Está en la página 1de 65

Las Profesiones en México

El Seminario de las Profesiones


Núm. 6
La riqueza del seminario interdisciplinario que nos ocupa, Psicología
radica en la delimitación de la problemática universitaria en
su tarea de formación de profesionales. Al situarla en varios
caminos convergentes y analizarla desde diferentes ángulos y . ..Y. , 1 I. Y 1

diversos saberes organizados, compromete a una reflexión


relacionada con el sentido de la reproducción social y cultural

..
de la sociedad mexicana. Enfocar el problema de la formación

4 •
de profesionales, intelectuales y el trabajo universitario desde
ópticas particulares y generales conduce a una comprensión


amplia y general del tema y favorece la sistematización I

necesaria para propiciar el desarrollo y crecimiento cualitativo \\\


de la educación superior en México.

• • . 4 b IP 4 • • iy. •
as.1.- It S.-..i
, 1 I

á.
i nt

Las Profesiones en México


—5 —5

Núm. 1 Las Profesiones en México


Núm. 2 Medicina Veterinaria y Zootecnia, Vol. 1
Núm. 3 Medicina

En prensa
Medicina Veterinaria y Zootecnia, Vol. 2 - 2 1'1
,
Memorias del Coloquio del TID I*I'ft,
1110- In
i
En preparación
Economía
Agronomía
n**4/.‘ 11, 1
1Y

£91 UNIVERSIDAD AUTONOMA METROPOLITANA


UNIOAO XOCHIMILCO
Las Profesiones en México
Núm. 6

Psicología
UNIVERSIDAD AUTONOMA METROPOLITANA

Rector General, Dr. Gustavo Chapela Castañares


Secretario General, I.
)r. Enrique Fernández Fassnacht
UNIVERSIDAD AUTONOMA METROPOLITANA-XOCHIMILCO
Rector, Ary. Roberto Eibenschutz Hartman
Secretaria, Lic. Cesarina Pérez Pría. Director de la División de Ciencias
Biológicas y de la Salud, Dr. Fernando Mora Carrasco. Director de la
División de Ciencias Sociales y Humanidades, Dra. Sonia Comboni
Salinas. Director de la División de Ciencias y Artes para el Diseño, Ary.
Concepción Vargas

Colección: Las Profesiones en México

COORDINACION DE EXTENSION UNIVERSITARIA


Coordinadora, M. en C. Magdalena Fresán Orozco
Jefe de Producción Editorial. Lic. Amelia Rivaud Moravta
Las Profesiones en México
Coordinador
Bojalil J. del Programa de Superación Académica: Dr. Luis Felipe Núm. 6
Comisión Editorial del Programa del Seminario Sobre las Profesiones:
Dr. Luis Felipe Bojalil L., Arg. Roberto EibenschUtZ H., M. en C.
Magdalena
ivand. Fresán Orozco, M. en C. Graciela Lechuga S., Lic. Amelia Psicología
Cuidado de la edición: Ma. Elena Ortega
Ilustración y diseño de la portada: Víctor
Patricia Casanova Cardiel
111111-10Z (Compiladora)
ISBN 968-840-735-6

Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco


Primera edición: 1990

Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimi leo,


Calz. del Hueso 1100 Col. Villa Quietud, 04960, D.F.
Impreso y hecho en México

Sección de Producción Editorial


SEMINARIO

LAS PROFESIONES EN MEXICO

Programa de Superación Académica y


División de Ciencias Sociales y
Humanidades

Universidad Autónoma Metropolitana


Unidad Xochimilco

Tercer Seminario sobre las Profesiones


Carrera: Psicología

6 de abril de 1989

Ana Amuchástegui
Gabriel Araujo
Patricia Casanova
Sonia Comboni
Sebastián Figueroa
Rosa María López
Zaida Lindó de Bacre
Roberto Manero
Jorge Molina
Ana María Novelo
Carlos Pérez
Luis Pereyra
I. A. Pelayo
Graciela Rahman
Juan Ramos Tinoco
Martha Rivas
Oralia Salgado
Pablo Valderrama
Ma. de Lourdes Valenzuela
Eugenia Vilar
INDICE

Presentación
Patricia Casanova
Roberto Manero 9
La Carrera de Psicología en la UAM- Xochimilco
Sonia Comboni 15
La Carrera de Psicología en la UAM-Xochimilco
(antecedente)
Gabriel Araujo 21
La Carrera de Psicología en la UAM-Xoch milco
(estado actual)
Graciela Rahman 26
Cinco tésis sobre el desarrollo de la Psicología como
Ciencia y Profesión en México
Pablo Valderrama
Jorge Molina 31
Campos de acción y currículum de la Psicología
Ana María Novelo 38
Los psicólogos y la implicación
Roberto Manero 42
Perspectivas de la Psicología comunitaria
Ma. de Lourdes Valenzuela 51
Las perspectivas de la Psicología social y
los movimientos sociales en México
Carlos Pérez Zavala 69
Por un ejercicio científico de la profesión del psicólogo
Oralia Salgado y Oviedo 74
La Psicología en el ámbito penitenciario
Luis E. Pereyra
Presentación
78
Reflexiones acerca del perfil del estudiante de Psicología
de la Universidad Veracruzana, Xalapa: perspectiva Patricia Casanova Cardicl*
histórica y estado actual
Roberto Manero Brito
Sebastián Figueroa
I.A. Pelayo M.
83
Propuesta del nuevo Plan de Estudios (piloto) para la
Facultad de Psicología, Poza Rica, Ver.
Zaida Lladó de Bacre
Juan Ramos Tinoco El Comité de Superación Académica de la Unidad Xochimilco
Reseñas 97 de la Universidad Autónoma Metropolitana en colaboración
El psicólogo y su profesión, con la División de Ciencias Sociales y Humanidades de dicha
y S. K. de Gomel N. Litvinoff Unidad organizaron en el contexto del II Seminario sobre las
Profesiones en México el análisis de la psicología como profesión.
Patricia Casanova Cardiel
Consideramos que la sola existencia de este evento habla ya
El psicólogo ¿qué hace? 107 de cierta modificación del lugar que tradicionalmente se ha
C. Harrsch. asignado a esta disciplina.
Gabriel Araujo Paullada
Reflexiones Haber trabajado la psicología en el contexto del TI Semina-
112
rio sobre las Profesiones tiene que ver con el momento actual
Psicología social en México: una propuesta de esta disciplina, tanto en el panorama de la realidad social de
Ana Amuchástegui
Eugenia Vilar nuestro país, como en nuestra unidad universitaria.
Martha Rivas Tanto al interior como al exterior de la universidad, la
profesión psicológica se ha colocado en un lugar cada vez más
Desarrollo de la Psicología en México 117 importante. Las complicadas redes de relaciones en nuestras
Rosa María López sociedades han puesto de manifiesto una serie de fenómenos
120 que antes podrían no haber tenido gran significación. No nos
referimos únicamente al panorama de la salud mental; además
de esta cuestión, que no representa más que uno de los campos
de inserción social del psicólogo, están todos aquellos procesos
en los cuales la subjetividad tiene o puede tener un papel
importante. Procesos y movimientos sociales, formas institu-

'Profesores de la División de Ciencias Sociales y llumanidade UAM-Xochimilco

9
cionales y grupales, en fin, el campo y el panorama de la
psicología parecen inagotables. de la subjetividad, así como las dimensiones subjetivas de las
Durante el Seminario se trabajaron tres ejes fundamentales: colectividades, ambas situaciones de una complejidad extrema.
Historia de la psicología en México, Campos de acción En fin, podríamos suponer que en este tipo de sociedades,
y currículum de cambios tan rápidos como violentos, el problema de la
de la psicología y perspectivas de la psicología como profesión.
Uno de los elementos significativos del evento fueron las subjetividad aparece permanentemente, a la manera de sínto-
intervenciones que señalaron la historia y los espacios que esta ma, de obstáculo, de motor, de proyecto, etc. Aparece no
disciplina se fue ganando en la universidad. La génesis, en un solamente en una centralidad, que permitiera argumentos tales
primer momento, de un grupo docente capaz de instrumentar como el número y la calidad de psicólogos que serán necesarios
la crítica a las concepciones más tradicionales de la psicología, en el año 2000 para cubrir la demanda potencial, tal como ésta
así como el hecho de haberle dado el estatuto de ciencia social puede ser obtenida estadísticamente. La demanda social no se
significaron un parteaguas importante en la historia de este manifiesta de esta manera. Se manifiesta por otro tipo de vías,
campo de estudios en nuestro país. en otros códigos. La violencia urbana, vehículo de demandas
Efectivamente, los últimos 10 años han testificado una de diversa índole, la farmacodependencia, alcoholismo, las
enorme transformación, cuantitativa y cualitativa en la psico- neurosis, entre otras, son las formas más generalizadas de
logía. El número de instituciones de educación superior que manifestar las demandas generadas en un sistema que instituye
ofrecen la carrera se ha multiplicado. Poco a poco, el panorama la infelicidad como condición para la supervivencia.
del psicólogo puede irse ampliando, aun cuando el mercado Existen también otras formas por las cuales se manifiesta la
de trabajo todavía esté por definirse. Parecería paradójico el demanda social. Autogestión comunitaria de formas de aten-
considerable aumento de demanda en psicología, frente a un ción a la salud, institución de ciertos espacios de consultoría
mercado de trabajo desde hace varios años en aparente satura- para organizaciones políticas, cooperativas, etc. Todas estas
ción. Es importante rescatar aquí dos conceptos que podrían son formas en las que se manifiesta la demanda social para el
explicar esta brecha aparente. Por un lado, el concepto de psicólogo, demanda que luego es curvada y negada (al menos
demandas sociales y por el otro, el del encargo o mandato relativamente), por el encargo oficial que genera esa especie
social. de mismidad o tautología que algunos insisten en llamar la
El primero de estos conceptos haría referencia a las múltiples "identidad" del psicólogo. Encargo que realiza un recorte en
problemáticas que se generan en el proceso de complejización las demandas, y retoma algunas de ellas para manejarlas desde
del tejido social. El cambio de una sociedad de mayoría rural sus propios intereses, intereses negociados de clase dominante.
a una urbana, nuevos modos de vida, revoluciones tecnológi- Este panorama de la problemática que enfrenta la psicología
cas, el cambio en la colocación de la familia, etc., son factores moderna aparece claramente a lo largo de esta reunión de
que tienen un enorme impacto en las estructuras subjetivas. análisis sobre la profesión. Podríamos decir que, fuera de los
Pero también aparece, en este momento de la complejiza- lugares comunes discursivos (tales como la formación de los
ción social, el redescubrimiento de las dimensiones colectivas profesionales críticos, capacitados para la resolución de los
problemas que aquejan a las capas mayoritarias de la pobla-
ción), aparecen dos posiciones fundamentales: posiciones al-
10
11
rededor de una psicología académica, abstracta, y otras que
tienen que ver con una psicología de intervención. Esta es la fuerte polémica entre dos formas de psicología: una psicología
discusión de fondo que aparece tanto en los trabajos del abstracta que construye sus nociones desde el laboratorio o el
Seminario como en el contexto de los diseños y rediseños cubículo del investigador y que, después, se acerca al terreno
curriculares en diversas universidades, foros y congresos. Te- para la comprobación de sus hipótesis, psicología en la cual el
mática difícil de analizar por las implicaciones políticas y terreno es fundamentalmente un productor de datos para su
epistemológicas de tal discusión. Trataremo estudio, y otra psicología, psicología de intervención, que
conceptos. s de explicar estos
parte del terreno mismo para la construcción de sus conceptos
Todo proceso de conocimiento de la realidad supone formas y paradigmas. Pongamos un ejemplo: el concepto de grupo.
directas o indirectas de intervención sobre la misma. Formas Por grupo podemos entender cualquier tipo de reunión de
directas, tales como los procesos de investigación-acción, las individuos, o los individuos que corresponden a tal o cual
encuestas, las entrevistas, etc. Formas indirectas: publicaciones característica, o un conjunto de personas articuladas por su
(sean de circulación amplia o restringida), comentarios... ¿Por mutua representación interna y trabajando en torno a una
qué, entonces, hablar de una psicología de intervención? tarea, o un conjunto de personas instaladas en la misma repre-
Creemos que existen formas distintas de construir un cam- sentación imaginaria. Pero entonces veamos la utilización o,
po disciplinario, especialmente en el panorama de las ciencias incluso, la génesis de estos conceptos.
sociales. Para el caso de la sociología, por ejemplo, Antoine Por un lado tenemos, por ejemplo, un grupo de edad: las
Savoye l personas entre los 15 y los 25 años. En este caso, el grupo al
realiza esta distinción. Los estudios de Savoye le
llevaron a descubrir que medio siglo antes de fundarse la que nos referimos es un grupo abstracto. Este grupo no tiene
escuela durkheimiana, prácticamente el inicio de la sociología una existencia concreta, sólo existe en la mente y en la imagi-
científica, existía ya otra sociología, construida a lo largo de nación del investigador. Las personas pertenecientes a este
experiencias cooperativistas, en la cual estaban ya presentes "grupo" no lo saben, es decir, no sc saben agrupados en tal
todos los elementos de sistematización y comprobación rango. ¿Qué tal si es de los 15 a los 24? Este ejemplo, que
que después darían ímpetu a la llamada Escuela Francesa de puede ser muy burdo, nos sirve para mostrar, quizás caricatu-
Sociología. rizando un poco, el proceder de la que hemos denominado
La sociología de intervención se diferenciaba enormemente psicología abstracta.
de la llamada sociología abstracta, ya que Por otro lado tendríamos una psicología de intervención,
las nociones y los que antes trataba de designarse como una psicología crítica.
conceptos que constituían su corpus teórico fueron casi todas nocio-
nes que procedían del propio terreno de intervención. Esta denominación anterior no nos parece falsa, sino incom-
Consideramos que en el caso de la psicología podría existir pleta. Consideramos que dejaba de lado aquello que la carac-
un parangón. Efectivamente, desde sus inicios ha existido una terizaba epistemológicamente: el proceso de producción de
conocimientos. Así por ejemplo, la creación o fundación de un
Véase su presentación a F. Le Play,
La ,néthorle sociale,
grupo con tareas específicas (de aprendizaje, de terapia...) y su
Paris, 1989.
Méridiens- Klineksieck, conceptualización, el trazado de la génesis social de una van-
guardia, a partir de la utilización pertinente de conceptos
12
13
generados en otros campos y momentos, el análisis de la
implicación, de la colocación del observado La carrera de psicología en la
r
de estudio, todo ello va formando un corpu frente a su objeto
s teórico de carac-
terísticas distintas a las de la psicología abstracta.
UAM-Xochimilco
Consideramos que en esta reunión de análisis de la psicolo-
Sonia Comboni Salinas*
gía como profesión, estas posiciones se colocaron frente a
frente, planteando sus dispositivos y sus estrategias. La pro-
ducción y estructuración de los currículo,
cuestión que supone,
necesariamente, una forma de comprensión de las demandas
sociales, se encontró frente a estudios y reflexiones sobre el
quehacer real del psicólogo, los problemas concretos que
Es para mí un honor iniciar este II Seminario sobre las
enfrenta en su práctica profesional. Aparentemente, en un
Profesiones, su realización es de relevante importancia para la
momento de amplia expansión, estas son las formas de expre-
tarea de consolidar la articulación de las actividades de docen-
sión del conflicto de las dos tendencias arriba señaladas.
cia, investigación, servicio y difusión, que conforman la prác-
En la reunión de trabajo se contó con la participación de
profesores - tica universitaria y que hace posible la relación de nuestra
investigadores de la UAM-X. También nos acompa- institución educativa con la sociedad, contribuyendo así al
ñaron profesores de la UNAM, de la Sociedad Mexicana de
desarrollo nacional.
Psicología, de la Universidad Pedagógica Nacional y del Gru-
Por su naturaleza, este evento se inscribe en la perspectiva
po de Educación Popular con Mujeres, de la Dirección General
asumida por la UAM-Xochimilco de buscar en forma perma-
de Reclusorios, de la Universidad Veracruzana, unidades Poza
Rica y Jalapa, así como de la UAM-I. nente, y por medios como la investigación interdisciplinaria y
la aplicación de los conocimientos adquiridos o generados, el
Esta publicación tiene el propósito de difundir esta primera
fortalecimiento de la alternativa académica que entiende a la
aproximación. Hemos considerado pertinente añadir a las
actividad universitaria como un quehacer social.
ponencias presentadas algunas reseñas bibliográficas que even-
El modelo Xochimilco se plantea como objetivo fundamen-
tualmente pueden enriquecer la discusión sobre este tema. La
tal lograr una vinculación cada vez más pertinente, entre las
coordinación del evento estuvo a cargo de Martha Patricia
necesidades de la sociedad y el quehacer universitario, es decir,
Casanova Cardiel, Laura Ortega Navarro y Rosa María López
Hernández. guiar la acción de la Universidad hacia la transformación de lo
social.
Para la consecución de este objetivo, la Universidad trata de
unir el proceso de enseñanza-aprendizaje a problemas concre-
tos de la realidad (lo que construye como objetos de transfor-
mación); hace del estudiante un agente activo en dicho

'Directora de la División de Ciencias Sociales y humanidades UAM-Xochimilco


14
15
proceso, al concebirlo como "artífice de su propia formación",
y propone como eje del proceso educativo a la articulación de La estructuración del proceso de enseñanza-aprendizaje en
la docencia, la investigación y el servicio. torno a objetos de transformación permite el desarrollo curri-
El proyecto académico se estructuró sobre la base de enten- cular integral –ubicado dentro de un sistema. Este se compren-
der que si bien las transformaciones sociales no son efectos del de de una filosofía educativa fundamentada en la capacidad de
proceso educativo, tienen sus causas en las modificaciones de la institución de formar científicos y profesionales que haga
las relaciones de poder que conforman la lógica de lo social. frente a las necesidades sociales de las mayorías; de un concep-
Tiene clara la idea de que la educación es una fuerza que actúa to propio de educación como proceso de formación crítica y
a favor o en contra de la estructura social vigente al implicar actuante que haga de los alumnos y profesores, ciudadanos y
la conciencia de la relación existente entre saber y ser social. profesores, ciudadanos responsables y profesionales, compro-
Así, la uAm-Xochimilco plantea que el proceso educativo metidos con la realidad de su entorno social –nacional y
debe:
regional– de un modelo pedagógico propio basado en la
—ser reflexivo y activo participación permanente, crítica, y al mismo tiempo imagina-
—posibilitar el desarrollo de un pensamiento crítico sobre tiva de los agentes involucrados en el proceso de creación y
la realidad recreación del conocimiento científico; de una epistemología
—ser sustentado en el permanente aprendizaje de los suje- fundada en la relación dialéctica entre el sujeto y el objeto de
tos-agentes: alumno-docente. conocimiento, lo que permite abordarlo a través de la investi-
La materialización de esta estrategia educativa a través del gación como objeto de transformación; finalmente, un méto-
sistema modular que "se apoya sobre un principio epistemo- do de diseño curricular que permite al mismo tiempo nuclear
lógico fundamental: la realidad es cognoscible a partir los diferentes conocimientos en torno a este objeto y recuperar
de la
práctica social misma, que permite al sujeto plantearse diferen- el conocimiento adquirido anteriormente, servirse de él en el
tes problemas, cuestionamientos e interrogantes, los cuales son presente para adquirir nuevos y proyectarlos hacia el futuro
transformados en 'problemas ejes' de investigación cuyo aná- como un elemento de transformación.
lisis posibilita la construcción del propio conocimiento cientí- Por lo tanto, una consecuencia de esta concepción del siste-
fico. Este principio epistemológico se complementa con su ma modular Xochimilco es la estructuración de las unidades
corolario: el conocimiento se desarrolla progresivamente y va de enseñanza-aprendizaje más conocidas como módulos, en
de lo complejo a lo complejo cualitativamente superior. Esto torno a problemas concretos u objetos de transformación,
implica una visión integradora de la realidad, rechazando la relevantes para la comprensión más profunda de la realidad
concepción común de la ciencia como algo fraccionado en social, que posibilite la acción sobre ella y la transformación
disciplinas cuyas fronteras parecieran claramente definidas".1 de la misma por el sujeto social.
De manera paralela, si se concibe como sistema, los procesos
Comboni S., J.M. Juárez, L. I
lernándcz, J. Ortiz, "El concepto
de módulo en la administrativos no deben sobreponerse a los académicos –co-
carrera de Sociología de la UAM-X", ponencia presentada en Congreso Nacional de
Educación, Modelos Innovadores en Educación Superior, Monterrey, 1984. Mimeo,
mo en la actualidad sucede– sino apoyar el mejor desenvolvi-
11- 1.
miento de éstos. La planta física, distribución y usos de los

16
17
espacios, debieran estar acordes con la concepción de este
modelo. Plan de estudios de la Licenciatura en Psicología, UAM-X
Por todo ello, hablar de sistema modular no es aventurado,
sino un compromiso profesional de reflexionar, analizar Para el logro de este objetivo, la estructura del plan de
estudios contempla tres niveles:
proponer alternativas para su plena realización como modelo
educativo innovador. Modelo educativo que busca la excelen- Tronco general. Trimestres I, II y III.
cia académica a través de la articulación de la teoría y la Tronco básico profesional. Trimestres IV al IX.
práctica, que propone la producción de conocimientos que Áreas de concentración. Trimestres del X al XII.
respondan a las necesidades sociales y prioritarias, medio pri-
vilegiado para fortalecer la relación Universidad-Sociedad y La estructuración de la licenciatura en estos términos res-
ofrecer un servicio permanente a la comunidad de su entorno ponde a la necesidad de incorporar al estudiante en lo que será
difundiendo una cultura del pueblo y para el pueblo. Se trata, su práctica profesional específica de manera progresiva: se
entonces, de una alternativa académica que concibe un nuevo parte de la adquisición de los conocimientos básicos indispen-
profesional en relación con las necesidades sociales como un sables que posibiliten mediante su práctica el desarrollo de la
servicio calificado y eficiente a sus congéneres. capacidad analítica y crítica de los alumnos; y se intenta el
Es en este contexto de reflexión epistemológica, rico-peda- logro de una orientación científica más profunda en el campo
gógica y social de la práctica educativa de la DCSII que la de la psicología social y o de la psicología educativa.
licenciatura en psicología —como en todas las que ofrece la Primer nivel
División de Sociales— ha respondido a exigencias que la situa-
ción social ha creado y planteado a los profesionales de esta Este nivel lo constituye el Tronco General y se busca capacitar
ciencia, reestructurando sus contenidos. al alumno para determinar las relaciones de la actividad cien-
tífica con la sociedad.
Con ello se trata de responder en forma cada vez más
adecuada a las situaciones objetivas y condiciones subjetivas
Segundo nivel
de nuestro tiempo y del futuro para el logro de las metas
propuestas en el plan de estudios. El Tronco Básico Profesional conforma este nivel durante el
De esta manera dichas propuestas se traducen en el objetivo cual el estudiante deberá apropiarse de los elementos teóricos
de "formar un profesional en psicología con alta capacidad y metodológicos fundamentales que hacen de la psicología
crítica e instrumental para la prevención, el diagnóstico, la una ciencia.
intervención e investigación de la problemática psicosocial de
nuestra realidad nacional".2 Tercer nivel
Este nivel brinda al estudiante la posibilidad de profundizar
2 Plan de estudios de la Licenciatura en Psicología.
en su formación teórica, técnica y metodológica integrando
sus conocimientos en torno a una problemática específica ya

18
19
sea en el área de la psicología social o en el área de la psicología La carrera de psicología en la
educativa. UAM-Xochimilco (antecedentes)
Esta estructuración está acorde con las características del
perfil de la carrera que plantea "una secuencia que incluya de Gabriel Araujo*
lo mínimo a lo máximo en conocimientos, del sujeto a la
comunidad en torno al radio de relaciones sociales, y la estruc-
tura y proceso en el sujeto psíquico que evoluciona a través de
fases de desarrollo. [Perfil en el cual] se señala la importancia
de intervenciones psicosociales a cuatro niveles de abordaje:
psicodinámico (individual), sociodinámico (grupa!), institu- Mi presencia en este foro obedece a mi condición de profesor
cional y comunitario".3 fundador de la carrera de psicología.
Mediante esta actividad de reestructuración permanente se Me parece interesante que en el espacio dedicado a la pre-
busca la detención cada vez más precisa, del profesional en sentación de las carreras, la organización de estas jornadas haya
psicología que esté facultado para las actividades de la crítica convocado a los viejos docentes (que no docentes viejos) para
y de la innovación exigidas por la problemática psicosocial que hablen alrededor del quehacer profesional.
vigente.
La idea me gusta entre otras cosas por dos motivos: uno,
Las carencias son muchas y múltiples, pero el esfuerzo por que tiene que ver con el lugar de cronista de una historia; el
eliminarlas es cada vez más consciente y productivo. Prueba otro, con el reconocimiento de una necesidad permanente de
de ello es la oportunidad que ahora tengo de expresar ante construir y reconstruir una historia para contar y contar una
especialistas en la materia estas palabras que han pretendido historia que hay que construir y reconstruir.
dar a conocer —aunque en forma general— la importancia que Pero, no voy a ocupar este tiempo para contar desde mi
reviste para nuestra Universidad una carrera como la psicolo- punto de vista lo que sería una historia, una novela. En lugar
gía. Carrera que enfrenta y confronta en su desarrollo los de esto, me referiré preferentemente a ciertos puntos que
efectos negativos de la ideología desarrollista dominante, a la considero de cierta importancia.
cual poco importa el estado de la subjetividad humana. Empezaré entonces dándole mi voz al perfil de la carrera,
La búsqueda de una mejor armonía entre lo psíquico y lo que fuera el documento oficial, que se escribiera en el año de
social para el desenvolvimiento positivo que la sociedad re- 1977, después de un proceso de trabajo de más de dos años.
quiere, así, de la elaboración permanente de planes y progra- Cabe mencionar que este documento fue nuestro lugar de
mas de estudio que contemplen de manera crítica las llegada, fue un punto de convergencia, y fue también una
características de dicha relación. Enfoquemos nuestro queha- propuesta de partida: nuestro proyecto. En ese entonces, coor-
cer científico y profesional a la consecución de este objetivo. dinaba la carrera Margarita Paz, y su función de coordinadora

