Está en la página 1de 19

2

VIGA PRETENSADA AUTOPORTANTE PARA CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDAS


Y SU PROCEDIMIENTO DE FABRICACIÓN

DESCRIPCIÓN
5
OBJETO DE LA INVENCIÓN

El objeto de la presente invención es tanto una viga


pretensada autoportante para construcción de viviendas como
10 el procedimiento de fabricación, caracterizando a la
presente invención la configuración de la viga que la hace
especialmente apta para la construcción de viviendas ya que
de su configuración se derivan ventajas que posteriormente
procederemos a explicar. Además como consecuencia de su
15 configuración el procedimiento de fabricación se ve
especialmente mejorado en su productividad.

Caracteriza igualmente a la presente invención las


posibilidades que ofrece la viga autoportante a la hora de
20 poder conectar con el forjado mediante los correspondientes
conectores.

Por lo tanto la presente invención se circunscribe


dentro del ámbito de la construcción civil y más en
25 concreto de las vigas autoportantes para el sector de la
vivienda.

ANTECEDENTES DE LA INVENCIÓN

30 Hasta el momento las vigas autoportantes empleadas en


la construcción presentan una sección rectangular con
estribos salientes superiormente con el objeto de favorecer
la unión con el hormigón de obra.
3

Otra forma de realización consiste en una viga con


sección en simple “T” con estribos igualmente salientes
superiormente. Pudiendo presentarse igualmente la variante
de la doble “T”.
5
Desde un punto de vista de la optimización de los
esfuerzos que son capaces de soportar dichas vigas en
función del material empleado, hay que decir que todos los
anteriores modelos descritos presentan características
10 funcionales claramente inferiores a una configuración en
“pi” invertida, o doble “T” paralelas e invertidas, como la
que a continuación se describe.

Del diseño de las configuraciones existentes en el


15 mercado no se deriva ventaja alguna para la construcción de
estructuras unidireccionales típicas de viviendas con bajo
espesor de vigas siendo estas autoportantes, además de no
desprenderse de forma evidente una unión de los forjados
con la viga que posibilite un canto o espesor pequeño de la
20 propia viga, lo que las hace de difícil aplicación para
viviendas.

Finalmente reseñar que la obtención de dichas vigas en


una pista de pretensado presenta una gran dificultad a la
25 hora de disponer los estribos salientes superiores, al paso
de la máquina extrusora del hormigón.

Por otro lado se conoce la existencia de vigas en


forma de “pi” invertida, fabricadas sobre pista de
30 pretensado, de gran tamaño y empleadas en las obras
públicas de puentes, pero que suelen montarse todas juntas
o con algún tablero de hormigón fino apoyado en las cabezas
superiores, con el objetivo de permitir separar de 1 a 2
metros máximo estas vigas tipo “pi” invertidas.
35
4

Estas vigas en forma de “pi” invertida son utilizadas


exclusivamente para puentes y pasos de carreteras, pero no
se usan como vigas que reciben el apoyo de un forjado en
viviendas. Se suelen colocar pegadas unas a otras cubriendo
5 el puente. Además estos nervios verticales carecen de acero
pretensado exterior al estribo, que haga las funciones de
guía de celosía durante el paso de la extrusora, lo cual
mejora extraordinariamente el proceso de fabricación, al
quedar las celosías confinadas por dichos aceros
10 pretensados que sirven de guías durante el hormigonado.

Por lo tanto el objetivo de la presente invención es


utilizar una configuración en “pi” invertida de viga
pretensada autoportante debidamente modificada para
15 estructuralmente facilitar tanto su uso en la edificación
de viviendas como la fabricación de las mismas.

DESCRIPCIÓN DE LA INVENCIÓN

20 La presente invención se refiere a una viga pretensada


autoportante para construcción de viviendas y su
procedimiento de fabricación. La viga objeto de la
invención consta de una losa inferior y de uno o dos
nervios verticales, donde la losa inferior cuenta con un
25 armado realizado en acero pretensado junto con una celosía
horizontal realizada en acero corrugado.

