programas para Tutorizar al Alumnado...................................................................... 57
Herramientas Informáticas para Tutorizar al Alumnado ........................................... 60
0.4.2. Comunicación y Evaluación en Línea ................................................................. 67
Introducción................................................................................................................... 67
La Comunicación en Teleformación ........................................................................... 68
La Evaluación en Teleformación ................................................................................. 72
0.4.3. Las Redes Sociales como Elemento de Búsqueda de Recursos para el
Aprendizaje ....................................................................................................................... 79
Introducción................................................................................................................... 79
La Web 2.0 y el Aprendizaje ........................................................................................ 79
Las Redes Sociales como Elemento de Búsqueda de Recursos para el
Aprendizaje ................................................................................................................... 81
0.1: Características Generales de la Formación y el
Aprendizaje en Línea
 OBJETIVOS
Diferenciar las principales características de la formación tradicional y la formación online.
Conocer cómo se produce la aparición de la formación on line. Identificar los aspectos
diferenciadores de la formación online.

 EPÍGRAFES
Introducción
Características de la Formación Tradicional
Los Orígenes de la Teleformación
Características Generales de la Formación en Línea

Introducción
Las rápidas transformaciones que se han ido sucediendo a lo largo de los últimos años en la
sociedad, debido a los grandes avances llevados a cabo de la mano de la revolución
tecnológica, han provocado numerosos cambios que afectan a la forma en que vivimos y nos
desenvolvemos en nuestro día a día.
A esta gran revolución tecnológica, hay que sumar el notorio incremento e importancia que ha
ido adquiriendo la información, así como lo fácilmente disponible que se encuentra y su rápida
transmisión. Todo esto supone que actualmente vivimos en la era de la información y la
comunicación.
Los avances tecnológicos actuales nos permiten poder gestionar toda esta gran cantidad de
información a través de diferentes sistemas y redes informáticas disponibles.
Todos estos cambios han influido también, de forma decisiva, en la educación,
estableciendo nuevas formas y vías para su desarrollo. La irrupción de las nuevas
tecnologías pone en entredicho el modelo educativo clásico, caracterizado, fundamentalmente
por la formación presencial. Además, en este modelo el alumnado tiene un papel
eminentemente pasivo, como mero receptor de información. El docente, por su parte, es el
experto que transmite en el aula, los conocimientos teóricos a sus alumnos/as.
A pesar del protagonismo, a través de los años, de la formación presencial, la educación a
distancia ha ido posicionándose y tomando partido poco a poco, haciéndose un hueco
considerable como un importante modelo educativo. Este tipo de formación ha ido
imponiéndose como una alternativa muy efectiva a la educación tradicional, sobre todo a
partir de finales del siglo XX.
Posteriormente, con la llegada de las nuevas tecnologías de la información y la
comunicación, y su aplicación a la formación, aparece lo que conocemos actualmente como
educación online, teleformación o e-learning (Harasim, 1990). Esta nueva modalidad
formativa surge de la combinación de las anteriores, ya que puede entenderse como una
interacción entre los elementos comunicativos aportados por la educación tradicional y
las ventajas proporcionadas por internet y las nuevas tecnologías, que facilitan el envío de
información de forma prácticamente instantánea.
La teleformación o formación online se caracteriza por el empleo de una serie de elementos y
herramientas tales como:
 Producciones y elementos multimedia (audio, vídeo, imágenes, animaciones)
 Internet
 CD-ROMs
 Intranets
 Etc.
En la formación online, al contrario de lo que ocurría en la educación tradicional, el alumno
adopta un papel activo, planificando y dirigiendo su propio proceso de aprendizaje. Es el
auténtico protagonista de todo su proceso formativo.
Esta nueva modalidad formativa presenta una serie de elementos característicos propios,
así como algunas ventajas y desventajas con respecto a las formas educativas más tradicionales.
Una de las principales ventajas que plantea esta nueva modalidad educativa es su capacidad
para desarrollar una formación de calidad. Esta formación puede ir dirigida a diferentes y
variados colectivos, incluyendo entre ellos, la formación profesional ocupacional (dirigida
principalmente a trabajadores en situación de desempleo) y la formación continua (dirigida a
trabajadores ocupados). Por lo tanto, a través de la teleformación se pretende incrementar la
capacidad de empleabilidad de las personas, a través de la formación para el empleo.
Podemos encontrar acciones formativas en modalidad online o teleformación en los siguientes
ámbitos, entre otros:
 Alumnado universitario.
 Ciudadanos/as de algún municipio o provincia concreta.
 Personal de empresas privadas.
 Funcionarios/as de las Administraciones Públicas.
 Alumnado de Formación Profesional Inicial.
 Trabajadores/as en situación de desempleo.
 Colectivos específicos (menores de 30 años, mujeres en riesgo de exclusión social,
discapacitados/as, etc.).
 Etc.

El éxito de la formación online depende en gran medida de que se lleve a cabo un excelente
trabajo de equipo. Son numerosos los profesionales que participan en el desarrollo de un
proyecto de teleformación y es fundamental que exista una buena coordinación y
comunicación entre todos ellos para que se cumplan satisfactoriamente todos los objetivos
del mismo.
Aunque es fundamental la labor que realiza cada uno de ellos, es necesario destacar en concreto
la del formador/a tutor/a. La formación online debe estar asistida en todo caso,
necesariamente, por la figura del tutor/a.
Este/a será el encargado de comunicarse de forma directa con el alumnado, asistirlo a lo
largo de todo su proceso de enseñanza y aprendizaje, motivarlo, dinamizar el entorno
formativo, resolver sus posibles dudas o consultas y evaluarlo. El tutor/a tiene un contacto
directo con el alumnado a lo largo de todo el proceso de teleformación, de ahí su gran
importancia.
A lo largo de este primer tema, se expondrán por un lado las principales características de la
formación tradicional y por el otro, las características que presenta esta nueva modalidad
formativa, la teleformación o el aprendizaje en línea, así como sus principales ventajas e
inconvenientes.
Características de la formación tradicional
Cada momento histórico se ha caracterizado por una serie de códigos y lenguajes específicos
utilizados para transmitir la información. Estos lenguajes han sido, de forma sucesiva, la
cultura oral, la cultura escrita, la impresa y la cultura electrónica (Blázquez, 2000).
En el siglo pasado, antes de la aparición de las nuevas tecnologías, la educación se ha
caracterizado por una serie de elementos que daban un mayor protagonismo al docente y
relegaban al alumnado a un segundo plano, otorgándole un rol pasivo en su propio proceso de
aprendizaje.

Papel del Docente en el Modelo Tradicional de Enseñanza

El paradigma sobre el que se sustenta este modelo es el de la “tabla rasa” sobre la que se va
moldeando, inculcando una serie de conocimientos específicos.
En este proceso de enseñanza y aprendizaje, no se tenían en cuenta las necesidades del
alumnado, ni sus intereses. Se homogeneizaba a todo el alumnado, atribuyéndoles
capacidades y aptitudes similares para el aprendizaje de los diferentes contenidos. No se
consideraba la individualidad ni los diferentes ritmos de aprendizaje que siempre existen
en un grupo.
El docente, en este modelo, tenía un excesivo papel directivo. El/ella era el encargado/a de
transmitir los conocimientos al alumnado, por lo que tenía un papel protagonista. Se
establecía una relación vertical entre el/la docente y el alumnado. Además, solía hacer uso
de su poder de forma habitual en el aula, manteniendo una gran disciplina en este contexto. El
castigo, como método para corregir conductas inadecuadas tenía una gran importancia.
Estos contenidos solían transmitirse de manera verbal y con un excesivo componente teoricista.
El método pedagógico que se emplea es el academicista, en el que la transmisión de los
conocimientos al alumnado se realiza de forma sistemática y acumulativa.
Esta transmisión de conocimientos no solía cuestionarse nunca, caracterizándose por su falta
de crítica. El conocimiento es percibido como único y definitivo. Con ello se fomentaba que el
alumnado adquiriese los contenidos a partir de la repetición y la memoria. Además, se
potenciaba la transmisión de conocimientos frente a la adquisición de habilidades y
actitudes.
El alumnado, en este modelo educativo, tenía un papel muy limitado, de mero receptor de
información. Se caracterizaba por su pasividad. Solía adquirir el conocimiento a partir de la
repetición y la memorización de los diferentes contenidos explicados de forma verbal por el
docente.
No se propiciaba la participación. La dinámica habitual se centraba en la exposición y dictado
por parte del docente y la escucha y el copiado por parte del alumnado. Una de las
estrategias fundamentales es el repaso, entendido como la repetición de lo explicado por el
profesor/a.
Este modelo se basa fundamentalmente en la utilización de una modalidad presencial, donde
la interacción profesor/a-alumno/a se realiza cara a cara. Ello implica que la formación deba
llevarse a cabo en el mismo lugar y en el mismo momento temporal para ambos actores del
proceso educativo.
Se trata de un modelo bastante rígido, con muy poco margen a la improvisación y flexibilidad.
La innovación y creatividad no tienen cabida en él.
Su conocimiento depende del grado de sabiduría y experiencia del docente, el cual se esfuerza
en lograr que el alumnado lo integre y asimile.
Es por ello, por lo que la motivación de este alumnado solía ser muy pobre y enfocarse solo
a la obtención de buenas calificaciones, el título o el diploma académico. Una vez
conseguían este propósito, solían olvidar los contenidos memorizados rápidamente, debido a
que no se producía una consolidación del aprendizaje.

Características del Modelo Tradicional

Este modelo formativo presenta grandes dificultades para dar una respuesta eficaz al entorno
tan cambiante y en constante evolución que presenta nuestro actual mercado laboral.
En la actualidad es necesario disponer de un modelo educativo que permita un papel más
activo del alumnado y una mayor interacción entre estos/as y el profesorado, que los haga
auténticos protagonistas de su proceso de enseñanza y aprendizaje.

Los Orígenes de la Teleformación


Con la aparición de las Nuevas Tecnologías y en especial de internet, comienzan a
cuestionarse los modelos educativos tradicionales. Esta nueva forma de comunicación e
interacción que plantea internet, se basa fundamentalmente en el establecimiento de una
organización en red. Este sistema es completamente diferente a la exposición oral del
docente ante un grupo de alumnos/as.

EVOLUCIÓN DE LOS ROLES DE LOS PARTICIPANTES


El alumno es el centro de los procesos de enseñanza-aprendizaje y participa de manera
activa en la construcción de sus conocimientos, teniendo capacidad para decidir el itinerario
formativo más acorde con sus intereses.
Los alumnos y alumnas ya no son meros espectadores-receptores en la formación, sino que
son los protagonistas de la formación. Cada acción formativa se realizará según las
características y necesidades del grupo de usuarios y usuarias, que irán interactuando con el
espacio de aprendizaje y con el resto del grupo y tutores, creando ambientes personalizados
en los que se enriquecen los contenidos y se profundiza en las cuestiones que los propios
usuarios van demandando.
El aprendizaje, por tanto, se convierte en un proceso activo donde el alumno es el centro de la
acción formativa.
El profesor, pasa de ser un mero transmisor de contenidos a un tutor que orienta, guía, ayuda
y facilita los procesos formativos.
De igual manera, el rol del formador evoluciona, convirtiéndose en un tutor-facilitador del
proceso de enseñanza-aprendizaje, que tiene ante sí el importante cometido de integrar y
dinamizar el grupo de alumnos y alumnas, crear un clima constructivo que promueva la
adquisición de conocimientos, destrezas y actitudes a través de la interacción y comunicación
que permita el entorno virtual de aprendizaje donde discurra la formación.

Otro elemento fundamental que propicia el cambio de modelo educativo es la importancia


que se le concede al alumno/a en todo el proceso, el cual pasa de ser un elemento pasivo a
ser el protagonista de su aprendizaje. Se va a potenciar el aprendizaje y la formación a lo largo
de toda la vida, por lo que es fundamental que los alumnos quieran y puedan aprender por
sí solos.
Todo ello conlleva que deba realizarse una adaptación a estos cambios, modificando los
productos formativos y contenidos de forma que se personalicen en función de las
necesidades del alumnado y que puedan encontrarse en una organización abierta y
flexible. También implica que las aulas físicas se sustituyan por entornos virtuales de
aprendizaje.
Podemos considerar como precursora directa de la formación online, la formación a
distancia, la cual fue adquiriendo mayor predominio a lo largo del siglo XX. Se fue desarrollando
como vía alternativa a la formación tradicional presencial.
Esta formación se dirige prioritariamente a aquel alumnado que tiene algún tipo de
dificultad para acceder a una formación presencial, bien por encontrarse en zonas dispersas
o alejadas geográficamente (alumnado de poblaciones rurales), porque no cuentan con el tiempo
necesario para dedicar a la formación (alumnado que tiene horarios laborales incompatibles con
la formación presencial) o por presentar determinadas características que hacen complicada la
asistencia a clases presenciales (presencia de discapacidades, etc.).
Los comienzos de la formación a distancia pueden situarse a finales del siglo XIX, a partir
de una serie de envíos que comenzaron a realizarse a través del servicio de correos y que
incluía material formativo de diferentes materias. Estos envíos permitían a los alumnos/as
poder estudiar cursos de idiomas, así como de otras temáticas.
Más recientemente, en la década de los 60 y 70 del pasado siglo, comenzaron a aparecer las
primeras Universidades Abiertas. La formación ofrecida por estas universidades continuaba
teniendo como base del aprendizaje el apoyo de material escrito, pero comenzó a incluir, de
forma complementaria y para complementar éste, la utilización de la radio y la televisión.
Podemos encontrar un ejemplo de ello en las prácticas educativas llevadas a cabo por la
Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), la cual utilizaba, como apoyo al
estudio del material escrito, vídeos y programas de televisión y radio. A partir de los años 80,
comenzó a utilizarse también el teléfono, como medio que permitía la comunicación con los
tutores/as.
Posteriormente apareció también una nueva modalidad de aprendizaje, la formación abierta.
Ésta se caracteriza por una mayor flexibilidad. Permite que el alumnado aprenda en un tiempo
y espacio adaptado a sus propias necesidades. El/la docente tiene la función de acercar el
aprendizaje al alumno.

Estas dos nuevas formas de enseñanza, la formación a distancia y la formación abierta,


presentan algunas características similares, ya que ambas permiten al alumnado una mayor
libertad en su proceso de enseñanza y aprendizaje, facilitándole a éste su aprendizaje a
través de la flexibilidad de tiempos y espacios.
En estas nuevas modalidades formativas, el proceso de enseñanza y aprendizaje se compone
de tres elementos clave, al igual que en la formación tradicional, estos son: el docente, el
material didáctico y el alumnado. No obstante, estos elementos se distribuyen de forma
diferente en función de la modalidad educativa a la que se haga referencia.

Debido a todas estas similitudes, muchos autores consideran a estas dos modalidades
formativas como parte de un solo tipo de formación, denominándola, educación a distancia.
Posteriormente y de forma paulatina, fueron incorporándose las nuevas tecnologías a la
formación, dando paso a una nueva modalidad formativa: la formación online o teleformación,
que incorpora el uso del ordenador y de internet en el aprendizaje.
Algunas definiciones que se han dado de teleformación son:
“La aplicación de un conjunto de estrategias instruccionales orientadas cognitivamente, y
llevadas a cabo en una situación de aprendizaje colaborativo y constructivista, utilizando los
diferentes elementos y recursos de internet” (Relan y Gillani, 1997)
“Ambiente creado en la web en el que los estudiantes y educadores pueden llevar a cabo tareas
de aprendizaje. No se trata únicamente de un mecanismo para facilitar información al alumnado,
también incluye tareas relacionadas con la comunicación, la evaluación y la gestión del
grupo clase” (McCormack y Jones, 1998).
“Es la integración de las tecnologías de la información y las comunicaciones en el ámbito
educativo con el objeto de desarrollar cursos y otras actividades educativas sin que sea
necesario que todos los participantes tengan que encontrarse simultáneamente en el
mismo lugar” (Universidad Politécnica de Madrid).
Por su parte, la Fundación para el Desarrollo de la Función Social de las Comunicaciones
(FUNDESCO), define la educación online como: “Un sistema de impartición de formación a
distancia, apoyado en el uso de las TIC, que combina diferentes elementos pedagógicos
como la instrucción tradicional (presencial o autoestudio), las prácticas, los contactos en
tiempo real (presenciales, videoconferencias o chats) y los contactos diferidos (tutores, foros
de debate, correo electrónico) (Marcelo, 2002).
Por lo tanto, podemos entender la formación online como aquella formación que se realiza en
red, a través de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación y que se organiza
de acuerdo a unos objetivos académicos y de unos principios pedagógicos previamente
establecidos. Además, para considerarse como tal deben cumplirse una serie de criterios
básicos:
 El acceso a la formación se realiza a través de alguno de los navegadores
disponibles en la actualidad
 Este acceso es personalizado y restringido solo al usuario
 Es posible acceder de forma remota desde cualquier lugar y en cualquier momento,
a través de una conexión a internet. Este acceso es posible tanto para los docentes
como para el alumnado.
 Se puede acceder a los contenidos desde cualquier equipo informático.
 Las páginas que se utilizan están configuradas con un estándar XML o HTML.
 Posibilita tanto la entrada como la salida de información.
 Se estructura en una interfaz gráfica en la que se integran diversos elementos
multimedia que completan el curso: animaciones, vídeos, audios, textos, gráficos,
etc.
 Facilita el establecimiento de diferentes roles a los usuarios, con distintos permisos de
acceso a la plataforma de formación (administrador/a, coordinador/a, tutores/as,
alumnos/as, etc.)
 Permite la edición de la información y su actualización.
 Proporciona los elementos necesarios para estructurar de forma organizada la
información en formato hipertextual.

Características Generales de la Formación en Línea


Las características más relevantes de la formación online son (Khan, 1997):
 Es interactiva. Es el alumno/a el que dirige en cada momento su proceso de
aprendizaje. Puede ir avanzando a su propio ritmo, planificando su evolución,
revisar los contenidos las veces que desee, etc. Pueden establecerse interacciones
de los alumnos/as entre sí, del alumnado con el/los tutores/as, etc.
 Es multimedia, ya que incorpora diversos elementos de este tipo como gráficos,
audios, vídeos, textos, animaciones, etc.
 Incluye una variedad de recursos online. Se proporciona un acceso instantáneo y
prácticamente ilimitado a una gran variedad de recursos a través de internet.
 Se trata de un sistema abierto. Es abierto en relación a dos factores. Por un lado, por
el hecho de permitir que el alumnado pueda elegir libremente sus propias opciones.
Por el otro lado, la teleformación permite una actualización constante de los
contenidos y de las actividades de aprendizaje.
 Distribuido. Los contenidos se pueden distribuir a través de cientos de servidores
y redes de todo el mundo.
 Ausencia de presencialidad. El/los docentes y el alumnado no están presentes a la
vez durante la formación. No obstante, la teleformación permite la combinación de
recursos y tareas sincrónicas (en tiempo real) y asincrónicas (en diferido).
 Independencia de espacio y tiempo. Es una de las características más importantes
que presenta la teleformación. Permite que los alumnos/as puedan acceder a la
formación desde cualquier parte del mundo, a través de cualquier equipo y en
cualquier momento. Esto es una gran ventaja con respecto a las limitaciones que
presenta la formación presencial, que se encuentra limitada en cuanto a las dimensiones
espacio temporales. La formación online permite superar las restricciones horarias
y geográficas.
 Bajo coste. La formación online no suele suponer un elevado coste económico para
las instituciones, los centros, los formadores/as y el alumnado.
 Formación personalizada y flexible. Esta modalidad formativa se adapta a las
necesidades reales del alumnado, a sus características, motivaciones, estilos cognitivos
y ritmos de aprendizaje. Permite que cada persona vaya aprendiendo a su propio
ritmo.
 Elimina posibles discriminaciones. Facilita una comunicación abierta, reduciendo los
estereotipos y las posibles inhibiciones. Permite al alumnado el acceso al conocimiento
de forma independiente a su procedencia, edad, raza, etc.
 Globalización. Muy relacionada con la característica anterior. Cualquier colectivo
puede acceder a la formación online, independientemente de la zona geográfica en la
que se encuentre.
 Autonomía. Se puede incluir una gran variedad de elementos (herramientas
comunicativas, actividades, elementos evaluativos, contenidos, etc.), siendo posible
desarrollar el curso en su totalidad de forma online.
 Facilidad de desarrollo y mantenimiento. El desarrollo y las actualizaciones de los
cursos online son fáciles de realizar por el/los administradores/as y formadores/as.
 Fomento del aprendizaje colaborativo. Esta modalidad formativa favorece la
colaboración y cooperación entre el alumnado participante a través de actividades
de discusión, debates, intercambio de ideas, etc.
 Seguridad. Cada participante dispone de unas claves de acceso al curso que son
personales, por lo que el acceso queda restringido solo a él/ella. Además, la
información y los contenidos que se incluyen solo pueden ser modificados por el
administrador/a o los formadores/as.
 El aprendizaje se encuentra muy apoyado por las tutorías. El tutor/a acompaña al
alumno/a a lo largo de todo su proceso de aprendizaje, resolviendo y aclarando
cualquier duda o consulta que pueda tener y ampliando y enriqueciendo los contenidos.
 Inclusión de la evaluación. En la teleformación es posible llevar a cabo una
evaluación del proceso de aprendizaje que ha seguido cada alumno, a través de
diferentes pruebas y actividades incluidas en la plataforma de formación.
 Incorporación de diferentes expertos. La formación online permite incorporar el
trabajo de diferentes expertos pertenecientes a distintas zonas geográficas.
Todas estas características fomentan la aparición de nuevos espacios y escenarios para
la formación. Esto ha conllevado que también se produzcan cambios sustanciales en la
práctica pedagógica, la cual ha adoptado nuevas formas de trabajo adaptadas a las nuevas
necesidades de formación y a las demandas de la sociedad actual.
Este nuevo modelo de enseñar y aprender que es la formación online nos brinda un valor
añadido a los procesos de enseñanza y aprendizaje.
Algunas de las principales diferencias entre las características de la formación online y la
formación tradicional.

VENTAJAS
Las características que presenta la formación online determinan como las nuevas tecnologías
nos pueden ayudar a mejorar cualquier proyecto formativo. La teleformación presenta una
serie de ventajas frente al modelo educativo tradicional. Estas ventajas son:

 El desarrollo de una mayor interactividad durante el proceso de aprendizaje


 Se potencia un aprendizaje más flexible, adaptándose en cada momento a las
necesidades del alumno/a.
 Fomenta una participación activa del alumnado.
 Potencia el desarrollo de habilidades de planificación y autoaprendizaje por parte
del alumnado.
 Se eliminan las barreras espacio-temporales, pudiendo acceder a la formación desde
cualquier lugar y momento del día.
 Contribuye a la democratización de la enseñanza, al hacerla accesible a diferentes
tipos de personas y en una gran diversidad de circunstancias.
 Modifica los roles clásicos de los participantes en el proceso de enseñanza y
aprendizaje. En la formación online, el docente se transforma en un mero facilitador del
aprendizaje y el alumno/a en el principal protagonista de todo el proceso.
 Posibilidad de acceso, por parte del estudiante, a numerosas fuentes de
información.
 Menor coste económico. Aunque se requiere una fuerte inversión inicial, ésta se
reducirá de forma notable en las sucesivas ediciones de un curso.
 Formación Just-In-Time. La teleformación nos permite acceder a la formación justo
cuando ésta se necesita.
 Actualización constante. Es fácil actualizar los contenidos cuando es necesario.
 Desarrollo de habilidades informáticas. El contacto con la teleformación va a
potenciar que el alumnado desarrolle nuevas habilidades relacionadas con las TIC.

A pesar de todas estas ventajas, la formación online también cuenta con algunas limitaciones
que es necesario considerar. Como cualquier acción educativa que se desarrolle será muy
importante tener en cuenta su diseño, planificación, desarrollo y evaluación. Así mismo, es
fundamental contar con una adecuada base pedagógica que sustente todo nuestro
proceder. Por último y no menos importante es la necesidad de contar con un buen
profesional que se encargue de tutorizar y de acompañar al alumnado a lo largo de su
proceso de aprendizaje.

