Está en la página 1de 9

Bienvenidos a Full Aventura - Municiones > Recarga - Contraexplosión http://www.fullaventura.com/municiones/nota102221.

php

Armas Municiones Caza Pesca Equipamiento Militar Seguridad Camping Turismo Comunidad

Productos destacados Talleres armeros Polígonos Consultorios Full Aventura Shop Foro Full Aventura

Municiones > Recarga

Rolando Mendez responde Contraexplosión


sobre recarga de El fenómeno de la contraexplosión
cartuchos metalicos y
semimetalicos. Diferentes por Rolando Mendez
sistemas de armas...
Haga click aquí para enviar
:: Mejores comercios este artículo a un amigo.

Los mejores comercios


están en Full Aventura. Por fin ha llegado ese momento de la semana que tanto ha esperado. Es una
Visítelos sin moverse de su
mañana despejada, cielo limpio, no hace frió ni calor, y usted esta en la línea de
casa.
tiro de su polígono. Su blanco esta esperándolo allá lejos, y usted ha colocado
sobre el banco de tiro todo el bagaje de cosas “imprescindibles” para una
:: Destacados
práctica como la gente: Termo, mate, bizcochitos de grasa, su recarga, catalejo,
Productos destacados, una impresión de su blanco en miniatura para marcar sus agrupaciones, lapicera
ofertas y oportunidades para anotar.
únicas. Gran variedad de
marcas y modelos.
Su fusil esta ahí mismo, apoyado sobre bolsas de arena y con el cerrojo abierto,
Metálicas a la espera de su voluntad.
Cartuchos
Accesorios de recarga En esta oportunidad, a la ansiedad normal de comenzar a tirar se suma algo
más. Durante la semana ha recargado unos cartuchos para ese momento, pero
en lugar de buscar superar la velocidad de la luz (que es lo que usualmente usted
quiere conseguir), ha decidido encontrar la máxima precisión. Son cargas
livianas, de baja velocidad. Su hombro le estará agradecido.

:: Lo último Coloca un cartucho en el cargador, mueve el cerrojo hacia delante hasta que oye
Munición Aguila ese hermoso "clap" del choque de la palanca al final del recorrido de cierre;
Cal. .22 LR: $ 25 respira hondo y se relajaG
Cartuchos Fiocchi Falco
Cal. 12 x 500: $ 44 Llego ese momento mágico del disparo.
Munición Winchester
Cal. .38 Spl x 50: $ 150 Toma el fusil cruzando los brazos. El brazo izquierdo apenas sujeta la parte
Munición CCI inferior trasera de la culata con dos dedos, para corregir la deriva. El otro en el
Cal. .357 Mag: $ 200 pistolete, tratando de no presionarlo demasiado para que no se le cansen los
Munición Magtech músculos y empiece a temblar. Le apoya suavemente la mejilla a la culata, busca
Cal. 9 mm x 50: $ 95 el centro del blanco en su retículo y cuando lo tiene comienza a presionar con el
Munición Magtech centro de la yema del dedo índice la cola del disparador, mientras suavemente
Cal. 9 mm x 50: $ 90 exhala.
Munición Aguila
Cal. .22 LR x 50: $ 25 El momento del disparo lo sorprende. Siente como que “se le escapo el tiro”.
Munición S&B de fogueo Pero eso era lo que estaba buscando. Lo que no lo sorprende es el estampido
Cal. 6 mm: $ 40 de su tiro. Era lo que esperaba de una carga reducida. No hay un gran rebufo y
Munición S&B x 50 el ruido suena apagado, grave.
Cal. .22 LR: u$s 11,40
Munición Federal Llego la hora de usar el catalejo y ver resultados, no sin antes abrir el arma y
Value Pack x 525: $ 255 despejar recamara.
Cartuchos RD
Cal. 12 x 25: $ 35 Y ahí, precisamente ahí, comienza el calvario. El cerrojo no abre. Parece que
Cartuchos Stopping Power estuviera soldado a la acción. Intenta todo, en última instancia, y ya con la bilis
Cal. 12 y 16: $ 45 en el oído, golpea la bola de la palanca hacia abajo contra la mesa de madera. Y
Munición Federal nada.
Cal. .308 Win x 20: $ 165
Munición Stopping Power No entiende que ocurre. Por su cabeza pasa y repasa todo lo que ha hecho
Cal. 9 mm: $ 74 hasta ese momento, buscando respuestas. Y no las encuentra. Lo que iba a ser
Munición Remington una mañana de aquellas, es un retorno de amargura a casa.
Cal. .22 LR x 500: $ 250
Munición FM Es ahí cuando se instala esa pregunta, que suena mucho más fuerte que la
Cal. .22 LR x 50: $ 20 demás:
Munición Waffen
Cal. 9 mm x 50: $ 75 "¿Como es posible que algo así pase con una carga reducida?"