Los nervios, y con objeto de mejorar su armado,


cuentan con acero pretensado que a la vez de armar a los
30 nervios para evitar que los nervios no se fisuren en la
parte superior por efecto del pretensado inferior, sirven
de guía a las celosías verticales interiores a dichos
nervios.
5

Estas celosías tanto verticales como horizontales


pueden ser triangulares simulando una onda sinusoidal, o de
forma almenada. De cualquier forma las celosías verticales
y horizontales deben quedar entrelazadas antes de
5 disponerse en la pista de pretensado, pudiendo darles algún
punto de soldadura entre ellas. Igualmente las celosías
deben quedar entrelazadas con los tramos subsiguientes al
objeto de evitar un deslizamiento de las mismas en la pista
de pretensado.
10
La configuración de las presentes vigas tiene la
ventaja de facilitar la unión con los forjados, ya que
éstos cuentan con unos conectores que suben desde el
interior del forjado, salen al exterior y se prolongan
15 hacia el interior del espacio comprendido entre los dos
nervios verticales de la viga. Estos conectores se alojan
en el interior del alvéolo abierto de la placa autoportante
aligerada, o en la unión de una placa con otra, o junto a
las viguetas del forjado clásico.
20
Por otro lado dicha configuración, en las vigas de
borde, evita el empleo tabicas de madera o metal para
delimitar el borde de la estructura y confinar el hormigón
que se vierte en obra, pues el nervio más exterior tiene
25 dicha misión, además al verter dicho hormigón se conforma
un talud natural del hormigón sobre la parte alta del
nervio más exterior, que hace innecesario el empleo de una
tabica auxiliar.

30 Presenta igualmente como ventaja, el hecho de que nos


quedará un labio hacia el exterior de la obra que servirá
de apoyo para la fábrica de ladrillo de medio pié de la
fachada, y puede servir para colocar o introducir
aislamiento entre viga y ladrillo evitando puentes
35 térmicos.
6

El procedimiento de fabricación consiste en disponer y


tensar sobre la pista de pretensado el acero que arma la
losa inferior, posteriormente se debe proceder a colocar
5 las celosías horizontales y verticales que deberán estar
debidamente entrelazadas entre sí y entre tramos
subsiguientes. Luego se tienden los llamados cables guía de
las celosías verticales, tendiendo uno o dos por cada lado
de la celosía y tensándolos.
10
La ventaja que presenta este procedimiento de
fabricación es que las celosías, no están sujetas a ningún
punto exterior ni siquiera a los propios alambres de
pretensado, y que al estar montadas sobre los cables de
15 pretensado de la losa inferior y guiadas por los cables de
guiado de los nervios, se evita que estas celosías se
enganchen en el interior o a la entrada de la maquina
extrusora, cuando ésta pase embebiendo las celosías dentro
la losa inferior y de los nervios verticales de hormigón.
20
Con objeto de que tanto el armado interior y la
celosía horizontal de la losa queden elevados con relación
al suelo, se coloca sobre la pista de pretensado, de lado a
lado y bajo los cables, una pletina de espesor adecuado que
25 irá rozando el suelo, y que estará firmemente unida a la
máquina extrusora y arrastrada por ésta, de forma que
levante los cables de pretensado y a su vez éstos a las
celosías, posicionando el conjunto de armados en su lugar
exacto y evitando el empleo de separadores de plástico u
30 hormigón para elevar las celosías del suelo.