3
"Justificación de la seriación propuesta". Documento de la Licenciatura en * Profesor de la División de Ciencias Sociales y Humanidades UAM-Xochimilco.
Psicología. UAM-X. Mimen,

20 21
era más asunción de un liderazgo de grupo de trabajo que un modular hasta llegar al fundamento y conceptualización de la
exigencia burocrática. Esta última estaba totalmente rebasada. psicología; nuestra visión entonces, era la siguiente:
Leamos entonces lo que se escribió en la introducción al
documento del perfil de la carrera:
Fundamentación y conceptualización de la psicología
La carrera de psicología fue una de las carreras convocadas al inaugurarse
en noviembre de 1974, la Unidad Xochimilco de la Universidad Autó- En la actualidad la psicología aparenta ser un mosaico de diferentes
noma Metropolitana, centro creado por el Estado para responder a la teorías más o menos incompatibles, en la medida que representan dife-
creciente demanda estudiantil de educación superior en el área metropo- rentes puntos de vista conceptuales y metodológicos acerca de su objeto
litana. El hecho de haberse ubicado a esta carrera formando parte de la de estudio, varias de ellas proclamando abiertamente constituir la única
División de Ciencias Sociales, fue un hecho crucial en desarrollo cientí- opción científica.
fico de esta disciplina en nuestro país ya que significó el reconocimiento Desde su significado etimológico como ciencia del alma, todavía ron-
de un carácter esencial de ciencia social (y no filosófica o biológica como dando en la cultura popular, hasta la exclusión de todo lo que no fuera
se dio en etapas anteriores -no totalmente superadas- de su desarrollo observable a nivel físico y conductual, se ha intentado recortar su objeto
histórico). Por otro lado, las posibilidades abiertas por el Sistema Mo- de estudio, sobre todo a raíz del reconocimiento más o menos oficial
dular, la alternativa pedagógica propuesta en el Documento Xochimilco como ciencia, partir de una serie de posiciones epistemológicas tales
para lograr el objetivo de formar profesionistas con alta capacidad crítica como el positivismo, el funcionalismo, el estructuralismo y la fenome-
e instrumental y conciencia social, aunadas al hecho antes mencionado, nología entre otras, las cuales sólo podemos comprender y evaluar
sentaron las bases estructurales para el desarrollo de una carrera de remitiéndonos al proceso histórico y a la función que han cumplido en
psicología estrechamente vinculada a la compleja problemática social de una sociedad determinada.
México. Estos esfuerzos teóricos han representado intentos no sólo por concep-
tualizar un campo de análisis, sino, también, han proporcionado esque-
Como es de suponerse, el perfil además de lo antes dicho, mas que guían tanto la investigación como la práctica profesional. No
fue por cierto tiempo un referente común, un código, un obstante, las contradicciones cada vez más evidentes entre esas prácticas
y la problemática social, es decir, entre los objetivos planteados por los
discurso que construía y reconstruía las representaciones y los diversos enfoques o corrientes y el desconocimiento del compromiso
imaginarios del nuevo profesional de la psicología. De este social que toda práctica científica implica, nos plantea la necesidad de
nuevo profesional que se pretendía formar y de los docentes un cambio de paradigma que pueda hacer frente y dar respuesta a la
que se necesitaban para construirlo, para constituirlo y para demanda de una nueva práctica de la profesión psicológica, consciente
de su inserción social y de su papel en la lucha ideológico-política.
incidir en este proceso de formación. Docentes que a nuestra Conscientes de este momento de transición, la propuesta de la carrera
vez tendríamos que desandar algunos de los caminos andados de psicología en la ofixi-x es concebida como una práctica científica
y caminar otros, cambiar, para nosotros, docentes psicólogos comprometida con la realidad social. Esto implica una redefinición de
y psicólogos docentes. El perfil suponía un esquema básico que su ejercicio más que en términos de profesión liberal, en términos de
práctica social. De acuerdo con esta concepción, pretendemos satisfacer
serviría para fundamentar lo que debía de constituirse como
los siguientes criterios:
un programa de formación. a) Aclarar el marco de referencia bajo el cual se opera y trabaja, lo que
Después de la introducción, el documento continúa con la permite recoger las aportaciones tanto teóricas como metodológicas y
descripción de los planteamientos pedagógicos del sistema técnicas de las diversas corrientes como evaluadas críticamente, ubican-
do y comprendiendo sus alcances y limitaciones. Este esquema referen-
cia I, presente en todo el desarrollo de la carrera, posibilitará una apertura

22
23
a las diversas corrientes científicas, sin que esto implique caer en el sores de aquella época, seguimos trabajando en esto de formar
eclecticismo, proporcionando sin embargo la guía metodológica que
psicólogos. No pocos de la planta de profesores actuales son
integrará y dará coherencia a los diferentes análisis e investigaciones a
realizar. egresados de esta Universidad y de esta carrera, y son egresados
b) Rescatar el papel crítico de la actividad psicológica que evite en sus de distintas generaciones en donde estudiaron diferentes carre-
análisis la abstracción del individuo, con respecto al grupo y a la ras de psicología. También llevaron programas y docentes
institución, o sea, con respecto a la sociedad en que vive, práctica que distintos. Unos profesores más se han incorporado en otros
deshistoriza y neutraliza sus hallazgos. Incluirá, por tanto, en su funda-
mentación, una noción de persona de sociedad y una redefinición de su momentos a lo largo de estos años y han aportado algunas
campo de estudio que incluya los procesos que subyacen a los fenómenos propuestas también bastante interesantes y profundas, que han
manifiestos. El enfoque propuesto, creemos, llenará un hueco que ya se permitido un debate a fondo.
deja sentir hondamente y que impulsa la búsqueda de la alternativa que Todos, de una u otra forma, no nos circunscribimos en
nos anima.
nuestra práctica profesional al quehacer de la Universidad,
Objeto de estudio pertenecemos a otras instituciones de investigación, de ense-
ñanza de la psicología y de las disciplinas con las que la
Las ciencias sociales han experimentado en los últimos años un marcado psicología guarda estrecha relación.
desarrollo y una creciente especialización, lo cual ha provocado la
necesidad de delimitar los campos de estudio de cada una de las ciencias Nuestro quehacer ha variado poco a poco, al tiempo que
que la integran, sin que ello implique una fragmentación o fractura de conservamos muchos de los planteamientos originales, casi
su objeto genérico específico: los procesos históricos materiales sociales todos en tareas colectivas, como se ha visto en este rediseño,
en sus distintos órdenes de complejidad. -en el último rediseño que se ha llevado a cabo para la carrera
En tanto ciencia social, la psicología se inscribe en esta fundamentación.
de psicología- coincidimos en la transformación estructural del
La comprendemos como una producción científica de conocimientos
que opera desde una perspectiva crítica que debe a la vez recortar su área plan de estudios como una respuesta a muchos planteamientos,
específica, a saber: el estudio e investigación de la producción de los a muchos problemas, que se han presentado durante estos
procesos psíquicos. años. Entre otros, necesidades de actualización en cuanto al
estado de la disciplina, a su capacidad de explicación, a su
capacidad y a sus límites también para la transformación, para
A once años de elaborado este perfil, mucha agua ha pasado incidir, explicar, formularse preguntas y tratar de abordar
bajo el puente, muchos cambios, y con ellos muchas discusio- problemas y también en cuanto a la puesta en práctica de
nes, algunas reflexiones, rediseños parciales, más apertura en instrumentos teóricos y técnicos del dominio de los docentes
cuanto a la no dogmaticidad, y quizá mayor intranquilidad y y el alcance de los alumnos. Una práctica de rediseño que
exigencia con respecto al eclecticismo, la imprecisión de los resulta de un proceso de evaluación de la situación, que nos ha
lugares desde donde se explica, se comprende o se interpreta permitido conocer de manera más abierta nuestras limitacio-
un determinado dato, se formula una pregunta o se intenta nes y por lo mismo, nos permite abrirnos a un mayor número
abordar y aun se aborda un problema. de posibilidades.
A más de doce años ya, desde que el perfil fue conceptuali-
zado, concebido, escrito, propuesto y operado, algunos profe-

24 25
La carrera de psicología en la VIII, y le pide que le consiga un cargo en la Corte. Días después
UAM-Xochimilco (estado actual) Moro le responde que ya le ha encontrado trabajo.
—¿En la corte?— pregunta el joven.
Graciela Rahman* —No, responde el futuro canciller— te conseguí el cargo de
maestro de la escuela.
La desilusión se pinta en el rostro del solicitante y dice:
—¿Maestro? ¿Y eso qué valor tiene?
Moro, como la historia lo demostró, era un hombre sabio:
"Ser maestro tiene valor ante tus discípulos, ante tu propio
En primer lugar, quiero agradecer la invitación de los organi- corazón y ante Dios". Esa fue su respuesta. Respuesta, claro
zadores de este evento, porque para mí el hecho de poder está, de un místico. Y no traigo a colación la mística de un
hacer la presentación de la carrera de psicología es un honor modo casual. La menciono porque nombra, de algún modo,
y, a la vez, un momento de encuentro. Gran parte de lo que una atmósfera que tiene que ver con los orígenes de nuestra
pueda decir sobre la carrera de psicología, aquí en Xochimil- carrera, que menciona en su artículo Gabriel Araujo. Tiempos
co, tiene que ver con la tarea que desde hace años vienen primeros en los que la idea de inventar una carrera nueva,
creando y realizando los profesores. Es a ellos, a quienes diferente, alternativa a las opciones tradicionales, fue tejiendo
dedico, como un modo de gratitud, esta presentación. una red de vínculos entre los que trabajamos en este proyecto,
Jean Piaget decía que ningún proyecto pedagógico puede fue abriendo un espacio que aún persistimos en diseñar y
sostenerse si no es sobre el trabajo de los maestros que se rediseñar. Así son los sueños.
identifiquen y se impliquen con él. Y es precisamente por lo Y estos tiempos de ahora, tiempos de rediseño, recogen y
anterior que un número significativo de maestros de la carrera recrean las inquietudes, las preguntas y las propuestas de todos
hemos querido y seguimos queriendo el proyecto pedagógico estos años de trabajo y de aprendizaje. No es este el primer
de la Unidad Xochimilco, nuestro proceso está vivo y, no rediseño ni, claro está, el último. No hay punto final, seguimos
obstante fallas y tropiezos incluidos sigue abriendo espacios a en los laberintos y en la búsqueda.
la labor creativa. Enseñar, aprender-enseñando es un oficio Una búsqueda que emprendemos, cada vez, profesores y
que ensancha el privilegio del diálogo. Diálogo con los otros, alumnos, porque sin los alumnos esto sería un desconsuelo.
con el mundo, con nosotros mismos. El rediseño, éste que estamos terminando, es una travesía
En una hermosa película, que se llama Hombre de dos reinos que navega el tema del sujeto y lo recorre en oleadas desde
hay una escena en la que un hombre joven se acerca a Tomás diferentes abordajes. El sujeto psíquico, el sujeto en el proceso
Moro, sabiendo que él será el próximo canciller de Enrique de conocer, el sujeto grupal, el sujeto que atraviesa y es
atravesado por las instituciones. Comenzamos nuestra carrera
a partir de la formulación de un problema teórico ¿qué es la
* Coordinadora de la Carrera de Psicología. División de Ciencias Sociales y
I lumanidades. UAM-Xochimilco. subjetividad y cómo se constituye? Los alumnos, trabajando
en grupos de discusión, hacen un recorrido por los modos en
26
27
que diferentes épocas y culturas se acercaron a la pregunta por
la subjetividad.
El sexto, y último módulo del tronco de carrera, retoma dos
El alma, el espíritu, el soplo, el entendimiento, el mundo componentes importantes del problema que aborda el módulo
interno, la razón, la conciencia, el inconsciente. La subjetivi- que le antecede; pone en el centro de la reflexión a otra
dad más allá de la esfera individual, la subjetividad enraizada institución: la escuela y la interpela, también, en sus modali-
y gestada en la cultura, por las vicisitudes de las historias, dades autoritarias. ¿Cómo y por qué se institucionalizó la
entretejida en los vínculos con los otros, esculpida y estallada educación? Aquí se estudia la escuela en tanto institución y
en las temperaturas de los grupos y las instituciones. cómo esta estructura permea la vida de los grupos que en ella
El primer módulo, que inicia la interrogación por el sujeto, existen. Aquí, y en la medida que la práctica de los alumnos de
el sujeto de la psicología, revisa, además de las aproximaciones la carrera se desenvuelve con grupos de adolescentes de escue-
históricas al problema del alma, las aproximaciones teóricas las secundarias, se trabaja el tema de la adolescencia, abordada
que, sobre la subjetividad, existen en la psicología contempo- desde la grupalidad y también elementos teórico-metodológi-
ránea en general y en México, en particular. cos para pensar y operar con grupos.
El segundo módulo retoma el problema teórico planteado Finalizando el tronco de carrera, los alumnos pueden optar
por el primero, para explorar de modo específico, cuál es el por alguna de las dos áreas de concentración que ofrece la
papel que el universo simbólico en el que los seres humanos misma: psicología social o psicología educativa. En los tres
estamos inmersos, juega en la constitución de la subjetividad. trimestres que constituyen estas áreas, los alumnos profundi-
Es decir, qué significa que el hombre hable y habite la cultura. zan su trabajo teórico y metodológico acerca de los grupos y
El tercero y el cuarto módulos comparten, también, un las instituciones, a fin de incorporar instrumentos que les
problema teórico: ¿De qué manera las diferentes modalidades permitan intervenir a nivel grupal, institucional y comunitario,
de socialización influyen en el proceso de desarrollo del niño? ya sea orientados hacia problemas más específicamente educa-
En estos dos trimestres los estudiantes trabajan diferentes tivos, o más específicamente sociales. Aunque esta diferencia
aproximaciones teóricas al desarrollo del niño (básicamente en no es, a veces, fácil de hacer y de hecho ambas áreas abordan
los aspectos cognitivos y afectivos) en relación a dos institu- ciertas tareas en colaboración.
ciones socializadoras básicas: la escuela (guarderías, jardín de He intentado recorrer, a muy largos pasos, los caminos
niños y nivel primario) y la familia. teóricos de nuestro rediseño. Y creo que es importante señalar
En el quinto módulo la problemática teórica gira en torno que lo teórico no es nuestro único desvelo y que, en realidad,
al binomio salud-enfermedad mental y a las instituciones crea- existe siempre, como preocupación y desafío a nuestras posi-
das, manifiestamente, para curar la enfermedad mental. Se bilidades, el tema de la articulación de la teoría con la práctica.
preguntan qué es esta noción de enfermedad mental, dónde y No porque sea un capítulo interesante de la educación, sino
bajo qué condiciones se produjo ese saber, qué son los hospi- porque es el sostén de nuestra concepción del proceso de
tales psiquiátricos a los que Foucault interpela desde su planteo enseñanza-aprendizaje y un eje preciso de la propuesta modu-
de que son instituciones de vigilancia y castigo. En este mó- lar en tanto alternativa pedagógica. No es fácil; el problema
dulo se revisan también elementos básicos de psicopatología. de la práctica no es nada fácil; porque rebasa las posibilidades
de operación de la propia carrera para inscribirse en el terreno
28
29
de cómo la Universidad se vincula con la sociedad. De todos
modos, y teniendo muy presente lo anterior, hacemos el es- Cinco tesis sobre el desarrollo
fuerzo de sostener en cada módulo, una inserción de los
alumnos en algún trabajo grupal, institucional: con familias,
de la psicología como ciencia
niños, guarderías, escolares, jóvenes infractores, agrupaciones y profesión en México
comunitarias, etcétera. En cada trimestre se les plantea a los
alumnos la necesidad de realizar una investigación modular, Pablo Valderrama Iturbe*
que les permita integrar los conocimientos teóricos con el Jorge Molina*
trabajo que han realizado en su práctica.
Habría muchas más cosas que se podrían decir de la carrera
de psicología. Y de entre tantas, creo que podríamos sacar
pocas certezas y muchas preguntas, contradicciones, polémi- Reflexionando sobre los objetivos de este seminario, en donde
cas, diferencias, mucho juego de diferencias. Por suerte; por- el vector central es la formación de los futuros profesionales
que es una carrera viva, móvil, llena de fracturas y de de la psicología y sus posibles campos de acción, nos hemos
momentos creativos, con ecos de vacío y otras veces, con cuestionado sobre el papel que puede cumplir la historia de
encuentros que valen mucho la pena. ¿De qué otro modo la psicología en torno a dicha temática. Esta reflexión nos lleva
podría ser una carrera cuyo sueño es el hombre y su fres y nuevamente a la discusión sobre la pertinencia del análisis
venires con los otros?
histórico (c incluso epistemológico y sociológico) cn el
Esta carrera, esta Universidad, nos han dado, a los que desarrollo de una ciencia y profesión.
crecimos con ellas, muchos tiempos de cosechas. Vaya pues a Se han dado muchas respuestas a las preguntas de los por
todos los que estuvimos y seguimos estando juntos, detrás de qué y para qué de la historia de la ciencia. Entre ellas podemos
este proyecto, muchos de ellos aquí presentes, mi más afectuo- citar las siguientes: porque el análisis histórico es parte esencial
so agradecimiento.
del método científico, sin el cual no es posible comprender en
su totalidad los fenómenos estudiados; porque sirve para co-
nocer y reconocer aportaciones nacionales a la ciencia univer-
sal; porque permite abanderar causas o, por el contrario, da
herramientas para desmitificar estereotipos y prejuicios comu-
nes; porque, en una palabra, es una disciplina que busca leyes
que permitan explicar el desarrollo de la ciencia y sus relaciones
con los demás procesos históricos.
Sin embargo, para esta ocasión, deseamos resaltar otra fina-
lidad de la historia de la ciencia: la de dar herramientas con-
ceptuales para diseñar las políticas científicas y educativas que
" Facultad de Psicología, UNAM .

30
31
favorezcan el avance de la psicología como ciencia y profesión.
En otras palabras, la historia de la psicología en México puede pensamiento mexicano, muestras de ello aparecen a lo largo de
devenir en un diagnóstico del desarrollo y en una base para todo el periodo colonial, desde la creación de asilos para
organizar la prospectiva científica. albergar a los alienados ("inocentes" como entonces se les
Por ello no daremos una cronología de los acontecimientos llamaba), pasando por la real y universitaria reflexión en torno
importantes de la evolución de la psicología en México, sino a la psicología metafísica, hasta llegar a la búsqueda de expli-
discutiremos algunas tesis que se han ido conformando como caciones sobre las patologías psicológicas propias de su forma
de vivir.
producto del análisis histórico. Dicho de otro modo, deseamos
aprovechar la oportunidad para adelantar algunas generaliza- Es tan rico nuestro pasado, que en algunas ocasiones dichas
ciones que han surgido de la labor colectiva de los interesados acciones son pioneras (aunque sea en relación a Latinoamérica,
en esta área y que pueden caracterizar la evolución de la modelo que tomamos siempre como comparación para con-
psicología en nuestro país. suelo nuestro). Un ejemplo de ello es el hecho de que desde
1892, en la penitenciaría para varones del estado de Puebla, se
implementó un servicio de evaluación psicológica dentro del
Tesis 1. La psicología tiene hondas raíces históricas en gabinete de antropología criminal, siguiendo muy de cerca la
nuestro país; tenemos un pasado muy rico que es necesario escuela del italiano César Lombroso. Por otro lado, nos en-
conocer.
contramos, en 1907, con la creación de la sociedad de estudios
A pesar de ser tema de interés de los psicólogos desde hace psicológicos que dirigiera Ezequiel A. Chávez y que antecedió
más de 30 años, podemos afirmar que el área de historia de a la Sociedad Psicológica de Buenos Aires, que fundó entre
la psicología en México vio su florecimiento a principios de otros, José Ingenieros en 1908.
la actual década. Por ello, aunque la tesis pueda ser evidente De igual modo, se editó en nuestro país una revista especia-
en sí misma, no es sino hasta fechas muy recientes que este lizada en frenología en 1874 y contamos con uno de los pocos
conocimiento se ha comenzado a socializar. Incluso la tesis latinoamericanos que fue alumno de Wilhelm Wundr en Ale-
misma se ha convertido en un axioma, es mania. En fin, lo que importa es señalar que, sobre todo en los
nuestro trabajo. una condición para
últimos cien años, la psicología mexicana se ha hecho presente
Al igual que otras sociedades, la que históricamente ha ido en el ámbito científico, político y cultural de nuestro país.
conformando lo que ahora conocemos como México, desde Historia que está allí, esperando nuestra atención y nuestro
trabajo.
sus inicios se ha enfrentado y tratado de dar una explicación a
esa parte del humano, que no siendo material, forma parte
importante de su ser. Así, las llamadas culturas clásicas Tesis 2. La historia de la psicología en México es mal
de
Mesoamérica contaron con sus formas especificas de entender conocida, yen ocasiones negada, incluso de manera
cons-
la psique humana, al igual que la tuvieron los indúes, los ciente.
chinos, los babilonios, los egipcios y los griegos. Desde enton-
ces, y Aunque esta tesis también se nos aparece como muy evidente,
hasta la fecha, nunca ha dejado de estar presente en el
es interesante mencionarla porque, a pesar de ser casi un
32
33
corolario de la anterior, también requiere de un análisis his-
tórico queelnos
de vista, explique su razón de ser. Desde nuestro punto
movimiento
dar en la psicología e analizado a la luz de la historia, la calidad de países coloniza-
xperimentalista que se comenzó a
a comienzos de la década de dos y estructuralmente dependientes determina la problemá-
posteriormente el movimiento conductista con todas los sesenta
sus va-y tica social existente en nuestro desarrollo y hace que el
riantes, al insistir en la necesidad de los enfoques científicos conocimiento científico se utilice para dar respuesta a dicha
pr
y propiamente psicológicos, fueron, en parte, causantes de la resolve
oblemática.
r En otras palabras, la necesidad de afrontar y
profesionales se dirijan inmediata determina que los recursos
la circunstancia
insistente esfuerzo por desha- y se fu ndamentalmen
te
modelo médico y seguir al método experimental demore el trabajo de sistematización. al aspecto aplicado
como forma de obtención de conocimientos, llevó a los nuevos Ejemplos de ellos los tenemos
profesionales de la psicología a oponerse a reconocer cualquier al revisar cómo la psicología
nace en el Porfiriato, muy de la mano de la criminología, para
contribución que haya venido de los psiquiatras o de los su
explicar el por qué de la incidencia de los actos antisociales y
filósofos. Ello, a la larga, ocasionó que
se negara el rico pasado posible control. De igual modo, lo observamos con la
profesional y científico existente y se le considerara como una entrada de la psicometría en México, producto del interés del
etapa precientífica sin valor, ya que a partir de ese momento movimiento
el país. vasconcelista de promover la educación en todo
comenzaba la verdadera ciencia psicológica con una identidad
profesional propia. Las historias hechas por los mismos profe-
sionales de estas aproximaciones refuerzan esta perspectiva.
A inicios de la década de los ochenta los interesado Tesis 4. Durante su desarrollo, la psicología en México ha
sido
historia de la psicología voltean a otras áreas y s en hacer fundamentalmente aplicada,
se remontan a a grado tal que puede ser
épocas anteriores. Es curioso observar que esta situación coin- uno de los elementos definitorios para la construcción de
cide cronológicamente con el momento en que la psicología una psicología mexicana como escuela o sistema.
(cuando menos en la Facultad de Psicologí
a la UNAM),
busca nuevas opciones y se diversifica teórica de
mente. y profesional- Como consecuencia lógica de
las anteriores afirmaciones,
podemos concluir
psicología practicad que un elemento constitutivo común a la
propia enseñanza a en México es su carácter aplicado. En la
Tesis 3. La psicología mexicana ha tenido que posponer la de la psicología destaca este elemento. La
docencia de la psicología social ha estado a cargo, entre otras
teorización, la construcción de grandes sistemas formales muchas personas, de los doctores Aniceto Aramoni y Raúl
para atender a la imperiosidad de la circunstancia.
González
el contextoEnríquez. Ambos matizaron su labor ubicándola en
Mucho se habla de la poca producción científic de la discusión de los grandes problemas delárea.
noamericanos, de su incapacidad para elaborara de los lati-
modelos y Aramoni la orientó hacia el problema
del conocimiento del
teorías que detenten una gran sistematización. Sin embargo, "carácter nacional" y González Enríquez hacia el estudio del
pensamiento
34 producto
p de dichasco. Inciulo
clases: ellos publicaron sendos libros
México: tierra de hombres,
de Ara-

