Está en la página 1de 12

DIFERENCIAS Y SEMEJANZAS ENTRE JURISDICCION Y COMPETENCIA

I. CONCEPCIONES DE JURISDICCIÓN Y COMPETENCIA


1) Concepto etimológico de jurisdicción y competencia.-
I.1. Concepto etimológico de jurisdicción.- la palabra jurisdicción
proviene del latin jurisdictio que quiere decir “acción de decir el
derecho”. Así mismo dicen que la palabra jurisdicción proviene de
la palabra latina jus dicere que quiere decir “declarar el derecho”.
Sin embargo, la palabra jurisdicción en nuestro país, como en los
demás países latinoamericanos, tiene varias acepciones que n
corresponden a su verdadero concepto.
I.2. Concepto etimológico de competencia.- la palabra
competencia deriva de
2) Concepción dogmática de jurisdicción y competencia.- la
concepción dogmática de la jurisdicción y competencia se encuentra
definido en nuestro código procesal civil vigente en la sección
primera que trata de jurisdicción, acción y competencia:
2.1 Concepción dogmática de jurisdicción.- el Código procesal
civil no nos precisa que es la jurisdicción pero en su artículo 1º
nos dice “la potestad jurisdiccional del estado en materia civil, la
ejerce el poder judicial con exclusividad. La función jurisdiccional
es indelegable y su ámbito abarca todo el territorio de la
republica” de esta podemos inferir que la jurisdicción es la el
deber que tiene el estado, mediante los jueces, para administrar
justicia.
2.2 Concepción dogmática de competencia.- el artículo 5º del
código procesal civil nos dice “corresponde a los órganos
jurisdiccionales civiles el conocimiento de todo aquello que no
esté atribuido por la ley a otros órganos jurisdiccionales”. De ello
podemos inferir que la competencia implica distribución de trabajo
entre los jueces, recurriendo a una serie de criterios.
3) Concepción doctrinaria de competencia y jurisdicción.- para
hacer referencia a la concepción doctrinaria haremos mención a los
diferentes doctrinarios, que a continuación daremos a conocer:

1
3.1. Concepción doctrinaria de jurisdicción:
 Jorge CARRION LUGO define a la jurisdicción “como una función
que ejerce el estado por intermedio de los jueces integrantes de
los órganos jurisdiccionales que componen el poder judicial, los
que utilizan el proceso como instrumento, dirimen los conflictos de
trascendencia jurídica o resuelven las incertidumbres jurídicas
que se les somete a su conocimiento y decisión, mediante las
resoluciones que adquieren la categoría de cosa juzgada,
susceptibles de ejecución en los casos en que la decisión final
dispone el cumplimiento de una pretensión”
 SCHONKE la define como “facultad de administrar justicia,
decidiendo el proceso y ejecutando las sentencias”. Asimismo,
COUTURE se refiere a ella como la “función pública realizada por
órganos competentes del estado, con las formas requeridas por la
ley, en virtud del cual, por acto de juicio, se determina el derecho
de las partes, con el objeto de dirimir sus conflictos y
controversias de relevancia jurídica, mediante decisiones con
autoridad de cosa juzgada, eventualmente factibles de ejecución”
 PIERO CALAMANDREI escribió que la jurisdicción es “aquella
potestad o función (llamada jurisdiccional o judicial) que el
Estado, cuando administra justicia, ejerce en el proceso por
medio de sus órganos judiciales”
 participación de sujetos procesales, se determina el derecho de
partes, con el objeto de dirimir sus conflictos de relevancia
jurídica, mediante decisiones con autoridad de cosa juzgada,
eventualmente factibles de ejecución

Entonces para concluir podemos decir que la jurisdicción se entiende como la


potestad que tienen el Estado en su conjunto para solucionar conflictos
particulares a través de la imposición de la Ley y el Derecho. Por lo tanto esa
potestad esta encargada a un órgano estatal, el Poder Judicial y, al
encomendar al Poder Judicial esa actividad privativa del Estado emerge la
Potestad Jurisdiccional y esta, no es más que la cesión al Poder Judicial, a

2
través de la ley de organización judicial, del deber de realizar esa actividad
jurisdiccional. Es decir, de imponer la norma jurídica para resolver un conflicto
particular cuyo objetivo final es lograr la convivencia jurídica o restaurar el
orden quebrantado.