Dadas las dimensiones de estas vigas pretensadas,


sobre la pista de extrusión es posible obtener hasta dos
vigas de con doble nervio en “PI” invertida y una con un
35 único nervio en “T” invertida, aprovechando al máximo el
7

ancho de la pista, pudiendo obtener igualmente dos vigas de


doble nervio en “PI-invertida”, así como todas con un único
nervio en “T-invertida”. Las vigas con un único nervio en
“T-invertida” o viga de cierre, sirven para soportar el
5 peso del cerramiento del borde de la edificación, pues el
forjado habitualmente no es capaz de absorber este peso por
lo que normalmente se construye una viga en el borde del
forjado y paralela con él que sirve de cierre.

10 Por otro lado es posible obtener una viga pretensada


autoportante con viga de doble nervio, juntando dos vigas
de tipo cierre o de un nervio.

Finalmente señalar que en el espacio interior definido


15 entre los dos nervios en “PI-invertida” de la viga
pretensada autoportante se puede disponer un armado con
objeto de reforzar los esfuerzos cortantes, pudiendo
también reforzar la viga para resistir los momentos
positivos mediante acero corrugado dispuesto en el interior
20 del espacio comprendido entre los dos nervios en “T-
invertida”.

DESCRIPCIÓN DE LOS DIBUJOS


25
Para complementar la descripción que seguidamente se va
a realizar y con objeto de ayudar a una mejor comprensión de
sus características, se acompaña a la presente memoria
descriptiva, de un juego de planos en cuyas figuras, de
30 forma ilustrativa y no limitativa, se representan los
detalles más significativos de la invención.

La figura 1, muestra una representación de la viga


pretensada autoportante objeto de la invención.
35
8

La figura 2, muestra la forma que pueden adoptar tanto


las celosías verticales como las horizontales.

La figura 3, muestra cómo se debe proceder al


5 entrelazado de las celosías horizontales y verticales.

La figura 4, muestra la unión entre forjado y viga


mediante conectores.

10 La figura 5, muestra la aplicación de la viga


prefabricada como viga de borde de una estructura.

La figura 6, muestra una representación de una viga de


cierre o paralela al forjado.
15
La figura 7, muestra como se puede obtener una viga
con doble nervio en “T-invertida” a partir de dos vigas de
cierre.

20 La figura 8. Muestra las vigas que se pueden obtener


en una pista de pretensado aprovechando al máximo el ancho
de la pista.

La figura 9, muestra los medios empleados para


25 reforzar la viga a esfuerzo cortante y a momento positivo
en obra.

MODO DE REALIZACIÓN PREFERENTE

30 A la vista de las mencionadas figuras se describe a


continuación un modo de realización preferente de la
invención así como la explicación de los dibujos.

En la figura 1, se observa que la viga pretensada


35 autoportante para construcción de viviendas, está
conformada de una losa inferior (1), y por unos o dos
9

nervios (2) verticales con cabeza. En la construcción de


vigas pretensadas autoportantes de doble nervio en “T-
invertida”, se define entre los dos nervios un espacio en
forma de “U” (3).
5
En el interior de la losa (1) se disponen los cables
de pretensado (4) y sobre ellos la celosía horizontal (5),
que se encuentra entrelazada con la vertical (6), que está
en el interior de los nervios (2).
10
En el interior de los nervios (2), igualmente se
tienden y tensan unos cables guías (7), los cuales no
solamente sirven para evitar que se fisuren los nervios (2)
en su parte superior por efecto del arqueamiento de la viga
15 por causa del pretensado inferior, sino que sirven también
de guías de las celosías verticales (6), forzándolas a que
se mantengan verticales al paso de la máquina extrusora de
hormigón. A media altura del nervio también pueden
colocarse otros cables guías, que podrán servir además para
20 evitar la fisuración del nervio por tracciones no deseadas
o “spaling”.

Como las celosías no se encuentran sujetas a ningún


lado, pero si confinadas por el pretensado, durante el
25 proceso de extrusionado se evita que éstas se enganchen en
el interior de la máquina extrusora del hormigón o a la
entrada de la misma.