INCONVENIENTES
La formación online también plantea actualmente algunos inconvenientes. Conocerlos es
importante, ya que nos dará la posibilidad de planificar y diseñar la formación minimizándolos o
previniendo en gran medida su aparición.
Aspectos tan relevantes como que el alumno/a carezca del tiempo necesario para dedicar a
la formación online, que se encuentre solo, que quizás no tenga demasiados
conocimientos de las NTICs y carezca de habilidades de autodisciplina, deben ser tenidos
muy en cuenta para poder afrontarlos mediante las estrategias más adecuadas.
En este sentido, autores como Horton (2000), plantean algunas dificultades en la modalidad
de teleformación:
 Se requiere que el alumnado cuente con nociones básicas en la utilización de
internet y de las TICs que le permita acceder fácilmente a los contenidos, elementos
multimedia y al resto de los recursos que ofrezca el curso.
 Los alumnos/as deben disponer de un sistema informático y conexión a internet,
que les garanticen el acceso a la plataforma formativa y a los contenidos de aprendizaje.
Así mismo, cualquier incidencia técnica dificultará el aprendizaje.
 Pueden aparecer sentimientos de soledad y aislamiento en los alumnos/as, al no
interaccionar de forma física con otros/as compañeros/as y el docente.
 Es necesario que los alumnos/as cuenten con habilidades de planificación,
autodisciplina y regulación del tiempo que le permitan ir adquiriendo aprendizajes
de forma progresiva y gradual. Por lo tanto, tendrán más éxito en este tipo de
formación aquellos estudiantes que sean más organizados y metódicos.
 Es necesaria una adecuada planificación y diseño de los contenidos a incluir, que
garantice la calidad de éstos. De esta forma se evitará que se produzcan deficiencias
en el aprendizaje.
 La gran cantidad y el rápido acceso a diferentes fuentes de información puede provocar
confusión en los alumnos/as y dispersión.
 Desconocimiento de esta nueva modalidad de aprendizaje por parte del alumnado,
que le puede llevar a preferir el modelo de enseñanza tradicional.
 Al igual que otras modalidades de enseñanza a distancia, puede aparecer, en algunos
casos, y si no se lleva a cabo una buena planificación y seguimiento de la acción
formativa, una tasa alta de abandono.
 Deficiente adecuación de los espacios y el tiempo para el estudio. En muchas
ocasiones, el alumnado que participa en cursos de teleformación debe desarrollarlos
en pequeños periodos de tiempo (fuera del horario laboral y de las obligaciones
familiares) y en zonas donde no puede concentrarse adecuadamente debido a las
distracciones (en el hogar, en el puesto de trabajo, etc.).
 Posibles barreras culturales u organizativas que dificultan el acceso a la formación
online.

RESUMEN
 A pesar del protagonismo, a través de los años, de la formación presencial, la educación
a distancia ha ido posicionándose y tomando partido poco a poco, haciéndose un hueco
considerable como un importante modelo educativo.
 Con la llegada de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, y su
aplicación a la formación, aparece lo que conocemos actualmente como educación
online, teleformación o e-learning (Harasim, 1990).
 Esta nueva modalidad formativa puede entenderse como una interacción entre los
elementos comunicativos aportados por la educación tradicional y las ventajas
proporcionadas por internet y las nuevas tecnologías, que facilitan el envío de
información de forma prácticamente instantánea.
 En el siglo pasado, antes de la aparición de las nuevas tecnologías, la educación se ha
caracterizado por una serie de elementos que daban un mayor protagonismo al docente
y relegaban al alumnado a un segundo plano, otorgándole un rol pasivo en su propio
proceso de aprendizaje.
 El modelo educativo tradicional presenta grandes dificultades para dar una respuesta
eficaz al entorno tan cambiante y en constante evolución que presenta nuestro actual
mercado laboral.
 Con la aparición de las Nuevas Tecnologías y en especial de internet, comienzan a
cuestionarse los modelos educativos tradicionales. Esta nueva forma de comunicación e
interacción que plantea internet, se basa fundamentalmente en el establecimiento de una
organización en red. Este sistema es completamente diferente a la exposición oral del
docente ante un grupo de alumnos/as.
 Podemos considerar como precursora directa de la formación online, la formación a
distancia. Este tipo de formación se dirige prioritariamente a aquel alumnado que no
puede acceder fácilmente a una formación presencial, bien por encontrarse alejados
geográficamente, porque carecen del tiempo necesario para dedicar a la formación o por
presentar condiciones que hacen complicada la asistencia a clases presenciales.
 Posteriormente y de forma paulatina, fueron incorporándose las nuevas tecnologías a la
formación, dando paso a una nueva modalidad formativa: la formación online o
teleformación, que incorpora el uso del ordenador y de internet en el aprendizaje.
 La Fundación para el Desarrollo de la Función Social de las Comunicaciones
(FUNDESCO), define la educación online como: “Un sistema de impartición de formación
a distancia, apoyado en el uso de las TIC, que combina diferentes elementos
pedagógicos como la instrucción clásica (presencial o autoestudio), las prácticas, los
contactos en tiempo real (presenciales, videoconferencias o chats) y los contactos
diferidos (tutores, foros de debate, correo electrónico) (Marcelo, 2002).
 La formación online nos brinda un valor añadido a los procesos de enseñanza y
aprendizaje.
 En la teleformación es muy importante tener en cuenta su diseño, planificación,
desarrollo y evaluación. Así mismo, es fundamental contar con una adecuada base
pedagógica que sustente todo nuestro proceder. Por último y no menos importante es la
necesidad de contar con un buen profesional que se encargue de tutorizar y de
acompañar al alumnado a lo largo de su proceso de aprendizaje.
 La formación online también plantea actualmente algunos inconvenientes. Conocerlos
es importante, ya que nos dará la posibilidad de planificar y diseñar la formación
minimizándolos o previniendo en gran medida su aparición.
 Aspectos tan importantes como que el alumno/a disponga de poco tiempo para dedicar
a la formación online, se encuentre solo, que quizás no posea demasiados
conocimientos de las NTICs y carezca de capacidad de autodisciplina, deben ser tenidos
en cuenta para poder afrontarlos mediante las estrategias más adecuadas.
0.2: Funciones, Habilidades y Competencias del Tutor-
Formador
 OBJETIVOS
Analizar las diversas funciones y roles que debe cumplir un formador o tutor on-line. Reconocer
las características que debe tener un buen tutor-formador. Identificar habilidades, competencias
y destrezas que se esperan deben tener los tutores virtuales.

 EPÍGRAFES
Introducción
Funciones del Tutor-Formador
Habilidades del Tutor/a-Formador/a
Competencias del Tutor/a-Formador/a

Introducción
Los entornos en los que nos desenvolvemos cambian de forma vertiginosa y ello nos exige
que debamos utilizar y reutilizar constantemente los cada vez más abundantes flujos
informativos que recibimos para generar nuevos conocimientos que podamos aplicar a
nuestro contexto personal y profesional. Para ello es necesario que seamos capaces de
identificar y seleccionar la información más adecuada y podamos aplicarla de forma práctica.
Estos rápidos cambios sociales en los que nos hayamos inmersos requieren, además, por
nuestra parte, el desarrollo de habilidades adaptativas y de asimilación que nos permitan
hacerles frente.
Todo ello provoca que sea necesario un cambio en nuestro modelo educativo, así como en el
papel que desempeña el/la docente, en sus funciones y en sus tareas.
Este conjunto de desafíos planteados por la sociedad, necesita la existencia de profesionales
capacitados para dar respuesta a esta gran cantidad de retos. Es fundamental, por tanto, la
capacitación de formadores en teleformación.
La capacitación del docente adquiere una importancia crucial cuando debe tratar de asumir,
asimilar y transformar el actual contexto formativo para tratar de dar respuesta a las numerosas
incertidumbres y cambios que presenta el mercado laboral.
Como hemos visto en el tema anterior, con la aparición de las nuevas tecnologías de la
información y la comunicación y su aplicación al terreno de la formación se han producido
importantes cambios, tanto en relación al rol del alumno como al del profesor.
En la formación online, el docente desempeña un nuevo papel, pasando del protagonismo
total que tenía en la educación tradicional a ser un facilitador que acompaña al alumnado a lo
largo de todo su proceso de aprendizaje. El docente ayuda a que el alumno/a aprenda a
seleccionar la información más adecuada en cada momento, orientándolo y dirigiéndolo en su
aprendizaje. Por lo tanto, un proceso de teleformación demanda nuevas exigencias al
docente, el cual debe actuar más bien como orientador/a o facilitador/a del aprendizaje.
El/la tutor/a online es aquel docente especializado en un área o materia específica, que
planifica el desarrollo de las acciones formativas y que facilita al alumnado la adquisición
de contenidos teóricos y prácticos relacionados con las mismas. Actúa como un recurso
que proporciona apoyo al alumnado en su trabajo, tanto de forma individual como en un entorno
grupal. Además, le brindará ayuda tanto en aspectos metodológicos, técnicos como en la
resolución de dudas sobre el contenido del curso.
Este nuevo rol del docente requiere de éste el desarrollo de una serie de nuevas habilidades y
competencias. Así mismo, debe desarrollar determinadas funciones específicas que son
requeridas en esta nueva concepción de la formación.
Por lo tanto, el perfil del tutor-formador se caracteriza por el desarrollo de una serie de
funciones específicas aplicadas al campo de la teleformación, de habilidades concretas y
de competencias técnicas, didácticas y sociales, que le van a permitir desenvolverse con
efectividad en el desarrollo de la acción formativa y adaptarse a las características particulares
del alumnado.
A continuación, se analizarán las funciones que debe desempeñar el/la tutor-formador, así
como las principales habilidades y competencias que debe poseer.

Funciones del Tutor-Formador


Podemos definir la función tutorial como “La relación orientadora del formador/a en relación
a cada alumno, basada en la comprensión de los contenidos, la interpretación de los
diferentes procedimientos, la ayuda en la realización de ejercicios, trabajos o
autoevaluaciones y en general para la aclaración personalizada de cualquier duda o
consulta” (Valverde y Garrido, 2005).
Por tanto, esta función puede entenderse como la interacción que mantiene el formador/a con
los alumnos/as (que se desconocen entre sí y se encuentran dispersos y aislados), con los
contenidos formativos y con la plataforma de formación. (Aplicación informática abierta que
posibilita el desarrollo y ubicación de un sitio web específicamente diseñado para el aprendizaje
en línea, dotado de una cierta variedad y diversidad de recursos, tanto docentes, como
administrativos y de gestión.)

Interacción del Formador/a con el resto de Elementos que Componen la Acción Formativa

El papel que debe desempeñar el formador/tutor en la enseñanza online es totalmente diferente


del que ha venido desempeñado el docente en la formación tradicional.
El formador online no se va a limitar a transmitir el conocimiento a sus alumnos/as sino que es
fundamental que sepa diseñar diferentes acciones formativas utilizando las TICs, que
proponga actividades destinadas a la consecución de los objetivos formativos y que actúe a modo
de “filtro”, organizando y ordenando la información útil que debe manejar el alumnado.
Además de todo lo anterior, un buen teleformador/a debe:
 Conocer las necesidades que tienen sus alumnos/as.
 Identificar las principales características de los estudiantes.
 Guiar y estructurar el proceso de aprendizaje.
 Proporcionar material didáctico adecuado.
 Motivar.
 Resolver las dudas y consultas.
 Orientar.
 Proponer actividades y ejercicios y corregirlos.
 Proporcionar feedback al alumnado sobre su aprendizaje.
 Promover la participación.
 Realizar el seguimiento de los progresos.
 Evaluar.
La principal misión que tiene el tutor o formador online es conseguir que el alumnado adquiera
los objetivos planteados en la acción formativa.
Para conseguirlo, debe llevar a cabo una serie de funciones básicas.
Son numerosos los autores que han establecido cuales deben ser las funciones del tutor/a online,
planteando algunas diferencias en el tipo y cantidad de éstas. En este sentido, Mason (1991),
establece que el teleformador/a debe desempeñar tres funciones:
 Función organizativa. El tutor/a determina la agenda a seguir en el desarrollo de la
acción formativa (objetivos, cronograma, normas, etc.). Así mismo, es el/la responsable
de conseguir e impulsar la participación del alumnado: iniciando foros de debate,
planteando la realización de actividades que haya que discutir, comenzando
determinadas interacciones, etc.
 Función social. Es tarea del formador/a propiciar el establecimiento de un clima
agradable de comunicación e interacción entre el alumnado participante. Debe crear
un ambiente de confianza, ofreciendo su ayuda y apoyo en todo momento y potenciando
que el alumnado se exprese siempre que lo necesite.
 Función intelectual. El formador/a debe potenciar el desarrollo de discusiones de
temas de interés relacionados con el contenido del curso, realizar preguntas
adecuadas, resolver cualquier duda o consulta de los alumnos/as y despertar su interés
hacia el aprendizaje, fomentando que realicen aportaciones y comentarios.
Por su parte, Monforte y Martínez (2002), identifican las siguientes funciones del teleformador/a:
 Facilitador. El formador/a actuará como guía y orientador/a de todo el proceso de
aprendizaje del alumno/a, acompañándolo/a en su formación. También irá
monitorizando el ritmo de aprendizaje de cada alumno en particular y del grupo en
general, comparándolo con los objetivos establecidos previamente.
 Administrador. Deberá llevar un control de los tiempos de participación de cada
uno de los alumnos/as en el curso, determinando de forma específica el grado de
participación en las diferentes herramientas interactivas (chats, foros, emails, etc.).
Además, deberá mantener actualizados los diferentes recursos y materiales
formativos que se utilicen en el curso.
 Experto en recursos y servicios de internet. Debe conocer y manejar de forma precisa
diferentes recursos online y buscadores de información en la red.
 Organizador y Planificador. El tutor/a online deberá planificar minuciosamente todos
los elementos que se incluirán en la acción formativa, estableciendo y organizando
los objetivos y contenidos de estudio y diseñando las actividades y tareas más
adecuadas.
 Paratécnico. Deberá disponer de una serie de nociones técnicas que le permitan
resolver incidencias básicas que pueda sufrir el alumnado durante la realización de
la acción formativa. Las incidencias más específicas deben ser solucionadas por
personal técnico cualificado que de soporte a los formadores.
 Socializador. El formador/a debe motivar y animar al alumnado a la participación a
través del intercambio de informaciones, opiniones, sugerencias, etc. Para conseguirlo,
es fundamental que el docente cuente con excelentes habilidades de redacción, ya
que debe ser capaz de transmitir sensaciones positivas al alumnado a través de la
palabra escrita.
Debido a la gran diversidad de propuestas relacionadas con las funciones del formador/tutor por
parte de diversos autores, vamos a considerar como funciones básicas que debe
desempeñar el tutor-formador, las siguientes:
 Función orientadora.
 Función académica.
 Función social.
 Función administrativa y organizadora.
 Función técnica.

FUNCIÓN ORIENTADORA
El formador/a debe clarificar al alumnado una serie de aspectos fundamentales
relacionados con la metodología, el desarrollo y el funcionamiento de la acción formativa,
tales como los requisitos para superar los objetivos formativos, el calendario del curso, los
canales de comunicación disponibles, etc.
Además, forma parte de esta función orientadora del tutor/a, el hecho de:
 Facilitar al alumno/a el contacto con el resto de compañeros/as del curso.
 Ofrecer ayuda de forma personalizada.
 Orientar a cada alumno/a en su proceso de aprendizaje, informándolos de su
progreso en cada momento y en caso de ser necesario, facilitarles estrategias de mejora.
 Atender a las necesidades reales de los alumnos/as durante todo el proceso formativo,
tomando en consideración todas las dimensiones de la persona.
 Prestar atención a todo el alumnado.
 Mantener una estrecha coordinación, en caso de ser necesario, con el resto de
formadores/as del curso.
 Estar atento/a cualquier momento de dificultad para actuar rápidamente y conseguir
su resolución.
 Facilitar al alumnado técnicas de trabajo intelectual que faciliten el estudio de los
contenidos.
Esta función orientadora es sumamente importante, evitando con ella que crezca la confusión
y el desconocimiento entre el alumnado, sobre todo en aquellos casos en los que nos
encontramos con alumnos/as que participan por primera vez en un curso de formación online.
Esta orientación, llevada a cabo de forma satisfactoria, disminuye las posibilidades de
abandono del curso por parte del alumno/a e incrementa la motivación de éste hacia el
aprendizaje y la realización de las tareas.

FUNCIÓN ACADÉMICA
El formador/a actuará como guía del proceso de autoaprendizaje del alumno/a. Para ello, le
proporcionará los medios necesarios para que el alumno/a aprenda por sí mismo.
Como parte de esta función, entre otras tareas, el docente:
 Proporcionará información y explicaciones sobre los contenidos del curso.
 Responderá a las dudas y consultas de los alumnos/as.
 Comprobará que los alumnos/as avanzan a un ritmo adecuado.
 Responderá y evaluará los trabajos realizados.
 Diseñará actividades que enriquezcan y complementen los contenidos estudiados.
 Incentivará el desarrollo de debates y foros de discusión.
 Informará al alumnado de su evolución en el curso y de los resultados alcanzados,
proporcionándole un feedback continuo sobre su progreso y evolución en el curso.

FUNCIÓN SOCIAL
El tutor/a tiene la responsabilidad de evitar que el alumnado pueda experimentar
sentimientos de aislamiento y soledad durante la realización de la acción formativa. Para ello
debe generar un espacio positivo de comunicación e interacción entre todos los
participantes. Esto se consigue a través de las siguientes acciones:
 Dar la bienvenida a los participantes en el curso.
 Estimular y animar la participación.
 Fomentar las intervenciones en diferentes foros de debate y discusión.
 Dinamizar la acción formativa y el trabajo de los estudiantes.
 Conducir e incentivar las intervenciones del alumnado.
 Potenciar la creación de grupos de trabajo.
 Conseguir la creación de un entorno social y comunicativo positivo.
FUNCIÓN ADMINISTRATIVA Y ORGANIZADORA
El tutor/a suele hacer de nexo de unión entre la entidad organizadora del curso y el alumnado,
por lo que en ocasiones llevará a cabo algunas tareas de tipo administrativo. Para ello es
muy importante que el formador/a tenga una buena coordinación con el personal
administrativo de la institución o centro de formación.
Así mismo, también deberá llevar a cabo funciones relacionadas con la organización del
curso. Entre estas funciones se encuentran:
 Facilitar al alumnado el cronograma y la calendarización del curso, indicando las
fechas (ya sean de cumplimiento obligatorio o voluntario) de realización de actividades,
pruebas de evaluación, inicio y finalización del curso, sesiones de chats, etc.
 Explicar al alumnado las normas de funcionamiento de la plataforma formativa:
requisitos de evaluación, participación, etc.
 Informar al alumnado de la forma y los medios disponibles para establecer contacto
con el tutor/a.
 Solicitar documentación administrativa al alumnado, necesaria para la realización y
el desarrollo del curso.
 Realizar las tareas administrativas que sean necesarias para el correcto desarrollo de
la acción formativa.
 Extraer y analizar propuestas de mejora de la acción formativa por parte del alumnado.

FUNCIÓN TÉCNICA
Aunque el formador/a no tiene que ser necesariamente un experto en las TICs, si es muy
importante que domine algunas nociones técnicas básicas relacionadas con el
funcionamiento de la plataforma de formación y los recursos multimedia que incorpora. Ello
le va a permitir poder solucionar pequeñas incidencias que planteen los alumnos/as y que
les dificulten el acceso y navegación por los contenidos formativos.
En caso de encontrarse ante problemas técnicos más complejos, el tutor/a contará con la
ayuda de un equipo técnico e informático especializado que podrá ofrecer una asistencia
completa al alumnado, resolviendo sus incidencias.
Entre las funciones técnicas que desempeña el formador-tutor se encuentran:
 Conseguir que aquellos estudiantes que poseen pocos conocimientos en cuanto a las
TICs comprendan el funcionamiento técnico de la plataforma formativa y puedan
acceder y desenvolverse con soltura por la misma.
 Resolver pequeñas incidencias técnicas que pueda tener el alumnado del curso.
 Introducir nuevos contenidos y recursos en el entorno de formación.
 Mantener una adecuada coordinación con el/la administrador/a de la plataforma de
formación.
 Conocer el funcionamiento técnico del entorno formativo y sus recursos y
herramientas de trabajo.
Tabla Resumen de las Principales Funciones del Tutor y las Acciones a Desarrollar

Teniendo en cuenta la variabilidad de funciones que tiene el tutor/a-formador/a, se puede afirmar


que es la persona encargada de que se den las condiciones adecuadas para la gestión del
aprendizaje en un entorno virtual de formación.

Papel del Tutor según sus Funciones

El tutor/a, en función de las funciones que desempeña, actúa como:


 Organizador/a: Lidera al grupo de alumnos/as que participan en el curso.
 Mediador/a: Es el nexo de unión entre los estudiantes (aislados y desconectados
inicialmente) y los contenidos del curso.
 Dinamizador/a: Impulsa el desarrollo de la actividad dentro del grupo.
 Impulsor/a de la comunicación: Genera espacios que fomentan la comunicación y la
expresión de opiniones, sentimientos, etc.
 Enlace: Entre el alumnado y el centro o institución educativa que desarrolla la formación.
Además de las funciones que realiza el teletutor/a, es importante que disponga de la capacidad
necesaria para transformar el contexto tan cambiante en el que se encuentra inmerso.

Habilidades del Tutor/a-Formador/a


El tutor/a, además de ser un experto en la materia que imparte, debe caracterizarse también por
presentar una serie de habilidades determinadas. Éstas le van a facilitar el desarrollo de las
funciones anteriormente descritas.

Estrategias para Mejorar Nuestra Capacidad de Escucha Activa

El ejercicio de estas habilidades en la práctica docente generará un incremento en el


rendimiento del alumnado y en su motivación a lo largo de todo el proceso de aprendizaje.
Las principales habilidades que debe poseer un tutor/a online son:
 Cordialidad y Amabilidad. El formador/a debe interaccionar en todo momento con el
alumnado de forma cordial, haciéndole sentir cómodo e integrado en el curso. Para ello,
es muy importante cuidar lo que decimos y cómo lo decimos en las comunicaciones
telefónicas y escritas que mantenemos con nuestro alumnado. Es fundamental que
empaticemos con nuestros alumnos, haciéndoles notar que verdaderamente nos
importa su situación en el curso. Esto se consigue a través de nuestro tono de voz, la
forma en que nos dirigimos a ellos/as mediante el lenguaje escrito o el telefónico,
etc.