35
moni y Notas para la interpretación del pensamiento mágico de
González Enríquez. cos" y del papel que juegan en lo que Gramsci denominó la
"hegemonía".
Ya no digamos que esta característica aparece en el estudio
psicológico de los indígenas mexicanos, en el cual los proble- La reflexión sobre la incipiente historiografía mexicana nos
mas de lenguaje, de la capacidad de aprendizaje y de los permite vislumbrar las anteriores generalizaciones. Sin embar-
fenómenos de aculturación tienen un matiz fundamentalmente go, se van delineando ya algunas otras consideraciones tales
aplicado. Podríamos afirmar que si deseamos encontrar ele- como las siguientes: El Estado ha sido principal promotor de
mentos para sentar las bases para formar una verdadera psico- las aplicaciones profesionales de los pioneros y de los psicólo-
logía mexicana, en este rubro está una vera muy rica que gos universitarios. El proceso de institucionalización de la
explorar. Una Suma Psicológica Mexicana tiene, por naturale- psicología (fundamentalmente, la formación de psicólogos) ha
za, su orientación fundamentalmente práctica. llevado a un alejamiento paulatino de la problemática social
candente, la psicología se ha academizado y ha perdido su
pujanza social y, por ultimo, en pocos momentos de la historia
Tesis 5. Por encontrarse sumergida en la circunstancia de la psicología mexicana se han planteado las políticas cientí-
nacional, la psicología mexicana ha sido muy permeable a ficas que permitan dar continuidad al trabajo académico y
la ideologización y se ha ubicado en cl centro de la discu- profesional, creando tradiciones nacionales y formando y man-
sión de los grandes problemas nacionales. teniendo una masa crítica de investigadores en el área.
Su carácter aplicado le da a la psicología mexicana una vulne- Es claro que se requiere mucho más trabajo colectivo para
rabilidad muy grande para depender de los usos que le den comenzar a explicar adecuadamente los procesos endógenos y
sus portadores. La vamos a encontrar formando y conforman- exógenos del desarrollo de la psicología en nuestro país. Por
do la cosmovisión del grupo de intelectuales porfirianos que ello, concluimos estas reflexiones con una invitación a aden-
al final de este periodo estaban muy interesados en el estudio trarse en esta área de nuestra ciencia y a contribuir en la
de los procesos psicosociales que caracterizaban esta época; la ampliación de los conocimientos que sirvan de base para
encontramos también como herramienta de los eugenistas establecer ese ente que se está gestando y que ya podemos
denominar como psicología mexicana.
para justificar que el deterioro social depende de factores
individuales y la encontramos también justificando la delin-
cuencia por la presencia de la debilidad mental en los jóvenes
antisociales.
El destino de la nación, los problemas sociales, educativos,
políticos han estado siempre presentes en la psicología e his-
tóricamente han ocupado un lugar importante en la discusión
social. Esta es un área científica que se presta adecuadamente
para realizar estudios sobre los procesos de formación y la
dinámica de evolución de los llamados "intelectuales orgáni-

36
37
Campos de acción y currículum de la
consistente sobre lo que es el comportamiento humano. La
psicología sociedad, las reglas las componemos los humanos, el modo de
Ana María Novelo U.* producción, entonces, el campo de acción es muy amplio, y a
la vez tan restringido como nosotros lo veamos.
Dentro de esta creatividad y estos diseños curriculares de
nuestra ciencia que es joven en nuestro país, que está muy
atravesada por la influencia extranjera y la superestructura
científica, la UAM-X
es una de las universidades que pretenden
Creo que el tema campos de acción en términos profesionales o que han alcanzado un nivel de acercamiento a lo que es una
realidad psicosocial de nuestro país.
se presta a ver el arraigo que dicha formación tiene en las
universidades. Y además que este es un foro estupendo para Todavía no hemos alcanzado en su totalidad tener campos
llegar a consideraciones importantes sobre ello. definidos para nosotros, la identidad del psicólogo es todavía
Los psicólogos tenemos la posibilidad de la creatividad, tina búsqueda constante y creo que así deberá ser todo el
centrada entre la ideología y lo científico factores importantí- tiempo, puesto que es un investigador del comportamiento
humano.
simos que sustentan la curricula y que muchas veces no tienen
nada que ver con la situación y las necesidades sociales que se Sin embargo, este estudio que presento es el resultado de
dan en un contexto como el que actualmente tenemos en un trabajo con afán de definir no de parcializar ni de reducir,
nuestro país. sino más bien de organizar el trabajo y el campo de acción del
Me voy a permitir presentar un resumen de una investiga- psicólogo, que siempre tendrá que ser una acción social de
investigación.
ción que hicimos en el Consejo Nacional para la Enseñanza e
Investigación en Psicología. Hemos realizado un trabajo de Los hemos dividido en varios campos, el psicólogo actúa
bastantes años, desde 1978, acerca de lo que podría ser el perfil siempre en el campo de la educación, salud pública, producti-
ideal del psicólogo y sus diferentes campos de acción.' vidad y comunicación social, ecología, organización social y la
psicopolítica.2
Hemos encontrado que realmente existe una identidad con
cierto desarraigo de lo que es nuestra profesión, que no hay
una delimitación de nuestro terreno de intervención. Por lo
que es fundamental tener claro que el psicólogo va a ser aquella
persona que va a investigar, que va a ser un investigador
* Profesora de
la División de Ciencias Sociales y Ilumanidades. UAM-Xochimilco.
Acle Tomasini, G. y Novelo Urdanivia, A.M. (coord.)
Perfil profesional del
psicólogo y situación actual de la enseñanza de la psicología en México, 0
1987. ,7E0% México,
2 Acle Tomasini, G. .,, cit. PP.
109 a 112.
38

39
PRODUCTIVIDAD Y COMUNICACION SOCIAL
ORGANIZACION SOCIAL

1 ACRVO& GISLILICY
1 A raza G - tasa
EVALUACION: 1 Ttranca
Diseña y aplica técnicas Análisis de la conducta
DIAGNOSTICO/ Observación directa del consumidor
de evaluación educativa: Palcodiagnósticm Realiza aindiado de
PRONOSTICO: Prueba y escalas Entrevista
DCLUTO110 cognoecid. Individual Análisis de (acrece opinión pública
Pruebas de desempeño Prueba. Psicológicas
Problemas de Instizucional relacionados coa clima Investigación
Prueba. Proyectins
• prendiaje Comentada organizacional
Inventaria de delincuencia de
IQ Diseño de ambiente. problema «malea
personalidad laborada
Etcétera. DIrOgldICCIM
Programa de
Aapectaa psicológicos
PrIninCide de
INTERVENCION: de los procesos sociales
Diseño de plana y accidenta de loa grupas
HABILITACION Tecnología educativa Desarrollo de
programas de estudio Formación de hábitos Psicoterapia
ILEFIAB/LITACION Enseñanza programada de higiene y 'alud programe de clima
Elaborar programas de
Técnicas de análinia de Modificación de organizacional
educación especial Orientación psicológica conducta
contenido
Mechera.
Sobreadmulación Dinámica de grupo
Moldeamiento
Modelantiento
Desarrollo de
programa. de
Evaluación de orientación social:
Prueba. de desempeño
rendimiento educativo Evaluación de efectos Conducta adictiva
&miaras Pruebas
Evaluación de de programa de Desintegración familiar
obste vi. lona lo Enerevistas
programas de orientación psicológica
Escala. de desarrollo Inventarlos de
educación especial
personalidad
Etcétera.

INVEST1GAC/ON
De factores
Metodología y técnica Investigación
relacionados con el
proceso de investigación
epidemiológica
eas eal•namaprendizaje Investigación de
Efecto de la aplicación factures relacionados
de principio. de con poma.. de
aprendizaje deterioro emocional y
de conducta
PILEVENCION
Orientación vocacional
De peritación
Formación de Aplicar programa de
Información Técnicas de
profesora alimulación temprana
profesiográfic* comunicación social,
Programas de
Tecnologia educativa Mediogallicas
educación paro la
Dlagaósticos de grupo salud Itadio, T.V.
Técnicas de
Conductor adictivo matachín
Comunicación familiar
Educación ICILlail

Selección de personal
Entrevista
Estudios de mercado Detección de
Prueba: Escala
Determinación de necesidades
Psicológicas Cuestionario.
clima organizacional comunitarias
de Desempeño
Estudio. de opinión P a 'tic 'path.
Encuentro pública
No parucipativa
INTEKVENCIONs
Capacitación de
HABILITACION Tecnologia Educativa
personal Participa en grupa y
lEHABILITACION Sistema de incentiva Dinámica de grupo
Desarrollo comurdclade. para
arados de calidad Observación
organizacional: promover cambios de
Control eatadatico de participativa
Motivación para el interacción social
procesos Técnicas de peritación
era Asesora en programa.
Técnicas de mutación
de comunicación
colectivas Propaganda

Evaluación de
actividades Escala de actividad.
Evalúa el impacto
Opinión Entrevista.
Aprovechamiento y palcosocial de las
Pruebas de rendimiento organizacionu y Encuanos
desempeño posterior
Calificación de mérito. ca Observación
programa dr 'dado
capacitación

40

41
Los psicólogos y la implicación
dos, la profesión psicológica supone una ampliación de sus
referentes teóricos para la comprensión de sus propios alcances
Roberto Manero Brito*
sociales. Este documento se orienta hacia esta línea de pensa-
miento, en la cual la profesión de la psicología se aborda en
tanto institución. Institución no en el sentido corriente del
término, que nos remite a un espacio físico con sus formas y
prácticas institucionalizadas. La institución es abordada desde
una perspectiva dialéctica, en donde la transversalidad, las
Introducción negaciones de los proyectos y de las formas sociales intentan
explicar el movimiento de esta práctica social.
Quisiera plantear una serie de cuestiones importantes para la En un segundo término, este abordaje solamente se hace
comprensión del campo que nos ocupa. De inicio, entender posible incluyendo una noción que, derivada de los estudios
la psicología como profesión nos remite no solamente a las psicoanalíticos sobre la contratransferencia, se extendió a los
diferentes corrientes o formas prácticas que generan. El pro- campos epistemológico, sociológico-antropológico y psicoló-
blema de los campos de acción y el currículum de la psicología gico. Me refiero a la noción de implicación. Con esta noción
nos muestran una serie de prácticas que realizan los profesio- quiero significar el conjunto de compromisos teóricos y prác-
nales de la psicología, en lugares sociales diversos (univer- ticos, conscientes e inconscientes que el profesional sostiene
sidades, empresas, hospitales e instituciones de salud, con diversos elementos y estructuras de una sociedad. La
instituciones o asociaciones de promoción social, etc.). Pero implicación del profesional puede conjugarse, entonces, de
la profesión de la psicología no se detiene allí. Intentaré manera activa o pasiva. Implicarse significa comprometerse
mostrar que, de forma independiente a las intenciones o los con una causa o actividad, con una forma social o con una
proyectos de los psicólogos, en ocasiones como "efectos se- acción. Utilizaremos la noción de sobreimplicacidn
para denotar
cundarios" indeseables, en otras como formas de inducción este significado. Estar implicado significa estar atrapado en
perfectamente conscientes, los efectos de la práctica psicoló- una red de compromisos, que van más allá de la voluntad o la
gica dan lugar a una serie de fenómenos sociales, permean a intención del practicante, que sobreimprimen el sentido de la
la sociedad en formas específicas, en direcciones que muchas acción o el proyecto que éste intenta instrumentar. Este es el
veces nos parecen a nosotros, psicólogos, inconfesables. sentido más estricto de la noción de implicación.
Entender de
esta manera la psicología como profesión nos
remite a una práctica social compleja, difícil de discernir, de El "Efecto Weber" y el "Efecto Lukacs"
trazar sus límites, de entender su propio movimiento interno.
Movimiento de tensiones y fusiones entreproyectos encontra- Uno de los aportes más importantes de la sociología de Max
Weber fue el estudio de los intelectuales, y el peso creciente
Profesor de la División de Ciencias Sociales y Humanidades, UM4-Xochimilco. de la especializació n
del saber en la estructura social. Mientras
más se hace compleja una sociedad, decía Weber, mayor es la
42

43
ignorancia de sus integrantes acerca de ella misma. Más sabe nición de las políticas y las decisiones sobre la dirección de
sobre su sociedad un miembro de alguna primitiva tribu dichas sociedades. De esta manera, están sentadas las bases
australiana que el ciudadano medio de un país civilizado sobre estructurales que permitirán la aparición del fenómeno tecno-
la suya propia. Este fenómeno observado por Weber es per- crático, así como del grupo social denominado inteligentsia.
fectamente consecuente con otra observación, esta vez reali-
zada por Lukacs: el saber científico se constituye en negación Los aportes de Gouldner y de Konrád y Szelenyi
del saber social.
Si tomamos como ciertas estas afirmaciones sociológicas, Konrád y Szelenyi,1 autores húngaros que expresan una disi-
tendremos algunas pistas que nos permitan discernir, plantear dencia frente a las formas de control intelectual en los países
un campo general para la comprensión del movimiento de la del Este, muestran en su ensayo las formas a través de las
psicología como profesión. Fuertemente anclada en las creen- cuales los intelectuales se constituyen en un poderoso grupo,
cias cosmogónicas de las sociedades —cuestión que se verifica tendiente a establecer una hegemonía sobre la sociedad en su
en la misma etimología de nuestra disciplina científica— la conjunto. Traicionando el proyecto revolucionario original,
psicología es un área especializada del saber, constituida his- estos autores muestran cómo la profesionalización acrítica
tóricamente en negación, pero en continuo vínculo con el del intelectual lo convierte en agente servil de las políticas
saber social. Este saber especializado de la psicología no sola- estatales.
mente es consecuencia del desarrollo de las sociedades y las Por su parte, Gouldner2 explica cómo el grupo intelectual,
nuevas necesidades y problemáticas que de allí se desprenden, con sus contradicciones entre. "técnicos" (inteligentsia) y "crí-
sino que, como todo saber, su difusión va transformando a la ticos" (intelectuales), ha sentado ya las bases para constituirse
sociedad, la va convirtiendo en objeto de la acción de sus en una nueva clase, actualmente en momento ascendente, que
conceptos, en el ámbito imaginario que puede definir a una intentará establecer una hegemonía en el campo social.
sociedad como tal, y de la acción de sus agentes, en su realidad Estos estudios resultan importantes para dar contexto al
concreta. movimiento actual de las profesiones. Dentro de sus diferentes
Poco a poco, las formas sociales van integrando como parte líneas, las contradicciones entre sus tendencias y proyectos,
de un saber social, de un sentido común, conceptos que en existe, al menos, una "comunidad lingüística", un mismo
otros tiempos fueron escandalosos. Esto se muestra claramente sistema de mitos y valores que tienden a sobredeterminar y dar
en algunos aportes psicoanalíticos, tales como el concepto de sentido a la acción de sus agentes. La crítica misma afirma esta
sexualidad y, más especificamente, el de sexualidad infantil. La comunidad, tendiente a la constitución de una nueva clase
reacción de una madre al ver a su niño de 5 años masturbán- social, la "nueva clase", en la cual la profesión psicológica se
dose no es la misma que hace un siglo. Entre las dos, media encuentra, como otras tantas, incluida.
una sonrisa cómplice. Actualmente, a nadie se le ocurriría Konrád, G., Szelenyi, 1., Los intelectuales y el poder, lid. Península, Barcelona,
sostener una teoría geocéntrica del Universo. 1981.
En la medida en que las sociedades se hacen cada vez más 2 Gouldner, A. El futuro de los intelectuales y el ascenso de la nueva clase, Alianza
Editorial, Madrid, 2a. edición, 1985.
complejas, aumenta el peso del saber especializado en la defi-

44 45
Casta y el Frente "Psi"
El parteaguas del 68 y la contracultura
Los movimientos que tuvieron lugar el 68 y cl periodo pos- Sin embargo, el periodo contracultural alcanzó pronto sus
terior, denominado secularmente la "contracultura", tuvieron límites. De la misma manera que este movimiento permeó
la virtud de funcionar como fuertes analizadores históricos,3 la sociedad, fue trabajado incesantemente por las inercias y las
y en el campo psicológico tuvieron especial virulencia. El políticas de institucionalización. Con este término quiero
movimiento antipsiquiátrico y la psiquiatría democrática, el referirme al movimiento mediante el cual una nueva forma
surgimiento de las tendencias psicoanalítico-marxistas, el re- social —en este caso el ejercicio de la psiquiatría, es decir, la
planteamiento general del papel social del psicólogo, las teo- institución psiquiátrica— se hace equivalente a las formas
rías grupalistas e institucionalistas, todas estas cuestiones anteriores, denota los mismos significados, traicionando de
ponían de manifiesto un fuerte cuestionamiento de la práctica esta manera su proyecto o "profecía".
Este movimiento hacia la institucionalización de las nuevas
tradicional derivada de las ciencias psicológicas.
Rescatamos, por su peculiar importancia, los aportes de formas impresas por la contracultura generó lo que Robert
Franco Basaglia en el campo de la psiquiatría. Creador de la Castel, sociólogo francés estudioso de las diferentes formas de
Psiquiatría Democrática, Basaglia tuvo la virtud de planear la atención a la salud mental, denomina el fenómeno "psi". Cada
crítica sin concesiones y algunas alternativas al ejercicio de esta vez más difícil de distinguirse entre ellas mismas, las diferentes
profesión. El cierre de los hospitales psiquiátricos en Italia y ciencias psicológicas poco a poco han ido formando un frente
su intento por cambiar, comunitariamente, la ya tradicional común, no sin avatares y contradicciones, frente caracterizado
exigencia de exclusión de la locura era una dirección verdade- por esta comunidad lingüística que evocaba Gouldner. Desde
ramente contrainstitucional en el campo de la psiquiatría. el "psicoanalismo" (la comprensión de fenómenos político-so-
Entre los conceptos más valiosos que aportó Basaglia se cuenta ciales a partir de un reduccionismo psicoanalítico), pasando
por las sociedades psiquiátricas avanzadas, Castel muestra el
el de mandato social, exigencia que pesa sobre el profesional o efecto de despolitización de la vida social a partir de la influen-
"técnico del saber práctico" (específicamente la inteligentsia
psicológica, de acuerdo al esquema planteado por Gouldner), cia cada vez más generalizada de estas ciencias.
para cumplir acríticamente con una serie de tareas y funciones En La gestión de los riesgoso Castel explica cómo, a partir de
las nuevas políticas preventivas en materia de salud mental —y
acordes a políticas estatales. Es importante el aporte de Basa-
de la cual la delincuencia poco a poco pasa a formar parte—
glia, en el sentido de hacernos manifiesta, una vez más, la
existen ya las condiciones políticas y tecnológicas que permiten
presencia de la centralidad del Estado en toda periferia.
un control exhaustivo de toda la población. Se trata de prevenir
cualquier desviación peligrosa de la norma, es decir que, como
en su momento lo señaló Foucault, ya no se trata de corregir,
El analizador es definido en el análisis institucional como aquella persona, grupo
sino de evitar la posibilidad de tales desviaciones. El objeto de
o evento que tiene la cualidad de revelar las relaciones ocultas, las fuerzas, tensiones
y contradicciones de tina institución o práctica específica. En este sentido, las revolu- Ed.
4 Castel, R. La gestión de los riesgos. De la antipsiguiatría al post-análisis,
ciones, los movimientos sociales, tiene la cualidad de "hacer hablar" a la sociedad y al
Anagrama, Barcelona, 1984.
Estado, constituyéndose en verdaderos analizadores del sistema social.

47
46
la mirada del psicólogo (o de cualquier profesional del "frente no se realiza de una manera natural. Es un proceso, normal-
psi") ya no es propiamente la desviación, sino los factores de mente bastante violento, que produce una infinidad de anali-
zadores. Son propiamente los analizadores de la
riesgo capaces de producirla. Tener como objeto dichos facto-
institucionalización. Lo que normalmente sucede es que el
res de riesgo es prácticamente cerrar al máximo la red de
psicólogo, encerrado en sus propios esquemas de referencia,
vigilancia y de control social, papel que una buena parte de los
colegas asumen sin el menor signo de malestar (y a veces, con hace oídos sordos a dichos analizadores. El problema, enton-
el mismo aire triunfalista que coronaba a los físicos inventores ces, no es cómo analizar la implicación, sino cómo evitar el
rechazo a dicho análisis.
de la bomba atómica).
En general, estamos acostumbrados a entender por análisis
un sesudo discurso que tiende a proponer modelos de com-
El análisis de la implicación prensión de fenómenos específicos. Aquí utilizamos este tér-
mino en otro sentido. Se trata de la desconstrucción y la
Tratar de objetivar el mandato social (o encargo estatal) que
pesa sobre una profesión es una tarea difícil. En general, más elucidación de una forma social. Los analizadores tienen la
bien corremos el riesgo de ser objetivados por dicho mandato. característica de realizar esta desconstrucción —cuando el re-
¿Quién no ha sufrido la dolorosa experiencia de creerse en el chazo o la reacción a dicho análisis es de fuerza menor a su
campo de los buenos, para darse cuenta, algún tiempo des- virulencia. Por ejemplo, pensemos: quién de nosotros no se ha
pués, que trabajaba a favor de aquello que más virulentamente topado con algún lego en la materia que, informado de nuestra
criticaba? ¿Trampas de la historia? El estudio de algunas profesión, huye por la tangente, se "siente perseguido". Fenó-
corrientes y prácticas transformadoras muestra corrientemen- meno banal, dirían algunos. Siempre sucede. Pero ¿nos hemos
te este destino. Tal fue el caso de la psiquiatría de sector en puesto a pensar que su "pequeña paranoia" puede estar anclada
Francia, de los grupos operativos en México, y podríamos en un elemento de realidad? A la luz del análisis de Castel, ¿no
seguir enumerando una gran cantidad de ejemplos. Parecería, tiene este pobre sujeto razón en salir corriendo, fuera de la
a través de la historia, que se trata de una pendiente fatal, de vista de nuestro profesional "psi"? ¿No pecamos de miopes
un destino, en el sentido filosófico del término. cuando reducimos al chiste este análisis sociológico efectuado
Algunos estudios sobre el tema de la implicación s muestran desde la cotidianidad de cualquier mortal que se nos atraviesa
cómo los movimientos vanguardistas (intelectuales, artísticos, por la calle? ¿No se trata, realmente, de la más crítica sociología
políticos, etc.) se encuentran en una tensión permanente: entre de la profesión, pero realizada desde fuera de nuestra comuni-
la institucionalización y la autodisolución. De la misma mane- dad lingüística de intelectuales? Caricaturizados hasta la exa-
ra, la tendencia a la institucionalización no se da de una manera geración, he tratado de mostrar cómo se nos presentan
natural. Existen decisiones de carácter claramente político cotidianamente estos analizadores. Existen otros más virulen-
—normalmente inconfesables— que hace resbalar al movimiento tos: expulsiones de universales a psicólogos desviantes, repre-
a estos lugares. Este deslizamiento hacia la institucionalización sión directa o indirecta a profesionales vinculados a causas,
populares las más de las veces, pero tachadas como "ilegítimas"
5 Citaré sólo dos: Lourau, R.
L'autodissolution des avant-gardes, Calilée, Paris, por las políticas oficiales, etcétera.
1980; y del mismo autor, Le lapsus des intellectuels, Privat, 1981.