En la figura 2 observamos la forma que pueden adoptar


30 tanto la celosía horizontal (5) como la vertical (6),
mientras que en la figura 3, se muestra cómo deben quedar
las celosías horizontales (5) y verticales (6) entrelazadas
entre sí, antes de disponerlas sobre la pista, gracias a
que tienen el mismo paso o longitud de onda; estando
35 entrelazadas también entre cada dos tramos de celosías
10

consecutivas dispuestas sobre la pista de pretensado, sin


más que montar el valle (8) del extremo de un tramo, sobre
el valle (8) del tramo siguiente.

5 El entrelazado de las celosías verticales con las


horizontales tiene la misión de anclar la celosía vertical
correctamente en la losa inferior (1) de hormigón que tiene
la armadura de tracción pretensada de la viga.

10 Este procedimiento de entrelazado de las celosías


antes de colocar sobre la pista puede hacerse de manera muy
automatizada sin necesidad de que ningún operario
intervenga.

15 El entrelazado de los diferentes tramos de celosías


sobre la pista de pretensado tiene por objeto que la
máquina extrusora del hormigón no las arrastre a su paso.

En la figura 4 se muestra el modo mediante el cual,


20 aparte de los armados de momentos negativos (18), se anclan
los forjados a las vigas sirviéndose para ello de unos
conectores (9) de acero corrugado los cuales van dispuestos
en el interior de los forjados (10), bien sean de tipo
placa alveolar, prelosa, placa aligerada con alvéolos de
25 poliestireno o de tipo vigueta y bovedilla tradicional.
Dichos conectores discurren horizontalmente por la parte
baja interior del forjado y antes de llegar al extremo
suben con una inclinación de unos 45º hasta la parte
superior del forjado para extenderse horizontalmente sobre
30 la viga o bien doblados en el interior del espacio (3)
comprendido entre los dos nervios (2).

En la figura 5 se muestra una de las ventajas que


presenta la viga pretensada autoportante objeto de la
35 invención, que es la de servir de viga de borde con tabica
11

incorporada, ya que no es necesario el empleo de encofrados


de tabica de madera o metal para delimitar el borde de la
estructura, sirviendo para confinar el hormigón vertido en
obra. Además al verter el hormigón se forma un talud
5 natural (11) sobre el nervio más exterior de la viga que
evita el empleo de ninguna tabica auxiliar. Además quedará
un labio (12) hacia el exterior del edificio donde podemos
apoyar la fábrica de ladrillo de medio pié (19) de la
fachada e incluso para introducir un aislante entre la viga
10 y el ladrillo con el objeto de evitar puentes térmicos.

El procedimiento de fabricación consiste en disponer y


tensar sobre la pista de pretensado el acero (4) que arma
la losa inferior (1), posteriormente se debe proceder a la
15 colocación y tendido de las celosías horizontales (5) y
verticales (6) que deberán estar debidamente entrelazadas
previamente entre sí y con los tramos subsiguientes. Luego
se colocan los llamados cables guía (7), tendiendo uno o
dos por cada lado de cada celosía, y se tensan
20 confinándolas.

El procedimiento de fabricación permite obtener de una


sola vez dos vigas de dos “T-invertidas” (14) y una viga
con una única “T-invertida” (13), situación que corresponde
25 con un aprovechamiento máximo del ancho de la pista de
pretensado de 1,2 m útiles, motivado a su vez por el ancho
de transporte de 2,4 m útiles de los camiones. No es
descartable obtener solamente dos vigas en forma de doble
“T-invertida”, o todas las vigas con un único nervio o
30 forma de simple “T-invertida”. Estas últimas vigas dada su
configuración y empleo se denominan “vigas de cierre” y
sirve para soportar el peso del cerramiento en el borde de
la edificación, cuando el forjado es paralelo al borde de
la estructura, ya que lo normal es que el forjado no sea
35 capaz de absorber el peso del cerramiento, construyendo
12

para ello una viga de cierre por el borde de la


edificación.