1 de 9 06/02/2011 08:08 p.m.


Bienvenidos a Full Aventura - Municiones > Recarga - Contraexplosión http://www.fullaventura.com/municiones/nota102221.php

Munición Remington
Cal. .22 LR x 100: $ 65
Munición Magtech ¿De que estamos hablando?
Cal. 7,65x51 x 20: $ 88
Stopping Power Lo que le describí anteriormente, colocándolo a usted como protagonista, es lo
12-70 28 Grs: $ 58
que en Balística Interior se denomina "Contra explosión", también conocida como
Munición Waffen "Detonación". A pesar de lo desagradable que puede ser para cualquier tirador lo
Cal. 9 mm x 50: $ 60
que anteriormente he descrito, las consecuencias finales del relato son las más
Cartuchos Stopping Power benignas que se pudieran haber presentado.
Cal. 12 x 25: $ 48
Munición FM En los casos más extremos las armas... simplemente estallan.
Cal. .22 LR x50: $ 25
Cartuchos Stopping Power Pero, ¿que es la contra explosión? Bueno, es evidente que este fenómeno es un
Cal. 16 y 20: $ 45
aumento inesperado e indeseado de la presión de trabajo producida por el
Cartuchos Activ disparo. Esta presión es de tal magnitud y se produce en un lapso de tiempo no
Varios calibres: $ 46
previsto que provocan sucesos que van desde la incapacidad de abrir los
Munición FM mecanismos del arma hasta la destrucción completa de la misma.
Cal. 7,62: $ 70
Munición FM Afirmar que la contra explosión es una cuestión de presiones es muy fácil de
Cal. 7,65 Arg: $ 210
deducir, ya que no existe otra causa, en cualquier condición de tiro, que puede
Cartuchos Sellier & Bellot ocasionar semejante desastre. Lo que es aun imposible de explicar de manera
Cal. 12: $ 44
certera es porque y como se produce este problema. Que es lo que pasa dentro
Munición St. Power de la vaina y como se comportan los actores de este drama para entregar los
Cal. 9 mm: $ 60
resultados que quedan a la vista.
Munición Federal
Cal. .22 LR x525: $ 250

¿De que NO estamos hablando?

Como he escrito la contra explosión se da por un desarrollo anormal en las


presiones de trabajo durante el disparo. Ahora bien, hay muchísimas causas por
las que pueden producirse presiones de trabajo extremas para un determinado
cartucho y para el arma en su integridad física. Y no todas estas causas pueden
ser atribuidas al fenómeno de la detonación. A decir verdad, y gracias a Dios, la
contra explosión es la elevación desmedida y destructiva de la presión de trabajo
más infrecuente de ocurrir en el tiro.

Algunas causas de generación de presiones excesivas, que no son contra


explosión:

La contra explosión no es consecuencia de una carga doble de


propelente. En un cartucho de arma larga, es imposible colocar una carga
doble sin que la vaina rebalse y nos advierta que algo extraño ocurre. En
un cartucho de arma corta cargado con una doble carga de propelente de
quemado rápido, si bien las consecuencias que se obtengan pueden ser
las mismas que cuando hay detonación, es evidente que el motivo de esta
destrucción es la carga doble.

Un caño obstruido provocara la elevación de la presión de manera


excesiva pero, dependiendo de donde se encuentre la obstrucción, lo que
en general ocurre es que el caño termina, o bien con el conocido “globo”,
en la porción obstruida, o bien se produce la rotura y abertura del caño,
con o sin desprendimiento de la pared del mismo.

Sin deberse a un accidente por generación de presión excesiva aunque


con consecuencias similares, un fallo del arma, en donde el cartucho se
inicie con el cierre del arma no completamente cerrado. En este caso la
vaina no soporta la presión de trabajo por si sola, y es por ello que se
rompe y envía calor, fuego y gas hacia el exterior con tal velocidad que,
desde el punto de vista del que presencia este fenómeno, lo vive como
una explosión.

