Está en la página 1de 19

En cuanto al conocimiento y su importante relación con la sociedad, autores como

Lane y Bell (1976) hablan de una sociedad a la que se ha denominado sociedad del
conocimiento. Al mismo tiempo y en la última parte del siglo XX e inicios del siglo
XXI, las TIC han tenido un impresionante desarrollo al grado de convertirse en
causa y consecuencia de transformaciones que favorecen la evolución de una
sociedad industrializada y del mundo globalizado, a la que se denomina: sociedad
de la información.

A partir de lo anterior, se dice que “…la capacidad de las TIC para reducir muchos
obstáculos tradicionales, especialmente el tiempo y la distancia, posibilitan, por
primera vez en la historia, el uso del potencial de estas tecnologías en beneficio de
millones de personas en todo el mundo” (Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la
Información, 2003). Hecho que conlleva a reconocer que hablar de las TIC ya no es
un término de moda, sino un concepto cotidiano.

Por tanto, hoy en día, la educación implica la incorporación y el uso intensivo de las
TIC convirtiéndose esto en un hecho habitual y al cual la UAEM se adapta más allá
del equipamiento tecnológico o de las capacidades del recurso humano, centrando
su atención en el uso de las TIC como parte esencial en la formación de sus
alumnos, quienes forman parte de una generación que no ha conocido el mundo
sin internet y para los cuales las tecnologías digitales son mediadoras de gran parte
de sus experiencias (UNESCO, 2013). Es decir, les permite desarrollar destrezas
distintivas, por ejemplo: adquieren gran cantidad de información fuera de la
escuela, toman decisiones rápidamente y están acostumbrados a obtener
respuestas casi instantáneas frente a sus acciones. También, tienen la
sorprendente capacidad del procesamiento paralelo, son altamente multimediales
y, al parecer, aprenden de manera diferente (OCDE, 2010).

A partir de ello se infiere que estos avances tecnológicos en los ámbitos tanto de la
información como de la comunicación han originado cambios significativos en
procesos educativos, como: la planeación, el diseño, la implementación y la
evaluación de la enseñanza y el aprendizaje en las diferentes modalidades
educativas.

Al respecto, la UAEM hace su principal oferta educativa en dos modalidades: la


primera es la educación escolarizada y la segunda, la educación no escolarizada
con los sistemas de enseñanza virtual, a distancia y abierta.

29

Modalidad de estudios escolarizada en la UAEM

En la modalidad de estudios escolarizada, la UAEM ofrece estudios de Nivel Medio


Superior, Superior y Avanzados. Esta modalidad se caracteriza por la relación
personal académico-alumno, donde la coincidencia espacial y temporal es la clave
y con la presencia regular de ambos a la institución se propicia un esfuerzo
inmediato.

El académico es el encargado de conducir y transmitir los conocimientos a los


alumnos por medio de métodos y estrategias de enseñanza-aprendizaje factibles.
En el caso de la educación media superior se dota al estudiante de conocimientos
generales, habilitándolos para ingresar a los estudios profesionales y, en el caso de
la educación superior, se le forma, prepara y capacita para ejercer actividades
profesionales en un campo del conocimiento determinado.

La modalidad de estudios escolarizada se caracteriza, entre otras cosas, por:

• La concurrencia de habitantes de entornos cercanos con tiempo disponible


• Enseñanzas que requieren destrezas manuales o habilidades sociales
• La figura del académico como la fuente básica de información, la cual
complementa con otros medios didácticos
• Ser el académico quien suele marcar el ritmo de los aprendizajes
• Emplear métodos básicamente verbales
• Guiar hacia el trabajo colaborativo
• Asistir a personas jóvenes que, por lo regular, tienen menor responsabilidad
social

La interacción académico-alumno enriquece los conocimientos, las experiencias y


los momentos de reflexión, que contribuyen a la formación del estudiante como
persona y profesional.

Es así que la Institución ofrece más de 80 programas educativos y un bachillerato


general en la modalidad escolarizada, bajo un currículum oficial aprobado por el H.
Consejo Universitario, donde los alumnos cursan las UA o asignaturas ofertadas,
de cuatro a seis horas diarias de lunes a sábado, ofreciendo diversos espacios
físicos para el proceso educativo, entre aulas, bibliotecas, laboratorios, museos,

30

talleres, departamentos de atención administrativa, auditorios, jardines,


estacionamientos y cafeterías.