Elementos que Dificultan la Cordialidad

 Aceptación. El formador/a debe aceptar a cada uno de sus alumnos/as tal y como son.
Éstos deben sentirse respetados y escuchados en todo momento. No hay que
realizar nunca juicios de valor o críticas sobre ningún alumno, aceptando las diferencias
individuales.
 Honradez. El tutor/a debe ofrecer siempre una información veraz a sus alumnos/as,
evitando siempre la generación de falsas expectativas. La falta de honradez puede
generar frustración en el alumnado, debido a la ausencia de cumplimiento de las
expectativas previamente generadas.
 Capacidad de escucha activa. La escucha activa (Se refiere a la habilidad de escuchar
no sólo lo que la persona está expresando directamente, sino también los sentimientos,
ideas o pensamientos que subyacen a lo que se está diciendo.) no consiste solo en oír,
sino en entender y en interesarnos en lo que nos está diciendo la otra persona. En
la teleformación, concretamente en la comunicación telefónica, al no producirse un
contacto cara a cara, es fundamental que la otra persona sepa que la estamos
escuchando. Para ello es muy importante centrarnos en la conversación, eliminando
posibles distracciones, hacer feedback de lo escuchado, hacer preguntas al
interlocutor y evitar los silencios. En cuanto a la comunicación escrita, es fundamental
que respondamos a la mayor brevedad a cualquier mensaje del alumno. Si no es
posible resolver su consulta en ese momento, le informaremos por escrito que hemos
leído su mensaje y del plazo en que se le dará una respuesta. Además, cuidaremos
mucho el hecho de evitar usar un lenguaje sexista y discriminatorio en cualquier
comunicación con el alumnado.
 Empatía. La empatía es la capacidad de ponernos en el lugar de la otra persona, de
entender su postura y sus razones. El tutor/a debe saber empatizar con sus
alumnos/as. Ello va a facilitar que estemos dispuestos a mostrarles nuestra ayuda y
apoyo en todo momento.
 Habilidades Comunicativas. Es imprescindible que el formador/a cuente con
excelentes habilidades comunicativas (comunicación oral y escrita), que permitan el
desarrollo de interacciones positivas con su alumnado.
 Correcta atención telefónica. En la formación online, la atención telefónica es
fundamental y a través de este medio se realizan multitud de consultas y tutorías. Esta
vía comunicativa tiene un papel protagonista frente a otros canales de
comunicación. El tutor/a debe saber comunicarse correctamente por teléfono,
empleando un tono de voz agradable y adecuado. Es importante que utilice una
comunicación positiva, empatizando con el alumno/a y que evite posibles
distracciones y silencios.
 Conocimientos avanzados de ofimática. El tutor/a va a trabajar continuamente con
procesadores de texto, presentaciones gráficas, hojas de cálculo, etc., por lo que
es fundamental que domine estos programas.
 Buen manejo de las plataformas formativas. Los cursos de formación online se
desarrollan a través de una plataforma formativa, en la que se incorporan diversas
herramientas y elementos multimedia. El formador/a tiene que conocer todas las
utilidades y funcionalidades de la plataforma formativa y desenvolverse con
soltura por ella.
 Orientación hacia el cliente. Es fundamental que el tutor/a online tenga una clara
disposición hacia el cliente. Ello redundará en la calidad del trato dispensado al
alumnado.
 Capacidad para motivar y persuadir. En muchas ocasiones el tutor/a va a necesitar
utilizar su capacidad para persuadir y motivar a sus alumnos/as. Esto se pondrá
especialmente de relieve en aquellos casos en que un alumno/a tenga un bajo
ritmo de aprendizaje, tenga intenciones de abandonar el curso, no se encuentre
motivado/a, etc.
 Formación didáctica. Es fundamental que el tutor/a cuente con una adecuada y sólida
formación pedagógica que le permita desarrollar con éxito su función docente.
 Capacidad de análisis y síntesis. Dependiendo del tipo de tarea que tenga que realizar,
el formador/a utilizará capacidades de análisis o de síntesis en su trabajo diario.
 Creatividad. En ocasiones, el tutor/a puede encontrarse con algún imprevisto al que
tenga que hacer frente. La creatividad en estos casos es muy necesaria, ya que le
permitirá poder dar una respuesta rápida y una solución ante cualquier
incertidumbre que pueda presentarse. Además, la innovación y originalidad serán
muy bien aceptadas por los alumnos y alumnas.
 Capacidad de Solución de Problemas. El tutor/a debe contar con la capacidad de
anticipar posibles problemas que puedan surgir a lo largo del curso, así como con las
herramientas necesarias para su solución. Debe ofrecer siempre al alumno/a una vía
de solución ante cualquier incidencia o problemática que se pueda presentar.

Competencias de Tutor/a-Formador/a
Las competencias pueden definirse como el conjunto de conocimientos, habilidades y
actitudes que cualquier profesional debe poseer para poder resolver problemas en un
contexto real. La competencia siempre se relaciona con la acción (Martinet, Raymond y
Gauthier, 2001).

Características de las Competencias según Martinet, Raymond y Gauthier (2001)

Un buen formador online debe poseer un adecuado conjunto de competencias. Estas son,
según Marcelo, Carlos y Cols. (2002) competencias tecnológicas, competencias tutoriales y
competencias didácticas.

COMPETENCIAS TECNOLÓGICAS
El teletutor/a debe poseer competencias que le permitan gestionar adecuadamente el conjunto
de recursos tecnológicos necesarios para el desarrollo de la acción formativa. Esto hace
referencia a las habilidades en el manejo de internet, las diferentes herramientas de
comunicación sincrónicas (Comunicación que permite a los participantes interactuar en tiempo
real y de forma simultánea). y asincrónicas (Comunicación que no se produce de forma
simultánea) disponibles, la plataforma de formación y todas sus funcionalidades, etc. Esta
competencia se caracteriza por:
 Habilidades técnicas para manejar aplicaciones relacionadas con la formación
(navegación, gestión de archivos, etc.)
 Conocimientos de la utilización de herramientas de creación (bases de datos, hojas de
cálculo, etc.)
 Interés en actualizar los conocimientos relacionados con este área.
 Dominio de aplicaciones como el correo electrónico, chats, foros, videoconferencias,
etc.
 Habilidades para seleccionar y utilizar adecuadamente la plataforma de formación
más idónea.
 Capacidad de simplificación de aspectos procedimentales y tecnológicos.

COMPETENCIAS TUTORIALES
Las competencias tutoriales incluyen una gran variedad de habilidades y destrezas que debe
poseer el teletutor/a. Entre ellas se encuentra la capacidad para resolver de forma
satisfactoria las dudas que plantee el alumnado a través del teléfono, el email o el foro,
seleccionar la forma más adecuada en la que llevar a cabo las tutorías, llevar a cabo el
seguimiento del alumnado y el apoyo a éste durante todo su proceso de aprendizaje, etc.
Estas competencias incluyen:
 Habilidades comunicativas, fundamentalmente las habilidades relacionadas con la
atención telefónica y la comunicación escrita, ya que la tutoría se llevará a cabo
mediante el correo electrónico, chats, foros, etc., y el teléfono. Debe poseer grandes
destrezas en el manejo de las herramientas sincrónicas y asincrónicas.
 Capacidad de innovación que potencie el desarrollo de nuevas ideas y propuestas. Ello
redundará en una mejora de la motivación e implicación del alumnado.
 Capacidad de adaptación para hacer frente a posibles situaciones imprevistas que
puedan surgir, así como a las características individuales de cada alumno/a.
 Constancia. Para llevar a cabo un seguimiento continuo de toda la acción formativa
y del progreso de cada uno de los alumnos/as en la misma.
 Capacidad para asesorar y orientar al alumnado a lo largo de todo el proceso de
formación. Le informará de todos los aspectos más importantes relacionados con el
curso, solventará sus dudas y consultas, etc.
 Promoción de la participación, proponiendo la realización de debates en los diferentes
foros, concertando y moderando sesiones de chats, etc.
 Capacidad para realizar evaluaciones de las tareas individuales y grupales que se
vayan realizando a lo largo del curso.

COMPETENCIAS DIDÁCTICAS
Además de ser un experto en la materia y dominar los contenidos del curso, el tutor/a online,
para ejercer su labor, debe disponer de una serie de competencias didácticas. Esta
competencia se manifiesta a través de las siguientes habilidades:
 Capacidad de análisis y síntesis. Es necesario que el docente pueda aplicar el análisis
y la síntesis a los contenidos formativos, los trabajos realizados por el alumnado, el
material complementario, etc.
 Creatividad y capacidad para la innovación, que permita plantear nuevos retos e
iniciativas al alumnado a lo largo del curso.
 Actitud proactiva, que va a permitir que esté atento a todo cuanto suceda y que pueda
anticiparse a cualquier acontecimiento que ocurra durante la marcha de la acción
formativa, planteando alternativas y soluciones.
 Responsabilidad y disciplina, para marcarse unos objetivos concretos y llevar a cabo
todas las acciones necesarias para su consecución.
 Reflexividad. Es importante que el tutor/a tenga una actitud reflexiva que le permita
analizar su proceder e introducir las mejoras necesarias para corregir posibles errores.
 Conocimiento de la enseñanza adulta y la teleformación. El formador/a debe dominar
todos los aspectos que caracterizan la formación de adultos y la teleformación.
El análisis de las funciones que desempeña un tutor/a online, así como de las habilidades y
competencias que debe poseer para el ejercicio de su labor, pone de relieve la complejidad de
este perfil profesional y de la tarea docente que lleva a cabo. La aplicación de las TICs a la
formación implica una excelente preparación del tutor-formador, que debe aunar estas nuevas
tecnologías al modelo pedagógico en el que se base. Para ello, diseñará estrategias
didácticas que podrá utilizar sirviéndose de las aplicaciones que ofrecen los medios tecnológicos.
Es un cometido básico del tutor/a online formarse a lo largo de toda su vida y llevar a cabo
un autoaprendizaje y un reciclaje profesional. Es necesario que los formadores/as vayan
perfeccionando de forma progresiva sus funciones en el ejercicio de su labor y mejorando sus
propias habilidades y competencias profesionales.
En el sector de la teleformación es fundamental que el tutor/a se actualice constantemente en
relación a las últimas novedades tecnológicas, recursos multimedia, herramientas, etc.,
que pueden utilizarse en la formación. Así mismo, debe conocer y manejar las principales
plataformas formativas con las que se pueden desarrollar los cursos. También es fundamental
que mantenga una actitud abierta a los cambios y al aprendizaje continuo.
Además, este autoaprendizaje debe ir más allá e incluir también la formación continua en
estrategias y técnicas didácticas y pedagógicas, en resolución de problemas, motivación,
etc. Las investigaciones que se han realizado sobre este tema, han expuesto diferentes modelos
de formación inicial y permanente de los docentes (Tejada, 2002), (Villar, 2003). La competencia
de aprender a aprender, es una de las más importantes que debe poseer un formador/a,
consiguiendo con ésta mejorar su propio desarrollo profesional a través de un proceso de
autoaprendizaje continuo y constante.
El autoaprendizaje es un proceso de identificación, conocimiento y revisión, que facilita la
detección de posibles deficiencias y la posibilidad de solventarlas y mejorar con ello nuestra
práctica profesional.
Además de la importancia que tiene la formación continua de cara a la mejora de las
competencias profesionales de los formadores-tutores, es fundamental tener en cuenta la gran
aportación que supone la propia experiencia laboral del docente en este sentido.

RESUMEN
 El conjunto de desafíos planteados por la sociedad, necesita la existencia de
profesionales capacitados para dar respuesta a esta gran cantidad de retos. Es
fundamental, por tanto, la capacitación de formadores en teleformación.
 El/la tutor/a online es aquel docente especializado en un área o materia específica, que
planifica el desarrollo de las acciones formativas y que facilita al alumnado la adquisición
de contenidos teóricos y prácticos relacionados con las mismas.
 El perfil del tutor-formador se caracteriza por el desarrollo de una serie de funciones
específicas aplicadas al campo de la teleformación, de habilidades concretas y de
competencias técnicas, didácticas y sociales, que le van a permitir desenvolverse con
efectividad en el desarrollo de la acción formativa y adaptarse a las características
particulares del alumnado.
 Podemos definir la función tutorial como “La relación orientadora del formador/a en
relación a cada alumno, basada en la comprensión de los contenidos, la interpretación
de los diferentes procedimientos, la ayuda en la realización de ejercicios, trabajos o
autoevaluaciones y en general para la aclaración personalizada de cualquier duda o
consulta” (Valverde y Garrido, 2005).
 El formador online no se va a limitar a transmitir el conocimiento a sus alumnos/as sino
que es fundamental que sepa diseñar diferentes acciones formativas utilizando las TICs,
que proponga actividades destinadas a la consecución de los objetivos formativos y que
actúe a modo de “filtro”, organizando y ordenando la información útil que debe manejar
el alumnado.
 Consideramos como funciones básicas que debe desempeñar el formador-tutor, las
siguientes:
o Función orientadora
o Función académica
o Función social
o Función administrativa y organizadora
o Función técnica
 En relación a la función orientadora, el formador/a debe clarificar al alumnado una serie
de aspectos fundamentales relacionados con la metodología, así como con el desarrollo
y el funcionamiento de la acción formativa
 La función académica consiste en la actuación, por parte del formador, como guía del
proceso de autoaprendizaje del alumno/a. Para ello, le proporcionará los medios
necesarios para que el alumno/a aprenda por sí mismo.
 La función social consiste principalmente en que el tutor/a tiene la responsabilidad de
evitar que el alumnado pueda experimentar sentimientos de aislamiento y soledad
durante la realización de la acción formativa. Para ello debe generar un espacio positivo
de comunicación e interacción entre todos los participantes.
 En relación a la función administrativa y organizadora, el tutor/a suele hacer de nexo de
unión entre la entidad organizadora del curso y el alumnado, por lo que en ocasiones
llevará a cabo algunas tareas de tipo administrativo. Así mismo, también deberá llevar a
cabo funciones relacionadas con la organización del curso.
 La función técnica del tutor/a se basa en la importancia que tiene el hecho de que domine
algunas nociones técnicas básicas relacionadas con el funcionamiento de la plataforma
de formación y los recursos multimedia que incorpora.
 El tutor/a, además de ser un experto en la materia que imparte, debe caracterizarse
también por presentar una serie de habilidades determinadas. Éstas le van a facilitar el
desarrollo de las funciones anteriormente descritas.
 El ejercicio de estas habilidades en la práctica docente generará un incremento en el
rendimiento del alumnado y en su motivación a lo largo de todo el proceso de
aprendizaje.
 Las competencias pueden definirse como el conjunto de conocimientos, habilidades y
actitudes que cualquier profesional debe poseer para poder resolver problemas en un
contexto real.
 Un buen formador online debe poseer un adecuado conjunto de competencias. Estas
son, según Marcelo, Carlos y Cols. (2002) competencias tecnológicas, competencias
tutoriales y competencias didácticas.
 El teletutor/a debe poseer competencias tecnológicas que le permitan gestionar
adecuadamente el conjunto de recursos tecnológicos necesarios para el desarrollo de la
acción formativa.
 Entre las competencias tutoriales se encuentra la capacidad para resolver de forma
satisfactoria las dudas que plantee el alumnado a través del teléfono, el email o el foro,
seleccionar la forma más adecuada en la que llevar a cabo las tutorías, llevar a cabo el
seguimiento del alumnado y el apoyo a éste durante todo su proceso de aprendizaje, etc.
 Además de ser un experto en la materia y dominar los contenidos del curso, el tutor/a
online, para ejercer su labor, debe disponer de una serie de competencias didácticas.
 La aplicación de las TICs a la formación implica una excelente preparación del tutor-
formador, que debe aunar estas nuevas tecnologías al modelo pedagógico en el que se
sustenta.
 Es un cometido básico del tutor/a online formarse a lo largo de toda su vida y llevar a
cabo un autoaprendizaje y un reciclaje profesional.
0.3: Métodos, Estrategias y Herramientas Tutoriales
 OBJETIVOS
Reconocer qué es el Plan de Acción Tutorial y su importancia en la planificación y desarrollo de
la acción formativa. Analizar las principales actuaciones que debe desarrollar el tutor-formador
para un adecuado desarrollo del proceso enseñanza-aprendizaje. Diferenciar las principales
herramientas empleadas en teleformación para favorecer la optimización de la acción.

 EPÍGRAFES
Introducción
Métodos Tutoriales. El Plan de Acción Tutorial
Estrategias Tutoriales
Herramientas Tutoriales

Introducción
La tutoría puede definirse como el proceso a través del cual el tutor/a acompaña, guía y
orienta al alumnado, facilitándole su propio proceso de aprendizaje. En este proceso, el
papel activo lo desempeña el alumno, constituyéndose el tutor/a en un facilitador del mismo.
Por lo tanto, la tutoría se convierte en uno de los elementos más importantes para
conseguir el éxito de una acción formativa en modalidad online. Es a través de la tutoría y
de la acción tutorial como se consigue personalizar el proceso formativo.
Además de la gran diversidad de medios y herramientas tecnológicas de las que dispone
el tutor/a-formador/a, que le van a permitir potenciar la comunicación en el grupo y supervisar
en todo momento el seguimiento y la evaluación de cada uno de los participantes en la acción
formativa, requiere además, la puesta en marcha de una serie de métodos y estrategias que
consigan dinamizar el curso en general y a los participantes en particular, incrementando la
motivación de éstos y por consiguiente, su rendimiento académico.
Es importante tener en cuenta que la tarea del tutor/a online está centrada en el aprendizaje
y no en la enseñanza, ya que no podemos entenderlo como experto transmisor de conocimientos
sino como acompañante y facilitador del aprendizaje autónomo llevado a cabo por los
alumnos/as (Lugo, 2003). El grado de implicación del tutor/a en el curso nos lleva a tres tipos
o niveles de tutoría:
 Tutoría reactiva: En este nivel de tutoría, el tutor/a se limita a responder a las
solicitudes de información o posibles consultas que le plantea el alumnado. Hace
referencia a un nivel básico de tutoría. En este caso, el tutor/a desempeña funciones
muy limitadas.
 Tutoría proactiva: Supone un nivel más avanzado en el ejercicio de la labor tutorial. En
este tipo de tutorías, el tutor/a lleva a cabo una programación inicial de las
actividades que se van a desarrollar a lo largo del curso. Además, durante el
desarrollo de éste, el tutor/a toma la iniciativa y va llevando a cabo una comunicación
personal con cada uno de los participantes, informándole de cada una de las tareas, de
su ritmo de aprendizaje, etc. El tutor proactivo invita a la participación y propone al
alumno realizar actividades nuevas al tiempo que realiza un seguimiento y contacta con
el alumno según sus necesidades.
 Dinamización: El tutor/a realiza una interacción continua con todos los participantes
del curso, desarrollando tareas de supervisión y dinamización con cada uno de ellos. El
tutor/a fomenta el desarrollo de la participación en el seno del grupo, y facilita al
alumnado una variedad de recursos didácticos, enriqueciendo y complementando
con ello los contenidos.
Es este último nivel de la tutoría, el de la dinamización, el que debe adoptar el tutor/a formador/a,
enriqueciendo en gran medida con ello, el valor de la formación e incrementando la
motivación de los alumnos y alumnas participantes. No obstante, esta tarea plantea una
serie de retos y complejas actuaciones por parte del tutor/a. Todo ello hace necesario que cuente
con un conjunto de métodos, estrategias y herramientas que le faciliten esta labor.

Métodos Tutoriales. El Plan de Acción Tutorial


La acción del tutor/a o acción tutorial debe estar planificada previamente al inicio del curso. La
metodología de la teleformación se basa, en un primer momento, en el diseño y desarrollo
del Plan de Acción Tutorial.
El plan de acción tutorial consiste en la planificación del conjunto de tareas y acciones que
se van a desarrollar a lo largo del curso y que se van a distribuir en un calendario o
cronograma. Se trata, por tanto, de un plan del trabajo que va a guiar en todo momento al tutor/a
en su desempeño laboral.
Cualquier plan de acción tutorial va a incluir los siguientes elementos:
 Establecimiento de los momentos en que será necesario contactar con el
alumnado durante el desarrollo del curso, enviándole mensajes o avisos.
 Hojas de registro donde el tutor/a anotará y controlará cualquier dato que deba ser
tenido en cuenta (listado de alumnos/as, calificaciones obtenidas en las diferentes
pruebas de evaluación, tiempo de dedicación por alumno a la plataforma de formación,
accesos, etc.). En la mayoría de las ocasiones, estas hojas de registro serán
proporcionadas por la propia plataforma formativa que se utilice.
 Registro de todos los eventos relacionados con la comunicación (sesiones de chat
celebradas, participación en los diferentes foros de debate, etc.).
 Cronograma. (Calendario de trabajo o de actividades muy utilizado en la gestión de
proyectos) Donde se registrarán las fechas e hitos más importantes en el curso. Será
muy útil tanto al alumnado como al docente.

Ejemplo de Cronograma de un Curso

 Guías Didácticas. Incluirá una guía general del curso y guías de cada módulo o unidad.
Además de estos elementos, el tutor/a, a lo largo del desarrollo del curso, pondrá en práctica
una serie de acciones y estrategias que le van a permitir dinamizar la acción formativa.
Estas acciones, destinadas a dinamizar el curso, se desarrollarán a lo largo de los siguientes
bloques de actividades:
 Información y acogida
 Seguimiento
 Aprendizaje y refuerzo

INFORMACIÓN Y ACOGIDA
Al inicio del curso, el tutor/a online deberá llevar a cabo una serie de actuaciones destinadas a
proporcionar al alumnado información sobre los aspectos más importantes del mismo y
a garantizar que éste se sienta parte integrante del grupo al que pertenece a través de una
adecuada acogida. Las acciones que realizará el docente para brindar información al alumnado
sobre el curso son:
 Proporcionar información sobre la metodología del curso, sus objetivos de
aprendizaje, los criterios de evaluación, actividades voluntarias y obligatorias, etc.
Para ello, el tutor/a elaborará una ficha descriptiva del curso donde aparezcan todos
estos aspectos. Esta ficha (recomendable en formato pdf) se podrá incluir en la
plataforma de formación, enviarla al alumno/a por correo electrónico, correo postal, etc.
 Informar sobre las fechas y momentos clave del curso. Es fundamental que el
alumno cuente con información sobre las fechas de inicio y finalización del curso, de
celebración de chats, de entrega de actividades, realización de pruebas de evaluación,
etc. Estas fechas pueden ser de seguimiento obligatorio o voluntario, dependiendo
del acontecimiento de que se trate. Por ejemplo, se pueden establecer fechas para la
realización de las pruebas de evaluación, solo de forma orientativa, con la finalidad de
proporcionar al alumnado una guía o ayuda que le permita planificar su progreso en el
curso. Para proporcionar esta información, el docente elaborará un Cronograma o
Calendario del curso. Éste puede facilitársele al alumno, en la plataforma formativa (al
inicio de la misma, en un foro de noticias, en un apartado específico, etc.), por email,
correo postal, etc.

Tareas de Información

Para asegurar una adecuada acogida del alumno/a, el tutor/a:


 Realizará una presentación de sí mismo al alumnado, le explicará el procedimiento
de contacto disponible para las tutorías y le dará la bienvenida al curso. Esta
presentación inicial y primera toma de contacto debe realizarse de forma telefónica. Así
mismo, se le enviará esta misma información al alumnado por email y además, se
puede incluir en un foro de presentación. Es fundamental que esta presentación se
realice el primer día del curso.
 Presentación del alumnado. Es muy útil que, en el mismo foro de presentación y
bienvenida del docente, se invite a participar a los alumnos/as, animándolos a que
se presenten y comenten algunas cuestiones relevantes relacionadas con el
curso, como las expectativas que tienen en cuanto a su realización, el motivo de haberlo
elegido, etc.
 Facilitará los datos de contacto de la asistencia y servicio técnico. Es fundamental
que el alumnado disponga de los datos de contacto del servicio técnico para que, en
caso de cualquier incidencia de esta índole, pueda recibir una rápida respuesta en
este sentido. Para ello, le proporcionaremos estos datos de contacto incluyéndolo en la
carta de presentación del curso (por email y en el foro de presentación). Así mismo, es
recomendable que estos datos se encuentren siempre visibles en la portada inicial
de la plataforma formativa.