49
48
Tratar de encontrar "la alternativa" a esta problemática sería Perspectivas de la psicología comunitaria
una tarea como la de encontrar la piedra filosofal, pero también
y al mismo tiempo como la de descubrir el agua tibia. Encon- Ma. de Lourdes Valenzuela*
trar y reencontrar con lucidez el paisaje político en el que se
desenvuelven nuestras acciones profesionales, viajar en sentido
contrario a la despolitización de la cual la psicología es el
instrumento: es decir, encontrar lo político en los lugares
aparentemente no políticos. Se trata, en suma, de franquear la
distancia que nos lleva al reencuentro de un proyecto olvidado,
desde la ceguera de un funesto destino.
Introducción
Mi intervención en este Seminario pudiera ser muy limitada
en tanto que no me he dedicado profesionalmente a profun-
dizar en torno a la psicología comunitaria, más bien y a pesar
de que me formé como psicóloga hace ya unos cuantos años,
la verdad es que terminada la licenciatura abandoné muy
pronto mi profesión pues consideré que la orientación casi
exclusiva bajo la que me formé, el conductismo, no me servía
para explicar y menos para entender los complejos procesos
por los que atraviesa la práctica que he desarrollado desde
entonces sobre la educación popular.
Después de un largo camino de búsqueda con las compañe-
ras del grupo en el que hoy participo, en una lucha permanente
llena de contradicciones, de momentos de mucha angustia
pero a la vez de grandes satisfactores al encontrar las respuestas
que el trabajo de educación popular que desarrollamos nos
exigía, particularmente con grupos de mujeres de los sectores
populares, nos vimos obligadas a reconocer y relevar el papel,
que en estos procesos tiene, la psicología social desde una
perspectiva psicoanalítica.
Valgan pues algunas de nuestras reflexiones que a continua-
ción describiré y que tienen por objeto problematizar y discutir
• Universidad Pedagógica Nacional.

51
50
con ustedes, nuestro papel, los límites de nuestra acción y las a) Una de ellas se relaciona con el carácter elitista e indivi-
perspectivas que tiene, con el ánimo de incidir con mayores dual de la práctica psicoanalítica, además de su elevado costo.
herramientas y elementos en este abigarrado campo denomi- Este hecho ha sido reconocido por quienes comprometidos
nado educación popular. con una realidad social concreta, han criticado dichas prácticas
tratando de visualizar nuevas alternativas que sean consecuen-
tes con su quehacer como psicoanalistas.
Psicología social y educación popular A lo largo de su experiencia, estos psicoanalistas han demos-
Situarse en el lugar de "lo popular" desde la perspectiva de la trado, como señala Kesselman, "la realidad del tremendo ale-
psicología social con un enfoque psicoanalítico representa jamiento que ha sufrido el psicoanálisis con respecto a la
retomar un camino casi no andado. Esta afirmación pudiera cultura de masas, las normas sociales y el lennuaje de la vida
ser cuestionada, en tanto que tendría que hacerse un análisis cotidiana de la gran mayoría de la población".
pormenorizado de los trabajos realizados en este campo. Sin b) La otra razón se refiere a la poca profundización teórica
embargo, a la luz de la experiencia y a lo largo de la trayectoria de los elementos que intervienen en los procesos de educación
de la educación popular en América Latina y particularmente popular.
en nuestro país, en donde ha prevalecido una amplia gama de Sin restarle importancia al desarrollo de la educación popu-
concepciones y enfoques, puede asegurarse que el análisis de lar en nuestro país y a los esfuerzos realizados en este campo,
los factores psicológicos que están imbricados en la práctica hay que reconocer críticamente que el pragmatismo y el empi-
educativa se han dejado de lado. Mas por el contrario, la rismo han predominado como elementos constitutivos de las
educación popular ha estado subordinada a planteamientos experiencias educativas.
predominantes de carácter social con connotaciones ideológi- Al ver retrospectivamente el avance en cuanto a los plantea-
cas determinadas que paulatinamente y frente al advenimiento mientos que sustentan la práctica de la educación popular, cabe
y ascenso de las luchas populares se han ido transformando en señalar que la experiencia y la trayectoria de Paulo Freire en
una práctica política. América Latina vino a modificar en gran parte los marcos en
Esta práctica se ha concretado en la incidencia en grupos los que se ubicaba la educación de adultos. El adulto era
sean de obreros, de campesinos o de colonos, pretendiendo considerado como un sujeto al que habían que "educar",
elevar su conciencia social de tal manera que los lleve a la transmitiéndole en forma compensatoria la educación (enten-
organización popular. dida como mera información) a la que por múltiples razones
En este campo, aún cuando encontramos ya algunos avan- no había tenido acceso.
ces, es hasta la fecha impensable el análisis de estos procesos Sin embargo, a pesar de los avances que Freire impuso en
tomando para ello elementos psicoanalíticos. este ámbito —así como los que Fals Borda empezó a desarrollar
El estudio de las causas o los factores que intervienen en esta en los años setenta con la metodología de la investigación
situación excede la intención del presente trabajo, sin embargo
se pueden por el momento enumerar dos razones: Kesselman 11. Psicoterapia breve Mit. Fundamentos. España, 1979. p. 21.

9
participativa y que hoy en día representa la corriente dominan- aplican o se utilizan herramientas que no están precisamente
te en los proyectos llamados alternativos en la educación acordes con los planteamientos generales.
popular— después de veinte años, no se ha modificado aquel En el ámbito de la práctica de la educación popular que recae
lenguaje tan trillado y hasta cierto punto estereotipado de que sobre grupos formados por obreros, campesinos o colonos, se
el adulto aprende, por razones "motivacionales" de su propia ha enfatizado como elemento fundamental la participación de
realidad; de que la rica experiencia que han acumulado los estos en su propio proceso de educación.
sectores populares tiene que ser valorada e incorporada al La participación, por tanto, se convierte en el principio
proceso educativo, que el educador más que un maestro en el sobre el cual se fundamenta la relación pedagógica. Pero cabe
sentido tradicional, es quien acompaña y orienta el proceso y preguntarse, el cómo y el para qué de esta participación. Puede
es el grupo o la comunidad con la que se trabaja la que se decirse que no basta con estipular como elemento central el
responsabiliza del devenir de su propia educación. propiciar que los miembros de un grupo participen, pues sin
En este sentido y con base en la experiencia lograda, aunado encarnarla en un proceso concreto, se menoscaba la multipli-
a los cuestionamientos que de ella se derivan, se ha llegado a cidad de problemas intrincados en la práctica educativa.
valorar la importancia de contar con un cuerpo teórico cohe- La práctica de educación popular se enfrenta constantemen-
rente que explique y fundamente la práctica de educación te a un sinnúmero de problemas tales como: la forma de
popular. Porque aún cuando se postule como preocupación inserción a las comunidades en donde se pretende generar
central el coadyuvar el avance organizativo y político de los procesos educativos, así como la caracterización del área o
sectores populares, independientemente de las divergencias región y el análisis del sector o la clase social con la que se
ideológicas, falta precisar la incidencia de las prácticas educa- trabaja; los criterios con los cuales se constituyen los grupos o
tivas en los procesos sociales más amplios, así como también los círculos de estudio; la manera cómo se establece la tarea o
profundizar en los aspectos teóricos pedagógicos y particular- el objetivo en los grupos; la concepción de aprendizaje, es
mente los psicológicos que intervienen en el acto educativo. decir, la forma cómo se aborda el objeto de estudio o de
Sobre este último punto —sobre los aspectos psicológicos— análisis, que no es más que la problemática que estos grupos
que indudablemente tiene implicaciones de índole ideológico, viven en particular; la estructuración de los contenidos: el
cabe decir que ha sido relegado a un segundo plano en las método o los métodos que conduzcan a un grupo de una
reflexiones y discusiones de educación popular. Por encima de concepción crítica y alienada de la realidad a una concepción
los procesos grupales y los aspectos más particulares de la científica; los distintos niveles de conciencia que se manifiestan
práctica educativa, se han ponderado los aspectos más genera- en los grupos; el papel que debe desempeñar el educador
les, las premisas bajo las cuales se postula la práctica educativa. popular, así como el tipo de preparación que requiere para el
No se trata de invadir estos postulados, pero puede decirse cumplimiento de sus funciones; la relación que los miembros
que existe en ocasiones una contradicción en los proyectos de de un grupo establecen entre sí, y éstos con el educador; la
educación popular, que se plantean la transformación de la vinculación de estos grupos con otras organizaciones sociales
sociedad y que en su accionar en el terreno más concreto, se o políticas existentes en el barrio, sindicato o comunidad; la
deserción y la permanente incorporación de nuevos elementos

55
54
a un grupo, que se presenta en reiteradas ocasiones; el tipo de El campo de acción y análisis de la psicología social desde
materiales de apoyo que se utilizan en el proceso; las contra- este enfoque, es el grupo, en tanto que —cito a Pichón Riviere—
dicciones que al interior de los equipos de educadores mani- "permite la indagación del interjuego entre lo psicosocial
fiestan en el campo de lo político, lo ideológico incluso en lo (grupo interno) y lo sociodinámico (grupo externo), a través
de la observación de las formas de interacción, los mecanismos
educativo. de adjudicación y asunción de roles".3
La enumeración de estos problemas trae consigo el replan-
tcarse en el ámbito de lo educativo los elementos que consti- La práctica de educación popular se concreta en el trabajo
en grupos: aquí cabría preguntar: ¿cómo se conciben estos
tuyen esta abigarrada y compleja práctica.
Para elaborar un marco conceptual que contemple los pro- grupos, cómo se conforman, cómo se asume la subjetividad y
blemas antes citados, es necesario que la educación popular cómo se interpreta a la luz de los objetivos que ésta se plantea?
retome el avance y los aportes de distintas disciplinas que le A continuación haré una breve reflexión sobre estas pre-
guntas.
competen en su quehacer específico.
En este sentido es de particular interés reflexionar sobre la
contribución que la psicología social puede dar a la educación Concepto y estructura grupal
popular. Dentro del campo de la psicología la concepción
El campo de acción de la educación popular ha sido entendido
operativa de grupos, ideada por Pichón Riviere, plantea ele-
desde muy diversos ángulos. Hay quiénes pretenden generar
mentos que sin tratar de extrapolarlos, ni de aplicarlos mecá-
nicamente pueden servir para pensar los distintos factores procesos educativos involucrando a toda la comunidad, sea
sociales y psicológicos que están involucrados en la práctica esta urbana o rural; otros se proponen trabajar con los miem-
bros de organizaciones ya constituidas y por último quienes
con los grupos populares.
trabajan con grupos que se forman con base en factores tales
La psicología social a la que apuntamos dice Pichón Riviere,
se inscribe en una crítica de la vida cotidiana. Abordamos al como la edad, el sexo, los intereses, etcétera.
Todos éstos, independientemente de sus posiciones ideoló-
sujeto inmerso en sus relaciones cotidianas. Nuestra conciencia
gicas ya sea que trabajen en instituciones, comunidades u
de estas relaciones pierde su trivialidad en la medida en que el
organizaciones, coinciden en erigir al grupo como la instancia
instrumento teórico y su metodología nos permite indagar la
génesis de los hechos sociales (. . .), la psicología social que en la que recae la acción educativa. Sin embargo y a pesar de
que desde Freire, y aun desde antes, se pondera al grupo como
apuntamos tiene como objeto el desarrollo y transformación
de una relación dialéctica, la que se da entre estructura social la forma más idónea para el estudio, la reflexión y el análisis
de la problemática de los individuos que se involucran en ellos,
y fantasía inconsciente del sujeto, asentada sobre sus relaciones
no existe una definición o caracterización en tanto tal.
de necesidad. Dicho de otra manera, la relación entre estruc-
Al caracterizar a un grupo, puede decirse en general que
tura social y configuración del mundo interno del sujeto?
existen dos tendencias en educación popular.
&tic
Pichón Riviere. El proceso grupal. Del psicoanálisis a 14 psicología social I.
2 3 'bid... p. 206.
Nueva Imagen. Buenos Aires, 1978. p. 206.

57
56
Una de ellas parte del análisis de las condiciones particulares El grupo es por tanto, una instancia como la representación
de la zona o región en la que se trabaja, las contradicciones de deseos, necesidades y carencias, en la que se encuentran
existentes, los grupos de poder, las instituciones que prestan imbricadas de una manera compleja aspiraciones tanto indivi-
servicios, etc. Desde este punto de vista se confunde al grupo duales como sociales que configuran una estructura.
con la comunidad. La otra caracteriza a cada uno de los La estructura grupal, por tanto, alude a la idea de un todo
miembros de un grupo, tomando para ello indicadores de articulado en la que se expresan relaciones manifiestas que son
orden socioeconómico, sin visualizar su contextualización más la posibilidad de expresión de las relaciones fantasmáticas,
general. Estas dos maneras de caracterizar a un grupo, dan míticas que se presentan en un grupo como no visibles y
cuenta y ubican la problemática general de los participantes de latentes.
una experiencia educativa. Sin embargo, y a pesar de que la Desde esta perspectiva y volviendo a la educación popular
primera tendencia toma elementos que la segunda desconoce nos preguntamos: ¿cuál sería la estructura de un grupo inte-
y viceversa, ambas tendencias olvidan que en todo grupo se grado por obreros o por campesinos que viven en condiciones
establece una estructura particular, en donde estarán repre- precarias, carentes de educación y de servicios, que traen
sentadas las aspiraciones sociales que el contexto determina, arrastrando enfermedades que son producto de la explotación
como las que cada individuo depositará y se entrecruzan en del trabajo enajenado que realizan miembros quizá de familias
una trama con una dinámica y una fuerza propia que es numerosas que viven en uno o dos cuartos?
necesario tomar en cuenta. ¿Cómo poder interpretar sus deseos y necesidades que son
La instancia grupo, como una entidad abstracta, se establece en suma la manifestación de las contradicciones del sistema en
en el trabajo educativo en forma apriorística, sin que se reco- el que vivimos? ¿Cómo interpretar el deseo educativo que se
nozca claramente la dinámica y la fuerza que de éstos se reduce a obtener un certificado que les permita escalafonaria-
desprende, dependiendo de los componentes y de su ubicación mente tener un mayor salario, conseguir un mejor empleo o
institucional o social. simplemente no ser rechazados del mercado de trabajo por ser
Sobre el concepto de grupo, Bauleo retomando los aportes analfabetas?
de Lewin, Bion y Pichón Riviere, establece como hipótesis: Estas ambiciones y deseos están presentes aún cuando no se
que los grupos estructuran luego de su agrupación, una manifiesten y que en última instancia no son más que la
configuración organizada a partir de un entrecruzamiento de expresión ideológica de los valores que la clase dominante
proyecciones de los integrantes a las cuales se entrecruzan impone a los sectores populares.
elementos representativos sociales de una manera tal que en En este sentido Bauleo señala, en forma un tanto esquemá-
esa configuración se escenifica la obra teatral, a la cual no sólo tica que:
han aportado los integrantes, sino que la sociedad ya suminis- la estructura crítica que se instituye en cada grupo, responde
trado el clima correspondiente.4 a una ideología determinada, (. . .) a la ideología de la clase
dominante. Pero —se pregunta— entonces los grupos clasistas,
o que intentan una lucha con (esta) ideología ¿cómo constru-
4 Ratico A. Contrainstitucan ygrupos. Edit. Fundamentos. España, 1977. p. 13-14. yen su imaginería? A esto responde: creemos que estos grupos,

58 59
sus aspiraciones unidas a una práctica política real, estimulan deberá ser, como diría Pichón Riviere, del líder del grupo que
la concreción de una estructura que provendrá de estas accio- lo conducirá y lo guiará hacia la consecución de los objetivos
nes, y de la concepción que la posibilitan. Las verbalizaciones que se han propuesto los participantes del mismo.
alrededor de expresiones como contra o anti permiten un Al definirse la tarea en un grupo, se expresa la concatenación
punto referencial de ubicación frente a lo existente. de múltiples necesidades que derivan de la confluencia de
Aquí el concepto de crítica adquiere en su imaginería una experiencias previas que llevan a un conjunto de personas a
línea de anclaje, con su situación real de inserción social.s vincularse para su realización, como señalan Nicolás Caparrós
Pero esta estructura que se crea en los grupos populares que y Susana López "la tarea surge en unos casos como la correcta
pretenden el desarrollo de su conciencia y su organización es interpretación de las exigencias del entorno y en otras por la
producto de un proceso que lejos de ser lineal, encuentra autorización colectiva y no necesariamente verbal, de fantasías
profundamente arraigadas manifestaciones ideológicas de la de un conjunto de personas".6
clase dominante. Incluso habría que añadir que aun cuando Lo anterior significa para la educación popular una nueva
este grupo se proponga en forma explícita romper con el vertiente explicativa de la tarea con los grupos populares. Si se
autoritarismo y el verticalismo como formas antidemocráticas, tratara de definir cuál es la tarea y cómo se establece en un
mediante la acción permanente y la crítica consecuente, existen grupo, tendría que señalarse un doble problema.Uno en rela-
también obstáculos que son la expresión de las relaciones ción con los educadores populares, en tanto que éstos incur-
vinculares que en cada individuo de acuerdo a su grupo interno sionan en el campo educativo llevando consigo objetivos que
deposita y reproduce en las relaciones grupales. pretenden cumplir con los grupos populares. El otro se refiere
Desentrañar estas contradicciones ideológicas, que consti- a los objetivos que como punto de partida establecen los
tuyen lo manifiesto y lo latente, lo real y lo imaginario de un miembros de una comunidad en particular, que se involucran
grupo, forma parte esencial de lo que deberá tomar en cuenta en un grupo o círculo de estudio.
el educador en su quehacer a nivel popular. a) La tarea que se instituye como ideal mediante el cual los
educadores se cohesionan para alcanzarlo, está en elevar el
nivel de conciencia y de organización de las masas populares
La tarea en un grupo de educación popular
que los lleve a la transformación de la realidad. A esta tarea se
Un elemento esencial que determina la estructura de un grupo le suman otras latentes que serán las fantasías que de acuerdo
son los objetivos o la tarea que éste se plantee. Por esto hay con su grupo interno pondrán de manifiesto en su quehacer
que pensar como otro punto de reflexión, cómo se establece educativo.
y cuáles son las implicaciones de la tarea en un grupo de Como también dirían Caparrós y López:
educación popular.
La tarea aglutina a un grupo en torno a un fin, lo define y la tarea manifiesta suele ser el resultado de las aspiraciones no cumplidas,
que en el curso realizarán las fantasías no expresadas de una manera
le imprime características que lo diferencian de otros. La tarea
6 Caparrós N., López S. "Peoría y práctica de grupos operativos" en Psicología y
Ibid.. . p. 41. sociología de grupo. Edit. Fundamentos, Madrid, España, 1979. p. 80.

60 61
mediata, y a través de contenidos socialmente aceptables (. . .) la tarea Del análisis de estas necesidades, delimitadas y expresadas
latente por el contrario, tiene que ver sobre todo con el grupo interno,
por los miembros de un grupo, se desprende una posición
con las fantasías compensatorias en suma con las resistencias al cambio?
ideológica determinada e incluso su nivel de conciencia respec-
Sobre esto cabe preguntarse, ¿cuáles son estas tareas laten- to a los problemas que les aquejan. Sin embargo, de este
tes que en cada educador se superponen a su tarea concienti- análisis no se intelige las necesidades no manifiestas, las nece-
zadora ? ¿cómo darse cuenta de sus fantasías inconscientes de sidades latentes que en el acontecer grupal se presentan trasla-
ese mundo interno que están detrás de los objetivos que lo padas con la tarea manifiesta.
animan? Esto es de suma importancia pues al formar grupos de
Estas y otras preguntas en torno al análisis de estas tareas campesinos, obreros o colonos, el educador popular se enfren-
que dan cauce y cohesionan a los educadores pudieran ser el ta a una gran cantidad de necesidades no satisfechas y que
objeto de estudio e investigaciones que serían de gran relevan- quizás no aparezcan de manera explícita al definirse la tarea.
cia para la educación popular. Sobre esto cabría reflexionar el significado que puede tener
b) El otro problema mencionado se refiere al establecimien- para los participantes de estos grupos el hecho de que se cree
to de la tarea en los grupos populares después de su un espacio en donde podrían discutir, dialogar y analizar bajo
agrupación. otra perspectiva los problemas que les acosan día con día. Se
De una u otra manera e independientemente de cómo se crearán expectativas y se depositarán fantasías que indudable-
conformen estos grupos por el hecho de vivir cerca, de trabajar mente influirán en el desarrollo de cada grupo.
en la misma empresa, de laborar juntos en la tierra de un El no tomar en cuenta lo anterior nos lleva a interpretar en
patrón, o tener crédito común para la compra de insumos muchas ocasiones equivocadamente la constante deserción de
agrícolas, etc., han estrechado relaciones y han creado vínculos personas en los círculos o grupos educativos. La causa de este
que en algunos casos provienen de generaciones anteriores. En problema de la deserción al que generalmente se enfrentan los
esta red de vínculos y relaciones se inserta el educador popular equipos de educadores se les atribuye a factores internos a los
como agente externo. grupos o bien a la falta de vinculación de las "necesidades
La tarea de estos grupos, en este contexto, se define gene- sentidas" de los miembros de un grupo con la tarea educativa.
ralmente a partir de una problemática que es común a los Sin embargo, dice Bauleo, "la subsistencia o la desaparición
participantes llamada "necesidades sentidas", y cuyo interés de un grupo (tendrán que ser) interpretados a partir de la
se concreta en el estudio, reflexión y análisis de tal manera que finalidad en juego, y sólo secundariamente por las fuentes
los conduzca a la búsqueda de alternativas de acción que sean exteriores a él, aunque hayan sido ellas las primeras genética-
más adecuadas y correctas de acuerdo a sus intereses y mente en posibilitar su fundamentación".8
demandas. La superficialidad con la que se ha interpretado el fenómeno
de la deserción, así como la permanencia y continuidad de los

Ibul. . p. 82. 8 Baldeo, A. Ideologia,grupo y familia. Edit. Folios, Mico, 1982. p. 48.

62 63
grupos de educación popular, lleva a la necesidad de que De lo anterior se desprende uno de los puntos centrales de
acuciosamente se emprendan estudios e investigaciones con el mayor controversia en la educación popular. Las discusiones,
fin de dilucidar en la práctica las necesidades manifiestas y desde distintos enfoques, giran en torno a precisar la función
latentes de un grupo, la naturaleza de estas necesidades latentes de educador en el proceso. Hay quiénes le asignan el papel de
y la forma cómo se contraponen con la tarea manifiesta. De dirigente y conductor, y quiénes en oposición, le atribuyen la
igual manera, se analicen los factores que están relacionados función de orientar y acompañar el proceso delegando la
con la integración grupa', los grados de pertenencia, pertinen- responsabilidad de su propia educación al grupo de la comu-
cia y cooperación, sus vicisitudes en cada situación concreta, nidad en la que se encuentre trabajando.
dependiendo de la finalidad y la ideología que sustenta un Estas dos posiciones que no son ajenas a las que existen en
grupo en particular. el terreno de las pedagogías contemporáneas, se sitúan en la
contradicción entre la directividad y la espontaneidad.
El papel del coordinador de un grupo de educación Frente a estas dos posiciones que se debaten en el terreno
popular de la educación popular, podría preguntarse ¿cuál es la posi-
ción de la concepción operativa de los grupos? ¿qué elementos
A medida que la educación popular, en la última década se ha aporta sobre el papel y las funciones que el coordinador debe
adentrado al campo de las luchas que libran los sectores desempeñar en un grupo?
populares, ha dejado de ser una actividad meramente asisten- En primer lugar habría que señalar la diferenciación que
cial para convenirse en una práctica ideológica y política. establece, la concepción de los grupos operativos, entre la
Esta transformación ha llevado consigo un cambio sustan- experiencia vivida por los integrantes en un grupo, de la que
cial en la concepción sobre el papel y las funciones que debe el coordinador del mismo experimenta en su desarrollo.
desempeñar el educador en su práctica pedagógica. El coordinador distanciado del grupo, mantiene una rela-
El educador popular era concebido como una persona caris- ción asimétrica con éste, a partir del papel que le corresponde
mática con deseos de ayudar a la gente, la disponibilidad, la cumplir, que se sintetiza en vigilar e interpretar el vínculo entre
cooperación y el servicio eran algunos de los valores que se le el grupo y la tarea. En esta relación asimétrica el coordinador
asignaban, sin tomar en cuenta con demasiada importancia la desempeña el rol de co-pensar (enunciado de Pichón Riviere).
preparación teórica y metodológica que este requería. Se le En este sentido, dice este mismo autor, el coordinador "cuenta
exigía en cambio que tuviera capacidad de no imponer sus con dos herramientas; el señalamiento que opera sobre lo
propios valores, que respetara las formas de vida y aún más las explícito y la interpretación que es una hipótesis acerca del
concepciones de las personas con las que trabajaba. acontecer implícito que tiende a explicar hechos o procesos
Hoy en día existe, por el contrario, la preocupación por grupales que no aparecen como manifiestos a los integrantes
valorar al educador como un agente de cambio quien compro- del grupo, y que funcionan como obstáculos para el logro del
metido con una realidad social determinada genera y se invo- objetivo grupal".9
lucra en los procesos educativos.
Pichón Rivicre. El proceso grupal. Op. cit. p. 212.