Cuando ocurre

Afortunadamente para nosotros, después de mas de ciento cincuenta años del


uso del cartucho con vaina metálica, después de mas de ciento veinte años del
uso de los propelentes de quemado progresivo, y después de estudiar muchos
de los casos conocidos de contra explosión que se han producido, se conoce
muy bien que es lo que NO hay que hacer para encontrarse frente a este
problema.

2 de 9 06/02/2011 08:08 p.m.


Bienvenidos a Full Aventura - Municiones > Recarga - Contraexplosión http://www.fullaventura.com/municiones/nota102221.php

En concreto, se conoce de manera lo suficientemente segura cuales son las


circunstancias que deben coincidir para que las posibilidades de detonación sean
por demás concretas.

Se sabe que este tipo de fenómenos se presenta más frecuentemente cuando


concurren estos sucesos:

Cartuchos cuyas vainas poseen una gran capacidad interna: A aquellos


cartuchos con este tipo de vainas se los ha denominado generalmente
magnums, aunque existen otros cartuchos que, sin ostentar tal
denominación, pueden poseer el suficiente volumen interno en su vaina
como para cumplir con tal denominación y, obviamente, deben ser
incluidos dentro del mismo concepto de los llamados magnums. No he
discriminado aquí entre un cartucho de arma de hombro o de arma de
puño. Si bien hay notables diferencias en sus volúmenes internos, la
contra explosión puede darse en ambos tipos de vaina.

Velocidad de combustión y cantidad de carga de los propelentes


utilizados: Aunque mas no sea de manera general, quien recarga o
siquiera ha leído algo sobre los propelentes utilizados actualmente para la
carga de cartuchos sabe que la característica mas destacada y deseada
de estos es que se cuenta con distintos tipos de propelentes que poseen
diferentes velocidades de combustión o quemado y por ello, ciertos
propelentes queman de manera mas rápida que otros (lo que, por ende
implica, que otros lo hagan de manera mas lenta). Y esto establece que
determinados propelentes sean más apropiados que otros para la carga
de un cartucho en particular.

Como regla general, para cartuchos con vainas de gran volumen interno,
los propelentes más adecuados para su carga son aquellos que poseen
una velocidad de combustión "lenta" dentro del rango de velocidades de
quemado que existen. Y esto es así, porque una (entre varias otras)
características de estos propelentes es que ocupan una amplia porción
del volumen interno de la vaina que los contiene ya que, a diferencia de los
propelentes de quemado mas rápido, la cantidad a cargar en cada vaina
es mayor.

Pero la recarga nos permite colocar la cantidad de propelente que


deseemos y, en la búsqueda de una carga especial, podemos utilizar una
pequeña cantidad de propelente de quemando lento, mucho menos de lo
que se indica como mínimo.

Tipo de propelente utilizado: Además de distintas velocidades de


quemado, la familia de propelentes modernos cuenta con granos de
diferentes formas y tamaños. Una de estas formas es la que se denomina
en ingles "ball" y en castellano "esférico". Estos granos son pequeñas
esferas, y pueden llegar a tener un tamaño tan pequeño que en ciertos
tipos de propelentes parecen polvo de tan finos.

Peso de punta: Es conocido, aunque más no sea de manera general, que


para un calibre determinado existen diferentes tipos, formas y pesos de
punta. Sin entrar en detalles sobre ello, para los gases de propulsión es
mas "difícil" por decirlo de alguna manera simple, mover a una punta
pesada que a una liviana. Esto implica que una punta pesada exigirá mas
presión de trabajo para vencer su inercia, que es lo que la mantiene quieta
en el lugar donde se encuentra. Como la generación de presión no es
instantánea, se deduce que con una punta pesada, todo el conjunto se
mantendrá "inmóvil" por un tiempo mas prolongado. Cuando hablo de
tiempos, es de hacer notar que me refiero a milésimas de segundo, un
tiempo infinitamente menor que el que se emplea en leer esta última
palabra.

En resumen, las posibilidades de se produzca una contra explosión o detonación


al momento del disparo aumentan considerablemente cuando:

"Se utilizan cartuchos cuyas vainas poseen un gran volumen interno, conteniendo
una carga reducida de propelente de quemado progresivo lento, generalmente
del tipo grano esférico (ball powder), con puntas de elevado peso".