Por lo anterior, brinda una educación frente a frente docente-alumno, donde la


interacción, las experiencias con el académico y otros compañeros, las prácticas y
lecciones que día a día se registran dentro de un aula o un laboratorio enriquecen
los conocimientos.

La experiencia de la UAEM en esta modalidad ha sido grata y con miles de


egresados de las aulas de las escuelas, planteles y facultades que forman esta
Institución. Afortunadamente cada vez son más los jóvenes que desean formarse
dentro de ésta y desafortunadamente pocos los espacios físicos que se les pueden
ofrecer.

Modalidad no escolarizada

Otra modalidad educativa bajo la cual la UAEM oferta sus programas educativos a
Nivel Medio Superior (Bachillerato Universitario a Distancia, BUAD), Nivel Superior
(seis programas de estudios profesionales), Estudios Avanzados (tres programas
de maestría y uno más de doctorado) y educación continua es la modalidad no
escolarizada con sistema de enseñanza a distancia.

Al igual que la educación escolarizada, en esta modalidad se educa con calidad,


pero con la singularidad de proporcionar mayor flexibilidad a los estudiantes. Su
principal característica es el diálogo didáctico mediado entre docente y estudiante,
ambos ubicados en espacios geográficos diferentes y donde los estudiantes tienen
como objetivo principal aprender de forma independiente y también colaborativa
(García Aretio, 2011).

Los principales rasgos de la educación no escolarizada con sistema de enseñanza a


distancia son:

! Separación física del docente y el estudiante


! Estudio independiente, el estudiante controla tiempo, espacio y ritmos de
estudio, de acuerdo con un periodo escolar establecido
! Comunicación e interacción mediadas síncrona y asíncronamente entre
docente-estudiante, de éstos entre sí, y con los contenidos y recursos
tecnológicos
! El soporte de una institución que planea, diseña, produce materiales y da
seguimiento al proceso de aprendizaje a través de asesoría y tutoría, así como
evalúa y acredita los aprendizajes

31

LA MODALIDAD EDUCATIVA MIXTA

1. Objetivo

Promover el desarrollo y aplicación de formas innovadoras de generar, transmitir y


aprender conocimiento a través de la combinación de los sistemas de
administración de la enseñanza de las modalidades escolarizada y no escolarizada.

2. Principios de aprendizaje

La modalidad mixta adopta la combinación de sistemas de enseñanza escolarizada


y no escolarizada dando lugar a adaptaciones en las propuestas de enseñanza y en
la forma de apropiar el conocimiento, para tal efecto será necesario desarrollar
nuevas acciones instruccionales, habilidades y destrezas, tanto de los docentes
como de los estudiantes, así como en el diseño y aplicación de recursos didácticos
y en consecuencia de las prácticas para evaluar el aprendizaje.

Sin embargo, se reconoce también que el conocimiento no es una copia de la


realidad, sino una construcción que el individuo realiza con los esquemas que
posee y con los que ya construyó en su relación con el medio que le rodea; esto
implica que el sujeto es responsable de su propio proceso de aprendizaje, que la
actividad mental constructiva se aplica con los conocimientos que se tienen y que
el alumno al apropiarse del conocimiento reconstruye objetos ya construidos

El hecho de que la actividad constructiva del estudiante se aplique a contenidos de


aprendizaje preexistentes, condiciona el papel del profesor, ya que su función no
puede limitarse únicamente a crear las condiciones óptimas para que el alumno
despliegue una actividad mental constructiva, rica y diversa, sino que lo convierte
en un facilitador que debe orientar esta actividad a fin de que la construcción del
alumno se acerque de forma progresiva a lo que significa y representa el
conocimiento adquirido.

Bajo estas consideraciones, la propuesta de la modalidad mixta establece los


siguientes principios rectores para promover el aprendizaje en los estudiantes:
• El modelo presupone flexibilidad que deberá manifestarse en diversos
aspectos operativos, lo que impactará a su vez en los procesos de
planeación académica y administrativa, sobre todo en su capacidad para
adaptarse a los cambios ya que lo que esta modalidad propone es que las