3.2. Concepción doctrinaria de competencia.-


 Ugo Rocco duce “que la competencia es la distribución y atribución
de la jurisdicción entre los distintos jueces”
 HUGO ALSINA, expresa que puede definirse la competencia como
“la aptitud del juez para ejercer su jurisdicción en un caso
determinado”
 En el sentido objetivo la competencia será las reglas que siguen para
atribuir a los distintos órganos jurisdiccionales el conocimiento de los
negocios.
 Comprendiendo el ámbito procesal una complejidad de cuestiones,
se hace necesario la distribución del trabajo, lo que hace surgir la
división de la actividad jurisdiccional. Esa división o medida como se
distribuye la jurisdicción es lo que se conoce como competencia. La
competencia es el límite de la jurisdicción, es la medida como se
distribuye la actividad jurisdiccional entre los diferentes órganos
judiciales. La jurisdicción la ejercen todos los jueces en conjunto, la
competencia corresponde al juez considerado en singular. “Todo juez
tiene jurisdicción pero no todo juez tiene competencia”, en referencia
a la generalidad de la jurisdicción y la especificidad de la
competencia.
 La competencia para JAIME GUASP, es la atribución a un
determinado órgano jurisdiccional de determinadas pretensiones con
preferencia a los demás órganos de la Jurisdicción
II. DIFERENCIAS ENTRE JURISDICCIÓN Y COMPETENCIA

Entre estas dos concepciones existe entonces una diferencia sustancial. No


obstante, aun aceptando que la jurisdicción y la competencia son dos
instituciones diferentes, tales distinciones no son claras ni evidentes por sí
mismas; por el contrario parecería que tal distinción es muy compleja y que
requiere de una compleja elaboración; por lo que no debe sorprendernos

3
que a través de la tradición romano-germánica y la del Common Law haya
muchas personas que aún piensen en estos conceptos como si fueran
sinónimos, y que sea justamente por eso que tanto la jurisprudencia como
la doctrina se han visto obligadas a enfatizar la distinción entre estas dos
instituciones:

 Al discutir la diferencia entre la jurisdicción y la competencia, De Pina


y Castillo Larrañaga escribieron lo siguiente: Considerada la
jurisdicción como el poder del juez, la competencia ha sido definida
por Boncenne como la medida de este poder. Ha sido también
definida como "la aptitud del juez para ejercer su jurisdicción en un
caso determinado". Y como "la facultad y el deber de un juzgado o
tribunal para conocer de determinado asunto". La competencia es, en
realidad, la medida del poder o facultad otorgada a un órgano
jurisdiccional para entender de un determinado asunto.
En otros términos se puede decir que la competencia es aquella
parte de la potestad jurisdiccional que está legalmente atribuida a un
órgano judicial determinado frente a una cuestión determinada.
Por ello, el primer problema que se presenta, después de fijada y
delimitada la cuestión que se pretende plantear ante un órgano
judicial, es el de dilucidar cuál es el competente para resolverla.
 La "cuestión de competencia" surge, pues, lógicamente, como un
poste-rius de la cuestión "de jurisdicción"
La competencia es, pues, ante todo, una determinación de los
poderes jurisdiccionales de cada uno de los jueces; pero, como esa
limitación de poderes se manifiesta prácticamente en una limitación
de las causas sobre las cuales pude ejercerlos cada juez, el
concepto de competencia se desplaza así, por un fenómeno de
metonimia:46 de medida subjetiva de los poderes del órgano judicial
pasa a ser entendida, prácticamente, como medida objetiva de la
materia sobre las cuales está llamado en concreto a proveer el
órgano judicial, entendiéndose de este modo por competencia de un
juez, el conjunto de causas sobre las cuales puede él ejercer, según
la ley, su fracción de jurisdicción.