Es importante hacer notar que lo anterior no es regla infalible, que hablo de


probabilidad y no de seguridad, que un fenómeno tan indeseado como este
puede darse en circunstancias distintas, aunque la probabilidad es mucho menor.

3 de 9 06/02/2011 08:08 p.m.


Bienvenidos a Full Aventura - Municiones > Recarga - Contraexplosión http://www.fullaventura.com/municiones/nota102221.php

Como y porque

Antes de pretender explicar el como y porque de este fenómeno creo acertado


dar una descripción somera de una combustión normal dentro de una vaina al
momento del disparo.

Como se ha descrito antes, la principal característica de los propelentes de


quemado progresivo, es su capacidad de quemarse de manera progresiva. Pero
que es una combustión progresiva? Tratare de explicarlo aplicándolo
directamente al ejemplo de una combustión al momento del disparo.

Si bien lo ideal seria dividir al interior de la vaina en una cantidad infinita de lo que
llamare "zonas", a los efectos prácticos para su mejor comprensión, antes del
momento del disparo, dividiré el interior de este hipotético cartucho en solo ocho
zonas de similar volumen cada una.

Cuando el calor producido por el fulminante entra en contacto con el grano del
propelente que se encuentra mas próximo al oído de comunicación entre el
alojamiento del fulminante y el cuerpo de la vaina (digamos que esta es la zona
uno de ocho), comienza una oxidación de dicho grano que deriva en
desprendimiento de calor y gas por una reacción química entre el combustible
(un compuesto nitrado) y el comburente (oxigeno), ambos estos constitutivos del
mismo propelente. Este grano quema de manera progresiva (lo que implica que
la combustión no es instantánea), desde la superficie exterior del mismo hacia su
centro. Exactamente el mismo fenómeno ocurre en los granos de propelente que
se encuentran próximos al anterior dentro de la misma zona, con lo que el
volumen de gas producido es muchísimo mayor al volumen original que ocupaban
los granos de propelente en esta zona antes de que comiencen a quemarse.

La temperatura de estos gases es altísima, y su reacción es la de todo fluido:


expandirse en todas direcciones. Por ende, cuando los gases toman contacto
con el propelente que se encuentra aun sin quemarse en la zona dos de la vaina
se produce el mismo fenómeno descrito anteriormente, solo que a una velocidad
mayor, ya que el inicio de la combustión en esta segunda zona se produce en
distintas condiciones que el inicio en la primera, en lo relativo a temperatura y
presión inicial se refiere. Recordemos que, antes de provocarse el disparo, en la
zona uno se partió desde la temperatura ambiente y presión idéntica a la
atmosférica.

Arde la segunda zona a mayor velocidad, y así se llega a la tercera, cuarta,


quinta, etcétera, hasta que una gran parte del propelente contenido en las ocho
zonas se ha quemado.

Ahora bien, en algún momento en medio del proceso antes descrito, otro
fenómeno ha ocurrido en el cartucho. Debido al aumento de presión en el interior
de la vaina, la punta, "la única parte móvil del cartucho", ha empezado a moverse
hacia el interior del anima del caño. Y esto, que es obviamente lo que se espera
que pase, tiene una consecuencia muy buena desde el punto de vista de la
conservación del conjunto arma-cartucho en una sola pieza integra y en buenas
condiciones.

La cámara de combustión que antes tenia un volumen igual al volumen interno de


la vaina del cartucho no disparado ahora se ha ampliado, ya que el propio caño
pasa a ser parte de la cámara de combustión debido a la translación de la punta
por el mismo. Y esto hace que la presión que producen los gases en su intento
por expandirse baje, de acuerdo al principio físico que dice que cualquier tipo de
presión es la consecuencia de una fuerza aplicada sobre una superficie.

Llega un momento en que la punta sale del caño y la cámara de combustión


adquiere un volumen tal que la presión de los gases generados desciende
vertiginosamente y pasa a ser la misma del medio en que el arma se encuentra,
o sea que vuelve a ser la presión de la atmósfera.