SEGUIMIENTO
Para el desarrollo de esta fase, el tutor/a llevará a cabo diferentes tareas tales como evaluación,
orientación, dinamización, guía, etc. Para ello, la comunicación con el alumnado debe ser
fluida y continua. Para la realización de muchas de estas funciones se apoyará en la utilización
de estrategias y herramientas tecnológicas.
El tutor/a ofrecerá información a los alumnos de cualquier acción que se realice en el curso.
Para ello les enviará mensajes a través de los foros, el correo electrónico, etc.
Algunos de estos mensajes informaran al alumnado sobre:
 Activación de pruebas de evaluación obligatorias.
 Mensajes de refuerzo por la obtención de buenas calificaciones, constancia en el
estudio del curso, dedicación, etc.
 Celebración de sesiones de chats.
 Mensajes motivadores, animándoles a avanzar en el curso, a aprovechar determinadas
fechas para realizarlo, como fines de semana, etc.
 Avisos de nuevas publicaciones y enlaces de interés relacionadas con los contenidos
estudiados en el curso.
 Mensajes recordándoles el inicio de algún debate en un foro.
Las acciones que desarrollará el tutor/a para llevar a cabo el seguimiento del alumnado de su
curso son:

Tareas de Seguimiento
 Creación de un foro de dudas. En la plataforma formativa es muy útil la creación de un
foro en el que los alumnos/as puedan plantear cualquier duda que tengan en relación a
la metodología o los contenidos del curso. El poder plantear las dudas en un foro tiene
una doble ventaja, ya que, por un lado, se facilita al alumnado otra vía para poder
plantear dudas y consultas al tutor/a y por el otro, el hecho de que éstas se planteen
en un foro público, hace posible que se compartan las mismas consultas e
inquietudes entre varios alumnos/as del curso y que incluso unos alumnos puedan
responder a otros, potenciando asimismo la interacción entre todos los participantes.
 Ofrecer feedback o retroalimentación al alumnado sobre sus pruebas de evaluación
o autoevaluaciones realizadas. A medida que los alumnos/as vayan avanzando en el
curso y superando las correspondientes autoevaluaciones y pruebas de evaluación
obligatorias el tutor/a les enviará un mensaje sobre los resultados obtenidos en las
mismas, reforzándolos y animándolos a continuar con su progreso en el curso.
Para facilitar el seguimiento sobre las pruebas de evaluación, contamos con la
herramienta: “Calificaciones” que nos facilitará un informe de actividad de cada
alumno/a o de todo el grupo en general.
 Ofrecer retroalimentación sobre las tareas enviadas. Siempre que el alumno/a nos
envíe alguna tarea o actividad del curso, le enviaremos un mensaje confirmándole la
recepción de dicha actividad. Si es posible, le enviaremos la corrección a través del
mismo mensaje o bien, si la plataforma cuenta con un apartado para las tareas, le
enviaremos la corrección a través del mismo.
 Seguimiento del progreso alcanzado. Aproximadamente de forma semanal,
enviaremos por correo interno, información al alumnado sobre su progreso en el
curso, los objetivos alcanzados hasta ese momento y lo que aún le queda pendiente por
conseguir. Los últimos días intensificaremos esta tarea, informando a todos los
participantes de aquellos elementos que aún tienen pendiente para completar el
curso y de la fecha de finalización de éste. Haremos especial hincapié en el contacto
con los alumnos/as cuyo ritmo de aprendizaje sea más lento. Utilizaremos para ello el
correo interno de la plataforma y también el teléfono.

APRENDIZAJE Y REFUERZO
Durante el desarrollo del curso, el tutor/a también deberá aportar al alumnado información y
contenidos complementarios que enriquezcan su aprendizaje y conocimiento de la
materia. Así mismo, aportará diversos enlaces y material interesante que se halle
relacionado con los contenidos estudiados. Todo ello dará un valor añadido al aprendizaje
que lleva a cabo el alumnado y mejorará su motivación.

Plan de Acción Tutorial


Además, es muy importante que el tutor/a se adapte a las características particulares de
cada alumno/a y a sus necesidades, por lo que le brindará contenidos adaptados a sus
intereses que le hagan más enriquecedor el aprendizaje.
Por lo tanto, algunas de las acciones que puede llevar a cabo el tutor/a para mejorar el
aprendizaje de sus alumnos/as son:
 Proporcionar documentación complementaria al curso. Esta documentación se
hallará directamente relacionada con los contenidos analizados a lo largo del curso, pero
además, ésta logrará ejemplificarlos y ampliarlos, mejorando su entendimiento y
estudio. Esta documentación se le facilitará al alumnado a través de archivos adjuntos
que puedan colgarse en la plataforma formativa.
 Proponer la realización de actividades grupales o foros de discusión. Es muy
importante que se fomente la actividad grupal y la interacción entre el alumnado
dentro del curso. Para ello, el tutor/a puede proponer la realización de diferentes
actividades en grupo o bien fomentar una discusión o debate en relación a algún
tema de interés (artículo, video, etc.). Para ello se pueden utilizar los foros o la wiki.
 Proporcionar enlaces de interés. El tutor/a facilitará diferentes enlaces a webs de
interés relacionadas con la temática estudiada en el curso.

Tareas de Aprendizaje y Refuerzo

Además de las acciones llevadas a cabo en estos tres bloques de actividades, es


importante tener en cuenta dos momentos fundamentales en cualquier acción formativa. Se
trata de la planificación del curso, antes de que éste dé comienzo y del momento en que éste
finaliza.
De forma previa al inicio del curso hay una serie de tareas administrativas y metodológicas que
deben realizarse. La preparación inicial de un curso es un factor determinante que garantiza
una correcta ejecución de éste y por tanto, el éxito en su consecución. Antes del inicio del
curso, el tutor/a dispondrá de:

Tareas Administrativas y Metodológicas


 El listado de todos los alumnos y alumnas, incluyendo sus datos personales y de
contacto.
 Definición de los objetivos del curso, su metodología y cronograma.
 El material didáctico del curso incluyendo todos los contenidos que lo integran.
 Determinación y estructuración de cada una de las tareas que debe llevar a cabo el
tutor/a.
 Manual de uso de la plataforma de teleformación. El tutor/a debe conocer
perfectamente la plataforma formativa que se va a utilizar para el desarrollo del curso y
manejarla con soltura.
 Si fuese necesario, por las características del curso, de forma previa al comienzo de
éste, se le enviará al domicilio del alumnado el material necesario (anexos de
participación, documento de protección de datos, recibí de material, guía de navegación
por la plataforma, etc.).
 Envío a los participantes de sus claves de acceso y la dirección de la plataforma.
Aunque esta labor suele corresponder al administrador/a, en algunas ocasiones, puede
ser necesario que las realice el tutor/a.
En cuanto a la finalización del curso, antes de que este llegue a su término es necesario que
el tutor/a informe convenientemente de ello, recordando la fecha de finalización y los
requisitos mínimos para completarlo. Este mensaje suele ponerse en un Foro de noticias o
novedades.
Aproximadamente, un día antes de la fecha de finalización del curso, el tutor/a realizará una
despedida formal desde el Foro de noticias/novedades o el correo. En este mensaje se
deben incluir los siguientes elementos:
 Saludo inicial.
 Referencia a la satisfacción sentida por haber tutorizado el curso.
 Indicación del deseo de que éste haya cumplido las expectativas del alumnado.
 Despedida.
Una vez que ha finalizado el curso es muy necesario conocer las opiniones y la satisfacción que
el alumnado ha tenido con el mismo y con todos los elementos implicados (formadores/as,
medios didácticos, plataforma de formación, duración del curso, etc.). Para ello, el alumnado
cumplimentará un Cuestionario de Calidad, donde podrá dar su opinión y valorar la acción
formativa. Es tarea del tutor/a comprobar que estos cuestionarios van cumplimentándose,
a medida que los alumnos/as van finalizando el curso, y en caso contrario, contactar con
éstos para solicitar su cumplimentación. Ello puede hacerse por teléfono o por correo
electrónico.
En la siguiente tabla (Pallof y Pratt, 1999) se indican una serie de problemas que pueden
aparecer en el desarrollo de un curso de teleformación, así como las posibles acciones que el
tutor/a puede realizar para solventarlos.
En la tabla aparecen una serie de problemas que nos podemos encontrar en el desarrollo de un
curso de teleformación junto con sus posibles soluciones.
Por ejemplo, falta de participación del alumnado debido a una sobrecarga de información en la
plataforma formativa que se podría solventar contactando personalmente con el alumno/a para
determinar las causas concretas del problema y sugerirle al alumno/a el establecimiento de un
tiempo dedicado exclusivamente a la lectura de esta información.
Ante la sobrecarga de información debido a una organización inadecuada de la misma podemos:
- Proporcionar al alumnado formación y asesoramiento en el uso de las tecnologías relacionadas
con el curso.
- Contactar con el servicio técnico para resolver cualquier incidencia de mayor índole.
- Que los participantes dispongan de un servicio técnico accesible.
Si nos encontramos ante poca participación del alumnado podemos solucionarlo:
- Fomentar la participación en foros.
-Potenciar la participación en debates, discusiones, etc.
Si por el contrario, hay una excesiva participación podemos limitar la frecuencia y la longitud de
los mensajes del alumnado.

Posibles Problemas y Soluciones en el Desarrollo de un Curso on Line

Estrategias Tutoriales
Las estrategias tutoriales pueden definirse como aquellas actuaciones que realiza el tutor/a
para optimizar al máximo el proceso de enseñanza y aprendizaje online. Teniendo en cuenta
que en la teleformación el alumno/a aprende de forma autónoma, será necesario aplicar una
serie de estrategias que consigan fomentar el interés, motivación e implicación en su
aprendizaje.
Estas estrategias también estarán recogidas en el Plan de Acción Tutorial.
Para cada situación concreta que aparezca en el curso y con cada alumno/a en particular, será
necesario utilizar unas estrategias determinadas, siempre adaptadas a sus necesidades
específicas e intereses.
Cualquier estrategia que seleccionemos debe cumplir las siguientes características:
 Promover la empatía
 Motivar a los alumnos/as.
 Generar interacción entre los participantes.
 Fomentar un discurso lógico.
 Desarrollar actividades prácticas que permitan la resolución de posibles
conflictos.
 Generar conflictos positivos para conseguir su posterior resolución.
 Ofrecer feedback acerca de todo el proceso de enseñanza y aprendizaje.
Teniendo en cuenta los elementos que integran cualquier aprendizaje: conocimientos,
procedimientos y actitudes, las estrategias generales que se utilizarán para potenciar el éxito
en su adquisición son:
Estrategias para mejorar la adquisición de conocimientos:
 Fomentar el desarrollo de asociaciones entre los diferentes conceptos.
 Realizar exposiciones claras.
 Potenciar que éstos se puedan aplicar a la práctica diaria.
 Que éstos estén adaptados a las necesidades que plantea el alumno/a en particular
y el grupo en general.
Estrategias que fomentan el aprendizaje de procedimientos:
 Llevar a cabo una graduación de los aprendizajes, es decir, ir de los procedimientos
más simples a los más complejos de forma progresiva.
 Fomentar la interiorización de los procedimientos, adquiriendo formas de afrontar
problemas concretos.
 Considerar contextos prácticos y reales para la adquisición de los diferentes
procedimientos.
Estrategias en cuanto a la adquisición de actitudes:
 Fomentar la toma de decisiones y la capacidad de juicio crítico entre el alumnado.
 Potenciar la implicación y participación individual y grupal.
 Desarrollo del autoconcepto y de la autoestima en los alumnos/as.
 Fomento del respeto a los demás participantes y a sí mismo/a.
La aplicación de cualquier estrategia supone un proceso de cambio y la generación de una
nueva realidad. Por lo tanto, de forma previa a la puesta en práctica de cualquier estrategia
por parte del docente, es necesario considerar las actitudes que tendrán cada alumno/a de
forma individual, las del tutor/a y las que puedan surgir en el grupo.
Siempre que las estrategias que utilice el tutor/a en cada momento sean adecuadas podrán
conseguir una optimización de sus funciones. En este sentido, para mejorar su función
orientadora y dinamizadora, puede emplear las siguientes estrategias:
 Ofrecer apoyo y confianza a los alumnos/as.
 Proporcionar retroalimentación al alumnado sobre su evolución y progresos en el
curso.
 Ir otorgándole, de forma progresiva al alumno/a, mayores competencias de
autogestión en su propio proceso de aprendizaje.
 Ofrecer ayuda y apoyo en relación a las tareas académicas.
 Vincular las circunstancias profesionales y personales del alumnado a la temática
del curso.
 Fomentar la unión grupal, incorporándose el propio tutor/a como parte integrante del
grupo.
En relación a la función didáctica del teletutor/a, algunas de las estrategias que puede poner
en marcha para mejorar ésta, son:
 Realización de esquemas, mapas conceptuales y resúmenes de los temas del curso.
 Desarrollo de análisis documentales de temas relacionados con el curso.
 Elaboración de blogs, páginas webs, wikis, etc.
 Proponer la realización de debates y grupos de discusión.
 Fomentar el trabajo por proyectos, los grupos de investigación, etc.
En el desarrollo de un curso de teleformación, debido a las características que presenta éste
y fundamentalmente a que el alumno se puede encontrar solo en su proceso de aprendizaje, es
muy importante potenciar la motivación.
En este sentido, el tutor/a cuenta con una gran diversidad de estrategias que puede utilizar
para mejorar la motivación de su alumnado. Algunas de ellas son:
 Reforzar el esfuerzo individual realizado.
 Mostrar interés por cada alumno/a y por sus circunstancias particulares.
 Hacerle saber al alumno/a que confía en sus posibilidades.
 Valorar y reforzar cualquier avance que se produzca, por pequeño que sea.
 Fomentar la creación de un clima positivo que invite a la participación y al aprendizaje.
 Estimular las capacidades y potencialidades del alumnado.
 Fomentar y reforzar la participación y la iniciativa del alumnado en el curso.
 Respetar siempre las opiniones de cualquier alumno/a.
 Realizar siempre críticas constructivas.
 Mostrarse siempre accesible y solícito/a para ayudar y apoyar al alumnado.
 Etc.

Herramientas Tutoriales
Las tutorías son fundamentalmente un proceso de relación que se establece entre el
tutor/a y los alumnos/as. Esta relación se realiza fundamentalmente a través de las diversas
herramientas tutoriales que hay disponibles para ello y que nos han proporcionado los últimos
avances de las TIC.
Tradicionalmente, de forma previa al desarrollo de las nuevas tecnologías, la comunicación se
llevaba a cabo de manera unidireccional, de forma que el emisor (habitualmente el docente
o el material didáctico) enviaba la información a un/unos receptores (el alumnado) que la
procesaba y asimilaba. Actualmente, gracias al desarrollo y a la evolución de las TICs, se ha
avanzado hacia un modelo de comunicación más dinámico e interactivo que facilita que
el/los receptores se transformen también en emisores de los mensajes, tanto de forma
individual como grupal.
Estas herramientas se incluyen en las plataformas de formación online y son muy útiles
para potenciar los procesos de comunicación, dinamización y motivación que se llevan a
cabo a lo largo del desarrollo de la acción formativa.
Las herramientas utilizadas en teleformación pueden ser de dos tipos:
 Asíncronas: Son herramientas que facilitan interacciones que no se producen en
tiempo real ni de forma simultánea entre los agentes implicados en la comunicación. En
este caso el mensaje es emitido por el emisor y posteriormente, en otro momento,
es recibido por el receptor o receptores.
 Síncronas: Estas herramientas permiten una interacción en tiempo real y de forma
simultánea entre los diferentes agentes implicados en el proceso comunicativo. En este
caso el mensaje es emitido por el emisor/a y recibido por el/los receptores de forma
simultánea, al mismo tiempo.
El tutor/a debe conocer todas las estrategias tutoriales, así como en qué momento aplicar cada
una de ellas para conseguir los objetivos que desea.

Herramientas de Comunicación Utilizadas en la Teleformación

Las principales herramientas asíncronas son:


 Correo electrónico: (Mensajes que se envían desde un usuario de informática a otro.)
Suele ser el medio más utilizado de comunicación en las tutorías. Permite
personalizar el proceso de enseñanza y aprendizaje. A través de él, el tutor/a podrá
contestar por escrito a las dudas o consultas planteadas por el alumnado, corregir
actividades previamente enviadas, etc. Es fundamental que las respuestas a estos
mensajes se realicen en el menor tiempo posible, no debiendo superar las 24 horas.
Es muy positivo que el tutor/a redacte los mensajes de forma personalizada y que lo
haga en un tono amable y cordial.
Las principales ventajas que tiene su utilización son:
o Permite el envío de la misma información a varios alumnos a la vez.
o Facilita que sea posible guardar y conservar todos los mensajes enviados.
o Permite la posibilidad de adjuntar archivos.
o Facilita que se pueda llevar a cabo una comunicación privada.
o No es una herramienta intrusiva, ya que el receptor del mensaje puede decidir
cuándo desea leerlo y responderlo.
 Foros: Esta herramienta permite que tanto el docente como el alumnado puedan crear
mensajes que quedan ordenados en función de determinadas temáticas de
discusión. El tutor/a podrá crear diferentes tipos de foros durante el desarrollo del
curso: foro de bienvenida y presentación, foro de dudas, foros de debates, foros de
discusión de actividades prácticas, etc. Además, permite que todo el alumnado pueda
acceder a noticias de interés, sugerencias, avisos, etc. Al igual que para el correo
electrónico, el tutor/a debe responder lo más rápidamente posible a cualquier
comentario o aportación que un alumno/a realice en un foro.
Sus principales ventajas son:
o Permite que la comunicación que se realice entre el tutor/a y el alumnado o el
alumnado entre sí, sea pública.
o Posibilita que se fomente la interacción grupal, a través de debates,
discusiones, etc.
o Cualquier mensaje que se realice en un foro queda registrado.
o Podemos utilizarlos para valorar la participación del alumnado en el curso,
sus respuestas a alguna actividad concreta, etc.
 Listas de distribución: A través de este servicio se facilita el establecimiento de una
comunicación multidireccional entre todos los participantes que pertenezcan a un
listado de direcciones de correo electrónico. El tutor/a tendrá la posibilidad de crear
diferentes listas de distribución, fomentando de este modo el intercambio de ideas, la
resolución de dudas, etc.
 Preguntas Frecuentes o FAQ (Frequently Asked Questions): En este apartado, se
expone una relación de las preguntas que más frecuentemente realiza el alumnado
en relación al curso, así como sus respuestas. Permite al alumno/a, resolver cualquier
duda a través de la consulta de este espacio, sin tener que consultarla al tutor/a.
Para que este servicio resulte de utilidad, debe tener una actualización constante.
 Calendario o Agenda de Actividades: Esta herramienta consiste en un calendario
online en el que se marcan aquellas fechas relacionadas con determinados
eventos, tareas o actividades que se desarrollarán a lo largo del curso. Su consulta
permitirá al alumno poder organizarse y planificar su progreso en el curso.
 Guía Didáctica: En este documento se ofrece al alumnado las orientaciones básicas
para que pueda obtener el máximo provecho de la acción formativa. Deben incluirse
en la misma los siguientes elementos:
o Presentación de la acción formativa y justificación de la misma.
o Presentación de la plataforma que se va a utilizar para el desarrollo del
curso.
o Breve descripción de la entidad que gestiona el curso.
o Presentación de los recursos humanos que van a desarrollar la acción
formativa (tutores/as, personal del servicio técnico, personal administrativo,
etc.) así como de las funciones de cada uno de ellos/as.
o Objetivos.
o Descripción de las tutorías (horario, formas en que se podrán realizar, etc.).
o Contenidos a estudiar.
o Metodología que se va a seguir a lo largo del curso.
o Recursos disponibles.
o Actividades que deberá realizar el alumnado, tanto de carácter voluntario
como obligatorio.
o Temporalización del curso.
o Requisitos necesarios para superar el curso.
 Tablón de anuncios: Se trata de un espacio en el que se publican diferentes
mensajes escritos de interés general. Pueden tener una finalidad didáctica o bien
crearse con el objetivo de fomentar relaciones de comunidad, pudiendo publicar
anuncios todo el alumnado del curso. No se puede dar respuesta a ningún mensaje
publicado, a diferencia de la posibilidad que ofrecen los foros.
Las herramientas asíncronas tienen el principal inconveniente de que no permiten la
existencia de una respuesta inmediata por parte del alumno/a. No obstante, una de sus
principales ventajas es que es posible guardar un registro de la actividad realizada y poder
consultarlo con posterioridad.
Si consideramos las herramientas de comunicación síncronas, las más importantes en
teleformación son:
 El teléfono. Es una de las principales herramientas utilizadas en teleformación ya
que la mayoría de contactos que se realizan entre el tutor/a y el alumnado se hacen a
través de este medio. Por lo tanto, puede considerarse como una herramienta de apoyo
fundamental para el proceso tutorial.
El alumnado debe disponer de facilidades para poder contactar telefónicamente con su
tutor/a, siendo muy recomendable el hecho de que pueda disponer de un número de teléfono
gratuito para estos contactos. A través del teléfono podrán atenderse dudas de tipo
pedagógico, metodológico y técnicas.
 Chat: Es una herramienta que permite el intercambio de mensajes en tiempo real. Se
trata de un medio muy útil para el desarrollo de las tutorías online. Permite la
resolución de dudas y consultas, las explicaciones de determinados contenidos, etc.
La responsabilidad del tutor/a en su utilización es la de guiar y moderar cada una de las
intervenciones que se realizan en el chat, estableciendo los diferentes turnos de palabra.
Ello permitirá que la tutoría sea eficaz.
Es importante controlar que el número de participantes no sea excesivo para que la
comunicación sea fluida y comprensible. Además, el tutor/a deberá avisar con antelación
suficiente de la celebración del chat, adaptando ésta en la medida en que sea posible a las
necesidades del alumnado (horario disponible para acceder, etc.).
 Pizarra electrónica: Gracias a esta herramienta, el tutor/a, al igual que en cualquier
pizarra, puede realizar anotaciones, esquemas, explicaciones, etc., y el alumnado
podrá ver estos cambios de forma inmediata en la pantalla de su equipo. Algunas
pizarras permiten además que puedan compartirse ficheros, que los alumnos/as
puedan también escribir, etc. Es muy útil para la utilización de demostraciones o
ejemplificaciones de los contenidos del curso.
 Audioconferencia: Es similar a una conversación telefónica, pero con la salvedad
de que ésta se realiza a través de internet. Cuenta con la gran ventaja de que el tutor/a
puede comunicarse con todo el alumnado del curso o un grupo numeroso a la vez.
En muchas ocasiones se utiliza acompañando a la pizarra electrónica o al chat. Un
inconveniente es que su utilización requiere de ordenadores multimedia con
micrófonos y altavoces.
 Videoconferencia: (Utilización de señales de audio y vídeo para conectar participantes
de lugares distantes) Además de permitir la comunicación entre el tutor/a y todos los
alumnos/as través de la voz en tiempo real, se transmiten imágenes en
movimiento. El hecho de permitir la comunicación “cara a cara” entre el tutor/a y el
alumnado, elimina los posibles problemas de confusión que puede provocar la
comunicación escrita. Para evitar que la videoconferencia se transforme en una
especie de clase magistral, donde el docente se limita a exponer contenidos y el
alumnado a recibirlos de forma pasiva, debe fomentarse la participación activa de
todos los alumnos y alumnas. Sus principales inconvenientes, que hacen que no se
suela utilizar muy a menudo en los cursos de teleformación se derivan del hecho de que
no suele quedar un registro de las sesiones (y en caso de poder hacerse se generan
archivos de gran tamaño) y que el alquiler o la compra del sistema de
videoconferencia suele tener un coste bastante elevado.
Las herramientas síncronas suelen tener como principal inconveniente su dificultad para
ser consultadas con posterioridad a su uso, debido a que no suele permanecer un registro
de las mismas. Pero, como principal ventaja, a diferencia de lo que sucede con las
herramientas asíncronas, se encuentra el hecho de que permiten que tenga lugar una
comunicación simultánea y una
respuesta inmediata por parte del
tutor/a y el alumnado.
Valverde y Garrido (2005), proponen
cuáles deben ser los usos correctos
de algunas de las herramientas de
comunicación más importantes en
un entorno de teleformación. Éstos
pueden verse en la siguiente tabla:
De forma previa a la utilización de las
diferentes herramientas tutoriales
debemos asegurarnos de modificar
determinadas actitudes que el
alumnado pudiera tener hacia el
uso de alguna de ellas (Cabero,
Llorente y Román, 2004). Un ejemplo
de esto puede ser la utilización del
chat para las tutorías, ya que esta
herramienta en muchas situaciones se
asocia a momentos de diversión y
comunicación entre amigos.
RESUMEN
 Además de la gran diversidad de medios y herramientas tecnológicas de las que dispone
el tutor/a-formador/a, requiere, además, la puesta en marcha de una serie de métodos y
estrategias que consigan dinamizar el curso en general y a los participantes en particular
 La metodología de la teleformación se basa, en un primer momento, en el diseño y
desarrollo del Plan de Acción Tutorial.
 El plan de acción tutorial consiste en la planificación del conjunto de tareas y acciones
que se van a desarrollar a lo largo del curso y que se van a distribuir en un calendario o
cronograma.
 Además de estos elementos, el tutor/a, a lo largo del desarrollo del curso, pondrá en
práctica una serie de acciones y estrategias que le van a permitir dinamizar la acción
formativa. Estos son:
o Información y acogida.
o Seguimiento.
o Aprendizaje y refuerzo.
 Al inicio del curso, el tutor/a online deberá llevar a cabo una serie de actuaciones
destinadas a proporcionar al alumnado información sobre los aspectos más importantes
del mismo y a garantizar que éste se sienta parte integrante del grupo al que pertenece
a través de una adecuada acogida.
 A lo largo de esta fase de seguimiento, el tutor/a desarrollará diversas funciones:
dinamizando la acción formativa, haciendo de guía, evaluando, orientando, etc. Para ello,
la comunicación con el alumnado debe ser fluida y continua. Para la realización de
muchas de estas funciones se apoyará en la utilización de estrategias y herramientas
tecnológicas.
 Durante el desarrollo del curso, el tutor/a también deberá aportar al alumnado
información y contenidos complementarios que enriquezcan su aprendizaje y
conocimiento de la materia.
 Además, es importante tener en cuenta dos momentos fundamentales en cualquier
acción formativa. Se trata de la planificación del curso, antes de que éste dé comienzo y
del momento en que éste finaliza.
 De forma previa al inicio del curso hay una serie de tareas administrativas y
metodológicas que deben realizarse. La preparación inicial de un curso es un factor
determinante que garantiza una correcta ejecución de éste y por tanto, el éxito en su
consecución.
 En cuanto a la finalización del curso, antes de que este llegue a su término es necesario
que el tutor/a informe convenientemente de ello, recordando la fecha de finalización y
los requisitos mínimos para completarlo.
 Las estrategias tutoriales son los procedimientos que llevará a cabo el tutor/a para sacar
el máximo rendimiento al proceso de enseñanza y aprendizaje online. Estas estrategias
también estarán recogidas en el Plan de Acción Tutorial.
 Para cada situación concreta que aparezca en el curso y con cada alumno/a en
particular, será necesario utilizar unas estrategias determinadas, siempre adaptadas a
sus necesidades específicas e intereses.
 Las herramientas tutoriales se incluyen en las plataformas de formación online y son muy
útiles para potenciar los procesos de comunicación, dinamización y motivación que se
llevan a cabo a lo largo del desarrollo de la acción formativa.
 Las herramientas utilizadas en teleformación pueden ser de dos tipos:
 Asíncronas: Son herramientas que facilitan interacciones que no se producen en tiempo
real ni de forma simultánea entre los agentes implicados en la comunicación. En este
caso el mensaje es emitido por el emisor y posteriormente, en otro momento, es recibido
por el receptor o receptores.
 Síncronas: Estas herramientas permiten una interacción en tiempo real y de forma
simultánea entre los diferentes agentes implicados en el proceso comunicativo. En este
caso el mensaje es emitido por el emisor/a y recibido por el/los receptores de forma
simultánea, al mismo tiempo.
 Las herramientas asíncronas tienen el principal inconveniente de que no permiten la
existencia de una respuesta inmediata por parte del alumno/a. No obstante, una de sus
principales ventajas es que es posible guardar un registro de la actividad realizada y
poder consultarlo con posterioridad.
 Las herramientas síncronas suelen tener como principal inconveniente su dificultad para
ser consultadas con posterioridad a su uso, debido a que no suele permanecer un
registro de las mismas. Pero, como principal ventaja, se encuentra el hecho de que
permiten que tenga lugar una comunicación simultánea y una respuesta inmediata por
parte del tutor/a y el alumnado.
0.4: La Plataforma de Teleformación
 OBJETIVOS
Familiarizarse con la diversidad de plataformas formativas existentes actualmente en el mercado.
Conocer las ventajas e inconvenientes que ofrecen cada una de ellas.

