Está en la página 1de 15

k k

11 Número de publicación:2 161 199


19 OFICINA ESPAÑOLA DE
PATENTES Y MARCAS kNúmero de solicitud: 200001219
21

ESPAÑA
kInt. Cl. : E04B 5/04
51 7

E04C 2/288

k
12 SOLICITUD DE PATENTE A1

k
22 Fecha de presentación: 16.05.2000 k
71 Solicitante/s: Jaime Enrique Jiménez Sánchez
Avda. del Ejército, 18 3◦ B
10600 Plasencia, Cáceres, ES

k
43 Fecha de publicación de la solicitud: 16.11.2001 k
72 Inventor/es: Jiménez Sánchez, Jaime Enrique

k
43 Fecha de publicación del folleto de la solicitud: k
74 Agente: Esteban Pérez-Serrano, Ma Isabel
¯
16.11.2001

k
54 Tı́tulo: Procedimiento de fabricación de placa alveolar ligera materializada en obra, placa ası́ ob-
tenida y su aplicación en viviendas.

k
57 Resumen:
Procedimiento de fabricación de placa alveolar ligera
materializada en obra, placa ası́ obtenida y su apli-
cación en viviendas.
Procedimiento de fabricación de placa alveolar ligera,
que utilizando el mismo tipo de máquina moldeadora
deslizante de hormigón de producción continua sobre
pista de pretensado, pre-fabrica una losa de hormigón
de ancho 120 cm con un espesor de unos 3 cm, y con
4 a 5 nervios verticales, 2 de ellos laterales. Los ner-
vios tienen unos 4 cm de espesor con una pequeña
cola de milano superior, y los dos laterales tienen
su cara externa con forma de borde de placa alveo-
lar. Entre los nervios de hormigón fraguado y con su
misma altura se empotran en fábrica bovedillas de
poliestireno con rebajes en las esquinas superiores,
de forma que el hormigón de la bóveda del alvéolo
ES 2 161 199 A1

que verteremos en obra se solidarice con los nervios,


y se forme la placa alveolar propiamente dicha, con el
mismo canto que el forjado tradicional al que susti-
tuye y las mismas cualidades y normativas aplicables
que la placa alveolar.

Venta de fascı́culos: Oficina Española de Patentes y Marcas. C/Panamá, 1 – 28036 Madrid