Ahora bien, en este "disparo" todo el conjunto se ha comportado como se espera


que lo haga en virtud de que existió una relación armónica entre la velocidad en
que los gases se generaron y la velocidad en que la cámara de combustión que
lo contenían se ampliaba y provocaba que la presión de trabajo no sobrepasara
los limites de resistencia estructurales del arma.

Hasta ahora, lo escrito se basa en comprobaciones. Es decir que lo que se lee

4 de 9 06/02/2011 08:08 p.m.


Bienvenidos a Full Aventura - Municiones > Recarga - Contraexplosión http://www.fullaventura.com/municiones/nota102221.php

esta probado y se conoce con un grado más que razonable de certeza que lo
que se afirma es cierto.

Pero lo que sigue a continuación no esta probado y por ende no puede ser
tomado como un hecho. Es nada más que lo que yo creo sobre este tema y una
posible explicación del fenómeno. Lejos estoy de poder demostrar con hechos lo
que escribiré, así que solo debe considerarse como una tesis, tan valida o tan
equivocada como cualquier otra.

Y desde ya animo a quien quiera ampliar, o refutar lo que sigue a que lo haga. A
mi me interesa aprender, y lo mejor para ello es comprobar que estoy
equivocado y variar mi posición. Puede hacerlo a través de mi consultorio en el
portal.

Una vaina de gran capacidad tiene como objeto principal, la contención de mayor
cantidad de propelente. Y mayor cantidad de propelente es el medio para que la
mayor cantidad de gases que estos produzcan puedan entregar más de su
energía a la punta, y esta posea mayor velocidad inicial, lo que implica mayor
energía.

Lo deseable para cualquier vaina, sea esta del volumen interior que sea, es que
TODO su espacio interno este ocupado, en su mayor parte por propelente y el
resto por la porción de punta introducida en ella. Ahora bien, al disminuir la
cantidad de propelente a cargar para lograr una carga reducida, parte de ese
volumen interno de la vaina, que se desea este ocupado completamente por el
propelente, lo esta ahora ocupado solo por aire.

Entonces tenemos que, al momento del disparo, el cartucho que alimenta la


recamara del arma en cuestión, y que posee en su interior las mismas ocho
zonas del ejemplo anterior, posee algunas de estas zonas ocupadas en su
totalidad por el propelente, otras ocupadas parcialmente, y por ultimo otras solo
ocupadas por aire.

Se inicia el fulminante, que envía fuego hacia el interior de la vaina. Podemos


suponer que la zona uno de esta vaina esta completamente llena. Entonces la
combustión en esta zona se produce exactamente de la misma manera que en un
cartucho normal. Pero cuando los gases llegan a la zona dos, encuentran que
esta zona esta parcialmente ocupada. El propelente que allí se encuentra
comienza a arder, los gases de este propelente (junto al que se ha generado en
la zona uno, que siguen en expansión), no encuentran la oposición a su avance
que supone el tener que atravesar un volumen ocupado por un sólido (que es el
propelente faltante), y por ende la velocidad de translación de los mismos es
mayor.

Además la forma del grano de propelente (esférico) permite una mayor


aceleración de un fluido, ya que un cuerpo con esta forma no tiene aristas que
provoquen turbulencias (que consumen energía y disminuyen la velocidad) al
pasaje de la masa de gas. Por consecuencia, la forma del grano del propelente
cargado se suma a la poca resistencia que opone el aire a la expansión del gas
de la combustión.

En este punto de la combustión, la presión dentro de la vaina es mucho más alta


que la inicial, pero aun no se ha llegado a un estado en que la punta, que con su
movimiento por el caño "modera" el pico máximo de presión de trabajo de todo el
conjunto, se haya movido. De todas maneras, aun no hay de que preocuparse ya
que las paredes de la vaina, con la ayuda de las paredes de la recamara y el
cierre por detrás están resistiendo sin problemas este aumento de presión.

Pero, ¿que sucede dentro de la vaina? Bueno, hay anormalidades en la velocidad


de translación de estos gases, que tienen "mucho espacio libre" por donde
expandirse. Llegan desde la zona dos hasta la base de la punta a la que aun no
pueden mover (o quizás ya la han movido de su alojamiento pero la resistencia
que opone el estriado del arma al paso de la misma es aun muy alta) y no tienen
otra opción mas que retornar hacia el lugar de donde provienen.