64 65
Pero pudiera decirse que toda interpretación es una aproxi- habría que reconocer la importancia que se le da, desde esta
mación parcial, una hipótesis no unívoca que se fundamenta perspectiva, a la distinción de los roles diferenciados al interior
en un marco de referencia sobre la cual se realiza el análisis de de un grupo.
la situación grupal. Es por esto que no puede esperarse que de En la práctica, la educación popular se ha centrado en definir
las interpretaciones que hace el coordinador surja mecanicá- el papel que debe cumplir el educador, pero no existe tal
mente el cambio, o se rompan los obstáculos o resistencias diferenciación de roles al interior de un grupo. A lo sumo se
grupales, sino que el trabajo de un coordinador representa una llega a detectar a las personas que ejercen un determinado
ardua labor que deberá responder al las particularidades de liderazgo, sin precisar y caracterizar las funciones y responsa-
cada grupo, adaptándose a sus condiciones y a sus ritmos. Sólo bilidades que estos asumen o se les adjudica a lo largo del
de esta manera el coordinador lograd una real colaboración proceso educativo.
con un grupo para que éste vaya elaborando y resolviendo su Lo anterior pudiera ser ubicado en términos de la funciona-
propia conflictiva. lidad y operatividad de un grupo, pero no queda claro quien
Sobre el trabajo del coordinador habría que desechar todo ejerce la direccionalidad del proceso y quien cumple con la
simplismo, todo reduccionismo, pues cabe señalar que hoy en labor de desentrañar ideológicamente las concepciones aliena-
día, al haber alcanzado una cierta difusión la técnica de los das y las contradicciones que se manifiestan en el citado saber
grupos operativos, se ha vulgarizado su utilización, llevando a popular.
personas a ocupar el papel de coordinadores, que sin prepara- Puede ser que un líder le imprima ciertas características a la
ción y sin una experiencia previa emiten interpretaciones que estructura grupal, sin embargo, quizás éste no cuente con los
más que ayudar a un grupo, entorpecen el avance que éste elementos teóricos para clarificar y desarraigar las formas
pueda tener en el logro de sus objetivos. cómo la ideología burguesa se introyecta y se inscribe en la
Anzieu recomienda que "cuando no se sabe aún interpretar, cultura de las masas y en el saber popular.
más vale, como es evidente, no hacerlo (. . .) Prohibiendo la ¿Si el líder o los líderes de un grupo no cuentan con los
interpretación —continua— más vale también alejar en la medida suficientes elementos, es el coordinador quién con sus inter-
de lo posible de las tentaciones del psicoanálisis silvestre a los pretaciones irá develando estas contradicciones?
ignorantes, los psicópatas, los narcisistas recalcitrantes, que ¿No son acaso, también, estas concepciones ideologizadas,
con tanta frecuencia se sienten atraídos por los campos perifé- obstáculos que impiden que un grupo vaya avanzando y ele-
ricos del psicoanálisis, sobre todo cuando recién se les comien- vando su nivel de conciencia y participación, sobre los cuales
za a explorar".10 el coordinador tiene que intervenir?
Si se tratara de plantear sobre lo anterior, cuáles son los Entonces, ¿podría decirse que el papel del coordinador es
aportes de los grupos operativos a la discusión mencionada una forma de liderazgo y en este sentido asume en cierta
sobre el papel que debe desempeñar el educador popular medida la direccionalidad del proceso?
'0 Anzieu, D. "Necesidades de la interpretación" en El trabajo psicoanalítico de los Estas interrogantes vienen a abrir nuevos caminos de refle-
grupos. Varios autores. Siglo XXI. Edit. México, 1978, p. 235. xión para la profundización teórico-práctica de la educación
popular que tendrán, al igual que otras cuestiones antes

66 67
señaladas, que irse clarificando en futuros trabajos de in- Las perspectivas de la psicología social y
vestigación.
En síntesis y como punto final de reflexión tanto para la
los movimientos sociales en México
educación popular como para los grupos operativos, queda
decir que el aprendizaje grupal se enfrenta a una doble disyun- Carlos Pérez Zavala*
tiva, ose cae irremediablemente en la repetición, en la contem-
plación y en la reproducción de las formas de pensar y de actuar
de los miembros de un grupo, reforzando ideológicamente el
sistema social y económico en el que vivimos, o bien se logra
mediante una praxis consecuente, la transformación, la creati-
vidad y el cambio.
Sin embargo, no podrá perderse de vista que los esfuerzos
Introducción
que se emprendan por alcanzar este cambio y esta transforma-
ción, tendrán que ubicarse en la significación y trascendencia A partir de la temática propuesta para la discusión en esta
del trabajo grupal en la educación popular. Debido a que la mesa; "las perspectivas de la psicología social". Quisiera, en
repetición, la contemplación y la reproducción, así como la primer lugar, plantear mi posición con respecto a este campo
disociación entre lo afectivo y lo racional son la manifestación de conocimientos, territorio del saber y profesión que se
de problemas que devienen de la división intelectual y manual encuentra todavía en proceso de consolidación y dentro del
del trabajo deshumanizado y enajenante que realizan las clases cual coexisten diferentes posiciones teórico-metodológicas.
populares. De ahí que estos problemas de índole estructural Es necesario aclarar que esta ponencia no aborda la multi-
tendrán que incorporarse dentro de prácticas sociales más plicidad de perspectivas posibles según los diferentes enfoques
amplias y visualizarse las posibilidades de la educación y del dentro de la psicología social. Plantea, por el contrario pregun-
aprendizaje grupal. tas elementales. La primera de ellas tiene que ver con la propia
En este sentido, cabe recordar una pregunta que se le hizo definición de los términos; ¿qué entendemos por perspectiva
en una entrevista a Pichón Riviere acerca de qué manera el y por psicología social?
psicoanálisis colabora para el advenimiento del socialismo. Y La perspectiva, no sólo depende de la distancia y lugar del
respondió: "Ante esto yo quisiera señalar un mal entendido objeto que se mira sino sobretodo depende de la posición del
que amenaza tener peligrosas consecuencias si bien todo hecho observador. En este sentido, hablo de las perspectivas de la
humano es un hecho político, la revolución social no se hace psicología social desde un lugar muy específico. El mío, como
desde la psicología". psicólogo social dedicado al estudio de las dimensiones imagi-
narias de los movimientos sociales.

Profesor de la I/AM-Xochimilco

68 69
El presente como punto de partida La perspectiva hacia atrás: ¿Una psicología social
La tarea de estas notas consiste en llamar la atención sobe las histórica?
aportaciones de la psicología social a la explicación de los La cultura nacional mexicana es la historia de una lucha y una
cambios ocurridos a la sociedad mexicana en años recientes. búsqueda interminables. Es la presencia milenaria de una
En particular quiero subrayar la importancia de los aportes sociedad que se mira a sí misma. Es una potencia histórica que
psicosociales al estudio de los movimientos sociales en el hereda una visión del mundo y configura hasta nuestros días
contexto del México de nuestros días. un universo cultural complejo, profundo y contradictorio.
Hoy en día, reflexionar desde la psicología social sobre los La historia de México, no sólo es el recuento de las luchas
problemas de la sociedad mexicana, nos hace hablar en primer de un pueblo por su libertad, o una sociedad que se reconoce
lugar de la emergencia de movimientos sociales. En una pri- en su grandeza y en su debilidad es, a la vez historia de la
mera mirada, observamos que a partir de diversas formas de formación y transfiguración de una cultura y una nación.
asociación, de vínculo y de solidaridad social, en México se La presencia de la sociedad en México, en el mundo prehis-
vuelve a hablar de la "sociedad civil"; de la presencia de un pánico, en la Colonia, en la Era Moderna sigue la trayectoria
sujeto "olvidado" en la conformación de la sociedad. y la "suerte" de los movimientos sociales. Los movimientos
Considero que esta primera aproximación al problema está de la sociedad han configurado un escenario, han representado
dirigida a discutir desde una perspectiva multirreferencial los los papeles principales y han sido al mismo tiempo motor de
efectos de los movimientos sociales en la sociedad mexicana. la historia mexicana.
Una ojeada a los antecedentes nos lleva, en primer lugar, a Un primer acercamiento de la psicología social de nuestros
pensar que la historia de los movimientos sociales en nuestra días a estos problemas está relacionado con el análisis de las
sociedad es inagotable. Hemos de decir que estos problemas dimensiones imaginarias, de los componentes psicosociales y
han sido parcialmente abordados por nuestra disciplina y que con el estudio de los productos históricos de la subjetividad
sólo recientemente la psicología social se ha preocupado por social, que los movimientos sociales de los últimos veinte años
su estudio. Fueron los temas de algunos de sus fundadores y han acumulado en su acción política concreta, ensanchando así
han sido tareas de la historia, de la sociología y de la antropo- la conciencia social.
logía social. Consideramos que dentro de la historia reciente, el movi-
Es así que la tarea de reconstruir la historia de los movimien- miento estudiantil y popular de 1968 representa un buen
tos sociales en México es, al menos en mi caso, una tarea punto de partida para estudiar las dimensiones políticas y
necesaria para abordar el presente con una visión más amplia psicosociales de los movimientos sociales contemporáneos..
y actualizar nuestra lectura sobre los fenómenos sociales a El año de 1968 nos hace hablar de una generación derrotada
partir de un enfoque multirreferencial que tome en cuenta el en el plano político. Una generación que con todo supo
aporte de diversos campos del conocimiento social. descubrir otros espacios en los cuales mostrar su descontento.
Hoy sabemos que ante la imposibilidad de la acción política
real frente a un Estado autoritario y poderoso, la sociedad civil

70 71
y los movimientos sociales y universitarios de aquel entonces Mientras tanto, aquí y ahora, crece un movimiento social
optaron por refugiarse en los espacios académicos o privados que no necesariamente parte de un vínculo ideológico, sino
y a apropiarse el terreno de la subjetividad social; toda una que se construye en la unanimidad de la práctica de la solida-
generación buscó en las luchas contraculturales y en los ámbi- ridad social, en una marea que expresa una conciencia colecti-
tos de la cotidianeidad, un lugar para su propia historia. va. Pero ¿cómo le podríamos llamar a este fenómeno social que
En el presente, lo sucedido en la sociedad mexicana a raíz es la compleja sociedad mexicana en movimiento? ¿sociedad
de la emergencia de los movimientos sociales de 1985 a la civil? Y si es así, debemos reconocer la especificidad de la
fecha, nos hace replantear nuestra lectura. sociedad civil mexicana. Para ello es necesario recordar que en
la cultura mexicana encontramos formas de solidaridad social
(milenarismos) que se remiten a nuestra historia y han acom-
La perspectiva y las tareas de la psicología social
pañado la tradición desde hace mucho tiempo.
En primer lugar es necesario que aún estamos demasiado cerca Si revisamos nuestra historia encontramos que este tipo de
de los acontecimientos como para intentar una comprensión movimientos emergen en situaciones límite y que no necesa-
de sus múltiples dimensiones. Sin embargo es inevitable re- riamente están vinculados con un interés político manifiesto.
conocer que es precisamente en situaciones críticas en donde Un ejemplo reciente lo encontramos en las formas autogestivas
podemos enriquecer nuestro horizonte de visibilidad con de organización que tuvieron lugar en la ciudad de México
nuevas perspectivas de la realidad social. durante los días que siguieron a los terremotos de 1985. Días
Es en estos momentos cuando se transparentan los hilos del en que se mostró el rostro oculto de nuestra sociedad: esa
poder y se hacen evidentes las contradicciones entre los dife- mezcla de sentimientos solidarios y humanitarios que han
rentes actores sociales. sobrevivido a las formas autoritarias de dominación por mu-
Pienso que esta primera mirada nos permitirá introducirnos chos años.
a la discusión actual sobre los problemas relacionados con la La sociedad civil retoma los espacios públicos y la voz en
sociedad civil y los movimientos sociales, desde la perspectiva los movimientos universitarios de 1986-87, en las luchas de
de la psicología social. los trabajadores en contra de la política económica del régi-
Hay muchas preguntas que hacer y pienso que a través de men, para convertirse en expresión política a partir de los
ellas se puede hacer luz sobre estos problemas: ¿Qué es un resultados de las elecciones de 1988. (¿algún día podremos
movimiento social?; ¿Quién se mueve?; ¿Hay un sujeto unita- abrir esos paquetes?)
rio en la constitución de los movimientos sociales?; ¿Son los Creo, finalmente, que a partir de estos problemas podemos
movimientos sociales lugar de convergencia de distintos suje- plantear algunas ideas sobre las aportaciones de una psicología
tos sociales?; ¿Cuáles son las condiciones que harían posible el social orientada al estudio de los problemas actuales de nuestra
mantenimiento y fortalecimiento de la sociedad mexicana? sociedad.
Considero que este tipo de preguntas sólo podrán contes-
tarse a partir de la observación y participación en dichos
movimientos sociales.

72 73
Por un ejercicio científico ta, en la que la norma sea el más profundo e irrestricto respeto
a la dignidad e integridad de las personas que forman parte
de la profesión del psicólogo del grupo o conglomerado social que atiende o investiga el
psicólogo.
Oralia Salgado y Oviedo* Como ciencia del hombre orientada al conocimiento de los
fenómenos y manifestaciones de la conciencia, cualidad única
que pertenece exclusivamente al hombre, y adquirida por él en
el transcurso de los milenios, desde los albores de la etapa
comunitaria hasta las diferentes épocas de las sociedades anta-
gónicas, la psicología debe estar exenta de los "ismos" del
La modernidad, como tesis de gobierno para justificar la predominio cultural y económico que las naciones capitalistas
incorporación de nuestro país a los vaivenes internacionales altamente industrializadas imponen a los países en desarrollo
de las naciones capitalistas altamente industrializadas, genera o con mayor retraso. Junto a las alteraciones de la conciencia
como resonancia una inquietud académica que no tiene el la ciencia psicológica tiene otras posibilidades de intervención
sustento adecuado para suponer que, un país en vías de sobre la misma, en la que tales "ismos" avasallan y anulan la
desarrollo como México, pueda alternar en un plano de igual- capacidad creativa de los científicos sociales, que devienen en
ciad científica, tecnológica e industrial con las naciones con adoradores y difusores de los dogmatismos de moda promo-
las que se le quiere equiparar. vidos desde las metrópolis dominantes.
No obstante, como una contribución a un exitoso desempe- Quien actúe como practicante profesional de la psicología
ño profesional de los futuros psicólogos egresados de nuestra debe saber y comprender que no es científico partir de la
casa de estudios, la UAM, se ofrece, con un sentido prospectivo opinión o la creencia, porque en este sentido se avanza por el
apoyado en la experiencia tomada de lo que ocurre en nuestro camino etéreo de la fe pero no por el de la verdad alcanzada al
medio, un conjunto de ideas que la preocupación de la ponente pasar, mediante el trabajo de la indagación, de lo desconocido
considera de inaplazable análisis para profesar una ciencia de a lo conocido. Ni un dogmatismo que se sustente en una
la psicología que resista el criterio de la verdad, consistente en verdad respaldada en el argumento de la autoridad de un
la comprobación de los juicios en la práctica social. personaje o en el número de sus seguidores, ni un escepticismo
Ante el creciente cúmulo de problemas de una sociedad en que negando la verdad relativa caiga en una noción ecléctica
convulsión por sus contradicciones internas, el ejercicio pro- de las diferentes escuelas de la psicología de la dominación,
fesional de la psicología está impulsado, objetivamente, a deben ser los extremos dentro de los que oscile el ejercicio de
promover en quien lo practica una permanente inquietud la profesión del psicólogo.
científica en la búsqueda de lo verdadero para aplicarlo en su La práctica de la psicología como ciencia social está indiso-
labor, así como la de alcanzar una reconocida honestidad lublemente ligada al mundo material, al mundo de la natura-
intelectual y una cada día más depurada concepción humanis- leza, a las ciencias naturales. El profesional de la psicología ha
Profesora de la UAM-Xochimilco de ver a ésta en la perspectiva del extraordinario avance cien-

74 75
tífico alcanzado por la humanidad, para apreciar en su exacto envenenados por el maniqueísmo reducimos el mundo a dos
valor e importancia lo que es ciencia y lo que es tecnología, campos: el de los "buenos" y el de los "malos".
apropiándose lo que le sea útil de lo uno y de lo otro, para que En psicología los buenos son quiénes en inglés, francés,
haga de su labor profesional una actividad que rompa los tabús alemán e italiano nos nutren intelectualmente en su propio
que aún le dan a la psicología reminiscencias lejanas de magia beneficio; nos diseñan desde el exterior las universidades; nos
y brujería. sugieren las doctrinas centrales de los planes y programas de
Práctica profesional de la psicología y no practicismo aven- estudio de la carrera y nos inundan con su literatura. Los malos
turero de nociones tradicionalistas, remozadas a la luz de un en psicología son quienes a la luz de la objetividad del mundo
etnoeuropeísmo antihistórico, debe ser la aspiración de quie- real enseñan la unicidad de la conciencia y señalan que sus
nes quieran alcanzar el reconocimiento social de capaces y diferentes manifestaciones y alteraciones se dan en distintos
honestos ejercitantes de la psicología. No se habla aquí de la planos de esa conciencia. Para los malos la unicidad de la
psicología como técnica, la ciencia nuestra debe estar y ponerse conciencia corresponde a la unicidad del hombre y la de éste a
al servicio del hombre para rescatarlo de las formas más sutiles la de la sociedad y la naturaleza.
que puedan adquirir las alteraciones de la conciencia que Sobre esta unicidad que borra las diferencias entre conscien-
puedan aquejarlo. Lograr la plenitud de la razón como plena te e inconsciente, entre objetividad y subjetividad, se debe
espiritualidad del hombre es el premio invaluable que ha de elaborar y desarrollar la ciencia de la psicología que aplique-
esperarse para quien ejerce cabalmente la psicología como mos, si no ahora, en le mundo de mañana. Abandonado el
ciencia. freno del maniqueísmo prodremos afirmar que somos cientí-
La experiencia de tiempo atrás hasta llegar a nuestros días, ficos sociales que atendemos los problemas de la conciencia del
si no es totalmente funesta sí obliga a una profunda reflexión hombre a la luz de la materialidad de la naturaleza, la sociedad
para que, por lo menos, nos preguntemos si no podemos y el pensamiento. Esta es para mí la perspectiva más relevante
desechar en México los moldes que en otras partes del para el ejercicio científico de la profesión del psicólogo.
mundo hace tiempo que han sido declarados inservibles por
acientíficos.
Cuando los resultados obtenidos en diversos estudios y
aplicaciones de la psicología en el campo de la educación y en
otras actividades específicas de la psicología social, no concuer-
dan con las evidencias de la realidad se piensa que hubo error
en los procedimientos, pero la mayoría de las veces son las
endebles armas teóricas con las que abordamos los problemas
las responsables de los fracasos. La cosmovisión que asumimos
por la dinámica intelectual con la que estamos condicionados,
nos lleva a convertir nuestros magros conocimientos en el
fundamento indiscutible de la verdad absoluta y, por lo mismo,

76 77
La psicología en el ámbito penitenciario reflexiones. Si este sencillo trabajo logra causar interés y genera
la reflexión y aportación de ideas que enriquezcan nuestras
Luis E. Pereyra Zetina particulares experiencias como profesionales de la psicología,
estaré más que satisfecho.

El Sistema Penitenciario en el D.F.


En el artículo 12 del capítulo I del Reglamento de Reclusorios
Introducción del D.F. se definen los reclusorios como "...instituciones
públicas destinadas a la internación de quienes se encuentren
Los que ya nos dedicamos al ejercicio de la psicología y restringidos en su libertad corporal por una resolución judi-
aquellos que aún se están formando para el mismo fin, sabe- cial o administrativa".
mos que el área clínica de esta disciplina, puede ejercerse en Asimismo menciona que el sistema de reclusorios del D.F.
diferentes instituciones asistenciales o en la práctica privada, se integra por:
sin embargo estas instituciones no enmarcan a los estableci-
mientos penitenciarios, ya que estos cumplen con otro obje- a)Reclusorios preventivos para indiciados o procesados.
tivo, aunque de alguna manera y visto desde una perspectiva b) Penitenciarias de ejecución de penas privativas de liber-
muy particular, se busca promover la salud mental. tad.
Considero que por la tarea que tienen encomendada los c) Instituciones abiertas para el tratamiento preliberacional.
Centros Penitenciarios y por el impacto que causa todo aquello d) Centros para el cumplimiento de arresto por faltas admi-
que está con la cárcel, es poco conocida la labor que se realiza nistrativas.
dentro de éste ámbito que es apasionante, desgastante y las El sistema penitenciario tiene encomendado como fin últi-
más de las veces frustrante, sin que esto signifique, que no haya mo de sus procedimientos la readaptación social de las per-
momentos de recreación y de satisfacciones que por pocos que sonas que han infringido la ley y han sido sentenciadas con
sean son altamente gratificantes. pena privativa de libertad corporal. La readaptación social se
Este trabajo pretende por una parte presentar un panorama fundamenta en la Ley que establece las Normas Mínimas sobre
general sobre la labor del psicólogo en cl sistema penitenciario readaptación social para sentenciados y que fue publicada en
y por la otra, presentar cuestionamientos que propician la el Diario Oficial de la Federación el 19 de mayo de 1971.
reflexión sobre el papel que debe jugar este profesional y su La mencionada ley en su artículo 2o. establece que la readap-
ejercicio en este sistema. tación social se logrará a través del trabajo, la capacitación para
Para tal efecto se presenta una breve descripción de cómo el mismo y la educación. En los artículos 6o. y 7o. se indica
está integrado el sistema penitenciario en el D.F., las bases que el tratamiento de los internos será individualizado y ha-
jurídicas que sustentan el ejercicio del psicólogo en los centros ciendo uso de las aportaciones que las ciencias sociales y
penitenciarios y por último presentaré cuestionamientos o disciplinas afines nos ofrecen y que el régimen penitenciario

78 79
tendrá un carácter progresivo y técnico que consta de dos Refiriéndonos a los reclusorios preventivos, cuya población
periodos: es flotante, ya que en estos centros se encuentran las personas
1) estudio y diagnóstico. sujetas a un proceso penal, la actividad se centra principalmen-
2) tratamiento, mismo que se subdivide en tratamiento en te en la evaluación de la personalidad para que el interno sea
clasificación y tratamiento preliberacional. clasificado en un dormitorio acorde a sus características. Asi-
mismo se llevan acabo programas de atención a la farmacode-
Los artículos antes mencionados fundamentan jurídicamen- pendencia, de orientación sexual y atención psicoterapéutica
te la participación de diversos profesionales de las ciencias para aquellos internos que la demandan. Es importante señalar
sociales en el sistema penitenciario, concretizándose dicha que la psicoterapia se enfrenta a grandes obstáculos técnicos,
participación en un espacio dentro de las instituciones de ya que los internos por su situación jurídica pueden obtener
reclusión que se denomina Centro de Observación y Clasifi- su libertad o ser trasladados a un centro de ejecución de penas
cación y que está conformado por médicos, trabajadores socia- en cualquier momento.
les, pedagogos, criminólogos y psicólogos; cada uno de estos Ubicándose en las penitenciarías, la actividad principal es el
profesionales realizan diversas actividades compartiendo una tratamiento psicoterapéutico en su modalidad individual y
que es la realización de un estudio competente a su área -en el grupal amén de la realización de estudios de personalidad para
caso de los psicólogos la evaluación de la personalidad- inte- consejo técnico, dónde se determina, si el interno está en
grándose así lo que en este sistema se denomina el Estudio de posibilidad jurídica y "emocional" de ser ubicado en trata-
Personalidad, mismo que tiene dos funciones: miento preliberacional o ser liberado. La psicoterapia en este
1) la clasificación en dormitorios tipo de establecimiento se enfrenta a problemas técnicos más
2) envío a la autoridad competente para integrar el expe- severos, en tanto que es obligatoria para alcanzar la libertad.
diente jurídico.
Perspectivas de la psicología como profesión en el
Actividades de los psicólogos en los Centros ámbito penitenciario
Penitenciarios La situación de la psicología cn éste ámbito, aun los proble-
Las actividades que como parte de su ejercicio profesional mas que enfrenta, no es del todo desalentadora, ya que como
llevan a cabo los psicólogos penitenciaristas, son determina- parte de un equipo multidisciplinario -aún no se logra alcan-
das por el tipo de centro donde se labore. En el caso de los zar la interdisciplinariedad- aporta elementos fundamentales
establecimientos para cumplir arrestos por faltas administra- para el trabajo del criminólogo, lo que le adjudica un estatus
tivas, la actividad del psicólogo prácticamente se circunscribe sólido dentro de este campo; sin embargo, el aumento de la
a la sensibilización a problemas de salud pública y psicoterapia población de los centros penitenciarios, los requerimientos
de emergencia si algún caso lo requiere. institucionales, la casi nula inserción de nuevos profesionales
al sistema ha deteriorado la calidad en la labor del psicólogo,
lo que agudiza el problema en esa especie de psicopatología