4
La jurisdicción es la potestad, derivada de la soberanía del Estado,
de aplicar el Derecho en el caso concreto, resolviendo de modo
definitivo e irrevocable una controversia, que es ejercida en forma
exclusiva por los tribunales de justicia integrados por jueces
autónomos e independientes. Uno de los principales rasgos de la
potestad jurisdiccional es su carácter irrevocable y definitivo. O sea
que es cosa juzgada, mientras que la competencia es la atribución
jurídica otorgada a ciertos y especiales órganos del Estado de una
cantidad de jurisdicción respecto de determinadas pretensiones
procesales con preferencia a los demás órganos de su clase. Ese
órgano especial es llamado tribunal.
 La competencia tiene como supuesto, el principio de pluralidad de
tribunales dentro de un territorio jurisdiccional. Así, las reglas de
competencia tienen por objeto determinar cuál va a ser el tribunal
que va a conocer, con preferencia o exclusión de los demás, de una
controversia que ha puesto en movimiento la actividad jurisdiccional.
Por ello se ha señalado que, si la jurisdicción es la facultad de
administrar justicia, la competencia fija los límites dentro de los
cuales se ejerce tal facultad. O, dicho de otro modo, los jueces
ejercen su jurisdicción en la medida de su competencia. Mientras los
elementos de la jurisdicción están fijados, en la ley , prescindiendo
del caso concreto, la competencia se determina en relación a cada
juicio (a cada caso concreto).
 Mientras los elementos de la jurisdicción están fijados, en la ley ,
prescindiendo del caso concreto, la competencia se determina en
relación a cada juicio (a cada caso concreto). Además, no sólo la ley
coloca un asunto dentro de la esfera de las atribuciones de un
tribunal, sino también es posible que las partes (prórroga de
competencia o competencia prorrogada) u otro tribunal

En virtud de las diferencias anteriores, se puede decir que la competencia es


una forma restringida de jurisdicción que, considerada como una especie de un
género más amplio, tiene todos los atributos del mismo, estableciendo reglas
detalladas para determinar qué tipo de casos pueden ser ventilados por cada

5
tribunal; mientras que el concepto de jurisdicción hace referencia al poder
soberano del Estado (ius imperium),la competencia establece las reglas
específicas que deben ser estrictamente observadas operativamente para la
asignación de las controversias entre los diferentes tribunales de un país. Lo
importante es no confundir la especie por el género, ni lo contenido por el
continente.

La jurisdicción es la potestad, derivada de la soberanía del Estado, de aplicar el


Derecho en el caso concreto, resolviendo de modo definitivo e irrevocable una
controversia, que es ejercida en forma exclusiva por los tribunales de justicia
integrados por jueces autónomos e independientes. Uno de los principales
rasgos de la potestad jurisdiccional es su carácter irrevocable y definitivo. O
sea que es cosa juzgada. La competencia es la atribución jurídica otorgada a
ciertos y especiales órganos del Estado de una cantidad de jurisdicción
respecto de determinadas pretensiones procesales con preferencia a los
demás órganos de su clase. Ese órgano especial es llamado tribunal. La
competencia tiene como supuesto, el principio de pluralidad de tribunales
dentro de un territorio jurisdiccional. Así, las reglas de competencia tienen por
objeto determinar cuál va a ser el tribunal que va a conocer, con preferencia o
exclusión de los demás, de una controversia que ha puesto en movimiento la
actividad jurisdiccional. Por ello se ha señalado que, si la jurisdicción es la
facultad de administrar justicia, la competencia fija los límites dentro de los
cuales se ejerce tal facultad. O, dicho de otro modo, los jueces ejercen su
jurisdicción en la medida de su competencia.

1) La diferencia de la competencia y jurisdicción en México, Estados


Unidos y Canadá.-

La potestad jurisdiccional de un determinado Estado está directamente


relacionado con la autoridad soberana (ius imperium) y tal potestad encuentra
sus límites internos y externos dentro de las fronteras de su soberanía.58 Así,
la potestad jurisdiccional se implementa en por lo menos dos etapas distinta y
claramente identificables, la primera, en la cual los tribunales conocen de un
determinado caso, lo ventilan y lo adjudican, y la segunda, en la cual los
tribunales ejecutan las decisiones que ellos han previamente tomado.

