Está en la página 1de 3

1.1 La Reforma constitucional del 2011, su impacto en el sistema jurídico mexicano.

La citada reforma fijó un cambio de paradigma en el sistema del derecho mexicano, tomando como base
fundamental los derechos humanos como eje rector, siempre buscando proteger, salvaguardar, promover y
respetar los mismos a través de las garantías consagradas en la carta magna, ocasionando el cambio a la
décima época.

Asimismo, se ha promovido su incorporación en las legislaciones de las entidades federativas, velando por el
principio pro persona, en el que las autoridades deben apegarse siempre por el respeto a los derechos
humanos, en cualquier ámbito de aplicación, prefiriendo a la persona sobre cualquier norma, tratado o
disposición de carácter general, lo que considero ha sido el cambio de paradigma más importante en las
últimas décadas, fijando conciencia en la importancia de las personas sobre cualquier interés de las
autoridades.

1.2 Los alcances del expediente varios 912/2010.

Los efectos del citado expediente han sido trascendentales y positivos para la interpretación y aplicación del
control de convencionalidad difuso, brindando la posibilidad de que los jueces ordinarios accedan ex oficio a
la protección de los derechos humanos, si bien, no a través de la declaración de inconstitucionalidad, pero si
mediante la inaplicabilidad de disposiciones que vulneren dichos derechos, no obstante, que deba invocarse
en cada instancia en la que pretenda aplicarse.

De igual forma, resulta importante el haber quitado la exclusividad al Poder Judicial de la Federación la
defensa y protección de los derechos humanos, otorgando dicho beneficio a los jueces del orden común, pues
es un hecho que el acceso se encontraba limitado de forma elitista.

1.3 Los alcances del parámetro de regularidad derivado de la contradicción de tesis 293/2011.

Después de analizar el cambio de paradigma en materia de derechos humanos, así como el control de
convencionalidad difuso, resulta de vital importancia analizar el parámetro de regularidad para efectos de
establecer de alguna manera la jerarquización de las normas que imperan en nuestro sistema y orden
jurídico, de forma particular, el criterio emitido en contradicción, que estableció la armonía de la Constitución y
los tratados internacionales, exceptuando los casos de restricción, bajo los cuales debe prevalecer el texto
constitucional.

Ahora bien, es importante resaltar el voto en contrario del ministro Cossío Díaz, el cual estableció que el
parámetro de regularidad se ve afectado por la restricción de derechos humanos en el texto constitucional que
debe prevalecer frente a las fuentes convencionales, lo cual parece limitar una ponderación en la protección
de los derechos humanos, afectando el principio pro persona.

Por último, el haber establecido efectos vinculantes en los litigios en los que el estado mexicano haya sido
parte y efectos orientadores en los que no lo haya sido, parece pugnar con la defensa de los derechos
humanos, puesto que por una parte se reconocen los derechos humanos, aunque no se otorguen de forma
plena.
Tesis: 2a./J. 21/2014 Gaceta del Semanario Judicial de la
Décima Época 2005825        5 de 10
(10a.) Federación
Jurisprudencia
Segunda Sala Libro 4, Marzo de 2014, Tomo I Pag. 877 (Constitucional,
Laboral)

TRABAJADORES DE CONFIANZA AL SERVICIO DEL ESTADO. SU FALTA DE ESTABILIDAD EN EL


EMPLEO RESULTA COHERENTE CON EL NUEVO MODELO DE CONSTITUCIONALIDAD EN MATERIA
DE DERECHOS HUMANOS.