 EPÍGRAFES
Características y Tipos
Plataformas de Software Comercial
Plataformas de Software Libre

Características y Tipos
Podemos encontrarnos con diferentes nombres para hacer referencia a la plataforma de
teleformación, tales como plataforma virtual, Webtool, entorno virtual de
enseñanza/aprendizaje, etc.
Podemos definir la plataforma formativa como aquel entorno formativo basado en las TIC que
facilita una serie de instrumentos y herramientas para la adquisición de aprendizajes,
permitiendo a la vez que se lleve a cabo una interacción entre tutores, alumnos y contenidos
de forma tanto síncrona como asíncrona.
Constituyen el soporte para que pueda desarrollarse un curso de formación online.
Algunos autores como De Benito y Salinas (2002) han establecido algunas características que
poseen las plataformas formativas:
 Incorporan distintas aplicaciones de internet.
 Se crean y desarrollan de forma específica para el contexto educativo.
 Es posible el acceso rápido a las mismas a través de cualquier navegador y no
requieren, por tanto, que el usuario disponga de ningún software ni hardware específico.
 Presentan un interfaz que facilita la accesibilidad (Característica del diseño de una
página web).
 Integran diferentes funciones como la gestión y administración, la información, la
comunicación entre profesorado y estudiantes en un contexto didáctico y utilizando
diversas herramientas tecnológicas.
Sería importante añadir a estas características el hecho de que el acceso a la plataforma
formativa es restringido y totalmente personal, a través de unas claves que se facilitan de
forma privada a cada participante.
El objetivo fundamental que tiene cualquier plataforma de teleformación es facilitar el desarrollo
de la acción formativa, ofreciendo para ello una gran diversidad de recursos y herramientas
multimedia al alumnado.
Para cumplir este objetivo, es fundamental que cualquier plataforma formativa incorpore
una serie de elementos básicos. En este sentido, De Benito (2000) establece los siguientes:
 Incorporación de diferentes tipos de módulos que permita la realización de
actividades diferentes. Como mínimo debe incluir tres módulos: docente, alumnado y
gestor del sistema.
o Módulo del docente, será el encargado de subir y transformar contenido,
elaborar y subir diferentes pruebas de evaluación y determinar el progreso del
alumnado.
o Módulo del alumnado: éstos deben tener acceso a los contenidos y
cumplimentar las autoevaluaciones y evaluaciones obligatorias.
o Módulo de Gestor del Sistema, deberá dar de alta y baja a los alumnos/as y
gestionar el inicio y finalización del curso.
 Que se base en la filosofía “cliente-servidor”, es decir, que el usuario, para acceder
a la misma, no necesite instalar ningún tipo de software.
 Que permita un fácil acceso y descarga de determinados programas, necesarios en
caso de que el alumnado tenga que visualizar videos, descomprimir ficheros, etc.
 Que la plataforma sea muy intuitiva a nivel gráfico y permita una navegación fácil
por todos sus contenidos
 Que disponga de un entorno multiplataforma que permita visualizar el curso a través
de diferentes ordenadores y dispositivos: Mac, PC, Android, etc.
A nivel didáctico, cualquier plataforma formativa debe incorporar también una serie de
módulos que permitan y faciliten el aprendizaje por parte de los alumnos/as. Estos son:
 Módulo de comunicación: Permitirá la comunicación, tanto de forma síncrona como
asíncrona entre todos los participantes de la acción formativa (tutores/as,
alumnado, gestores, etc.). La plataforma facilitará que esta comunicación se produzca
a diferentes niveles (individual, pequeños grupos, todo el alumnado con el tutor/a, etc.).
Ésta se producirá a través de las diferentes herramientas de comunicación que
incluirá la plataforma y que han sido analizadas anteriormente: foros, chats, correo
interno, pizarras compartidas, etc.
 Módulo de seguimiento del alumnado: Este módulo debe proporcionar al tutor/a
información sobre diferentes aspectos relacionados con la ejecución del alumno/a
en el curso y su evolución. En este sentido, éste dispondrá de información sobre el
tiempo dedicado a cada una de las sesiones y tiempo total de dedicación al curso,
número de veces que ha accedido a éste, pruebas de autoevaluación y evaluación
realizadas y sus resultados, número de intervenciones en los foros y chats, etc. El
adecuado manejo de toda esta información va a permitir que el tutor/a pueda adoptar
determinadas acciones correctivas con aquellos/as alumnos/as que vayan más
retrasados o que no estén cumpliendo los objetivos de aprendizaje del curso.
 Módulo de Evaluación del curso: Éste permitirá al tutor/a introducir en el curso
pruebas de evaluación de diferentes tipologías (elección múltiple, verdadero/falso,
desarrollo, etc.) y con diferentes niveles de dificultad. Estas pruebas de evaluación
pueden tener carácter obligatorio o voluntario y pueden encontrarse activas desde
el comienzo de la acción formativa o ir incorporándose a medida que el alumnado
vaya avanzando en el estudio de los contenidos del curso.
 Módulo de Administración y Gestión: Permitirá gestionar las altas o bajas del
alumnado participante, el acceso a determinados bloques del curso, etc. Este módulo
suele ser utilizado de forma principal por el administrador/a.
 Módulo de Contenidos: Permitirá el acceso a diferentes tipos de contenido:
textuales, visuales o audiovisuales.
 Incorporación de elementos que faciliten el desarrollo del curso. También es muy
recomendable que la plataforma de formación incorpore diferentes elementos que
faciliten el desarrollo de la acción formativa por parte del alumnado, tales como
Calendario, Tablón de Anuncios, Informes y Estadísticas (a través de la cual el
alumnado podrá conocer los datos de su evolución y progreso en el curso), etc.
El crecimiento de la teleformación ha propiciado la aparición de una gran variedad de
plataformas virtuales o LMS (Learning Management Systems).
Existen diferentes plataformas formativas en el mercado. Algunas de ellas son de distribución
gratuita y otras son de pago. Aunque son muchos los autores que han realizado estudios
comparativos entre diferentes plataformas, analizando las herramientas y diversas posibilidades
que ofrecen a los usuarios (De Benito, 2000), la elección de una u otra plataforma dependerá
de una serie de variables a tener en cuenta por el usuario, tales como sus necesidades
concretas, coste que está dispuesto a asumir, número de participantes en el curso, etc.

A continuación, pasaremos a estudiar las principales plataformas de software comercial y de


software libre.

Plataforma de Software Comercial


Debido al éxito y al incremento notable que ha tenido la formación online en los últimos años,
son muchas las empresas que se han dedicado a sacar al mercado plataformas
formativas, existiendo una gran variabilidad en este sentido.

WEBCT
Como ejemplo de plataforma que se basa en un software de pago,
comentaremos algunas de las principales características de
WebCT.
WebCT (Web Course Tools) es una plataforma comercial de teleformación que incluye una
serie de contenidos y los organiza con fines educativos. Esta plataforma suele utilizarse en
gran medida en formación universitaria. Son numerosas las Universidades que utilizan esta
plataforma para el desarrollo de sus cursos online, entre ellas la UNED, la Universidad de
Sevilla, la Universidad de Valencia, etc.
Apareció inicialmente como un proyecto de investigación en 1995, en la Universidad British
Columbia de Canadá.
Integra las siguientes herramientas formativas:
 Herramientas comunicativas: foros, chats y pizarra virtual
 Herramientas de evaluación: pruebas de autoevaluación y exámenes en línea
 Herramientas de contenido: documentos de investigación, materiales de consulta y
referencias bibliográficas
 Herramientas de seguimiento: Que permiten llevar un control del avance y el progreso
del alumnado participante en el curso.
Un elemento que hace que este entorno sea muy atractivo tanto para usuarios noveles como
para aquellos más experimentados es la flexibilidad que ofrecen las herramientas de cara al
diseño de la formación. En este sentido, es posible que los docentes puedan añadir al curso
diferentes herramientas interactivas como chats, foros, archivos doc. y pdf, etc. Los menús
que incorpora esta plataforma son intuitivos y la navegación por ellos es fácil. Algunos de sus
inconvenientes son:
 Solo permite tres perfiles de usuario: profesor, alumno y administrador. Por el contrario,
otras plataformas formativas permiten más perfiles (Moodle permite siete perfiles).
 No cuenta con una herramienta de creación de contenidos en línea como puede ser,
por ejemplo, Google Docs.
 Depende de los sistemas propietarios de software.
 Se produce una sensación de independencia y aislamiento entre los alumnos y los
cursos, incluso dentro de un mismo curso.
 Uno de sus grandes inconvenientes es el hecho de no haber evolucionado hacia un
entorno de aprendizaje basado en la web 2.0. (Concepto desarrollado en 2004 por
Tim O’Really. Etapa de internet en la que los recursos se orientan hacia la interacción
de los usuarios entre sí) Esto conlleva que carezca de herramientas centradas en el
alumnado, como wikis, blogs, chats de voz, etc.

FIRST CLASS
Es una aplicación que combina diversas tecnologías que
facilita y mejora la comunicación, colaboración e intercambio
de conocimientos entre los distintos agentes implicados en el
proceso de enseñanza aprendizaje en un entorno web. Ofrece foros de aprendizaje en Internet,
correo electrónico de alumnos, redes sociales seguras, foros de aprendizaje profesionales, etc.
Es compatible con sistemas operativos Windows, Macintosh y Linux.

ECOLLEGE
Es una solución tecnológica con herramientas y servicios
para e-learning. Se centra en la administración de programas
y cursos académicos. Permite generar herramientas del tipo de
eventos, agenda, calendarios, etc. Envía comunicados
personalizados. Permite hacer seguimientos del alumnado, viendo las ausencias,
calificaciones, … Tiene un sistema de mensajería interno.

BLACKBOARD
Es una empresa que ofrece distintos tipos de plataformas
virtuales, dependiendo de lo que se quiera conseguir. Ofrece
herramientas de aprendizaje en línea, herramientas de
colaboración en tiempo real con múltiples funciones,
conexión inmediata y eficaz con la comunidad de usuarios,
etc.
Este tipo de plataformas comerciales tienen unas ventajas y unos
inconvenientes.

Plataforma de Software Libre


En algunas ocasiones las Instituciones Públicas demandan la utilización de plataformas
gratuitas o de software libre para la realización de sus cursos de teleformación.
La baja calidad de algunas de las plataformas de pago existentes en el mercado o su elevado
coste han propiciado el surgimiento de las plataformas de software libre y/o gratuitas.
Las plataformas de software libre o código abierto, son aquellas en las que el usuario tiene
la libertad de poder copiar, distribuir, ejecutar, cambiar y mejorar el software. Esto no
implica necesariamente que sean gratuitas, sino que se trata de dos aspectos totalmente
diferentes que habrá que tener en cuenta de cara a la elección de las mismas.
Algunas plataformas de software libre son las que vamos a ver a continuación.

MOODLE
Moodle hace referencia a “Entorno Modular de Aprendizaje
Dinámico Orientado a Objetos” (Modular Object Oriented
Dynamic Learning Environment).
Esta plataforma formativa se crea con el propósito de crear un entorno destinado a la creación
y gestión de cursos online bajo una distribución gratuita y de código abierto. El hecho de
tratarse de una plataforma de software libre propicia que puedan ir introduciéndose en la
misma una gran cantidad de nuevos recursos (Materiales de aprendizaje, que, colocados en
el aula virtual, complementan los contenidos del curso. Elementos que ayudan al desarrollo del
proceso de enseñanza y aprendizaje) y módulos debido a la colaboración en red que mantienen
diferentes participantes e instituciones.
Así mismo, moodle cuenta con un excelente y abundante material de apoyo y con
comunidades de usuarios que, a través de diferentes foros creados con este fin, pueden
resolver cualquier consulta sobre su funcionamiento.
Esta plataforma concede una gran autonomía y libertad de cara a la gestión de los cursos de
teleformación.
Otra gran ventaja con que cuenta es que podemos utilizar moodle con Windows, Linux y Mac.
Su principal característica es que se trata de una plataforma modular. Esto significa que sus
diferentes funciones se encuentran incluidas en módulos que pueden ir incorporándose
en función de nuestras necesidades (módulo de tareas, módulo consulta, módulo foro, módulo
cuestionario, etc.).

CARACTERÍSTICAS DE MOODLE
Moodle se caracteriza por:
 Ser una plataforma de formación de software libre.
 Tener una navegación sencilla e intuitiva
 Por la diversidad de posibilidades educativas que ofrece.
 Porque incluye una comunidad de usuarios y desarrolladores que en base a un
proceso de construcción colaborativo realizan constantes innovaciones y mejoras en
el entorno de formación.
 Basarse en principios constructivistas, entendiendo al alumnado como constructor
de su propio aprendizaje y parte activa en todo el proceso.
Los aspectos más destacables de Moodle son:
 Permite una estructura modular, pudiendo elegir el docente entre tres formatos de
curso: semanal, por temas o por foro social, basado en debates.
 Flexibilidad, ya que el tutor/a puede escoger los materiales que considere más
apropiados para el curso.
 El tutor/a puede elegir dónde ubicar los foros y cómo serán sus características
(foros que fomenten el debate entre los alumnos/as y/o foros destinados solo a informar
de determinadas cuestiones).
 Existe la posibilidad de realizar copia de las sesiones pasadas de chat.

La plataforma moodle se constituye en torno a tres módulos básicos. Estos son:


 Módulo de comunicación: Se compone del correo electrónico, los foros y chats. El
proceso de creación de foros y chats se caracteriza por ser bastante sencillo.
 Módulo de contenido de materiales: En ese módulo se integran los siguientes
elementos:
o Editor de texto HTML
o Etiquetas
o Recursos
o Lecciones
o Glosarios
 Módulo de actividades: Se ofrecen las siguientes herramientas: cuestionarios,
diarios, tareas y talleres.
En moodle se pueden crear diferentes perfiles de acceso o roles. Cada perfil tendrá acceso
a unas funciones determinadas. En este sentido, el rol de estudiante tiene más limitaciones
que el del docente, el cual puede añadir diferentes recursos, actividades, etc.
Moodle incorpora, por defecto, los siguientes perfiles de acceso: Administrador, Creador de
Curso, Gestor, Profesor, Profesor sin permiso de edición, Estudiante, Invitado, Usuario
identificado y Usuario identificado en la página principal. No obstante, es posible que el
administrador cree más perfiles a partir de la configuración de los permisos asociados a cada
uno de ellos.
A través del rol de profesor se puede:
 Importar elementos que se encuentren en otros cursos.
 Calificar las actividades realizadas por los alumnos/as.
 Restaurar cursos.
 Incluir elementos o modificar el contenido del curso.
 Hacer copias de seguridad.
 Asignar roles en el curso o matricular.
Algunos inconvenientes que tiene esta plataforma son:
 Su rápido desarrollo genera que aparezcan nuevas versiones constantemente.
 La herramienta que incorpora para la evaluación de competencias aún es muy
básica.
 Su interfaz suele variar muy poco de una a otra versión.

ATUTOR
Esta plataforma ha sido desarrollada en la Universidad de
Toronto y se trata de un entorno Open Source (Código abierto)
de la Adaptive Technology Resource Centre (ATRC).
Se caracteriza por dar una importancia central a los materiales didácticos por lo que todo
su entorno se configura alrededor de estos, que pueden ser un curso completo, una
asignatura, una actividad, etc.
Otra particularidad que presenta es que el acceso a los contenidos se puede realizar de forma
pública o privada.
Además, el material se presenta en formato de libro electrónico y suele estar elaborado
por el mismo docente que imparte el curso. Es posible acceder, desde este mismo contenido,
a diferentes actividades o tareas.
A los chats y foros disponibles se accede a través de enlaces externos denominados
“discusiones”.
Ofrece también la posibilidad al docente de incorporar materiales académicos en un área
privada, pudiéndolos luego ubicar en cualquier otra zona del entorno formativo.
Algunos de los principales inconvenientes que plantea esta herramienta son:
 Parece ser que los participantes consideran confuso y de difícil navegación el entorno
de aprendizaje.
 No es posible incluir herramientas adicionales de aprendizaje.
 No se pueden crear grupos adicionales dentro de un curso.

CLAROLINE
Es una plataforma de aprendizaje que ofrece a los docentes la
posibilidad de crear cursos online, gestionar actividades de
aprendizaje y poder gestionar actividades de aprendizaje y colaboración en la Web. Sigue
las especificaciones de SCORM e IMS. Está disponible para Linux, Windows, Mac os x.

MANHATTAN VIRTUAL CLASSROOM


Es un sistema de publicación de cursos en Internet vía web.
Incluye un servicio interno de correo electrónico por web, grupos de discusión, definición de
tareas, chat, funcionalidades para colocar elementos multimedia, etc. "Manhattan Virtual
Classroom" puede usarse para impartir tanto cursos a distancia como elementos de apoyo
en cursos presenciales.

DOKEOS
Es una plataforma de e-learning que permite la creación de
contenido propio. El aula virtual presenta herramientas de
distinto tipo: para administrar documentos, agenda, generar
exámenes, enlaces, una herramienta de autor, foros/chats, etc.

ILIAS
Es un sistema gestor de aprendizaje basado en una plataforma
web. Está formado por un conjunto de herramientas que permiten
aprender y realizar cursos, accediendo a la información en un
entorno de trabajo cooperativo e integrado para aprender y enseñar a través de Internet.

CHAMILO
Es una plataforma para e-learning y trabajo colaborativo. Es
muy versátil y fácil de usar. Permite crear contenidos de forma
fácil, su instalación es sencilla, la interfaz es clara, presenta
distintas herramientas de seguimiento, una apariencia
personalizable, redes sociales de aprendizaje, etc.

Este tipo de plataformas tienen sus ventajas y sus inconvenientes


RESUMEN
 Podemos definir la plataforma formativa como aquel entorno formativo basado en las TIC
que facilita una serie de instrumentos y herramientas para la adquisición de aprendizajes,
permitiendo a la vez que se lleve a cabo una interacción entre tutores, alumnos y
contenidos de forma tanto síncrona como asíncrona.
 El objetivo fundamental que tiene cualquier plataforma de teleformación es facilitar el
desarrollo de la acción formativa, ofreciendo para ello una gran diversidad de recursos y
herramientas multimedia al alumnado.
 El crecimiento de la teleformación ha propiciado la aparición de una gran variedad de
plataformas virtuales o LMS (Learning Management Systems). Algunas de ellas son de
distribución gratuita y otras son de pago.
 WebCT (Web Course Tools) es una plataforma comercial de teleformación que incluye
una serie de contenidos y los organiza con fines educativos. Esta plataforma suele
utilizarse en gran medida en formación universitaria.
 Las plataformas de software libre o código abierto, son aquellas en las que el usuario
tiene la libertad de poder copiar, distribuir, ejecutar, cambiar y mejorar el software. Esto
no implica necesariamente que sean gratuitas. Se trata de dos aspectos totalmente
diferentes que habrá que tener en cuenta de cara a la elección de las mismas.
 ATutor, una plataforma en entorno open source, se caracteriza por dar una importancia
central a los materiales didácticos por lo que todo su entorno se configura alrededor de
estos, que pueden ser un curso completo, una asignatura, una actividad, etc.
 Por su parte, Moodle se crea con el propósito de crear un entorno destinado a la creación
y gestión de cursos online bajo una distribución gratuita y de código abierto.
 Su principal característica es que se trata de una plataforma modular. Esto significa que
sus diferentes funciones se encuentran incluidas en módulos que pueden ir
incorporándose en función de nuestras necesidades.
 En moodle se pueden crear diferentes perfiles de acceso o roles. La versión 2.5.2
incorpora, por defecto, los siguientes perfiles de acceso: Administrador, Creador de
Curso, Gestor, Profesor, Profesor sin permiso de edición, Estudiante, Invitado, Usuario
identificado y Usuario identificado en la página principal.
0.5: Programas y Herramientas Informáticas para Tutorizar
al alumnado
 OBJETIVOS
Profundizar en aquellos programas y herramientas que podemos utilizar para la tutoría online.
Conocer las principales herramientas que nos ofrecen las nuevas tecnologías al servicio de la
tutorización online.