Pero en todo este momento, los gases de la zona uno siguen en expansión, y
también en las zonas tres y siguientes se han empezado a producir gases, que
se suman en su recorrido al de la zona dos, con lo que se produce un choque de
estas masas, que pugnan por un lugar por donde salir.

El aumento de presión provoca más y más calor del conjunto. Los granos que
aun no arden reciben una inusual cantidad de este calor, ligados a una mayor

5 de 9 06/02/2011 08:08 p.m.


Bienvenidos a Full Aventura - Municiones > Recarga - Contraexplosión http://www.fullaventura.com/municiones/nota102221.php

presión, y se queman mucho mas rápidamente de lo que lo harían en condiciones


ideales.

Los gases de esta combustión se suman a los que ya pugnan por encontrar una
salida, y la punta aun no se ha movido lo suficiente como para satisfacer esta
expansión no deseada, la vaina y la recamara cada vez hacen mas fuerza para
soportar tal esfuerzo, pero están llegando a su limite estructural, la punta se
mueve por el caño pero no lo suficientemente rápido (su aceleración es mucho
menor a la aceleración de la expansión de los gases) hasta que, se produce la
primera grieta en la vaina, que sigue hacia la recamara, y una vez que los gases
han encontrado esa salida, no dejaran de expandirse y aumentar su velocidad de
translación hasta que la presión que contienen sea idéntica a la atmosférica,
profundizando en medio de este proceso la rotura de los metales que antes la
contenían a tal velocidad que, desde el punto de vista del espectador exterior, lo
que es un escape de gases a altísima velocidad se percibe como una explosión.

Sintetizando, la contra explosión o detonación se produce cuando, dentro de una


vaina con un volumen inusualmente mayor de espacio vació, la combustión de un
propelente de quemado lento se torna anormal (en lo que a su velocidad de
quemado se refiere), provocando un pico de presión tan alto, y en un espacio tan
pequeño de tiempo, que no puede ser soportado por el arma.

Y esto se produce porque ese volumen vació dentro de la vaina provoca que los
gases se expandan a mayor velocidad de lo esperado al no ser frenados por la
resistencia que le opone un sólido como son los granos de propelente que aun no
han quemado.

Esto desencadena "rebotes o choques" entre la masa de gases creados con los
que se van creando, lo que acelera aun mas a la combustión del propelente que
aun no ha quemado.

Hasta que, en un determinado punto de este proceso, se llega hasta el límite


estructural del arma y la misma queda inutilizada, o bien se pasa este limite y
queda destruida.

Consejos útiles para una recarga reducida segura

Guiándonos exclusivamente por lo anterior, se puede llegar fácilmente a la


conclusión de que cualquier tipo de carga reducida es una invitación al desastre.
Y algo de razón existe en este pensamiento. En principio, hay que partir de la
premisa que toda carga de un cartucho que se sale de los parámetros habituales
para los que este cartucho ha sido diseñado (ya sea que se le pida al mismo
mayores o menores prestaciones) aumentan las probabilidades de que algo
salga mal. Simplemente se le esta pidiendo a un ingenio que haga algo para lo
que no fue creado.

Por otro lado, en lo que a seguridad se refiere, para este tipo de cargas no
existe el respaldo de una tabla de recarga publicada por algún fabricante. No se
cuenta con esa tranquilidad que brinda el saber que los números que se leen en
dicha tabla han sido obtenidos luego de una experimentación y utilización de
recursos por encima de los que cualquier recargador promedio posee.

Pero existe la posibilidad de recargar a un cartucho de manera reducida y a la


vez muy segura. Posibilidad esta avalada por muchísimos años de experiencia de
recargadores, que han experimentado por si mismos y han obtenido resultados
aceptables, en lo que al ítem seguridad se refiere.

En principio, no es aconsejable este tipo de recarga para aquellos que se inician


en la actividad. Al no contar con tablas, la combinación correcta de los
componentes del cartucho se decidirá en base al conocimiento adecuado de
estos componentes y a la experiencia de uso con los mismos. Y este
conocimiento y experiencia se hacen y profundizan a lo largo del tiempo y uso,
del que carece el novato. Lo que creo mas acertado para el novel recargador
que busca su carga reducida es utilizar la experiencia adquirida de aquellos
recargadores mas avanzados. Conociendo el ambiente, se que siempre se podrá
encontrar en un club de tiro a alguien dispuesto a dar una mano en estos temas,
aunque mas no sea los datos necesarios para empezar.