80 81
institucional de la que ya forman parte muchos compañeros Reflexiones acerca del perfil
y que no es percibida mientras permanecemos inmersos en
determinada institución. Pero aún es tiempo de rectificar el
del estudiante de psicología de la
camino si nos convencemos y cuestionamos sobre la razón de Universidad Veracruzana, Xalapa:
ser de nuestro ejercicio profesional, si promovemos la inves- perspectiva histórica y estado actual
tigación, si creamos técnicas apropiadas al ámbito penitencia-
rio, etcétera Sebastián Figueroa*
I.A. Pelayo M.*
Cuestionamientos
¿Cómo serán percibidos los psicólogos por la población aten- Una de las funciones mas relevantes de la Universidad Vera-
dida en los centros penitenciarios, si el contexto en que este cruzana, y de toda institución de nivel superior, es sin lugar
profesional se desenvuelve es ambivalente, se ayuda y se a dudas, la formación de los profesionales que el país requiere.
castiga? En este proceso, desde una perspectiva pedagógica, los ele-
mentos principales del binomio enseñanza-aprendizaje son el
¿Se puede promover la salud mental, bajo las condiciones estudiante y el profesor.
de privación de libertad? Los alumnos de este nivel se caracterizan por ser elementos
que, a través de su adiestramiento, adquieren los conocimien-
¿Psicoterapia obligatoria como elemento para la readapta- tos, habilidades y aptitudes indispensables para el desempeño
ción social, puede considerarse psicoterapia? de una profesión. En el transcurso de su capacitación se
discurre por momentos distintos que van desde el ingreso a la
¿Todos los internos de los centros penitenciarios son desa- carrera, hasta el egreso o conclusión de los estudios, y es
daptados sociales? precisamente el alumno, ubicado en alguno de esos momentos
el objeto de estudio de los perfiles escolares.
Al respecto de esos instrumentos se observa la existencia de
una diversidad de ellos, los que son agrupados bajo diferentes
categorías, así se habla de un perfil como: ideal, real, vocacio-
nal, laboral, psicológico, o conductual, inicial, terminal y
profesional (Sánchez, 1984). De estos tres últimos constituyen
para Calatayud y Merino (1984), los básicos de toda carrera
puesto que permiten "... destacar las características académi-

* Universidad Veracruzana

82 83
. , .

co-sociales más relevantes de los alumnos inmersos en el porcionar una capacitación por medio de la cual, se obtenga el
proceso de formación profesional". profesional deseado.
De acuerdo con lo anterior y en forma detallada, el perfil Este propósito no deriva de intereses de carácter institucio-
del alumno de primer ingreso sirve para determinar el nivel de nal sino netamente personales, con la intención de cons-
conocimientos , habilidades y aptitudes con que inicia su tituir un punto de partida para el establecimiento de metas
capacitación profesional y, en el del alumno que termina sus más elevadas en el devenir histórico de nuestra institución
estudios, para evaluar si el nivel de formación planeado se educativa.
alcanzó. Por otra parte, el perfil profesional sirve de marco de
referencia para la especificación, dentro de los planes de estu-
dio, de los conocimientos, habilidades y aptitudes que el I. Bosquejo histórico
egresado debe reunir para el desempeño de sus funciones La carrera de psicología en la Universidad Veracruzana surge
(Ibidem). Esto le atribuye un significativo valor, el cual es en 1963, fecha en la que, en la entonces Facultad de Filosofía
amplia y comúnmente reconocido por varios autores (Aguilar, y Letras, se deriva de un tronco común de dos años con la
1980; Arnaz, 1981a, 1981h, Arredondo, 1980 Gómez, 1982; especialidad de pedagogía. Como carrera incipiente, psicolo-
Gu¿dez, 1980, Guerrero, 1981). gía persigue como objetivo fundamental, la formación de
No obstante lo expuesto con antelación, pocas son las ins- docentes a nivel medio en esta rama del saber humano.
tituciones dedicadas a la enseñanza de la psicología que hayan Con el correr del tiempo, en 1966 y 1967 el auge de la
concentrado parte de su trabajo a la elaboración de un perfil carrera se hace notorio, al iniciarse un programa de repercu-
del tipo ya señalado, siendo el Consejo Nacional para la sión internacional, mudando sus objetivos iniciales al de la
Enseñanza e Investigación en Psicología, CNEIP, el organismo preparación de licenciados en psicología con dos opciones
que desde 1977 ha guiado sus esfuerzos al logro de tal objeti- terminales: clínica (que contemplaba contenidos afines a la que
vo, viendo coronada su labor en una caracterización del psicó- a la postre sería psicología educativa) e industrial.
logo en términos de funciones a desarrollar, áreas de inserción, Se crea además el Centro de Entrenamiento Educación
sectores poblacionales a atender y beneficiarios de sus servi- Especial de la UV CEEEUV, la primera institución de servicio
cios. Todo ello, en un intento por proporcionar las bases para e investigación del plantel, y se dan las bases para la legislación
la determinación de los conocimientos, habilidades y aptitudes en torno al reconocimiento oficial de la profesión.
que deben ser contemplados dentro del proceso de formación En 1968, se encuentran ya afirmados los aspectos de inves-
profesional de los estudiantes de psicología. tigación, sobre todo en áreas de educación especial, atención
El presente trabajo, tiene el propósito explícito de realizar infantil y estadística, así como manejo e interpretación de
una reflexión acerca de los aspectos del perfil propuesto por el pruebas. Sustenta lo anterior, el número de textos publicados
CNEIP que han sido y están siendo cubiertos en el entrenamien- por una editorial privada, que cuenta en su haber con obras
to otorgado a los estudiantes adiestrados en la Facultad de traducidas y escritas por profesores del entonces Departamen-
Psicología, zona Xalapa, así como dar a conocer nuestra parti- to de Psicología de la Universidad Veracruzana.
cular apreciación acerca de los mecanismos idóneos para pro-

84 85
El año de 1971 trae como aportación la creación del año En relación a los demás elementos del perfil, puede hacerse
propedéutico en psicología, y el consecuente incremento en el cierta distinción en cuanto a áreas de especialización, basándo-
se en los contenidos correspondientes incluidos en el Plan de
requisito de ingreso.
En 1975, el plan de estudios sufre cambios trascendentales Estudios. Esto es, el área Educativa capacita al estudiante para:
y como consecuencia, desaparecen del currículum materias —Diseñar, adaptar y/o implementar nuevas técnicas educa-
como: Percepción, Personalidad, Neuroanatomía, Neurofisio- tivas.
logía, entre otras y se crea el área de Psicología Educativa. —Diseñar y estructurar ambientes educativos que faciliten
Para 1978, se funda el área de Psicología Social y Terapéu- el aprendizaje a un nivel óptimo.
tica, la cual cambiaría a futuro su nombre por el de Psicología —Seleccionar y/o elaborar el material apropiado que facilite
Social. el logro de sus metas.
El plan de estudios de aquel entonces, semeja el actual y los —Planear e implementar programas de entrenamiento para
caminos que a partir de aquí se gestarán se darán sobre todo, el personal que labora en las instituciones educativas.
con base en apreciaciones particulares. —Seleccionar y/o elaborar programas de modificación de
conducta dirigidos al tratamiento de sujetos con proble-
II. Facultad de psicología, zona Ralapa: estado actual mas de aprendizaje.
—Diseñar y realizar investigaciones que contribuyan al
La Facultad pretende, actualmente, formar licenciados en establecimiento de innovaciones funcionales en el área de
psicología, amplia y rigurosamente capacitados para el estu- la educación.
dio de la conducta y con conocimientos básicos para solucio- Participar en la elaboración de programas educacionales
nar problemas prácticos que se le presenten durante su para miembros de la comunidad no escolarizada.
ejercicio profesional (Dirección de Actividades Académicas, —Analizar y estructurar el contenido de los programas de
1983). Tal objetivo intenta ser alcanzado a través de las educación elemental y superior en forma tal que satisfa-
opciones que ofrece el Plan de Estudios de Facultad, éstas son: gan las necesidades o intereses del educando y como
Area Educativa, Area Clínica, Area Industrial, y Area elemento de un grupo social.
De acuerdo con el Plan vigente (Facultad de Psicología, —Proporcionar orientación escolar y vocacional.
1985), y haciendo referencia al perfil del psicólogo propuesto
Todo esto implica el desarrollo de funciones de: evaluación,
por el CNEIP (Jurica, 1978), la capacitación tiende a cubrir las
planeación, intervención, investigación y prevención, acciones
áreas de la actividad humana referidas a:
que se desarrollan fundamentalmente en microgrupos institu-
— Educación cionales de sectores urbanos.
— Salud pública El Area Clínica capacita al alumno para:
— Producción y consumo
—Manejar los principios teóricos que subyacen al compor-
—Organización social
tamiento.

87
86
—Adquirir y poner en práctica el repertorio necesario para —Establecer, modificar y desarrollar las normas y objetivos
el manejo de situaciones terapéuticas, tanto a nivel priva- de la organización con base en la diversidad humana
do como institucional. tomando en cuenta los valores y motivos que la efectúa.
—Desarrollar una actitud científica para el manejo de pro- —Analizar y diseñar nuevos sistemas de comunicación or-
blemas individuales e institucionales. ganizacional desde el punto de vista tanto interno como
—Seleccionar y manejar las herramientas auxiliares indica- externo.
das en la evaluación de problemas de comportamiento y Conforme a lo anterior, se desempeñan, en esta área, las
personalidad. funciones de evaluación, planeación e investigación, dentro de
—Realizar investigaciones que sirvan como base para la micro y macro grupos institucionales de sectores urbanos y
iniciación y desarrollo de nuevas técnicas de tratamiento. desarrollados.
Diseñar e instrumentar programas preventivos de salud Por último, el área social, otorga una formación orien-
mental, orientados a la comunidad. tada a :
Proporcionar asistencia social a través de programas de-
sarrollados en diversos centros de salud. — Intervenir en la comunidad, tomada ésta como totalidad,
asesorando a los poderes públicos, organismos directivos,
Lo anterior hace referencia a funciones de: evaluación, personas claves, etcétera.
planeación, intervención, prevención e investigación, las cua- —Trabajar en instituciones de la comunidad: familia, fábri-
les son desempeñadas generalmente, en microgrupos institu- cas, sindicatos, escuelas, clubes, cárceles, etc., para pro-
cionales urbanos (marginales y desarrollados). mover el bienestar social.
La industrial, por su parre, entrena básicamente a los estu- — Analizar y detectar los periodos de cambios en el desarro-
diantes para la realización de las siguientes actividades: llo de la personalidad como función del medio social.
—Intervenir en la educación de las instituciones sociales, —Promover el cambio social al participar en la planificación
además de responder a sus necesidades específicas de y desarrollo comunitario.
ayuda, fomentando la interacción entre los hombres en Puede decirse entonces, de manera general y concreta, que
su medio laboral, tomando como objetivo la organización los aspectos del perfil del especialista en comportamiento que
del trabajo y teniendo como base su responsabilidad estarían cubriéndose con el Plan de Estudios, son:
social. BENEFICIARIOS
FUNCIONES AREAS PROBLEMA SECTORES
—Analizar y evaluar las habilidades, conocimientos, eficien- PROFESIONALES POBLACIONALES DEI. SERVICIO
cia y productividad individual respecto a los puestos. 1) Microgrupos
I) Evaluación 1) Educación 1) Urbano dcsa-
Reclutar, seleccionar y administrar recursos humanos. 2) Planeación 2) Salud pública rrollado institucionales
—Instrumentar programas instruccionales buscando un de- 3) Intervención 3) Producción y 2) Urbano 2) Microgrupos no
4) Investigación consumo marginal institucionales
sarrollo de repertorios interpersonales equitativos, balan- 4) Organización 3) Rural desa- 3) Individuos
5) Prevención
ceados eficaces. social rrollado

89
88
III. Discusión y Conclusiones ciones centradas en la evaluación dentro de grupos institucio-
nales (microgrupos).
Se hace evidente, mediante el análisis de los datos que se han Posteriormente, con el auge del análisis experimental de la
consignado en este escrito, que el desarrollo de la carrera de
conducta y de la creación del CEEEUV en 1966, se da especial
psicología en la Universidad Veracruzana, ha pasado por
atención al área de la salud en conjunción con la educación,
etapas que van desde el objetivo inicial de formación de preparándoles para desarrollar funciones de evaluación, pla-
profesores de la disciplina a nivel de enseñanza media, hasta
neación e investigación, dirigidas esencialmente a individuos
el actual que intenta formar profesionales con una visión más dentro de microgrupos institucionales localizados en la misma
ambiciosa, encauzada hacia propósitos tales como la investi- zona urbana de la ciudad. Por otro lado, con el apoyo otorgado
gación aplicada, la asesoría, la intervención y la planeación,
para alcanzar grados superiores al de la licenciatura, se impulsó
entre otros. la investigación como una función inherente al ejercicio pro-
Al fundarse en 1963, la Escuela de Psicología en la ciudad
de Xalapa, la preparación otorgada orientaba a la futura acción fesional.
De 1968 a 1974, conforme a las áreas de entrenamiento
del psicólogo hacia el área de educación, en microgrupos ofrecidas (clínica, educativa e industrial) los ámbitos de inser-
institucionales de sectores urbanos desarrollados, en donde ción venían a ser los de educación, salud y producción con las
puede considerarse que desempeñaba esencialmente funciones funciones hasta ese momento desarrolladas y la atención de
de planeación y evaluación de carácter educacional; además de
microgrupos urbanos institucionales.
que empezó a fraguarse la idea de guiar la capacitación hacia Con la reformulación del plan de estudios, en 1975, se
el desarrollo de la investigación. enfatizaron algunos aspectos, tales como educación, produc-
Para 1964, se incursionó, dentro del área de la educación, ción, consumo y salud, al fortalecerse los programas de las
en servicios de orientación vocacional la cual podría ser visua- áreas de psicología industrial, clínica y la integración del área
lizada en cierta medida como acción preventiva. educativa, la cual se encontraba hasta entonces implicada en el
Las funciones de evaluación y planeación educacional segu-
ramente prevalecieron, ya que la formación de docentes seguía área clínica.
En 1976, la función de investigación se ve fomentada con
siendo uno de los objetivos de formación; además se detecta la creación del Centro de Investigación y Desarrollo Humano.
una primera incursión en áreas de salud, producción y social Para 1977, se incorporó la atención del sector social más no
pues, de acuerdo con Alcaraz (1966), se hace hincapié en se localizan datos que permitan determinar si se refería la
aplicaciones prácticas en el campo social, industrial, de orien- acción al medio urbano o rural, más puede pensarse que se
tación vocacional y el clínico. Al respecto de sectores y bene-
tratara del primero.
ficiarios no existen datos, mas puede pensarse que se El año de 1980, es nuevamente relevante para el desarrollo
desenvolvían en medios desarrollados y en instituciones. de eventos importantes pues se crean las Facultades de Psico-
En 1965, se da énfasis a los ámbitos de salud y producción, logía en Poza Rica y Veracruz, en donde se dirige la atención,
pues además de la docencia, se podía optar por capacitarse en respectivamente, a las áreas de salud y producción. Por otro
las áreas clínica e industrial, cubriendo, probablemente, fun- lado, en Xalapa, se otorga desde esa fecha, una preparación

91
90
encaminada al desarrollo de funciones de evaluación, planea- el cuidado de los recursos naturales que afecta a su vez a la área
ción, intervención e investigación, desempeñadas en áreas de de producción y consumo, sino también la evaluación de los
educación, salud, producción y organización social, así como efectos de las prácticas devastadoras del medio entre las que se
también se ha guiado el entrenamiento en tareas de aspecto incluyen factores como el ruido, la contaminación, etcétera.
comunitario. En el área de organización social, sería pertinente reforzar
No obstante todos los cambios apreciados cn cuanto a fines aspectos formativos en la estructuración de programas ten-
últimos de la formación profesional, y de acuerdo con lo dientes al mejoramiento de condiciones de vivienda y educa-
establecido en los talleres que el CNEIP ha realizado con la ción no escolarizada, así como de proyectos de integración y
finalidad de plantear un perfil válido para el profesional del participación colectiva en las tareas ya señaladas.
comportamiento, surge la necesidad de contar con una imagen En lo que respecta a funciones propias del psicólogo, la de
definida tanto de la situación actual del estudiante de esa prevención parece ser la menos favorecida, pues ha estado
carrera, como de aquellos aspectos formativos o informativos incluida solamente en las áreas clínica y social.
que faltan por cubrir o que estuvieran siendo inadecuadamente Por otro lado, se nota que el estudiante está desempeñán-
satisfechas, para lograr cubrir los rubros que el perfil mencio- dose, principalmente en áreas de tipo urbano, desarrollándose
nado establece y los que, conforme al contexto social en que ocasionalmente, algunas prácticas comunitarias en donde se
la carrera se desplaza, se hagan necesarios. incide en zonas rurales desarrolladas. Es obvio entonces, que
Como puntos importantes a cubrir deberían señalarse, por el sector rural marginal, está siendo parcialmente soslayado.
ejemplo, dentro del área de educación: la planeación prospec- Respecto a los beneficiarios de los servicios, encontramos
tiva, el diseño curricular, computarización y el adiestramiento una fuerte tendencia a orientar la práctica de las actividades
en el manejo y operación de equipo especializado. formativas a microgrupos institucionales, dejándose por tanto,
En el área de salud pública, es recomendable analizar la un amplio ámbito de trabajo inexplorado.
pertinencia de lograr la actualización de los programas comu- Tomando en cuenta las observaciones hechas, la integración
nitarios de atención al público, situación previsiblemente fac- al perfil podría incrementarse probablemente, con el conoci-
tible en breve, al haberse logrado (el 8 de noviembre del miento de:
presente año) la firma del convenio entre la Universidad, la a) La forma en que se desarrollarían las funciones propuestas
Secretaría de Educación Pública y el Sistema para la Atención en cada una de las opciones ofrecidas por la carrera.
de la Familia (DIF) que permitirá la participación del estudian- b) Las necesidades prioritarias existentes en las áreas de
te desde su ingreso a la Facultad en programas de formación actividad humana, especialmente la referida a ecología y vi-
e intervención comunitaria, lográndose así un contacto más vienda.
cercano con la realidad circundante y el desarrollo de la forma- c) Las demandas propias de los sectores rurales (desarrolla-
ción teoricista que desvincula al alumno de su entorno social dos y marginales), así como de los lineamientos de interven-
y de su responsabilidad pública. ción en cada uno de ellos.
Además de las áreas mencionadas, aspecto aún no integrados
al currículum, son el de la ecología, la cual contempla no sólo

92 93
d) Las actividades a desempeñar en todo sector,institucional Arnaz, J.A. (19816). La planeación curricular. México: Trillas.
o no institucional. Arredondo, V.A. (1980). Evaluación curricular. Manuscrito
Lo anterior implicaría el hecho de realizar investigaciones no publicado, ENEP Zaragoza, División de Ciencias Sociales y
de campo para detectar las necesidades sociales y específica- Humanas, México.
mente, de tipo laboral para lograr identificar y jerarquizar los Arredondo, V.A. (1981) Introducción. En ANUIES (Ed.),
aspectos que habrán de contemplarse en el entrenamiento del Documento base. Desarrollo curricular. (p. 373). México: Con-
estudiante para proporcionarle una adecuada preparación que greso Nacional de Investigación Educativa.
Calatayud A., A., y Merino G., C. (1984)." Los perfiles
le permita responder a los requerimientos del medio y mostrar
su eficiencia en el campo del bienestar colectivo. Además, se escolares en la UNAM". Perfiles Educativos 6, 16-29.
haría necesario dar a conocer el prototipo de la práctica pro- Cirigliano, G. (1983). La educación abierta. Argentina: Ate-
fesional del psicólogo a la comunidad, para sensibilizar a ésta neo.
en el conocimiento de los beneficios que de aquel puede CNEIP (1977). XXI Asamblea General. Recomendaciones
generales para la planeación de la enseñanza de la psicología
recibir.
Finalmente, un factor no contemplado formalmente en la en México. Revista del Consejo Nacional para la Enseñanza e
capacitación del psicólogo en formación, se refiere a los aspec- Investigación en Psicología. Vol. III. 2, 21-29.
CNEIP (1978). "El perfil profesional del psicólogo". Revista
tos éticos derivados del ejercicio profesional, situación que de
del Consejo Nacional para la Enseñanza e Investigación en Psico-
corregirse, llevaría a la formación de un estudiante con una
conciencia social y un sentido de la responsabilidad más acor- logía. Vol. IV, 1 (7), 4 y 5.
des con la situación que prevalece, tanto en la Universidad en Díaz B., F., Lule G., M.L., y cols. (1984). "Metodología de
general, como en el marco contextual en que se inserta: nuestro diseño curricular para la enseñanza superior". Perfiles Educati-
vos, 7, 30-40.
país.
Dirección de Actividades Académicas (1983). Carrera de
Psicología. Folleto no publicado, Universidad Veracruzana,
Facultad de Psicología, México.
Bibliografía
Facultad de Psicología (1985). Informe de Plan de Estudios
Manuscrito no publicado, Universidad Veracruzana, Facultad
Aguilar V., J. (1980). "Un modelo para la elaboración de
de Psicología, México.
currículos de psicología". Revista del Consejo Nacional para la
Figueroa R., S. (1980). An overview of psychology. Ponencia
Enseñanza e Investigación en Psicología, Vol. VI, 2 (12) 161-
presentada en el Congreso Anual de la Asociación para el
164.
Análisis Conductual Aplicado, Detroit, Mi.
Alcaraz, V.M. (1966). "La formación académica del psicó-
Gómez C., V.M. (1982). "Educación superior, mercado de
logo". La palabra y el hombre, 39, 503-513. trabajo y práctica profesional: análisis comparativo de diversos
Arnaz, J.A. (1981). "Guía para la elaboración de un perfil
estudios en México". Revista Latinoamericana de Estudios Edu-
del egresado". Revista de la Educación Superior, 40, 59-70.
cativos., Vol. XII, 3 57-84.