1 ES 2 161 199 A1 2
DESCRIPCION clásicos de tipo vigueta y bovedilla.
Otra de las razones de la utilización de forja-
Procedimiento de fabricación de placa alveolar dos prefabricados es la seguridad en el trabajo,
ligera materializada en obra, placa ası́ obtenida y pues basta mencionar que la mayorı́a de los ac-
su aplicación en viviendas. 5 cidentes de trabajo en la edificación se dan du-
Objeto de la invención rante la fase de construcción de las estructuras, y
La presente invención se refiere a un procedi- en concreto la caı́da del trabajador por rotura de
miento de fabricación de placas alveolares ligeras bovedillas es la más abundante; esto obliga a los
de hormigón pretensado o armado, para estruc- paı́ses más ricos a dictar normativas que obligan a
turas de la edificación, que soluciona el principal 10 usar sistemas más seguros, o bien a entablar toda
problema de peso que tienen las placas alveolares la planta para evitar la rotura de las bovedillas.
tradicionales para su uso en estructuras de vivien- En España en la actualidad las nuevas norma-
das en altura. tivas de seguridad están obligando a “entablar”
Condicionadas por el proceso de fabricación, todos los forjados, y la utilización de viguetas,
las placas alveolares tiene un gran peso, estando 15 por tanto, está comenzando a disminuir.
poco aligeradas respecto a una losa maciza, esto La utilización de placas alveolares en la edifi-
las hace idóneas para grandes cargas y grandes cación de viviendas tiene como consecuencia que
luces, pero no en su empleo para viviendas en al- las vigas deben tener mayor “canto” que las pla-
tura, donde normalmente deberı́an apoyaren vi- cas, esto conlleva mayor coste de mano de obra
gas planas estando el canto del forjado condicio- 20 para hacer las vigas, y obliga además a colocar fal-
nado por la resistencia de estas vigas, de hor- sos techos que encarecen más la vivienda frente al
migón armado normalmente. Ası́ las placas al- clásico “enlucido” de yeso directo. Por esta razón
veolares resultarı́an muy pesadas para transpor- no se utilizan sobre estructuras de pilares para
tar y elevar, quedando infrautilizadas sus carac- viviendas.
terı́sticas resistentes al aplicarlas en viviendas en 25 La razón, como he explicado anteriormente,
altura con vigas planas. se debe a que la placa con canto similar al de las
Es objeto de esta invención, crear un sistema vigas planas tradicionales de 26 a 30 cm, tiene
de fabricación que aligere enormemente el peso de un peso excesivo, lo que obliga a mantener cantos
estas placas alveolares, pero conservando su esen- bajos y por tanto aumentarlo en las vigas.
cia, es decir, como un elemento autoportante, que 30 Existen placas de tipo semi-losa como las de
reparte muy bien las cargas transversales por el la figura 6 y 7 con nervios superiores anchos, cuyo
efecto “tubular” de sus alvéolos, de gran rigidez a elemento resistente es el propio nervio, siendo la
la torsión, y muy válido para dejarlo “visto” por cabeza del nervio regruesada, la que soporta las
su parte inferior para garajes y galerı́as comercia- compresiones originadas por los momentos positi-
les. 35 vos de todas las caras, y desaprovechando la capa
Es objeto de esta invención definir el pro- de compresión de obra vertida superiormente.
ceso de fabricación mediante máquina extrusora o Estas placas no tienen el mismo comporta-
moldeadora deslizante de las del tipo de vigueta miento frente a cargas transversales que las alveo-
pretensada o placa alveolar, de manera que en lares, comportándose de forma similar al forjado
factorı́a sólo se constituya la mitad de la placa, 40 de vigueta y bovedilla. Además las bovedillas de
siendo necesario aportar en obra el hormigón de poliestireno se colocan en obra con el consiguiente
la parte superior de la placa, y solidarizarla con- coste de organización y mano de obra, siendo más
venientemente a las cabezas dé los nervios del pre- cara su colocación que en factorı́a.
fabricado. Este tipo de losa suele utilizarse más habitual-
El sistema trata de sustituir la vigueta y bove- 45 mente sin bovedillas aligerantes, vertiéndose en
dillas convencionales por esta placa prefabricada obra una capa de hormigón y comportándose el
en las estructuras “planas” caracterı́sticas de los conjunto como una losa maciza hormigonada “in
edificios de viviendas que actualmente se constru- situ” toda ella.
yen en España y en paı́ses de clima cálido. Las Por último existe también otra patente de
estructuras clásicas de vigueta y bovedilla son 50 placa alveolar más ligera que las anteriores, que
hoy por hoy las estructuras para viviendas más pertenece a una empresa Canadiense llamada
económicas en los paı́ses de clima Mediterráneo o Span-Deck, que utiliza para sostener la bóveda
Tropical. de hormigón, un vertido de bolas de arlita entre
Antecedentes de la invención las paredes recién hormigonadas de los nervios.
Los forjados de vigueta y bovedilla “planos” 55 Luego se vierte el hormigón de la losa superior, y
son los más usados, debido a su gran economı́a cuando haya fraguado se retira la arlita sobrante
de materiales y de mano de obra de fabricación sin más que inclinar la placa.
y montaje en obra. En los paı́ses nórdicos y Descripción de la invención
centro-europeos, donde las temperaturas son ba- La invención objeto de la presente memoria se
jas durante casi todo el año, y con abundancia de 60 refiere a un tipo de placa pretensada prefabricada
lluvias; el trabajo en obra debe reducirse al me- que reuniendo las ventajas de la prefabricación,
nor tiempo posible para evitar encarecimientos de con la consiguiente disminución de tiempos en la
mano de obra y disminuir el riesgo de heladas de ejecución de obra por no tener que montar el for-
los hormigones vertidos en obra. Esto hace que jado en obra y por la ausencia de entablado infe-
en estos paı́ses nórdicos se prodiguen los forjados 65 rior o sopanda, aporta una disminución del peso
prefabricados de tipo semi-losa, tanto pretensado de la placa para su transporte y elevación.
como armados, o de tipo losas alveolares preten- La ventaja de ser autoportante se traduce en
sadas, no existiendo en ningún caso los forjados una disminución del trabajo de montaje en obra,