32

acciones de enseñanza se lleven a cabo en escenarios diversos,


considerando tanto los que ofrece la UAEM como los que se establezcan
por convenio o por iniciativa de los alumnos.
• De igual manera la flexibilidad deberá hacerse valer en la diversificación e
intercambio de roles entre docentes y alumnos en el entendido de que
habrán de adaptarse a nuevas y diversas propuestas de aprendizaje,
enseñanza y evaluación, así como en la forma de aplicar los apoyos
didácticos a situaciones cambiantes de enseñanza.
• Dado que la propuesta mixta implica para los alumnos cierta autonomía, se
deberá impulsar su capacidad para investigar a partir de estrategias
relacionales de búsqueda y construcción de conocimientos, validar las
fuentes de consulta, distinguir acerca de la calidad de la información,
analizar de manera crítica los significados de la información y utilizar los
recursos digitales que se encuentran a su disposición con propósitos de
colaboración y que contribuyen al desarrollo de competencias.
• En cuanto a incluir innovaciones en las estrategias de enseñanza, se
propone la incorporación de técnicas de enseñanza como la solución de
casos, problemas y proyectos, así como la creación de comunidades
virtuales de aprendizaje.
• El uso de recursos digitales como simuladores y tutoriales inteligentes,
recursos digitales y aplicaciones para dispositivos móviles, serán sólo
algunos de los diversos ambientes de aprendizaje que deberán incorporarse
a las innovaciones que esta modalidad educativa demanda.
• Esta modalidad educativa considera que el proceso de enseñanza y de
aprendizaje se fundamenta en los fines educativos, los materiales de apoyo,
los contenidos curriculares y las metodologías que lo soportan. Todo
mediado y articulado por recursos tecnológicos que dan soporte a la
comunicación que se establece entre los diferentes agentes, a través de la
interacción e interactividad.
• La interacción constituye uno de los elementos fundamentales que
permitirán la construcción del conocimiento a partir de la interactividad
presencial o virtual entre los agentes educativos, las comunidades de
aprendizaje apoyadas en las propuestas tecnologías de información y
comunicación, los planes y programas de estudio, y el soporte en la
normatividad y administración institucionales.
• En esta modalidad la función docente, concebida como una actividad
reflexiva y crítica para acompañar al alumno y facilitar que éste aprenda a
aprender de manera autónoma, adquiere particular importancia en cuanto a

33

la capacidad para crear ambientes propicios para la interacción cara a cara,


la comunicación y el trabajo colaborativo.
• La propuesta reconoce la capacidad autogestora del alumno para llevar a
cabo de manera responsable las acciones de aprendizaje, investigación,
ejecución, coevaluación y autoevaluación de las tareas encomendadas.
• La evaluación como mecanismo que provee información para gestionar la
calidad de la enseñanza, deberá ser continua y permanente, con base en el
desempeño observado en los estudiantes.
• El aprovechamiento máximo de los recursos asignados en beneficio del
equilibrio que se da entre el incremento de la oferta y calidad educativa.

3. Métodos de enseñanza y estrategias de aprendizaje

La propuesta de enseñanza ha de considerar las características de la modalidad de


aprendizaje mixta:
• Coincidencia entre lo presencial y lo virtual, combinando clases
convencionales y virtuales, tiempos presenciales y no presenciales,
recursos digitales y trabajo colaborativo
• Emplea lo positivo de la enseñanza mediada de manera virtual y de la
enseñanza presencial, con base en el uso de situaciones de aprendizaje
que difieren en espacio, tiempo y coincidencia entre los agentes
• El estudiante tiene un papel activo en su aprendizaje, el rol del docente es
de facilitador, mediador y dinamizador
• Utiliza diferentes tipologías de comunicación para propiciar la
interactividad sincrónica o asincrónica, tutoría presencial o virtual,
comunicación textual, auditiva, visual y audiovisual
• Emplea una diversidad de técnicas de enseñanza centradas en el
estudiante, enfocándose en el objetivo de aprendizaje más que en el
medio para llevarlo a cabo

En cuanto a las consideraciones didácticas tendríamos:


• Desarrollar en el estudiante el aprendizaje autónomo y sus habilidades en
el uso de las TIC para el trabajo académico
• Estimular en el estudiante la comunicación, la interacción y el intercambio
de ideas
• Proporcionar el uso en materiales didácticos para el desarrollo y apoyo
del proceso de aprendizaje: bibliografía impresa, documentos

34

electrónicos, direcciones (URL) en internet, videoconferencias,


conferencias grabadas, entre otras fuentes
• Proporcionar una acción de tutoría acorde con la modalidad
• Estimular al estudiante en su rol como responsable de su aprendizaje

La estrategia deberá basarse en la combinación de actividades presenciales y


virtuales, dosificando el contenido a partir de actividades de trabajo individual
hasta propuestas de trabajo colaborativo, procurando mantener una evaluación
constante a lo largo del proceso de aprendizaje, y eligiendo indicadores y criterios
acordes al desempeño y resultados esperados en cada etapa de la planeación
instruccional.