Cada recarga reducida es única. Teniendo en mente que la principal premisa a


tener en cuenta antes de siquiera dispararla (incluso mucho antes de evaluar si
esta recarga cumple o no con lo que buscamos de ella) debe ser la seguridad en

6 de 9 06/02/2011 08:08 p.m.


Bienvenidos a Full Aventura - Municiones > Recarga - Contraexplosión http://www.fullaventura.com/municiones/nota102221.php

el uso, la evaluación de TODOS los componentes a usar deberá ser rigurosa,


como así también todo lo relacionado al armado del cartucho final. Con esto se
lograra que ese margen de duda que se posee disminuya a niveles aceptables
para tomar la decisión de comenzar las pruebas en la línea de tiro.

Una regla general que puede aplicarse a una gran cantidad de propelentes
es aquella que dice que no deberá reducirse la cantidad de un propelente
a cargar por debajo de un 20% del valor de tabla. Ej.: Si para el
propelente X y la punta Y, la tabla de recarga que posee indica, digamos
45 grains, no cargara menos de 36 grains.

Si aun con un 20% menos de carga, la misma sigue siendo demasiado


"pesada" para lo que busca, la solución no esta en seguir bajando la
cantidad a cargar. Ha llegado al punto en que deberá descartar al
propelente inicial y considerar el uso de otro diferente.

Existen propelentes que no admiten cargas reducidas. Esto significa que


no son aptos siquiera para trabajar con reducciones que se encuentren
por encima del 20% anterior. En general, aquellos que están en esta
categoría son los del tipo ball o esféricos. Y aunque suene a redundancia,
lo repito: NO SE PUEDE BAJAR LA CARGA DE ESTOS.

Los propelentes con velocidades de quemado rápidas son aquellos que


mejor se comportan en cargas reducidas. Si ha llegado la hora de
considerar a otro propelente, siempre deberá pensar en aquel que queme
más rápidamente que el anterior.

Los propelentes diseñados inicialmente para la carga de cartuchos de


escopeta (son aquellos cuya velocidad de combustión es la más rápida de
toda la gama de propelentes producidos para armas portátiles) son los
que, desde el punto de vista de la seguridad, se han mostrado mas
confiables para la recarga reducida de cartuchos, sean estos de arma de
hombro o de mano.

Los propelentes mas rápidos requieren menor cantidad del mismo y por
ende dejan mucho espacio vacío en la vaina. Con el objeto de que los
granos de propelente se encuentren lo menos "sueltos" posible dentro de
la misma, lo mejor es comprimirlos suavemente sobre la base. La mejor
manera (y la mas higiénica por cierto) es colocando luego de la carga un
cartón cortado del diámetro adecuado, presionándola. Puede también
llenarse con papel todo el interior libre de la vaina, pero el resultado
después del tiro es sucio y peligroso, con pedazos de papel encendidos
flotando delante de la boca de fuego.

Si, luego de evaluar que punta usara, decide que será una punta no
diseñada para el cartucho en cuestión (Ej. usara una punta de aleación de
plomo de calibre .32" en una vaina del 7.65 Mauser), y si lo enviara a
velocidad supersónica (algo normal para esta combinación) se hace
prácticamente imprescindible el uso de gas check en la punta. De lo
contrario, con pocos disparos agregara otro ítem de posibles problemas a
su disparo. El emplome del caño. Además, la limpieza posterior puede
convertirse en un calvario.

Los puntos aquí tocados son aquellos que se refieren a la seguridad en el


armado y uso de estos cartuchos especiales. Pero existen otros no enunciados
aquí (aquellos que atañen a la precisión, velocidad, energía, etc.) que pueden
ser importantes dependiendo del objeto de nuestra recarga y que habría que
tener en cuenta. Claro esta, que esta nota apunta a la seguridad y por ellos no
son tratados. Estos ítems solo pueden ser tenidos en cuenta a partir del
conocimiento previo concreto de lo que se espera que haga ese cartucho que se
cargara. Por lo tanto, son ítems que influyen específicamente en dicha búsqueda
pero no necesariamente en cuestiones que atañen a la seguridad.

Conclusión

Para quienes se dedican al estudio y desarrollo de la balística llegar a una


explicación correcta y probada sobre el como y porque del fenómeno de la
contra explosión es técnicamente difícil y económicamente caro de hacer. Es que
cada experimento termina casi con seguridad con la rotura del material usado,
con el consiguiente reemplazo del mismo.