2
3 ES 2 161 199 A1 4
ya que no necesita el “sopandado” clásico de vi- Al usar bovedillas de poliestireno encastradas
guetas y bovedillas. entre los nervios, estas bovedillas nos permiten
La placa puede utilizarse con encofrados de formar la bóveda superior de los alvéolos con la
vigas planas unidireccionales clásicos (utilizados luz que queramos y con el arco o forma que ha-
para apoyar las vigas y las viguetas del forjado), 5 yamos labrado previamente en las bovedillas.
también puede usarse para apoyo en muros de La longitud de la placa es variable según la luz
carga de ladrillo, sobre estructura metálica, etc. entre vigas de la estructura. El canto podrá ser
El hecho de utilizar bovedilla de poliesti- variable también según la luz entre vigas y según
reno encastrada entre los nervios como veremos, las cargas de la obra, pero como más habituales
aporta también un gran aislamiento térmico. 10 tendremos de 20 a 35 cm, siendo de 26 cm el más
La placa consiste en una losa de hormigón ma- tı́pico de los forjados tradicionales calculados para
cizo de 2 a 4 cm de espesor, con o sin mallazo luces de entre 3 y 6 metros y cargas tı́picas de
interior, y entre 0,6 m a 1,25 m de ancho, siendo viviendas de 660 kg/m2 de carga total.
su ancho más tı́pico 1,2 m debido a los anchos de Los nervios presentan unas hendiduras latera-
transporte y al peso que son capaces de levantar 15 les o acanaladuras, que servirán para solidarizar
las grúas-torre usadas en las obras actualmente. bien el hormigón de dicha capa de compresión
Esta medida de 1,2 m permite tener un espesor de con el propio nervio, y constituir ası́ los tubos o
la losa inferior de 3 cm, ya que si aumentaremos alvéolos caracterı́sticos de las placas alveolares.
el ancho de fabricación de la placa, deberı́amos Estos canales laterales permitirán que la capa de
aumentar el espesor de la losa para que soporte 20 hormigón superior no se despegue, por efecto de
la manipulación sin romperse. las tracciones que aparecen al torsionarse la placa.
Para colocar el mallazo inferior en caso de También se encargarán de transmitir el llamado
aportarse, bastará con desenrollarlo en la pista esfuerzo “rasante” entre ambos hormigones, de
de pretensado, antes de hormigonar con la mol- forma que las compresiones de flexión se transmi-
deadora. 25 tan entre nervio y losa superior. Para garantizar
De esta losa inferior nacen los nervios de la aún más este esfuerzo rasante entre el hormigón
placa alveolar, separados equidistantes, que ter- del nervio y el hormigón de la losa superior hace-
minan en unos rebajes laterales o resaltes para el mos unos canales laterales a los nervios, e incluso
encastre con la losa superior de hormigón vertido podremos rayar la parte superior del hormigón
en obra. Dos de los nervios se situarán en los 30 del nervio, tal y como se hace con las viguetas
bordes de la losa, lo que la rigidiza ante pequeños pretensadas.
golpes durante la manipulación. Estos dos ner- Al igual que las placas alveolares, a momentos
vios laterales presentarán forma de rótula, igual al negativos, el comportamiento será excelente, por
de las placas alveolares clásicas, para una buena disponer de cabeza de compresión inferior.
transmisión de esfuerzos entre una placa y otra 35 Lógicamente el acero para soportar los mo-
transversalmente. mentos positivos del forjado se incorpora en la
Estos nervios de hormigón macizos son delga- parte baja de los nervios desde su fabricación. El
dos de entre 3 a 5 cm, y de una altura similar al acero para soportar los momentos negativos se
forjado tradicional, menos 4 cm de capa de com- colocará sobre la placa, antes de hormigonar la
presión que se verterá en obra y los 3 cm de la 40 capa superior, quedando confinado por esta capa
suela. Estos nervios rigidizan la placa y evitan de hormigón, y transmitiendo sus compresiones
el “sopandado” o apuntalamiento en obra, siendo al nervio y a la parte baja de la placa, a través
pues “autoportantes”, como el caso de las placas de la unión entre hormigones. Éste armado de
alveolares. Estos nervios tendrán formas diver- momentos negativos podrá distribuirse en barras
sas siendo la más caracterı́stica aquellas que pre- 45 de acero de menor diámetro y repartirse por toda
senta forma rectangular, pero lógicamente podrán la cara superior de las placas, no siendo necesario
presentar también pequeñas variaciones y ser tra- que estén concentradas encima de los nervios.
pezoidales, redondeadas, con forma de punta de El acero a colocar en el prefabricado será de
arpón para no dejar que las bovedillas escapen, tipo pretensado, con el consiguiente ahorro de
con protuberancias en toda su altura, etc. 50 acero para la obra, ya que el mayor lı́mite elástico
La parte superior del nervio soportará las de estos permite reducir su sección considerable-
compresiones originadas por los momentos posi- mente respecto al hormigón armado.
tivos durante la fase de montaje y hormigonado Posteriormente en obra, mediante la colo-
en obra. Después y una vez fraguado el hormigón cación de una malla de acero superiormente y el
de la capa superior, será esta capa la que soporte 55 vertido de 4 o 5 cm más de hormigón sobre todas
dichas compresiones, debidas a otras cargas que las placas, se constituye el forjado propiamente.
gravitarán sobre el forjado. Esta es pues una di- Ası́ el funcionamiento de todas las placas se verá
ferencia importante con las placas semi-losa del reforzado por el mallazo, aumentando el “efecto
tipo de la figura 6 y 7 donde la parte superior tubo” de la placa alveolar creada.
del nervio deberá soportar las compresiones de 60 La mejora de este procedimiento de fabri-
los momentos positivos de todas las cargas que cación radica fundamentalmente, en que sólo se
gravitarán sobre el forjado en la vida útil de la transporta la mitad de la placa, y que aprove-
placa, de ahı́ que tengan mayores dimensiones y chando la capa de compresión de obra, se forma
por tanto mayor peso que. la placa aquı́ descrita. la bóveda de los alvéolos de la placa propiamente
La elevación del prefabricado se realiza por 65 dicha. De esta forma no se duplican capas de hor-
dos nervios centrales mediante pinzamiento, y las migón. También al no tenerse que sostener “sola”
protuberancias longitudinales superiores garanti- la bóveda de los alvéolos, podemos hacerlas con
zarán más la seguridad.

