Está en la página 1de 2

RAZÓN SOCIAL: ASOCIACIÓN DE PEQUEÑOS PRODUCTORES AGROPECUARIOS DEL MUNICIPIO DE

FRESNO TOLIMA

SIGLA: ASOLANDES

NIT: 900788841-4

MUNICIPIO: FRESNO

DEPARTAMENTO: TOLIMA

TELÉFONO DE CONTACTO: 3143825868

MISIÓN

Producir y comercializar productos agropecuarios de excelente calidad para satisfacer las


necesidades de los consumidores; mejorar las condiciones de vida de los asociados, sus familias y
la comunidad, dando facilidad a los productores asociados al acceso a oportunidades y servicios
para proyectarse en el mercado y ser competitivos con responsabilidad y cumplimiento.

VISIÓN

En el 2030 la Asociación de Pequeños Productores Agropecuarios del municipio de Fresno Tolima


ASOLANDES se habrá posicionado a nivel nacional e internacional como una empresa auto
sostenible en la producción y comercialización de productos agropecuarios con responsabilidad
ambiental, generación de condiciones óptimas de vida de los asociados y desarrollo regional
sostenible.

HISTORIA

La iniciativa de un productor cuando el precio del café estaba muy bajo, buscando que mediante
el trabajo en equipo podría mitigar los efectos sucedidos en esa época, siendo así convocó a otros
9 amigos de la vereda Los Andes para buscar una solución y aunar esfuerzos, la idea inicial era
formular un proyecto para construir un secadero de café comunitario, el cual se pasó a la
gobernación y no resultó ni el radicado

ASOLANDES, en sus inicios creada en Junio de 2014 como una asociación de pequeños caficultores
de una vereda (Los Andes) en el municipio de Fresno norte del Tolima, representa el esfuerzo, las
ganas de salir adelante y la constancia de sus asociados, los cuales empezaron a ver las bondades y
nuevas alternativas para producir frutas especialmente aguacates y plátanos en sus tierras y que
año tras año se convierte en una de sus principales entradas para su sostenimiento.

Asolandes y el municipio de Fresno era un masivo consumidor de agroquímicos, dispuesto a


probar por moda cualquier molécula química que matara vida en pro de conseguir buenas
cosechas, sin darse cuenta que también ellos y sus hijos, esposas y familiares deterioraban su
salud, pero que aún así eran tímidos y no se concebía otra manera de producir sus frutas, además
porque el modelo caficultor que conocían demandaba producir de la misma manera. Los grandes
recetarios para hacer la aplicación de la semana hicieron gastar enormes sumas de dinero de éstos
pequeños productores, y cada vez las plagas y las enfermedades de sus cultivos crecían y ya no se
veían resultados, se debía probar una nueva molécula la que fuera y estuviera de boca en boca.

No fue fácil iniciar el modelo de Agricultura Tropical en el Tolima pero Asolandes fue de las
asociaciones pioneras en dejarnos probar con mucho escepticismo “esa vaina de la Agricultura
Tropical”.

Asohofrucol ha sido muy insistente, y con el convencimiento serio y audaz de producir bajo el
modelo de Agricultura Tropical, las familias integrantes de Asolandes y gran parte del municipio de
Fresno se han volcado a producir alimentos a muy bajos costos bajo éste esquema y hoy en día
promueven sus bondades a donde quiera que van. Asohofrucol ha sido muy insistente, y con el
convencimiento serio y audaz de producir bajo el modelo de Agricultura Tropical, las familias
integrantes de Asolandes y gran parte del municipio de Fresno se han volcado a producir
alimentos a muy bajos costos bajo éste esquema y hoy en día promueven sus bondades a donde
quiera que van. Asolandes es una asociación inquieta, y ve como uno de sus grandes objetivos
para 2020 certificar en predio exportador al menos 6 integrantes de su asociación, ya tiene
convenios con comercializadoras reconocidas como Paltolima, y varios de sus asociados ya venden
y exportan aguacate has con la comercializadora Hass Colombia. Un proceso que ha iniciado
apenas con 2 de sus productores pero que jalonan una gran incursión en el mercado internacional,
ese en el que todo el mundo quiere estar pero que muy pocos muy agradecidos con el modelo de
Agricultura Tropical producen sus cosechas sin el temor a que su producto sea rechazado.

También podría gustarte