Por otro lado es posible conseguir una viga con dos


5 nervios (2) con forma de doble “T-invertida”, mediante el
empleo de dos vigas de cierre (13) pegadas una a otra, como
se muestra en la figura 7.

En la figura 8, se observa las vigas que se obtienen


10 cuando se procede a un aprovechamiento máximo del ancho de
pista. También es posible fabricarlas todas ellas de un
solo nervio en “T-invertida” (13) y en el caso de que fuera
necesaria una viga que tuviera que soportar mucha carga de
forjado sería posible juntar dos o más vigas en “T-
15 invertida” consiguiendo una viga más ancha y resistente.

En la figura 9 se observa que con el objeto de


aumentar la resistencia de la viga a los esfuerzos
cortantes, es posible colocar en el espacio (3) comprendido
20 entre los dos nervios (2) unos estribos o celosía de
refuerzo (15) en obra. Igualmente y con la finalidad
también de aumentar la resistencia a los momentos positivos
es posible disponer unas barras de acero corrugado
inferiores (16) en dicho espacio (3). Es de señalar que las
25 vigas ya de por sí tienen resistencia a los esfuerzos
cortantes y a los momentos positivos, esta solución
mostrada en la figura 9, solamente se emplea si se quiere
aumentar dicha resistencia.

30 Por otro lado y con objeto de conseguir un techo


completamente plano, el forjado (10) puede presentar un
rebaje (17) en su extremo inferior con objeto de que apoye
sobre el ala (1) de la viga. De esta forma al quedar el
techo plano es posible enlucir con yeso o mortero
13

directamente sobre él sin necesidad de falsos techos pare


evitar el descuelgue de las vigas.

No se considera necesario hacer más extensa esta


5 descripción para que cualquier experto en la materia
comprenda el alcance de la invención y las ventajas que de
la misma se derivan.

Los materiales, forma tamaño y disposición de los


10 elementos serán susceptibles de variación siempre y cuando
no alteren la esencialidad del invento.

Los términos en que se ha descrito esta memoria deberán


ser tomados siempre en sentido amplio y no limitativo
15

20

25

30

35
14

REIVINDICACIONES

1.- Viga pretensada autoportante para construcción de


viviendas, caracterizada porque está conformada por una
5 losa de hormigón inferior (1) y uno o dos nervios (2) de
cabeza gruesa, teniendo en el interior de la losa (1) unos
cables de acero pretensado (4) y contando con una celosía
horizontal (5), mientras que en el interior de los nervios
se disponen unos cables de acero pretensado o cables guías
10 (7) entre los cuales se coloca la celosía vertical (6),
estando la celosía vertical y horizontal debidamente
entrelazadas entre sí y dispuestas a lo largo de la pista
de pretensado.

15 2.- Viga pretensada autoportante para construcción de


viviendas, según la reivindicación 1, caracterizada porque
los cables guías (7) cumplen la doble función, de evitar
que el hormigón se fisure en la parte superior de los
nervios (2) como consecuencia del arqueamiento de la viga
20 por efecto del pretensado inferior, y como segunda función
la de servir de guía y mantener verticales las celosías (6)
de los nervios, al pasar la máquina extrusora de hormigón.

3.- Viga pretensada autoportante para construcción de


25 viviendas, según la reivindicación 1, caracterizada porque
las celosías horizontales (5) y verticales (6) pueden
presentar forma triangular en forma sinusoidal o tener
forma almenada.

30 4.- Viga pretensada autoportante para construcción de


viviendas, según la reivindicación 1, caracterizada porque
las celosías horizontales (5) y verticales (6) estarán
entrelazadas entre sí gracias a que tienen el mismo paso o
longitud de onda, anclándose así correctamente la celosía
35 vertical en la losa inferior (1) de hormigón; y también
15

estarán entrelazadas entre cada dos tramos de celosías


consecutivas dispuestas sobre la pista de pretensado sin
más que montar el valle (8) del extremo de un tramo, sobre
el valle (8) del tramo siguiente, lográndose así que estos
5 tramos no sean arrastrados por la máquina extrusora a su
paso.