94 95
Guédcz, V. (1980). "Lineamientos académicos para la de- Propuesta del nuevo Plan de Estudios
finición de los perfiles profesionales". Currículum, 10, 17-44.
Guerrero T., A. (1981, Marzo). Principios y Metodología para
(piloto) para la Facultad de Psicología,
la Estructuración del Currículum. Memorias del Foro sobre Poza Rica, Ver.*
Análisis y Reestructuración del Currículum en el Nivel Medio
Superior, México. Zaida Liado de Bacrc**
Jurica (1978). "Definición del perfil profesional del psicó- Juan Ramos Tinoco
logo mexicano". Revista del Consejo Nacional para la Enseñanza
e Investigación en Psicología, Vol. IV, 1 (7), 6-9. Justificación
Ribes I., E. (1968). Psychology in México. American Psycho-
logist, 23 565-566. Ante la necesidad de ajustar su modelo de desarrollo econó-
Sánchez B., G. (1984). Diseño de perfiles en psicología, Po- mico y social, nuestro país busca alternativas tecnológicas y
nencia presentada en el XXIII Congreso Internacional de científicas y en ese compromiso quedan involucradas las
Psicología, México. instituciones de enseñanza superior, en particular, las uni-
versidades.
La Universidad Veracruzana se une a ese objetivo y pretende
que sus Facultades y Escuelas respondan a ese compromiso
analizando y evaluando sus actividades docentes y académicas
para conocer certeramente si la formación que se está ofrecien-
do a sus profesionales tiene correspondencia a la realidad social
y económica de nuestro país y a sus expectativas a corto y largo
plazo.
Es pues sin duda, este momento una necesidad urgente para
las Facultades de la Universidad Veracruzana de molde tradi-
cional e individualista, resistentes a modificar su actual estruc-
tura, el reconsiderar sus objetivos.
En particular, el Plan de Estudios de la Licenciatura en
Psicología en Poza Rica (ocho años de existencia y haber
nacido con los lineamientos programáticos de la Facultad de
Psicología Xalapa), ha demostrado poca funcionalidad en
cuanto a las posibilidades de acción de sus egresados. Esto ha
sido una preocupación permanente para los docentes, alumnos
* El trabajo que se presenta es un resumen de la propuesta
11 * Facultad de Psicología Poza Rica, Veracruz

96 97
ri

y autoridades que constituimos la Escuela y conjuntamente del mismo su apoyo para llevar a la acción la misma como plan
nos hemos hechos el propósito de evitar sigan persistiendo las piloto, en el próximo ciclo escolar. Sabemos que esto redituad
incongruencias y problemas que adolece el plan actual, mismas beneficios a nuestra Facultad, a la profesión y a la propia
que han hecho su efecto en una muy confusa formación Universidad.
profesional del alumno y por ende en un deterioro de la imagen
del propio psicólogo como servidor social. 1. Problemática del Plan de Estudios actual
Dar un nuevo giro a la formación del psicólogo obligándo- No existe ya una seriación congruente de contenidos, es decir,
nos a ofrecer mejores resultados a la sociedad, esa será nuestra predominan los contenidos aislados que no presentan o se
meta. pierde su relación o dependencia con otros (horizontal y
No deseamos, ni pretendemos obligar a las facultades de verticalmente).
psicología Xalapa y Veracruz que acojan nuestra propuesta, Los rubros de las materias ya no corresponden a lo que en
puesto que se ha demostrado con el tiempo, que en cuanto a la realidad se ofrece como contenido.
características, estructura, situación regional, formación de El predominio de la corriente o enfoque del catedrático
docentes, infraestructura clínica o de práctica, situación polí- producto de su formación, marca diferencias notorias en el
tico-laboral interna y sobre todo espectativas, somos totalmen- conocimiento que recibe uno y otro alumno.
te diferente y esto se ha demostrado en los intentos que desde Toda vez que la Universidad Veracruzana, no reconoce de
1983 hicimos los directores de las tres Facultades para hacer, hecho el Area de Especialidad, existe la incongruencia entre la
a través de comisiones, una propuesta que incluyera un plan formación del estudiante y su título, que no especifica el área
único. Sin embargo, el hecho de que existieran diferencias o que cursó. La Universidad Veracruzana lo reconoce como
incluso resistencias, no debía ser una limitante como para que Licenciado en Psicología únicamente.
una de las facultades, en este caso Poza Rica, elaborara una Lo anterior ha permitido que egresados de la carrera estén
propuesta propia y ajustada a sus necesidades y espectativas. desarrollando funciones profesionales que no correspondan a
Es por eso que en la presente propuesta se presenta como su formación, lo que trae como consecuencia que el psicólogo,
plan piloto, a ser aplicativo, en caso de autorizarse en la por conseguir un trabajo defraude por su falta e insuficiencia
Facultad de Psicología de la zona Poza Rica Tuxpan, única- de conocimientos.
mente con la intención de crear psicólogos generales, más que
especializados. 2. Ventajas que ofrecería en plan integral o currículum
El pretender crear o formar psicólogos con una formación general de la carrera.
integral, es procurar una educación permanente con un amplio
espectro de actividades para ser absorvidas por una demanda Serían cuatro importantes:
real de trabajo, formarlos con sensibilidad social y capacidad Existiría correspondencia entre el título de Licenciado en
de acción para resolver los problemas de la comunidad, obje- Psicología, que reconoce la Universidad Veracruzana y los
tivos claros de la propuesta presente, que la Facultad de conocimientos adquiridos.
Psicología Poza Rica hace al H. Consejo de Area, solicitando

98 99
El alumno estaría habilitado para laborar en cualquiera de solución adecuada de los problemas de conducta que se le
los diferentes campos de acción de la profesión fuera: educa- presenten.
Posea los conocimientos y habilidades necesarios para desa-
ción, organizaciones, salud, comunidad, etc., eliminándose la
rrollar programas de prevención principalmente en el ámbito
situación de quedar en desventaja frente a la demanda que
del comportamiento humano (individual y social) a partir de
ofrecieran cualesquiera de los campos de aplicación.
las necesidades de su entorno, sea región, estado o país.
El egresado tendría mayores opciones de trabajo en el
Se desarrolle profesionalmente en cualesquiera de los cam-
futuro. pos de aplicación de la psicología: educación, salud pública,
La opción de crear la división de estudios de posgrado para
producción y consumo, organización social y ecología, como
psicología, haciendo las especialidades posteriores al grado de
principales sectores de intervención.
licenciatura, tal y corno lo indica y exige la Secretaría de
Que su función de atención a grupos sea el siguiente orden
Educación Pública.
de prioridades:
3. Objetivo general y específico de la licenciatura en
a) Rural marginado
psicología general.
b) Rural desarrollado
Objetivo general c) Urbano marginado
Que el alumno egresado de la Licenciatura en Psicología d) Urbano desarrollado
General de la Universidad Veracruzana, se encuentre capaci-
Que su trabajo se amplíe dando prioridad a la atención de
tado para plantear y ejecutar programas de investigación,
los macro-grupos, tanto institucionales como no instituciona-
prevención e intervención en el ámbito del comportamiento
les, sin dejar su trabajo de atención individual y a microgrupos
humano cubriendo las áreas de educación, salud pública,
como es lo tradicional.
producción, consumo y organización social, proporcionando
Que el alumno que egresa esté consciente de su función
los cambios sociales que permitan que el ser humano logre su
como generador de los cambios conductuales que permitan
mejor adaptabilidad y utilidad ante su medio.
que el ser humano logre su mejor adaptabilidad y/o utilidad
Objetivos específicos ante su medio.
Que sea un promotor de la salud mental en el ser humano.
Que el alumno egresado posea las habilidades básicas para
Que sus conocimientos los lleve a la práctica con estricta
realizar investigación, ya que a partir de ésta estará preparado
responsabilidad ética, toda vez que el resultado de sus decisio-
para aplicar sus conocimientos en la solución de problemas y
nes pueden ser determinantes o vitales para el ser humano y su
en la toma de decisiones.
Que sus conocimientos le permitan analizar el comporta- conducta.
Amplíe y promueva hacia el mejoramiento sus conocimien-
miento humano a partir de la investigación de los procesos
tos al poder elegir posteriormente los campos de especialidad,
cognoscitivos y afectivos y de interacción con su entorno,
según sus intereses y actividad profesional.
pudiendo intervenir con las técnicas idóneas que lo lleven a la
101
100
In >-, C ' 0-, -. C In U - --. :- 0 z W 6 -,,
,--1
O
, rl u:
c
>-. 2 u t.-. u 0^ en cu "ec_- -c -ou vo-r- • .
C:1
•-•
U
U -a
U U 11:
..::i 45
-1 Eár C.u - - , r ' E zi 14
•-• • O" 1) C
- .4o ....
Qz"

''J c 1.. O , , --• , c


1 r, `-' 1_, U r,j
y.-0 -c1 el -1
r: 0
U O o
U
bli 'A E
LI • ""
u: ,-, z
Z --..
1-•
° 4J -C
1) 41
1} O " -ig r: rt "
O z
Ti 15)
u r„, - C. a. 1-a
u.
0....c 0 V ,.2 2 r„
'
.11 u °y f;.-i'U) . 2 'C) Lid
•u
2 uo - O -
• 5. 1-'
.1 r:
O U ,r. u
4a
u
u ce o c.-3
1.c-.. Ti cuu u ,..
NUCECLICO „, u -, >
C
1.1 , - 7 z

e r. - U ,...--•
(4 v; C.i.w uE te cU .L.
- •cn - u:
- uz C O 1.. ' 1.Ti <I' U .-.r. u ,-.
r:
‘..I rls)
C C1 1... c-7
O el ti ri

•en OC CS c Ti 4a. r2 U -4 o Z c., E .‘,, -4-1 ....1...r. U5- C. c c .-1„ t. -


-----._.-s u u - "- C.
-c. U a) C., e r., C 4,., 8 r--.
z:,, =:-' • c 1_,
Z • - ;4: 2
r: e
-, O eL ez
._, . z r.u..1...L, -: •,...1
O U Z 9. ' E O u u U 1-1 O • -,
u C1 e: -. 1..
la Cr i,
1-C, e e" ✓ u Z ?•-• rl -' ci 1
2 u ^^ •- c ti, -a .0 o r -,C...•
ua 145 u r.
• uc U5'O)
= z--U
.

p.,,, . „,1 ...:: 0 ...c C e "5 - -


1-'

E r, ta-. E
O ■1

Au u ti
c...-c •
u r: r; (:)
I, .-.■ t..) .■.-*-- -
r. "C ,.z' ..2 r o c 2 . - a c, ,-4 tt 44c
N CCE LA I'-7c)
c
Oc ""
u
r_, I, 1J 1-, .,... J-)
u . 2*c `O'
z =. O C5 11. ,-," -u- z4,. ' - ., E 2-4 "tti
CCu 1.. u U . v

„D .. ✓ , ,co .CAL
b1
.1" -

z •, r. r•,
C Cw 4-, C U v
-. ':' r:
‘-1 m
;4
u :7 -oU e "rj

z iati ,.:_.; o -o -2 ta
ri t • CI
. 17.

U,, ,
., , u -E z-••a.„•u o
i.„ o _ ,.._... .,. .„
C O E C. :11 '" _C Cd >-,
1.:- D-I

•u o e ,o uc -oc ....
,,- u
.g
c 1-
o
i... „
-!0O o
2 o ca
U --, 4.J U • -.
o u C 4U-, C„, ' 4, 7 4Q2 5V6
t u > >! O O 1-■ecl
•U 0
.-....-•
r: u u u5 re
re --.
-, U o _ e-e r;
-a gOue a.
• c uu ■-■c .;-.. u a.v: .CA
_,es 1 ce. c: -r .e •.
Er.o.--c-z
'„p_ o
_
U • c, u -oz,c •,.... ., u
C5 1_, 7:1 ..-
, > > 0 .... 0-J I
d

u - 7~ E z Eac
u c
N c u ..-• La.: z U U " 1

e.
er z " er . U CJ 0 U ,"
..E E tt h --• P O F Ul-1
)
9_1 0 U z u 0 u.
-
0: 4-1 -1 z O , -1
„ I. • •-■ o' 1c.5:. cC
4_,
i , (5
o_U z ‘,.
Ir:, >,Ti z en
'' ra 12 1.1t
c É Z 3 E -('': t.
E u - u -a -ii r

-e ,; u. c - 4-J zU E1.) u _ . _. 1
U
e.,
1 1.1
-7, >, 2 Ez C
o 4.,"cz il'i tia O 0 Q.: CJ 0 -C -r- ,, .0 CJ 17 .-: ,

u u c .-4 G. 1 -11 TI U Z - o
1.4-, r: (-3
u i:: - 7 ec• II: C E., -3 V5 > > ..., . .. ....
. a II., U 4'2' 22
❑ U ii* a,: 45 rt
E 0 r

.e
E E
c , r: _2 -rj 7: -tr-) oc u> 1..... u-u...
V U •
- .í Z Z Z 0 z 4-, U •-• C

t •z E E ' . u U -ut -5" • -3 ---


--

u n..,o.,z,...c '•u0: " c''' '-'27, - 3- ,-,-, "1


c .-c, u -o Z s.. Ft-,
1)
1.. (4
el -° n c t cii u -c
--: , 71 . 1)
..,
z ,-
▪ 2 2. - r; o 2
. -.
,. ,.. u ,. c z 71,

P-•• Oc.11:1 Cl. C. CLe O N u c "7


5
> O, O.-• 11-0 0.

c a -11 1 7,1 I') o" 1 -., ..0-


1 =
r:
0

a E u.-°,
C
1 . O .0 z t
l)
- U .
ta
, r
j.i , te
O v
(#3 .1:i:i cn
11
> • .u
j.
4..
570 O 0 c ('-
.) d 104 8
1 •-C ..o
'' O ' uci- o ....zuu C .-eu vE " .''e-. . rt?c C:
4-J
O
O b' Q)r .,
- - 7 r: .U o • :;,'
ne... o z u >, • =1 6-) ,.--). • :- C -u u ‘,.ir
''' -. O u
U •U ..:J. C Oz ..., "0 c c ueu°051.>„,c•
Ue- WI (3 Y •-• 5&, y N 0., o „ r, u Y
U J .-, .-Cl E -a 'ti cc u u i.: u
u c 12 uuu
'V
o.., ,.. u o •>- Net • 4...e .. C:
z
-o -•a- -c. --- :a- c o o O' 'ai "'‹' v, 9, 'á'
_ 0
1...

a oU u c
C.1 1.. • -1 ,-* r:: 1,
Éc i1..1. z • , - 0 2 ! „ ...
v , ut1 ..1

z uc,-,ce u z
c ..c;c opl u 2 a ..,, o
O cl

et) . 0 U -7,-,
1... el .... •-•'
4; u . .E'- u U 0 -- o t„, -. 4-,re: U .
'') c z O u 1... tel e -CZO.21Z 4-a ,..J
U O z `'. _o cr u
I 4c, ,-E ,.., _2u
I% e% l.) v
E -a ttc.42 o 1, z; Á C-e o -e O c uz_o --' Ti o "4"c S-) cr 1 E "C.)
c -e -0.1 c 2 ,. • -tz
tuc "' •u- e: C .•c "7
Oc
u E 1.1 1... ocn_c•o- en o "C
re: 0 z r: u "_. t rs --' Ct 1 u O
"reu. 7 •
c ,-, ' -b.), r: G. J-' u " z u o u c 74 C P-1 É g „, E
a. C;)c c., _ ti o u z;
C4
-t: uO > u ‘, E •O •OcE.c1,-.)uc >•-••15
z - z) Ti
O
,e, c ee... io _o re t.; .-•er C .0- O eu LA r: -. u O
r a.e-e_ c u cu u U 12u -c
ceUCe
-ccu>ugcceu E c-,
o
:c 47; C: 4- •z,c.,-;%-.
uc 0., uo
t) •E I'U-4
>, c - 4•••-4 .2 u ..-_, - ti -- u u • C^ E.'
' tiCu 1-' , U C t -. E `O' c t
, 4 .0
o r: c u: 0 rl c 1
i c c ..e a-- •- u r: --, --I O
r1 c 9 "lj. o ,̀1-2 ,c eu > .0 7 u E
-"e
1..• 5$

O
E 7-, ..., .--1 ,... J
r: r: 'UCrd'
u 4.J
n
u- 7 U) V, u -> Cr ee" '-'ti•1,5
U .--• - e....C Or z
U • "" <4 1.E
O O ••••i
1-1UUut/ri . , tt 4. u, e
" C rc rs u °C/5"csc
U -a U C C.. -c c O 0 v, O • •-• u U
__•r, ,..., .4).... ri
...., té. ..e >U r.1U. ..... e I C = 7) "e a u
c >i... o a. I.-e-' -1 cu y,.
Cdu Lj '-' I-. C. r; C U C '.."
Ci rr.
ue u ,. u O U O1...
V 1-.
e •0
I-.
C e) C.. '''' .0U C -Ej O. CO U O C. C5 13 r, > z C5 -C.. .2 '15- o c1...c... u uO
Uf O la „U.,..0-. C 7:$ U c"
4."/ ° -1 u 1/4'"'
e„, C le") . 2 U1-1 ' a 11 2
e "ti c -c c
.fl cC ,..-•
U Z
0_, 5 - z 0 U t-1 N er . 1
u z `r .../ u O .15/ a.
- z • C 1: u
4c ' O >4- E Cr Y. É. ..c u 2 ' >. Cr
c I?, u55
a „4- , a 4-44
uz .14-', u u._
V) > el ,
a c c -t:u. a . o zo c•-• °L- uo‘.. "-- a o tit' u c-• u
„... z U ti) 4 1.-. 1. ' • •." tñ

,9, ed :0 u CA c. -c ,„ _<z4 c u u4‘.-<?: E 'u u


s., o 3 7:, u u o o --' rc llz a. ..c >, ,oN c en" cr 3 - u u
:-E's c
0 4,, 1 y t, 0 .t: o E
7 cr. 6
4., ‘2,
en
u trn ...
..c L
O c., el
Leer. c "C
-t:1 n
bo ,c4) .1
V ra ••••• ---.
. 1:
1 C-,
" C■ 3 u >- c ›:. 2 z c E e: -ej la--, 0 u n
" '-
O cu ..,_, U) ' ...1
z •-• ce1 N O e c. c

e u 11.,e0
E -. o_ a il4)0 4) O•5::•-14.::e .2-' ow i . 7;.--iZ•rzOyC 1 •"'e
e ,..,
1) ea"'0 3 C3
.- U 'ti 4
l
e l .›
... 1.4...
" . U
..., • f c. >
u E v,„ouiu c.: "Ci r: • 1)
...,
4.1 r: >
a? lei C. c (^ , - el 7.-4, b• ti rd,.. elsb 1-t...* c. et n1 É .., v
U lo
c1 o 1 ,_,-...,_
2 0.9: tic er"'
-I , 1 ezr -u
cb 9c- -'
11 1"- 1; E u 11 I .c P-1 El.. t „,e- -oU7.,'
e u
..-: -11 5- ur,cz.' -O
1-, 0....e: c a;-..,uar,
a
d i 1-1 j1 .1 (2 1 41 II. 21.,
kj. ,
12.1 _,E). -u u O ;1:1 "Ci -O 4. au E-2-o e -
formas de integrar el conocimiento humano, sus bases bioló- presas, comunidad, etc., durante este lapso se apoyaría al
gicas y metodológicas, el desarrollo normal del individuo y su alumno con asesorías de tesis y talleres de redacción.
relación con la psicopatología, etcétera El alumno al finalizar su quinto año y cubriendo su número
de horas y crédito establecidos como requisito, se le dará
b) Nivel informativo teórico-práctico oportunidad de presentar un informe de una investigación en
(Del tercero al quinto semestre, aproximadamente) compren- forma de tesis (desarrollada en el año de internado) que al
de asignaturas que permiten combinar la teoría y su aplicación acreditarlo a través de un examen le daría la titulación
en prácticas iniciadas en su forma más simple y progresiva- inmediata.
mente, habilitándose en ambientes controlados en actividades
más complejas para diagnosticar el comportamiento humano
en cualquier escenario.

c) Nivel formativo teórico-práctico


(Del sexto al octavo semestre, aproximadamente) este nivel
permite asignaturas que además de proporcionar una base
teórica, en sí misma ofrezca ya las formas de intervención en
las diferentes áreas de la aplicación en psicología: educación-
clínica-terapéutica, comunitaria, organizaciones, etc., diri-
giendo las prácticas a aspectos formativos, toda vez que ya
implica desarrollar habilidades en el uso de las técnicas de
intervención conductual. Se combinan las situaciones contro-
ladas (intraescolares) y los escenarios reales (instituciones).

d) Nivel formativo práctico


(Del noveno al décimo semestre) se considera un nivel indis-
pensable, toda vez que la psicología requiere indiscutiblemen-
te de la práctica, luego entonces es necesario que en este nivel,
el estudiante se involucre con las instituciones obligatoria-
mente, responsabilizándose de su actuación como "alumno en
servicio social obligatorio" y comprometiéndose al trabajo
interdisciplinario en las instituciones : educativas, salud, em-

104 105
El psicólogo y su profesión
Litvinoff, Norberto y Silvia K. de Come!
Ediciones Nueva Visión, Colección Psicología
Contemporánea,
Buenos Aires, 1975. 158 pp.

Patricia Casanova Cardiel*

El libro muestra los resultados de una investigación planeada


por los autores, pioneros en Argentina del estudio de la

Reseñas profesión del psicólogo. El trabajo fue llevado a cabo en ese


país, y la población entrevistada fueron psicólogos de la
Asociación de Psicólogos de Buenos Aires, misma que finan-
ció el proyecto. En el proceso colaboraron como entrevista-
dores estudiantes de psicología y sociología de la Universidad
de Buenos Aires.
El libro se encuentra estructurado en ocho capítulos y un
apéndice, que tratan de dar cuenta de algunas características
de la profesión del psicólogo en Buenos Aires. Los capítulos
que presentan son los siguientes: /)Lineamientos de la inves-
tigación; 2) Estudios universitarios; 3)Trabajo actual; 4) Arcas
de trabajo no clínico; 5)Area clínica; 6) Los psicólogos como
grupo; 7)Ocio y recreación; 8) Actitudes frente a lo social.
El objeto que plantean los autores es investigar algunas de
las características específicas de la profesión psicológica, y que
son: la forma en que los psicólogos ejercitan su tarea y la
manera en que "viven" ese ejercicio. Aclaran que el enfoque,
método e hipótesis son fundamentalmente sociológicos, ha-
ciendo patente que sería objeto de otro estudio analizar los
aspectos psicológicos de la profesión del psicólogo: "una psi-
*Profesora de la Divisón de Ciencias Sociales y Humanidades Wad-Xochimilco

107
cología del psicólogo está todavía por construirse" (p. 21). lo humanístico, factor que tiene que ver con sus antecedentes
Asimismo destacan que es una investigación siempre al nivel escolares y el contexto en el cual se desenvuelven. Como algo
de las motivaciones conscientemente percibidas. de suma importancia señalan la identificación del estudiante
Los planteamientos que orientaron el estudio son: con el rol de psicólogo, y la pertinente orientación vocacional
de algunos de ellos (sic).
1) ¿Conforman los psicólogos un grupo de pertenencia? En lo que respecta al campo de trabajo del psicólogo,
2) ¿En qué situación económica se encuentran? reportan el área clínica como preponderante. Esto lo relacio-
3) ¿Hay consenso acerca del rol profesional? nan con el mejor rédito económico, un estatus socioeconómico
4) ¿Cuál es la situación del psicólogo en las instituciones? alto, y un rechazo a depender de instituciones estatales. No
La muestra seleccionada tuvo como universo el número obstante, muchos de los psicólogos combinan los dos campos:
total de afiliados a la APEA. Se subdividió dicho universo según el privado y el institucional. Señalan como un área de trabajo
el año de egreso de la universidad. Los años de egreso fueron también importante la docencia, que aunque no representa un
unificados por camadas, quedando 61-64, 65-66, 67-68 y ingreso económico sustantivo, es bastante gratificante en tér-
69-70. Los autores manifiestan que esta estratificación se hizo minos de formación y de relaciones en el ámbito de la psico-
para lograr una mayor claridad y estructuración de los datos. logía. En lo que se refiere a la psicología comunitaria, el
Se entrevistó a un 33% de los socios de APEA. deterioro de las instituciones estatales hacen de este campo un
En lo que respecta a los datos personales de los psicólogos espacio poco atractivo.
se encontró que la mayoría procede de la capital federal y Gran Frente a los psicoanalistas, los psicólogos tienen una reac-
Buenos Aires; en lo que toca a la edad, advierten la "extrema ción muy ambivalente: si bien los tachan, entre otros adjetivos,
juventud" de quienes ejercen la profesión, lo que ligan a dos de elitistas, reaccionarios, renuentes al trabajo con clases po-
situaciones: la carrera de psicología es de reciente implanta- pulares, parece que éstos funcionan como modelo de su propio
ción, comparada con otras carreras; y también al incremento destino.
de la matrícula en los últimos años. En lo que se refiere al En torno a sus actitudes frente a lo social, los autores
estado civil y al número de hijos, reportan que la mayor parte detectan dos corrientes: los que afirman que el cambio debe
de ellos son casados y el promedio de hijos es de dos. También darse a nivel de la estructura socioeconómica, y los que opinan
muestran que en altísimo porcentaje los psicólogos eligen que dicho cambio debe afectar sobre todo a la esfera ideológica
como pareja a otro profesional universitario, más de la mitad (contenido de la enseñanza, hábitos mentales...) o política
de los psicólogos se casa con un profesional de arcas afines. (derrocamiento de la dictadura e instauración de un gobierno
Los padres son argentinos en su mayoría y su nivel de estudios popular). Algunos opinan que un intenso y eficaz trabajo en
es primaria y secundaria. las áreas de psicología comunitaria e institucional puede llegar
Queriendo derribar el estereotipo sobre el estudiante de a cambiar los esquemas mentales de las personas, posibilitando
psicología, que es mirado como una persona que trata de un cambio ulterior de estructuras. Esto contrasta con un
resolver a través del estudio su problemática individual, repor- consenso en el cual ninguno de los psicólogos aspira a cambiar
tan que los jóvenes estudiantes sienten una fuerte atracción por de clase.