4. Caracterización de los agentes de la modalidad educativa mixta

Profesor
Es la persona que posee los conocimientos y habilidades que pueden ser
compartidos con los alumnos, y es el responsable de gestionar la unidad de
aprendizaje.

Debe cumplir con el siguiente perfil:


• Dominio de su campo de conocimiento
• Formación psicopedagógica en la modalidad en la que se desempeña
• Manejo de las tecnologías de la información y comunicación
• Capacidad para definir el plan de trabajo (encuadre y reglas de
participación del curso)
• Talento para seleccionar los medios de comunicación e información que
apoyan el proceso de enseñanza-aprendizaje
• Capacidad para asesorar, guiar y orientar al alumno en la construcción del
conocimiento
• Ingenio para fomentar el desarrollo de habilidades para aprender a
aprender, aprender a hacer, aprender a ser y aprender a convivir y a
colaborar
• Cuenta con la visión y el talento para vincular la aplicación de la teoría con
la práctica
• Habilidad para motivar al alumno a alcanzar los objetivos de aprendizaje.
• Aptitud para llevar el seguimiento de los avances académicos del alumno
y ofrecer retroalimentación de acuerdo con su desempeño

35

• Preparación para evaluar los conocimientos y habilidades adquiridos por


los alumnos
• Capacidad para evaluar e interpretar el desempeño de los alumnos
• Ingenio para proponer y diseñar material didáctico
• Talento para producir ambientes en los que el conocimiento puede ser
creado, explorado e interconectado
• Capacidad para proponer mejoras a los materiales de apoyo
• Potencial para proponer y desarrollar proyectos de investigación
relacionados con el campo de acción de la práctica docente

Tutor
Ofrece al estudiante una orientación sistemática para apoyar su avance académico
conforme a sus necesidades y requerimientos particulares a fin de que se adapte,
integre, permanezca y egrese en las mejores condiciones posibles.

Deberá cumplir con el siguiente perfil:


• Capacidad para conocer la situación individual de cada tutorado e
identificar áreas de interés y oportunidad a fin de ofrecerles orientación
educativa y sobre aspectos académicos-administrativos
• Talento para diseñar planes de trabajo tutorial y llevar el seguimiento de
las actividades acordadas con sus tutorados
• Habilidad para apoyar al estudiante en la identificación y logro de sus
metas.
• Experiencia para intervenir en aspectos relacionados con motivación,
organización del tiempo de estudio y selección de carga académica,
vinculados directamente con el desempeño del estudiante
• Inteligencia para mantener una comunicación abierta con sus tutorados
• Disposición para coadyuvar a que el tutorado sea y se sienta integrado a
una comunidad de aprendizaje
• Disposición para informar sobre los apoyos que ofrece la institución a los
alumnos (cursos, becas, orientación, actividades culturales y deportivas,
etcétera)
• Potencial para proponer y desarrollar proyectos de investigación
relacionados con el campo de acción de la práctica tutorial

Estudiante

36

Como resultado de las características de la modalidad educativa mixta el


estudiante lleva la responsabilidad sobre su proceso de aprendizaje y el desarrollo
de habilidades específicas para un desempeño óptimo, por lo que deben tenerse
en cuenta los requisitos de ingreso y formación propedéutica, de modo que el
alumno conozca sobre la interacción que establecerá con los contenidos a través
de los materiales didácticos, con los docentes en los espacios académicos y con
sus pares por medio de las actividades grupales.