3
5 ES 2 161 199 A1 6
más luz libre y disminuir el número de nervios de punta de arpón.
aligerando la placa. El hecho de empotrar las bovedillas contra los
Una vez que el prefabricado inicial está fra- nervios evita que se caigan o vuelen en el trans-
guada (al dı́a siguiente por ejemplo), el operario porte o elevación, evitándose también la flotabili-
de factorı́a, encaja a presión las bovedillas entre 5 dad del poliestireno al verter el hormigón de obra.
nervios, antes incluso de cortar con el disco de dia- La parte inferior de la placa presenta un aca-
mante, ganando en rendimiento si este proceso se bado impecable “liso” si se ha fabricado en pista
realizara en obra. forrada con chapa metálica. También la placa
Esta bovedilla tiene la misión de soportar el presentará menos contraflecha que las placas al-
hormigón de la capa de compresión, y por tanto 10 veolares tradicionales, ya que la excentricidad en-
de soportar la bóveda de los alvéolos, hasta su tre el centro de gravedad de las armaduras y el
fraguado completo. También tienen la suficiente del hormigón es muy baja.
resistencia como para soportar el peso de los tra- Los conectores para soportar una tracción
bajadores al caminar sobre ella en obra. igual al esfuerzo cortante en apoyo de tipo in-
El hecho de disponer de una losa continua de 15 directo, pueden alojarse en las rótulas de unión
hormigón inferior durante la fase de montaje, da lateral de placa con placa, o bien retranquear las
gran seguridad al forjado, ya que al caminar los dos bovedillas del nervio central y macizar de 10
trabajadores sobre las bovedillas no tendrán el a 15 cm. Éste armado de conexión se alojará en
peligro de caer como ocurre con las viguetas y este macizado y solapará con el nervio mediante
bovedillas clásicas. 20 el hormigón vertido en obra.
La construcción de la placa con bovedillas en La placa no necesita armadura de refuerzo de
la factorı́a conlleva la ventaja de abaratar costes cortante (salvo casos muy puntuales), ya que los
frente a su colocación en obra, ya que allı́ la mano anchos de hormigón de los nervios por metro li-
de obra suele ser más cara, y los rendimientos ob- neal son mayores que los del forjado tradicional
tenidos son menores que en factorı́a. Además al 25 al que sustituye.
colocar las bovedillas antes de cortar, evita el te- Dado que usamos aceros de alta resistencia
ner que recortar en obra los extremos de bovedilla con hormigones de alta resistencia también, y
de cada placa para obtener la longitud deseada. que el canto es considerable, podemos distribuir
El cambio de canto del forjado es inmediato las placas en el forjado y hacer que un nervio se
utilizando un molde afinador de la extrusora o 30 sitúe en el borde del perı́metro de la obra y ser-
moldeadora más alto y bovedillas de mayor o me- vir de zuncho de borde para cargar el cerramiento
nor espesor y poder ası́ adaptarnos a luces o car- del edificio, y ahorrarnos ası́ el clásico zuncho de
gas mayores o menores. borde.
A diferencia de las placas alveolares, el corte En caso de mayores cargas, podremos vaciar
longitudinal de una placa es más sencillo y rápido, 35 de poliestireno uno de los alvéolos, y colocar ahı́ la
ya que sólo es necesario cortar la losa de hormigón ferralla del zuncho de borde o hueco de escaleras.
inferior de pequeño espesor, mientras que en la Al hormigonar la capa de compresión, hormigo-
alveolar hay que cortar las dos losas superior e naremos este zuncho, pero no habremos tenido la
inferior. También posibilita el marcar con un pe- necesidad de encofrarlo en obra.
queño canal longitudinal la losa inferior, de ma- 40 La principal ventaja que se obtiene de este
nera que la debilite en ese punto para que en caso nuevo sistema será por tanto de tipo económico,
de golpe rompa toda ella por esa lı́nea y no salga ya que si evaluamos todos los costes que inter-
una rotura de lı́nea arbitraria de feo resultado. vienen en su fabricación y montaje, obtendremos
El peso del forjado terminado es igual que el una reducción en hormigón de fábrica, transporte,
forjado tradicional al que sustituye, ası́ para un 45 elevación y hormigón de obra, respecto a la placa
canto de 26 cm tenemos un peso, incluido el hor- alveolar tradicional.
migón de obra, de 280 kg/m2 . Una nueva posibilidad serı́a utilizar bovedillas
El peso de las placa prefabricada ası́ obtenida de poliestireno mecanizado o moldeado con hue-
es del orden (para una de canto 22 cm, ancho 1,2 cos y nerviaciones, para utilizar menos material
m y largo 5 m, tı́pica de viviendas) de 840 kg, lo 50 de poliestireno y por tanto abaratar las placas.
que permite a las grúas-torre actuales de 750 kg a El resumen general del proceso de fabricación
1000 kg en punta, que puedan elevar estas placas de la placa en pretensado consiste en colocar so-
cómodamente. También el transporte tiene me- bre la pista los cables de acero, hormigonar la losa
nor coste que el de las placas alveolares para la inferior y los nervios con máquina moldeadora,
misma aplicación, e igual al de vigueta y bovedi- 55 dejar fraguar unas horas, encastrar las bovedillas
lla. Ası́ podemos transportar el doble de peso que entre los nervios, apilar en fábrica, transportar a
una placa alveolar del mismo canto. obra, elevar y colocar sobre sus apoyos, repartir
La fabricación de placas con ángulo en el el mallazo superior (aunque pueden constituirse
apoyo, se realiza de forma inmediata cortando con sin él), colocar el acero de momentos negativos, y
el disco de diamante el ángulo deseado sobre la 60 hormigonar finalmente la losa superior para cons-
pista de pretensado. tituir la placa, alveolar propiamente dicha.
Las placas podrán disponer de 3 a 6 nervios a La máquina moldeadora no requiere más que
gusto del fabricante o del proyectista de la obra. el diseño de un molde afinador con las medidas
Los nervios podrán tener formas diversas como deseadas, pero no requiere de ningún otro ajuste o
he dicho, aunque rectangular será el más común 65 implemento extraordinario, respecto al empleado
y para garantizar el empotramiento de las bovedi- con placas alveolares.
llas con el nervio, podremos disponer en las pare- La placa ası́ obtenida o el forjado ası́ configu-
des de estos nervios unos dientes de sierra a modo