5.- Viga pretensada autoportante para construcción de


viviendas, según la reivindicación 1, caracterizada porque
10 gracias a su configuración para unir correctamente los
forjados (10) a las vigas, aparte de los aceros de momentos
negativos (18), se pueden emplear unos conectores (9) de
acero corrugado, los cuales emergen con cierto ángulo del
interior y parte baja de los forjados, pudiendo ser éstos
15 de cualquier tipo, y se extienden por encima de los nervios
(2) de la viga o se prolongan con patilla en el interior
del espacio (3) comprendido entre los dos nervios (2)
verticales.

20 6.- Viga pretensada autoportante para construcción de


viviendas, según la reivindicación 1, caracterizada porque
dada su configuración la viga puede emplearse como viga de
borde cuyo nervio exterior a la obra actúa de tabica de
encofrado perdido, evitándose el empleo de encofrados de
25 tabica metálicos o de madera en el borde de la estructura;
así cuando se vierte el hormigón de obra se forma sobre el
nervio más exterior un talud natural (11), que evita el
empleo de tabicas auxiliares.

30 7.- Viga pretensada autoportante para construcción de


viviendas, según la reivindicación 6, caracterizada porque
en su aplicación como viga de borde, tras la unión del
forjado interior a la obra con la viga de borde, queda al
otro lado de la viga un labio (12) libre, lo que permite
35 que pueda ser utilizado para apoyar el ladrillo de medio
16

pié de la fachada (19), e incluso introducir un aislante


entre la viga y la pared de ladrillo y evitar así el puente
térmico por los cantos de los forjados hacia el interior de
las viviendas.
5
8.- Viga pretensada autoportante para construcción de
viviendas, según la reivindicaciones 1 y 5, caracterizada
porque en la unión de los forjados (10) con las vigas y con
objeto de conseguir un techo perfectamente plano, el
10 forjado puede contar con un rebaje (17) para absorber la
suela de la viga y poder enlucir con yeso o mortero
directamente sin tener que realizar un falso techo para
evitar el “descuelgue” de la viga.

15 9.- Viga pretensada autoportante para construcción de


viviendas, según la reivindicación 1, caracterizada porque
en el espacio (3) comprendido entre los dos nervios (2) y
con objeto de reforzar e incrementar la resistencia a los
esfuerzos cortantes y a los momentos positivos, se pueden
20 disponer de unos estribos de refuerzo (15) y de unas barras
inferiores de acero corrugado (16) respectivamente en obra.

10.- Viga pretensada autoportante para construcción de


viviendas, según la reivindicación 1, caracterizada porque
25 la viga en “T-invertida” puede contar con un solo nervio
(2) de cabeza gruesa, llamándose viga de cierre (13), que
sirve para soportar el peso del cerramiento del borde de la
edificación, cuando el forjado es paralelo a la fachada, ya
que el forjado normalmente no es capaz de soportar dicho
30 peso del cerramiento.

11.- Viga pretensada autoportante para construcción de


viviendas, según la reivindicación 1, caracterizada porque
cuando la viga cuenta con un solo nervio con forma de “T-
35 invertida” (13), si se juntan dos vigas de este tipo se
17

obtiene una viga con dos nervios destinada a ser una viga
central o viga de borde.

12.- Viga pretensada autoportante para construcción de


5 viviendas, según la reivindicación 1, caracterizada porque
partiendo de vigas que cuentan con un solo nervio o forma
de “T-invertida” (13), en el caso de que tener que soportar
mucha carga, es posible juntar tres o cuatro vigas de este
tipo consiguiendo una viga más ancha y con mayor
10 resistencia.