 EPÍGRAFES
Introducción
Programas para Tutorizar al Alumnado
Herramientas Informáticas para Tutorizar al Alumnado

Introducción
En los últimos años, la constante evolución de las TIC ha posibilitado el acortamiento de la
distancia social entre los individuos. Este hecho ha sido aprovechado en el contexto educativo
por los programas de tutoría (Rísquez, 2006), potenciando la adquisición de conocimientos y la
interacción comunicativa en entornos virtuales de aprendizaje.
No obstante, es importante considerar en todo momento que las TIC se encuentran al servicio
de las personas, evitando el denominado tecnocentrismo (El tecnocentrismo, coloca a la técnica
como centro de la reflexión en torno a la cual gira toda la aproximación a la realidad) que las
situaría en un nivel superior a la pedagogía. Muy al contrario, debemos utilizarlas como lo que
son, un recurso del que disponemos y que se encuentra al servicio de la educación
(Cabero, 2005).
En la enseñanza online, la tecnología no tiene toda la respuesta, debemos entenderla como
facilitadora del aprendizaje (Straub, 2006). Para que podamos aprovechar todo el potencial
que tiene la tecnología a nuestro alcance, se debe manejar una visión holística del proceso de
aprendizaje, el cual va a incluir una serie de factores fundamentales como un adecuado diseño
educativo, un buen modelo pedagógico sobre el que sustentarse, factores culturales y sociales
y un entorno de aprendizaje en colaboración centrado en el alumnado.
El empleo de todos estos recursos en la enseñanza online, de forma adecuada, nos va a
permitir poder potenciar y mejorar la adquisición de aprendizajes por parte del alumnado.
Esto se consigue a través de los diferentes programas y herramientas informáticas de que
disponemos en la actualidad y que posibilitan diferentes aspectos como el fomento de las
interacciones entre los participantes, el seguimiento de su evolución en el curso, etc.
Por lo tanto, la formación online no consiste solo en la realización de un curso destinado a la
adquisición de una serie de conocimientos, sino que va mucho más allá e implica también
colaboración entre todos los participantes de la acción formativa, desarrollo de la
comunicación y de un contexto donde se van a compartir conocimientos y experiencias. Esta
nueva concepción del aprendizaje se debe tanto al desarrollo y evolución de los modelos
pedagógicos y didácticos vigentes como a la disponibilidad de una gran cantidad de programas
y herramientas tecnológicas que van a mejorar y a facilitar el desarrollo de todo el proceso de
enseñanza y aprendizaje.
Partiendo de la base de que las TIC son recursos facilitadores en un curso online, éstas han
provocado importantes cambios en nuestra concepción del aprendizaje. Nos permiten la
consecución de una mejora en los procesos comunicativos y colaborativos que tienen lugar en
el seno del grupo, son un vehículo para conseguir aumentar la motivación del alumnado, abren
nuevas posibilidades de cara a su evaluación, etc. Es nuestra responsabilidad, como
formadores, saber utilizarlas adecuadamente, obteniendo el máximo rendimiento de cada una
de ellas.
A continuación, se analizarán los principales programas y herramientas informáticas disponibles
para facilitar la tarea de tutorización.

Programas para Tutorizar al Alumnado


Aunque en el tema anterior se han expuesto algunas de las herramientas que tanto de forma
síncrona como asíncrona, más se utilizan para tutorizar un curso online y se han analizado
algunas de las principales plataformas formativas que ofrecen un soporte para el desarrollo
de estos cursos, a continuación, se va a profundizar en aquellos programas y herramientas de
que disponemos para la tutoría online y que se han desarrollado debido fundamentalmente al
avance en las TICs.

ENTORNO VIRTUAL DE ENSEÑANZA-APRENDIZAJE (EVEA)


Para poder desarrollar un curso de e-learning es necesario que contemos con un soporte básico.
Este soporte es el denominado Entorno Virtual de Enseñanza-Aprendizaje(EVEA).
Un EVEA puede definirse como un entorno de formación basado en las nuevas tecnologías
y que facilita una serie de servicios y herramientas para el aprendizaje, permitiendo además
el desarrollo de interacciones síncronas y asíncronas entre alumnado, docentes y contenido.
Los tipos de EVEA de uso más extendido a nivel escolar son cuatro: plataformas de e-elearning,
blogs, wikis y redes sociales. Lo que distingue a estos ambientes entre sí es su dimensión
tecnológica y, por lo tanto, las potencialidades educativas que cada uno de ellos ofrece, al servir
de soporte a distintas actividades de aprendizaje.
Se pueden incluir diferentes tipos de herramientas en el EVEA. Éstas van a depender del
tipo de acción formativa que se vaya a realizar, de las características del alumnado y del modelo
de formación online sobre el que nos sustentemos.
No obstante, siempre debe incluir como mínimo dos tipos de servicio:
 Servicio de comunicación.
 Servicio de acceso a contenidos (Propiedad Intelectual. Conocimiento que se imparte.
Los contenidos en la teleformación incluyen texto, audio, video, animación y simulación).
Las herramientas que se incluyan deberán estar integradas en alguno de ellos.
Algunas de las herramientas que puede contener un EVEA son:
 Foros.
 Chats.
 Mensajería.
 Contenidos.
 Noticias o tablón de anuncios.
 Equipos de trabajo.
 Biblioteca.
 Etc.
Es importante no confundir un EVEA con una plataforma de formación. Las plataformas,
además de los servicios de comunicación y acceso a contenidos ofrecen otros servicios
adicionales, por lo que un EVEA puede encontrarse integrado o no en una plataforma
determinada.

LEARNING MANAGEMENT SYSTEM (LMS)


El Learning Management System (LMS) o Sistema de Gestión del Aprendizaje, puede definirse
como un software destinado a servidores de internet/intranet que integra un EVEA (los
participantes pueden comunicarse y acceder a los contenidos) y que además de ello, permite
llevar a cabo una gestión de usuarios (genera informes, da altas y bajas de participantes, etc.),
realizar registros de la actividad del alumnado (accesos al curso, tiempo de dedicación,
resultados de las evaluaciones, etc.) y gestionar los distintos servicios de comunicación (foros,
chats, mensajería, etc.). Por lo tanto, integra más opciones que un EVEA.

Learning Management System

Cualquier LMS está constituido por un EVEA, a través del cual acceden los diferentes
participantes del curso (docentes, alumnado, etc.) y por un entorno de administración, que
permite que se puedan configurar los diferentes cursos, importar contenidos diversos, gestionar
las altas y bajas del alumnado y, en general, habilitar diferentes servicios.
Las herramientas que incorporan los LMS son:
 Herramientas de comunicación: Permiten la comunicación tanto síncronica como
asíncronica entre los diferentes participantes de la acción formativa. Estas herramientas
son foros, chats, correo electrónico, etc.
 Herramientas de administración de usuarios: Permiten las altas y bajas de los
participantes en la acción formativa y su registro en la misma.
 Herramientas de seguimiento y evaluación: Permiten contar con una información
actualizada y veraz del progreso que el alumno/a lleva en el curso. En cuanto a las
herramientas destinadas a la evaluación, permiten al tutor/a disponer de forma inmediata
de la información relativa a las calificaciones obtenidas por el alumnado. A los
alumnos/as se le facilita la realización de pruebas valorativas a través de diferentes tipos
de preguntas: elección múltiple, verdadero o falso, preguntas abiertas, etc.
Las principales ventajas que presentan los LMS son:
 Permiten una planificación del aprendizaje adaptándose a las necesidades de los
usuarios
 Facilitan la interactividad entre todos los participantes
 Mejoran las competencias en nuevas tecnologías del alumnado participante en estos
cursos
 Permiten incluir diferentes recursos y contenidos relacionados con la materia objeto
de aprendizaje
Una de las principales carencias de estos sistemas tiene que ver con los contenidos docentes y
hace referencia al hecho de que solo dispone de una función de distribución de éstos.

LEARNING MANAGEMENT CONTENT SYSTEM (LCMS)


Los LCMS son una evolución de los anteriores LMS, a los cuales se les ha incorporado
una herramienta o entorno de gestión de contenidos. Es decir, se incluye en la plataforma
formativa una herramienta de autor. Este hecho permite, que a través de un LCMS se pueda
crear, almacenar y publicar diferentes contenidos, actividades y recursos formativos en general.
Los LCMS permiten el almacenamiento de diferentes contenidos y recursos formativos a través
de un repositorio. Éstos son etiquetados utilizando para ello metadatos, lo que permite que
puedan utilizarse posteriormente asociándolos a un curso determinado. Los tutores/as o quienes
se encargan de diseñar el contenido del curso tienen acceso a estos repositorios.
La aparición de estos nuevos sistemas LCMS ha supuesto un enorme cambio en la manera
en que hasta el momento se gestionaban las acciones formativas en e-learning. Suponen
un avance con respecto a los anteriores LMS ya que el aprendizaje online necesita una serie de
recursos que permitan, de forma integrada en la misma plataforma, tanto la distribución de
contenidos docentes como su propia creación.
Esto permite a cualquier persona experta en una determinada materia diseñar, crear, controlar y
distribuir material docente en la plataforma formativa.
Por lo tanto, los LCMS cuentas con las siguientes ventajas:
 Incremento en la facilidad para la generación de materiales didácticos
 Mayor rapidez en el proceso de creación de contenidos
 Adaptabilidad y flexibilidad a diferentes circunstancias
 Facilidad para la certificación de materiales y aprendizajes
 Actualización constante de los conocimientos
 Mayor control de los aprendizajes
Además de todas estas ventajas, los LCMS van a garantizar la creación, almacenamiento y
el reparto de los contenidos a través de:
 La existencia de herramientas de fácil uso para la creación de contenidos
 Flexibilidad en el sistema para permitir el diseño y la distribución de los cursos
 Herramientas administrativas que faciliten las matriculaciones en el curso de todos los
participantes
 Herramientas que faciliten el seguimiento del aprendizaje realizado por el alumnado
 Diferentes herramientas que permitan la evaluación de diferentes parámetros del
aprendizaje y de la acción formativa
 Posibilidad de conectividad con otros LMS
 Inclusión de herramientas que permitan la comunicación y el trabajo colaborativo.
 Existencia de mecanismos de seguridad que protejan todos los datos almacenados en
el sistema
 Facilidad de instalación y navegación
 Existencia de procedimientos sencillos que faciliten la migración de contenidos
El Campus Virtual es el espacio en el que se configura un LMS o LCMS en la red con el
objetivo de desarrollar la acción de teleformación.

Learning Management Content System

Herramientas Informáticas para Tutorizar al Alumnado


Aunque en el tema anterior se han analizado ya algunas de las principales herramientas con las
que cuenta el tutor/a online, a continuación, se expondrán las herramientas que nos proporcionan
las nuevas tecnologías y que se hallan al servicio de la tutoría en teleformación.
En la formación online contamos con una serie de herramientas muy atractivas, algunas
de las cuales facilitan la comunicación de forma síncrona y otras asíncrona, como ya hemos
estudiado. Además, en los últimos años, debido a la aparición de la web 2.0 y al surgimiento y
revolución de las redes sociales, han aparecido una nueva serie de herramientas que también
se han incorporado a la teleformación y muestran una gran utilidad en la tutorización del
alumnado. A continuación, se exponen algunas de las herramientas tutoriales más importantes:

AULA VIRTUAL
No puede considerarse una herramienta como tal, ya que es la base sobre la que se apoya
y desarrolla el curso. Por lo tanto, funciona como soporte que incluye al resto de herramientas
de tutorización.
La navegación por la misma debe ser sencilla e intuitiva, permitiendo al alumnado el acceso
a cada una de las opciones que facilita el curso. Así mismo, debe presentar una apariencia
atractiva que logre incrementar la motivación de los alumnos/as hacia la realización de la
acción formativa.

CARACTERÍSTICAS DE LAS AULAS VIRTUALES


Las características básicas que presentan las aulas virtuales son las siguientes:
 Una organización menos definida del espacio y el tiempo educativos.
 Uso más amplio e intensivo de las TIC.
 Planificación y organización del aprendizaje más guiado en sus aspectos globales.
 Contenidos de aprendizaje apoyados con mayor base económica.
 Forma telemática de llevar a cabo la interacción social.
 Desarrollo de las actividades de aprendizaje más centrado en el alumnado.
CORREO ELECTRÓNICO O E-MAIL
Se trata de una herramienta de comunicación asíncrona, ya que la comunicación a través de
él no se realiza en tiempo real, y tampoco los protagonistas de la comunicación (emisor y
receptor) se hayan en el mismo lugar.
Una de sus principales ventajas es que permite que el proceso de enseñanza y aprendizaje
se personalice, a través de la percepción, por parte del alumno/a de su propia identidad y
circunstancias personales, las cuales son tenidas en consideración por el tutor/a. Para ello, es
fundamental que los mensajes que el tutor/a envía a través de esta herramienta cumplan las
siguientes características:
 Se dará prioridad al envío de mensajes personalizados a cada alumno/a. En estos
mensajes el tutor/a se dirigirá al alumno/a por su nombre y hará alusión a la situación
particular que éste tiene en relación al curso. Solo en casos necesarios se enviarán
mensajes de correo electrónico colectivos.
 Los emails que den respuesta a dudas o consultas plateadas por el alumno/a,
deberán enviarse con celeridad, evitando que transcurran más de 24 horas del
mensaje inicial. Este plazo se podrá ampliar cuando medie un fin de semana o festivo.
 Es importante que el tutor/a utilice un lenguaje y estilo claro y correcto en la
redacción del mensaje, mostrándose siempre respetuoso y cordial con el alumno/a.
 Es muy importante y es una ventaja que permite esta herramienta, el hecho de guardar
copias de todos los mensajes recibidos por el alumnado y enviados a estos, por si
fuese necesario recurrir a ellos para cualquier aclaración, comprobación, etc.
 Siempre enviaremos un mensaje de respuesta al alumno, confirmándole que hemos
recibido correctamente su correo. Este interés mostrado por el tutor/a será percibido de
forma positiva por el alumnado, mejorando con ello su implicación y motivación por el
curso.

FOROS
Se trata también de una herramienta asíncrona, ya que la comunicación entre los diferentes
participantes de los mismos no se realiza en el mismo momento.
Éstos pueden estructurarse dependiendo de las características técnicas que tenga la
plataforma que utilicemos. Es importante que los organicemos en función de temas y
categorías. En este sentido es recomendable diferenciar los temas que se relacionan con
los contenidos del curso (como el foro de dudas, de valor añadido, actividades prácticas, etc.)
de los temas cuya finalidad es aumentar la participación y cohesión de todo el grupo (foros de
presentación, de debate, despedida, etc.).
Al inicio del curso es conveniente explicar al alumnado el funcionamiento de los foros para
que no comiencen a abrirse éstos de forma desproporcionada y desorganizada.
Es una herramienta muy útil para generar participación dentro del grupo. La tarea del tutor/a es
la de abrir los diferentes temas y moderar posteriormente las aportaciones que se realizan en los
mismos.
Es muy importante reforzar siempre las intervenciones de los alumnos/as.
CHATS
Los chats son herramientas síncronas, permiten la comunicación de forma simultánea y en
tiempo real entre emisor/es y receptor/res. Es necesario establecer algunas reglas de
funcionamiento para que la comunicación se realice de forma adecuada:
 Al comienzo del curso el tutor/a debe establecer sus normas y reglas de funcionamiento,
explicando al alumnado la manera en que deben acceder al mismo y cómo participar. Es
recomendable facilitar estas reglas por escrito a los alumnos/as
 Durante las intervenciones deben redactarse frases cortas y que contengan un mensaje
concreto
 Es importante que no se realicen nuevas intervenciones hasta que el participante que
está interviniendo en ese momento no finalice. Para ello es conveniente que sea el tutor/a
el que modere las intervenciones, concediendo los diferentes turnos.
 Algunas variantes de esta herramienta son el audiochat y el videochat.

AUDIOCONFERENCIAS Y VIDEOCONFERENCIAS
Cuando se trata solo de transmisión de sonido, estamos hablando de audioconferencia
(Conexión de voz entre más de dos sitios utilizando líneas telefónicas estándar) y cuando
además de sonido se transfieren imágenes, nos estamos refiriendo a la videoconferencia.
A través de la utilización de estas herramientas en el curso, el tutor/a puede exponer cualquier
aspecto relacionado con los contenidos, realizar explicaciones, aclaraciones, etc.
Para evitar que los alumnos/as adopten un papel pasivo durante estas exposiciones, se pueden
combinar con el uso del chat, fomentando de esta forma que puedan realizar aportaciones a
las intervenciones del docente, formular preguntas, solicitar aclaraciones, etc.
Estas herramientas han evolucionado de forma notable en los últimos años, permitiendo en la
actualidad que se produzca una interacción visual y oral entre los participantes de forma
simultánea.

PIZARRA ELECTRÓNICA
Es una herramienta compartida, de carácter síncrono, que permite tanto el establecimiento de
grupos de usuarios como de las acciones que pueden realizar cada uno de ellos.
Simula a una pizarra tradicional y tanto el alumnado como el docente pueden utilizarla a la vez
y compartir información.
Aunque a través de ella el tutor/a puede realizar cualquier tipo de aportación al curso es más útil
en aspectos relacionado con el desarrollo de elementos gráficos.

PODCAST
Son ficheros de audio o video. Su característica principal es que es posible reproducirlos
desde el propio navegador o plataforma formativa, en un reproductor en línea.
RSS
Sus iniciales significan Really Simple Sindication y hacen referencia a una herramienta que
permite la publicación de noticias de forma online.
Los usuarios pueden tener ordenadas noticias de diferentes fuentes digitales en forma de
enlaces. Estos enlaces se denominan canales.
Cuenta con la particularidad de que una vez se ha actualizado una noticia, es notificado de forma
inmediata al usuario.

REPOSITORIO DE FICHEROS
A través de este repositorio se podrán almacenar archivos en la plataforma con diferentes
objetivos. Esta herramienta presenta un carácter bidireccional en el sentido de que el docente
puede depositar diferentes archivos que sean de utilidad para el alumnado: documentación,
actividades, presentaciones, ejercicios, etc. y los alumnos/as a su vez, también podrán subir sus
archivos a este espacio, para que sean recibidos solo por el tutor/a o de forma pública, el resto
de participantes en el curso.

GOOGLE DOCS
Se trata de una herramienta basada en la tecnología 2.0. Permite el trabajo colaborativo en
diferentes documentos, hojas de cálculo, presentaciones. Su principal ventaja es que permite la
edición de documentos de forma colaborativa. Ello es posible debido a que un mismo
documento puede desarrollarse e ir redactándose por un grupo de alumnos/as a la vez y
además, permite que todo este trabajo se comparta de forma instantánea.
Facilita además que exista un registro de los cambios llevados a cabo y un control de las
diferentes versiones del documento.

BLOGS
Son herramientas que también proceden de la web 2.0. Se trata de un sistema que permite la
publicación de webs personales en internet.
Aplicados al campo de la educación se denominan edublogs. Éstos consisten en blogs
dedicados al campo de la educación y el aprendizaje que incluyen una serie de recursos muy
útiles para los participantes en una acción formativa a través de un sistema de publicación online.
Una vez publicados los edublogs, se podrán incluir comentarios en red de los diferentes
miembros. El desarrollo de éstos facilita la creación de redes sociales de conocimiento.
Así mismo, es una potente herramienta de gestión del propio aprendizaje.
En la formación online, los edublogs pueden presentarse de formas diferentes (Aníbal de la
Torre, 2006):
 El tutor/a puede crear un blog de una materia concreta, en el que irá publicando noticias
sobre la misma, proponiendo actividades, etc.
 Weblogs realizados de forma individual por los alumnos/as
 Weblogs realizados de forma grupal por varios alumnos/as del curso
Las diferentes posibilidades educativas que presentan los edublogs son (Palacio y Castaño,
2006):
 El edublog es una herramienta de gestión del propio conocimiento. Toda la información
contenida en los mismos se integra en el propio esquema de conocimiento del alumno/a.
 Potencia la comunicación entre el alumnado y con el tutor/a, a través de los diferentes
comentarios, informaciones, etc., que se van publicando en el blog.
 Desarrolla un elemento de información en la red en relación al tema que ocupa el blog.
 Facilita al alumnado la reflexión sobre su propio proceso de aprendizaje
 Puede funcionar también como red de aprendizajes a través de la publicación de blogs
colectivos, basados en la colaboración. Ello permite que puedan crearse redes sociales
de aprendizaje
 Los edublogs también pueden servir a modo de e-portfolios de los alumnos/as, donde
estos pueden ir publicando sus diferentes trabajos.
Los edublogs se están extendiendo rápidamente en los últimos años y son ya muchas las
universidades que los han incorporado como recurso formativo para la comunidad de
estudiantes. Algunas de las más destacadas son:
 Harvard Law School (http://blogs.law.harvard.edu/)
 University of West Florida (http://blog.usf.edu/)
 Etc

WIKIS
Una wiki es una herramienta de publicación colaborativa que ha aparecido también con el
desarrollo de la web 2.0. El mayor ejemplo es la famosa Wikipedia.
Al igual que los blogs, los wikis nos permiten que podamos publicar en la red sin ser unos
expertos en la materia.
Esta herramienta potencia la interacción y la colaboración a través de internet (Palacio y
Castaño, 2006). Su objetivo es compartir puntos de vista, proponer diferentes líneas de trabajo
entre todos.
En el wiki se da permiso a los diferentes usuarios para que puedan participar en la generación
de un nuevo conocimiento. Por tanto, la utilización de esta herramienta permite la generación
de un conocimiento y aprendizaje compartido y además funciona como un gran repositorio
de recursos educativos.
Algunos de los aspectos positivos que brinda la utilización de las wikis a la enseñanza online
son:
 Potenciar el desarrollo de un sentimiento de comunidad
 Fomentar la participación
 Propiciar la creación de conocimiento compartidos
Además de éstas, en la actualidad contamos con más herramientas que pueden
incorporarse a un curso de formación online y facilitar con ello el proceso de enseñanza
y aprendizaje del alumnado. La evolución tan rápida que están teniendo las redes sociales y la
web 2.0, conlleva que continúen apareciendo nuevas herramientas tecnológicas.
Con estas nuevas herramientas, la tendencia se dirige hacia el fomento de nuevas redes
colaborativas y comunicativas en la formación, posibilitando con ello nuevos espacios para la
interacción y el conocimiento compartido.
Todos estos rápidos avances precisan que el tutor/a mantenga un conocimiento actualizado
sobre todos los elementos implicados en la formación online y cuente con una predisposición
positiva a utilizar e incorporar en su función docente estas nuevas herramientas tutoriales.

RESUMEN
 Las TIC han provocado importantes cambios en nuestra concepción del aprendizaje. Nos
permiten la consecución de una mejora en los procesos comunicativos y colaborativos
que tienen lugar en el seno del grupo, son un vehículo para conseguir aumentar la
motivación del alumnado, abren nuevas posibilidades de cara a su evaluación, etc. Es
nuestra responsabilidad, como formadores, saber utilizarlas adecuadamente, obteniendo
el máximo rendimiento de cada una de ellas.
 Para poder desarrollar un curso de e-learning es necesario que contemos con un soporte
básico. Este soporte es el denominado Entorno Virtual de Enseñanza-Aprendizaje
(EVEA).
 Un EVEA puede definirse como un entorno de formación basado en las nuevas
tecnologías y que facilita una serie de servicios y herramientas para el aprendizaje,
permitiendo además el desarrollo de interacciones síncronas y asíncronas entre
alumnado, docentes y contenido.
 El Learning Management System (LMS) o Sistema de Gestión del Aprendizaje, puede
definirse como un software destinado a servidores de internet/intranet que integra un
EVEA y que además de ello, permite llevar a cabo una gestión de usuarios, realizar
registros de la actividad del alumnado y gestionar los distintos servicios de comunicación.
 Los LCMS son una evolución de los anteriores LMS, a los cuales se les ha incorporado
una herramienta o entorno de gestión de contenidos.
 Los LCMS incluyen un repositorio donde se almacenan los diferentes contenidos y
recursos formativos. Éstos son etiquetados utilizando para ello metadatos, lo que permite
que puedan utilizarse posteriormente asociándolos a un curso determinado. Los
tutores/as o quienes se encargan de diseñar el contenido del curso tienen acceso a estos
repositorios.
 En los últimos años, debido a la aparición de la web 2.0 y al surgimiento y revolución de
las redes sociales, han aparecido una nueva serie de herramientas que también se han
incorporado a la teleformación y muestran una gran utilidad en la tutorización del
alumnado.
 El Aula Virtual funciona como soporte que incluye al resto de herramientas de
tutorización.
 Una de las principales ventajas del correo electrónico es que permite que el proceso de
enseñanza y aprendizaje se personalice, a través de la percepción, por parte del
alumno/a de su propia identidad y circunstancias personales, las cuales son tenidas en
consideración por el tutor/a.
 Los foros pueden estructurarse dependiendo de las características técnicas que tenga la
plataforma que utilicemos. Es importante que los organicemos en función de temas y
categorías.
 Los chats son herramientas síncronas, permiten la comunicación de forma simultánea y
en tiempo real entre emisor/es y receptor/res.
 A través de la utilización de la audioconferencia y la videoconferencia en el curso, el
tutor/a puede exponer cualquier aspecto relacionado con los contenidos, realizar
explicaciones, aclaraciones, etc.
 La pizarra electrónica simula a una pizarra tradicional y tanto el alumnado como el
docente pueden utilizarla a la vez y compartir información.
 Los podcasts son ficheros de audio o video. Su característica principal es que es posible
reproducirlos desde el propio navegador o plataforma formativa, en un reproductor en
línea
 Los RSS son herramientas que permiten la publicación de noticias de forma online.
 Un repositorio de ficheros es una herramienta bidireccional; el profesor puede depositar
diferentes archivos para el alumnado, y los alumnos/as también podrán subir sus
archivos a este espacio, para que los reciba solo el tutor/a o de forma pública, el resto
de participantes en el curso.
 La herramienta Google Docs permite el trabajo colaborativo en diferentes documentos,
hojas de cálculo, presentaciones.
 Las aplicaciones de los blogs al campo de la educación se denominan edublogs. Éstos
consisten en blogs orientados a la enseñanza y el aprendizaje que incluyen
determinados recursos para los participantes en una acción formativa mediante un
sistema de publicación online.
 Una wiki es una herramienta de publicación colaborativa que ha aparecido también con
el desarrollo de la web 2.0.
0.6: Comunicación y Evaluación en Línea
 OBJETIVOS
Reconocer y analizar los elementos que nos van a permitir desarrollar una comunicación de
calidad en los procesos formativos on line. Valorar la evaluación como una etapa fundamental
en la acción formativa.