4
7 ES 2 161 199 A1 8
rado, tiene un peso igual al del forjado tradicional superior, por lo que no hay transmisión de es-
de vigueta y bovedilla cerámica o de hormigón, fuerzos entre ambos elementos, ya que estas losas,
que ronda para un canto de 26 cm los 280 kg/m2 . como he dicho, soportan todas las compresiones
Este peso no puede obtenerse con placa alveolar de todas las cargas con las cabezas (16) de los
tradicional de canto 26 cm, y menos si se utiliza 5 propios nervios (regruesadas a tal efecto).
con capa de compresión vertida en obra. La figura 8.- Muestra una vista en sección de
Descripción de los dibujos la placa alveolar objeto de esta invención, donde
Para completar la descripción que se está lle- se aprecia que una vez hormigonada no hay di-
vando a efecto y con objeto de facilitar la mejor ferencia con una alveolar clásica, presentando los
y más fácil comprensión de las caracterı́sticas del 10 alvéolos cerrados (17) de las anteriores, ası́ como
invento, se acompaña a la presente memoria des- las rótulas laterales (18).
criptiva, como parte integrante de la misma, un La figura 9.- Muestra una vista en sección y en
juego de planos en donde, con carácter ilustrativo diferentes fases, del procedimiento de fabricación
y nunca limitativo, se ha procedido a representar de esta placa alveolar. En primer lugar vemos
lo siguiente: 15 la mitad de la placa (19) fabricada en factorı́a.
La figura 1.- Muestra una vista en sección de Las bovedillas de poliestireno (20) entrando en la
una placa alveolar tradicional de 9 alvéolos (1) media-placa-alveolar, tarea también realizada en
y 1,2 m de ancho. En ella podemos apreciar el la factorı́a. Y por último la silueta de lo que será
gran espesor y gran número de nervios (2), lo que el único hormigón superior (21) vertido en obra
la hace pesada para viviendas con estructura de 20 que constituye el cierre de los alvéolos. Como se
vigas y pilares clásicos. aprecia el espesor total de la losa superior que
La figura 2.- Muestra una vista en sección del hace las veces de capa de compresión es de 4 cm,
forjado de placa alveolar anterior sin capa de com- frente a los 7 cm que se obtienen de la placa al-
presión, donde solamente se rellena con hormigón veolar clásica con capa de compresión vertida en
las rótulas laterales (3) de unión con otras placas. 25 obra (fig. 3).
La figura 3.- Muestra una vista en sección de La figura 10.- Muestra una vista en sección
la placa alveolar anterior, con relleno de capa de de la placa alveolar (26) ası́ obtenida con la capa
compresión (4) y rótulas (3). Para viviendas en superior de hormigón (28) ya vertida en obra, y
altura con vigas y pilares se podrı́a utilizar de esta donde se aprecian también los alvéolos (25), los
forma, con un mallazo en la capa de compresión, 30 nervios (23) prefabricados, la losa inferior pre-
pero resulta aún más pesada tanto para elevarla fabricada (27), y el acero pretensado (24). So-
como para el incremento de acero de vigas y pi- lamente se han eliminado del dibujo las bovedi-
lares. llas, para resaltar la igualdad de morfologı́a con
La figura 4.- Muestra una vista en sección de la placa alveolar tradicional.
otra placa alveolar, fabricada con otro tipo de 35 La figura 11.- Muestra una vista en sección de
máquina (más cara) de hormigón más seco que una placa igual a la anterior pero con un alvéolo
da como resultado un menor número de alvéolos menos, durante su fase de fabricación, y el hor-
(5), ya que la bóveda en fresco (6) es soportada migón de obra (29) simbolizado como casquete
mejor. También las rótulas (7) laterales son de superior que se va ensamblando.
otro tipo. De todas formas continúa siendo muy 40 La figura 12.- Muestra una vista en sección de
pesada al compararla con vigueta y bovedilla. la placa alveolar ası́ obtenida, más ligera que la
La figura 5.- Muestra una vista en sección de anterior (fig. 10).
otra placa fabricada con máquina extrusora (más La figura 13.- Muestra una vista en sección de
cara aún), de hormigón muy seco, con menor la misma placa anterior, donde se han borrado
número de alvéolos (8), en este caso circulares, 45 las uniones entre hormigones para representar el
y con rótulas laterales (9) de otro tipo. Como efecto tubular (30) de sus alvéolos, y que a efec-
vemos en ellas se conserva, nunca mejor dicho, el tos de morfologı́a es igual a una placa alveolar
efecto “tubular” y las rótulas de unión laterales. tradicional.
A pesar del aligeramiento aún resultan demasiado La figura 14.- Muestra una vista en sección de
pesadas. 50 la placa con 4 alvéolos, donde se ha representado
La figura 6.- Muestra una vista en sección de mediante unas flechas (31) el efecto de la torsión
una placa tipo prelosa (10) con nervios vertica- que soportan los alvéolos en su transmisión de
les (11), que serán los encargados de soportar las cargas transversales, lo que confiere a la placa las
compresiones debidas a los momentos positivos mismas prestaciones que las alveolares fabricadas
de la placa. Se rellenan en obra de material ais- 55 en una sola pieza.
lante (12), presentan unas rótulas laterales (13) La figura 15.- Muestra una vista en sección
muy grandes y el espesor de la losa inferior (10) de la placa, con el eje neutro (32) de la flexión
suele ser de 4 a 5 cm como mı́nimo. La cabeza positiva, donde se aprecia que el área rayada es
de estos nervios suele ser grande, ya que sopor- la única que soporta las compresiones (33) de los
tarán durante la vida útil del forjado, todas las 60 momentos positivos.
compresiones debidas a momentos positivos. No La figura 16.- Muestra una vista en sección de
suelen trabajar a momentos negativos, debido a la placa de tipo semi-losa de la fig. 6, donde el eje
los grandes macizados que es necesario realizar. neutro (34) está más bajo, debido al poco ancho
La figura 7.- Muestra una vista en sección de de las cabezas a compresión (35), lo que hace que
la misma prelosa anterior, pero colocada en el for- 65 aumente el armado de tracción positiva (36).
jado y con una capa de compresión (14). Como La figura 17.- Muestra una vista en sección
vemos el hormigón de la capa de compresión no de la parte prefabricada de la losa alveolar objeto
abraza a los nervios verticales (15) por su parte de esta patente, donde puede verse la delgadez