En este contexto, el alumno debe cubrir el siguiente perfil:


• Conocimiento de las características de la modalidad educativa mixta
• Capacidad para administrar su proceso de aprendizaje
• Responsable de su propio aprendizaje, con aptitudes para el trabajo
colaborativo
• Habilidad para realizar actividades de planeación y administración del
tiempo
• Capacidad para evaluar sus logros y avances académicos
• Experiencia en el manejo eficiente de las TIC como recursos de apoyo
al aprendizaje y a la socialización
• Aptitud para desarrollar y potenciar habilidades de búsqueda,
clasificación, discriminación y análisis crítico de la información
• Habilidades para la comunicación oral y escrita
• Disposición para integrarse a comunidades de aprendizaje
• Proactivo
• Innovador
• Desempeñar un rol como mediador e interlocutor en los procesos
pedagógicos de otros alumnos

37

Recursos de apoyo

Los materiales didácticos y de apoyo constituyen el soporte fundamental de los


contenidos curriculares, al propiciar el estudio independiente y el aprendizaje
autónomo, además de posibilitar la interacción alumnos-docentes y de los alumnos
entre sí, así como la interactividad de alumnos y docentes con los contenidos.

Con las TIC es posible producir recursos de apoyo integrando texto, imagen, audio,
animación, video, voz grabada y almacenarlos en repositorios para ser leídos desde
un computador o dispositivo móvil.

Los recursos de apoyo al aprendizaje deben caracterizarse por:


• Su potencial para motivar al estudiante ofreciendo formas innovadoras
para presentar los contenidos
• Facilidad, rapidez y ubicuidad de acceso a fuentes de información
• Capacidad para mejorar la comprensión de procesos o algoritmos
mediante la simulación o experimentación vicaria en la que la
interacción con el estudiante permite controlar variables o mostrar
elementos que en condiciones de aula serían imposibles
• Promover el aprendizaje autónomo respetando el ritmo y cadencia
personal para la comprensión y ejercitación
• Ser accesibles, atractivos y fáciles de operar e incorporar a las
planeaciones instruccionales
• Adecuados como apoyo didáctico para que los estudiantes observen,
clasifiquen, jerarquicen, descubran por sí mismos y utilicen
eficientemente la información
• Capacidad herramental didáctica al servicio de estrategias
metodológicas apoyadas en una fundamentación sólida del docente
• Facilitar la aproximación a conceptos abstractos, complejos y de difícil
comprensión
• Adecuarse a las características personales y culturales de los
estudiantes: a sus edades, niveles de madurez, diferencias individuales
• Servir de apoyo para el docente. Las guías y manuales de trabajo son
herramientas que permiten aproximarse al conocimiento y que facilitan
la construcción de los conceptos, pero no deben sustituir los procesos
cognitivos de los estudiantes.

38

5. Procedimiento para el desarrollo de cursos para la formación virtual

Lineamientos

1. El propósito de estos lineamientos es apoyar la metodología y la decisión para


ofrecer objetivos y contenidos de aprendizaje en los estudios profesionales
mediante una formación virtual, teniendo en cuenta que la tecnología favorezca
y mejore la calidad del aprendizaje, es decir, que en todo proceso educativo se
privilegie la dimensión pedagógica y que la tecnología sea un medio, muy
importante, pero no un fin. La producción e implementación de recursos
educativos para un ambiente virtual de aprendizaje, debe ser parte del diseño
instruccional, siendo ésta la garantía de rigor y calidad del proceso formativo.

2. La conceptualización y operación del desarrollo de cursos mediante el sistema


de enseñanza virtual en el Reglamento de Educación Media Superior a Distancia
y en los estudios profesionales se fundamenta en los artículos 2, 109, 110, 111,
112, 113, 114 y 115 del Reglamento de Estudios Profesionales.

3. Estos lineamientos se limitan al ámbito del diseño instruccional, como unidad


básica del plan de estudios, por lo que deberán complementarse con criterios a
cumplir en la plataforma del sistema de educación no escolarizada, el proyecto
curricular, el modelo pedagógico, el sistema tutorial, el sistema de evaluación,
entre otros aspectos. El diseño instruccional se realizará como proceso
sistémico con actividades interrelacionadas que nos permiten crear ambientes
que realmente faciliten, de forma mediada, los procesos de construcción del
conocimiento.

4. El diseño, instrumentación y operación de cursos en el sistema de enseñanza a


distancia se sustentará en el análisis de entornos virtuales de aprendizaje
(EVA), cuyo cometido es promover el comportamiento educativo esperado y
que se establece en los programas de estudio oficiales de la Institución. Un
estudio básico para orientar el EVA puede ser la selección de las asignaturas
con mayor peso en el número de horas teóricas y donde las horas prácticas
prescindan de la manipulación de herramientas, instrumentos, equipos o
procedimientos manuales de manera directa, por parte de los estudiantes.