6
Entonces, puede consecuentemente inferirse que como regla general, en
principio un tribunal puede solamente conocer, ventilar y adjudicar sobre
materia que han sucedido o tienen consecuencias directas dentro de las
fronteras territoriales de sus respectivas circunscripciones y sobre personas
que están sujetas o que se han sometido —de manera expresa o tácita— a la
potestad jurisdiccional del tribunal en cuestión. Resulta claro que un tribunal
solamente puede ejecutar sentencias dentro de las fronteras territoriales de su
circunscripción. Por otra parte, también resulta generalmente aceptado que el
tribunal que toma conocimiento de un caso, no necesariamente ejecutara la
sentencia; es generalmente aceptado que para que una sentencia pueda ser
ejecutada fuera de la jurisdicción del tribunal que la haya dictado, asimismo
deberá ocurrir con la cooperación de otro tribunal que sí tenga jurisdicción en el
territorio en donde se deberá ejecutar la sentencia en cuestión.

Por otra parte, en razón de la estrecha vinculación entre territoria¬lidad estatal


y jurisdicción, ha sido aceptado que por regla general los tribunales están
legitimados para asumir jurisdicción sobre las personas que tengan su domicilio
dentro de la jurisdicción del foro, que sean residentes en el foro o que se
encuentre de paso dentro de la jurisdicción territorial del foro.

Sin embargo, en los años cuarenta, en Estados Unidos de América se dio un


paso adelante en esta materia, al establecerse que un determinado tribunal
está legitimado para asumir jurisdicción sobre personas que aún y cuando no
fueren domiciliatarias, ni residentes, ni transeúntes del foro, sí tuvieren ciertos
contactos mínimos con dicho foro; con lo cual se ha considerado desde
entonces que ante tales contactos mínimos, los tribunales que asumieran
jurisdicción personal sobre estas bases, efectivamente estarían dando
cumplimiento a las garantías de igualdad y justicia establecidas en la
catorceava enmien¬da de aquel país. Así, en Estados Unidos está doctrina de
Common Law ha sido elaborada en términos de contenido, alcance y límites
por una serie de casos que comenzaron con International Shoe y tuvieron su
actualización más reciente en Asahi.1

1
El primero en reconocer este principio fue el célebre caso de International Shoe Co. v. Washington,

7
Por ello, la jurisdicción in personam debe de ser revisada con respecto a cada
parte en particular, por lo cual, cuando existan múltiples partes, después de
revisar los contactos mínimos de cada una de las partes, el tribunal puede
llegar a concluir que no tiene jurisdicción con respecto a todos los
demandados, sino solamente con respecto a algunos de ellos.

Por su parte, aun y cuando esto ocurrió de manera tardía con respecto a
Estados Unidos, Canadá adoptó su propia versión de la potestad jurisdiccional
de brazo largo en 1990 con Morguard y su linaje.

Por su parte, lejos de las doctrinas de Common Law sobre el ejerci¬cio de la


potestad jurisdiccional de brazo largo, México sigue la apro¬ximación
tradicional romano-germánica con respecto al tema de la jurisdicción.
Teóricamente se reconoce y acepta que la jurisdicción es la base para el
ejercicio de la potestad jurisdiccional, pero las cuestio¬nes de jurisdicción han
sido cuestionadas en muy raras ocasiones, aunque incluso es posible que esto
nunca haya ocurrido.

En México, la potestad jurisdiccional se explica y se entiende en términos de


competencia, es decir como "la fracción de jurisdicción que compete en
concreto a cada uno de los órganos judiciales".