5
9 ES 2 161 199 A1 10
que puede lograrse de los nervios (37) con unos virán para que la losa superior de hormigón (28)
4 cm de espesor, dado que no necesitamos mucha de 4 cm vertido en obra con o sin mallazo, pince
cabeza de compresión ya que solamente debe so- lateralmente los nervios de la media-placa prefa-
portar el propio peso durante la fase de montaje; bricada. Las bovedillas soportarán hasta su fra-
y la losa inferior (38) de unos 3 cm de espesor. 5 guado la bóveda superior de hormigón “fresco” de
La figura 18.- Muestra una vista en sección de los alvéolos formados. En el interior de los nervios
dos tipos de bovedillas de poliestireno, una ma- se aloja la armadura (24) necesaria para resistir
ciza (39) y otra aligerada o moldeada (40). los momentos positivos del forjado.
La figura 19.- Muestra una vista en sección del Para realizar en obra el forjado (45) se co-
prefabricado de la placa objeto de esta invención, 10 locarán las placas juntas paralelas unas a otras
con el poliestireno (41) ya encastrado y lista para apoyándose en las vigas de carga de la estruc-
transportar a obra. tura, y se completará dicho forjado colocando la
La figura 20.- Muestra una vista en sección armadura (47) para resistir momentos negativos
de la placa anterior, donde se han eliminado las y añadiendo también en obra un mallazo de acero
interfases entre hormigones para poder apreciar 15 (48), aunque puede evitarse, y una capa de com-
el efecto de celdas (43) firmemente cerradas, por presión de hormigón (49) de pequeño espesor de
el pinzamiento (44) del hormigón vertido en obra unos 4 cm normalmente.
sobre los nervios. Los nervios (19) de las placas podrán tener
La figura 21.- Muestra una vista en sección del forma de diversas, siendo la más habitual rectan-
forjado (45) constituido por las placas del tipo an- 20 gular, e incorpora unos canales laterales (22), que
terior, donde se aprecia el relleno de la rótula (46), permitirán que el hormigón vertido en obra (49),
una vez vertido el hormigón de la capa de com- penetre en estas cavidades (22), e impida que la
presión superior (49). También puede observarse losa superior de hormigón (21) se separa de los
el mallazo (48) y el acero de negativos (47). nervios (19). Estos canales laterales podrán sus-
La figura 22.- Muestra una vista en sección de 25 tituirse por protuberancias longitudinales, para
un nervio con protuberancias (50) para no dismi- no debilitar el nervio a la hora del levantamiento
nuir la sección del nervio, y con forma redondeada de la placa.
dichas protuberancias longitudinales. A la dere- Podrá rayarse también la cara superior de los
cha se muestra otro nervio con las protuberancias nervios (42) para favorecer el esfuerzo rasante en-
en forma de punta de arpón (51) para evitar que la 30 tre ambos hormigones.
bovedilla se escape una vez introducida a presión, Para colocar conectores en nervios centrales
además de favorecer la seguridad en la elevación. en caso necesario, se podrá retranquear las bove-
La figura 23.- Muestra una vista en sección de dillas en los extremos 10 ó 15 cm, y ası́ macizar
cómo podemos introducir la ferralla (52) de una dicha zona con el conector.
viga paralela al forjado, que podrá servir de viga 35 Por último para elevar y manipular el prefa-
de borde o brochal de escaleras de forma que no bricado podemos recurrir a pinzar los bordes de
haya que encofrar en obra. los nervios (42), mediante pinzas de gravedad o
Realización preferente de la invención presión, y acoplarnos a los canales o resaltes (22),
A la vista de las figuras se describe seguida- para mayor seguridad.
mente un modo de realización de la invención re- 40 No se considera necesario hacer más extensiva
lativa a un procedimiento de fabricación de una esta descripción para que cualquier experto en la
placa alveolar ligera (26): compuesta por una losa materia comprenda el alcance de la invención y
inferior (27) prefabricada en taller de unos 3 cm las ventajas que de la misma se derivan.
de espesor y 120 cm de ancho de hormigón, 4 ó Los materiales, forma, tamaño y disposición
5 nervios de hormigón (23) de altura 19 cm fa- 45 de los elementos serán susceptibles de variación
bricados unidos a la losa prefabricada (26), me- siempre y cuando no alteren la esencialidad del
diante máquina moldeadora de hormigón de pro- invento.
ducción continua sobre pista de pretensados. Una Los términos en que se ha descrito esta memo-
vez fraguado el hormigón se introducen en fábrica ria deberán ser tomados siempre en sentido am-
también, entre los nervios, unas bovedillas de po- 50 plio y no limitativo.
liestireno con rebaje superior lateral (22), que ser-