5. El análisis sobre EVA debe apoyar la decisión sobre adquirir o desarrollar los
materiales que faciliten el proceso de enseñanza-aprendizaje, como

39

herramientas que proporcionan información, guías y escenarios para el


aprendizaje. Este análisis debe centrarse en la congruencia entre la
funcionalidad del material y las características del objetivo que se persigue. En
la operación de un programa en el sistema a distancia, deben evitarse las
reproducciones de materiales utilizados en la modalidad escolarizada o en
programas similares, como la digitalización de libros o guías de ejercicios para
que sólo sean descargados y leídos en la computadora.

6. El análisis para el desarrollo de EVA se realizará para cada una de las unidades
temáticas que integran la asignatura, por lo que sus resultados darán lugar al
dictamen1 sobre la(s) unidad(es) de aprendizaje que deberá(n) impartirse de
manera escolarizada, las que combinarán la enseñanza escolarizada y no
escolarizada, y aquellas que puedan ofrecerse plenamente en la modalidad no
escolarizada. El análisis de EVA debe promoverse como parte de la primera
fase del modelo de desarrollo siguiente: Análisis, Diseño, Desarrollo,
Implementación, y Evaluación.

7. Con el objetivo de introducir gradualmente al alumno en los entornos virtuales


de aprendizaje, y las distintas actividades en la operación de las asignaturas, se
propone que en los primeros dos periodos escolares sólo se integre un mínimo
de 10% y un máximo de 30% de los contenidos en modalidad mixta; del 3er
periodo escolar y hasta el 7º un mínimo de 30% y un máximo de 60% (3-4
semestre en el NMS) y del 8º al 10º periodo escolar (5 y 6 en NMS) se podrá
integrar un mínimo de 50% y hasta el 100% de los contenidos en modalidad
mixta.

8. Durante el primer año escolar hasta dos UA podrán ser impartidas totalmente
en el sistema de enseñanza virtual. Del 3er al 7º periodo escolar hasta dos UA
por semestre y del 8º al 10º semestre se podrá considerar la totalidad de UA.

9. Los cursos que se impartan en cualquiera de las modalidades educativas


referidas, asegurarán la misma calidad de los aprendizajes y de la formación, es
decir, siendo viable su desarrollo desde el punto de vista normativo, técnico y
ético. Su diferencia estará en los métodos de enseñanza, experiencias de
aprendizaje, recursos educativos y funciones del personal docente.


1
Este dictamen podrá ser vigente hasta la entrada en vigor de una reestructuración curricular.

40

10. El análisis sobre EVA apoyará la decisión sobre la adquisición o desarrollo de


los recursos didácticos que, conforme a la normatividad específica y la calidad
pedagógica, permitan promover los conocimientos, habilidades, destrezas y
valores esperados, mediante estrategias de aprendizaje, formativas, de
refuerzo y evaluativas. Las preguntas que debe contestar este análisis, son:
¿Qué tipo de material es el más apropiado para promover este objetivo y
contenido de aprendizaje (en particular)? ¿Ese material está disponible en el
mercado o en alguna institución educativa? ¿Es posible elaborar ese recurso
con las características deseables para que promueva el tipo de aprendizaje y
en el nivel de desempeño esperado, con base en nuestra capacidad
institucional?

11. Los recursos didácticos que hasta ahora se identifican con usos en la formación
virtual, y que podrán ser objeto de adquisición o desarrollo para usos concretos
al objetivo de aprendizaje que interesa promover, son: Aplicaciones (Apps),
Audiolibros, Biblioteca digital, Blogs, Buscadores de información, CHAT (textual
o multimedia), Comics, Correo electrónico (textual o multimedia), Digitalizador o
generador de imágenes, Ediciones multimedia, Enciclopedia digital, Foro de
discusión (pares, asesores y tutores), Foros electrónicos, Guiones de estudio,
Hipertextos, Hoja de cálculo, Juegos, Mensajería electrónica, Modelador de
fenómenos, Organizador de información, Organizadores gráficos (Bubbl, Cmap
Tools, Prezi), Películas, Pizarrón electrónico (de mensajes, compartido),
Presentaciones y ejercicios en Word o Excel, Procesador de texto, Programa
para compartir multimedios (You Tube, Scribe, Slide Share, We transfer,
Dropbox), Redes sociales, Salas de trabajo, Salones virtuales, Simulador de
procesos, Sistema de automatización de procesos, Sistema de reconocimiento
de patrones, Sistemas expertos, Sitios en la red, Traductores y correctores de
idiomas, Tutorial, Videoconferencia, Videos (expositivos y formativos),
Videoteca, Wikis, entre otros.