De este modo, los principios que regulan la competencia son estrictos y rígidos,
y desalientan la discrecionalidad por parte del tribunal que en un momento
dado deberá asumir competencia sobre un asunto determinado, al desalentar
asimismo la actividad conocida como forum-shoping. La competencia se fija de
acuerdo a los siguientes principios generales: (a) territorio, (b) materia (familiar,
pecuniario, mercantil, penal, laboral, fiscal, etcétera), (c) cuantía y (d) grado
(pri¬mera instancia o apelación).

Aquí deseo señalar nuevamente que la mayor parte de las personas y en los
documentos traducen la palabra inglesa jurisdiction por la palabra española
competencia. Sin embargo, en mi opinión esto es incorrecto.

Yo considero que aunque efectivamente la traducción correcta de jurisdiction


es el vocablo español de jurisdicción, no existe un término en inglés que por sí
mismo pueda servir como traducción exacta del vocablo competencia.

8
La jurisdicción es el género y la competencia es la especie. Ante tal situación,
parece obvio que para que un tribunal tenga competencia, primero se requiere
que tenga jurisdicción. No obstante existen casos en que, prima facie, un
tribunal puede estar atribuido con competencia o incluso puede asumir
competencia sobre un determinado negocio sin que necesariamente tenga
jurisdicción sobre el asunto que se le plantea, tal y como en determinado
momento el congreso puede aprobar una ley que cumpla con todos los
requisitos formales para ser una ley formalmente válida, aun en cuanto al fondo
ésta sea contraria a la Constitución.

III. SEMEJANZAS ENTRE JURISDICCION Y COMPETENCIA

En cuanto a las semejanzas no hay muchas

 PRIETO CASTRO, sobre el tema que ahora comentamos, dice “si la


jurisdicción desde el punto de vista subjetivo es el deber y el derecho
de compartir justicia, la competencia también en ese sentido
subjetivo para el juez es ese mismo deber y derecho de administrar
justicia en el caso concreto con exclusión de otros órganos
jurisdiccionales y para las partes el deber y el derecho de recibir
justicia precisamente del órgano específicamente determinado y no
de otro alguno”
IV. OTROS ASPECTOS DE LA JURISDICCION Y COMPETENCIA
4) La jurisdicción:
IV.1. Naturaleza.-
a. Criterio orgánico.- el fundamento de la jurisdicción está en la
aplicación de la ley por parte del Poder Judicial a casos y
conflictos particulares. Este criterio hoy en día se ve
restringido porque también el Poder Ejecutivo (ej., un acto de
determinación: Notificación para el pago de multa por
incumplimiento de deberes formales) y el Poder Legislativo
(juicio de responsabilidades) aplican leyes.
b. Criterio formal.- señala que encontramos la esencia de la
jurisdicción buscando la presencia de las partes. Que tienen

9
un litigio. Quienes al incitar al órgano jurisdiccional través de la
acción, la pretensión y la demanda hacen que el Estado
cumpla su labor jurisdiccional, y para ello requieren de una
tercera persona, el juez. Entonces, la naturaleza estaría en la
actividad que realiza un tercero imparcial, quien debe resolver
el conflicto de las partes.
IV.2. Poderes que otorga la jurisdicción.- los poderes que
otorga la jurisdicción a quien la ejerce son:
a) DE CONOCIMIENTO (Notio): Por este poder, el órgano de la
jurisdicción está facultado para conocer (atendiendo reglas de
competencia) de los conflictos sometidos a él.
b) DE CONVOCATORIA (Vocatio): Por el cual el órgano de la
jurisdicción cita a las partes a juicio. El artículo 111 del Código
Procesal Civil y Mercantil establece que presentada la demanda
en la forma debida, el juez emplazará a los demandados y es uno
de los efectos del emplazamiento al tenor del artículo 112 del
CPCyM obligar a las partes a constituirse en el lugar del proceso.
c) DE COERCIÓN (Coertio): Para decretar medidas coercitivas
cuya finalidad es remover aquellos obstáculos que se oponen al
cumplimiento de la jurisdicción. Es una facultad del Juez compeler
y apremiar por los medios legales a cualquier persona para que
para que esté a derecho (art. 66 de la LOJ).
d) DE DECISIÓN (Iudicium): El órgano de la jurisdicción tiene la
facultad de decidir con fuerza de cosa juzgada. A los tribunales le
corresponde la potestad de juzgar (arts. 203 de la Constitución y
57 de la LOJ).
e) DE EJECUCIÓN (executio): Este poder tiene como objetivo
imponer el cumplimiento de un mandato que se derive de la
propia sentencia o de un título suscrito por el deudor y que la ley
le asigna ese mérito. A los tribunales le corresponde también
promover la ejecución de lo juzgado (arts. 203 de la Constitución
y 57 LOJ).
IV.3. Momentos de la jurisdicción.- estos momentos
representan el desenvolvimiento del ejercicio de la función