55

60

65

6
11 ES 2 161 199 A1 12
REIVINDICACIONES veolar ligera materializada en obra, placa ası́ ob-
tenida y su aplicación en viviendas, según reivin-
1. Procedimiento de fabricación de placa al- dicación 1a¯ ; caracterizado porque podrá elimi-
veolar ligera materializada en obra, placa ası́ ob- narse el mallazo superior (48) de obra, ya que
tenida y su aplicación en viviendas, del tipo de 5 para el reparto de cargas transversales, esta placa
Fabricación en continuo sobre pista larga de pre- no necesita del mallazo, siendo los tubos de los
tensado, con máquina moldeadora o extrusora de alvéolos los que presentan gran rigidez a torsión
hormigón; caracterizado porque sobre la pista (31), favoreciendo este comportamiento a cargas
de pretensado se coloca el acero longitudinal y se transversales caracterı́stico de las placas alveola-
moldea una placa consistente en una losa de hor- 10 res.
migón de pequeño espesor sin mallazo (27), con 5. Procedimiento de fabricación de placa al-
4 ó 5 nervios interiores verticales (23) de sección veolar ligera materializada en obra, placa ası́ ob-
rectangular, con una cola de milano superior o tenida y su aplicación en viviendas, según reivin-
acanaladuras laterales (22), y con dos de los ner- dicación 1a¯ ; caracterizado porque podrá rayarse
vios colocados en el lateral exterior de cada uno 15 la cabeza de los nervios (42) para favorecer el es-
con forma tı́pica de borde (18) de placa alveo- fuerzo rasante de unión entre los nervios y el hor-
lar. Una vez fraguados los nervios y en fábrica, migón de la bóveda vertido en obra.
se encastran bovedillas de poliestireno expandido 6. Procedimiento de fabricación de placa al-
(20) entre los nervios, de forma que éstas quedan veolar ligera materializada en obra, placa ası́ ob-
empotradas a presión (41) contra ellos. La parte 20 tenida y su aplicación en viviendas, según reivin-
superior de las bovedillas queda a la misma al- dicación 1a¯; caracterizado porque podrá fabri-
tura que la parte alta de los nervios (42), siendo carse también con menores anchos y 3 nervios
esta altura la misma que la del forjado tradicio- mı́nimos únicamente, y también con 6 nervios
nal de vigueta y bovedilla al que sustituyen, o la como máximo y anchos de placas mayores.
misma que la de la placa alveolar tradicional a 25 7. Procedimiento de fabricación de placa al-
la que sustituyen, de forma que cuando vertamos veolar ligera materializada en obra, placa ası́ ob-
la capa superior de hormigón (49) con mallazo tenida y su aplicación en viviendas, según reivin-
(48) ya en obra, se recubran el nervio y las bo- dicación 1a¯ ; caracterizado porque las bovedillas
vedillas de hormigón, soportando la bovedilla de dispuestas entre nervios podrán ser de tipo alveo-
poliestireno dispuesta en la placa, la bóveda (28) 30 lado (40), fabricadas bien por mecanizado o bien
de hormigón “fresco” de los alvéolos (17) de la por moldeo, y podrán ser de cualquier material
placa que completamos en obra. En la parte su- de bajo peso.
perior de las bovedillas junto a los nervios, se crea 8. Procedimiento de fabricación de placa al-
un rebaje (44) en las bovedillas, de manera que veolar ligera materializada en obra, placa ası́ ob-
el hormigón que se vierte en obra, pueda abra- 35 tenida y su aplicación en viviendas, del tipo Placa
zar o pinzar la parte superior de los nervios (42) alveolar pretensada; caracterizada en su forma
del prefabricado, y de su cola de milano o aca- porque la placa obtenida (fig. 8) tiene menos
naladuras laterales, de forma que se produzca un alvéolos que la placa tradicional alveolar a la que
monolitismo entre este hormigón vertido en obra sustituye y presenta una capa superior de hor-
y el hormigón del nervio del prefabricado. De 40 migón continua (49) a todas las placas colocadas
esta forma se constituye la placa alveolar propia- unas junto a otras en obra, lo que no ocurre con
mente dicha, teniendo un comportamiento igual la alveolar tradicional (fig.2), salvo que se coloque
en cuanto a reparto de cargas transversales y a con capa de compresión superior (fig.3).
todas las propiedades, que la placa alveolar tra- 9. Procedimiento de fabricación de placa al-
dicional (fig.1) a la que sustituye. 45 veolar ligera materializada en obra, placa ası́ ob-
2. Procedimiento de fabricación de placa al- tenida y su aplicación en viviendas, según reivin-
veolar ligera materializada en obra, placa ası́ ob- dicación 8a¯; caracterizada porque podrá uti-
tenida y su aplicación en viviendas, según reivin- lizarse como encofrado autoportante perdido de
dicación 1a¯ ; caracterizado porque podrá dispo- viga (52), uno de los alvéolos de la placa, sin
nerse sobre las caras laterales de los nervios unas 50 más que retirar el poliestireno interior y susti-
protuberancias longitudinales (50) de forma que tuirlo por la jaula de ferralla (52) de la viga de
las superiores queden embebidas en el hormigón borde o zuncho de hueco de escaleras, de forma
(49) vertido en obra, y las inferiores sirvan de que al hormigonar la losa superior de hormigón,
guiado y empotramiento de las bovedillas de po- se rellene dicha viga, sin encofrados auxiliares ni
liestireno (20), disminuyendo su volumen de ma- 55 sopandado.
teria prima. Estas protuberancias longitudinales 10. Procedimiento de fabricación de placa al-
podrán tener forma de punta de arpón (51) para veolar ligera materializada en obra, placa ası́ ob-
trabar las bovedillas con más fuerza una vez que tenida y su aplicación en viviendas, según reivin-
se encastran. dicación 8a¯ ; caracterizada porque podrá mar-
3. Procedimiento de fabricación de placa al- 60 carse la losa inferior con un pequeño canal longi-
veolar ligera materializada en obra, placa ası́ ob- tudinal, de forma que en caso de quererse dividir
tenida y su aplicación en viviendas, según reivin- el prefabricado longitudinalmente, la losa inferior
dicación 1a¯ ; caracterizado porque podrá dispo- parta por la parte ası́ debilitada y el corte quede
nerse un mallazo de refuerzo dentro de la losa recto.
inferior prefabricada en factorı́a, sin más que de- 65 11. Procedimiento de fabricación de placa al-
senrollar una malla sobre la pista, antes de hor- veolar ligera materializada en obra, placa ası́ ob-
migonar la placa. tenida y su aplicación en viviendas, del tipo de
4. Procedimiento de fabricación de placa al- Aplicación de las placas alveolares para viviendas