La actual integración de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación estima que el criterio
que ha definido a través de las diversas épocas del Semanario Judicial de la Federación, al interpretar la
fracción XIV, en relación con la diversa IX, del apartado B del artículo 123 de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos, en el sentido de que los trabajadores de confianza al servicio del Estado sólo
disfrutarán de las medidas de protección al salario y gozarán de los beneficios de la seguridad social, resulta
acorde con el actual modelo de constitucionalidad en materia de derechos humanos y, por tanto, debe
confirmarse, porque sus derechos no se ven limitados, ni se genera un trato desigual respecto de los
trabajadores de base, sobre el derecho a la estabilidad en el empleo. Lo anterior, porque no fue intención del
Constituyente Permanente otorgar el derecho de inamovilidad a los trabajadores de confianza pues, de
haberlo estimado así, lo habría señalado expresamente; de manera que debe considerarse una restricción de
rango constitucional que encuentra plena justificación, porque en el sistema jurídico administrativo de nuestro
país, los trabajadores de confianza realizan un papel importante en el ejercicio de la función pública del
Estado; de ahí que no pueda soslayarse que sobre este tipo de servidores públicos descansa la mayor y más
importante responsabilidad de la dependencia o entidad del Estado, de acuerdo con las funciones que
realizan, nivel y jerarquía, ya sea que la presidan o porque tengan una íntima relación y colaboración con el
titular responsable de la función pública, en cuyo caso la "remoción libre", lejos de estar prohibida, se justifica
en la medida de que constituye la más elemental atribución de los titulares de elegir a su equipo de trabajo, a
fin de conseguir y garantizar la mayor eficacia y eficiencia del servicio público.

Amparo directo 25/2012. Salvador Arroyo Barboza y/o Barbosa. 29 de mayo de 2013. Cinco votos de los
Ministros Luis María Aguilar Morales, Alberto Pérez Dayán, José Fernando Franco González Salas, Margarita
Beatriz Luna Ramos y Sergio A. Valls Hernández; Margarita Beatriz Luna Ramos votó en contra de
consideraciones y Luis María Aguilar Morales votó con salvedades. Ponente: Sergio A. Valls Hernández.
Secretario: Luis Javier Guzmán Ramos.
Amparo directo 35/2012. Arturo Sánchez García. 29 de mayo de 2013. Cinco votos de los Ministros Luis
María Aguilar Morales, Alberto Pérez Dayán, José Fernando Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna
Ramos y Sergio A. Valls Hernández; Margarita Beatriz Luna Ramos votó en contra de consideraciones y Luis
María Aguilar Morales votó con salvedades. Ponente: Sergio A. Valls Hernández. Secretario: Luis Javier
Guzmán Ramos.
Amparo directo 67/2012. Diana Guadalupe Paz Turrubiates. 5 de junio de 2013. Cinco votos de los Ministros
Luis María Aguilar Morales, Alberto Pérez Dayán, José Fernando Franco González Salas, Margarita Beatriz
Luna Ramos y Sergio A. Valls Hernández; Margarita Beatriz Luna Ramos votó en contra de consideraciones y
Luis María Aguilar Morales votó con salvedades. Ponente: Alberto Pérez Dayán. Secretario: Jorge Antonio
Medina Gaona.
Amparo directo 32/2012. Adán Fernando Chávez Fuentes. 12 de junio de 2013. Cinco votos de los Ministros
Luis María Aguilar Morales, Alberto Pérez Dayán, José Fernando Franco González Salas, Margarita Beatriz
Luna Ramos y Sergio A. Valls Hernández. Ponente: Margarita Beatriz Luna Ramos. Secretario: Fausto
Gorbea Ortiz.
Amparo directo 55/2012. Gabriel Martínez Cruz. 12 de junio de 2013. Cinco votos de los Ministros Luis María
Aguilar Morales, Alberto Pérez Dayán, José Fernando Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos
y Sergio A. Valls Hernández; Margarita Beatriz Luna Ramos votó en contra de consideraciones y Luis María
Aguilar Morales votó con salvedades. Ponente: Luis María Aguilar Morales. Secretaria: Amalia Tecona Silva.
Tesis de jurisprudencia 21/2014 (10a.). Aprobada por la Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión
privada del diecinueve de febrero de dos mil catorce.

Esta tesis se publicó el viernes 07 de marzo de 2014 a las 10:18 horas en el Semanario Judicial de la
Federación y, por ende, se considera de aplicación obligatoria a partir del lunes 10 de marzo de 2014, para
los efectos previstos en el punto séptimo del Acuerdo General Plenario 19/2013.