Está en la página 1de 4

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio Del Poder Popular Para La Educación


U.E. “Colegio Cultura”
5to Año Sección “B”
Área de Formación: Ciencias de la Tierra

Transferencia de Energía en el Interior de la Tierra.

Docente: Manuel Castro Alumno: Eduardo Rangel #10

Baruta, 18 de Mayo de 2020


Todo el proceso de transferencia de energía inicia en el núcleo interno de la

tierra, el cual está hecho de hierro sólido, combinado con liquen otros metales

pesados, los cuales producen una gran energía por la enorme fuerza magnética que

tiene. Esta energía magnética se transfiere hacia las capas superiores, iniciando por el

núcleo externo, el cual está hecho de los mismos componentes que el núcleo interno,

solo que este se encuentra en estado líquido, este núcleo hace que el interno más

sólido, flote y pueda rotar, produciendo mayor cantidad de energía, que se transferirá

a las capas superiores y permitirán la rotación de la tierra sobre su propio eje. La

energía que fue creada en el núcleo, es transferida al manto inferior, hecho de

silicatos de hierro y magnesio, dividido en dos secciones: la mesosfera y la

astenosfera. La mesosfera es la primera en recibir la energía, esta tiene una

composición sólida y rígida, pero a la vez tiene algo de plasticidad, esta es la parte

más interna del manto y es la primera en ser afectada por el efecto rotatorio que se

genera en el núcleo, a causa de la actividad magnética, lo que hace que a partir de este

punto se comienzan a definir los polos de la tierra en extremos norte y sur; sin

embargo, se sabe que cada cierto tiempo, debido a que el núcleo interno gira más

rápido que el resto de las capas terrestres, genera un fenómeno que invierte los polos

de la tierra y hace que el norte se mueva hacia el sur y viceversa. Luego sigue la

astenosfera, la astenosfera es más líquida que la mesosfera y debido a eso permite que

la litosfera y la corteza floten sobre ella; probablemente sea esto lo que provoca la

deformación y el movimiento de las placas tectónicas situadas mas arriba. Luego del

manto inferior, sigue el manto superior, que esta conformado por la litosfera, la

corteza y la hidrosfera, estas, a diferencia de las capas anteriores, están compuestas


por elementos mucho mas variados, predominando los silicatos de aluminio; también

se puede resaltar el hecho de que esta capa es mucho menos densa que las anteriores.

La litosfera es la primera de estas capas, es la más sólida, y flota directamente sobre

la astenosfera, esto afecta directamente a la corteza y hace que las placas tectónicas se

mantengan activas y en constante transformación. Luego de la litosfera viene la

corteza, que como se ha mencionado previamente, sufre mas cambios y con mayor

frecuencia que cualquier otra capa de la tierra, esta flota sobre la litosfera y es

afectada por los movimientos de esta misma, haciendo que las placas tectónicas que

conforman la corteza terrestre se dividan y vuelvan a unir de forma lenta pero

constante, generando deformaciones como las montañas, las depresiones y otras

similares; en ocasiones se generan fisuras directamente desde la mesosfera hasta la

corteza, lo que hace que el magma líquido hecho de metales del núcleo externo salgan

hasta la corteza y generen volcanes que pueden crear nueva corteza, pero hecha de

materiales diferentes; un claro ejemplo de esto, son las islas formadas por actividad

volcánica, como Hawái y las islas cercanas a ella; además, el ser humano ha

aprovechado estas tierras emergentes ricas en hierro para forjar armas, vigas de

construcción, entre muchas otras cosas importantes. Por último entre las capas de la

tierra que se encuentran de forma densa, está la corteza oceánica, esta capa esta

conformada principalmente de agua, per esta mezclada con múltiples sales y

minerales, generando océanos, pero también hay partes que tienen menos cantidad de

sal, lo que crea los ríos y las demás zonas hechas de agua dulce; esta capa es

importante debido a que mantiene a la corteza y la litosfera con una temperatura mas

baja y las conserva en un estado más sólido, también erosiona la corteza y modifica
su forma. Todos estos fenómenos naturales permiten que la tierra cambie y

evolucione, además, ayuda a que la vida pueda progresar y cambiar constantemente,

sin estos cambios, el ser humano nunca hubiera podido evolucionar. Para finalizar,

diremos que la tierra no es tan solo una gran piedra inactiva, sino que es un

organismo vivo y muy complejo, que sufre cambios constantes desde su interior, lo

que provoca transformaciones en todas sus capas y transfiere la energía a todas ellas,

si no fuera por esta trasferencia de energía que experimenta, la tierra no sería lo que

es ahora, no formaría continentes ni islas, ni tendría las diferentes capas que presenta,

sino que sería simplemente una piedra flotando a la deriva como los meteoritos, así

que debemos estar en deuda con nuestra querida tierra por este fenómeno, porque si

no fuera por la trasferencia energética de la tierra, los seres vivos no podríamos existir

en ella.

También podría gustarte