7
13 ES 2 161 199 A1 14
adosadas o para edificios sobre pilares y vigas pre- puede utilizarse con apoyo de tipo indirecto sobre
fabricadas; caracterizada porque, dado que su estas vigas planas tı́picas de la edificación actual,
canto es igual al de las vigas planas “in situ” de la lo que no resulta rentable con las placas alveolares
estructura tradicional de viviendas, con el mismo tradicionales.
peso que la vigueta y bovedilla a la que sustituye, 5

10

15

20

25

30

35

40

45

50

55

60

65

8
ES 2 161 199 A1

9
ES 2 161 199 A1

10
ES 2 161 199 A1

11
ES 2 161 199 A1

12
ES 2 161 199 A1

13
ES 2 161 199 A1

14
OFICINA ESPAÑOLA 11kES 2 161 199
DE PATENTES Y MARCAS kN. solicitud: 200001219

kFecha de presentación de la solicitud: 16.05.2000


21
ESPAÑA
kFecha de prioridad:
22
32

INFORME SOBRE EL ESTADO DE LA TECNICA


k
51 Int. Cl.7 : E04B 5/04, E04C 2/288

DOCUMENTOS RELEVANTES

Categorı́a Documentos citados Reivindicaciones


afectadas

A WO 0012834 A (JIMENEZ SANCHEZ) 09.03.2000, página 5, 1,2,5,8,


lı́neas 15-25; página 14, lı́neas 23-29; página 29, lı́neas 1-14; 11
figuras 2,4,7,8,14.

A FR 2263349 A (CHATEL ET AGOSTINI) 03.10.1975, página 3, 1


lı́neas 13-23; figura 3.

A FR 2314977 A (SOCIETE S.I.D.C.O.) 14.01.1977, página 1, 1


lı́neas 11-24; página 2, lı́neas 27-30; figura 3.

A FR 1422473 A (ESKENAZI) 15.03.1966, figura 7. 1

A ES 2089947 A (ALGAIDA GESTION S.L.) 01.10.1996, 1


todo el documento.

A WO 9423143 A (AB DALA CEMENTVARFABRIK) 13.10.1994, resumen; 1


figuras.

Categorı́a de los documentos citados


X: de particular relevancia O: referido a divulgación no escrita
Y: de particular relevancia combinado con otro/s de la P: publicado entre la fecha de prioridad y la de presentación
misma categorı́a de la solicitud
A: refleja el estado de la técnica E: documento anterior, pero publicado después de la fecha
de presentación de la solicitud

El presente informe ha sido realizado


× para todas las reivindicaciones para las reivindicaciones n◦ :

Fecha de realización del informe Examinador Página


15.10.2001 M. Sánchez Robles 1/1