12. La decisión sobre los contenidos que puedan ofrecerse en el sistema de


enseñanza a distancia, deberá tener en cuenta la viabilidad de su costo,
disponibilidad, accesibilidad, tiempo de instalación o construcción, pero sobre
todo, su calidad, es decir, la interactividad educativa, cognitiva y social, que
promueve. De manera paralela al itinerario de la interactividad educativa del
material didáctico, se desarrollará el programa de tutoría académica para
motivar, asesorar, resolver dudas, supervisar, y orientar a los alumnos.

41

13. Los académicos que participen en el análisis de EVA deberán estar acreditados,
certificados o designados por la Institución para ése propósito. Este equipo,
coordinado por un diseñador instruccional para el desarrollo de materiales
didácticos en entornos virtuales, debe reunir un conocimiento sólido de la
materia de estudio (docentes o expertos en la disciplina), sobre las teorías de
aprendizaje (psicólogo) y las estrategias didácticas (pedagogo), y respecto a
las TIC aplicadas a la educación (ingeniero-educador-ingeniero).

42

43

44

Trabajos citados
Araujo Viloria, A. (2016). La educación b-learnig como estrategia para la enseñanza
de la correcta escritura. Revista Arbitrada Del Centro De Investigación Y
Estudios Gerenciales (Barquisimeto-Venezuela), 14-24.
Bartolomé-Pina, A. (2008). Entornos de aprendizaje mixto en educación superior.
Revista Iberoamericana de Educación a Distancia, 11.

Cabero, J. y Llorente, M. C. (2008). “La alfabetización digital de los alumnos.


Competencias digitales para el siglo XXI” en Revista Portuguesa de
Pedagogía, 42, 2, 728. (ISSN: 0870418).
Castaño, Raimundo; Cristina Jenaro y Noelia Flores (2017). “Percepciones de
estudiantes del Grado de Maestro sobre el proceso y resultados de la
enseñanza semipresencial-Blended Learning” en RED. Revista de Educación
a Distancia, 52, Artículo. 2. 30-Ene-2017 disponible en
http://www.um.es/ead/red/52
Colin, L. (2017). Using ICTS and Blended Learning in Transforming TVET. UNESCO.
Obtenido de http://unesdoc.unesco.org/images/0024/002474/247495e.pdf
Galvis Panqueva, Álvaro Hernán y Liliana del Carmen Pedraza Vega (2013).
Desafíos del Elearning y del Blearning en educación superior. Universidad de
los Andes, Centro de Innovación en Tecnología y Educación. Disponible en:
https://conectate.uniandes.edu.co/images/pdf/desafios_conectate.pdf
García Aretio, L. (2011). Perspectivas teóricas de la educación a distancia y virtual.
Revista Española de Pedagogía, 255-271.
Islas Torres, C. (2014). El B-learning: un acercamiento al estado del conocimiento en
Iberoamérica, 2003-2013. Apertura. Revista de innovación educativa, 86-97.
Larson, R. &. (2008). Recursos educativos abiertos para el aprendizaje mixto en las
escuelas secundarias: superar los obstáculos en los países en desarrollo.
Journal of Asynchronous Learning Networks , 85-103.

Schunk, D. H. (2012). Teorías del aprendizaje. Una perspectiva educativa (6ª ed.).
México: Pearson Educación.
Turpo Gerbera, O. W. (2010). Contexto y desarrollo de la modalidad educativa
blended learning en el sistema universitario iberoamericano. Revista
Mexicana de Investigación Educativa, 15(45), 345-370.
UAEM. (2007). Reglamento de Estudios Profesionales. Toluca, México, México.
UAEM. (2008). Reglamento de Estudios Avanzados. Toluca: UAEM.
UAEM. (2009). Plan General de Desarrollo 2009-2021. Toluca: UAEM.
UAEM. (2014). Modelo educativo del sistema de educación a distancia de la
Universidad Autónoma del Estado de México. Toluca: UAEM.
UAEM. (2015). Currículo del Bachillerato Universitario 2015. Toluca: UAEM.

45

También podría gustarte