13.- Procedimiento de fabricación de viga pretensada


autoportante para construcción de viviendas caracterizado
porque en primer lugar se dispone y tensa sobre la pista de
15 pretensado el acero (4) que arma la losa inferior (1);
posteriormente se debe proceder a la colocación de las
celosías horizontales (5) y verticales (6) que deberán
estar debidamente entrelazadas previamente entre sí, sobre
toda la pista y estando entrelazados también los extremos
20 (8) de cada dos tramos consecutivos; luego se tienden los
llamados cables guía (7), colocando uno o dos por cada lado
de cada celosía y tensándolos, procediendo finalmente al
extrusionado del hormigón con la máquina moldeadora
deslizante.
25
14.- Procedimiento de fabricación de viga pretensada
autoportante para construcción de viviendas, según la
reivindicación 13 caracterizado porque gracias a que las
celosías horizontales (5) y verticales (6) están sueltas
30 sin estar unidas a ningún lado y al estar montadas encima
de los cables (4) de la losa (1) y guiadas lateralmente por
los cables guía (7) se evita que durante el extrusionado
las celosías se enganchen con el interior de la máquina o
en la boca de la misma.
35
18

15.- Procedimiento de fabricación de viga pretensada


autoportante para construcción de viviendas, según la
reivindicación 13 caracterizado porque con objeto de que
las celosías y los cables de armado queden elevados
5 respecto del suelo se coloca durante el proceso de
extrusionado, una pletina que va de lado a lado de la
pista, y está unida a la máquina extrusora y arrastrada por
ésta de forma que levante los cables de pretensado (4) para
que a su vez éstos levanten las celosías horizontales (5) y
10 verticales (6) entrelazadas de forma que todo el armado
quede en su posición óptima dentro de la viga, evitando el
empleo de separadores de plástico o de hormigón para elevar
el armado del suelo de la pista.

15 16.- Procedimiento de fabricación de viga pretensada


autoportante para construcción de viviendas, según la
reivindicación 13 caracterizado porque en el
aprovechamiento máximo de la máquina extrusora se obtiene
dos vigas con forma de letra “pi” invertida (14) y una viga
20 con un único nervio con forma de “T-invertida” (13).

17.- Procedimiento de fabricación de viga pretensada


autoportante para construcción de viviendas, según la
reivindicación 13 caracterizado porque es posible obtener
25 dos vigas con forma de letra “pi” invertida o viga de doble
“T” paralela e invertida (14), aprovechando el ancho típico
de la pista de pretensado de 1,2 m útiles, ancho que tiene
su origen en los anchos de transportes de 2,4 m útiles de
los camiones.
30
18.- Procedimiento de fabricación de viga pretensada
autoportante para construcción de viviendas, según la
reivindicación 13 caracterizado porque es posible fabricar
todas las vigas con un solo nervio en forma de “T-
19

invertida” (13), para luego juntar de dos en dos o de tres


en tres y formar diferentes tipos de vigas.

10

15

20

25

30

35
20

RESUMEN

VIGA PRETENSADA AUTOPORTANTE PARA CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDAS


Y SU PROCEDIMIENTO DE FABRICACIÓN
5
Viga pretensada autoportante para construcción de
viviendas que consta de una losa inferior (1) de hormigón y
de uno o dos nervios (2), donde en el interior de la losa
inferior (1) se disponen unos cables de acero (4)
10 pretensado y sobre ellos unas celosías horizontales (5) y
verticales (6) debidamente entrelazadas entre sí, donde las
celosías verticales quedan confinadas entre unos cables
guía (7) que se tienden con posterioridad. En el proceso de
fabricación más común se pueden obtener hasta un máximo de
15 dos vigas con dos nervios paralelos en “T-invertida” y una
un viga con un solo nervio en “T-invertida”. En el espacio
entre los dos nervios se pueden colocar en obra unos
estribos de refuerzo (15) y unas barras de acero corrugado
(16) con el objetivo de aumentar la resistencia a los
20 esfuerzos cortantes y a los momentos flectores positivos
respectivamente.