 EPÍGRAFES
Introducción
La Comunicación en Teleformación
La Evaluación en Teleformación

Introducción
Como ya hemos visto, en la formación online, además de fomentar la adquisición de aprendizajes
por parte del alumno/a, es fundamental potenciar el desarrollo de la comunicación entre
todos los participantes. La mayor parte de las herramientas que se utilizan en teleformación
cumplen este objetivo. Consiguiendo evitar en muchas ocasiones, a través de su utilización, que
el alumno/a pueda sentirse en algún momento aislado y solo frente a su proceso de aprendizaje.
Muchas de estas herramientas, incorporadas a la plataforma formativa, permiten la realización
de grupos de trabajo colaborativos (Estrategia de enseñanza-aprendizaje en la que se
organizan pequeños grupos de trabajo; en los que cada miembro tiene objetivos en común que
han sido establecidos previamente y sobre los cuales se realizará el trabajo) entre el alumnado,
potenciando de esta forma la comunicación e interacción entre los mismos. Así mismo,
herramientas como los foros, chats, blogs, wikis, etc., fomentan el establecimiento y desarrollo
de redes comunicativas entre los diferentes participantes de la acción formativa.
La Plataforma deberá permitir al tutor o coordinador crear tantos grupos de trabajo como sean
necesarios, seleccionando entre los alumnos de una clase. También es importante que facilite la
labor de seguimiento y evaluación al tutor mediante unos reportes o informes de utilización de
estos servicios.
Además de la comunicación, en un curso de formación online es fundamental que pueda
llevarse a cabo un adecuado proceso de evaluación, que tenga en cuenta tanto la valoración
del grado de adquisición del aprendizaje alcanzado por parte del alumnado como la adecuación
y calidad de la acción formativa, considerando para ello todos los elementos implicados en la
misma (medios didácticos, plataforma de formación, herramientas, tutores/as, etc.).
Para la realización de la evaluación del rendimiento obtenido por el alumnado, las plataformas
de formación incorporan diversas herramientas. Estas permiten llevar a cabo una evaluación
automática de dicho rendimiento. Esto le facilita al docente una retroalimentación inmediata y le
permite contar con los datos necesarios para considerar si se han alcanzado los objetivos de
aprendizaje.
Así mismo, el hecho de contar con datos que valoran la eficacia y efectividad de la acción
formativa en su totalidad permite que puedan realizarse acciones correctoras y tendentes a
una mejora de la misma de cara a posibles futuras ediciones del curso.
A continuación, se expondrán los principales mecanismos que nos permiten llevar a cabo una
adecuada comunicación y evaluación del alumnado en un entorno de aprendizaje online.
La Comunicación en Teleformación
Es preciso tener siempre presente el papel tan importante que desarrolla el tutor/a en
relación al éxito de un curso. Su tarea es fundamental para adaptar las situaciones de
aprendizaje y guiar al alumnado hacia los objetivos deseados. En este sentido, es muy importante
que consiga reducir la distancia tutor-alumno, no solo a través de la cantidad de comunicación
establecida con éstos sino en torno a la calidad de la misma.
Las TIC han conseguido que accedamos al terreno de la comunicación audiovisual y a una
gran cantidad de novedades, que han sido aplicadas al contexto educativo. La variedad de
herramientas comunicativas que éstas nos aportan consiguen que el alumnado participe de
forma activa en su propio proceso de aprendizaje y abandone el rol pasivo al que estaba
acostumbrado.
Es necesario que se produzca una adecuada interacción (Relaciones comunicativas entre
los diferentes participantes de un curso de formación online) entre todos los participantes del
curso. Con ello se conseguirá que se produzca una mayor y mejor asimilación de los
conocimientos y del aprendizaje.
La comunicación es una de las necesidades más básicas de cualquier ser humano. Como seres
sociales necesitamos interaccionar y mantener contacto con los demás.
La comunicación es el proceso a través del cual un emisor transmite un mensaje
codificado, a través de un canal, a un receptor.

Proceso de Comunicación

Este esquema hace referencia a un proceso de comunicación lineal, en el que el emisor


transmite un mensaje de forma unidireccional al receptor. Sin embargo, el proceso comunicativo
no suele ser así de simple y se produce de forma bidireccional, participando ambos actores en
el proceso comunicativo; emisor y receptor.
Esta bidireccionalidad del proceso comunicativo supone que cuando nos comunicamos
con otra persona esperamos recibir una retroalimentación o feedback por su parte, es decir,
necesitamos saber que nos está escuchando y que ha entendido lo que le estamos diciendo.
En algunas ocasiones puede ocurrir que el receptor no entienda con claridad el mensaje
que le está transmitiendo el emisor. Estos problemas en la comprensión del mensaje se deben
a la subjetividad, que puede producirse por una serie de factores, tales como:
 Ideas previas del receptor
 Experiencias y expectativas del receptor diferentes a las del emisor
 Código o canal en el que se transmite el mensaje inapropiado
 Dificultades en la codificación y decodificación del mensaje
 Mensajes contradictorios o confusos
Esto conlleva que se produzca una distorsión entre el mensaje que realmente quiere emitir
el emisor y lo que realmente entiende el receptor. Esto se denomina arco de distorsión.
Arco de Distorsión

Para evitar en gran medida este efecto negativo de distorsión es fundamental incorporar la
retroalimentación en el proceso comunicativo.
A través de la retroalimentación, el receptor le devuelve una respuesta al emisor que a éste le
ayuda a confirmar que su mensaje ha sido entendido. Esta respuesta puede darse a través del
lenguaje oral, de la comunicación no verbal (asentimiento, sonrisa, etc.) o del lenguaje escrito.
Esto se hace especialmente necesario en la formación online. En este nuevo medio, los
participantes no comparten el mismo espacio físico y generalmente no se ven ni se oyen (a
excepción de la utilización de algunas herramientas como la videoconferencia, audioconferencia,
audios, etc.), por lo que no tenemos acceso a toda la información que nos facilita la comunicación
no verbal (tono y ritmo de voz, gestos, etc.), pudiendo perder por ello gran parte del sentido de
la comunicación.
El hecho de no disponer de esa parte tan importante de la comunicación, como es el
lenguaje no verbal, también puede provocar ciertas confusiones en algunos mensajes
(telefónicos y escritos), ya que el receptor no cuenta con información de los sentimientos ni la
intencionalidad del emisor y puede malinterpretar el mensaje y los motivos de éste.
Además, muchas de las interacciones que se llevan a cabo en formación online se realizan a
través de herramientas comunicativas asíncronas, y ello supone que al no producirse una
respuesta por parte del receptor/es de forma inmediata, se demore considerablemente la
retroalimentación.
Por lo tanto, para conseguir que se produzca esa necesaria retroalimentación entre los
diferentes participantes del curso es fundamental que el tutor/a cuide en detalle los
aspectos básicos de la comunicación.
El alumno/a no debe sentirse nunca abandonado por el tutor/a, por lo que debe contar siempre
con una respuesta ante cualquier mensaje que le haya enviado a éste, es decir, con un feedback
inmediato.
Una recomendación muy importante en este sentido es que el tutor/a responda lo antes posible
a cualquier mensaje enviado por el alumno/a, ya sea por correo electrónico, en foros, etc. Si no
dispone de tiempo para dar una respuesta concreta al alumno/a (solucionar una consulta,
aclarar dudas, etc.), le enviará una respuesta confirmándole que ha recibido su mensaje y
que le contestará a la mayor brevedad. Con ello se conseguirá que el alumno/a perciba que el
tutor/a se preocupa por él y lo atiende, mejorando su motivación hacia el curso y su aprendizaje.
En cuanto a la redacción y emisión de los mensajes, el tutor/a deberá llevar a cabo algunas
acciones básicas que favorezcan que estos sean comprendidos adecuadamente por sus
alumnos/as:
 En primer lugar, deberá concretar el contexto en el que el mensaje tiene cabida.
 Transmitir primero solo una idea y pasar a otra solo cuando se haya cerrado aquella.
 Que el mensaje sea coherente en todas sus partes.
 Transmitir mensajes concretos al alumnado con ideas claras y concisas.
 Resaltar los aspectos más importantes del mensaje escrito con la utilización de
negritas, subrayado, etc. Si el mensaje se transmite de forma oral, es muy importante
ir cambiando el tono y el ritmo de voz, utilizar los silencios, etc.
 Es muy importante que los mensajes se emitan de forma ordenada, secuenciando y
uniendo las diferentes ideas de forma progresiva.
 Tras la emisión del mensaje, cerrar éste completamente. Si el cierre no se realiza
correctamente se corre el riesgo de que el alumno/a infiera algún tipo de información
distinta a la que quería comunicarle el tutor/a.
 Anticiparle siempre al alumno/a los objetivos, contenidos, criterios de evaluación
necesarios y los resultados esperados tras la realización de cada una de las actividades
 Argumentar el porqué de las decisiones tomadas en cada momento del proceso de
aprendizaje del alumno
 Evitar la generación de conclusiones erróneas por parte del alumnado. Para ello debe
facilitar toda la información que sea relevante para éstos
 Fomentar la comunicación entre los participantes, animándolos a través de la realización
de preguntas abiertas, de la generación de debates, discusiones, etc.
También es importante considerar que cualquier mensaje enviado por el tutor/a debe ceñirse
a los principios básicos que rigen la comunicación. Estos principios son:
 Pertinencia: Cada mensaje debe girar en torno a un tema específico (objetivos
concretos a conseguir, criterios de evaluación, etc.)
 Sencillez: El mensaje debe transmitirse con frases cortas y sencillas y en un lenguaje
claro y comprensible.
 Contextualización: Es necesario contextualizar el mensaje en un primer momento, para
ampliarlo de forma posterior.
 Organización: El contenido del mensaje deberá estructurarse de forma que se garantice
su comprensión.
 Reiteración: Los conceptos importantes se deben retomar en sucesivas ocasiones y
dándoles un enfoque diferente.
 Contraposición: Se relacionarán los nuevos conocimientos con los que ya se tengan
adquiridos de forma previa.
 Ponderación: Deberá prestarse atención en primer lugar a aquellos elementos que
resulten más relevantes.
Además de asegurar que en nuestras interacciones se cumplen los principios básicos de la
comunicación, es importante que tengamos muy presente los elementos principales que
caracterizan los procesos comunicativos desarrollados en entornos virtuales.
Estos, según Pérez (2004), son:
 Facilidad para que se produzcan procesos comunicativos ágiles y dinámicos, tanto
síncronos como asíncronos gracias a la flexibilidad espacio temporal que facilita la
teleformación
 La comunicación puede realizarse de forma personal, en pequeños o en grandes grupos.
 Se cuenta con la posibilidad de poder crear entornos que sean abiertos o privados a
otras personas.
 Se permite que puedan combinarse diferentes medios entre sí para la emisión de
mensajes (imagen, audio, texto, etc.).
Por otro lado, la comunicación que realice el formador/a al alumnado y que se base en la
utilización de medios audiovisuales (vídeo, audio, animaciones, etc.) deberá cuidar asimismo
una serie de aspectos importantes:
 Incluir notas que aclaren cualquier tipo de información complementaria
 Realizar cambios en el estilo y el formato de la comunicación audiovisual para resaltar
los conceptos más importantes
 Establecer pruebas prácticas para comprobar que el mensaje está siendo entendido
 Emitir mensajes cortos y puntuales que incidan en los elementos más importantes
Además, un elemento fundamental para garantizar una comunicación adecuada es que el
tutor/a procure siempre disponer de forma estratégica los contenidos, estableciendo una
organización correcta de estos en el mensaje a transmitir.
En definitiva, para asegurar una adecuada comunicación entre todos los participantes del curso
es necesario seguir todas estas pautas en la emisión de mensajes y cumplir con los principios
básicos de la comunicación.
El docente, además de cuidar la forma en que transmite los mensajes al alumnado, debe prestar
mucha atención a los mensajes que recibe por parte de éstos. Tiene que dirigir sus esfuerzos a
la comprensión de estos mensajes, que, en la mayoría de los casos, se tratarán de dudas y
consultas relacionadas con la metodología o los contenidos didácticos del curso. Para ello, es
fundamental que cuente con una buena capacidad de escucha activa.
La capacidad de escucha activa implica:

Proceso Escucha Activa

 Mostrar un interés sincero en el mensaje que nos transmite el alumno/a


 Comprender lo que el otro nos quiere transmitir (contenidos, emociones y
sentimientos) y no lo que nosotros creemos que nos va a decir
 Solicitar retroalimentación al emisor, eso provocará que note que realmente nos
interesa lo que nos está diciendo
 Realizar preguntas abiertas, parafrasear, etc., para que nos ofrezca más información.
En la comunicación no verbal (podemos tener acceso a ella a través de la utilización de
herramientas como videoconferencias, etc.), mantener una postura de escucha, mirando al
interlocutor, asintiendo cuando habla, etc.
NETIQUETTE
Netiquette puede definirse como el conjunto de reglas que se utilizan en el desarrollo de la
comunicación virtual para facilitar las interacciones entre los distintos participantes.
En este conjunto de reglas se introduce también la expresión de las emociones, las cuales se
encontraban excluidas por regla general del lenguaje escrito.
Con el importante desarrollo que ha tenido la comunicación en los entornos virtuales se hacía
necesario disponer de un conjunto de reglas que la regularan.
Estas reglas son:
 No se deben utilizar mayúsculas en los mensajes escritos, ya que simbolizan enfado
y gritos.
 Evitar los juegos fonéticos, de sustitución de palabras (también: tb, que:q, etc.). A
pesar de que son frecuentemente utilizados en chats, mensajes de texto y wassaps, no
es recomendable su utilización por parte de los tutores/as, que deben escribir
completamente todas las palabras y cumplir con todas las reglas ortográficas y
gramaticales.
 Utilización de asteriscos para remarcar determinadas ideas o conceptos.
 Empleo de la segunda persona para dar una sensación de mayor cercanía.
 Intentar centrarse solo en un tema en cada mensaje.
 Evitar utilizar el humor o la ironía. Solo se utilizará en casos de conocer muy bien a la
otra persona.
 No escribir nunca algo que no seríamos capaces de decirle a la otra persona
personalmente (cara a cara)
 Respetar la privacidad de la otra persona.
 Utilizar un lenguaje adaptado al alumno/a.
 Un aspecto sumamente importante en la figura del tutor/a es la necesidad de evitar
cualquier falta de ortografía, gramatical o tipográfica.
Un elemento que introduce el netiquette son los emoticonos. Ello se hace para intentar
eliminar la distancia física que hay entre los diferentes participantes de un curso online. Estos
emoticonos son símbolos que tratan de representar diferentes expresiones faciales. Éstos,
añadidos al lenguaje escrito permiten suavizar algunos mensajes e incluso darles un tono
diferente.
En teleformación ha de cuidarse un uso excesivo de estos emoticonos, ya que pueden provocar
malentendidos y transmitir un exceso de confianza por parte de quien los utiliza.

La Evaluación en Teleformación
La evaluación es una de las etapas más relevantes en el proceso de enseñanza y
aprendizaje. La evaluación implica mucho más que la mera asignación de calificaciones al
alumno/a. Esta última solo es un aspecto más del proceso evaluador.
La evaluación cumple muchos más objetivos, estos son:
 Certificar el grado de adquisición de aprendizajes alcanzado por el alumnado en el
proceso formativo.
 Facilitar una retroalimentación sobre la marcha del propio aprendizaje.
 Valorar la calidad de la metodología utilizada, la idoneidad de los contenidos, la
usabilidad de la plataforma formativa, etc.
 Valorar la efectividad de la tarea del docente.
 Evaluar el impacto de la formación recibida.
La evaluación es fundamental en cualquier acción formativa. Sus resultados nos permiten
conocer las fortalezas y debilidades de nuestro proyecto y con ello, poder desarrollar
mecanismos de mejora.
Por lo tanto, evaluar es llevar a cabo un proceso de recogida de datos que nos va a ofrecer
información muy valiosa sobre la adecuación o no de nuestra acción formativa y con ello nos
va a facilitar la realización de posibles acciones de mejora.
Aunque la evaluación tradicional también puede hacer mediciones y obtener resultados de
todos estos elementos, la formación online cuenta con más posibilidades, porque a través de
ella se puede evaluar:
 Dedicación y asistencia del alumno/a: Es posible disponer de información acerca del
número de accesos a la plataforma realizado por el alumno/a, el tiempo de permanencia
en cada una de las lecciones o temas, el tiempo de dedicación total de cada alumno/a al
curso, etc.
 La adquisición de conocimientos: Para ello pueden utilizar diferentes pruebas de
corrección automática que ofrecen de forma inmediata la calificación obtenida por el
alumno/a: pruebas de evaluación tipo test obligatorias, autoevaluaciones, actividades,
ejercicios, etc.
 Cantidad de aportaciones realizadas por el alumno/a: A través del número de
mensajes enviados, de las intervenciones realizadas en los diferentes foros del curso,
acceso a las sesiones de chats, etc.
 La acción formativa, evaluando tanto la eficacia y la eficiencia de la acción formativa,
su atractivo, su usabilidad (Facilidad de comprensión de un entorno virtual y de
navegación por el mismo).
En la formación online debemos evaluar fundamentalmente dos aspectos:
 El diseño, es decir, la forma en que se organizan y presentan los contenidos al
alumnado, desde un punto de vista tecnológico y didáctico
 El desarrollo que hace referencia a la forma en que se realiza el seguimiento, las
tutorías, las actividades y pruebas de evaluación, etc.
Además, la evaluación debe estar presente en cada uno de los momentos del proceso de
enseñanza y aprendizaje, realizándose, por tanto, una evaluación inicial, una evaluación
formativa o continua y una evaluación final.
Por lo tanto, una evaluación completa de una acción formativa online debe incluir las
siguientes fases:
 Evaluación de necesidades: Es fundamental llevar a cabo una valoración de las
necesidades formativas que existen en la población, destinatarios específicos,
instituciones, etc. Conocer estos datos nos va a facilitar poder adaptar y ofrecer nuestra
acción formativa a estas necesidades concretas.
 Evaluación de expectativas: Se lleva a cabo en la fase inicial del curso. Los docentes
evaluaran las expectativas que tienen los participantes en relación a la realización de la
acción formativa. Disponer de estos datos va a posibilitar poder modificar algunos
aspectos del curso para que se puedan satisfacer dichas expectativas.
 Evaluación inicial: Se lleva a cabo al inicio del curso. El docente recabará datos de
carácter personal y académico sobre el alumnado participante. También puede valorar
el grado de conocimiento inicial sobre el tema objeto de estudio. Esto permite la
realización de una evaluación de los cambios producidos en el proceso de aprendizaje
al finalizar el curso. Para la realización de esta evaluación inicial suelen utilizarse las
autoevaluaciones, a través de las cuales el alumnado contesta a una serie de preguntas
sobre los contenidos que se analizarán a lo largo del curso. Esta evaluación inicial sobre
conocimientos previos suele realizarse de forma frecuente en cursos de informática y de
idiomas, para valorar el punto de partida de los participantes.
 Evaluación del aprendizaje del alumnado: Hace referencia a la evaluación de los
alumnos/as propiamente dicha. Se valora la adquisición de conocimientos, habilidades y
actitudes a través de diferentes pruebas de evaluación.
 Evaluación de la Calidad: El alumnado, una vez que finalizan la acción formativa
evalúan los diferentes aspectos del curso en el que han participado (contenido,
temporalización, recursos materiales, docentes, plataforma formativa, metodología,
etc.). Se lleva a cabo a través de la cumplimentación del Cuestionario de Calidad de las
Acciones Formativas.
 Evaluación de la transferencia: Consiste en la valoración del grado de transferencia de
la adquisición de lo aprendido en el aula virtual a la vida real o profesional del alumnado.
Para ello se pueden emplear cuestionarios, observación en el mismo puesto de trabajo
o entrevista a los superiores del alumnado.
 Evaluación del impacto de la formación: Por impacto podemos entender la influencia
que la formación ha tenido para la institución/organización, en términos de alcance de
los objetivos previamente establecidos por ésta, de satisfacción de necesidades,
resolución de problemas, etc. Esta evaluación se lleva a cabo tras la finalización de la
acción formativa y puede realizarse a través de cuestionarios, observación directa,
indicadores como el Retorno de la Inversión (ROI), valoración de la calidad de los
procesos productivos de la empresa, entrevistas a responsables, etc.
De cara a la evaluación final del curso online, se tendrán en cuenta los siguientes aspectos
(Kirkpatrick, 1999):
 Grado de satisfacción del alumnado participante con el diseño y el desarrollo del curso
 La utilidad del aprendizaje adquirido de cara a la mejora de la empleabilidad del alumno/a
 El grado de adquisición de nuevos conocimientos y habilidades
En cuanto a la evaluación del diseño de la acción de teleformación, tendremos en cuenta la
evaluación de:
 Los elementos textuales, gráficos y multimedia de la plataforma de formación
 La calidad y utilidad de los contenidos didácticos
Con todos estos datos podremos realizar una valoración de la usabilidad de la plataforma
virtual, es decir, la facilidad de ésta en cuanto a su uso y navegación.
Las plataformas formativas incorporan una gran cantidad de herramientas que permiten
obtener datos para la evaluación de diferentes aspectos de la acción formativa. Estas
herramientas cuentan con la posibilidad de ofrecer un feedback inmediato al alumno/a en relación
a los resultados obtenidos en distintas pruebas de evaluación, facilitando enormemente la tarea
evaluativa al docente.
Son numerosas las herramientas virtuales que incorporan la evaluación automática (MSOR
Repor, 2003).
Actualmente disponemos de una gran cantidad de técnicas objetivas, que ofrecen una
valoración cuantitativa en relación a la evaluación del alumnado.
Las más importantes son:
 Cuestionarios de elección múltiple: Suelen ser los más frecuentemente utilizados ya que
presentan un alto grado de objetividad. Además, es muy fácil la corrección, ya que ésta
se muestra de forma automática tras finalizar la cumplimentación de la prueba. Estos
cuestionarios consisten en que a cada pregunta se le dan varias alternativas de
respuesta, siendo generalmente solo una la correcta. El alumno/a recibe una
retroalimentación nada más finalizar la prueba, informándole del resultado de la misma.
Esta retroalimentación se puede acompañar con un mensaje reforzador y de ánimo.
Dependiendo de si cada respuesta es correcta o no se le asigna un mensaje positivo o
negativo.
 Pruebas de doble alternativa: En estas pruebas para cada pregunta solo hay dos
posibles respuestas, siendo una sola la correcta. Las más utilizadas son las pruebas de
verdadero/falso.
 Ejercicio de asociar parejas: Consiste en la asociación por parejas de los elementos
presentes en dos conjuntos diferentes. Es muy útil para relacionar conceptos,
definiciones, etc.
 Actividad de rellenar huecos: Esta prueba consiste en completar los espacios en
blanco de una frase determinada o párrafo. Se suele utilizar mucho en la evaluación de
cursos de idiomas.
 Prueba de ordenar elementos: Se le presenta al alumno/a un conjunto de elementos
desordenados y él tiene que ordenarlos. Es muy útil para la evaluación de procesos y
cadenas de elementos. Otra posibilidad que tiene esta prueba es la de construir frases
partiendo de palabras desordenadas.
 Actividad de identificación: Consiste en identificar diferentes elementos basándose en
sus respectivas fotografías, dibujos, objetos, lugares, etc.
 Ejercicios de clasificación: Partiendo de un listado de elementos, éstos deben
clasificarse en función de algunas categorías propuestas. Un ejemplo de este tipo de
prueba sería aquella en la que se le dan al alumnado una serie de nombres de
plataformas de formación y éste debe clasificarlas según sean de uso comercial o de
código abierto.
 Juegos de crucigramas: Para el desarrollo de estas pruebas de evaluación se utilizan
los diferentes recursos interactivos y multimedia que nos brinda internet. En este caso,
el alumno/a debe ir cumplimentando un crucigrama, colocando tanto de forma horizontal
como vertical las respuestas a las preguntas formuladas en la evaluación. Para la
calificación se tiene en cuenta el porcentaje de aciertos sobre el total.
 Sopas de letras: El alumno/a debe buscar una serie de palabras que se incluyen,
escondidas, en la sopa de letras. Debe ir marcando estas palabras con el ratón una vez
que las encuentre.
 Rompecabezas o puzles: Es necesario completar una determinada figura a partir de un
conjunto de piezas. La calificación de esta prueba se basa generalmente en el todo o
nada. Si el alumno/a no llega a completar el puzzle la calificación seria de 0.
Todos estos ejemplos nos dan una idea de la gran cantidad de posibilidades que nos
ofrece una plataforma de formación online para la evaluación del alumnado. La ventaja
principal de todas estas herramientas es que nos facilitan una calificación inmediata del
alumno/a, facilitándonos enormemente la tarea de la evaluación. Además de estas pruebas
objetivas, también pueden utilizarse en la evaluación algunas técnicas o pruebas más subjetivas,
que de algún modo requieran la intervención del juicio académico del tutor/a. Estas pruebas son
muy útiles para la evaluación de los siguientes aspectos del estudiante:
 Interacciones que lleva a cabo a lo largo del curso
 Capacidad de iniciativa
 Habilidades de expresión y redacción
 Etc.
Estas técnicas de evaluación son similares a las usadas en la formación presencial,
aunque en este caso, las herramientas de comunicación que nos proporciona la plataforma de
formación online son un apoyo para su envío y corrección. Un ejemplo de alguna prueba subjetiva
de evaluación podría ser un caso práctico planteado a través de un foro y que una vez realizado,
el estudiante lo envíe al tutor/a para su corrección a través del correo electrónico.
Marcelo y cols., (2006) proponen un modelo muy completo de evaluación de acciones de
formación de e-learning.