7 de 9 06/02/2011 08:08 p.m.


Bienvenidos a Full Aventura - Municiones > Recarga - Contraexplosión http://www.fullaventura.com/municiones/nota102221.php

Por otro lado, es imposible recrear exactamente lo que ha ocurrido de un


experimento al siguiente, ya que al mismo tiempo se puede dar que, en las
mismas circunstancias los resultados sean muy dispares. En concreto: Mismas
armas o dispositivos de disparo con idénticas municiones y con las mismas
condiciones de disparo; en uno de ellos el conjunto termina destruido y en el otro
no se ha producido problema alguno. Y entre estos dos límites pueden darse
también los más variados resultados.

Afortunadamente para los tiradores, este fenómeno es perfectamente controlable


y evitable porque, aunque no se conozca con certeza porque y como ocurre, si
se sabe lo necesario y suficiente para evitarlo.

Y esta certeza es tal, que nos permite a los recargadores confeccionar recargas
de este tipo con un grado mas que aceptable de seguridad de que, desde el
punto de vista de la integridad propia y del arma, no tendremos que lamentar
desgracias.

Como he expresado anteriormente, este artículo contiene afirmaciones probadas


y concretas, y también teorías propias (no probadas ni confirmadas). Por lo
tanto, estas ultimas teorías son perfectamente discutibles y rebatibles, y aliento
a quien lo desee y le interesa, a entablar un dialogo conmigo para llegar a una
mejor y mas acabada comprensión de este tema.

Y por ultimo, quisiera cerrar este articulo haciendo mención a un libro antiquísimo
que esta conmigo desde hace ya unos veintitrés años, pero que fue editado en
1944, el que atesoro y cuido de manera muy particular.

El mismo lleva el titulo "Motores de Aviación", del profesor Arnoldo Lucius.

Llevo muchísimo tiempo tratando de escribir sobre este tema, pero no podía
encontrar una manera simple y entendible de explicar lo que quería decir. De su
lectura y comprensión he podido deducir principios físicos comunes en dos tipos
de maquinas térmicas, como son un motor de combustión interna y un arma de
fuego. Y de el también he tomado ejemplo de explicaciones de estos principios.

A el le dedico este escrito.

Rolando Mendez
Copyright Full Aventura
Prohibida su reproducción total o parcial sin la expresa autorización
escrita de Full Aventura.

Artículos publicados por el mismo autor:


Contraexplosión
De soldados y civiles
Escopeta Franchi Spas 12
Historias de guerra
Las Malvinas de Rivero
Carabina CZ modelo ZKM 452
Las armas y los prejuicios: la experiencia israelí
Pólvoras y propelentes de quemado progresivo
Mi Sig Sauer P220
.44 Special
.357: El primer Magnum en armas cortas
Armas livianas de la Infantería en Malvinas
Opinión sobre armas para defensa
Comparando el 9 Para, el .40 S&W y el .45 ACP
.38 Smith & Wesson Special
Recarga: desde el principio - 1º parte
Recarga: desde el principio - 2º parte
Recarga: desde el principio - 3º parte
Recarga: desde el principio - 4º parte
Recarga: desde el principio - 5º y última parte
30 de Mayo de 1982: No tan Invincible
La bala dobla
Nueva Ley de armas en Brasil
Por siempre Halcón
La abuela y las armas
Opinión sobre desarme
7.65 mm Mauser

8 de 9 06/02/2011 08:08 p.m.


Bienvenidos a Full Aventura - Municiones > Recarga - Contraexplosión http://www.fullaventura.com/municiones/nota102221.php

.357 Sig
8 x 68S
2 de Abril
.45 Colt
.45 ACP
9 x 19 Parabellum
La presión en la recarga
El .458 Winchester Magnum
.308 Winchester
.44 Remington Magnum
Prueba de la Bersa Mini Thunder .45 ACP
Historia de un avión que tiene mucho para contar
.40 Smith & Wesson
Balística de Efectos y Stopping Power
45 / 70 Government

< Volver

Copyright© 2000-2011 FullAventura.com


Reservados todos los derechos Términos y condiciones - Acerca de FullAventura

9 de 9 06/02/2011 08:08 p.m.