109
108
Este libro es como una transacción, entre una psicología Desgraciadamente, en este punto, el libro encuentra sus
legitimada, oficializada, y una psicología alternativa y crítica. límites. Es evidente la censura. Allí donde esperamos una
No deja claro si su deseo es destacar esta última, autorizando síntesis, una conclusión que nos llevase a plantear las proble-
con su propio libro a la primera. máticas profundas que explicaran este estado de ser de las
Es importante mencionar la situación política y social que cosas, se inicia un apéndice estadístico, que toma la forma
se vivía en ese entonces en Argentina. Los psicólogos tuvieron de mordaza.
una participación política destacada, instrumentando proyec- A los autores se les escapa el movimiento. Esta aparente
tos de salud, educación, cultura, etc. La represión instrumen- paradoja no es exclusiva de los psicólogos. El enfrentamiento
tada por el régimen militar podría explicar la transacción de la de los proyectos de cambio con su base material es una vieja
que hablamos más arriba. A partir del exilio argentino en historia, que ha dado a luz a múltiples instituciones. En esta
México tuvimos conocimiento de una psicología distinta. Si contradicción se sitúan los procesos de modernización de las
bien esta psicología era conocida en círculos reducidos, no es diferentes disciplinas. La psicología, y en especial esa psicolo-
sino hasta este momento que se dieron las condiciones para su gía social que se generó en Argentina, encuentra en esta
difusión. contradicción la condición para su institucionalización, proce-
Es en este contexto que el libro se redacta y se publica. Se so que, a través del fracaso del proyecto que lo animaba, lo
evidencia, o al menos es una posible lectura, un nivel de embalsama convirtiéndolo en una retórica que en algunos
tensión entre una práctica y acción democrática y una práctica casos ha producido buenos dividendos. Si bien las condiciones
conservadora y oficial. Los autores dejan de lado justamente de represión brutal que sufrieron en el periodo político que
el análisis de su implicación y el análisis de la implicación del vivían hicieron dicha institucionalización imposible, ésta se
psicólogo. La demanda, el encargo, no tienen allí ninguna realizó en el extranjero: México, España, Italia han sido lugares
presencia, no son ejes de análisis. ¿Quién encarga esta investi- por donde dichas reflexiones han circulado, no sin dejar alguna
gación (y su reporte)? huella.
Parecería paradójico que los autores elijan un método que Los autores finalizan planteando que este libro "aspira a ser
contradice los supuestos de la posición con la que simpatizan: un vehiculizador de la realidad que ayude a romper con ciertos
la de un psicólogo que construye y actúa en función de un mitos y permita una reelaboración del rol del psicólogo que
cambio revolucionario. Detectan que, por lo menos en algunas propenda a su inserción revolucionaria dentro del proceso
"camadas", la ideología de este cambio se detiene ante la social."(p. 85). Responderíamos, haciendo eco de las palabras
posición social que el mismo psicólogo se ve impelido a finales de la ponencia de Ma. de Lourdes Valenzuela, citando
sostener. El proyecto de cambio aparece como una utopía, a E. Pichón-Riviere, que "si bien todo hecho humano es un
irrealizable en las condiciones cada vez más terribles que se hecho político, la revolución social no se hace desde la
tenían que enfrentar. Tironeado entre su ideología su base psicología".
material, el psicólogo viviría una tragedia alrededor de su
sueño inalcanzable.

111
110
El psicólogo, ¿qué hace? forma de presentar las cosas, si bien es un estilo, no deja de
Un comentario al libro de Catalina Harrsch. ser una ventaja que posibilita la explicitación de opiniones
Editorial Alhambra divergentes.
México, 1985. 255 pp. El prólogo es elocuente, lo escribe Ma. Teresa Lartigue (otra
de las portavoces de algunas de las corrientes básicas como el
Gabriel Araujo Paullada* llamado "Enfoque centrado en la persona" de Carl Rogers), y
nos hace una exposición donde ubica a la autora a través de su
larga experiencia profesional, y así nos dice "... es influida por
los sistemas prevalecientes en esa época: el Psicoanálisis, el
Respondo al encargo de elaborar una suerte de reseña biblio- Conductismo y la Psicología de la Gestalt. En la especializa-
gráfica a fin de incluirla como material a publicar, junto con ción profundiza en la fenomenología, el existencialismo y la
las ponencias y comentarios que sobre la profesión del psicó- psicoterapia autodiectiva; al mismo tiempo revisa los sistemas
logo se hicieron los pasados meses en el "Seminario de las psicoterapéuticos contemporáneos". (p. 15).
Profesiones", coordinado por el Dr. Luis Felipe Bojalil. Posteriormente vemos que esta formación, se suma a la
Este libro fue publicado por la editorial Alhambra Mexica- práctica profesional, donde alterna la práctica privada (clínica
na, hace seis años, (en 1982), me resultó un muy buen pretex- principalmente)con el trabajo institucional, desempañándose
to, si tomamos en cuenta que no es un texto aislado, obra de como docente e investigadora, hasta que en 1978 la nombran
un autor desligado de todo tipo de institución formadora de Coordinadora de la licenciatura en Psicología. La combinación
psicólogos, sino que se trata de lo que Catalina Harrsch escribe de estos conocimientos y estas experiencias, conforman una
y sugiere como resultado de una larga trayectoria de trabajo y mirada que tiende idealmente a la conjunción, a la construc-
de pertenencia en la Universidad Iberoamericana. ción de estructuras articulables con otras nuevas posiciones.
Podemos decir que estamos ante una carta abierta (en el Esto sin embargo, no deja de lado el papel privilegiado,
doble sentido el epistolar y el del juego de naipes) puesta sobre formativo e ideológico (en su más amplia expresión) de algu-
la mesa, donde no se ocultan ni los intentos de un eclecticismo nas teorizaciones que quizá para algunos no siempre puedan
(tal vez afortunado), y de una complementariedad de los complementarse. Me refiero a las aproximaciones de Carl
diversos marcos referenciales, ni las adhesiones, compromisos Rogers y Erick Erickson.
y aplicaciones de las diversas teorías y prácticas relativas al El primero y último capítulo son transparentes. Para ellos
quehacer del psicólogo en México. elijo dos párrafos que muestran esta claridad; el primero dice:
De todo esto se "habla" en el libro, y por si fuera poco, se "El sentido de responsabilidad del psicólogo con la sociedad
menciona también el trasfondo ético que debe prescribir y se dará en la medida en que este crezca* y se desarrolle como
proscribir la conducta del profesional de la psicología. Esta persona*, en que se cuestione los objetivos de su quehacer
científico y en que experimente un sentido de identidad* dado
" Profesor de la División de Ciencias Sociales y humanidades UAM-Xochimilco
* Cursivas mías.

112
113
por la integración gradual de sus conocimientos y experiencias Rogers, Alport y Erickson. Miradas reorganizadas a costa de
como persona* y como profesional"! En el otro párrafo (pág. una larga trayectoria de esfuerzo e intenciones unificadoras.
21 y 22), menciona: Síntesis donde la psicología centrada en la persona (en el
"El experimentar en sí misma las vicisitudes por las que campo de la conciencia, en el aquí y el ahora), se articula y
atraviesa una persona que hace la elección vocacional de ser reubica (y tal vez se subordina) a la mirada tolerante del
psicólogo y decide formarse en esta disciplina, así como la psicoanálisis representado por Erickson, un psicoanalista (psi-
preocupación por la trascendencia del rol profesional como cólogo del Yo y sociólogo cultural de antecedentes socialistas)
agente del cambio social que supone el logro de una identidad "abierto", que admite retrabajar diversas categorías como "per-
profesional y por ende de conciencia y responsabilidad social llevó sona", o como "crecimiento" desde una de sus categorías fun-
a la autora a plantearse los siguientes cuestionamientos: damentales: la identidad.
¿Qué tipo de persona es el psicólogo? ¿Qué proceso de Con esta categoría, Erickson articula individuo-sociedad, a
crecimiento se da en él a lo largo de su formación profesional? través del proceso de socialización (otra categoría), donde el
¿Qué cambios ocurren en la estructura de su personalidad como proceso misma está dividido en edades (o subcategorías), que
resultado de su actividad profesional? ¿Existe una reacción firma- derivan y apuntan de y hacia la noción de desarrollo: Desarrollo
tiva o deformativa en la persona que estudia la Psicología? Epigenético.
"En síntesis, el estudiante, en el periodo de formación Así, con y desde Erickson, Harrsch construye y ofrece una
académica, logra estructurar un sentimiento de identidadcomo propuesta que oriente la formación del estudiante de Psicolo-
profesional de la Psicología, el yo como psicólogo?* gía, y logre de este profesional una persona capaz de experimen-
Hasta aquí lo esencial del texto. Con esto vemos como se tar un sentimiento de integridad. El psicólogo, entonces, será
resumen, se entrecruzan y se mezclan (y desde luego se inten- aquel que ha logrado (así termina el texto) "la síntesis de suyo
tan ciertos efectos como el de convencer, por ejemplo) los individual con los conocimientos, actitudes, valores y técni-
propósitos y los deseos, los intentos, las intenciones y los Enes, cas desarrolladas a lo largo de la formación y actividad
las explicaciones y las implicaciones, la ilusiones, las certidum- profesional".
bres, las simulaciones y las dudas, las creencias y los saberes. La lectura de este libro nos remite a revisar nuestras pro-
Con todo lo anterior, se desprende, se adivina, se interpreta puestas de formación en la Unidad Xochimilco.
y se lee, una concepción humanista de sociedad (sociedad Los planteamientos de Catalina Harrsch son una (la) res-
cambiable por esos llamados agentes de cambio social). También puesta. Son, creemos, la ilusión de unidad. Son la articulación
leemos desde una concepción humanista lo que sería el "sujeto coherente de los planos que van de la teoría y la técnica de la
psicológico" (que no psíquico, donde el centro se desplaza de fundamentación ética y psicológica de la praxis profesional del
"la persona" al Inconsciente), el "sujeto" con identidad, el psicólogo.
"sujeto" integrado. Nuestro quehacer en Xochimilco ha sido distinto. Nuestra
Así, este sujeto psicológico (persona-individuo-"yo") será historia partió de una visión totalizante y de una certidumbre
una síntesis de las miradas quizá distintas, quizá opuestas dr mucho mayor a la que hoy en día nos aqueja. No tenemos, ni
* Cursivas mías. sabemos la respuesta, dudamos, y por tanto, seguimos buscando.

114 115
Psicología social en México: una propuesta
Ana Amuchástegui*
Eugenia Vilar
Martha Rivas

Este trabajo constituye el reporte final de la carrera de psico-


logía de la UAM-X y partió de la necesidad de construir un
marco de referencia para nuestra práctica social y profesional.

Reflexiones Antes de abordar cualquier problemática específica debía-


mos contextualizar la práctica enmarcándola con principios o
hipótesis que nos permitieran ingresar al mercado de trabajo
desde un conocimiento más o menos claro tanto del entorno
socio-político-cultural como de nuestra concepción de psico-
logía social. De esta manera podríamos, efectivamente, inter-
venir en problemas relevantes y contribuir al cambio haciendo
consecuente el proyecto de la Universidad con un proyecto
nacional democrático.
Partiendo de un análisis del momento socio-político-cultu-
ral de México y reconociendo la hegemonía del estado inten-
tamos establecer el papel que juega el psicólogo en cuanto
intelectual orgánico a ese estado y en cuanto profesional inser-
to en un proyecto alterativo de sociedad. En ese marco llega-
mos a la conclusión de que la psicología social que puede
coadyuvar a ese proyecto alternativo ha de ser aquélla que se
sitúe en el campo de dicha hegemonía (pensando ésta corno la
combinación de consenso y coerción) y más precisamente en
el campo del consenso. Esto es, aquel proceso mediante el cual

* Profesoras de la División de Ciencias Sociales y Humanidades. UAS1-X.

117
el bloque dominante ejerce la "dirección intelectual y moral de más a lo realmente humano, lo confina a un estado de some-
la sociedad" que dirige. Estudiando este proceso, profundizan- timiento e inconsciencia y lo obliga a venerar a aquél que en
do en sus mecanismos, alcances y eficacia; así como penetran- realidad es su enemigo.
do y desentraíando los resultados que se obtienen en los La psicología social debe profundizar en estos fenómenos
sujetos que consienten es que el psicólogo social puede inte- primarios y sus mecanismos, que al ser afectados sosteni-
grarse como un elemento más que participe en poner fin a la damente por las demandas de un proyecto individualista,
"eficacia histórica" de la ideología dominante; sólo así, con arbitrario y culpígeno —a través de sus aparatos ideológico-
una visión a la vez global y particular de su quehacer podrá culturales— renuevan permanentemente en los sujetos situa-
colaborar en retirar la adhesión -la más de las veces inconscien- ciones de peligro y temor al cambio, afectos que los harán
te- a un proyecto hegemónico autoritario y antidemocrático. permanecer afiliados a modelos, patrones y condiciones de
El psicólogo social ha de ubicarse en donde se entrecruzan sometimiento que les impiden acceder a un nivel positivo de
lo subjetivo y lo colectivo, lo individual y lo social; allí donde identificación afianzada horizontalmente y abrir lo privado
se encuentran los procesos psíquicos individuales y los grupa- particular a la experiencia humana colectiva, sin temor a
les imbuidos por lo social. sucumbir en tal empresa.
Ha de insertarse en el campo de la mediación como proceso
y abordar los mecanismos y dinámicas que lo constituyen.
Algunos de estos mecanismos que son -en parte- exteriores
al sujeto permiten propagar las concepciones ideológicas apo-
yándolas sobre construcciones culturales de antemano desa-
rrolladas. Otros -producidos al interior del individuo- se
patentizan como elementos contradictorios y disposicionales
inherentes al desarrollo humano facilitan la asimilación indi-
vidual de las consignas estatales. Estos elementos -los psíqui-
cos son el último eslabón del trinomio aparato ideológico
-aparato mediador- aparato psíquico el cual sintetiza por un
lado, la esencia contradictoria de todos los procesos mencio-
nados, y por otro, el lugar de incidencia de nuestro quehacer
profesional.
He aquí, pues, lo sustancial de nuestra propuesta. Aquellos
fenómenos necesarios para la socialización del ser humano,
paradójicamente, se transforman en su contrario antagónico
por efecto de una excesiva opresión, normativización y censura
sociales. Lejos de cumplir con su cometido final: alejar al
hombre de la animalidad y -por medio de la cultura- acercarlo

118 119
psicólogos. Es muy prematuro señalar cual de las especialida-
Desarrollo de la psicología en México des que se vislumbran decidirá finalmente la próxima etapa de
Rosa María López Hernández* desarrollo de la psicología mexicana.
Sin embargo hay algo seguro; las condiciones para que se
desarrolle la psicología están determinadas por el fin de la
década de los ochenta y por lo tanto la expansión de la
psicología estará dada por la actual crisis; ya que esto plantea
una situación nueva a los psicólogos.
Por otro lado y sin entrar en detalle, se va observando que
¿Dónde empieza la historia de la psicología cn México? esta pregunta es
la psicología en México sí tiene un pasado importante que es
de varias respuestas; la nuestra indica que es importante tomar en prioritario rescatar del olvido.
consideración los trabajos (de varios autores), ya que nos señalan la En la década de los sesenta ocurrieron cambios importantes
existencia y práctica de principios filosóficos, médicos psiquiátricos y en las áreas de enseñanza, investigación y práctica de la psico-
podía decir psicológicos entre comunidades prehispánicas de México logía. Por un lado se incrementó notablemente la demanda de
particularmente entre los aztecas.
alumnos. Se mejoraron los programas, se fortalecieron los
(Alvarez y Ramírez, 1979, op, 325) cursos con nuevos profesores, se introdujeron las prácticas en
hospitales, laboratorios, escuelas y clínicas, se iniciaron traba-
En este trabajo se presenta un esbozo de los acontecimientos jos de investigación junto con universidades extranjeras y se
históricos, antecedentes al estudio y práctica de la psicología, incorporaron programas nuevos de neuroanatomía y neurofi-
comprendida en la década de los setenta y ochenta; por lo siología que promovieron el interés por la investigación y la
tanto considero que este trabajo es arduo y que no puede psicología experimental.
terminarse de la noche a la mañana. Es a partir de 1966 y como consecuencia de la caída del Dr.
Investigar y elaborar un análisis crítico e histórico de la Ignacio Chávez que el movimiento estudiantil lleva a la recto-
psicología nos ha llevado a comprender la práctica profesional ría al Ing. Javier Barros Sierra, quien moviliza la Reforma
y el currículum del psicólogo actual y cómo esto ha repercutido universitaria, y en nuestra disciplina el departamento se vuelve
sobre todo en el año de 1977, cuando se produjo un deslinde colegio en 1968, en un lugar independiente a la Facultad de
terminante del conductismo mexicano del estadounidense, Filosofía y Letras (UNAN), es en esta época cuando la psicolo-
sobre la base de que México, un país en desarrollo, tiene otras gía se vuelve profesional, se abren las nuevas especialidades,
necesidades en cuanto a la teorización en psicología, las prio- además de la clínica se crean las áreas de educativa, del trabajo,
ridades sociales y la práctica psicológica. También se critica a social y experimental, se configura un plan de estudios, que
la psicología desde la perspectiva de las ciencias sociales mar- imponía una duración de cinco años para el nivel profesional.
xistas pues ha encontrado gran eco en la nueva generación de Este programa como apunta Díaz-Guerrero (1976), estaba
sobrecargado de materias como; estadística, diseño experi-
• Profesora de la División de Ciencias Sociales y Humanidades. UAM-Xochimilco mental, construcción de pruebas psicológicas; desgraciada-

121
120
mente el colegio no contaba con personas suficientemente impartía, influyendo esto en los procesos educativos; básica-
preparadas para estas cátedras y su enseñanza fue difícil. mente en los que se refiere al nacimiento de nuevos modelos
Llegan los primeros enviados a Estados Unidos formados pedagógicos; producto significativo de este movimiento es la
en una nueva corriente, representada por el conductismo nor- creación de la Universidad Autónoma Metropolitana en
teamericano como Emilio Ribes, Gustavo Fernández, Serafín 1974. En donde la resistencia para extenderse más allá de la
Mercado y Luis Castro, que se inclinaron por el cognoscitivis- represión abrió caminos a la apertura política y a la alternativa
mo. En 1967, se llevó a cabo el Primer Congreso Mexicano de pedagógica modular.
Psicología, celebrado en la ciudad de Jalapa, Ver., organizado Por otra parte el impacto que causó este movimiento a la
por la Sociedad Mexicana de psicología. Esta fue la primera mayoría de los estudiantes, gran parte de ellos hoy maes-
ocasión en que se dio a conocer el resultado de la producción tros(as), en las distintas escuelas y facultades de psicología, nos
de la investigación y del ejercicio profesional del psicólogo obligó a buscar nuevos caminos que nos permitieran participar
mexicano. en la transformación social.
Para bien o para mal, el segundo periodo de cambio inicia Es también a fines de esta década de los sesenta cuando se
la norteamericanización de la psicología mexicana y el desarro- ubica uno de los cambios más interesantes que ha tenido la
llo de las concepciones experimentales, como consecuencia de psicología en nuestro país el desarrollo de la llamada "psicolo-
los cambios, el colegio tiene una sobrepoblación estudiantil y gía Conductual". ¿Qué causas fueron las que determinaron que
la politización domina la Universidad. este modelo se desarrollara en nuestro país? ¿Por qué el con-
Buscando su identidad y un campo de trabajo específico, así ductismo y no otra teoría?
como incidir en la toma de decisiones, los psicólogos, al decir Hay que destacar dos hechos relevantes, primero no fue
de Lara Tapia, buscaron en la psicología experimental la op- hasta 1973 que se creó la Facultad de Psicología, y segundo el
ción que les permitiera lograr sus objetivos apoyados por los psicólogo fue reconocido como profesional hasta principios dr
viajes masivos a universidades extranjeras por un programa de 1974 y que la formación, que antes de la década de los sesenta,
traducción de textos bastante amplio, por la realización de fuera con una orientación clínica, demostró en gran medida la
múltiples congresos y por la llegada de estudiantes becados, el necesidad de buscar nuevos caminos que le permitieran inde-
impulso experimental fue cobrando fuerza. Además, la apertu- pendizarse teórica y profesionalmente.
ra del Centro de Investigación en Ciencias del Comportamien- No podemos dejar pasar de largo cómo en la década de los
to bajo la dirección del Dr. Rogelio Díaz Guerrero, permitió setenta el problema de la masificación en la educación superior
al Colegio desarrollar investigaciones extensas sobre desarrollo influyó en todas las carreras universitarias, caso concreto la
humano y cultura. carrera de psicología; esta situación la corrobora Velasco Fer-
Ya a finales de la década de los sesenta se desarrolló en nández (1978), al informarse que en la universidad más grande
nuestro país, uno de los movimientos más importantes de e importante del país la UNAM, la carrera de psicología, por
nuestra historia contemporánea -el movimiento estudiantil ejemplo creció de mil alumnos en 1968 ascendió a 3 mil cn
del sesenta y ocho- originando a través del cuestionamiento 1971, y a 4 mil en 1972, y por lo tanto pasó de un modesto
de las estructuras educativas y del tipo de enseñanza que se décimo primer lugar en 1971, a un sexto lugar en 1976 se

122 123
incrementó en 180.4%, en relación a las carreras más pobladas logía con Héctor Brust-Carmona; Doctorado en psicología
de esta institución. ¿Cómo podemos interpretar esto? o la clínica, con Santiago Ramírez (recientemente fallecido).
carrera de psicología es garantía de éxito profesional en el 3. En licenciatura se encuentran las prácticas en hospitales
mercado de trabajo?, ¿las prioridades nacionales requieren de para el área clínica; en empresas para área industrial; y colegios
una gran número de psicólogos? para actividad profesional.
Todo esto trae consigo una política educativa que como 4.- La creación de nuevas estructuras académicas y de inves-
señala Axel Didriksson, asistimos a la propuesta en marcha de tigación que garantizaron su desarrollo futuro, así como la
una política contradictoria, una política que en lugar de favo- difusión de la psicología científica.
recer el desarrollo social de la educación la trastocó y la hizo La estructura general de la facultad adquirió un carácter
errática e inequitativa. departamental que se consideró idóneo, tanto a nivel de licen-
Durante estos años se apuntalaron las tendencias de la ciatura como de posgrado.
deformación del sistema de educación superior que hoy pre- Aquí debemos hacer hincapié corrigiendo algunas distorsio-
senta una escasa vinculación de la enseñanza y la investigación nes que fue política de la Dirección el respeto absoluto a todas
con la resolución de los problemas del desarrollo económico las corrientes psicológicas, permitiéndose el desarrollo repre-
sentativo de las mismas, lo que permitió un perfil con una
o productivo.
Sin embargo, todos estos problemas políticos y sociales se amplia gama de posibilidades profesionales y teóricas. El ma-
reflejaron en la naciente facultad de psicología, como por yor desarrollo de algunas tendencias fue consecuencia simple-
ejemplo, las otras corrientes reacj-inaron contra el psicoaná- mente del mayor o menor trabajo de quienes las representan y
lisis y se aliaron en un frente común. La época del psicoanálisis del grado de practicidad que ofrecían como porciones nuevas
se veía ahora como pasada de moda. en las necesidades de profesionalización del psicólogo.
La historia se repetía, era una corriente más. El conductismo Los programas de estudio estuvieron basados en el plan de
tomaba fuerza (aquí no es posible olvidar a los grandes maes- 1971, organizándose su situación en el currículum y dotándolo
tros de los años sesenta. de objetivos instruccionales de que carecían. Además se dio
Gustavo Fernández, Emilio Ribes, Arturo Bouzas, Francis- origen a la especialidad en desarrollo infantil, bajo la dirección
co Montes, Ely Rayeck, Florente López, Javier Aguilar, Jorge de Jorge Peralta, y posteriormente de Vicente García.
Molina, Serafín Mercado, Chela Rodríguez, Ma. Luisa Mora- La explosión demográfica de estudiantes aspirantes generan
les, entre otros. Con estos maestros se programaron estrategias nuevos problemas. Le tocó a la dirección del Dr. Lara, la
de tipo marginal paralelas al sistema académico formal que responsabilidad y el privilegio de haber participado en los
representó los inicios de una nueva organización. esfuerzos iniciales para la fundación de las escuelas de psicolo-
Durante la dirección del Dr. José Cueli, se consiguieron gía social y de psicología educativa, que fueron sugeridas por
logros importantes, por ejemplo: ellos y que hoy en día pertenecen a la Universidad Autónoma
Metropolitana... Esta concepción rebasó los intereses pura-
1. La creación de grupos de trabajo en comunidad.
mente clínicos y enmarcó a la psicología en el ámbito de los
2. La creación de nuevas especialidades, maestrías en análisis
experimental de la conducta con Luis Lara Tapia; psicofisio- grandes problemas nacionales.

125
124
Posteriormente se fundó el Consejo Nacional para la Ense-
ñanza e Investigación en Psicología (CNEIP) iniciando con
ocho escuelas del país y que agrupan en la actualidad cerca de
cuarenta.
La historia nunca transcurre gratuitamente y hoy, la psico-
logía se encuentra en una mejor posición para juzgar la com-
plejidad que implica el estudio del hombre. Por lo tanto, en la
actualidad se ha suscitado nuevamente una vigorosa y encen-
dida discusión que se enfoca a los fundamentos mismos de la
disciplina psicológica y a su sustrato metodológico y episte-
mológico, a los enfoques teóricos y a su relevancia social ya
que la psicología en México ha atravezado por múltiples crisis
y ha salido de éstas profundamente transformada. Todo esto
ha hecho que la psicología se enfrente a una crisis que creemos
no se resolverá a corto plazo, en este sentido parece paradójico
Las Profesiones en México Núm. 6
afirmar a la vez la necesidad de cambio como necesidad vital Psicología
en la búsqueda de un psicología "alternativa" que permita La tipografía, impresión y acabado
ubicar claramente qué papel va a desempeñar en la sociedad. estuvo a cargo de
PSS Asesoría Editorial,
Fernando Montes de Oca N° 3-A,
Col. Condesa, México, D.F.
Junio de 1990
Esta edición es de 1000 ejemplares.

126