Modelo Conceptual para la Evaluación de Acciones de E-learning

Este modelo de la evaluación se basa en las investigaciones llevadas a cabo sobre la


evaluación de programas (Pérez Juste, 1995) que establece que la evaluación debe tener en
cuenta siempre los diferentes momentos o etapas que comprenda el programa, que en este caso
sería nuestra acción formativa online.
RESUMEN
 Es muy importante que el tutor/a consiga reducir la distancia tutor-alumno, no solo a
través de la cantidad de comunicación establecida con éstos sino en torno a la calidad
de la misma.
 La comunicación es una de las necesidades más básicas de cualquier ser humano.
Como seres sociales necesitamos interaccionar y mantener contacto con los demás.
 La comunicación es el proceso a través del cual un emisor transmite un mensaje
codificado, a través de un canal, a un receptor.
 Sin embargo, el proceso comunicativo no suele ser así de simple y se produce de forma
bidireccional, participando ambos actores en el proceso comunicativo; emisor y receptor.
 Para evitar que se produzca un efecto negativo de distorsión en la comunicación es
fundamental incorporar la retroalimentación en el proceso comunicativo.
 A través de la retroalimentación, el receptor ofrece una respuesta al emisor que a éste
le ayuda a confirmar que su mensaje ha sido comprendido. Esta respuesta puede darse
a través del lenguaje oral, de la comunicación no verbal (asentimiento, sonrisa, etc.) o
del lenguaje escrito.
 Esto se hace especialmente necesario en la formación online. En este nuevo medio, los
participantes no comparten el mismo espacio físico y generalmente no se ven ni se oyen,
por lo que no tenemos acceso a toda la información que nos facilita la comunicación no
verbal
 Además, muchas de las interacciones que se llevan a cabo en formación online se
realizan a través de herramientas comunicativas asíncronas, y ello supone que al no
producirse una respuesta por parte del receptor/es de forma inmediata, se demore
considerablemente la retroalimentación.
 Por lo tanto, el alumno/a no debe sentirse nunca abandonado por el tutor/a, por lo que
debe contar siempre con una respuesta ante cualquier mensaje que le haya enviado a
éste, es decir, con un feedback inmediato.
 Cualquier mensaje enviado por el tutor/a debe ceñirse a los principios básicos que rigen
la comunicación.
 Un elemento también fundamental para garantizar una comunicación adecuada es que
el tutor/a procure siempre disponer de forma estratégica los contenidos, estableciendo
una organización correcta de estos en el mensaje a transmitir.
 El docente, además de cuidar la forma en que transmite los mensajes al alumnado, debe
prestar mucha atención a los mensajes que recibe por parte de éstos. Tiene que dirigir
sus esfuerzos a la comprensión de estos mensajes, que en la mayoría de los casos, se
tratarán de dudas y consultas relacionadas con la metodología o los contenidos
didácticos del curso. Para ello, es fundamental que cuente con una buena capacidad de
escucha activa.
 Netiquette puede definirse como el conjunto de reglas que se utilizan en el desarrollo de
la comunicación virtual para facilitar las interacciones entre los distintos participantes.
 Un elemento que introduce el netiquette son los emoticonos. Ello se hace para intentar
eliminar la distancia física que hay entre los diferentes participantes de un curso online.
 En teleformación ha de cuidarse un uso excesivo de estos emoticonos, ya que pueden
provocar malentendidos y transmitir un exceso de confianza por parte de quien los utiliza.
 La evaluación es una de las etapas más relevantes en el proceso de enseñanza y
aprendizaje e implica mucho más que la mera asignación de calificaciones al alumno/a.
 La evaluación es fundamental en cualquier acción formativa. Sus resultados nos
permiten conocer las fortalezas y debilidades de nuestro proyecto y con ello, poder
desarrollar mecanismos de mejora.
 Por lo tanto, evaluar es llevar a cabo un proceso de recogida de datos que nos va a
ofrecer información muy valiosa sobre la adecuación o no de nuestra acción formativa y
con ello nos va a facilitar la realización de posibles acciones de mejora.
 La evaluación debe estar presente en cada uno de los momentos del proceso de
enseñanza y aprendizaje, realizándose, por tanto, una evaluación inicial, una evaluación
formativa o continua y una evaluación final.
 Las plataformas formativas incluyen una gran cantidad de herramientas que permiten
obtener datos para la evaluación de diferentes aspectos de la acción formativa. Estas
herramientas cuentan con la posibilidad de ofrecer un feedback inmediato al alumno/a
en relación a los resultados obtenidos en distintas pruebas de evaluación, facilitando
enormemente la tarea evaluativa al docente.
0.7:. Las Redes Sociales como Elemento de Búsqueda de
Recursos para el Aprendizaje
 OBJETIVOS
Conocer y analizar las aportaciones de la web 2.0. al campo de la formación. Reconocer los
recursos que las redes sociales proporcionan a la formación online.

 EPÍGRAFES
Introducción
La Web 2.0 y el Aprendizaje
Las Redes Sociales como Elemento de Búsqueda de Recursos para el Aprendizaje

Introducción
En los últimos tiempos, la revolución de las redes sociales (Comunidades virtuales donde sus
usuarios interactúan con personas de todo el mundo con quienes encuentran gustos o intereses
en común) y la aparición con ellas de la web 2.0 ha venido a sumarse a los importantes
cambios acontecidos en la teleformación. Ello provoca nuevas formas de interacción a través
del desarrollo de nuevas herramientas de edición, del fomento de la dimensión social en la red y
de la participación.
El término Web 2.0 fue acuñado por el americano Dale Dougherty de la editorial O'Reilly Media
durante el desarrollo de una conferencia en el año 2004. El término surgió para referirse a nuevos
sitios web que se diferenciaban de los sitios web más tradicionales englobados bajo la
denominación Web 1.0.
Todos estos avances parecen indicar que los entornos de aprendizaje que tendrán una mayor
importancia en el futuro serán aquellos que se basen en tecnologías de creación de redes
semánticas, de participación online y de fomento de las redes sociales y que se
caractericen por un sencillo manejo.
A continuación, se expondrá la importancia que tienen las redes sociales como un
importante medio del que podemos extraer diferentes recursos para el aprendizaje.

La Web 2.0 y el Aprendizaje


La Web 2.0 puede entenderse como una evolución de la anterior, denominada web 1.0, que
presentaba unas características más fijas y estáticas y solo unos pocos contaban con
privilegios para publicar a través de ella. Por el contrario, la web 2.0 es mucho más dinámica
y permite que los usuarios puedan publicar libremente en ella, fomentando de esta forma el
desarrollo y auge de una gran comunidad de usuarios, así como el establecimiento de
redes sociales.
De esta forma la web 2.0 puede entenderse como revolución social más que tecnológica,
centrada en el fomento de la participación social.
Castaño y otros, (2008), han establecido las principales aportaciones que la web 2.0 ha
realizado al campo educativo:
 Fomenta un rol de alumnado y profesorado como generadores activos del
conocimiento.
 Se aprovechan los beneficios de la comunidad, posibilitando el aprendizaje con y de
otros usuarios.
 Desarrollo del software social (Conjunto de herramientas de comunicación que facilitan
la interacción y colaboración por medio de convenciones sociales).
 Fomento de la participación a través de los servicios web 2.0.
 Uso de herramientas sencillas e intuitivas, para las que no es necesario ser un
experto.
 Utilización de software libre, contenido abierto, mezcla de datos y fomento de la
innovación.
 Creación de comunidades de aprendizaje que comparten un tema en común.
 Fomento del trabajo en red. Se pasa del trabajo individual a la cooperación entre
iguales.
Todas estas nuevas características y elementos que ha incorporado la web 2.0 y las redes
sociales a la formación ha propiciado un nuevo cambio en la concepción actual del e-learning
o formación online. Ésta ha evolucionado de su versión más clásica a una nueva modalidad
de enseñanza más innovadora. En este sentido, Dondi (2007), hace una excelente
representación de los cambios que ha tenido la formación online y su evolución gracias a
la web 2.0 y a las redes sociales:

Principales Diferencias entre la Formación Online Clásica y la más Innovadoras.

En el aprendizaje basado en la web 2.0 el estudiante, a la vez que aprende por sí mismo,
utiliza las diferentes herramientas que le brinda la teleformación de forma autónoma.
ALGUNOS EJEMPLOS DE INICIATIVAS WEB 2.0
 Blogs. Proporcionan un sistema fácil y asequible de publicar en Internet a título
individual o colectivo. Es el nodo más abundante en la Web 2.0. Puede ser el
escaparate que concentre en un mismo sitio distintos recursos alojados en otros
servicios. Admiten una gestión colaborativa de contenidos basada en roles. La
información se organiza en artículos ordenados cronológicamente, páginas, enlaces y
comentarios. Algunos portales de blogs más populares son: Blogger
(http://www.blogger.com/) , Wordpress.com (http://wordpress.com/) , Blogspot
(http://blogspot.es/), etc.
 Wikis. No están tan extendidos como los blogs porque demandan mayor nivel de
compromiso en la construcción de contenidos. Se puede utilizar para crear la
documentación de un proyecto de forma colaborativa: glosarios, enciclopedias,
manuales, enlaces, etc. El espacio wiki por excelencia es la enciclopedia Wikipedia
(http://es.wikipedia.org/).
 Imágenes. Espacios como Flickr (http://www.flickr.com/), Picasa
(http://picasa.google.com/), etc. permiten el alojamiento en línea de imágenes y luego su
posterior utilización en otros servicios o recursos. Otros espacios web de valor añadido
como Pixrl (http://www.pixlr.com) ofrece la posibilidad de editar imágenes y añadirles
efectos a partir de imágenes propias o alojadas en los repositorios anteriores.

Las Redes Sociales como Elemento de Búsqueda de Recursos para


el Aprendizaje
Las redes sociales son un conjunto de herramientas que han sido desarrolladas para la
creación y el desarrollo de comunidades virtuales. Generan espacios que permiten que sus
miembros desarrollen contactos, vínculos e intercambien información en base a intereses
comunes.
El uso educativo de las redes sociales implica:
 La puesta en práctica de un modelo colaborativo de trabajo.
 La organización de actividades, tareas o proyectos de forma conjunta.
Es importante considerar que la incorporación de las aplicaciones y recursos que nos
facilitan las redes sociales a la formación online conlleva una serie de cambios, como:
 Desarrollo de nuevos estilos comunicativos.
 Generación de nuevos roles.
 Aparición de nuevos escenarios.
 Existencia de una gran variedad de actividades de creación grupales y
comunitarias.
 Existencia de nuevas formas de intervención.
El docente, de cara al uso de las redes sociales en la formación, puede utilizar tanto redes
sociales educativas creadas y desarrolladas por diferentes instituciones como aquellas
desarrolladas por sí mismo, como un producto de su propia tarea docente e investigadora.
Las redes sociales nos facilitan una gran variedad de herramientas 2.0 totalmente gratuitas y
muy útiles de cara a la formación online. Podemos encontrar en la red herramientas como
blogs, RSS (Recurso que facilita la distribución de los contenidos de los blogs), aplicaciones
de Google, wikis (Página que puede ser editada por varios usuarios), podcast, etc.
Algunos de los usos que estos recursos tienen en la formación online son:
 Desarrollo de blogs para materias específicas de un curso. En éste pueden
incorporarse contenidos relacionados con la materia, ofrecer información adicional sobre
enlaces interesantes, recursos, bibliografía, etc. Los blogs actúan de esta forma a
modo de repositorio de contenidos didácticos. También puede fomentarse el
trabajo colaborativo del alumnado, a través de propuestas de participación en el blog
con la aportación de opiniones y comentarios. Otra posibilidad es que los estudiantes
desarrollen un portfolio digital en el que incluyan todos sus trabajos, actividades,
tareas, etc.
 Utilización de redes sociales como twitter, Facebook, etc. La creación de un perfil en
una de estas redes sociales relacionado con la temática del curso, donde pueda
participar todo el alumnado facilitará que puedan compartirse noticias de interés, videos,
fotos, etc.
 También es de mucha utilidad el uso de herramientas sobre marcadores sociales. Es
posible comprobar el progreso de los alumnos en el curso suscribiéndose a los RSS que
previamente éstos hayan marcado como favoritos.
 A través del desarrollo de wikis en el curso se potencia que el alumnado pueda
participar en experiencias de intercambio de información y conocimientos así
como de creación conjunta de contenidos. Además de facilitar esta construcción de
conocimientos por parte de los alumnos/a, a través de la utilización de esta herramienta
se verán incrementadas las interacciones entre todos/as, mejorando la cohesión del
grupo y la comunicación social.
 Redes sociales y mundos virtuales: Cuentan con un enorme potencial educativo.
Son entornos que facilitan un aprendizaje activo y que fomentan enormemente la
interacción social. Posibilitan la creación de por ejemplo, comunidades de prácticas
entre el alumnado del curso.
 Flickr, Picasa o Instagram: Favorecen la participación del alumnado a través de la
opción de poder compartir fotografías e imágenes.
 YouTube, Ustream: Son herramientas de video que ofrecen muchas posibilidades a
la formación online. Es muy útil facilitar vídeos al alumnado que muestren el desarrollo
de determinadas habilidades relacionadas con la materia de estudio. Así mismo,
también es una herramienta muy adecuada para la adquisición de conocimientos y
actitudes.
 Los hitos y momentos importantes del curso pueden publicarse, por ejemplo, a través
de una cuenta de twitter, creada a tal efecto.
 Twitter también ofrece la posibilidad de poder desarrollar un sistema de
microblogging para ser utilizado a modo de tablón de anuncios del curso y como un
sistema de mensajes instantáneos y públicos.
 Otra posibilidad es la realización, entre todos/as, de una recopilación de diferentes
marcadores web para compartirlos a través de la herramienta Delicious.
Esto son solo algunos ejemplos de los recursos que nos aportan las redes sociales y la web 2.0
para el desarrollo de la formación online. Sin embargo, son muchísimos más los recursos
disponibles y teniendo en cuenta que estos van avanzando y apareciendo de forma vertiginosa,
es preciso estar atento a las nuevas herramientas que surgen y sus posibilidades educativas
para poder incorporarlas a nuestra tarea docente.
No obstante, estos recursos no son útiles por sí solos. Para que sean efectivos y cumplan con
su objetivo de cara al aprendizaje del alumnado deben ir acompañados de una
metodología adecuada y adaptados a las características y necesidades de nuestros
alumnos y alumnas.
Castaño y cols. (2008), elaboran una tabla muy interesante en la que se recogen algunos de
los recursos de la web 2.0 más utilizados con fines educativos, incluyendo sus
características principales y funciones

Recursos de la Web 2.0 más Utilizados con Fines Educativos

Todos estos cambios que la aparición de las redes sociales ha generado en la enseñanza online
están consiguiendo que ésta evolucione hacia el desarrollo de auténticas comunidades
virtuales de aprendizaje.

RESUMEN
 La Web 2.0 puede entenderse como una evolución de la anterior, denominada web 1.0,
que presentaba unas características más fijas y estáticas y solo unos pocos contaban
con privilegios para publicar a través de ella.
 La web 2.0 es mucho más dinámica y permite que los usuarios puedan publicar
libremente en ella, fomentando de esta forma el desarrollo y auge de una gran comunidad
de usuarios así como el establecimiento de redes sociales.
 La web 2.0 puede entenderse como revolución social más que tecnológica, centrada en
el fomento de la participación social.
 Todas estas nuevas características y elementos que ha incorporado la web 2.0 y las
redes sociales a la formación ha propiciado un nuevo cambio en la concepción actual del
e-learning o formación online.
 En el aprendizaje basado en la web 2.0 el estudiante, a la vez que aprende por sí mismo,
utiliza las diferentes herramientas que le brinda la teleformación de forma autónoma.
 Las redes sociales son un conjunto de herramientas que han sido desarrolladas para la
creación y el desarrollo de comunidades virtuales. Generan espacios que permiten que
sus miembros desarrollen contactos, vínculos e intercambien información en base a
intereses comunes.
 El docente, de cara al uso de las redes sociales en la formación, puede utilizar redes
sociales educativas creadas y desarrolladas por diferentes instituciones o aquellas
desarrolladas por sí mismo, como un producto de su propia tarea docente e
investigadora.
 Las redes sociales nos facilitan una gran variedad de herramientas 2.0 totalmente
gratuitas y muy útiles de cara a la formación online. Podemos encontrar en la red
herramientas como blogs, RSS, aplicaciones de Google, wikis, podcast, etc.
 Sin embargo, son muchísimos más los recursos disponibles y además, estos van
avanzando y apareciendo de forma vertiginosa, por lo que es preciso estar atento a las
nuevas herramientas que surgen y sus posibilidades educativas para poder incorporarlas
a nuestra tarea docente.
 No obstante, estos recursos no son útiles por sí solos. Para que sean efectivos y cumplan
con su objetivo de cara al aprendizaje del alumnado deben ir acompañados de una
metodología adecuada y adaptados a las características y necesidades de nuestros
alumnos y alumnas.
Bibliografía
 21 Años de Investigación Conjunta sobre la Socialización del Profesor Universitario:
Tejada J, Editorial Universidad Autónoma de Barcelona, 2002

 Bases Pedagógicas del E-Learning:


Cabrero J - Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento, nº1 - 2005

 Building a Web-Based Education System:


McCormack, C. y Jones, D. - Wiley Computer Publishing, New York - 1998

 Building Learning Communities and Cyberspace:


Effective Strategies for the Online Classroom, Pallof, R.M. y Pratt, K. - Jossey-Bass Publishers - 1999

 Competing in a “Flat” World. Innovation and Openness for Lifelong Learning:


Straub, R - EFMD Forum - 2006

 Designing Web-Based Training:


Horton, W. - New York, John Wiley - 2000

 E-Learning Teleformación. Diseño, Desarrollo y Evaluación de la Formación a través de Internet:


Marcelo, C., et al. - Barcelona, Gestión 2000 - 2002
 E-mentoría: Avanzando la Investigación Construyendo la Disciplina:
Rísquez, A. - Revista Complutense de Educación, 17 (2), 121-135 - 2006
 Evaluación de Acciones Formativas. Los Cuatro Niveles
Kirkpatrick, D. - Barcelona: Pise - 1999
 Evaluación de Programas y Centros Educativos
Pérez Juste, R. - Madrid: Cincel - 1995
 Formación de Docentes: Orientaciones, Competencias Profesionales
Martinet, M., Raymond, D. y Gauthier, C. - Québec: Ministerio de Educación - 2001
 La Función Tutorial en Entornos Virtuales de Aprendizaje: Comunicación y Comunidad
Valverde, J. y Garrido, M.C - Revista Latinoamericana de Tecnología Educativa, Vol. 4, nº 1 -
2005
 Las Herramientas de Comunicación en el Aprendizaje Mezclado
Cabero, J., Llorente, M. y Román, P. - Píxel-Bit Revista de Medios y Educación, 23, 27-41 -
2004
 Las Tutorías: Un Indicador de Éxito de la Educación por Internet
Lugo, M.T. - Buenos Aires: Magisterio Rio de la Plata - 2003
 Metodología de la Investigación para el Desarrollo del Profesorado Universitario
Villar, L.M. - Madrid, UNED - 2003
 Mida las Tareas de Aprendizaje
Pérez, R. - Madrid: Pearson-Pretince Hall - 2004
 Moderating Education Computer Conference
Mason, R. - Deosnesy, 1, 19. - 1991
 Online Education: Perspectives on a New Environment
Harasim, L. - New York: Praeger Publishers - 1990
 Posibilidades Educativas de las Webtools
De Benito, B. - Palma de Mallorca, Universidad de las Islas Baleares - 2000
 Prácticas de E-Learning
Marcelo, C., y cols. – Octaedro - 2006
 Prácticas Educativas en Entornos Web 2.0
Castaño, C., Maíz, I., Palacio, G. y Villarroel, J.D. - Síntesis. Madrid - 2008
 Sistemas Wiki para la Enseñanza
Palacio, G. y Castaño, C. - Trillas-Eduforma, Sevilla - 2006
 Sociedad de la Información y Educación
Blázquez, F. - Consejería de Educación, Ciencia y Tecnología de la Junta de Extremadura -
2000
 The Underground Rivers of Innovative e-Learning: a Preview from the HELIOS Yearly Report
Dondi, C. - E-Learning Papers, nº 4 - 2007
 Título: Cómo Optimizar la Educación Abierta y a Distancia con Tecnologías Horizontales, el E-Mail. E
Monforte, C. y Martínez, M. - Centro de Formación de Postgrado, Universidad Politécnica
de Valencia - 2002
 Web Based Instruction
Khan, B.H. - New Jersey: Englewood Clifss - 1997
 Web Educativa 2.0
De la Torre, A. - Revista Electrónica de Tecnología Educativa, 20 - 2006
 Web-Based Instruction and the Traditional Classroom: Similarities and Differences
Relan, A. y Gillani, B.J. - New Jersey: Educational Technology Publications - 1997
 Webtools: Aplicaciones para Sistemas Virtuales de Formación
De Benito, B. y Salinas, J. - Málaga, Aljibe - 2002
 Workshop on the Mathletics online Objective Tests
MSOR Workshop Reports - University of Reading - 2003

También podría gustarte