10
jurisdiccional en el proceso (o sea, conocer, juzgar y hacer
cumplir lo resuelto).
a. Fase del conocimiento.- En esta etapa el tribunal recibe los
antecedentes que le permiten posteriormente resolver el litigio.
Encontramos, a su vez, dos sub-etapas: de discusión y de
prueba. Discusión: Las partes alegan sus pretensiones y hace
valer sus defensas. Prueba: Las partes ofrecen al tribunal y rinden
todas las probanzas necesarias para apoyar sus pretensiones y
convencer al tribunal que lo que ellos plantean es verdad. Ningún
tribunal puede juzgar sin conocer el asunto sometido a su
decisión. Es decir, sin escuchar a las partes o recibir las
evidencias o pruebas.
b. Fase de la decisión.- En virtud de ésta, el tribunal declara el
derecho frente al caso concreto, propuesto por las partes, lo que
hace a través del acto procesal llamado, generalmente, sentencia
judicial. Esta etapa de juzgamiento supone siempre la existencia
del periodo anterior. Es considerado el momento de la jurisdicción
más importante, pues pone término al conflicto mediante el
pronunciamiento de la sentencia....

Aquí encontramos dos tipos de jurisdicción; la jurisdicción legal y


la jurisdicción de equidad. La primera significa que el juez debe
resolver de acuerdo a la legislación vigente .En cambio, en la
última el juez extrae de su experiencia lo que debe resolver,
acudiendo para eso a los principios generales del derecho y a la
equidad natural. No está demás señalar que nuestro sistema
acoge a la jurisdicción legal.

c. Fase de la ejecución.- La mayoría de los autores están de


acuerdo que el poder de coerción es inherente a la jurisdicción, es
decir, que es de la esencia que el tribunal de justicia tiene la
facultad de hacer cumplir lo resuelto (ejecución o cumplimiento
del fallo). Algunos autores niegan la actividad jurisdiccional en
esta última etapa, especialmente en relación al Derecho procesal
penal, sosteniendo que está a cargo de una autoridad

11
administrativa. Se argumenta en contra que, aun cuando en
ciertos casos la sentencia se cumple administrativamente, la regla
general es que se hagan cumplir por la vía jurisdiccional.

Las resoluciones judiciales, en la generalidad de los casos, se


cumplen a través de lo que la doctrina denomina auxilios
jurisdiccionales.

5) La competencia.-
5.1. Criterios para fijar la competencia.-
a) Competencia por razón de materia.- este factor se determina
por la naturaleza de la pretensión procesal y por las
disposiciones legales que la regulan, esto es, se toma en
cuenta la naturaleza del derecho subjetivo hecho valer con la
demanda y que constituyen la pretensión y norma aplicable al
caso concreto.
b) Competencia por razón de grado.- denominado este criterio
competencia funcional se relaciona con el nivel o jerarquía de
los organismos jurisdiccionales pues existen juzgados de
primera instancia o especializados civiles; Salas Civiles o
mixtas de las cortes superiores (segunda instancia) y las salas
civiles de la Corte Suprema que con fines exclusivamente
académicos llamamos "tercera instancia“.
c) Competencia en razón de territorio.- esta competencia es
atribuida por los Códigos Procesales y por las leyes
específicas. Significa el conocimiento de una causa o proceso
a un juez que ejerce su jurisdicción en el ámbito de una
circunscripción judicial determinada.

12